P. 1
Montaje y Desmontaje de Rodamientos

Montaje y Desmontaje de Rodamientos

|Views: 24.102|Likes:
Publicado porgastonkx85

More info:

Published by: gastonkx85 on Apr 30, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/29/2015

pdf

text

original

Información general ................................................................................................

258
Dónde realizar el montaje .............................................................................................................. 258
Preparación para el montaje y el desmontaje ............................................................................... 258
Manipulación de los rodamientos .................................................................................................. 260
Montaje .................................................................................................................. 261
Montaje de rodamientos con un agujero cilíndrico ....................................................................... 261
Ajuste de los rodamientos .............................................................................................................. 262
Montaje de rodamientos con un agujero cónico ........................................................................... 263
Prueba de funcionamiento ............................................................................................................. 267
Desmontaje ............................................................................................................ 268
Desmontaje de rodamientos con un agujero cilíndrico ................................................................ 268
Desmontaje de rodamientos con un agujero cónico ..................................................................... 270
Almacenamiento de los rodamientos ......................................................................... 273
Inspección y limpieza ............................................................................................... 273
Montaje y desmontaje
257
Información general
Es esencial que el montaje de los rodamientos
de bolas y de rodillos se lleve a cabo por per­
sonal cualificado y en condiciones de rigurosa
limpieza, para conseguir así un buen funciona­
miento y evitar un fallo prematuro.
Como con todos los componentes de pre­
cisión, la manipulación de los rodamientos
durante su montaje se debe realizar con sumo
cuidado. Es muy importante elegir el método
de montaje y las herramientas apropiados. La
amplia gama de productos de mantenimiento
SKF incluye herramientas mecánicas e hidráuli­
cas y equipos de calentamiento, así como otros
productos para el montaje y el mantenimiento.
Esta completa línea de productos facilita y agili­
za el trabajo, y ofrece resultados profesionales.
Para más información, consulte la sección
“Productos de mantenimiento y lubricación”,
desde la página 1069.
Para conseguir la máxima vida útil del
rodamiento, éste debe estar correctamente
montado, lo que a menudo es más difícil de lo
que parece, especialmente en el caso de los
rodamientos de gran tamaño. Para asegurarse
de que el montaje y el mantenimiento de los
rodamientos se realizan de un modo correcto,
SKF imparte seminarios y cursos de forma­
ción prácticos como parte del concepto de SKF
Reliability Systems. Su representante local SKF
también le puede ayudar con el montaje y el
mantenimiento.
La información en la siguiente sección es
de carácter general, y su objetivo principal es
señalar los aspectos a considerar por parte de
los diseñadores de máquinas y equipos con el
fin de facilitar el montaje y desmontaje de los
rodamientos. Puede encontrar información más
detallada sobre los procedimientos de montaje
y desmontaje en la publicación “Manual SKF de
mantenimiento de rodamientos”, que, a petición,
está a su disposición a través de su represen­
tante local SKF, o en www.skf.com/mount o
www.aptitudexchange.com.
Dónde realizar el montaje
Los rodamientos se deben montar en un entorno
seco y sin polvo, lejos de trabajos de mecaniza­
ción o máquinas que produzcan virutas o polvo.
Cuando los rodamientos se han de montar en
un entorno desprotegido, lo que suele suceder
en el caso de los rodamientos de gran tamaño,
se deben tomar algunas medidas para proteger
el rodamiento y el entorno en el que se realiza
el montaje de la contaminación causada por el
polvo, la suciedad y la humedad hasta que el
montaje haya finalizado. Esto se puede realizar
tapando o cubriendo los rodamientos, los com­
ponentes de la máquina, etc. con papel de cera
o papel metalizado.
Preparación para el montaje
y el desmontaje
Antes de montar los rodamientos y todos sus
componentes, se debe tener a mano todas las
herramientas, los equipos y la información
necesaria. Se recomienda asimismo que se
estudien todos los planos y las instrucciones
para determinar el orden correcto de montaje
de los distintos componentes.
Se deberá comprobar que todos los soportes,
ejes, obturaciones y otros componentes de la
disposición estén limpios, especialmente los ori­
ficios roscados, conductos o ranuras en las que
se puedan acumular restos de mecanizaciones
anteriores. Las superficies no mecanizadas de
los soportes de fundición deberán estar limpias
de arena del moldeo, y se deberán eliminar todas
las rebabas.
También se deberá verificar la precisión
dimensional y exactitud de forma de todos los
componentes de la disposición de rodamientos.
Los rodamientos sólo tendrán un rendimiento
satisfactorio si sus componentes tienen la pre­
cisión requerida y si se siguen las tolerancias
señaladas. El diámetro de asientos cilíndricos
en ejes y soportes se suele comprobar con un
calibre para juego interno en dos secciones
transversales y en cuatro direcciones († fig. 1).
Los asientos cónicos de los rodamientos se
comprueban con calibres para anillos, calibres
cónicos especiales o reglas de senos.
Se recomienda mantener un registro de las
mediciones. A la hora de realizar las mediciones,
es importante que los componentes a medir y
los instrumentos de medición tengan aproxima­
damente la misma temperatura. Esto significa
Montaje y desmontaje
258
que es necesario dejar los componentes junto
con los equipos de medición en el mismo lugar
durante el tiempo suficiente como para que
alcancen la misma temperatura. Esto es de
especial importancia en el caso de los roda­
mientos de gran tamaño y sus componentes,
que son proporcionalmente grandes y pesados.
Los rodamientos se deben conservar en sus
embalajes originales hasta inmediatamente
antes de su montaje, para evitar su exposición
a los contaminantes, especialmente la suciedad.
Normalmente, no es necesario quitar todo el
agente protector que tienen los rodamientos
nuevos; bastará con quitarlo de las superficies
cilíndricas exteriores y del agujero. No obstan­
te, si el rodamiento se va a lubricar con grasa
y va a funcionar a temperaturas muy bajas
o muy altas, o si la grasa no es compatible con
el agente protector, es necesario lavar y secar
cuidadosamente el rodamiento. Se trata de
evitar perjudicar las propiedades de lubricación
de la grasa.
Es necesario lavar y secar aquellos rodamien­
tos que puedan estar contaminados a causa de
una manipulación incorrecta (embalaje dañado,
etc.) antes del montaje.
Aquellos rodamientos que, al sacarlos de su
embalaje original, tengan una capa protectora
relativamente espesa, también deben ser lavados
y secados. Este puede ser el caso de algunos
rodamientos de gran tamaño con un diámetro
exterior mayor de 420 mm. Entre los agentes
adecuados para el lavado de los rodamientos se
encuentran la trementina y la parafina.
Fig. 1

B
C

B
C

Los rodamientos que se suministran engra­
sados con obturaciones integrales o placas de
protección a ambos lados no se deben lavar
antes del montaje.
259
Manipulación de los rodamientos
Generalmente, es una buena medida utilizar
guantes y herramientas de transporte y eleva­
ción diseñadas especialmente para el montaje
y el desmontaje de los rodamientos. De este
modo se ahorra no sólo tiempo y dinero, sino
que el trabajo será menos agotador, menos peli­
groso y menos perjudicial para la salud.
Por estos motivos, cuando se manipulen
rodamientos calientes o llenos de aceite, se
recomienda el uso de guantes resistentes al
calor y al aceite. Estos guantes deben tener una
superficie exterior duradera y un interior suave
y antialérgico, como por ejemplo los guantes
SKF TMBA.
Los rodamientos calentados y/o grandes, o
pesados, suelen causar problemas debido a que
no se pueden manipular de un modo seguro
y eficaz por una o dos personas. Se pueden
confeccionar los mecanismos adecuados para
transportar y levantar estos rodamientos in situ
o en el taller. La herramienta de manipulación
de rodamientos SKF TMMH († fig. 2) es uno
de dichos mecanismos, que resuelve la mayoría
de los problemas y facilita la manipulación, el
montaje y el desmontaje de los rodamientos
sobre ejes.
Si se van a mover o posicionar rodamientos
grandes y pesados mediante la elevación de los
mismos, éstos no se deben colgar de un solo
punto, sino que se debe usar una banda de ace­
ro o una correa de tela († fig. 3). La colocación
de un muelle entre el gancho del aparato ele­
vador y la correa, facilita el posicionamiento
del rodamiento sobre el eje.
Para facilitar su elevación, los rodamientos
grandes se pueden equipar, a petición, con ori­
ficios roscados en las caras laterales de los aros,
para incorporar unos cáncamos. El tamaño del
orificio está limitado por el espesor del aro. Por
tanto, sólo se permite elevar los propios roda­
mientos o los aros individuales por los cánca­
mos. También se debe comprobar que los cán­
camos estén sometidos únicamente a una carga
en la dirección del eje del vástago († fig. 4). Si
la carga se va a aplicar en ángulo, se requieren
unos mecanismos de fijación adecuados.
Al montar un soporte grande sobre un roda­
miento ya posicionado en un eje, es aconsejable
proporcionar tres puntos de suspensión para el
soporte, con una eslinga de longitud ajustable.
Esto permite una alineación exacta del agujero
del soporte con el rodamiento.
Fig. 3
Fig. 4
Fig. 2
Montaje y desmontaje
260
Montaje
El método (mecánico, térmico o hidráulico)
usado para montar un rodamiento depende del
tipo y del tamaño del mismo. En cualquier caso,
es importante que los aros, jaulas, elementos
rodantes y obturaciones del rodamiento no reci­
ban golpes directos, y que la fuerza de montaje
nunca se dirija directamente a través de los
elementos rodantes.
Algunos componentes se pueden montar
con un ajuste flojo. Para evitar la corrosión de
contacto entre las superficies de contacto, se
recomienda aplicar una fina capa del agente
anticorrosión SKF LGAF 3 E.
Montaje de rodamientos con un agujero
cilíndrico
En el caso de los rodamientos no desarmables,
generalmente se monta primero el aro que
tiene el ajuste más fuerte. Antes del montaje
se deberá lubricar ligeramente con aceite fino
la superficie de los asientos.
Montaje en frío
Si el ajuste no es demasiado fuerte, los roda­
mientos pequeños se pueden posicionar
aplicando ligeros golpes de martillo sobre un
manguito colocado contra la cara del aro del
rodamiento. Los golpes se deben distribuir uni­
formemente por todo el aro para evitar que el
rodamiento se incline o se tuerza. El uso de una
dolla de montaje en lugar de un manguito per­
mite aplicar la fuerza de montaje de un modo
centrado († fig. 5).
Para calar un rodamiento no desarmable
sobre el eje y en el alojamiento de manera
simultánea, la fuerza de montaje se debe
aplicar de un modo uniforme a ambos aros, y
las superficies de apoyo de la herramienta de
montaje deben estar en el mismo plano. En este
caso se debe utilizar una herramienta de ajuste
de rodamientos, donde el aro de impacto hace
tope con las caras laterales de los aros interior
y exterior, y el manguito permite aplicar las
fuerzas de un modo centrado († fig. 6).
Con los rodamientos autoalineables, el uso
de un aro de montaje intermedio evita que el
aro exterior se incline y se gire al introducir el
rodamiento con el eje en el agujero del soporte
(† fig. 7). Se deberá recordar que las bolas
de los rodamientos de bolas a rótula de ciertos
Fig. 5
Fig. 6
Fig. 7
261
tamaños sobresalen de las caras laterales del
rodamiento, de modo que el aro de montaje
intermedio deberá estar rebajado para no dañar
las bolas. Generalmente, un gran número de
rodamientos se montan usando prensas mecá­
nicas o hidráulicas.
En el caso de los rodamientos desarmables,
el aro interior se puede montar independien­
temente del aro exterior, lo cual simplifica el
montaje, especialmente cuando ambos aros
han de tener ajustes de interferencia. Al montar
un eje con el aro interior ya montado, en un
soporte donde ya está el aro exterior, asegúrese
de que estén correctamente alineados a fin de
evitar que se dañen los caminos de rodadura
y los elementos rodantes. A la hora de montar
los rodamientos de rodillos cilíndricos y de agu­
jas con un aro interior sin pestaña o con una
pestaña a un lado, SKF recomienda utilizar un
casquillo de montaje († fig. 8). El diámetro
exterior del casquillo debe ser igual al diámetro
del camino de rodadura F del aro interior, y debe
estar mecanizado según la tolerancia d10.
Montaje en caliente
Los rodamientos más grandes generalmente no
se pueden montar en frío, ya que la fuerza que
se requiere para montar un rodamiento aumen­
ta considerablemente con el tamaño del mismo.
Por ese motivo, los rodamientos, los aros inte­
riores o los soportes (por ejemplo, los cubos de
rueda) se calientan antes de su montaje.
La diferencia de temperatura requerida
entre el aro del rodamiento y el eje o el soporte
depende del grado de interferencia y del diáme­
tro del asiento del rodamiento. Los rodamientos
no deben calentarse a más de 125 °C, ya que
podrían producirse cambios dimensionales ori­
ginados por alteraciones en la estructura de su
material. Los rodamientos equipados con placas
de protección u obturaciones no se deben calen­
tar por encima de los 80 °C, debido a la grasa
que contienen o al material de la obturación.
A la hora de calentar los rodamientos se
deben evitar los sobrecalentamientos en un
punto. Para calentar los rodamientos de un
modo uniforme, se recomiendan los calentado­
res de inducción eléctrica SKF († fig. 9). Si se
utilizan placas de calentamiento, se debe dar la
vuelta al rodamiento en varias ocasiones. Estas
placas no se deben utilizar para calentar los
rodamientos obturados.
Ajuste de los rodamientos
Contrariamente a otros rodamientos radiales
con agujero cilíndrico, el juego interno de los
rodamientos de una hilera de bolas con contacto
angular y de los rodamientos de rodillos cónicos
no queda determinado hasta que el rodamiento
haya sido ajustado contra un segundo roda­
miento. Normalmente, estos rodamientos se
montan apareados, ya sea espalda con espalda
o cara a cara, y un aro del rodamiento se des­
plaza axialmente hasta conseguir el juego o la
precarga requerida. La elección del juego o la
precarga depende de las exigencias en cuanto
al rendimiento de la disposición de rodamientos
y de las condiciones de funcionamiento. Puede
encontrar más información acerca de las pre­
cargas de los rodamientos en la sección “Pre­
Fig. 8
Fig. 9
Montaje y desmontaje
262
carga de rodamientos”, desde la página 206,
de manera que las siguientes recomendaciones
únicamente hacen referencia al ajuste del juego
interno en disposiciones con rodamientos de
bolas con contacto angular y rodamientos de
rodillos cónicos.
El valor adecuado para el juego durante el
montaje, viene determinado por las condiciones
del rodamiento bajo carga y la temperatura de
funcionamiento. Dependiendo del tamaño y de
la disposición de rodamientos, los materiales
del eje y del soporte, y la distancia entre los dos
rodamientos; el juego inicial obtenido durante
el montaje podrá ser mayor o menor durante
el funcionamiento real. Si, por ejemplo, una
dilatación térmica diferencial de los aros interior
y exterior reduce el juego de funcionamiento,
el juego inicial deberá ser lo suficientemente
grande como para evitar la distorsión de los
rodamientos y las consecuencias perjudiciales
que esto pueda tener.
Dado que existe una relación definitiva entre
el juego radial y axial interno de los rodamientos
de bolas con contacto angular y de los roda­
mientos de rodillos cónicos, basta con especi­
ficar uno de los valores, normalmente el juego
axial interno. El valor especificado se obtiene,
partiendo de un juego cero, aflojando o apretan­
do una tuerca en el eje o un aro roscado situado
en el agujero del soporte, o bien introduciendo
arandelas calibradas o chapas calibradas entre
uno de los aros del rodamiento y su resalte. Los
métodos usados para ajustar y medir el juego
establecido vienen determinados por el número
de rodamientos que se van a montar.
Uno de los métodos consiste en compro­
bar el juego axial establecido, por ejemplo, de
un rodamiento de cubo de rueda, usando un
reloj comparador conectado al cubo de rueda
(† fig. 10). Al ajustar rodamientos de rodillos
cónicos y medir el juego, es importante girar
varias veces el eje o el soporte en ambas direc­
ciones para asegurar un contacto correcto entre
los extremos de los rodillos y la pestaña guía
del aro interior. Si el contacto no es el adecuado,
el resultado de la medición será inexacto y no
se obtendrá el ajuste deseado.
Montaje de rodamientos con un agujero
cónico
Los aros interiores de los rodamientos con un
agujero cónico siempre se montan con un ajus­
te de interferencia. El grado de interferencia
no viene determinado por la tolerancia del eje
seleccionada, como en el caso de los roda­
mientos con un agujero cilíndrico, sino por la
distancia de calado del rodamiento en el asiento
cónico del eje, o del manguito de fijación o de
desmontaje. Al calar el rodamiento en el asiento
cónico, su juego radial interno se reduce. Esta
reducción se puede medir para determinar
el grado de interferencia y el ajuste adecuado.
Cuando se montan rodamientos de bolas a
rótula, rodamientos CARB, rodamientos de ro­
dillos a rótula, así como rodamientos de rodillos
cilíndricos de alta precisión con un agujero cóni­
co, se determina y se usa como medida del
grado de interferencia, la reducción del juego
radial interno o el calado axial en el asiento
cónico. En los textos que preceden las tablas
de productos correspondientes, se dan unos
valores orientativos de la reducción del juego
y del calado axial.
Fig. 10
263
Rodamientos pequeños
Los rodamientos pequeños se pueden calar
en un asiento cónico usando una tuerca. En el
caso de los manguitos de fijación, se utiliza la
tuerca del manguito. Se pueden calar mangui­
tos de desmontaje pequeños en el agujero del
rodamiento usando una tuerca. Para apretar
la tuerca se puede usar una llave de gancho
o de impacto. Antes de comenzar el montaje,
las superficies de asiento del eje y del manguito
se deberán lubricar ligeramente con aceite fino.
Rodamientos medianos y grandes
Para los rodamientos más grandes, es necesaria
una fuerza considerablemente mayor y
• se deberán utilizar las tuercas hidráulicas
SKF y/o
• se deberá emplear el método de inyección
de aceite.
En cualquier caso, el proceso de montaje será
considerablemente más fácil. SKF dispone de
un equipo de inyección de aceite necesario tanto
para manejar la tuerca hidráulica como para
aplicar el método de inyección de aceite. Puede
encontrar más información acerca de estos
productos en la sección “Productos de manteni­
miento y lubricación”, desde la página 1069.
Cuando se utilice una tuerca hidráulica SKF
para montar el rodamiento, ésta deber ser
colocada en una sección roscada del eje o en
la rosca del manguito, de modo que su pistón
anular haga tope con el aro interior del roda­
miento, una tuerca sobre el eje o un disco fijado
al extremo del eje. Al bombear aceite en la tuer­
ca hidráulica se desplaza el pistón axialmente
con la fuerza necesaria para que el montaje sea
preciso y rápido. El montaje de un rodamiento
de rodillos a rótula con la ayuda de una tuerca
hidráulica en
• un asiento cónico en el eje se muestra en la
fig. 11
• un manguito de fijación se muestra en la fig. 12
• un manguito de desmontaje se muestra en
la fig. 13.
Con el método de inyección de aceite, se
introduce aceite a alta presión entre el roda­
miento y su asiento para formar una película de
aceite. Esta película de aceite separa las super­
ficies de contacto y reduce apreciablemente la
Fig. 11
Fig. 12
Fig. 13
Montaje y desmontaje
264
fricción entre las mismas. Este método se usa
normalmente cuando se montan rodamientos
directamente sobre ejes cónicos († fig. 14),
pero también se utiliza para montar rodamien­
tos sobre manguitos de fijación o de desmontaje
que han sido preparados para el método de
inyección de aceite. La presión requerida se
obtiene mediante una bomba o un inyector
que inyecta el aceite entre las superficies de
contacto a través de conductos y ranuras de
distribución situadas en el eje o en el manguito.
Cuando se diseña la disposición de rodamientos
se deben tener en cuenta los conductos y ranu­
ras necesarios en el eje. La fig. 15 muestra un
rodamiento de rodillos a rótula montado sobre
un manguito de desmontaje con conductos de
aceite. El manguito de desmontaje se introduce
con interferencia en el agujero del rodamiento
inyectando aceite entre las superficies de con­
tacto y apretando los tornillos por turnos.
Determinación del ajuste de interferencia
Los rodamientos con un agujero cónico siempre
se montan con un ajuste de interferencia. Para
determinar y medir el grado de interferencia
se utiliza la reducción del juego radial interno,
o el desplazamiento axial del aro interior en su
asiento cónico.
Para medir el grado de interferencia se pue­
den utilizar distintos métodos:
1. Medición de la reducción del juego con una
galga.
2. Medición del ángulo de apriete de la tuerca
de fijación.
3. Medición del calado axial.
4. Medición de la expansión del aro interior.
A continuación se ofrece una breve descripción
de estos cuatro métodos diferentes. Podrá encon­
trar más información sobre estos métodos en
las secciones de los productos correspondientes.
Fig. 14
Fig. 15
265
Medición de la reducción del juego
con una galga
El método que emplea galgas para medir el
juego radial interno de los rodamientos antes
y después del montaje, se puede aplicar a los
rodamientos de rodillos a rótula y CARB de
tamaño mediano y grande. Preferiblemente,
el juego se debe medir entre el aro exterior
y un rodillo sin carga († fig. 16).
Medición del ángulo de apriete de la tuerca
de fijación
La medición del ángulo de apriete de la tuerca
de fijación es un método probado para deter­
minar el grado de interferencia correcto en los
rodamientos de tamaño pequeño y mediano
sobre asientos cónicos († fig. 17). Se han
establecido unos valores orientativos para el
ángulo de apriete a, que ofrecen un posiciona­
miento exacto del rodamiento en su asiento
cónico.
Medición del calado axial
Los rodamientos con un agujero cónico se pue­
den montar midiendo el calado axial del aro
interior sobre su asiento. En los textos que pre­
ceden las tablas de productos correspondientes,
se dan unos valores orientativos para el calado
axial requerido.
No obstante, el método más apropiado es el
método de calado SKF “Drive­up”. Este método
de montaje ofrece un modo fácil y fiable para
determinar el grado de interferencia. El ajuste
adecuado se consigue controlando el desplaza­
miento axial del rodamiento desde una posición
predeterminada. Este método incorpora el uso
de una tuerca hidráulica SKF equipada con un
reloj comparador y un manómetro digital espe­
cialmente calibrado montado en una bomba
(† fig. 18). Los valores correspondientes a la
presión de aceite requerida y el desplazamiento
axial para los rodamientos individuales, deter­
minan la posición adecuada de los rodamientos.
Puede encontrar estos valores en
• el manual “SKF Drive­up Method” en CD­ROM
• en el “Catálogo Interactivo de Ingeniería SKF”
a través de la página web www.skf.com
• en www.skf.com/mount.
Fig. 16
Fig. 17
B
Fig. 18
Montaje y desmontaje
266
Medición de la expansión del aro interior
La medición de la expansión del aro interior es
un método muy sencillo y preciso para determi­
nar la posición correcta de los rodamientos de
rodillos a rótula y CARB de gran tamaño sobre
sus asientos. Para este tipo de medición, se
dispone de SensorMount
®
, que utiliza un sensor
integrado en el aro interior del rodamiento, un
indicador portátil y las herramientas hidráulicas
de montaje habituales († fig. 19). No es nece­
sario tener en cuenta aspectos tales como el
tamaño del rodamiento, la planitud del eje, su
material o su diseño (macizo o hueco).
Prueba de funcionamiento
Después de montar un rodamiento, se aplica
el lubricante adecuado y se efectúa una prueba
de funcionamiento para poder comprobar el ruido
y la temperatura del rodamiento.
La prueba de funcionamiento se debe reali­
zar bajo una carga parcial, y si hay una amplia
gama de velocidades, a una velocidad lenta o
moderada. En ningún caso se permitirá que los
rodamientos arranquen sin carga y aceleren
hasta alcanzar altas velocidades, ya que se
corre el riesgo de que los elementos rodantes
se deslicen sobre los caminos de rodadura y los
dañen o que la jaula quede sometida a esfuer­
zos inadmisibles. Se debe consultar la sección
“Carga mínima” en el texto que precede las
tablas de productos correspondientes.
El ruido o las vibraciones pueden comprobar­
se usando un estetoscopio electrónico SKF. Nor­
malmente, los rodamientos producen un ruido
de “ronroneo” uniforme. Los sonidos silbantes
o chirridos indican que la lubricación es inade­
cuada. Una rumorosidad irregular o un golpeteo
indica, en la mayoría de los casos, la presencia
de contaminantes en el rodamiento o daños en
el mismo causados durante el montaje.
El aumento de temperatura que se produce
en el rodamiento inmediatamente después de
la puesta en marcha es normal. Por ejemplo,
en el caso de la lubricación con grasa, la tem­
peratura no bajará hasta que la grasa se haya
distribuido uniformemente en la disposición de
rodamientos, después de lo cual la temperatura
se equilibrará. Las temperaturas excesivamente
elevadas o un constante aumento de la tempe­
ratura a valores máximos indican que hay un
exceso de lubricante en la disposición, o que
el rodamiento está desalineado radial o axial­
mente. Otras causas son que los componentes
adyacentes no se hayan fabricado o montado
correctamente, o que las obturaciones tienen
un rozamiento excesivo.
Las obturaciones deben ser comprobadas
durante la prueba de funcionamiento o inme­
diatamente después de la misma para ver si
realizan su función correctamente. Se debe
comprobar también el equipo de lubricación que
se utilice o el nivel de aceite del baño de aceite.
Puede que sea necesario extraer muestras del
lubricante para determinar si hay contamina­
ción en la disposición de rodamientos o si los
componentes de la misma están desgastados.
Fig. 19
0N
0FF
CLR M//
0,000
TMEM l500
SensoMount lndicator
267
Desmontaje
Si los rodamientos se van a volver a utilizar
después de haber sido desmontados, la fuerza
necesaria para desmontarlos no se debe aplicar
nunca a los elementos rodantes.
En el caso de los rodamientos desarmables,
el aro con los elementos rodantes y la jaula se
puede desmontar independientemente del otro
aro. Con los rodamientos no desarmables, en
primer lugar se deberá retirar de su asiento el
aro que tiene el ajuste más flojo. El desmontaje
de un rodamiento con un ajuste de interferencia
se puede efectuar usando las herramientas
descritas en la siguiente sección, cuya elección
dependerá del tipo, el tamaño y el ajuste del
rodamiento.
Desmontaje de rodamientos
con un agujero cilíndrico
Desmontaje en frío
Los rodamientos pequeños se pueden desmon­
tar de su asiento aplicando ligeros golpes de
martillo, con un botador adecuado, en la cara
del aro, o preferiblemente usando un extrac­
tor. Las garras del extractor deberán situarse
alrededor de la cara lateral del aro que se va
a desmontar, o de un componente adyacente
(† fig. 20), por ejemplo, un anillo laberíntico,
etc. El desmontaje se facilita si
• existen ranuras en los resaltes del eje y/o
del soporte en las que colocar las garras
del extractor, o
• se disponen orificios roscados en los resaltes
del soporte para los tornillos de desmontaje
(† fig. 21).
El desmontaje de los rodamientos de mayor
tamaño montados con un ajuste de interferen­
cia suele requerir una fuerza mayor, especial­
mente si se ha producido corrosión de contacto
después de un largo período de funcionamiento.
En estos casos, el método de inyección de aceite
facilita considerablemente el desmontaje. Esto
supone incluir los conductos de suministro de
aceite y las ranuras de distribución necesarios en
el diseño de la disposición († fig. 22).
Fig. 20
Fig. 21
Fig. 22
Montaje y desmontaje
268
Desmontaje en caliente
Para desmontar los aros interiores de los roda­
mientos de rodillos cilíndricos sin pestañas
o con una sola pestaña, se han desarrollado
calentadores de inducción especiales. Estos
calentadores calientan rápidamente el aro inte­
rior sin calentar apenas el eje, de manera que
el aro interior dilatado se pueda extraer fácilmen­
te. Estos calentadores de inducción eléctrica
(† fig. 23) cuentan con una o más bobinas
alimentadas por corriente alterna. Después de
calentar y extraer los aros interiores, es nece­
sario desmagnetizarlos. Para el montaje y des­
montaje frecuente de rodamientos del mismo
tamaño, el uso de las herramientas eléctricas
de desmontaje resulta económico.
Para desmontar los aros interiores sin pesta­
ñas o con una sola pestaña de los rodamientos
de rodillos cilíndricos que no se han de desmon­
tar con demasiada frecuencia, o para desmontar
los aros interiores de mayor tamaño (hasta un
diámetro de agujero de 400 mm) es más eco­
nómico, y más sencillo, usar lo que se denomina
como un aro de desmontaje térmico, también
conocido como aro de calentamiento. Se trata
de un aro ranurado, generalmente de aleación
ligera, con mangos († fig. 24).
SKF suministra los calentadores y aros de
calentamiento mencionados anteriormente.
Puede encontrar más información en la sección
“Productos de mantenimiento y lubricación”,
desde la página 1069.
Fig. 23
Fig. 24
269
Desmontaje de rodamientos
con un agujero cónico
Desmontaje de rodamientos sobre ejes
cónicos
El desmontaje de rodamientos pequeños y
medianos montados sobre ejes cónicos puede
realizarse usando extractores convenciona­
les, que se enganchan en el aro interior del
rodamiento († fig. 25). Para evitar dañar el
asiento del rodamiento, es preferible utilizar un
extractor con autocentrado. Los rodamientos
montados en asientos cónicos suelen aflojarse
rápidamente. Por tanto, para evitar que el roda­
miento salga totalmente del eje, se debe colocar
alguna clase de tope, como por ejemplo una
tuerca de fijación.
El desmontaje de grandes rodamientos
sobre ejes cónicos se facilita considerablemente
empleando el método de inyección de aceite. Al
introducir aceite a presión entre las superficies
de contacto, el rodamiento saldrá bruscamente
de su asiento. Por tanto, se debe colocar un
tope, por ejemplo una tuerca de eje o una placa
de fijación, para limitar el movimiento axial del
rodamiento a algo más que la distancia de cala­
do († fig. 26).
Fig. 25
Fig. 26
Montaje y desmontaje
270
Desmontaje de rodamientos
sobre un manguito de fijación
Los rodamientos pequeños y medianos monta­
dos sobre un manguito de fijación y en ejes lisos,
se pueden desmontar golpeando un botador
con un martillo († fig. 27) hasta que el roda­
miento quede libre. Antes, la tuerca del mangui­
to debe aflojarse varia vueltas.
Los rodamientos pequeños y medianos
montados sobre un manguito de fijación y en
ejes escalonados contra un anillo de apoyo, se
pueden desmontar usando una dolla que haga
tope con la tuerca del manguito, previamente
aflojada varias vueltas († fig. 28).
El desmontaje de rodamientos de gran
tamaño sobre un manguito de fijación con una
tuerca hidráulica es fácil de realizar. Sin embar­
go, para poder usar esta técnica el rodamiento
debe estar montado contra un anillo de apoyo
(† fig. 29). Si los manguitos cuentan con
conductos de suministro de aceite y ranuras de
distribución, el desmontaje resulta más fácil, ya
que se puede emplear el método de inyección
de aceite.
Desmontaje de rodamientos
sobre manguitos de desmontaje
Cuando se desmonten rodamientos montados
sobre manguitos de desmontaje, se debe retirar
el mecanismo de fijación axial: una tuerca de
fijación, una tapa lateral, etc.
Los rodamientos pequeños y medianos se
pueden desmontar usando una tuerca de fija­
ción y una llave de gancho o de impacto para
liberar el rodamiento († fig. 30).
Fig. 27
Fig. 28
Fig. 29 Fig. 30
271
El mejor método para desmontar los roda­
mientos de gran tamaño es con el uso de una
tuerca hidráulica. Si la sección roscada del man­
guito sobresale del extremo o del reborde del
eje, se deberá introducir un anillo de apoyo en
el agujero del manguito con el máximo espesor
de pared posible, de modo que cuando se aplique
la presión hidráulica, la rosca no se deforme ni se
dañe. SKF recomienda colocar un tope detrás de
la tuerca hidráulica, por ejemplo, mediante una
placa de fijación en el extremo del eje († fig. 31).
El uso de un tope impide la extracción total del
manguito de desmontaje junto con la tuerca
hidráulica del eje, en caso de que el manguito
se separe repentinamente de su asiento.
Los manguitos de desmontaje para los roda­
mientos de gran tamaño suelen estar equipados
con ranuras y conductos de distribución para
el método de inyección de aceite, con el fin de
ahorrar tiempo a la hora de montar y desmontar
los rodamientos grandes († fig. 32).
Fig. 31 Fig. 32
Montaje y desmontaje
272
Almacenamiento
de los rodamientos
Los rodamientos pueden permanecer almace­
nados en su envoltorio original durante varios
años, siempre que la humedad relativa del
almacén no supere el 60 % y no haya grandes
variaciones de temperatura. El almacén también
debe estar libre de vibraciones y temblores.
En el caso de los rodamientos obturados
o con placas de protección, puede que las pro­
piedades de lubricación de la grasa con la que
están llenos, se deterioren si los rodamientos
han permanecido almacenados durante mucho
tiempo. Los rodamientos que no están almace­
nados en sus envoltorios originales deben
estar bien protegidos contra la corrosión y la
contaminación.
Los rodamientos grandes sólo se deben
almacenar en posición horizontal, preferible­
mente apoyando toda la extensión de sus caras
laterales. Si se conservan en posición vertical,
el peso de los aros y de los elementos rodantes
puede causar deformaciones permanentes, ya
que las paredes de los rodamientos son relativa­
mente delgadas.
Inspección y limpieza
Al igual que los demás componentes mecánicos
importantes, los rodamientos de bolas y de
rodillos se deben limpiar y examinar con fre­
cuencia. Los intervalos entre las inspecciones
dependen totalmente de las condiciones de
funcionamiento.
Si es posible determinar el estado del roda­
miento durante el funcionamiento, por ejemplo
escuchando el sonido del rodamiento y midien­
do la temperatura o examinando el lubricante,
suele bastar con una limpieza e inspección anual
de los rodamientos (aros, jaula y elementos
rodantes) y otros componentes de la disposición
de rodamientos. Si las cargas son elevadas, las
inspecciones deben ser más frecuentes, por
ejemplo, los rodamientos de las máquinas de
laminación suelen ser inspeccionados cuando
se cambian los rodillos de las mismas.
Después de limpiar los componentes del
rodamiento con un disolvente adecuado (tre­
mentina, parafina, etc.), éstos se deben lubricar
inmediatamente con aceite o con grasa para
evitar la corrosión. Esto es especialmente
importante para los rodamientos montados
en máquinas que van a mantenerse en desuso
durante largos períodos de tiempo.
273

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->