Está en la página 1de 3

La C.L.A.S.

E 201: Cuatro Hábitos que Transformarán su Congregación


Por Tobin Perry
“No hay atajos para el crecimiento espiritual,”
escribió Rick Warren en el capitulo 28 de su libro Una Vida con Propósito.
Por esa razón, la segunda parte de la serie
CLASES se enfoca el desarrollo de los
hábitos espirituales que nos permiten crecer
espiritualmente. La CLASE 201 fue escrita
por Rick Warren y es parte de la estrategia
para hacer de la iglesia Saddleback una de
las más maduras en los Estados Unidos.
Esta clase representa el enlace crucial para
llevar a la iglesia a alcanzar un crecimiento
saludable que ministra efectivamente, local y globalmente.
El Camino de C.L.A.S.ES.
C.L.A.S.E. 201 es parte de un
proceso de crecimiento espiritual
que consta de cuatro opciones,
diseñado para llevar a su
congregación a la actividad, a ser
miembros Conducidos por los
propósitos de Dios,
comprometidos con la causa de
Cristo. Usted puede adquirir el CD
de CLASES en nuestras oficinas en
América Latina o escribiendo a
info@conducidosconproposito.com.
Las CLASES se centran en la aplicación práctica de cuatro disciplinas
espirituales claves. Fue diseñada para refrescar los básicos y darle los
conceptos necesarios a nuevos creyentes, una introducción a las disciplinas
espirituales de un nuevo creyente.
Los cuatro hábitos espirituales discutidos en esta clase son:
1. Pasando tiempo en la Palabra de Dios.
a. El proceso de las disciplinas espirituales comienza con la verdad
de la Palabra. Cuando estamos alcanzando a personas que no
conocen las Buenas Nuevas, ellos necesitan saber cómo sacarle
todo el jugo a su estudio bíblico personal. La Clase 201 comienza
ayudando a los miembros de su iglesia a asimilar la Palabra de
Dios en sus vidas.
Durante la Clase 201 los participantes aprenderán a leer, escuchar y memorizar
la Biblia. Además de enseñarles la necesidad de desarrollar las disciplinas
espirituales, la clase ofrece ayudas prácticas en cada una de las áreas
mencionadas. El Método de Nueve Preguntas será presentado, el cual ayuda a
los participantes a reflexionar sobre cualquier pasaje bíblico.
2. Pasando tiempo con Dios:
a. Fuimos creados para tener compañerismo con Dios. Esa cercanía
y relación no toma lugar sólo los domingos o en medio de las
complicaciones de la vida. Dios quiere un diálogo abierto con su
pueblo.
En la Clase 201, los miembros de su iglesia aprenderán cómo establecer un
período determinado para tener un tiempo con Dios. No hay metas imposibles.
Simplemente tome pasos sencillos para establecer un tiempo consistente y
significativo con Dios. La clase 201 incluye algunas ideas para ayudar a los
creyentes a tener éxito sobre algunos obstáculos que podrán interferir con su
tiempo devocional.
La clase le ayudará a orar. La oración puede ser algo difícil para nuevos
creyentes, así que hemos incluidos algunas herramientas diseñadas para
desarrollar una vida de oración mas fácilmente. Guiándoles a través del Padre
Nuestro, la clase 201 les ayudará a tener una vida de oración balanceada.
Mientras aprenden a adorar a Dios, comprometerse con sus propósitos,
presentarles sus peticiones, pedir perdón, orar por otros y pedir protección por
ellos mismos, los miembros de su iglesia establecerán patrones de oración
sólidos que les ayudaran a través de toda su vida.
3. Diezmar:
a. Pocos compromisos muestran nuestra madurez espiritual como el
diezmar. Los miembros de su iglesia escogerán invertir su dinero
en lo que de verdad es importante (Mat. 6:21). Las bases bíblicas
para el diezmo serán presentadas y podrán escuchar respuestas a
las preguntas más comunes en referencia al diezmo, tales como:
• ¿Cuánto debo diezmar?
• ¿Dónde debo diezmar?
• ¿Cuándo debo diezmar?
4. Compañerismo:
a. No podemos llevar a cabo los propósitos de Dios solos.
Simplemente no es posible. El discipulado no es la excepción. La
Clase 201 da un resumen de lo que son los grupos pequeños y su
importancia en la vida del creyente. Corroborado por verdades
bíblicas, la clase motivará a los miembros de su iglesia a
profundizar su relación con la iglesia – un elemento esencial en el
camino para ser una iglesia conducida con propósito.
Los hábitos no son fáciles de desarrollar. Rick tuvo esto en mente cuando
escribió la Clase 201. La clase termina con siete pasos que ayudan al creyente
a mantener estos hábitos.
Al ser retados a comprometer su tiempo, tesoros y talentos para Dios, la iglesia y
la familia Cristiana, los participantes de la clase 201 pueden empezar a ver como
Dios los puede usar en el ministerio, a través de la Clase 301 y luego en las
misiones al mundo en la Clase 401.
Recursos recomendados
C.L.A.S.E. 201

Métodos de estudio bíblico personal por Rick Warren


C.L.A.S.E. 201

¿Cómo puede su iglesia medir


la madurez espiritual? ¿Qué
proceso podría usar para
ayudar a los nuevos creyentes
a comprometerse a participar
en la iglesia? Rick desarrollo
un material para apoyar el
desarrollo de su iglesia al ver la
escasez de recursos
disponibles en el área.

Este proceso de la Clase 201 moviliza a los miembros de su iglesia a través de


la Membresía (Clase 101) a la Madurez (Clase 201) y luego al Ministerio (Clase
301) y a las Misiones (Clase 401). Al final de cada clase los participantes son
retados a comprometerse a varias cosas para profundizar su crecimiento
espiritual e incrementar su nivel de compromiso con la iglesia.

La C.L.A.S.E. 201 se enfoca en los cuatro hábitos básicos que necesita un


nuevo creyente: Tiempo en la Palabra de Dios, Tiempo con Dios, La Oración,
Diezmar y el Compañerismo.

Métodos de estudio bíblico personal por Rick Warren

Enseñar a alguien cómo pescar es más efectivo que darle un pez para que
coma. Rick en su libro Métodos de estudio bíblico personal le enseña a las
personas cómo estudiar la Biblia por si mismos, para que puedan experimentar
el gozo que da el estudio personal de la Palabra de Dios.

La razón por la cual las personas no estudian la Biblia es por que no saben
cómo. Este libro les muestra cómo hacerlo y les da 12 métodos para su estudio,
incluyendo:
Devocional
Biográfico
Resumen de Capítulos
Tópico
Etcétera
Este libro le da al lector un proceso, paso a paso, de cada método y finalmente
sugiere los pasajes con los cuales puede empezar el nuevo creyente.
La meta del libro es aplicación no conocimiento Santiago 1:22.