Está en la página 1de 2
Hace unos días estaba en una llegado y buscando un libro q ue necesitaba. Cuando

Hace unos días estaba en una

llegado y buscando un libro q ue necesitaba. Cuando estaba a punto de march arme, la cubierta de uno de los cientos de ejem plares que estaban a disposición del público, lla mó mi atención.

Me acerqué y no pude resisti rme a hojearlo. Sin duda, el título del libro ayudó sombras de Gregorio” de Ro ssella Calabrò.

de mis librerías favoritas, revisando las noveda des que habían

a eso, “50

Muchos de vosotr@s habréis leído el bestseller 50 sombras de Grey, o su tril ogía completa. Deciros que es un libro erótic o, de una temática muy peculiar. Para los que n o hayáis leído

ninguno de los ejemplares de

la

trilogía, (poniendo escusas como: es sólo par a mujeres, no me

gusta ese tipo de literatura, m

e

avergonzaría leer un libro así, yo no necesito leer sobre esas

temáticas…), indicaros que tr ata de una historia de amor entre una mujer, An astasia Steele, y un hombre de éxito en los ne gocios, Christian Grey. La historia entre Anastasi a y el Señor Grey (si queréis saber por qué me dirijo a él como Señor os recomiendo que os leái s el libro, o los tres) es muy peculiar, puesto que el Señor Grey “embarca” a Anastasia en un a serie de experiencias que ésta antes n o había vivido.

Deciros que el Señor Grey es perfectísimo, guapísimo, riquísimo y todos los ‘ís imos’ que se os

ocurran. Vamos, la pareja ide al o aquella que toda mujer puede haber soñado momento de su vida.

en algún

Pero, ¿qué pasa cuando nos que no vivimos con el Señor

según la novela que tanto lla mó mi atención en la librería, y que hizo que en

esbozará un sonrisa, Gregori o no es más que el hombre que está a nuestro la do, que ronca (no creo que ninguna de las f éminas que hayan leído 50 sombras de Grey se h ayan imaginado

al Señor Grey roncando), que se pone cómodo en nuestra casa con unas pant uflas rotas y un chándal, y que no suele recor dar las fechas importantes y es incapaz de detec tar tus preocupaciones.

despertamos del sueño? Cuando suena el desper tador, resulta Grey, si no que lo hacemos con Gregorio, y ¿quié n es Gregorio?,

mi cara se

Gregorio es el hombre comú n, el hombre corriente.

Gregorio es el hombre comú n, el hombre corriente. No debemos idealizar el amo r representado

No debemos idealizar el amo r representado en 50 sombras de Grey. Debemo s pensar en el amor real más como Gregori o. Todos tenemos nuestros defectos, trabajar en reducirlos nos hace mejores, pero si la otra persona los entiende y los asume, nuestra relaci ón se fortalecerá.

Como dice la autora Rosella C alabrò. “Si somos capaces de amar a Gregorio c on sus defectos y si somos capaces de vivir la v ida con ironía, es el hombre perfecto para nosot ros”.

Si queréis pasar un buen rato con las ironías de la vida en pareja, reíros de las situaciones cotidianas o comportamiento s del hombre de tu vida, os recomiendo que os l eáis este libro. No os ayudará a tener un ma yor crecimiento personal, ni siquiera a mejorar v uestra relación de pareja, pero lo que si hará será proporcionaros momentos de risa.

Por cierto, cuando hablo de q ue se sueña muy a menudo con el Señor Grey, m

trato, su estilo, su amabilidad , y todos esos ísimos que comentábamos, no a s us gustos sexuales. Para eso, que cada uno piense, sueñe, opine, se oponga, o se asom bre como crea.

e refiero a su

a s us gustos sexuales. Para eso, que cada uno piense, sueñe, opine, se oponga, o