COMO PROTEGERNOS DEL

CÁNCER

Y AYUDAR A SU CURACIÓN

ALIMENTACIÓN, EMOCIONES, MEDITACIÓN Y CONCIENCIA

Marzo 2012 Arrasate

Dorleta Martínez (médico) Antonia Nogueiras (dinamizadora)

INDICE DE CONTENIDOS
PRÓLOGO.............................................................................................. 5 A MODO DE PRESENTACIÓN……………………………………………… 7 INTRODUCCIÓN.............................................................................. 9

PARTE I. ALIMENTACIÓN Y CÁNCER………………

14

1. LA DIETA ANTI-CÁNCER.......................................................... 18 1 - EQUILIBRIO ÁCIDO-BASE……………………………………… 20 2 - HIGIENE INTESTINAL…………………………………………… 22 3 - LOS ALIMENTOS DE LA DIETA ANTI-CÁNCER… 27 4 -ALIMENTOS A CONSUMIR CON MODERACIÓN… 36 5 - ALIMENTOS A EVITAR……………………………………………… 41 6 - LA SOJA Y EL CÁNCER DE MAMA…………………………… 49 7 - DIETA PREVENTIVA Y CURATIVA DEL CÁNCER… 51 2. LOS SUPERALIMENTOS ANTI-CÁNCER............................ 56 3. NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR............................................... 71 1 – DEPURACIÓN CELULAR ACTIVA……………………………… 72 2 – REESTRUCTURACIÓN BIOLÓGICA CELULAR…… 74
2

4. TÓXICOS ALIMENTARIOS Y CÁNCER................................. 77 1 - PESTICIDAS 2 – DISRUPTORES ENDOCRINOS 3 – ADITIVOS ALIMENTARIOS 4 – METALES PESADOS 5 - DIOXINAS 6 – NITRATOS Y NITRITOS 7 - BENZOPIRENOS

5. ALIMENTOS TRANSGÉNICOS………………………………………………. 91 6. LA IMPORTANCIA DE UNA ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA………………………………………………………………………………… 93

PARTE II MÁS ALLÁ DE LA ALIMENTACIÓN……………………… 96
1. RADIACIONES ELECTROMAGNÉTICAS Y CÁNCER……… 97 2. EJERCICIO FÍSICO Y PREVENCIÓN DEL CÁNCER……… 103

3

PARTE III. CÓMO PREVENIR EL CÁNCER Y AYUDAR A SU CURACIÓN……………………………………
1 – CÁNCER DE MAMA 2 – CÁNCER DE COLON 3 – CÁNCER DE PRÓSTATA 4 – CÁNCER DE PULMÓN – OTROS TUMORES

105

PARTE IV. EL REENCUENTRO CON NUESTRA VERDADERA ESENCIA............................ 123
1. MENTE Y EMOCIONES………………………………………………………… 125 2. MEDITACIÓN Y CONCIENCIA…………………………………………… 131 1 – AYURVEDA……………………………………………………………… 131 2 – YOGA……………………………………………………………………… 142 3 – CHI KUNG……………………………………………………………… 143 4 – MEDITACIÓN……………………………………………………… 143

NOTAS FINALES............................................................... 147 BIBLIOGRAFÍA.................................................................... 148
4

PRÓLOGO
- Simplemente un cambio de conciencia, y cambió mi modo de estar en el mundo. Entender el significado del sufrimiento y la enfermedad, supuso para mí entender al mismo tiempo el verdadero sentido de mi vida. La felicidad, nuestra verdadera esencia, lo que realmente somos, empezó a abrirse paso, tímidamente al principio, pero afianzándose poco a poco. Esa felicidad que está en nuestro interior, siempre disponible, que no depende de lo que ocurra a nuestro alrededor, sino que más bien tiene relación con lo que le ocurre a nuestra alma. - Pero mi historia comienza mucho antes. A pesar de estar unida, hasta dónde llegan mis recuerdos, al yoga, el Budismo y la meditación, yo creía en una medicina basada en la ciencia y en la que lo único que había que tratar era el cuerpo físico. Para mí, el descubrimiento de otras medicinas, o quizás de otra forma de hacer medicina, desde el amor, transformó mi vida. Tenía sentimientos encontrados: era feliz al empezar a intuir el verdadero sentido de mi vida, pero también sentía vértigo ante una nueva vida y ante la pérdida de la base sobre la que había vivido mi vida hasta ese momento. Después de veinte años practicando la medicina, años en los que he tenido el privilegio de atender a pacientes con cáncer, siento que ha ido cambiando mi forma de acercarme a ellos. Ha sido para mí, un aprendizaje del amor y la compasión. - Hasta que llega el momento de soltar y seguir nuestros sueños. Así descubrí el Ayurveda, medicina holística, medicina del alma. Y también encontré a mi maestro, que me ayudó y me sigue ayudando a conectar con mi verdadero ser. Si debía continuar siendo médico, sería un médico del alma. Un médico que sigue su camino de evolución espiritual e intenta trasmitir a sus pacientes esa conexión con su verdadera esencia.

5

- Descubrir el Ayurveda y descubrir que la relación médicopaciente puede ser, como dice el Dr. Jorge Carvajal, un diálogo entre almas, es lo que me ha devuelto la fe en la medicina, en una medicina que, con seguridad, nos ayudará a llegar a la verdadera sanación, tanto a mí como a mis pacientes. - Y ahora me encuentro siguiendo los anhelos de mi alma, siguiendo las huellas de mi camino sagrado. Mientras profundizo en el espíritu del Ayurveda, voy comprendiendo que el tratamiento del cáncer y de otras enfermedades graves, debe tener en cuenta todos los aspectos del ser humano: físico, emocional, mental y espiritual, pero no como aspectos independientes, sino totalmente integrados e inseparables. Como dice el Dr. Chopra, la meta del Ayurveda es hacer a la gente feliz. Y esta no es una meta utópica. - Espero que tú, paciente, encuentres la forma de conectar con tu médico interior y continúes tu vida desde una mayor conciencia y felicidad. Al final de este viaje hacia la sanación, quizás nos encontremos en una relación desde el alma, y la medicina nos sirva a ambos para nuestra evolución personal y espiritual. Nada me haría más feliz. - Me gustaría terminar con unas frases de los doctores Deepak Chopra y Jorge Carvajal: “La salud es algo más que el bienestar físico, emocional y social. Es un ámbito de conciencia dónde existe la magia, el entusiasmo y el asombro. Es un estado de transformación personal, un viaje a la curación, un viaje hacia el alma”. “Necesitamos una medicina que, además de sanar el cuerpo, nos ayude a encontrar un sentido de existir. Un arte terapéutico que nos haga vibrar con aquello que mueve el corazón humano”.

6

A MODO DE PRESENTACIÓN
- Este pequeño libro pretende enseñarte a prevenir el cáncer y, al mismo tiempo, aumentar tu salud y vitalidad. También puede ayudarte si has sufrido esta enfermedad y quieres saber cómo evitar que vuelva a aparecer. Y por último, si estás siguiendo un tratamiento para el cáncer en este momento, estás a tiempo de iniciar los cambios necesarios para que el tratamiento tenga menos efectos secundarios y para ayudar a la curación. - A pesar de que el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer estima que el 60-70 % de los tumores pueden prevenirse realizando cambios en la dieta y el estilo de vida, la medicina occidental se ha centrado en el tratamiento del cáncer, sin buenos resultados en general, y ha abandonado cualquier intento de prevenir esta enfermedad. Se habla de detección precoz como prevención, pero la detección precoz significa el diagnóstico de un cáncer y la prevención intenta evitar que éste aparezca. Podemos ver cualquier programa de salud en nuestra televisión para ver que los profesionales de la medicina oficial no saben o no quieren reconocer el papel preventivo, por ejemplo de la dieta, en la prevención del cáncer. - Este libro quiere llegar un poco más allá de la dieta y el ejercicio, hasta el campo de las emociones y la conciencia. Emociones y conciencia, temas que la medicina oficial no quiere abordar, pues sólo se siente cómoda con tratamientos dirigidos al cuerpo físico. Sin embargo, hay otras medicinas, como el Ayurveda, medicina cuerpo-mente-conciencia por excelencia, que tienen en cuenta estos importantes aspectos en la prevención y el tratamiento del cáncer. Saber manejarnos con nuestras emociones, meditar para conseguir la paz mental y vivir desde la armonía y el amor son aspectos fundamentales para conseguir la verdadera curación del cáncer.

7

- Lo que es más difícil para mí, formada en esta medicina occidental y con una mente también occidental, es la integración de todos estos aspectos de nuestro ser. Para el Ayurveda, considerar la alimentación como medio para nuestro desarrollo personal y espiritual, es algo asumido desde sus orígenes. Para una medicina holística, es imposible separar el cuerpo físico de los aspectos emocionales y espirituales de nuestros ser. El Ayueveda nos enseña cosas sencillas para cuidarnos de forma integral. Por ello, la parte final de este libro está dedicada a la nutrición ayurvédica, las emociones y la conciencia. - Es importante que empecemos a hacer pequeños cambios mientras estamos sanos. Esta es la situación ideal. Podemos ir paso a paso adoptando cada vez más hábitos saludables en nuestra dieta, estilo de vida, aspectos emocionales y conciencia. A veces, esto no resulta fácil, pues nos hemos acostumbrado a no dormir bien, a no comer bien y, sobre todo, nos hemos alejado de nuestro verdadero ser y del verdadero sentido de nuestras vidas. Pero estamos a tiempo de empezar una nueva vida que nos lleve a la salud y la felicidad. Nunca es tarde, aunque ya estés diagnosticado de cáncer y a pesar de lo que diga tu oncólogo. Puedes hacer mucho para ayudar en tu curación. Espero que este libro te ayude a conseguirlo.

8

INTRODUCCIÓN
- El cáncer es una enfermedad que se caracteriza por un crecimiento celular fuera de control, que escapa a los mecanismos de defensa de nuestro sistema inmunológico. Dependiendo de la localización de este crecimiento celular anómalo, tenemos los diferentes tipos de cáncer, que pueden aparecer prácticamente en todos los órganos y tejidos del organismo. El cáncer es una enfermedad grave, que pone en peligro la vida de la persona que lo sufre. - El cáncer y otras “enfermedades de la civilización”, como la osteoporosis, artritis, trastornos cardiovasculares, esclerosis múltiple, fibromialgia, Alzheimer, etc, están aumentando de forma espectacular en los últimos años en las sociedades industrializadas. Estas enfermedades son muy variadas en su aspecto, pero todas tienen una relación directa con una disminución general y progresiva de la inmunidad humana. Las causas fundamentales de esta situación son un entorno cada vez más lleno de productos tóxicos, una alimentación desnaturalizada, fuente también de toxinas para nuestro organismo y una situación de estrés físico y psíquico continuos, que nos aleja del verdadero sentido de nuestras vidas. - La incidencia del cáncer ha aumentado desde 1940 en todos los países industrializados y esta tendencia se ha acelerado a partir de 1975, sobre todo en la población más joven, incluidos los niños y adolescentes. Este hecho ha sido reconocido por la OMS en el año 2004. Entre 1950 y 2001 la incidencia global de todos los tipos de cáncer ha crecido un 85%. En Estados Unidos, uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres serán diagnosticados de cáncer a lo largo de su vida, y en Europa la situación es similar.
9

- Este aumento del cáncer no puede explicarse únicamente por el envejecimiento de la población, pues el mayor incremento se ha producido en la población más joven, como ya hemos comentado. Los más afectados son los niños, en los cuales la incidencia del cáncer ha crecido a una velocidad sin precedentes, sobre todo las leucemias y los tumores cerebrales. Los médicos más veteranos reconocen que en su época era muy raro que una persona joven tuviera cáncer. - En los últimos años estamos asistiendo a una epidemia de cáncer de mama, pulmón, cerebro, piel (melanomas) y linfomas. Hoy en día se considera que existe una epidemia silenciosa de linfomas, pues su incidencia ha aumentado en los últimos 50 años un 250%. Este aumento no es muy diferente del experimentado por otros tipos de cáncer, como el cáncer de tiroides, próstata o melanoma. También ha aumentado de forma espectacular la incidencia de los tumores de mama, pulmón, cerebro, riñón, testículo, colon, etc. Debemos pues descartar dos mitos de la oncología: que hay más cáncer porque vivimos más y porque se diagnostica más, pues ya no se sostienen. - El cáncer es hoy la segunda causa de muerte en adultos y la primera en niños. La incidencia global del cáncer aumenta en todo el mundo, especialmente en los países industrializados, y la contaminación química está contribuyendo a ello de forma importante. La relación entre tóxicos y cáncer está bien reconocida, incluidos linfomas y leucemias. - La organización mundial de la salud (OMS) ha reconocido que los factores externos, tales como el estilo de vida y el medio ambiente pueden llegar a influir en el 80% de los cánceres. Muchas sustancias químicas tóxicas presentes en nuestro entorno, incluidos los alimentos, tienen un importante papel en el desarrollo del cáncer. El cáncer es una enfermedad del estilo de vida occidental.

10

- Diariamente sufrimos la agresión de sustancias químicas contra las que nuestros organismos no están preparados. Por ello, no es de extrañar, que por primera vez en la historia seamos testigos de unos niveles de enfermedades crónicas y degenerativas sin precedentes. Además es preocupante que estas enfermedades se diagnostiquen cada vez a edades más tempranas y que las enfermedades crónicas en niños, incluido el cáncer, estén alcanzando índices alarmantes. Y nuestra medicina, tan cara y avanzada, poco puede hacer para prevenir e incluso para tratar estas enfermedades. - Las mayores tasas de cáncer están ligadas a áreas con uso de pesticidas, exposiciones laborales tóxicas, incineradoras de residuos peligrosos y otras fuentes de contaminación, incluida la contaminación por radiaciones electromagnéticas. Los contaminantes químicos existentes en el aire que respiramos, el agua que bebemos y los alimentos que ingerimos tienen un papel importante en el desarrollo del cáncer. Cada vez hay más científicos, médicos, biólogos, etc, que denuncian el peligro progresivo que representa para la salud humana la falta de control sobre las miles de sustancias tóxicas a las que estamos expuestos. - La principal vía de entrada de tóxicos es la dieta. También son importantes los tóxicos que respiramos debido a la contaminación ambiental (de las industrias, el tráfico, etc) y la contaminación por tóxicos en nuestro propio hogar (productos de limpieza del hogar, de higiene personal, cosméticos, pinturas, muebles, alfombras, etc). - A todo ello se añade que tomamos alimentos desnaturalizados, carentes de nutrientes básicos, que no pueden ayudarnos en los procesos naturales de desintoxicación de nuestro organismo. Más bien, los alimentos son hoy en día una de las principales puertas de entrada de tóxicos en nuestro organismo: aditivos, metales

11

pesados, pesticidas, hormonas y otros fármacos que se administran a los animales, cuya carne, leche o huevos consumimos luego los seres humanos. - Los factores genéticos heredados apenas contribuyen a la susceptibilidad a la mayoría de los tipos de cáncer: el entorno es más importante que los genes. La causa última del cáncer no son los genes modificados, como podríamos pensar por la gran cantidad de noticias relacionadas con genes responsables de diversos tipos de cáncer. La verdadera causa del cáncer son los carcinógenos que promocionan su desarrollo, que dependen del entorno social y afectivo en el que vive la persona, de su estilo de vida (dieta, hábitos tóxicos, etc) y de los factores medioambientales que le rodean. - El estilo de vida está relacionado de modo significativo con la posibilidad de padecer un cáncer. Todos podemos aprender a protegernos del cáncer, no hay una fatalidad genética que nos obligue a padecer esta enfermedad. Es importante aprender todo lo posible sobre nuestro cuerpo para aprovechar su capacidad natural para defendernos del cáncer y ayudar en su curación si éste ya ha sido diagnosticado. - En esta época en que ponemos todas nuestras esperanzas y energías en el descubrimiento de medicamentos destinados a curar el cáncer, quizás debiéramos reflexionar realmente sobre lo que podemos hacer para prevenirlo. Nuestra alimentación y nuestro estilo de vida tienen la respuesta a estas cuestiones, pues la alimentación es la forma más simple y más natural de protegernos activamente contra el cáncer. - La medicina moderna sólo se ocupa de la alimentación cuando aparece una enfermedad, y no de modo preventivo, lo que sería más deseable.

12

- No puede haber resultados reales y duraderos en el tratamiento de las enfermedades de nuestra civilización en general, y del cáncer en particular, sin una modificación radical de nuestra alimentación. De hecho, sólo se trata de volver a la alimentación sana que hemos perdido, no muy alejada de nuestra dieta mediterránea. - Todos merecemos estar sanos y sentirnos vivos y llenos de energía, aunque tengamos que vivir con unas cuantas toxinas, que son la realidad inevitable de nuestra era moderna, mientras vamos tomando conciencia de la importancia de la disminución de la contaminación, tanto del medio ambiente, como del agua y los alimentos que tomamos y del aire que respiramos. - Tenemos que tener la esperanza de un mañana más saludable, tanto a nivel individual, como a nivel de la salud del planeta. Estamos a tiempo de conseguir una salud óptima para el presente y el futuro. No debemos aceptar el cáncer como el precio a pagar por el progreso. - Por otra parte, no deberíamos olvidar los aspectos emocionales y nuestro desarrollo personal y espiritual. Es importante sanar nuestras heridas emocionales y dedicar todos los días un tiempo para recobrar el contacto con nuestro verdadero ser, por ejemplo, mediante la meditación. La forma de vida moderna nos impide muchas veces la conexión con lo que somos en realidad, nos identificamos sólo con nuestras emociones, pensamientos, mente cotidiana y cuerpo físico. Muchas personas hemos perdido el contacto con nuestra verdadera naturaleza y la unión con el sentido verdadero de nuestras vidas. Nos hemos alejado de nuestras raíces existenciales. ¿Podemos estar sanos sin la necesaria unión de cuerpo-mente-espíritu?. - Quizás debamos tener en cuenta estos aspectos de nuestra vida para avanzar en el camino hacia la verdadera sanación del cáncer.
13

PARTE I. ALIMENTACIÓN Y CÁNCER
- La alimentación es actualmente el principal factor causante del cáncer. Constituye una auténtica contradicción el hecho de que los alimentos, que debieran proporcionarnos salud y vida, se hayan convertido en la principal causa del cáncer. Algo debe estar fallando en los hábitos alimenticios de la mayor parte de la población en los países desarrollados. La dieta occidental tiene demasiado azúcar, demasiados cereales refinados, demasiadas grasas desnaturalizadas y demasiada carne y productos lácteos. Y contiene poca fruta, verdura y otros productos vegetales, como legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas. Restablecer el equilibrio y evitar los alimentos nocivos es importante para la prevención del cáncer. - El doctor Richard Béliveau, especialista en biología del cáncer, ha comentado respecto a la dieta occidental y su relación con el cáncer lo siguiente: “Si me pidieran que diseñara hoy una dieta que promoviese al máximo el desarrollo del cáncer, no podría encontrar una mejor que nuestra alimentación actual”. Es una frase que debería hacernos reflexionar. Los problemas principales de la alimentación moderna son los siguientes: - Consumo de cereales refinados: pan blanco, arroz blanco, pasta, etc. - Consumo excesivo de azúcar blanco o integral. - Exceso de productos de origen animal, como la carne roja y los lácteos, con abundantes grasas saturadas. - Consumo de aceites refinados, grasas hidrogenadas y ácidos grasos trans, todos ellos nocivos para la salud.

14

- Estos alimentos han sustituido en nuestra dieta a otros alimentos esenciales para nuestra salud, como los cereales completos y sus harinas recién molidas y los aceites prensados en frío, como el aceite de oliva. Por otra parte, ha disminuido el consumo de legumbres, frutas y verduras frescas. Todo ello ha dado lugar a carencias de vitaminas, minerales y oligoelementos. - Los cereales refinados, el azúcar y los aceites desnaturalizados carecen de las vitaminas, minerales, ácidos grasos omega-3 y fibra que nuestro organismo necesita y además favorecen directamente el desarrollo del cáncer. Estos productos nos aportan muchas calorías, pero muy poco de cualquier otra cosa. - El incremento progresivo del consumo de harinas refinadas y azúcar, que produce un aumento de la insulina y del factor de crecimiento derivado de la insulina o IGF, está contribuyendo a la epidemia de cáncer que estamos viviendo actualmente. Reducir o eliminar de nuestra dieta los cereales refinados y el azúcar es muy importante para protegernos del cáncer, pues estos alimentos estimulan la inflamación y el crecimiento celular. Así, se ha demostrado que el consumo de estos productos aumenta de forma sustancial los riesgos de contraer cáncer de mama, colon y próstata, que, junto al cáncer de pulmón, son los tumores más frecuentes en la sociedad occidental. - Por otra parte, existe una relación directa entre la tasa de cáncer y el consumo de carne, embutidos y productos lácteos en todos los países en los que se ha estudiado. A la inversa, cuanto más rica es la dieta de un país en verduras y legumbres, menor es la tasa de cáncer en ese país. - El consumo excesivo de proteínas de origen animal aumenta el riesgo de cáncer de colon y recto. Este tumor, de gran prevalencia en el mundo occidental, se relaciona con una dieta rica en proteínas y grasas animales, hipercalórica y con bajo contenido en fibra.

15

- Además de la composición de la dieta, el procesamiento moderno de los alimentos destruye muchas de sus cualidades nutritivas: los alimentos envasados, enlatados, las comidas precocinadas, los productos de preparación rápida, etc, han sufrido numerosas transformaciones, contienen gran cantidad de aditivos y tienen un valor nutricional mínimo o nulo. Todos estos alimentos han perdido la mayoría de sus vitaminas y minerales y carecen de fuerza vital, por lo que no son capaces de nutrir adecuadamente nuestras células. Los alimentos congelados han perdido también su fuerza vital, así como los cocinados o calentados en microondas, que produce una desnaturalización de los alimentos, al alterar su estructura molecular. - La forma de cocinar los alimentos también es importante. Lo mejor es utilizar bajas temperaturas: plancha suave, vapor suave, estofados o guisos a fuego lento, evitando hornos a altas temperaturas, parrilladas, frituras y cocciones largas y a fuego vivo. Estos últimos métodos de cocción desnaturalizan los alimentos y los hacen nocivos para nuestra salud. - Otro aspecto importante es la gran cantidad de tóxicos que contiene la alimentación actual. Los más importantes son los siguientes: - Pesticidas y abonos químicos en frutas y verduras, que además se concentran en los productos animales, como la carne o los lácteos, cuyo contenido en pesticidas es mayor que el de los productos vegetales. - Aditivos: colorantes, edulcorantes, sabores artificiales, conservantes, etc. Algunos aditivos pueden afectar al sistema inmune y se han relacionado con el cáncer.

16

- Metales pesados, como el mercurio presente en la mayoría de los pescados en mayor o menor proporción. - Hormonas, antibióticos, tranquilizantes y otros fármacos que se administran a los animales que luego consumimos. - Alimentos transgénicos. - En resumen, la dieta occidental es muy rica en calorías, pero muy pobre en nutrientes, además de contener gran cantidad de productos tóxicos. Incluso una sutil escasez de nutrientes puede causar daños en el ADN, que podrían favorecer el cáncer. Así, una carencia de vitaminas C, E, B12, B6, niacina, ácido fólico y minerales como el hierro o zinc, causa lesiones en el ADN precursoras del cáncer. La mayoría de los micronutrientes que nos faltan están en las frutas y verduras, por ello, una dieta rica en frutas y verduras ecológicas nos protege del cáncer. - Hablaremos más delante de forma amplia de la relación entre las sustancias químicas tóxicas presentes en la alimentación y el desarrollo del cáncer, y de la importancia de consumir productos de origen ecológico. - Todo esto puede parecer un poco exagerado, pero cuando vemos cómo se está produciendo un aumento evidente de las enfermedades crónicas y degenerativas, cuyo mejor exponente es el cáncer, y lo que es aún más grave, que estas enfermedades se están adelantando de generación en generación, comprendemos que es urgente un cambio en nuestro estilo de vida y nuestra alimentación.

17

CAPÍTULO 1. LA DIETA ANTI-CÁNCER
- La alimentación incorrecta ya fue señalada en el siglo XIX como un factor importante en el desarrollo del cáncer. Pero la medicina oficial no prestó atención a los partidarios de una alimentación natural. Esto está cambiando muy lentamente, al mismo tiempo que van aumentando las evidencias científicas de que una alimentación correcta es importante para la prevención del cáncer: se ha demostrado que algunos alimentos favorecen el desarrollo del cáncer y otros lo previenen. - La mayoría de los médicos están poco informados o no conocen los fundamentos científicos de la relación entre alimentación y salud. Así, esta perfectamente reconocido que los alimentos de origen vegetal tienen la capacidad de prevenir, contrarrestar o revertir los mecanismos que favorecen el desarrollo del cáncer. - La alimentación es la base para lograr un buen estado de salud y bienestar. La medicina moderna ha empezado a evidenciar que una dieta vegetariana sana y equilibrada puede ser la más saludable de todas, una dieta compuesta de alimentos vivos, frescos, sanos, naturales, integrales, biológicos y que hayan sufrido la menor manipulación posible. Estos alimentos nos aportan vitalidad y energía, nos proporcionan los nutrientes que necesitamos y además poseen un notable poder preventivo y curativo frente al cáncer. También es importante consumir alimentos adecuados a la estación y la zona geográfica en la que vivimos. La esperanza de vida con buena salud es mayor entre los vegetarianos. La dieta vegetariana reduce las posibilidades de tener cáncer. El consejo más sencillo para quienes quieran prevenir el cáncer es seguir una alimentación prácticamente vegetariana.

18

- El carácter protector de la dieta vegetariana parece ser más pronunciado frente al cáncer de colon, estómago y pulmón, aunque también nos protege frente a los tumores de próstata, páncreas, vejiga, mama, etc. - Debemos tener en cuenta que los alimentos actúan todos los días, por lo menos tres veces al día. Por ello, tienen una considerable influencia en los mecanismos biológicos que pueden acelerar o frenar el crecimiento del cáncer. Además los alimentos con efecto anti-cáncer actúan sobre varios mecanismos que frenan el cáncer al mismo tiempo, y más si los combinamos entre sí. - Los alimentos que nos protegen del cáncer son las frutas y verduras, sobre todo estas últimas. La protección frente al cáncer de estos alimentos está en relación con los compuestos fitoquímicos que contienen, de efecto antiinflamatorio. - La dieta anti-cáncer, tanto preventiva como curativa, está compuesta por comidas biológicas recién preparadas a base de ensaladas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutas, frutos secos, semillas y aceite de oliva virgen. Estos alimentos son los más adecuados y nos aportan la fuerza vital que nuestro organismo necesita. También se pueden incluir pequeñas cantidades de algas y condimentos naturales como las hierbas aromáticas y las especias. - Añadir a esta dieta algunos productos de origen animal como pescado de calidad, pollo de corral, huevos y algún producto lácteo, todos ellos en cantidades moderadas, y a ser posible de origen ecológico, puede ser tan beneficioso como seguir una dieta exclusivamente vegetariana. Pero una vez diagnosticado un cáncer, es importante prescindir prácticamente de todos los alimentos de origen animal.

19

- Debemos tener en cuenta que las proteínas de origen animal son siempre opcionales, no son necesarias para nuestra alimentación, y pueden sustituirse de forma ventajosa por las proteínas de origen vegetal (legumbres, cereales integrales, frutos secos, etc). - La dieta anti-cáncer debe además prescindir del azúcar, cereales refinados, grasas desnaturalizadas y carne roja, sobre todo la de cerdo. Tampoco debe contener productos tóxicos, como pesticidas, metales pesados, aditivos, etc. - El cambio hacia una alimentación más saludable debe hacerse de forma progresiva, para dar tiempo a nuestro organismo a adaptarse a la nueva forma de alimentarnos. Podemos comenzar disminuyendo en nuestra dieta los alimentos más perjudiciales, como la carne roja, los embutidos y el azúcar y sustituyendo los cereales refinados por cereales integrales.

1. EQUILIBRIO ÁCIDO-BASE
- Para evitar el cáncer y otras enfermedades degenerativas, es importante mantener el equilibrio ácido-base de nuestro organismo, evitando un exceso de alimentos que generan un Ph ácido. Una dieta rica en proteínas animales y otros alimentos acidificantes (azúcar, harinas refinadas, alcohol, etc), es la principal causa de acidosis. - Cuando el organismo está demasiado ácido como resultado del consumo de estos alimentos, se favorecen las infecciones y la aparición de enfermedades reumáticas y artríticas. Además, la acidosis mantenida de forma crónica debilita nuestro sistema inmunitario y es un factor a tener en cuenta en el desarrollo del cáncer. Por ello, la corrección de la acidosis debe ser un objetivo esencial en la prevención y tratamiento del cáncer.

20

- El organismo debe estar ligeramente alcalino para tener una reserva frente a las condiciones generadoras de ácido, como los hábitos alimenticios inadecuados, la tensión o el estrés, la falta de ejercicio, etc. - Vamos a enumerar ahora los alcalinizantes y alimentos tampón. alimentos acidificantes,

- Los alimentos acidificantes son las proteínas animales (carne, aves, pescado, marisco, huevos y quesos, sobre todo los curados), azúcar refinado y miel, cereales refinados, grasas y aceites refinados, legumbres, ciruelas y arándanos, tomate crudo, frutos secos (excepto las almendras), conservas, té, café, chocolate, alcohol y tabaco. Muchos fármacos, drogas y productos químicos son también generadores de ácidos. - Los alimentos alcalinizantes son todas las frutas y verduras en general, debido fundamentalmente a su riqueza en sales minerales. También son alcalinizantes las algas, castañas, almendras, aceites vegetales obtenidos por primera presión en frío y la sal. Aunque sea alcalinizante, la sal debe tomarse con moderación y siempre sin refinar. - Hay algunos alimentos que actúan como sustancias tampón, compensando la acidez o alcalinidad de los demás alimentos: son en general la leche y sus derivados (yogur, mantequilla, helados), la soja y sus derivados y los cereales integrales. - La proporción de alimentos alcalinizantes/acidificantes en la dieta es difícil de determinar, pues depende del metabolismo de cada persona, el estilo de vida, el nivel de actividad física, el grado de estrés o tensión, el estado de salud o enfermedad, los aspectos emocionales, etc. En general, esta proporción puede ser aproximadamente 2/1 (es decir, debemos tomar el doble de

21

alimentos alcalinizantes que acidificantes). Muchos médicos recomiendan tomar un 80% de alimentos alcalinizantes. - Una dieta fundamentalmente vegetariana es más alcalinizante, porque los ácidos de las proteínas vegetales son más fáciles de eliminar para nuestro organismo y además contiene muchos alimentos alcalinizantes, como las frutas y verduras. - Debemos tener en cuenta además que el equilibrio ácido-base se puede cambiar con prácticas simples, como remojar las legumbres y los cereales integrales antes de cocinarlos. El remojo inicia el proceso de germinación, que es alcalinizante. Otro proceso altamente generador de alcalinidad es masticar de forma minuciosa los hidratos de carbono complejos (legumbres, cereales integrales y verduras con almidón), con el propósito de mezclarlos con la saliva, un fluido muy alcalino.

2. HIGIENE INTESTINAL
- Las bacterias beneficiosas presentes en el tracto intestinal son esenciales para el buen funcionamiento del sistema digestivo, pues intervienen en los procesos normales de digestión y asimilación de nutrientes. Si estas bacterias beneficiosas desaparecen del tracto intestinal, se produce una proliferación de una flora intestinal anómala, incluido un crecimiento excesivo de levaduras como cándida. Todo ello produce una irritación e inflamación a nivel intestinal. - La alimentación moderna es la principal causa de la inflamación intestinal. Una dieta con elevado contenido en azúcar favorece el crecimiento de levaduras, mientras que los antibióticos eliminan las bacterias beneficiosas del intestino. Cuando el intestino está alterado e inflamado, nada de lo que comemos nos sentará muy bien y aparecerán síntomas como gases, hinchazón, dolores abdominales, estreñimiento o diarrea, alterándose la absorción

22

de nutrientes. Además, un intestino inflamado es más permeable de lo normal y permite el paso a la circulación de sustancias que en circunstancias normales no debieran hacerlo.

CAUSAS DE LA INFLAMACIÓN INTESTINAL
- Las causas principales de la inflamación e hiperpermeabilidad intestinal son las siguientes: 1. La dieta moderna, con un exceso de productos animales, grasas, productos lácteos, cereales refinados y azúcar y escasa en fibra. A estos factores, se suman el alcohol, tabaco, café, aditivos alimentarios, etc. La alimentación actual es la causa de la formación de residuos alimentarios y microbianos peligrosos y de la hiperpermeabilidad de la pared intestinal, que permite el paso de estos residuos a la circulación, favoreciendo el debilitamiento del sistema inmunológico. 2. El abuso de antibióticos, que destruyen la flora bacteriana beneficiosa y permiten la proliferación de una flora perjudicial, incluidas las levaduras. Debemos tener en cuenta que la carne comercial, los huevos, lácteos y aves contienen generalmente restos de antibióticos que se administran a los animales de los que proceden estos alimentos. 3. Otros fármacos, como los corticoides, analgésicos, antiinflamatorios y tratamientos hormonales, inflaman la pared intestinal y aumentan su permeabilidad.

CANDIDIASIS CRÓNICA
- El hongo cándida vive de modo natural en nuestro organismo, incluido el intestino, pero existen factores que pueden deprimir el sistema inmunológico y favorecer el crecimiento excesivo de cándidas.

23

- Los factores que favorecen la proliferación de una flora bacteriana anómala, también promueven un crecimiento excesivo del hongo cándida a nivel intestinal. La proliferación de este hongo favorece la hiperpermeabilidad intestinal, causa una alteración severa del sistema inmunitario y provoca una malabsorción de nutrientes esenciales. Prácticamente todas las enfermedades degenerativas, incluido el cáncer, muestran algún grado de proliferación de cándida. - El factor que más contribuye al desarrollo de cándida y a la degeneración de la fuerza digestiva es el uso y abuso de los antibióticos. Muchos problemas de cansancio crónico relacionados con la proliferación de cándida se deben al uso de antibióticos.

EFECTOS DE LA INFLAMACIÓN INTESTINAL
- La consecuencia principal de una flora intestinal alterada, lo que se denomina disbiosis, es un intestino que no funciona bien, que es menos capaz de desarrollar sus funciones principales: absorber los nutrientes que son necesarios y evitar el paso a la circulación de alimentos mal digeridas o tóxicos que se forman a nivel intestinal. - La inflamación intestinal dificulta la digestión y asimilación de nutrientes. Por ejemplo, las proteínas deben degradarse en sus aminoácidos constituyentes antes de ser absorbidas. Pero si las proteínas no se digieren bien, las moléculas mal digeridas pasan a la circulación y provocan una respuesta del sistema inmunológico, que las considera extrañas, dando lugar a las intolerancias alimenticias. Los alimentos implicados con mayor frecuencia en estas intolerancias alimenticias son el gluten, los lácteos y los huevos. - Al alterarse la absorción de nutrientes pueden aparecer déficits nutricionales, por ejemplo de calcio, magnesio, zinc, selenio, cobre, etc.
24

- Por otra parte, al proliferar una flora intestinal anómala, se forman productos tóxicos secundarios a su metabolismo. El paso a la circulación de estos productos tóxicos y de moléculas de alimentos mal digeridas, favorecido por el estado de hiperpermeabilidad intestinal, puede tener varios efectos: 1. El sistema inmunológico se sobrecarga y acaba debilitándose. Un sistema inmune debilitado puede favorecer la aparición de enfermedades degenerativas como el cáncer. A su vez, la existencia de un trastorno intestinal significa que existe un debilitamiento del sistema inmunológico. 2. Los tóxicos que se forman en nuestro intestino pueden acumularse en el organismo, alterando el funcionamiento de diferentes órganos y tejidos y favoreciendo la aparición de diferentes enfermedades, incluido el cáncer. Para algunos autores, como el Dr. Seignalet, éste es un factor importante en el desarrollo de esta enfermedad. 3. La respuesta del sistema inmunológico a las toxinas se ha relacionado también con la aparición de enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple, el lupus eritematoso, etc.

CORRECCIÓN DE LA INFLAMACIÓN INTESTINAL
- Un régimen alimenticio adecuado modifica la flora intestinal, disminuyendo o eliminando las bacterias peligrosas, y además hace que la barrera intestinal se vuelva de nuevo impermeable a los productos tóxicos o mal digeridos. De esta forma, mejora la absorción de nutrientes. Una alimentación integral puede restablecer, a la larga, una flora intestinal natural. Para ello, también es útil el consumo de alimentos prebióticos y bacterias probióticas. Hablaremos de ellos en el capítulo dedicado a los superalimentos anti-cáncer.

25

- Las comidas con muchos componentes promueven una fermentación patógena en el aparato digestivo y favorecen la proliferación de hongos. Por ello, es importante que las comidas tengan una combinación sencilla de alimentos. Puede ser útil no combinar hidratos de carbono y proteínas en la misma comida y también tomar la fruta fuera de las comidas. - El consumo de fibra es también importante para mantener la higiene intestinal, pues acelera el tránsito intestinal, de forma que la pared intestinal está menos tiempo en contacto con las sustancias irritantes o nocivas que puede haber en el intestino. La fibra disminuye además la formación de sustancias nocivas como las nitrosaminas, potentes cancerígenos. Podemos conseguir un consumo adecuado de fibra gracias a la ingesta de frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, sin necesidad de recurrir al salvado que, en exceso, dificulta la absorción de minerales. - Además de la dieta adecuada, la salud intestinal se beneficia con la limpieza de colon mediante enemas. El Ayurveda, antigua tradición médica hindú, utiliza un método de desintoxicación llamado panchakarma, que incluye los enemas de colon realizados con hierbas medicinales, aceite de sésamo, miel, etc. Hoy en día, estas técnicas de desintoxicación pueden ser útiles frente a la gran cantidad de tóxicos a los que nos exponemos a diario y que van acumulándose en nuestro organismo. - En caso de candidiasis crónica, la dieta debe ser más estricta, predominando los cereales integrales, legumbres, verduras verdes, algas, germinados, semillas de lino y aceite de oliva virgen. Deben evitarse las frutas dulces y los endulzantes, salvo la estevia. El consumo de sal y alimentos fermentados también debe restringirse. Si se necesita consumir alimentos de origen animal, deben preferirse el pescado y las aves ecológicas, evitando la carne roja, los huevos y lácteos.

26

3. LOS ALIMENTOS DE LA DIETA ANTICÁNCER
- Como ya hemos comentado anteriormente, la dieta anti-cáncer, tanto preventiva como curativa, está compuesta por comidas biológicas recién preparadas a base de ensaladas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutas, frutos secos, semillas y aceite de oliva virgen. Vamos a describir ahora los alimentos que componen esta dieta anti-cáncer y los que es mejor evitar para protegernos del cáncer.

VERDURAS
- Todas las verduras protegen contra el cáncer, en mayor o menor grado y su consumo es importante para los pacientes con cáncer. Su riqueza en provitamina A, vitamina C, minerales y elementos fitoquímicos de acción antioxidante explican este efecto protector frente al cáncer. - Las verduras pueden tomarse crudas en ensaladas o cocidas ligeramente al vapor, para evitar al máximo la pérdida de nutrientes y las posibles transformaciones nocivas. La cantidad de ensaladas y verduras crudas presentes en la dieta se adaptará a las características individuales, la situación de salud o enfermedad, el clima, la estación, etc. Un exceso de productos crudos puede debilitar la digestión, sobre todo en personas con una constitución débil o con una enfermedad degenerativa. - Las verduras más eficaces en la prevención del cáncer son la remolacha roja, zanahoria, cebolla, ajo, puerro y la familia de las crucíferas: col, coliflor, brécol, rábano, etc. También tienen efectos antitumorales al apio, alcachofa, lechuga, espárragos, etc. Es importante consumir productos locales y ecológicos.

27

FRUTAS
- Las frutas son alimentos vitales para mantener la salud y prevenir enfermedades. Nos aportan muchos nutrientes y energía vital y sana. Todas las frutas frescas son ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes y elementos fitoquímicos capaces de neutralizar las sustancias cancerígenas que entran en nuestro organismo. - Las frutas más eficaces en la prevención del cáncer son las siguientes: cítricos, uva, kiwi, chirimoya, aguacate, cereza, mango, papaya, pera, melocotón, nectarina, frutas del bosque,etc. También hay otras frutas importantes en la prevención de algunos tipos de cáncer. Por ejemplo, la piña nos protege frente al cáncer de estómago, mientras que la ciruela y la manzana previenen el cáncer de colon. La granada tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias y reduce el riesgo de padecer cáncer de próstata. - Las frutas, junto con las verduras, son los alimentos más importantes para protegernos del cáncer. Aumentar nuestro consumo de frutas y verduras es muy importante para nuestra salud y puede evitar la mayor parte de los tipos de cáncer que afectan a los seres humanos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que las frutas son más depuradoras que las verduras, y tomadas en exceso, pueden debilitar la energía digestiva, sobre todo en personas de constitución débil. - Es importante consumir frutas y verduras de origen ecológico, pues además de ser más ricas en nutrientes esenciales, no tienen pesticidas, relacionados con el desarrollo del cáncer. Por ejemplo, la uva y las fresas no ecológicas tienen gran cantidad de pesticidas en su piel. También es preferible consumir cítricos de origen ecológico.

28

CEREALES INTEGRALES
- Los cereales integrales contienen gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra, prácticamente ausentes en los cereales refinados. Contienen además elementos fitoquímicos y compuestos antioxidantes, como los lignanos, importantes en la prevención del cáncer. - La fibra de los cereales integrales acelera el tránsito intestinal, inhibe el desarrollo de cándida y previene el cáncer de estómago y colon. Protege además frente a otros tipos de cáncer, como el de páncreas y mama. En la prevención del cáncer de mama es importante la disminución de los niveles de estrógenos producida por la fibra. - Es preferible consumir los cereales integrales de origen biológico y consumirlos recién molidos o recién cocinados, reduciendo el consumo de productos elaborados con cereales cocidos (pan, pasta, bizcochos, etc). Las harinas de cereales molidos hace días se enrancian y esto genera radicales libres, perjudiciales para nuestro sistema inmunitario. En cualquier caso, es importante evitar en lo posible el pan blanco y sustituirlo por pan integral elaborado con grano completo y fermentado con levadura madre. También es preferible la pasta integral. - Los cereales integrales deben masticarse bien. De esta forma se vuelven más alcalinos y menos generadores de moco. Además la digestión de los hidratos de carbono comienza en la boca, gracias a la ptialina, enzima digestiva presente en la saliva. - Los cereales más recomendables son el arroz integral, el trigo sarraceno o alforfón y la quinoa. También podrían incluirse el amaranto y el mijo.

29

- El trigo sarraceno, la quinoa y el amaranto no pertenecen en sentido estricto a la familia de los cereales. Algunos autores los denominan pseudocereales, pero se incluyen aquí porque tienen características similares a los cereales, con una ventaja importante: no contienen gluten. - Vamos a describir los cereales más importantes en nuestra dieta: - El arroz integral: debe ser el cereal básico de nuestra dieta. Es rico en vitaminas y minerales. No contiene gluten y es el cereal menos alérgeno, incluso en personas sensibles. - El trigo sarraceno o alforfón se cocina como el arroz. Contiene proteínas y grasas saludables y es rico en vitaminas B2, B3, B6, vitamina E, folatos, magnesio, hierro, potasio y zinc. No contiene gluten. - La quinoa puede cocinarse como el arroz. Es un alimento concentrado en nutrientes, entre ellos ácidos grasos esenciales. Tiene un alto contenido en proteína completa y además es una buena fuente de magnesio, hierro, fósforo y vitaminas B y E. No contiene gluten. - El mijo se cocina también como el arroz. No contiene gluten. Es el cereal más nutritivo, energético y rico en sales minerales de los cereales consumidos normalmente. Por su carácter alcaninizante, puede ser beneficioso en pacientes con cáncer. - El amaranto se puede combinar con otros cereales, pues es un alimento muy concentrado y de sabor intenso. No contiene gluten. También puede usarse en panes, sopas o ensaladas (como germinado).

30

- En el tratamiento del cáncer, es importante evitar el trigo. Para algunos autores, sería preferible evitar todos los cereales con gluten: trigo, espelta, centeno, cebada y avena. Quizás se pueda ser más permisivo con la avena, un cereal con muy poco gluten, y la espelta, variedad de trigo antiguo. - Para algunos autores, la avena es importante para mejorar el estado de debilidad habitual en los pacientes con cáncer, y recomiendan su uso en esta enfermedad. Es preferible consumir granos enteros, que conservan toda su energía vital. La avena y el mijo deben tomarse con moderación en caso de problemas osteoarticulares. - La espelta es una variedad de trigo, origen de todas las variedades de trigo actuales. Tiene la ventaja de no haber sufrido variaciones ni selecciones genéticas como el trigo, por lo que es menos probable que produzca reacciones alérgicas y parece que se digiere mejor que el trigo, pero no se aconseja en caso de intolerancia al gluten. - El gluten de estos cereales se adhiere a las paredes intestinales y puede provocar intolerancias al gluten, cada vez más frecuentes en nuestra sociedad. La intolerancia al gluten, a veces no muy evidente, puede causar a la larga problemas de salud, debido a que provoca un aumento de permeabilidad intestinal, que favorece el paso de tóxicos a la sangre. Para algunos autores, este es un mecanismo importante en el desarrollo del cáncer. - Por otra parte, tanto el trigo como el maíz, han sufrido tantos cambios a lo largo de la historia, que nuestras enzimas no se han adaptado a ellos, y no podemos digerirlos con facilidad. Por ello, evitaremos también el consumo de maíz.

31

LEGUMBRES
- Las legumbres y los cereales son los alimentos más ricos en nutrientes y los que más contribuyen a la buena nutrición del ser humano. Las legumbres nos protegen del cáncer por su contenido en fibra y elementos fitoquímicos anticancerígenos, como los fitatos. Por ejemplo, se ha demostrado que las legumbres reducen el riesgo de cáncer de colon. - Combinadas con cereales, conseguimos proteínas vegetales completas de calidad, que pueden sustituir de forma ventajosa a las proteínas de origen animal. - Las legumbres son difíciles de digerir. Para mejorar su digestión, pueden germinarse antes de cocinarse. Además, de esta forma, se vuelven más alcalinas y aumenta la cantidad de nutrientes que contienen. Una vez germinadas, es mejor cocinarlas, pues crudas son un poco indigestas. Otra alternativa es poner las legumbres a remojo durante la noche, y luego lavarlas bien antes de cocinarlas. El remojo es una pregerminación, que también alcaliniza las legumbres. En general, las legumbres pueden cocinarse con especias y un poco de alga kombu y acompañarse sólo de verduras verdes o con poco almidón. También deben masticarse bien. Todo ello nos ayuda a mejorar su digestión. - Las legumbres más aconsejables son las judías mungo y las judías aduki, pues son las más digestivas. La judía azuki es alcalinizante. Se pueden también consumir otras legumbres, como las lentejas, garbanzos, etc. - La soja y sus derivados (leche, tofu, tempeh, etc) contienen fitoestrógenos u hormonas vegetales, que se pensaba bloqueaban los estrógenos naturales y prevenían el cáncer de mama. Pero ahora se ha comprobado que pueden tener un verdadero efecto

32

estrogénico, sobre todo cuando los niveles de estrógenos naturales son bajos, por lo que se desaconseja el consumo excesivo de estos productos en mujeres menopáusicas. Las niñas y adolescentes y las mujeres que hayan tenido un cáncer de mama, deben evitar su consumo. - En general, se debe evitar el consumo de concentrados de isoflavonas mediante suplementos alimenticios, que no son representativos del alimento completo. Estos suplementos pueden favorecer el desarrollo de tumores de mama si se consumen en la menopausia o bien en mujeres que han tenido un cáncer de mama.

FRUTOS SECOS
- Los frutos secos destacan por su contenido en nutrientes esenciales. Deben tomarse con moderación y mejor crudos, no tostados ni salados. El fruto seco más beneficioso en general y durante el tratamiento del cáncer es la almendra. Pueden dejarse unas seis almendras a remojo durante la noche y comerlas por la mañana, una vez peladas.

SEMILLAS
- Las semillas más beneficiosas son las de sésamo, calabaza y lino. Éstas últimas contienen ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6 de forma equilibrada. Las semillas de lino constituyen una de las pocas fuentes vegetales, junto a las nueces, de ácidos grasos omega-3, importantes en la prevención del cáncer. - Las semillas y los frutos secos en general nos proporcionan ácidos grasos esenciales (omega-3 y omega-6), que nos ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico. Contienen además elementos fitoquímicos de actividad antioxidante y preventiva del cáncer.
33

- Los frutos secos y semillas son alimentos muy ricos en grasas, por lo que deben tomarse con moderación. Si se consumen en exceso, hacen trabajar mucho al hígado y pueden debilitar el páncreas. Lo mismo ocurre con los aceites y las frutas con mucha grasa, como los aguacates. - La mayoría de los frutos secos y semillas que se venden sin cáscara está rancios, por lo que son fuente de radicales libres, inhibidores del sistema inmunológico. Debemos comprar siempre los frutos secos y semillas con su cáscara.

ACEITE DE OLIVA
- El consumo de aceite de oliva reduce el riesgo de padecer cáncer de mama, pero sólo cuando sustituye a otras grasas alimentarias. Su acción anticancerígena es debida a su riqueza en antioxidantes y en ácidos grasos mono-insaturados. - Es preferible consumir aceite de oliva virgen extra, extraído por primera presión en frío, pues el calor desnaturaliza las grasas. Además, los aceites refinados se obtienen mediante disolventes como el hexano, tóxicos para la salud.

ALGAS
- Las algas tienen una gran concentración de minerales y vitaminas. Por ejemplo, contienen selenio, importante para el sistema inmune. Además son alcalinizantes y depurativas y nos ayudan a eliminar metales pesados y contaminación radiológica de nuestro organismo. Por todo ello, son muy importantes en la prevención del cáncer y durante su tratamiento. Deben tomarse con moderación (5-10 gr/día en peso seco).

34

- Las algas, dependiendo de las aguas en las que crezcan, pueden contener metales pesados e hidrocarburos. Por ello, es importante conocer su procedencia o asegurarnos de que han sido depuradas para su consumo. - Las microalgas, como la espirulina, chlorella, alga azulverde silvestre y dunaliella, puden ser útiles en el tratamiento del cáncer, pues contiene gran cantidad de clorofila y betacaroteno. Pero son muy enfriadoras y es mejor que sean recetadas por un médico.

GERMINADOS
- Son alimentos vivos, que nos aportan mucha energía y vitalidad y fortalecen y regeneran el organismo. Contienen proteínas, minerales, vitaminas, enzimas y fibra. Además de su alto perfil nutricional, es importante la biodisponibilidad de sus nutrientes. El germinado hace que las grasas y proteínas se conviertan en formas fácilmente digeribles, lo cual puede compensar la digestión incompleta que existe con frecuencia en las enfermedades degenerativas. Los germinados son alcalinizantes, antioxidantes y depurativos. Además regeneran la flora intestinal y refuerzan nuestro sistema inmunológico. Todos estos factores son muy importantes en la prevención y tratamiento del cáncer. - Al ser alimentos muy concentrados, deben tomarse con moderación, e incluso se recomienda cocinarlos para mejorar su digestión, sobre todo los de gran tamaño, como los germinados de legumbres o cereales. Esto es importante en personas de constitución débil, pues de lo contrario, son muy enfriadores. - Podemos tomar germinados de judía mungo, judía azuki y otras judías, de cereales como el arroz, mijo o quinoa, de semillas como el girasol, etc.
35

4. ALIMENTOS A CONSUMIR CON MODERACIÓN
PESCADO
- El pescado contiene proteínas de calidad, fácilmente digeribles y sus grasas son cardiosaludables, siempre que no se cocine frito, a altas temperaturas o ahumado a la parilla. Estos últimos métodos de cocción son nocivos para la salud. Contiene vitaminas A, B, D y E y minerales como el fósforo, hierro, yodo y sodio. - Es un producto que se cría de forma natural, excepto el de piscifactorías, que es preferible no consumir. Podemos tomar pescado de calidad a la plancha o cocido a baja temperatura varias veces a la semana, limitando el consumo de pescados curados o salados. En general, las proteínas de origen animal es mejor consumirlas en la comida del mediodía. - El pescado contiene ácidos grasos omega-3, sobre todo los pescados azules de pequeño tamaño, como el arenque, sardinas, anchoas, etc. Los peces de piscifactoría prácticamente no contienen estos ácidos grasos esenciales. Los ácidos grasos omega-3 poseen múltiples funciones favorecedoras de la salud, entre ellas, la prevención del cáncer. Pero estos efectos beneficiosos se producen cuando el pescado sustituye a otras fuentes de proteína animal, como la carne o los lácteos. Por lo tanto, el consumo de pescado es beneficioso cuando se acompaña de una reducción del consumo de carne. Además, al cocinar el pescado, los ácidos grasos omega-3 sufren una cierta desnaturalización. Entre los inconvenientes del pescado, podemos citar: - Produce alergias con relativa frecuencia.

36

- Es acidificante porque tiene mucho fósforo y poco calcio, pero debemos tener en cuenta que es menos acidificante que la carne. - Actualmente, el pescado es también un alimento amenazado por la gran cantidad de tóxicos existentes en nuestros ríos, lagos y mares: metales pesados como el cadmio, plomo, arsénico y mercurio; bifenilos policlorados o PBC; dioxinas y pesticidas. Muchas de estas sustancias son cancerígenas. Los pescados azules de mayor tamaño son los más contaminados, y deberíamos evitar su consumo: salmón (de piscifactoría y salvaje), atún, pez espada, emperador, etc. El pescado blanco del mar está por lo general, menos contaminado. Los mariscos también presentan una gran contaminación.

AVES
- Podemos consumir pollo ecológico de calidad criado al aire libre una o dos veces a la semana, mejor en la comida del mediodía.

HUEVOS
- El huevo es un alimento muy completo. Sus propiedades nutritivas son muy destacables: tiene proteínas de calidad y de fácil asimilación. Nos aporta vitaminas como la vitamina A, E, D y vitaminas del grupo B; minerales como el fósforo y el hierro y oligoelementos como el zinc y el selenio. - Por su concentración en nutrientes y por su origen animal, los huevos deben consumirse con moderación. Podemos tomar dos o tres huevos ecológicos a la semana, y mejor pasados por agua o escalfados que fritos o cocidos. Debemos tener en cuenta que los huevos no son imprescindibles en una dieta sana, y no es aconsejable su consumo excesivo en una dieta anti-cáncer, pues contienen grasas saturadas, favorecedoras del desarrollo del cáncer.
37

PRODUCTOS LÁCTEOS
La leche y sus derivados no son necesarios para la nutrición humana, pero si deseamos consumirlos, es importante que los productos provengan de animales alimentados con pastos naturales y que no hayan sido tratados con fármacos (hormonas, antibióticos, etc). Es preferible consumir lácteos fermentados (yogur, kéfir, etc) elaborados con leche fresca no pasteurizada y de origen ecológico.

Leche
- El consumo de leche se ha asociado con un aumento de riesgo de padecer cáncer de mama, ovario y próstata. Vamos a valorar los posibles factores responsables de este aumento en la incidencia de estos tipos de cáncer. - La leche es un alimento acidificante. La acidosis crónica puede favorecer el desarrollo del cáncer. - La leche contiene grasas saturadas, relacionadas con un aumento de la incidencia de diferentes tipos de cáncer. - La leche es difícil de digerir para los adultos, pues contiene lactosa, que debe ser hidrolizada por la lactasa, enzima con frecuencia deficiente en los adultos. La intolerancia a la lactosa puede producir distensión abdominal, gases, diarrea o estreñimiento. La leche de vaca contiene además caseína, una proteína de difícil digestión. La caseína de la leche se ha relacionado con reacciones alérgicas que pueden manifestarse como asma, congestión, erupción cutánea, fatiga e irritabilidad. Por otro lado, la leche pasteurizada es más acidificante y la pasteurización destruye vitaminas y enzimas necesarias para la digestión de la proteína láctea.
38

- A nivel intestinal, los productos lácteos mal digeridos, favorecen la hiperpermeabilidad de la pared intestinal, que va a permitir el paso de sustancias mal digeridas a la circulación, que van a ir acumulándose como toxinas o bien van a provocar una respuesta del sistema inmune, favoreciendo la aparición de enfermedades autoinmunes. - Las sustancias mal digeridas a nivel del intestino favorecen el crecimiento de una flora bacteriana anómala, que va a dar lugar a tóxicos de origen bacteriano, que se suman a los tóxicos procedentes de los alimentos mal digeridos. La existencia de una flora bacteriana anómala a nivel intestinal también favorece la hiperpermeabilidad intestinal. Para algunos autores estos factores son importantes en el desarrollo de diversos tipos de cáncer. - La leche además debilita el sistema inmunológico, importante para defendernos del cáncer. - La leche no ecológica contiene habitualmente pesticidas, hormonas, productos químicos, antibióticos, etc. Todos ellos son perjudiciales para la salud, pues alteran nuestros sistemas digestivo, hormonal e inmunológico, y algunos de ellos se han relacionado con el cáncer. - En resumen, la leche de vaca pasteurizada u homogeneizada, a la que con frecuencia se han añadido vitaminas sintéticas (por ejemplo vitamina D), es un alimento totalmente desnaturalizado, no recomendable en una dieta sana, muy diferente de la leche natural procedente de animales que viven en libertad, alimentándose con pastos y sin recibir hormonas, antibióticos, etc.

39

Yogur
- A contrario de la leche, cuyo consumo se relaciona con diversos tipos de cáncer, el yogur parece tener un efecto protector por ejemplo, frente al cáncer de mama, quizás en relación con su contenido en bacterias vivas y ácido láctico. - Si deseamos consumir productos lácteos, es suficiente con tomar un yogur biológico de forma ocasional. Es preferible consumir yogur realizado con leche fresca, sin pasteurizar y siempre natural, sin sabores ni azúcares añadidos. Si tenemos problemas de colesterol, mejor desnatado. - El yogur tiene claras ventajas respecto a la leche: . La lactosa se ha transformado en ácido láctico gracias a la fermentación y las proteínas están parcialmente digeridas, por lo que produce menos problemas de intolerancia. . El calcio del yogur tiene mejor disponibilidad que el de la leche, gracias a la fermentación de las bifidobacterias.

40

5. ALIMENTOS A EVITAR EN LA DIETA ANTI-CÁNCER
- Es importante disminuir el consumo de los siguientes alimentos para protegernos del cáncer:

CARNE
- La carne posee ciertos valores desde el punto de vista nutritivo, pero, a diferencia de los alimentos de origen vegetal, carece de poder curativo, y presenta numerosos inconvenientes. - Debemos tener en cuenta que la Organización Mundial de la Salud, a través de su publicación “Forum Mundial de la Salud”, ha reconocido que la carne no constituye un alimento imprescindible, ni tan siquiera necesario para la alimentación humana. - El consumo de carne es un factor de riesgo importante para la mayor parte de los tipos de cáncer. La carne y los productos lácteos contienen hormonas de crecimiento naturales, que podrían favorecer el desarrollo del cáncer en el ser humano. Para protegernos del cáncer, debemos evitar sobre todo el consumo de carnes rojas (cerdo, vaca, cordero, etc) y la carne salada, curada o ahumada. Los productos cárnicos procesados y curados contienen nitratos y nitritos, sustancias de conocido carácter cancerígeno. Cuando se habla de la relación entre consumo de carne y cáncer, la carne de cerdo está siempre en primer lugar de la lista. - Al cocinarse la carne, sobre todo si se cocina frita, muy hecha, asada o a la brasa, se producen moléculas nocivas, como los benzopirenos y las aminas heterocíclicas, que se han relacionado con la aparición de algunos tipos de cáncer.

41

- La carne y los productos lácteos contienen además grasas saturadas, que favorecen el desarrollo del cáncer. Una dieta rica en grasas saturadas y pobre en fibra se ha relacionado con diversos tumores, como el cáncer de mama, colon, páncreas, ovario, endometrio y próstata. - La grasa de la carne y sobre todo, las vísceras de los animales, fundamentalmente el hígado, acumulan diferentes sustancias químicas tóxicas: metales pesados como el plomo y el cadmio, pesticidas, fungicidas, disolventes, aditivos, etc. También contienen residuos de hormonas, antibióticos y otros fármacos que se emplean en la ganadería intensiva. Todos ellos son perjudiciales para nuestra salud, y algunos se han relacionado con el cáncer. - En resumen, el consumo habitual de alimentos ricos en proteínas y grasas de origen animal, sobre todo carne roja, acidifica la sangre y los tejidos, influye negativamente en la composición de la flora intestinal, sobrecarga el hígado y los riñones, disminuye el calcio produciendo osteoporosis y favorece la aparición de enfermedades cardíacas, incluido el infarto de miocardio. También se ha relacionado con diferentes tipos de cáncer (cáncer de mama, pulmón, colón, estómago, esófago y riñón). - Debemos considerar que el consumo de cereales y legumbres como fuente de proteínas es más respetuoso con el medio ambiente y mejor para la salud humana que el consumo de proteínas de origen animal. Podemos sustituir en varias comidas la carne por proteínas vegetales. ¡ Comer no significa necesariamente comer carne !

42

EMBUTIDOS
- La carne de cerdo en general y los embutidos fabricados con ella (jamón, incluyendo el jamón York, chorizo, salchichón, mortadela, beicon, etc), son los productos cárnicos que presentan mayores riesgos para la salud. Una excepción puede ser el jamón de cerdos criados en la dehesa, rico en ácidos grasos omega-3. - El consumo habitual de carne de cerdo y derivados, como los embutidos (jamón cocido, salchichas, beicon, etc), se asocia con la aparición de diversos tipos de cáncer. Algunos autores consideran el beicon como el producto cárnico más cancerígeno, sobre todo si está ahumado y se cocina a altas temperaturas. - El jamón cocido no es un alimento sano y fácil de digerir, como se considera habitualmente, sino que es más perjudicial que el jamón curado. Esto es debido a que ha sido tratado con calor, lo que hace más indigestas sus proteínas y genera sustancias tóxicas de carácter cancerígeno. - Los embutidos industriales contienen nitritos y nitratos, que en nuestro organismo se convierten en nitrosaminas, de conocido carácter cancerígeno.

MARISCO
- El marisco debe consumirse sólo ocasionalmente. Es muy acidificante y provoca con facilidad reacciones alérgicas, en forma de asma, rinitis, urticaria, etc. - Contiene mucho ácido úrico, sobre todo la langosta y el langostino, mucho colesterol y es difícil de digerir. - Puede producir infecciones, parasitosis e intoxicaciones por toxinas. Por ello, no conviene a los niños y personas mayores.

43

- El marisco tiene contaminantes químicos, como el mercurio y el cadmio. Además acumula otros tóxicos del mar, como pesticidas y dioxinas, que son cancerígenos. - En resumen, el marisco no es un alimento imprescindible en la dieta y no debería formar parte de una alimentación saludable.

GRASAS DESNATURALIZADAS
- Es importante evitar el consumo de grasas desnaturalizadas (aceites refinados, grasas hidrogenadas y ácidos grasos trans). - Una de las causas principales de las enfermedades degenerativas que afectan al hombre moderno es el cambio en la producción industrial de los “aceites alimenticios”. La desnaturalización de los aceites se ha relacionado con el incremento del cáncer. - Los aceites refinados, como los que encontramos habitualmente en los supermercados, han sido sometidos a altas temperaturas, que desnaturalizan sus ácidos grasos, y además para su obtención se utilizan disolventes como el hexano, que puede ser cancerígeno. - Las grasas hidrogenadas y ácidos grasos trans están en la margarina y la mayoría de los productos de bollería industrial. Este tipo de grasas interfiere en el metabolismo de los ácidos grasos esenciales, importantes para nuestra salud. El consumo de este tipo de grasas se ha relacionado con la obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer. Por ejemplo, el consumo de grasas hidrogenadas multiplica por dos el riesgo de sufrir cáncer de mama.

44

- Las grasas más beneficiosas para la salud las encontramos en los aceites vegetales no refinados, obtenidos por primera presión en frío, como el aceite de oliva virgen extra, que podemos utilizar como base en nuestra cocina, tanto crudo en ensaladas, etc, como para cocinar, pues soporta bien las altas temperaturas. El aceite de oliva contiene grasas monoinsaturadas, importantes para la salud cardiovascular y la prevención de algunos tipos de cáncer, como el cáncer de mama. - Otra fuente de ácidos grasos saludables son los frutos secos y las semillas, que nos proporcionan ácidos grasos omega-3 y omega-6. Así, las semillas de sésamo, girasol, calabaza o lino y los frutos secos, constituyen buenas fuentes alimentarias de estos ácidos grasos esenciales. Las semillas de lino y las nueces son las principales fuentes vegetales de ácidos omega-3. Una cucharada de semillas de lino recién molidas o unas 6 nueces al día nos proporcionan cantidades suficientes de ácidos grasos omega-3. - El déficit de ácidos grasos esenciales puede favorecer el desarrollo de enfermedades crónicas como la artritis reumatoidea, esclerosis múltiple, lupus eritematoso sistémico, otras enfermedades autoinmunes y el cáncer. - Los aceites obtenidos por primera presión en frío y las semillas y frutos secos deben sustituir en la dieta a los aceites refinados, ácidos grasos trans y grasas saturadas, pues estos tipos de grasas alteran el metabolismo de los ácidos grasos esenciales. No es suficiente con tomar ácidos grasos omega-3 y omega-6; también debemos eliminar las grasas perjudiciales para la salud.

45

ENDULZANTES
- Además de reducir el consumo de azúcar (blanco o integral), fructosa, chocolate, helados, caramelos, pasteles, mermeladas, etc, es importante no sustituir estos endulzantes por edulcorantes artificiales como la sacarina, el ciclamato y el aspartamo, todos ellos relacionados con el cáncer. - Podemos utilizar endulzantes naturales como la miel cruda (con moderación), melazas de cereales o frutas secas. Estas últimas contienen vitaminas, minerales y fibra, ausentes en el azúcar. También puede usarse la estevia en forma de polvo verde integral o extracto verde o de color café, evitando los productos incoloros o polvos blancos, que son altamente refinados.

PRODUCTOS REFINADOS
- Es importante evitar o reducir al máximo los productos refinados: pan blanco, arroz blanco, azúcar blanco o integral, etc. Los productos refinados han perdido gran parte de sus nutrientes, como las vitaminas, minerales, etc, y además utilizan las reservas de nuestro organismo para poder metabolizarse. Además se han relacionado directamente con el crecimiento del cáncer: cuando el pan blanco, la bollería y los productos de repostería desplazan a los cereales integrales de la dieta, se favorece el desarrollo de diversos tipos de cáncer. Por lo tanto, la reducción o eliminación de la dieta de los cereales refinados y el azúcar es muy importante para protegernos del cáncer. - El pan integral es pan realizado con el grano completo y elaborado con levadura madre. Es importante además utilizar cereales integrales de origen ecológico. El “pan integral” que se vende habitualmente en panaderías y supermercados esta hecho con harina blanca, a la que se ha añadido salvado, por lo que se trata de un producto totalmente desnaturalizado.
46

PRODUCTOS ELABORADOS
- Es importante reducir o evitar el consumo de productos enlatados, precocinados o congelados, que suelen contener aditivos, algunos de conocido carácter cancerígeno. - Estos productos contienen además demasiado azúcar y grasas perjudiciales para la salud, y pocos elementos nutritivos comparados con los productos frescos.

ALIMENTOS COCINADOS A ALTAS TEMPERATURAS
- Es importante reducir los alimentos cocinados a temperaturas superiores a 100 - 110ºC, pues esto desnaturaliza los alimentos y se crean sustancias tóxicas, algunas de ellas cancerígenas. - Las frituras, parrilladas y barbacoas pueden alcanzar los 300 – 700ºC. Con estas temperaturas, se producen sustancias tóxicas, sobre todo si se trata de alimentos ricos en proteínas, como la carne o el pescado. En las carnes muy hechas se forman benzopirenos y aminas heterocíclicas, de conocido carácter cancerígeno. Las grasas animales alteradas por el calor favorecen los cánceres de mama y colon. Cuando los cereales se cocinan a más de 165º, también se producen sustancias cancerígenas. Por ello, no debemos abusar tampoco de los cereales horneados: pan, bizcochos, etc. - Además, cuando cocinamos la carne, generalmente a más de 175ºC y los cereales a más de 165ºC, se produce una destrucción masiva de las enzimas de estos alimentos, lo que dificulta su digestión. - Al calentar excesivamente los aceites, se producen también compuestos cancerígenos, como las acroleínas, acrilamidas, alquitranes, etc.

47

- El mejor aceite para cocinar es el de oliva virgen extra, pues soporta mejor las altas temperaturas.

TABACO
- Una tercera parte de los cánceres se atribuyen directamente al tabaquismo, incluidos cáncer de pulmón, boca, laringe, páncreas y vejiga. Dejar de fumar es el cambio de hábito más importante en la prevención del cáncer y es la decisión que tendrá más impacto en la calidad de vida del fumador.

ESTIMULANTES
- Debemos limitar o incluso eliminar el consumo de alcohol y estimulantes, como el café, el té y las bebidas con gas y azúcar. El café y el té son sustancias acidificantes y excitantes que, a la larga, agotan las glándulas suprarrenales y el páncreas. - El consumo de café, incluso descafeinado, se ha relacionado con el cáncer de vejiga y páncreas y con la enfermedad fibroquística de la mama, que puede ser pre-cancerosa. - El consumo de alcohol, incluso de forma moderada, se ha relacionado con diferentes tipos de cáncer. - Si se combinan entre sí, el alcohol, café y tabaco, se potencia su acción cancerígena. - Los productos tóxicos y estimulantes, como el alcohol, café, tabaco y otras drogas y fármacos, tienen efectos atrayentes que se contrarrestan por su naturaleza tóxica y agotadora. Estas sustancias empiezan a ser menos atractivas conforme nuestra toma de conciencia hacia una nutrición adecuada y nuestra salud vayan mejorando.

48

6. LA SOJA Y EL CÁNCER DE MAMA
- La soja contiene potentes compuestos fitoquímicos con actividad estrogénica, las llamadas isoflavonas, que pueden tener un efecto protector frente al cáncer de mama y próstata. O eso se creía hasta ahora. - Quizás durante la época fértil de la mujer, la soja y sus derivados (leche de soja, tofu, tempeh, etc), tengan un efecto protector frente al cáncer de mama, al competir con los estrógenos naturales y los xenoestrógenos que nos llegan a través de productos químicos tóxicos presentes en los alimentos y otras fuentes de contaminación. - Sin embrago, últimamente existe controversia respecto al consumo de soja y los concentrados de isoflavonas, que se venden como complementos alimenticios. - En la menopausia se desaconseja el consumo de preparados de isoflavonas, que nos proporcionan cantidades mucho mayores que las presentes en la dieta asiática, en la cual se obtienen a través de los productos de soja. No se pueden predecir las consecuencias de la administración de dosis altas de isoflavonas puras que, como cualquier otra hormona, pueden inducir una respuesta exagerada de los tejidos sobre los que actúan cuando están presentes en cantidades elevadas. Los concentrados de isoflavonas de soja tomados cuando los niveles de estrógenos naturales son más bajos, como ocurre en la menopausia, promueven el crecimiento de tumores y pueden favorecer el desarrollo del cáncer de mama, por lo que deben evitarse. - En las mujeres con cáncer de mama o que hayan padecido este tumor, los preparados enriquecidos en isoflavonas de soja pueden favorecer el desarrollo del cáncer de mama, por lo que no deben consumirse. Los suplementos de soja en forma de comprimidos se
49

han asociado al agravamiento de ciertos tipos de cáncer de mama. - Por lo tanto, en general, debemos evitar consumir concentrados de isoflavonas mediante suplementos alimenticios, que no son representativos del alimento completo. - En cuanto al consumo de productos de soja, debemos consumir con moderación alimentos tan potentes como los derivados de la soja. Debemos tener en cuenta que, aunque quizás, un consumo moderado de soja en las mujeres en edad fértil, tenga un efecto protector frente al cáncer de mama, hay otros alimentos que también nos protegen del cáncer de mama, como los ácidos grasos omega-3 y las verduras crucíferas (col, coliflor, brécol, etc). No se conoce el efecto del consumo de productos de soja en las mujeres que han tenido un cáncer de mama, por lo que debemos ser prudentes. - Las recomendaciones para aquellas personas que quieran consumir productos de soja, podrían ser no consumir más de un producto de soja al día, limitar su consumo en la menopausia (máximo 2 o 3 veces a la semana), y no tomar estos productos en casos ya diagnosticados de cáncer de mama hormonodependiente. Durante la infancia y adolescencia, tampoco se recomienda el consumo de productos de soja, incluida la leche de soja. La soja no es un alimento imprescindible en la dieta, y no forma parte de la dieta saludable más cercana a nosotros, la auténtica dieta mediterránea. - En cuanto al cáncer de próstata, el consumo de productos de soja puede tener un efecto protector frente al desarrollo de este tumor, pero no existen tantos estudios como en el caso del cáncer de mama. Quizás la clave esté en un consumo moderado de productos de soja, o bien tomar otros alimentos anti-cáncer, como los que vamos a describir en el siguiente apartado.
50

7. LA DIETA PREVENTIVA Y CURATIVA DEL CÁNCER
- Una nutrición saludable reduce el riesgo de cáncer y previene las recaídas, pues suministra al organismo sustancias protectoras frente al cáncer y fortalece las defensas. Las sustancias protectoras de la dieta están en los alimentos vegetales, e incluyen sustancias bioactivas o fitoquímicos, ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales, oligoelementos, enzimas y fibra. Los compuestos fitoquímicos confieren a los vegetales propiedades terapéuticas de incontable valor frente al cáncer. - El tratamiento dietético no debe pasarse por alto en ningún paciente con cáncer, ya que aumenta las posibilidades de curación. Debemos ser selectivos y escoger alimentos de calidad que apoyen nuestra salud y vitalidad. La alimentación de los pacientes con cáncer debe ser prácticamente vegetariana, basada en alimentos vegetales de origen biológico: cereales integrales, ensaladas, frutas y verduras frescas, legumbres, frutos secos y semillas, incluidas las semillas de lino. También puede contener pequeñas cantidades de algas, germinados, hierbas aromáticas y especias. - Una alimentación completa e integral nos ayuda a evitar las carencias alimenticias, estimula la función inmunitaria, disminuye los efectos secundarios de los tratamientos del cáncer y mejora la calidad de vida de los pacientes. - Las frutas, verduras y otros vegetales ecológicos potencian nuestro sistema inmunitario. Añadir más frutas y verduras a la dieta disminuye el riesgo de cáncer, incluso hasta un 50% con respecto a una dieta escasa en estos alimentos. Es importante consumir verduras frescas y de temporada, en lugar de verduras congeladas o en conserva, pues los alimentos en su estado natural contienen más sustancias nutritivas y vitales.
51

- Si deseamos incluir productos de origen animal, podemos tomar carne de ave, huevos y yogures, todos ellos de forma ocasional y de origen ecológico. También puede consumirse con moderación pescado de calidad. - Esta alimentación debe contener poco o nada de carne roja, grasas saturadas, cereales refinados, azúcar, sal y aceites desnaturalizados, como los refinados y ácidos grasos trans. - Es importante que los alimentos que consumamos no contengan tóxicos, como pesticidas, metales pesados, aditivos, etc. - Podemos comenzar sustituyendo de forma progresiva la carne roja, empezando por la carne de cerdo y los embutidos, por proteínas vegetales (legumbres, cereales, frutos secos, algas, etc), pescado blanco, huevos y aves. También puede tomarse pescado azul de forma ocasional, evitando el marisco y los pescados muy contaminados por mercurio. - Sustituir los lácteos por leches de cereales. Puede tomarse un yogur biológico de forma ocasional. - Sustituir las harinas y cereales refinados por cereales integrales recién preparados y sus harinas recién molidas, para evitar que se enrancien. Para la Dra. Kousmine, las harinas de los cereales han perdido su capacidad nutritiva o fuerza vital a los 10 días de haberse molido. Los cereales más recomendables son el arroz integral, el trigo sarraceno, la quinoa y quizás, la espelta. El mijo y al amaranto también puede consumirse con moderación. - Puede ser aconsejable eliminar los cereales con gluten: trigo, centeno, cebada y avena, y valorar la tolerancia a la espelta. Quizás se puede ser más tolerante con la avena, con muy poco gluten, y que puede ser beneficiosa en pacientes con cáncer, consumida con moderación.

52

- Es importante sobre todo eliminar de la dieta los alimentos elaborados con trigo o maíz: pan de trigo, pastas, sémolas, harinas, pizzas, bollería, repostería, palomitas de maíz, maíz dulce, tortitas de maíz, etc. - Se puede tomar pan integral biológico, por ejemplo de espelta, elaborado con levadura madre, o incluso sin levadura (crakers), en lugar de pan blanco. También pueden tomarse tortitas de arroz integral. En cualquier caso, no es recomendable abusar de los productos elaborados con cereales cocidos u horneados (pan, pasta, galletas, bizcochos, etc). - Utilizar aceites de primera prensión en frío, como el aceite de oliva virgen extra, semillas y frutos secos en sustitución de los aceites refinados comerciales comunes y las grasas hidrogenadas o interesterificadas, como las presentes en la margarina y muchos productos de bollería. - Sustituir el azúcar blanco o integral, el chocolate y los edulcorantes artificiales (sacarina, ciclamato y aspartamo) por endulzantes naturales, como las melazas de cereales, miel cruda, frutas secas o estevia, todos ellos con moderación. - Tomar sal marina no refinada y sin aditivos (con moderación), en lugar de sal blanca refinada. Una dieta baja en sal o sin sal ayuda aprevenir el cáncer y debe seguirse también durante el tratamiento de esta enfermedad. - Beber agua pura (filtrar el agua del grifo o tomar agua mineral). También podemos tomar té verde o rooibos. No tomar bebidas gaseosas industrializadas, colas, etc. Evitar asimismo el café, el té, el alcohol y el tabaco.

53

- Cocinar los alimentos a baja temperatura (vapor suave, plancha suave, guisos, estofados), evitando fritos, hornos a altas temperaturas, parrilladas y cocciones largas a fuego vivo. Evitar también el uso del microondas, que desnaturaliza los alimentos. Es importante que las temperaturas de cocción no superen los 110ºC. Cocinar a altas temperaturas genera sustancias químicas nuevas, algunas de las cuales son cancerígenas. Evitar también los productos salados, curados y ahumados. - Consumir alimentos frescos y platos recién cocinados en lugar de comidas precocinadas. Los alimentos elaborados, envasados, enlatados y procesados industrialmente tienen aditivos, conservantes, etc, que es mejor evitar. No abusar de los alimentos congelados, pues han perdido su fuerza vital y no pueden nutrir adecuadamente nuestras células. - Es importante tomar comidas simples, sin combinar muchos alimentos diferentes en cada comida. Esto evita las malas digestiones y fermentaciones en el tubo digestivo. Podemos intentar no consumir hidratos de carbono y proteínas en la misma comida, sino tomarlos de forma aislada y combinados con verduras verdes. También es importante tomar la fruta fuera de las comidas. - Suele ser habitual que cuando se diagnostica un cáncer, exista una situación de acidosis en el organismo. Además de la dieta para corregir esta acidosis, puede ser necesario tomar sales alcalinas. - Es importante no comer en exceso y controlar el peso, pues la obesidad es un factor de riesgo para el cáncer.

54

- Tomar alimentos ricos en antioxidantes, como la vitamina C, betacarotenos, vitamina E y oligoelementos, como el selenio. También es importante conseguir un aporte adecuado de ácidos grasos omega-3 y fibra. - Cuando se está recibiendo un tratamiento para el cáncer, puede ser necesario un aporte complementario de algunas vitaminas, selenio, zinc, probióticos, glutatión, coenzima Q-10 y ácidos grasos omega-3 y omega-6. Los suplementos deben ser siempre prescritos por un profesional, a ser posible, un médico. - Es importante seguir una dieta que apoye la salud y el bienestar y que además nos ayude en nuestra evolución personal y espiritual. La nutrición es un paso importante hacia una vida con conciencia. - Por otro lado, un ingrediente esencial en nuestro trayecto hacia una buena práctica nutricional es el estar conscientes. Puede ser necesaria una transformación emocional y espiritual previa para conseguir la claridad mental necesaria para adoptar un hábito alimenticio saludable, y que éste se mantenga a largo plazo. Es importante pues, enfocar nuestro espíritu en la dieta, las emociones y la conciencia.

55

CAPÍTULO 2. LOS SUPERALIMENTOS ANTI-CÁNCER
- Según el Instituto Americano para la Prevención del Cáncer, ningún alimento protege por sí solo del cáncer. Es más correcto afirmar que una dieta determinada es anticancerígena que atribuir esta propiedad a un único alimento. Esta institución recomienda para prevenir el cáncer una dieta basada en verduras, frutas, cereales integrales y legumbres. - La protección anti-cáncer ofrecida por los productos vegetales en general, y por las frutas y verduras en particular, se debe fundamentalmente a sus compuestos fitoquímicos. No todos los vegetales contienen la misma cantidad de fitoquímicos, sino que éstos son más abundantes en determinados tipos de frutas y verduras, que denominaremos superalimentos anti-cáncer. - Los alimentos anti-cáncer actúan mediante tres mecanismos principales: estimulan el sistema inmunológico, reducen la inflamación que el tumor necesita para crecer y evitan la formación de nuevos vasos sanguíneos que nutren el cáncer. - Estudios realizados en laboratorio para valorar el efecto de extractos crudos de diferentes alimentos en diversas líneas tumorales, han demostrado que los alimentos más eficaces contra el cáncer son las coles, el puerro, el ajo y la cebolla. Las líneas celulares estudiadas correspondían a cánceres de mama, próstata, pulmón, riñón, colon y glioblastoma cerebral. - Vamos a describir a continuación los principales superalimentos anti-cáncer. Es importante incluirlos en la dieta de forma regular para prevenir el cáncer y ayudar a su curación, sin olvidar que lo más importante es el conjunto de la dieta, y que ésta sea fundamentalmente vegetariana.

56

1. VERDURAS CRUCÍFERAS
- Se incluyen aquí la col y sus variedades (repollo verde, col lombarda, col rizada, coliflor, brécol, coles de Bruselas, etc) y la mostaza, berro y rábano. - Son los alimentos más importantes para contrarrestar el desarrollo del cáncer, pues constituyen una buena fuente de fitoquímicos y además son ricos en vitamina C. Estas verduras favorecen la desintoxicación del hígado y aceleran la eliminación de sustancias cancerígenas. Sus compuestos fitoquímicos son solubles en agua, por lo que es preferible tomar estas verduras cocidas ligeramente al vapor, y masticarlas bien. Los productos congelados se someten a cocción previa a la congelación y han perdido gran parte de sus fitoquímicos. - El consumo de verduras crucíferas se ha relacionado con una disminución del riesgo de padecer diversos tipos de cáncer: tumores de mama, vejiga, pulmón, estómago, colon, recto y próstata. Estas verduras tienen además un efecto inhibidor sobre los estrógenos, por lo que son importantes en la prevención de tumores de mama y endometrio. - El brécol refuerza las defensas naturales del organismo, favorece la eliminación de sustancias tóxicas y además tiene un efecto anticancerígeno directo. Es uno de los alimentos más importantes en la prevención de diversos tipos de cáncer. Los pacientes con cáncer pueden ser generosos en el consumo de brécol. Tiene además propiedades antibióticas frente a Helicobacter pylori, bacteria relacionada con úlceras y cáncer de estómago.

57

2. VEGETALES DE LA FAMILIA ALLIUM
- Incluyen el ajo, cebolla, chalota, cebolleta y puerro. - Los vegetales de esta familia favorecen la eliminación de tóxicos cancerígenos y actúan como antitumorales de forma directa, por lo que merecen un lugar importante en la estrategia de prevención del cáncer mediante la alimentación. - En laboratorio, los vegetales de la familia allium favorecen la destrucción de células tumorales del cáncer de colon, mama, pulmón, próstata y leucemia. - Clínicamente, tienen un papel importante en la prevención del cáncer del aparato digestivo, sobre todo de esófago, estómago y colon. También nos protegen de los tumores de próstata, mama y pulmón. - Estos vegetales, sobre todo el ajo, evitan la transformación de los nitratos usados en conservas y embutidos en las peligrosas nitrosaminas, sustancias de conocido carácter cancerígeno. El ajo favorece además la desintoxicación hepática. El ajo, junto a los champiñones y otros hongos comestibles, contiene germanio, un elemento que favorece la oxigenación de los tejidos. El ajo fresco es la mejor fuente de compuestos anticancerígenos, y debe preferirse a los suplementos. Su consumo se ha relacionado con una disminución de la incidencia de cáncer de riñón, estómago, mama y próstata. El ajo tiene también un efecto antibiótico frente a virus, hongos y bacterias, incluido el Helicobacter pylori. El ajo se debe consumir con precaución en caso de estar tomando fármacos anticoagulantes.

58

3. CÍTRICOS
- Los cítricos incluyen la naranja, mandarina, limón y pomelo. Son una buena fuente de vitamina C y minerales. Todos ellos tienen sustancias antiinflamatorias y favorecen la desintoxicación de sustancias cancerígenas por parte del hígado. La piel de los cítricos tiene también propiedades anticancerígenas, pero si vamos a utilizar la piel, la fruta debe ser de origen ecológico, pues de lo contrario, tiene gran cantidad de tóxicos. - Las frutas de esta familia frenan de forma directa el crecimiento de las células tumorales y aumentan el potencial anticancerígeno de otros fitoquímicos presentes en la dieta. Además fortalecen el sistema inmunitario. - El consumo de cítricos se ha asociado con una disminución del riesgo de desarrollar diversos tipos de cáncer. Así, se ha observado una disminución de un 40-50% en el riesgo de padecer cáncer del tracto digestivo: boca, laringe, faringe, esófago y estómago. También parece disminuir la posibilidad de tener leucemia en los niños, cuando consumen zumo de naranja los dos primeros años de vida. Es importante que los niños consuman cítricos de origen biológico.

4. FRUTOS ROJOS: FRESAS, MORAS, GROSELLAS, ARÁNDANOS Y FRAMBUESAS
- Las frutas del bosque encierran auténticos tesoros en forma de compuestos fitoquímicos con potencial anticancerígeno. - Los frutos rojos son antioxidantes, eliminan toxinas de las células, favorecen la destrucción de células tumorales y frenan la producción de nuevos vasos sanguíneos que el tumor necesita para crecer.
59

- La frambuesa, la fresa y la mora contienen ácido elágico, que inhibe la producción de nuevos vasos sanguíneos y aumenta la eliminación de sustancias cancerígenas de las células, impidiendo su efecto tóxico. Este efecto es más potente que el de algunos fármacos elaborados en el laboratorio. Se ha demostrado que el ácido elágico contrarresta el crecimiento de tumores del esófago. Esta sustancia se encuentra también en las avellanas y las nueces. - La cereza desintoxica el organismo y favorece la eliminación de sustancias tóxicas con efecto estrogénico o xenoestrógenos procedentes de las sustancias químicas del medio ambiente. - Las frambuesas, arándanos negros y rojos y el mirtilo contienen antocianidinas, de efectos antioxidantes. Estas sustancias frenan el crecimiento de tumores e inhiben la formación de nuevos vasos sanguíneos. También reducen la síntesis de estrógenos, lo cual puede ser importante en la prevención del cáncer de mama. En el laboratorio, estas sustancias inhiben el crecimiento de diferentes tipos de células cancerosas, sobre todo del cáncer de colon. - Es importante consumir frutas del bosque de origen ecológico, pues, por ejemplo las fresas, son una de las frutas con mayor contenido en pesticidas.

5. CÚRCUMA
- La cúrcuma es una especie de propiedades asombrosas. Es muy importante en la medicina ayurvédica por sus propiedades antiinflamatorias, que superan las de cualquier otro alimento. Es una especie sagrada, importante en la tradición social, culinaria y medicinal hindú.

60

- El curry puede tener como máximo un 20% de cúrcuma, por ello es preferible comprar la cúrcuma sola. Debe mezclarse con un poco de pimienta negra y aceite para mejorar su absorción. - La cúrcuma se usa para alteraciones digestivas, fiebre, infecciones, artritis y alteraciones hepáticas. La curcumina, sustancia presente en la cúrcuma, es antitrombótica, desintoxicante, reduce el colesterol, es antioxidante y anticancerígena. Debe consumirse con precaución si se están tomando fármacos anticoagulantes o en caso de cálculos biliares. - La adición cotidiana de una cucharadita de cúrcuma a las sopas, guisos, legumbres, etc, es una manera simple y rápida de tener un aporte suficiente de curcumina para prevenir el desarrollo del cáncer. Se recomienda un uso generoso de la cúrcuma en pacientes con cáncer. Es especialmente útil en el cáncer de colon, pues previene la formación de pólipos pre-cancerosos y evita la transformación de estos pólipos en tumores malignos. También nos protege del cáncer de hígado. - En laboratorio, esta sustancia inhibe el crecimiento de un gran número de tumores: leucemia, cáncer de colon, hígado, estómago, mama, ovario, piel, etc.

6. TÉ VERDE Y ROOIBOS
- El té verde protege prácticamente de todos los tipos de cáncer. Se considera una fuente excepcional de moléculas anticancerosas muy potentes. Es además antioxidante y desintoxicante. Activa los mecanismos del hígado para eliminar las toxinas cancerígenas presentes en el organismo y evita la formación de nuevos vasos sanguíneos necesarios para el crecimiento del tumor. En laboratorio, potencia los efectos de la radioterapia sobre las células cancerosas.

61

- El té verde bloquea el crecimiento de las células de la leucemia, cáncer de mama, próstata, vejiga, riñón, piel, boca, esófago, estómago, pulmón, colon, etc. - Se debe preferir el té verde japonés tipo Sencha sobre el chino, dejarlo en infusión durante 10 minutos y tomarlo recién hecho. Puede tomarse descafeinado, pues contiene algo de teína, aunque menos que el té rojo o negro. Esto puede ser importante en caso de alteraciones del sistema nervioso o cardiovasculares. Se debe tomar con precaución si se están tomando fármacos anticoagulantes. - El rooibos es antioxidante y fortalece el sistema inmunitario. No contiene teína. Es útil en la prevención del cáncer y durante su tratamiento.

7. ÁCIDOS GRASOS OMEGA-3
- La dieta occidental es rica en grasas, pero deficitaria en ácidos grasos omega-3. Estas grasas previenen las enfermedades cardiovasculares y nos protegen del cáncer, pues reducen la inflamación e inhiben el crecimiento de las células tumorales de pulmón, mama, colon, próstata, riñón, etc. También estimulan el sistema inmunitario y disminuyen la formación de metástasis. - Los ácidos grasos omega-3 son muy inestables, por lo que se aconseja utilizar alimentos completos en lugar de alimentos enriquecidos con omega-3. - El pescado azul contiene ácidos grasos omega-3 de cadena larga. Los peces más grandes, como el atún, pez espada, cazón o emperador, están más contaminados por mercurio, dioxinas, PCBs, etc. Por ello, es preferible consumir peces más pequeños, como sardinas, anchoas o caballa.

62

En cualquier caso, debemos tener en cuenta que el calor desnaturaliza los ácidos grasos omega-3, por lo que quizás el beneficio de consumir estos pescados esté en que sustituyen a la carne. El pescado contiene además vitamina D, de efecto antitumoral. - Los ácidos grasos omega-3 de cadena corta están en algunos productos vegetales, fundamentalmente en las nueces y semillas de lino. Es importante comprar nueces con su cáscara, y no pasteurizadas, como las que provienen de Estados Unidos. Las nueces, además de ácidos grasos omega-3, contienen otras sustancias que les confieren su poder antiinflamatorio y antitumoral. Es importante también comprar las semillas de lino enteras y tomarlas recién molidas. El aceite de lino también es difícil de conservar, pues sus ácidos grasos se vuelven rancios.

8. VERDURAS Y FRUTAS RICAS EN CAROTENOIDES
- La zanahoria, remolacha, batata, boniato, calabacín amarillo, calabaza, tomate, caqui, albaricoques y todas las frutas y verduras de color brillante (naranja, rojo, amarillo o verde), tienen carotenoides, sustancias precursoras de la vitamina A. Los carotenoides estimulan el sistema inmunitario e inhiben el crecimiento de las células cancerosas de diversas líneas tumorales, incluso algunas muy agresivas, como los gliomas cerebrales. - La ingesta de frutas y verduras ricas en carotenoides disminuye el riesgo de padecer cáncer de pulmón, estómago, colon, vejiga, útero, ovario y piel. También se recomienda su consumo en pacientes con cáncer. La zanahoria tiene una gran concentración de betacaroteno, además de otros carotenoides y fibra, lo que explica su acción anticancerígena.

63

9. UVA-ZUMO DE UVA
- La uva contiene resveratrol, sustancia que frena el desarrollo del cáncer. Se encuentra sobre todo en la piel de la uva, y su concentración aumenta con la fermentación, por eso el vino tinto contiene más resveratrol que la uva. Pero debemos tener en cuenta que la uva o su zumo tienen además otras sustancias importantes para la prevención del cáncer, y que el consumo de alcohol, incluso de forma moderada, favorece el desarrollo de diversos tipos de cáncer. La uva contiene gran cantidad de pesticidas en su piel, por lo que es preferible consumir uva de origen ecológico. El vino no ecológico tiene también una gran concentración de pesticidas. - El resveratrol es un anticancerígeno muy potente. Tiene efectos antioxidantes. Es eficaz para prevenir el desarrollo del cáncer de mama, colon, esófago, hígado, melanoma y leucemia.

10. PROBIÓTICOS
- Las bacterias probióticas, como los lactobacillus acidophilus, bifidus, casei y rhamnosus, mejoran los procesos digestivos, inhiben el crecimiento de gérmenes patógenos, regeneran la flora intestinal beneficiosa y favorecen la motilidad intestinal. Son importantes para evitar la formación de toxinas intestinales. - Las bacterias probióticas tienen además efectos anticancerígenos e inmunoestimulantes, al destruir las nitrosaminas cancerígenas y estimular la actividad de las células defensivas. Por ejemplo, inhiben el crecimiento de las células del cáncer de colon. - Pueden consumirse en forma de suplementos, siempre prescritos por un profesional.

64

11. PREBIÓTICOS
- Los alimentos prebióticos no proporcionan bacterias benéficas vivas, pero contienen metabolitos esenciales para éstas, por lo que estimulan el crecimiento de una flora intestinal sana. Entre los alimentos prebióticos, están los que contienen fibras solubles, los productos lacto-fermentados y los fructooligosacaridos vegetales. - Algunos ejemplos de alimentos prebióticos por su contenido, entre otras sustancias, en fructooligosacáridos, son el ajo, cebolla, alcachofas, espárragos, puerros, achicoria, etc. Estos alimentos tienen efecto antitumoral y disminuyen el ritmo de crecimiento de los tumores. Son importantes en la prevención del cáncer de colon. - Los yogures biológicos y el Kéfir son buenas fuentes de prebióticos. Generalmente los yogures de soja también están enriquecidos con prebióticos. Otra fuente de prebióticos son los productos fermentados como la col fermentada.

12. ALIMENTOS RICOS EN SELENIO
- El selenio es un oligoelemento antioxidante, activador del sistema inmunológico y desintoxicante del organismo, pues neutraliza sustancias químicas tóxicas. Nos protege de los efectos tóxicos de los metales pesados, como el plomo, mercurio y cadmio. - Tiene efectos preventivos frente al cáncer y también es importante su consumo en el caso de pacientes con cáncer, pues se ha demostrado que inhibe el crecimiento de las células tumorales. Es frecuente observar un déficit de selenio en pacientes con cáncer, por ejemplo de pulmón y melanoma.

65

- El selenio está en los cereales integrales y verduras ecológicos, no así en los procedentes de la agricultura intensiva. Las verduras más ricas en selenio son el apio, endibia, ajo, espárrago, brécol, zanahoria y setas. - En cualquier caso, la cantidad de selenio presente en los alimentos depende de la riqueza del suelo en el que se cultivan. En general, en Europa los suelos están muy empobrecidos en selenio, debido en parte al uso y abuso de abonos químicos por parte de la agricultura intensiva. Se ha demostrado que existe una relación entre la escasez de selenio de la tierra y un aumento de la incidencia del cáncer. - También contienen selenio el pescado, los frutos secos, huevos, legumbres y frutas secas. - Puede tomarse en forma de suplementos, siempre prescritos por un profesional, pues si se toma en grandes cantidades y durante mucho tiempo, puede ser tóxico.

13. VITAMINA D
- La exposición al sol es la principal fuente de vitamina D. Es importante pasar tiempo al aire libre para conseguir la vitamina D que necesitamos. - Los pescados grasos, como la caballa, sardina o anchoa y la yema de huevo también contienen vitamina D. - Esta vitamina tiene un efecto protector del cáncer en general y se ha demostrado que reduce el riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer, como los tumores de mama, intestino, próstata y melanoma.

66

14. ALGAS
- Muchas clases de algas contienen sustancias que estimulan el sistema inmune y frenan el crecimiento del cáncer, sobre todo el de mama, próstata, colon y piel. - Las algas eliminan de nuestro organismo metales pesados, como el mercurio y plomo y elementos radiactivos, como el estroncio, bario o cesio. - Las principales algas comestibles son las siguientes: kombu, nori, wakame, arame, dulse e hijiki.

15. CHOCOLATE NEGRO
- El chocolate negro, con más de un 70% de cacao, contiene antioxidantes y sustancias que frenan el desarrollo del cáncer, además de prevenir enfermedades cardiovasculares. No se deben consumir más de 20 gramos al día. - Se debe evitar el chocolate con leche, pues además de contener más azúcar, la leche contrarresta los efectos beneficiosos del cacao.

16. TOMATE Y SALSA DE TOMATE
- El tomate contiene licopeno, sustancia antioxidante y protectora frente al cáncer de próstata, y quizás también frente a otros tipos de cáncer, como el de mama, pulmón, páncreas, piel, estómago, colon, vesícula y vejiga. Se ha demostrado además que aumenta la supervivencia en pacientes afectados de cáncer de próstata. - Para que se libere el licopeno, el tomate debe estar cocido y además se precisa aceite para mejorar su asimilación.
67

- El tomate cultivado tiene menos licopeno que las especies silvestres, por lo que para conseguir el efecto de protección frente al cáncer de próstata, debería tomarse en cantidades elevadas. No olvidemos que el tomate es una solanácea, que debe tomarse con moderación. - El Ketchup no es una verdura, y aunque contiene licopeno, va acompañado de grandes cantidades de azúcar, por lo que no es un producto saludable, y menos para los niños. - También contienen licopeno la sandía y el albaricoque.

17. SETAS
- Las setas shiitake, maitake, reishi, etc, son antiinflamatorias, estimulan el sistema inmune y tienen efectos antitumorales. Son importantes en la prevención del cáncer y en Japón se administran junto a la quimioterapia en los pacientes con cáncer. La seta shiitake actúa contra las células tumorales del tracto digestivo. - Otras setas más comunes, como el champiñón, la seta común, la seta de cardo, el boletus, etc, también pueden tener efectos antitumorales. - Las setas en general acumulan agua y minerales de la tierra, pero también sustancias del medioambiente perjudiciales para la salud, por lo que es importante conocer su procedencia.

18. HIERBAS AROMÁTICAS Y ESPECIAS
- Algunas hierbas aromáticas, como la hierbabuena, laurel, tomillo, mejorana, orégano, albahaca, salvia, menta y romero reducen el crecimiento de las células tumorales. También tienen efecto antitumoral el clavo, hinojo, azafrán, anís y canela.
68

- El perejil es antiinflamatorio y antitumoral. Junto con el apio, disminuye la formación de vasos sanguíneos que el tumor necesita para su crecimiento. - El cilantro favorece la eliminación de metales pesados como el mercurio y el plomo del organismo. - El jengibre es antioxidante, antiinflamatorio y desintoxicante. Tiene efectos anticancerígenos por su acción inhibidora sobre las células tumorales. Se puede añadir rallado a los guisos o tomar como infusión. No debe consumirse en caso de inflamaciones cutáneas, ardor de estómago, úlceras, fiebre alta o hemorragias y debe tomarse con moderación cuando se están tomando fármacos anticoagulantes.

19. COENZIMA Q-10
- Es un nutriente esencial para que las células puedan rendir al máximo, es antioxidante y potencia el sistema inmunitario. Se ha demostrado un déficit de coenzima Q-10 en pacientes con cáncer metastásico. - La coenzima Q-10 está en los frutos secos y aceites vegetales prensados en frío, cebolla, col, coliflor, brécol, etc, pero es muy sensible al calor. También está presente en los pescados grasos y los huevos.

20. ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA C
- La vitamina C fortalece el sistema inmunitario y es útil en la prevención del cáncer y durante su tratamiento. - Esta vitamina se encuentra en los alimentos vegetales, como los cítricos, kiwi, fresas, grosellas, moras, coles, etc. Es muy inestable, por lo que se pierde en gran parte al cocinar las verduras.
69

21. ALIMENTOS RICOS EN ZINC
- Una adecuada ingesta de zinc es esencial para el buen funcionamiento del sistema inmune y para la protección frente a sustancias tóxicas, incluidos los metales pesados. Además ayuda a mantener el equilibrio ácido-base. El déficit de zinc es frecuente en pacientes con cáncer. - Son buenas fuentes de zinc las almendras, col y verduras de hoja verde.

22. ALIMENTOS RICOS EN MAGNESIO
- Los alimentos ricos en magnesio, como los frutos secos, legumbres, cereales integrales y algas, son importantes en la dieta anti-cáncer.

23. ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA E
- La vitamina E es antioxidante y protege a las células de los radicales libres. Su consumo se asocia a un descenso de la incidencia del cáncer de mama y colon. - Esta vitamina se encuentra en los aceites vegetales, como el aceite de oliva y de germen de trigo, en las verduras de hoja verde, guisantes, cereales integrales, frutos secos y semillas.

24. SEMILLAS DE LINO
- Las semillas de lino contienen ácidos grasos omega-3, que fortalecen el sistema inmunitario. Además contienen lignanos de origen vegetal, de propiedades antioxidantes y antitumorales. Puede tomarse una cucharada de semillas de lino recién molidas al día. Su consumo es importante en el cáncer de mama, colon y próstata.
70

CAPÍTULO 3 NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR
- La alimentación moderna, con muchos alimentos desnaturalizados, pobres en nutrientes de calidad y ricos en toxinas, no puede proporcionarnos todos los nutrientes que necesitamos y provoca carencias importantes en nuestro organismo. Los métodos modernos de producción y elaboración de los alimentos hacen desaparecer buena parte de los minerales, vitaminas, enzimas, aminoácidos y oligoelementos presentes de forma natural en los alimentos. Por todo ello, es importante volver a una alimentación integral y ecológica, con alimentos frescos y ricos en nutrientes. Alimentarse de forma consciente es fundamental para generar los cambios profundos que el organismo necesita para mantener o recuperar la salud. Pero, aparte de una alimentación integral, puede ser necesario un aporte complementario de diversos nutrientes esenciales. - Además, en caso de enfermedad, hay una mayor necesidad de nutrientes esenciales y es más difícil conseguirlos sólo con la dieta. Los tóxicos van a producir también un déficit de nutrientes, sobre todo de vitaminas, minerales y oligoelementos, que puede ser preciso complementar con suplementos nutricionales. La prescripción de suplementos nutricionales o de plantas medicinales debe hacerla siempre un profesional con la adecuada formación, a ser posible, un médico. - La nutrición ortomolecular realiza una verdadera corrección bioquímica utilizando nutrientes esenciales naturales, presentes en nuestro organismo, tales como aminoácidos, minerales, oligoelementos, enzimas y ácidos grasos. Estos nutrientes restauran la integridad bioquímica del organismo, favoreciendo la activación de las reacciones enzimáticas y aumentando la resistencia orgánica.

71

- Complementar la alimentación diaria con vitaminas, oligoelementos y otros nutrientes, forma parte de la base de la terapia oncológica de orientación holística. - La nutrición ortomolecular se basa en tres fundamentos: la corrección alimentaria, según pautas similares a las que hemos descrito, la depuración o detoxificación celular activa y la reestructuración biológica celular. - Todos los suplementos y plantas medicinales que aparecen en este apartado deben ser prescritos por un profesional.

1. DEPURACIÓN CELULAR ACTIVA Detoxificación hepática
- La capacidad individual para desintoxicarnos de todas las sustancias tóxicas a las que estamos expuestos diariamente, es un condicionante importante para nuestra salud. - El órgano principal encargado de la desintoxicación del organismo es el hígado, capaz de soportar la tremenda carga que recae sobre él, por lo menos por algún tiempo. Por ello, en esta etapa son importantes los nutrientes que ayudan en los mecanismos de desintoxicación del hígado. - La nutrición ortomolecular proporciona estos nutrientes que favorecen la labor depurativa del hígado: aminoácidos como taurina, metionina, cisteína y glutatión, y sus cofactores B6 y B9, además de moléculas vegetales ricas en compuestos azufrados como ajo, cebolla, brécol y rábano negro, cítricos y oligoelementos catalizadores de las funciones de desintoxicación, como el zinc y el selenio.

72

Higiene intestinal
- El intestino juega un papel muy importante en el desarrollo de muchas enfermedades, debido a que la alimentación moderna contiene numerosos tóxicos y la mucosa intestinal es permeable a ellos. Por este motivo, la higiene intestinal es fundamental en todo tratamiento nutricional. - La corrección dietética y el control del estrés son fundamentales para la higiene intestinal. El estrés es un factor que aumenta la hiperpermeabilidad intestinal. - Además de la corrección dietética y el control del estrés, se aconseja el uso de prebióticos (fibras solubles, productos lactofermentados y fructooligosacáridos vegetales) y probióticos (bifidobacterias). También se puede complementar la higiene intestinal con enemas de colon.

Antioxidantes
- Para luchar contra los radicales libres, es preciso tomar antioxidantes que protegen el tejido conjuntivo y regulan ciertos procesos inflamatorios. La enzimas que neutralizan radicales libres necesitan de los antioxidantes para su actividad. - Entre los antioxidantes tenemos el zinc, cobre, manganeso, selenio, vitamina B1 y B6 y los antioxidantes mayores como la vitamina E, C, betacaroteno y moléculas vegetales antioxidantes, como los bioflavonoides de la uva y los antocianósidos del mirtilo.

Equilibrio ácido-base
- Es importante mantener un Ph adecuado, evitando la acidosis. Además de la alimentación, hay otros factores que favorecen la acidosis: el estrés, la contaminación urbana, el tabaco, el sedentarismo, etc. Estos factores actúan impidiendo la eliminación de ácidos.

73

- La actividad física o deportiva regular que conlleve una buena oxigenación, favorece la eliminación pulmonar de ácidos débiles, los provenientes de una alimentación cuya fuente principal de proteínas son los alimentos de origen vegetal. - Además de la alimentación y la actividad física, para mantener el Ph y evitar la acidosis, pueden ser necesarios citratos y carbonatos de calcio, magnesio o potasio y vitaminas B3, B5 y B6.

Agua y plantas depurativas
- El agua es importante para la depuración del organismo. Debemos tener en cuenta que el agua del grifo contiene aluminio y otros metales pesados, cloro, flúor, nitratos, fosfatos, pesticidas, etc. Es mejor filtrar el agua del grifo o tomar agua mineral. - Además del agua, podemos tomar infusiones de plantas con actividad depurativa: alcachofera, grosella, borraja, ulmaria, diente de león, romero, rábano negro, desmodium, etc. Algunas de estas plantas tiene una acción depurativa global y otras facilitan específicamente la eliminación renal o hepática. Todos necesitamos curas regulares de desintoxicación.

2. REESTRUCTURACIÓN BIOLÓGICA CELULAR Oligoelementos
- Son elementos químicos que actúan como catalizadores enzimáticos y son indispensables para el funcionamiento celular normal. Entre los oligoelementos tenemos el manganeso, cobre, cobalto, zinc, cromo, molibdeno, vanadio, etc. - El déficit de oligoelementos puede ser debido a un aporte insuficiente con la dieta, una mala asimilación por alteración de la flora intestinal, la contaminación química, un exceso de

74

eliminación o el estrés. Este último provoca una pérdida urinaria de zinc, magnesio, etc. - Las carencias de oligoelementos pueden producir astenia, malestar general, enfermedades degenerativas, alteraciones hormonales e inmunitarias, etc. Por ello, en determinadas situaciones, puede ser necesaria la toma de suplementos de oligoelementos.

Cofactores enzimáticos
- Son nutrientes esenciales para que se realicen las reacciones enzimáticas. Los principales son el zinc, el magnesio y las vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9 y B12).

Ácidos grasos esenciales
- La carencia de ácidos grasos esenciales ha provocado en los últimos años un buen número de enfermedades crónicas, incluido el cáncer. Es imprescindible tomar todos los días alimentos que nos aporten ácidos grasos omega-3 y omega-6 de calidad. En la dieta actual existe un exceso de ácidos grasos omega-6 de mala calidad, como los aceites refinados de semillas. - Los ácidos grasos omega-3 estimulan el sistema inmunológico, ayudando a prevenir el cáncer. Los alimentos ricos en omega-3, como los pescados azules de pequeño tamaño, las nueces y las semillas de lino, favorecen la desintoxicación del organismo. Pueden tomarse también en forma de suplementos. - Los ácidos grasos omega- 6 están en los frutos secos y semillas y sus aceites de calidad. También pueden tomarse en forma de aceite de onagra, borraja o grosella negra.

75

Aminoácidos
- Algunos aminoácidos como la metionina, cisteina, glutatión y taurina, participan en la detoxificación hepática. - La lisina es importante como quelante del plomo.

Vitamina C
- La vitamina C, además de jugar un papel fundamental en los mecanismos inmunitarios del organismo, es esencial para las funciones del sistema nervioso, la prevención de infecciones, la producción de energía, la desintoxicación del organismo y como antioxidante y antiinflamatoria. Es el principal antioxidante de la sangre. - La vitamina C neutraliza muchas sustancias tóxicas y favorece su eliminación renal. Protege de los metales pesados, insecticidas, disolventes, tabaco, alcohol, cloro, rayos X, fármacos, drogas, etc. - La vitamina C y otros antioxidantes, como los carotenos, la vitamina E y el selenio, son muy importantes en la prevención del cáncer. Todos ellos actúan como captadores y neutralizadores de radicales libres, que son agentes cancerígenos muy potentes. - Existe una relación entre menor consumo de vitamina C y cáncer. La vitamina C estimula el sistema inmunitario e inhibe la acción cancerígena de las nitrosaminas, relacionadas con el cáncer de esófago, estómago, colon y vejiga. La vitamina C tiene una acción preventiva y curativa en los primeros estadios de la evolución tumoral. En laboratorio, es efectiva en cultivos de células tumorales de leucemia y melanoma.

76

CAPÍTULO 4 TÓXICOS ALIMENTARIOS Y CÁNCER
- El mundo en que vivimos los hombres y mujeres de hoy en los países occidentales tiene poco que ver con el que vivieron nuestros abuelos, sobre todo en lo que se refiere a las miles de sustancias químicas tóxicas con las que convivimos a diario. - Estas sustancias están en el aire, los alimentos, el agua, la ropa, los productos de aseo personal y perfumes, los productos de limpieza del hogar, cosméticos, plásticos, pinturas, materiales de nuestros muebles, etc.Tocamos, respiramos, bebemos y comemos cosas que contienen miles de sustancias químicas que hace tan sólo unas décadas no existían y nuestra salud se está resintiendo. - Actualmente se están usando 35000 pesticidas, 2000 a 3000 aditivos y 8000-10000 fármacos, que además se combinan entre sí y dan lugar a combinaciones químicas imprevistas. - Las toxinas se almacenan en la mayoría de los tejidos corporales, desde la grasa a los músculos, huesos, articulaciones, ligamentos, tendones, vísceras y cerebro. Hoy en día es posible medir nuestra carga tóxica, o sea, el nivel de toxinas que hay en nuestros tejidos, mediante análisis de sangre, orina, leche materna y sangre de cordón umbilical. - La mayoría de los ciudadanos de países industrializados tenemos una media de 700 sustancias químicas sintéticas en nuestro organismo, ingeridas a través de la comida o el agua, o inhaladas del aire. Estas toxinas incluyen pesticidas relacionados con alteraciones congénitas y retrasos en el desarrollo, metales pesados, que provocan alteraciones en el sistema nervioso y bifenilos policlorados o PCBs, perjudiciales para la piel, sangre, riñón e hígado.

77

- Por ejemplo, el agua del grifo en Estados Unidos tiene más de 700 sustancias diferentes como asbesto, metales pesados, nitratos, pesticidas y otros productos químicos, muchos de ellos de conocido carácter cancerígeno. En España, el 30% del agua del grifo contiene herbicidas y trihalometanos. Estas últimas sustancias se forman debido a la cloración intensa del agua y se han relacionado con el cáncer de vejiga, colon y vesícula. - Algunas de estas sustancias tóxicas, como los pesticidas, insecticidas y metales pesados, atraviesan la placenta y pueden afectar al feto, que inicia su carga de tóxicos mientras está en el vientre materno. Además, según estudios de la OMS, en España la leche materna contiene gran cantidad de tóxicos, como las dioxinas. En algunos tipos de tóxicos, los niveles más altos se han dado en el País Vasco. - Uno de cada seis niños sufre daños en su desarrollo neurológico, relacionados de forma directa o indirecta con la exposición a productos químicos tóxicos. En los niños, el asma, alergias, catarros frecuentes o bronquiolitis, hiperactividad, déficit de atención, nerviosismo, ansiedad, insomnio, dificultades en el habla, dislexia, autismo, alergias e intolerancias alimentarias se han relacionado con diferentes tóxicos. Entre estas sustancias tóxicas, destacan los metales pesados (mercurio, plomo y arsénico), PCBs, pesticidas, aditivos alimentarios, perfumes y fragancias, bisfenol-A (hasta hace poco tiempo presente en los biberones de plástico), etc. - Muchas de estas sustancias químicas tóxicas tienen efecto cancerígeno. Las sustancias que favorecen el cáncer están en diversos objetos y productos, desde cosméticos hasta alimentos tratados con pesticidas. La exposición a gran cantidad de productos tóxicos que no existían en 1940 es uno de los factores que explican la expansión del cáncer en el momento actual.

78

- La carne y los productos lácteos, así como los grandes peces en la cima de la cadena alimentaria, representan más del 90% de la exposición del ser humano a sustancias contaminantes conocidas: dioxinas, pesticidas y PCBs. Por el contrario, los productos etiquetados como ecológicos u orgánicos se cultivan con fertilizantes naturales y sin pesticidas químicos. - Uno de los tumores dónde más claros se ven los vínculos de la enfermedad con los tóxicos es el cáncer de mama, que se ha relacionado con la exposición a pesticidas, bisfenol-A, PCBs, dioxinas, etc. La incidencia del cáncer de mama ha aumentado de forma espectacular a partir de 1940. Otros tipos de tumores también se han relacionado con la exposición a sustancias químicas tóxicas, incluyendo las leucemias y linfomas, el cáncer de próstata, testículo, colon, páncreas, algunos tumores infantiles, etc. - Se ha vinculado el alto riesgo de leucemia infantil y tumores cerebrales infantiles a la exposición de los padres o los propios niños a tóxicos como disolventes, pesticidas, petroquímicos, dioxinas, etc. El cáncer en niños ha aumentado un 26% entre 1975 y 1999, con aumentos dramáticos en la leucemia aguda linfoblástica (62%) y tumores cerebrales (50%). - La multiplicación de las vacunaciones supone también una fuente de intoxicación para el organismo. Las vacunas se han relacionado con alergias, meningitis, encefalitis, convulsiones, epilepsia, infecciones posvacunales, fatiga crónica, artritis, osteomielitis, diabetes insulino-dependiente, hipertiroidismo, enfermedad de Crhon, colitis ulcerosa, lupus, alteraciones congénitas, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica o ELA, autismo, procesos psicóticos y procesos tumorales, como el linfoma de Hodgkin y los tumores cerebrales. La activación tumoral puede ser puesta en marcha por la presencia de productos que se añaden en la fabricación de las vacunas o por la contaminación por virus.

79

- El linfoma de Hodgkin se ha relacionado con vacunas de corta memoria y administración repetitiva, como las de la gripe, meningococo A+C y neumocócica no conjugada. Estudios realizados en los años sesenta, relacionaron la contaminación de la vacuna de la polio por el virus SV40 y el incremento de ciertos tumores cerebrales. - Vamos a describir los principales productos químicos tóxicos que existen en nuestra alimentación y su relación con el desarrollo del cáncer.

1. PESTICIDAS
- El uso de pesticidas es una de las principales causas de intoxicación medioambiental en todo el mundo. Los pesticidas se han relacionado con diversas enfermedades, como asma, alergias, alteraciones hormonales, enfermedades del sistema nervioso, como la enfermedad de Parkinson, fibromialgia y enfermedades asociadas (síndrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple) y diversos tipos de cáncer. Además los pesticidas atraviesan la placenta y afectan al feto, pudiendo producir alteraciones congénitas y retrasos en el desarrollo. - En los niños, los pesticidas se han relacionado con nerviosismo, hiperactividad, dislexia, catarros frecuentes y bronquiolitis, alergias e intolerancias alimentarias. - Los pesticidas se han relacionado con diversos tipos de cáncer, como tumores cerebrales, leucemias y linfomas. La exposición a insecticidas en el hogar se ha relacionado con el riesgo de sufrir leucemia en niños. - Los pesticidas pueden tener además un papel importante en el crecimiento de tumores hormono-dependientes, como los de mama, testículo y próstata.

80

- El cáncer de testículo ha aumentado un 85% en hombres jóvenes entre 1973 y 1999. Actualmente es el cáncer más común entre los 15 y 35 años de edad. - El cáncer de páncreas también se ha relacionado con niveles elevados de diferentes pesticidas. - Algunos tipos de pesticidas, como los organoclorados, se han relacionado con el aumento del riesgo de cáncer de colon. Estos pesticidas están en mayor cantidad en las dietas ricas en grasas animales. Entre los pesticidas organoclorados está el DDT, prohibido hace tiempo, pero que persiste en el suelo y en el interior de nuestros organismos. Este tipo de pesticidas están incluidos en la llamada “docena sucia” de tóxicos que es urgente prohibir, pero por el momento se siguen utilizando. El uso de estos pesticidas tiene dramáticas consecuencias para la salud humana, animal y del ecosistema. - Los pesticidas organoclorados se consideran además disruptores endocrinos. Son sustancias que pueden alterar nuestro equilibrio hormonal. Actúan como un estrógeno débil y se han relacionado con el cáncer de mama. Así, se ha encontrado una relación entre los tóxicos encontrados en el tejido mamario, en concreto 17 pesticidas organoclorados y riesgos superiores de padecer cáncer de mama en relación a aquellas mujeres que no tenían sustancias estrogénicas exógenas. - Las mujeres que siguen una alimentación biológica al 90%, muestran tres veces menos pesticidas organoclorados en la leche materna que las que siguen una alimentación convencional. - Otro tipo de pesticidas muy utilizados en la agricultura, los organofosforados, afectan al sistema nervioso central.

81

- La exposición a los pesticidas puede darse de forma aguda, por ejemplo por una fumigación en nuestro lugar de trabajo, en colegios, espacios comunes compartidos, como bibliotecas, etc. Es importante que nos informemos de estas fumigaciones para protegernos de ellas y evitar sus efectos nocivos. Pero generalmente nos exponemos a los pesticidas de forma crónica, por ejemplo, a través de los alimentos y el agua que consumimos. - Es importante filtrar el agua del grifo y consumir frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, etc, de origen ecológico, libres de pesticidas. Además los alimentos ecológicos contienen más vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos, que nos protegen frente al cáncer y las enfermedades degenerativas. El mayor contenido en nutrientes de los productos ecológicos es debido a que crecen en suelos a su vez ricos en nutrientes. La calidad de la tierra es la base para la salud: existe una relación entre las carencias minerales del suelo, los alimentos pobres en vitaminas y otros nutrientes y las enfermedades degenerativas, incluido el cáncer. - La agricultura ecológica no utiliza tampoco organismos genéticamente modificados o transgénicos, cuyo impacto sobre la salud es desconocido.

2. DISRUPTORES ENDOCRINOS
- Además de los pesticidas, hay más de 500 sustancias químicas con actividad estrogénica. Son sustancias creadas por el hombre que actúan imitando a los estrógenos naturales, e incluyen los parabenes, dioxinas, PCBs, bisfenol-A, disolventes, ftalatos, etc. Estas sustancias están en aditivos alimentarios, cosméticos, productos de aseo personal o de limpieza del hogar, cremas solares, plásticos, detergentes, pinturas, etc.

82

- Los disruptores endocrinos son sustancias que pueden alterar nuestro equilibrio hormonal, afectando a diferentes hormonas, como los estrógenos, andrógenos, progestágenos y hormonas tiroideas. Esta afectación hormonal produce disfunciones tiroideas, disminución de la fertilidad, alteraciones metabólicas, feminización, alteraciones reproductivas y cáncer de mama. Según algún estudio, estas sustancias, tan presentes en nuestra vida diaria, podrían ser responsables del 50% de los casos de cáncer de mama. - El bisfenol-A es un disruptor endocrino presente en diferentes productos fabricados con plástico: botellas, biberones para los niños, chupetes, platos, vasos y cubiertos de plástico, envases para comida, recubrimientos de latas de conserva, tapas de los potitos infantiles, etc. Esta sustancia puede pasar a los alimentos con los que entra en contacto. Desde junio del 2011 está prohibido su uso en los biberones de los niños. El bisfenol-A afecta a las hormonas del desarrollo y la fertilidad, daña las células del páncreas, interfiere en la actividad tiroidea, produce alteraciones de conducta y es cancerígeno. Se ha relacionado con obesidad, diabetes y cáncer de mama. En niños afecta al sistema nervioso, produciendo alteraciones en el desarrollo y el comportamiento, alteraciones del sistema inmune, e incluso cáncer. - Los ftalatos están presentes en perfumes, cosméticos, detergentes, juguetes, botellas de plástico, etc. Pueden contaminar los alimentos con los que entran en contacto. En las niñas, los ftalatos pueden causar pubertad precoz y un mayor riesgo de cáncer de mama al crecer. Es importante que los niños eviten el contacto con los ftalatos. En los hombres se relacionan con alteraciones en la calidad y cantidad del esperma.

83

- Los parabenes están en cosméticos, productos de aseo personal, como cremas, lociones o geles de baño, o en las toallitas para bebés. También se usan como conservantes en productos cárnicos. Pueden producir alergias. Además tienen efecto estrógenico y se han encontrado en tumores de mama. - Los bifenilos policlorados o PCBs han pasado a la cadena alimentaria tras vertidos incontrolados, accidentes, residuos industriales, incineración, etc. La agencia Internacional para la Investigación del Cáncer los considera probables cancerígenos.

3. ADITIVOS ALIMENTARIOS
- Los aditivos son sustancias, en muchos casos de síntesis o químicas, que se añaden a los alimentos para modificar sus características, para facilitar su elaboración o para su conservación. Estas sustancias son extrañas para nuestro organismo, y por lo tanto, perjudiciales para la salud. Se ingieren en cantidades mínimas, pero van acumulándose en nuestro organismo. - Se calcula que se añaden más de 300 productos químicos artificiales a los alimentos por diferentes razones: para mejorar su textura, sabor, color, aspecto, olor, etc. No se conocen los efectos sobre la salud de la mayoría de ellos, y además sus efectos nocivos se potencian al combinarse entre sí diferentes tipos de aditivos. - Los aditivos incluyen colorantes, edulcorantes, conservantes, sabores artificiales, etc. Estos productos sobrecargan el hígado y pueden producir reacciones alérgicas, dolores de cabeza y asma. Algunos aditivos pueden afectar al sistema inmune e incluso se han relacionado con el cáncer.

84

- En los niños, los aditivos alimentarios se han relacionado con asma, alergias, hiperactividad y dificultades de aprendizaje. Es importante que los niños eviten los alimentos con aditivos. COLORANTES - Los colorantes se usan para dar color a los alimentos. Muchos son sintéticos y tóxicos para el organismo, sobre todo para los niños. No son necesarios, y en algunos países están prohibidos. Colorantes azoicos - Los colorantes azoicos son los más tóxicos. Se han relacionado con reacciones alérgicas y son potencialmente cancerígenos. Pertenecen a este grupo de colorantes la tartracina y el amaranto. - La tartracina (E-102) es un colorante amarillo que se usa como colorante para la paella. También está en muchos productos de bollería, dulces, bebidas comerciales, gaseosas, helados, etc. Se ha relacionado con asma, reacciones alérgicas e hiperactividad en los niños. En dosis altas, puede alterar el metabolismo intestinal, dando lugar a aminas aromáticas, de carácter cancerígeno. - El amaranto (E-123) es un colorante rojo cuyos metabolitos pueden ser tóxicos. Se ha relacionado con alteraciones congénitas y cáncer. EDULCORANTES - Los edulcorantes artificiales se utilizan como sustitutos del azúcar en productos Light o para diabéticos. En general, se encuentran en muchos productos etiquetados como “sin azúcar”.

85

- Se han relacionado con tumores cerebrales y otros tipos de cáncer. - El aspartamo (E-951) es muy tóxico y potencialmente cancerígeno. Está en chicles, caramelos, bebidas de cola Light, repostería, confitería, etc. Los niños y las mujeres embarazadas son especialmente sensibles a los efectos nocivos de esta sustancia, por lo que deben evitar consumirla. El aspartamo afecta a la química cerebral y puede favorecer los problemas cognitivos, la ansiedad y la depresión. Su consumo se ha asociado también con alteraciones visuales y neurológicas, como epilepsia, tumores cerebrales y síntomas similares a la esclerosis múltiple. En animales de laboratorio se ha asociado a linfomas, leucemias y tumores renales. - Los ciclamatos (E-952) están prohibidos en muchos países. Pueden ser cancerígenos de forma directa o bien aumentar el efecto cancerígeno de otras sustancias. - La sacarina (E-954) potencia la acción cancerígena de otras sustancias. Su uso durante años se relaciona con el cáncer. Puede atravesar la barrera placentaria y afectar al feto. CONSERVANTES - Los nitratos (E-251 y E-252) y nitritos (E-249 y E-250) se utilizan en los productos cárnicos y embutidos como conservantes. Son muy utilizados en charcutería (chorizos, salchichas, jamón curado, etc). Estas sustancias se pueden combinar con las aminas de la carne, dando lugar a nitrosaminas, potentes cancerígenos.

86

4. METALES PESADOS
- Los principales metales pesados tóxicos que se acumulan en nuestro organismo son el aluminio, mercurio, arsénico, cadmio y plomo. Proceden de la contaminación industrial, que luego se deposita en la tierra, el agua y los alimentos. Los metales pesados se acumulan en diferentes órganos, como los riñones, el cerebro y el sistema inmune, alterando su funcionamiento normal. Además actúan como antinutrientes de minerales y vitaminas como el calcio, magnesio, zinc, manganeso, fósforo, hierro, selenio y vitaminas C, B1, B2, B6, A y E. Los alimentos ricos en selenio y zinc y las algas nos ayudan a eliminar metales pesados de nuestro organismo. MERCURIO - El mercurio orgánico o metilmercurio es un metal pesado muy tóxico. Se considera tóxico neurológico y se ha relacionado con efectos nocivos en el feto, recién nacido y niño, pues produce daños en el desarrollo cerebral. También se ha relacionado con el autismo. En el adulto, el mercurio se ha relacionado con problemas cardiovasculares, alteraciones del sistema inmunológico y reproductivo y cáncer. - Las fuentes de este tóxico son el pescado y marisco contaminados, el agua y el aire contaminados por las industrias y los automóviles, las amalgamas dentales, las vacunas con timerosal, los tatuajes, etc. - Se encuentra sobre todo en los pescados azules de gran tamaño, como el atún, pez espada, cazón y emperador. En el pescado, el mercurio puede concentrarse hasta 1000 veces con respecto a la contaminación del agua, y en el marisco, la concentración puede ser hasta 3000 veces mayor que la del agua.

87

- Las vacunas también son una vía de entrada de aluminio y mercurio en el organismo. El mercurio en los niños se ha relacionado con el autismo. Así, se han diagnosticado algunos casos de autismo después de una vacunación. Actualmente se acepta que el 10% de los casos de autismo puede tener relación con las vacunas combinadas, conjugadas o que contengan derivados del mercurio o sales de aluminio. En principio, las vacunas infantiles deben estar libres de mercurio desde el año 2007. CADMIO - El cadmio se ha relacionado con cánceres de pulmón y próstata. Las principales fuentes de contaminación por cadmio son el agua canalizada y el pescado y marisco de aguas contaminadas.

5. DIOXINAS
- Las dioxinas son una de las sustancias creadas por el hombre más dañinas, persistentes y acumulables en la cadena alimentaria. Llegan a muestra alimentación a través de los alimentos de origen animal: pescado, huevos, carnes grasas, vísceras como el hígado y lácteos. Los animales ingieren las dioxinas al alimentarse de vegetales y piensos contaminados por el humo de vehículos, fábricas metalúrgicas, incineradoras, etc. Los peces acumulan dioxinas procedentes de los vertidos industriales que van a parar a ríos y mares. Una gran parte de la población europea consumimos una cantidad de dioxinas superior a la considerada tolerable por los científicos. - Las dioxinas son muy tóxicas para los sistemas nervioso, inmunitario y hormonal. Se han relacionado con alteraciones tiroideas, infertilidad y diferentes tipos de cáncer. Su carácter cancerígeno fue reconocido por la Agencia Del Medio Ambiente Norteamericana en 1994.

88

6. NITRATOS Y NITRITOS
- Los nitratos y nitritos son sustancias que los vegetales absorben de la tierra. Su concentración en estos productos depende del tipo de agricultura. - Si se utilizan nitratos en gran cantidad, los vegetales tendrán concentraciones importantes de nitratos y nitritos, sobre todo las acelgas, espinacas, lechuga, remolacha y rábanos. Los productos de invernadero contienen más nitratos. Si los vegetales se almacenan en plástico, los nitratos se transforman en nitritos. - Los nitritos, en contacto con las aminas de las proteínas, se transforman en nitrosaminas cancerígenas. Las vitaminas A, C, E, ácido fólico, selenio y carotenoides inhiben la formación de nitrosaminas. - En principio, los vegetales de la agricultura ecológica contienen menos nitratos y nitritos. Por ello, es importante que los niños consuman verduras ecológicas.

7. BENZOPIRENOS
- Son sustancias que se forman al cocinar el pescado, y sobre todo la carne, en contacto directo con el fuego o el humo, como parrilladas, hornos de leña, ahumados, etc. La mayor exposición a benzopirenos en la dieta se produce por el consumo de carnes muy hechas a la parrilla o barbacoa, mientras que las concentraciones son más bajas en cereales y verduras. - Los vegetales cultivados en áreas industriales o en la proximidad a autopistas también contienen benzopirenos, así como los pescados y mariscos de zonas contaminadas por derivados del petróleo y la carne de animales que se alimentan
89

con pastos o piensos contaminados. El agua también puede contener benzopirenos. - La OMS recomienda la ausencia total de benzopirenos en la dieta. Estas sustancias tienen la propiedad de irse acumulando en el organismo y actúan como tóxicos celulares sobre el DNA, produciendo mutaciones celulares y afectando al sistema inmune.

A MODO DE CONCLUSIÓN
- Generalmente los gobiernos esperan a que se pruebe el daño, o a que existan “evidencias científicas” sobre el efecto de las sustancias químicas tóxicas. Pero esto puede significar que miles o millones de personas en todo el mundo se vean afectadas, cuando se podría aplicar el principio de precaución sobre sustancias tóxicas y los campos electromagnéticos, mientras se espera que los estudios proporcionen evidencias científicas sobre su toxicidad. - Aprender a protegernos de los desequilibrios medioambientales de nuestra civilización moderna es una de las bases para prevenir el cáncer. Para ello es importante la información, pues cuantas más fuentes de exposición a tóxicos evitemos, menos riesgo tendremos de sufrir un cáncer a lo largo de nuestra vida. - En cuanto a las vacunaciones, es importante racionalizar y personalizar el calendario vacunal, evitando las campañas de vacunación en consultorios, ambulatorios, escuelas y lugares de trabajo, sin la presencia de la historia clínica de la persona a vacunar, la cual permite valorar su estado de salud o enfermedad, las reacciones a vacunaciones anteriores, las posibles contraindicaciones, etc. De esta forma se decide si es adecuada la vacunación y si debe realizarse en ese momento. Debe solicitarse siempre información sobre los posibles efectos secundarios y/o complicaciones graves de cada vacunación.
90

CAPÍTULO 5 ALIMENTOS TRANSGÉNICOS
- Un organismo genéticamente modificado (OGM) o transgénico es un organismo vivo que ha sido creado artificialmente manipulando sus genes. Así, a un organismo se la transplanta material genético perteneciente a otra especie no emparentada con la suya y con la que no tendría posibilidades de cruzarse de forma natural. Por ejemplo, un gen de pescado en las fresas o tomates, o un gen de vaca en las plantas de soja. - De esta forma, se quebranta una ley natural: la imposibilidad de franquear la barrera de las especies. Y todo ello, por ejemplo para que las fresas resistan el frío, o lo que es más grave, para que las plantas sean resistentes a un pesticida, que se utiliza así en grandes cantidades. - Estos nuevos organismos se están liberando sin ningún control al medio ambiente, sin tener en cuenta el ecosistema y la interrelación de los diferentes elementos de la naturaleza, incluidos los seres humanos. Los genes alterados tienen la capacidad de reproducirse, por lo que se desarrollan y expanden sin ningún control, colonizando los cultivos vecinos, incluso ecológicos. - Los conocimientos científicos actuales no son suficientes para predecir las consecuencias de la expansión de los transgénicos. Sus efectos sobre la salud humana y del planeta son imprevisibles. - La síntesis de proteínas totalmente nuevas, que no existen en la naturaleza y que son extrañas para nuestro organismo, puede producir reacciones alérgicas.

91

- En Estados Unidos, el número de enfermedades relacionadas con la alimentación se duplicó en los 7 años posteriores a la introducción de los productos transgénicos. Actualmente, un 40% de los alimentos industrializados contiene transgénicos, sobre todo maíz y soja. - Los posibles riesgos del consumo de alimentos transgénicos para la salud humana son las alergias, intoxicaciones, difusión de la resistencia a los antibióticos, alteraciones inmunitarias y hormonales y aumento del cáncer. - Al administrar alimentos transgénicos a animales de laboratorio, se observa una alteración del sistema inmunológico. - La soja transgénica es principalmente la resistente al Roundop, nombre comercial del glifosato, uno de los herbicidas más utilizados en la agricultura química y que puede dar como metabolito el formaldehído, sustancia tóxica para el sistema nervioso y cancerígena. Como la soja transgénica es resistente a este herbicida, se puede usar tanto glifosato como se quiera para matar las malas hierbas, pues no matará a la soja transgénica, pero sí la dejará llena de tóxicos, preparada para el consumo de los animales o el ser humano. - Los cultivos transgénicos resistentes a los herbicidas perpetúan y extienden el uso de plaguicidas químicos, que producen graves problemas de salud, como alteraciones genéticas, defectos congénitos y cáncer. - La agricultura basada en los productos transgénicos no es una agricultura sostenible ni solidaria. Se trata más bien de una tecnología irrespetuosa con el medio ambiente y la salud humana.

92

CAPÍTULO 6. LA IMPORTANCIA DE UNA ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA
- Es aconsejable consumir frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, etc, de origen ecológico. Las ventajas de los productos ecológicos son las siguientes: . Los vegetales ecológicos no contienen pesticidas, que son sustancias muy tóxicas para nuestra salud. . Los alimentos ecológicos son más nutritivos, pues contienen más vitaminas y minerales que los productos de la agricultura convencional. Por ejemplo, los vegetales ecológicos tienen mayor cantidad de antioxidantes, vitamina A, vitamina C, vitamina E, calcio, magnesio, hierro y zinc. En algunos casos, la diferencia llega hasta el 80%. Los alimentos ecológicos contienen también más enzimas, ácidos grasos omega-3 y sustancias biológicamente activas o fitoquímicos, que nos protegen frente al cáncer y las enfermedades degenerativas. - El mayor contenido en nutrientes de los productos ecológicos es debido a que crecen en suelos a su vez ricos en nutrientes. La calidad de la tierra es la base para la salud: existe una relación entre las carencias minerales del suelo, los alimentos pobres en vitaminas y otros nutrientes y las enfermedades degenerativas, incluido el cáncer. - La agricultura ecológica no utiliza tampoco organismos genéticamente modificados o transgénicos, cuyo impacto sobre la salud es desconocido. - Los productos de origen animal, como la carne, los lácteos y los huevos procedentes de la ganadería convencional, también están contaminados por pesticidas, incluso en mayor medida que los productos vegetales, puesto que estos elementos se concentran
93

en los animales que luego consumimos. Además contienen hormonas, antibióticos y otros fármacos que se administran a los animales que se crían industrialmente. Por ello, si deseamos incluir en nuestra dieta lácteos, huevos o carne, es importante que estos alimentos sean de origen ecológico. - En la ganadería ecológica, se respeta el ritmo natural de crecimiento de los animales y estos tienen además una alimentación y una calidad de vida adecuadas. Además no se utilizan pesticidas, hormonas, antibióticos ni otros fármacos. - Quizás sea más sencillo sustituir las proteínas de origen animal, productoras de toxinas, residuos y ácidos, por proteínas de origen vegetal y consumir huevos y lácteos de origen biológico con moderación, dejando la carne y el pescado para tomarlos sólo de forma ocasional. - La exposición aguda a los pesticidas puede darse debido a fumigaciones en el lugar de trabajo, hoteles, aviones, trenes, etc. Las fumigaciones de diferentes edificios han dañado la salud de miles de personas. - En España, los pesticidas se usan además de forma profusa en la agricultura intensiva o en el cultivo de cereales. En El Ejido (Almería), se han documentado numerosas intoxicaciones por pesticidas en agricultores. - La exposición continuada a los pesticidas a través de los alimentos es aún más importante, pues afecta a toda la población. El consumo de productos tratados con pesticidas lleva a la acumulación de estas sustancias en nuestro organismo, produciendo importantes efectos nocivos sobre la salud de la población general que consume estos productos. - Se han detectado pesticidas en el 78% de las muestras de naranjas, el 60% de las frutas en general y en el 37% de las muestras de arroz, así como en la avena y trigo.
94

- Las concentraciones de pesticidas son mucho mayores en los productos animales, como la carne, el pescado, los lácteos, etc, debido a que son sustancias bioacumulativas. - Los pesticidas se han relacionado con diversas enfermedades, como asma, alergias, alteraciones hormonales, problemas reproductivos, alteraciones del sistema inmune, enfermedades del sistema nervioso, como la enfermedad de Parkinson y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), fibromialgia y enfermedades asociadas (síndrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple) y diversos tipos de cáncer. Además los pesticidas atraviesan la placenta y afectan al feto, pudiendo producir alteraciones congénitas y retrasos en el desarrollo. - Los niños son más susceptibles a los efectos tóxicos de los pesticidas, debido a la inmadurez de su desarrollo fisiológico. Al encontrarse sus sistemas neurológico e inmunitario en desarrollo, sufren especialmente el impacto de estas sustancias tóxicas. - Consumir productos de temporada, integrales y ecológicos, a ser posible del lugar en el que vivimos, contribuye a mantener nuestra salud y vitalidad. Estos productos se recogen en su momento óptimo de maduración y además no precisan largos desplazamientos ni tiempos de almacenamiento prolongados, por lo que aumenta en gran medida su composición en nutrientes esenciales para nuestra salud. - Al consumir productos ecológicos, respetamos el medio ambiente, colaboramos en su conservación y evitamos la contaminación del planeta, pues la agricultura ecológica es respetuosa con la naturaleza. Consumir productos ecológicos apoya una cadena alimenticia que gira entorno a valores como la calidad y la salud.

95

PARTE II MÁS ALLÁ DE LA ALIMENTACIÓN
- Una alimentación natural y libre de tóxicos es muy importante para fortalecer y proteger nuestra salud. Pero existen otros factores que debemos tener en cuenta, como protegernos de las radiaciones electromagnéticas, relacionadas con algunos tipos de cáncer. - El ejercicio es también fundamental en este papel preventivo del cáncer, sobre todo cuando lo realizamos en contacto con la naturaleza. - Y más importante aún, debemos cuidar los aspectos psicológicos y emocionales y dedicar todos los días un tiempo a cultivar nuestro desarrollo espiritual, por ejemplo, mediante la meditación. Compartir nuestros sentimientos en relaciones desde el alma y reconocer nuestras verdaderas emociones, deseos y sueños es esencial para nuestra salud. Debemos asumir una mayor conciencia y responsabilidad con respecto a la alimentación y a nuestra salud, incluyendo nuestro desarrollo espiritual. - Vamos a hablar ahora de la relación entre las radiaciones electromagnéticas y el cáncer y del efecto protector del ejercicio en esta enfermedad. En la última parte (El reencuentro con nuestra verdadera esencia) hablaremos de los aspectos emocionales y espirituales, importantes en la sanación del cáncer.

96

CAPÍTULO 1. RADIACIONES ELECTROMAGNÉTICAS Y CÁNCER
- La cantidad de radiación electromagnética a la que estamos expuestos normalmente (radiación solar, campo electromagnético terrestre, etc), se ha visto incrementada exponencialmente en los últimos años debido a la creciente proliferación de aparatos y tecnologías tales como los teléfonos móviles, teléfonos inalámbricos, antenas de telefonía móvil, redes WiFi, electrodomésticos, torres y cables de trasporte de electricidad, trasformadores eléctricos urbanos y en general, de todos los sistemas y conducciones eléctricas.

1. EFECTOS DE LAS RADIACIONES ELECTROMAGNÉTICAS
- Las personas con hipersensibilidad a las radiaciones electromagnéticas presentan los siguientes síntomas al exponerse a estas radiaciones: fatiga, apatía, irritabilidad, ansiedad, depresión, nerviosismo, insomnio, cefaleas, mareos y vértigos, convulsiones, palpitaciones, dolor u opresión en el pecho, náuseas, indigestión, reacciones alérgicas, enrojecimiento de la piel, problemas de concentración, perdida de memoria y de reflejos, sensación de hormigueo, inflamación de los ganglios linfáticos, problemas de visión, zumbido en los oídos, etc. - Las radiaciones electromagnéticas afectan además a la fertilidad, provocan daños en el ADN y pueden dañar los riñones y la función cardiaca. - El número de personas que no electromagnéticos es cada vez mayor. toleran los campos

97

- En los niños, las radiaciones electromagnéticas producen dolores de cabeza, alteraciones de conducta, déficit de atención e hiperactividad, problemas de memoria, de concentración y del lenguaje. - La exposición a largo plazo a algún tipo de campo electromagnético puede causar efectos graves en la salud. Así, existe una relación causa-efecto entre la exposición a radiaciones electromagnéticas y el dramático aumento de enfermedades graves y crónicas, como trastornos neurodegenerativos (enfermedad de Parkinson, alzheimer, etc), cambios en las funciones cerebrales, daños en el sistema inmunitario y hormonal, alteraciones en los neurotransmisores, trastornos reproductivos, hipertensión arterial, accidentes cerebrovasculares, diabetes, asma, alergias y diversos tipos de cáncer, como las leucemias infantiles, tumores cerebrales y cáncer de mama.

2. RADIACIONES ELECTROMAGNÉTICAS Y CÁNCER
- La OMS ha clasificado a las radiaciones electromagnéticas de radiofrecuencia, como las emitidas por dispositivos como el WiFi, teléfonos móviles, teléfonos inalámbricos y antenas de telefonía móvil, como posibles cancerígenos. Se ha demostrado que las radiaciones electromagnéticas producen un daño genético en el ADN. - La exposición a los campos electromagnéticos produce además un debilitamiento del sistema inmunológico. Sólo llevando un teléfono móvil en modo de espera cerca del cuerpo, se puede debilitar el sistema inmune. Este factor puede favorecer el desarrollo del cáncer. - La Agencia Europea del Medio Ambiente ha confirmado que las radiaciones electromagnéticas pueden provocar leucemias infantiles, tumores cerebrales, cáncer de mama y alteraciones del sistema nervioso e inmunitario.

98

- Las radiaciones electromagnéticas son un factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de mama y aumentan el riesgo de sufrir tumores cerebrales. Algunos científicos consideran que estamos avanzando hacia una epidemia de tumores cerebrales, y preveen aumentos de hasta un 2000% en su incidencia en los próximos 20 años, si no se toman medidas urgentes para controlar estas tecnologías. - En los niños, las radiaciones electromagnéticas se han relacionado con diferentes tipos de cáncer, como las leucemias y tumores cerebrales. Como hemos comentado anteriormente, la incidencia de la leucemia infantil ha aumentado un 62% entre 1975 y 1999 y los tumores cerebrales infantiles un 50% en este mismo período.

3. SISTEMAS WIFI
- Entre los afectados por las radiaciones electromagnéticas están los profesores y niños de los colegios que tienen instalado un sistema WiFi. Los niños son más sensibles a las radiaciones electromagnéticas debido a que sus cerebros están formándose. - Los sistemas WiFi se han relacionado con dificultades de atención, hiperactividad, problemas de aprendizaje, ansiedad, depresión, leucemias y tumores cerebrales. - La asamblea del Consejo de Europa aprobó en el año 2011 una resolución instando a los gobiernos a adoptar de inmediato las medidas necesarias para reducir la exposición de los ciudadanos a todo tipo de radiaciones electromagnéticas. El parlamento Europeo ya señaló en el año 2009 la necesidad de proteger especialmente a los niños de cualquier daño producido por los campos electromagnéticos. Según la Convención Internacional de los Derechos del Niño de 1989, los niños y niñas tienen derecho a vivir con salud y bienestar y a tener una protección especial. Estos derechos están siendo vulnerados por la colocación de sistemas WiFi en los centros educativos.
99

- Como resultado de los últimos trabajos científicos, los gobiernos y diferentes instituciones de países de nuestro entorno, como Inglaterra, Francia, Alemania, Suiza, Austria, etc, están prescindiendo de la tecnología WiFi, volviendo de nuevo a la “saludable” conexión por cable mediante el ADSL en escuelas, hospitales, bibliotecas y otras instituciones públicas. - Por ejemplo, Suiza es zona “enemiga de la tecnología WiFi” y ha decidido no instalarla y retirar la ya instalada. Francia y Alemania desaconsejan el WiFi y recomiendan su sustitución inmediata por sistemas por cable. La Biblioteca Nacional de Francia, en París, ha retirado el WiFi debido a los problemas de salud que sufrieron sus empleados. - Mientras, en nuestro país se están instalando sistemas WiFi sin ningún sentido, como ocurre con el plan Escuela 2, cuando existe una alternativa menos peligrosa para la salud: los sistemas de conexión por cable. También padecen el WiFi numerosos adolescentes y jóvenes, tanto en las bibliotecas públicas como en los institutos, residencias o centros universitarios. - Es urgente eliminar todo tipo de radiaciones electromagnéticas en los centros educativos, pues afectan negativamente a todas las personas, pero especialmente a niños y adolescentes.

4. TELEFONÍA MÓVIL
- El estudio Interphone reconoció en el año 2010 la existencia de una relación directa entre el uso de teléfonos móviles y los tumores cerebrales. Así, el uso regular del teléfono móvil (media hora al día durante 10 años), aumenta un 40% el riesgo de sufrir un glioma cerebral en el lado de la cabeza en el que se usa el móvil. El teléfono inalámbrico es igual de peligroso, pues utiliza la misma tecnología que el móvil. El riesgo de sufrir un tumor cerebral es cinco veces mayor en las personas que empiezan a usar el móvil antes de los 20 años.

100

- En algunos países europeos está prohibida la publicidad y venta de móviles a niños, mientras que en España se promociona dicha venta, cuando lo recomendable es no usar el móvil hasta los 16 años de edad. El uso de teléfonos móviles por parte de menores de edad en nuestro país es un hecho muy preocupante, pues los niños tienen mayor riesgo que los adultos al estar su cerebro en formación. La incidencia de tumores cerebrales en niños está aumentando de forma considerable los últimos años. - Tanto las antenas de telefonía móvil como los teléfonos móviles se han relacionado con tumores cerebrales y diferentes tipos de cáncer en niños. - Las personas mayores también tienen riesgos con el uso del teléfono móvil, pues se ha relacionado con el Alzheimer, enfermedad de Parkinson y otras patologías del sistema nervioso. - Las antenas de telefonía móvil se han relacionado con un aumento espectacular de enfermedades como el cáncer, diabetes, asma, alergias y Alzheimer. Vivir durante 10 años a una distancia de hasta 400 metros de una antena de telefonía móvil, aumenta el riesgo de cáncer. Estas antenas deben instalarse a una distancia mínima de 500 metros de cualquier espacio habitado.

5. PREVENCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN ELECTRO-MAGNÉTICA
Para prevenir la contaminación electromagnética, podemos seguir los siguientes consejos: - Cuidar la exposición a los aparatos eléctricos en general: luz fluorescente, ordenador, televisión, etc. Una exposición excesiva puede agotar nuestra energía. Evitar cocinar con cocinas de inducción o microondas.

101

- Limitar el uso del teléfono móvil y utilizar dispositivos que nos protejan de sus radiaciones. Se desaconseja el uso del móvil en niños menores de 16 años. - Volver al teléfono fijo con cable, descartando el inalámbrico. - Volver a utilizar ordenadores conectados por cable mediante ADSL, en sustitución del sistema Wi-Fi. - Potenciar el sistema inmunitario aumentando el consumo de frutas y verduras de origen ecológico. Evitar los alimentos precocinados e industrializados. - Hacer ejercicio moderado, a ser posible todos los días, mejor en el campo, respirando aire puro y tomando el sol. Caminar descalzo por la hierba o la arena descarga a la tierra el voltaje acumulado en nuestro cuerpo por la exposición a los campos electromagnéticos. - Llevar ropa de tejidos naturales. Los tejidos sintéticos acumulan electricidad estática.

102

CAPÍTULO 2. EJERCICIO FÍSICO Y PREVENCIÓN DEL CÁNCER
- Hay muchas formas de decirle a nuestro cuerpo que lo amamos y respetamos, y de hacerle percibir nuestras ganas de vivir. La mejor manera consiste en permitirle practicar aquello para lo que fue diseñado: el movimiento y la actividad física, pero siempre permitiéndonos sentir lo que necesitamos en cada momento. - El ejercicio nos ayuda a mantener un buen estado físico y mental, fortaleciendo la conexión entre cuerpo, mente y conciencia. Además mejora la autoestima y la confianza en uno mismo. Moverse es una manera excelente de potenciar la alegría de vivir. - El ejercicio nos proporciona importantes beneficios en nuestra salud: mejora el estado de ánimo, disminuye el estrés, activa el metabolismo, estimula el sistema inmune, mejora la digestión y el sueño y beneficia al sistema cardiovascular y tejido óseo. - El ejercicio físico ayuda a prevenir el cáncer y también es efectivo cuando la enfermedad ya ha sido diagnosticada, pues aumenta la efectividad de la quimioterapia. El riesgo de padecer cáncer se puede reducir a la mitad con tres sesiones semanales de ejercicio de 30 minutos. - El ejercicio y la actividad física se han relacionado con una disminución en el riesgo de sufrir diversos tipos de cáncer, como el cáncer de mama y colon. ¡Y no es necesario seguir un programa de entrenamiento olímpico para obtener los beneficios de la práctica de ejercicio!. - El ejercicio moderado y regular disminuye hasta en un 20% el riesgo de padecer cáncer de mama, debido a que la actividad física regular produce un descenso en los niveles de estrógenos.

103

- El tipo de ejercicio más beneficioso es el ejercicio aeróbico: andar, baile, natación, carrera, bicicleta, etc. También son importantes las técnicas de relajación como el yoga o chi kung, que además nos van a ayudar en nuestro crecimiento personal y evolución espiritual. - En general, es importante no sobrepasar con el ejercicio el 50% de la capacidad física de cada uno: si podemos correr 30 minutos sin sentirnos exhaustos, lo mejor es correr sólo 15 minutos. Después del ejercicio debemos sentirnos frescos y llenos de vitalidad. Se obtienen más beneficios si realizamos el ejercicio con luz solar. No debemos hacer ejercicio después de comer (salvo pasear). - Además del ejercicio físico, es importante el tiempo que dedicamos al sueño y el descanso.

104

PARTE III COMO PREVENIR EL CÁNCER Y AYUDAR A SU CURACIÓN
- La base de la prevención y el tratamiento anti-cáncer está al alcance de todos nosotros y se basa en los siguientes puntos: 1. Aprender a protegernos de los desequilibrios medioambientales de nuestra civilización moderna, incluidos los tóxicos presentes en los alimentos. 2. Ajustar nuestra alimentación, aumentando el consumo de productos vegetales y disminuyendo la carne, grasas saturadas, lácteos, azúcar, cereales refinados y aceites desnaturalizados. 3. Mantener el equilibrio ácido-base del organismo a través de la alimentación adecuada y cuidar la higiene intestinal. 4. Realizar una adecuada actividad física. 5. Buscar la paz emocional y espiritual. Comprender y sanar las heridas emocionales que pueden reforzar los mecanismos biológicos del cáncer. - Vamos a considerar ahora por separado los diferentes tipos de cáncer, y definir los factores más importantes para ayudarnos a prevenir esta enfermedad, al mismo tiempo que conoceremos los factores que debemos evitar para protegernos del cáncer. - Comenzaremos con los tipos de cáncer más frecuentes en nuestra sociedad: cáncer de mama, colon, próstata y pulmón.

105

1. CÁNCER DE MAMA
- Actualmente, los tumores más frecuentes en nuestro medio en las mujeres son los de colon, mama y pulmón. El cáncer de mama ha aumentado un 1-2% anual durante varias décadas, tanto antes como después de la introducción de las mamografías. En 1975 el cáncer de mama afectaba a una mujer entre 14. En 1980 era una de cada 10. Actualmente puede ser una de cada 7 - 8 mujeres. - La influencia hormonal es importante en este tumor. Así, el cáncer de mama es más frecuente en caso de menarquia temprana o menopausia tardía o en caso de no haber tenido hijos, debido a que, en estas circunstancias, los estrógenos están actuando durante más tiempo a lo largo de la vida de la mujer. Un exceso de estrógenos estimula el crecimiento del cáncer de mama, útero y ovario. - Al ser un cáncer hormonal, la dieta tiene mucha influencia, tanto en su prevención, como en el resultado del tratamiento. La mejor forma de prevenir el cáncer de mama es seguir una dieta vegetariana, pues esta dieta disminuye los niveles de estrógenos. Las frutas, verduras y otros vegetales nos ayudan a protegernos de este tumor. - El cáncer de mama es más frecuente cuando la dieta contiene muchas proteínas animales: carne, huevos y lácteos, con abundantes grasas saturadas. Comer carne habitualmente aumenta hasta nueve veces el riesgo de sufrir un cáncer de mama con respecto a las mujeres que no comen carne o lo hacen sólo ocasionalmente. Esto sería debido al contenido hormonal de la carne y a los productos tóxicos que se producen durante su cocinado, sobre todo si se cocina frita, muy hecha, asada o a la brasa. La carne más perjudicial es la de cerdo. Una dieta rica en carne y grasas saturadas favorece además las recidivas del cáncer de mama.

106

- Realizar unos pocos cambios en la dieta, como evitar la carne roja o tomar leche desnatada en lugar de entera, no producen el cambio necesario para prevenir el cáncer de mama. Es necesario adoptar cambios más importantes en la alimentación. - En la prevención del cáncer de mama, es importante evitar los productos lácteos, aunque puede tomarse algún yogur biológico de forma ocasional. También se deben evitar el café, el té negro y la sal. - Es importante no consumir nada de alcohol, pues incluso una sola bebida alcohólica al día puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. En los países desarrollados, un 4-10% de los tumores de mama está relacionados con el consumo de alcohol. - El tabaco también es un importante factor de riesgo, sobre todo si se empieza a fumar joven - Alrededor de un 5% de los cánceres de mama tienen un componente genético. Las mujeres que tengan esta predisposición genética pueden protegerse del cáncer mediante una dieta saludable y evitando la exposición a tóxicos, como los pesticidas y disruptores endocrinos. Esto es beneficioso para la prevención del cáncer de mama en todas las mujeres. - Las toxinas del medio ambiente y la comida tienden a concentrarse en las mamas y otros tejidos grasos, donde pueden producir un daño en los genes y estimular el crecimiento de tumores. Los tóxicos que más se han relacionado con el cáncer de mama son los disruptores endocrinos, entre los que están algunos pesticidas, dioxinas, PCBs, bisfenol-A, ftalatos, parabenes, etc. Estos productos tóxicos están en los alimentos, el agua, cosméticos, perfumes, productos de higiene personal y de limpieza del hogar, detergentes, disolventes, pinturas, etc.

107

- Es importante utilizar productos para la limpieza del hogar y la higiene personal, incluidos los cosméticos, sin tóxicos y evitar el contacto de los alimentos con cualquier tipo de plástico, incluidos los films de plástico transparente para la cocina. - También debemos protegernos de las radiaciones electromagnéticas, relacionadas con un aumento de la incidencia del cáncer de mama. - El ejercicio ejerce un efecto protector muy importante en la prevención del cáncer de mama. Correr, pasear, bailar o andar en bicicleta 30-45 minutos 3 o 4 veces a la semana, disminuye hasta en un 30 % las posibilidades de tener un cáncer de mama. - El sobrepeso y la obesidad son también factores de riesgo para el cáncer de mama, sobre todo después de la menopausia. - El equilibrio emocional ha de ser un objetivo fundamental en el tratamiento del cáncer. Es importante sanar nuestras heridas emocionales y conseguir la paz emocional y espiritual. - Lamentablemente, aún es frecuente oír decir a algunos profesionales sanitarios que no se conocen las causas del cáncer de mama. Lo que sugieren estos profesionales es que, a excepción del autoexamen mamario y las mamografías para descubrir la enfermedad cuanto antes, las mujeres no pueden hacer nada para prevenir esta enfermedad. Nada más lejos de la realidad. - Una vez diagnosticado el cáncer de mama, la dieta mejora las posibilidades de supervivencia con el tratamiento convencional. Cuanto más vegetariana sea la dieta y menos contenido en grasas saturadas y desnaturalizadas tenga, la supervivencia es mayor. Sin embargo, el consumo de alcohol disminuye la supervivencia.

108

- En la siguiente tabla se recogen los factores que nos protegen del cáncer de mama y aquellos que debemos evitar.

CÁNCER DE MAMA
Protegen del cáncer de mama - Dieta vegetariana, rica en frutas y verduras. - Alimentos integrales y ecológicos. - Frutas y verduras ricas en vitamina C y betacarotenos. - Alimentos específicos: té verde, verduras crucíferas, semillas de lino, cúrcuma, aceite de oliva virgen extra, legumbres, ajo, cebolla, puerro, licopeno del tomate, zumo de granada, uva-zumo de uva y algas. - Ácidos grasos omega-3. - Ejercicio y control de peso. - Vitamina D. - Dieta rica en proteínas y grasas animales: carne, huevos y lácteos. - Dieta escasa en fruta. - Dieta con poca fibra. - Productos tóxicos que se generan al cocinar la carne a altas temperaturas. - Exceso de alimentos fritos. - Ácidos grasos trans. - Concentrados de isoflavonas de soja. - Tratamiento hormonal sustitutivo. - Alcohol y tabaco. - Obesidad y sobrepeso. - Déficit de selenio. - Tóxicos, incluidos los pesticidas y disruptores endocrinos. - Radiaciones electromagnéticas.

Favorecen el desarrollo del cáncer de mama

109

2. CÁNCER DE COLON
- El cáncer de colon es uno de los tumores más frecuentes en la sociedad occidental, junto a los tumores de mama, próstata y pulmón. El cáncer de colon es un tumor muy relacionado con la dieta, tanto con la composición de la misma, como con los productos tóxicos que pueden contener los alimentos, sobre todo los pesticidas. - La dieta que previene el cáncer de colon es una dieta fundamentalmente vegetariana, integral, ecológica, con abundantes verduras, por ejemplo, crucíferas y rica en fibra. También es importante el consumo de ácidos grasos omega-3 y mantener una adecuada higiene intestinal, incluyendo la toma de bacterias probióticas. - La fibra es muy importante para protegernos de este tumor y además previene las recidivas. Podemos obtener la fibra que necesitamos a partir del consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, etc, que además contienen otros compuestos de efecto anticancerígeno. - Por otra parte, la relación entre una alimentación rica en carne y el cáncer de colon es clara y marcada. La carne roja se asocia con las cifras más altas de cáncer de colon. El consumo de carne roja es muy perjudicial, y no hay una cantidad inocua de carne roja que se pueda consumir si queremos evitar este tumor. - La carne y las grasas saturadas favorecen en gran medida el cáncer de colon. El riesgo de sufrir cáncer de colon es 250% mayor entre las personas que consumen un plato principal de carne todos los días comparado con aquellas que consumen carne menos de una vez al mes.

110

- Es importante pues evitar la carne roja y los productos cárnicos procesados y sustituirlos por proteínas de origen vegetal. Se puede consumir algún yogur biológico de forma ocasional, evitando los demás productos lácteos. - También se deben evitar los cereales refinados, el azúcar, los alimentos procesados, las grasas desnaturalizadas y el alcohol. - Los alimentos ricos en vitamina C, E, D y selenio son importantes en la prevención y durante el tratamiento de este tumor. - Las personas con pólipos de colon, con antecedentes familiares de cáncer de colon o bien que han sido diagnosticadas de este tumor, deben limitar estrictamente el consumo de carne y grasa animal, o incluso excluir totalmente la carne roja de la dieta. Se ha demostrado que, una vez diagnosticado el cáncer de colon, los resultados del tratamiento son mejores si se sigue una dieta prácticamente vegetariana. - El ejercicio realizado de forma regular es eficaz en la prevención del cáncer de colon, y no debe descuidarse después de diagnosticada esta enfermedad. - También es importante sanar las heridas emocionales o asuntos emocionales pendientes, lo que nos ayudará a conseguir la paz emocional. - Los ejercicios de relajación y sobre todo la meditación, son muy útiles para realizar los cambios que consideremos importantes en el proceso de nuestra sanación y en la búsqueda del verdadero sentido de nuestras vidas. Estos cambios pueden ser necesarios para vivir desde una mayor plenitud y conciencia.

111

- En la siguiente tabla se recogen tanto los factores que nos protegen del cáncer de colon, como aquellos que debemos evitar.

CÁNCER DE COLON
Protegen del cáncer de colon Dieta vegetariana, rica en frutas y verduras Dieta rica en fibra (muy importante). Alimentos ecológicos. Ácidos grasos omega-3. Alimentos ricos en selenio. Bacterias probióticas. Alimentos específicos: cúrcuma ( muy importante), té verde, verduras crucíferas, verduras y frutas ricas en carotenoides, ajo, cebolla, puerro, guisantes, algas, ciruelas, manzanas, frutas del bosque (frambuesas, arándanos), zumo de granada, uva-zumo de uva, cerezas y licopeno del tomate. - Vitamina D.

Favorecen el desarrollo del cáncer de colon

- Dieta rica en proteínas animales: carne roja, ave y pescado. - Dieta rica en grasas saturadas. - Productos tóxicos que se generan al cocinar la carne a altas temperaturas. - Dieta pobre en fibra. - Dieta alta en calorías. - Bajo consumo de frutas y verduras. - Alcohol, por ejemplo, la cerveza. - Tabaco. - Pesticidas organoclorados, abundantes en las dietas ricas en grasas saturadas. - Vida sedentaria. - Sobrepeso u obesidad. - Estreñimiento crónico.

112

3. CÁNCER DE PRÓSTATA
- Es uno de los cánceres más frecuentes en el hombre. Este tumor ha aumentado un 290% en los últimos 50 años. - La dieta tiene mucha importancia en la prevención del cáncer de próstata, porque se trata de un órgano que está bajo la influencia de las hormonas. La dieta vegetariana es la más adecuada para prevenir los problemas de próstata, desde la hipertrofia benigna hasta el cáncer. Esta dieta disminuye el riesgo de cáncer de próstata y mejora la supervivencia una vez diagnosticado el tumor, mientras que las dietas que incluyen carne y grasas animales se han vinculado con altos porcentajes de cáncer de próstata.

CÁNCER DE PRÓSTATA
Protegen del cáncer de próstata Dieta vegetariana y alimentos ecológicos. Ácidos grasos omega-3. Dieta rica en fibra. Alimentos específicos: té verde, verduras crucíferas, sobre todo el brécol, frutas y verduras ricas en carotenoides, ajo, cebolla, puerro, cúrcuma, aceite de oliva, licopeno del tomate, algas, frutos secos, uva-zumo de uva y zumo de granada. - Vitamina D (exposición al sol).
- Dieta rica en grasas saturadas, sobre todo

-

Favorecen el desarrollo del cáncer de próstata

-

carnes grasas, huevos y lácteos. Productos tóxicos que se generan al cocinar la carne a altas temperaturas. Sal, azúcar y alimentos fritos. Dieta pobre en fibra. Alcohol y cafeína. Obesidad. Pesticidas, más abundantes en las dietas ricas en grasas saturadas.
113

4. CÁNCER DE PULMÓN
- El cáncer de pulmón esta íntimamente relacionado con el hábito de fumar. Dejar de fumar es el cambio de hábito más importante en la prevención del cáncer y es la decisión que tendrá más impacto en la calidad de vida del fumador. Es importante también protegerse de la contaminación ambiental, respirando el mejor aire posible el máximo de tiempo posible y seguir una dieta prácticamente vegetariana. - Para protegernos del cáncer de pulmón, es importante consumir una dieta rica frutas y verduras. Comer fruta dos veces al día en lugar de menos de 3 veces a la semana, reduce de forma importante el riesgo de padecer cáncer de pulmón, incluso en los fumadores. Las frutas y verduras más importantes son las que contienen carotenoides (zanahoria, boniato, calabaza, etc) y las de la familia de las crucíferas. Las frutas y verduras ricas en carotenoides pueden disminuir el riesgo de contraer cáncer de pulmón hasta en un 40-70%. Esto es muy importante para los fumadores o personas que han sido fumadoras. Se ha demostrado que las personas con niveles más bajos de carotenos en sangre, tienen más riesgo de cáncer de pulmón. - Pero no debemos olvidar que lo más importante es dejar de fumar. Incluso consumiendo muchas frutas y verduras, los fumadores tienen 10 veces más posibilidades de tener un cáncer de pulmón que los no fumadores. - En pacientes ya diagnosticados de cáncer de pulmón, la respuesta al tratamiento y la supervivencia mejora si se sigue una dieta vegetariana, rica en frutas y verduras. Por ejemplo, las frutas y verduras ricas en carotenos pueden destruir las células tumorales y evitar la diseminación del cáncer.

114

- En la siguiente tabla se recogen tanto los factores que nos protegen del cáncer de pulmón, como aquellos que debemos evitar.

CÁNCER DE PULMÓN
Protegen del cáncer de pulmón - Dieta vegetariana, rica en frutas y verduras. - Dieta rica en fibra. - Alimentos ricos en selenio y vitamina E. - Ácidos grasos omega-3. - Alimentos específicos: frutas y ensaladas verdes, té verde, cúrcuma, verduras crucíferas, ajo, cebolla, puerro, frutas y verduras ricas en betacarotenos, ácido fólico de verduras de hoja verde, licopeno del tomate o sandia, zumo de granada, cítricos, manzana, melocotón. - Dieta con exceso de proteínas animales, sobre todo carne roja frita o muy hecha. - Dieta con muchas grasas saturadas. - Consumo de grasas desnaturalizadas. - Azúcar. - Dieta con bajo contenido en frutas y verduras. - Cocinar a altas temperaturas. - Contaminación laboral y ambiental. - Alcohol, café, té negro y tabaco.

Favorecen el desarrollo del cáncer de pulmón

115

5. LEUCEMIA
- La leucemia, sobre todo en niños, ha aumentado de forma espectacular en los últimos 30 años. - Es importante aprender a protegernos y proteger a los niños de los tóxicos y las radiaciones electromagnéticas, incluidos los teléfonos móviles o inalámbricos y las áreas WiFi, para disminuir el riesgo de sufrir una leucemia. - No sólo es peligroso el contacto de los niños con los tóxicos, pues la exposición de los padres a pesticidas, disolventes, dioxinas, etc, también se ha relacionado con un aumento de la incidencia de leucemia en los niños. - Vamos a ver en la siguiente tabla los factores relacionados con el desarrollo de este tumor.

LEUCEMIA
Protegen de la leucemia - Alimentos ecológicos. - Dieta rica en frutas y verduras. - Alimentos específicos: té verde, cúrcuma, ajo, cebolla, puerro, cítricos, uva-zumo de uva y zumo de granada. - Exposición a pesticidas, insecticidas del hogar, disolventes, dioxinas y petroquímicos. - Radiaciones electromagnéticas, incluyendo los sistemas WiFi.

Favorecen el desarrollo de la leucemia

116

6. CÁNCER DE ÚTERO Y OVARIO
- El cáncer de útero o endometrio es poco frecuente entre las mujeres que siguen dietas vegetarianas de bajo contenido en grasas saturadas y que mantienen un peso normal. También nos previenen del cáncer de útero las frutas y verduras ricas en carotenoides y vitaminas E y C. - El cáncer de ovario se ha relacionado con el consumo de grasas saturadas y el escaso consumo de vegetales. Los lácteos se han relacionado especialmente con el cáncer de ovario.

CÁNCER DE ÚTERO Y OVARIO
Protegen del cáncer de útero y ovario - Dieta vegetariana, rica en frutas y verduras. - Alimentos específicos: verduras crucíferas, licopeno del tomate, frutas y verduras ricas en carotenoides, uva-zumo de uva, alimentos ricos en vitaminas C y E y cúrcuma. - Dieta rica en grasas saturadas. - Dieta rica en proteínas animales. - Dieta con bajo contenido en frutas y verduras. - Dieta pobre en fibra. - Obesidad.

Favorecen el desarrollo del cáncer de útero y ovario

117

7. TUMORES CEREBRALES
- Los tumores cerebrales han aumentando un 50-100% en las últimas décadas. En los niños, este aumento ha sido de un 50% entre 1975 y 1999. - En los niños, los tumores cerebrales se han relacionado con la exposición de los padres o los mismos niños a pesticidas, disolventes, dioxinas, petroquímicos y otras sustancias tóxicas. Además, España está entre los países con más tóxicos en la leche materna, como las dioxinas (en algunos casos, los niveles más altos se dan en el País Vasco). - Las radiaciones electromagnéticas, incluidas las de los teléfonos móviles, inalámbricos, antenas de telefonía móvil, áreas WiFi, etc, también se han relacionado con un aumento de la incidencia de tumores cerebrales, tanto en niños como en adultos.

TUMORES CEREBRALES
Protegen de los tumores cerebrales - Dieta rica en frutas y verduras. - Alimentos específicos: verduras crucíferas, frutas y verduras ricas en carotenoides, ajo, cebolla, puerro. - Exposición a pesticidas, disolventes, dioxinas, petroquímicos y otros tóxicos. - Edulcorantes artificiales. - Radiaciones electromagnéticas: teléfono móvil, inalámbrico, antenas de telefonía, WiFi, etc.

Favorecen el desarrollo de tumores cerebrales

118

8. CÁNCER DE RIÑÓN
- Los tumores renales han aumentado su incidencia en los últimos 60 años. Los factores relacionados con este tipo de tumor están en la siguiente tabla.

CÁNCER DE RIÑÓN
Protegen del cáncer de riñón - Ácidos grasos omega-3. - Alimentos específicos: té verde, verduras crucíferas, ajo, cebolla y puerro. -

Favorecen el desarrollo del cáncer de riñón

Dieta rica en grasas saturadas. Exceso de proteínas animales. Obesidad. Tabaco.

9. CÁNCER DE VEJIGA
CÁNCER DE VEJIGA
Protegen del cáncer de vejiga - Dieta rica en frutas y verduras. - Alimentos específicos: té verde, cúrcuma, verduras crucíferas, frutas y verduras ricas en caroteniodes, licopeno del tomate y sandía, zumo de granada. - Mantener el equilibrio ácido-base, dieta alcalinizante para evitar un Ph urinario demasiado ácido. - Consumo de carne. - Trihalometanos (productos formados a partir de la cloración intensa del agua). - Café y tabaco. - Obesidad.

Favorecen el desarrollo del cáncer de vejiga

119

10. CÁNCER DE PÁNCREAS
- Una dieta apropiada puede ayudarnos a prevenir este tipo de tumor. Así, se ha demostrado que una dieta vegetariana tiene un efecto preventivo sobre el cáncer de páncreas. Y además, una vez diagnosticada la enfermedad, la dieta vegetariana tiene también un efecto beneficioso. Para protegernos del cáncer de páncreas hay que tomar una dieta rica en verduras y frutas, sobre todo los que contienen vitamina C. - También es importante reducir el consumo de carne y grasas saturadas, incluidos los embutidos. Una dieta basada en la carne favorece el desarrollo del cáncer de páncreas, sobre todo si se consume frita, asada, ahumada o curada. En estos casos, se forman sustancias de carácter cancerígeno.

CÁNCER DE PÁNCREAS
Protegen del cáncer de páncreas - Dieta vegetariana, rica en frutas y verduras. - Alimentos específicos: frutas y verduras ricas en vitamina C, verduras crucíferas, cítricos, uva-zumo de uva, zumo de granada, licopeno del tomate y sandía, cúrcuma. - Dieta rica en grasas saturadas. - Dieta rica en carne roja, sobre todo de cerdo. - Embutidos y productos de cerdo curados (tocino, jamón, incluyendo el jamón York, salchichas, bacon, etc). - Dieta pobre en fibra. - Productos tóxicos que se generan al cocinar la carne a altas temperaturas. - Nitratos y nitritos usados como conservantes en los embutidos. - Café y tabaco. - Pesticidas.
120

Favorecen el desarrollo del cáncer de páncreas

11. CÁNCER DE ESTÓMAGO
- En la prevención del cáncer de estómago, es importante seguir una dieta rica en frutas y verduras, incluyendo productos crudos. - Las verduras más importantes en la prevención de este tumor son el apio, ajo, cebolla, zanahoria, calabaza, lechuga, verduras crucíferas., etc. También son importantes las frutas y verduras ricas en vitamina C, que contrarresta el efecto cancerígeno de las nitrosaminas. Los niveles altos de vitamina C protegen del cáncer gastrointestinal en general. - El té verde también protege del cáncer de estómago.

CÁNCER DE ESTÓMAGO
Protegen del cáncer de estómago - Dieta vegetariana, rica en frutas y verduras. - Alimentos específicos: frutas y verduras ricas en vitamina C y carotenoides, verduras crucíferas, ajo, cebolla y puerro, cítricos, piña, uva-zumo de uva, té verde, cúrcuma, licopeno del tomate. - Ingesta de carnes y pescados curados, salados y ahumados. - Alimentación rica en calorias. - Exceso de sal. - Alcohol y tabaco. - Infección por Helicobacter pylori. - Obesidad y sobrepeso. - Estrés.

Favorecen el desarrollo del cáncer de estómago

121

12. CÁNCER DE ESÓFAGO
- Muchos de los factores que previenen o favorecen el desarrollo del cáncer de esófago, tienen el mismo efecto en los cánceres de boca, faringe y laringe.

CÁNCER DE ESÓFAGO
Protegen del cáncer de esófago - Dieta rica en frutas y verduras. - Alimentos específicos: té verde, frutas del bosque (mora, fresa, frambuesa), cítricos, licopeno del tomate y sandía, ajo, cebolla, puerro, verduras crucíferas, frutas y verduras ricas en carotenoides, uva-zumo de uva, zumo de granada, cúrcuma, avellanas y nueces. - Bajo consumo de frutas y verduras. - Alcohol y tabaco, y más combinados. - Obesidad y sobrepeso.

Favorecen el desarrollo del cáncer de esófago

13. MELANOMA
- Una dieta rica en frutas y verduras nos protege del melanoma. Son importantes las frutas y verduras ricas en vitamina C y carotenoides, frutas del bosque, uva-zumo de uva, zumo de granada, licopeno del tomate, ajo y cebolla. - También son importantes en la prevención del melanoma el té verde y los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, por ejemplo las nueces y las semillas de lino, que tienen además otros compuestos anticancerígenos.

122

PARTE IV EL REENCUENTRO CON NUESTRA VERDADERA ESENCIA
- La búsqueda de la paz emocional y espiritual debe ser siempre uno de los objetivos principales en el tratamiento del cáncer. Comprender y sanar las heridas emocionales y descubrir el verdadero sentido de nuestras vidas nos ayuda en el camino hacia la sanación. - En el tratamiento del cáncer es necesario tener en cuenta que la persona es un todo físico, psíquico y espiritual. Es importante que los médicos consideren al ser humano en su globalidad y actúen respetando las particularidades de su cuerpo y su alma. Muchos médicos empiezan a reconocer que es necesario un tratamiento global del cáncer. - También nosotros, como pacientes, debemos asumir una mayor conciencia y responsabilidad con respecto a la alimentación y a nuestra salud. Alimentarnos según las necesidades de nuestro propio ser, significa respetar nuestra verdadera esencia y considerar la alimentación como parte de esa toma de conciencia que nos va a conducir al cambio interior necesario para superar una enfermedad como el cáncer. - Es también importante cuidar los aspectos psicológicos y emocionales y dedicar todos los días un tiempo a cultivar nuestro desarrollo espiritual, por ejemplo, mediante la meditación. Compartir nuestros sentimientos en relaciones desde el alma y reconocer nuestras verdaderas emociones, deseos y sueños es esencial para nuestra salud.

123

- El diagnóstico de una enfermedad grave, como el cáncer, hace que se tambaleen los fundamentos anímicos más íntimos de la persona. Por ello, es importante el apoyo y la información sobre todo aquello que pueda ayudar al paciente a superar esta enfermedad. Por ejemplo, cómo influyen factores como el estilo de vida, la alimentación, el estrés, las emociones, etc, en la salud y la enfermedad. Para superar o convivir con una enfermedad como el cáncer, es esencial que se produzcan cambios importantes en la vida del paciente. - En Estados Unidos hay algunos programas para el tratamiento del cáncer en los cuales los pacientes aprenden a escoger alimentos que combaten el cáncer y evitar los que lo favorecen, hallar sosiego mental a través de la meditación, desarrollar armonía entre su cuerpo y su pasado, tener relaciones desde el corazón y descubrir su verdadera esencia espiritual. - En el tratamiento global del cáncer, un sistema inmune sano es muy importante. Nosotros podemos potenciar nuestro sistema inmune, o por lo menos, no frenarlo. La forma de hacerlo es tratar a las células inmunitarias con respeto (alimentarlas bien y protegerlas de las toxinas) y ocuparnos de nuestras emociones, comportándonos con serenidad. Las células inmunes muestran su funcionamiento óptimo cuando nuestra alimentación es saludable, nuestro entorno no está contaminado por sustancias químicas tóxicas o radiaciones electromagnéticas, nuestra actividad física es adecuada y nos sentimos alegres y en conexión con las personas que nos rodean. - Tomarnos el tratamiento del cáncer como una guerra puede no ser la metáfora más adecuada. Nuestro principio guía ha de ser, por encima de todo, dotar a nuestra vida de una mayor conciencia, volvernos más receptivos al misterio y la riqueza de la vida. Es importante dar la bienvenida a nuevos acontecimientos, nuevas oportunidades y a los cambios que nos brinda la vida.
124

CAPÍTULO 1. MENTE Y EMOCIONES
- Una persona sana y equilibrada no experimenta alteraciones en su flujo energético, pues todos sus niveles funcionan armónicamente. El cuerpo, los sentidos, las emociones, la mente, la conciencia y todas aquellas partes de nosotros que escapan a cualquier descripción, expresan juntos el misterio maravilloso y la belleza de la vida. Las alteraciones, al nivel que sean, pueden afectar la salud. - El cuerpo, la parte más accesible de nuestro ser, es un reflejo de todas nuestras experiencias y de la forma en que las hemos asimilado. Los traumas o heridas emocionales pueden tener un papel en el desarrollo de diferentes enfermedades, incluido el cáncer. - A veces los pacientes con cáncer recuerdan algún período particular de estrés físico o emocional en los meses o años que preceden al diagnóstico de la enfermedad. Muchos han tenido que enfrentarse a un conflicto crónico que parecía irresoluble, o a ciertas obligaciones que les provocaban una sensación de ahogo o impotencia. - En otras ocasiones, un trauma físico o emocional reactiva viejas heridas emocionales, que parecían cerradas. - Para el Ayurveda, la mayor parte de las enfermedades son psicosomáticas. En ellas están implicados el cuerpo y la mente, de forma que hay que tener en cuenta a ambos para recuperar la salud y mantener el bienestar, porque lo que es beneficioso en un nivel, se refleja en los demás niveles.

125

1. LAS HERIDAS EMOCIONALES
- Los que expresan sus emociones sienten a veces que eso es mejor que reprimirlas. El Ayurveda afirma que, más que reprimir o expresar las emociones, es preferible comprenderlas. Al comprender nuestras emociones, las transformamos y liberamos. - Los pequeños desafíos o contratiempos que podemos encontrar a lo largo de nuestra vida pueden perturbarnos unos días, pero la mente es capaz de “sanar”. Igual que una pequeña herida puede curarse rápidamente y no dejar ninguna cicatriz, la mente posee también un mecanismo natural para curar las heridas emocionales. Estas heridas no dejan una cicatriz duradera y a menudo nos sirven de impulso para madurar y para nuestro crecimiento personal. - En otra ocasiones, los acontecimientos son tan dolorosos que desgarran profundamente la imagen que tenemos de nosotros mismos o nuestra confianza en el mundo que nos rodea, sobre todo si estos acontecimientos han ocurrido durante la infancia, época en la que somos más vulnerables psicológicamente. - La mente intenta ocultar y aislar estas heridas tan dolorosas, incluso llega a negar lo ocurrido, pero cuando la vida nos recuerda estos hechos traumáticos, somos conscientes de que la herida no se ha cerrado todavía. Al reactivarlos, por ejemplo con un nuevo acontecimiento doloroso, los traumas del pasado pueden apoderarse de nuestros pensamientos, de nuestras emociones y de las reacciones de nuestro cuerpo. - Detrás de las emociones negativas - ira, temor -, suele haber una herida. Una herida profunda que hemos tratado de silenciar. Las emociones profundas no resueltas pueden alterar la mente o pueden manifestarse como enfermedades en el cuerpo.

126

- La persistencia de profundas heridas emocionales abiertas, nos produce una sensación de aislamiento, separación o división. Perdemos así la conciencia de formar parte de un todo más amplio. Tomamos nuestras heridas y nuestro sufrimiento como algo personal, olvidando que compartimos el dolor, y también las alegrías, con toda la humanidad.

2.EL REENCUENTRO CON NUESTRO SER INTERIOR
- Para ayudarnos a sanar las pequeñas heridas emocionales, necesitamos empezar por reencontrarnos con nosotros mismos. Muchos de nosotros somos unos extraños para nuestro propio mundo interior. Al cabo de los años, nos hemos entrenado en no escucharnos. Concentrados en objetivos concretos: solucionar una crisis urgente, encontrar una pareja, cuidar de los hijos, responder a las expectativas de nuestros padres, amigos, jefes o compañeros, hemos preferido silenciar ese murmullo profundo y leve que bulle en nuestro interior. - Si hubiéramos escuchado ese bullir, esto es lo que probablemente hubiéramos oído: “no me siento bien, carezco de las cosas que realmente me importan, necesito más integridad, más belleza, generosidad, alegría, ternura. No es suficiente. Estoy perdiéndome algo esencial”. Un paso muy importante para empezar a conocernos mejor es pasar cada día un tiempo con nosotros mismos, lo cual es un “acto radical de amor”. Como en la gran tradición de los chamanes, que siempre prescriben un ritual de purificación para practicar solos, esta soledad reflexiva es la condición previa esencial para armonizar las fuerzas de sanación interna de nuestro cuerpo. - La forma de vida moderna nos impide muchas veces la conexión con lo que somos en realidad: nos identificamos sólo con nuestras emociones, pensamientos, mente cotidiana y cuerpo físico.

127

- Pero cuando reconocemos los niveles más sutiles de nuestro ser, tocamos nuestra sabiduría interior y comprendemos quienes somos realmente. - Cuando estamos en una situación dolorosa, podemos preguntarnos: “¿Cómo era la música vital a cuyo compás me gustaría danzar, la canción - única y personal - que querría tener la certeza de haber entonado al menos una vez en la vida?. Dicho de otra forma ¿qué es lo que hace vibrar mi corazón y mi alma?. Ahí está mi camino. Además, ¿porqué no pensamos en todo lo que el dolor nos ha dado?. En realidad, la idea no es volver a vivir de la misma manera en que siempre lo hemos hecho. Debemos permitir que la vida nos depare algo nuevo”. - El contacto con nuestra sabiduría interior es de gran ayuda para resolver las heridas emocionales profundas. Es importante disfrutar de momentos de profunda calma interior. También el cuidado y cariño de nuestros seres queridos nos ayuda a curar las heridas emocionales. - La meditación nos permite la integración gradual de todos los aspectos de nuestro ser, nos ayuda a vivir con más paz y serenidad y a encontrar el verdadero sentido de nuestras vidas. - En las personas a las que la vida ha hecho mucho daño, las heridas del pasado quedan cerca de la superficie. En esta situación, volver la atención hacia el interior, puede resultar demasiado doloroso o demasiado perturbador. Estas cicatrices mal curadas nos hacen perder gran cantidad de energía y disminuyen la capacidad del organismo para su propia defensa. En estos casos, puede que haga falta localizar el trauma que ha dejado una señal permanente en la psique con la ayuda de un profesional.

128

3. LA LIBERACIÓN DEL DOLOR
- Cuando sintamos nuestra aceptación interna, sentiremos también la fuerza capaz de disolver el dolor. Y no olvidemos amarnos a nosotros mismos durante todo el proceso. Nuestro verdadero ser necesita atención y cuidados. Debemos ser siempre cariñosos y amables con nosotros mismos y aceptarnos como somos. Amándonos nos concederemos el tiempo necesario para cuidar del bienestar de nuestro cuerpo, mente y espíritu. La salud sólo puede renacer a partir del cuidado y conocimiento de uno mismo. - Debemos ser capaces de enviar amor, cariño y aceptación a nuestro propio ser. Podemos intentar sentir nuestra necesidad de sanar, si estamos confundidos, airados o apenados por algo que sucede en nuestras vidas. Podemos también perdonarnos a nosotros mismos si nos sentimos culpables o responsables de algo. De esta forma, conseguimos la sanación espiritual y volvemos a la totalidad y la bondad. - Es necesario que nos tomemos nuestro tiempo para resolver nuestros dolores emocionales: es un proceso por el que debe avanzarse paso a paso, hasta que experimentemos el cambio interior. No importa que demos un paso hacia atrás, al final el cambio llega a través de la comprensión, la aceptación y la liberación.

4. LA ARMONÍA
- La perfección personal requiere estar en paz, lo cual empieza por la supresión de las limitaciones físicas, mentales y emocionales. Las herramientas para el desarrollo personal son la comprensión, el perdón y la compasión. La naturaleza es la encarnación del perdón, y toda curación proviene de la naturaleza.
129

5. LAS RELACIONES Y EL AMOR
- Expresar nuestros sentimientos más íntimos, enfrentarnos a nuestros miedos y vivir las relaciones con más autenticidad, son factores muy importantes para nuestra salud y bienestar. Vivir nuestras relaciones desde el apoyo, la generosidad, la bondad, el cuidado, la atención y el amor, deja un espacio libre para que crezcan y se desarrollen. Un espacio en el que caben el amor incondicional, la energía del universo y la fuente de toda sanación. - “Poesía del encuentro, la palabra humana se nutre de silencios en los que la emoción se cuela dando a cada vocablo su dimensión precisa, su razón de expresarse, su motivo, y esa hondura que es puente para la mirada de los hombres. Cuando el silencio es compartido, la voz humana es un regalo de amor, una promesa de asilo en la vivencia del otro, es un sabernos vivos, disponibles y atentos, cuidadosos del raro privilegio de poder escuchar”. - Amigos son aquellos con quienes podemos compartir el silencio mientras la vida fluye, y también son aquellos a quienes uno puede decirles todo, abrumarlos de voces sin que nada se quiebre en ese espacio generoso que nos es otorgado: la amistad. Delicioso don de la palabra que se dice o se calla y se muestra del todo en un gesto, una mirada, un silencio que acuna lo inefable entre dos que se quieren, entre uno y su Maestro, entre el ser humano y Dios. Es el milagro del encuentro, la vida como ocasión única y maravillosa de crecimiento hacia la plenitud del Ser y hacia el Amor. En el silencio, la energía amorosa fluye hacia el encuentro con la plenitud de la conciencia. - Siempre es posible darnos la oportunidad de vivir nuestros sueños, empezar una vida nueva de momentos preciosos para compartir, de un aprendizaje profundo del amor, la ternura y la compasión.
130

CAPÍTULO 2 MEDITACIÓN Y CONCIENCIA
1. AYURVEDA
- El Ayurveda o medicina Ayurvédica es uno de los sistemas de curación más asombrosos e integrales que haya conocido la humanidad. El Ayurveda nos enseña el lenguaje de la vida y posibilita que cada persona y cada cultura puedan vivir en armonía con la Naturaleza y con su verdadera esencia. El Ayurveda es una medicina milenaria que puede ayudarnos a mantener la salud en el siglo XXI, porque la esencia del ser humano sigue siendo la misma. - Yoga y Ayurveda son ciencias que se han desarrollado simultáneamente, influenciándose una en la otra. Constituyen partes integrales de la gran filosofía védica, que nos enseña que todo el universo es un mismo ser. El Ayurveda nos ayuda a vivir en sintonía con el universo y de esta forma desarrollarnos y ayudar a todos los demás seres en su desarrollo espiritual. - El Ayurveda es un sistema médico reconocido por la OMS, pero fundamentalmente es una ciencia de autosanación, cuyo objetivo es lograr la salud corporal, emocional y espiritual. El Ayurveda se ocupa de devolver el sentido de la plenitud al individuo, por lo que en ultima instancia, se ocupa de nuestro ser interior. El yoga y el Ayurveda nos enseñan a lograr una salud óptima para poder experimentar la vida en su totalidad e iniciar nuestro viaje interior de indagación y realización. - El Ayurveda es el prototipo de esa clase de sistema curativo que poco a poco la gente empieza a buscar a tientas: la medicina cuerpo-mente-espíritu. Si nos reducimos a la mente, las emociones y el cuerpo, descuidaremos el espíritu, nuestra parte esencial.

131

- Además del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, el Ayurveda nos ofrece sus conocimientos para mantenernos sanos a través de una nutrición adecuada, la rutina diaria, los masajes, el sueño y descanso, la meditación, etc. El Ayurveda también posee técnicas de desintoxicación, que incluyen dieta, masajes, enemas, saunas, etc. - El Ayurveda considera que el ser humano está constituido por cuerpo, mente y espíritu, y cuando estos tres aspectos están equilibrados, estamos sanos. Para el Ayurveda, estar sano es estar “establecido en uno mismo”. Es estar en armonía con nosotros mismos, los seres con los que nos relacionamos y la Naturaleza en general. Y esta armonía o equilibrio incluye ser felices, descubrir el amor y evolucionar espiritualmente. - El estado natural de cada uno de nosotros es la salud. Todos poseemos las facultades necesarias para la conservación de la salud y la autocuración, siempre que aprendamos a dejarlas fluir. Nuestro Ser interior sabe lo que debe hacer para estar sano o para recuperar la salud, pero nosotros debemos ayudarle, haciendo lo que verdaderamente le hace feliz. El camino hacia la salud es básicamente una senda hacia el conocimiento de uno mismo. - Todo lo que hacemos o experimentamos física, mental o emocionalmente tiene una profunda repercusión en nuestro Ser. Cada uno de nuestros pensamientos, sentimientos y emociones produce cambios profundos en nuestro organismo. En el Ayurveda, un alimento o una emoción tienen los mismos efectos en nosotros. Si los alimentos son adecuados para la nutrición de nuestro Ser, nos mantenemos sanos. Si no podemos asimilar un alimento o una emoción, estos se van acumulando en nuestro organismo y son una de las causas principales de enfermedad.

132

- En el Ayurveda se dice que tal como es el macrocosmos es el microcosmos. A nivel del cuerpo humano, por ejemplo, quiere decir que cuando estamos sanos, felices y en armonía, esta sensación de felicidad y bienestar se transmite a cada célula de nuestro cuerpo. Es fácil pues, entender cómo cada una de nuestras emociones influye en nuestro organismo e intuir la profunda relación que existe entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

NUTRICION AYURVÉDICA. LA NUTRICIÓN DEL SER
- La toma de conciencia de la correcta nutrición en Occidente transcurre de forma acelerada y toma elementos de tradiciones de Oriente, donde una dieta equilibrada ha sido esencial para la salud y la evolución espiritual durante siglos. La alimentación es de suma importancia para crear más conciencia espiritual en la vida diaria, y éste es uno de los principios que más se ha descuidado en Occidente. Así, algunas personas piensan que la dieta es la única respuesta, mientras que otras rehúsan tener una conciencia alimentaria porque consideran que los aspectos emocionales o espirituales son más importantes. - El Ayurveda nos enseña a armonizar todos estos aspectos, pues están profundamente relacionados: la dieta correcta apoya la evolución espiritual. Y, por otro lado, cuando estamos en armonía con nuestra esencia espiritual, nuestra dieta empieza a ser la más adecuada para nutrir nuestro verdadero ser. Es importante empezar a seguir nuestra guía interna, en la dieta y en el resto de nuestra vida. El cambio en la alimentación puede ayudarnos a avanzar por este camino de evolución espiritual hacia una verdadera sanación y el desarrollo de la consciencia. Debemos iniciar los cambios necesarios que nos lleven a descubrir y seguir una vida de amor y compasión.

133

- La nutrición en el Ayurveda, está por lo tanto, vinculada a la espiritualidad y al cuidado nuestro ser y sirve para acercarnos al objetivo principal de nuestras vidas: la felicidad. El conocimiento de cómo nutrirnos correctamente está dentro de cada uno de nosotros, es una de las cualidades de nuestro cuerpo-mente. Se consigue comer bien intuitivamente cuando conectamos con la fuente natural de nuestra inteligencia interna. Entonces aprendemos a respetar las señales que nos envía nuestro cuerpo. - Los alimentos en su estado natural nos proporcionan vitalidad y energía, lo que en Ayurveda se denomina Prana. Prana es la fuerza que mueve la vida o fuerza vital. El fluir correcto de Prana es imprescindible para tener buena salud. Los alimentos sin Prana o fuerza vital no pueden digerirse ni asimilarse adecuadamente, lo cual es una causa principal de enfermedad. Los alimentos envasados, enlatados, las comidas precocinadas, los productos de preparación rápida, etc, carecen de fuerza vital, por lo que no pueden nutrir adecuadamente nuestras células. - Cuando tomamos alimentos frescos y naturales, adecuados a nuestra constitución y tenemos una buena digestión, los alimentos se trasforman en Ojas. Ojas es la esencia sutil que nutre y une las diferentes partes de nuestro ser. - Ojas es la sustancia más esencial para proteger y sostener la vida. Es el componente bioquímico relacionado con el gozo y la felicidad. Nutre los aspectos más sutiles de nuestro cuerpomente y es el poder unificador de la conciencia. Ojas tiene también una función relevante para mantener un sistema inmune fuerte. Los alimentos, una vez trasformados gracias a la digestión, se convierten en nuestro cuerpo-mente o ser. - Los alimentos de calidad, sanos y naturales nos ayudan a mantener la salud. Cuando ingerimos alimentos procesados, de baja calidad, no adecuados a nuestra constitución o bien no

134

asimilamos los alimentos que tomamos, se convierten en Ama. Ama está compuesta de toxinas que van acumulándose en el organismo. - Otro aspecto importante de la nutrición ayurvédica es que se adapta a las características individuales de cada persona y a los posibles desequilibrios que existan en ella. Es importante conocer qué alimentos son los mejores para superar estos desequilibrios y optimizar así la vitalidad de cada persona. No existe una dieta universal, adquirir un equilibrio dietético es algo singular para cada persona. Para el Ayurveda, la dieta es la base de cualquier tratamiento médico.

La dieta sáttvica
- Podemos elegir lo que comemos en función de cómo afecta a nuestra conciencia. Los alimentos pueden producir un aumento o una disminución de la serenidad y sensación de equilibrio personal. El Ayurveda considera que la mente está hecha de la parte más sutil o esencia de los alimentos. Para el Ayurveda, los alimentos pueden clasificarse en sáttvicos, rajásicos y tamásicos, según el efecto que producen en nuestra mente. - Los alimentos rajásicos (comidas muy condimentadas, saladas, picantes, carne roja, especias fuertes, ajo, cebollas crudas, sal, café, té, etc) producen inquietud e hiperactividad y favorecen la agresividad, conflictividad y un espíritu de control. - Los alimentos que provocan pesadez y letargia se denominan tamásicos, e incluyen los alimentos excesivamente cocinados y procesados, fermentados, enlatados, congelados, rancios, con conservantes, las sobras de comida, el alcohol, etc. Todos estos alimentos han perdido su fuerza vital y no pueden proporcionarnos energía. Los alimentos tamásicos producen fatiga, confusión y conductas abusivas o adictivas.

135

- Por último, los alimentos puros que estimulan la vitalidad, la energía, la salud, la felicidad y la serenidad y que además son deliciosos, saludables y nutritivos, son sáttvicos. Estos alimentos nos proporcionan una mente clara y estimulan nuestro progreso espiritual. Se considera que nuestra mente está en estado sáttvico cuando está en paz y en contacto con nuestra verdadera esencia, y los alimentos pueden ayudarnos a conseguir este estado mental. - La dieta sáttvica es lactovegetariana, de absoluta calidad, frescura y fuerza vital. Contiene alimentos frescos, naturales, integrales, biológicos, todos ellos tomados en cantidades moderadas (la persona sáttvica evita comer demasiado). Esta dieta incluye también el agua pura. La cualidad sáttvica de los alimentos aumenta si se preparan con amor. - Los alimentos que constituyen la dieta sáttvica son las verduras, cereales integrales, frutas, legumbres, frutos secos, semillas y productos lácteos de calidad. Incluye también el uso de miel, especias e hierbas aromáticas, siempre con moderación. Para que estos alimentos nos lleven a un estado de claridad y alerta, deben ser apropiados a nuestra constitución y nuestras necesidades actuales. Cuando el alimento se entremezcla perfectamente con nuestro ser, se produce una resonancia que nos aporta energía, calma, alegría, paz y conciencia. - Los productos refinados, como el azúcar blanco, no favorecen la salud y dificultan la meta sáttvica de lograr una mente clara y en paz. En Ayurveda, se considera que el azúcar desgasta Ojas, la esencia del desarrollo espiritual. - La carne, incluyendo el pollo, el pescado y los huevos, residen fuera del dominio de sattva, pues su consumo destruye la vida de criaturas conscientes.

136

- Sattva enfatiza los carbohidratos complejos y los productos lácteos: estos alimentos promueven la calma, una mente relajada, favorecen un sueño profundo y equilibran el sistema inmunológico; todas ellas son cualidades sáttvicas. La leche debe ser recién ordeñada, de animales sanos, no pasteurizada ni homogeneizada. Si no es así, es preferible prescindir de los productos lácteos. - El estado de paz y serenidad mental no se consigue tomando alimentos que producen letargia por un lado y alimentos excitantes por otro. Por ejemplo, tomando alimentos congelados y después una taza de café, sólo conseguimos un nivel moderado de actividad, pero a consta de entrar en un círculo repetitivo de hiperactividad y fatiga. El estado de claridad de conciencia se consigue sólo tomando alimentos simples, frescos y vivos.

LOS RITMOS BIOLÓGICOS
- Además de la dieta, es importante seguir una rutina diaria y sintonizarnos con los ritmos de la Naturaleza. El cuerpo humano se rige en gran parte por unos “ritmos biológicos o biorritmos”. Todos los órganos, sistemas y células están controlados por unas pautas cíclicas precisas de actividad y descanso que podríamos llamar “leyes universales de la vida”. El ciclo más importante es el ritmo circadiano, que induce a la actividad por la mañana y a la relajación por la noche. - Uno de los mayores secretos de la buena salud radica en descubrir nuestra íntima relación con el universo. Uno de los aspectos más esenciales de vivir en armonía con la naturaleza es respetar estos ciclos magistrales. Si seguimos horarios arbitrarios, nuestra capacidad para adaptarnos a las tensiones disminuye. Adoptar medidas simples, como reprogramar el horario de comidas, sueño y ejercicio puede ser muy importante para nuestra salud.

137

- Son sugerencias, no reglas rígidas. Debemos sentir que estamos haciendo lo que verdaderamente nos gusta y nos acerca a la naturaleza. Podemos aprovechar para eliminar de nuestras vidas lo que no nos ayuda a estar sanos y felices. Debemos ser selectivos y preferir aquello que nos ofrezca las cualidades sutiles que deseamos tener. - Es importante levantarse temprano, con el nacimiento del nuevo día. Hacia las 6 de la mañana se producen el cortisol y la adrenalina para que el cuerpo se ponga en marcha. Además, con la luz natural aumenta la producción de serotonina, que nos ayuda a generar la dicha y el entusiasmo para disfrutar de un día feliz. El amanecer nos prepara para nuestra renovación personal. - Tomar un vaso de agua caliente con el zumo de medio limón y una cucharadita de miel en ayunas, nos ayuda a compensar la acidosis producto de la limpieza que tiene lugar durante la noche, y además ayuda a limpiar el tubo digestivo. - La comida principal del día debe realizarse a las 12 -13 horas, cuando el sol está en su cenit. Este es el momento en que el fuego digestivo está más fuerte. Si tomamos proteínas animales, es importante consumirlas en la comida del mediodía. - Al llegar a casa del trabajo, podemos dedicar unos minutos a estar en silencio para conectar con nuestra paz interior, por ejemplo con la meditación. - Deberíamos tomar una cena ligera a las 18-19 horas, antes de que se ponga el sol, y no comer después de las 20 horas. A partir de esta hora, ya no se generan las principales enzimas digestivas y comienzan a decaer el metabolismo y otras actividades fisiológicas. El cuerpo y la mente van preparándose para el descanso nocturno, adoptando una actitud más relajada y tranquila, lo que induce a la somnolencia. La hormona que induce el sueño es la melatonina.

138

- Podemos pasar la velada con la familia, amigos o con uno mismo, sin entregarnos a nuestros pasatiempos favoritos: el teléfono, la televisión, internet, etc. - Es bueno dejar pasar unas 3 horas antes de irnos a dormir, pues la comida no digerida produce toxinas mientras dormimos. Es importante acostarse a las 21-22 horas. El cuerpo se limpia, regenera y rejuvenece de 22 a 0 horas, por eso es importante estar dormido a estas horas. Es el momento de las actividades hepáticas de desintoxicación y reparación. Si cenamos tarde o estamos despiertos hasta medianoche, no pueden realizarse de forma adecuada las tareas de desintoxicación del organismo, aspecto muy importante en la prevención y durante el tratamiento del cáncer.

AYURVEDA Y SANACIÓN ESPIRITUAL
- El Ayurveda es una medicina sencilla y universal, basada en el principio eterno de la curación como evolución personal. La medicina ayurvédica nos abre la posibilidad a una transformación y evolución que la medicina convencional no se atreve a abordar. - La sanación más profunda tiene que ver con nuestra evolución espiritual. La preocupación por el espíritu es esencial para el Ayurveda. La materia procede de la conciencia, y la conciencia de un organismo trata de expresarse continuamente a través de la materia que constituye su cuerpo-mente. - La causa principal de la enfermedad está en sentirnos como seres aislados, separados de la conciencia universal a la que pertenecemos. Cuando despertamos a nuestra verdadera esencia, la salud es algo natural en nosotros. Para el Ayurveda, la medicina fundamental es la medicina de nuestro Ser interior. La clave de la salud tiene que ver con el alma.

139

- La salud sólo puede renacer a través del cuidado y conocimiento de nosotros mismos, así como del cuidado y conocimiento del Ser que ha encontrado en el hombre su expresión total. Para el Ayurveda, sólo la Naturaleza puede curar y dispensar salud, y lo único que podemos hacer como seres humanos es crear las condiciones para que la Naturaleza pueda realizar su labor. Por eso es tan importante la toma de conciencia sobre nuestra salud. - La enfermedad no sólo constituye un desorden, sino un orden alternativo al orden natural, y por lo tanto, la curación consiste en la adhesión a un nuevo orden y una visión renovada del mundo. Las energías que se liberan durante el proceso de sanación nos impulsan hacia la realización de las metas de nuestra existencia. - Para abrirnos a estados de salud más elevados, podemos empezar por nuestro estado de conciencia más limitado, que casualmente es el cuerpo físico. Un cuerpo fuerte y sano nos proporciona una base firme sobre la que se pueden erigir sólidas estructuras de conciencia. - Pero debemos tener en cuenta que el dolor físico puede estar expresando un dolor emocional profundo. El proceso de sanación es una oportunidad para ver y entender todo lo que permanece sin resolver en nuestra vida. Nuestro cuerpo contiene toda nuestra historia personal. Es importante sanar toda herida física, mental o emocional- que no se sanó completamente en su momento. - En materia de curación, lo esencial es conciliar el complejo cuerpo-mente-espíritu, esforzándonos por llevar al máximo la manifestación de la conciencia a nuestro interior. La conciencia es, sin duda alguna, la mejor de las medicinas. El Ayurveda favorece el crecimiento y la evolución mental y espiritual.

140

- Si nuestro prana o energía, nuestra mente y nuestras emociones, están alineadas con la conciencia superior del alma y el espíritu, podemos conseguir la verdadera sanación. Si alineamos nuestra conciencia con lo que pasa en nuestro cuerpo o con nuestras emociones, nos convertimos en víctimas de estos aspectos de nuestro ser, desatendiendo nuestra verdadera naturaleza de seres espirituales. - Como dice el Dr. Jorge Carvajal, el proceso de sanación se inicia llevando la esencia espiritual a la personalidad, a la materia, y elevando luego la materia hacia el alma. - Para el Ayurveda, el ser humano es un ser total y completo, feliz, absolutamente libre y nunca sólo. Hasta qué punto nuestra vida se colme de vitalidad y felicidad depende de lo bien que distribuyamos nuestro tiempo y espacio entre las tareas que la vida nos ha asignado. El ayurveda nos ayuda a acercarnos a este ideal. - Tanto el yoga como el Ayurveda nos enseñan a conseguir una salud óptima, para contar con un sólido fundamento y con la suficiente energía para caminar por la senda de la autorrealización, que se considera la forma suprema de autosanación.

141

2. YOGA
- El yoga es fundamentalmente un método de mejoramiento humano, un sistema de autorrealización, que conlleva una actitud y una forma de vida. El yoga integra cuerpo, mente y espíritu mediante estiramientos suaves y asanas, técnicas respiratorias o pranayama y meditación, todo ello para alcanzar una convivencia armoniosa. - Las asanas o posturas de yoga nos permiten liberar los bloqueos de estrés o áreas de disfunción que se depositan en nuestro cuerpo a lo largo de los años, debido a los daños físicos y emocionales de la vida. Las asanas nos dan agilidad, tonifican los músculos y mejoran la flexibilidad de las articulaciones. Las asanas también activan la circulación sanguínea y la oxigenación celular, ayudándonos a eliminar toxinas y a mejorar el funcionamiento de los órganos internos. Todo ello hace que se despierten sorprendentes reservas de energía. Cada movimiento y estiramiento debe hacerse desde la relajación y acompañarse de la respiración adecuada. Es preciso comenzar aprendiendo a respirar y relajarse y luego ir introduciendo ejercicios suaves. - Las técnicas respiratorias o pranayama favorecen la relajación de cuerpo y mente. Respirando de forma consciente, aumenta nuestra energía vital. - La meditación nos ayuda a manejarnos mejor con las tensiones habituales o excepcionales de la vida, pues gracias a ella se alcanza un estado de serenidad que nos permite vivir con mayor armonía nuestras relaciones, y nos ayuda a sosegar la mente y el espíritu. - Krishna enseña en el Bhagavad Gita: “Cuando tu mente, que anda vagando, vacilante e inquieta, pueda descansar inmóvil en la divina contemplación; entonces has conseguido el fin del yoga”.

142

3. CHI KUNG
- El Chi kung es la esencia de la energía vital y nos ayuda a mantener una buena salud y conseguir armonía interior. El término Chi Kung se traduce como “trabajo con la energía vital” o “cultivo de la energía”. Es una de las cinco disciplinas de la medicina tradicional china, según la cual, la enfermedad surge debido a un desequilibrio en el flujo de esta energía vital. - El Chi Kung comprende técnicas de respiración y meditación, así como una serie de movimientos suaves y fluidos que se encadenan con determinadas posturas, enlazándose sin interrupción en un flujo de movimiento reposado. La respiración es un aspecto muy importante de la práctica del Chi kung, pues es la clave para el control de la energía y actúa como puente entre cuerpo y mente. - El objetivo del Chi Kung es fortalecer y equilibrar la energía vital y hacer que esta fluya de forma armoniosa. Todos los ejercicios del Chi Kung estimulan además el sistema inmunológico. - En el Chi kung, el movimiento forma parte del concepto global de la vida. Los movimientos del Chi kung son como el agua que fluye y reequilibran la energía a través de los meridianos, promueven la relajación y la expansión de la conciencia. Como los ejercicios precisan tranquilidad y concentración, el Chi kung, que en su origen era una práctica meditativa, puede considerarse una forma de meditación,

4. MEDITACIÓN
- Según el Dr. Vasant Lad, especialista en medicina ayurvédica, “La meditación trae orden natural, conciencia y armonía a la vida humana. Despierta la inteligencia, la creatividad y promueve la paz”.

143

- A menudo se presenta la meditación como una técnica de relajación, pero esto es una manera incompleta de indicar su finalidad. El objetivo de la meditación es descubrir el silencio de la mente y conectar con nuestro ser interior o conciencia. La meditación nos permite dirigir nuestra mente, vacilante e inquieta, hacia el alma. - De esta forma, nos identificamos menos con nuestros pensamientos y emociones, y conseguimos paz, serenidad y calma. Gracias a la meditación, conseguimos un estado mental expansivo, amoroso y consciente, un estado pura y simplemente rebosante de bienestar y felicidad y vamos avanzando hacia estados más profundos de la conciencia individual. - La meditación nos ayuda a mantener la salud física, mental y emocional, permitiéndonos tomar conciencia de nuestro ser íntimo y real. Cuando somos conscientes de nuestra sabiduría interior, ésta nos guía en todos los aspectos de nuestra vida. La meditación es parte de la vida, no algo diferente a ella. Gracias a la meditación, podemos encontrar nuestra paz interior y generar amor y compasión hacia todos los seres. - Cuando nuestra mente vive en el amor y la compasión, se alcanza la felicidad real y permanente. Debemos cuidar nuestro ser interior, él es nuestra fuente de felicidad. - En la meditación, lo más importante no es una técnica en particular ni una forma concreta de aplicarla. Lo esencial es renovar cada día el contacto con nuestro ser interior, con sinceridad, benevolencia y calma, contactar con la fuerza vital que vibra constantemente dentro de nuestro ser y saludarla con respeto. Debemos recordar que la meditación es un momento consagrado a las fuerzas de nuestra propia sanación interior.

144

- La causa principal de la infelicidad reside es considerarnos como seres aislados, cuando en realidad formamos parte de un todo, poseemos una esencia divina y tenemos un destino feliz. Somos seres espirituales. Nuestro espíritu encierra la más profunda realidad del ser individual. El espíritu nos impulsa a la realización de las metas de nuestra existencia. - La meditación nos permite avanzar hacia el conocimiento completo de la naturaleza de la realidad, el conocimiento de que nuestro propio ser depende de la existencia de los demás. Esta comprensión hace nacer en nosotros el amor y la compasión y nos sirve para intuir nuestra verdadera esencia, comprender que somos amor, amor ilimitado e incondicional. Este amor nos permite llegar a los demás con compasión, nos permite fundirnos con el otro y ser uno con el océano infinito de amor que es la conciencia universal. Esto se conoce como realización. - Existe en nuestro interior un espacio dónde siempre estamos a salvo, algo perdurable que podemos percibir como una honda nostalgia de algo perdido u olvidado. Es el mito del regreso al paraíso, a la morada primera, a nuestro verdadero ser esencial: nuestro propio corazón, nuestro propio espíritu. Ese espacio vital es esencial para nosotros. Al conectar con ese centro interior de armonía permanente, vivimos realmente protegidos y cuidados, acompañados, a salvo de todo peligro, serenos, confiando en todo lo que la vida tiene para ofrecernos. - Y desde este espacio, podemos preguntarnos: “Quizás nos esforzamos demasiado ¿qué pasaría si tan sólo nos rindiéramos?, ¿qué pasaría si conectáramos con el río de amor que fluye del corazón del universo?, ¿y si empezáramos a compartir nuestra condición de seres humanos con los demás?.

145

- Nuestra identidad más verdadera es un estado de dicha y bienaventuranza. Tenemos la oportunidad de sentir una realidad superior, un orden de conciencia y amor más elevado. Podemos hacer de nuestra vida una obra tan bella que su influjo se instale en el alma de los demás y les ayude a ser más libres. Podemos abrirnos a la conciencia y abandonarnos a una nueva aceptación, confiar en la vida y comprender que lo externo es sólo cuestión de tiempo, que las dificultades se diluyen, que se trata tan sólo de esperar. Y recordar siempre que encontraremos la llave de nuestro corazón en el corazón de otro ser humano. - La realización es alcanzar un estado de dicha que es la conciliación absoluta con cada experiencia elegida por nuestro Yo superior para beneficio de nuestro Ser más profundo. Lo que nos ocurra, sin importar como se ve desde el mundo exterior, sin importar si las circunstancias son especialmente difíciles, ha sido elegido por nuestro Yo superior para nuestra evolución espiritual. Cualquier proceso por el que estemos atravesando, es un proceso de sanación, sanación de nuestra sensación de soledad, al acercarnos a la unión con nuestra naturaleza divina. Éste es el camino hacia la libertad, celebrar cada día nuestro vínculo íntimo con nuestra esencia divina, y soltar miedos, preocupaciones y culpas, en un impulso consciente hacia el amor a nosotros mismos y la realización. - El Ayurveda considera la meditación como parte del tratamiento de las enfermedades, pues disfrutar de momentos de una profunda calma interior, momentos de reencuentro con nosotros mismos, con nuestro ser esencial, es muy importante en nuestro proceso de sanación. Debemos aspirar a vivir desde la suprema compasión y el amor más poderoso, para así conseguir la mayor felicidad. La luz de la conciencia es amor. Su promesa es una promesa de alegría y de calma, de libertad y de deslumbramiento.

146

NOTAS FINALES
- Si tenemos alguna enfermedad o estamos tomando un tratamiento médico, debemos consultar con nuestro médico antes de iniciar un cambio importante en nuestra alimentación o un plan de ejercicio físico. - En caso de estar diagnosticado de un cáncer, es importante seguir el tratamiento y los consejos dirigidos por un oncólogo y consultar con él todo cambio en nuestra alimentación, aunque una dieta y un estilo de vida más saludables siempre serán beneficiosos.

147

BIBLIOGRAFÍA
- Dr. David Servan-Schreiber. Anti cáncer. Espasa 2008. - Dr. Richard Béliveau y Dr. Denis Gingras. Los alimentos contra el cáncer. Integral 2008. - Dr. David Khayat. La biblia contra el cáncer. Planeta 2011. - Dr. Dietrich Beyersdoff. La medicina natural en la lucha contra el cáncer. Integral 2003 - Dr. György Irmey. 110 tratamientos contra el cáncer. Una guía para conocer las mejores terapias convencionales y alternativas. Harder 2006. - Felipe Hernández Ramos. Que los alimentos sean tu medicina. Integral 2003. - Dra. Gillian McKeith. Eres lo que comes. Planeta 2009. - Dra. Gillian Mckeith. El gran libro de la alimentación. Planeta 2011. - Paul Pitchford. Sanando con alimentos integrales. Gaia ediciones 2009. - Dr. Jorge D. Roger Pamplona. Enciclopedia de los alimentos y su poder curativo. Ed. Safeliz. 2003.

148

- Jean Carper. Los alimentos, medicina milagrosa. Amat 2006. - Dr. Jean Seignalet. La alimentación, la 3ª medicina. Integral 2004. - Asociación médica Kousmine. El método Kousmine. Urano 1989. - Dra. Kousmine. Salve su cuerpo. Javier Vergara 1988. - Sergio Chesa. La dieta del método Kousmine. Biblioteca de la salud natural. Terapias Verdes 2004. - Neal Barnard. Comer bien para vivir más años. Paidós 1998. - Andreas Moritz. Los secretos eternos de la salud. Obelisco 2008. - Dr. Karmelo Bizkarra. El arte de saber alimentarte. Desclée de Brouwer 2011. - Isabel Ortells. Recupera la salud con la alimentación. Carena 2010. - Montse Bradford. La nueva cocina energética. Océano 2001. - Carlos de Prada. Anti-tóxico. Vive una vida más sana. Espasa 2010. -Miguel Jara. La salud que viene. Península 2009. - Brenda Watson y Leonard Smith. Adiós toxinas. Aumenta tu salud y tu vitalidad. Urano 2009

149

- Dr. Jorge Carvajal. Por los caminos de la bioenergética. Editorial Luciérnaga. 2000. - Dr. Robert Svoboda. Ayurveda. Editorial Cairos. 1995. - Dr. Robert E. Svoboda. Ayurveda. Medicina milenaria de la India. Editorial Urano. 1995. - Dr. Deepak Chopra. La perfecta salud. Editorial Vergara. 1991. - Dr. Deepak Chopra. Curación cuántica. Editorial Plaza y Janés. 1991. - Dr. David Simon y Dr. Deepak Chopra. Manual de plantas medicinales Centro Chopra. Paidós 2001. - Judith H. Morrison. Ayurveda. La medicina de la India. Editorial Martínez Roca. 1996. - Beatriz García. Un mundo en equilibrio. Editorial Buena Vista. 2010. - Stephen Cope. Yoga en busca de uno mismo. Editorial Atlántida. 2001. - Dr. Rudolph Ballentine. Curación radical. Robinbook 1999. - Dr. Xavier Uriarte. Los peligros de las vacunas. Ática 2002.

150

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful