P. 1
Ensayo sobre los medios de comunicación

Ensayo sobre los medios de comunicación

|Views: 11|Likes:
Publicado porgeidycaquetena20

More info:

Published by: geidycaquetena20 on Jun 12, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/27/2015

pdf

text

original

Ensayo sobre los medios de comunicación privados para la sumisión, el odio y la guerra

Presentado por: El escrito realizado por Alexander Escobar, los medios de comunicación privados para la sumisión, el odio y la guerra aborda dos temas fundamentales cuando se habla de los medios de comunicación como legitimadores de discurso de estado, promulgadores del consumismo y del desarrollo economicista. En primera instancia el autor habla, sobre la evolución de los medios de comunicación privados en Colombia, y en este sentido señala que debido a la proliferación de las tecnologías de información y comunicación, la tecnificación y el desarrollo de nuevos formatos se ha fomentado una nueva forma de hacer periodismo, tergiversado el oficio, desvinculando a la sociedad de la realidad, basándose solo en dar información sin la creación de criterios propios que fomenten la heterogeneidad del pensamiento, sino que por el contrario se fomente una superficialidad de la información. Superficialidad que sobre todo es legitimada por medios de comunicación privados que realizan una manipulación mediática sobre todo en cuanto a temas de guerra se refiere. Esta manipulación la observamos según señala el autor cuando “los medios masivos del capital encubren y mienten sobre el mundo en que vivimos”. Esta manipulación se realiza sobre todo a nivel emocional, cuando ponen al televisor como ídolo, como un Dios y una palabra sagrada; cuando se toma como único y verdadero todo y cuando dice este medio de comunicación, que le importa más el afán de la chiva, que la veracidad que pueda tener esta; cuando lo importante no es el hecho en sí y los argumentos sino la fuente oficial que cito digo hecho. Cuando entretener se convierte en un fuerte y tener homogenizado el pensamiento es la única premisa; cuando se utilizan diversos recursos narrativos para llamar la atención; cuando no importa si es pobreza o muerte el tema central; cuando se utilizan diversos recursos como el llanto, el tono del narrador, la melancolía, los niños, los ancianos, las mujeres, las personas humildes para llamar la atención de la sociedad, una sociedad que solo se fija en el acontecimiento espontaneo y en la pobreza del país, más que en esas historias significativas que dejan ver a la sociedad de una forma diferente a la lastimera y falta de esperanza. Pues no es ajeno a nuestro conocimiento, que hay en nuestro país mucha riquezas, tanto naturales, mineras, como humanas que podrían hacer que el país se observara de una manera diferente a como se muestra en las novelas que legitiman imaginarios erróneos sobre nuestra sociedad.

Claro está que el autor menciona que el tipo de cosas como el mencionado anteriormente, no se realizan debido a que los medios de comunicación son un negocio, entretener es su fuerte y alejar a la sociedad de temas como la corrupción, el saqueo legislativo del congreso, los malos manejos de los recursos es su principal motivación, pues sostener temas de interés puede resultar un arma de doble filo. En conclusión, el autor presenta que existe un control sobre los discursos y que estos van directamente proporcionales a la actitud de la sociedad, que se ha dejado permear por los medios que hoy por hoy y con el tema del conflicto armado han pasado a desempeñar otro papel: ser medios para la guerra. Servir como instrumentos para fomentar terror en la sociedad, que día a día se atemoriza y ve con poco optimismo el futuro del país; medios de comunicación que han servido para imponer el odio como verdad, medios que han servido para tapar con cortinas de humo hechos trascendentales, tales como los falsos positivos, masacres de militares, ayudas del estado a paramilitares y un sin número de hechos que día a día observamos y que no somos capaces de afrontar como una realidad latente y que más bien olvidamos cuando prendemos el televisor en las noches y observamos la novela del narcotraficante, el guerrillero y el paramilitar que ayudo a “construir la historia del país”. Cuando hablamos de medios de comunicación para la guerra, tenemos que mencionar que “Colombia es quizás el país donde más debate y discusión ha habido entre los medios: -de los medios con la academia, los periodistas y los poderes, entre los militares, pero también con otras ramas del poder-, sobre cómo cubrir bien el conflicto, sobre qué están haciendo los medios en el conflicto” y es el país en donde el gremio periodístico ha terminado por abordar sistemáticamente el conflicto armado, tan sistemáticamente abordado que confundimos las terminologías, legitimamos ciertos discurso y deslegitimamos nuestro criterio. Tan sistemática y metódica ha sido que existe hoy por hoy una brújula mediática que juega en doble sentido: por un lado observamos un estado que divulgan información a su favor a través de fuentes institucionales y por otro, actores armados que legitiman un lenguaje de avances tácticos y militares. Pero sea cual sea lo que si es cierto es que siempre nos movemos en un campo de percepciones, preconcepciones e imaginarios que son infundados ya sea por los medios de comunicación, el modelo de educación o las instituciones primarias que nos concedieron nuestros juicios y conocimientos a priori.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->