P. 1
Principio Pro Homine

Principio Pro Homine

|Views: 41|Likes:

More info:

Published by: Carmen Soraya Rello Pineda on Jun 17, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/09/2014

pdf

text

original

PRINCIPIO PRO HOMINE Es la interpretación de tratados de derechos humanos individualidad de los derechos humanos, núcleo duro de derechos humanos

. La interpretación de un tratado debe entenderse como la reflexión o el razonamiento que se hace para determinar su sentido. Cuando se habla de la incorporación de los instrumentos internacionales en general y de los tratados de derechos humanos en particular, debe analizarse si el Estado en cuestión ha adoptado una posición dualista o monista respecto a la relación entre ordenamiento jurídico internacional y ordenamiento jurídico interno. Sistema dualista; es cuando el ordenamiento jurídico internacional y el ordenamiento jurídico interno, son dos sistemas jurídicos separados; esto es para que una norma de fuente internacional pudiera tener algún valor en el ordenamiento interno de un país, es necesario un expreso acto de transformación legislativa, esto es, una ley que “rescriba” el contenido de la norma internacional, siguiendo el procedimiento interno establecido para la aprobación de leyes. Sistema monista; ambos ordenamientos jurídicos, el interno y el internacional, se interconectan y se constituyen en un único sistema jurídico estrechamente relacionado, donde los tratados internacionales se incorporan de forma automática, luego de haber sido ratificados soberanamente por los Estados, y por ende, también se constituyen en normas de aplicación inmediata para los tribunales nacionales. Asimismo se ha expresado que el estatus de los tratados en el ordenamiento interno está determinado por dos técnicas constitucionales diferentes, que corresponden a los sistemas enunciados anteriormente, la de la incorporación legislativa y la de la incorporación automática. Algunos países requieren que, además de la ratificación exista otro acto legislativo que cree la norma en el orden nacional nuevamente, y distinguen dicho acto legislativo con el de la ratificación. Esta es la técnica seguida por el Reino Unido, los países de Commonwealth y los países escandinavos. En la actualidad, la mayoría de las constituciones latinoamericanas han adoptado la posición monista con leves oscilaciones que van desde la regulación expresa hasta el más absoluto silencio. La mayoría de las constituciones nacionales de las Américas, disponen expresamente que el derecho internacional de los derechos humanos o el derecho internacional, forma parte del derecho del Estado. Según los lineamientos de varios juristas reconocidos y diversos estudios, se puede afirmar que las constituciones nacionales de los países americanos incorporan y jerarquizan los instrumentos internacionales de cuatro maneras diferentes: 1.- Supraconstitucional.- en estos sistemas, los tratados internacionales de derechos humanos prevalecen por encima de la constitución nacional, debido a que son los propios textos constitucionales los que disponen tal solución. Esto hace que los tratados rijan aun oponiéndose a la propia Constitución; como ejemplo las constituciones de Guatemala, la de Honduras y la nueva constitución de Venezuela. 2.- Constitucional.- con este modelo, las constituciones nacionales colocan los tratados internacionales de derechos humanos en la misma jerarquía normativa de constitución. Es esta la que concede a los tratados el rango constitucional, el máximo rango dentro del ordenamiento jurídico interno de un país; por ejemplo las Constituciones de Argentina y Brasil.

contenidas en su artículo 29 así: Normas de interpretación Ninguna disposición de la presente Convección puede ser interpretada en el sentido de: a.Supralegal. éste no puede convertirse en un comodín con el cual se extiendan los compromisos de los estados parte en los tratados internacionales. Está constituido por las normas positivas de interpretación del pacto internacional de Derechos Civiles y Políticos y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos: multiplicidad de elementos para la correcta aplicación. en su artículo 5 dice: 1. Por su parte.No podrá admitirse restricción o menoscabo de ninguno de los derechos humanos fundamentales reconocidos o vigentes en un Estado. porque se hallan por debajo de esta. las legislaciones nacionales fueron adoptándolos para la aplicación de sus normas. reglamentos o costumbres. Ecuador.. en la medida en que deben preferir por parte del intérprete.permitir a alguno de los estados parte. 2.Legal. Por su parte la CADH diseñó también normas interpretativas. 4. nuevos retos interpretativos aparecen con el desarrollo del derecho occidental. grupo o individuo para emprender actividades o realizar actos encaminados a la destrucción de cualquiera de los derechos y libertades reconocidos en el Pacto o a su limitación en mayor medida que la prevista en él. en su carácter de norma jurídica. El Salvador. En este sentido..se conoce cuando la Constitución dispone que los tratados internacionales de derechos humanos tienen el mismo rango que la ley interna. Se debe entender que a lo largo del siglo XIX.o subconstitucional de primer grado. convenciones. los ejemplos que podrían considerarse serían los de la Constitución de los Estados Unidos de América. Estos son el Pacto Internacional de Derechos Civiles (PIDCP) y Políticos y la Convención Americana sobre derechos humanos (CADH). hay que dirigirse primero a las normas especiales de interpretación que contienen estos cuerpos normativos. Colombia o Paraguay. aplicado a una norma específica: las cláusulas de suspensión de derechos contenidas en los dos más importantes tratados de derechos civiles y políticos ratificados por Colombia. so pretexto de que el presente Pacto no los reconoce o los reconoce en menor grado. en la medida que el derecho lentamente abandona el plano interno como exclusivo en materia de fuentes. Sin embargo. grupo o persona suprimir el goce y ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en la Convención o limitarlos en mayor medida que la prevista en ella.. para trasladarse al plano de los tratados o convenios internacionales. pero si prevalecen sobre las leyes nacionales.3. El principio pro homine se analiza como principio interpretativo en la disciplina del derecho internacional de los derechos humanos.. El principio pro homine se eleva como la herramienta fundamental para la correcta aplicación de estas normas. en el cual cada escuela o autor pretendía postular el método más completo y eficaz. Así pues el PIDCP. los tratados internacionales de derechos humanos no pueden modificar la constitución. En ese sentido. los distintos métodos de interpretación fueron planteados en un escenario de contienda científica.. ejemplo como los de Costa Rica. . Estas normas son objeto de interpretación con el mismo propósito que las del orden interno. de Uruguay y. posiblemente de México.. aunque este último tiene un fallo interpretativo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que la colocaría en el grupo anterior. Los tratados internacionales de derechos humanos.Ninguna disposición del presente Pacto podrá ser interpretada en el sentido de conceder derecho alguno a un Estado. sin embargo.. Parte en virtud de leyes. deben ser interpretados para su correcta aplicación.

. siempre que tales disposiciones no sean incompatibles con las demás obligaciones que les impone el derecho internacional y no entrañen sexo. incluidos su preámbulo y anexos: a) todo acuerdo que se refiera al tratado y haya sido concretado entre todas las partes con motivo de la celebración del tratado. c.. 2. contenido en la Convención de Viena sobre derecho de los tratados (CVDT O Convención de Viena).limitar el goce y el ejercicio de cualquier derecho o libertad que pueda estar reconocido de acuerdo con las leyes de cualquiera de los estados parte o de acuerdo con otra convención en que sea parte uno de dichos estados. El principio pro homine irriga todo el cuerpo normativo de derecho humanos y éste se ajustará a las llamadas cláusulas de suspensión de derechos contenidas en el PIDCP y en la CADH. de las disposiciones cuya aplicación haya suspendido y de los motivos que hayan suscitado la suspensión. b) toda práctica ulteriormente seguida en la aplicación del tratado por la cual conste el acuerdo de las partes acerca de la interpretación del tratado. c) toda forma pertinente de derecho internacional aplicable en las relaciones entre las partes. por conducto del secretario general de las Naciones Unidas... en la medida y por el tiempo estrictamente limitados a las exigencias de la situación. Artículo 27. de peligro público o de otra emergencia que amenace la independencia o seguridad del Estado parte. el cual impone normas de interpretación de los instrumentos internacionales. los estados parte en el presente Pacto podrán adoptar disposiciones que. el pacto en su artículo 4 señala: 1.En caso de guerra. 4.Juntamente con el contexto. tanto el PIDCP como la CADH. Por su calidad de normas convencionales de derecho internacional.Todo Estado parte en el presente Pacto que haga uso del derecho de suspensión deberá informar inmediatamente a los demás estados parte en el presente Pacto. siempre que tales disposiciones no sean incompatibles con las demás obligaciones que les impone el derecho internacional y no .. además del texto.Se dará a un término un sentido especial si consta que tal fue la intención de las partes. 3.b. idioma. El contexto comprenderá. a la sazón: Interpretación de los tratados: 1.excluir o limitar el efecto que puedan producir la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre y otros actos internacionales de la misma naturaleza.Un tratado deberá interpretarse de buena fe conforme al sentido corriente que haya de atribuirse a los términos del tratado en el contexto de éstos y teniendo en cuenta su objeto y fin. habrá de tenerse en cuenta: a) todo acuerdo ulterior entre las partes acerca de la interpretación del tratado o de la aplicación de sus disposiciones.Suspensión de garantías 1.....En situaciones excepcionales que pongan en peligro la vida de la nación y cuya existencia haya sido proclamada oficialmente.Para los efectos de la interpretación de un tratado.excluir otros derechos y garantías que son inherentes al ser humano o que se derivan de la forma democrática representativa de gobierno. b) todo instrumento formulado por una o más partes con motivo de la celebración del tratado y aceptado por las demás como instrumento referente al tratado.. Se hará una nueva comunicación por el mismo conducto en la fecha en que haya dado por terminada tal suspensión.. suspendan las obligaciones contraídas en virtud de este Pacto. suspendan las obligaciones contraídas en virtud de esta Convención. éste podrá adoptar disposiciones que. 2. están sometidos el régimen del derecho de los tratados. y d. religión u origen social. en la medida estrictamente limitada a las exigencias de la situación.

incluidos en el propio tratado. están dotados de mecanismos específicos de supervisión… De igual forma. reconoce. cumpliendo con unos requisitos detallados.. sin enlazar el principio pro homine a una norma particular de la CADH.. En su voto separado el juez Piza Escalante en la Opinión Consultiva. estableciendo que ninguna disposición de la misma puede ser interpretada en el sentido de permitir a alguno de los Estados Partes. color. ni de las garantías judiciales indispensables para la protección de tales derechos. considera y reitera la necesidad de proteger. 18 (Derechos al nombre).La disposición precedente no autoriza la suspensión de los derechos determinados en los siguientes artículos 3 (Derecho al reconocimiento de la personalidad jurídica). los derechos humanos de forma preferente. a favor de las personas que habiten los estados signatarios de la Convención. por actos. 12 (Libertad de conciencia y de religión). Argumentando el artículo 29 de la CADH. hechos u omisiones imputables a un Estado parte. hace uso del principio pro homine aunque no utilice esta denominación. por ser una norma de carácter restrictivo para los estados. De tal forma se ve como en determinadas situaciones de alteración de la normalidad. También de la CADH. También se ha usado el Principio pro homine en la Convención de Viena con respecto a cuáles son las garantías a las que se refiere el art.entrañen discriminación alguna fundada en motivos de raza.Todo Estado parte que haga uso del derecho de suspensión deberá informar inmediatamente a los demás estados parte en la presente Convención. es decir. 20 (Derecho a la nacionalidad). y 23 (Derechos políticos). 17 (Protección a la familia). 27.2 es decir. en el cual se denunció la figura de los senadores vitalicios por ser contraria al principio de igualdad. 4 (Derecho a la vida). de las disposiciones cuya aplicación haya suspendido. Chile. De la misma manera la CADH en su preámbulo reafirma. respondiendo a la petición del Estado respecto de un retiro de la aceptación de la competencia de la Corte (art. 3. De esa manera se puede afirmar que el objeto y fin del PIDCP es la protección y el respeto de los derechos que emanan de la dignidad de la persona humana. el Estado se puede sustraer de ciertas obligaciones internacionales. así como los demás tratados de derechos humanos. sexo. en el ámbito interamericano. no se amplía el listado. Tal como lo ha dicho la Corte Internacional de Derechos Humanos (CrDH o la Corte): o sea que aparte de acontecer en la realidad. que son quienes adoptaron los compromisos internacionales al suscribir los tratados. suprimir el goce y ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en la Convención o limitarlos en mayor medida que la prevista en ella. se inspiran en valores comunes superiores (centrados en el ser humano). sean legítimas. la Corte en el caso Ivcher Bronstein contra Perú. que se encuentran definidas por los tratados. los estados de excepción deben ser proclamados mediante un procedimiento específico para que las limitaciones a los derechos autorizadas.14 CADH). pero sí el reconocimiento directo dentro del art. 6(Prohibición de la esclavitud y servidumbre). Ya en desarrollo de su competencia contenciosa. 62. 2. 9(Principio de legalidad y de retroactividad). 5 (Derecho a la integridad personal). en el caso Andrés Aylwin Azócar y otros vs. nunca se entiende éste como enunciativo. 29 CADH. por conducto del secretario general de la Organización de los Estados Americanos. idioma. religión u origen social. . la CIDH aplicó la regla pro homine de interpretación para responder los alegatos de Estado de la siguiente manera: dice entre otras cosas que el sistema previsto en la Convención Americana está destinado a la protección de personas humanas frente a las violaciones a sus derechos consagrados en dicho instrumento. 19 (Derechos del niño). sino que. de los motivos que hayan suscitado la suspensión y de la fecha en que haya dado por terminada tal suspensión. utilizó el principio pro homine para proscribir las limitaciones directas al derecho de libre expresión.

como el pro homine. en los medios probatorios y sobre todo. se ha incluido a través de la interpretación de “buena fe”. fiscales. y por último. La consecuencia no puede ser otra que la de factibilidad de aplicación. alianzas y compromisos estratégicos con jueces. ha sido invocado por diferentes vías. La aplicación del principio pro homine como norma de interpretación de los tratados de derechos humanos. la aplicación armónica y efectiva del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho nacional. Con esto se busca hacer consensos. se ha vinculado a las normas interpretativas que los mismos tratados de derechos humanos contienen. La consecuencia insoslayable de la incorporación de un tratado de derechos humanos autoejecutable. permite exigir desde el inicio y durante todo el procedimiento. contenciosas y provisionales). que cumplen un rol estratégico desde adentro del procedimiento judicial. involucrados en las investigaciones. según el objeto y fin del tratado. A ello cabe agregar principios propios del derecho internacional de los derechos humanos. así: por una parte ha sido llamado como principio general de derecho. por parte del Comité del Pacto (a través de sus Observaciones generales) y del CrIDH (en ejercicio de sus funciones consultivas. en la proposición de los argumentos jurídicos. es una garantía para la protección y promoción de los derechos protegidos en estos instrumentos. es su vocación de aplicabilidad y la correspondiente obligación de los jueces para que los tengan en cuenta cuando corresponde su aplicación directa. por otra. . El uso del principio pro homine como recurso interpretativo del Pacto y de la Convención. “Coadyuvantes”. defensores y en general con autoridades gubernamentales. y por lo tanto no es viable adicional más derechos de imposible limitación. Las experiencias de abogados defensores de derechos humanos que actúan como “querellantes adhesivos”.este listado se entiende taxativo. que representan otra herramienta hermenéutica de creación nacional e internacional de aceptación doctrinaria especializada y que los jueces no pueden ni deberían desconocer. además de constituirse en una fuente de interpretación obligatoria para las propias normas nacionales de derechos humanos.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->