Está en la página 1de 2

DIALOGO

- Dime, consejero, qu es lo contrario de la felicidad? - Tal vez sea el dolor, mi seor. - Y cul de los dos diras que es ms fcil de obtener? - Claramente el dolor, mi seor. - Entonces, recuerdas en tu vida ms momentos de dolor o de felicidad? - Es difcil pesarlos en una balanza pero me atrevera a decir que he llevado una vida feliz. - En tu opinin, el resto de mi pueblo puede decir lo mismo? - No lo s con exactitud. Al haber sido escogido como consejero vuestro me considero afortunado. - Y para que un hombre sea afortunado, cien deben de conocer la desgracia. - Procuro compartir mi fortuna con aquellos que me rodean. - Pero al final en el mundo existir ms dolor que felicidad. - Vuestro gobierno puede cambiarlo pues que trais la prosperidad a la gente. - Una gota de agua en la corriente del tiempo. No se puede cambiar la naturaleza del hombre. Pocos son los que abandonan este mundo en paz. Consejero, te aferraras a la vida en tus ltimos momentos o estaras satisfecho con el camino recorrido? - Mi seor, un campesino, aunque slo le reste una vida de dolor trata de agarrarse a ella hasta su ltimo aliento. - Ah, pero ellos no lo comprenden. Son completamente distintos a ti consejero. - Yo luchara con todas mis fuerzas. Es inevitable. - La muerte es inevitable por muchos aos que carguen tus espaldas. - Tal vez el futuro que nos aguarda sea ms valioso que la vida que dejamos. - Ese no es el caso de los campesinos. Ellos luchan por miedo. - Tambin tiene esperanzas, mi seor, aunque sean pequeas y dbiles. - Miedo al dolor. Esperanza de felicidad. Siguen siendo antagnicos. Y sigue ganando el miedo.

- Sois muy astuto, mi seor, pero tras esta conversacin no lo har cuando me llegue el momento. - La cuestin, consejero, es encontrar otro camino. Escapar de la trampa de dolor o felicidad. - Sois muy sabio, mi seor. - Y a pesar de ello no consigo que lo veas. - Vuestros ojos ven ms lejos que los mos. - No siempre. De todas formas las letras siguen siendo las mismas para ambos. Quiero que leas este libro que he escrito. - De qu trata, mi seor? - Es un camino. - Lo leer con gran deleite, mi seor.