P. 1
El Uso de La Fuerza en La Guerra Asimetrica

El Uso de La Fuerza en La Guerra Asimetrica

|Views: 8|Likes:
Publicado porLuis Zapata

More info:

Published by: Luis Zapata on Jun 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/01/2015

pdf

text

original

El Uso de La Fuerza en la guerra asimetrica Antiguamente era posible el empleo de la guerra como último recurso para solventar controversias

, pero el Derecho Internacional de hoy, prohíbe el uso o amenaza de la fuerza; así, el artículo # 2 de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) establece: “Los miembros de la Organización arreglarán sus controversias internacionales por medios pacíficos, de tal modo que no se ponga en peligro ni la paz y seguridad internacionales, ni la justicia”. Los conflictos entre Estados en circunstancias extremas los llevan al empleo de la fuerza armada, y el Derecho Internacional ha evolucionado para suprimir o regular la guerra y mantener la paz, aunque no ha sido eficiente del todo. Desde el siglo XVI se sostenía que el uso de la guerra era lícito para los Estados, como una forma de responder a las injurias de otro; algunos pensadores propusieron la formalidad para emprender la guerra, es decir la declaración de que se haría la misma. La posibilidad de una injuria para un Estado por parte de otro, dio origen a la guerra preventiva siempre que ésta fuese declarada previamente. A partir de 1899 y 1907 en las Conferencias de la Paz en La Haya, se concluye prohibir el empleo de la guerra para el cobro de deudas contractuales entre Estados. La Convención de 1907 establece que las potencias contratantes convienen en emplear todos los esfuerzos para procurar la solución de controversias por medios pacíficos y se comenzó también a humanizar los efectos del empleo de la fuerza al procurar normas de derecho en la guerra “ius in bello”. Las fatales consecuencias de la primera guerra mundial, llevaron al Pacto de la Sociedad de Naciones a declarar en1919 que los Estados contratantes aceptaban ciertas obligaciones de no recurrir a la guerra, la cual quedaba justificada si algún Estado adversario incumplía alguna sentencia arbitral. En 1928 se firmó en París el Tratado General de Renuncia a la Guerra, a iniciativa de Francia y Estados Unidos, el cuales tuvo en vigor para más de 60 Estados incluyendo alas grandes potencias; en él los Estados declaraban que condenaban la guerra como medio de solución de controversias y renunciaban a ella como instrumento de política internacional; pero el Tratado no establecía un organismo que implementara sanciones para el Estado que incumpliera las normas acordadas e iniciase una guerra. Llegó así la II guerra mundial y el Tratado sirvió para el establecimiento de los Tribunales temporales de Núremberg y Tokio que sancionaron a los criminales de guerra. Posteriormente en el año 1945, los redactores de la Carta de la ONU declararon que en aras de preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra que por dos veces ha infringido a la humanidad sufrimientos indeseables, los miembros se abstienen de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o en cualquier otra forma incompatible con los propósitos de la organización. De allí se desprende que una guerra de agresión constituye un crimen contra la paz, y según la Comisión de Derecho Internacional (dependencia de la ONU), la agresión constituye un crimen internacional. La declaración se refiere a fuerza como el empleo de la fuerza armada, desechando otros tipos de fuerza como la económica o la política; también se refiera a la amenaza y a las modalidades de agresión indirecta como la organización y fomento de fuerzas irregulares, bandas armadas, mercenarios, para hacer incursiones en el territorio de otro Estado. Pero la fuerza armada puede utilizarse con una finalidad distinta a la especificada como prohibida en la Carta de la ONU, es decir, para cumplir para cumplir un propósito de esa organización, para la protección de los derechos humanos, para preservar el principio de

que al estar parcializado solo con cinco miembros permanentes con derecho a veto. está permitido y esta puede ser individual o colectiva.4 de la Carta de las Naciones Unidas afirma que: Los Miembros de la Organización. Aunque en ocasiones se ha interpretado que esta norma sólo prohíbe el uso de la fuerza dirigido contra la integridad territorial o la independencia política de los Estados. búsqueda El uso de la fuerza por los Estados se regula tanto por el Derecho internacional consuetudinario como en tratados internacionales. o en cualquier otra forma incompatible con los Propósitos de las Naciones Unidas. Wikipedia. no hay duda que el empleo de la fuerza para la legítima defensa. la opinión más extendida es que estas expresiones sólo pretenden intensificar el sentido de la disposición. Para mantener la paz y seguridad internacionales. qué posibilita un mecanismo de asistencia entre Estados para lograrla. se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado. Uso de la fuerza Uso de la fuerza Saltar a: navegación. y hasta tanto el Consejo de Seguridad adopté medidas para solucionar las controversias. algunos autores niegan que el empleo de la fuerza para esas finalidades esté justificada. Esta . Ante esta situación. y que el artículo implica una prohibición absoluta que tiene como únicas excepciones las previstas en la propia Carta de las Naciones Unidas: la legítima defensa y el sistema de seguridad colectiva atribuido al Consejo de Seguridad en el Capítulo VII. por razón humanitaria. en sus relaciones internacionales. y por otro lado puede desencadenar una escalada de conflicto con la participación de terceros Estados. se requiere que el uso de la fuerza con esos fines tenga una autorización de la ONU. es de suponer quelas grandes potencias serían las beneficiadas. salvo en legítima defensa. en vista de que la ONU es inoperante para garantizar la solución pacífica de controversias. pero ante un ataque armado. etc. El artículo 2. y demanda un acuerdo previo entre ellos y la solicitud del Estado víctima del ataque armado. es incompatible con el propósito fundamental de la ONU. Sin embargo. No se autoriza la legítima defensa preventiva o la que reproduciría ante un ataque armado inminente. la ONU ha diseñado un mecanismo de reacción institucional para los casos de trasgresión de la norma. en tanto establece el artículo 2 del párrafo 4 de la Carta que todo uso de la fuerza. Ante estos supuestos no tendría la norma carácter imperativo. otros autores refutan que si es lícito el empleo de la fuerza armada en estos supuestos.autodeterminación de los pueblos. aspecto último dejado de lado en varias oportunidades durante el siglo XX. y por supuesto del Consejo de Seguridad. La legítima defensa colectiva tiene su fundamento en el artículo 51 de la Carta. pues deben agotarse todos los métodos para solucionarlas controversias pacíficamente. A esto.

Se considera en la actualidad que el principio de la prohibición del uso o amenaza de la fuerza forma parte del Derecho internacional consuetudinario. el artículo 51 reconoce el derecho de legítima defensa al afirmar que "Ninguna disposición de esta Carta menoscabará el derecho inmanente de legítima defensa. y tiene como únicas excepciones los dos supuestos autorizados por la Carta de las Naciones Unidas. Su Preámbulo señala expresamente que uno de los principales objetivos de la Organización de las Naciones Unidas es "preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la Humanidad sufrimientos indecibles". el Consejo de Seguridad.interpretación es más acorde con el contexto histórico en el que se redactó la Carta. En segundo lugar. individual o colectiva. la toma de represalias y la protección de los nacionales que se encuentren en el extranjero: se trata de cuestiones polémicas. . de acuerdo con los artículos 24 y 25 y el Capítulo VII de la Carta. puede autorizar acciones colectivas para mantener o restablecer la paz y la seguridad internacionales. Algunos Estados defienden la legitimidad de la intervención humanitaria. En primer lugar. en caso de ataque armado contra un Miembro de las Naciones Unidas".

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->