Ekaterina Armijos, vivienda. Taller II.

DISEÑO E INDETERMINACIÓN Condicionantes y partidos arquitectónicos
Jose María Sáez

La incertidumbre del mundo es su más grande certidumbre.1

El problema de diseñar Proyectar arquitectura no es un problema fácil. Se parte de situaciones complejas, con un alto número de variables que frecuentemente son contradictorias entre sí, y se exige del diseñador la capacidad para encontrar una solución que de respuesta satisfactoria a esa complejidad. Pero si el origen es complejo, el objetivo final tiene una condición que dificulta su búsqueda: la solución no es única. La paradoja del papel en blanco es que, enfrentados a la acción de proyectar, muchas veces no es la falta de opciones la que nos detiene sino el exceso de éstas: la dificultad de distinguir un objetivo. En la construcción de un camino entre estos dos puntos inciertos, de origen y llegada, reside la tarea del diseñador. De lo indeterminado a lo determinado La dificultad de proyectar proviene de la dificultad para elegir o construir una solución posible a un problema que en sí es complejo e indeterminado. Como en una partida de ajedrez, el diseñador aprende a elegir sus movimientos, y lo hace en el supuesto de que hay una solución mejor que las otras y que es el objetivo de la búsqueda. Mientras el problema no es determinado, el diseñador se comporta como si lo fuera. Para ello, al definir sus estrategias, el diseñador toma decisiones basándose en hipótesis de determinación, construyendo un sistema de aproximación que justifique sus decisiones tomadas. Busca los caminos que acotan el problema, que delimitan las opciones, que reducen la indeterminación. Trata de evitar dar cualquier respuesta (una respuesta no justificada, que no sea la más adecuada, la más coherente, la más eficaz, o la más simple).
1

Jorge Wagensberg. Complejidad contra Incertidumbre.

1

en una investigación exhaustiva la acumulación de datos no garantiza por si sola el salto hacia las primeras decisiones de diseño. investigar el clima. tecnológicos. Al hacer una valoración de los componentes del problema utiliza sus propios criterios. cuáles son sus aspectos esenciales. sino que puede ser una combinación de aspectos funcionales. culturales. al simplificar y jerarquizar sus elementos desde un determinado punto de vista. y por tanto de su mayor o menor capacidad para dirigir el proceso. A pesar de la utilidad de comenzar el análisis desde el contexto. económicos. conocer los usuarios. los elementos esenciales de un problema pueden no ser siempre los que se derivan de un entorno físico concreto. puede basar sus decisiones posteriores en condicionantes de importancia menor y generar caminos erróneos cuyo mayor peligro es el de presentarse como 2 . El estudiante tiene que aprender a decidir. Si en la labor profesional. porque esta aproximación busca establecer limitantes que nos permitan rápidamente descartar opciones no viables. ó mejor ¿qué debo hacer?. para la misión del taller estas estrategias deben hacerse explícitas. Los condicionantes Cuando un profesor aconseja a un estudiante dibujar el terreno. en el oficio. descartando otros. A las preguntas ¿qué quiero hacer?. simbólicos. porque obliga a las soluciones de proyecto a responder a las características particulares del problema. Sin embargo. Dependiendo de las características de cada problema. la forma en que se toman decisiones puede producirse de forma intuitiva. un enfoque. Clarificar y sistematizar cómo se produce este proceso desde lo indeterminado a lo determinado nos ayudará a mejorar el aprendizaje de la arquitectura. La realidad de la que se parte y a la que hay que dar respuesta se convierte en un instrumento de delimitación: las posibles soluciones quedan reducidas en función de lo posible o lo adecuado. una toma de postura respecto al problema.Aprender a diseñar es aprender a encontrar caminos adecuados. está buscando condicionantes que definan el problema. nuestra tarea en el taller de arquitectura consiste en facilitar a los estudiantes la toma de decisiones. etc. y trabajar desde éstos las hipótesis de trabajo. el enfoque buscará la solución desde estos condicionantes generadores. Comprender un problema es valorar qué componentes le afectan más directamente. El análisis del problema es una forma insustituible de comenzar el proceso de diseño. nos obliga a justificar las decisiones que vamos a tomar desde este punto de partida. ya sea por su carácter de elementos limitantes. a través de su mayor o menor importancia en el problema analizado. Lo posible. el estudiante debe encontrar por sí mismo las mejores opciones de respuesta. Uno de los objetivos del taller debe ser aprender a identificar los condicionantes más importantes en la toma de decisiones. La investigación o el análisis tienen que ser orientados. y exige por tanto una participación activa del diseñador. Se empieza a elegir desde este momento temprano del proceso. seleccionando los datos por su incidencia directa o indirecta en las decisiones de diseño. La complejidad de partida debe someterse a procesos de simplificación y selección para poder ser operativa. el diseñador interpreta el problema. Como profesores. y está dirigido a localizar los elementos condicionantes que son capaces de disminuir el grado de indeterminación del proceso. El diseñador debe jerarquizar los condicionantes. Si un estudiante no ha comprendido claramente cuáles son los elementos principales del problema. como por su capacidad de generar líneas de acción en el diseño. Lo adecuado.

convirtiéndose en 2 1 2 3 Diego Albornoz. un nexo entre reflexión teórica y diseño proyectual. se parte de unas intenciones más o menos explicitas. donde se establecían objetivos o intenciones a través del lenguaje oral o escrito. Si la idea puede convertirse en forma. La discusión se plantea a través de la pregunta básica “¿qué es una vivienda?”. como veremos en el ejemplo siguiente. baños. a la vez que separa. el estudiante propone una interpretación personal de dicho problema: jerarquiza un aspecto (el lugar de encuentro) y lo vincula con la idea vernácula del fuego. El partido “Anillo de Fuego” es una idea-forma. se transforma en este punto en solución arquitectónica formal. En la figura 1 puede observarse la representación gráfica de la idea. Anillo de Fuego. vivienda. con las que establece los objetivos de trabajo. la fase crítica es el paso desde esa interpretación hacia las decisiones de diseño. En el proyecto de Diego Albornoz. Los partidos se convierten en el puente entre ideas y formas.“aparentemente justificados” 2. es el elemento que da servicio a los espacios privados independientes. estamos ante el eslabón crítico que nos inicia en el diseño propiamente dicho: el punto de partida o “partido arquitectónico” que arranca el proceso de diseño. donde se registran gráficamente las lógicas internas determinantes. Taller II. el hogar como símbolo de la casa. Anillo de fuego. Diego Albornoz El proyecto que se presenta aquí comienza en el análisis común realizado con los estudiantes del taller sobre el tema propuesto: “habitar”. parece lógico que atraiga las funciones de almacenamiento. plantea la solución de enmarcar el centro de reunión con un perímetro de “calor”. a la diferenciación de privacidades. donde la forma general del edificio queda condicionada demasiado rápido por un elemento circunstancial. con las que reducir aún más el grado de indeterminación. En el modelo del “Anillo de fuego”. como centro de reunión y protección. Podemos detectar este problema en un caso recurrente de diseño: la utilización de la geometría de veredas no paralelas como generadora de cruces de tramas. cuya respuesta nos remite a la vivienda como espacio de intimidad y protección. En la construcción de su discurso. sino que nos orienta sobre otras decisiones posteriores. el diseñador se ve forzado a elaborar sus propias reglas de juego. 3 . La utilidad del partido no es solo proporcionar una forma de arranque. Donde anteriormente solo hay condicionantes. la lógica del partido nos indica claramente no solo la posición relativa de los espacios comunes y los privados. Al dibujar las intenciones de trabajo se generan los partidos arquitectónicos. para posteriormente convertirse en los primeros elementos formales. Las chimeneas (tanto las que calientan el espacio común como las estancias privadas) deben situarse en el anillo de calor. para establecer claramente el espacio de lo común como un espacio central. Lo que hasta ahora era la etapa verbalizada del proceso. El partido arquitectónico Tras la interpretación del problema. un “mapa conceptual” o modelo de lo que se va a plantear. y reforzar la separación entre lo común y los espacios privados (que son parte de sus objetivos de diseño). a lo común como lugar de encuentro familiar. sino fundamentalmente ordenar y orientar el proceso de diseño a través de unas reglas internas propias. Con esta comprensión de cuál es el problema que hay que resolver. que. etc. la búsqueda se concentra en establecer un esquema gráfico que desarrolle los objetivos anteriores. En un momento posterior de este escrito se abordará una metodología de trabajo en taller que busca reducir la presencia de condicionantes circunstanciales en el planteamiento del problema para permitir al alumno concentrarse de forma exclusiva en la búsqueda y solución de condicionantes de primer orden. Si el anillo se ha definido también como elemento de transición y de servicio. Una vez establecidas las intenciones de diseño.

Sin embargo. que calientan en este caso los espacios de baño o vestidores situados en el anillo. Se ha enfatizado aquí el hecho de que las decisiones de desarrollo del proyecto son conducidas (si se quiere. potenciando al partido arquitectónico. hay que reconsiderar la hipótesis hasta la elección apropiada del partido arquitectónico. Como vemos. el resto de la casa no debería ser del mismo material. de manera que se garantice la adecuación del partido abstracto a ese problema concreto. y simultáneamente reduce su indeterminación con la generación de partidos arquitectónicos que establecen nuevas reglas condicionantes. El partido es un recurso del diseñador para dar sentido a lo que está haciendo. el grosor del anillo varía para adaptarse a las necesidades funcionales diferentes de cocina. establecemos una ruta que nos acota el campo de actuación. es decir. la adecuación de un partido con un problema concreto es más fácil si se parte del análisis de dicho problema para la construcción de un partido ad hoc. que facilita la toma de decisiones y que garantiza la claridad y coherencia interna del resultado final. deben poder modificar su forma (hasta donde lo permita su lógica interna) para garantizar la viabilidad de la solución que se produzca. generando un modelo base que nos aporta unas reglas del juego para una posible solución. Se concluye que los partidos deben ser modelos flexibles. se sitúan en el anillo de servicio. La entrada a la vivienda encaja en el papel de resolver transiciones que se ha definido para el anillo. Si nos preguntamos de qué material debe estar hecho el anillo. que no necesariamente intervienen en la elección del partido (condicionantes circunstanciales). La idea de calor sugiere la posibilidad de introducir sol a través de lucernarios. se puede concluir que por su condición de grosor y por su capacidad para acumular calor de chimeneas o lucernarios es más coherente con el partido que el material sea pesado que ligero (¿ladrillo rojo?). para diferenciar claramente el anillo de los otros espacios. la forma final del proyecto señala una capacidad de adaptación del partido arquitectónico a los condicionantes concretos. reduciendo la indeterminación del problema. El partido se adapta después para dar cabida a otros condicionantes menores.un cinturón de elementos servidores y enfatizando su grosor separador. Como podemos deducir también en el ejemplo (figura 2). condicionadas) por la lógica interna del partido. El partido se construye aplicado a un problema. 4 . Aunque un partido o modelo arquitectónico puede generarse autónomamente a partir de reflexiones teóricas. Es importante considerar a los partidos como hipótesis de trabajo. baños o armarios. El anillo puede convertirse en un polígono irregular para facilitar su adecuación al número y dimensiones variables de los espacios que se necesiten conectar. al jerarquizar algunos aspectos del problema sobre los otros. sin contradecir la idea de partida. como elemento de servicio y de producción de calor no puede dejar de vincularse al anillo. Si los condicionantes internos del partido entran en conflicto con los condicionantes externos del problema real que se quiere solucionar. etc. De igual forma. lo que nos permite pensar en una metodología de diseño que simplifica inicialmente la complejidad de partida. Una vez elegido el partido arquitectónico. La cocina. modelos abstractos que se tantean como posibles soluciones para un problema concreto. Se parte de los condicionantes de mayor jerarquía en el problema para elegir el partido (lo que hemos llamado condicionantes generadores). el partido se comporta como un condicionante autoimpuesto por el diseñador. Los desniveles del terreno pueden resolverse con escaleras que.

reflejados en tres distintas ideas-forma. La tercera propuesta (figura 3) se genera con una franja de servicio que atraviesa la vivienda y se prolonga al exterior. 1 2 3 5 . La construcción se plantea en tierra. y que reflejan unos requerimientos culturales y constructivos muy definidos. tradición constructiva. para generar una solución que sea capaz de integrar la dispersión de requerimientos de variada índole. con los espacios para lo social al exterior. la clase incorpora algunas más buscando su mejoramiento: la construcción de adobe debe reforzar su estabilidad ante sismos. El primero (figura 1) estabiliza la vivienda con contrafuertes exteriores. Entender el contexto y su capacidad para limitar y conducir el proceso es fundamental para garantizar la viabilidad de las propuestas. al existir distintas opciones de solución (y es imposible encontrar en arquitectura un problema absolutamente determinado por sus condicionantes iniciales). al igual que los servicios higiénicos. el contexto. núcleo que da servicio a las distintas direcciones y alturas de los espacios que lo rodean. menos visible. lugar específico donde se ubica. cubiertas de madera y teja. y por tanto es más débil. entorno climático. Las paredes de la franja se comportan como costillas estructurales. La vivienda debe responder a un esquema cerrado. El segundo (figura 2) utiliza un núcleo de almacenamiento central para estabilizar el conjunto. de forma genérica. ubicando los servicios y separando la zona de dormir de la de cocinar. Problemas con alto grado de condicionamiento Hay problemas cuya definición parece de antemano determinada por su alto grado de condicionamiento. la Facultad propone a sus estudiantes encontrar soluciones a la vivienda indígena tradicional de la sierra. dejando libre el resto del espacio de uso. Los estudiantes se dividen en tres grupos. conocidas a través de visitas y charlas de expertos. En problemas complejos y condicionados. Viviendas para indígenas en Pujilí Tras el terremoto de Pujilí. Las estrategias de trabajo más importantes en los problemas con alto grado de condicionamiento se vinculan a la definición de sus condicionantes: la investigación de usuarios. el partido puede ser útil como elemento integrador que ordena los distintos aspectos del problema. centrándose en encontrar una solución sintética de los requerimientos establecidos de antemano. El partido aquí ha sido utilizado como herramienta para ordenar el resultado. la temperatura excesivamente fría de la vivienda debe elevarse.Viviendas para indígenas en Pujilí. la necesidad de utilizar un partido arquitectónico que conduzca o determine aún más el proceso de diseño. posibilidades económicas. Sin embargo. Todos los estudiantes parten de las mismas condiciones iniciales de problema. con suelo del mismo material. los tres grupos desarrollan tres partidos diferentes. Los animales (cuyes) se crían al interior de la vivienda para aprovechar el calor que generan. Sobre estas condiciones. es decir. La modulación creada por los contrafuertes se aprovecha para generar los elementos funcionalmente compartimentados. A pesar de todos los puntos de partida comunes. y vinculándolos con la estabilidad del edificio. que son las de la vivienda tradicional. El papel del partido arquitectónico es aquí el de aglutinante. en un perímetro que es utilizado para los elementos servidores internos o externos. permitiendo la entrada de sol al interior y aprovechando las condiciones de acumulación térmica del adobe. hay un margen de indeterminación que puede resolverse con la aparición de distintos “partidos”. Todos ellos plantean como intención de partida simplificar el diseño compactando y agrupando las instalaciones y los elementos servidores. Taller I.

como por ejemplo la definición de un terreno concreto dentro del parque. Esta definición. el reto en este caso no reside en la complejidad de los condicionantes. Concurso Museo de los Sentidos. Taller VII. Esta sensación de arbitrariedad se produce también si utilizamos directamente la geometría como tabla de salvación. con el tema “Museo de los sentidos en un laberinto a proyectar en el Parque Metropolitano de Quito”. pero no es el condicionante principal. el diseñador debe generar sus propias reglas. cada estudiante se concentra en una posible solución a este campo de reflexión común. el que puede orientar el proceso con claridad.Problemas con bajo grado de condicionamiento Laberinto de los sentidos en el Parque Metropolitano El Casal Catalá de Quito convoca en 1998 a un concurso nacional para estudiantes de arquitectura de Ecuador. 6 . Enrique Villacís. queda determinado por su capacidad de acomodarse a la lógica del partido. Es interesante destacar que en la metodología del “campo de reflexión” los estudiantes parten de un objetivo claro pero abstracto. Independientemente de la necesidad o no de un planteamiento tan abstracto. Wilfrido Ayala. Una vez interpretado el problema (caracterizado en sus elementos esenciales) y establecido las intenciones de la búsqueda. sino la casi total ausencia de los mismos: una vez comprendido como condicionante significativo el contexto natural del parque metropolitano. no es sin embargo satisfactoria en éste. sentidos y museo. La clase partió de la búsqueda de un hilo conductor que conectara los distintos ingredientes del planteamiento. ¿cómo abordar el problema? Una opción sería la búsqueda de más condicionantes. que funciona muy bien en otros problemas como hemos comprobado repetidamente. Sabina Balarezo. en un entorno natural que nos impide construir formas arquitectónicas urbanas convencionales. que debe buscar en la lógica de su construcción teórica la justificación de dicha elección. La elección de un sitio genera posibilidades. El entorno del Parque Metropolitano juega un papel importante. dentro de las posibilidades del parque (grietas del terreno. no al revés. cuál sería el parámetro de selección?) se suma la ineficacia para acotar por sí sola el proceso: la definición de un sitio común no nos condiciona lo suficiente como para definir la relación entre laberinto. la única solución es la generación de condicionantes internos. Si las reglas del juego establecidas son insuficientes. Tampoco la investigación de precedentes museísticos nos sirve de mucho. Si los condicionantes dados no son por sí mismos capaces de establecer un camino de resolución del problema. ladera empinada hacia el valle. etc). primer premio. pero todas responden a intervenciones que sugieren recorridos de intensificación de las experiencias sensoriales en la naturaleza. La generación de modelos no está condicionada por ningún elemento excepto por los planteados en la interpretación del problema. A la arbitrariedad de la elección (¿porqué un sitio y no otro. El lugar apropiado. segundo premio. El problema se sintetiza de la siguiente manera: buscar una relación naturaleza-arquitectura que desoriente al usuario para intensificar sus sensaciones. sin limitantes iniciales que intervengan en el proceso. tercer premio. nos encontramos ante un programa nuevo. pero el lugar concreto en el que se insertan los proyectos queda a la elección del estudiante. bandas cortafuegos de bosque despejado. Las soluciones premiadas desarrollan distintos enfoques de aproximación entre parque y sentidos.

cerca de Nayón. el suelo se convierte en un tapiz de texturas naturales diferentes (troncos. Pero al generarlas desde los elementos fundamentales del problema. Trabajando procesos de simplificación y abstracción se reformulan las preguntas planteadas. Esto puede conseguirse a través de la construcción teórica. se garantiza la conexión íntima entre problema y solución. Taller II. estudiantes de distintos años abordan la “cabaña” temporal como su problema de experimentación. y que se desarrolla luego en una estructura porticada con techos y paredes enrollables. Katy Murriagui. se convierte en una metodología de experimentación. el elemento esencial a resolver. El problema metodológico se centra en cómo aumentar el margen de indeterminación sin que el diseño pierda capacidad de generar caminos coherentes. El partido arquitectónico es una construcción que se abre y se cierra. Vinculado al enfoque general de una arquitectura que potencia la relación sensorial con la naturaleza. determinaciones) para poder tomar decisiones que no caigan en el campo de lo arbitrario. se generan las preguntas que definen la búsqueda. su aplicabilidad y pertinencia. y sin que los resultados pierdan capacidad de ser aplicables. transparentes en muchos casos. incluido el experimental. Cabaña que se abre y se cierra. Se genera un discurso que intenta clarificar el proceso. Por otra. que cambian su posición a lo largo de las horas. necesita direccionamientos (es decir. 7 . En los ejemplos de las figuras. maderas) donde una acumulación de piedras resuelve la necesidad mínima de preparar un fuego. estas estrategias implican una reducción del abanico de posibles soluciones que puede ser indeseable desde la perspectiva de la experimentación y de la búsqueda de soluciones innovadoras. El arquitecto que selecciona los elementos esenciales del problema está intentando alejarse de lo circunstancial para no dejarse determinar. Siguiendo la lógica del planteamiento. Por una parte se necesita una aproximación a los problemas suficientemente abierta como para que facilite la posibilidad de encontrar soluciones nuevas. Aunque exista una solución convencional establecida (y valida). se utiliza la masa térmica de la propia ladera. el rigor al desarrollar las ideas nos conduce hacia caminos no explorados anteriormente. El resultado es no previsto. utilizando los recursos que se señalaban en el apartado anterior. el diseño. estableciendo una orientación a la búsqueda. En la primera propuesta la generación de la pregunta inicial es la siguiente: ¿cómo es la arquitectura mínima necesaria para simultáneamente proteger y relacionar al usuario con la naturaleza? Entre naturaleza y hombre.Construcción teórica y experimentación A pesar de que las estrategias de determinación facilitan la toma de decisiones en el proceso de diseño. la arquitectura se concibe como un intermediario y esta interpretación abstracta es el “campo de reflexión” donde se sitúa el terreno de juego. solución que condiciona la elección de lugar dentro de la zona propuesta. Problemas no necesariamente de bajo condicionamiento se liberan para generar enfoques nuevos. arena. La abstracción se convierte en herramienta de interpretación. tanto del problema (que se simplifica y se concentra en las cuestiones fundamentales: en un campo de reflexión) como de las soluciones (a través de los partidos arquitectónicos o los modelos abstractos). el método anterior subvierte los resultados. la arquitectura desaparece cuando no es necesaria y se manifiesta cuando la relación se vuelve inconfortable. Para lograr el confort en la noche. calentada en el día por el efecto invernadero. en una naturaleza cambiante.

Esta plataforma se apoya en el suelo por intermedio de unos “troncos” artificiales. 8 . y en el interior cuelgan de ella para generar un lavabo-cocina. que recoge la necesidad de separación de la pareja en un entorno natural. que se camuflan entre los demás árboles. como se aprecia en la primera figura. Desde este principio generador. Una serie de características poéticas vinculan al partido elegido con la cabaña. El acceso a la plataforma se realiza a través de escaleras y plataformas menores que alejan el acceso para no delatar la posición del nido. Las instalaciones duras. que también permite que el envolvente-mueble tome la forma del cuerpo de sus ocupantes.En el segundo proyecto. Cabaña para una pareja. se ubican en la plataforma. una cabaña para pareja realizada como esquicio de taller vertical. ajenas a las características de la membrana blanda. y el proceso continuaría hasta conseguir ese objetivo. como en toda experimentación. su capacidad para convertirse en una propuesta viable. en la que un elemento blando colgado contiene a la pareja. La estructura colgada se estabiliza con un relleno. 1998. El partido arquitectónico debe probar. Wilfrido Ayala y otros. el proyecto deduce sus siguientes pasos. Taller Vertical. Aparece una plataforma rígida que sostiene a la estructura colgada y que compensa lo cerrado y pequeño del refugio con una visión panorámica por encima de las copas de los árboles. el elemento de ruptura es el partido arquitectónico elegido: el “nido”. y que se expresan en la presentación siguiente: Nido Camuflaje Miniatura Cuerpo Blando Calor La representación gráfica del partido interpreta la idea de nido desde los conceptos anteriores.

que es el primer nivel de arquitectura. niños. Viviendas con arquetipos. se trabajan funciones. 1 Trabajar un partido dado Busca que el estudiante aprenda a manejar la lógica determinante de los partidos arquitectónicos. Se propone como tema abstracto de reflexión el “habitar”. adaptándolos para su misión.El aprendizaje Desde la lógica de diseño que se describe en este escrito. el estudiante puede recurrir a sus propios conocimientos y experiencia para realizar el análisis. y que son una excusa para trabajar los partidos abstractos propuestos. buscando las leyes internas que se deduzcan del partido. 9 . que pueden ser analizados de forma filosófica o poética. La Casa de los Dominios Jugar con partidos simples (arquetipos) : La caja de cristal La caja cerrada La torre La caja enterrada El muro Se usó en Taller Arquitectónico I. el estudiante debe aprender en su práctica a manejar los condicionantes de cada problema arquitectónico y a generar sus propias líneas de acción a través de interpretaciones. No se produce toma de decisiones sobre el tema o sobre los partidos por parte de los alumnos. Se determinan las reglas implícitas en los partidos planteados. El estudiante analiza los usos y usuarios básicos que se plantean (pareja. pero determinado por los partidos arquitectónicos dados. problema muy poco condicionado. Simplificación extrema. lugar de encuentros) y sus relaciones. usuarios y entornos abstractos. El análisis no necesita investigación previa. Para lograr este objetivo se han desarrollado en la FAD-PUCE varias metodologías de taller que buscan facilitar este aprendizaje desde una visión gradual de su complejidad. intenciones o partidos que dirijan el proceso. y su mejor aplicación a los usuarios o funciones analizados. adolescente. dada su condición de usuarios universales o de usos relacionados con la vivienda. Taller I. se elige qué partido de los que se ofrecen es el más adecuado a las características de los usos o usuarios a los que hay que responder y se desarrollan coherentemente los distintos partidos dados.

Tiene que escoger partidos adecuados y desarrollar sus leyes internas como en el caso anterior. para persona sola) Casa con un centro. elemento central de referencia) Casa de la ventana (casa con vista en ladera. 10 . Taller II. Temas desarrollados en Taller II: Casa hacia adentro (usuarios no sociales) Casa con un centro (casa con un corazón. El estudiante no tiene que pensar una interpretación. solo resolver los objetivos que están dados.2 Trabajar una interpretación dada Busca que el estudiante aprenda a elegir el partido arquitectónico apropiado a una situación determinada en la que el contexto y usuarios son dados. generándose una alta variedad de propuestas en el taller. Simplificación de un tema real. Los estudiantes eligen individualmente sus propio partido arquitectónico. con usuarios y entornos que se eligen para ser coincidentes con el objetivo de partida que da título al trabajo. previamente analizados e interpretados.

Taller II. se eliminan los condicionantes circunstanciales a través de la presentación de un problema en abstracto: solo se trabajan los condicionantes mayores.) Casa que abre y cierra (entorno. no hay entorno ni usuario determinados. Temas desarrollados en Taller II: Casa flexible. que es aplicable después a una necesidad real.3 Trabajar un campo de reflexión Se busca que el estudiante aprenda a interpretar problemas simplificados. etc. que posteriormente tiene múltiples aplicaciones (vivienda social. 11 . El resultado es un conjunto variado de modelos universales generados a través de condicionantes también universales. vivienda temporal) Casa para el usuario nómada (usuario que se desplaza) La vivienda flexible. El tema general (vivienda) se acota en un ámbito de reflexión (vivienda flexible). para generar desde esa interpretación su proceso de diseño. Se interpreta una necesidad de la vivienda. progresiva. establecer sus objetivos. no condicionan la búsqueda de modelos universales. clima. temporal. Los estudiantes eligen individualmente sus propias reglas de juego y se les exige posteriormente coherencia con esas condiciones autoimpuestas. El estudiante se arma instrumentalmente al conocer un número de modelos aplicables en otros momentos de su trabajo de diseñador. El estudiante tiene que buscar una interpretación personal de un problema abstracto. Simplificación a través de una temática abstracta. partidos y leyes internas. naturaleza.

en un entorno natural privilegiado. función o usuarios. 1 2 Pascual Gangotena David Barragán Albergue en el lago San Pablo. y relación de éstos con la naturaleza. En la noche se convierte en lugar privado de dormir en el agua. El partido consiste en una oposición entre lo fijo (el desembarco anclado con pilotis al fondo) y lo móvil (las cajas flotantes de fibra de vidrio). En el día el albergue es abierto y accesible. Albergue para jóvenes. En el proyecto de la figura 2 la propuesta se sitúa frente a los antiguos muelles. un elemento límite. 12 . Es el formato más usual en los talleres de arquitectura. es conveniente que el estudiante pueda detectar el campo de reflexión al que pertenece (por ejemplo. esta interpretación del entorno se traduce en un albergue oscilante que es tierra de día pero se inunda por la noche. Al buscar una interpretación del problema. la arquitectura institucional. desde los que se accede a una estructura fija de desembarco (en negro) que enmarca los elementos funcionales. Taller II. Las cajas están semihundidas y contienen algunos espacios por debajo del agua. la vivienda flexible. La interpretación del usuario mochilero establece la necesidad de relación entre los jóvenes. es lugar de llegada o de tránsito para contemplar el monte Imbabura. Hay que evitar que el estudiante se entrampe en los condicionantes secundarios y no sea capaz de simplificar las condiciones escogiendo los determinantes principales. fronterizo. Para el proyecto de la figura 1. El partido se origina en un aspecto del entorno: el libre movimiento vertical de estas cajas flotantes es una reinterpretación poética del movimiento del agua en el lago. para generar desde esa interpretación su proceso de diseño. que son determinados previamente. la relación arquitectura naturaleza. centrándose en sí mismo y en su función de relacionador social. se jerarquiza su incidencia en el partido. etc). Se busca la aventura de conocer algo nuevo. El estudiante no elige el lugar. alzándose las carpas individuales a las que se accede mojándose los pies. El lugar de lo común se reduce y se convierte en islote.4 Trabajar un tema dado Se busca que el estudiante aprenda a jerarquizar las condiciones de un problema complejo y a interpretarlo. Albergue en el lago San Pablo El entorno como elemento dominante para elegir el partido arquitectónico. la vivienda colectiva. en un punto que es de paso para el viajero. Se trabajan todos los condicionantes hasta interpretarlos. El entorno se interpreta de manera fuerte: el muelle es una zona de transición entre la tierra y el agua. En la noche el Imbabura desaparece y se crea un nuevo paisaje luminoso con las luces de las carpas sobre el agua.

etc.) Alcaldía Menor del Sur. el edificio se reconoce como parte de un campo de reflexión universal que es el edificio institucional.Administración Zonal Quitumbe La función como elemento dominante para elegir el partido arquitectónico. flexibilidad de uso. y resolver no solo los requerimientos de administrador de servicios. Planteado desde el plan ordenador de Quitumbe. sino su papel icónico como generador de nueva identidad en la zona. Las características generales de este tipo de edificios aparecen en las soluciones que se aplican para esta localización concreta (permeabilidad. Asociado a la plaza pública. escala. el edificio de la administración zonal debe atender principalmente a su función de edificio público. Taller IV. accesibilidad. 13 .

El tiempo más largo empleado en el taller a la búsqueda colectiva del enfoque adecuado para el tema se compensa por el aprendizaje de los alumnos y por su valor formativo. Después de su análisis. lo que se puede considerar una ventaja sobre trabajar un tema dado por el profesor. que originalmente iba a ser la vivienda colectiva. En función de la investigación desarrollada por los estudiantes se determinó que el albergue no era la mejor solución. Los recursos internacionales y nacionales que les prestan generan agravios comparativos respecto al escaso apoyo institucional a los colonos ecuatorianos. que el estudiante tiene que escoger. que luego se aplican a una condición real. se corre el peligro de que el estudiante reciba acríticamente las razones por las cuales los temas se plantean. Se parte de una problemática que interesa a una zona o a unos usuarios de forma amplia. 14 . la intención inicial del taller era resolver el desplazamiento de colombianos a través de un albergue de acogida. Se generan modelos de solución. muchos se mueven rápidamente hacia otras ciudades o se refugian en casas de los colonos ecuatorianos que anteriormente habían trabajado para ellos en Colombia. El estudiante elige y justifica el tema. incluyendo la de elegir el tema concreto y la ubicación que se va a desarrollar. Carlos Guerra.5 Trabajar una problemática real Se busca que el estudiante aprenda a intervenir en todas las decisiones del proceso. para que puedan funcionar temporalmente como albergues y después revertir en uso de los propios colonos. Taller II. dado que los desplazados eran fácilmente localizables en los albergues por la violencia de la que huían. Los desplazados no son en su mayoría marginales económicos. los estudiantes toman colectivamente decisiones sobre la ubicación y enfoque del tema arquitectónico concreto que se desarrollará en el semestre. se convirtió en la vivienda progresiva. La solución adoptada fue destinar los recursos a la ampliación y mejoramiento de las viviendas de los colonos. vivienda para desplazados en Sucumbíos. se investiga hasta conocer directamente la problemática y se buscan soluciones a través de sus componentes críticos. Los temas desarrollados son: El ecoturismo El reciclaje de edificios industriales El usuario discapacitado Los desplazados colombianos en Sucumbíos Sobre el último de los mencionados. El campo de reflexión. En el Taller II se plantea una problemática abierta relacionada con las distintas formas de residir. En este segundo caso.

el partido arquitectónico puede servir como elemento ordenador e integrador de los distintos elementos. donde la generación de unas reglas de juego compartibles (unificación de objetivos. el modelo de “capas superpuestas” ayuda a organizar los elementos funcionales. centro de convenciones. Dificultad para elegir por la mayor complejidad del reto. En el caso del centro de convenciones en la figura de la izquierda. generación por consenso de los partidos arquitectónicos. y que se comporta como un estrato más del partido arquitectónico.Taller V. Centro de estudiantes Centro de comercio 6 El taller vertical Si en los talleres horizontales (los primeros cursos) el objetivo es aprender de forma progresiva las habilidades para diseñar. Ana Salvador. los accesos o incluso la relación del centro con el parque donde se sumerge. además de resolver las circulaciones. trabajos en equipo. Cuando la complejidad es alta. Los criterios de dificultad podrían ser: lo complejo Problemas altamente condicionados. Taller VI 15 . Puede ser un edifico de gran tamaño o de fuerte relación con lo urbano. en los talleres verticales el mayor grado de dificultad exigible aconseja utilizar los procedimientos menos simplificados de los que se enunciaron hasta aquí. Aparece la necesidad del trabajo interdisciplinar o del trabajo en grupo. etc) facilitan el proceso.

La búsqueda de lo no conocido. aún no resueltos. necesitan líneas de acción interpretativas. Estos problemas.lo experimental Problemas cuya dificultad resida en su bajo nivel de determinación o en ser un problema nuevo. que fue el origen del Taller Conceptual. sin referentes previos. Una de las opciones es la resolución a base de un concepto conductor o idea-fuerza. de la frontera del estado del arte. donde se remarca la importancia de lo abstracto como elemento generador de nuevas vías. Taller Vertical. como ya vimos. altamente especulativo. 16 . Centro para becarios de arte.

la abstracción para atacar la problemática desde sus elementos esenciales y proponer modelos generalizables. La dificultad radica en el alto grado de determinación de los problemas. Vivienda de bajos recursos.lo transformador Involucrarse en las necesidades más urgentes de la sociedad. en problemas de alto condicionamiento. y la aplicación en un entorno real para comprobar la viabilidad de los modelos. que ataquen los puntos críticos de los problemas desde ópticas nuevas. donde se trabajó para sectores de bajos recursos o marginales. Taller Vertical. 17 . lo que obliga a metodologías muy rigurosas de aproximación. se ensayó una metodología de tres pasos: una inmersión en la realidad de la vivienda espontánea para conocer el problema desde la experiencia directa. En el Taller Internacional de Vivienda Popular. en la búsqueda de las fisuras que permitan un avance o mejora de los planteamientos conocidos.

La labor del profesor de diseño es clarificar este proceso. auto-condicionándolo. Para ello utiliza dos grandes estrategias de determinación: la acotación del campo de búsqueda a través de los condicionantes del problema. hasta que sean capaces de elegir por sí mismos y justificar sus decisiones de diseño. estableciendo pasos para el aprendizaje gradual de estas estrategias por parte de los alumnos. la respuesta del arquitecto es revertir esa condición determinando el proceso.Conclusiones Desde la visión del problema de diseñar como un problema de indeterminación. Quito 2003 18 . y la generación de líneas de acción que orienten el proceso.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful