Está en la página 1de 3

www.investigando.

org/educandos

http://investigando.org/educandos

"ESPACIO PARA LA REFLEXIÓN, EL CUESTIONAMIENTO, LA


CRÍTICA, LA INVESTIGACIÓN Y LA INNOVACIÓN DOCENTE"

CARRERA POLÍTICA MAGISTERIAL


Mg. ALBERTO ALMIRON EHUI
Prof. UNSA – CNIA
Miembro Consultor de Educandos

1
www.investigando.org/educandos

CARRERA POLÍTICA MAGISTERIAL

Parece que los maestros peruanos, estuviéramos en una carrera política. Pues sólo así se explica que
tengamos paros y huelgas de reconocida orientación política, casi con los mismos dirigentes y con el
mismo discurso de hace 20 años atrás. Y lo que es peor con los mismos resultados, totalmente adversos
a los intereses magisteriales: pauperización económica y mediocridad profesional, maltrato por los
padres de familia y los medios de comunicación SS. ¿Qué logros políticos, económicos, sociales, hemos
conseguido con paros de 24 y 48 horas que hacemos cada bimestre?, ¿Qué logros sociales y
profesionales hemos logrado con las huelgas nacionales indefinidas?. La cúpula dirigencial del SUTEP
si tiene su ganancia, pues están en una carrera política, no es nada raro que luego aparezcan como
candidatos a gobiernos locales, regionales o nacionales; y su estilo es mentir y asustar al los profesores
con la aprobación de una nueva ley y en este último caso, la Ley de Carrera Pública Magisterial.(CPM),
indicando al gran número de maestros “desinformados” que es una ley punitiva y privatizadora. Y los
más empeñados en creer y hacer creer esta mentira política son precisamente los maestros y dirigentes
del SUTEP que ingresaron al magisterio, bajo prebendas de gobiernos corruptos, a quien el propio
magisterio le dio una segunda oportunidad.

Esta objetivamente demostrado de que la educación privada, crece y se desarrolla gracias a la


ineficiencia, ineficacia e improductividad de la educación pública. ¿No es cierto que casi todos los
profesores de la educación pública tienen a sus hijos en una escuela privada? Huelga decirlo, pero son
los mismos dirigentes del SUTEP, quienes tienen a sus hijos estudiando en escuelas privadas. Entonces
¿por qué no aceptan que los padres prefieran pagar, una pensión de enseñanza en una escuela privada,
aunque sea de mala calidad, ya que no confían en la escuela pública?, ¿por qué se defiende la escuela
pública pauperizada y corrupta y se denigra la escuela privada?, ¿por qué no se debate y esclarece la
CPM?, ¿qué intereses o miedos políticos tiene la dirigencia del SUTEP?, ¿Qué ha hecho la dirigencia
política del SUTEP, para elevar el nivel profesional del maestro peruano?, ¿Por qué no practican una
sana democracia en la conformación de sus cuadros dirigenciales?,¿Por qué excluyen a los maestros que
pueden aportar política, profesional y académicamente?.

¿La Carrera Pública Magisterial, es un instrumento privatizador y punitivo, al cual el magisterio debe
tenerle miedo? La CPM es una herramienta, es una política de Estado, que se da en todos los países
desarrollados, con sistemas educativos eficientes: Japón, Finlandia, Cuba, etc. que debe permitir a los
profesores desarrollarse profesionalmente, dentro de una sana competencia. No es justo como sucede
hoy en nuestro medio, que los profesores tengamos una CPM tan plana y/o uniforme, que no toma en
cuenta las diferencias profesionales y académicas de los profesores.
La CPM actualmente vigente, fue aprobada bajo fuertes presiones sindicales y en coyunturas políticas
especiales, a finales de los gobiernos de Acción Popular y el APRA respectivamente. Son estos
gobiernos y los parlamentarios de entonces quienes aprobaron esta ley, pero que no han respetado ni
cumplido durante su periodo. Es tan antigua y desfasada, que hasta su propio nombre data de 1850,
cuando el gobierno de Ramón Castilla creó la Ley de Carrera Pública Magisterial.
El escenario político es nuevo, las competencias y calificaciones profesionales que se requieren para la
docencia también son nuevas, la educación de hoy enfrenta nuevos retos: globalización, competitividad
e innovación. Por lo tanto, no podemos quedarnos en oposiciones y lamentaciones. Tenemos que
construir nuestra CPM en base al trabajo en equipo, en base al razonamiento académico, profesional y
político.
Para comenzar debemos cambiarle de denominación, como en todos los países modernos llamarla por su
nombre técnico: Sistema Integral de Evaluación Docente. No se trata de una carrera de borricos, sino de
un sistema de evaluación para profesionales de la educación.

2
www.investigando.org/educandos

¿Entonces? los maestros competentes y estudiosos ¿hasta cuando vamos a marchar bajo la sombra del
sindicalismo clasista?, es hora de aportar al debate y la construcción de un Sistema Integral de
Evaluación Docente. Si un maestro demuestra incompetencia durante tres evaluaciones, no tiene por
qué seguir en el magisterio, no puede darse el lujo de malograr el destino y el futuro de los hijos de los
más pobres de nuestro país; necesitamos juventudes con nueva filosofía de vida, pero eso se logra con
maestros nuevos de mentalidad mundial, competentes y calificados. El Estado no tiene porque mantener
tanta ineficiencia profesional en todas las instituciones públicas: Educación, Salud, Poder judicial,
Policía, Fuerzas Armadas, etc.
¿Quien defiende a los maestros que con su propio peculio, estudian sus maestrías y doctorados? Aunque
sean de sábados y domingos, aunque sean hechas por instituciones no acreditadas. ¿Es justo que no se
reconozcan los méritos académicos y profesiones de los maestros que se preocupan y preparan para ser
cada vez, mejores maestros?
En la nueva CPM se debe establecer un sistema adecuado de evaluación de las competencias y
capacidades académico profesionales, a través de instrumentos validados y universalmente aceptados;
asimismo evaluarlo en su desempeño docente en aula; evaluar el rendimiento y aprendizaje de sus
alumnos a través de indicadores contextualizados para cada región o zona de pobreza Para hacer una
estimación final ponderada y establecer su calificación y movilización profesional. No podemos
oponernos por oponernos, sin conocimiento de los alcances de esta Ley.

Mg. ALBERTO ALMIRON EHUI


Prof. UNSA - CNIA