P. 1
Barriga-La Antigona de Hegel

Barriga-La Antigona de Hegel

|Views: 19|Likes:
Publicado porLaura Sanchez

More info:

Published by: Laura Sanchez on Jun 15, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/03/2014

pdf

text

original

La Antígona de Hegel: consecuencias interpretativas de la crítica feminista

Mitsy Barriga Ramos

El trabajo de Hegel ha sido leído desde perspectivas muy distintas. Estas perspectivas han expuesto y criticado variada y ampliamente los diversos puntos de vista del tan extenso sistema hegeliano. La relectura de Hegel, que motiva este breve ensayo, centrará su atención en la interpretación de Hegel de la Antígona de Sófocles propuesta en la Fenomenología del Espíritu1 y en su repercusión en la crítica feminista. A pesar de que Hegel escribió muy poco sobre la mujer, sus acotaciones promovieron la división de género asignándole a la mujer un lugar dentro del cuidado del hogar. En este sentido, cabe destacar, que la visión de Hegel respondía a los modelos establecidos desde la ideología emergente de su tiempo: la Revolución Francesa. La mujer, en este contexto, se hallaba ligada al amor y a la familia y simultáneamente era excluida del proceso democrático emergente. Si bien a primera vista la posición de Hegel pareciera ofrecer muy poco a la concepción de la mujer y hasta podría ser considerado como un enfoque fácil de desacreditar, desmitificar y descartar, desde Simone de Beauvoir, Hegel ha jugado un papel muy importante para el desarrollo y construcción de la filosofía feminista. Sea que rechazan o que se apropian de la filosofía hegeliana, las lecturas feministas están relacionadas primariamente con el uso de su trabajo para el desarrollo de sus respectivos proyectos. Al hacer esto, la obra de Hegel se muestra como portadora de innumerables e inexploradas posibilidades interpretativas que la tradición no había tomado en cuenta. Las pensadoras feministas llevan a cabo esta nueva re-lectura desde dos modos predominantes. En primer lugar, reorientan la atención a ciertos pasajes de los textos hegelianos, en particular, se centran en la “lucha por el reconocimiento” en la Fenomenología, en la interpretación de Antígona también en la Fenomenología y en la Estética, en las discusiones sobre la diferencia sexual en la Filosofía de la Naturaleza y en la división del trabajo en la Filosofía del Derecho. En segundo lugar, se centran en el significado y las implicancias que trae consigo la fenomenología y la lógica hegeliana como modos de investigación filosófica.                                                             
1

 Hegel, G.W.F : Fenomelogía del espíritu, México, FCE, 2008 

.F. P. Desde estas tres feministas se exploran las críticas a Hegel y sus implicaciones en lo que significa ser-convertirse en mujer. la de la familia y la de la ciudad. de otro. preguntas interesantes en torno a la relación entre el feminismo y la filosofía hegeliana. se conoce a sí misma como algo único. naturaleza. Finalmente se explorarán las críticas inmanentes de las filósofas antes mencionadas y los problemas que surgen de sus interpretaciones.   P 95  3  G. Bloomington. la individualidad singular vale. La dialéctica que descubre Hegel en la obra de Sófocles es clave para comprender el conflicto que presenta la oposición entre Creonte y Antígona ya que enfatiza este enfrentamiento y                                                              2 Dennis J. He elegido a estas tres autoras por la trayectoria alternativa que presentan de la filosofía feminista y.El presente ensayo parte de la discusión y los debates en torno a la figura y el rol de Antígona en la Fenomenología para dar cuenta del significado político y ético que ella brinda al feminismo. mujer y vida ética para comprender la gama de puntos de vista que se han generado en torno a los usos que Hegel les da en sus sistema y cómo han operado en las filosofías feministas de Patricia Mills. 1. por proponer. 2008.”3 La presentación de este espíritu ético en la Fenomenología implica la presentación de dos totalidades espirituales.2 Esta conciencia. Seguidamente se pondrán de manifiesto los disturbios que ocasionan las distinciones entre naturaleza y espíritu y las contradicciones que presenta la representación de la mujer en la Fenomenología. solamente como voluntad universal y. no ha obtenido lo que Hegel llama individualidad singular: “en este reino. Aquello que comienza como una crítica a Hegel termina convirtiéndose en una proliferación de argumentos sobre Hegel y el pensamiento feminista.E. donde necesita de su voluntad para cambiar. se destacarán los conceptos de espíritu. La conciencia. Schmidt: On Germans & other Greeks : tragedy and ethical life: Indiana University Press. tragedia. al igual que Beauvoir. Antígona en la Fenomenología del espíritu: la lectura de Hegel La lectura de Antígona se inserta en la Fenomenología cuando la conciencia se encuentra en un estadio avanzado. c2001. de un lado.W. habiendo encontrado a la razón y a la muerte. Luce Irigaray y Judith Butler. El hecho trastorna la organización quieta y el movimiento estable del mundo ético. Para ello. Esta importante oposición es la de ley humana y ley divina y es la misma que existe entre la naturaleza masculina y la naturaleza femenina.273  . y el hecho es el sí mismo real. Todavía no se ha producido ningún hecho. en este punto.  F. Hegel: Fenomenología del espíritu. estado. hombre. como sangre de familia. México.C.

254. leyes que el hombre ha creado a su alrededor. la del saber y el no saber. no se refiere a una obra humana. sino que expresa la inmediatez del elemento sustancial que solamente es. el fin del régimen municipal y de la bella totalidad que es espíritu se esforzará siempre por restaurar en su historia. pero que debía desaparecer porque era solamente el espíritu verdadero. de la sustancia transformada en necesidad y no el ilusorio saber de un derecho que arrastraba al individuo como carácter. haciendo de ella el patrimonio y 4                                                               Íbid. que es una ley positiva. por la feminidad.  . La mujer. En Antígona. transforma su actividad universal en una obra de este individuo determinado e invierte la propiedad universal del Estado. pero la ley de la mujer es aquella que se esconde. lo universal sale de la familia. A la luz de estas oposiciones es que Hegel podrá analizar la decadencia y disolución de la esencia ética en general. 4 Del choque del pathos tanto de Antígona como de Creonte nacerá el derecho omnipotente de lo real ético. sino de siempre. es la dueña de la casa y la mantenedora de la ley divina. Ya que la ley humana es presidida por la virilidad. P. él es quien se eleva a la ley humana. Esta cita es muy importante: “Esta feminidad –la eterna ironía de la comunidad. constituyen las dos esencias del espíritu antiguo se oponen de acuerdo con su contenido. como lo requiere su propia naturaleza no es una ley positiva. también la hay en los dioses de la ciudad y en las leyes. Su ley. no se muestra en la apertura de lo mostrado. La ley humana es la ley del día. una ley escrita. Se trata de pasar de la oposición del contenido –potencias del mundo ético simbolizadas por Antígona y Creonte. y nadie sabe cuándo ha aparecido”. Si hay divinidad en los dioses de la casa.altera por medio de la intriga el fin universal del gobierno en un fin privado. él edifica la ciudad y halla en ella su esencia autoconsciente. según Hegel. la ley divina. Como se vio en el párrafo anterior. Esta Offenbarung (revelación) sólo es producido por el hombre. La polarización simplemente fenomenaliza la auto-escisión de lo Absoluto. pero entra en conflicto con ella. el espíritu inmediato. pública. Según la Antígona de Sófocles citada por Hegel en la Fenomenología: “No de hoy ni de ayer. las dos leyes que.la tensión entre individuo y Estado: el conflicto que forma parte de las bases de la eticidad o sustancia ética.a una oposición formal inherente a toda subconsciencia. ya que es conocida. el gobierno. visible y universal: no se ocupa de regular a la familia sino a la ciudad-estado. y la familia. Este derecho vive. bajo guardia femenina. El hombre es expuesto por Hegel como el medio sustancial de la familia. sin embargo.

 P.   Irigaray. se trata de un conflicto entre dos planos del ser. Para Mills. Ithaca. La exclusión de la mujer en el esquema hegeliano Las argumentaciones feministas de la Antígona hegeliana que he considerado en el presente ensayo son las de Patricia Mills tratados en su obra Hegel´s Antigone7. La oposición de los poderes éticos entre sí. y el proceso por el cual las individualidades promulgan estos poderes en la vida y obra llegan a su fin en la medida en que ambas partes se sometan a la misma destrucción. El resultado de este conflicto dialéctico es la desaparición de ambas individualidades. lo que se erige es la universalidad en detrimento de los individuos. y es el rol de lo femenino. Mills reclama que el énfasis que pone Hegel en el universal frente al particular y su fijación en el reconocimiento como lo ético último es éticamente inadecuado. La “reconciliación” en este caso. Pennsylvania. en donde uno de los dos actos debe permanecer sin valor.”6 Esta universalidad formal.”5 Hay una herida que queda abierta dentro de la comunidad. será el estado. New York. Hegel incorpora su consideración sobre la diferencia sexual en un amplio y predeterminado patrón de entendimiento del desarrollo de la auto-conciencia como la dominación de la naturaleza. el trabajo de Luce Irigaray Speculum of the Other Woman8 y la investigación de Judith Butler Antigone´s Claim: Kinship Between Life and Death9. Patricia: Hegel´s Antigone. 2. P. Judith: Antigone´s Claim. La victoria de un poder y la derrota del otro. no puede poner fin a la diferencia sexual. sino que la reciedumbre simple de su individualidad se ha desperdiciado en una serie de puntos. Luce: Speculum of the Other Woman. que surge después que se desatara la negatividad de este conflicto. Columbia University Press. o entre dos funciones.283   Mills. Por otro lado. Su argumento contra Hegel es doble: por un lado ella reclama que Hegel no permite que la mujer tenga una identidad que le reconozca una participación adecuada en los conflictos de la dialéctica en los que se fundamenta el progreso del espíritu. 1996. El conflicto en la Antígona de Hegel no es un conflicto entre el deber y la pasión. pero reconocido por los demás. serían sólo parciales.  9  Butler. University Press. ya que esto cierra el proceso                                                              5 6 7 8  Ibíd.el oropel de la familia.  . ya no es intrínseca a ellos como espíritu vivo.281   Ibíd. en el sentido tradicional. “La sustancia surge en ellos como una universalidad formal. University Press. 1985. 2000.

Irigaray alude a la naturaleza sui generis de la identidad ética de Antígona. Kimberly: Hegel and the Feminist Philosophy. considera la interpretación de Hegel como una afirmación de la distinción entre los ámbitos de la ley humana y la ley divina. ella identifica a Antígona como una heroína femenina ya que representa una transición. En la medida en que este entendimiento de Antígona es asignado dentro de una división de género de la labor ética esto luego es confirmado en la consideración de Irigaray del significado primario de sexo y género al describir las posibilidades del espíritu en la historia de Hegel. El poder de la mujer radica justamente en que.dialéctico en la posibilidad permanente de subversión y cambio. por ende. Ella argumenta que cuando el feminismo moderno trata de rescatar un lugar para la mujer dentro de los límites lógicos de las filosofías tradicionales se rinde a los términos establecidos por el patriarcado –como es el caso del concepto hegeliano de sujeto soberano. Polity Press. al tener ella un status de “externo”. Cambridge. de su degradado rol como soporte y ser amenaza para el patriarcado. trascendente. o al menos como a la identidad ética que ella gesticula mientras demuestra la imposibilidad de la ley humana como existiendo sui generis. al igual que Beauvoir.  . considera que esta marcha se mantiene entendida como un proceso de encuentro con el transcurso y la trascendencia de la otroriedad. La mujer. ella no ve en Antígona una identificación con su propia conciencia ética como absolutamente otra. a la figura femenina perdida. Pero. crear un espacio cultural en donde la diferencia genuina no deba ser simplemente superada10. Como Mills e Irigaray. la voz irónica de la otroriedad radical y así. al igual que Mills e Irigaray. ella se halla entre la norma del matriarcado y la norma del patriarcado bajo un principio                                                              10  Hutchings. de su lugar en tinieblas al borde de la ciudad liberándola de su ambivalencia. “la eterna ironía de la comunidad” debe afirmarse ella misma precisamente como el contemporáneo. Ella puede ser una amenaza al progreso hacia la libertad auto-consciente de los miembros masculinos de la comunidad a través de su inconsciencia. 2003. del parentesco y del Estado. como simétricamente problemática. Esto significa recubrir a Antígona. la única respuesta legitima a la negación de Hegel de la libertad y dignidad femenina es “negar la negación”. Desde esta perspectiva. de su presencia inarticulada. ella puede alterar el orden de la dialéctica. Butler. de toda la filosofía “falocéntrica” occidental. que sea plenamente consciente de sí mismo a través de la lucha con todo lo que se considera otro-. La historia para Mills debe ser entendida como el lugar en donde la mujer participa al igual que el hombre en la marcha del espíritu. En el caso de Irigaray. Para Irigaray la restauración de dicha ironía exige la subversión radical de la dialéctica hegeliana y.

Irigaray y Butler a la lectura de Hegel de Antígona afirman algunas peculiaridades sobre el argumento de Hegel. Una arqueología de la Antígona hegeliana Junto con Beauvoir y la lucha por el reconocimiento. aun cuando ella actúe a través de la ley. su otro que es femenino e inferior. explorar los encuentros feministas con Hegel. requiere ser su otro. asume la forma de cierta soberanía masculina. de la lucha por el reconocimiento. Antígona se presenta como “contra la ley” (contra-parentesco y contra-Estado) en la lectura de Butler. el heroísmo de Antígona no se encuentra en su pureza. La elucidación de Butler demarca una Antígona que. Las tres críticas feministas consideran que Hegel afirma la victoria del espíritu y de la esfera pública sobre la naturaleza y la esfera privada y de este modo se deduce que el lugar de la mujer queda relegado y que la familia se delimita en un territorio fuera de la historia. de la esfera pública y la esfera privada. sino más bien en su “contaminación”. Así como la naturaleza. Asimismo. las tres posturas feministas consideran que Hegel ejerció una malinterpretación o un equívoco adrede sobre la tragedia griega a fin de que la temática que la envuelve pueda calzar dentro de la lógica de la historia que él quiso contar. género e identidad que continúan hasta la actualidad. Asimismo. Butler rechaza la consideración de Hegel de la relación de Antígona con la ley divina como implícita en la dependencia mutua de la naturaleza y del espíritu. pero su “masculinidad” no puede ser compartida. en vez de ser siempre implícito dentro de los órdenes simbólicos y sociales. La interpretación de Butler remarca enfáticamente la insistencia que Hegel hace a la otroriedad absoluta. da inicio a preguntas filosóficas y debates sobre sexo. en especial con respecto a Antígona.de parentesco. la mujer es la fuente y el objeto de la actividad de la auto-conciencia. para Butler. Pero. El motivo principal en estas tres lecturas es enmarcar el cómo Hegel trata a Antígona como un capítulo de la historia del desarrollo del espíritu en el cual la figura de la mujer es una condición necesaria. Este rastro es tanto positivo como negativo. El rechazo de Butler al status ontológico de las categorías de determinación y de auto-determinación hace que su argumento sea difícil de comprender como otra cosa que no sea la celebración de un poder de perturbación que se rompe. sino más bien. pero a la vez excluida. Asimismo son positivos en la medida en que . al enterrar a su hermano y desafiar verbalmente a Creonte. Las críticas de Mills. género e identidad a través de la exclusión que hace Hegel como si fueran negativos. En otras palabras. Antígona va a actuar de una forma masculina no sólo porque desafía la ley sino también porque se apropia de la voz de la ley para cometer un acto en contra de la ley misma. Negativo en tanto las tres feministas consideran sus reclamos sobre sexo. 3.

Hegel articula el problema fundamental de la sociedad contemporánea con el cual las feministas se identifican. Este “más allá” es un sitio privilegiado de ser que sirve de base al juicio feminista y que es identificado en exclusivo contraste mutuo hacia su denigrado “otro”. habiendo sido consciente o no de ello. central en la Fenomenología. Para ellas Hegel es culpable de algún tipo de “violencia” teorética contra la mujer. sino también para ayudar a arrojar luz sobre algunos debates filosóficos actuales. Women and Irony. al sexo y al género que están ligadas a una alteridad que escapa del ámbito de la mutua dependencia y determinación de naturaleza y espíritu.  . Es decir. está en el corazón del proyecto feminista y su exploración busca crear una sociedad libre e igualitaria. El compromiso crítico con la pregunta en torno a lo que significa ser-convertirse en mujer aparentemente necesita la invocación de una idea de liberación de la naturaleza. Mills. reaparecen en el feminismo crítico de Mills.81. muchas pensadoras feministas han trabajado y profundizado en la obra Hegel no sólo para descubrir “municiones para la guerra” contra el patriarcado. las ambigüedades de aquellos espacios en blanco. P. Las tres filósofas han demostrado que el trabajo de Hegel en torno a la mujer. Para Irigaray y para Butler.los movimientos desestabilizadores del texto de Hegel. de la historia y del lenguaje. así como la limitación de las mujeres a la familia”. sino que es un gesto con miras a interrumpir la norma.11                                                              11  Benhabib. Los reclamos epistemológicos. Sobre ello la feminista Seyla Benhabib señala: “La filosofía de Hegel es importante porque el problema hegeliano de la relación entre la identidad y la diferencia. Polity Press. aunque su análisis falle al señalar la "esencialización" de la diferencia sexual. este “más allá” es ejemplificado con la otroriedad que no puede ser conceptualizada. Irigaray y Butler se basan en la invocación de las condiciones de posibilidad para consideraciones en torno a la mujer. la interpretación de la Antígona de Hegel lleva a la mujer fuera del ámbito de la auto-conciencia. opuesto a la determinación por la causalidad natural. Para Mills este sitio privilegiado es identificado con la capacidad de autodeterminación (negatividad) en el movimiento dialéctico y en la dirección de la historia. así como también de los marcos conceptuales masculinos a través de los que ellas han sido entendidas tradicionalmente. Sheyla: On Hegel. Sin embargo. en el feminismo de la diferencia sexual de Irigaray y en el feminismo postmoderno de Butler. ontológicos y normativos de la crítica feminista persisten dentro de las sombras de las oposiciones binarias y esto puede verse en el camino en el que los intentos por ir más allá de los dualismos jerárquicos de la tradición filosófica incluyen la referencia a un momento de trascendencia o de trasgresión que implica un “más allá”. al sexo y al género depende de jerarquías conceptuales relacionadas a la familia. Cambridge. Para ellas. 1991.

otras interpretaciones insisten en que el movimiento dialéctico de la vida familiar a la sociedad civil se basa en un supuesto transhistórico de la otroriedad irreductible de la mujer. lo que distorsiona si la identificación de la familia. su inmediatez inarticulada. natural. debe ser suprimida a fin de hacer posible la trascendencia y la libertad masculina. como un simple límite para ser superado en el camino hacia el yo individual auténtico. Patricia. Antígona en contraposición a ello. Desde allí es que las                                                              12  Mills. por ejemplo. En desacuerdo con las interpretaciones tanto de Mills como de Irigaray.W. Las tres autoras que se han analizado en el presente ensayo muestran una preocupación común concerniente a la pregunta por lo que significa ser un sujeto femenino en el mundo contemporáneo. Ella es el fantasma destinado a los márgenes del supuestamente completo sistema especulativo de Hegel. La dificultad para la visión feminista se halla al intentar acercar el trabajo de Hegel desde el interior de una u otra definición actual de la identidad femenina. Por lo tanto. del individual subjetivo. Lo que no se encuentra en Hegel. y de la mujer. Así. en la explicación especulativa de Hegel. Patricia Mills. cuya condición estática.F. es que el aislamiento abstracto del principio de la libertad subjetiva. afecte a las discusiones contemporáneas. tanto en el contexto de la cultura griega clásica como en el Estado moderno cristiano. Ellas han vislumbrado que en la filosofía de Hegel la relación entre la especificidad del género femenino y la libertad humana universal están sutilmente desarrolladas. Antígona surge como representante de la ética de la familia y no puede ser revisada sumariamente como ellas lo hacen. cuyo inconsciente. Feminist Interpretations of G. confinada a la familia como al ámbito de la vida animal y la inacción"12. Sobre esta base. surge aquí como modelo incluso para la feminidad moderna. se interpreta de forma negativa. justamente muestran todas las limitaciones destructivas y naturales a las cuales la mujer se ha visto sometida. su restricción a la vida pasiva de la familia. Sin embargo. 1996. Pennsylvania.La crítica feminista ve.  . o el de cada momento dentro de ese concepto. sin embargo. las tensiones dentro de la vida ética en el mundo antiguo pero lo hace a través del énfasis contemporáneo del valor absoluto y la primacía de la libertad moral. Ella es el otro. afirma que Hegel "tergiversa sistemáticamente a Antígona haciendo de ella un ideal transhistórico de la mujer como esposa y madre. 43. la mujer aparece simplemente como una "víctima de la dialéctica". P. University Press. el análisis de Hegel es criticado por algunas que sostienen que estos prejuicios conservadores en favor de la familia nuclear y la reclusión femenina dentro de ella. Las consideraciones de Hegel se basan en una apreciación compleja de la importancia de la vida familiar. hace posible el desarrollo de la sociedad civil para el progreso dialéctico de la cultura moderna. desde las mismas abstracciones y dicotomías. Hegel.

Pero si el pensamiento de Hegel puede ser capaz de mostrar una reflexión feminista actual. dadas las evidentes contradicciones en las que ha caído el principio general de libertad subjetiva en la práctica. en cualquier contexto. es decir. lo que se necesita es un enfoque que profundice en la dialéctica del proyecto especulativo. Lo que se necesita por lo tanto. Un diálogo fructífero podría ser aquel que represente una mentalidad más abierta entre un feminismo y las consideraciones de Hegel sobre las mujeres y la familia. Se debe tener en consideración que las preocupaciones feministas tienen equivalencias en muchos rasgos con la sociedad contemporánea. es una re-contextualización de este principio por medio de un pensamiento que reconozca su centralidad a nuestro auto-entendimiento contemporáneo que ofrezca un medio por el cual se examinen sus propios límites y la relación apropiada con otros momentos esenciales de la realidad humana. Hegel fue claro al afirmar que las mujeres son de hecho las personas jurídicas que poseen derechos abstractos. La reflexión en este punto. argumenta que los conceptos "persona" y "sujeto moral" son abstracciones. que reconozca en él los errores cometidos pero sin necesidad de desacreditarlo de antemano. sin embargo. Sin embargo. En el contexto del pensamiento feminista. esto significaría que se plantee la cuestión de si es sostenible investigar libremente la libertad personal. es por ahora muy claro que ninguna deificación simplista de la libertad radical individual.mismas dificultades para un relato coherente de la libertad femenina son "descubiertas". ética y política a la que su búsqueda ha llevado. versa en torno al equilibrio al que se debe aspirar con respecto al pensamiento de Hegel y a las posibilidades que este ofrece para abordar estos fundamentos. en la familia y en la sociedad civil. Se puede afirmar que la propuesta hegeliana es un proyecto que enfatiza la inherencia intersubjetiva en el mismo proceso así como en el resultado y que su penetración en el mundo requiere de un . y que son seres éticos capaces de tomar decisiones morales. No son en ninguna medida comparables a un esclavo. Desde la perspectiva contemporánea. puede resolver el aporía intelectual. no es menos evidente que este principio es la base espiritual sobre la cual se basa la cultura moderna – y tal vez incluso post-moderna-. individual y los derechos de las mujeres o cualquier otra categoría de la humanidad como un ideal aislado. y para quienes el riesgo de la vida en la lucha por el reconocimiento es determinante para su identidad como auto-conciencia libre. que reciben su actualidad concreta sólo cuando se les da la verdadera representación en las instituciones sociales de la vida moderna. que ocupa un lugar transitorio en la dialéctica entre naturaleza y libertad. como una cultura más amplia impregnada en lo contemporáneo.

Madrid. Mills. Women and Irony. de Juan García Puente. Hegel. al ahondar en sus críticas. de Eduardo Vasquez. G. Irigaray. Cambridge. Trad.W. G. Trad. Polity Press. Frankfurt am Main. Las filosofas feministas expuestas anteriormente emprenden sus análisis desde su propio auto-entendimiento de las categorías hegelianas en torno a la mujer pero expresan. Sheyla (1991) On Hegel. Hutchings. Cornell University Press.C. el desafío para la sociedad contemporánea . la libertad individual.F.es conciliar la articulación radicalmente explícita del principio de la libertad atómica. Suhrkamp Verlag. Sófocles (1992) Tragedias. Columbia University Press. (1970) Phänomenologie des Geistes.F. G.reconocimiento. que el proyecto hegeliano representa introspecciones necesarias y válidas que son pragmática y políticamente fundamentales para la filosofía feminista. Ithaca. New York. Biblioteca Nueva. Fondo de Cultura Ecónomica. Hegel. Butler. Trad. Hegel.W. Judith (2000) Antigone´s Claim. G. Polity Press. México. (2008) La Fenomenología del Espíritu. Kimberly (2003) Hegel and the Feminist Philosophy.F. Editorial Gredos. Decimaoctava reimpresión.F. Hegel. Gill. traducción de Wenceslao Roces. G. Simone de (2009) El Segundo Sexo. Lucy (1985) Speculum of the Other Women. (2005) Lecciones sobre la historia de la filosofía. Madrid. Pennsylvania University Press. Hegel. Bibliografía Beauvoir. Patricia (1996) Feminist Interpretations of G.F. (2000) Rasgos fundamentales de la Filosofía del Derecho o compendio de derecho natural y ciencia del estado.W.W. Cambridge. .W. de Assela Alamillo. trad. Debolsillo. Trad. Benhabib.y tal vez sobre todo para el feminismo . En términos hegelianos. de Wenceslao Roces. Fondo de Cultura Económica. con la intuición de que este principio no puede ser la única base para la comunidad política. Werke 3. Buenos Aires.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->