Está en la página 1de 18

1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler, pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica

Peter C. Kroefges
Coordinación de Ciencias Sociales y Humanidades, Universidad Autónoma de San Luis Potosí ocep333@yahoo.de

LENGUA Y CULTURA NAHUA DE LA HUASTECA
1888: Kuextekapan ken kiijtoua Eduard y Caecilie Seler, ueyij tlamatinij kema kinemiliyayaj Kuextekapan tlali ininnemilis

Pan ni amatlajkuiloli moita kenijki Eduard Seler uan Caecilie Seler-Sachs temakatokej se tlamachtili ika uajkapayotl tlen kuextepamej ininemilis. Yeka monextia kema ya asikoj pan ni Kuextekapan tlali pan 1888 xiuitl. Pan ni tlajkuiloli, kinextia kenijki itstoyaj uan eltoyaj nauamej, san kej tlatskitok pan se ueyi amatl uan matlajkuiloli tlen ya kikajtejki pan anali Alemania tlajtoli. Pan ni tlajkuiloli, nojkia kipia tlaixkopinkayotl tlen ni omej tlamatinij, kiolchojkej kema itstoya pan ni Kuextepan tlali, uan nama moajoktok pan ueyi tlamachtilsentilistli tlen Berlin, Alemania tlaltipaktli.

Específicamente. que abarcó gran parte de esta zona. se resaltan sus observaciones y recolecciones pertenecientes a las comunidades nahuas. 2. 1.Resumen En este artículo se revisan las contribuciones de Eduard Seler y Caecilie Seler-Sachs en el estudio de la arqueología y la etnohistoria de la Huasteca. Para ello. y que se encuentran resguardados en el Instituto Iberoamericano de Berlín. 1882. Mapa basado en un detalle de “Map of the Republic of Mexico in 1882. BDeut ba: 25. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA 2 . todos escritos en lengua alemana. Peter. El viaje de los Seler entre febrero y mayo del año 1888. Alemania.5). Revised and Corrected by Lorenzo Castro. Caecilie SelerSachs y Eduard Seler en 1888 (IAIK22/4. printers. Kroefges. New York: Thompson & Moreau. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. tal y como se pueden observar en sus cartas de viaje y otros manuscritos. Foto de portada: Fig. El texto va acompañado de una serie de reproducciones de fotos y dibujos que esta pareja generó durante su estancia. Fig. se presenta el contexto de su viaje realizado en 1888. Drawn by Theodore Gentilz”.

En los años subsiguientes a este viaje. Inmediatamente después de su viaje a la Huasteca. No tenía una formación profesional en antropología o arqueología.de aquel entonces (Seler 1889. era una talentosa fotógrafa y publicó estudios propios sobre diversos aspectos del México indígena. En ese momento. Caecilie también redactó la versión final de la publicación de la colección arqueológica de la LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA Kroefges. 2003). Además de acompañante de su esposo en los viajes a las Américas. Los Seler iban a pasar nueve meses en diferentes partes de México. y era colaborador en la sección americanista del Museo Etnológico de Berlín. lugares de estancia y las proveniencias de objetos de la colección. Ella escribió muchas de las cartas del viaje de 1888 que fueron publicados bajo el nombre de su esposo por cuestiones de mercadotecnia -léase machismo. 2008). Alemania. Elaboración propia. 1888). sin embargo -siendo hija de una familia culta y de recursospudo ampliar sus conocimientos en muchos ámbitos. Seler publicó un breve pero influyente artículo sobre los antiguos asentamientos en la región de la Huasteca (Seler. Peter. von Hanffstengel y Tercero Vasconcelos. tres de ellos en lo que se conoce como la Huasteca (véase Figura 2). fue nombrado curador de la sección americanista del Museo Etnológico. 3. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica 3 . Mapa del itinerario de los Seler en la Huasteca. Fig. mostrando sitios arqueológicos. y llegó a ser el primer profesor catedrático de la nueva carrera de lenguas y culturas en la Friedrich-Wilhelms-Universität de Berlín (von Hanffstengel y Tercero Vasconcelos. Eduard Seler iba a ser reconocido como un pionero en los estudios mesoamericanistas. tenía 39 años de edad. Eduard Seler (1849-1922) contaba con un doctorado. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler.Introducción Fue en el año 1888 cuando Eduard Seler y Caecilie Seler-Sachs realizaron su primer viaje a México para explorar las antiguas civilizaciones y conocer las diferentes culturas aquí existentes (véase Figura 1). Caecilie Seler-Sachs (1855-1935) era una mujer extraordinaria en sus tiempos.

hacia la ciudad de San Luis Potosí. todo estaba mojado (Seler. pues las lluvias eran muy abundantes. Aunado a estas publicaciones. Zona Media y del Altiplano Potosino. cuyo destino iba a ser un largo y lento viaje hacia la patria. Caecilie y su esposo. Huasteca (Seler-Sachs. Además. sus muestras de plantas y sus moldes para las esculturas no querían secarse. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica 4 . traducción del autor). El país atravesó un proceso que. se estaba experimentando un dinámico cambio. cuando la luz de la luna entraba por el resquicio de la puerta. 1916). hoy guardadas o expuestas en el Museo Etnológico de Berlín. importante puerto para cruzar el Atlántico.U y de Europa tuvo sus efectos aquí. se asociaría con la época del Porfiriato.Vías de comunicación En los tiempos en que los Seler emprendieron su primer viaje a México. cuando Caecilie inició con estas líneas su carta. ya que la industrialización de los E. Esto escuchábamos cada mañana. la humedad impidió repetidamente el buen funcionamiento de la cámara fotográfica de Caecilie. El viaje de los Seler a la Huasteca “El tiempo va a componerse”. La constante lluvia no solamente convirtió los caminos reales que los Seler recorrían a caballo en lodazales y charcos.era la de una época de modernización en un mundo globalizado. 1889:134. Para febrero de 1888 todavía faltaban varios meses hasta que se inauguraría la ruta de tren San Luis –Tampico. de un intenso tráfico ultramarino de mercancías. Con una excepción de dos días. ahora conservadas en el Museo Botánico de la Universidad Libre de Berlín. Alemania. así como de los habitantes de la Huasteca. fotografías y pinturas guardadas en el acervo del Instituto Iberoamericano. llevaban ya tres semanas viajando por la Huasteca. sobre los cuales guiaron sus caballos por algunas leguas. y cada noche. basándose en los apuntes de su marido. y en todas partes la gente les decía que era un año realmente extraordinario. seguía lloviendo constantemente. las vías ferrocarriles crecieron desde Tampico. así como unas muestras botánicas. el viaje a la Huasteca de los Seler tuvo como consecuencia una colección de aproximadamente 900 piezas arqueológicas. y Era el 1 de Marzo de 1888. posteriormente.E. Eduard. cuando apenas un rayo del sol caía sobre nuestros cuerpos empapados. en el pequeño pueblo huasteco de Tampamolón (SLP). Muchos de los caminos que conectan los poblados en la Huasteca eran LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA Kroefges. Con la participación de ingenieros estadounidenses y otros extranjeros. de nuevas sistemas de comunicación a través de los telégrafos y de la integración nacional de regiones remotas gracias al ferrocarril. Pero el tiempo no quería componerse. también en Berlín. Los Seler pudieron aprovechar sólo algunos tramos de las vías. Peter. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. El ferrocarril estaba a punto de lograr realizar el viaje de los Seler a la Huasteca en forma mucho más rápida. cuya connotación -al menos para sus primeras décadas.U.

los cuales cuidaban las bestias de carga. cerca de Huamuchil selvática que esta(IAIK2202. Esta estancia de los Seler no resultó en un gran aumento de su colección arqueológica. La cerámica llamativa. Los Seler querían encontrar muestras del arte antiguo huaxteco.U. o. Hoy en día. 4. es decir. en la Huasteca Potosina. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica 5 . Salto del Agua. Hoy en día. Gran parte del contenido de sus cartas de viaje describe el paisaje y la exuberante flora. la cual les impresionó (véase Figura 4). había pocos ejemplares de la antigua cultura huaxteca en los museos de Europa. Peter. inclusive. del cual habían escuchado que incluyera un amplio repertorio glífico -casi a nivel de escrituraplasmado en esculturas y relieves de piedra. con sus peculiares diseños pintados encima del barro blanco. El objetivo del viaje a la Huasteca era principalmente de naturaleza arqueológica. la densa vegetación Fig. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. BMex cd: Wasserfall). E. las carreteras y brechas frecuentemente siguen otros rumbos. En aquel entonces. la selva había tiempo (para una reconstrucción del reconquistado estas zonas previa- mente despejadas para la ganadería. también era objeto de interés.itinerario y localización de los paraderos y sitios visitados véase Figura 3). estas áreas son nuevamente extensos pastizales para la ganadería.U. como enfatizan los Seler.E. En sus viajes. ban atravesando “caminos reales” y pueden haber era de hecho de naturaleza funcionado como tales por mucho secundaria. Para el año 1888. los Seler fueron acompañados por un mozo y diferentes cargadores o montaneros indígenas. ni siquiera LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA Kroefges. Los Seler se enteraron de este hecho por la gente local en varias ocasiones. en la ciudad de México. Observaciones etnográficas El primer lugar de prolongada estancia en la Huasteca era el pueblo de Tancanhuitz.

De las pocas fotos y dibujos que han sobrevivido. provenientes de Tanquián (SLP). plasmadas en texto. 1889:134. Los Seler anotaron el primero de marzo del 1888: “En el poblado mismo viven indígenas en diferentes barrios. 1889:134. Los Seler aprovecharon la hospitalidad y el orgullo étnico para realizar un detallado registro gráfico de algunos aspectos musicales tradicionales de la población nahua de Tancanhuitz: “Gracias al juez y al jefe político de Tancanhuitz. Ellos celebran los tiempos antiguos en sus danzas. fotografía y pintura. Subiendo la sierra. mostrando a un señor nahua (Figura 6). De las fotos que Caecilie tomó se han conservado pocas. Peter. Sin embargo. Pero Tancanhuitz brindaba otros aspectos importantes para su viaje. y un grupo tradicional de músicos (Figura 9). de los cuales sacaron moldes. su estancia produjo una de las más tempranas impresiones etnográficas de esta zona. bastante deterioradas. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA 6 . como nos dijeron. porque cuando apenas empezamos de instalar la cámara. traducción del autor). toda la gente se había agregado alrededor de nosotros” (Seler. otro niño en la entrada de su casa (Figura 8). con su tianguis con puestos de comida y mercancías. el mercado y los objetos para la fiesta de la población nahua de Tancanhuitz. y la presencia de indígenas huastecos y nahuas forman parte importante de sus cartas de viaje. hacia la planicie están los huastecos” (Seler. fue dominado por las intensas lluvias. algunos indígenas nos trajeron sus instrumentos musicales y los objetos que usan para sus danzas. Sin embargo. 1889:134). 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. Estos músicos de Tancanhuitz aparentemente explicaron los nombres de sus instrumentos e Kroefges. traducción del autor. traducción del autor). Además. una señora con su niño (Figura 7). las cuales impidieron el desarrollo de un trabajo arqueológico más exhaustivo. el lugar brindaba ricos motivos para la cámara de Caecilie: “Intentamos tomar una foto de las actividades del mercado.encontraron los vestigios arquitectónicos que se reportan hallarse en la base de la iglesia de Tancanhuitz. hacia el sur. ellos siguen cantando El breve episodio de los Seler en Tancanhuitz. 1889:133. Figura 5). los Seler sí vieron algunas esculturas de piedra en posesión privada. pero esto era simplemente imposible. pero no revelan las letras” (Seler. destacan aquellos que muestran la gente. Cozcatlán y Aztlán viven ‘mexicanos’ (nahua). del 22 de febrero hasta el 1 de marzo. sus antiguos cantos. en Huehuetlán. Además. la pareja recibió como obsequio por parte de algunos vecinos una figurilla y varias vasijas (Seler. Las aldeas y ranchos alrededor están exclusivamente habitadas por indígenas. gritan a Moctezoma. Las actividades en el centro de Tancanhuitz.

Seler pintó un teponaztli. En el mismo dibujo aparecen dos objetos que parecen ser algún tipo de sonaja llamadas maoponaztli. que Seler describe como un instrumento que “llevan en las espaldas los hombres quando bailan y gritan a Moctezuma” (español de E. El huehuetl es un tipo de tambor cilíndrico de madera. Seler). quando bailan y gritan a Moctezuma” (español de E. Seler). en la cual se aprecian el huehuetl. copilli”. típico de la Huasteca. 1889:134. El teponaztli es un instrumento de percusión. Caecilie tomó una foto de los músicos (véase Figura 9). (tlacuitl. los Los Seler y la botánica La estancia de los Seler en Tancanhuitz también produjo ricos resultados botánicos. Eduard Seler había sido formado como profesor de biología. señalando que son un machete. que en este caso estaba decorado con las representaciones de genitales femeninos y masculinos en cada extremo (véase Figura 11). los nombres de los demás objetos incluyen “cua” (que proviene de “cuauh-”. La vibración de las lenguas produce un sonido particular. quacuchillo. Según los Seler. importados por Hernán Cortés” (Seler. Seler también dibujó algunos instrumentos que se usan durante la danza de Moctezuma (véase Figura 12). llamado tlacuitle. El copilli se refiere a un tocado cónico. caballito. las secaron profesionalmente y recompilaron información sobre sus características desde el punto de vista de algunos informantes indígenas. cuchillo y culebra de madera. Peter. “un botánico tendría años de trabajo por hacer aquí” (Seler 1889:132. Kroefges. Seler escribe que lo “llevan en la mano los hombres y golpean con el en el suelo. y cada uno de ellos contiene una anotación que refiere a su nombre: “cuamachete. las mujeres del barrio Piaztle bailaban al son de este instrumento. este caballito de madera expresa “la impresión que habían dejado los primeros caballos. Antes de especializarse en las lenguas y culturas americanas. hecho de un tronco hueco de madera. cuamadarachtle. traducción del autor). Según la información en la pintura de Seler. madera). quienes fueron recomendados por el cura de Tancanhuitz (Seler. pero el dibujo representa algo parecido a un escudo redondo (nahuatl: chimalli). Así. que se coloca verticalmente para tocar.indumentaria para las fiestas. De este instrumento. los cuales también fueron dibujados por E. El término cuamadarachtle no es entendible. El dibujo contiene varios objetos. cuacúatl. Se trata de un objeto llamado quacuatl. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA 7 . Como expresan en una de sus cartas. véase Figura 15). Eduard y Caecilie observaron la presencia de muchas especies botánicas durante sus excursiones en la Huasteca. la flauta y un bastón decorado. 1889:139. Entre las indumentarias de la danza destaca un caballito de madera. Otras parafernalias de la fiesta tradicional de los nahuas de Tancanhuitz que Seler pintó eran el cuacúatl y el maoponaztli. “cosa tomada”). véase Figura 13). Seler (véase Figura 10). y particularmente alrededor de Tancanhuitz. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. Los Seler recolectaron muestras de plantas. con aberturas que resultan en lenguas que se golpean.

En los pueblos y aldeas que visitaron. Gente del mercado en Tancanhuitz (IAIK22/6. LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA Fig. los Seler habían obtenido alrededor de 900 piezas arqueológicas. y un tocado con plumas o tzuntecomitl. BMex gu: Tancanhuitz: Märkte 2 [489]). sino recogían sencillamente el material de la superficie. El trabajo arqueológico de los Seler en la Huasteca En campo. el breve episodio de los Seler en Tancanhuitz. constituyen la mayor parte de objetos completos: vasijas. Pero los Seler también buscaban artefactos en los sitios arqueológicos que visitaron. Sin embargo. su estancia produjo una de las más tempranas impresiones etnográficas de esta zona. en muchos casos. fue dominado por las intensas lluvias. A veces aprovechaban cortes en los bancos litorales. figurillas y malacates. además de los regalos personales que ocasionalmente recibieron. Su estrategia para conseguir estas piezas consistía principalmente en la compra. fotografía y pintura. Alemania. plasmadas en texto. donde en su mayoría encontraron fragmentos decorados de cerámica. A pesar de que no se encuentran fotos de objetos en el acervo. entre otros. del 22 de febrero hasta el 1 de marzo. Estas compras. se los vendieron. Por lo regular no excavaban. las cuales fueron enviadas al museo etnológico de Berlín.arqueológicos o en casas particulares (Figura 16). (lit. “objeto con que tapar la cabeza”) (Figura 14). 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. 5. cuales se usaron en la veneración a Moctezoma. sí se reprodujeron algunos dibujos de esculturas encontrados en sitios Kroefges. donde pudieron observar la secuencia de depósitos y así obtener una cronología relativa entre los materiales encontrados. las cuales impidieron el desarrollo de un trabajo arqueológico más exhaustivo. los Seler dibujaban esculturas y preparaban moldes (de papel maché) de las mismas. Peter. los Seler preguntaron por objetos arqueológicos en posesión de los habitantes quienes. En fin. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica 8 . Luego de tres meses de haber radicado en la Sierra y planicie de la Huasteca.

hacia el golfo. Caecilie Seler-Sachs (1916:98) explica la situación de su viaje. traducción del autor). En ésta como en otras ocasiones. En cambio. Fueron considerados como foráneos por los mexica. o los obreros norteamericanos los han vendido o extraviado (Seler-Sachs. el cual habría podido iluminar el pasado oscuro. También en tiempos recientes. debido a la superstición. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. que estaba aumentando en México durante el siglo XIX: La región habitada desde la antigüedad por los huastecos pertenece a aquellos poco iluminados por las fuentes.E. 1916: 98. la cual comunica Tampico con San Luis Potosí. a causa de que los mexica expandieron sus rutas mercantiles. despreciaron el saqueo instigado por los ingenieros “americanos” que vinieron a trabajar en los ferrocarriles alrededor de Tampico y extrajeron artefactos precolombinos hacia los E. los obreros indígenas han destruido ídolos de piedra y vasijas. aunque entraron en contacto con estos tempranamente. Es poco probable que la construcción del ferrocarril no hubiese tocado algún vestigio en una zona tan densamente cubierta con las huellas de antiguos asentamientos. nada de esto se ha publicado. y establecieron colonias a lo Kroefges. Eduard Seler concluye lo siguiente sobre su estancia en la Huasteca: Sería de máximo valor para la arqueología saber más sobre la gente en la zona del Pánuco. que los vestigios fueron destruidos y los restos abandonados. los Seler estaban convencidos de actuar por el bien de la ciencia. A pesar de que los ingenieros seguramente se enfrentaron a alguno que otro buen hallazgo. De cierta manera se puede opinar que este interés aumentaba el saqueo de vestigios en toda el área. Se encontraba lejos del centro y de las conquistas.U. Peter. Probablemente.Arqueología y saqueo Al inicio de su descripción de la colección de la Huasteca. Y lo curioso es que hoy en día -con todas las vías de comunicación modernas. quienes hablan un idioma emparentado de las lenguas mayas. sin que algún señor ingeniero se hubiese dedicado a dibujar un croquis (…) El Estado. sin embargo. protegidas con militares. cuando nosotros pasamos a caballo por las riberas del río Pánuco y sus tributarios. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA 9 . Parece que no les ha importado mucho. Como describen las cartas de viaje de los Seler.esta tierra sigue siendo tan incógnita arqueológicamente como en aquel entonces. que en ese momento ya quedaba 25 años atrás.U. estaba retirado de las vías de comunicación. En aquel entonces. apenas se había comenzado a trazar la vía del ferrocarril. ella hace referencia al saqueo. Sin embargo. hasta hace 25 años. sus actividades de recolección de piezas parecen haber motivado a la juventud en las aldeas a ir a buscar artefactos. tendría que obligar a sus encargados de las construcciones a preparar planos e informes de tales hallazgos.

Una de las ollas muestra una franja azul con Kroefges. Se trata de tres ollas con un engobe blanco y líneas geométricas.410. Según los Seler. además del gran número de vasijas con “típicos rasgos huaxtecos”. Vasijas foráneas de la Huasteca En la colección de los Seler. y por lo tanto sirven como un indicador de la presencia de la cultura nahua en esta parte de la Huasteca. impresionante en su detalle y elocuencia descriptiva. La colección de vasijas refleja el interés en obtener un gran rango de variación decorativa dentro del canon formal que presenta la alfarería prehispánica de la Huasteca (Figura 17). Los pueblos de Pánuco (Ver. En las siguientes secciones quisiera resaltar aquellos objetos cuyos atributos estilísticos. se encuentran unos ejemplares que demuestran unos estilos foráneos. Indígenas de Tancanhuitz. los Seler tenían pocos fundamentos para averiguar la datación de estos objetos. La colección arqueológica de la Huasteca Fig. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler.largo de estas rutas (Eduard Seler. BMex gu: Tancanhuitz: Indianer). Gesammelte Abhandlungen. Tampoco podían tratar exhaustivamente el problema de la asociación étnica con estos objetos. 6.). T. Tanquián (SLP) y Tempoal (Ver. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA 10 . p. La publicación de la colección por Caecilie Seler-Sachs en 1916 es. sin duda. y en la reproducción gráfica de las formas y decoraciones. Sin contar con antecedentes arqueológicos en la región. una figurilla o un malacate. La impresión general que los Seler obtuvieron era que la ejecución más fina y elaborada se encontraba en los sitios de la planicie costera. Indianer (Mexikaner) aus Tancanhuitz (IAIK22/10. de motivos o de material pueden ser identificados como foráneos. éstos provienen probablemente del altiplano central. la caracterización de estilos y sus variantes derivadas.) eran particularmente favorables para la compra de un gran número de objetos y en estos pueblos los Seler gastaron una buena parte de su presupuesto. III. mientras que los ejemplares procedentes de la parte serrana eran generalmente más toscos. traducción del autor). Peter. es decir que según los Seler muestran características típicamente asociadas con el altiplano central de México. De otros lugares obtuvieron -de manera accidentaluna que otra vasija.

como se conoce más de la alfarería del centro-sur de México. igual que una tercera vasija efigie de barro anaranjado. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA 11 . Más notable es la presencia de dos vasijas claramente “mexicanas”. Figurillas. En el pueblo de Tempoal (Ver. Del mismo sitio de El Ojital proviene un elegante jarro pintado. Tafel XIII). Seler-Sachs (1916:115) suponer que los alfareros del centro de México enviaron los productos no tan perfectos a los mercados en las provincias. Una de estas vasijas muestra una elongación bucal que recuerda a las representaciones del dios del viento. Puebla. cerca de Tancanhuitz (véase Seler-Sachs 1916: Tafel IX). ubicación no localizada con precisión).). cuyos soportes tienen la forma de loza escalonada (Seler-Sachs. 26. A Caecilie Seler-Sachs le recuerdan mucho a ejemplares parecidas de Cholula. La elaborada pintura contrasta fuertemente con la ejecución defectuosa de la vasija misma: el cajete no está bien colocado encima del pedestal. 1916: Tafel VIII-5).contornos rojos. silbatos y sellos con rasgos foráneos La colección de figurillas y de fragmentos de éstas incluye unos ejemplares con atributos típicos del altiplano central. Caecilie Seler-Sachs anota que esta composición de colores y diseños no era común en la alfarería huaxteca (Seler-Sachs 1916. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. Peter. Según C. los Seler adquirieron dos pequeñas vasijas antropomorfas que también muestran rasgos foráneos y una pasta negra pulida. la forma de su vertedera asemeja ejemplares de la Mixteca Alta (Figura 19). que presenta un engobe rojo bruñido. Mujer indígena (mexicana) de Tancanhuitz. Mientras que las cabezas de la planicie del Golfo típicamente muestran un peinado en Fig. BMex gu: Tancanhuitz: Indianer 2 [494]). Otra vasija con rasgos diagnósticos para la alfarería del altiplano central es un cajete trípode. Seler-Sachs. que fue obtenido de Coxcatlán. Una es un cajete con pedestal que contiene pintura policroma y cuyo diseño con elementos solares representa claramente el llamado estilo MixtecaPuebla. 7. Ehecatl o Quetzalcoatl (SelerSachs 1916: 116). Esta observación deja a C. Indianerin (Mexikanerin) aus Tancanhuitz (IAIK22/11. Kroefges. del periodo Postclásico tardío (Figura 18). o sea del centro de México. encontradas en el sitio de Ojital (al norte de Aquismón. Fig.

Otro objeto posiblemente foráneo muestra el tocado típicamente asociado con Tlaloc. los Seler solamente encontraron ejemplares pequeños. los más pequeños para hilar algodón y los más grandes para hilar fibra del maguey. Del pueblo de Tempoal provienen dos cabecitas que aparentemente pertenecían a figurillas acostadas en cunas o camas. 44a. como se ha reconocido en Teotitlán del Camino. 1916: Fig. los cuales fueron usados para imprimir motivos con pintura en cualquier superficie.forma de turban. semiesféricos o de silueta compuesta estaban colocados en los palitos con los cuales se hilaba la fibra para producir textiles. aunque —según C. Esta observación es significante. Seler-Sachs anota que es un total de 148 malacates. De los seis sellos de cerámica. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. Parecido al estilo de Cholula es la representación de un hombre con barba. ya que un estudio LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA Kroefges. una frente ancha y una representación tripartita de los ojos. Figura 20 en este artículo). En la Huasteca. figurillas y malacates podría revelar la existencia o falta de un claro patrón entre identidad étnica y cultura material. uno demuestra una iconografía que según C. La comparación más sistemática de artefactos tan diagnósticos como las vajillas. Peter. Sin embargo. Seler-Sachs señala que la forma cónica alta o fitomorfa de los malacates encontrados difiere de los que se conocen del Altiplano. los mejor elaborados muestran un estilo que les recuerda al de Cholula. donde abundaba el algodón. Puebla.). así que estos objetos no nos permiten identificar algún patrón en la distribución de los diseños en asociación a su contexto geográfico o étnico. Malacates Estos pedazos cónicos. otros ejemplares se distinguen como de los valles centrales de México por su tocado de franjas horizontales y lateralmente colgantes (véase Seler-Sachs. Seler-Sachs indica su semejanza con objetos de Colima. entre los 900 objetos coleccionados. donde predomina la forma semiesférica aplastada. y de la importancia de la producción de textiles. los Seler no han registrado la proveniencia de muchos de ellos. 1916:126. Seler-Sachs refleja un motivo muy común en el Altiplano: es una cabeza con una boca alargada y curva (Seler-Sachs. C. Fue encontrado en Pánuco (Ver. SelerSachs— muestran claramente un estilo del altiplano central (Seler-Sachs. 1916:126). C. Entre los silbatos efigies que adquirieron los Seler. la cual puede haber sido la terminación del mango de un sahumador. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica 12 . llevando una venda doblada en su frente. Lamentablemente no contamos con una exacta ubicación de la proveniencia de estas figurillas. el sitio más lejano de la zona nahua de la Huasteca dentro del recorrido de los Seler. C. Tafel XIX-6). un indicador de la gran frecuencia de este tipo de producto en la cultura material en la Huasteca. muchos de ellos con llamativos diseños de impresión.

escultura. arqueológico acerca la diferenciación étnica entre poblados huastecos y nahuas habría podido tomar los estilos de malacates como un indicador diagnóstico de tal diferenciación. Con base en lo que podemos observar. huasteco. sino son productos del comercio interregional. (IAIK22/9. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. (2) Los objetos estilísticamente asociados con el altiplano. ¿concurre con la aparición de la cultura material del altiplano posclásico -acaso vinculado con la expansión imperialista de la triple alianza azteca-. o son adopciones locales de estilos foráneos? Los objetos típicos de altiplano recolectados por los Seler parecen ser casos aislados y frecuentemente fueron hechos de materiales foráneos a la Huasteca. parece que la expansión de grupos nahuas en la Huasteca y la política imperialista de la triple alianza fueron dos procesos separados. Seler-Sachs (1916:132) comenta. Por lo tanto es probable que fueran llevados desde lejos. parece que no se trata de una política colonialista programada desde un centro imperialista. Asociar una identidad etnolingüística con la cultura material sigue siendo un enorme desafío para la arqueología. (3) La presencia de grupos nahuas en la Huasteca. un estudio de tal carácter hubiera requerido una recolección más sistemática. formando un continuo hasta la cuenca de México. etc. en conjunto con las técnicas de la lingüística histórica (glotocronología) podremos averiguar esta pregunta. No obstante. por lo pronto. Solamente con trabajos arqueológicos más sistemáticos e cronológicamente precisos en las áreas de contacto. BMex ha: Kinder 3 [492]). Peter. ¿reflejan una intrusión de poblaciones nahuas. como C. etc. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA 13 .Conclusiones Hay que señalar que todavía persisten algunas dudas relacionadas con la presencia nahua en la llamada Huasteca. o datan de fechas anteriores? Considerando la vasta distribución de poblaciones nahuas hacia el sur de Huasteca. 8. y su limitada cantidad sugiere que no acompañaron alguna colonización nahua a la zona. Estas dudas conciernen los siguientes asuntos. malacates. Kroefges. Fig. trato de proporcionar algunas hipótesis que aún quedan por ser evaluadas mediante investigaciones más enfocadas a estos temas: (1) ¿Existe una relación directa entre la cultura material (estilos de vajilla. son mercancías de intercambio mercantil.) y la identidad etno-lingüística (nahua.) o hasta qué grado hubo un sincretismo cultural entre ambos grupos? Datos arqueológicos y lingüísticos indican que las diferencias étnicas pueden ser borrosas en cuanto al uso de estilos y de lenguaje. Niños.

desde los municipios de Tancanhuitz. Mientras tanto. Stresser-Peán. los más septentrionales hasta el momento conocidos. por Huejutla. rodeados por poblaciones huastecas y nahuas. Mexicanos de Tancanhuitz con huehuetl y flauta (IAIK22/7 BMex gv: Tancanhuitz: Musikinstrumente 1 [490]). 1978. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica 14 . A pesar de que muchos estudiosos de la Huasteca hayan reconocido el trabajo de los Seler como pionero. la laguna de Tamiahua y del río Pánuco (véanse los trabajos de Ekholm. figurillas y malacates podría revelar la existencia o falta de un claro patrón entre identidad étnica y cultura material. Peter. el enfoque investigativo subsiguiente ha insistido en conocer el desarrollo de la cultura “pura” huaxteca. ambos en Berlín. Ochoa. así como la autorización para usarlas en este artículo. o el de Yahualica-. 9. Merino Carrión y García Cook. Tampico. Grandes proyectos han sido realizados en la planicie alrededor de Tamuín. En estas zonas fronterizas podremos estudiar sitios como el del antiguo asentamiento entre los ríos Tambaque y Garita -que posiblemente pueden ser Agradecimiento El autor reconoce la amable cooperación del Instituto Iberoamericano y el Museo Botánico. las cartas de viaje de los Seler y sus subsecuentes publicaciones son una muestra de la fascinación que esta región tan compleja todavía puede ejercer sobre los futuras exploraciones arqueológicas de la Huasteca. Mexikaner aus Tancanhuitz mit huehuetl und Flöte. 1942. será necesario conducir trabajos sistemáticos en las partes étnicamente más ambiguas. Aquismón y Xilitla en San Luis Potosí. 1979). También un estudio comparativo más sistemático de artefactos tan diagnósticos como las vajillas. Alemania. 1944. donde los mexica aparentemente habían instalado puntos de administración imperial. Para aclarar las dudas mencionadas. es decir. sin embargo. Fig. 2005. 1987.identificados como el antiguo señorío Oxitipa. Sobre todo se agradece al Dr. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. Meade. Gregor Wolf del Instituto Iberoamericano por haber brindado las reproducciones de las imágenes. hacia el sur. en el estado de Hidalgo. LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA Kroefges. Sanders.

10 Tlapitzalli. de los Indios Mexicanos del barrio llamado Piaztle. quando bailan y gritan a Moctezuma. Peter. copilli. cuamadarachtle. 14 Tocado con plumaje (IAIK22/13 I). BMex fm: Pflanzen 1). 12 Cuacuatl. Ed. Tlacoitle. Llevan en las espaldas los hombres quando bailan gritan a Moctezuma. Figura. Municipio de Tancanhuitz. BMex wr: Musikinstrumente 1). Figura. 15 Pinturas de Plantas (IAI  K22/12. (IAI  K22/15 I. (IAI  K22/13 II. San Luis Potosí. Bmex gu:Tancanhuitz Feste 1). quacuchillo. 11 Teponaztli de los Indios del barrio llamado Piaztle. caballito.Figura. Llevan en la mano los hombres y golpean con el en el suelo. BMex gu: Tancanhuitz: Feste 2). Figura. Bailan con el las mujeres (IAI  K22/15 II. Maoponaztli. 12 13 14 15 Kroefges. 13 Baile del Caballito. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. cuacuatl. Figura. Anotaciones: cuamachete. Tancanhuitz. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA 15 . (IAI  K22/14. 10 11 Figura. BMex wr: Musikinstrumente 1). pito mexicano.

28. derecha positivo. Figura 18. 7. Vasija efigie con dos caras. Selección de malacates de cerámica.Figura 16. Figura 21. Figura 20. 29. de Palachó. Dibujo modificado de Seler Sachs 1916: Fig. Dibujo modificado de Seler 1889:146. Motivo solar al estilo mixtecaPuebla. Sellos de cerámica. Jarro pintado de Ojital. en el cajete policromo de Ojital. Postclásico tardío. 20 21 16 18 y 19 17 Kroefges. Esculturas de piedra. Puente y Tanquián. Pánuco. Dibujo modificado de SelerSachs 1916: Fig. 44. postclásico tardío. Dibujo modificado de SelerSachs 1916: Fig. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA 16 . característico del centrosur de México. Dibujo modificado de SelerSachs 1916: Tafel B. Figura 19. Figura 17. Peter. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. Dibujo modificado de SelerSachs 1916: Fig. dibujadas por Eduard Seler en campo. Primera y segunda fila: izquierda: negativo.

Beiträge zur Völkerkunde. México (D. Serie Antropológica 26. 451-459. Traducido del alemán por G. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA 17 . Verlagsbuchhandlung. Leipzig y Berlín. Peter.Bibliografia Ekholm. Berlín. Vol. Ochoa. 1916 Die Huaxteca-Sammlung des königlichen Museums für Völkerkunde zu Berlin. Stresser-Péan 2005 Tamtok. part V. y Seler-Sachs. C. Gobiero del Estado de San Luis Potosí. New York. Archaeological Survey and Excavation. Mexico. Ferd. 1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler. Por Seler.) 2003 Eduard y Caecilie Seler. sistematización de los estudios americanistas y sus repercusiones. Merino Carrión.). 1889 Reisebriefe aus Mexiko. Editorial Cossío. Gesammelt von Eduard und Caecilie Seler im Jahre 1888. 1979 Historia prehispánica de la Huaxteca. B. W. G. Teubner. INAH. 2008 Cartas de viaje desde México. 1908 Gesammelte Abhandlungen zur amerikanischen Sprach. y A. Sitio arqueológico huasteco. 1942 La Huasteca: época antigua. Dümmler México. Band V. CONACULTA. UNAM-IIA. 1978 The Lowland Huasteca. Seler. México. G. García Cook 1987 “Proyecto Arqueológico Huasteca”. von Hanffstengel. Druck und Verlag von B. Kroefges. Fomento de Cultura Banamex. CEMCA. C. H.F. Secretaría de Cultura. 1888 “Die alten Ansiedelungen im Gebiete der Huaxteca”. México. UNAM. 1944 Excavations at Tampico and Pánuco in the Huasteca. Columbia. Bearbeitet von Caecilie Seler 1913. L. Baessler-Archiv. The Museum of Anthropology. y C. Arqueología 1. y C. Anthropological Papers of the American Museum of Natural History. II. G. Band 3.L. Tercero Vasconcelos (eds. Álvarez García. F. Stresser-Péan. E. Sanders. J. CONACULTA-INAH/IIIGM/Eón. 1957 Field Season. Zeitschrift für Ethnologie XX. vol XXXVIII. E. 31-72. University of Missouri-Columbia. R.und Alterthumskunde. T. Berlín. Behrend & Co. Meade. Seler-Sachs.

México D.F. .). en Anuschka van ´t Hooft (prod.LENGUA Y C U LT U R A NAHUA DE LA HUASTECA Para citar este artículo: Kroefges. 17 pp. Lengua y Cultura Nahua de la Huasteca [DVD Multimedia]. CCSYH-UASLP/Linguapax/CIGA-UNAM. Peter (2012). “1888: La Huasteca según Eduard y Caecilie Seler.. pioneros en su exploración arqueológica y etnográfica”.