La Ley de Mendel

Gregor Johann Mendel (1822-1884), a través de estudios por medio de experimentos de fecundación artificial (o sea de transporte de polen de una planta al pistilo de una otra) con plantas, que duraron casi diez años y fueron relizados sobre millares de plantas de guisante (Pisum sativum) en el jardín del monasterio de Brno, establecé las leyes básicas de la herencia, formulando las leyes fundamentales, que valen para todos los organismos animales y vegetales mientras que no valen en bacterios y virus.

Gregor Johann Mendel (1822-1884), a través de estudios por medio de experimentos de fecundación artificial (o sea de transporte de polen de una planta al pistilo de una otra) con plantas, que duraron casi diez años y fueron relizados sobre miles de plantas de guisante (Pisum sativum) en el jardín del monasterio de Brno, establecé las leyes básicas de la herencia, formulando las leyes fundamentales, que valen para todos los organismos animales y vegetales mientras que no valen en bacterios y virus.

Estas reglas o leyes fundamentales de la herencia son:

1) La primera ley de Mendel o Principio de la dominancia
(o ley de la uniformidad del fenotipo)

Según la que, cruzando a dos indivíduos de cepas puras distintos solo por un cierto carácter o por una pareja de alelos, se obtienen en la primera generación (F1) descendientes híbridos con características homogéneas con respecto al carácter en cuestión. Prácticamente son todos iguales entre sí. Ésto significa que, en cualquier caso, en la F1 uno de los carácteres antagonistas desaparece de toda línea, sin dejar huella. Este carácter y otros del mismo tipo se denominan recesivos, mientras que los que determinan el fenotipo de la planta se llamandominantes.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful