El Impacto de la Atmósfera Familiar en los Niños

ATMÓSFERA
Democrática

COMPORTAMIENTO DEL PADRE/MADRE
Los padres diferencian entre las conductas y el carácter del niño y aunque orientan las conductas inadecuadas, continúan mostrando afecto por el niño. No lo comparan con otros y fomentan la cooperación. El padre o madre es un líder conocedor, trata de guiar, estimula y gana cooperación. Estimula y utiliza las consecuencias lógicas. Crea un clima de justicia, igualdad, respeto y razón. Permite expresar desacuerdo. El lema familiar es: “Hay que respetar a los otros y distinguir entre las personas y sus actos”. El padre demanda obediencia absoluta e incuestionable. El hogar es dirigido como una instalación militar. El poder y la fuerza son lo correcto. El niño puede recibir afecto siempre que se doblegue a las exigencias parentales. El lema familiar típico es: “el que quiere a sus hijos tiene que disciplinarlos”. Los padres tienen expectativas, metas y estándares demasiado altos. Esperar más allá de las posibilidades. Se asemeja a la competitiva pero destaca la relación entre el rendimiento y el prestigio. El lema familiar es: “Nadie puede compararse con nosotros, somos mejores”. La familia hace que el querer tener éxito sea estresante, al siempre querer hacer las cosas mejor que los demás. Se vive en un ambiente de constante comparación con otros. Se acentúa si los dos padres son muy competitivos. El lema familiar es: “en la vida hay que hacer algo de provecho”. Semejante a la atmósfera autoritaria pero además es controlado en la esfera privada junto a las normas sociales. Se le niega al niño la libertad para expresar los pensamientos o sentimientos con honestidad. Las reprimendas son frecuentes. El lema familiar es: “Tienes que seguir las normas de quien te da de comer” Se preocupa mucho por la adquisición de dinero y recursos materiales, la seguridad está basada en lo que uno tiene y controla. Se le da más valor a las posesiones materiales que los simples placeres o cálidas relaciones humanas. El lema familiar es: “El dinero gobierna al mundo, la vida sin dinero no vale nada”.

RESPUESTA PROBABLE DEL NIÑO
El niño siente que su mundo social es seguro, razonable y atractivo. Percibe el mundo y los otros como iguales con quienes cooperar y a sí mismo como digno de existir. Puede prepararse para vivir democráticamente como adulto.

Autoritaria

Pretenciosa

Competitiva

Represiva

El niño percibe a los otros como duros o prepotentes y a sí mismo como sometido y dependiente. Los niños pueden ser corteses, pero tímidos con evidencia de tensión nerviosa. Niños conformistas que no pueden resolver sus propios problemas y que siempre buscan la dirección de otros. Los niños rebeldes pueden recurrir a maniobras evasivas como mentir o robar. Pueden esperar a ser adolescentes para rebelarse. El niño percibe a los otros como rivales y a si mismo con tendencia a ser el mejor en lo que realice. Si el niño siente que no puede satisfacer las expectativas de los padres, puede desestimularse y sentirse incapaz. Aún cuando actúe bien, casi siempre estará preocupado por una posible falla. El niño percibe a los otros como competidores a si mismo como buscador de éxito y competencia. Un niño que no puede ser el mejor, puede conformarse con ser el peor. El niño competitivo puede continuar siendo estimulado, pero puede sentir ansiedad y aprehensión aunque crea que terminará en primer lugar. El niño desestimulado puede perder la esperanza. Aprende a poner un muro y empieza a soñar despierto. No confía en sus propios sentimientos y evita relacionas cercanas. Suelen evitar relaciones estables y tener problemas con la pareja. Con frecuencia desarrolla una sensación de estar actuando mal. Sentirse constantemente juzgado y criticado. El niño puede percibir a los demás como fríos, extraños y distanciados y a sí mismo como un ser despreciable guiado por el afán de búsqueda de dinero y bienes materiales. Si se le priva al niño de sus posesiones o de lo que él se siente con derecho, se siente destrozado y vacío. Usualmente carece de recursos interiores y creatividad. Con el tiempo, puede encontrar difícil manejar una entrada de dinero limitada o podría rebelarse y convertirse en antimaterialista.

Materialista

El niño puede percibir el mundo y los otros como caóticos e imprevisibles. Puede convertirse en “chivo expiatorio” de la familia. débil y desamparado. No le permiten esforzarse por sus logros. El lema familiar es: “nunca hay que dar el brazo a torcer”. Si el niño es activo puede rebelarse violentamente y duplicar el menosprecio lastimando a otros. El lema familiar es: “El mundo es un valle de lágrimas y la vida carece de alegría” Los padres no ven que el tener lástima por el niño es una forma de faltarle al respeto. enmascarando otros problemas del padre o del niño. Se hacen ofrecimientos que no se cumplen y reaccionan de diferente forma ante situaciones parecidas. La disciplina es errónea y las rutinas inexistentes. Puede llegar a ser agresivo y lastimar constantemente a otros. RESPUESTA PROBABLE DEL NIÑO El niño puede creerse un “bebe” quien se siente pequeño. Es frecuente en alcoholismo y abuso físico. Puede quedarse en su fantasía o encerrarse en su desdicha. Los padres suelen ser caprichosos e imprevisibles en el trato con el niño. El lema familiar es del tipo: “Ese es su problema”. E lema familiar es: “Pobrecito….” Los padres están en una situación económica o de salud adversa o marginal que suelen con llevar problemas añadidos. El padre también evita que el niño experimente las consecuencias de sus actos. suele usar la violencia o desvalorización de los otros para defenderse. El padre está desanimado y es pesimista. Su vida puede ser una montaña rusa. El no puede confiar en sí mismo. Puede gustar de romper reglas. No se puede confiar en horarios de limpieza y comida. El niño desarrolla una imagen del mundo y de los otros esencialmente negativa y una imagen de si mismo insegura. huérfanos. No sabe qué esperar de otros y que esperan ellos de él. Inconsistente Desavenencias Humillación Rechazo Sufrimiento Compasión Uno de los padres se presenta como mártir y sacrificado dentro de la “mala” situación familiar. El no puede funcionar independientemente y trata de ponerlos a todos a su servicio valiéndose de su carisma. Puede sentirse sumamente derrotado. desmotivado y sin entusiasmo. Percibe el mundo como hostil. pesimistas e hipercríticos de si mismos y de los otros. Los padres no pueden separar “el milagro” del “santo”. lágrimas o mal genio. El niño puede ser rechazado por la apariencia o el comportamiento. La disciplina varía según el estado de ánimo del padre. y consecuentemente no puede estimular al niño. El lema familiar es: “Para nosotros no hay esperanza” “Llueve sobre mojado” Desesperada . distanciado. El niño percibe una atmósfera emocional de sufrimiento e imita el sufrimiento del noble. Solo se siente seguro si tiene el cuidado y apoyo de otros. El ser víctima lo libera de sus responsabilidades. Los niños pueden ser inválidos. El niño puede provocarse un mayor abuso o sufrimiento para ganar simpatía. Observando muy poca esperanza para él o su situación. Sin orden y una disciplina firme y buena. El lema familiar es: “Rebaja a los demás para que ellos no te rebajen a ti”. Desarrolla una imagen de sí mismo como “sufriente”. Si hay un hermano “bueno” empuja al “malo” a acentuar sus comportamientos. La imagen de sí mismo suele girar en torno a sentirse rechazado y si se siente fuerte. El niño puede ser usado como un arma en los conflictos de sus padres. El niño no se siente aceptado y querido. Hasta la lástima justificada por una situación. Estos niños suelen ser solitarios. El lema familiar es: “Solo puedo sentirme seguro con mi familia”. El padre alivia su propio sentimiento de inferioridad al restar valor al niño. El niño se percibe a sí mismo y a los otros bajo la prisma de la lucha y la discusión. Una actitud cínica puede usarse también con otras personas fuera de la familia. Puede parecer que uno es más favorecido que el otro. se siente apenado por él mismo y mira la vida injusta. malo cruel y violento. adoptados o haber sufrido una pérdida o infortunio. El sufrimiento del noble es realzado mirando hacia abajo al abusador. enfermizos. puede concluir en que solo el poder es importante.ATMÓSFERA Sobreprotectora COMPORTAMIENTO DEL PADRE/MADRE Protegen al niño evitando que aprenda negándole la práctica para hacer frente a situaciones difíciles o desagradables. El niño crea una imagen del mundo y delos otros como represiva y de rechazo. El padre demuestra lo “malos” que son los demás cuan inocente y desvalido es él o ella. Ya nada tiene sentido para el padre y crea un ambiente de abandono. Los padres tienden a rebajar. el niño no puede desarrollar auto disciplina. El lema familiar es: “Los sentimientos nos pueden descontrolar”. La protección le roba valor e independencia. El niño comienza a sentir lástima por sí mismo y espera privilegios especiales. es dañina. Usan apelativos para el niño o lo etiquetan. Los padres pelean y luchan con frecuencia. Puede llegar a ser incontrolable. despreciar o desalentar con su actitud crítica persistente. crear conmoción y jugar con el peligro. Su acusación de los otros es escondida detrás de buenas intenciones y autocensura.