Está en la página 1de 26

No te preocupes, le cuento un cuento y luego le preparo algo para comer

Haba una vez nia...

una

Muy bonita...

Que se llamaba Caperucita Roja...

Ella viva cerca de un bosque con su mam...

Cierta vez la mam le dijo que llevara la comida para la abuelita...

Pero la abuela viva muy lejos...

En medio de ese bosque. La mam le advirti que tuviera mucho cuidado al cruzarlo, porque ah estaba el lobo feroz...

Caperucita sali y empez a cruzar el bosque.

Cuando iba por la mitad del bosque se le apareci el lobo feroz, y le pregunt: Hacia dnde vas, hermosa nia?

Caperucita, olvidndose de lo que su mam le haba avisado, le cont que iba a casa de su abuelita. Entonces el lobo sali rapidsimo para llegar antes que la nia.

Cuando lleg, el lobo se comi a la abuelita de Caperucita.

Inmediatamente, se puso la ropa de la abuela para esperar a que llegara la nia, y engaarla.

Cuando Caperucita lleg, se encontr al lobo disfrazado de su abuelita, acostado en la cama, pero no lo reconoci.

La nia empez a preguntar: Por qu tienes una nariz tan grande, abuelita? Para oler mejor. Le deca el lobo.

Y por qu tienes unas orejas tan grandes? Para or mejor le responda el lobo.

Y por qu tienes esa boca tan grande? Y el lobo dijo: Para comerte mejor!.

Pero qu crees que pas?

En ese momento, apareci Un cazador!

El cazador mat al lobo feroz, salv a Caperucita y sac a la abuelita de la panza.

As fue que regresaron los tres juntos a casa de la abuela. Muy felices y a salvo.

Y colorn colorado, este cuento se ha acabado.

Vamos a la cocina, que te preparo un sndwich bien, bien rico...