Está en la página 1de 2

Sarah Abigail Del Monte Profesor Dante Paz Informatica 17 Abril 2013 Projecto: Amor al Projimo En mi historia de Tiburoncin

yo cree al personaje principal intentando que fuera no comn. Cualquiera se esperara que el personaje principal sea el bueno, el que arregle las cosas y el que siempre haga lo correcto. Pero yo hice lo contrario, que Tiburoncin sea la persona a quien se deje amar. Y no amarla por lo lindo que es [porque el era extrao ya que naci con problemas de crecimiento], ni por lo amable o inteligente que fuera. Sino simplemente porque es nuestro deber de amar a los dems. A lo largo de la historia podemos ver un contexto muy parecido al de cualquier nio de hoy en da, los compaeros de Tiburoncin estaban cansados de que el los mandara y que ellos tuvieran que hacer todo lo que l le dijera. Y los compaeros tenan mucha razn para estar cansados, porque a nadie le gusta eso. Pero los compaeros se cansaron de amar a Tiburoncin, lo que nos puede llegar a pasar a muchos de nosotros. Y Tiburoncin viendo en su egosmo que su voluntad no fue hecha, se puso a gritar y a llamar la atencin a ver de qu manera l poda hacer lo que l quera. Luego llega un tiburoncito ms grande, y amonesta a Tiburoncin. Este se calma, y por lo menos se puede ver que el entra en razn. La conclusin que yo quera que llegaran al leer mi historia es que el verdadero amor es el que no se cansa de amar. Tal como el tiburoncito mas

grande. l fue el que en realidad, de verdad, amo a Tiburoncin. l no lo dejo en su pecado l le hablo y lo llamo a un mejor lugar. 1 Corintios 13: 4-8 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, ms se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser; pero las profecas se acabarn, y cesarn las lenguas, y la ciencia acabar.