P. 1
FIBROMIALGIA

FIBROMIALGIA

|Views: 397|Likes:
Publicado porselecian1521

More info:

Published by: selecian1521 on Jun 25, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/25/2015

pdf

text

original

FIBROMIALGIA Y OTRAS ENFERMEDADES AMBIENTALES

Alimentación y terapias naturales

SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA, SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE Y ELECTROHIPERSENSIBILIDAD

Arrasate Febrero 2012

Dorleta Martínez (médico) Antonia Nogueiras (dinamizadora)

INDICE DE CONTENIDOS

PARTE I. FIBROMIALGIA
- INTRODUCCIÓN………………………………………………………………………… 6 1. SÍNTOMAS DE LA FIBROMIALGIA..................................... 9 2. DIAGNÓSTCO DE LA FIBROMIALGIA............................... 15 3. ASPECTOS PSICOLÓGICOS………………………………………………… 17

4. CAUSAS DE LA FIBROMIALGIA………………………………………… 19

5. FIBROMIALGIA Y TÓXICOS……………………………………………… 24

6. MECANISMOS DE LA ENFERMEDAD.................................. 27

7. EVOLUCIÓN………………………………………………………………………………… 33

8. FIBROMIALGIA Y EMBARAZO …………………………………………… 34

9. FIBROMIALGIA EN NIÑOS………………………………………………… 35

2

10. TERAPIA DE LA FIBROMIALGIA……………………………………… 36 A. NUTRICIÓN Y ALIMENTOS ECOLÓGICOS……………… 39 B. COMPLEMENTOS NUTRICIONALES…………………………… 71 PLANTAS MEDICINALES NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR C. TRATAMIENTO DE DESINTOXICACIÓN………………… 83 D. EJERCICIO FÍSICO………………………………………………………… 88 E. FISIOTERAPIA………………………………………………………………… 91 F. ASPECTOS EMOCIONALES............................................. 92 (UNA NOTA SOBRE LA TERAPIA COGNITIVOCONDUCTUAL) G. TÉCNICAS DE RELAJACIÓN………………………………………… 98 H. MEDITACIÓN Y CONCIENCIA...................................... 100 I. TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO…………………………… 104 J. OTROS TRATAMIENTOS............................................... 106 - HOMEOPATÍA - ACUPUNTURA - QUIROPRÁCTICA/OSTEOPATÍA K. AYURVEDA………………………………………………………………………… 108

3

PARTE II SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA................. 122

PARTE III SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE………… 133

PARTE IV ELECTROHIPERSENSIBILIDAD………………………

154

BIBLIOGRAFÍA………………………………………………………

161

4

PARTE I

FIBROMIALGIA

5

INTRODUCCIÓN
- La fibromialgia es un síndrome clínico que se caracteriza por dolor muscular crónico generalizado y fatiga. La palabra fibromialgia significa dolor en los músculos y en los tejidos que los conectan con los huesos, o sea, los ligamentos y tendones. Además del dolor y la fatiga, hay otros síntomas que pueden llegar a interferir en la vida de las personas afectadas tanto como el propio dolor. Entre estos síntomas están las alteraciones cognitivas, el sueño no reparador, alteraciones del estado de ánimo, síntomas gastrointestinales, calambres y parestesias, etc. - La fibromialgia se diagnostica cada vez con más frecuencia en la sociedad occidental y predomina en mujeres de entre 20 y 50 años (el 90% de los afectados son mujeres). En España afecta a un 4,5% de las mujeres y un 0,2% de los hombres. - Actualmente se está diagnosticando también en niños y adolescentes, y además en el 25% de los pacientes con fibromialgia, los primeros síntomas aparecieron a los 9-15 años de edad. Así, algunas personas con fibromialgia refieren haber sentido molestias vagas muchos años antes del inicio del dolor difuso, como dolor en piernas o brazos durante la infancia, que fueron interpretados como “dolores de crecimiento”. - Hace unos 30 años la fibromialgia era una afección médica poco conocida. Comenzó a aparecer en la literatura médica hace unos 20 años y actualmente, la fibromialgia es una entidad frecuente. - La fibromialgia está íntimamente relacionada con el síndrome de fatiga crónica /encefalomielitis miálgica. Ambas se consideran enfermedades emergentes, pues aunque se describieron hace bastantes años, su incidencia es cada vez mayor.

6

Para algunos autores, estas dos entidades son manifestaciones distintas de la misma enfermedad, superponiéndose además en el 70% de los casos. Ambas se consideran enfermedades multisistémicas, pues afectan a los sistemas nervioso, hormonal e inmunológico, aunque la fibromialgia afecta sobre todo al sistema nervioso y el síndrome de fatiga crónica a los sistemas nervioso e inmunológico. El síntoma básico de la fibromialgia es el dolor, mientras que el síndrome de fatiga crónica se caracteriza por fatiga debilitante, intolerancia al ejercicio y alteración cognitiva, pero en ocasiones sus síntomas se solapan y es difícil distinguirlas. - Otras dos enfermedades relacionadas con la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica son la sensibilidad química múltiple y la sensibilidad a los campos electro-magnéticos. Estas enfermedades pueden aparecer asociadas o solapadas en una misma persona y hay estudios que están demostrando que la mayoría de las personas que tienen una de estas enfermedades, tienen también las otras tres, en mayor o menor medida. Por ejemplo, más del 90% de los pacientes con sensibilidad química múltiple tienen además fatiga crónica, fibromialgia o electrohipersensibilidad. - Para algunos autores, como el Dr. Pablo Arnold, médico inmunólogo y especialista en medicina ambiental, estas patologías son enfermedades ambientales, que comparten un nexo común: uno de sus factores desencadenantes más conocido e importante es la exposición a los tóxicos presentes en el medio ambiente, es decir, en el agua que bebemos, el aire que respiramos, los alimentos que ingerimos, los productos de higiene personal y de limpieza del hogar, los aditivos alimentarios, los pesticidas, las radiaciones electromagnéticas, etc. - Quizás la epidemia de fibromialgia y otras enfermedades ambientales en la sociedad postmoderna se asienta en unas condiciones de vida insanas.

7

¿Puede el genoma humano, que desde hace centenares de miles de años ha ido reaccionando a las condiciones de vida cambiantes a lo largo de la historia, adaptarse en tan sólo unas décadas a los cambios que se producen a una velocidad imparable en la civilización moderna?. ¿Pueden ser posibles una vida y una supervivencia sanas, sin dolor, bajo un estrés físico y psíquico permanente?. ¿Cómo podemos hacer frente a todos los riesgos medio-ambientales que nos afectan?. - La fibromialgia podría considerarse como una reacción del cuerpo humano frente a unas condiciones de vida sobre las que hemos perdido el control: llevamos una vida sedentaria, rodeados de una tecnología cada vez más complicada, nos alimentamos con alimentos manipulados industrialmente y llenos de tóxicos y respiramos aire contaminado que nosotros mismos producimos. Además, vivimos bajo un estrés físico y psíquico continuos y no tenemos tiempo para dedicarlo a nosotros mismos y a nuestros seres queridos. ¿Puede nuestro cuerpo soportar todo esto sin enfermar seriamente?. - Deberíamos plantearnos si la vida del hombre moderno en las sociedades industriales, altamente desarrolladas, es un camino equivocado. La forma de vida moderna nos impide muchas veces la conexión con lo que somos en realidad, nos identificamos sólo con nuestras emociones, pensamientos, mente cotidiana y cuerpo físico. Muchas personas hemos perdido el contacto con nuestra verdadera naturaleza y la unión con el sentido verdadero de nuestras vidas. Nos hemos alejado de nuestras raíces existenciales. ¿Podemos estar sanos sin la necesaria unión de cuerpo-mente-espíritu?. Cada vez somos más las personas que buscamos el verdadero sentido de nuestras vidas. - Quizás debamos tener en cuenta estos aspectos de nuestra vida para avanzar en el camino hacia la verdadera sanación de la fibromialgia.

8

1. SÍNTOMAS DE LA FIBROMIALGIA
- La fibromialgia puede comenzar con dolores que se extienden por los músculos y articulaciones, dolores de cabeza y astenia intensa. Posteriormente van apareciendo los trastornos del sueño, la irritación intestinal, alteraciones del estado de ánimo y otros síntomas que caracterizan la enfermedad. DOLOR - El dolor músculoesquelético constituye el síntoma más destacado de la fibromialgia. Se refiere generalmente como dolor en los grupos musculares y se acompaña con frecuencia de contracturas musculares. El dolor puede comenzar en una región del cuerpo, como el cuello y los hombros, y extenderse posteriormente a otras zonas como la cadera, las piernas, los brazos, etc. Puede ser especialmente intenso a nivel de la columna vertebral y grandes articulaciones (hombro, rodilla, cadera, etc). - El dolor es impredecible y depende del nivel de actividad física, el clima, los patrones de sueño, la fatiga nerviosa, el momento del día, etc, aunque la mayoría de las personas con fibromialgia siempre siente algo de dolor, sobre todo en los músculos. Las personas afectadas no pueden predecir como se sentirán al día siguiente. - El dolor producido por la fibromialgia ha sido descrito de diversas formas: como ardor, punzada, rigidez e incluso como hipersensibilidad al tacto. En algunas ocasiones, el dolor puede ser bastante severo e incluso incapacitante. - El dolor de cabeza y cara es frecuente, y puede ser debido a que los músculos del cuello o de los hombros están anquilosados o sensibles y transmiten el dolor hacia arriba. A veces el dolor muscular es muy fuerte y agarrota las cervicales y el cuello, ascendiendo luego para provocar una cefalea intensa.
9

- También pueden aparecer cefaleas en forma de migrañas, con sensibilidad a la luz e incluso vómitos. - Una tercera parte de las personas con fibromialgia presentan disfunción de la articulación temporo-mandibular, que afecta a las articulaciones de la mandíbula y músculos correspondientes. - También es frecuente el dolor muscular torácico, en la zona de unión de las costillas con el esternón, lo que se denomina costocondralgia. - Muchos pacientes con fibromialgia tienen una condición neuromuscular conocida como síndrome del dolor miofascial, que se caracteriza por la aparición de puntos extremadamente sensibles o dolorosos, distribuidos en bandas en los músculos u otros tejidos conectivos. En ocasiones aparecen como consecuencia de movimientos repetitivos o posturas incorrectas mantenidas durante mucho tiempo. Su localización más típica es el cuello, los hombros o la cintura. ALTERACIONES DEL SUEÑO - La mayoría de las personas con fibromialgia experimenta trastornos del sueño. Es frecuente que tengan dificultad para dormirse y quedarse dormidas. El sueño en las personas con fibromialgia es tan liviano que se despiertan con frecuencia durante la noche y nunca llegan a dormirse tan profundamente como para descansar y restaurar su cuerpo. A menudo, estas personas se levantan sintiéndose cansadas, incluso después de haber dormido durante toda la noche. - La perturbación del sueño profundo altera muchas funciones importantes del organismo, como las cognitivas, la reparación del tejido muscular o la percepción del dolor. Los trastornos del sueño pueden agravar los síntomas de la fibromialgia.

10

CANSANCIO - Alrededor del 90 por ciento de las personas con fibromialgia experimenta fatiga moderada o severa, menor resistencia al esfuerzo o el agotamiento típico propios de la gripe o la falta de sueño. La fatiga es persistente, con disminución de la resistencia física y mental. - Las personas con fibromialgia pueden experimentar un tipo de fatiga parecido al que ocasiona otra afección, conocida como síndrome de fatiga crónica. Las personas afectadas por este síndrome presentan un cuadro de fatiga debilitante inexplicada de más de seis meses de evolución, evaluada clínicamente, y otros síntomas como dificultad para pensar con claridad o alteraciones de la memoria, dolores musculares o articulares, dolores de cabeza, alteraciones del sueño, malestar durante más de 24 horas después de un esfuerzo, irritación de garganta, hipersensibilidad de los ganglios linfáticos del cuello o los brazos, etc. Algunas personas con fibromialgia tienen síntomas similares a los del síndrome de fatiga crónica y viceversa. Debido a la semejanza entre los síntomas que caracterizan a estos síndromes, algunos expertos creen que las dos dolencias están relacionadas o que representan variaciones de una misma enfermedad. Además es frecuente que ambas coincidan en una misma persona y que sus síntomas se solapen. ANQUILOSAMIENTO - Las personas afectas de fibromialgia, además del dolor, padecen rigidez en todo el cuerpo al levantarse por la mañana o después de estar sentados un tiempo o de pie sin moverse. La rigidez también puede producirse por los cambios de temperatura o humedad del ambiente.

11

PARESTESIAS - Puede existir entumecimiento u hormigueo, sobre todo en manos y pies. Este hormigueo se describe como sensación de picazón o ardor. SÍNDROME DE PIERNAS INQUIETAS - Es un trastorno neurológico que se caracteriza por un impulso incontrolable de mover las piernas, sobre todo cuando se está descansando o bien durante el sueño. PROBLEMAS DE EQUILIBRIO - La afectación de los músculos de los ojos puede producir “confusión visual” al leer un libro, conducir un coche o seguir objetos con la vista. Además, la existencia de músculos débiles o puntos dolorosos en el cuello puede producir desequilibrio. - También es frecuente la hipotensión ortostática, que hace que al incorporarse de forma brusca, se produzca una disminución de la tensión arterial, produciendo mareos, náuseas y dificultad para pensar con claridad. TRASTORNOS COGNITIVOS - Se incluyen aquí la dificultad para concentrarse, lentitud mental, lapsos de memoria, dificultad para recordar palabras o nombres y sentirse abrumados al enfrentarse a varias cosas que hacer al mismo tiempo. CAMBIOS DE HUMOR - El dolor y el cansancio provocan cambios frecuentes en el estado de ánimo. Aquí es importante encontrar el apoyo y la comprensión de las personas que nos rodean.

12

HIPERSENSIBILIDAD SENSORIAL - La hipersensibilidad a la luz, sonidos, contactos y olores es frecuente y al parecer se debe a una hipervigilancia del sistema nervioso. También es frecuente tener frío o escalofríos, o bien calor, sin relación con la temperatura real. SÍNTOMAS ALÉRGICOS - Las personas con fibromialgia pueden tener reacciones parecidas a las alérgicas, relacionadas con diversas sustancias, acompañadas de erupciones cutáneas o picor. La piel puede aparecer seca o con manchas. También pueden aparecer rinitis no alérgicas con dolor en los senos nasales y secreciones nasales. SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE - El 70% de las personas con fibromialgia padecen Síndrome de intestino irritable. Este síndrome se manifiesta en forma de dolores abdominales, gases, distensión intestinal y alternancia de estreñimiento y diarrea. PROBLEMAS GENITO-URINARIOS - Puede presentarse un aumento de la frecuencia o una mayor urgencia para orinar, sin existir una infección urinaria. Algunas personas con fibromialgia presentan una inflamación dolorosa de la pared vesical que se conoce como cistitis intersticial. - En las mujeres, la fibromialgia puede ocasionar que los períodos menstruales sean irregulares y más dolorosos. También puede ocurrir que durante esos días los síntomas de la fibromialgia empeoren.

13

OTROS SÍNTOMAS - Además de los descritos, peden aparecer otros síntomas como ansiedad, mareos, vértigos, convulsiones, fiebre y sudoración nocturna, sensibilidad al frío o al calor, variaciones del peso corporal, dolores de garganta recurrentes, tos seca crónica, sequedad de ojos y boca, cambios auditivos y de visión, palpitaciones, prolapso de la válvula mitral, síndrome del túnel carpiano, sensación de tumefacción en manos, alteraciones respiratorias, relaciones sexuales dolorosas, pérdida de la libido o impotencia, intolerancia al alcohol y sensibilidad inusual a numerosos medicamentos, sustancias químicas, campos electromagnéticos o estímulos ambientales. FACTORES QUE AUMENTAN LOS SÍNTOMAS - La fibromialgia es una enfermedad crónica de naturaleza oscilante. Hay épocas en las que el paciente se siente mejor y otras en las que los síntomas empeoran. En algunas ocasiones, el empeoramiento es en forma de brotes, que son momentos críticos en los que los síntomas se agudizan de manera extrema. A veces, el desencadenante de una crisis es la tensión o un esfuerzo físico, o quizás un estado de ánimo bajo. - Hay diversos factores que influyen en la sintomatología: la actividad física, la fatiga o el exceso de trabajo, la ansiedad o el estrés, infecciones virales, mala alimentación, una lesión muscular o antecedentes médicos de enfermedades que producen inflamación de las articulaciones, como la artritis reumatoide o la poliartritis. - Los cambios de estación y de temperatura también influyen en los síntomas. El dolor, el agotamiento y otros síntomas tienen que ver con el frío, calor y humedad, posiblemente en ese orden. En verano puede disminuir el dolor, predominando el cansancio. En el invierno, el dolor es el protagonista principal. Primero se siente el frío de forma intensa, y después aparece el dolor.
14

2. DIAGNÓSTICO DE LA FIBROMIALGIA
- La fibromialgia no puede diagnosticarse a través de pruebas de laboratorio. Los resultados de radiografías, análisis de sangre y biopsias musculares son normales. Por lo tanto, el diagnóstico se basa en los síntomas y en un examen clínico realizado por un médico. - En 1990, el Colegio Americano de Reumatología desarrolló unas pautas para ayudar a los médicos a diagnosticar la fibromialgia. Según los criterios establecidos por este organismo, una persona tiene fibromialgia si presenta un historial de dolor músculoesquelético generalizado durante un mínimo de tres meses, así como dolor extremo a la palpación digital en 11 o más de las 18 zonas específicas denominadas puntos hipersensibles.

- Los puntos hipersensibles son áreas del cuerpo que resultan dolorosas cuando se ejerce presión sobre ellas.

Esta imagen indica la localización de los puntos hipersensibles

15

- Los puntos hipersensibles se corresponden a músculos o tejido fibroso en las siguientes localizaciones: zona occipital, cervical inferior, trapecio, músculo supraespinoso, segunda articulación cóndro-costal, epicóndilo lateral del codo, glúteos, zona trocantérea y rodillas. - El establecimiento de estos criterios diagnósticos fue determinante para el reconocimiento oficial de la fibromialgia. Así, en 1993, la Organización Mundial de la Salud, en la declaración de Copenhague, reconoció el síndrome de fibromialgia. Según este organismo, se define como una condición dolorosa, no articular, que envuelve los músculos, y es la causa más común de dolor musculoesquelético crónico y generalizado. - Estos criterios diagnósticos se han usado durante mucho tiempo, pero actualmente el diagnóstico se realiza valorando todos los síntomas clínicos del paciente, no sólo el dolor. Así, para el diagnóstico de la fibromialgia, debe existir dolor músculoesquelético generalizado presente al menos los tres últimos meses, sin que exista otra patología que pueda explicar el dolor. Se debe determinar el número de áreas del cuerpo en las que el paciente presenta dolor. Además del dolor, se valoran otros síntomas, con especial atención a la fatiga, el sueño no reparador y las alteraciones cognitivas. Con todo ello, se elaboran el índice de dolor generalizado y el índice de gravedad de los síntomas, que permiten hacer el diagnóstico de fibromialgia y conocer su gravedad. - Para confirmar el diagnóstico de fibromialgia es preciso realizar un examen físico, pruebas de laboratorio y radiografías, para descartar otras enfermedades que pueden producir síntomas similares. Por ejemplo, una tiroides hipoactiva puede causar síntomas similares a los de la fibromialgia, pero se diagnostica fácilmente mediante un análisis de sangre. Aunque se debe tener en cuenta que el hipotiroidismo puede formar parte de las alteraciones asociadas a la fibromialgia.

16

3. ASPECTOS PSICOLÓGICOS
- Hasta hace poco tiempo, la medicina consideraba la fibromialgia como una enfermedad psicológica. Todavía con frecuencia, los pacientes de fibromialgia se diagnostican erróneamente como afectos de ansiedad o depresión, pero la fibromialgia no es una forma de depresión, aunque sí se ha reconocido que uno de los factores desencadenantes de la fibromialgia puede ser el impacto biológico y emocional de diferentes factores estresantes, entre los que se encuentran los traumas físicos o psíquicos. El dolor físico, en ocasiones, puede estar expresando un profundo dolor emocional. - En otras ocasiones, el dolor y el cansancio continuos llevan a la depresión. Así, en el momento del diagnóstico, entre el 30 - 40% de los pacientes pueden tener una depresión o un grado significativo de ansiedad. - La depresión puede aumentar los síntomas de la fibromialgia o dificultar su control, pues por sí misma puede provocar un penetrante dolor físico y emocional difícil de describir. Algunos de los síntomas producidos por la depresión son semejantes a los de la fibromialgia: fatiga, dolor muscular, cefaleas, trastornos del sueño, pérdida de interés en actividades que antes se disfrutaban, etc. - El conjunto de síntomas de la fibromialgia, unido a la dificultad en el diagnóstico, puede desembocar en crisis de ansiedad e incertidumbre, pues se desea llegar a la confirmación de que existe una enfermedad concreta, mientras que se siente el temor de que se trate de una dolencia grave. En estos momentos se precisa el apoyo de los profesionales, se necesita que sean afectuosos, comprensivos y atentos, porque el dolor que sienten los afectados provoca mucho sufrimiento.

17

- Muchas veces, oír el diagnóstico es motivo de profunda alegría y puede suponer una especie de liberación. Por un lado, termina la incertidumbre, y por otro lado, al no tratarse de una enfermedad grave o degenerativa, podemos volver a hacer planes y renovar las ilusiones. - Esto puede ayudarnos a entendernos y cuidarnos más, a interiorizar la enfermedad, a aprender cosas de nosotros mismos que estaban latentes y a valorar más nuestra propia vida. Muchas veces enfrentarse a una crisis médica supone un cambio de valores que nos lleva a vivir una vida más auténtica, basada en relaciones sinceras en las cuales se puedan expresar libremente las emociones y sentimientos. Lo que nos lleva al restablecimiento de la salud es permanecer centrados, conseguir el equilibrio personal y avanzar hacia el conocimiento de uno mismo, aceptando siempre un cierto grado de incertidumbre.

18

4. CAUSAS DE LA FIBROMIALGIA
- Tanto la fibromialgia como el cansancio persistente o la fatiga crónica son enfermedades con sintomatología diversa que representan el resultado de un proceso. Es decir que el dolor, la pérdida de vitalidad y los demás síntomas no son la enfermedad. El dolor es una de las formas que el organismo posee para expresar un desequilibrio, una desarmonía, una pérdida del orden vital. Cuando una parte del organismo duele es porque el orden natural que tiende a la salud, por alguna razón, se ha perdido. El estado de salud, de vitalidad física, mental, emocional y espiritual, es en realidad el resultado del funcionamiento en equilibrio armónico de todos los componentes que constituyen el ser humano. - El cuerpo, la parte más accesible de nuestro ser, es un reflejo de todas nuestras experiencias y de cómo las hemos asimilado. En una persona sana y equilibrada, el cuerpo, los sentidos, las emociones, la mente y la conciencia expresan juntos y en armonía el misterio maravilloso y la belleza de la vida. Una alteración, sea al nivel que sea, puede afectar a nuestra salud. - El origen de la fibromialgia resulta todavía incierto y puede ser multifactorial. Los investigadores especulan que hay muchos factores diversos que, por sí solos o en combinación con otros, pueden causar fibromialgia. Puede existir una predisposición genética, que puede activarse por el impacto biológico o emocional de diferentes factores estresantes, desde una infección vírica o una situación de estrés físico o psíquico importante hasta la exposición a determinados agentes tóxicos o radiaciones electromagnéticas. - La fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica y la sensibilidad química múltiple tienen un nexo común: uno de los factores desencadenantes más claros es la exposición a sustancias químicas tóxicas.

19

Se considerarían, por lo tanto, como enfermedades ambientales. Lo que actualmente también está claro es que estas dolencias no son enfermedades psicológicas, sino que tiene una base orgánica. - Los factores que se han relacionado con la fibromialgia son los siguientes: PREDISPOSICIÓN GENÉTICA - En la fibromialgia parece existir cierta predisposición genética: las posibilidades de sufrir fibromialgia son 2 a 3 veces mayores en los familiares de un paciente con fibromialgia que en la población general. CAMBIOS HORMONALES - Los cambios hormonales pueden contribuir al dolor generalizado, la fatiga y los trastornos del sueño que caracterizan a esta dolencia. Así, se ha visto que los síntomas emperoran con la menstruación y suelen mejorar al inicio del embarazo. Quizás los factores hormonales expliquen en parte porqué es una enfermedad más frecuente en mujeres. TRAUMAS FÍSICOS O EMOCIONALES - En algunas personas con fibromialgia el desencadenante de la enfermedad puede ser un trauma de diferente índole: físico (una accidente con lesiones en cabeza o cuello, una intervención quirúrgica, etc) o psicológico/emocional (traumas de la infancia, una situación de tensión o estrés prolongado, una separación, la muerte de un ser querido, etc). - Un intenso estrés físico o emocional puede ser el desencadenante de la fibromialgia. Durante el estrés crónico se produce una tensión muscular constante, aumenta la percepción del dolor y nos sentimos débiles e irritables. El estrés puede producir pérdida del apetito, fatiga y alteraciones del sueño.

20

INFECCIONES - Otro factor desencadenante puede ser una infección, generalmente vírica, pero hasta el momento no se ha identificado ningún virus ni microorganismo específico. PRODUCTOS QUÍMICOS TÓXICOS - En algunas ocasiones, la enfermedad aparece tras la exposición laboral o accidental a insecticidas, como ocurre en la sensibilidad química múltiple y el síndrome de fatiga crónica, entidades relacionadas con la fibromialgia. - Para algunos autores la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica y la sensibilidad química múltiple son enfermedades medioambientales, relacionadas con la exposición ocasional aguda o bien de forma crónica continuada a productos químicos tóxicos. La acumulación de estos productos tóxicos en nuestro organismo (sustancias químicas, pesticidas, metales pesados, contaminación atmosférica y otros elementos tóxicos, incluidas las toxinas presentes en nuestros alimentos), se considera uno de los posibles factores desencadenantes de estas enfermedades. CONTAMINACIÓN ELECTROMÁGNETICA - A la contaminación química a la que estamos expuestos, se añade la contaminación electromagnética. La electrosensibilidad o hipersensibilidad a los campos electromagnéticos acompaña con frecuencia a las personas afectas de fibromialgia, fatiga crónica o sensibilidad química múltiple, y aumenta los daños producidos por la exposición a productos químicos tóxicos. La contaminación electromagnética procede de los teléfonos móviles y sus antenas de telefonía, los teléfonos inalámbricos, las líneas WiFi, las torres y cables de trasporte de electricidad, los electrodomésticos, etc.

21

TÓXICOS INTERNOS - Otro posible desencadenante de la fibromialgia sería la tóxemia de origen intestinal, relacionada con los tóxicos que se forman en nuestro intestino debido a la alimentación moderna, que favorece la proliferación de una flora bacteriana anómala. Los antígenos (sustancias extrañas para nuestro organismo) procedentes de alimentos mal digeridos y de la flora bacteriana intestinal alterada por nuestra alimentación, se acumulan en el organismo como toxinas, al igual que las toxinas ambientales, y alteran el funcionamiento de diferentes órganos y tejidos. Además estas sustancias provocan una respuesta de nuestro sistema inmune y esto podría contribuir al desarrollo de las enfermedades autoinmunes. HIPERSENSIBILIDAD INTESTINAL - Relacionado con el punto anterior, estaría la hiperpermeabilidad intestinal, que favorece el paso de las sustancias tóxicas de origen intestinal a la sangre. La hipersensibilidad intestinal está en relación con la dieta moderna, el abuso de antibióticos y analgésicos, el alcohol, la cafeína, los aditivos, el azúcar o la existencia de intolerancias a la leche, el gluten, etc. ALTERACIONES DEL SISTEMA INMUNE - En algunas personas con fibromialgia, se han detectado anticuerpos antinucleares o anticuerpos contra la serotonina con mayor frecuencia que en las personas sanas, debido a una alteración en el sistema inmunitario. Esta alteración puede estar favorecida por la acumulación de toxinas en nuestro organismo, tanto de origen externo como interno.

22

OTRAS POSIBLES CAUSAS - Por último, diversos estudios científicos sugieren que algunas personas con fibromialgia presentan niveles anómalos de varias de las sustancias químicas involucradas en la transmisión y amplificación de la sensación de dolor, tanto hacia el cerebro como desde éste. Por ejemplo, se ha observado que pacientes con fibromialgia poseen niveles bajos de serotonina, que es un neurotransmisor que interviene en el estado de ánimo, la fatiga, los ritmos de sueño y descaso y la regulación del procesamiento del dolor. - Se han demostrado también alteraciones de los músculos con niveles de oxigenación disminuidos y una gran disfunción mitocondrial. - Se desconoce si estas alteraciones pueden participar en el desarrollo de la fibromialgia o son consecuencia de esta enfermedad.

23

5. FIBROMIALGIA Y TÓXICOS
- Vamos a profundizar en la relación entre la fibromialgia y enfermedades asociadas (síndrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple) y las sustancias químicas tóxicas. Trataremos la relación entre fibromialgia y radiaciones electromagnéticas en el capítulo dedicado a electrohipersensibilidad. PRODUCTOS QUÍMICOS TÓXICOS - La exposición ocasional aguda o de forma continuada a productos químicos tóxicos es el desencadenante de la sensibilidad química múltiple, e influye de manera decisiva en la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica. Para algunos autores, estas dolencias son enfermedades ambientales: las personas que las sufren son víctimas de la omnipresente contaminación del medio ambiente en las llamadas sociedades desarrolladas. Incluso podrían considerarse como una única enfermedad con diferentes síntomas. Así, la sensibilidad química múltiple está presente al mismo tiempo en un tercio de las personas afectas de fibromialgia o síndrome de fatiga crónica. Se reconoce además que la exposición a productos químicos tóxicos, como los disolventes, perfumes, contaminación o humo de tabaco, puede empeorar los síntomas de la fibromialgia o la fatiga crónica. - Las sustancias químicas tóxicas no sólo pueden causar o empeorar estas enfermedades, sino que pueden ser un factor que impide la recuperación de las personas afectas. - No solamente la tierra, el aire o el mar están contaminados, sino que las personas comenzamos también a presentar síntomas de estar saturados de tóxicos, y nuestro sistema inmunológico empieza a verse afectado por esta profusión social de sustancias químicas sintéticas.

24

- Estamos expuestos a una cantidad de toxinas sin precedentes, sobre todo en las sociedades industrializadas. Nuestros organismos no pueden ya adaptarse a la cantidad de tóxicos a la que están expuestos, y los alimentos desnaturalizados que comemos no nos aportan los nutrientes necesarios para los procesos de desintoxicación de nuestro cuerpo, más bien añaden más tóxicos a nuestro ya sobrecargado organismo. Estos tóxicos se almacenan en diferentes tejidos y dificultan su funcionamiento, o bien provocan una respuesta del sistema inmune, favoreciendo la aparición de las enfermedades autoinmunes. - Las fuentes principales de contaminación por productos tóxicos son la presencia de 100000 sustancias sintéticas tóxicas en el medio ambiente, la multiplicación de las vacunaciones, la cada vez mayor contaminación atmosférica, una alimentación llena de productos tóxicos, los productos de higiene personal o de limpieza del hogar, los ambientes sintéticos de las oficinas modernas, etc. Estos factores actúan por acumulación convirtiendo nuestro organismo en algo frágil y sensible, lo que da lugar al desarrollo de nuevas enfermedades, entre ellas la fibromialgia. - Los tóxicos ambientales afectan a nuestro organismo por diferentes vías: alteran el sistema hormonal, afectan a los neurotransmisores y también alteran las actividades en nuestro organismo de las vitaminas, enzimas, minerales y oligoelementos. Además, la sobrecarga de toxinas del hígado se ha relacionado con el síndrome de fatiga crónica. - La alimentación es hoy en día una fuente importante de tóxicos (pesticidas, aditivos, metales pesados, fármacos, etc). Tomar alimentos ecológicos, libres de pesticidas, es muy importante para nuestra salud, pues estas sustancias se han relacionado con diversas enfermedades, como asma, alergias, alteraciones hormonales, enfermedades del sistema nervioso,

25

como la enfermedad de Parkinson, diversos tipos de cáncer, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple. - En cuanto a los aditivos, uno de los más peligrosos para la salud es el aspartamo o E-951, un edulcorante artificial especialmente tóxico muy utilizado en caramelos, chicles, bebidas de cola, y en general, en la mayoría de los productos etiquetados como “sin azúcar”. El aspartamo es tóxico para el sistema nervioso y se ha relacionado con vértigos, problemas cognitivos, alteraciones visuales, dolores musculares agudos, entumecimiento de las extremidades, hipertensión arterial, retinitis hemorrágica, ataques epilépticos, ansiedad, depresión, tumores cerebrales y síntomas similares a la esclerosis múltiple. El aspartamo puede empeorar los síntomas de fibromialgia en algunos pacientes. - Por otra parte, la intoxicación por metales pesados, por ejemplo el mercurio de las amalgamas dentales o el presente en el pescado y marisco, se ha relacionado con síntomas tales como alteraciones de la memoria, insomnio, fatiga crónica y lesiones de hígado y riñones. El mercurio se ha relacionado con la fibromialgia, fatiga crónica y sensibilidad química múltiple. Otros metales pesados peligrosos son el plomo y el cadmio. - Una de las razones por la que los tóxicos afectan más a las mujeres, es porque tienden a acumularlos más, debido a su mayor cantidad de tejido graso.

26

27

6. MECANISMOS DE LA ENFERMEDAD
- La fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, la sensibilidad química múltiple y la electrohipersensibilidad pueden compartir un mecanismo fisiopatológico similar. Estas enfermedades son consideradas por muchos autores como enfermedades ambientales, relacionadas con la exposición a productos químicos tóxicos y a la contaminación electromagnética. - Es frecuente que estas enfermedades se solapen en una misma persona. Así, entre los pacientes con sensibilidad química múltiple, la mayoría están también diagnosticados de fibromialgia o fatiga crónica, e incluso un 47% están diagnosticados de las tres enfermedades, y no es infrecuente además que se sume a ellas el diagnóstico de electrohipersensibilidad. Es importante valorar en cada paciente cuantas patologías padece, pues el pronóstico puede ser diferente. Para ello es imprescindible determinar el grado de sensibilidad química y ambiental y a las radiaciones electromagnéticas que presentan los pacientes de fibromialgia y fatiga crónica. PÉRDIDA DE TOLERANCIA - La base fisiopatológica de estas enfermedades sería la pérdida de tolerancia a la exposición a muchas productos químicos, a partir de una exposición a dosis altas o bien tras la exposición repetida a dosis más bajas. Al parecer, el cuerpo “tolera” durante algún tiempo los tóxicos. Pero una vez que se siente seriamente agredido o dañado por algo, se sobrepasa el umbral de tolerancia y el organismo comienza a reaccionar de forma ostensible. Los sistemas de desintoxicación del organismo se ven desbordados, lo que se ha detectado en la fibromialgia, la fatiga crónica y la sensibilidad química múltiple Aquí se incluye también el efecto de las radiaciones electromagnéticas.

28

- Según la “ecología clínica”, la carga total de contaminantes acumulados en el organismo acaba desbordando la capacidad de adaptación del mismo. - Los contaminantes llegan a nosotros a través de los alimentos, el agua, el aire, etc, y van acumulándose en nuestro organismo, hasta que, en un momento determinado, a veces tras la exposición a dosis altas, por ejemplo, tras una fumigación en el lugar de trabajo, aparecen los problemas físicos múltiples. - El análisis genético pone a veces de manifiesto la afectación de algunos genes implicados en los procesos de desintoxicación del organismo. - También es frecuente el déficit de nutrientes básicos, ligado a la alimentación moderna. - La pérdida de tolerancia a los tóxicos químicos y radiaciones electromagnéticas estaría pues relacionada fundamentalmente con el nivel de contaminantes acumulados en nuestro organismo, pero también se vería influenciada por factores genéticos y por nuestro estado nutricional. EFECTO DIRECTO DE LOS TÓXICOS - Los tóxicos tienen un efecto directo sobre la función de diferentes órganos y tejidos, incluidos el sistema hormonal, nervioso e inmunológico y además producen un déficit de nutrientes (minerales, vitaminas, enzimas, etc), que altera asimismo el funcionamiento orgánico y tisular normales. LA SENSIBILIZACIÓN CENTRAL - Es posible que la fibromialgia, la fatiga crónica, la sensibilidad química múltiple y la electrohipersensibilidad estén relacionadas con una excitación progresiva de determinadas áreas del cerebro debido a la exposición a sustancias químicas tóxicas y radiaciones elctromagnéticas.
29

- Estas enfermedades han sido definidas como síndromes de sensibilización central. Algunos de los diagnósticos que suelen acompañar a la fibromialgia o al síndrome de fatiga crónica, como el síndrome de dolor miofascial, el síndrome de vejiga irritable, las cefaleas tensionales o migrañas y el síndrome de piernas inquietas, también se pueden incluir en los síndromes de sensibilidad central. - La sensibilización del tejido nervioso se produce a partir de exposiciones reiteradas a determinadas sustancias químicas o radiaciones electromagnéticas, lo que provoca un incremento de la respuesta a estos elementos, incluso a niveles que antes no generaban respuesta, o incluso cuando ha cesado el estímulo. - Un área del sistema nervioso que resulta afectada es el sistema límbico, relacionado con los ciclos de sueño y vigilia, las emociones, las sensaciones de dolor, etc. Las personas con sensibilidad química múltiple estudiadas muestran importantes aumentos de actividad eléctrica en el sistema límbico al verse expuestas a sustancias tóxicas a las que son sensibles. - Una hipersensibilidad del sistema límbico podría explicar los principales síntomas de la fibromialgia, fatiga crónica y sensibilidad química múltiple, como los cambios de humor, los fallos de memoria y percepción sensorial, el dolor generalizado y persistente, etc. - La exposición a ciertas sustancias químicas puede producir asimismo un mal funcionamiento del hipotálamo, el cual interactúa con el sistema inmunológico, el sistema nervioso autónomo y el sistema endocrino. Esto podría explicar algunas de las alteraciones observadas en estas enfermedades ambientales. - En casos de neurotoxicidad, como la que se observa en la sensibilidad química múltiple, se detectan alteraciones en el campo visual, lo cual puede también ser de ayuda para el diagnóstico de esta enfermedad.
30

EXCESO DE ÓXIDO NÍTRICO - También se han demostrado niveles elevados de óxido nítrico en el sistema nervioso en personas afectadas de fibromialgia, fatiga crónica y sensibilidad química múltiple. Estos niveles de óxido nítrico reducen la capacidad de desintoxicación del organismo. El aumento de óxido nítrico puede estar inducido por muchos tóxicos, entre ellos los pesticidas organofosforados y disolventes, además de otros factores como infecciones, traumas físicos o estrés psicológico severo. ALTERACIONES PSICOLÓGICAS - La exposición a determinadas sustancias químicas tóxicas puede producir síntomas de tipo psicológico como ansiedad, ataques de pánico, depresión, etc, debido a que se producen daños físicos objetivos en el sistema nervioso central, perfectamente documentados. Son criterios de toxicología básica. - Los síntomas psicológicos son consecuencia de la toxicidad de muchas sustancias químicas (y radiaciones electromagnéticas) a nivel del sistema nervioso. ALTERACIONES DE LOS NEUROTRANSMISORES - Los tóxicos y las radiaciones electromagnéticas, por ejemplo, las provenientes de teléfonos móviles y sistemas WiFi, alteran las funciones normales de hormonas y neurotransmisores, como la melatonina, serotonina, dopamina, norepinefrina, acetilcolina, etc. Estas alteraciones se han asociado a alteraciones del sueño, déficit de atención e hiperactividad, enfermedades cardíacas, cáncer, Parkinson, alzheimer, depresión, alteraciones de comportamiento, síndrome de fatiga crónica, sensibilidad química múltiple, etc.

31

OTROS MECANISMOS FISIOPATÓLOGICOS - En las personas afectadas por enfermedades ambientales se han demostrado también otras alteraciones, como una gran disfunción mitocondrial, disminución de la oxigenación celular, etc.

A MODO DE CONCLUSIÓN - Las reacciones de sensibilidad son reacciones naturales de nuestro organismo frente a la gran cantidad de contaminantes a los que debe enfrentarse. Pensamos que lo natural es no responder a los cambios artificiales que realizamos en nuestro entorno y que podemos convivir con ellos sin problemas, pero la realidad es que la exposición a los tóxicos no es natural y nuestros organismos no se han adaptado a ellos. Esto se demuestra claramente en el aumento exponencial de otras enfermedades ligadas de alguna manera a la contaminación química: problemas neurológicos, alteraciones del sistema inmunológico, trastornos reproductivos, cáncer, etc. - La acumulación de sustancias tóxicas convierte nuestro organismo en algo frágil y sensible y provoca una disminución progresiva de la inmunidad, lo que favorece el desarrollo de nuevas enfermedades, como las enfermedades ambientales. - En los niños, muchos problemas de déficit de atención, hiperactividad, alteraciones del aprendizaje, asma, alergias, bronquiolitis o catarros frecuentes, intolerancias alimentarias, autismo, ansiedad, insomnio, etc, está vinculados de forma directa o indirecta con la exposición a productos químicos tóxicos y radiaciones electromagnéticas.

32

- El Llamamiento de Paris, realizado en el año 2004, y firmado por el Comité Permanente de Doctores Europeos y una mil ONGs, advertía de que la contaminación química constituye una amenaza grave para los niños, pues son más sensibles a los tóxicos, debido a que sus órganos y tejidos están todavía formándose. - Podemos ahora entender porqué es urgente comenzar a controlar nuestra exposición a los productos químicos tóxicos y las radiaciones electromagnéticas. Esperemos que nuestros gobiernos se tomen en serio el imprescindible y urgente control ambiental tan necesario para nuestra salud.

33

7. EVOLUCIÓN
- La finalidad del tratamiento en la fibromialgia es conseguir una vida plena y activa, aunque esto puede no ser siempre posible. En un estudio, el 80% de los pacientes mejoró de forma cualitativa después de 2 años de seguimiento de la enfermedad. Con la información y el tratamiento adecuado, todos los pacientes se pueden sentir mejor. El grado de mejoría dependerá del grado de afectación que presente cada paciente. - La experiencia acumulada demuestra que cuantos más fármacos consuma la persona afectada, peor es la evolución. La mayoría de los pacientes dejan la medicación con antidepresivos, ansiolíticos y opioides al cabo de un tiempo y adoptan otras estrategias, como recurrir a tratamientos alternativos, terapias corporales, ejercicio, yoga, tai-chi o chi-kung, meditación y cambios en la nutrición y el estilo de vida. - En cuanto a los médicos, es importante no agredir con fármacos y acompañar, escuchar y dialogar con la persona afecta en el viaje hacia una nueva conciencia de sí misma y de su entorno. Conciencia tan necesaria para llevar a cabo el control ambiental, que está en el camino de la mejoría, tanto de los pacientes, como de nuestra sociedad, para mejorar su salud y bienestar. - El apoyo de la pareja, la familia y los amigos es fundamental para conseguir mejorar. Las personas necesitamos tener contacto unas con otras para expresar lo que nos ocurre y cómo nos sentimos. El ser humano se siente apoyado cuando se le muestra comprensión. La vivencia de soledad y aislamiento pueden aumentar la angustia, el sentimiento de indefensión y la impotencia. Crear vínculos humanos cálidos y comprensivos ayuda a sobrellevar el dolor, sirve para curar las heridas emocionales y continuar con el curso de la propia vida.

34

8. FIBROMIALGIA Y EMBARAZO
- El embarazo, el parto natural o la lactancia no están contraindicados en la fibromialgia. La fibromialgia no afecta directamente a la gestación ni al desarrollo del feto. Los bebés nacen sanos, en la fecha estimada y con el peso adecuado. - Un reducido número de pacientes manifiesta que ha mejorado claramente con el embarazo, pero en general, los síntomas de la fibromialgia mejoran durante los dos primeros trimestres del embarazo, predominando el dolor lumbar, pero generalmente empeoran en el tercer trimestre y este empeoramiento puede mantenerse hasta seis meses después del parto. - El embarazo puede ser más complejo de lo normal, debido al dolor muscular y las náuseas en el primer trimestre, las contracciones uterinas a lo largo del embarazo y el aumento del dolor en el tercer trimestre. - Durante el embarazo es muy importante mantener una dieta ecológica y disminuir al máximo los contactos tóxico-químicos y la exposición a radiaciones electromagnéticas (teléfono móvil o inalámbrico, sistemas WiFi, cocinas de inducción, etc). También es necesario saber que algunos tratamientos farmacológicos no pueden seguirse durante el embarazo y la lactancia.

35

9. FIBROMIALGIA EN NIÑOS
- La fibromialgia también se diagnostica en niños. En los niños, en algunas ocasiones, la enfermedad se inicia como una especie de gripe que se cronifica y luego van apareciendo otras alteraciones, como los problemas del sueño. Algunos niños presentan un trastorno por déficit de atención, y también hay una tendencia a sufrir alergias. - Los síntomas que se identifican con mayor frecuencia en los niños son los dolores generalizados, rigidez, fatiga matutina, cefaleas crónicas, alteraciones del sueño y síndrome de colon irritable. - Los niños afectados por la fibromialgia o el síndrome de fatiga crónica (que también se diagnostica en niños), deben aprender a administrar su energía, regulando los períodos de actividad y descanso, además de llevar una dieta sana y sin productos químicos tóxicos. - Los niños son especialmente sensibles a los tóxicos, pues su organismo está desarrollándose. Los tóxicos más perjudiciales para los niños son los pesticidas, aditivos alimentarios, metales pesados, tóxicos ambientales, productos químicos tóxicos presentes en los productos de higiene personal o de limpieza del hogar, pinturas, disolventes, etc. - Los niños son también más sensibles a las radiaciones electromagnéticas, como las producidas por el teléfono móvil o las áreas Wi-Fi. Es urgente eliminar todo tipo de radiaciones electromagnéticas en los centros educativos, pues afectan especialmente a niños y adolescentes. Es recomendable no usar el teléfono móvil hasta los 15 años de edad y no exponer a los niños a áreas Wi-Fi.

36

10. TERAPIA DE LA FIBROMIALGIA
- Para entender la fibromialgia debemos abandonar los enfoques demasiado específicos y limitados, para volver a ver al ser humano y su sufrimiento como un todo. La fibromialgia es una alteración de la inseparable unidad entre el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu. La enfermedad viene a ser un desequilibrio entre los diferentes aspectos de nuestro ser, que interaccionan entre sí, de manera que lo que comemos, lo que experimentamos, los que sentimos, lo que creemos… todo va configurando nuestro estado de salud o enfermedad. - Quizás durante mucho tiempo no hemos dado a nuestro cuerpo una debida nutrición, las suficientes horas de sueño o el ejercicio adecuado, o hemos sufrido un estrés físico o psíquico importante. Debemos tener en cuenta que no es la enfermedad la que necesita atención, es la persona quién requiere nutrición, cuidados y amor para volver a entrar en sintonía con su propósito interior. - Para tratar con éxito la fibromilagia, es importante revisar nuestro estilo de vida, sobre todo los factores de estrés, tanto físicos como emocionales, y vivir la vida con más tranquilidad y sentido, contactando con nuestro verdadero ser. La salud, que es nuestro estado natural, sólo puede renacer a partir del cuidado y conocimiento de uno mismo. La sanación pasa por un cambio en nuestro modo de pensar, sentir y vivir la propia vida. - El cuerpo humano dispone de un enorme poder de sanación que debemos apoyar: el cuerpo busca el equilibrio y la curación. La enfermedad hace despertar en nosotros esta capacidad de sanación, al ponernos en contacto con nuestra verdadera naturaleza. La base del tratamiento de la fibromialgia es reencontrar la armonía y el equilibrio perdidos. Las terapias integrales, que van más allá del cuerpo físico, tienen más posibilidades de éxito en la fibromialgia.

37

- El tratamiento integral de la fibromialgia debe ir dirigido a armonizar todos los aspectos de nuestro ser. Así, aunque consideremos que esta enfermedad tiene un desencadenante físico importante, como son los tóxicos ambientales, el tratamiento, además de ir dirigido a protegernos de los tóxicos y favorecer la desintoxicación del organismo, debe también tener en cuenta los aspectos emocionales, mentales y espirituales de la persona. Sólo de esta forma se consigue la verdadera sanación. Además la fibromialgia se considera una enfermedad de etiología multifactorial, en la que también los traumas emocionales pueden tener un papel importante. Estos factores emocionales pueden mantener la enfermedad o impedir la recuperación de la persona afecta. - En cualquier caso, esto no significa que debamos responsabilizarnos por padecer la enfermedad, ni tampoco debemos culparnos si no obtenemos la mejoría que esperamos. Debemos tener confianza en que la mejoría llegará, y en que es posible mejorar muchísimo de la enfermedad. - En la fibromialgia es importante evitar los factores agravantes conocidos: el sobreesfuerzo físico o mental, la falta de sueño y descanso adecuados, el estrés físico o psíquico, temperaturas extremas o cambios de tiempo, viajes en avión, ruidos excesivos o exposición a químicos y alérgenos y a radiaciones electromagnéticas. - Vamos a describir ahora diferentes terapias, incluida la nutrición, que podemos usar para recuperar nuestro estado natural, la salud. No debemos olvidar en ningún momento que el tratamiento debe ser integral, dirigido a todos los aspectos de la persona. Tratar sólo un aspecto del ser humano, no nos llevará a la verdadera sanación. La salud es el primer paso en el camino de reencuentro con nuestro ser esencial y del descubrimiento del verdadero sentido de nuestras vidas.

38

- Los aspectos más importantes en el tratamiento de la fibromialgia son los siguientes: . Mantener hábitos regulares y saludables en la vida diaria. . Intentar dormir bien. . Modificar la alimentación hacia una dieta más saludable, con la menor contaminación química posible y complementada si es necesario con suplementos nutricionales. . Depuración o desintoxicación de nuestro organismo. . Fisioterapia y masajes realizados por profesionales con la adecuada formación. . Aprender a respirar correctamente. . Ejercicio suave y técnicas de relajación, como el yoga, tai-chi o chi-kung. Es importante evitar el estrés físico y mental. . Terapias psicológicas que nos ayuden a sanar nuestras heridas emocionales y encontrar la paz emocional. Debemos enfrentarnos a nuestros miedos, confiando en todo lo bueno que la vida tiene para ofrecernos. . Meditación, para reencontrarnos con nosotros mismos y contactar con el verdadero sentido de nuestras vidas. Debemos darnos tiempo a nosotros mismos para hacer lo que nos llena según lo que nos pide nuestro yo más profundo. . Tratamiento farmacológico, sólo cuando sea absolutamente necesario.

39

A. NUTRICIÓN Y ALIMENTOS ECOLÓGICOS
- La alimentación es la base para lograr un buen estado de salud y bienestar. Los alimentos de calidad, ecológicos, frescos, sanos y naturales, nos aportan vitalidad y energía, además de proporcionarnos los nutrientes que necesitamos. Estos alimentos poseen un notable poder preventivo y curativo. - Un estilo de vida y una nutrición adecuados son fundamentales para prevenir y tratar los síntomas de la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica y mejorar la calidad de vida de las personas afectas. El cambio en la alimentación puede limpiar el organismo y reforzar nuestro sistema inmunitario. Con la dieta podemos además influir en el equilibrio bioquímico de nuestro cuerpo y modular el dolor y la inflamación. Para todo ello, es indispensable una alimentación viva, que devuelva a nuestro organismo sus propias fuerzas de curación. Es importante asumir una mayor conciencia con respecto a la alimentación, conciencia y responsabilidad con respecto a nuestra salud. - La alimentación moderna, rica en grasas artificiales y desnaturalizadas, con exceso de proteínas cárnicas, de azúcares y de alimentos muy refinados y manipulados y llena de productos químicos tóxicos, y por otro lado, carente de nutrientes vitales, como ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales y oligoelementos, está relacionada con la mayor parte de las llamadas “enfermedades de la civilización”, entre las cuales se encuentran la fibromialgia, la fatiga crónica y la sensibilidad química múltiple, además de la diabetes, artrosis, enfermedades cardiovasculares, esclerosis múltiple, cáncer, etc. Esto ocurre porque nuestro organismo no puede adaptarse a este tipo de alimentación tan desnaturalizada y llena de tóxicos.

40

- Estas enfermedades de la civilización son muy variadas en su aspecto, pero todas tienen una relación directa con una disminución general y progresiva de la inmunidad humana. - Por otra parte, el procesamiento moderno de los alimentos destruye muchas de sus cualidades nutritivas: los alimentos envasados, enlatados, las comidas precocinadas, los productos de preparación rápida, etc, han sufrido numerosas transformaciones, contienen gran cantidad de aditivos químicos tóxicos y tienen un valor nutricional mínimo o nulo. Todos estos alimentos han perdido la mayoría de sus vitaminas y minerales y carecen de fuerza vital, por lo que no son capaces de nutrir adecuadamente nuestras células. Los alimentos congelados han perdido también su fuerza vital, así como los cocinados o calentados en microondas, que produce una desnaturalización de los alimentos, al alterar su estructura molecular. - Estos alimentos han sustituido en nuestra dieta a otros alimentos esenciales para nuestra salud, como los cereales completos y sus harinas recién molidas, los aceites prensados en frío, como el aceite de oliva, las legumbres, frutas y verduras frescas. Todo ello ha dado lugar a carencias de vitaminas, minerales y oligoelementos. - La forma de cocinar los alimentos también es importante. Lo mejor es utilizar bajas temperaturas: plancha suave, vapor suave, estofados o guisos a fuego lento, evitando hornos a altas temperaturas, parrilladas, frituras y cocciones largas y a fuego vivo. Estos últimos métodos de cocción desnaturalizan los alimentos y los hacen nocivos para nuestra salud. - Otro aspecto importante es la gran cantidad de tóxicos que contiene la alimentación actual.

41

- En la fibromialgia es muy importante consumir alimentos de origen ecológico, exentos de productos químicos y sustancias tóxicas. Los tóxicos más importantes que encontramos en nuestra alimentación diaria son los siguientes: - Pesticidas y abonos químicos tóxicos en frutas y verduras, que además se concentran en los productos animales, como la carne o los lácteos, cuyo contenido en pesticidas es mayor que el de los productos vegetales. - Aditivos: colorantes, edulcorantes, sabores artificiales, conservantes, etc. Estos productos sobrecargan el hígado y pueden producir reacciones alérgicas, dolores de cabeza y asma. Algunos aditivos pueden afectar al sistema inmune e incluso se han relacionado con el cáncer. - Metales pesados, como el mercurio presente en la mayoría de los pescados en mayor o menor proporción. - Hormonas, antibióticos, tranquilizantes y otros fármacos que se administran a los animales que luego consumimos. - Alimentos transgénicos.

DIETA RECOMENDADA EN LA FIBROMIALGIA
- En la fibromialgia se han utilizado diferentes dietas: alimentación macrobiótica, alimentación vegana con muchos productos crudos, nutrición ortomolecular, etc. En todas ellas hay elementos comunes que son la base para la mejoría de estas enfermedades. Por ejemplo, recomiendan consumir alimentos sanos, vivos, integrales, ecológicos y que hayan sufrido el menor procesamiento posible.

42

- También recomiendan eliminar de nuestra dieta los productos refinados (pan blanco, arroz blanco, azúcar blanco o integral, aceites refinados y grasas hidrogenadas, etc). Estos productos refinados están totalmente desprovistos de nutrientes esenciales para nuestra salud. El refinado de los cereales los ha trasformado en algo dañino para nuestro intestino y nuestra salud. Debemos reducir también el consumo de productos de origen animal, como la carne roja y los lácteos, con abundantes grasas saturadas, que favorecen el dolor y la inflamación. - Una dieta rica en vegetales, que aportan minerales como el potasio, zinc, calcio, magnesio, silicio, selenio, etc y pobre en grasas y proteínas animales, nos ayuda a mantener los músculos y tendones en buen estado y disminuye el dolor. Es importante el aporte adecuado de calcio a través del consumo de verduras, legumbres, cereales integrales, semillas y frutos secos, pues su déficit favorece los espasmos musculares. Además los alimentos ricos en calcio contienen también magnesio, mineral muy importante para la salud muscular en las personas con fibromialgia. - Hay diversos trabajos científicos sobre la dieta vegetariana en la fibromialgia, y en ellos se ha demostrado que esta dieta produce una mejoría en el estado general de las personas afectadas, disminuyendo el dolor y otros síntomas de la enfermedad. Además, al volver a la dieta normal, se comprobó que los síntomas volvían a empeorar. - Se piensa que la dieta vegetariana mejora la fibromialgia y la fatiga crónica por su riqueza en antioxidantes, la baja ingesta de grasa y proteína, la abundancia de fibra, vitamina C, vitamina E, betacaroteno, magnesio, potasio y zinc.

43

- Las asociaciones de dietética canadiense y americana recomiendan en la fibromialgia una dieta vegana con muchos productos crudos. Pero si tenemos en cuenta los aspectos energéticos de la alimentación, la proporción de alimentos crudos debe adaptarse a nuestra constitución particular, nuestro estado de salud o enfermedad, al clima, los cambios estacionales, etc.

SENSIBILIDAD ALIMENTARIA
- Los pacientes con fibromialgia tienen con frecuencia intolerancia a algunos alimentos, por ejemplo el gluten y los lácteos. Otros alimentos implicados con frecuencia en las intolerancias alimentarias son los huevos, frutos secos como los cacahuetes y nueces, pescado, marisco y soja. Estos alimentos producen el 90% de las intolerancias alimentarias y puede ser recomendable eliminarlos en las personas con fibromialgia, sobre todo el gluten y los lácteos. Para algunos autores, seguir una dieta sin gluten es importante en la fibromialgia. - Puede ser interesante realizar un estudio de sensibilidad alimentaria en personas con fibromialgia, para descubrir posibles intolerancias y de esta forma eliminar estos productos de nuestra dieta.

EQUILIBRIO ÁCIDO-BASE
- En la fibromialgia es importante mantener el equilibrio ácidobase de nuestro organismo, evitando el exceso de alimentos que generan un Ph ácido. Una dieta rica en proteínas animales y otros alimentos acidificantes (azúcar, harinas refinadas, alcohol, etc), es la principal causa de acidosis. Una alimentación sin cereales refinados, lácteos, azúcar, gluten y cafeína, puede aumentar los niveles de energía de las personas afectadas hasta en un 40%.

44

- La acidosis mantenida de forma crónica debilita nuestro sistema inmunitario y provoca una mayor sensibilidad a las infecciones. La acidosis provoca además trastornos artríticos, reumatismos, fatiga, fenómenos dolorosos, espasmos y dolores musculares, calambres e inflamaciones. A nivel del sistema nervioso, produce irritabilidad, cansancio crónico, estado depresivo y estrés permanente. - Mantener el Ph equilibrado es esencial para conservar un sistema inmunitario sano y mantener un nivel óptimo de energía y vitalidad. La proporción de alimentos alcalinizantes / acidificantes en la dieta debe ser aproximadamente 2/1. - Los principales alimentos alcalinizantes son todas las frutas y verduras, debido fundamentalmente a su riqueza en sales minerales. También son alcalinizantes las algas, castañas, almendras, la sal y otros condimentos, como el miso y el tamari. Aunque sea alcalinizante, la sal debe tomarse con moderación y siempre sin refinar. - Los alimentos acidificantes son las proteínas animales (carne, aves, pescado, marisco, huevos y quesos, sobre todo los curados), el azúcar refinado y la miel, los cereales refinados, las grasas y aceites refinados, las legumbres, los frutos secos, excepto las almendras, las conservas, el té, el café, el chocolate, el alcohol y el tabaco. - Hay algunos alimentos que actúan como sustancias tampón, haciendo menos ácidos a los alimentos ácidos por su contenido mineral y menos alcalinos a los alimentos alcalinos por su contenido proteico: son en general la leche y sus derivados (yogur, mantequilla, helados), la soja y sus derivados y los cereales integrales.

45

ALIMENTOS MÁS RECOMENDABLES
- Vamos a referir ahora los alimentos más recomendables para mejorar la salud de las personas afectas de fibromialgia y enfermedades asociadas. Es importante consumir la mayor cantidad posible de alimentos de origen ecológico, libres de pesticidas y otros tóxicos, que pueden estar implicados en la aparición de la fibromialgia y pueden dificultar su mejoría.

VERDURAS
- El consumo habitual de verduras frescas, biológicas y adecuadas a la estación y la zona geográfica en que vivimos es muy importante para nuestra salud. Estos alimentos son las fuentes principales de vitaminas y minerales. Así, las verduras son buenas fuentes de vitaminas como la vitamina C, calcio, minerales alcalinos y clorofila. - Además contienen compuestos antioxidantes y fitoquímicos, importantes en la prevención y el tratamiento de muchas enfermedades, sobre todo las de tipo degenerativo, como el cáncer y las enfermedades coronarias. Los productos vegetales, incluidos cereales y legumbres, son imprescindibles en la dieta y poseen cualidades terapéuticas de incontable valor. - Podemos consumir las verduras crudas en ensalada, sobre todo en verano. Por ejemplo, cogollos de Tudela, endibias, escarola, brécol, zanahorias, apio, remolacha, canónigos, col lombarda, hojas de roble, coles chinas, etc. Es importante que la ensalada contenga un componente amargo (escarola o endibia), un componente antioxidante ( brécol o col lombarda) y un vegetal rico en carotenoides ( vegetales de color naranja, granate o rojizo).

46

- En invierno, es importante disminuir el consumo de ensaladas y comer las verduras cocidas ligeramente al vapor: por ejemplo, verduras de raíz como zanahorias, nabos, rábanos, puerros, chirivía y cebollas. También son adecuados la calabaza, los calabacines, el brécol y otras coles. - Es mejor consumir con moderación o evitar las solanáceas (tomate, patata, pimiento y berenjena), por su contenido en solanina. La solanina inhibe la absorción del calcio y puede producir contracturas musculares. Además es tóxica para las enzimas musculares, por lo que favorece el dolor y la inflamación. Una dieta sin solanáceas produce muchas veces una rápida recuperación en caso de dolores artríticos, artritis reumatoide, dolor en la parte baja de la espalda, etc. - También disminuiremos o evitaremos el consumo de espárragos, espinacas y acelgas por su contenido en oxalatos. Los oxalatos también inhiben la absorción de calcio.

FRUTAS FRESCAS
- Las frutas son alimentos vitales para mantener la salud y prevenir enfermedades. Nos aportan muchos nutrientes y energía vital y sana. Pero en exceso, pueden producir debilidad, pues son alimentos enfriadores para el organismo. En invierno, reduciremos el consumo de frutas crudas y preferiremos tomar las manzanas y peras cocidas. - Podemos consumir albaricoques, cerezas, fresas, frambuesas, higos, arándanos, nísperos, caquis, melocotones, peras, manzanas, ciruelas, granadas, uvas,etc. - Debemos tomar con moderación cítricos, sobre todo los no ecológicos (naranjas, mandarinas, limones y pomelos) y frutas tropicales (piñas, papaya, plátanos, mango, Kiwi, aguacate).

47

- En general, es mejor tomar la fruta a media mañana o media tarde. Si la tomamos como postre, preferiremos las frutas cocidas o en compota. Si tomamos fruta fresca como postre, puede producir pesadez, ardor o gases. - Las frutas y verduras no biológicas se han rociado con productos químicos y se han cultivado en suelos tratados con fertilizantes y pesticidas. Los residuos de estos productos se introducen en nuestro organismo y dañan órganos y tejidos. Los pesticidas se han relacionado con alergias, alteraciones hormonales, fibromialgia, fatiga crónica, sensibilidad química múltiple, cáncer y enfermedades del sistema nervioso, como el Parkinson. El uso de pesticidas es una de las principales causas de intoxicación medioambiental en todo el mundo. Es preferible consumir las frutas y verduras de origen ecológico.

CEREALES INTEGRALES
- Los cereales integrales nos proporcionan hidratos de carbono complejos, que mantienen nuestro nivel de energía constante a lo largo del día, equilibrando nuestro estado de ánimo. Son una buena fuente de proteínas, sobre todo el mijo, la quinoa y el amaranto, y contienen gran cantidad de vitaminas y minerales, prácticamente ausentes en los cereales refinados. Contienen además elementos fitoquímicos y compuestos antioxidantes, importantes para nuestra salud. Es preferible consumir cereales integrales completos y de origen biológico. - Los cereales se pueden combinar con legumbres para obtener proteínas vegetales completas. También pueden combinarse con frutos secos y/o algas con el mismo fin.

48

Por ejemplo, la combinación de lentejas u otra legumbre con arroz integral sustituye de forma ventajosa a las proteínas de origen animal y se puede tomar como segundo plato 3 o 4 veces a la semana (mejor en la comida del mediodía). Los cereales y legumbres se combinan en una proporción 2/1 (dos partes de cereales por una parte de legumbres). - Los cereales más recomendables son el arroz integral, el trigo sarraceno y la quinoa. El arroz integral debe ser el cereal básico de nuestra dieta. También se pueden incluir el amaranto y quizás la espelta. - Algunos autores recomiendan eliminar el trigo en pacientes con fibromialgia. Incluso puede ser beneficioso eliminar otros cereales con gluten, como el centeno, la cebada y la avena, y valorar la tolerancia a la espelta. Por otra parte, la avena y el mijo deben consumirse con moderación si existen problemas osteoarticulares. El trigo es un cereal especialmente rico en gluten, que se adhiere a las paredes intestinales y provoca intolerancias al gluten, cada vez más frecuentes en nuestra sociedad. Estas intolerancias, a veces no muy evidentes, pueden causar a la larga problemas de salud. La intolerancia al gluten es uno de los factores causales de la hipersensibilidad intestinal, que favorece el paso de sustancias tóxicas a la sangre. - También puede ser interesante eliminar el maíz, pues junto al trigo, son los dos cereales que han sufrido más cambios a lo largo de la historia y nuestras enzimas no se han adaptado a ellos. Vamos a describir las propiedades de los cereales más beneficiosos: - El arroz integral tiene vitaminas esenciales para el sistema nervioso y equilibra además el sistema digestivo. Es el cereal menos alérgeno, incluso en personas sensibles.

49

Puede ser interesante alternar el arroz integral con el arroz basmati blanco ecológico, pues el arroz integral puede ser un poco irritante para un intestino sensible. - El trigo sarraceno o alforfón se cocina como el arroz. Contiene proteínas y grasas saludables y es rico en vitaminas B2, B3, B6, vitamina E, folatos, magnesio, hierro, potasio y zinc. - La quinoa también se puede cocinar como el arroz. Es un alimento concentrado en nutrientes, entre ellos ácidos grasos esenciales, proteína completa, calcio, magnesio, hierro, fósforo y vitaminas B y E. - El amaranto contiene más calcio, magnesio y silicio que la leche. Fortalece los pulmones. Nos ayuda a complementar nuestros requerimientos diarios de proteínas y calcio. Se puede combinar con otros cereales, pues es un alimento muy concentrado y de sabor intenso. También puede usarse en panes, sopas o ensaladas (como germinado). - La espelta es una variedad de trigo, origen de todas las variedades de trigo actuales. La espelta tiene la ventaja de no haber sufrido variaciones ni selecciones genéticas como el trigo, por lo que es menos probable que produzca reacciones alérgicas. La espelta puede sustituir al trigo en la elaboración de pan, pasta, etc. Debemos valorar nuestra tolerancia a la espelta. - Evitaremos en lo posible el pan blanco, y lo sustituiremos por pan integral, por ejemplo, de espelta, elaborado con grano completo y fermentado con levadura madre. También es preferible la pasta integral. En cualquier caso, no debemos abusar de productos ya elaborados con cereales cocidos (pan, pasta, bizcochos, etc) y preferir siempre los cereales recién preparados y sus harinas recién molidas.

50

LEGUMBRES
- Las legumbres son un alimento muy completo. Nos proporcionan proteínas, hidratos de carbono complejos, fibra, vitaminas y minerales. Tienen además elementos fitoquímicos de acción curativa sobre diversas enfermedades y favorecen la eliminación de toxinas. - Combinadas con una pequeña cantidad de cereales, conseguimos proteínas vegetales completas de calidad, que pueden sustituir a las proteínas de origen animal. - Las legumbres son de difícil digestión. Es importante dejarlas a remojo una noche y después lavarlas bien antes de cocerlas. Es preferible acompañarlas de vegetales, cocinarlas con aceite y ajo, usar especias como el comino o el laurel y tomarlas como segundo plato, siempre en la comida del mediodía. Puede añadirse a la cocción un trozo de alga kombu. - Las legumbres más aconsejables son las lentejas, las judías mungo, las judía azuki, los garbanzos, etc. - La lenteja es muy rica en fibra, proteínas, vitaminas B1 y B6, folatos, magnesio, hierro, potasio, zinc y cobre. Se puede combinar con arroz integral. Es un alimento ideal para las mujeres jóvenes y embarazadas, porque es rica en hierro y folatos, nutrientes que ayudan a evitar la anemia. También nutren los riñones. - La judía mungo ayuda a depurar el organismo, favoreciendo la función del hígado. - La judía azuki fortalece los riñones, actúa como diurético natural, elimina la congestión y mucosidad y equilibra el metabolismo, favoreciendo el control de peso.

51

FRUTOS SECOS
- Los frutos secos son importantes en una alimentación básicamente vegetariana, por su gran contenido en nutrientes esenciales. Deben tomarse con moderación y mejor crudos, no tostados ni salados. Es importante comprar los frutos secos crudos y con su cáscara. En los frutos secos que se venden pelados, los ácidos grasos se enrancian y no son adecuados para nuestra salud. Debemos evitar también los frutos secos de Estados Unidos, pues generalmente están pasteurizados. - Debemos tener en cuenta que los frutos secos pueden se alérgenos en determinadas personas, por lo que hay que valorar la tolerancia a los mismos. - La almendra contiene grasas cardiosaludables y refuerza el sistema inmunitario. Es muy rica en proteínas, vitaminas y minerales, como el calcio, magnesio y fósforo. Es preferible tomar las almendras crudas, después de dejarlas a remojo por la noche. Hay que pelarlas antes de comerlas. Deben tomarse con moderación: unas 6-8 almendras al día son suficientes. - La avellana es buena para los niños, adolescentes y deportistas. Se aconseja durante el embarazo y la lactancia. Es importante también para la salud cardiovascular. Contiene magnesio, fósforo, potasio, calcio y vitamina E y ácido fólico. - Las nueces contienen ácidos grasos omega-3 (unas 5 nueces cubren prácticamente las necesidades diarias de estos ácidos grasos, esenciales para la salud). Contienen además flúor, fósforo, magnesio, vitamina E y vitaminas del grupo B.

52

SEMILLAS
- Las semillas de sésamo contienen grasas cardiosaludables, proteínas, vitaminas y minerales. Son antioxidantes. Entre los minerales, destacan el calcio, magnesio, fósforo, cobre, manganeso, hierro, potasio, zinc, selenio, silicio y boro. Entre las vitaminas, contienen vitamina B1, B3, B6, E y ácido fólico. El sésamo se considera remineralizante, energético y reconstituyente, indicado en caso de estrés o agotamiento. Beneficia además al sistema nervioso. Pueden tomarse diariamente. Es mejor moler las semillas para absorber mejor todos sus nutrientes. - Las semillas de calabaza nos aportan zinc, fósforo, magnesio, hierro y vitamina E. Destaca su contenido en proteínas y grasas saludables. - Las semillas de lino contienen ácidos grasos esenciales omega3 y omega-6 de forma equilibrada. Es una de las pocas fuentes vegetales de omega-3. Son beneficiosas para el hígado. Es mejor tomar las semillas de lino recién molidas y sin calentarlas para poder absorber todos sus nutrientes. Deben tomarse con moderación, no más de una cucharada al día.

- Los frutos secos y semillas aumentan nuestra vitalidad. Contienen gran cantidad de ácidos grasos esenciales (omega-3 y omega-6), que nos ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico. Son además una buena fuente de proteínas, vitaminas A, B, C y E y minerales como el calcio, magnesio, potasio, zinc, hierro, selenio y manganeso.

53

ALGAS
- Las algas tienen una gran concentración de minerales y vitaminas, además de proteínas, enzimas, hidratos de carbono y fibra. Entre los minerales destacan al calcio, selenio, potasio, iodo, hierro y magnesio. Las algas son los alimentos más ricos en calcio y magnesio. También contienen sodio, por lo que los hipertensos deben consumirlas con moderación. En cuanto a las vitaminas, contienen vitamina C, E, B1, B2, niacina y folatos. - Las algas aumentan nuestra energía, y son importantes para el sistema nervioso, el sistema inmunitario y los riñones. Son alcalinizantes, refuerzan y remineralizan nuestros huesos. Las algas además son depurativas, nos ayudan por ejemplo a eliminar toxinas, metales pesados y nos protegen de la contaminación por radiaciones de móviles, ordenadores, etc. Por ello, su consumo es muy importante en la fibromialgia. Pueden tomarse diariamente en pequeñas cantidades (5-15 gr/día en peso seco). Podemos usarlas en caldos, sopas, guisos, etc. - Las más usadas en la alimentación son: . Hiziki: se añade a platos de arroz, verduras o pescado. . Kombu: se puede consumir con legumbres. . Wakame: combina bien con arroz, verduras y sopa. - Es importante conocer el lugar de procedencia de las algas, pues si crecen en aguas contaminadas pueden contener tóxicos, como metales pesados, etc. Sin embargo, algunos autores sostienen que las algas no pueden crecer en aguas contaminadas. En cualquier caso, podemos aplicar el principio de moderación en su consumo y recordar que los grandes peces concentran los tóxicos y son una fuente mucho más importante de toxinas. El 90% de los tóxicos alimentarios que entran en nuestro organismo proceden de la carne, los lácteos y los grandes peces.

54

GERMINADOS
- Son alimentos vivos, que nos aportan mucha energía y vitalidad, y fortalecen y regeneran el organismo. Son alcalinizantes. Contienen proteínas, minerales, vitaminas, enzimas y fibra. La germinación aumenta de forma espectacular la cantidad de vitaminas presentes en el grano o semilla. - Los germinados son antioxidantes, mejoran la digestión, regeneran la flora intestinal, son depurativos y remineralizantes y refuerzan nuestro sistema inmunológico. Al estar tan concentrados en nutrientes, deben tomarse con moderación. Y además son enfriadores, por lo que no debemos abusar de su consumo, sobre todo crudos. - Se pueden germinar en casa semillas de casi todos los vegetales, pero las más utilizadas para germinar son la alfalfa, la judía mungo, la lenteja, girasol, cebada, avena, arroz, guisantes, trébol rojo, etc. - Los germinados de grano y legumbre de tamaño grande (judía azuki, judía mungo, lenteja, garbanzo, trigo, etc) es mejor cocinarlos al vapor para mejorar su digestión. - Los germinados de alfalfa pueden tomarse crudos en ensalada, pero deben evitarse en caso de artritis reumatoide y lupus eritematoso sistémico.

55

ALIMENTOS ECOLÓGICOS
- Es aconsejable consumir frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, etc, de origen ecológico. Las ventajas de los productos ecológicos son las siguientes: . Los vegetales ecológicos no contienen pesticidas, que son sustancias muy tóxicas para nuestro hígado y nuestra salud en general. . Los alimentos ecológicos son más nutritivos, pues contienen más vitaminas y minerales que los productos de la agricultura convencional. Por ejemplo, los vegetales ecológicos tienen mayor cantidad de antioxidantes, vitamina A, vitamina C, vitamina E, calcio, magnesio, hierro y zinc. En algunos casos, la diferencia llega hasta el 80%. Los alimentos ecológicos contienen también más enzimas, ácidos grasos omega-3 y sustancias biológicamente activas o fitoquímicos, que nos protegen frente al cáncer y las enfermedades degenerativas. Por todo ello, el consumo de productos ecológicos es muy importante en personas con fibromialgia, que tienen con frecuencia déficit de nutrientes. . La agricultura ecológica no utiliza tampoco organismos genéticamente modificados o transgénicos, cuyo impacto sobre la salud es desconocido. - Los productos de origen animal, como la carne, los lácteos y los huevos procedentes de la ganadería convencional, también están contaminados por pesticidas, incluso en mayor medida que los productos vegetales, puesto que estos elementos se concentran en los animales que luego consumimos. Además contienen hormonas, antibióticos y otros fármacos que se administran a los animales que se crían industrialmente. Por ello, si deseamos incluir en nuestra dieta lácteos, huevos o carne, es importante que estos alimentos sean de origen ecológico.

56

- Quizás sea más sencillo sustituir las proteínas de origen animal, productoras de toxinas, residuos y ácidos, por proteínas de origen vegetal y consumir huevos y lácteos de origen biológico con moderación, dejando la carne y el pescado para tomarlos sólo de forma ocasional. - Tomar alimentos ecológicos, libres de pesticidas, es muy importante para nuestra salud, pues estas sustancias se han relacionado con diversas enfermedades, como asma, alergias, alteraciones hormonales, enfermedades del sistema nervioso, como la enfermedad de Parkinson, fibromialgia y enfermedades asociadas (síndrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple) y diversos tipos de cáncer. Las toxinas que ingerimos a través de la dieta, incluidos los pesticidas, pueden ser un importante factor causal en la fibromialgia y una dieta libre de tóxicos es la base para su mejoría. - Consumir productos de temporada, integrales y ecológicos, a ser posible del lugar en el que vivimos, contribuye a mantener nuestra salud y vitalidad.

57

ALIMENTOS A CONSUMIR CON MODERACIÓN PESCADO
- El pescado contiene proteínas de calidad, fácilmente digeribles y sus grasas son cardiosaludables, siempre que no se cocine frito, a altas temperaturas o ahumado a la parilla. Estas últimas formas de cocción son nocivas para la salud. - Contiene vitaminas A, B, D y E y minerales como el fósforo, hierro, yodo y sodio. Es un producto que se cría de forma natural, excepto el de piscifactorías, que es preferible no consumir. - Podemos consumir pescado blanco de calidad a la plancha o cocido a baja temperatura varias veces a la semana. Consumir con moderación el pescado azul. En general, las proteínas de origen animal es mejor consumirlas en la comida del mediodía. - El pescado contiene ácidos grasos omega-3, sobre todo los pescados de mares fríos, como el arenque, la merluza y el pescado azul de pequeño tamaño, como las sardinas, anchoas, etc. Los peces de piscifactoría prácticamente no contienen estos ácidos grasos esenciales. Los ácidos grasos omega-3 poseen múltiples funciones favorecedoras de la salud. Se ha demostrado que reducen el colesterol, tienen una acción antiinflamatoria, reducen la tensión arterial, favorecen la mineralización de los huesos y son útiles en el tratamiento de la artritis reumatoidea, la colitis ulcerosa, la psoriasis y la prevención del cáncer. Pero estos efectos beneficiosos se producen cuando el pescado sustituye a otras fuentes de proteína animal, como la carne o los lácteos. Por lo tanto, el consumo de pescado es beneficioso cuando se acompaña de una reducción del consumo de carne. Además, al cocinar el pescado, los ácidos grasos omega-3 sufren una cierta desnaturalización.

58

Entre los inconvenientes del pescado, podemos citar: - Produce alergias con relativa frecuencia. - Es acidificante porque tiene mucho fósforo y poco calcio, lo que favorece la pérdida de calcio por la orina, aunque es menos acidificante que la carne. - Actualmente, el pescado es también un alimento amenazado por la gran cantidad de tóxicos existentes en nuestros ríos, lagos y mares: metales pesados como el cadmio, arsénico y mercurio; bifenilos policlorados o PBC; dioxinas y pesticidas. Muchas de estas sustancias son cancerígenas y se acumulan en los animales. Los mariscos sufren una mayor contaminación. - Uno de los tóxicos más preocupantes es el mercurio. El mercurio se va acumulando en nuestro organismo, y es muy tóxico para el sistema nervioso central y los riñones, pudiendo causar daños irreparables. Es conveniente evitar o reducir el consumo del pescado más contaminado. Diversos organismos de salud de Estados Unidos, como el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC), han publicado unas recomendaciones sobre el consumo de pescado, en relación con su contenido de mercurio: . Pescado con poco mercurio: anchoa, arenque, almeja, ostra, vieira, camarón, caballa del Atlántico, sardina, rodaballo, platija, merluza, cangrejo, bagre, calamar, chipirón, mújol, lenguado, pez mantequilla, abadejo, salmón fresco y enlatado y sábalo. Siempre que podamos, debemos consumir pescado perteneciente a este grupo. . Pescado con moderado nivel de mercurio: lubina, langosta, besugo, rape, raya, bonito, carpa, trucha, bacalao y fletán.

59

Se recomienda no consumir este tipo de pescado más de 6 veces al mes. . Pescado con alto nivel de mercurio: atún enlatado, mero, lubina chilena y caballa del Golfo. Se recomienda consumirlos un máximo de 3 veces al mes. . Pescado con muy alto nivel de mercurio: pez espada, emperador, blanquillo, tiburón, Peces Aguja, caballa gigante y atún. Se recomienda no consumir estos pescados. - Las personas con fibromialgia deberían consumir los pescados menos contaminados de mercurio.

AVES
- Podemos consumir pollo de calidad ecológico criado al aire libre una o dos veces a la semana, mejor en la comida del mediodía.

HUEVOS
- El huevo es un alimento muy completo. Sus propiedades nutritivas son muy destacables: tienen proteínas de calidad y de fácil asimilación. Nos aportan vitaminas como la vitamina A, E, D y vitaminas del grupo B; minerales como el fósforo y el hierro y oligoelementos como el zinc y el selenio. Por su concentración en nutrientes y por su origen animal, los huevos deben consumirse con moderación. Podemos tomar dos o tres huevos ecológicos a la semana, y mejor pasados por agua o escalfados que fritos o cocidos. - Debemos tener en cuenta que los huevos no son imprescindibles en una dieta sana. Pueden producir alergias y además favorecen la arterioesclerosis y la hipertensión arterial. Algunos autores desaconsejan el consumo de huevos en la fibromialgia.
60

ALIMENTOS MENOS ACONSEJABLES
- Debemos limitar el consumo de proteínas de origen animal. Esto supone evitar los productos lácteos, la carne común (vaca, cerdo, conejo, cordero, etc), la charcutería común (chorizo, salchichón, mortadela, jamón York, jamón de pavo, salami, chopped, etc), las vísceras animales (hígado, riñones, paté, etc) y el marisco crudo o cocido.

PRODUCTOS LÁCTEOS
- Un recién nacido que mama la leche de su madre recibe el alimento perfecto, hecho a medida para satisfacer sus necesidades hasta el momento en que el pequeño pueda comenzar a comer los mismos alimentos que los adultos. La leche es nutritiva, tranquilizadora para el ánimo y portadora del calor vital que permitirá al niño desarrollar su capacidad de amor y cariño. Es por este motivo por lo que la leche en general, no sólo la materna, se asocia a la buena nutrición y la felicidad, tranquilidad y candor de la infancia. Pero ¿qué ocurre con el consumo de leche en la edad adulta?. La leche y sus derivados no son alimentos imprescindibles en nuestra alimentación.

Leche
- La leche contiene grandes cantidades de calcio. Sin embargo, los países occidentales, grandes consumidores de lácteos, tienen una mayor incidencia de osteoporosis: estudios realizados en diferentes países han indicado que la leche no sólo no calcifica, sino que puede desmineralizar. Esto ocurre porque la leche es un alimento rico en proteínas que provoca una acidez transitoria en la sangre, que debe ser neutralizada con el calcio de los huesos. Por otra parte, la relación calcio / fósforo / magnesio de la leche no es la adecuada para la correcta asimilación del calcio.
61

Las mejores fuentes de calcio son las verduras, algas, frutos secos, legumbres, cereales integrales y semillas de sésamo. - La leche contiene lactosa, que debe ser hidrolizada por la lactasa, enzima con frecuencia deficiente en los adultos. La intolerancia a la lactosa puede producir hipersensibilidad intestinal y favorecer el paso de toxinas intestinales a la sangre. Esta intolerancia puede manifestarse como distensión abdominal, gases, diarrea o estreñimiento, o pasar inadvertida. - La leche de vaca contiene caseína, una proteína difícil de digerir. La caseína de la leche se ha relacionado con reacciones alérgicas que pueden manifestarse como asma, congestión, erupción cutánea, fatiga e irritabilidad. También está relacionada con otras enfermedades, sobre todo de tipo autoinmune. - La leche favorece la formación de mucosidades respiratorias e intestinales. Muchos casos de asma o sinusitis mejoran cuando se eliminan los lácteos de la dieta. La leche además contribuye a la fatiga crónica y debilita el sistema inmunológico, favoreciendo las infecciones. - La pasteurización de la leche destruye vitaminas y enzimas necesarias para la digestión de la proteína láctea, de forma que la leche no puede ser fácilmente digerida y el calcio y demás minerales de la leche no son bien asimilados. Además la leche pasteurizada es más acidificante y no nos aporta el calcio suficiente para combatir la osteoporosis. - La leche contiene pesticidas, hormonas, productos químicos, antibióticos, etc. Todos ellos son perjudiciales para la salud, pues alteran nuestros sistemas digestivo, hormonal e inmunológico. Se pueden evitar tomando leche ecológica. - El consumo de leche se ha asociado con un aumento de riesgo de padecer cáncer de mama, ovario y próstata.

62

- En resumen, la leche de vaca pasteurizada u homogeneizada, a la que con frecuencia se han añadido vitaminas sintéticas (por ejemplo vitamina D), es un alimento totalmente desnaturalizado, muy diferente de la leche materna que va directamente de la madre a su hijo.

Yogur
- El yogur tiene claras ventajas respecto a la leche: la lactosa se ha transformado en ácido láctico gracias a la fermentación y las proteínas están parcialmente digeridas, por lo que produce menos problemas de intolerancia. Además, el calcio del yogur tiene mejor disponibilidad que el de la leche, gracias a la fermentación de las bifidobacterias. Es preferible consumir yogur realizado con leche fresca, sin pasteurizar y de origen biológico, natural, sin sabores ni azúcares añadidos. Debe consumirse con moderación: sólo algún yogur biológico de forma ocasional. - Debe evitarse o restringirse el consumo de yogur en caso de asma, bronquitis y alergias cutáneas o respiratorias. - En general, se desaconseja el consumo de lácteos en la fibromialgia.

CARNE
- La carne posee ciertos valores desde el punto de vista nutritivo, pero, a diferencia de los alimentos de origen vegetal, carece de poder curativo, y presenta numerosos inconvenientes. - Debemos tener en cuenta que la Organización Mundial de la Salud, a través de su publicación “Forum Mundial de la Salud”, ha reconocido que la carne no constituye un alimento imprescindible, ni tan siquiera necesario para la alimentación humana.

63

- La carne y los productos lácteos contienen gran cantidad de colesterol y grasas saturadas, que favorecen el dolor y la inflamación articular. - La grasa de la carne y sobre todo, las vísceras de los animales, fundamentalmente el hígado, acumulan diferentes sustancias químicas tóxicas: metales pesados como el plomo y el cadmio, pesticidas, fungicidas, disolventes, aditivos, etc. También contienen residuos de hormonas, antibióticos y otros fármacos que se emplean en la ganadería intensiva. Todos ellos son perjudiciales para nuestra salud, sobre todo en personas con fibromialgia. La carne de cerdo es más grasa, por lo que acumula más tóxicos. - Debemos evitar tomar carne y otras proteínas animales en la cena, pues dificultan los procesos de desintoxicación del organismo, que tienen lugar durante la noche. - El consumo habitual de alimentos ricos en proteínas y grasas de origen animal, sobre todo carne roja, acidifica la sangre y los tejidos, influye negativamente en la composición de la flora intestinal, sobrecarga el hígado y riñones, disminuye el calcio produciendo osteoporosis y favorece la aparición de enfermedades cardíacas, incluido el infarto de miocardio. También se ha asociado a enfermedades reumáticas como la artrosis y artritis reumatoide, gota, diabetes y diferentes tipos de cáncer (cáncer de mama, colón y riñón). - Debemos considerar que el consumo de cereales y legumbres como fuente de proteínas es más respetuoso con el medio ambiente y mejor para la salud humana que el consumo de proteínas de origen animal.

64

EMBUTIDOS
- La carne de cerdo en general y los embutidos fabricados con ella (jamón, incluyendo el jamón York, chorizo, salchichón, mortadela, beicon, etc), son los productos cárnicos que presentan mayores riesgos para la salud. - El consumo habitual de carne de cerdo y derivados, como los embutidos (jamón cocido, beicon, etc), se asocia con la aparición de diversos tipos de cáncer. Algunos autores consideran el beicon como el producto cárnico más cancerígeno, sobre todo si está ahumado y se cocina a altas temperaturas.

MARISCO
- El marisco es un alimento muy acidificante y provoca con facilidad reacciones alérgicas, en forma de asma, rinitis, urticaria, etc. - Contiene mucho ácido úrico, sobre todo la langosta y el langostino, mucho colesterol y es difícil de digerir. - Puede producir infecciones, parasitosis e intoxicaciones por toxinas. Tiene contaminantes químicos, como el mercurio y el cadmio. Además acumula otros tóxicos del mar, como pesticidas y dioxinas, que son cancerígenos. - En resumen, el marisco no es un alimento imprescindible en la dieta y no debería formar parte de una alimentación saludable. En la fibromialgia, es importante evitar el consumo de marisco.

65

CONDIMENTOS Y OTROS GRASAS Y ACEITES
- Las grasas más beneficiosas para la salud las encontramos en los aceites vegetales no refinados, obtenidos por primera presión en frío, como el aceite de oliva virgen extra, aceite de girasol , etc. - En general, podemos utilizar como base el aceite de oliva virgen extra, tanto crudo en ensaladas, etc, como para cocinar, pues soporta bien las altas temperaturas. El aceite de oliva contiene grasas monoinsaturadas, importantes para la salud cardiovascular y la prevención de algunos tipos de cáncer, como el cáncer de mama, pero prácticamente no contiene ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6. - Una persona sana y con una alimentación equilibrada, puede cubrir sus necesidades diarias de ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6 recurriendo a los frutos secos y las semillas y sus aceites. Así, las semillas de sésamo, girasol, calabaza o lino y los frutos secos, constituyen buenas fuentes alimentarias de ácidos grasos esenciales. Los ácidos grasos omega-6 están más extendidos en la naturaleza, pero los omega-3 son más escasos. Las fuentes vegetales principales de ácidos grasos omega-3 son las semillas de lino y las nueces. En la práctica, una cucharada de aceite de girasol (omega-6) no refinado obtenido por primera presión en frío y una cucharada de semillas de lino (omega-3) recién molidas al día nos proporcionan cantidades suficientes de ambos ácidos grasos esenciales. Es importante que los aceites de semillas estén prensados en frío, pues el calor desnaturaliza los ácidos grasos esenciales.

66

- Los ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6 son imprescindibles para la salud, refuerzan el sistema inmunológico y garantizan el buen funcionamiento del sistema nervioso. La carencia de estos ácidos grasos está en la base de muchas enfermedades degenerativas. El déficit de estos ácidos grasos se puede manifestar inicialmente como alergias en la piel (ezcemas o urticarias) o vías respiratorias (asma o fiebre del heno), sinusitis, cefaleas, piel seca y resfriados frecuentes. Posteriormente pueden aparecer enfermedades crónicas como la artritis reumatoidea, esclerosis múltiple, lupus eritematoso sistémico, otras enfermedades autoinmunes y cáncer. - Es mejor evitar los aceites refinados, como el aceite de oliva o de girasol refinados que encontramos en los supermercados, pues han sido sometidos a altas temperaturas y sus ácidos grasos están desnaturalizados. Además, los aceites refinados contienen productos que se usan para su obtención (disolventes, como el hexano), que son tóxicos para la salud. - Debemos evitar también los aceites hidrogenados y los ácidos grasos trans, presentes en margarinas y muchos productos de bollería. Este tipo de grasas interfiere en el metabolismo de los ácidos grasos esenciales, importantes para nuestra salud. El consumo de este tipo de grasas se ha relacionado con la obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer. - Los aceites obtenidos por primera presión en frío y las semillas y frutos secos deben sustituir en la dieta a los aceites refinados, ácidos grasos trans y grasas saturadas, pues estos tipos de grasas alteran el metabolismo de los ácidos grasos esenciales. No es suficiente con tomar ácidos grasos omega-3 y omega-6; también debemos eliminar las grasas perjudiciales para la salud.

67

ENDULZANTES
- Debemos reducir o eliminar de nuestra dieta el consumo de azúcar (blanco o integral), fructosa, chocolate, helados, caramelos, pasteles, mermeladas, edulcorantes artificiales, etc. Podemos sustituirlos por endulzantes naturales como la miel (con moderación), melazas de cereales o frutas secas. Estas últimas contienen vitaminas, minerales y fibra, ausentes en el azúcar. - Evitar los edulcorantes artificiales como la sacarina, el ciclamato y el aspartamo. El aspartamo es especialmente tóxico. Su consumo se ha asociado con alteraciones visuales y neurológicas, como epilepsia, tumores cerebrales y síntomas similares a la esclerosis múltiple. El aspartamo o E-951 está en chicles, caramelos, bebidas de cola Light, etc. Los niños y las mujeres embarazadas son especialmente sensibles a los efectos nocivos de esta sustancia, por lo que deben evitar consumirla. El aspartamo también puede empeorar los síntomas de la fibromialgia, por lo que las personas afectadas deben evitar su consumo.

SAL, HIERBAS Y ESPECIAS
- Consumir sal marina no refinada (con moderación), en lugar de sal refinada. Podemos utilizar como condimentos hierbas aromáticas (cilantro, eneldo, albahaca, orégano, etc) y especias como cúrcuma, comino, jengibre o canela, siempre con moderación.

ESTIMULANTES
- Debemos limitar o incluso eliminar el consumo de alcohol y estimulantes, como el café, el té y las bebidas con gas y azúcar.
68

ASPECTOS MÁS IMPORTANTES DE LA DIETA EN LA FIBROMIALGIA
- Es beneficiosa una dieta prácticamente vegetariana, compuesta por frutas y verduras frescas, legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas. Se pueden añadir pequeñas cantidades de algas, hierbas aromáticas y especias. Esta dieta es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes. - Tomar alimentos frescos, naturales, integrales y biológicos. Las frutas, verduras y otros vegetales ecológicos potencian nuestro sistema inmunitario. - Consumir verduras frescas y de temporada, en lugar de verduras congeladas o en conserva. Evitar las solanáceas (tomate, patata, pimiento y berenjena) y las verduras más ricas en ácido oxálico (espinacas, acelgas y espárragos). - Evitar los alimentos a los que presentemos intolerancia. El gluten y los lácteos son los principales alimentos implicados en las intolerancias alimentarias. Para algunos autores, es aconsejable seguir una dieta sin gluten en la fibromialgia. - Mantener el equilibrio ácido-base del organismo a través de la alimentación adecuada. - Beber agua pura (filtrar el agua del grifo o tomar agua mineral). No tomar bebidas gaseosas industrializadas, colas, etc. Evitar asimismo el café, el té, el alcohol y el tabaco. - Evitar el microondas y las cocinas de inducción. Lo mejor es cocinar con gas o cocina de leña.

69

- Cocinar los alimentos a baja temperatura (vapor suave, plancha suave, guisos, estofados), evitando fritos, hornos a altas temperaturas, parrilladas y cocciones largas a fuego vivo. Es importante que las temperaturas de cocción no superen los 110ºC. Cocinar a altas temperaturas genera sustancias químicas nuevas, algunas de las cuales son tóxicas. Evitar también los ahumados. - Consumir alimentos frescos y platos recién cocinados en lugar de comidas precocinadas. Los alimentos elaborados, envasados, enlatados y procesados industrialmente tienen aditivos, conservantes, etc, que es mejor evitar. No abusar de los alimentos congelados, pues han perdido su fuerza vital y no pueden nutrir adecuadamente nuestras células. - Sustituir progresivamente la carne roja, empezando por la carne de cerdo y los embutidos, por proteínas vegetales (legumbres, cereales, frutos secos y algas) y pescado blanco. Podemos tomar, siempre con moderación, huevos y aves, ambos de origen ecológico. Puede tomarse pescado azul de forma ocasional. Evitar el marisco y los pescados muy contaminados por mercurio. - Sustituir los lácteos por leches de cereales. Puede tomarse un yogur biológico de forma ocasional, pero en la fibromilagia puede ser mejor prescindir totalmente de los lácteos. - Sustituir las harinas y cereales refinados por cereales integrales y sus harinas recién molidas. Los cereales más recomendables son el arroz integral, el trigo sarraceno, la quinoa, el amaranto y quizás, la espelta. - Ir eliminando de la dieta los alimentos elaborados con trigo o maíz: pan de trigo, pastas, sémolas, harinas, pizzas, bollería, repostería, palomitas de maíz, maíz dulce, tortitas de maíz, etc.

70

También es aconsejable eliminar los demás cereales con gluten: centeno, cebada y avena, y valorar la tolerancia a la espelta. - Se puede tomar pan integral biológico, por ejemplo de espelta, elaborado con levadura madre, o incluso sin levadura (crakers), en lugar de pan blanco. También pueden tomarse tortitas de arroz integral. En cualquier caso, no es recomendable abusar de los productos elaborados con cereales cocidos u horneados (pan, pasta, galletas, bizcochos, etc). Es mejor tomar los cereales recién preparados o utilizar sus harinas recién molidas. - Utilizar aceites de primera prensión en frío, semillas y frutos secos en sustitución de los aceites refinados comerciales comunes y las grasas hidrogenadas o esterificadas, como las presentes en la margarina y muchos productos de bollería. - Sustituir el azúcar blanco o integral, el chocolate y los edulcorantes artificiales (sacarina, ciclamato y aspartamo) por endulzantes naturales, como las melazas de cereales o la miel cruda (con moderación). También podemos usar las frutas secas como endulzantes. - Tomar sal marina no refinada y sin aditivos (con moderación), en lugar de sal blanca refinada. - En la fibromialgia son frecuentes el sobrepeso y la obesidad. En este caso, es importante la reducción de peso.

71

B. SUPLEMENTOS NUTRICIONALES Y PLANTAS MEDICINALES
- La alimentación moderna provoca carencias importantes en nuestro organismo, por lo que éste puede necesitar un aporte complementario de diversos nutrientes esenciales. Los métodos modernos de producción y elaboración de los alimentos hacen desaparecer buena parte de los minerales, vitaminas, enzimas, aminoácidos y oligoelementos presentes de forma natural en los alimentos. Por todo ello, es importante volver a una alimentación integral y ecológica, con alimentos frescos y ricos en nutrientes. - Además, en caso de enfermedad, hay una mayor necesidad de estos nutrientes esenciales y es más difícil conseguirlos sólo con la dieta. Los tóxicos van a producir también un déficit de nutrientes, sobre todo de vitaminas y minerales, que puede ser preciso complementar con suplementos nutricionales. La prescripción de suplementos nutricionales o de plantas medicinales debe hacerla siempre un profesional con la adecuada formación, a ser posible, un médico. Vamos a referirnos a continuación a los principales suplementos usados en la fibromialgia.

VITAMINAS Vitaminas del grupo B
- Refuerzan el sistema nervioso, son esenciales para la producción de energía, reducen el estrés y actúan como antiinflamatorias. . Vitamina B1 o tiamina: mejora la actitud mental, combate el estrés y mantiene el buen funcionamiento del sistema nervioso. . Vitamina B2 o riboflavina: interviene en la transformación de los alimentos en energía y regula el metabolismo hormonal.
72

. Vitamina B3 o niacina: es muy importante para el sistema nervioso. Su deficiencia se manifiesta como perdida de memoria e irritabilidad, confusión, depresión e insomnio. Participa además en la producción de energía y el metabolismo. . Vitamina B4 o adenina: estimula la formación de leucocitos. . Vitamina B5 o ácido pantoténico: indispensable para el sistema nervioso central. . Vitamina B6 o piridoxina: ayuda a mantener en buen estado los sistemas nervioso e inmunológico. Está especialmente indicada en los pacientes con fibromialgia, pues junto a la vitamina C, interviene en la conversión del L-triptófano en serotonina. . Vitamina B8 o biotina: participa en numerosas reacciones bioquímicas, como la síntesis de ácidos grasos. . Vitamina B9 o ácido fólico: reproducción celular. es indispensable para la

. Vitamina B12 o cobalamina: aumenta la energía, alivia la irritabilidad y mejora la concentración y la memoria. Su deficiencia provoca fatiga, debilidad, depresión.

Vitamina C
- La vitamina C, además de jugar un papel fundamental en los mecanismos inmunitarios del organismo, es esencial para las funciones del sistema nervioso, ayudando a luchar contra la depresión. Su carencia se traduce en una sensación de fatiga más o menos crónica y en un sentimiento de tristeza. Por sus propiedades antioxidantes, la vitamina C ayuda a proteger las células musculares de la degeneración, por lo que puede mejorar o prevenir los síntomas musculares de los enfermos de fibromialgia.

73

La vitamina C es esencial en la prevención de infecciones, la producción de energía, la desintoxicación del organismo y como antioxidante y antiinflamatoria.

Vitamina D
- Su déficit es frecuente en la fibromialgia, lo que puede empeorar los síntomas.

Vitamina E
- Tiene actividad antioxidante e incrementa la inmune. respuesta

MINERALES
- Las personas con fibromialgia puede tener hipersensibilidad intestinal o pueden estar diagnosticadas de síndrome de colon irritable. Estas dos entidades producen inflamación intestinal, que se manifiesta en forma de gases, hinchazón, dolores abdominales, estreñimiento y diarrea. Esto puede alterar la absorción de nutrientes esenciales, como los minerales. Así, el déficit de calcio, magnesio, cobre, zinc, selenio, etc, es frecuente en la fibromialgia y puede provocar un cansancio generalizado. - Puede ser importante el aporte de los siguientes minerales:

Magnesio
- Es un mineral indispensable para la salud humana. El magnesio interviene en la producción de energía y es vital para la salud muscular. Relaja los músculos, previene las contracturas y espasmos musculares y disminuye el dolor muscular y la fatiga. - El magnesio es importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso, mejora el estado de ánimo, tiene un efecto tranquilizante y es antidepresivo.
74

- El déficit de magnesio es frecuente en los enfermos de
fibromialgia y favorece las contracturas musculares, sobre todo en la espalda, cuello y extremidades. Por ello, se aconseja la toma de suplementos de este mineral. - El magnesio se suele asociar con ácido málico, que es una sustancia que participa en el complejo proceso de obtención de energía. Si se asocian además coenzima Q-10 y L-carnitina, mejora la producción de energía y la fatiga.

Calcio
- El calcio es necesario para un buen funcionamiento muscular. El déficit de calcio es frecuente en la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica. Este déficit, además de favorecer la osteoporosis, produce sensación de fatiga y una mayor excitabilidad. El aporte de calcio en la fibromialgia alivia el dolor y minimiza las molestias de los espasmos musculares.

Selenio
- Es antioxidante, fortalece el sistema inmune y participa en diferentes reacciones enzimáticas, entre ellas algunas que intervienen en el metabolismo durante el ejercicio. Nos protege de los efectos tóxicos de los metales pesados, como el plomo, mercurio y cadmio. Su exceso puede ser tóxico.

Zinc
- Este mineral aumenta la función muscular y nerviosa. Es importante en las alergias y para mantener el equilibrio ácidobase. Una adecuada ingesta de zinc es esencial para el mantenimiento de la integridad del sistema inmunitario. Su déficit puede producir dolor muscular y fatiga.

75

AMINOÁCIDOS
- Algunos aminoácidos o componentes de las proteínas, se comportan como verdaderos antidepresivos naturales, además de aumentar nuestros niveles de energía.

Triptófano
- Es un aminoácido esencial que el cerebro utiliza para producir un neurotransmisor llamado serotonina. La serotonina es un analgésico natural que suele estar disminuido en la fibromialgia. También es precursor de la melatonina, por lo que induce el sueño de forma natural. - El 5-hidroxi-triptófano es su forma más eficaz. Su administración prolongada mejora los síntomas de la fibromialgia. Se toma por la noche, pues ayuda a conciliar el sueño, al mismo tiempo que favorece la relajación de los músculos. Reduce la rigidez matutina, el dolor muscular, la fatiga, la ansiedad y la tensión. Actúa como tranquilizante y antidepresivo, mejorando el humor y el estado de ánimo. Controla además las cefaleas tensionales y migrañas.

L-carnitina
- Es un aminoácido que participa en la producción de energía en el organismo. Aumenta la fuerza muscular y la resistencia física. Evita la fatiga rápida y ayuda a combatir el dolor. Puede ser útil en la fatiga crónica, la debilidad muscular y las contracturas dolorosas de la fibromialgia. Su asociación con el ácido alfalipoico optimiza su acción.

Glicina
- Es sedante del sistema nervioso. Mejora las funciones inmune y neurológica.

76

- La dimetil-glicina mejora la absorción de oxígeno en los músculos y destruye radicales libres. Reduce el tiempo de recuperación tras el esfuerzo, aumenta la energía de forma rápida y segura y mejora la resistencia física.

Fenilalanina
- Es otro aminoácido esencial que actúa como neurotransmisor. Es transformado por el cuerpo en norepinefrina y dopamina, dos transmisores que favorecen la actividad y la vitalidad. Por ello se le atribuye una acción antidepresiva, además de mejorar la memoria y la actividad mental.

Metionina
- La S-adenosil-metionina alivia el estrés y la depresión, pues participa en la síntesis de neurotransmisores y hormonas que influyen en el estado de ánimo, como la serotonina y dopamina. Es necesaria para la reparación celular, reduce el dolor muscular y articular y mejora la salud hepática. Puede ser eficaz en la fibromialgia.

OTROS SUPLEMENTOS Melatonina
- La melatonina actúa en la regulación del ritmo circadiano. Mejora el insomnio y favorece el sueño reparador. Además, el sueño inducido por la melatonina es más natural y de mejor calidad que el inducido por los somníferos habituales. Mejora los trastornos del sueño, habituales en la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica. También mejora la memoria a corto plazo. Es frecuente encontrar niveles bajos de melatonina es personas con fibromialgia. Hay que tener en cuenta sus posibles contraindicaciones e interacciones con otros fármacos que se estén tomando al mismo tiempo.

77

Ácido alfa-lipoico
- Es un potente antioxidante y regenerador del glutatión y participa en las reacciones que posibilitan la trasformación del azúcar en energía. Es importante en alteraciones del sistema inmune. Es de gran utilidad para combatir la fatiga en la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica.

Probióticos y enzimas digestivas
- La toma de estos suplementos forma parte de la estrategia general para eliminar toxinas y reducir nuestra exposición a las mismas. - Entre los probióticos está el lactobacilo acidófilo, que regenera la flora intestinal beneficosa, regulando las funciones del aparato digestivo y mejorando la digestión. Junto a las enzimas digestivas, son importantes para evitar la formación de toxinas intestinales, que pueden pasar a la sangre, provocando respuestas del sistema inmune.

Coenzima Q-10
- Es un nutriente esencial para que las células puedan rendir al máximo, es antioxidante y potencia el sistema inmunitario. En la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica, mejora el rendimiento muscular, aumenta la energía y mejora la oxigenación de los tejidos.

Ácidos grasos omega-6
- El ácido gamma-linoleico participa en las respuestas inflamatorias e inhibe el dolor, lo que es importante en los pacientes afectos de fibromialgia y fatiga crónica. Se puede obtener a partir de los aceites de onagra y de borraja.

78

Ácidos grasos omega-3
- Son importantes para el sistema cardio-vascular, osteoarticular y neurológico. Su consumo es útil en las enfermedades inflamatorias, neurodegenerativas, alergias y el cáncer. Mejora los síntomas depresivos, como la tristeza, ansiedad, falta de energía vital e insomnio. Los alimentos ricos en omega-3 favorecen la desintoxicación del organismo. Pueden tomarse en forma de suplementos.

Lecitina
- Es necesaria para el funcionamiento de los nervios, sistema nervioso, músculos y circulación general. Depura el hígado y favorece la recuperación tras el esfuerzo.

PLANTAS MEDICINALES
- La función principal de la fitoterapia en el tratamiento de la fibromialgia consiste en utilizar aquellas plantas que tienen como finalidad relajar la tensión, aliviar el dolor, depurar el organismo y favorecer el sueño. - Jengibre: constituye uno de los mejores antiinflamatorios y analgésicos vegetales. Puede reducir el dolor producido por la fibromialgia. Es además digestivo y desintoxicante. No debe consumirse en exceso en caso de ardor de estómago o cuando se están tomando fármacos anticoagulantes. - Hipérico: es antiinflamatorio, sedante y antidepresivo. Aumenta los niveles de serotonina. Constituye un buen remedio para combatir los dolores corporales, especialmente aquellos producidos por afecciones reumáticas, gota, artritis, ciática, lumbalgia, etc. - Tila: muy útil para eliminar los dolores de cabeza que tienen un origen emocional.

79

- Valeriana: elimina el estado de ansiedad, es relajante y favorece la tranquilidad y el sueño. Se puede usar en casos de tensión nerviosa. También alivia los espasmos musculares. - Melisa: ayuda a conciliar el sueño y mejora la memoria. Favorece la relajación. - Manzanilla: es antiinflamatoria y sedante del sistema nervioso, útil para la inducción al sueño. - Kava: reduce la ansiedad y es relajante muscular. Mejora el ánimo y favorece el sueño. Puede interactuar con otros fármacos sedantes y además puede producir alteraciones hepáticas y cutáneas, por lo que debe consumirse bajo control médico. - Flor de la pasión o pasiflora: sus infusiones resultan adecuadas para evitar los espasmos involuntarios producidos por un sistema nervioso sometido a estrés. Es eficaz en el manejo del insomnio, tensión nerviosa, ansiedad, estrés y cansancio. - Aloe Vera: a nivel endógeno promueve la digestión, estimula la movilidad intestinal e induce la eliminación de toxinas del organismo. Es antiinflamatorio y activa la función inmune, por lo que se ha usado en el síndrome de fatiga crónica. - Equinácea: puede estimular la función inmune a corto plazo en el síndrome de fatiga crónica, pero su eficacia puede disminuir si se consume de forma continuada. En caso de enfermedades autoinmunes o sistémicas progresivas o de antecedentes alérgicos, se debe tomar sólo bajo control médico. - Harpagofito: es antiinflamatorio. Puede usarse en caso de dolor leve o moderado en las articulaciones o la columna. No se debe tomar en caso de úlcera gastroduodenal. - Plantas depurativas: Las infusiones que ayudan a depurar el hígado son el cardo mariano, alcachofera, bardana, salvia, tomillo, boldo, diente de león, cola de caballo, manzanilla, comino y ortiga.
80

NUTRICION ORTOMOLECULAR
- La nutrición ortomolecular realiza una verdadera corrección bioquímica utilizando nutrientes esenciales naturales, presentes en nuestro organismo, tales como aminoácidos, minerales, oligoelementos, enzimas y ácidos grasos. Estos nutrientes restauran la integridad bioquímica del organismo, favoreciendo la activación de las reacciones enzimáticas y aumentando la resistencia orgánica. - La nutrición ortomolecular se basa en tres fundamentos: la corrección alimentaria, según pautas similares a las que hemos descrito, la depuración o detoxificación celular activa y la reestructuración biológica celular.

DEPURACIÓN O DETOXIFICACIÓN CELULAR ACTIVA Detoxificación hepática
- Ante la defectuosa actividad enzimática de detoxificación hepática observada en los casos de fibromialgia, la nutrición ortomolecular propone la utilización de nutrientes correctores para que el hígado pueda realizar la necesaria detoxificación celular, entre ellos están los aminoazufrados como taurina, metionina, cisteína y glutatión, y sus cofactores B6 y B9, además de moléculas vegetales ricas en compuestos azufrados como ajo, y rábano negro, y oligoelementos catalizadores de las funciones de desintoxicación, como el zinc y el selenio.

Higiene intestinal
- Se aconseja efectuar una adecuada higiene intestinal, con el uso de prebióticos (fibras solubles, productos lacto-fermentados y fructooligosacáridos vegetales) y probióticos (bifidobacterias).

81

Antioxidantes
- Para luchar contra los radicales libres, es preciso tomar antioxidantes que protegen el tejido conjuntivo y regulan ciertos procesos inflamatorios. Entre los antioxidantes tenemos el zinc, cobre, manganeso, selenio, vitamina B1 y B6 y los antioxidantes mayores como la vitamina E, C, betacaroteno y moléculas vegetales antioxidantes (bioflavonoides, luteína, antocianósidos, resveratrol, viniferina, etc).

Equilibrio ácido-base
- Además de la alimentación, para mantener el Ph y evitar la acidosis, pueden ser necesarios citratos y carbonatos de calcio, magnesio o potasio y vitaminas B3, B5 y B6.

Agua y estimulación emuntorial
- El agua es importante para la depuración del organismo. Debemos tener en cuenta que el agua del grifo contiene aluminio y otros metales pesados, cloro, flúor, nitratos, fosfatos, pesticidas, etc. Es mejor filtrar el agua del grifo o tomar agua mineral. - Además del agua, existen plantas con actividad depurativa: alcachofera, grosella, borraja, ulmaria, diente de león, romero, rábano negro, desmodium, etc.

REESTRUCTURACIÓN BIOLÓGICA CELULAR Oligoelementos
- Son elementos químicos indispensables para el funcionamiento celular normal. Son el manganeso, cobre, cobalto, zinc, cromo, molibdeno, vanadio, etc. La carencia de oligoelementos produce astenia, malestar general, enfermedades degenerativas, alteraciones hormonales e inmunitarias, etc.

82

Cofactores enzimáticos
- Son nutrientes esenciales para que se realicen las reacciones enzimáticas. Los principales son el zinc, el magnesio y las vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9 y B12).

Ácidos grasos esenciales
- Se trata de los ácidos grasos omega- 6, que pueden aportarse en forma de aceite de onagra, borraja o grosella negra, y los ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA), presentes en el pescado, que pueden tomarse en forma de suplementos de aceite de pescado.

Aminoácidos
- Además de los que ya hemos mencionado en la hepática (metionina, cisteina, glutatión y taurina), aminoácidos importantes en otras funciones del triptófano, tirosina, S-adenosilmetionina, glicina, carnitina y fenilalanina. depuración hay otros organismo: glutamina,

- Hemos citado algunos de ellos en el apartado de suplementos nutricionales.

Vitamina C
- Es antioxidante. Su déficit produce debilidad muscular. Es antitóxica frente a tóxicos químicos y equilibra el sistema inmunitario.

83

C. TRATAMIENTO DE DESINTOXICACIÓN
- Para algunos autores, el tratamiento principal de la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, la sensibilidad química múltiple y la electrohipersensibilidad es el control ambiental. Esto significa algo tan sencillo y eficaz como evitar en lo posible la exposición a tóxicos, lo cual disminuye la carga química total del organismo y permite que sus propios mecanismos de regulación entren en acción. Es importante además no intervenir negativamente con fármacos, a no ser que estos sean estrictamente necesarios. - Además del control ambiental, también son importantes los tratamientos de desintoxicación, incluido un cambio en la alimentación. Muchas personas con fibromialgia ven mejorar sus síntomas tras someterse a un programa de desintoxicación.

REDUCCIÓN DE LA EXPOSICIÓN A TÓXICOS DEL ENTORNO Hay unas recomendaciones que podemos seguir para disminuir nuestra exposición a productos tóxicos: - Vigilar la calidad del agua que consumimos. El agua del grifo contiene muchos tóxicos: pesticidas, metales pesados, nitratos, etc. Podemos instalar filtros en nuestra casa o utilizar agua mineral, a ser posible en botellas de vidrio. - Consumir productos ecológicos siempre que podamos, evitando aditivos. El uso de pesticidas es una de las principales causas de intoxicación medioambiental en todo el mundo. - Debemos también evitar los alimentos a los que presentemos intolerancia (gluten, lácteos, etc).

84

- Evitar el bisfenol-A, presente en plásticos, latas de conservas, etc. Afecta a las hormonas del desarrollo y la fertilidad. Produce alteraciones de conducta y es cancerígeno. - Utilizar productos naturales para la higiene personal. Evitar el uso de productos químicos en la higiene de la piel y el cabello (es importante evitar los parabenes, derivados del petróleo –propyl y methyl- y la dietanolamina o DEA). Tener cuidado con los cosméticos, sobre todo con los que contienen fragancias, pues contienen sustancias tóxicas que se absorben a través de la piel. Para el Ayurveda, no deberíamos aplicar en la piel nada que no consideremos un alimento. Así, el mejor hidratante para la piel sería el aceite de sésamo. - No usar productos perfumados para bebés, incluidas las toallitas perfumadas, pues suelen contener parabenes y liberan sustancias muy tóxicas, como el tolueno. - Utilizar productos naturales para la limpieza del hogar. Tener cuidado con la lejía, detergentes y suavizantes para la ropa. - Ventilar la casa con frecuencia. Los ambientadores para la casa o el coche no purifican el aire, lo contaminan. Son productos muy tóxicos y los niños no deberían estar expuestos a ellos. - Usar ropa de tejidos naturales (seda, algodón, lino, lana, cáñamo, etc), sin químicos. Esto debe aplicarse también para la ropa de casa (sábanas, mantas, etc). Es importante que tengan el sello europeo “textiles de confianza”. - No utilizar insecticidas en casa o en el jardín. Es importante que nos informemos de la utilización de pesticidas y plaguicidas en nuestros lugares de trabajo, colegios, espacios comunes compartidos, como bibliotecas, etc.

85

- Al comprar muebles o alfombras, o bien al pintar nuestra casa, es importante elegir productos en los cuales la ausencia de sustancias tóxicas esté garantizada. Por ejemplo, podemos usar pinturas y barnices ecológicos y no comprar muebles de aglomerado, que emanan formaldehído, una sustancia muy tóxica. Los suelos deben ser de madera o cerámica, evitando la moqueta. La madera no debe estar tratada con lacas o barnices tóxicos.

PREVENCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA - La contaminación electromagnética puede empeorar los síntomas de la fibromialgia, fatiga crónica o sensibilidad química múltiple. Para prevenir la contaminación electromagnética, podemos seguir los siguientes consejos: - Cuidar la exposición a los aparatos eléctricos en general: luz fluorescente, ordenador, televisión, etc. Una exposición excesiva puede agotar nuestra energía. Evitar cocinar con cocinas de inducción o microondas. - Limitar el uso del teléfono móvil y utilizar dispositivos que nos protejan de sus radiaciones. El uso del móvil durante 10 años o más se ha demostrado que produce un aumento de la incidencia de tumores cerebrales en el lado de la cabeza donde se coloca el móvil. Se desaconseja el uso del móvil en niños menores de 15 años, pues su cerebro está en formación y es más sensible al efecto de las ondas electromagnéticas. - Volver al teléfono fijo con cable, descartando el inalámbrico, que es igual de peligroso que el móvil, pues ambos utilizan la misma tecnología.

86

- Volver a utilizar ordenadores conectados por cable mediante ADSL, en sustitución del sistema Wi-Fi. - Hacer ejercicio moderado, a ser posible todos los días, mejor en el campo, respirando aire puro y tomando el sol. Es importante respirar el mejor aire posible el mayor tiempo posible, y esto es imprescindible para los niños. Caminar descalzo por la hierba o la arena descarga a la tierra el voltaje acumulado en nuestro cuerpo por la exposición a los campos electromagnéticos. - Llevar ropa de tejidos naturales. Los tejidos sintéticos acumulan electricidad estática.

ELIMINACIÓN DE LAS TOXINAS DE NUESTRO ORGANISMO Podemos depurar nuestro organismo de elementos tóxicos, pero es mejor que lo hagamos de la mano de un profesional de la medicina. Los métodos de depuración más utilizados son los siguientes: - Hierbas medicinales depurativas, aminoácidos que favorecen la depuración del hígado, minerales, vitaminas, etc. Hemos comentado este aspecto en el capítulo de suplementos nutricionales, especialmente al hablar de la nutrición ortomolecular. - Las hierbas medicinales con acción depurativa a nivel hepático son la alcachofera, diente de león, cardo mariano y boldo. A nivel renal, las plantas depurativas son la cola de caballo y el té verde. Los depuradores pulmonares son el tomillo, gordolobo y llantén. El aloe vera y las semillas de lino actúan como depuradores intestinales. La equinácea activa el sistema inmune y la valeriana, la flor de azahar y la angélica son sedantes del sistema nervioso.

87

- Seguir una dieta depurativa, con abundantes frutas y verduras ecológicas. - Ayuno periódico de corta duración, por ejemplo, un día a la semana o cada 2-3 semanas, tomando infusiones, frutas, zumos, etc. Debe hacerse bajo supervisión médica, sobre todo si tenemos alguna enfermedad o estamos tomando fármacos. - Es importante el ejercicio físico diario, sobre todo al aire libre, siempre según nuestras posibilidades. - Limpieza de colon mediante enemas. Esta técnica se ha demostrado que es útil en la fibromialgia. Las grandes tradiciones médicas antiguas, como el Ayurveda, siguen utilizando los enemas elaborados con plantas medicinales, miel o aceite de sésamo, dentro de un proceso de depuración más amplio que incluye el masaje con aceite, la sauna con hierbas medicinales, etc. - La sauna libera toxinas a través de la piel, relaja los músculos y alivia los dolores. También regula el funcionamiento del sistema nervioso autónomo, por lo que puede ser de ayuda en casos de fibromialgia o síndrome de fatiga crónica.

88

D. EJERCICIO FÍSICO
- Hay muchas formas de decirle a nuestro cuerpo que lo amamos y respetamos, y de hacerle percibir nuestras ganas de vivir. La mejor manera consiste en permitirle practicar aquello para lo que fue diseñado: el movimiento y la actividad física, pero siempre permitiéndonos sentir lo que necesitamos en cada momento. - Las siguientes recomendaciones se dirigen a los pacientes con fibromialgia que no se encuentren en grados máximos de afectación o que no tengan otras enfermedades que limiten o contraindiquen la práctica de ejercicio. En este caso, es importante la valoración médica antes de iniciar cualquier práctica de ejercicio físico. Las personas afectadas de Síndrome de Fatiga Crónica tienen una mayor intolerancia al ejercicio, por lo que estas recomendaciones no van dirigidas a ellas. - Hay que tener el mismo cuidado para prescribir ejercicio físico que para prescribir medicación. - Es importante que las personas con fibromialgia se mantengan activas, en la medida de lo posible, aunque el dolor y las contracturas musculares pueden interferir en las actividades diarias y en el ejercicio. Las personas con fibromialgia generalmente no hacen ejercicio por el dolor, la fatiga o por el temor a empeorar la situación, pero el ejercicio puede hacer que se sientan mejor, con más energía. Además la inactividad lleva al debilitamiento de los músculos y a la atrofia muscular. - Si la actividad física se disminuye mucho, la condición física va disminuyendo y el cansancio aparece ante actividades cada vez más ligeras. La buena noticia es que el ejercicio puede ayudarnos a recuperar las capacidades físicas que hemos perdido por la inactividad; fuerza, equilibrio, resistencia a la fatiga, etc.,

89

- El ejercicio aeróbico, combinado con la respiración profunda, aumenta la capacidad de depuración del nuestro organismo, refuerza el sistema inmunitario, mejora nuestro estado de salud en general y puede ayudarnos a superar el ciclo del dolor.

- El ejercicio nos proporciona además mayor flexibilidad, mejora la circulación sanguínea, aumenta el aporte de oxígeno a células y tejidos, favorece un sueño más profundo, mejora el estado de ánimo, disminuye el estrés, ayuda a mantener el peso adecuado y libera endorfinas, que actúan como analgésicos y tranquilizantes naturales. Hace mucho tiempo que se sabe que el ejercicio físico aeróbico es eficaz e incluso necesario en un enfoque integrado de la fibromialgia, para conseguir una mayor calidad de vida. - Cuando una persona se siente cansada y dolorida, puede tener dudas sobre si debe realizar ejercicio físico. Por eso, es importante que el dolor y otros síntomas estén controlados antes de iniciar la práctica del ejercicio físico. Debemos comenzar paso a paso, con ejercicios aeróbicos de bajo impacto, como caminar, bailar, montar en bicicleta, nadar, ejercicio aeróbico en agua a temperatura confortable (30 º), etc. Estos tipos de actividad tienen muy bajo riesgo de inducir traumatismos o lesiones musculares o articulares. La aplicación de calor previo puede favorecer las fases iniciales de la actividad. - Podemos comenzar haciendo ejercicio 3 veces por semana unos 20 minutos, evitando siempre la sensación de gran esfuerzo, fatiga o dolor. Se debe ir aumentando poco a poco la resistencia física, pues el ejercicio puede producir una crisis de dolor agudo o bien provocar contracturas musculares. - Es importante contar con el asesoramiento de un fisioterapeuta o profesional con experiencia en este tipo de enfermedad, y tener supervisión médica individualizada. No es válida la simple inclusión en un programa de “ejercicios para personas de la tercera edad” o en un grupo de “gimnasia en el agua”.
90

- Las personas con fibromialgia precisan un programa específico, adaptado además a las habilidades y limitaciones de cada persona en particular. - El ejercicio debe acompañarse de un aprendizaje de técnicas de respiración. - Un programa adecuado de ejercicio debe incluir un precalentamiento, un programa de ejercicio aeróbico suave que nunca debe empeorar la situación clínica ni la percepción de enfermedad del paciente y una secuencia de relajación con unas series de estiramientos suaves, que dependerán del grado de afectación de cada persona. - Los ejercicios de estiramiento suaves y las técnicas de relajación como el yoga, el tai-chi o la meditación alivian la tensión muscular, mejoran la ansiedad y sirven para tomar conciencia de nuestro propio cuerpo. Estas técnicas nos ayudan a centrarnos en el momento presente, conseguir un sentimiento de paz interior y mejorar nuestro desarrollo espiritual.

91

E. FISIOTERAPIA
- La fisioterapia puede aliviar el dolor, relajar los músculos y corregir posturas inadecuadas. - El tratamiento fisioterapéutico sobre las contracturas puede ser importante, pero el fisioterapeuta debe tener mucha experiencia para no agravar el problema. El masaje relaja los músculos y parece que ayuda a disminuir los espasmos musculares. - Los masajes pueden mejorar contracturas del cuello y hombros, pero también pueden provocar contracturas musculares reflejas. A veces ocurre que el masaje relaja los músculos, pero al volver a casa, la tensión y el dolor se intensifican. Por ejemplo, el masaje de amasar produce más dolor al provocar contracturas posteriores. Estirar músculos contracturados produce más dolor. - Debe tenerse también cuidado con los aparatos eléctricos usados en fisioterapia, pues crean campos electromagnéticos y pueden producir microcontracturas. - El calor puede resultar beneficioso, pues generalmente mejora el dolor, al aumentar el riego sanguíneo de la zona dolorida y relajar la tensión muscular. La termoterapia o balneoterapia calientes también pueden ser beneficiosas, pero es importante que estos tratamientos estén indicados y controlados por profesionales con experiencia.

92

F. ASPECTOS EMOCIONALES
- Una persona sana y equilibrada no experimenta alteraciones en su flujo energético, pues todos sus niveles funcionan armónicamente. El cuerpo, los sentidos, las emociones, la mente, la conciencia y todas aquellas partes de nosotros que escapan a cualquier descripción, expresan juntos el misterio maravilloso y la belleza de la vida. Las alteraciones, al nivel que sean, pueden afectar la salud, que es nuestro estado natural. - El cuerpo, la parte más accesible de nuestro ser, es un reflejo de todas nuestras experiencias y de la forma en que las hemos asimilado. La salud sólo puede renacer a partir del cuidado y conocimiento de uno mismo. LAS HERIDAS EMOCIONALES - Los que expresan sus emociones sienten a veces que eso es mejor que reprimirlas. Pero más que reprimir o expresar las emociones, es preferible comprenderlas. Al comprender nuestras emociones, las transformamos y liberamos. - Los pequeños desafíos o contratiempos que podemos encontrar a lo largo de nuestra vida pueden perturbarnos unos días, pero la mente es capaz de “sanar”. Igual que una pequeña herida puede curarse rápidamente y no dejar ninguna cicatriz, la mente posee también un mecanismo natural para curar las heridas emocionales. Estas heridas no dejan una cicatriz duradera y a menudo nos sirven de impulso para madurar y para nuestro crecimiento personal. - En otra ocasiones, los acontecimientos son tan dolorosos que desgarran profundamente la imagen que tenemos de nosotros mismos o nuestra confianza en el mundo que nos rodea, sobre

93

todo si estos acontecimientos han ocurrido durante la infancia, época en la que somos más vulnerables psicológicamente. Las emociones profundas no resueltas pueden alterar la mente o pueden manifestarse como enfermedades en el cuerpo. Los traumas o heridas emocionales pueden tener un papel en el desarrollo o el mantenimiento de los síntomas en las personas afectadas de fibromialgia. El dolor puede ser la expresión de una vivencia emocional que no pudimos elaborar adecuadamente: el dolor físico puede estar expresando un profundo dolor emocional. - Quizás sentimos que la vida nos ha hecho mucho daño, quizás no nos hemos sentido lo suficientemente queridos, y eso nos duele, o quizás nos sentimos atrapados por las circunstancias y nos gustaría vivir con más sinceridad, siguiendo los anhelos de nuestro verdadero ser. A veces, antes del diagnóstico de la enfermedad, hemos vivido un período particular de estrés físico o emocional. - La mente intenta ocultar y aislar las heridas emocionales, pues son muy dolorosas para nosotros. Puede incluso llegar a negar lo ocurrido, pero cuando la vida nos recuerda estos hechos traumáticos, somos conscientes de que la herida no se ha cerrado todavía. Al reactivarlos, por ejemplo con un nuevo acontecimiento doloroso, los traumas del pasado pueden apoderarse de nuestros pensamientos, de nuestras emociones y de las reacciones de nuestro cuerpo. EL REENCUENTRO CON NUESTRO SER INTERIOR - Para ayudarnos a sanar las pequeñas heridas emocionales, necesitamos empezar por reencontrarnos con nosotros mismos. Muchos de nosotros somos unos extraños para nuestro propio mundo interior. Al cabo de los años, nos hemos entrenado en no escucharnos. Concentrados en objetivos concretos: solucionar una crisis urgente, encontrar una pareja, cuidar de los hijos,

94

responder a las expectativas de nuestros padres, amigos, jefes o compañeros, hemos preferido silenciar ese murmullo profundo y leve que bulle en nuestro interior. - Si hubiéramos escuchado ese bullir, esto es lo que probablemente hubiéramos oído: “no me siento bien, carezco de las cosas que realmente me importan, necesito más integridad, más belleza, generosidad, alegría, ternura. No es suficiente. Estoy perdiéndome algo esencial”. - Un paso muy importante para empezar a conocernos mejor es pasar cada día un tiempo con nosotros mismos, lo cual es un “acto radical de amor”. Esta soledad reflexiva es la condición previa esencial para armonizar las fuerzas de sanación interna de nuestro cuerpo, y nos ayuda a encontrar el verdadero sentido de nuestras vidas. - La forma de vida moderna nos impide muchas veces la conexión con lo que somos en realidad: nos identificamos sólo con nuestras emociones, pensamientos, mente cotidiana y cuerpo físico. Pero cuando reconocemos los niveles más sutiles de nuestro ser, tocamos nuestra sabiduría interior y comprendemos quienes somos realmente. - “Cuando estamos en una situación dolorosa, podemos preguntarnos: ¿cómo era la música vital a cuyo compás me gustaría danzar, la canción – única y personal – que querría tener la certeza de haber entonado al menos una vez en la vida?. Dicho de otra forma ¿qué es lo que hace vibrar mi corazón y mi alma?. Ahí está mi camino. Además ¿porqué no pensamos en todo lo que el dolor nos ha dado?. En realidad, la idea no es volver a vivir de la misma manera en que siempre lo hemos hecho. Debemos permitir que la vida nos depare algo nuevo.

95

- El contacto con nuestra sabiduría interior es de gran ayuda para resolver las heridas emocionales profundas. Es importante disfrutar de momentos de profunda calma interior. - En las personas a las que la vida ha hecho mucho daño, las heridas del pasado quedan cerca de la superficie. En esta situación, volver la atención hacia el interior, puede resultar demasiado doloroso o demasiado perturbador. Estas cicatrices mal curadas nos hacen perder gran cantidad de energía y disminuyen la capacidad del organismo para su propia defensa. En estos casos, puede que haga falta localizar el trauma que ha dejado una señal permanente en la psique con la ayuda de un profesional. LA LIBERACIÓN DEL DOLOR - Cuando sintamos nuestra aceptación interna, sentiremos también la fuerza capaz de disolver el dolor. Y no olvidemos amarnos a nosotros mismos durante todo el proceso. Nuestra mente y nuestro cuerpo luchan siempre por la salud, pero el punto de partida es el aquí y ahora. Necesitan tiempo y cuidados. - Debemos ser siempre cariñosos y amables con nosotros mismos y aceptarnos como somos. Amándonos nos concederemos el tiempo necesario para cuidar del bienestar de nuestro cuerpo, mente y espíritu. Nuestro verdadero ser necesita atención y cuidados. Es necesario que nos tomemos nuestro tiempo para resolver nuestros dolores emocionales: es un proceso por el que debe avanzarse paso a paso, hasta que experimentemos el cambio interior. No importa que demos un paso hacia atrás, al final el cambio llega a través de la comprensión, la aceptación y la liberación. No debemos intentar forzar nada.

96

- Siempre es posible darnos la oportunidad de vivir nuestros sueños, empezar una vida nueva de momentos preciosos para compartir, de un aprendizaje profundo del amor y la ternura. LA ARMONÍA - La perfección personal requiere estar en paz, lo cual empieza por la supresión de las limitaciones físicas, mentales y emocionales. Las herramientas para el desarrollo personal son la comprensión, el perdón y la compasión. La naturaleza es la encarnación del perdón, y toda curación proviene de la naturaleza. LAS RELACIONES - Para ser profundamente humanos, debemos tener una relación lo más auténtica posible con los demás. Expresar nuestros sentimientos más íntimos, enfrentarnos a nuestros miedos y vivir las relaciones con más autenticidad, son factores muy importantes para nuestra salud y bienestar y nos ayudan a crear un espacio en el que caben el amor incondicional, la energía del universo y la fuente de toda sanación. - Todas las relaciones son, primariamente, oportunidades de dar. Cuando florece este tipo de generosidad y confianza, no tenemos nada que temer de la vida y sí mucho para recibir de ella; podemos permitir que la existencia trascurra sin ser forzada.

97

SOBRE LA TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL - La terapia cognitivo-conductual es una forma de psicoterapia que se aplica en la fibromialgia sobre la hipótesis de que la razón por la cual el paciente desarrolla una enfermedad es debido a su manera de pensar o a su “sistema de creencias”. Según esta terapia, si el enfermo pensara de otra manera, no hubiera enfermado o mejoraría. Esta idea errónea ha sido desmentida por muchos investigadores, que consideran que la terapia cognitivo-conductual no tiene sentido en la fibromialgia y otras enfermedades ambientales. - Los últimos trabajos científicos sugieren que ninguno de los síntomas principales de estas enfermedades mejoran con esta terapia. - Para algunos autores, la terapia cognitivo-conductual puede empeorar la salud física de los pacientes, pues se les anima a ver sus síntomas como “síntomas fantasma”, lo que puede interferir con las señales de alerta que está dando el cuerpo sobre dolor, fatiga, etc. - El enfoque simplista, y a menudo culpabilizante que utiliza la terapia cognitivo-conductual, puede empeorar también la salud emocional de los pacientes que participan en ella, al animarles a que cambien de pensamiento a uno más positivo y adaptado. - En resumen, la terapia cognitivo-conductual no ha demostrado su eficacia clínica, y se desaconseja su uso en las enfermedades ambientales. - Hay otros procesos terapéuticos de tipo psicológico, en los que se tiene empatía con la realidad que viven las personas afectadas. En procesos respetuosos y verdaderamente terapéuticos, los pacientes encuentran nuevas maneras de redefinirse y adaptarse a los grandes cambios que suponen estas enfermedades, desarrollando su propia fuerza interior.

98

G. TÉCNICAS DE RELAJACIÓN
- Las técnicas de relajación intentan conseguir una relajación muscular para aliviar el dolor y también nos ayudan a mejorar la ansiedad. Vamos a referirnos aquí a la respiración y relajación. - El yoga, el chi kung y la meditación no pueden considerarse únicamente como técnicas de relajación, pues son métodos que actúan a nivel de todos los aspectos de nuestra existencia: cuerpo, sentidos, sentimientos, mente y espíritu. Por lo tanto, deben considerarse como métodos de evolución espiritual, que nos ayudan a reencontrarnos con nuestra verdadera esencia. Les dedicaremos un capítulo especial.

RESPIRACIÓN
- Hacer respiraciones profundas y pausadas, moviendo el abdomen, relaja física y mentalmente y disminuye la ansiedad. Respirar de forma pausada, centrándonos en la respiración, nos va a ayudar a aliviar el dolor en la fibromialgia. Mediante la respiración pueden eliminarse muchas tensiones internas. - Podemos practicar haciendo 8 a 10 respiraciones completas, moviendo el abdomen, poniendo en ello toda nuestra atención. Al inspirar, podemos sentir cómo el aire penetra por la nariz, llevando la energía vital a nuestro interior, llenando cada espacio de nuestro cuerpo y relajando nuestros músculos. Al expirar, el aire que sale por la nariz, se lleva todas nuestras tensiones. - Podemos imaginarnos tumbados en una playa, escuchando el murmullo de las olas en la orilla. Hacemos 8 a 10 respiraciones profundas intentando acompasar la inhalación con la ola que llega a la playa y la exhalación con el agua retirándose hacia el mar. Intentamos respirar tranquila y relajadamente.

99

RELAJACIÓN
- La relajación es muy importante. Podemos aprender a relajarnos nosotros mismos, o bien con la ayuda de un profesional, por ejemplo un profesor de yoga o tai-chi, o bien con un psicólogo. Luego podemos practicar la relajación cuando lo necesitemos, para relajarnos o calmar el dolor. Al relajar el cuerpo físico, también se relajan nuestra parte emocional y espiritual. - En la relajación, es importante sentir que va desapareciendo la tensión muscular y que el cuerpo se va relajando poco a poco. Podemos hacer la relajación tumbados en la cama, lo más cómodamente posible. - Si queremos calmar el dolor o simplemente relajarnos, por ejemplo, antes de dormir, podemos ir relajando con suavidad la musculatura de todo el cuerpo. Debemos poner mucho cariño y amor en nuestro cuidado. - Podemos empezar haciendo varias respiraciones abdominales completas, respirando de forma profunda y pausada. Luego vamos relajando las diferentes áreas de nuestro cuerpo: cabeza, frente, ojos, boca, mandíbula, cuello, hombros, brazos, antebrazos, muñecas y manos hasta los dedos. Luego seguimos con el abdomen, muslos, rodillas, pantorrillas, tobillo y pies hasta los dedos. Al finalizar, sentiremos todo el cuerpo ligero, relajado y tranquilo.

100

H. MEDITACIÓN Y CONCIENCIA
- Como ya hemos comentado en el capítulo anterior, el yoga, el tai-chi, Chi Kung y la meditación nos ayudan a conectar con nuestra verdadera esencia, y conseguir la verdadera sanación.

YOGA
- El yoga es fundamentalmente un método de mejoramiento humano, un sistema de autorrealización, que conlleva una actitud y una forma de vida. El yoga integra cuerpo, mente y espíritu mediante estiramientos suaves y asanas, técnicas respiratorias o pranayama, meditación y clases para aplicar los principios de yoga a la vida diaria, todo ello para alcanzar una convivencia armoniosa. - El yoga aumenta el flujo de energía vital y mejora los síntomas de la fibromialgia: puede disminuir el dolor, la fatiga, la sensibilidad y la ansiedad y mejorar el sueño y el estado de ánimo. - Las asanas o posturas de yoga nos permiten liberar los bloqueos de estrés o áreas de disfunción que se depositan en nuestro cuerpo a lo largo de los años, debido a los daños físicos y emocionales de la vida. Las asanas nos dan agilidad, tonifican los músculos y mejoran la flexibilidad de las articulaciones. También activan la circulación sanguínea y la oxigenación celular, ayudándonos a eliminar toxinas y a mejorar el funcionamiento de los órganos internos. - Cada movimiento y estiramiento debe hacerse desde la relajación y acompañarse de la respiración adecuada. Es preciso comenzar aprendiendo a respirar y relajarse y luego ir introduciendo ejercicios suaves. - Las técnicas respiratorias o pranayama favorecen la relajación de cuerpo y mente.

101

- La meditación nos ayuda a manejarnos mejor con las tensiones habituales o excepcionales de la vida, pues gracias a ella se alcanza un estado de serenidad que nos permite vivir con mayor armonía nuestras relaciones. - Los métodos del yoga en su conjunto actúan sobre el sistema nervioso central, mejoran la concentración y el rendimiento, disminuyen el estrés físico y calman la mente. El yoga intenta conseguir un estado de total relajación física y mental al favorecer la distensión y el descanso profundo. - Es aconsejable iniciarse en el yoga de forma progresiva y con el apoyo constante de un profesor que tenga en cuenta las características especiales de las personas con fibromialgia. Las clases no adaptadas pueden ser demasiado intensas, al estar diseñadas para personas sanas. Estas clases pueden exigir un esfuerzo que puede no ser adecuado para las personas afectadas. La ayuda de un buen profesor de yoga con el que instaurar una relación individualizada puede ser la mejor forma de iniciarse en el yoga. - El yoga y el Ayurveda son ciencias hermanas que se han desarrollado simultáneamente, influenciándose una en la otra. Constituyen partes integrales de la gran filosofía védica, que nos enseña que todo el universo es un mismo ser. Ambas posibilitan que cada persona y cada cultura puedan vivir en armonía con la Naturaleza y con su verdadera esencia, para así poder ayudar a todos los demás seres a conseguir este estado de armonía. La verdadera sanación de las enfermedades ambientales está en la vuelta al respeto a la Naturaleza.

102

CHI KUNG
- El término Chi Kung se traduce como “trabajo con la energía vital” o “cultivo de la energía”. Es una de las cinco disciplinas de la medicina tradicional china, según la cual, la enfermedad surge debido a un desequilibrio en el flujo de la energía vital. - El Chi Kung comprende técnicas de respiración y meditación, así como una serie de posturas y movimientos suaves del cuerpo, diseñados para reequilibrar la energía a través de los meridianos, fortalecer el esqueleto y los órganos internos, ejercitar músculos y articulaciones, promover la relajación, el control del estrés y la expansión de la conciencia. Para algunas personas con fibromialgia, este suave ejercicio es muy beneficioso, pues fortalece los músculos sin forzarlos. Es importante no ir más allá de lo que nos permitan nuestras posibilidades.

MEDITACIÓN
- Según el Dr. Vasant Lad, especialista en medicina ayurvédica, “La meditación trae orden natural, conciencia y armonía a la vida humana. Despierta la inteligencia, la creatividad y promueve la paz”. - A menudo se presenta la meditación como una técnica de relajación, pero esto es una manera incompleta de indicar su finalidad. El objetivo de la meditación es descubrir el silencio de la mente y conectar con nuestro ser interior o conciencia. - Meditar es entrar en el silencio. El silencio es el espacio del Ser. En el silencio intuimos el secreto que subyace en todo lo creado y podemos ascender a planos avanzados de percepción y conciencia. En nuestra conciencia está la verdad de lo que somos, de nuestro destino como seres humanos y del significado de cada acontecer.

103

- La meditación produce un estado fisiológico de profunda relajación, unido a un estado mental plenamente despierto. - En la meditación, lo más importante no es una técnica en particular ni una forma concreta de aplicarla. Lo esencial es renovar cada día el contacto con nuestro ser interior, con sinceridad, benevolencia y calma, contactar con la fuerza vital que vibra constantemente dentro de nuestro ser. Y saludarla con respeto. - “Deja que tus ojos se cierren suavemente, dirige tu atención hacia el interior, y recuerda que este es un momento consagrado a las fuerzas de tu propia sanación interior”. - Cuando durante la meditación, nuestra mente se distrae y nos lleva de nuevo a las preocupaciones del pasado o a las obligaciones del futuro, debemos hacer lo que haríamos con un niño que precisa nuestra atención: reconocer la importancia de estos pensamientos, prometerle pacientemente que le prestaremos atención cuando llegue el momento, apartarlo suavemente a un lado y regresar con la persona que realmente nos necesita en el presente; es decir, nosotros mismos. - La meditación nos ayuda a mantener la salud física, mental y emocional, permitiéndonos tomar conciencia de nuestro ser íntimo y real. Cuando somos conscientes de nuestra sabiduría interior, ésta nos guía en todos los aspectos de nuestra vida. La meditación es parte de la vida, no algo diferente a ella. - El Ayurveda considera la meditación como parte del tratamiento de las enfermedades, pues disfrutar de momentos de una profunda calma interior, momentos de reencuentro con nosotros mismos, con nuestro ser esencial, es muy importante en nuestro proceso de sanación.

104

I. TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO
- El tratamiento de la fibromialgia debe personalizarse dependiendo de los síntomas principales de cada persona y de sus necesidades individuales. Vamos a referirnos brevemente al tratamiento farmacológico que nos ofrece la medicina convencional. Es un tratamiento dirigido a los síntomas de la fibromialgia, no actúa sobre las causas de la enfermedad. Los fármacos pueden ser necesarios en determinados momentos de la evolución de la enfermedad. Por ejemplo, los analgésicos pueden ser útiles en caso de dolor agudo o momentos de crisis. - Debemos tener en cuenta que todo medicamento puede ser problemático en la fibromialgia, síndrome de fatiga crónica o sensibilidad química múltiple, debido a que en estas patologías hay una intolerancia a los químicos por la existencia de bloqueos en las vías de detoxificación, por lo que la administración de fármacos puede empeorar el dolor. Es importante evitar los fármacos convencionales en la medida de lo posible, reservándolos como ayuda puntual en momentos de crisis. - La experiencia acumulada demuestra que cuantos más medicamentos consuma el paciente, peor es el pronóstico de la enfermedad. - Entre las opciones para el tratamiento de la fibromialgia se incluyen medicamentos para disminuir el dolor, mejorar el sueño o aumentar la energía. Todos estos fármacos actúan en general sobre el sistema nervioso, lo que puede provocar una disminución de la concentración durante el día. DOLOR Para aliviar el dolor se usan analgésicos de diferentes tipos: antiinflamatorios no esteroideos, opiáceos y anestésicos.

105

- Los antiinflamatorios se usan de forma limitada en la fibromialgia, pues esta dolencia no se asocia a inflamación. Quizás las personas con fibromialgia se benefician más de su efecto analgésico que antiinflamatorio. - Los opiáceos menores, como el tramadol, son los analgésicos más efectivos en la fibromialgia. - Los anestésicos pueden utilizarse en forma de inyección en los puntos de dolor o puntos gatillo o en áreas musculares especialmente tensas y sensibles. Su efecto dura sólo unos días.

ALTERACIONES DEL SUEÑO - Para las alteraciones del sueño pueden usarse las benzodiazepinas, que también tienen efectos analgésicos, pues relajan los músculos. Los antidepresivos a dosis bajas pueden usarse para dormir mejor y algunos tienen también efectos analgésicos y mejoran los niveles de energía.

DEPRESIÓN - Si existe una depresión asociada, los antidepresivos a dosis terapéuticas normales pueden ser de utilidad, aunque generalmente no se usan a las dosis que se necesitan en un cuadro de depresión mayor. Los antidepresivos tienen efectos secundarios, sobre todo alteraciones gastrointestinales, sequedad de boca, somnolencia, cefalea, etc. Se debe tener en cuenta además que los antidepresivos afectan a la función de las mitocondrias, que en la fibromialgia no funcionan adecuadamente, por lo que pueden ser perjudiciales.

106

J. OTROS TRATAMIENTOS
HOMEOPATÍA
- La homeopatía estudia al individuo como un "todo" y enfatiza que el cuerpo posee una fuerza vital que mantiene el estado de salud y que la enfermedad aparece cuando se pierde este equilibrio. - El principio fundamental de la homeopatía es que "lo semejante cura lo semejante". Es decir, la sustancia que causa los síntomas de enfermedad en una persona sana, puede tratar los mismos síntomas en una persona enferma. Los homeópatas tienen la teoría de que el parecido entre la enfermedad y su cura estimulará al organismo para curarse solo. Se estimula el poder de autocuración del cuerpo en lugar de suprimir la enfermedad, como hace la medicina tradicional. - En la fibromialgia, la homeopatía ha sido útil en ocasiones para el tratamiento del dolor. - El tratamiento homeopático debe estar bajo la supervisión de un profesional de la salud. El homeópata debe ser, ante todo, médico.

ACUPUNTURA
- La Acupuntura consiste básicamente en penetrar en la red energética del organismo mediante la introducción de agujas en puntos estratégicos de la piel. Existen alrededor de 800 puntos de acupuntura que permiten acceder a los 12 meridianos principales. Estos meridianos reciben el nombre de la parte o función del organismo con la que están relacionados: meridiano del estómago, corazón, colon, etc. - La acupuntura equilibra el flujo de la energía corporal y la función nerviosa, disminuyendo el dolor.

107

- Un régimen corto de acupuntura parece ofrecer más de un mes de alivio para algunos de los síntomas más debilitantes de la fibromialgia. Así, la acupuntura parece aliviar el dolor, la fatiga, la rigidez matutina y la ansiedad que sienten muchos pacientes, además de mejorar el sueño. En caso de respuesta, debe repetirse de forma continuada.

QUIROPRÁCTICA / OSTEOPATÍA
- La quiropráctica y la osteopatía pueden disminuir la intensidad del dolor y mejorar la movilidad en la fibromialgia. Pueden aliviar los dolores de cabeza y la rigidez de los músculos de la nuca gracias a la manipulación de la columna vertebral. También pueden ser útiles en los dolores de espalda y cadera. - Estas técnicas, junto a la terapia física y neuromuscular, tratan los desequilibrios posturales y hacen concienciarse al paciente sobre la forma correcta de sentarse, moverse, levantarse y hacer ejercicio. Deben completarse con una pauta adecuada de sueño y descanso y ejercicio suave.

108

K. AYURVEDA
- El Ayurveda o medicina Ayurvédica es uno de los sistemas de curación más asombrosos e integrales que haya conocido la humanidad. El Ayurveda nos enseña el lenguaje de la vida y posibilita que cada persona y cada cultura puedan vivir en armonía con la Naturaleza y con su verdadera esencia. - Como ya hemos comentado, Yoga y Ayurveda son ciencias que se han desarrollado simultáneamente, influenciándose una en la otra. Constituyen partes integrales de la gran filosofía védica, que nos enseña que todo el universo es un mismo ser. - El Ayurveda es un sistema médico reconocido por la OMS, pero fundamentalmente es una ciencia de autosanación, cuyo objetivo es lograr la salud corporal, emocional y espiritual. El Ayurveda se ocupa de devolver el sentido de la plenitud al individuo, por lo que en ultima instancia, se ocupa de nuestro ser interior. El yoga y el Ayurveda nos enseñan a lograr una salud óptima para poder experimentar la vida en su totalidad e iniciar nuestro viaje interior de indagación y realización. - Además del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, el Ayurveda nos ofrece sus conocimientos para mantenernos sanos a través de una nutrición adecuada, la rutina diaria, los masajes, el sueño y descanso, la meditación, etc. El Ayurveda también posee técnicas de desintoxicación, que incluyen dieta, masajes, enemas, saunas, etc, lo cual puede estar indicado en las enfermedades que se sospecha puedan tener relación con una situación de intoxicación de nuestro organismo, como las enfermedades ambientales. - El Ayurveda es una medicina milenaria que puede ayudarnos a mantener la salud en el siglo XXI, porque la esencia del ser humano sigue siendo la misma.

109

- El Ayurveda considera que el ser humano está constituido por cuerpo, mente y espíritu, y cuando estos tres aspectos están equilibrados, estamos sanos. Para el Ayurveda, estar sano es estar “establecido en uno mismo”. Es estar en armonía con nosotros mismos, los seres con los que nos relacionamos y la Naturaleza en general. Y esta armonía o equilibrio incluye ser felices, descubrir el amor y evolucionar espiritualmente. - El estado natural de cada uno de nosotros es la salud. Nuestro Ser interior sabe lo que debe hacer para estar sano o para recuperar la salud, pero nosotros debemos ayudarle, haciendo lo que verdaderamente le hace feliz. - Todo lo que hacemos o experimentamos física, mental o emocionalmente tiene una profunda repercusión en nuestro Ser. Cada uno de nuestros pensamientos, sentimientos y emociones produce cambios profundos en nuestro organismo. En el Ayurveda, un alimento o una emoción tienen los mismos efectos en nosotros. Si los alimentos son adecuados para la nutrición de nuestro Ser, nos mantenemos sanos. Si no podemos asimilar un alimento o una emoción, estos se van acumulando en nuestro organismo y son una de las causas principales de enfermedad. - En el Ayurveda se dice que tal como es el macrocosmos es el microcosmos. A nivel del cuerpo humano, por ejemplo, quiere decir que cuando estamos sanos, felices y en armonía, esta sensación de felicidad y bienestar se transmite a cada célula de nuestro cuerpo. Es fácil pues, entender cómo cada una de nuestras emociones influye en nuestro organismo e intuir la profunda relación que existe entre el cuerpo, la mente y el espíritu. - El Ayurveda incluye el tratamiento físico, mental, emocional y espiritual. Iniciar el tratamiento a nivel físico (sobre todo si estamos viviendo a un nivel de conciencia física) nos permitirá
110

luego llegar a los aspectos mentales, emocionales y espirituales de la sanación. - Para el Ayurveda, la medicina fundamental es la medicina de nuestro Ser interior. La clave de la salud tiene que ver con el alma. La causa principal de la enfermedad está en sentirnos como seres aislados, separados de esta conciencia universal a la que pertenecemos. Cuando despertamos a nuestra verdadera esencia, la salud es algo natural en nosotros. - Gracias al Ayurveda, podemos adoptar muchas medidas preventivas que nos ayudan a mantenernos sanos, y también a recobrar la salud en caso de enfermedad. - El Ayurveda considera que existen tres tipos constitucionales, que, combinados entre sí en diferentes proporciones, dan a cada persona una constitución única, que explica nuestras características físicas y psicológicas. Esto nos permite hacer lo necesario para conseguir el equilibrio y mantenernos sanos. - Los aspectos más importantes para el mantenimiento de la salud, según la medicina ayurvédica, son los siguientes: NUTRICION AYURVÉDICA. LA NUTRICIÓN DEL SER - Para el Ayurveda, la salud está relacionada con una dieta equilibrada, adecuada a la fisiología de cada persona. Esta dieta debe proporcionarnos una buena condición física y una mente clara y acercarnos al objetivo principal de nuestras vidas: la felicidad. - La nutrición, en el Ayurveda, está vinculada a la espiritualidad y al cuidado nuestro ser. El conocimiento de cómo nutrirnos correctamente está dentro de cada uno de nosotros, es una de las cualidades de nuestro cuerpo-mente.

111

- Se consigue comer bien intuitivamente cuando conectamos con la fuente natural de nuestra inteligencia interna. Entonces aprendemos a respetar las señales que nos envía nuestro cuerpo. - Los alimentos en su estado natural nos proporcionan vitalidad y energía, lo que en Ayurveda se denomina Prana. Prana es la fuerza que mueve la vida o fuerza vital. El fluir correcto de Prana es imprescindible para tener buena salud. Los alimentos sin Prana o fuerza vital no pueden digerirse ni asimilarse adecuadamente, lo cual es una causa principal de enfermedad. Por ejemplo, la fuerza vital, las enzimas y vitaminas de las verduras desaparecen al cabo de una hora de haberlas cocinado, por lo que es importante comer los alimentos recién preparados, evitando los restos. - Cuando tomamos alimentos frescos y naturales, adecuados a nuestra constitución y tenemos una buena digestión, los alimentos se trasforman en Ojas. Ojas es la esencia sutil que nutre y une las diferentes partes de nuestro ser. Ojas es la sustancia más esencial para proteger y sostener la vida. Es el componente bioquímico relacionado con el gozo y la felicidad. Nutre los aspectos más sutiles de nuestro cuerpomente y es el poder unificador de la conciencia. Ojas tiene también una función relevante para mantener un sistema inmune fuerte. Los alimentos, una vez trasformados gracias a la digestión, se convierten en nuestro cuerpo-mente o ser. - Los alimentos de calidad, sanos y naturales nos ayudan a mantener la salud. Cuando ingerimos alimentos procesados, de baja calidad o bien no asimilamos los alimentos que tomamos, se convierten en Ama. Ama está compuesta de toxinas que van acumulándose en el organismo. - Los alimentos pueden clasificarse en sáttvicos, rajásicos y tamásicos según el efecto que producen en nuestra mente. El

112

Ayurveda considera que la mente está hecha de la parte más sutil o esencia de los alimentos. Nuestra mente está en estado sáttvico cuando está en paz y en contacto con nuestra verdadera esencia, y los alimentos pueden ayudarnos a conseguir este estado mental. - La dieta sáttvica es lactovegetariana, de absoluta calidad, frescura y fuerza vital. Los alimentos puros que estimulan la vitalidad, la energía, la salud, la felicidad y que además son deliciosos, saludables y nutritivos, son sáttvicos. Estos alimentos nos proporcionan una mente clara y estimulan nuestro progreso espiritual. - Deben ser alimentos frescos y naturales, integrales, biológicos, y deben tomarse en cantidades moderadas (la persona sáttvica evita comer demasiado). La dieta sáttvica también incluye el agua pura. La cualidad sáttvica de los alimentos aumenta si se preparan con amor. - Sattva enfatiza los carbohidratos complejos y los productos lácteos: estos alimentos promueven la calma, una mente relajada, favorecen un sueño profundo y equilibran el sistema inmunológico; todas ellas son cualidades sáttvicas. La leche debe ser recién ordeñada, de animales sanos, no pasteurizada ni homogeneizada. Si no es así, es preferible prescindir de los productos lácteos. - Los productos refinados, como el azúcar blanco, no favorecen la salud y dificultan la meta sáttvica de lograr una mente clara y en paz. En Ayurveda, se considera que el azúcar desgasta OJAS, la esencia del desarrollo espiritual. - La carne, incluyendo el pollo, el pescado y los huevos, residen fuera del dominio de sattva, pues su consumo destruye la vida de criaturas conscientes.

113

- La dieta sáttvica está formada por verduras, cereales integrales, frutas, legumbres, frutos secos, semillas y productos lácteos de calidad. Incluye también el uso de miel, especias e hierbas aromáticas, siempre con moderación.

LOS RITMOS BIOLÓGICOS - Debemos sintonizarnos con los ritmos de la Naturaleza. El cuerpo humano se rige en gran parte por unos “ritmos biológicos o biorritmos”. Todos los órganos, sistemas y células están controlados por unas pautas cíclicas precisas de actividad y descanso que podríamos llamar “leyes universales de la vida”. El ciclo más importante es el ritmo circadiano, que induce a la actividad por la mañana y a la relajación por la noche. - Uno de los mayores secretos de la buena salud radica en descubrir nuestra íntima relación con el universo. Uno de los aspectos más esenciales de vivir en armonía con la naturaleza es respetar estos ciclos magistrales. - Algunos médicos que investigan el sueño analizan cómo han ido aumentando las enfermedades caracterizadas por el dolor y la fatiga a medida que nos hemos ido alejando de los ritmos circadianos normales y hemos adoptado ritmos antinaturales. Así, los ritmos de secreción de cortisol, melatonina, etc, están alterados en el 78% de las personas. Estas hormonas siguen produciéndose según un ritmo que sigue los ciclos de la naturaleza, ritmos que generalmente no se siguen en la civilización moderna. Si seguimos horarios arbitrarios, nuestra capacidad para adaptarnos a las tensiones disminuye. - Adoptar medidas simples, como reprogramar el horario de comidas, sueño y ejercicio puede ser muy importante para nuestra salud.

114

- Son sugerencias, no reglas rígidas. Debemos sentir que estamos haciendo lo que verdaderamente nos gusta y nos acerca a la naturaleza. Podemos aprovechar para eliminar de nuestras vidas lo que no nos ayuda a estar sanos y felices, por ejemplo, ver la televisión. Debemos ser selectivos y preferir aquello que nos ofrezca las cualidades sutiles que deseamos tener. - Es importante levantarse temprano, con el nacimiento del nuevo día. Hacia las 6 de la mañana se producen el cortisol y la adrenalina para que el cuerpo se ponga en marcha. Además, con la luz natural aumenta la producción de serotonina, que nos ayuda a generar la dicha y el entusiasmo para disfrutar de un día feliz. El amanecer nos prepara para nuestra renovación personal. - Tomar un vaso de agua caliente con el zumo de medio limón y una cucharadita de miel en ayunas, nos ayuda a compensar la acidosis producto de la limpieza que tiene lugar durante la noche, y además ayuda a limpiar el tubo digestivo, - La comida principal del día debe realizarse a las 12 -13 horas, cuando el sol está en su cenit. Este es el momento en que el fuego digestivo está más fuerte. Si tomamos proteínas animales, es importante consumirlas en la comida del mediodía. - Al llegar a casa del trabajo, podemos dedicar unos minutos a estar en silencio para conectar con nuestra paz interior, por ejemplo con la meditación. - Deberíamos tomar una cena ligera a las 18-19 horas, antes de que se ponga el sol, y no comer después de las 20 horas. A partir de esta hora, ya no se generan las principales enzimas digestivas y comienzan a decaer el metabolismo y otras actividades fisiológicas. El cuerpo y la mente van preparándose para el descanso nocturno, adoptando una actitud más relajada y tranquila, lo que induce a la somnolencia. La hormona que induce el sueño es la melatonina.

115

- Podemos pasar la velada con la familia, amigos o con uno mismo, sin entregarnos a nuestros pasatiempos favoritos: el teléfono, la televisión, internet, etc. - Es bueno dejar pasar unas 3 horas antes de irnos a dormir, pues la comida no digerida produce toxinas mientras dormimos. Es importante acostarse a las 21-22 horas. El cuerpo se limpia, regenera y rejuvenece de 22 a 0 horas, por eso es importante estar dormido a estas horas. Es el momento de las actividades hepáticas de desintoxicación y reparación. Si cenamos tarde o estamos despiertos hasta medianoche, no pueden realizarse de forma adecuada las tareas de desintoxicación del organismo, aspecto muy importante en la fibromialgia. MASAJE AYURVÉDICO - Se considera que el masaje ayurvédico regenera cuerpo y alma. El masaje canaliza en el cuerpo la recepción de la energía de la Naturaleza. Como terapia complementaria, el masaje integra cualquier tratamiento y actúa tanto a nivel físico, como a nivel psíquico. El masaje alivia el estrés, relaja el sistema nervioso, reduce la ansiedad, favorece el sueño y nos brinda armonía y resistencia frente a las enfermedades. - El Ayurveda recomienda utilizar para el masaje el aceite de sésamo, porque da calor y es tranquilizante. También puede ser adecuado el aceite de almendras. En verano puede utilizarse el aceite de oliva, que es refrescante. Es importante usar aceites orgánicos, prensados en frío. No se debe aplicar sobre la piel aceite mineral ni otro tipo de aceite no comestible. - El aceite se utiliza siempre caliente, un poco por encima de la temperatura corporal, y la habitación en la que se realice el masaje también debe estar a la temperatura adecuada.

116

- El masaje ayurvédico tiene los siguientes beneficios: fortalece la circulación; ayuda a eliminar toxinas; elimina las impurezas de la piel; equilibra el metabolismo, el sistema nervioso y el endocrino; elimina la fatiga y el estrés; lubrifica músculos y articulaciones y mejora la inmunidad. - Este masaje puede considerarse una forma de meditación, pues es un masaje suave, relajante para el cuerpo y la mente. Si el que da el masaje y quien lo recibe practican la meditación, el masaje se convierte en algo espiritual. - Si existe un problema de salud, debemos consultar con nuestro médico antes de realizar un masaje, y no realizarlo en las siguientes circunstancias: en caso de resfriado, tos y mucosidad; indigestión, vómitos o diarrea; enfermedad aguda o fiebre. No debe darse el masaje sobre zonas doloridas, salvo por indicación médica. Tampoco deben masajearse zonas de piel herida, dañada o infectada. Automasaje con aceite - Podemos darnos nosotros mismos el masaje. Para ello es importante adoptar una actitud nutriente y amorosa, centrando la atención en cada parte del cuerpo que vamos masajeando. - Puede hacerse de pie o sentado sobre una toalla grande extendida en el suelo en una habitación templada. Se deben utilizar pequeñas cantidades de aceite e ir añadiendo más a medida que se vaya absorbiendo. Utilizaremos las palmas de las manos, no los dedos. - El masaje comienza en la cabeza, que se masajea con pequeños movimientos circulares. En la cabeza es importante masajear el remolino que se forma en la parte superior. El masaje en la cabeza calma la mente e induce un sueño profundo.

117

Después se sigue con las orejas, cara, garganta, cervicales y cuello. Los brazos se masajean desde la mano en dirección al hombro, con movimientos largos hacía arriba y abajo y circulares en las articulaciones. El pecho se masajea suavemente, con movimientos circulares, siguiendo las agujas del reloj, igual que el abdomen. Luego se masajea la espalda, la base de la columna, los genitales y el ano. Las piernas se masajean desde los tobillos hacia las caderas, con movimientos hacia arriba y abajo y circulares en las articulaciones. Finalmente se masajean los pies y las plantas de los mismos: aquí están los puntos reflejos del cuerpo, por lo que dedicamos más tiempo a masajearlos. El masaje en los pies proporciona un sueño profundo. - Hay tres puntos importantes que se pueden masajear con movimientos circulares: el entrecejo, la zona del plexo solar y unos 10 cm debajo del ombligo. - Dejamos que el aceite penetre en el cuerpo unos 15- 20 minutos antes de la ducha. Si no tenemos tiempo para el masaje completo, podemos masajear la cabeza y las plantas de los pies. Estas son las zonas en las que también debemos hacer más hincapié en el masaje completo. - Podemos dejar que nos aplique el masaje otra persona: nuestra pareja o un amigo de confianza.

Masaje terapéutico - Como terapéutica, los médicos ayurvédicos recetan masajes con el uso de fragancias, hierbas y aceites especialmente preparados para la constitución de cada persona.

118

- El masaje ayurvédico es único porque el uso de hierbas y aceites adecuados a la constitución de la persona que lo recibe equilibra sus elementos internos y nutre el cuerpo físico y sutil. - El masaje con aceite de sésamo caliente mejora el dolor muscular y la rigidez y es adecuado para las alteraciones nerviosas. Masaje ayurvédico shiro-dhara - Este tipo de masaje consiste en verter una fina corriente de aceite de sésamo caliente sobre el entrecejo durante 20-30 minutos. Se realiza después del masaje completo correspondiente a la constitución del paciente, para aprovechar el profundo estado de meditación conseguido con este masaje. - El shiro-dhara estimula la producción de serotonina y melatonina, consiguiéndose una relajación muy profunda. Aquieta la mente y nos permite conseguir más claridad de conciencia. Se considera un masaje psico-espiritual y generalmente se realiza en personas que han seguido durante un tiempo prácticas espirituales, como la meditación.

SUEÑO Y DESCANSO - Durante el sueño, la mente puede descansar de su incesante proyección exterior y nuestra identidad puede consolidar su control sobre todo el organismo. - El sueño se divide en dos grandes etapas: la de antes y la de después de la medianoche. En el adulto, los procesos más importantes de purificación y renovación tienen lugar durante las dos horas de sueño anteriores a la medianoche. Este período incluye el sueño profundo de las 23 a 24 horas, que es el período

119

de máximo descanso y relajación. La hormona de crecimiento, responsable del crecimiento celular, de la recuperación y del rejuvenecimiento de los tejidos, se produce sobre todo durante este sueño profundo. Si se deja de dormir profundamente de forma regular, el cuerpo y la mente se agotan. - El principal requisito para un buen sueño es la digestión, no sólo de los alimentos, sino también de las experiencias mentales y emocionales del día. - En los niños, un sueño insuficiente o alterado puede afectar la capacidad de aprendizaje y la atención. Existe una profunda relación entre los problemas de sueño y el funcionamiento neuropsicológico del niño. TRATAMIENTO DE PURIFICACIÓN O PANCHAKARMA - El panchakarma es un tratamiento de purificación y rejuvenecimiento, que ayuda a eliminar toxinas del organismo. Las toxinas se deben eliminar poco a poco, para que no se obstruyan los órganos de eliminación y se desequilibre el sistema, tanto a nivel físico como mental. El panchakarma se puede realizar tres veces al año, al inicio de la primavera, el otoño y el invierno, pero puede ser suficiente realizar un tratamiento al año. Su duración es de una semana. - Se necesita un entorno de estabilidad y seguridad como refugio durante nuestra purificación. El panchakarma es un procedimiento depletivo, lo cual debilita nuestro organismo. Por ello, es necesaria la reconstrucción de los tejidos, o nuestra inmunidad puede verse afectada. La purificación de nuestro organismo es un proceso largo y lento. Con el fin de proteger la identidad de la persona, que controla el sistema inmunitario, el Ayurveda prefiere siempre la curación gradual a la súbita.

120

- El panchakarma tiene el propósito específico de eliminar impurezas fisiológicas y despertar la inteligencia de nuestro cuerpo. No debemos olvidar tampoco su utilidad para la liberación de emociones. El panchakarma consta de los siguientes pasos: . Oleación: se toma ghee o algún otro aceite medicinal varias mañanas, en ayunas. . Laxante. . Masaje con aceite: se utilizan hierbas medicinales junto con el aceite. . Tratamiento del sudor o sauna: se realiza con vapor de hierbas. Elimina impurezas a través del sudor. . Enemas medicinales: se realizan con hierbas y aceites. También suelen llevar miel. . Aplicaciones nasales: se trata de la inhalación de aceites medicinales o mezclas de hierbas. - El 80% del éxito del panchakarma es debido al enema medicinal, pues el colon es un órgano muy importante para la salud. - Con este tratamiento, aumenta la energía, la vitalidad y la resistencia a las enfermedades. Además mejora la digestión, disminuye la ansiedad y la irritabilidad y mejora la memoria, la inteligencia y la atención.

121

122

PARTE II SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA
INTRODUCCIÓN
- El síndrome de fatiga crónica / encefalomielitis miálgica (SFC/EM) es una entidad clínica que se manifiesta por una gran fatiga física y mental persistente e invalidante. Además de la fatiga, existen otros síntomas, como el dolor y debilidad muscular, con calambres y contracturas asociadas, dolor articular, alteraciones del sueño, alteraciones neurocognitivas, faringitis y amigdalitis de repetición, nódulos linfáticos sensibles y malestar de más de 24 horas de duración después de realizar un esfuerzo. Una característica habitual es que los síntomas, incluida la fatiga, empeoran con una mínima actividad física o mental. El conjunto de estas alteraciones produce una acentuada discapacidad funcional en el paciente, pudiendo reducir su actividad entre un 50 a un 80%. Este síndrome puede ser extremadamente debilitante e incapacitante. - El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad orgánica multisistémica adquirida, que afecta a los sistemas nervioso, hormonal e inmunológico, aunque quizás tiene un mayor componente de alteración inmunológica. - El inicio de la enfermedad se produce generalmente de forma aguda, en personas previamente sanas, entre la 2ª y 4ª décadas de la vida. Es 3 a 5 veces más frecuente en las mujeres y su incidencia general es del 2,54%. - La mayoría de las personas afectadas llevaban una vida normal, sin patologías destacables ni alteraciones psicológicas, antes del diagnóstico de la enfermedad.
123

- En estos pacientes, hay un claro antes y después de la enfermedad. Cuando tiene esta forma de presentación, el paciente lo define como una “gripe descomunal”, con sensación febril, temblores, escalofríos, cefalea, dolor muscular intenso, extrema debilidad y una gran confusión mental. - En algunos casos, puede constar un episodio previo claramente viral, que generalmente el paciente no relaciona con el cuadro actual.

PATOLOGÍAS ASOCIADAS
- El síndrome de fatiga crónica esta muy relacionado con la fibromialgia. Ambas se consideran enfermedades emergentes, debido a que su incidencia es cada vez mayor. Para algunos autores, estas dos patologías son manifestaciones diferentes de la misma enfermedad, y además se superponen en el 70% de los casos. Los pacientes con fibromialgia pueden desarrollar un síndrome de fatiga crónica y viceversa. Además, son dos entidades clínicas que presentan la misma disfunción neurológica, relacionada con la hipersensibilidad del sistema nervioso. - Aunque ambas patologías comparten criterios, clínicamente se diferencian en que la fibromialgia se caracteriza fundamentalmente por el dolor (es una enfermedad primaria del dolor) y el síndrome de fatiga crónica por la fatiga y las alteraciones cognitivas, además de otros síntomas como malestar y fatiga post-esfuerzo y alteraciones inmunes. - El dolor crónico y generalizado de la fibromialgia, junto a las alteraciones del sueño, hace que el 90% de los pacientes sientan una sensación de cansancio crónico, pero éste es diferente del que sufren los afectados de síndrome de fatiga crónica. En la fibromialgia, el cansancio es variable: hay días en que la persona puede tener una actividad normal (eso sí, con dolor) y otros en los que esto no es posible, mientras que en la fatiga crónica, el

124

cansancio es mucho más estable, existe un fondo de fatiga constante, que es incapacitante. - Las pruebas que analizan la alteración de las vías de defensa frente a los virus pueden ser de ayuda para diferenciar estas dos entidades, pues esta alteración es característica del síndrome de fatiga crónica. - El síndrome de fatiga crónica puede también coexistir con la sensibilidad química múltiple y la electrohipersensibilidad.

SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO DEL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA
- El paciente con síndrome de fatiga crónica se encuentra ante un complicado escenario, pues el tiempo medio hasta el diagnóstico puede ser en el mejor de los casos de 2 a 6 años, pasando generalmente por un gran número de especialistas médicos hasta que se llega al diagnóstico. El síndrome de fatiga crónica se diagnostica mediante un buen historial clínico, y luego puede ser necesario hacer un estudio del estado inmunológico e inflamatorio del paciente, de posibles reactivaciones virales, etc. - Para realizar el diagnóstico de síndrome de fatiga crónica se valoran los siguientes síntomas: CANSANCIO - La persona afectada experimenta un importante grado de cansancio físico y mental debilitante e inexplicable, un cansancio continuo y recurrente, que no había sentido nunca antes y que reduce su actividad diaria un 50% o más, siendo incapaz de mantener la que hasta entonces había sido su actividad normal. Este agotamiento no mejora con el descanso, éste sólo permite que no empeore. Para poder ser valorado, el cansancio debe tener una duración superior a los 6 meses de evolución.

125

FATIGA Y MALESTAR POST-ESFUERZO - Es muy característico de este síndrome. Es una sensación de malestar general y fatiga que puede acompañarse de dolor de garganta, inflamación de los ganglios, aumento del dolor o la confusión mental. - Ocurre después de un esfuerzo físico o intelectual relativamente normal, y no remite a las 24 horas, sino que el paciente puede necesitar mucho tiempo para recuperar el nivel de funcionalidad previa. - En el síndrome de fatiga crónica, el ejercicio aumenta de forma rápida el óxido nítrico, al alterar la regulación del cortisol. Por ello, tras el ejercicio, aparece agotamiento físico y mental y un gran malestar. Sin embargo, es importante mantener una actividad física adaptada a las posibilidades y limitaciones individuales, y mantener asimismo la actividad intelectual. Se deben poner límites al reposo absoluto, salvo cuando existe una fase de brote o reagudización o en los casos más graves. En estos casos, la limitación de la actividad física vendrá dada por el aumento de la fatiga o malestar al día siguiente de la realización de dicha actvidad. TRASTORNOS DEL SUEÑO - Las personas con síndrome de fatiga crónica no tienen un sueño reparador. Es frecuente que no puedan conciliar el sueño o no puedan mantenerse dormidas. Tienen un sueño ligero con muchos despertares y somnolencia durante el día. Los trabajos con cambios de turno son imposibles de realizar para las personas afectadas. DOLOR MUSCULAR Y ARTICULAR Y CEFALEAS - El 95% de los pacientes tiene dolor muscular o articular, a veces generalizado, sin inflamación.

126

- También es frecuente el dolor de cabeza, y puede haber excesiva sensibilidad. TRASTORNOS NEUROCOGNITIVOS - Se manifiestan como confusión, desorientación o aturdimiento, falta de concentración, torpeza mental, alteraciones del procesamiento de la información, dificultad para encontrar las palabras adecuadas, imposibilidad de hacer varias cosas al mismo tiempo, dificultad para interpretar lo que se lee, problemas para escribir y alteraciones de la memoria inmediata. Son frecuentes también los olvidos (de nombres, números, citas, dónde esta el coche, etc). Para muchos pacientes, el impacto cognitivo es una de las peores consecuencias de la enfermedad. ALTERACIONES DE LA PERCEPCIÓN - Puede haber alteración de la percepción visual, con pérdida de la apreciación de la profundidad y de la capacidad de enfocar la vista. También hay problemas de la percepción temporal y existe inestabilidad espacial y desorientación: se puede percibir el suelo como inestable, y es frecuente la pérdida de equilibrio. Puede haber hipersensibilidad sensorial a la luz, al sonido, las vibraciones, la velocidad, los olores, etc. MANIFESTACIONES DISAUTONÓMICAS - Puede aparecer intolerancia ortostática, con caída de la tensión arterial al incorporarse o estar de pie mucho tiempo. Es característico del síndrome de fatiga crónica que después de estar de pie 10-15 minutos, aparece inestabilidad y gran pesadez de piernas, que obliga a sentarse, y que se puede acompañar de sudoración, taquicardia, aumento de la frecuencia respiratoria y confusión mental. Son frecuentes también los síncopes, lipotimias o desvanecimientos.

127

- También pueden ocurrir trastornos gastrointestinales, como distensión abdominal, gases, diarrea y/o estreñimiento, síndrome de colon irritable, ardor, reflujo, etc. - Otras alteraciones son los trastornos respiratorios y las arritmias. MANIFESTACIONES NEUROENDOCRINAS - Existe una pérdida de estabilidad termostática. Es frecuente la intolerancia a los cambios bruscos de la temperatura ambiental. Puede haber alternancia de frío/calor, fiebre o sudoración importante, sobre todo por la noche. La fiebre es frecuente los primeros años de la enfermedad, y posteriormente es más frecuente la hipotermia. - Puede existir también una falta o exceso de apetito, y prurito o enrojecimiento de la piel. - Los síntomas pueden agravarse con el estrés. DISFUNCIONES SEXUALES - El síndrome de fatiga crónica afecta a la actividad sexual, tanto en hombres como en mujeres. Las disfunciones sexuales aparecen hasta en el 80% de los pacientes. MANIFESTACIONES INFLAMATORIAS - Puede haber faringo-amigdalitis frecuentes, e incluso crónicas, hasta en el 60% de los pacientes. Es un dato importante en el diagnóstico de este síndrome. También pueden existir ganglios inflamados o sensibles en cuello y axilas y sensación de estado gripal continuo.

128

OTROS SÍNTOMAS - Pueden aparecer nuevas sensibilidades a medicamentos, olores, productos químicos o alcohol, incluso en pequeñas cantidades. - También pueden ocurrir marcados cambios de peso. - Puede haber infecciones frecuentes: de orina, garganta, pulmonares, etc.

VALORACIÓN DE LOS SÍNTOMAS
- Se valora cada síntoma según el grado de afectación de 0 a 3. Una vez sumados todos los puntos, se clasifica la enfermedad según la severidad de la sintomatología, como leve, moderada o severa. - Posteriormente se hace una valoración de la afectación del paciente según el grado de fatiga y su repercusión en la actividad diaria. Hay cuatro grados de afectación según la escala de valoración funcional. Debemos tener en cuenta que puede haber diferentes momentos evolutivos de la enfermedad, con oscilaciones en el grado de afectación por la fatiga. El grado I significa que el paciente tiene fatiga ocasional u oscilante, sin limitación significativa en su actividad laboral ni en las actividades de la vida diaria, mientras que el grado IV significa que existe una fatiga extrema, necesitando el paciente ayuda de otras personas para las actividades básicas y que imposibilita su autonomía y las actividades de la vida cotidiana. Los grados II y III son intermedios entre los dos anteriores. - A la hora de hacer una valoración de la enfermedad, lo más importante es la calidad de vida del paciente. Las personas con síndrome de fatiga crónica son muy valientes por intentar mantener la actividad e implicarse en la vida familiar y social, aún cuando se encuentran con el freno que suponen los problemas neurológicos, endocrinos e inmunológicos que padecen.

129

- Para realizar el diagnóstico de síndrome de fatiga crónica, es necesario descartar también otras patologías que pueden producir síntomas similares, como alteraciones endocrinas, cuadros infecciosos, enfermedades reumatológicas, trastornos inmunes, enfermedades neurológicas, etc.

ETIOLOGÍA DEL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA
- Como en el caso de la fibromialgia, la etiología del síndrome de fatiga crónica puede ser multifactorial. Así, parece existir una predisposición genética, que puede activarse por el impacto biológico o emocional de diferentes factores estresantes, como una infección vírica, traumas físicos o emocionales, una situación de estrés importante o la exposición a determinados agentes químicos tóxicos, incluidos los metales pesados. Se ha relacionado también con las vacunaciones y los anestésicos. Y no debemos olvidar el papel que puedan tener las radiaciones electromagnéticas.

PRODUCTOS QUÍMICOS TÓXICOS
- La fibromialgia (dolor crónico e intenso en músculos y articulaciones), el síndrome de fatiga crónica (agotamiento extremo con dolor y otros síntomas coincidentes con la fibromialgia) y la sensibilidad química múltiple (enfermedad multisistémica en la que existe una hipersensibilidad a los productos químicos tóxicos) tienen un nexo común: uno de los factores desencadenantes más claros es la exposición a sustancias químicas tóxicas. - Una alimentación llena de productos químicos, la multiplicación de las vacunaciones, la presencia de más de 100000 sustancias químicas sintéticas liberadas en el medio ambiente y presentes en todas las facetas de nuestra vida cotidiana, la contaminación electromagnética de los aparatos inalámbricos, etc, provocan nuevas afecciones: son las llamadas enfermedades ambientales, entre las que se incluyen la fibromialgia, el síndrome de fatiga
130

crónica, la sensibilidad hipersensibilidad.

química

múltiple

y

la

electro-

- Se reconoce la existencia de casos de síndrome de fatiga crónica inducidos por tóxicos químicos, por ejemplo, por la exposición aguda a pesticidas o disolventes, como ocurre en la sensibilidad química múltiple. También puede producirse por una exposición crónica a dosis bajas de productos químicos tóxicos o radiaciones electromagnéticas. - Los tóxicos químicos, como los pesticidas, influyen en el dolor y las contracturas musculares a través de su interacción con receptores del dolor en el sistema nervioso central. El síndrome de fatiga crónica está incluido entre los síndromes de sensibilización central. En este sentido, evitar, dentro de lo posible, los contactos químicos tóxicos innecesarios es muy razonable, y ayuda a muchos pacientes con síndrome de fatiga crónica o fibromialgia.

ALTERACIÓN DEL SISTEMA INMUNE
- El síndrome de fatiga crónica puede tener un mayor componente de alteración inmunológica, caracterizada por una disfunción inmune global. Se ha demostrado la existencia de una alteración de la respuesta del organismo frente a las infecciones, y es frecuente detectar reactivaciones de infecciones víricas latentes, como las producidas por el virus de Epstein-Barr, citomegalovirus, herpes tipo 6, parvovirus B-19 y enterovirus. En el estudio del síndrome de fatiga crónica, es importante valorar posibles reactivaciones de estos virus y de otros agentes infecciosos, como el herpes simple 1 y 2, el virus de la varicelazóster, clamydia, mycoplasma, etc. - También se ha hablado de la posible relación causal entre el virus XMRV y el síndrome de fatiga crónica. Incluso se ha llegado a tratar a algunos pacientes con fármacos antiretrovirales, similares a los utilizados en el tratamiento del virus del SIDA.
131

- Debemos tener en cuenta que la alteración del sistema inmune observada en el síndrome de fatiga crónica puede ser una de las consecuencias de la intoxicación por productos químicos tóxicos y radiaciones electromagnéticas. Realizar un tratamiento antiviral puede mejorar los síntomas en algunos pacientes con síndrome de fatiga crónica, pero parece más sensato incidir sobre la causa de las alteraciones inmunológicas, siempre que esto sea posible. Además, los tratamientos farmacológicos antivirales son muy tóxicos, y pueden perjudicar al paciente a medio plazo, aunque pueden producir una mejoría inicial. Está demostrado que polimedicar al paciente con fármacos empeora su estado de salud. - Por otra parte, la afectación inmunológica puede predisponer al paciente a sufrir una mayor incidencia de ciertos tipos de cáncer.

TRATAMIENTO DEL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA
- Teniendo en cuenta la similitud de los factores etiológicos y fisiopatológicos implicados en la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica, podemos aplicar en este último algunos de los tratamientos que hemos descrito en el apartado de terapeútica de la fibromialgia. No debemos olvidar que el tratamiento fundamental de las enfermedades ambientales, incluido el síndrome de fatiga crónica, es el control ambiental.

ASPECTOS GENERALES DEL TRATAMIENTO
- Nutrición adecuada y consumo de productos ecológicos. - Complementos nutricionales. - Tratamiento de desintoxicación. - Ejercicio físico y fisioterapia: hay que ser cautos a la hora de indicar una actividad física o un tratamiento fisioterapéutico en

132

una persona con síndrome de fatiga crónica. El grado de actividad física vendrá determinado por la fatiga o malestar post-esfuerzo que presente el paciente. - Es importante cuidar los aspectos emocionales, aprender a relajarnos y utilizar técnicas que nos ayuden en nuestro desarrollo espiritual, como la meditación. - El tratamiento farmacológico debe usarse sólo cuando sea estrictamente necesario. Los antidepresivos, ansiolíticos y antiinflamatorios pueden empeorar el estado del paciente a medio plazo. Se deben evitar al máximo las vacunaciones. - Por último, los métodos utilizadas por el Ayurveda pueden ser muy adecuadas en los pacientes con síndrome de fatiga crónica. Entre ellos están una nutrición adecuada a la constitución del paciente y a su estado de salud particular, el respeto a los ritmos biológicos, incluidos el sueño y descanso, la relajación y meditación, los masajes con aceite de sésamo caliente, los tratamientos de desintoxicación, que incluyen dieta, sauna, enemas, etc. El Ayurveda, como medicina holística, es un tratamiento integral, que se ocupa de equilibrar todos los aspectos de nuestro ser, para conseguir la verdadera sanación.

TRATAMIENTOS ESPECÍFICOS
- La medicina oficial está utilizando en el síndrome de fatiga crónica tratamientos con fármacos antivirales, bien para tratar reactivaciones virales (del virus de Epstein-Barr o citomegalovirus), o bien dirigidos al virus XMRV, al cual se atribuye un posible papel etiopatogénico en esta enfermedad. - También se están utilizando métodos de microinmunoterapia, con diluciones homeopáticas de citoquinas inflamatorias, factores de crecimiento y ácidos nucleicos espécificos. Su objetivo es modular el sistema inmune.

133

PARTE III SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE

INTRODUCCIÓN
- La sensibilidad química múltiple (SQM) tiene su base en una alteración inducida por sustancias químicas. Es un síndrome ambiental, crónico, limitante y orgánico, que se produce por la exposición a las sustancias químicas tóxicas con las que entramos en contacto en nuestra vida diaria, y que provoca multitud de síntomas en diferentes sistemas corporales. - La SQM se desencadena por la exposición a una o varias sustancias tóxicas, bien en una única dosis alta (exposición aguda a disolventes o pesticidas, como una fumigación en el lugar de trabajo), en varias dosis menores (exposición a entornos especialmente químicos, como peluquerías, empresas de pintura, de limpieza, etc) o en dosis bajas continuas (a través de la comida, amalgamas dentales, agua, aire, productos de aseo personal y de limpieza del hogar, ropa, muebles, etc). De esta forma, el inicio de los síntomas puede ser repentino o bien progresivo, ante una exposición a dosis bajas de productos químicos que antes parecían tolerarse. - La enfermedad se produce cuando el organismo se sensibiliza a la exposición a estos químicos sintéticos. A partir de este momento, se genera una perdida de tolerancia ante cada vez más productos químicos.

134

- Esta pérdida de tolerancia hace que los afectados sufran los más diversos síntomas al aspirar un perfume, un cosmético, un producto de limpieza, etc. Es lo que se denomina pérdida de tolerancia inducida por tóxicos. - En conclusión, el organismo va llenándose de forma rápida o más progresiva de una carga tóxica, que, cuando rebasa el límite de tolerancia, da lugar a la aparición de diferentes síntomas ante la exposición a diversos productos químicos, incluso a dosis bajas. - Los afectados por esta enfermedad mejoran en cuanto dejan de exponerse a estos tóxicos cotidianos a los que muchas otras personas se exponen sin conciencia de los efectos que pueden tener en su salud. Pero la realidad es que todas las personas vamos acumulando tóxicos en nuestro organismo, y éstos van a afectar a nuestra salud a corto o largo plazo, pues todos ellos interactúan con las funciones de nuestro organismo, incluso a bajas concentraciones. - Los afectados de SQM necesitan nuestro apoyo para disminuir la exposición a productos tóxicos, en muchos casos innecesarios, como las colonias y perfumes, que son perjudiciales para toda la población. - Las sustancias químicas que desencadenan los síntomas no son tan inocuas como la gente cree, pues se han relacionado con otras enfermedades graves, como el asma, alzheimer, esclerosis múltiple, parkinson, autismo y algunos tipos de cáncer. Se ha demostrado que los tóxicos químicos tienen los siguientes efectos: . Perturbadores hormonales: hay más de 500 sustancias químicas con actividad estrogénica, presentes en cosméticos, productos de limpieza, pinturas, disolventes, pesticidas, aditivos alimentarios, etc.

135

Los perturbadores hormonales o disruptores endocrinos alteran el equilibrio hormonal y se han relacionado con el cáncer y otras enfermedades. . Cancerígenos y mutagénicos: se han relacionado con diferentes tipos de cáncer y malformaciones congénitas. . Tóxicos para el sistema reproductivo. . Alérgenos: inducen enfermedades respiratorias como el asma. . Neurotóxicos: se han relacionado con enfermedades degenerativas del sistema nervioso en adultos y disminución del coeficiente intelectual en niños. . Inmunotóxicos: inducen déficits inmunitarios, en particular en niños. - La mayoría de los estudios apuntan a que la SQM tiene una base orgánica real. Es una enfermedad con repercusión sistémica, pues afecta a los sistemas más importantes del organismo: sistema nervioso, inmunológico y hormonal. - El sufrimiento de algunos afectados por SQM puede llegar a ser importante como consecuencia de los padecimientos físicos de la enfermedad y las limitaciones a las que se ven sometidos, pues el entorno físico y/o químico les resultan hostiles. Puede haber individuos a los que la enfermedad les incapacite gravemente y otros a los que sólo les produce síntomas poco severos u ocasionales, aunque esto puede variar con la evolución de la enfermedad. Las personas afectas de SQM se convierten en detectores humanos de tóxicos, lo que les hace muy difícil sentirse bien en un mundo moderno tan invadido por ellos.

136

INCIDENCIA DE LA SQM
- La SQM es una enfermedad relativamente frecuente. Extrapolando los datos de estudios realizados en EEUU y algunos países europeos, podemos decir que un 12-13% de la población española presentaría hipersensibilidad química frente a diferentes productos comunes (perfumes, pinturas, pesticidas, etc), un 2-3% tendría sensibilidad química múltiple y en un 0,20,3%, esta sería de cierta gravedad. - Estas cifras no son estables. Al estar aumentando los factores causales, es probable que las cifras vayan aumentando. Existe un claro aumento en la incidencia de esta enfermedad desde la 2ª guerra mundial, cuando la industria química comenzó una expansión imparable en la producción de sustancias químicas tóxicas, muchas de ellas elaboradas a partir de derivados del petróleo - Es importante considerar que generalmente no nos exponemos a los tóxicos de forma aislada, sino que estamos en contacto con cientos de sustancias químicas cada día, y no se conoce el efecto de la suma de toxicidades. Los estudios de la toxicidad de estas sustancias (cuando se realizan, pues generalmente se comercializan sin que se conozcan sus posibles efectos tóxicos), se realizan con cada sustancia por separado, y esto no es lo que ocurre en la vida diaria. - El síndrome de fatiga crónica y la sensibilidad química múltiple tienden a manifestarse a los 20-30 años y la fibromialgia a partir de los 40, pero las tres enfermedades afectan también a los niños. La población más afectada es la que vive en poblaciones muy contaminadas químicamente, trabajadores industriales, etc. - El 80% de los afectados son mujeres, quizás debido en parte al efecto de disrupción endocrina producida por muchos tóxicos.

137

ENFERMEDADES ASOCIADAS A LA SQM
- A veces, la sensibilidad química múltiple viene precedida por el síndrome de fatiga crónica, dolencia que también se origina con frecuencia por una exposición a sustancias tóxicas. No es raro que se asocie a otras enfermedades como la fibromialgia, electrohipersensibilidad, colon irritable, cistitis irritativa, hipotiroidismo, disfunción endocrina múltiple, enfermedad celíaca, alergias, asma, rinitis, artritis, etc. - La mayoría de las personas con fibromialgia o síndrome de fatiga crónica tienen algún grado de sensibilidad química múltiple y electrohipersensibilidad.

FACTORES CAUSANTES Y AGRAVANTES DE LA SQM
- Algunas veces, el diagnóstico de la sensibilidad química múltiple viene precedido de síntomas generales (cansancio, colon irritable, mareos, palpitaciones, dolores musculares, etc). Pero generalmente hay un momento que el paciente recuerda al inicio de los síntomas, como cambios en el medio ambiente, cambios laborales, cambio de casa, obras o renovaciones, utilización de productos químicos en casa o el trabajo, etc. A estos factores se unen el estrés físico y psíquico. - La sensibilidad química múltiple es una enfermedad crónica debida a la acumulación de compuestos tóxicos persistentes. Se produce por una saturación de los sistemas de desintoxicación del organismo. Cuando el organismo está saturado de tóxicos, y los mecanismos de desintoxicación ya no son suficientes, este reacciona de forma violenta a la exposición a cualquier producto tóxico, incluso a dosis muy bajas. - Los efectos de los tóxicos en una persona en particular dependen de factores genéticos, de las características de los sistemas de desintoxicación, de la carga tóxica, del estado
138

nutricional y de la capacidad inmunológica para afrontar las agresiones tóxicas. - Los productos que más afectan a las personas con sensibilidad química múltiple son los perfumes, insecticidas, pesticidas, disolventes, ambientadores, detergentes, lejía, desengrasantes, bolas anti-polilla, humo de tabaco, motores diesel, gasolina, aerosoles, colonias, agua del grifo, pinturas, barnices, cera para suelos, maderas de conglomerado, suavizantes, cremas corporales, jabón, gel de baño, champú, sprays y tintes para el cabello, esmalte de uñas, quitaesmaltes, cosméticos, laca, acetona, colas, pegamento, neopreno, tejidos sintéticos, tinta de periódicos y revistas, óleos, rotuladores, papel pintado, moho, revestimiento de las latas de conserva, etc. No debemos olvidar también los campos electromagnéticos. - Es importante evitar las exposiciones agudas a dosis altas de tóxicos, que muchas veces son las desencadenantes de la enfermedad, por ejemplo, la exposición a plaguicidas tras una fumigación en el lugar de trabajo. - Evitar la exposición a tóxicos químicos y a la contaminación electromagnética ayuda a mejorar a las personas con SQM, pero también ayuda a prevenir esta enfermedad y otras relacionadas con la exposición a sustancias tóxicas, como el cáncer, en la población general. – Las sustancias más perjudiciales para las personas afectas de SQM son las siguientes:

PESTICIDAS
- Entre las sustancias más peligrosas que se han relacionado con la SQM están los pesticidas. Con frecuencia, una exposición aguda a pesticidas puede iniciar los síntomas de SQM en una persona sana hasta ese momento. También pueden causar el síndrome de fatiga crónica.
139

- La exposición aguda a estas sustancias puede darse debido a fumigaciones en el lugar de trabajo, hoteles, aviones, trenes, etc. Las fumigaciones de diferentes edificios han dañado la salud de miles de personas. En España, los pesticidas se usan además de forma profusa en la agricultura intensiva o en el cultivo de cereales. En El Ejido (Almería), se han documentado numerosas intoxicaciones por pesticidas en agricultores. - La exposición continuada a los pesticidas a través de los alimentos es aún más importante, pues afecta a toda la población. El consumo de productos tratados con pesticidas lleva a la acumulación de estas sustancias en nuestro organismo, produciendo importantes efectos nocivos sobre la salud de la población general que consume estos productos. Se han detectado pesticidas en el 78% de las muestras de naranjas, el 60% de las frutas en general, el 37% de las muestras de arroz, así como en otros cereales, como la avena y el trigo. La concentraciones de pesticidas son mucho mayores en los productos animales, como la carne, el pescado, los lácteos, etc, debido a que son sustancias bioacumulativas. - Los pesticidas son las sustancias que la investigación científica vincula con más daños sobre la salud humana. Se han relacionado con el cáncer, problemas reproductivos, alteraciones del sistema inmunitario, alteraciones del sistema nervioso, como el Parkinson y esclerosis lateral amiotrófica o ELA, etc.

PERFUMES, COSMÉTICOS, PRODUCTOS DE CUIDADO PERSONAL Y DE LIMPIEZA DEL HOGAR
- Los perfumes contienen gran cantidad de sustancias químicas sintéticas y constituyen unas de las sustancias tóxicas más perjudiciales para las personas afectadas de SQM. Muchas de estas sustancias son derivados petroquímicos y han sido identificadas como tóxicas para la salud, no sólo para las personas afectadas por SQM, sino también para la población en
140

general. Estas sustancias pueden producir asma, irritación de las vías respiratorias, efectos neurológicos, migrañas, alergias, alteraciones hormonales, disfunciones ginecológicas, defectos congénitos y cáncer. - Los perfumes están en productos de aseo personal, como colonias, jabones, gel de ducha, cremas hidratantes, champús, desodorantes, cremas solares, cosméticos, lacas, etc; en productos de limpieza del hogar, como detergentes, limpiadores del baño o cocina, etc. Son más peligrosos los productos con fuertes fragancias. Los ambientadores para el hogar o el coche no purifican el aire, sino que lo contaminan al emitir sustancias tóxicas. Asimismo son muy tóxicos los suavizantes y los productos para el blanqueado de tejidos y para la limpieza en seco.

FÁRMACOS
- Para permitir la recuperación de las personas afectas de SQM es muy importante evitar, en la medida de lo posible, los fármacos convencionales, pues administrar fármacos supone añadir más tóxicos. Además las personas afectadas por esta enfermedad pueden tener sensibilidad a los fármacos, como productos tóxicos que son para nuestro organismo.

CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS
- Algunas personas afectadas de sensibilidad química múltiple también son sensibles a los campos electromagnéticos, por lo que se suman los efectos nocivos de los tóxicos químicos y los campos elctromagnéticos.

OTROS FACTORES CAUSALES
- Otros factores que también afectan a las personas con SQM son la contaminación ambiental proveniente de diferentes tipos de industrias, del tráfico, etc.

141

MECANISMOS DE LA ENFERMEDAD
- Los tóxicos producen una excitación progresiva de determinadas áreas del cerebro. La SQM está englobada en los síndromes de sensibilización central. Se ha demostrado que, en esta enfermedad, se produce una afectación a nivel del sistema límbico y el córtex. - La fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica y la SQM son enfermedades que tienen mucho en común: existen desarreglos genéticos similares, una gran sensibilización del sistema nervioso central, hipoxia celular, una gran disfunción mitocondrial, un exceso de óxido nítrico y otras alteraciones. La mayoria de las personas que tiene una de estas tres enfermedades, suele presentar también alteraciones de alguna de las otras dos, y generalmente también de electrohipersensibilidad. - La SQM causa mala asimilación de nutrientes, provocando desnutrición o pérdida de la energía vital. Los tóxicos compiten por las mismas vías que usan los nutrientes, impidiendo la asimilación de las vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas y antioxidantes, por lo que pueden acaban con las reservas de estas sustancias, produciendo síntomas por el déficit de estos nutrientes y agravando la SQM - La SQM es una enfermedad real, no debida a factores psicológicos. Los síntomas psicológicos pueden ser consecuencia de la toxicidad de muchas sustancias químicas (y radiaciones electromagnéticas) a nivel del sistema nervioso. La exposición a determinadas sustancias químicas tóxicas puede producir síntomas de tipo psicológico como ansiedad, ataques de pánico, depresión, etc, debido a que se producen daños físicos objetivos en el sistema nervioso central, perfectamente documentados.

142

SÍNTOMAS DE LA SQM
- Debido a la predisposición genética y la relación de los genes con el medio ambiente, cada persona que enferma de una enfermedad ambiental, lo hace con sus propias particularidades, con más o menor dolor, cansancio, alteraciones cognitivas y otros síntomas que permiten hacer el diagnóstico de fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, sensibilidad química múltiple o electrohipersensibilidad. Por ello, los síntomas de estas enfermedades son diferentes, pero también es frecuente que se solapen. Cuando una persona se diagnostica primero de fibromialgia, luego de síndrome de fatiga crónica y posteriormente de sensibilidad química múltiple, al iniciar el tratamiento de esta última, las dos primeras también mejoran ¿no estaremos hablando de una misma enfermedad, al menos en ciertos pacientes?. - La SQM es una patología compleja y multisistémica. Las toxinas desequilibran la capacidad de nuestro organismo para funcionar con normalidad y pueden causar síntomas a nivel de diferentes sistemas y tejidos de nuestro organismo: . Sistema nervioso central: disfunciones neurológicas, dolor de cabeza, fatiga, irritabilidad, pérdida de memoria, dificultad de concentración, disfunciones cognitivas, falta de claridad mental, insomnio, cambios de humor, ansiedad, depresión, mareos, vértigo, etc. . Sistema musculoesquelético: dolor muscular, dolor articular, debilidad, entumecimiento, tensión muscular y falta de coordinación. . Sistema respiratorio: dificultad respiratoria, tos, ronquera, otitis recurrente, rinitis y afonía.

143

. Sistema gastrointestinal: espasmo esofágico, nauseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea recurrente, estreñimiento, anorexia y cambios de apetito. . Sistema cardiovascular: dolor pectoral, palpitaciones, ritmo cardíaco irregular, taquicardia e hipertensión arterial. . Piel, mucosas y ojos: prurito, ezcema, irritación cutánea, hinchazón facial, dolor de garganta e irritación y dolor ocular. . Sistema genitourinario: trastornos de la menstruación, vaginitis, disuria, retención urinaria e impotencia. .Sistema inmune: se han descrito también alteraciones del sistema inmune. . Sistema endocrino: desequilibrios hormonales, etc.

PREVENCIÓN DE LA SQM
- Las medidas preventivas van dirigidas a proteger a las personas afectadas para mejorar su calidad de vida y además a evitar que enfermen más personas debido a la exposición a sustancias tóxicas o campos electromagnéticos. No se trata de confinar a las personas afectadas en sus propias casas, perdiendo sus trabajos y relaciones sociales, sino de ir creando espacios libres de tóxicos, como está ocurriendo en Estados Unidos, empezando por escuelas o espacios públicos. - La sociedad debe concienciarse de los riesgos que conlleva la exposición a productos químicos tóxicos y a los campos electromagnéticos, como los generados por los teléfonos móviles, antenas de telefonía, áreas Wi-Fi, conducciones eléctricas, etc.

144

- Todo lo que se haga a favor de los afectados de SQM será, al mismo tiempo, algo que beneficiará a millones de personas afectadas por muy diversas enfermedades, que, en un grado u otro, están también relacionadas con la exposición a productos tóxicos. - Así, como ya hemos comentado previamente, la exposición a sustancias tóxicas se ha relacionado con enfermedades neurológicas, alteraciones reproductivas, alteraciones del sistema hormonal e inmunológico y diversos tipos de cáncer. - Hay una serie de sustancias químicas conflictivas que deben dejar de fabricarse y usarse, porque con frecuencia existen alternativas perfectamente viables, e incluso más baratas que las usadas habitualmente. Esto sería beneficioso no sólo para las personas afectadas de SQM, sino para la salud de toda la población en general y de nuestro planeta. Debemos tomar conciencia de que es importante dejar a nuestros descendientes un planeta limpio, donde puedan vivir de forma saludable, en contacto con una naturaleza también saludable. - Podemos empezar disminuyendo el uso de sustancias químicas tóxicas no necesarias: colonias, perfumes, aerosoles, etc. - Es importante que puedan adquirirse productos libres de sustancias conflictivas: productos de limpieza sin perfumes ni fragancias (o bien utilizar el vinagre y bicarbonato como productos de limpieza básicos para el hogar y la ropa); productos de higiene personal sin tóxicos: cremas, lociones, jabones, champús, etc; sábanas con tejidos de origen orgánico, así como toallas, colchas, almohadas, incluidos los tejidos con los que se fabrican las prendas de vestir. Aquí se incluyen también los alimentos ecológicos, libres de pesticidas. - Los lugares de trabajo deben controlar la exposición a tóxicos, vigilando la calidad del aire, los materiales del mobiliario, etc. Por ejemplo, las emisiones de las fotocopiadoras no deben ir al aire
145

que respiran los trabajadores. Es importante también una ventilación adecuada de los edificios. - Es importante asimismo que se extiendan los conocimientos que ya existen sobre la Bio-construcción, para la construcción y decoración de viviendas, oficinas, escuelas, etc, sin productos tóxicos: plásticos, cauchos, pinturas, tejidos aislantes, adhesivos, muebles, alfombras, recubrimientos, etc. La Asociación Española de Bio-construcción, que cuenta con arquitectos especialistas en este tipo de construcción, defiende el uso de productos, técnicas y materiales seguros, sanos y sostenibles.

TRATAMIENTO DE LA SQM
- El tratamiento más eficaz en la SQM es el control ambiental, es decir, evitar la exposición a los elementos químicos tóxicos perjudiciales y a los campos electromagnéticos, y crear espacios libres de tóxicos. Esto disminuye la carga tóxica total del organismo y permite que los mecanismos propios de regulación entren en funcionamiento. Es importante no intervenir negativamente con fármacos o tóxicos ambientales. - Generalmente, los pacientes mejoran cuando dejan de exponerse a los tóxicos, pero pequeñas reexposiciones pueden reactivar los síntomas. Es frecuente además la cronificación de los síntomas a pesar de evitar las reexposiciones. - Además del control ambiental, se pueden utilizar tratamientos para desintoxicar el organismo y administrar los nutrientes que sean deficitarios. Vamos a englobar este tratamiento en el apartado de tratamiento médico. Es importante que el profesional médico conozca en qué momento de la enfermedad se encuentra el paciente, para poder así seleccionar los tratamientos médicos. El grado de respuesta al tratamiento depende del grado de afectación del paciente y del tiempo de evolución de la enfermedad.

146

TRATAMIENTO MÉDICO
- Para iniciar el tratamiento en la SQM es importante determinar los niveles de contaminantes químicos en sangre (pesticidas, metales pesados, etc), los anticuerpos ligados a determinados productos químicos y el funcionamiento de los sistemas principales de depuración del organismo, el hígado y los riñones. También es preciso determinar las posibles carencias de vitaminas, minerales, etc. Se realizan asimismo pruebas de alergia para determinar alergias específicas a químicos, alimentos, hongos, etc. - Una vez realizados los estudios anteriores, el tratamiento va dirigido a la desintoxicación del organismo, por ejemplo, mediante sauna de calor seco, al mismo tiempo que se potencian los sistemas de eliminación de tóxicos del organismo, mediante hierbas depurativas, tratamientos con aminoácidos, minerales, etc. - Vamos a describir los aspectos fundamentales del tratamiento médico en la SQM:

Sueroterapia
- La sueroterapia es un tratamiento fundamental en la SQM. Se utiliza para administrar suplementos nutricionales y para reponer los nutrientes deficitarios, pues los tóxicos inducen un déficit de vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales. Son frecuentes los déficits de vitaminas, como la vitamina C, B3, B5, B6 y biotina. También pueden existir déficits de minerales como el magnesio y de ácidos grasos esenciales, como los ácidos grasos omega-3. - Además los métodos actuales de producción y elaboración de los alimentos disminuyen la cantidad de minerales, oligoelementos, vitaminas, aminoácidos y enzimas presentes en los mismos.
147

- El tratamiento de reposición se realiza generalmente vía intravenosa, porque muchos pacientes tienen alteraciones en el sistema gastrointestinal que impiden la absorción de nutrientes de forma adecuada. - Se usan suplementos de vitaminas del grupo B (B1, B5, B6 y B12), vitamina C, ácido fólico, selenio, magnesio y zinc. También se administran glutatión y ácido alfa-lipoico. - Los suplementos son importantes en la SQM, pues favorecen el buen funcionamiento del sistema inmune.

Inmunoterapia
- La inmunoterapia es un tratamiento de desensibilización mediante vacunas personalizadas que contienen los antígenos que se ha demostrado que sensibilizan a un paciente determinado. Para la elaboración de las vacunas, se averiguan primero las posibles alergias o intolerancias alimentarias y químicas del paciente, y luego se elaboran las vacunas para las sustancias que han dado positivo. - Antes de iniciar la inmunoterapia es preciso disminuir la carga tóxica mediante el control ambiental, la sauna, el aporte de nutrientes deficitarios y la dieta. La inmunoterapia se administra durante 6-18 meses. - Este tratamiento consigue mejorías en los pacientes, pues van desapareciendo las intolerancias y mejorando los síntomas. Pero quizás debemos plantearnos si es adecuado inhibir las respuestas del organismo a los tóxicos, pues, aunque no se generen respuestas, estos tóxicos pueden dañar el organismo, provocando otras enfermedades.

148

Quelación
- La quelación permite eliminar metales pesados, como el mercurio, arsénico, plomo, aluminio, etc. El acúmulo de metales pesados en los tejidos produce alteraciones respiratorias, cardiovasculares, dermatológicas, problemas hormonales, alteraciones neurológicas, trastornos psiquiátricos y SQM. - Con frecuencia, los pacientes con fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y SQM tienen niveles elevados de metales pesados en su organismo. Muchos de estos metales pesados alteran la reposición del glutatión, alterando la capacidad de desintoxicación del organismo. - Los quelantes, como el EDTA, son sustancias que atrapan los metales pesados y forman con ellos una estructura soluble en agua, que permite su eliminación a través de la orina. Es importante reponer los minerales que pueden eliminarse junto con los metales. - Antes de realizar este tratamiento, deben retirarse las amalgamas dentales, pues de lo contrario, el mercurio contenido en las mismas, se movilizaría con la quelación. La retirada de las amalgamas dentales debe ser realizada por profesionales con experiencia en esta técnica.

Sauna
- La sauna es muy beneficiosa para toda persona con una carga alta de tóxicos químicos en su organismo. Al movilizarse los tóxicos de la grasa, puede producirse un empeoramiento temporal por la presencia de tóxicos en la sangre, seguido después por una mejoría.

149

Dieta rotatoria
- Se usa en personas con múltiples sensibilidades alimentarias. Se basa en que los alimentos que se comen con más frecuencia son los alérgenos más comunes. Consiste en no comer el mismo alimento en un intervalo mínimo de cuatro días. Esta dieta ayuda a identificar los alimentos que nos hacen daño. - En cualquier caso, es importante mantener siempre una cierta rotación de los alimentos.

CONTROL AMBIENTAL
- Una vez realizado el tratamiento médico, se recomienda seguir con el tratamiento en casa, aplicando sobre todo, medidas de control ambiental. Sólo controlando los productos de higiene personal y de limpieza del hogar, la persona afectada siente ya una mejoría importante. Las medidas de control ambiental son las siguientes: . Controlar el entorno en general para que sea lo menos tóxico posible. . Instalar purificadores de aire específicos para la SQM en casa. Puede ser necesario sellar puertas y ventanas con cinta de aluminio o carrocera. Se dede evitar el aire acondicionado. Los ambientes húmedos dentro de casa tampoco son favorables, por lo que es importante corregir cualquier humedad en paredes, suelos y techos. . Beber agua pura de manantial, o usar un sistema de filtro de ósmosis inversa y carbón activado. También deben instalarse filtros en la ducha. . Seguir una dieta a base de productos biológicos, evitando además los aditivos y los alimentos transgénicos. No tomar alcohol, tabaco ni cafeína.

150

. Tomar vitaminas, minerales y otros suplementos alimenticios vía oral. . No usar plásticos en la cocina, tales como los films para los alimentos, recipientes de plástico para guardar los alimentos o cocinar, etc. Comprar las bebidas y otros alimentos en envases de vidrio. . No usar utensilios de cocina de aluminio ni papel de aluminio para cocinar o guardar los alimentos. . Evitar cocinar con el microondas o las cocinas de inducción. . Tomar sólo los fármacos que sean absolutamente necesarios. . Tener cuidado con las vacunaciones. . Mantener pautas adecuadas de sueño y descanso. Las técnicas de relajación pueden ser útiles, así como el ejercicio suave. . En casa puede usarse la sauna de calor seco y la terapia de oxígeno en las reacciones agudas. . Utilizar productos de higiene personal naturales, sin perfumes ni otros productos tóxicos, como el lauryl sulfato, glicerina o talco. Tener cuidado con perfumes y colonias. Usar dentífricos naturales. . Los productos de limpieza del hogar deben ser naturales, o bien usar el vinagre y bicarbonato como productos básicos de limpieza para la ropa y el hogar. El agua oxigenada puede usarse como desinfectante y como blanqueador para la ropa. Los suavizantes son productos muy tóxicos. . Evitar productos conflictivos en casa: para la limpieza del hogar, sprays, plaguicidas, ambientadores, moquetas, barnices, disolventes, colas, pegamentos, PVC, colchones de goma, poliuretano, estireno, etc.

151

. Usar ropa de productos naturales y no tratados para que no se arruguen o con productos anti-manchas. Los productos usados en las tintorerías para la limpieza en seco son muy tóxicos . Es importante que la casa no esté próxima a autopistas, carreteras nacionales o calles de intenso tráfico, ni tampoco cercana a gasolineras, industrias químicas, petroquímicas, metalúrgicas, serrerías, fábricas de muebles u otras que emitan visiblemente humos al exterior. Evitar las calles que se estén asfaltando y no pasar cerca de gasolineras. . Algunas veces es preciso cambiar de ciudad, sobre todo si está muy contaminada con olores de fábricas o hay muchas torres de alta tensión u otras fuentes de radiación. Si al alejarse de casa, se siente bien, pero cuando regresa a la misma, los síntomas empeoran, puede ser más saludable cambiar de lugar de residencia. . El medio rural es mejor que el urbano, pero siempre evitando los plaguicidas, las líneas de alta tensión y las antenas de telefonía móvil. . Puede ser necesario usar mascarillas de carbón activado para salir a la calle. . Son convenientes los paseos junto al mar y los baños en agua de mar, en playas no contaminadas. Es mejor evitar las piscinas. . Se deben evitar los ambientes cerrados, sobre todo perfumerías, lugares sin ventilación, con ambientadores, locales recién fumigados o en los que se han utilizado productos de limpieza agresivos. Esto puede incluir tiendas, bares, piscinas cubiertas, baños públicos, cines, taxis, hospitales, coches nuevos, etc. . Es complicado también entrar en lugares muy concurridos, debido a los químicos de colonias, geles de baños, desodorantes,

152

aftershaves, detergentes y suavizantes usados en la limpieza de la ropa, etc, que usan la mayor parte de las personas. . En los lugares de trabajo, aparte de la calidad del aire en general, se debe tener cuidado con las impresoras láser, las fotocopiadoras convencionales, etc. . Es muy importante evitar las radiaciones electromagnéticas, pues es muy frecuente que la electrohipersensibilidad acompañe a la SQM. Es aconsejable tener pocos aparatos eléctricos en casa y desenchufarlos tras su uso. El dormitorio debe estar libre de ondas, sobre todo cerca de la cabeza. También debemos eliminar la contaminación electromagnética (móvil, inalámbrico, WiFi, etc). En cuanto al teléfono, lo único 100% seguro en cuanto a la emisión de radiaciones es el teléfono fijo con cable. Si necesitamos un inalámbrico, el más adecuado es el Full Eco-Dect.

RECONOCIMIENTO LEGAL DE LA SQM
- La SQM está reconocida por importantes entidades e instituciones. Alemania fue un país pionero en el reconocimiento de esta entidad. En este país fue reconocida en el año 2000 y se definió como una enfermedad debida al daño o “envenenamiento” causado por sustancias químicas. - En España no está aún reconocida a todos los efectos como enfermedad, a diferencia de otros países europeos o de Estados Unidos. En nuestro país, la SQM aparece listada por el Ministerio de trabajo y Asuntos Sociales y algunos tribunales la han reconocido, generalmente asociada a otras dolencias. También ha sido reconocida en algunas sentencias judiciales, pero aún queda mucho por hacer: las autoridades españolas deberían instar al reconocimiento inmediato, a todos los niveles y efectos, de la SQM como una enfermedad con personalidad propia, con plena base fisiológica inducida por una agresión química. Suecia ha reconocido incluso la sensibilidad a campos electromagnéticos.

153

- En nuestro país, hay muchas deficiencias en cuanto al conocimiento de los propios médicos acerca de las enfermedades ambientales en general y de la SQM en particular. Estamos ante una enfermedad que, independientemente de los mecanismos a través de los cuales se desarrolla, es una enfermedad real, de gran prevalencia y con efectos severos sobre la vida de muchas personas, por lo que urge adoptar las medidas para prevenirla y para mejorar las condiciones de vida de los afectados por ella.

A MODO DE CONCLUSIÓN
- Las enfermedades ambientales, cuya incidencia está aumentando de forma espectacular en los últimos años, nos indican que nos encontramos ante un grave problema de salud pública, como consecuencia de la falta de control medioambiental. Urge una ley integral de medidas sanitarias frente a la proliferación de agentes químicos tóxicos en la vida cotidiana. Es importante además regular la gestión de los residuos químicos en las industrias y el medio ambiente. - Estas enfermedades incomodan a la sociedad, los estamentos médicos y las instituciones públicas por todo lo que cuestionan y ponen en evidencia en nuestra sociedad “desarrollada”. - En España existe una alarmante desatención por parte del sistema sanitario hacia las personas afectadas por enfermedades ambientales. No existe un plan para atender estas enfermedades. - La vida social de las personas afectadas por SQM es prácticamente inexistente. Algunas de estas personas deben estar encerradas en sus casas, porque si salen de su espacio libre de tóxicos, se arriesgan a empeorar. - Debemos tener confianza en un futuro más saludable, tanto para las personas como para todo el planeta. La clave es volver al contacto con la Naturaleza, desde el respeto hacia la vida.
154

PARTE IV ELECTROHIPERSENSIBILIDAD
INTRODUCCIÓN
- Las personas electrosensibles son víctimas de la contaminación electromagnética. El síndrome de hipersensibilidad electromagnética o electrohipersensibilidad (EHS), es una enfermedad reconocida por la OMS en el año 2005, que se desarrolla como consecuencia de una sensibilidad especial a la radiación procedente de distintos aparatos y tecnologías tales como los teléfonos móviles, teléfonos inalámbricos, antenas de telefonía móvil, redes WiFi, electrodomésticos, torres y cables de trasporte de electricidad, trasformadores eléctricos urbanos y en general, de todos los sistemas y conducciones eléctricas. - La cantidad de radiación electromagnética a la que estamos expuestos normalmente (radiación solar, campo electromagnético terrestre, etc), se ha visto incrementada exponencialmente en los últimos años debido a la creciente proliferación de aparatos y tecnologías que utilizan el espectro electromagnético para la comunicación móvil de datos: televisión digital terrestre, wimax, bluetooth, radares, radioenlaces, etc, además de las comentadas en el párrafo anterior. - A nivel mundial, se está produciendo un aumento dramático en el número de personas afectadas de electrosensibilidad y se prevee que para el año 2017 más de la mitad de la población sufrirá síntomas de electrosensibilidad, si no se introducen medidas de seguridad urgentes para el control de dichas tecnologías.
155

SÍNTOMAS
- Los síntomas de hipersensibilidad aparecen cuando la persona se expone a una fuente de radiación electromagnética y disminuyen a medida que la persona se aleja fuera del alcance de dicha radiación. - Las personas con hipersensibilidad a las radiaciones electromagnéticas presentan los siguientes síntomas al exponerse a estas radiaciones: fatiga, apatía, irritabilidad, ansiedad, depresión, nerviosismo, insomnio, cefaleas, mareos y vértigos, convulsiones, palpitaciones, dolor u opresión en el pecho, náuseas, indigestión, enrojecimiento de la piel, problemas de concentración, perdida de memoria y de reflejos, sensación de hormigueo, inflamación de los ganglios linfáticos, problemas de visión, zumbido en los oídos, etc. - En los niños, las radiaciones electromagnéticas producen dolores de cabeza, déficit de atención e hiperactividad, problemas de memoria, de concentración y del lenguaje.

ENFERMEDADES ASOCIADAS
- Existe una relación causa-efecto entre la exposición a campos electromagnéticos y el dramático aumento de enfermedades graves y crónicas, como trastornos neurológicos (enfermedad de Parkinson, alzheimer, etc), cambios en las funciones cerebrales, daños en el sistema inmunitario y hormonal, alteraciones en los neurotransmisores, trastornos reproductivos, diabetes, asma, alergias y diversos tipos de cáncer, como las leucemias infantiles, tumores cerebrales y cáncer de mama. La OMS ha clasificado a las radiaciones electromagnéticas de radiofrecuencia, como las emitidas por dispositivos como el WiFi, teléfonos móviles, teléfonos inalámbricos y antenas de telefonía móvil, como posibles cancerígenos. Se ha demostrado que las radiaciones electromagnéticas producen un daño genético en el ADN.

156

ELECTROSENSIBILIDAD Y ENFERMEDADES AMBIENTALES
- La electrosensibilidad o hipersensibilidad electromagnética acompaña con frecuencia a las personas afectas de fibromialgia, síndrome de fatiga crónica o sensibilidad química múltiple, y aumenta los daños producidos por la exposición a productos químicos tóxicos. Existe un efecto sinérgico entre los tóxicos químicos y los campos electromagnéticos. Así, es imprescindible valorar el grado de sensibilidad química, electromagnética y ambiental en todo paciente diagnosticado de fibromialgia o fatiga crónica. - Las radiaciones electromagnéticas alteran las hormonas y neurotransmisores, como la melatonina, serotonina, dopamina, norepinefrina y acetilcolina. Algunas de estas alteraciones se han demostrado en pacientes con fibromialgia, y los síntomas que producen son trastornos del sueño, déficit de atención e hiperactividad, fatiga, depresión y cambios de comportamiento. También se han relacionado con el síndrome de fatiga crónica y la sensibilidad química múltiple. - Otro efecto de la exposición a los campos electromagnéticos es un debilitamiento del sistema inmunológico. Sólo llevando un teléfono móvil en modo de espera cerca del cuerpo, se puede debilitar el sistema inmune. Recordemos que en el síndrome de fatiga crónica existe una alteración del sistema inmune que favorece la reactivación de infecciones virales latentes.

SISTEMAS WIFI
- Entre los afectados por las radiaciones electromagnéticas están los profesores y niños de los colegios que tienen instalado un sistema WiFi. Los niños son más sensibles a las radiaciones electromagnéticas debido a que sus cerebros están formándose.

157

- Los sistemas WiFi se han relacionado con dificultades de atención, hiperactividad, problemas de aprendizaje, ansiedad, depresión, leucemias y tumores cerebrales. - La asamblea del Consejo de Europa aprobó en el año 2011 una resolución instando a los gobiernos a adoptar de inmediato las medidas necesarias para reducir la exposición de los ciudadanos a todo tipo de radiaciones electromagnéticas. El parlamento Europeo ya señaló en el año 2009 la necesidad de proteger especialmente a los niños de cualquier daño producido por los campos electromagnéticos. Según la Convención Internacional de los Derechos del Niño de 1989, los niños y niñas tienen derecho a vivir con salud y bienestar y a tener una protección especial. Estos derechos están siendo vulnerados por la colocación de sistemas WiFi en los centros educativos. - En los países de nuestro entorno, como Inglaterra, Francia, Alemania, Suiza, Austria, etc, los gobiernos y diferentes instituciones están prescindiendo de la tecnología WiFi, volviendo de nuevo a la “saludable” conexión por cable mediante el ADSL en escuelas, hospitales, bibliotecas y otras instituciones públicas. Por ejemplo, Suiza es zona “enemiga de la tecnología WiFi” y ha decidido no instalarla y retirar la ya instalada. Francia y Alemania desaconsejan el WiFi y recomiendan su sustitución inmediata por sistemas por cable. La Biblioteca Nacional de Francia, en París, ha retirado el WiFi debido a los problemas de salud que sufrieron sus empleados. - Mientras, en nuestro país se están instalando sistemas WiFi sin ningún sentido, como ocurre con el plan Escuela 2, cuando existe una alternativa menos peligrosa para la salud: los sistemas de conexión por cable. También padecen el WiFi numerosos adolescentes y jóvenes, tanto en las bibliotecas públicas como en los institutos, residencias o centros universitarios.

158

- Es urgente eliminar todo tipo de radiaciones electromagnéticas en los centros educativos, pues afectan negativamente a todas las personas, pero especialmente a niños y adolescentes.

TELEFONÍA MÓVIL
- El estudio Interphone reconoció en el año 2010 la existencia de una relación directa entre el uso de teléfonos móviles y los tumores cerebrales. Así, el uso regular del teléfono móvil (media hora al día durante 10 años), aumenta un 40% el riesgo de sufrir un glioma cerebral, en el lado de la cabeza en el que se usa el móvil. El teléfono inalámbrico es igual de peligroso, pues utiliza la misma tecnología que el móvil. El riesgo de sufrir un tumor cerebral es cinco veces mayor en las personas que empiezan a usar el móvil antes de los 20 años. La incidencia de tumores cerebrales en niños está aumentando de forma considerable los últimos años. - En algunos países europeos está prohibida la publicidad y venta de móviles a niños, mientras que en España se promociona dicha venta, cuando lo recomendable es no usar el móvil hasta los 16 años de edad. El uso de móviles por parte de menores de edad en nuestro país es un hecho muy preocupante. - Lo mismo ocurre con las personas mayores, pues el uso del móvil se ha relacionado con el Alzheimer, enfermedad de Parkinson y otras patologías del sistema nervioso. - Las antenas de telefonía móvil se han relacionado con un aumento espectacular de enfermedades como el cáncer, diabetes, asma, alergias y Alzheimer. Vivir durante 10 años a una distancia de hasta 400 metros de una antena de telefonía móvil, aumenta el riesgo de cáncer. Estas antenas deben instalarse a una distancia mínima de 500 metros de cualquier espacio habitado.

159

PREVENCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA
- Como ya hemos comentado, la contaminación electromagnética puede empeorar los síntomas de la fibromialgia, síndrome de fatiga crónica o sensibilidad química múltiple, además de producir otras enfermedades graves, incluido el cáncer, por lo que es importante para toda la población protegerse de ella. Para prevenir la contaminación electromagnética, podemos seguir los siguientes consejos: - Cuidar la exposición a los aparatos eléctricos en general: luz fluorescente, ordenador, televisión, etc. Una exposición excesiva puede agotar nuestra energía. Evitar cocinar con cocinas de inducción o microondas. - Limitar el uso del teléfono móvil y utilizar dispositivos que nos protejan de sus radiaciones. Se desaconseja el uso del móvil en niños menores de 16 años. - Volver al teléfono fijo con cable, descartando el inalámbrico. - Volver a utilizar ordenadores conectados por cable mediante ADSL, en sustitución del sistema Wi-Fi. - Hacer ejercicio moderado, a ser posible todos los días, mejor en el campo, respirando aire puro y tomando el sol. Caminar descalzo por la hierba o la arena descarga a la tierra el voltaje acumulado en nuestro cuerpo por la exposición a los campos electromagnéticos. - Llevar ropa de tejidos naturales. Los tejidos sintéticos acumulan electricidad estática.

160

CONCLUSIÓN
- Las personas hipersensibles en general, nos avisan de que estamos a tiempo de rectificar, pero debemos iniciar ya los cambios necesarios para disminuir nuestra exposición a los productos tóxicos y la contaminación electromagnética. Nuestra sociedad ha sacrificado nuestro bien más preciado, la salud, al progreso tecnológico y a un bienestar antinatural. Debemos cambiar la cultura de la toxicidad por una cultura ecológica.

161

BIBLIOGRAFÍA
- Gemma Sardá. Manuela de Madre. Vitalidad crónica. Convivir con la fibromialgia. Planeta 2005. - Vicente Estupiñá. Isabel Ortels. Manual de fibromialgia. Carena 2010. - Isabel Ortels. Recuperar la salud con la alimentación. Carena 2010. - Asociación Vasca de divulgación de Fibromialgia. Los cuentos de mingabe. Gráficas Dosbi S. L. 2010. - Don L. Goldenberg. Fibromialgia. Una guía completa para comprender y aliviar el dolor. Paidós 2003. - Víctor Claudín. Me llamo Marta y soy fibromiálgica. La esfera de los libros 2004. - Dr. Johan A. Bauer. Fibromialgia. La curación es posible. Robinbook 2008. - Mª Ángeles Mestre. De la fibromialgia a la salud. Cálamo 2008. - Miguel Ángel Almodóvar. Fibromialgia y síndrome de fatiga crónica. Nowtilus 2011.

162

- Asociación alavesa de fibromialgia 2008. Guía práctica sobre la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica. - Dr. Philippe – Gaston Besson. La fatiga crónica (fibromialgia). Oniro 2010. - Víctor Claudín. Dr. Ferrán J. García-Fructuoso. Fibromialgia. La verdad desnuda. La esfera de los libros. 2008. - Dr. Manuel Martínez Lavin. Fibromialgia. Cuando el dolor se convierte en enfermedad. Santillana 2006. - Asociación Vasca de Divulgación de Fibromialgia 2009. Guía de ejercicios para personas con fibromialgia. - Clara Valverde. Dr. Iñaki Markez (psiquiatra). “Lo que tú tienes que hacer es……”. El uso coercitivo de la Terapia Cognitivo-Conductual en las nuevas enfermedades: fibromialgia, síndrome de fatiga crónica/encefalomielitis miálgica y sensibilidad química múltiple. Norte de Salud Mental nº 35. pag 89-106. 2009. - ASSSEM (Asociación de sanitarios al servicio de la encefalomielitis miálgica). Algunas claves para el diagnóstico y el tratamiento de enfermos con síndrome de fatiga crónica/encefalomielitis miálgica. Barcelona. Noviembre de 2010. - Biorrtimes. Revista de fibromialgia y fatiga crónica. La Patumaire edicions S.L.

163

- Carlos de Prada. Sensibilidad química múltiple. El riesgo tóxico diario. Fundación Alborada 2008. - Carlos de Prada. Anti-tóxico. Vive una vida más sana. Espasa 2010. -Miguel Jara. La salud que viene. Península 2009. - Brenda Watson y Leonard Smith. Adiós toxinas. Aumenta tu salud y tu vitalidad. Urano 2009 - Paul Pitchford. Sanando con alimentos integrales. Gaia ediciones 2009. - Felipe Hernández Ramos. Que los alimentos sean tu medicina. Integral 2003. - Dr. Jorge D. Roger Pamplona. Enciclopedia de los alimentos y su poder curativo. Ed. Safeliz. 2003. - Dr. Jean Seignalet. La alimentación, la 3ª medicina. Integral 2004. - Dra. Gillian McKeith. Eres lo que comes. Planeta 2009. - Asociación médica Kousmine. El método Kousmine. Urano 1989. - Dra. Kousmine. Salve su cuerpo. Javier Vergara 1988.

164

- Dr. Robert Svoboda. Ayurveda. Editorial Cairos. 1995. - Dr. Robert E. Svoboda. Ayurveda. Medicina milenaria de la India. Editorial Urano. 1995. - Dr. Deepak Chopra. La perfecta salud. Editorial Vergara. 1991. - Dr. Deepak Chopra. Curación cuántica. Editorial Plaza y Janés. 1991. - Judith H. Morrison. Ayurveda. La medicina de la India. Editorial Martínez Roca. 1996. - Beatriz García. Un mundo en equilibrio. Editorial Buena Vista. 2010. - Dr. Jorge Carvajal. Por los caminos de la bioenergética. Editorial Luciérnaga. 2000. - Dr. David Servan-Schreiber. Anti Cáncer. Editorial Espasa. 2008. - Stephen Cope. Yoga en busca de uno mismo. Editorial Atlántida. 2001.

165

166

167

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->