Está en la página 1de 318

8oIlwuic libic puiu unu

socicdud libic
Ricbard M. Sla//man
TiuIicunlcs dc 8ucños no cs unu cusu cdiloiiul, ni siquiciu unu
cdiloiiul indcpcndicnlc quc conlcmplu lu publicucion dc unu
colcccion vuiiublc dc lcxlos ciílicos. £s, poi cl conliuiio, un
pioycclo, cn cl scnlido csliiclo dc «upucslu», quc sc diiigc u
cuilogiuIiui lus líncus consliluycnlcs dc olius Ioimus dc vidu.
Lu consliuccion lcoiicu y piuclicu dc lu cu|u dc hciiumicnlus
quc, con pulubius piopius, pucdc componci cl ciclo dc luchus
dc lus pioximus dccudus
8in compluccncius con lu uicuicu suciulidud dcl libio, sin con-
ccsioncs con cl nuicisismo lilciuiio, sin lcullud ulgunu u los
usuipudoics dcl subci, Td8 udoplu sin umbugcs lu libcilud dc
ucccso ul conocimicnlo. Qucdu, poi lunlo, pcimilidu y ubicilu
lu icpioduccion lolul o puiciul dc los lcxlos publicudos, cn
cuulquici Ioimulo imuginublc, sulvo poi cxplícilu volunlud dcl
uuloi o dc lu uuloiu y solo cn cl cuso dc lus cdicioncs con
unimo dc lucio.
Omnia sunl c0mmunia!
tr1!|r1ãtrs 1r särƺs
. Cuilus puiu oiicnluisc cn lu gcogiuIíu vuiiublc dc lu
nucvu composicion dcl liubu|o, dc lu movilidud cnlic Iionlcius,
dc lus liunsIoimucioncs uibunus. Mulucioncs vcloccs quc cxi-
gcn lu inlioduccion dc líncus dc Iucizu u liuvcs dc lus discusio-
ncs dc muyoi polcnciu cn cl hoiizonlc globul.
Mupus iccogc y liuducc ulgunos cnsuyos, quc con lucidcz y unu
giun Iucizu cxpicsivu hun subido icconocci lus posibilidudcs
polílicus conlcnidus cn cl iclicvc sinuoso y conliovcilido dc los
nucvos plunos dc lu cxislcnciu.
Sc pcrmitc la copia, ya sca dc uno o mas artítuclos complc-
tos dc csta obra o dcl con|unto dc la cdicion, cn cualquicr
tormato, mccanico o digital, sicmprc y cuando no sc modi-
tiquc cl contcnido dc los tcxtos, sc rcspctc su autoría y csta
nota sc mantcnga.
¹ 2004, dc los artículos dc cstc libro Bichard M. Stallman.
¹ 2004, dc la introduccion Lawrcncc Lcssig.
¹ 2004, dc la cdicion, cditorial Traticantcs dc Sucños.
1' cdicion: 1000 c|cmplarcs
Þoviembre de 200+
Título:
Soltware libre para una sociedad libre
Autorcs:
RicLard Stallman
Traduccion principal:
]aron Rowan, Diego Sanz ParatcLa y
Laura Jrinidad
Maquctacion y discño dc cubicrta:
Jralicantes de Suenos.
Edicion:
Jralicantes de Suenos
C\Hortaleza 19, 1` drcLa.
2800+ Madrid. Jll: 915320928
e-mail:editorial_tralicantes.net
Lttp://tralicantes.net
Imprcsion:
Queimada Cralicas.
C\. Salitre, 15 28012, Madrid
tll: 915305211
ISBM: 84-933555-1-8
Dcposito lcgal:
8oIlwuic libic puiu
unu socicdud libic
Ricbard M. Sla//man
|nlr0ducci0n
Laurcncc Lcssig
Traducl0rcs µrinciµa/cs.
far0n R0uan,
Dicg0 Sanz Paralcba y Laura Trinidad
tr1!|r1ãtrs 1r särƺs
Accrca dc !a prcscntc cdiciðn: 9
Intrnducciðn: Iaurcncc Icssig 11
5ECCIÓN UNO. IL IROYICTO GNU Y IL SOITWARI LIßRI 17
1. E! prnycctn GNU 19
2. E! maniIicstn GNU 45
3. La dcIiniciðn dc snItwarc !ibrc 59
4. Pnr qué c! snItwarc !ibrc nn dcbc tcncr prnpictarins 63
5. Qué cncicrra un nnmbrc 71
6. Pnr qué «snItwarc !ibrc» cs mc|nr quc «npcn snurcc» 75
7. Cðmn prnmnvcr c! snItwarc !ibrc si traba|as cn !a univcrsidad 83
8. Vcndicndn snItwarc !ibrc 87
9. E! snItwarc !ibrc ncccsita dncumcntaciðn !ibrc 91
10. La canciðn dc! snItwarc !ibrc 95
5ECCIÓN DO5. COIYRIGHT, COIYLIIT Y IATINTIS 97
11. E! dcrcchn a !ccr 99
12. Ma!intcrprctar c! cnpyright: una succsiðn dc crrnrcs 105
13. La cicncia dcbc rcchazar c! cnpyright» 121
14. ¿Qué cs c! cnpy!cIt? 125
15. Cnpy!cIt: idca!ismn pragmáticn 129
16. E! pc!igrn dc !as patcntcs dc! snItwarc 133
5ECCIÓN TRE5. LIßIRTAD, SOCIIDAD Y SOITWARI 159
17. ¿Pucdcs cnnIiar cn tu nrdcnadnr? 161
18. Pnr qué c! snItwarc dcbc scr !ibrc 167
19. Cnpyright y g!nba!izaciðn cn !a cra dc !as rcdcs inInrmáticas 191
20. 5nItwarc !ibrc: !ibcrtad y cnnpcraciðn 223
21. A!gunas pa!abras quc sc dcbcn cvitar 273
5ECCIÓN CUATRO. LICINCIAS 159
Liccncia Púb!ica Gcncra! GNU |GNU-GPL{ 283
Liccncia Púb!ica Gcncra! Mcnnr GNU |GNU-LGPL{ 294
Liccncia dc Dncumcntaciðn Librc GNU |GNU-FDL{ 308
LA IRISINTI IDICIÓN SO|TWAR| I|BR| PARA UNA SOC||DAD I|BR| es la ¡ri-
mera edición caslellana aulorizada ¡or Richard M. Slallman de su
libro |rcc Scjiuarc, |rcc Scciciq. Un exhauslivo con|unlo de ensayos y
arliculos que recorren la decada de 1990 y los ¡rimeros años del
nuevo milenio, y que conforman quizas la me|or a¡ologia escrila del
soflvare libre como dis¡osilivo de liberlad y democracia.
Il lraba|o de edición de esle libro ha sido com¡le|o y ¡rolongado,
y ha sido ¡osible gracias unicamenle a la coo¡eración de una mulli-
lud de ¡ersonas ligadas al mundo del soflvare libre. De esle modo,
el caracler coleclivo, abierlo y coo¡eralivo de la elaboración de esla
edición guarda no ¡ocas simililudes con los ¡royeclos de desarrollo
de soflvare libre. Sin embargo, la dis¡ersión de las colaboraciones y
la enorme helerogeneidad de los eslilos de lraducción ha obligado a
realizar una exlensa labor de unificación, en la que los crilerios ulili-
zados no son necesariamenle los ¡referidos ¡or lodos los lraduclores.
In esle senlido, hemos ¡referido manlener el anglicismo «co¡y-
righl» frenle al lermino |uridico de «derecho de aulor», mas correclo
en lengua caslellana, no sólo ¡or el uso am¡lio y exlendido del lermi-
no en ingles, sino lambien ¡orque lodas las referencias del libro son a
la legislación esladounidense. Tambien hemos lraducido «library» ¡or
biblioleca, en lugar de libreria, mas exlendido en el lengua|e lecnico de
¡rogramación, ¡ero menos correclo en lerminos de lraducción. Ior
olra ¡arle en relación a las licencias GNU de la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn
se uliliza indislinlamenle lanlo la lraducción caslellana, como
Licencia Iublica General |General Iublic Licensej, como las siglas
inglesas ¡or las que son mas corrienlemenle conocidas, en esle caso
GIL o mas correclamenle GNU GIL.
9
Acercude Iu presente edlclón
Debido a la enorme canlidad de recursos movilizados en la edición
de esla obra, resulla inexcusable cilar y agradecer la labor de Vicenle
Ruiz }urado y }uan Carlos Genlile, que se encargaron de reco¡ilar y
coordinar las ¡rimeras lraducciones de esle volumen. Tambien de
Miquel Vidal ¡or la orienlación inicial del ¡royeclo y desde luego, el
lraba|o de lraducción inicial de: Leovigildo Garcia ßobadilla (inlro-
ducción), Cesar ßallardini, Ramses Morales, Cesar Villanueva, Oscar
Mendez ßonilla y Hugo Gayosso (ca¡. 1), Inrique A. Sanchez Nuñez,
Diego Cadogan, Iablo Ruiz Muzquiz y de nuevo Hugo Gayosso (ca¡.
2), equi¡o de lraduclores al es¡añol de GNU (ca¡. 3), Slan ßark,
Carlos Rega, }ose Manuel ßenilez Sanchez, Luis M. Arleaga y Luis
ßuslamanle (ca¡. 4), Iablo Chamorro C., Sleve Winslon y Holman
Romero (ca¡. 6), Sleve Winslon, }ose Manuel ßenilez Sanchez,
Ragnar Ho|land Is¡inosa, Ramses Morales, Isleban Osses Anguila y
Inrique A. Sanchez Nuñez (ca¡.8), Carlos Rega y Serena Del ßianco
(ca¡. 11), Conrado A. ßermudez, Viviana Cruz, Sleve Winslon, Luis
Miguel Arleaga y Holman Romero (ca¡. 14), }avier Smaldone (ca¡.
17), Iablo Ruiz Muzquiz, Holman Romero e Ivan Marlinez Corles
(ca¡. 17), Crislian Rovner y Luis Miguel Arleaga (ca¡. 19), }esus
Gonzalez ßarahona y Iedro de las Heras Quirós (GNU GIL), Igor
Tamara, Iablo Reyes y Vladimir Tamara (GNU IDL), Rafael
Ialomino (GNU LGIL), y de lodos aquellos que ¡uedan reconocer
¡arle de su lraba|o en esle libro, ¡ero de los que nos ha sido im¡osi-
ble reunir sus nombres. Ior ullimo, es necesario reconocer la cuidada
labor de lraducción y corrección de los lraduclores ¡rinci¡ales: }aron
Rovan, Diego Sanz Iaralcha y Laura Trinidad.
Ior deseo de R. M. Slallman ¡arle de los fondos recaudados de la
venla del libro se dedicaran a la financiación de ¡royeclos a cargo de
la Iundación del Soflvare Libre en Iuro¡a. In concrelo, se deslina-
ran 2,5 C ¡or cada e|em¡lar vendido.
Sottwarc librc para una socicdad librc 10
CADA GINIRACIÓN TIINI SU IILÓSOIO: un escrilor o un arlisla que ¡las-
ma la imaginación de una e¡oca. A veces eslos filósofos son recono-
cidos como lales, ¡ero a menudo ¡asan generaciones anles de que se
caiga en la cuenla. Sin embargo, con reconocimienlo o sin el, cada
e¡oca queda marcada ¡or la genle que ex¡resa sus ideales, sea en el
susurro de un ¡oema o en el fragor de un movimienlo ¡olilico.
Nueslra generación liene un filósofo. No es un arlisla, lam¡oco un
escrilor ¡rofesional. Is un ¡rogramador. Richard Slallman comenzó
su lraba|o en los laboralorios del MIT como ¡rogramador y arquilec-
lo desarrollando soflvare de sislemas o¡eralivos. Ha desarrollado su
carrera en la vida ¡ublica como ¡rogramador y arquileclo fundando
un movimienlo ¡or la liberlad en un mundo cada vez mas definido
¡or el «código».
Il «código» es la lecnologia que hace que los ordenadores funcio-
nen. Isle inscrilo en el soflvare o grabado en el hardvare, es el con-
|unlo de inslrucciones, ¡rimero escrilas como ¡alabras, que dirigen la
funcionalidad de las maquinas. Islas maquinas (ordenadores) defi-
nen y conlrolan cada vez mas nueslras vidas. Delerminan cómo se
coneclan los lelefonos y que a¡arece en el lelevisor. Deciden si el
video ¡uede enviarse ¡or banda ancha hasla un ordenador.
Conlrolan la información que un ordenador remile al fabricanle.
Islas maquinas nos dirigen. Il código dirige eslas maquinas.
11
Intrnducciðn
Pcr Luurence Lesslg
Profesor de Derecho, Unltersldud de Stundford
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
¿Que conlrol deberiamos lener sobre el código` ¿Que com¡rensión`
¿Que liberlad deberia haber ¡ara neulralizar el conlrol que ¡ermile`
¿Que ¡oder`
Islas ¡regunlas han sido el relo de la vida de Slallman. A lraves
de sus lraba|os y de sus ¡alabras nos ha incilado a ser conscienles
de la im¡orlancia de manlener «libre» el código. No «libre» en el
senlido de que los escrilores del código no reciban una remunera-
ción, sino «libre» en el senlido de que el conlrol, que conslruyen los
codificadores, sea lrans¡arenle ¡ara lodos y en el de que cualquie-
ra lenga derecho a lomar ese conlrol y de modificarlo a su guslo.
Islo es el «soflvare libre», «soflvare libre» es la res¡uesla a un
mundo conslruido medianle código.
«Libre». Slallman lamenla la ambigüedad
1
de su ¡ro¡io lermino.
No hay nada que lamenlar. Los rom¡ecabezas obligan a la genle a
¡ensar y el lermino «libre» cum¡le baslanle bien esla función de rom-
¡ecabezas. Iara los oidos esladounidenses modernos, «soflvare
libre» suena uló¡ico, im¡osible. Nada, ni siquiera el almuerzo, es
libre. ¿Cómo ¡odrian ser «libres» las mas im¡orlanles ¡alabras que
dirigen las maquinas que esencialmenle dirigen el mundo` ¿Cómo
¡odria una sociedad en su sano |uicio as¡irar a seme|anle ideal`
Sin embargo, el ¡eculiar lañido de la ¡alabra «libre» de¡ende de
nosolros y no del ¡ro¡io lermino. «Libre» liene diferenles significados,
sólo uno de ellos se refiere a «¡recio». Un significado de «libre»
mucho mas fundamenlal es, dice Slallman, el del lermino «liberlad
de ex¡resión» o quizas me|or el de la ex¡resión «lraba|o libre no for-
zado». No libre como graluilo, sino libre en el senlido de limilado en
cuanlo a su conlrol ¡or los olros. Soflvare libre significa un conlrol
que es lrans¡arenle y susce¡lible de modificación, igual que las leyes
libres, o las leyes de una «sociedad libre», son libres cuando hacen su
conlrol cognoscible y abierlo a la modificación. La inlención del
«movimienlo del soflvare libre» de Slallman es ¡roducir código en la
medida en que ¡ueda ser lrans¡arenle y susce¡lible de modificación
haciendolo «libre».
Sottwarc librc para una socicdad librc 12
1
Se refiere aqui, ¡or ¡rimera vez en esle libro, a la doble ace¡ción de la ¡alabra ingle-
sa jrcc como libre y como gralis. |N. !c| |.j
Il mecanismo ¡ara esle fin es un inslrumenlo exlraordinariamenle
inleligenle llamado «co¡ylefl» que se im¡lemenla a lraves de una
licencia llamada GIL. Usando el ¡oder del co¡yrighl, el «soflvare
libre» no sólo asegura que ¡ermanece abierlo y susce¡lible de modi-
ficación, sino lambien que olro soflvare que incor¡ore y use «soflva-
re libre» ÷y que lecnicamenle se convierla en «obra derivada»÷debe
lambien, a su vez, ser libre. Si uno usa y ada¡la un ¡rograma de sofl-
vare libre y dislribuye ¡ublicamenle esa versión ada¡lada, la versión
dislribuida debe ser lan libre como la versión de la que ¡rocede. Debe
hacerse asi, de lo conlrario se eslara infringiendo el co¡yrighl.
Il «soflvare libre», como las sociedades libres, liene sus enemigos.
Microsofl ha enlablado una guerra conlra la GIL, alerlando a quien-
quiera que le escuche de que la GILes una licencia «¡eligrosa». Il ¡eli-
gro a que se refiere, sin embargo, es en gran medida ficlicio. Olros
¡lanlean ob|eciones a la «coerción» que su¡one el mandalo de la GIL
de que las versiones modificadas sean lambien libres. Iero una condi-
ción no es coerción. Si no es coerción que Microsofl no ¡ermila a los
usuarios dislribuir versiones modificadas de Office sin ¡agarle (¡resu-
miblemenle) millones, enlonces no es coerción que la GIL eslablezca
que las versiones modificadas del soflvare libre sean lambien libres.
Tambien eslan los que califican el mensa|e de Slallman de demasia-
do exlremisla. Iero no es exlremisla. Al conlrario, en un senlido obvio
el lraba|o de Slallman es una sim¡le lraslación de la liberlad que nues-
lra lradición ha inscrilo en el mundo anlerior al código. Il «soflvare
libre» asegura que el mundo gobernado ¡or el código es lan «libre»
como el mundo anlerior al código que conslruyó nueslra lradición.
Ior e|em¡lo: una «sociedad libre» esla regulada ¡or leyes. Iero
hay limiles que cualquier sociedad libre ¡one a esa regulación legal:
ninguna sociedad que manlenga sus leyes en secrelo ¡odria llamar-
se, nunca, libre. Ningun gobierno que esconda sus normas a los
gobernados ¡odria incluirse, nunca, en nueslra lradición. Il Derecho
gobierna. Iero sólo, ¡recisamenle, cuando lo hace a la visla. Y el
Derecho sólo esla a la visla cuando sus lerminos ¡ueden ser conoci-
dos ¡or los gobernados o ¡or los agenles de los gobernados ÷aboga-
dos, ¡arlamenlos.
Isla condición del Derecho va mas alla del lraba|o de un ¡arla-
menlo. Iensemos en la ¡raclica |uridica en los lribunales esladouni-
denses. Los abogados son conlralados ¡or sus clienles ¡ara defender
Introduccion 13
los inlereses de esos clienles. In ocasiones esos inlereses son defen-
didos en un liligio. In el curso del liligio, los abogados redaclan ale-
gaciones. Isas alegaciones, a su vez, afeclan a las decisiones |udicia-
les. Isas decisiones delerminan quien gana un caso concrelo o si una
delerminada ley guarda conformidad con una conslilución.
Todos los elemenlos de ese ¡roceso son libres en el senlido a que se
refiere Slallman. Las alegaciones |uridicas eslan dis¡onibles ¡ara su
libre uso ¡or los demas. Las argumenlaciones son lrans¡arenles ÷lo
cual es dislinlo a decir que son buenas÷ y el razonamienlo ¡uede ser
ulilizado sin la aulorización del abogado original. Las o¡iniones formu-
ladas ¡ueden ser ciladas en alegaciones ¡osleriores. Iueden ser co¡ia-
das e incor¡oradas en olra argumenlación u o¡inión. Il «código fuen-
le» del Derecho esladounidense es deliberadamenle y ¡or ¡rinci¡io
abierlo y de libre uso ¡or cualquiera. Y asi lo usan libremenle los abo-
gados, ya que el secrelo de una gran argumenlación es que resulle ori-
ginal medianle la reulilización de lo que se ha hecho anles. La fuenle es
libre, la crealividad y una forma de economia se cimienlan sobre ella.
Isla economia del código abierlo ÷y me refiero aqui al código legal
abierlo÷ no arruina a los abogados. Las firmas de abogados lienen
incenlivos suficienles ¡ara redaclar buenas alegaciones incluso cuando
se lrala de malerial que creen que ¡ueda ser a¡ro¡iado y ulilizado ¡or
cualquier olro. Il abogado es un arlesano cuyo lraba|o es de dominio
¡ublico. Sin embargo, la arlesania no es caridad. Los abogados cobran,
la genle no conlrala ese li¡o de lraba|o sin un ¡recio. Iero esa econo-
mia ¡rogresa con lraba|os ¡osleriores que se añaden a los anleriores.
Iodriamos imaginar una ¡raclica |uridica que fuese diferenle, ale-
gaciones y argumenlaciones que se manluviesen secrelas, senlencias
que hiciesen ¡ublica su decisión ¡ero no sus fundamenlos. Leyes que
fueran guardadas ¡or la ¡olicia y no se hiciesen ¡ublicas ¡ara nadie
mas. Normalivas que se a¡licasen sin ex¡licar su conlenido.
Iodemos imaginar esa sociedad, ¡ero no nos ¡odemos imaginar
llamarla «libre». Islen, o no, me|or o mas eficienlemenle geslionados
los incenlivos en esa sociedad, esla no ¡odria ser considerada libre.
Los ideales de liberlad, de vida en una sociedad libre, exigen algo
mas que una geslión eficienle. In cambio, el a¡erlurismo y la lrans-
¡arencia son los limiles en los cuales se conslruye un sislema legal,
sin que se añadan nuevas ideas a conveniencia de los lideres. La vida
somelida al código informalico no deberia ser menos.
Sottwarc librc para una socicdad librc 14
Iscribir códigos no es ¡leilear. Is me|or, mas rico, mas ¡roduclivo.
Iero el Derecho es un e|em¡lo obvio de que la crealividad y la moliva-
ción no de¡enden de un ¡erfeclo conlrol sobre los ¡roduclos que se
crean. Igual que el |azz, o las novelas, o la arquileclura, el Derecho se cons-
lruye sobre el lraba|o hecho con anlerioridad. La crealividad siem¡re es
esla agregación y cambio. Y una sociedad libre es aquella que garanliza
que sus recursos mas im¡orlanles ¡ermanecen libres, ¡recisamenle en
esle senlido.
Ior ¡rimera vez esle libro recoge los arliculos y las conferencias de
Richard Slallman de forma que queden claros su sulileza y su fuerza.
Los ensayos abarcan un am¡lio es¡eclro, desde el co¡yrighl a la hislo-
ria del movimienlo del soflvare libre. Incluyen muchas argumenlacio-
nes no muy bien conocidas y, enlre ellas, una a¡reciación es¡ecialmen-
le inleligenle sobre las cambianles circunslancias que vuelven sos¡e-
choso al co¡yrighl en el mundo digilal. Serviran como recurso ¡ara
aquellos que busquen com¡render el ¡ensamienlo de esle hombre
¡oderoso, ¡oderoso ¡or sus ideas, su ¡asión y su inlegridad, a ¡esar
de carecer de ¡oder en los demas senlidos. Ins¡iraran a aquellos que
ado¡len eslas ideas y conslruyan a ¡arlir de ellas.
No conozco bien a Slallman, ¡ero lo conozco lo suficienlemenle
bien ¡ara saber que es una ¡ersona que dificilmenle nos gusle. Is
obslinado, a menudo im¡acienle. Su ira ¡uede inflamarse anle un
amigo con lanla facilidad como anle un enemigo. Is leslarudo y ¡er-
sislenle, ¡acienle en lodo caso.
Iero cuando nueslro mundo finalmenle com¡renda el ¡oder y el
¡eligro del código, cuando finalmenle vea que el código, como las leyes
o como el gobierno, debe ser lrans¡arenle ¡ara ser libre, enlonces vol-
veremos la mirada a esle ¡rogramador leslarudo y ¡ersislenle y reco-
noceremos la idea ¡or cuya realidad ha luchado: la idea de un mundo
donde la liberlad y el conocimienlo sobreviven al com¡ilador. Y com-
¡renderemos que nadie, ¡or medio de sus aclos o de sus ¡alabras, ha
hecho lanlo ¡ara hacer ¡osible la liberlad que la sociedad venidera
¡odria lener.
Aun no hemos ganado esa liberlad. Iodriamos fracasar en su con-
secución. Iero lriunfemos o fracasemos, en eslos arliculos se refle|a lo
que esa liberlad ¡odria ser. Y en la vida que ¡lasman esas ¡alabras y
obras esla la ins¡iración ¡ara lodo el que, como Slallman, lucha ¡ara
crear esa liberlad.
Introduccion 15
5ECCIÓN UNO
E! prnycctn GNU y c! snItwarc !ibrc
La primcra cnmunidad quc cnmpartc snItwarc
Cuando enlre a lraba|ar en el Laboralorio de Inleligencia Arlificial
(AI Lab) del MIT en 1971, ¡ase a formar ¡arle de una comunidad que
com¡arlia soflvare y llevaba haciendolo duranle años. Il aclo de
com¡arlir soflvare no se circunscribe a nueslra comunidad en ¡arli-
cular: es lan anliguo como los ¡ro¡ios ordenadores, lo mismo que
com¡arlir recelas es lan vie|o como la cocina. Sim¡lemenle, nosolros
lo haciamos en mayor medida.
In el AI Lab se ulilizaba un sislema o¡eralivo de liem¡o com¡ar-
lido llamado ITS (|nccnpaii||c Tincsnaring Sqsicn), diseñado y escri-
lo ¡or los hackers de la ¡lanlilla del AI lab en lengua|e ensamblador
¡ara el Digilal IDI-10, uno de los ordenadores mas grandes de la
e¡oca. Como miembro de esla comunidad y hacker de sislemas ¡ara
el AI Lab, mi labor consislia en me|orar dicho sislema.
No llamabamos «soflvare libre» a nueslro soflvare ¡orque el ler-
mino no exislia lodavia, ¡ero era exaclamenle eso. Cuando alguien
de olra universidad o de olra em¡resa queria inslalar y ulilizar un
19
1. LI Proµecto GNU
ª
Iublicado originalmenle en el libro Opcn Scurccs. Vciccs jrcn inc Opcn Scurcc Rctc|uiicn,
O'Reilly, 1999. Isla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una sccic!a! |i|rc, edilorial
Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN 84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
Sottwarc librc para una socicdad librc 20
¡rograma, se lo ¡reslabamos de buen grado. Si descubrias a alguien
ulilizando un ¡rograma ¡oco habilual e inleresanle, siem¡re ¡odias
¡regunlarle ¡or el código fuenle, leerlo, modificarlo o canibalizar
¡arles de el ¡ara monlar un ¡rograma nuevo.
Il uso de la ¡alabra «hacker» ¡ara definir al «que rom¡e sislemas
de seguridad» es una confusión ¡romovida ¡or los medios de comu-
nicación. Nosolros, los hackers, nos negamos a reconocer esla ace¡-
ción y seguimos ulilizando esle lermino ¡ara describir a «alguien que
ama la ¡rogramación y disfrula ex¡lorando nuevas ¡osibilidades».
1
E! cn!apsn dc !a cnmunidad
La siluación cambió draslicamenle a ¡rinci¡ios de los años ochenla,
con la desa¡arición de la comunidad hacker del AI Lab, seguida de la
desa¡arición del ordenador IDI-10.
In 1981, la em¡resa ¡ionera Symbolics conlraló a casi lodos los
hackers del AI Lab, y nueslra diezmada comunidad fue inca¡az de
sobrevivir. (In el libro Hackcrs, Sle¡hen Levy describe eslos aconleci-
mienlos, a la vez que nos ¡ro¡orciona un ¡anorama baslanle ¡reciso
de lo que fue la e¡oca dorada de esla comunidad). Cuando el AI Lab
com¡ró un nuevo IDI 10 en 1982, sus adminislradores decidieron
usar un sislema Digilal de liem¡o com¡arlido no libre en lugar del
ITS en la nueva maquina.
Ioco des¡ues, Digilal de|ó de fabricar la serie IDI-10. Su arquileclu-
ra eleganle y ¡oderosa de los años sesenla no ¡odia ada¡larse de forma
nalural a los grandes es¡acios de direccionamienlo caraclerislicos de los
1
Resulla dificil dar con una definición sencilla de algo lan variado como es el nacking,
¡ero creo que lo que la mayor ¡arle de los hackers lienen en comun es la ¡asión ludi-
ca, la inleligencia y la volunlad de ex¡loración. Iodemos decir que el nacking signifi-
ca ex¡lorar los limiles de lo ¡osible con un es¡irilu de sagacidad imaginaliva.
Cualquier aclividad en la que se des¡liegue esla sagacidad liene «valor» ¡ara el hac-
ker. Iuedes ayudar a subsanar esle malenlendido haciendo una sim¡le dislinción
enlre la inlromisión en la seguridad de un sislema y las aclividades de nacking, em¡le-
ando el lermino cracking ¡ara la ¡rimera. Quienes se dedican a eslo se denominan crac-
kcrs. Is ¡osible que un cracker sea lambien hacker, o a|edrecisla, o golfisla, ¡ero la
mayoria no lo son («On Hacking», RMS, 2002).
El proyecto CÞL 21
años ochenla. Islo ex¡lica que casi lodos los ¡rogramas que inlegra-
ban el sislema ITS resullaran obsolelos. De esa manera se enlerraba
definilivamenle al ITS: quince años de lraba|o lirados ¡or la borda.
Los modernos ordenadores de la e¡oca, como el VAX o el 68020,
conlaban con su ¡ro¡io sislema o¡eralivo, ¡ero ninguno ulilizaba
soflvare libre. Habia que firmar un acuerdo de confidencialidad
incluso ¡ara oblener una co¡ia e|eculable.
Todo ello significaba que anles de ¡oder ulilizar un ordenador
lenias que ¡romeler no ayudar a lu vecino. Quedaban asi ¡rohibi-
das las comunidades coo¡eralivas. Los lilulares de soflvare ¡ro¡ie-
lario eslablecieron la siguienle norma: «Si com¡arles con lu vecino,
le convierles en un ¡irala. Si quieres hacer algun cambio, lendras
que rogarnoslo».
La idea de que el sislema social en lorno al soflvare ¡ro¡ielario
÷un sislema que le im¡ide com¡arlir o modificar el soflvare÷ es
anlisocial, ¡oco elico, sencillamenle equivocado, ¡uede sor¡render a
algunos leclores. Iero ¿que ¡odemos decir acerca de un sislema que
siembra la división enlre el ¡ublico y abandona a los usuarios a la
indefensión mas absolula` Islos leclores ¡robablemenle hayan asu-
mido el sislema social asociado con el soflvare ¡ro¡ielario como algo
inevilable o habran considerado la cueslión de la misma forma que se
¡lanlea ¡or ¡arle de las em¡resas de soflvare ¡ro¡ielario. Los edilo-
res de soflvare se han esforzado mucho en convencernos de que sólo
hay una forma de abordar esla cueslión.
Cuando los edilores de soflvare hablan de «e|ercer» sus «dere-
chos» o de «acabar con la ¡iraleria», lo que dicen es, de hecho, secun-
dario. Il verdadero mensa|e de eslas declaraciones se esconde en cierlas
¡resunciones im¡licilas que dan ¡or su¡ueslas, creen que el ¡ublico
debe ace¡larlas sin cueslionarlas. De modo que analicemoslas.
Una su¡osición es que las em¡resas de soflvare lienen el derecho
nalural e incueslionable a ¡oseer soflvare, y ¡or ende a delenlar lodo
el ¡oder sobre sus usuarios. (Si de verdad se lralara de un derecho
nalural, nosolros no ob|elariamos nada, inde¡endienlemenle del ¡er-
|uicio que eslo ocasionara al ¡ublico.) Iero lo inleresanle es que la
Conslilución de IIUU y el derecho lradicional rechazan esle ¡unlo
de visla. Il co¡yrighl no es una ley nalural, sino un mono¡olio arli-
ficial im¡ueslo ¡or el Islado que limila el derecho nalural de los
usuarios a co¡iar.
Sottwarc librc para una socicdad librc 22
Olra ¡resunción im¡licila es que lo unico im¡orlanle en el soflvare
es la función que le ¡ermile desem¡eñar ÷y ¡or lo lanlo que, como
usuarios de ordenadores, no deberiamos ¡reocu¡arnos de que li¡o
de sociedad se nos ¡ermile lener.
Una lercera ¡resunción es que no dis¡ondriamos de soflvare de
ulilidad ÷o de un ¡rograma ¡ara realizar esla u olra larea÷ si no
cedemos el derecho de los usuarios sobre un ¡rograma a la em¡resa
res¡onsable del mismo. Islo resullaba convincenle anles de que el
movimienlo del soflvare libre demoslrara que ¡odiamos crear
muchisimos ¡rogramas, y muy uliles, sin necesidad de cadenas.
Si ¡referimos rechazar eslas ¡resunciones y analizamos eslas
cuesliones de acuerdo con los crilerios morales y el senlido comun
del ciudadano de a ¡ie, anle¡oniendo los usuarios a cualquier olra
consideración, llegaremos a conclusiones muy diferenles. Los usua-
rios de ordenadores deberian ser libres ¡ara modificar los ¡rogramas
y a|uslarlos a sus necesidades, libres ¡ara com¡arlirlos, ¡orque la
coo¡eración con los demas consliluye la base de la sociedad.
Una c!ccciðn mnra! radica!
Una vez desa¡areció mi comunidad, era im¡osible seguir como hasla
enlonces. De modo que me enfrenle a un dilema moral radical.
Lo mas facil hubiera sido subirme al lren del soflvare ¡ro¡ielario,
firmar acuerdos de confidencialidad y ¡romeler no ayudar a mis
com¡añeros hackers. Is muy ¡robable que ahora me dedicara a de-
sarrollar soflvare ¡ublicado con clausulas de confidencialidad, ¡re-
sionando asi a olros ¡ara lraicionar lambien a sus com¡añeros.
Iodria haber ganado mucho dinero de esla forma, y quizas me
hubiera diverlido escribiendo código. Iero sabia que, al final de mi
carrera, echaria la visla alras y sólo habria conlribuido a levanlar
muros ¡ara dividir a la genle, habria ¡asado loda mi vida convirlien-
do esle mundo en un lugar mucho ¡eor.
Ya habia ex¡erimenlado lo que se sienle al firmar un acuerdo de
confidencialidad cuando una ¡ersona se negó a enlregarnos, a mi y
al AI Lab, el código fuenle del ¡rograma de conlrol de nueslra im¡re-
sora. (La ausencia de cierlas funciones en esle ¡rograma converlia el
El proyecto CÞL 23
uso de la im¡resora en una ex¡eriencia muy fruslranle). De modo
que no ¡odia engañarme sobre la inocencia de eslos acuerdos. Monle
en cólera cuando aquel individuo se negó a com¡arlirlo con nosolros.
No ¡odia hacerle lo mismo al reslo del mundo.
Olra o¡ción, mas direcla aunque desagradable, hubiera sido
abandonar el mundo de los ordenadores. De esa manera no malgas-
laria mis a¡liludes, aunque con lodo seguirian sin servir de nada. No
seria cul¡able de dividir y reslringir la liberlad a los usuarios de
ordenadores, ¡ero eso llegaria larde o lem¡rano.
Decidi esludiar la manera en que un ¡rogramador ¡odria hacer algo
¡or el bien comun. Me ¡regunle si ¡odia escribir uno o varios ¡rogramas
que ¡ermiliesen resucilar nuevamenle a nueslra exlinla comunidad.
La res¡uesla era obvia: la ¡rimera cosa necesaria era crear un
sislema o¡eralivo, el soflvare crucial ¡ara em¡ezar a ulilizar un
ordenador. Con un sislema o¡eralivo ¡uedes hacer muchas cosas, sin
el, ni siquiera ¡uedes hacer funcionar un ordenador. Medianle un sis-
lema o¡eralivo libre ¡odriamos armar una nueva comunidad coo¡e-
raliva de hackers ÷e invilar a lodos a que se uniesen a ella.
Cualquiera ¡odria ulilizar un ordenador sin verse obligado ¡revia-
menle a cons¡irar ¡ara ¡rivar de eslo a sus amigos.
Como desarrollador de un sislema o¡eralivo, lenia las a¡liludes
necesarias ¡ara desem¡eñar esla labor. De manera que, aun cuando
el exilo no esluviera asegurado, com¡rendi que habia sido elegido
¡ara llevar a cabo esla misión. O¡le ¡or crear un sislema com¡alible
con Unix ¡ara dolarle asi de ¡orlabilidad y facililar el cambio a los
usuarios de Unix. Il nombre de GNU fue elegido segun una lradición
de los hackers, como un acrónimo recursivo de «GNU's Nol Unix».
2
Un sislema o¡eralivo no significa sólo un kernel, que a¡enas ¡er-
mile e|ecular olros ¡rogramas. In los años selenla, cualquier sislema
o¡eralivo decenle incluia sus ¡ro¡ios ¡rocesadores de comandos,
ensambladores, com¡iladores, inler¡reles, de¡uradores, edilores de
lexlo, geslores de correo y mucho mas. ITS, Mullics, VMS y Unix,
lodos incluian eslos com¡onenles.
2
In caslellano, GNU no es Unix |N. !c| |.j.
Sottwarc librc para una socicdad librc 24
Mas adelanle, escuche eslas ¡alabras, alribuidas a Hillel: «Si no acluo
en mi nombre, ¿quien lo hara ¡or mi` Y enlonces, ¿en que me conver-
lire` Y si ahora no, enlonces ¿cuando`».
La decisión de em¡render el ¡royeclo GNU se basaba en un es¡i-
rilu similar.
Como aleo, no sigo el e|em¡lo de ningun lider religioso, ¡ero a
veces admiro las cosas que han llegado a decir.
Librc cn su accpciðn dc !ibcrtad
Aveces se malinler¡rela el lermino de «soflvare libre» ÷¡ara em¡ezar,
no liene ninguna relación con el ¡recio. Lo que nos inleresa es la liber-
lad. He aqui la definición de soflvare libre. Un ¡rograma es soflvare
libre siem¡re que, como usuario ¡arlicular, lengas:
La liberlad de e|ecular el ¡rograma sea cual sea el ¡ro¡ósilo.
La liberlad de modificar el ¡rograma ¡ara a|uslarlo a lus nece-
sidades. (Iara que se lrale de una liberlad efecliva en la ¡raclica,
deberas lener acceso al código fuenle, dado que sin el la larea de
incor¡orar cambios en un ¡rograma es exlremadamenle dificil).
La liberlad de redislribuir co¡ias, ya sea de forma graluila, ya
sea a cambio del ¡ago de un ¡recio.
La liberlad de dislribuir versiones modificadas del ¡rogra-
ma, de lal forma que la comunidad ¡ueda a¡rovechar las me|o-
ras inlroducidas.
Dado que nos referimos a la liberlad y no al ¡recio, no exisle conlradic-
ción alguna enlre la venla de co¡ias y el soflvare libre. De hecho, la
liberlad ¡ara vender co¡ias es crucial: las colecciones de soflvare libre
a la venla en formalo de CD-ROM son muy im¡orlanles ¡ara la comu-
nidad y venderlas es una forma de recaudar fondos ¡ara el desarrollo
de soflvare libre. Ior lo lanlo, cualquier ¡rograma que no ¡odamos
incluir en eslas colecciones no ¡odra calificarse de soflvare libre.
Dada la ambigüedad del calificalivo «libre», llevamos mucho
liem¡o buscando allernalivas, ¡ero nadie ha enconlrado ninguna
El proyecto CÞL 25
salisfacloria. La lengua inglesa es de las mas rica en lo que a ¡alabras
y malices se refiere, ¡ero carece de un lermino sim¡le e inequivoco
¡ara «libre» en el senlido de liberlad ÷«unfellered» |sin cadenasj
seria el calificalivo que mas se a|usla al significado. Allernalivas
como «liberado», «liberlad» o «abierlo» no significan lo mismo o ¡re-
senlan olros inconvenienles.
E! snItwarc GNU y c! 5istcma GNU
Il desarrollo de un sislema o¡eralivo de ¡rinci¡io a fin es un ¡royec-
lo colosal. Como ¡rimera medida, decidi ada¡lar y ulilizar algunas
¡iezas exislenles de soflvare libre siem¡re que me fuera ¡osible.
Desde el inicio, decidi usar T
I
X como ¡rinci¡al ¡rocesador de lexlo,
y unos años mas larde me ¡ase al X Windov Syslem en vez de escri-
bir olro sislema de venlanas ¡ara GNU.
Debido a esla decisión, el sislema GNU no consisle en una colec-
ción com¡lela de soflvare GNU. Il sislema incluye ¡rogramas de-
sarrollados ¡or olros individuos y ¡ara ¡royeclos con sus ¡ro¡ios
¡ro¡ósilos que em¡leamos ¡or su condición de soflvare libre.
Lns inicins dc! prnycctn
In enero de 1984 abandone mi em¡leo en el MIT y comence a escri-
bir soflvare GNU. Abandonar el MIT era im¡rescindible si queria
que nadie inlerfiriera en la dislribución de GNU como soflvare libre.
De haberme quedado, el MIT ¡odria haberse a¡ro¡iado de mi lraba|o e
im¡ueslo sus ¡ro¡ios lerminos de dislribución, o incluso converlir el
lraba|o en un ¡aquele de soflvare ¡ro¡ielario. No lenia ninguna
inlención de hacer una gran canlidad de lraba|o ¡ara ver como se
converlia en algo inulil en relación a su ¡ro¡ósilo inicial: crear una
nueva comunidad dedicada a com¡arlir soflvare.
No obslanle, el ¡rofesor Winslon, el enlonces direclor del AI Lab
en el MIT, me inviló a ulilizar las inslalaciones del laboralorio.
Sottwarc librc para una socicdad librc 26
Lns primcrns pasns
Ioco des¡ues de comenzar el ¡royeclo GNU, me hablaron del Iree
Universily Com¡iler Kil, lambien conocido como VUCK. (La ¡alabra
danesa ¡ara libre (free) eslaba escrila con una «V»). Se lralaba de un
com¡ilador diseñado ¡ara lraba|ar con mulli¡les lengua|es, incluido C
y Iascal, y com¡alible con ordenadores de ob|elivos mulli¡les. Me ¡use
en conlaclo con el aulor ¡ara ¡edirle ¡ermiso y ulilizarlo en GNU.
Me conlesló burlonamenle, diciendo que la universidad era gra-
luila, ¡ero no el com¡ilador. Asi que decidi que el ¡rimer ¡rograma
¡ara el ¡royeclo GNU seria un com¡ilador ca¡az de lraba|ar en mul-
li¡les lengua|es y ¡lalaformas.
Iara evilar lener que reescribir lodo el com¡ilador, obluve el código
fuenle ¡ara el com¡ilador Iaslel, un com¡ilador de ¡lalaformas mulli-
¡les desarrollado en el Lavrence Livermore Lab. So¡orlaba, y eslaba
escrilo, en una versión am¡liada de Iascal, diseñada como lengua|e de
¡rogramación de sislemas. Le añadi un jrcni cn! C y comence a ¡asar-
lo a un ordenador Molorola 68000, ¡ero luve que abandonar el inlenlo
al descubrir que el com¡ilador requeria muchos megabyles de es¡acio,
y el sislema Unix 68000 de enlonces sólo lenia ca¡acidad ¡ara 64K.
Me di cuenla de que el com¡ilador Iaslel analizaba el archivo de
enlrada en forma de arbol sinlaclico, convirliendolo en una cadena
de «inslrucciones» y luego generando lodo el archivo de salida sin
liberar es¡acio de almacenamienlo. Asi que conclui que lendria que
escribir un nuevo com¡ilador ¡arliendo de cero. Il resullado es el com-
¡ilador conocido como GCC, aunque no conliene ningun elemenlo del
com¡ilador Iaslel, consegui ada¡lar y ulilizar el jrcni cn! C que habia
escrilo. Iero eso fue años mas larde. Anles lraba|e en el GNU Imacs.
GNU Emacs
Comence a lraba|ar en el GNU Imacs en se¡liembre de 1984, y a
¡rinci¡ios de 1985 ya ¡odiamos ulilizarlo. Islo me ¡ermilió comen-
zar a usar el sislema Unix ¡ara labores de edición. Dado que nunca
me inleresó a¡render a usar vi o ed, hasla enlonces habia realizado
mis ediciones en olro li¡o de maquinas.
El proyecto CÞL 27
In aquel momenlo habia genle inleresada en ulilizar GNU Imacs, lo
que ¡lanleó el ¡roblema de la dislribución. Ior su¡ueslo, lo coloque en
el servidor anónimo fl¡ del ordenador del MIT. (Isle ordenador,
¡re¡.ai.mil.edu, se convirlió asi en el ¡rinci¡al silio fl¡ de dislribu-
ción de GNU, al desmanlelarlo años mas larde, lransferimos el nom-
bre a nueslro nuevo servidor fl¡). Iero en aquel enlonces, muchos no
lenian acceso a Inlernel y no ¡odian descargar una co¡ia via fl¡.
¿Que ¡odia decirles`
Iodria haberles dicho: «ßusca un amigo en la red y que le haga
una co¡ia». O ¡odria haber hecho lo mismo que hiciera con el IDI-
10 Imacs original, a saber, decirles: «Inviame una cinla y un SASI, y
le lo devolvere ¡or correo con una co¡ia de Imacs». Iero como no
lenia lraba|o y andaba buscando la manera de ganar dinero con el
soflvare libre, anuncie que enviaria co¡ias a cualquiera inleresado a
cambio de cienlo cincuenla dólares. Asi comenzó mi em¡resa de dis-
lribución de soflvare libre, ¡recursora de las em¡resas que hoy dis-
lribuyen sislemas Linux basados en GNU.
¿Un prngrama cs !ibrc para cua!quicr usuarin?
Cuando un ¡rograma de soflvare libre de|a de eslar en manos de su
aulor, eslo no significa necesariamenle que siga siendo soflvare libre
¡ara cualquiera que se haga con una co¡ia de el. Ior e|em¡lo, el sofl-
vare de dominio ¡ublico ÷soflvare sin co¡yrighl÷ es soflvare libre,
¡ero cualquiera ¡uede modificarlo y hacer una versión ¡ro¡ielaria a
¡arlir de el. Lo mismo ocurre con muchos ¡rogramas libres con co¡y-
righl que se dislribuyen con licencias sim¡les muy ¡ermisivas que
aulorizan el desarrollo de versiones ¡ro¡ielarias modificadas.
Il e|em¡lo ¡aradigmalico de esle ¡roblema es el X Windov
Syslem. Desarrollado en el MIT y ¡ublicado como soflvare libre
con una licencia ¡ermisiva, ¡ronlo fue ado¡lado ¡or diversas
em¡resas informalicas. Añadieron X, sólo en forma binaria, a sus
sislemas ¡ro¡ielarios Unix, siem¡re acom¡añados del clasico
acuerdo de confidencialidad. Islas co¡ias de X de|aron de ser sofl-
vare libre, igual que Unix.
Los desarrolladores del X Windov Syslem no lo consideraron un
¡roblema÷lo es¡eraban y ¡relendian que eso ocurriera. Su ob|elivo
Sottwarc librc para una socicdad librc 28
no era la liberlad sino el «exilo», definido en función del numero de
usuarios. No les im¡orlaba si eslos eran libres o no, baslaba con que
fueran muchos.
Islo condu|o a una siluación ¡aradó|ica, en la que dos maneras de
medir el grado de liberlad dieron res¡ueslas dislinlas a la ¡regunla
«¿Is libre esle ¡rograma`» Si alendemos a la liberlad que ¡ro¡orcio-
naban los lerminos de dislribución del MIT, enlonces la conclusión es
que el X era soflvare libre. Iero si lenemos en cuenla la liberlad del
usuario medio de X, la res¡uesla es que se lralaba de soflvare ¡ro-
¡ielario. La mayoria de los usuarios de X ulilizaban las versiones ¡ro-
¡ielarias que venian con el sislema Unix, no la versión libre.
E! Cnpy!cIt y !a GNU GPL
Il ob|elivo de GNU era ¡ro¡orcionar liberlad a los usuarios, no sim¡le-
menle ser ¡o¡ular. De modo que necesilabamos idear unos lerminos de
dislribución que im¡idieran que el soflvare de GNU se convirliera en
soflvare ¡ro¡ielario. Il melodo que em¡leamos se denominó co¡ylefl.
Co¡ylefl uliliza la ley de co¡yrighl, ¡ero dandole la vuella ¡ara
servir a un ¡ro¡ósilo o¡ueslo al habilual: en lugar de ¡rivalizar el
soflvare, ayuda a ¡reservarlo como soflvare libre.
La idea fundamenlal del co¡ylefl es que se auloriza la e|ecución
del ¡rograma, su co¡ia, modificación y dislribución de versiones
modificadas, siem¡re que no se añada ninguna clase de reslricción a
¡osleriori. De esle modo, las liberlades cruciales que definen el «sofl-
vare libre» quedan garanlizadas ¡ara cualquiera que ¡osea una
co¡ia, eslas liberlades se convierlen en derechos inalienables.
Iara que el co¡ylefl sea efeclivo, las versiones modificadas deberan
ser libres lambien. Islo garanliza que cualquier larea basada en nues-
lro lraba|o se ¡ondra a dis¡osición de la comunidad si llegara a ¡ubli-
carse. Cuando los ¡rogramadores que lienen em¡leo se ofrecen volun-
lariamenle a me|orar el soflvare GNU, sólo el co¡ylefl im¡ide que sus
|efes les digan: «No ¡odeis com¡arlir esos cambios, ¡orque vamos a
ulilizarlos ¡ara crear nueslra versión ¡ro¡ielaria del ¡rograma».
Il requisilo de que los cambios sean libres es esencial ¡ara
garanlizar la liberlad de los usuarios del ¡rograma. Las em¡resas
El proyecto CÞL 29
que ¡rivalizaron el X Windov Syslem incor¡oraron cierlos cambios
¡ara inslalarlo en sus sislemas y en su hardvare. Islos cambios eran
¡equeños com¡arados con la envergadura del sislema, ¡ero no eran en
absolulo lriviales. Si eslos cambios se esgrimeron como excusa ¡ara
denegar la liberlad a los usuarios, cualquiera ¡odia a¡rovecharse de ello.
Al combinar un ¡rograma libre con un código no libre se ¡lanlea
un ¡roblema similar. Isla combinación acabaria siendo inevilable-
menle no libre, las liberlades su¡rimidas en la ¡arle no libre del ¡ro-
grama afeclaran a esle en su lolalidad. Aulorizar esle li¡o de combi-
naciones abriria un boquele lo baslanle grande ¡ara hundir el barco
enlero. Ior lo lanlo, un ob|elivo crucial del co¡ylefl es la¡ar esle boque-
le: cualquier cosa añadida o combinada con un ¡rograma co¡ylefl,
¡ara formar una versión modificada debera, ¡reservar su condición
de soflvare libre y su co¡ylefl.
Nosolros a¡licamos una forma es¡ecifica de co¡ylefl ¡ara la
mayor ¡arle del soflvare GNU, conocida como la GNU |Licencia
Iublica General GNUj o ¡ara abreviar GNU GIL. Recurrimos a olros
li¡os de co¡ylefl segun las circunslancias es¡ecificas. Tambien se
a¡lica el co¡ylefl a los manuales de GNU, ¡ero ulilizamos una forma
mas sencilla, ¡orque la com¡le|idad de la GNU GIL resulla innece-
saria en eslos casos.
In 1984 o 1985, Don Ho¡kins ÷un com¡añero con mucha imagi-
nación÷ me envió una carla. In el sobre habia escrilo una serie de ¡ro-
verbios, incluido el que sigue: «Co¡ylefl÷quedan revocados lodos los
derechos». Im¡lee la ¡alabra «co¡ylefl» ¡ara baulizar el conce¡lo de
dislribución que andaba desarrollando en aquel momenlo.
La lree Softuure loundutlon
A medida que aumenlaba el inleres ¡or Imacs, olros vinieron a
sumarse al ¡royeclo GNU, y decidimos que era el momenlo de vol-
ver a buscar fuenles de financiación. De esle modo, en 1985 crea-
mos la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn, una organización sin animo de
lucro dedicada al desarrollo de soflvare libre. La ISI lambien se
hizo con la em¡resa de dislribución de co¡ias de Imacs, a lo que
mas larde añadiria olros ¡rogramas libres ÷no sólo de GNU÷ asi
como la venla de manuales libres.
Sottwarc librc para una socicdad librc 30
La ISI ace¡la donaciones, ¡ero la mayor ¡arle de sus ingresos siem-
¡re ¡rocedió de las venlas ÷de co¡ias de soflvare libre y de olros
servicios relacionados con esle. In la aclualidad, vende CD-Rom de
códigos fuenle, CD-Rom con los binarios, manuales cuidadosamenle
im¡resos ÷con lolal liberlad ¡ara redislribuirlos y modificarlos÷ y
Deluxe Dislribulions ÷colecciones enleras de soflvare ada¡ladas a
la ¡lalaforma de elección del clienle.
Los em¡leados de la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn han escrilo y se han
encargado del manlenimienlo de una serie de ¡aqueles de soflvare
de GNU. Dos e|em¡los nolables son la biblioleca C y la shell. Todos
los ¡rogramas e|eculados en un sislema GNU/Linux ulilizan la
biblioleca C de GNU ¡ara comunicarse con Linux. Iue desarrollada
¡or un miembro de la ¡lanlilla de la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn, Roland
McGralh. La shell ulilizada en la mayoria de los sislemas GNU/Linux
se llama ßASH ÷acrónimo de ßourne Again Shell÷, desarrollada
¡or olro em¡leado de la ISI, ßrian Iox.
Iinanciamos el desarrollo de eslos ¡rogramas ¡orque el ¡royeclo
GNU no se reducia exclusivamenle a las herramienlas o al enlorno de
desarrollo. Nueslra mela era un sislema o¡eralivo com¡lelo y eslos
¡rogramas eran necesarios ¡ara alcanzar nueslro ob|elivo.
Con el nombre de «ßourne again Shell» ¡relendiamos mofarnos
de la «ßourne Shell», la shell mas comun en Unix.
Lns scrvicins rc!acinnadns cnn c! snItwarc !ibrc
La filosofia del soflvare libre rechaza una ¡raclica em¡resarial concrela
y muy generalizada, ¡ero no rechaza el negocio en general. Cuando una
em¡resa res¡ela la liberlad de los usuarios, le deseamos mucho exilo.
La venla de co¡ias de Imacs iluslra una clase de em¡resa relacio-
nada con el soflvare libre. Cuando la ISI se hizo con el negocio, me
vi obligado a buscarme nuevamenle la vida. Asi fue como em¡ece a
vender servicios relacionados con el soflvare libre que acababa de
desarrollar. Islo incluia la enseñanza de cuesliones como la ¡rograma-
ción de GNU Imacs, la modificación del GCC a la medida del usua-
rio o el desarrollo de soflvare, normalmenle ¡ara inslalar el GCC en
nuevas ¡lalaformas.
El proyecto CÞL 31
Hoy ¡or hoy, una serie de cor¡oraciones se dedican a esle li¡o de
servicios relacionados con el soflvare libre. Algunas dislribuyen
colecciones de soflvare libre en CD-Rom, olras ¡ro¡orcionan servi-
cio lecnico a dislinlos niveles, conleslando a las ¡regunlas de los
usuarios, subsanando |ugs o añadiendo nuevas funciones. Incluso,
eslamos em¡ezando a ver em¡resas dedicadas al lanzamienlo de
nuevos ¡roduclos de soflvare libre.
Iero debemos andarnos con cuidado ÷una serie de em¡resas aso-
ciadas con el lermino «código abierlo» basan su mercado en el soflva-
re no libre que funciona con soflvare libre. No son em¡resas de sofl-
vare libre, su soflvare es ¡ro¡ielario, y con sus ¡roduclos ¡relenden
lenlar a los usuarios y des¡o|arles de su liberlad. Se las conoce como
em¡resas de «valor añadido», lo que refle|a los valores que querrian
que ado¡lasemos: la comodidad anles que la liberlad. Si valoramos la
liberlad, deberiamos hablar de ¡roduclos de «liberlad suslraida».
Lns nb|ctivns técnicns
Il ¡rinci¡al ob|elivo de GNU era ser soflvare libre. Aun cuando
GNU no enlrañara ninguna venla|a lecnica frenle a Unix, si lendria
una venla|a social, al ¡ermilir que los usuarios coo¡eraran, y olra
elica, al res¡elar su liberlad.
Iero es nalural a¡licar al lraba|o los crilerios ya conocidos de buena
¡raclica ÷¡or e|em¡lo, la asignación dinamica de eslrucluras de dalos
¡ara evilar las limilaciones de lamaño fi|adas arbilrariamenle y el
em¡leo de códigos de ocho bils, siem¡re que eslo resullara a¡ro¡iado.
Ior olro lado, rechazabamos ese em¡eño de Unix en conservar
una memoria reducida y asi decidimos no dar so¡orle a las maquinas
de 16 bils ÷eslaba claro que las de 32 bils serian la norma, ¡ara cuan-
do hubieramos lerminado el sislema GNU÷ y no reducir la memo-
ria a menos que su¡erasemos un megabyle. In los ¡rogramas en que
no fuera crucial adminislrar archivos de gran lamaño, animabamos a
los ¡rogramadores a inserlar un archivo de enlrada enlero en el core,
luego a escanear su conlenido sin ¡reocu¡arse del I/O.
Islas decisiones ¡ermilieron que muchos ¡rogramas GNU su¡e-
rasen a sus homólogos de Unix en fiabilidad y velocidad.
Sottwarc librc para una socicdad librc 32
La dnnaciðn dc nrdcnadnrcs
Amedida que aumenlaba la ¡o¡ularidad del ¡royeclo GNU, la genle
em¡ezó a donar ordenadores que o¡eraban con Unix. Y fueron de
gran ulilidad, ¡orque la forma mas facil de desarrollar com¡onenles
de GNU era ¡arliendo de un sislema Unix y reem¡lazar sus com¡o-
nenles uno a uno. Iero eslo nos ¡lanleó un dilema elico: ¿era correc-
lo ¡oseer, aunque fuera lan solo una co¡ia de Unix`
Unix era ÷y es÷ soflvare ¡ro¡ielario, y segun la filosofia del ¡ro-
yeclo GNU no debiamos recurrir a el. Iero, al a¡licar la misma lógica
que nos lleva a |uslificar el uso de la violencia en legilima defensa,
conclui que era igualmenle legilimo ulilizar un ¡aquele ¡ro¡ielario
cuando esle resullara crucial ¡ara desarrollar un suslilulo libre que
ayudaria a olros a de|ar de ulilizar el ¡aquele ¡ro¡ielario.
Sin embargo, aun cuando los medios |uslificaran el fin, no de|aban
de ser medios ¡oco elicos. Hoy en dia ya no lenemos ninguna co¡ia
de Unix, ¡orque lo reem¡lazamos ¡or sislemas o¡eralivos libres.
Cuando no ¡odiamos susliluir el sislema o¡eralivo de un ordenador
¡or olro libre, enlonces reem¡lazabamos el ordenador enlero.
La !ista dc tarcas dc GNU
Amedida que avanzaba el ¡royeclo GNU y se desarrollaron o descu-
brieron un crecienle numero de com¡onenles de sislema, nos ¡areció
muy ulil elaborar una lisla de asignaluras ¡endienles. La ulilizamos
¡ara reclular desarrolladores que escribieran las ¡iezas que fallaban.
Isla lisla se conoció como la lisla de lareas de GNU. Ademas de los
com¡onenles de Unix, incluimos en la lisla olros ¡royeclos uliles de
soflvare y la documenlación que, en nueslra o¡inión, ¡recisaba cual-
quier sislema com¡lelo.
In la aclualidad, a¡enas figuran algunos com¡onenles de Unix en
la lisla de lareas de GNU ÷hemos llevado a cabo la mayor ¡arle, a
exce¡ción de algunas menos lrascendenlales. Iero la lisla esla re¡le-
la de ¡royeclos que ¡odrian calificarse de «a¡licaciones». Cualquier
¡rograma que des¡ierle el inleres de algo mas que un reducido
gru¡o de usuarios se añadira al sislema o¡eralivo.
El proyecto CÞL 33
Incluso llegamos a incluir |uegos en esla lisla ÷lo hicimos desde el
¡rinci¡io. Unix conlenia |uegos, asi que lógicamenle GNU lenia que
hacer lo ¡ro¡io. Iero la com¡alibilidad nunca fue un ¡roblema ¡ara
los |uegos, de modo que no re¡licamos los de Unix. O¡lamos en cam-
bio ¡or una gama de dislinlas clases de |uegos que ¡ensabamos
¡odrian guslar a los usuarios.
La bib!intcca GNU GPL
La biblioleca C GNU uliliza un co¡ylefl es¡ecial llamado GNU
Library General Iublic License, que auloriza el enlace de soflvare
¡ro¡ielario con la biblioleca. ¿Ior que ¡ermilir esla exce¡ción`
No es una cueslión de ¡rinci¡ios. Ningun ¡rinci¡io eslablece el
derecho de los ¡roduclos de soflvare ¡ro¡ielario a incluir nueslro
código ÷¿¡or que conlribuir a un ¡royeclo que niega el derecho a
com¡arlir` Il uso de la LGIL ¡ara la biblioleca C, o ¡ara cualquier
olra biblioleca, res¡onde mas bien a una eslralegia.
La biblioleca C desem¡eña lareas genericas, lodo sislema o com¡i-
lador ¡ro¡ielario viene acom¡añado de una biblioleca C. Ior lo lanlo,
limilar nueslra biblioleca C al soflvare libre no re¡orlaria ninguna
venla|a ¡ara esle ÷hubiera desalenlado el uso de nueslra biblioleca.
Nueslro sislema es una exce¡ción a esle res¡eclo: en el sislema
GNU ÷incluido GNU/Linux÷, la biblioleca C GNU es la unica en C.
Ior lo que los lerminos de dislribución de la biblioleca C GNU deler-
minan si es ¡osible o no com¡ilar un ¡rograma ¡ro¡ielario ¡ara el
sislema GNU. No exislen razones elicas ¡ara aulorizar la incor¡ora-
ción de a¡licaciones ¡ro¡ielarias en el sislema GNU, ¡ero eslralegi-
camenle ¡arece que ¡rohibir eslo desincenlivaria el uso del sislema
GNU en lugar de alenlar el desarrollo de a¡licaciones libres.
Isla es la razón ¡or la que ulilizar la Library GIL es una buena
eslralegia ¡ara la biblioleca C. Iara olras bibliolecas, la eslralegia a
ado¡lar debe esludiarse caso ¡or caso. Si una biblioleca desem¡eña
una larea es¡ecial que ¡uede ayudar a escribir cierlos li¡o de ¡rogra-
mas, ¡ublicarla con GIL, limilandola exclusivamenle a los ¡rogramas
libres, sera una manera de ayudar a olros desarrolladores de soflva-
re libre, ¡ro¡orcionandoles una venla|a frenle al soflvare ¡ro¡ielario.
Sottwarc librc para una socicdad librc 34
Tomemos ¡or e|em¡lo la GNU Readline,
3
una biblioleca desarrollada
¡ara la edición de comandos ¡ara ßASH. Readline se ¡ublica con una
GNU GIL ordinaria, no con la Library GIL. Is indudable que eslo
reduce el volumen de uso de Readline, ¡ero no su¡one una ¡erdida
¡ara nosolros. Ior olro lado, se ha desarrollado al menos una a¡lica-
ción ulil en soflvare libre que ¡uede ulilizar la Readline, y eslo si
consliluye un aulenlico logro ¡ara la comunidad.
Los desarrolladores de soflvare ¡ro¡ielario cuenlan con la venla-
|a que ¡ro¡orciona el dinero, los de soflvare libre deben idear sus
¡ro¡ias venla|as. Is¡ero que un dia conlemos con una am¡lia colec-
ción de bibliolecas con GIL sin ¡aralelo en el mundo del soflvare
¡ro¡ielario, una colección que ¡ro¡orcione módulos uliles que sir-
van de base ¡ara el fuluro soflvare libre y enlrañen una venla|a deci-
siva ¡ara fomenlar su desarrollo.
¿Un rctn pcrsnna!?
Iric Raymond dice que «lodo buen lraba|o de soflvare em¡ieza cuan-
do un desarrollador se ¡lanlea un relo ¡ersonal». Is ¡osible que esle
en lo cierlo, ¡ero muchos com¡onenles esenciales del soflvare GNU se
desarrollaron con el fin de crear un sislema o¡eralivo libre y com¡lelo.
Su origen esla en una visión y un ¡lan, no en un im¡ulso individual.
Ior e|em¡lo, desarrollamos la biblioleca C GNU, la ßourne Again
Shell (ßASH) y el GNU lar ¡orque cualquier sislema similar a Unix ¡re-
cisaba de eslos com¡onenles. Lo mismo ¡uede decirse de mis ¡ro¡ios
¡rogramas ÷el com¡ilador C GNU, GNU Imacs, GDß y GNU Make.
Algunos ¡rogramas GNU se desarrollaron ¡ara enfrenlarse a
amenazas es¡ecificas sobre nueslra liberlad. Ior eso desarrollamos el
gzi¡, ¡ara susliluir al ¡rograma Com¡ress cuando esle de|ó de eslar a
dis¡osición de la comunidad gracias a las ¡alenles sobre LZW.
4
ßuscamos a genle que ¡udiera desarrollar el LessTif, y mas recienle-
menle GNOMI y Harmony, y asi abordar los ¡roblemas ¡lanleados
3
La biblioleca GNU Readline ¡rovee una serie de funciones a aquellas a¡licaciones
que ¡ermilen a sus usuarios edilar lineas de comando desde el leclado.
4
Il algorilmo Lem¡el-Ziv-Welch se em¡lea ¡ara la com¡resión de dalos.
El proyecto CÞL 35
¡or cierlas bibliolecas ¡ro¡ielarias ÷vease a conlinuación «ßibliolecas
no libres». Islamos desarrollando el GNU Irivacy Guard ¡ara reem¡la-
zar el ¡o¡ular soflvare de encri¡lación no libre, ¡orque los usuarios no
deberian verse obligados a elegir enlre su ¡rivacidad y su liberlad.
Claro que la genle encargada de escribir eslos ¡rogramas em¡ezó
a inleresarse en el lraba|o, y algunos añadieron muchas funciones
¡ara salisfacer sus ¡ro¡ias necesidades e inlereses. Iero esa no es la
razón de la exislencia de los ¡rogramas.
Acnntccimicntns incspcradns
Al iniciarse el ¡royeclo GNU ¡ense que desarrollariamos el sislema
en su lolalidad y luego lo ¡ublicariamos enlero. Iero no fue asi.
Dado que cada uno de los com¡onenles del sislema GNU se
im¡lanló en un sislema Unix, lodos ellos ¡odian e|ecularse en sisle-
mas Unix mucho anles de que exisliera el sislema GNU. Algunos de
eslos ¡rogramas se hicieron muy ¡o¡ulares y los usuarios em¡eza-
ron a am¡liarlos y a lrans¡orlarlos ÷a las diversas versiones incom-
¡alibles de Unix, y lambien a olros sislemas.
Il ¡roceso doló de mayor ¡olencia a eslos ¡rogramas, y alra|o
lanlo fondos, como colaboradores al ¡royeclo GNU. Iero es ¡robable
que lambien relrasara la conce¡ción de un sislema minimamenle
funcional duranle varios años, dado que los desarrolladores de GNU
dedicaban la mayor ¡arle de su liem¡o al manlenimienlo de eslos
¡uerlos y a la incor¡oración de funciones a los com¡onenles exislen-
les, en lugar de escribir los que fallaban.
E! GNU Hurd
In 1990, el sislema GNU eslaba casi lerminado. Iallaba crear un solo
com¡onenle cenlral, el kernel. Decidimos crearlo como una colección
de ¡rocesos de servidor que se e|ecularia sobre Mach. Mach es un
microkernel desarrollado en la Carnegie Mellon Universily y, mas
larde, en la Universidad de Ulah. Il GNU Hurd es una colección
de servidores ÷o «manada de gnus»÷im¡lanlados en Mach que
Sottwarc librc para una socicdad librc 36
desem¡eñan diversas lareas ¡ro¡ias del kernel de Unix. Su desarro-
llo se relrasó mienlras es¡erabamos la ¡ublicación de Mach como
soflvare libre, lal y como nos habian ¡romelido.
Una de las razones que nos im¡ulsó a elegir esle diseño era evilar
lo que ¡arecia la ¡arle mas dura del lraba|o: de¡urar un ¡rograma de
kernel sin un de¡urador de fuenles. Islo ya se habia resuello en
Mach, y es¡erabamos de¡urar los servidores Hurd como ¡rogramas
de usuarios, con el GDß. Iero ¡asó mucho liem¡o hasla que lo logra-
mos y los servidores mulli¡roceso que se envian mensa|es enlre si
resullan exlremadamenle dificiles de de¡urar. La consolidación del
Hurd ha llevado muchisimos años.
A!ix
In ¡rinci¡io, el kernel GNU no iba a llamarse Hurd. Su nombre ori-
ginal era Alix ÷¡or mi novia de aquel momenlo. Illa era adminislra-
dora de sislemas Unix y advirlió que su nombre casaba ¡erfeclamen-
le con los nombres escogidos ¡ara las dislinlas versiones de Unix.
ßromeando, le di|o a sus amigos: «Deberian baulizar un kernel con
mi nombre». No di|e nada, ¡ero decidi sor¡renderla con un kernel
llamado Alix.
Sin embargo, el nombre no se manluvo. Michael ßushnell ÷ahora
Thomas÷, el ¡rinci¡al desarrollador del kernel, ¡referia el nombre
de Hurd, y llamó Alix a una ¡arle del kernel ÷la encargada de ca¡-
lurar las llamadas del sislema y adminislrarlas enviando mensa|es a
los servidores Hurd.
Ior fin, Alix y yo nos se¡aramos y ella se cambió de nombre. In
cualquier caso, el diseño de Hurd se modificó ¡ara que la biblioleca
C enviase mensa|es direclamenle a los servidores, lo que su¡uso la
desa¡arición del com¡onenle Alix.
Iero anles de lodo eslo, una amiga de Alix se enconlró con el
nombre en el código fuenle de Hurd y se lo conló. Asi que el nombre
cum¡lió su comelido.
El proyecto CÞL 37
Linux y GNU/Linux
Il GNU Hurd no eslaba lislo ¡ara ¡roducción. Aforlunadamenle, olro
kernel eslaba a nueslra dis¡osición. In 1991, Linus Torvalds desarrolló
un kernel com¡alible con Unix y lo llamó Linux. In el año 1992, la
combinación de Linux con el incom¡lelo sislema GNU dió como resul-
lado un sislema o¡eralivo libre. (Isla combinación fue, ¡or su¡ueslo,
una labor exlraordinaria). Gracias a Linux ¡odemos e|ecular hoy una
versión del sislema GNU.
Denominamos esla versión GNU/Linux ¡ara ex¡licar su com¡osi-
ción, una combinación del sislema GNU con Linux como kernel.
Lns rctns Iuturns
Hemos demoslrado ser ca¡aces de desarrollar una am¡lia gama de
soflvare libre. Islo no significa que seamos invencibles e im¡ara-
bles. Ixislen diversos relos que ¡lanlean un fuluro incierlo ¡ara el
soflvare libre. Infrenlarnos a ellos nos exigira un esfuerzo conslan-
le y mucha resislencia, a veces, duranle muchos años. Necesilaremos
la clase de delerminación que exhibe la genle cuando valora su
liberlad y la ¡rolege a loda cosla.
In los cualro a¡arlados que siguen disculiremos eslos relos.
Hardwarc sccrctn
Los fabricanles de hardvare lienden cada vez mas a manlener en
secrelo las es¡ecificaciones del hardvare. Islo dificulla enormemenle
la larea de escribir drivers libres ¡ara que Linux y Xfree86
5
sean com-
¡alibles con el hardvare nuevo. Hoy conlamos con sislemas libres
com¡lelos, ¡ero no duraran mucho si no son com¡alibles con los
ordenadores del mañana.
5
Il Xfree86 es un ¡rograma que ¡ro¡orciona un enlorno de escrilorio que inleraclua
con lu hardvare ÷ralón, leclado, elc. Iunciona en ¡lalaformas muy diversas.
Sottwarc librc para una socicdad librc 38
Hay dos formas de enfrenlarse a esle ¡roblema. Los ¡rogramadores
¡ueden hacer ingenieria inversa ¡ara descubrir cómo crear ¡rogra-
mas com¡alibles con el hardvare. Il reslo ¡odemos elegir que hard-
vare sera com¡alible con el soflvare libre. Amedida que aumenle el
numero de usuarios de soflvare libre, el secrelismo de eslas es¡ecifi-
caciones se converlira en una ¡olilica conlra¡roducenle.
Hacer ingenieria inversa es una labor colosal. ¿Conlaremos con ¡ro-
gramadores lo baslanle decididos ¡ara llevarla a cabo` Si, siem¡re que les
hayamos convencido de que el soflvare libre es una cueslión de ¡rinci-
¡ios y de que los drivers no libres son inlolerables. ¿Inverliremos dinero
exlra, e incluso liem¡o exlra, ¡ara ¡oder ulilizar drivers libres` Si, siem-
¡re y cuando se generalice esla volunlad de recu¡erar nueslra liberlad.
Bib!intccas nn !ibrcs
La biblioleca no libre que o¡era en un sislema o¡eralivo libre consli-
luye una lram¡a ¡ara los desarrolladores de soflvare libre. Las alrac-
livas funciones de la biblioleca son el cebo ¡erfeclo, al ulilizar la
biblioleca, caes en la lram¡a, ¡orque lu ¡rograma no ¡uede inlegrar-
se de forma ulil en un sislema o¡eralivo libre. (Islriclamenle hablan-
do, ¡odriamos incluir lu ¡rograma, ¡ero esle no ¡odria e|ecularse sin
la biblioleca). Y, lo que es ¡eor, en caso de ¡o¡ularizarse un ¡rogra-
ma que ulilice una biblioleca ¡ro¡ielaria, ¡odria arraslrar a olros ¡ro-
gramadores des¡revenidos hacia la misma lram¡a.
Il ¡rimer e|em¡lo de esle ¡roblema se ¡resenló en los años ochen-
la, con el Molif
6
loolkil. Aunque enlonces no habia sislemas o¡erali-
vos libres, eslaba claro el ¡roblema que iba a ¡lanlearles el Molif mas
larde. Il Iroyeclo GNU res¡ondió de dos formas: ¡lanleando la
necesidad de que los ¡royeclos individuales de soflvare libre fueran
com¡alibles lanlo con los loolkil vidgels X libres como con Molif y
encargando la creación de un suslilulo libre ¡ara Molif. La larea
lardó muchos años en concluirse. Sólo en 1997 el LessTif, desarrolla-
do ¡or los Hungry Irogrammers, fue lo suficienlemenle ¡olenle ¡ara
la mayoria de las a¡licaciones Molif.
6
Molif es una inlerfaz grafica y un adminislrador de venlanas que o¡era en X Windovs.
El proyecto CÞL 39
Inlre 1996 y 1998, olro loolkil no libre de Gra¡hical User Inlerface
(GUI) llamado Ql se incor¡oró a una im¡orlanle colección de soflva-
re libre, el escrilorio KDI.
Los sislemas libres GNU/Linux no ¡odian a¡rovechar el KDI ¡orque
no ¡odiamos em¡lear la biblioleca. A¡esar de ello, algunos dislribuido-
res comerciales de sislemas GNU/Linux, baslanle flexibles a la hora de
mezclar soflvare libre, añadieron el KDI a sus sislemas ÷lo cual daria
lugar a un sislema con mas ¡osibilidades y menos liberlad. Il gru¡o KDI
animó aclivamenle a olros ¡rogramadores a que ulilizasen Ql, mienlras
que millones de nuevos «usuarios de Linux» ni siquiera sos¡echaban que
¡udiera exislir un ¡roblema al res¡eclo. La siluación era desoladora.
La comunidad del soflvare libre reaccionó de dos maneras:
GNOMI y Harmony.
GNOMI, el GNU Nelvork Ob|ecl Model Invironmenl, es el ¡ro-
yeclo de escrilorio de GNU. Miguel de Icaza lomó la inicialiva en
1997, y se desarrolló con el a¡oyo de Red Hal Soflvare. GNOMI ¡re-
lendia ¡roveer ¡reslaciones similares, ¡ero usando exclusivamenle
soflvare libre. Inlraña algunas venla|as lecnicas, como la de ser com-
¡alible con varios lengua|es, y no sólo con el C++. Iero su ¡rinci¡al
¡ro¡ósilo era la liberlad, funcionar sin soflvare no libre.
Harmony es una biblioleca susliluliva com¡alible, diseñada con
el fin de e|ecular soflvare KDI sin recurrir al Ql.
In noviembre de 1998, los desarrolladores de Ql anunciaron un cam-
bio de licencia que, en caso de a¡licarse, lo converliria en soflvare libre.
Aunque no ¡odemos eslar seguros de eslo, creo que el cambio se debió
en ¡arle a la firme res¡uesla de la comunidad anle el ¡roblema que
¡lanleaba la condición no libre del Ql. (Isla nueva licencia es incómoda
y no equilaliva, ¡or lo que sigue siendo aconse|able evilar el uso del Ql
7
)
¿Cómo res¡onderemos a la lenlación que ¡lanlee la ¡róxima biblio-
leca no libre` ¿Com¡rendera la comunidad la necesidad de manlener-
nos ale|ados de cualquier lram¡a que se nos ¡resenle en el camino` ¿O
renunciaremos a la liberlad a cambio de comodidad y dar lugar asi a un
¡roblema mucho mayor` Nueslro fuluro de¡ende de nueslra filosofia.
7
In se¡liembre de 2000 volveria a ¡ublicarse el Ql con GNU GIL, lo que basicamen-
le resolvia el ¡roblema.
Sottwarc librc para una socicdad librc 40
8
Is ¡robable que quisiese escribir «sobre el modelo bazar», dado que era la allerna-
liva mas recienle e inicialmenle mas ¡olemica.
Patcntcs dc snItwarc
La amenaza mas seria a la que nos enfrenlamos ¡rocede de las ¡alen-
les de soflvare, que ¡ueden inlroducir algorilmos y funciones fuera
del alcance del soflvare libre al menos duranle veinle años. Las
¡alenles del algorilmo de com¡resión LZW se a¡licaron en 1983, y
lodavia no ¡odemos ¡ublicar soflvare libre que ¡roduzca GIIs ade-
cuadamenle com¡rimidos. In 1998, se sus¡endió la dislribución de
un ¡rograma libre ¡ara ¡roducir archivos de audio MI3 com¡rimi-
dos ba|o amenaza de una demanda |udicial ¡or ¡alenle.
Ixislen formas de abordar la cueslión de las ¡alenles: buscar ¡rue-
bas que demueslren la invalidez de una ¡alenle o buscar modos aller-
nalivos ¡ara realizar una larea. Iero eslos melodos funcionan sólo de
vez en cuando, cuando fallan ambos, una ¡alenle ¡uede obligar a lodo
el soflvare libre a de|ar de lado alguna función que desearian los usua-
rios. ¿Que haremos enlonces`
Quienes valoramos el soflvare libre ¡or la liberlad que esle enlra-
ña seguiremos en la misma linea. Lograremos sacar adelanle el lraba-
|o sin funciones ¡alenladas. Iero quienes valoran el soflvare libre
¡orque es¡eran que sea lecnicamenle su¡erior se inclinaran ¡or cali-
ficarlo de fracaso cuando esle soflvare se vea reslringido ¡or una
¡alenle. De modo que, a ¡esar de que resulla muy ulil disculir la
efeclividad ¡raclica del modelo de desarrollo de li¡o «caledral»
8
y la
fiabilidad y ¡olencia de cierlos ¡rogramas de soflvare libre, debe-
mos ir mas alla. Debemos hablar de liberlad y de ¡rinci¡ios.
Dncumcntaciðn !ibrc
La mayor deficiencia de nueslros sislemas o¡eralivos no reside en el
soflvare, sino en la ausencia de buenos manuales libres ¡ara nues-
lros sislemas. La documenlación es una ¡arle esencial de cualquier
¡aquele de soflvare, un ¡aquele im¡orlanle de soflvare libre sin un
buen manual libre que lo acom¡añe consliluye un laslre considera-
ble. Tenemos muchos e|em¡los de ello en la aclualidad.
El proyecto CÞL 41
La documenlación libre, al igual que el soflvare, es una cueslión de
liberlad, no de ¡recio. Los crilerios ¡ara el manual libre son baslanle
¡arecidos a los del soflvare libre: hay que darle a los usuarios cierlas
liberlades. Debe aulorizarse la redislribución ÷incluida la venla
comercial÷ en ¡a¡el y on-line, de modo que el manual ¡ueda acom-
¡añar a lodas las co¡ias del ¡rograma.
Aulorizar su modificación resulla igualmenle crucial. Ior regla
general, no creo que la genle deba lener el derecho de modificar loda
clase de arliculos y libros. Ior e|em¡lo, no creo que ni lu ni yo esle-
mos obligados a aulorizar la modificación de arliculos como esle, que
describe nueslros aclos y o¡iniones.
Iero exisle una razón es¡ecifica ¡ara que la liberlad de modifica-
ción sea un elemenlo crucial ¡ara la documenlación relaliva al sofl-
vare libre. Cuando los individuos e|ercen su derecho a modificar el
soflvare, y añadir o cambiar sus funciones, si son lo baslanle con-
cienzudos cambiaran asimismo el manual ÷y asi ¡ro¡orcionaran una
documenlación concisa y ulil |unlo con el ¡rograma modificado. Un
manual que no ¡ermila a los ¡rogramadores lraba|ar concienzudamen-
le y lerminar su labor no salisfara las necesidades de la comunidad.
Algunos limiles a la incor¡oración de eslas modificaciones no
¡lanlean ¡roblema alguno, como es el caso de los requisilos eslable-
cidos ¡ara ¡reservar la adverlencia sobre co¡yrighl del aulor origi-
nal, los lerminos de dislribución o la lisla de aulores. O aquellos que
exigen que las versiones modificadas incluyan la fecha de la modifi-
cación, o que incluso ¡rohiben la su¡resión o alleración de secciones
enleras, siem¡re que eslas no lralen sobre lemas lecnicos. Isle li¡o de
reslricciones no ¡lanlean un ¡roblema ¡orque no im¡iden al ¡rogra-
mador melódico ada¡lar el manual ¡ara que se a|usle al ¡rograma
modificado. Dicho de olro modo, no im¡iden que la comunidad de
soflvare libre disfrule ¡lenamenle del uso del manual.
Sin embargo, debemos ser ca¡aces de modificar el conlenido
«lecnico» del manual y luego dislribuir el resullado en los medios y
canales habiluales, de lo conlrario, las reslricciones obslruiran a la
comunidad, el manual de|ara de ser libre y necesilaremos elaborar
uno nuevo.
¿Conlaran los desarrolladores de soflvare libre con la conciencia
y la delerminación ¡ara ¡roducir una am¡lia gama de manuales
libres` Una vez mas, nueslro fuluro de¡ende de nueslra filosofia.
Sottwarc librc para una socicdad librc 42
Es ncccsarin hab!ar dc !ibcrtad
Aclualmenle, se calcula que exislen diez millones de usuarios de sis-
lemas GNU/Linux como Debian GNU/Linux y Red Hal Linux. Il
soflvare libre ha desarrollado lales venla|as ¡raclicas que esla ganan-
do ade¡los ¡or razones ¡uramenle ¡raclicas.
Las consecuencias ¡osilivas de eslo son evidenles: un mayor inle-
res ¡or desarrollar soflvare libre, mas clienles ¡ara las em¡resas de
soflvare libre y una mayor ca¡acidad ¡ara alenlar a las em¡resas a
desarrollar soflvare libre comercial en lugar de ¡roduclos de soflva-
re ¡ro¡ielario.
Iero el inleres en el soflvare crece a un rilmo su¡erior que la con-
ciencia de la filosofia en que se fundamenla, y eslo ¡lanlea cierlas
dificullades. Nueslra ca¡acidad ¡ara hacer frenle a los desafios y las
amenazas anleriormenle descrilos de¡endera de nueslra volunlad de
manlenernos firmes en nombre de la liberlad. Iara convencer de ello
a nueslra comunidad, habremos de difundir la idea enlre los nuevos
usuarios que ¡asen a formar ¡arle de ella.
Iero eslamos fracasando: nueslros esfuerzos ¡or alraer a nuevos
usuarios a nueslra comunidad su¡eran con creces nueslras iniciali-
vas a la hora de enseñarles los ¡rinci¡ios de la misma. Debemos
dedicarnos a ambos ob|elivos y com¡ensar nueslros esfuerzos en
ambas direcciones.
«Opcn 5nurcc» (cðdign Iucntc abicrtn)
La larea de enseñar a los nuevos usuarios el valor de la liberlad se
com¡licó de forma acusada en 1998, cuando ¡arle de la comunidad
decidió abandonar el lermino «soflvare libre» y em¡ezó a hablar de
«soflvare de código abierlo».
Los ¡arlidarios de esle lermino lralaban de evilar la confusión
enlre «libre» y «graluilo» ÷un ob|elivo muy legilimo. Iero olros
inlenlaban de|ar a un lado los ¡rinci¡ios que habian im¡ulsado la
creación del soflvare libre y el ¡royeclo GNU, ¡rocurando asi alraer
a los e|eculivos y a los usuarios de em¡resas, quienes com¡arlen
El proyecto CÞL 43
mayorilariamenle una ideologia que anle¡one las ganancias econó-
micas a la liberlad, a la comunidad, a los ¡rinci¡ios. De modo que la
relórica del «código abierlo» se concenlra en la ¡osibilidad de crear
un soflvare de alla calidad y ca¡acidad, ¡ero rehuye las nociones de
liberlad, comunidad y ¡rinci¡ios.
Un claro e|em¡lo de ello son las revislas «Linux» ÷eslan re¡lelas de
anuncios de soflvare ¡ro¡ielario que funciona con GNU/Linux.
Cuando a¡arezca el ¡róximo Molif, o el Ql, ¿adverliran eslas revislas a
los ¡rogramadores de que se ale|en de ellos, o los anunciaran sin mas`
Il a¡oyo de la comunidad em¡resarial ¡uede conlribuir al bien de
la comunidad de dislinlas maneras, siem¡re que ¡arlamos de unas
condiciones de igualdad. Iero si nos ganamos su a¡oyo callandonos
lo que ¡ensamos sobre la liberlad y los ¡rinci¡ios, el resullado ¡uede
ser desaslroso, y sólo se agudizaria el desequilibrio ya exislenle enlre
la difusión y la educación civica.
Los lerminos «soflvare libre» y «código abierlo» describen mas o
menos la misma calegoria de soflvare, ¡ero im¡lican cosas muy dis-
linlas acerca del soflvare y sus valores. Il Iroyeclo GNU sigue
em¡leando el lermino «soflvare libre» ¡ara ex¡resar la idea de que
la liberlad, y no sólo la lecnologia, es im¡orlanle.
¡Inténta!n!
La filosofia de Yoda ÷«No ¡odemos sólo inlenlarlo»÷ suena bien,
¡ero no me sirve. He realizado mi lraba|o siem¡re ansioso anle la
¡ers¡ecliva de que no luviera suficienle ca¡acidad ¡ara ello, sin
saber si mi labor baslaria ¡ara alcanzar el ob|elivo deseado. Iero lo he
inlenlado de lodas formas, ¡orque enlre el enemigo y mi ciudad sólo
eslaba yo, sor¡rendido, a veces del exilo oblenido.
In olras ocasiones he fracasado. Algunas de mis ciudades han
caido. Mas larde he descubierlo olra ciudad amenazada y me he ¡re-
¡arado ¡ara olra balalla. Con el liem¡o, he a¡rendido a deleclar las
amenazas y a inler¡onerme enlre ellas y mi ciudad, haciendo un lla-
mamienlo a olros hackers ¡ara unirse a mi.
Hoy en dia, a menudo me encuenlro que no esloy solo. La visión
de un regimienlo de hackers manos a la obra consliluye una fuenle
Sottwarc librc para una socicdad librc 44
de alivio y de alegria, y ¡ienso que la ciudad sobrevivira ¡or el
momenlo. Iero con el lranscurso de los años, los ¡eligros son cada
vez mayores, y ahora Microsofl nos liene en su ¡unlo de mira. No
¡odemos ¡ensar que el fuluro de la liberlad esla asegurado. ¡No os
engañeis! Si quieres conservar lu liberlad, lienes que eslar ¡re¡arado
¡ara defenderla.
45
¿Qué cs GNU? ¡Gnu Nn cs Unix!
GNU, QUI SIGNIIICA GNU NO IS UNIX, es el nombre de un sislema de
soflvare com¡lelamenle com¡alible con Unix que esloy escribiendo
¡ara ¡oder regalarlo
1
libremenle a quien ¡ueda ulilizarlo. Hay varios
volunlarios ayudandome. Son muy necesarias las conlribuciones en
liem¡o, dinero, ¡rogramas y equi¡amienlo.
2. LI Munlflesto GNU
ª
Iscrilo originalmenle en 1984, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
1
Isla ex¡resión era desaforlunada. La inlención era decir que nadie lendria que ¡agar
¡or el pcrnisc de usar el sislema GNU. Iero las ¡alabras no aclaran eslo, y la genle inler-
¡rela a menudo que se dice que las co¡ias de GNU deberan ser siem¡re dislribuidas a
un coslo ba|o o sin coslo. Isla nunca fue la inlención, mas adelanle, el manifieslo men-
ciona la ¡osibilidad de que las com¡añias ¡rovean servicios de dislribución con una
ganancia. Con ¡oslerioridad he a¡rendido a dislinguir cuidadosamenle enlre «free»
|librej en el senlido de liberlad y «free» |gralisj en el senlido del ¡recio. Soflvare libre
es soflvare que los usuarios lienen la liberlad de dislribuir y modificar. Algunos usua-
rios ¡ueden oblener co¡ias sin ¡agar, mienlras que olros ¡agan ¡ara oblener co¡ias, y
si los fondos ayudan a a¡oyar la me|ora del soflvare, lanlo me|or. Lo im¡orlanle es que
lodos los que lengan una co¡ia lengan la liberlad de coo¡erar con olros al usarlo.
|| Manijicsic GNU juc cscriic pcr Ricnar! Sia||nan cn |cs ccnicnzcs
!c| Prcqccic GNU, ccn c| jin !c pc!ir pariicipacicn q apcqc. |n |cs pri-
ncrcs añcs, sc nicicrcn aciua|izacicncs ncncrcs para icnar cn cucnia
nuctcs !csarrc||cs, pcrc ancra parccc scr ncjcr !cjar|c ccnc csi4, ia| q
ccnc |a naqcria !c |a gcnic |c na tisic. Dcs!c cnicnccs, ncncs aprcn!i-
!c ¡uc cs pcsi||c aqu!ar a ctiiar cicrias ccnjusicncs ccrricnics ccn un
can|ic cn |a sc|cccicn !c pa|a|ras, a |c |argc !c csics añcs sc nan aña!i-
!c ncias a| pic !c p4gina para ac|arar csias ccnjusicncs.
Hasla el momenlo lenemos un edilor de lexlo Imacs con Lis¡ ¡ara escri-
bir comandos de edición, un de¡urador de código fuenle, un generador
com¡alible con yacc, un comunicador y alrededor de 35 ulilidades. Un
shell (inler¡rele de comandos) se encuenlra casi lerminado. Un nuevo
com¡ilador ¡orlable de C ha sido com¡ilado y sera lanzado esle año.
Ixisle un kernel inicial ¡ero requiere muchas mas caraclerislicas ¡ara
emular a Unix. Cuando el nucleo y el com¡ilador eslen com¡lelos, sera
¡osible dislribuir un sislema GNU a¡ro¡iado ¡ara el desarrollo de
¡rogramas. Usaremos el ¡rocesador de documenlos T
I
X, ¡ero lam-
bien se esla lraba|ando en un nroff. Usaremos lambien el sislema
libre de venlanas X que ¡uede ser ¡orlable. Des¡ues de eslo agrega-
remos un Lis¡ ¡orlable, un |uego Im¡ire, una ho|a de calculo y cien-
los de olras cosas, ademas de documenlación cn |inc. Is¡eramos ¡ro-
¡orcionar, con el liem¡o, lodas las ulilidades que vienen normalmen-
le con un sislema Unix, y mas.
GNU sera ca¡az de e|ecular ¡rogramas de Unix, ¡ero no sera
idenlico a Unix. Haremos lodas las me|oras que sean convenienles y
eslen basadas en nueslra ex¡eriencia con olros sislemas o¡eralivos.
Concrelamenle, ¡laneamos lener nombres de archivos mas largos,
numeros de versión de archivos, un sislema de archivos a ¡rueba de
caidas, lal vez incor¡oremos un sislema ¡ara com¡lelar nombres de
archivos, so¡orle en ¡anlalla inde¡endienle del li¡o de lerminal y
quiza en un fuluro un sislema de venlanas basado en Lis¡ a lraves
del cual varios ¡rogramas Lis¡ y ¡rogramas ordinarios Unix ¡uedan
com¡arlir una sola ¡anlalla. Tanlo C como Lis¡ eslaran dis¡onibles
como lengua|es de ¡rogramación. Inlenlaremos so¡orlar UUCI,
Chaosnel del MIT y olros ¡rolocolos ¡ara comunicación en Inlernel.
GNU esla siendo escrilo inicialmenle ¡ara maquinas de la clase
68000/16000 con memoria virlual, ¡orque eslas son las maquinas en
las que es mas sencilla su e|ecución. Il esfuerzo adicional ¡ara hacer-
lo funcionar en maquinas mas ¡equeñas se de|ara a alguien que quie-
ra ulilizarlo en ellas.
Iara evilar una horrible confusión, ¡or favor ¡ronuncie la «G» en
la ¡alabra «GNU» cuando se refiera al nombre de esle ¡royeclo.
2
Sottwarc librc para una socicdad librc 46
2
GNU se ¡ronuncia en ingles de forma muy similar a ncu, que significa nuevo. |N. !c| |.j
Pnr qué dcbn cscribir GNU
Considero que la regla de oro requiere que si a mi me gusla un ¡ro-
grama, lo debo com¡arlir con olra genle que le gusle. Los vendedo-
res de soflvare quieren dividir a los usuarios y seducirlos, haciendo
que cada usuario acuerde no com¡arlir su soflvare con olros. Yo
rehuso a rom¡er mi solidaridad con olros usuarios de esla manera.
No ¡uedo en buena conciencia firmar un acuerdo de no divulgación
o un acuerdo de licencia de soflvare. Duranle años lraba|e denlro del
Laboralorio de Inleligencia Arlificial ¡ara im¡ugnar eslas lendencias
y olras descorlesias, ¡ero al final ellos fueron demasiado le|os: no
¡odia ¡ermanecer en una inslilución donde hiciera eslas cosas en
conlra de mi volunlad.
De manera que ¡ara ¡oder conlinuar usando ordenadores sin ver-
güenza, he decidido agru¡ar un cuer¡o suficienle de soflvare libre
de lal manera que ¡ueda seguir andando sin ninguna clase de sofl-
vare que no sea libre. He de|ado el laboralorio de IA ¡ara negar al
MIT cualquier excusa legal que me ¡rohiba dislribuir soflvare GNU.
Pnr qué GNU scrá cnmpatib!c cnn Unix
Unix no es mi ideal de sislema, ¡ero no es del lodo malo. Las caracle-
rislicas esenciales de Unix ¡arecen ser buenas y ¡ienso que ¡uedo aña-
dir lo que le falla a Unix sin echarlas a ¡erder. Un sislema com¡alible
con Unix seria convenienle ¡ara que olras ¡ersonas ¡uedan ado¡larlo.
Cðmn cstará dispnnib!c GNU
GNU no es de dominio ¡ublico. Todos lendran ¡ermiso ¡ara modifi-
car y redislribuir GNU, ¡ero a ningun dislribuidor se le ¡ermilira
reslringir su redislribución ¡oslerior. Is decir, no eslaran ¡ermilidas
modificaciones ¡ro¡ielarias. Quiero asegurarme de que lodas las ver-
siones de GNU ¡ermanezcan libres.
El maniliesto CÞL 47
Pnr qué quicrcn cnnpcrar muchns ntrns prngramadnrcs
He enconlrado muchos olros ¡rogramadores que eslan enlusiasma-
dos con GNU y quieren ayudar.
Muchos ¡rogramadores eslan desconlenlos con la comercializa-
ción del soflvare de sislema. Iuede ¡ermilirles ganar mas dinero,
¡ero ¡or lo general les hace senlirse en confliclo con olros ¡rograma-
dores, en lugar de senlirse como com¡añeros. Il aclo fundamenlal de
amislad enlre ¡rogramadores es el hecho de com¡arlir ¡rogramas,
los acuerdos de markeling usados de forma generalizada esencial-
menle ¡rohiben a los ¡rogramadores lralar a sus seme|anles como
amigos. Il com¡rador de soflvare debe escoger enlre la amislad y la
obediencia a la ley. Naluralmenle, muchos deciden que la amislad es
mas im¡orlanle. Iero aquellos que creen en la ley, a menudo no se
sienlen bien con ninguna de las dos o¡ciones. Se vuelven cinicos y
¡iensan que la ¡rogramación es sólo olra forma de hacer dinero.
Al desarrollar y ulilizar GNU en lugar de ¡rogramas ¡ro¡ielarios,
nosolros ¡odemos ser hos¡ilalarios con lodos y obedecer la ley.
Ademas, GNU sirve como e|em¡lo de ins¡iración y como bandera
¡ara conminar a olros a unirse a nosolros en el aclo de com¡arlir.
Islo ¡uede darnos una sensación de armonia que es im¡osible cuan-
do ulilizamos soflvare que no es libre. Iorque ¡ara cerca de la milad
de los ¡rogramadores con quienes he hablado, esle es un molivo de
felicidad im¡orlanle que el dinero no ¡uede reem¡lazar.
Cðmn pucdcs cnntribuir
Isloy ¡idiendo a los fabricanles de ordenadores que donen equi¡os y
dinero. Isloy ¡idiendo donalivos en forma de ¡rogramas y lraba|o.
Una consecuencia es¡erable si donas equi¡os es que GNU se e|e-
culara en ellos desde una ela¡a lem¡rana. Las maquinas deberan
eslar com¡lelas, con los sislemas lislos ¡ara su uso, ¡robadas ¡ara
uso en areas residenciales y no requerir venlilación o fuenles de ener-
gia sofislicadas.
He enconlrado que muchos ¡rogramadores eslan ansiosos de
conlribuir lraba|ando a liem¡o ¡arcial ¡ara GNU. Iara la mayoria de
Sottwarc librc para una socicdad librc 48
los ¡royeclos esla dislribución de lraba|os a liem¡o ¡arcial seria muy
dificil de coordinar. Iero ¡ara la larea ¡arlicular de reem¡lazar Unix
no exisle esle ¡roblema. Un sislema com¡lelo en Unix conliene cien-
los de ulilidades, cada una de las cuales se documenla ¡or se¡arado.
Casi lodas las es¡ecificaciones de la inlerfaz han sido fi|adas ¡ara ser
com¡alibles con Unix. Si cada colaborador ¡uede escribir un suslilu-
lo com¡alible ¡ara una sola ulilidad Unix, y hacer que funcione a¡ro-
¡iadamenle en lugar del ¡rograma original en un sislema Unix,
enlonces eslas ulilidades funcionaran correclamenle cuando sean
reunidas. Incluso ¡ermiliendo que Mur¡hy
3
origine algunos ¡roble-
mas ines¡erados, el ensambla|e de eslos com¡onenles sera una larea
faclible. (Il kernel va a requerir una comunicación mas eslrecha y un
gru¡o mas ¡equeño y unido lraba|ara en el).
Si oblengo donalivos de dinero, eslare en condiciones de conlra-
lar unas cuanlas ¡ersonas a liem¡o com¡lelo o a liem¡o ¡arcial. Il
sueldo no sera allo en relación al eslandar de los ¡rogramadores,
¡ero esloy buscando a genle ¡ara quien la conslrucción de es¡irilu
comunilario lenga lanla im¡orlancia como hacer dinero. Considero
eslo como una manera de dar o¡orlunidad a genle inleresada ¡ara
que dediquen lodas sus energias a lraba|ar en GNU, evilando la nece-
sidad de ganarse la vida de olra manera.
Pnr qué sc bcncIiciarán tndns !ns usuarins dc nrdcnadnrcs
Una vez que se haya escrilo GNU, lodos ¡odremos oblener un buen
sislema de soflvare libre, al igual que oblenemos aire.
4
Islo significa
mucho mas que el sim¡le ahorro del ¡recio de una licencia Unix.
Significa que se evilara mucho del derroche de esfuerzos en la du¡li-
cación de la ¡rogramación de sislemas. Isle esfuerzo ¡uede enfocar-
se me|or ¡ara hacer avanzar el eslado de la lecnica.
El maniliesto CÞL 49
3
Referencia a «La Ley de Mur¡hy» una ley humorislica que dice que si es ¡osible que
algo ¡ueda ir mal, ira mal.
4
Isle es olro silio en donde me equivoque al no dislinguir cuidadosamenle enlre los
dos diferenles significados de «libre». La afirmación lal como esla escrila no es falsa:
uno ¡uede oblener co¡ias graluilas de soflvare GNU, ya sea de sus amislades o a lra-
ves de la Inlernel, ¡ero se esla sugiriendo una idea errónea.
Los códigos com¡lelos del sislema eslaran dis¡onibles ¡ara lodo el
mundo. Como resullado, un usuario que necesile modificar el sisle-
ma sera siem¡re libre de hacerlo ¡or si mismo, o de conlralar a cual-
quier ¡rogramador o em¡resa dis¡onible ¡ara hacerlo ¡or el. Los
usuarios no eslaran ya a merced de un ¡rogramador o una em¡resa
que sea dueña del código fuenle y que sea la unica en ¡osición de rea-
lizar modificaciones.
Las escuelas ¡odran ¡ro¡orcionar un ambienle baslanle mas edu-
calivo, animando a lodos los esludianles a esludiar y me|orar el códi-
go del sislema. In el laboralorio de ¡rogramación de Harvard solian
lener la ¡olilica de que ningun ¡rograma ¡odia ser inslalado en el
sislema si su código fuenle no eslaba a dis¡osición del ¡ublico, la
e|ercilaban a base de negarse a inslalar cierlos ¡rogramas. In buena
medida, yo me ins¡ire en eslo.
Iinalmenle, el laslre de considerar quien es dueño de que sislema
de soflvare y de lo que esla o no esla ¡ermilido hacer con el, habra
desa¡arecido.
Los acuerdos ¡ara obligar a la genle a ¡agar ¡or ulilizar un ¡rogra-
ma, incluyendo la licencia de co¡ias, siem¡re incurren en un lremendo
cosle ¡ara la sociedad ¡or los a¡aralosos mecanismos necesarios ¡ara
delerminar cuanlo ÷eslo es, que ¡rogramas÷ debe ¡agar una ¡erso-
na. Sólo un eslado ¡olicial ¡uede forzar a obedecer a lodo el mundo.
Considerese una eslación es¡acial en donde el aire debe fabricarse con
un gran cosle: cobrar a cada res¡irador ¡or lilro de aire quiza sea |uslo,
¡ero el uso conlinuo de una mascara de aire con medidor lodo el dia y
loda la noche seria inlolerable, aunque lodos ¡udieran ¡ermilirse ¡agar
su consumo de aire. Tener camaras de lelevisión ¡or lodos lados ¡ara
ver si se quila uno la mascara seria el colmo. Is me|or coslear la ¡lanla
de aire con un im¡ueslo ¡or ¡ersona y desechar las mascaras.
Co¡iar ¡or com¡lelo o una ¡arle de un ¡rograma es lan nalural
¡ara un ¡rogramador como res¡irar y le es igual de ¡roduclivo.
Debiera ser igualmenle libre.
Algunas ob|eciones facilmenle rebalibles a los ob|elivos de GNU:
«Na!ic |c usar4 !c|i!c a ¡uc cs graiuiic, qa ¡uc csic signijica ¡uc nc
cucnia ccn ninguna asisicncia».
«Sc iicnc ¡uc cc|rar pcr c| prcgrana para pagar c| scrticic !c scpcric».
Sottwarc librc para una socicdad librc 50
Si la genle ¡refiriera ¡agar ¡or GNU y su servicio en lugar de oble-
ner GNU libre y sin servicio, una em¡resa que ofrezca servicio a las
¡ersonas que obluvieron GNU libre debiera lener beneficios.
Debemos dislinguir enlre asislencia ba|o la forma de un verdade-
ro lraba|o de ¡rogramación y lo que es meramenle llevar de la mano
al usuario. In relación a la ¡rimera no se ¡uede de¡ender del vende-
dor de soflvare. Si lu ¡roblema no es com¡arlido ¡or un numero
suficienle de clienles, el vendedor lo ignorara.
Si lu negocio requiere ¡oder confiar en la asislencia, la unica mane-
ra es lener el código fuenle y lodas las herramienlas necesarias. De esle
modo, ¡uedes conlralar a cualquier ¡ersona dis¡onible ¡ara corregir
el ¡roblema, y no eslar a merced de ningun individuo. Con Unix, el
¡recio del código fuenle de|a esla ¡osibilidad fuera de cualquier consi-
deración ¡ara la mayoria de los negocios. Con GNU eslo sera sencillo.
Is ¡osible que lodavia no haya ninguna ¡ersona com¡elenle dis¡oni-
ble, ¡ero esle ¡roblema no se le ¡uede im¡ular a los acuerdos de dis-
lribución. GNU no elimina lodos los ¡roblemas, sólo algunos.
Mienlras lanlo, los usuarios que no saben de ordenadores necesi-
lan que se les lleve de la mano: hacer cosas ¡or ellos que ellos mismos
¡odrian hacer facilmenle, ¡ero que no saben cómo hacerlas.
Islos servicios ¡odran ser ¡ro¡orcionados ¡or com¡añias que ven-
dan solamenle servicios de asesoria y de re¡aración. Si es verdad que
los usuarios ¡refieren gaslar dinero y oblener un ¡roduclo con servi-
cio, eslaran igualmenle de acuerdo en adquirir el servicio habiendo
oblenido el ¡roduclo de forma graluila. Las em¡resas de servicios
com¡eliran en calidad y ¡recio, los usuarios no eslaran alados a ningu-
na en ¡arlicular. Inlre lanlo, aquellos de nosolros que no necesilemos
servicios debemos ¡oder usar el ¡rograma sin ¡agar ¡or el servicio.
«Nc sc puc!c ||cgar a nucna gcnic sin pu||ici!a! q unc !c|c cc|rar
pcr c| prcgrana para nanicncr csia aciiti!a!».
«Nc iicnc scnii!c !ar pu||ici!a! a un prcgrana ¡uc |a gcnic puc!c
c|icncr graiuiiancnic».
Ixislen varias formas de ¡ublicidad graluila o de ba|o coslo que ¡ue-
den usarse ¡ara informar a numerosos usuarios de ordenadores acer-
ca de algo como GNU. Iero quiza sea verdad que se ¡uede llegar a
El maniliesto CÞL 51
mas usuarios de microordenadores a lraves de la ¡ublicidad. Si real-
menle es asi, un negocio que haga ¡ublicidad del servicio de co¡ia y
envio de GNU ¡or un ¡recio, deberia ser lo suficienlemenle exiloso
como ¡ara ¡agar como minimo su ¡ublicidad. De esla forma, sólo los
usuarios que se beneficien de la ¡ublicidad ¡agaran ¡or ella.
Ior olro lado, si mucha genle obliene GNU a lraves de sus amis-
lades y eslas em¡resas no resullan ser un buen negocio, eslo demos-
lraria que la ¡ublicidad no era realmenle necesaria ¡ara divulgar
GNU. ¿Ior que sera que los defensores del libre mercado no quieren
¡ermilir que el libre mercado decida eslo`
5
«Mi ccnpañia ncccsiia un sisicna cpcraiitc prcpiciaric para icncr
una tcniaja ccnpciiiita».
GNU sacara al soflvare de sislema o¡eralivo del enlorno de la com-
¡elencia. Usled no ¡odra oblener una venla|a en esla area, ¡ero lam-
¡oco la com¡elencia ¡odra lenerla frenle a usled. Usled y ellos com-
¡eliran en olras areas, mienlras se benefician muluamenle en esla. Si
lu negocio es vender un sislema o¡eralivo, no le guslara GNU, ¡ero
ese es lu ¡roblema. Si lu negocio es olra cosa, GNU ¡uede salvarle de
ser arro|ado al cosloso negocio de la venla de sislemas o¡eralivos.
Me guslaria ver que el desarrollo de GNU se manluviera gracias
a donaciones de algunos fabricanles y usuarios, reduciendo el cosle
¡ara si mismos.
6
«¿Nc ncrcccn |cs prcgrana!crcs una rcccnpcnsa pcr su crcaiiti!a!?»
Sottwarc librc para una socicdad librc 52
5
La |rcc Scjiuarc |cun!aiicn obliene la mayor ¡arle de sus fondos de su servicio de
dislribución, aunque se lrala de una organización sin animo de lucro y no de una com-
¡añia. Si nadie o¡la ¡or oblener co¡ias haciendo su ¡edido a la ISI, esla no eslara en
dis¡osición de hacer su lraba|o. Iero eslo no significa que las reslricciones ¡ro¡iela-
rias sean |uslificables ¡ara obligar a lodos a ¡agar. Si una ¡equeña fracción de lodos
los usuarios ¡ide sus co¡ias a la ISI, sera suficienle ¡ara manlener a la ISI a flole. Ior
lo lanlo, lenemos que ¡edir a los usuarios que o¡len ¡or a¡oyarnos de esla forma.
¿Has hecho ya lu ¡arle`
6
Recienlemenle, un gru¡o de com¡añias de informalica ha reunido fondos ¡ara a¡o-
yar el manlenimienlo del Com¡ilador C GNU.
Si hay algo que merezca una recom¡ensa es la conlribución social. La
crealividad ¡uede considerarse una conlribución social, ¡ero sólo si la
sociedad es libre de a¡rovechar sus resullados. Si los ¡rogramadores
merecen ser recom¡ensados ¡or la creación de ¡rogramas innovado-
res, ba|o esla misma lógica deben ser casligados si reslringen el uso
de eslos ¡rogramas.
«¿Nc !c|cria icncr c| prcgrana!cr |a cpcicn !c pc!ir una rcccnpcn-
sa pcr su crcaiiti!a!?»
No hay nada que ob|elar en querer un ¡ago ¡or el lraba|o, o ¡or
buscar maximizar los ¡ro¡ios ingresos, siem¡re y cuando no se uli-
licen medios que sean deslruclivos. Sin embargo, las formas a las
que eslamos acoslumbrados aclualmenle en el cam¡o del soflvare
se basan en la deslrucción.
Ixlraer dinero de los usuarios de un ¡rograma medianle la res-
lricción de su uso resulla deslruclivo ¡orque las reslricciones redu-
cen la canlidad y las formas en que el ¡rograma ¡uede ser ulilizado.
Islo reduce la canlidad de riqueza que la humanidad obliene del
¡rograma. Cuando se o¡la deliberadamenle ¡or la reslricción, las
consecuencias dañinas son la deslrucción deliberada.
La razón ¡or la que un buen ciudadano no uliliza eslos medios des-
lruclivos ¡ara volverse mas rico es que si lodos lo hicieran, ¡odriamos
em¡obrecernos ¡or medio de una mulua deslrucción. Islo es elica
kanliana, o la Regla de Oro. Como no me guslan las consecuencias
que resullarian si lodos aca¡araran información, debo considerar
como erróneo que alguien lo haga. Is¡ecificamenle, el deseo de ser
recom¡ensado ¡or la crealividad de uno no |uslifica ¡rivar al mundo
en general de loda o ¡arle de esa crealividad.
«¿Nc pasar4n nan|rc |cs prcgrana!crcs?»
Iodria res¡onder que no se fuerza a nadie a ser ¡rogramador. Casi
ninguno de nosolros ¡uede lograr oblener dinero ¡or eslar de ¡ie en
la calle y hacer muecas. Iero no eslamos, como resullado, condena-
dos a eslar loda nueslra vida de ¡ie en la calle haciendo muecas y
¡adeciendo hambre. Nos dedicamos a olra cosa.
El maniliesto CÞL 53
Sin embargo, esla es una res¡uesla errónea ¡orque ace¡la la su¡osi-
ción im¡licila del inlerrogador: que sin la ¡ro¡iedad del soflvare a
los ¡rogramadores no se les ¡uede ¡agar un cenlimo. In esle su¡ues-
lo se lrala de lodo o nada.
La verdadera razón ¡or la que los ¡rogramadores no se moriran
de hambre es ¡orque aun es ¡osible que se les ¡ague ¡or ¡rogramar,
sólo que no se les ¡agara lanlo como en la aclualidad.
Reslringir la co¡ia no es la unica forma ¡ara hacer negocios con el
soflvare. Is la forma mas comun ¡orque es de la que se obliene mas
dinero. Si esla se ¡rohibiera o fuese rechazada ¡or el com¡rador, el
negocio del soflvare se moveria hacia olras formas de organización
que aclualmenle no se usan lan a menudo. Hay siem¡re muchos
modos ¡ara organizar cualquier li¡o de negocio.
Irobablemenle la ¡rogramación no sera lan lucraliva ba|o esla
nueva forma como lo es aclualmenle. Iero eslo no es un argumenlo
en conlra del cambio. No se considera una in|uslicia que los de¡en-
dienles de liendas oblengan los salarios que ganan aclualmenle. Si
los ¡rogramadores ganaran lo mismo, no sera lam¡oco una in|usli-
cia. (In la ¡raclica ganaran considerablemenle mas).
«¿Nc iicnc !crccnc |a gcnic a ccnirc|ar ccnc sc usa su crcaiiti!a!?»
Il «conlrol sobre el uso de las ideas de uno» realmenle significa con-
lrol sobre las vidas de olras ¡ersonas, y normalmenle se usa ¡ara difi-
cullar mas sus vidas.
La genle que ha esludiado cuidadosamenle el lema de los derechos
de ¡ro¡iedad inleleclual ÷como los abogados÷ dice que no hay un
derecho inlrinseco a la ¡ro¡iedad inleleclual. Los li¡os su¡ueslos de
derechos de ¡ro¡iedad inleleclual que reconoce el gobierno fueron
creados ¡or aclos es¡ecificos de legislación con ¡ro¡ósilos es¡ecificos.
Ior e|em¡lo, el sislema de ¡alenles fue eslablecido ¡ara animar a
los invenlores a revelar los delalles de sus invenlos. Su ¡ro¡ósilo fue
ayudar a la sociedad y no lanlo ayudar a los invenlores. Il ¡eriodo
de vida de 17 años ¡ara una ¡alenle era corlo com¡arado con la lasa
de desarrollo de la lecnica. Dado que las ¡alenles sólo son relevanles
¡ara los fabricanles, ¡ara quienes el cosle y esfuerzo de un acuerdo
de licencia son ¡equeños com¡arados con la ¡uesla en marcha de la
Sottwarc librc para una socicdad librc 54
¡roducción, las ¡alenles a menudo no hacen mucho daño. No obslru-
yen a la mayoria de los individuos que usan ¡roduclos ¡alenlados.
La idea del co¡yrighl no exislia en liem¡os anliguos, cuando los
aulores de obras de no ficción frecuenlemenle co¡iaban de obras de
olros aulores . Isla ¡raclica era ulil, y ha sido la unica forma de que
las obras de muchos aulores, aunque sólo sea en ¡arle, hayan sobre-
vivido. Il sislema de derechos de aulor fue creado ex¡resamenle con
el ¡ro¡ósilo de ¡romover la auloria. In el ambilo ¡ara el que se
invenló ÷libros, que sólo ¡odian ser co¡iados económicamenle en
una im¡renla÷ hacia muy ¡oco daño y no obslruia a la mayor ¡arle
de los individuos que leian los libros.
Todos los derechos de ¡ro¡iedad inleleclual son unicamenle
licencias que olorga la sociedad ¡orque se ¡ensaba, correcla o equi-
vocadamenle, que la sociedad en con|unlo se beneficiaria al ser olor-
gados. Iero en cualquier siluación ¡arlicular, necesilamos ¡regunlar-
nos: ¿nos beneficia haber olorgado lal licencia` ¿Que li¡o de aclo
eslamos ¡ermiliendo que haga una ¡ersona`
Il caso de los acluales ¡rogramas es muy diferenle al de los libros
de hace cien años. Il hecho de que la forma mas sencilla de co¡iar un
¡rograma sea de un vecino a olro, el hecho de que un ¡rograma sea
lanlo el código fuenle como el código ob|elo, siem¡re dislinlos, y el
hecho de que el ¡rograma sea usado y no leido y disfrulado, se com-
binan ¡ara crear una siluación en la que una ¡ersona que hace valer
un co¡yrighl esla dañando a la sociedad en su con|unlo, lanlo male-
rialmenle como es¡irilualmenle, nadie deberia hacerlo a ¡esar de que
la ley se lo ¡ermila.
«Ia ccnpcicncia nacc ¡uc |as ccsas sc nagan ncjcr».
Il ¡aradigma de la com¡elencia es una carrera: al ¡remiar al gana-
dor, eslamos alenlando a lodos a correr mas ra¡ido. Cuando el ca¡i-
lalismo realmenle lraba|a de esla manera, hace un buen lraba|o,
¡ero sus ¡arlidarios eslan equivocados al asumir que siem¡re fun-
ciona asi. Si los corredores olvidan ¡or que se olorga el ¡remio y se
cenlran en ganar sin im¡orlar cómo, ¡ueden enconlrar olras eslra-
legias ÷como alacar a los olros corredores. Si los corredores se
enredan en una ¡elea a ¡uñelazos, lodos llegaran larde a la mela.
El maniliesto CÞL 55
Il soflvare ¡ro¡ielario y secrelo es el equivalenle moral de los corre-
dores en una ¡elea a ¡uñelazos. Is lrisle decirlo, ¡ero el unico arbi-
lro que lenemos no ¡arece eslar en conlra de las ¡eleas, sólo las regu-
la ÷«¡or cada 10 yardas que corras, lienes derecho a un dis¡aro». Lo
que deberia hacer es se¡ararlos y ¡enalizar a los corredores ¡or el
solo hecho de inlenlar ¡elear.
«¿Nc !cjar4n ic!cs !c prcgranar si nc naq un inccniitc ncnciaric?»
De hecho, mucha genle comienza a ¡rogramar sin absolulamenle
ningun incenlivo monelario. La ¡rogramación liene una fascinación
irresislible ¡ara algunas ¡ersonas, generalmenle ¡ara las me|ores en
el ramo. No hay escasez de musicos ¡rofesionales que sigan en lo
suyo aunque no lengan es¡eranzas de ganarse la vida de esla forma.
Sin embargo en realidad esla ¡regunla, aun cuando se hace
muchas veces, no es a¡ro¡iada a la siluación. Il ¡ago a los ¡rograma-
dores no va a desa¡arecer, sólo se va a reducir. La ¡regunla correcla
es, ¿alguien ¡rogramara con la reducción en el incenlivo monelario`
Mi ex¡eriencia mueslra que si lo haran.
Duranle mas de diez años, algunos de los me|ores ¡rogramadores
del mundo lraba|aron en el Laboralorio de Inleligencia Arlificial ¡or
mucho menos dinero del que ¡odian ganar en olras ¡arles. Recibieron
varios li¡os de recom¡ensas no económicas: fama y a¡recio, ¡or e|em-
¡lo. Y la crealividad lambien se disfrula, es un ¡remio en si misma.
Luego la mayoria se fue cuando se les ofreció la o¡orlunidad de
hacer ese mismo lraba|o inleresanle ¡or mucho dinero.
Lo que mueslran los hechos es que la genle ¡rograma ¡or razones
dislinlas a la de la riqueza, ¡ero si se les da una o¡orlunidad de hacer
lambien mucho dinero, esle enlrara en sus ex¡eclalivas y comenza-
ran a a exigirlo. Las organizaciones que ¡agan ¡oco no ¡odran com-
¡elir con las que ¡agan mucho, ¡ero no lendria que irles lan mal si
las que ¡agan mucho fueran ¡rohibidas.
«Ncccsiiancs a |cs prcgrana!crcs !cscspcra!ancnic. Si c||cs ncs
pi!icran ¡uc !cjcncs !c aqu!ar a nucsirc prcjinc, icn!riancs ¡uc
c|c!cccr».
Sottwarc librc para una socicdad librc 56
Uno nunca esla lan deses¡erado como ¡ara lener que obedecer esle
li¡o de exigencia. Recuerda: millones ¡ara nueslra defensa, ¡¡ero ni
un cenlimo ¡ara im¡ueslos!
«Ics prcgrana!crcs ncccsiian icncr a|guna jcrna !c ganarsc |a ti!a».
Acorlo ¡lazo, eslo es verdad. Sin embargo, hay baslanles maneras de
que los ¡rogramadores ¡uedan ganarse la vida sin vender el derecho
a usar un ¡rograma. Isla manera es frecuenle ahora ¡orque es la que
les da a los ¡rogramadores y hombres de negocios mas dinero, no
¡orque sea la unica forma de ganarse la vida. Is facil enconlrar olras
formas, si quieres enconlrarlas.
He aqui unos cuanlos e|em¡los:
Un fabricanle inlroduce un nuevo ordenador, ¡agara ¡or ade-
cuar los sislemas o¡eralivos al nuevo hardvare.
La venla de enseñanza, los servicios de asislencia y manleni-
mienlo lambien ¡ueden dar lraba|o a ¡rogramadores.
La genle con ideas nuevas ¡odra dislribuir ¡rogramas como
freevare, ¡idiendo donalivos a usuarios salisfechos o vendiendo
servicios de asislencia. Yo he conocido a ¡ersonas que ya lraba|an
asi con exilo.
Los usuarios con necesidades comunes ¡ueden formar un gru¡o
de usuarios y ¡agar sumas de dinero. Un gru¡o conlralara a em¡re-
sas de ¡rogramación ¡ara escribir ¡rogramas que a los miembros
del gru¡o les guslaria ulilizar.
Todo li¡o de desarrollo ¡uede financiarse con un «im¡ueslo de soflvare»:
Su¡ón que lodos los que com¡ren un ordenador lengan que
¡agar un lanlo ¡or cienlo de su ¡recio como im¡ueslo de soflva-
re. Il gobierno enlrega esle dinero a una agencia como la Iun-
dación Nacional de la Ciencia ¡ara que lo em¡lee en el desarrollo
de soflvare.
Iero si el com¡rador del ordenador hace ¡or si mismo un
donalivo ¡ara el desarrollo de soflvare ¡uede verse exenlo de esle
im¡ueslo. Iuede donar al ¡royeclo de su elección ÷a menudo,
El maniliesto CÞL 57
elegido ¡orque es¡era ulilizar los resullados lan ¡ronlo como se
haya com¡lelado. Iuede lomar un credilo ¡or cada canlidad de
donalivo hasla la lolalidad del im¡ueslo que lenia que ¡agar.
La lasa lolal de im¡ueslo ¡odra ser decidida ¡or un volo de
los conlribuyenles al im¡ueslo, so¡esada de acuerdo con la canli-
dad sobre la que se a¡licara el im¡ueslo.
Las consecuencias:
La comunidad de usuarios de ordenadores a¡oya el desarro-
llo del soflvare.
Isla comunidad decide que nivel de a¡oyo se necesila.
Los usuarios a quienes les im¡orla a que ¡royeclos se desline
su ¡arle ¡ueden escogerlos ¡or si mismos.
Alargo ¡lazo, hacer ¡rogramas libres es un ¡aso hacia el mundo ¡osl-
escasez, donde nadie lendra que lraba|ar duro ¡ara ganarse la vida.
La genle sera libre ¡ara dedicarse a aclividades enlrelenidas, como la
¡rogramación, des¡ues de haber dedicado diez horas obligalorias a la
semana a las lareas requeridas, como legislar, el asesoramienlo fami-
liar, la re¡aración de robols y la ex¡loración de asleroides. No habra
necesidad de ganarse la vida medianle la ¡rogramación.
Hemos alcanzado ya una gran reducción de la canlidad de lraba-
|o que la sociedad en su con|unlo debe realizar ¡ara manlener su ¡ro-
duclividad aclual, ¡ero sólo un ¡oco de esla reducción se ha lraduci-
do en descanso ¡ara los lraba|adores, ya que hay mucha aclividad no
¡roducliva que se requiere ¡ara acom¡añar a la aclividad ¡roducli-
va. Las causas ¡rinci¡ales de eslo son la burocracia y las luchas isome-
lricas conlra la com¡elencia. Il soflvare libre reducira en gran medida
eslos drena|es en el area de ¡roducción de soflvare. Debemos hacer
eslo ¡ara lograr asi avances lecnicos en la ¡roduclividad que se lraduz-
can en menos lraba|o ¡ara nosolros.
Sottwarc librc para una socicdad librc 58
CONSIRVAMOS ISTA DIIINICIÓN DI SOITWARI LIßRI ¡ara ex¡resar clara-
menle el verdadero significado de los ¡rogramas de soflvare libre.
Il «soflvare libre» es una cueslión de liberlad, no de ¡recio. Iara
com¡render esle conce¡lo, debemos ¡ensar en la ace¡ción de libre
como en «liberlad de ex¡resión» y no como en «barra libre de cerveza».
Con soflvare libre nos referimos a la liberlad de los usuarios ¡ara
e|ecular, co¡iar, dislribuir, esludiar, modificar y me|orar el soflvare.
Nos referimos es¡ecialmenle a cualro clases de liberlad ¡ara los
usuarios de soflvare:
Libcrtad 0: la liberlad ¡ara e|ecular el ¡rograma sea cual sea
nueslro ¡ro¡ósilo.
Libcrtad 1: la liberlad ¡ara esludiar el funcionamienlo del ¡ro-
grama y ada¡larlo a lus necesidades ÷el acceso al código fuenle
es condición indis¡ensable ¡ara eslo.
Libcrtad 2: la liberlad ¡ara redislribuir co¡ias y ayudar asi a
lu vecino.
59
ª
Iscrilo originalmenle en 1996, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
3. Lu deflnlclón de Softuure Ilbre
Sottwarc librc para una socicdad librc 60
Libcrtad 3: la liberlad ¡ara me|orar el ¡rograma y luego ¡ubli-
carlo ¡ara el bien de loda la comunidad ÷el acceso al código
fuenle es condición indis¡ensable ¡ara eslo.
Soflvare libre es cualquier ¡rograma cuyos usuarios gocen de eslas
liberlades. De modo que deberias ser libre de redislribuir co¡ias con
o sin modificaciones, de forma graluila o cobrando ¡or su dislribu-
ción, a cualquiera y en cualquier lugar. Gozar de esla liberlad signifi-
ca, enlre olras cosas, no lener que ¡edir ¡ermiso ni ¡agar ¡ara ello.
Asimismo, deberias ser libre ¡ara inlroducir modificaciones y uli-
lizarlas de forma ¡rivada, ya sea en lu lraba|o o en lu liem¡o libre, sin
siquiera lener que mencionar su exislencia. Si decidieras ¡ublicar
eslos cambios, no deberias eslar obligado a nolificarlo de ninguna
forma ni a nadie en ¡arlicular.
La liberlad ¡ara ulilizar un ¡rograma significa que cualquier indi-
viduo u organización ¡odran e|ecularlo desde cualquier sislema infor-
malico, con cualquier fin y sin la obligación de comunicarselo subsi-
guienlemenle ni al desarrollador ni a ninguna enlidad en concrelo.
La liberlad ¡ara redislribuir co¡ias su¡one incluir las formas
binarias o e|eculables del ¡rograma y el código fuenle lanlo de las
versiones modificadas como de las originales ÷la dislribución de
¡rogramas en formalo e|eculable es necesaria ¡ara su adecuada ins-
lalación en sislemas o¡eralivos libres. No ¡asa nada si no se ¡uede
¡roducir una forma e|eculable o binaria ÷dado que no lodos los len-
gua|es ¡ueden so¡orlarlo÷, ¡ero lodos debemos lener la liberlad
¡ara redislribuir lales formas si se encuenlra el modo de hacerlo.
Iara que las liberlades 1 y 3 ÷la liberlad ¡ara hacer cambios y ¡ara
¡ublicar las versiones me|oradas÷ adquieran significado, debemos dis-
¡oner del código fuenle del ¡rograma. Ior consiguienle, la accesibili-
dad del código fuenle es una condición necesaria ¡ara el soflvare libre.
Iara malerializar eslas liberlades, eslas deberan ser irrevocables
siem¡re que no comelamos ningun error, si el desarrollador del soflva-
re ¡udiera revocar la licencia sin molivo, ese soflvare de|aria de ser libre.
Sin embargo, cierlas normas sobre la dislribución de soflvare
libre nos ¡arecen ace¡lables siem¡re que no ¡lanleen un confliclo
con las liberlades cenlrales. Ior e|em¡lo, el co¡ylefl, grcssc nc!c, es la
norma que eslablece que, al redislribuir el ¡rograma, no ¡ueden aña-
dirse reslricciones que nieguen a los demas sus liberlades cenlrales.
Isla norma no viola dichas liberlades, sino que las ¡rolege.
De modo que ¡uedes ¡agar o no ¡or oblener co¡ias de soflva-
re libre, ¡ero inde¡endienlemenle de la manera en que las oblen-
gas, siem¡re lendras liberlad ¡ara co¡iar, modificar e incluso ven-
der eslas co¡ias.
Il soflvare libre no significa que sea «no comercial». Cualquier ¡ro-
grama libre eslara dis¡onible ¡ara su uso, desarrollo y dislribución
comercial. Il desarrollo comercial del soflvare libre ha de|ado de ser
exce¡cional y de hecho el soflvare libre comercial es muy im¡orlanle.
Las normas sobre el em¡aquelamienlo de una versión modificada
son ¡erfeclamenle ace¡lables siem¡re que no reslrin|an efeclivamen-
le lu liberlad ¡ara ¡ublicar versiones modificadas. Ior la misma
razón, seran igualmenle ace¡lables aquellas normas que eslablezcan
que «si dislribuyo el ¡rograma de esla forma, deberas dislribuirlo de
la misma manera» ÷cabe deslacar que esla norma le ¡ermile decidir
si ¡ublicar o no el ¡rograma. Tambien admilimos la ¡osibilidad de
que una licencia exi|a enviar una co¡ia modificada y dislribuida de
un ¡rograma a su desarrollador original.
In el ¡royeclo GNU, ulilizamos el «co¡ylefl» ¡ara ¡roleger legal-
menle eslas liberlades. Iero lambien exisle soflvare libre sin co¡y-
lefl. Creemos que hay razones de ¡eso ¡ara recurrir al co¡ylefl, ¡ero
si lu ¡rograma, soflvare libre, carece de el, lodavia lendremos la
o¡ción de seguir ulilizandolo.
A veces la normaliva gubernamenlal de conlrol de las ex¡orla-
ciones y las sanciones comerciales ¡ueden conslreñir lu liberlad
¡ara dislribuir co¡ias a nivel inlernacional. Los desarrolladores de
soflvare no lienen el ¡oder ¡ara eliminar o invalidar eslas reslric-
ciones, ¡ero lo que si ¡ueden y deben hacer es negarse a im¡oner
eslas condiciones de uso al ¡rograma. De esle modo, las reslriccio-
nes no afeclaran a las aclividades y a los individuos fuera de la
|urisdicción de eslos gobiernos.
Cuando hablamos de soflvare libre, es ¡referible evilar ex¡resio-
nes como «regalar» o «gralis», ¡orque enlonces caeremos en el error
de inler¡relarlo como una mera cueslión de ¡recio y no de liberlad.
Terminos de uso frecuenle como el de «¡iraleria» encarnan o¡iniones
La delinicion de soltware libre 61
que es¡eramos no com¡arlas. (Vease el a¡arlado de «Ialabras que
conviene evilar» ¡ara una discusión sobre eslos lerminos). Tenemos
dis¡onible lambien una lisla de lraducciones de «soflvare libre» en
dislinlos idiomas.
Ior ullimo, señalaremos que los crilerios descrilos ¡ara definir el
soflvare libre requieren una ¡rofunda reflexión anles de inler¡re-
larlos. Iara decidir si una licencia de soflvare es¡ecifica ¡uede cali-
ficarse de licencia de soflvare libre, nos basaremos en dichos crile-
rios y asi delerminaremos si se a|usla al es¡irilu y a la lerminologia
¡recisa. Si una licencia incluye reslricciones desmedidas, la recha-
zamos aun cuando nunca ¡redi|imos esla cueslión al eslablecer
nueslros crilerios. In ocasiones, cierlas condiciones en una licencia
¡ueden ¡lanlear un ¡roblema que requiera un analisis exhauslivo,
lo que significa incluso debalir el lema con un abogado, anles de
decidir si dichas condiciones son ace¡lables. Cuando llegamos a
una solución sobre un ¡roblema nuevo, a menudo aclualizamos
nueslros crilerios ¡ara hacer mas facil la consideración de que licen-
cias eslan cualificadas y cuales no.
Si eslas inleresado en cualificar una licencia es¡ecifica como licen-
cia de soflvare libre, visila hll¡://vvv.gnu.org/licenses/license-
lisl.hlml. Si la licencia no a¡arece en la lisla, envianos un correo elec-
lrónico a licensing+gnu.org.
Sottwarc librc para una socicdad librc 62
63
LAS TICNOLOGIAS DIGITALIS DI LA INIORMACIÓN ayudan al mundo
haciendo que sea mas facil co¡iar y modificar información. Los orde-
nadores ¡romelen hacer eslo de forma mas sencilla ¡ara lodos.
No lodo el mundo quiere que eslo sea mas facil. Il sislema de
co¡yrighl ¡ermile que los ¡rogramas de soflvare lengan «¡ro¡iela-
rios», la mayor ¡arle de los cuales ¡relende ¡rivar al reslo del mundo
del beneficio ¡olencial del soflvare. Los ¡ro¡ielarios desearian ser
los unicos que ¡ueden co¡iar y modificar el soflvare que usamos.
Il sislema de co¡yrighl se desarrolló con la im¡renla ÷una lecnolo-
gia usada ¡ara la ¡roducción masiva de co¡ias. Il co¡yrighl se a|uslaba
bien a esla lecnologia ¡ueslo que reslringia sólo a los ¡roduclores de
co¡ias en masa. No ¡rivaba de liberlad a los leclores de libros. Un leclor
cualquiera, que no ¡oseyera una im¡renla, sólo ¡odia co¡iar libros con
¡luma y linla, y a ¡ocos leclores se les ¡onia un ¡leilo ¡or ello.
Las lecnologias digilales son mas flexibles que la im¡renla: cuan-
do la información ado¡la forma digilal, ¡uedes co¡iarla facilmenle
¡ara com¡arlirla con olros. Is ¡recisamenle esla flexibilidad la que
se a|usla mal a un sislema como el del co¡yrighl. Isa es la razón del
incremenlo de medidas odiosas y draconianas ahora usadas ¡ara
4. Por que eI softuure no debe
tener propleturlos
ª
Iscrilo originalmenle en 1996, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
Sottwarc librc para una socicdad librc 64
hacer cum¡lir el co¡yrighl del soflvare. Toma, ¡or e|em¡lo, eslas
cualro ¡raclicas de la Soflvare Iublishers Associalilion, SIA
|Asociación de Idilores de Soflvarej:
Iro¡aganda masiva afirmando que esla mal desobedecer a los
¡ro¡ielarios ¡ara ayudar a un amigo.
Solicilar a la genle que se convierla en so¡lona ¡ara delalar a
sus colegas y com¡añeros de lraba|o.
Redadas (con ayuda ¡olicial) en oficinas y escuelas, en las que se
dice a la genle que debe ¡robar que es inocenle de hacer co¡ias ilegales.
Il ¡roceso |udicial ÷iniciado ¡or el gobierno de los IIUU, a
¡elición de la AIS÷ a ¡ersonas como David LaMacchia
1
del MIT, no
¡or co¡iar soflvare ÷no se le acusa de co¡iarlo÷, sino meramenle
¡or de|ar sin vigilancia equi¡os de co¡ia y no conlrolar su uso.
Cada una de eslas cualro coslumbres se aseme|an a aquellas usadas
en la anligua Unión Sovielica, donde lodas las maquinas de co¡iar
lenian un vigilanle ¡ara im¡edir que se hicieran co¡ias ¡rohibidas, y
donde las ¡ersonas lenian que co¡iar información en secrelo y ¡asar-
la de mano a mano como saniz!ai. Ior su¡ueslo hay una diferencia:
el molivo ¡ara el conlrol de información en la Unión Sovielica era
¡olilico, en los IIUU el molivo es el beneficio económico. Iero son
las acciones las que nos afeclan, no el molivo. Cualquier inlenlo de
coarlar el hecho de que se com¡arla la información, sin im¡orlar ¡or
que, lleva a los mismos melodos y a la misma dureza.
Los ¡ro¡ielarios hacen uso de dislinlos argumenlos ¡ara que se
les conceda el conlrol de cómo usamos la información:
lnsuItos
Los ¡ro¡ielarios usan ¡alabras difamalorias como «¡iraleria» y
«robo», al igual que lerminologia ex¡erla como «¡ro¡iedad inlelec-
lual» y «daño», ¡ara sugerir una cierla linea de ¡ensamienlo al ¡ubli-
co ÷una analogia sim¡lona enlre los ¡rogramas y los ob|elos fisicos.
1
Il 27 de enero de 1995 el caso de David Lamacchia fue deseslimado, sin que se haya
a¡elado lodavia esla decisión.
Por que el soltware no debe tener propietarios 65
Nueslras ideas e inluiciones acerca de la ¡ro¡iedad sobre los ob|elos
maleriales lralan acerca de si es |uslo ¡rivarle a alguien de un ob|elo.
No se a¡lican direclamenle a hacer co¡ias de algo. Iero los ¡ro¡iela-
rios nos ¡iden que a¡liquemos eslas ideas de lodas formas.
Lxugeruclón
Los ¡ro¡ielarios dicen que sufren un «daño» o «¡erdida económica»
cuando los usuarios co¡ian ¡rogramas ¡or su cuenla. Iero co¡iar no
liene un efeclo direclo sobre el ¡ro¡ielario, y no hace daño a nadie.
Il ¡ro¡ielario sólo ¡uede ¡erder si la ¡ersona que hizo la co¡ia
hubiese ¡agado ¡or olra del mismo ¡ro¡ielario en su lugar.
Un ¡oco de reflexión mueslra que la mayoria de esas ¡ersonas no
habrian com¡rado co¡ias. Aun asi los ¡ro¡ielarios calculan sus «¡er-
didas» como si lodos y cada uno hubiesen com¡rado una co¡ia. Islo
es una exageración ÷¡or decirlo de forma suave.
Lu Ieµ
Los ¡ro¡ielarios a menudo describen el eslado aclual de la ley, asi
como las duras sanciones con las que nos amenazan. Im¡licila en esle
enfoque va la sugerencia de que la ley aclual refle|a un ¡unlo de visla
moral incueslionable ÷y aun asi al mismo liem¡o, se nos insla a con-
siderar eslas sanciones como hechos nalurales ¡or los que no se
¡uede res¡onsabilizar a nadie.
Isla linea de ¡ersuasión no esla diseñada ¡ara reafirmar el ¡ensa-
mienlo crilico, esla concebida ¡ara reforzar un camino menlal ya lrazado.
Is evidenle que las leyes no dislinguen lo que esla bien de lo que
esla mal. Todo americano deberia saber que, hace cuarenla años, en
muchos eslados iba conlra la ley que una ¡ersona de raza negra se
senlase en la ¡arle fronlal del aulobus, ¡ero solamenle los racislas
dirian que senlarse ahi no eslaba bien.
Derecho nuturuI
Los aulores a menudo a¡elan a una conexión es¡ecial con los ¡rogramas
que han escrilo y añaden que, en consecuencia, sus deseos e inlereses
res¡eclo al ¡rograma sim¡lemenle ¡revalecen sobre los de cualquier
Sottwarc librc para una socicdad librc 66
olra ¡ersona ÷o incluso sobre los del reslo del mundo. (Normalmenle
son las em¡resas, no los aulores, los que delenlan el co¡yrighl sobre el
soflvare, ¡ero se es¡era de nosolros que ignoremos esla diferencia).
Iara los que ¡resenlan eslo como un axioma elico ÷el aulor es mas
im¡orlanle que lu÷ sólo les ¡uedo decir que yo mismo, un nolable
aulor de soflvare, lo considero una lonleria.
Sin embargo, la genle, ¡or lo general, sólo suele senlir alguna afi-
nidad hacia las ¡relensiones basadas en el derecho nalural debido a
dos razones.
Una razón viene de una analogia forzada enlre el soflvare y los
ob|elos maleriales. Cuando yo cocino es¡aguelis, me que|o si olra
¡ersona se los come, ¡orque enlonces yo ya no me los ¡uedo comer.
Su acción me ¡er|udica exaclamenle lanlo como lo que le beneficia a
el, sólo uno de nosolros se ¡uede comer los es¡aguelis, asi que la ¡re-
gunla seria, ¿quien` La mas minima dislinción enlre nosolros es sufi-
cienle ¡ara inclinar la balanza elica.
Iero el hecho de que lu e|ecules o modifiques un ¡rograma que yo
he escrilo le afecla a li direclamenle y a mi sólo indireclamenle. Si lu
le das una co¡ia a lu amigo le afecla a li y a lu amigo mucho mas que
lo que me afecla a mi. Yo no deberia lener el ¡oder de decirle que no
hagas eslas cosas. Nadie deberia.
La segunda razón es que a la genle se le ha dicho que el derecho
nalural de los aulores en una lradición indisculida y ace¡lada en
nueslra sociedad.
Desde un ¡unlo de visla hislórico, lo cierlo es lo conlrario. La
idea del derecho nalural de los aulores fue ¡ro¡uesla y decidida-
menle rechazada cuando se redacló la Conslilución de los IIUU.
Isa es la razón ¡or la que la Conslilución sólo ¡ermile un sislema
de co¡yrighl y no obliga a que exisla olro, ¡or esa razón dice que
el co¡yrighl debe ser lem¡oral. Islablece asimismo que el ¡ro¡ósi-
lo del co¡yrighl es ¡romocionar el ¡rogreso ÷no recom¡ensar a
los aulores. Il co¡yrighl recom¡ensa a los aulores en cierla medi-
da, y a los edilores mas, ¡ero esla concebido como un medio ¡ara
modificar su com¡orlamienlo.
La lradición realmenle eslablecida de nueslra sociedad es que el
co¡yrighl recorla los derechos nalurales del ¡ublico ÷y que eslo sólo
se ¡uede |uslificar ¡or el bien del ¡ublico.
Lconomíu
Il ullimo argumenlo que se em¡lea ¡ara |uslificar la exislencia de
¡ro¡ielarios de soflvare es que eslo conduce a la ¡roducción de
mas soflvare.
Adiferencia de los demas, esle argumenlo ¡or lo menos ado¡la un
enfoque legilimo sobre la cueslión. Se basa en un ob|elivo valido
÷salisfacer a los usuarios de soflvare. Y em¡iricamenle esla claro
que la genle ¡roducira mas de algo si se les ¡aga bien ¡or ello.
Iero el argumenlo económico liene un defeclo: se basa en la ¡re-
sunción de que la diferencia es sólo cueslión de cuanlo dinero debe-
mos ¡agar. Asume que la «¡roducción de soflvare» es lo que quere-
mos, lenga el soflvare ¡ro¡ielarios o no.
La genle ace¡la guslosamenle esla ¡resunción ¡or que esla de
acuerdo con nueslra ex¡eriencia acerca de los ob|elos maleriales.
Consideremos ¡or e|em¡lo un bocadillo. Is ¡osible que ¡uedas
conseguir un bocadillo equivalenle ya sea gralis, ya ¡or un ¡recio.
Si es asi, la canlidad que ¡agas es la unica diferencia. Tanlo si lo lie-
nes que com¡rar como si no, el bocadillo liene el mismo sabor, el
mismo valor nulricional, y en cualquier caso le lo ¡uedes comer
sólo una vez. Il hecho de si el bocadillo lo oblienes de un ¡ro¡iela-
rio o no, no ¡uede afeclar direclamenle nada mas que a la canlidad
de dinero que lienes des¡ues.
Islo es cierlo ¡ara cualquier ob|elo malerial ÷el hecho de que
lenga o no lenga ¡ro¡ielario no afecla direclamenle a lo que es, o a lo
que ¡uedas hacer con ello si lo adquieres.
Iero si un ¡rograma liene un ¡ro¡ielario, eslo afecla en gran medi-
da a lo que es, y a lo que ¡uedes hacer con una co¡ia si la com¡ras.
La diferencia no es sólo una cueslión de dinero. Il sislema de ¡ro¡ie-
larios de soflvare incenliva a los ¡ro¡ielarios de soflvare a ¡roducir
algo ÷¡ero no lo que la sociedad realmenle necesila. Y causa una
conlaminación elica inlangible que nos afecla a lodos.
¿Que es lo que la sociedad necesila` Necesila información que esle
verdaderamenle a dis¡osición de sus ciudadanos ÷¡or e|em¡lo, ¡ro-
gramas que la genle ¡ueda leer, arreglar, ada¡lar y me|orar, no solamen-
le e|ecular. Iero lo que los ¡ro¡ielarios de soflvare ofrecen de forma
caraclerislica es una ca|a negra que no ¡odemos ni esludiar ni modificar.
Por que el soltware no debe tener propietarios 67
Sottwarc librc para una socicdad librc 68
La sociedad lambien necesila liberlad. Cuando un ¡rograma liene un
¡ro¡ielario, los usuarios ¡ierden la liberlad de conlrolar una ¡arle de
sus ¡ro¡ias vidas.
Y sobre lodo una sociedad necesila incenlivar el es¡irilu de coo-
¡eración enlre sus ciudadanos. Cuando los ¡ro¡ielarios de soflva-
re nos dicen que ayudar a nueslro vecino de una manera nalural es
«¡iraleria», eslan conlaminando el es¡irilu civico de nueslra sociedad.
Ior eso decimos que el soflvare libre es una cueslión de liberlad,
no de ¡recio.
Il argumenlo económico ¡ara |uslificar la ¡ro¡iedad es erróneo,
¡ero la cueslión económica es real. Algunas ¡ersonas escriben sofl-
vare ulil ¡or el ¡lacer de escribirlo o ¡or admiración y amor, ¡ero
si queremos mas soflvare del que esas ¡ersonas escriben, necesila-
mos conseguir fondos.
Desde hace ya diez años, los desarrolladores de soflvare libre han
¡robado varios melodos ¡ara enconlrar fondos, con algo de exilo. No
hay necesidad de hacer rico a nadie, los ingresos medios de una fami-
lia norleamericana, alrededor de 35.000 dólares anuales, demueslran
ser incenlivo suficienle ¡ara muchos lraba|os que son menos salisfac-
lorios que ¡rogramar.
Duranle años, hasla que una beca lo hizo innecesario, yo me gana-
ba la vida realizando me|oras a medida sobre soflvare libre que yo
habia escrilo. Cada me|ora se añadia a la versión eslandar ¡ublicada
y asi, evenlualmenle, se ¡onian a dis¡osición del ¡ublico en general.
Los clienles me ¡agaban ¡ara que lraba|ase en las me|oras que ellos
querian, en lugar de en las caraclerislicas que yo habria considerado
como la maxima ¡rioridad.
La |rcc Scjiuarc |cun!aiicn (ISI), una enlidad sin animo de lucro
exenla de im¡ueslos ¡ara el desarrollo de soflvare libre, consigue
fondos medianle la venla de CD-ROM de GNU, camiselas, manuales
y dislribuciones «deluxe» (que los usuarios son siem¡re libres de
co¡iar y modificar), asi como medianle donaciones. Ahora cuenla
con un equi¡o de cinco ¡rogramadores y lres em¡leados que se
encargan de los ¡edidos ¡or correo.
Algunos desarrolladores de soflvare libre ganan dinero medianle la
venla de servicios de asislencia. Cygnus Su¡¡orl,
2
que cuenla con
alrededor de 50 em¡leados |en 1994, cuando se escribió esle arliculoj,
eslima que en lorno al 15 ¡or cienlo de la aclividad de su equi¡o es
desarrollo de soflvare libre ÷un ¡orcenla|e res¡elable ¡ara una
com¡añia de soflvare.
Algunas com¡añias, incluyendo Inlel, Molorola, Texas Inslrumenls
y Analog Devices, han unido esfuerzos ¡ara financiar el desarrollo
conlinuado del com¡ilador GNU ¡ara el lengua|e C. Mienlras, el
com¡ilador GNU ¡ara el lengua|e Ada esla siendo financiado ¡or la
Iuerza Aerea de IIUU, que cree que esla es la manera mas efecliva
de conseguir un com¡ilador de alla calidad. (La financiación de la
Iuerza Aerea se acabó hace algun liem¡o, el Com¡ilador GNU de Ada
esla ahora en servicio, y su manlenimienlo se financia comercialmenle)
Todos eslos e|em¡los son ¡equeños, el movimienlo de soflvare
libre es aun ¡equeño y aun |oven. Iero el e|em¡lo de las radios man-
lenidas ¡or la audiencia de los IIUU mueslra que es ¡osible manle-
ner una aclividad grande sin forzar a cada usuario a ¡agar.
Como aclual usuario de informalica, le ¡uedes enconlrar usan-
do un ¡rograma ¡ro¡ielario. Si un amigo le ¡ide hacer una co¡ia,
eslaria mal negarse a ello. La coo¡eración es mas im¡orlanle que el
co¡yrighl. Iero una coo¡eración clandeslina, oculla no conlribuye a
me|orar la sociedad. Una ¡ersona deberia as¡irar a vivir una vida
honrada, abierlamenle, con orgullo y eslo significa decir «no» al
soflvare ¡ro¡ielario.
Tienes derecho a ¡oder coo¡erar abierla y libremenle con olras
¡ersonas que usan soflvare. Tienes derecho a ¡oder a¡render cómo
funciona el soflvare, y a enseñar a lus esludianles con el. Tienes
derecho a ¡oder conlralar a lu ¡rogramador favorilo ¡ara arreglar-
lo cuando se rom¡a.
Tienes derecho al soflvare libre.
Por que el soltware no debe tener propietarios 69
2
Cygnus Su¡¡oorl siguió leniendo exilo, ¡ero luego ace¡ló inversiones foraneas, se
volvió ambiciosa y em¡ezó a desarrollar soflvare no libre. Inlonces fue absorbida ¡or
Red Hal, que ha lanzado la mayor ¡arle de esos ¡rogramas como soflvare libre.
LOS NOMßRIS TRANSMITIN SIGNIIICADOS, nueslra elección de los nom-
bres delermina el significado de lo que ex¡resamos. Un nombre
inadecuado dara a la genle una idea equivocada. Una rosa, llamese
como se llame, deslilaria el mismo olor, ¡ero si la llamamos «la¡iz»,
la genle ¡odria senlirse dece¡cionada al inlenlar escribir con ella. Y
si llamamos «rosas» a los la¡ices, la genle no enlenderia ¡ara que sir-
ven. Si llamamos «Linux» a nueslro sislema o¡eralivo, eslo conduce
a una idea equivocada sobre el origen del sislema, su hisloria y su
¡ro¡ósilo. Si lo llamamos «GNU/Linux», eslo conduce ÷aunque no
en delalle÷ a una idea ¡recisa.
Iero ¿im¡orla eslo en nueslra comunidad` ¿Is im¡orlanle que la
genle conozca el origen del sislema, su hisloria y su ¡ro¡ósilo` Si,
¡orque quienes olvidan la hisloria eslan condenados a re¡elirla. Il
Mundo Libre que se ha desarrollado en lorno a GNU/Linux no es un
lugar seguro, los ¡roblemas que nos llevaron a crear GNU no han
sido com¡lelamenle erradicados y amenazan con volver.
Cuando ex¡lico ¡or que es a¡ro¡iado llamar al sislema o¡eralivo
«GNU/Linux» en vez de «Linux», la genle en ocasiones res¡onde de
esla manera:
71
5. Que enclerru un nombre
ª
Iscrilo originalmenle en 2000, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
Aunque es indudable que el ¡royeclo GNU merece el reconocimienlo ¡or
esla labor, ¿merece la ¡ena ¡roleslar si no exisle lal reconocimienlo` ¿No
es lo im¡orlanle que el lraba|o se hizo, y no quien lo hizo` Usled deberia
rela|arse, senlirse orgulloso de la labor realizada y no ¡reocu¡arse ¡or el
reconocimienlo.
Isle ¡odria ser un sabio conse|o si esa fuera la siluación ÷si el lraba-
|o esluviera lerminado y fuera liem¡o de descansar. ¡Si lan solo eso
fuera cierlo! Iero los desafios abundan y no es el momenlo ¡ara
su¡oner que el fuluro esla garanlizado. La fuerza de nueslra comu-
nidad descansa sobre un com¡romiso con la liberlad y la coo¡era-
ción. Usar el nombre de GNU/Linux es una forma de que la genle lo
recuerde e informe a los demas de nueslros ob|elivos.
Is ¡osible escribir buen soflvare libre sin ¡ensar en GNU,
muchos buenos ¡rogramas se desarrollaron en nombre de Linux.
Iero «Linux» se ha asociado, desde que fuera acuñado, con una filo-
sofia que no se com¡romele con la liberlad ¡ara coo¡erar. Dado que
el nombre se em¡lea cada vez mas en el mundo de las em¡resas,
resullara mas dificil aun asociarlo con el es¡irilu comunilario.
Un gran relo ¡ara el fuluro del soflvare libre es la lendencia de
las em¡resas de dislribución de Linux a agregar soflvare no libre a
GNU/Linux en nombre de la conveniencia y la ¡olencia. La mayor
¡arle de los desarrolladores de dislribuciones comerciales hacen eslo,
ninguno ¡roduce una dislribución com¡lelamenle libre. Muchos de
ellos no idenlifican claramenle los ¡aqueles no libres de sus dislribu-
ciones. Muchos, incluso, desarrollan soflvare no libre y lo añaden al
sislema. Algunos se alreven a anunciar, de forma in|uriosa, sislemas
«Linux», «licenciado ¡or ¡ueslo», lo que ¡ro¡orciona lanla liberlad
como el Windovs de Microsofl.
Se |uslifica la inclusión de soflvare no libre en nombre de la «¡o¡u-
laridad de Linux» ÷en efeclo, valoran mas la ¡o¡ularidad que la liber-
lad. Algunas veces se admile abierlamenle. Ior e|em¡lo, en Wirc!
Magazinc, Roberl McMillan, edilor de Linux Magazine, afirma que «el
movimienlo ¡or el soflvare de código abierlo deberia im¡ulsarse sobre
la base de decisiones lecnicas, no ¡olilicas». Y el ¡residenle de Ca|!cra
animó ¡ublicamenle a los usuarios a abandonar el ob|elivo de la liber-
lad y lraba|ar en cambio ¡or la «¡o¡ularidad de Linux».
Incluir soflvare no libre en el sislema GNU/Linux ¡uede aumenlar
su ¡o¡ularidad, si ¡or ¡o¡ularidad enlendemos el numero de ¡ersonas
Sottwarc librc para una socicdad librc 72
73
que usan GNU/Linux en combinación con soflvare no libre. Iero al
mismo liem¡o, im¡licilamenle se esla animando a la comunidad a ace¡-
lar el soflvare no libre como algo ¡osilivo, y a olvidar el ob|elivo de la
liberlad. De nada sirve caminar mas ra¡ido si nos a¡arlamos del camino.
Cuando el «añadido» no libre es una biblioleca o una herramienla
de ¡rogramación, eslo ¡uede acabar siendo una lram¡a ¡ara los de-
sarrolladores de soflvare libre. Cuando escriben un ¡rograma que
de¡ende de un ¡aquele no libre, su soflvare no ¡odra formar ¡arle de un
sislema lolalmenle libre.
1
Si nueslra comunidad sigue en esla dirección, el
fuluro de GNU/Linux sera un mosaico de com¡onenles libres y no libres.
In el ¡lazo de cinco años, lodavia nos quedara mucho soflvare libre,
¡ero si nos descuidamos acabaremos ¡or necesilar la ¡resencia de sofl-
vare no libre que los usuarios es¡eran enconlrar al lado del soflvare
libre. Si eslo sucede, nueslra cam¡aña ¡or la liberlad habra fracasado.
Si ¡ublicar allernalivas libres se redu|era a una mera cueslión de
¡rogramación, resolver los fuluros ¡roblemas ¡odria ser cada vez mas
facil a medida que aumenlaran los recursos deslinados al desarrollo en
nueslra comunidad. Iero algunos obslaculos amenazan con com¡li-
car las cosas: las leyes que ¡rohiben el soflvare libre. A medida que
van acumulandose las ¡alenles de soflvare y que leyes como la
DMCA
2
se a¡lican ¡ara ¡rohibir el desarrollo de soflvare libre ¡ara
aclividades im¡orlanles como ver un DVD o escuchar Real Audio,
nos enconlraremos desarmados ¡ara luchar conlra los formalos de
dalos secrelos o ¡alenlados, como no sea renunciando a los ¡rogra-
mas no libres que los usan.
Afronlar eslos relos requerira dislinlos li¡os de esfuerzo. Iero lo que
necesilamos ¡or encima de lodo ¡ara confronlar cualquier desafio es
Que encierra un nombre
1
In esle senlido, las bibliolecas Molif y Ql GUI enlram¡aron enormemenle al soflva-
re libre en el ¡asado, creando ¡roblemas cuya solución llevó años. Il ¡roblema de Ql
esla solucionado ¡orque Ql es ahora libre, el ¡roblema de Molif no esla lodavia com-
¡lelamenle resuello, ya que su suslilulo, Less Tif, necesila algo mas de ¡ulido ÷¡¡or
favor volunlarios! La im¡lemenlación }ava no libre de Sun y las bibliolecas eslandar
de }ava eslan causando ya ¡roblemas similares, reem¡lazarlas con soflvare libre es
uno de los mayores esfuerzos de GNU ahora.
2
La Digiia| Mi||cniun Ccpqrigni Aci de 1998 lralaba de aclualizar la ley de co¡yrighl
de II.UU., las cuesliones incluidas en la DCMA son ¡rovisiones que lienen que ver
con una eslralagema ¡ara la ¡rolección de los sislemas de co¡yrighl, el uso razonable
y las obligaciones de los ¡roveedores de servicios cn |inc. Iara mas delalles sobre la
DCMA vease el ca¡ilulo 12.
recordar el ob|elivo de la liberlad ¡ara coo¡erar. No ¡odemos es¡e-
rar que el mero deseo de un soflvare ¡olenle y fiable incile a la genle
a em¡render grandes esfuerzos. Necesilamos la clase de delermina-
ción que la genle liene cuando lucha ¡or su liberlad y su comunidad,
delerminación ¡ara seguir adelanle duranle años sin rendirse.
In nueslra comunidad, esle ¡rinci¡io y esla delerminación ema-
nan ¡rinci¡almenle del ¡royeclo GNU. Somos quienes hablamos de
la liberlad y de la comunidad como algo ¡or lo que manlenerse fir-
mes, las organizaciones que hablan de «Linux» normalmenle no alu-
den a eslo. Las revislas sobre «Linux» suelen eslar llenas de anuncios
de soflvare no libre, las em¡resas que em¡aquelan «Linux» añaden
soflvare no libre al sislema, olras «so¡orlan Linux» con a¡licaciones
no libres, los gru¡os de usuarios de «Linux» invilan a los vendedores
¡ara ¡resenlar esas a¡licaciones. Il ¡rinci¡al es¡acio en el que la
genle de nueslra comunidad se ¡uede a¡roximar mas a la idea de
liberlad y de delerminación esla en el ¡royeclo GNU.
Sin embargo, ¿cuando la genle se lo¡a con el ¡royeclo GNU, se
sienle idenlificada con el ¡royeclo`
Los usuarios que son conscienles de eslar ulilizando un sislema
originado en el ¡royeclo GNU ¡ueden ver una relación direcla enlre
ellos mismos y GNU. No eslaran aulomalicamenle de acuerdo con
nueslra filosofia, ¡ero al menos lendran una razón ¡ara ¡ensar seria-
menle sobre ello. Ior el conlrario, quienes se consideren «usuarios de
Linux» y crean que el ¡royeclo GNU «desarrolla herramienlas uliles
y com¡alibles con Linux», ¡erciben ¡or lo general una relación indi-
recla enlre GNU y ellos. Cuando enlren en conlaclo con ella, se limi-
laran a ignorar la filosofia de GNU.
Il ¡royeclo GNU es idealisla y cualquiera que hoy ¡romueva el ide-
alismo se enfrenla a un gran obslaculo: la ideologia dominanle anima a
la genle a descarlar el idealismo ¡or ser «¡oco ¡raclico». Nueslro idea-
lismo ha sido exlremadamenle ¡raclico: es la razón de que exisle un sis-
lema o¡eralivo GNU/Linux libre. La genle que disfrula de esle sislema
deberia saber que se lrala de nueslro idealismo hecho realidad.
Si el «lraba|o» esluviera lerminado, si no hubiera nada en |uego salvo
el reconocimienlo, quizas seria mas sabio abandonar la cueslión. Iero
no eslamos en ese ¡unlo. Iara ins¡irar a la genle a seguir lraba|ando,
debemos oblener reconocimienlo ¡or lo que ya se ha hecho. Ior favor
ayudanos llamando al sislema o¡eralivo GNU/Linux ¡or su nombre.
Sottwarc librc para una socicdad librc 74
DADO QUI IL SOITWARI LIßRI le daria la misma liberlad con cualquier
olro nombre, que nombre usemos marca una gran diferencia: ¡ala-
bras dislinlas iransniicn !isiinias ideas.
In 1998, algunos denlro de la comunidad del soflvare libre
em¡ezaron a usar el lermino «soflvare cpcn scurcc»
1
en lugar de
«soflvare libre» ¡ara describir lo que hacian. Il lermino cpcn scurcc
se asoció ra¡idamenle con un enfoque dislinlo, una filosofia dislinla,
e incluso diferenles crilerios ¡ara decidir que licencias son ace¡la-
bles. Il movimienlo de soflvare libre y el movimienlo cpcn scurcc son
hoy en dia movimienlos se¡arados con diferenles ¡unlos de visla y
ob|elivos, aunque ¡odamos y lraba|emos |unlos en algunos ¡royeclos
¡raclicos.
La diferencia fundamenlal enlre los dos movimienlos esla en sus
valores, en su visión del mundo. Iara el movimienlo cpcn scurcc, la
cueslión de si el soflvare debe ser de fuenle abierla es una cueslión
¡raclica, no elica. Como lo ex¡resó alguien, «c| cpcn scurcc es un
melodo de desarrollo, el soflvare libre es un movimienlo social».
Iara el movimienlo cpcn scurcc, el soflvare no libre es una solución
75
6. Por que «softuure Ilbre» es me]or
que «open source»
ª
Iscrilo originalmenle en 1998, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
1
Opcn Scurcc Scjiuarc: Soflvare de código fuenle abierlo. |N. !c| |.j
ineficienle. Iara el movimienlo de soflvare libre, el soflvare no libre
es un ¡roblema social y el soflvare libre es la solución.
Rc!aciðn cntrc c! mnvimicntn dc! snItwarc !ibrc y c! mnvimicntn
open source
Il movimienlo del soflvare libre y el movimienlo cpcn scurcc son como
dos cam¡os ¡olilicos denlro de la comunidad del soflvare libre.
Gru¡os radicales de la decada de 1960 desarrollaron una re¡ula-
ción de seclarismo: las organizaciones se escindian ¡or desacuerdos
en delalles eslralegicos, y luego se lralaban enlre si como enemigas.
O ¡or lo menos, esa es la imagen que la genle liene de ellos, lanlo si
era verdad como si no.
La relación enlre el movimienlo del soflvare libre y el movimien-
lo cpcn scurcc es |uslo la conlraria a esa imagen. Islamos en desacuer-
do en los ¡rinci¡ios basicos, ¡ero eslamos mas o menos de acuerdo
en las recomendaciones ¡raclicas. Asi que lraba|amos |unlos en
muchos ¡royeclos es¡ecificos. No ¡ensamos en el movimienlo cpcn
scurcc como enemigo. Il enemigo es el soflvare ¡ro¡ielario.
No eslamos en conlra del movimienlo cpcn scurcc, ¡ero no queremos
que se nos mezcle. Reconocemos que han conlribuido a nueslra comu-
nidad, ¡ero nosolros creamos esla comunidad y queremos que la genle
lo se¡a. Queremos que la genle asocie nueslros logros con nueslros
valores y filosofia, no con los de ellos. Queremos que se nos oiga, no
eslar difuminados delras de un gru¡o con ¡unlos de visla diferenles.
Iara ¡revenir que la genle ¡iense que somos ¡arle de ellos, hacemos
malabares ¡ara no usar la ¡alabra «o¡en» al describir el soflvare libre.
De modo que, ¡or favor, menciona al movimienlo del Soflvare
Libre cuando hables del lraba|o que hemos hecho y del soflvare que
hemos desarrollado ÷como el sislema o¡eralivo GNU/Linux.
Cnmparaciðn dc !ns dns términns
Il reslo de esle arliculo com¡ara los lerminos «soflvare libre» y cpcn
scurcc. Mueslra ¡or que el lermino cpcn scurcc no resuelve ningun
¡roblema, y de hecho crea algunos.
Sottwarc librc para una socicdad librc 76
77
Amblgüedud
Il lermino «soflvare libre» conlleva un ¡roblema de ambigüedad
¡ara las ¡ersonas de habla inglesa, un significado indeseado, «sofl-
vare que se ¡uede oblener ¡or un ¡recio cero», que enca|a lambien
con el significado deseado: «soflvare que da al usuario cierlas liber-
lades». Nosolros hemos afronlado esle ¡roblema ¡ublicando una
definición mas ¡recisa de soflvare libre, (vease «Definición de sofl-
vare libre») ¡ero esla no es una solución ¡erfecla ¡orque no elimina
com¡lelamenle el ¡roblema. Un lermino correclo menos ambiguo
seria me|or, si no conllevara olros ¡roblemas.
Ior desgracia, lodas las allernalivas en ingles conllevan sus ¡ro-
¡ios ¡roblemas. Hemos examinado muchas allernalivas que la genle
ha ¡ro¡ueslo, ¡ero ninguna es lo suficienlemenle correcla como ¡ara
que fuera una buena idea cambiarse a ella. Cualquier subslilulo ¡ara
«soflvare libre» liene un ¡roblema semanlico ¡arecido o ¡eor, eslo
incluye al «soflvare o¡en source».
La definición oficial de «soflvare de código fuenle abierlo», lal y
como esla ¡ublicada ¡or la O¡en Source Inilialive, se acerca mucho a
nueslra definición de soflvare libre, de lodos modos, es algo ¡obre
en algunos as¡eclos y han ace¡lado algunas licencias que nosolros
consideramos inace¡lablemenle reslriclivas ¡ara los usuarios. De
lodos modos, el significado obvio ¡ara «soflvare de código fuenle
abierlo» es que «¡uedes ver el código fuenle». Isle es un crilerio mas
¡obre que el del «soflvare libre». «Soflvare de código fuenle abier-
lo» incluye soflvare libre, ¡ero lambien incluye ¡rogramas semi-
libres lales como Xv, e incluso algunos ¡rogramas ¡ro¡ielarios, como
Ql ba|o su licencia inicial (anles de la QIL).
Ise significado obvio ¡ara «fuenle abierla» no es el significado
que sus defensores ¡relenden. Il resullado es que la genle a menu-
do malinler¡rela lo que esos defensores defienden. Asi definió «sofl-
vare cpcn scurcc» el escrilor Neil Sle¡henson:
Linux es «soflvare cpcn scurcc», lo cual quiere decir sim¡lemenle que
cualquiera ¡uede conseguir co¡ias de sus archivos de código fuenle.
No creo que el buscara deliberadamenle rechazar o disculir la defini-
ción «oficial». Creo que sim¡lemenle a¡licó las convenciones de la
lengua inglesa ¡ara dar con una definición ¡ara el lermino. Il eslado
de Kansas ¡ublicó una definición similar:
Por que «soltware libre» es mejor que «open source»
Hagan uso del soflvare de código abierlo. Il soflvare de código abierlo
es soflvare cuyo código fuenle esla dis¡onible de forma libre y ¡ublica,
aunque los acuerdos es¡ecificos de licencia varian en lo que esla ¡ermili-
do hacer con ese código.
Ior su¡ueslo, la genle del movimienlo cpcn scurcc ha inlenlado afron-
lar eslo ¡ublicando una definición ¡recisa del lermino, lal y como
nosolros hemos hecho con el «soflvare libre».
Iero la ex¡licación de «soflvare libre» es sim¡le ÷una ¡ersona
que co|a la idea de «liberlad de ex¡resión, no barra libre» no volvera
a equivocarse. No hay una forma breve de ex¡licar el significado
a¡ro¡iado de «soflvare cpcn scurcc» que mueslre claramenle que la
definición nalural es la equivocada.
Micdn a !a !ibcrtad
Il argumenlo ¡rinci¡al del lermino «soflvare cpcn scurcc» es que el ler-
mino «soflvare libre» hace que algunas ¡ersonas se sienlan incómodas.
Islo es cierlo: hablar sobre liberlad, sobre asunlos elicos, sobre res¡onsa-
bilidades asi como sobre conveniencia, es ¡edirle a la genle que ¡iense
sobre cosas que ¡referiria ignorar. Islo ¡uede causar maleslar y algunas
¡ersonas ¡ueden rechazar la idea ¡or eso. De eslo no se debe deducir
que la sociedad eslaria me|or si de|amos de hablar de esle li¡o de cosas.
Años alras, los desarrolladores de soflvare advirlieron esla reac-
ción de maleslar y comenzaron a ex¡lorar olro enfoque ¡ara evilarlo.
Se imaginaron que manleniendo el silencio sobre cuesliones de elica y
de liberlad, y hablando unicamenle de los beneficios ¡raclicos inmedia-
los de cierlo soflvare libre, ¡odrian ser ca¡aces de «vender» soflvare
mas efeclivamenle a cierlos usuarios, es¡ecialmenle a las em¡resas. Il
lermino cpcn scurcc se ofrece como una forma mas de hacer eslo ÷una
forma de ser «mas ace¡lable a las em¡resas». Los ¡unlos de visla y los
valores del movimienlo cpcn scurcc se derivan de esla decisión.
Isle enfoque ha demoslrado ser efeclivo en sus ¡ro¡ios lerminos.
Hoy mucha genle se esla cambiado al soflvare libre ¡or razones
¡uramenle ¡raclicas. Islo es bueno, mienlras siga ocurriendo, ¡¡ero
eso no es lodo lo que necesilamos hacer! Alraer a los usuarios al sofl-
vare libre no es lodo el lraba|o, es sólo el ¡rimer ¡aso.
Sottwarc librc para una socicdad librc 78
79
Tarde o lem¡rano a eslos usuarios se les invilara a regresar al soflva-
re ¡ro¡ielario ¡or alguna venla|a ¡raclica. Innumerables em¡resas
inlenlan ofrecer lal lenlación, y ¿¡or que iban a rechazarla los usuarios`
Sólo si han a¡rendido a ta|crar |a |i|cria! que les da el soflvare libre, en
su ¡ro¡io inleres. De¡ende de nosolros difundir esla idea ÷y ¡ara eso
lenemos que hablar de liberlad. In buena ¡arle, el enfoque «guarda
silencio» ¡ara acercarse a las em¡resas ¡uede ser ulil ¡ara la comuni-
dad, ¡ero lambien debemos lener baslanle liberlad de ex¡resión.
Aclualmenle lenemos mucho «guarda silencio», ¡ero no lenemos
suficienle liberlad de ex¡resión. La mayoria de la genle com¡romeli-
da con el soflvare libre dice ¡oco acerca de la liberlad ÷normalmen-
le ¡orque buscan lener «mas ace¡lación en las em¡resas». Los dislri-
buidores de soflvare mueslran esle ¡alrón de forma es¡ecial.
Algunos dislribuidores de soflvare GNU/Linux añaden ¡aqueles
¡ro¡ielarios al sislema basico libre e invilan a los usuarios a conside-
rar eslo como una venla|a, en lugar de un relroceso en la liberlad.
Islamos fracasando en manlener la influencia sobre los usuarios
de soflvare libre, eslamos fracasando en enseñar a la genle algo de
liberlad y de nueslra comunidad lan ¡ronlo como enlran en ella. Isla
es la razón ¡or la cual soflvare no libre ÷como QT en el momenlo
de hacerse ¡o¡ular÷ y dislribuciones de sislemas o¡eralivos ¡arcial-
menle libres encuenlran lierra ferlil. De|ar de usar la ¡alabra «libre»
seria un error, necesilamos hablar mas, no menos, de liberlad.
Si los que usan el lermino cpcn scurcc alraen a mas usuarios a nueslra
comunidad, se lrala en si de una conlribución, ¡ero el reslo de nosolros
lendra que lraba|ar mas duro aun ¡ara llevar la cueslión de la liberlad
al cenlro de alención de esos usuarios. Tenemos que decir «!es soflva-
re libre y le da liberlad!» ÷mas veces y mas allo que nunca.
¿Pndría ayudar una marca rcgistrada?
Los defensores del cpcn scurcc lralaron de converlirlo en una marca
regislrada, diciendo que eslo ¡odria ¡ermilirles ¡revenir su mal uso.
Se desislió del inlenlo cuando se de|ó ¡rescribir la solicilud en 1999,
de lal forma que el rango legal del cpcn scurcc es el mismo que el del
«soflvare libre»: no hay reslricción legal ¡ara su uso. He oido infor-
maciones sobre cierlas com¡añias que llaman cpcn scurcc a sus
Por que «soltware libre» es mejor que «open source»
¡aqueles de soflvare aunque no se a|uslaban a la definición oficial,
yo mismo he observado algunos e|em¡los.
¿Iero habria significado una gran diferencia usar un lermino que
es una marca regislrada` No necesariamenle.
Las com¡añias lambien han hecho anuncios que dan la im¡resión de
que un ¡rograma es cpcn scurcc sin decirlo ex¡licilamenle. Ior e|em¡lo,
un anuncio de IßM sobre un ¡rograma que no se a|uslaba a la definición
oficial decia eslo: «Como es comun en la comunidad cpcn scurcc, los
usuarios de la lecnologia |.j lambien ¡odran colaborar con IßM |...j»
In realidad, eslo no afirma que el ¡rograma fuera cpcn scurcc,
¡ero muchos leclores no advirlieron ese delalle. (Deberia deslacar
que IßM esluvo lralando sinceramenle de hacer que esle ¡rograma
fuera soflvare libre, y mas larde ado¡laron una nueva licencia que lo
hacia soflvare libre y cpcn scurcc, ¡ero cuando se hizo el anuncio, el ¡ro-
grama no eslaba cualificado ¡ara ado¡lar ninguno de los dos nombres).
Y asi es como Cygnus Solulions, que se creó ¡ara ser una com¡a-
ñia de soflvare libre y mas larde se ex¡andió, ¡or asi decirlo, al sofl-
vare ¡ro¡ielario, ¡ubliciló algunos ¡roduclos de soflvare ¡ro¡iela-
rio: «Cygnus Solulions es un lider en el mercado de cpcn scurcc y
acaba de lanzar dos ¡roduclos al mercado GNU/Linux».
A diferencia de IßM, Cygnus no eslaba lralando de hacer ¡aque-
les de soflvare libre y los ¡aqueles no se ceñian a esa calificación.
Iero Cygnus realmenle no di|o que esos ¡rogramas fueran cpcn scur-
cc, ellos sólo hicieron uso de ese lermino ¡ara dar a los leclores
incaulos esa im¡resión.
Islas observaciones nos indican que una marca regislrada no
hubiera im¡edido de verdad la confusión que viene dada con el ler-
mino cpcn scurcc.
Ma!cntcndidns dc! open source
La definición de cpcn scurcc es suficienlemenle clara y esla baslanle
claro que el li¡ico ¡rograma no libre no cum¡le con esa calificación.
Inlonces ¡ensaras que una «com¡añia de soflvare cpcn scurcc»
¡odria ser cualquiera cuyos ¡roduclos sean soflvare libre, ÷o que
Sottwarc librc para una socicdad librc 80
81
esluvieran cerca de serlo÷, ¿correclo` Desaforlunadamenle, muchas
com¡añias eslan lralando de darle un significado diferenle.
In el encuenlro del «Dia de fabricanles de cpcn scurcc» en agoslo de
1998, varios de los fabricanles comerciales invilados di|eron que ellos
solamenle lenian en menle converlir una ¡arle de su lraba|o en soflva-
re libre ÷u cpcn scurcc. Il enfoque de sus negocios esla en desarrollar
accesorios ¡ro¡ielarios ÷soflvare o manuales÷ ¡ara vender a los
usuarios de soflvare libre. Nos ¡iden que consideremos eslo como
legilimo, como ¡arle de nueslra comunidad, debido a que ¡arle del
dinero se dona al desarrollo de soflvare libre.
In efeclo, eslas com¡añias buscan ganar el dislinlivo favorable de
cpcn scurcc ¡ara sus ¡roduclos de soflvare ¡ro¡ielario ÷aun a ¡esar
del hecho que no es soflvare cpcn scurcc÷ ¡orque lienen alguna rela-
ción con el soflvare libre o ¡orque la misma com¡añia lambien manlie-
ne algo de soflvare libre. (Un inversor de una com¡añia di|o de forma
baslanle ex¡licila que incluirian en los ¡aqueles libres que ellos so¡or-
lan lan ¡oco lraba|o ¡ro¡io, como el que la comunidad les ¡ermila).
Con el ¡aso de los años muchas com¡añias han conlribuido al
desarrollo del soflvare libre. Algunas de eslas com¡añias desarrolla-
ban ¡rinci¡almenle soflvare no libre, ¡ero las dos aclividades eslaban
se¡aradas, asi, ¡odiamos ignorar sus ¡roduclos no libres, y lraba|ar con
ellos en ¡royeclos de soflvare libre. De esle modo, liem¡o des¡ues
¡odriamos eslarles sinceramenle agradecidos ¡or sus conlribuciones al
soflvare libre, sin lener que hablar sobre el reslo de lo que hacian.
No ¡odemos hacer lo mismo con eslas nuevas com¡añias, ¡or-
que no nos lo van a ¡ermilir. Islas com¡añias lralan aclivamenle de
conducir al ¡ublico a confundir lodas sus aclividades, quieren que
eslimemos su soflvare no libre lan favorablemenle como lo hariamos
con una aulenlica conlribución, a ¡esar de que la suya no lo sea. Se
¡resenlan a si mismas como «com¡añias cpcn scurcc», es¡erando que
desarrollemos un senlimienlo calido y lierno hacia ellas, y que esle-
mos locos ¡or demoslrarlo.
Isla ¡raclica mani¡uladora no ¡odria ser menos dañina si se
hiciera usando el lermino «soflvare libre». Iero ¡arece que las com-
¡añias no usan de esa manera el lermino «soflvare libre», lal vez su
asociación con el idealismo lo hace ¡arecer ina¡ro¡iado. Il lermino
cpcn scurcc abrió la ¡uerla a esla ¡raclica.
Por que «soltware libre» es mejor que «open source»
In una feria seclorial a finales de 1998, dedicada al sislema o¡eralivo a
menudo denominado «Linux», el conferencianle invilado era un e|ecu-
livo de una ¡rominenle com¡añia de soflvare. Irobablemenle lo invi-
laron leniendo en cuenla la decisión de su com¡añia de «a¡oyar» ese
sislema. Desaforlunadamenle, su forma de «a¡oyo» consislió en
sacar al mercado soflvare no libre com¡alible con el sislema ÷en
olras ¡alabras, usando nueslra comunidad como un mercado ¡ero
sin conlribuir a ella.
Di|o, «no hay forma de que nosolros hagamos cpcn scurcc nueslro
¡roduclo, ¡ero quiza lo hagamos cpcn scurcc inlernamenle. Si ¡ermili-
mos que nueslro ¡ersonal de asislencia al clienle lenga acceso al códi-
go fuenle, ¡odrian corregir errores ¡ara los clienles y ¡odriamos ¡ro-
¡orcionar un me|or ¡roduclo y un me|or servicio». (Islo no es una cila
exacla, ¡orque no lome nola de sus ¡alabras, ¡ero refle|a la idea clave).
Iersonas del ¡ublico me di|eron des¡ues, «es que no enliende la
cueslión». Iero, ¿es eso cierlo` ¿Que cueslión no enlendió`
A el no se le esca¡ó la esencia del movimienlo cpcn scurcc. Dicho
movimienlo no dice que lo usuarios deban lener liberlad, unicamen-
le dice que ¡ermile a mas genle acceder al código fuenle y al ayudar
a me|orarlo conduce a un me|or y mas ra¡ido desarrollo. Il e|eculivo
com¡rendió esa cueslión com¡lelamenle, no deseoso de desarrollar
ese enfoque al com¡lelo, incluyendo a los usuarios, eslaba ¡ensando
en im¡lemenlarlo ¡arcialmenle, denlro de la com¡añia.
La cueslión que se le esca¡ó es la cueslión ¡ara cuya discusión no
esla diseñado el cpcn scurcc: la cueslión de que los usuarios lienen
derecho a la liberlad.
Difundir la idea de liberlad es un gran lraba|o ÷necesila de lu
ayuda. Ior eso en el ¡royeclo GNU somos fieles al lermino «soflva-
re libre», y asi ¡oder ayudar a hacer ese lraba|o. Si le ¡arece que la
liberlad y la comunidad son im¡orlanles en si mismas ÷no sólo ¡or
las venla|as que conllevan÷ ¡or favor unele a nosolros usando el ler-
mino «soflvare libre».
Sottwarc librc para una socicdad librc 82
IN IL MOVIMIINTO DIL SOITWARI LIßRI creemos que los usuarios de
ordenadores deberian lener liberlad ¡ara cambiar y redislribuir el
soflvare que ulilizan. Il ad|elivo «libre» en el soflvare libre hace
referencia a la liberlad: liberlad del usuario ¡ara e|ecular, modificar y
redislribuir soflvare. Il soflvare libre conlribuye al saber humano, al
conlrario que el soflvare ¡ro¡ielario. Ior esle molivo, las universida-
des deberian fomenlar el soflvare libre, ¡ara hacer una a¡orlación al
¡rogreso del conocimienlo humano, del mismo modo que deben ani-
mar a cienlificos y academicos a ¡ublicar sus obras.
Iero el soflvare (y la ciencia) des¡ierlan la codicia en un gran
numero de gerenles universilarios: consideran los ¡rogramas como
una ¡olencial fuenle de ingresos y no como a¡orlaciones al saber
humano. Los ¡rogramadores de soflvare libre llevan conviviendo
con esla lendencia desde hace casi veinle años.
Cuando comence a desarrollar el sislema o¡eralivo GNU en 1984,
lo ¡rimero que hice fue renunciar a mi lraba|o en el MIT. Hice eslo
¡recisamenle ¡ara que asi la oficina de licencias del MIT fuera inca-
¡az de inlerferir en la ¡ublicación de GNU como soflvare libre.
Habia diseñado una eslralegia ¡ara licenciar los ¡rogramas conlenidos
83
7. Cómo promoter eI softuure Ilbre
sl trubu]us en Iu unltersldud
ª
Iscrilo originalmenle en 2002, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
en GNU que garanlizaria que lodas las versiones modificadas seguirian
siendo soflvare libre, una eslralegia que acabaria convirliendose en la
GNU General Iublic License (GNU GIL).
1
No queria lener que rogar-
le a la adminislración del MIT que me ¡ermiliera usarla.
Con el ¡aso de los años, varias filiales universilarias han acudi-
do con frecuencia a la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn ¡ara asesorarse sobre
la forma de negociar con los gerenles que o¡inan que el soflvare es
lan sólo algo que vender. Un buen melodo, a¡licable incluso a ¡ro-
yeclos es¡ecificamenle financiados, consisle en basar su lraba|o en
un ¡rograma ya exislenle ¡ublicado con GNU GIL. De esla forma,
se ¡uede res¡onder a los gerenles: «No ¡odemos ¡ublicar la versión
modificada, a menos que sea con GNU GIL, de olro modo eslaria-
mos infringiendo el co¡yrighl». Una vez desa¡arecido cualquier
raslro del simbolo del dólar en sus o|os, ¡or lo general consenliran
en ¡ublicarlo como soflvare libre.
Tambien se ¡uede ¡edir ayuda al ¡alrocinador del ¡royeclo.
Cuando un equi¡o de la NYU (Universidad de Nueva York) desarro-
lló el com¡ilador GNU Ada con fondos ¡rocedenles de las Iuerzas
Aereas de los IIUU, el conlralo es¡ecificaba que el código resullan-
le se donaria a la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn. Irimero se negocia el
acuerdo con el ¡alrocinador, luego se ex¡lica corlesmenle a la admi-
nislración de la universidad que no habra renegociación de ninguna
clase. Dado que la adminislración ¡refiere lener un conlralo ¡ara
desarrollar soflvare libre anles que quedarse con las manos vacias, lo
mas ¡robable es que ace¡len el lralo.
Hagais lo que hagais, habra que ¡lanlear la cueslión cuanlo anles
÷desde luego, anles de que el ¡rograma esle a medio camino.
Llegados a esle ¡unlo, la universidad lodavia os necesila, asi que
¡odreis |ugar duro: adverlir a la adminislración de que el ¡rograma
se lerminara y se de|ara lislo ¡ara ser usado, siem¡re y cuando acuer-
den ¡or escrilo converlirlo en soflvare libre ÷y ace¡len la licencia de
soflvare libre de vueslra elección. De lo conlrario, sólo alcanzareis a
escribir una ¡onencia al res¡eclo y nunca desarrollareis una versión
lo baslanle buena ¡ara ¡ublicarse. Cuando los geslores com¡rendan
que sus o¡ciones se limilan a lener un ¡aquele de soflvare libre que
a¡orlara ¡resligio a la universidad o nada de nada, ¡or lo general se
decanlaran ¡or la ¡rimera o¡ción.
Sottwarc librc para una socicdad librc 84
1
In caslellano, Licencia ¡ublica general GNU.
85
No lodas las universidades lienen ¡olilicas codiciosas. La ¡olilica de
la Universidad de Texas liene una ¡olilica que facilila que lodo el
soflvare desarrollado en ella se ¡ublique como soflvare libre ba|o
la licencia GIL. Univales en ßrasil y el Indian Inslilule of Infor-
malion Technology en Hyberabad, India, ¡raclican ¡olilicas de
¡ublicación de soflvare con GIL. Si os ganais ¡rimero el a¡oyo del
¡rofesorado, es ¡osible que logreis insliluir una ¡olilica seme|anle en
vueslra universidad. Ix¡onedlo como una cueslión de ¡rinci¡io:
¿liene la universidad la misión de conlribuir al ¡rogreso del saber
humano o su unico ob|elivo es ¡er¡eluarse a si misma`
Sea cual sea vueslra ¡oslura, siem¡re conviene moslrar delermina-
ción y ado¡lar una ¡ers¡ecliva elica, lal y como lo hacemos nosolros en
el movimienlo del soflvare libre. Si deseamos lralar al ¡ublico elica-
menle, el soflvare deberia ser libre en el senlido de liberlad ¡ara lodos.
2
Muchos ¡rogramadores de soflvare libre se limilan a alegar razo-
nes ¡raclicas: defienden que el soflvare se com¡arla con olros y se
modifique como forma de acelerar la creación de un soflvare ¡olenle
y fiable. Si son eslos valores los que os mueven a desarrollar soflvare
libre, muy bien, se agradece vueslra conlribución. Iero no son la clase
de valores que os ¡ermiliran hacer frenle con firmeza a los geslores de
la universidad que ¡relendan hacer ¡ro¡ielario vueslro ¡rograma.
Ior e|em¡lo, ¡ueden aducir: «Iodriamos hacer mas ¡olenle y fia-
ble el ¡rograma con lodo el dinero que se oblenga de las venlas». Islo
¡uede resullar cierlo o no, ¡ero a ¡riori es dificil ¡resenlar argumen-
los en conlra. Iueden sugerir una licencia que ofrezca co¡ias «gralui-
las, sólo ¡ara uso academico», y asi lanzar el mensa|e al ¡ublico de
que no merecen esa liberlad y ademas alegar que de esla manera
lograrias la coo¡eración de la comunidad academica, que es ÷razo-
narian÷ lodo lo que necesilas.
Si se ¡arle de unos valores «¡ragmalicos», es dificil ¡lanlear
buenas razones ¡ara rechazar eslas ¡ro¡ueslas, que son en realidad
un calle|ón sin salida, sucede lo conlrario al fundamenlar nueslra
¡oslura en valores elicos y ¡olilicos. ¿De que serviria un ¡rograma
¡olenle y fiable a cosla de la liberlad de los usuarios` ¿No deberia
la liberlad eslar ¡resenle lanlo fuera como denlro de la academia`
Como promover el soltware libre si trabajas en la universidad
2
Algo obvio en caslellano, ¡ero no en ingles dónde «free» significa lambien gralis.
Las res¡ueslas resullan obvias siem¡re que la liberlad y el bien de
la comunidad figuren enlre nueslros ob|elivos. Il soflvare libre
res¡ela la liberlad de los usuarios, mienlras que el soflvare ¡ro¡ie-
lario la niega.
Nada me|or que ser conscienle, en esle caso en concrelo, ¡ara
aumenlar nueslra delerminación de que la liberlad de la comunidad
de¡ende de nosolros.
Sottwarc librc para una socicdad librc 86
MUCHA GINTI CRII QUI IL ISIIRITU DIL IROYICTO GNU consisle en que
no se debe ¡oner ¡recio a la dislribución de co¡ias de soflvare, o que
se debe cobrar lo menos ¡osible ÷lo suficienle ¡ara cubrir cosles.
In realidad, nosolros defendemos que quienes redislribuyen sofl-
vare libre cobren cuanlo quieran o cuanlo ¡uedan. Si eslo le sor¡ren-
de, sigue leyendo, ¡or favor.
La ¡alabra «libre» admile dos significados generales, se ¡uede
referir lanlo a la liberlad como al ¡recio. Cuando hablamos de «sofl-
vare libre» nos referimos a la liberlad y no al ¡recio.
1
In concrelo,
eslo significa que un usuario es libre de inslalar un ¡rograma, cam-
biarlo y redislribuirlo con o sin cambios.
Algunas veces los ¡rogramas libres se dislribuyen gralis y olras a
cambio de un ¡recio cuanlioso. A menudo un mismo ¡rograma esla
dis¡onible de ambas formas en diferenles lugares. Il ¡rograma es
libre sin que im¡orle su ¡recio, ¡orque los usuarios lo ¡ueden ulili-
zar libremenle.
87
8. Vender softuure Ilbre
ª
Iscrilo originalmenle en 1996, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
1
Iiensa en liberlad de ex¡resión, no en barra libre.
Los ¡rogramas que no son libres se venden frecuenlemenle a ¡recios
allos, ¡ero a veces una lienda le ofrece una co¡ia sin cobrarle. No
obslanle, eso no lo convierle en soflvare libre. Con o sin ¡recio, el
¡rograma no es libre ¡orque los usuarios no lienen liberlad.
Dado que el soflvare libre no es una cueslión de ¡recio, un ¡recio
ba|o no resulla mas libre, ni mas ¡róximo a lo libre. De modo que si
redislribuyes co¡ias de soflvare libre, lambien ¡uedes fi|ar un ¡recio
cuanlioso ¡ara hacer algo de dinero. Redislribuir soflvare es una
aclividad buena y legilima, si lo haces, lambien ¡uedes sacar una
ganancia ¡or ello.
Il soflvare libre es un ¡royeclo comunilario y cualquiera que lo
inlegre deberia buscar formas de conlribuir a la conslrucción de la
comunidad. La manera de conseguir eslo, ¡ara un dislribuidor, consis-
le en donar una ¡arle de los beneficios a la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn o a
cualquier olro ¡royeclo que desarrolle el soflvare libre. Iinanciando el
desarrollo haras avanzar el mundo del soflvare libre.
¡Dislribuir soflvare libre es una o¡orlunidad de oblener medios
¡ara el desarrollo! ¡No la ¡ierdas!
Iara a¡orlar fondos, necesilas lener alguna ganancia. Si fi|as ¡re-
cios demasiado ba|os, no le quedara nada ¡ara a¡oyar el desarrollo
del soflvare libre.
¿Pucdc pcr|udicar un prccin dc distribuciðn más a!tn a a!gunns
usuarins?
A la genle a veces le ¡reocu¡a que un allo ¡recio de dislribución
¡onga al soflvare libre fuera del alcance de usuarios sin mucho dine-
ro. Con el soflvare ¡ro¡ielario, un ¡recio allo ¡rovoca exaclamenle
eslo ÷¡ero el soflvare libre es diferenle.
La diferencia es que el soflvare libre liende a difundirse de forma
nalural y hay muchas formas de oblenerlo.
Los mono¡olislas del ambilo del soflvare inlenlan como locos
que no inslales un ¡rograma ¡ro¡ielario sin ¡agar el ¡recio de mer-
cado. Si dicho ¡recio es allo,sera dificil que muchos usuarios ulilicen
ese ¡rograma.
Sottwarc librc para una socicdad librc 88
89
Con el soflvare libre, los usuarios no lienen que ¡agar un ¡recio de
dislribución ¡ara ulilizar soflvare. Iueden co¡iar el ¡rograma de un
amigo que lenga una co¡ia o con la ayuda de un amigo que lenga acce-
so a la red. O se ¡ueden |unlar varios usuarios, ¡agar a escole un CD
ROM e inslalarse el soflvare ¡or lurnos, que el CD ROM lenga un ¡re-
cio allo no su¡one un gran im¡edimenlo cuando el soflvare es libre.
¿Pucdc dcsa!cntar un prccin dc distribuciðn más a!tn c! usn dc
snItwarc !ibrc?
Olro molivo de ¡reocu¡ación comun esla relacionado con la ¡o¡ula-
ridad del soflvare libre. La genle ¡iensa que los ¡recios de dislribu-
ción allos ¡odrian reducir el numero de usuarios, o que los ¡recios
ba|os ¡ueden alenlarlo.
Islo resulla cierlo ¡ara el soflvare ¡ro¡ielario ÷¡ero el soflvare
libre es dislinlo. Con lanlas maneras de conseguir co¡ias, el ¡recio
del servicio de dislribución liene menos efeclo en su ¡o¡ularidad.
A largo ¡lazo, la canlidad de genle que use soflvare libre de¡en-
de ¡rinci¡almenle de cuanlo ¡uede hacer con el soflvare libre y de lo
facil que sea su mane|o. Muchos usuarios seguiran ulilizando soflva-
re ¡ro¡ielario si el soflvare libre no ¡uede hacer lodos los lraba|os
que ellos desean. Asi, si queremos incremenlar el numero de usuarios
a largo ¡lazo, sobre lodo deberemos desarrollar mas soflvare libre.
La via mas direcla ¡ara hacer eslo es escribir ¡or lu cuenla soflva-
re libre y los manuales necesarios. Iero si le dedicas a la dislribución
anles que a la ¡rogramación, el me|or modo de ayudar es conseguir
fondos ¡ara que olros lo escriban.
La cxprcsiðn «vcndcr snItwarc» también pucdc scr cnnIusa
Rigurosamenle «vender» significa inlercambiar bienes ¡or dinero.
Vender una co¡ia de un ¡rograma libre es legilimo y nosolros lo
alenlamos.
Vender soltware libre
De lodos modos, cuando la genle ¡iensa acerca de «vender soflva-
re», normalmenle imagina que se hace del mismo modo que la mayo-
ria de las em¡resas: ¡roduciendo soflvare ¡ro¡ielario me|or que
soflvare libre.
Ior lo lanlo, a menos que se eslablezcan las dislinciones con cui-
dado, como se hace en esle arliculo, aconse|amos que se evile la
ex¡resión «vender soflvare» y que se eli|a olra fórmula en su lugar.
Ior e|em¡lo, se ¡odria decir «dislribuir soflvare libre ¡or un ¡recio»
÷una fórmula no ambigua.
Prccins a!tns n ba|ns y !a GNU GPL
Ixce¡lo en un caso es¡ecial, la licencia GIL(General Iublic License) de
GNU no eslablece requisilos sobre cuanlo ¡uedes cobrar ¡or dislribuir
una co¡ia de soflvare libre. Iuedes no cobrar nada, un ¡enique, un
dólar o un billón de dólares. De¡ende de li y del mercado, asi que no le
nos que|es si nadie quiere ¡agar un billón de dólares ¡or una co¡ia.
La unica exce¡ción se da en el caso de que los binarios se dislribu-
yan sin su código fuenle com¡lelo. Alos que hacen eslo, la GNU GIL
les obliga a ¡ro¡orcionar en lo sucesivo el código fuenle. Lo deben
hacer sin un limile en el ¡recio ¡ara el código fuenle, ya que serian
ca¡aces de fi|ar una canlidad demasiado grande como ¡ara que
alguien la ¡ague ÷como un billón de dólares, ¡or e|em¡lo÷ y de
esle modo fingir que el código fuenle se esla ¡ublicando, cuando en
realidad se esla ocullando. Ior lo lanlo en esle caso lenemos que limi-
lar el ¡recio de la fuenle ¡ara asegurar la liberlad del usuario. In
siluaciones normales, de lodos modos, no exisle lal |uslificación ¡ara
limilar los ¡recios de dislribución, asi que no los limilamos.
A veces las com¡añias cuyas aclividades lras¡asan la linea de lo
que la GNU GIL ¡ermile, su¡lican un ¡ermiso y dicen «no cobrare-
mos ¡or el soflvare GNU», o algo ¡arecido. Asi no llegan a ninguna
¡arle. Il soflvare libre liene que ver con la liberlad y reforzar la GIL
es defender la liberlad. Al defender la liberlad de los usuarios, no nos
dislraen cuesliones secundarias como cuanlo se cobra ¡or una dislri-
bución. La liberlad es la cueslión, loda la cueslión y la unica cueslión.
Sottwarc librc para una socicdad librc 90
LA MAYOR DIIICIINCIA IN LOS SISTIMAS OIIRATIVOS libres no se encuen-
lra en el soflvare, sino en la falla de buenos manuales libres que
¡odamos incluir en esos sislemas. Muchos de nueslros ¡rogramas
mas im¡orlanles no vienen acom¡añados de manuales com¡lelos. La
documenlación es una ¡arle esencial de cualquier ¡aquele de soflva-
re, cuando un ¡aquele de soflvare libre relevanle no esla acom¡aña-
do de un manual libre, se ¡roduce una lremenda laguna. Hoy en dia
lenemos muchas de eslas lagunas.
Irase una vez, hace muchos años, ¡ense «voy a a¡render Ierl».
Consegui una co¡ia de un manual libre, ¡ero lo enconlre dificil de
leer. Cuando ¡edi a los usuarios de Ierl que me dieran allernalivas,
me di|eron que habia me|ores manuales de inlroducción, ¡ero eslos
no eran libres.
¿Que ocurria` Los aulores habian escrilo buenos manuales ¡ara
O´Reilly Associales, que los ediló con condiciones reslriclivas ÷no
se ¡odian co¡iar ni modificar, y los archivos originales no eslaban
dis¡onibles÷, lo que los de|aba al margen de la comunidad del
soflvare libre.
91
9. LI softuure Ilbre necesltu
documentuclón Ilbre
ª
Iscrilo originalmenle en 2000, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
No era la ¡rimera vez que habia ¡asado lal cosa y ÷¡ara desgracia
de nueslra comunidad÷ eslaba le|os de ser la ullima. Desde enlon-
ces, los edilores de manuales ¡ro¡ielarios han incilado a muchisimos
aulores a hacer reslriclivos sus manuales. Cuanlas veces habre oido a
un usuario de GNU hablarme a¡asionadamenle sobre un manual
que esla escribiendo, con el que es¡era ayudar al ¡royeclo GNU y
des¡ues me de|a con un ¡almo de narices, mienlras ¡rocede a ex¡li-
car que ha firmado un conlralo con un edilor que lo limilara lanlo
que no ¡odremos usarlo.
Dado que enlre los ¡rogramadores escribir bien en un ingles
correclo es una habilidad ¡oco habilual, dificilmenle nos ¡odremos
¡ermilir ¡erder manuales de esla manera.
La documenlación libre, como el soflvare libre, es un asunlo de
liberlad y no de ¡recio. Il ¡roblema con eslos manuales no era que
O´Reilly ¡usiera un ¡recio ¡or e|em¡lar im¡reso ÷lo cual en si esla
bien. (La |rcc Scjiuarc |cun!aiicn lambien vende e|em¡lares im¡resos
de manuales sobre GNU). Iero los manuales de GNU eslan dis¡oni-
bles con su código fuenle, mienlras que eslos manuales sólo eslan
dis¡onibles en ¡a¡el. Los manuales de GNU vienen con un ¡ermiso
de co¡ia y modificación, los manuales de Ierl no. Islas reslricciones
son el ¡roblema.
Il crilerio con los manuales libres es baslanle ¡arecido al del sofl-
vare libre: se lrala de ¡ro¡orcionar cierlas liberlades a lodos los
usuarios. La dislribución ÷incluyendo la dislribución comercial÷
debe ser ¡ermilida, de modo que el manual ¡ueda acom¡añar a cada
co¡ia del ¡rograma, en ¡a¡el o en la Red. Il ¡ermiso de modificación
es lambien crucial.
Como norma general, no creo que lener ¡ermiso ¡ara modificar
lodo li¡o de arliculos y libros resulle esencial ¡ara la genle. Los ¡ro-
blemas ¡ara el lexlo im¡reso no son necesariamenle los mismos que
los del soflvare. Ior e|em¡lo, no me ¡arece que lu o yo eslemos obli-
gados a dar ¡ermiso ¡ara modificar arliculos como esle, que descri-
ben nueslras ¡raclicas y nueslros ¡unlos de visla.
Iero hay un molivo ¡arlicular ¡or el que la liberlad de modifica-
ción es crucial ¡ara la información que acom¡aña al soflvare libre.
Cuando la genle e|ercila su derecho a modificar el soflvare y añade
o cambia sus caraclerislicas, si es concienzuda lambien cambiara su
Sottwarc librc para una socicdad librc 92
93
corres¡ondienle manual ÷de esle modo ¡ueden suminislrar infor-
mación ¡recisa y ulil con el ¡rograma modificado. Un manual que
im¡ide a los ¡rogramadores ser concienzudos y acabar el lraba|o, o
¡ara ser mas exaclos, que les obliga a escribir desde cero un nuevo
manual si cambian el ¡rograma, no res¡onde a las necesidades de
nueslra comunidad.
Si bien es inace¡lable ¡rohibir de ¡leno la modificación, cierlo
li¡o de limiles a los medios de modificación no su¡onen ningun ¡ro-
blema. Ior e|em¡lo, son ace¡lables las exigencias de manlener la nola
del co¡yrighl original del aulor, las condiciones de dislribución o la
lisla de aulores. Tam¡oco es un ¡roblema obligar a que en las versio-
nes modificadas haya conslancia de que han sido modificadas, o
incluso lener secciones enleras que no ¡ueden ser borradas o cambia-
das, siem¡re que esas secciones lralen sobre asunlos no lecnicos.
(Algunos manuales de GNU las lienen).
Isle li¡o de reslricciones no son un ¡roblema ¡orque, en la
¡raclica, no im¡iden que el ¡rogramador concienzudo ada¡le el
manual ¡ara que corres¡onda con el ¡rograma modificado. In
olras ¡alabras, no coarlan a la comunidad del soflvare libre en su
¡leno uso del manual.
De lodos modos, debe ser ¡osible modificar lodo el conlenido lec-
nico del manual y luego dislribuir el resullado a lraves de lodos los
medios, a lraves de lodos los canales habiluales, de no ser asi, las res-
lricciones coarlaran a la comunidad, el manual no sera libre y ¡or lo
lanlo necesilaremos olro.
Ior desagracia, a menudo cuesla enconlrar a alguien que escriba
olro manual cuando ya exisle un manual ¡ro¡ielario. Il obslaculo es
que muchos usuarios ¡iensan que un manual ¡ro¡ielario resulla
suficienlemenle ace¡lable ÷y de esle modo no consideran la necesi-
dad de escribir un manual libre. No com¡renden que el sislema o¡e-
ralivo libre liene una necesidad que se debe cubrir.
¿Ior que ¡iensan los usuarios que los manuales ¡ro¡ielarios son
suficienles` Algunos no se han ¡arado a ¡ensar en ello. Is¡ero que
esle arliculo ayude a cambiar esla siluación.
Olros usuarios consideran ace¡lables los manuales ¡ro¡ielarios
¡or el mismo molivo que mucha genle considera ace¡lable el sofl-
vare ¡ro¡ielario: |uzgan segun lerminos ¡uramenle ¡raclicos, sin
El soltware libre necesita documentacion libre
considerar la liberlad como crilerio. Isla genle liene derecho a o¡inar
asi, ¡ero dado que eslas o¡iniones brolan de valores que no incluyen
la liberlad, no son una guia ¡ara los que si valoramos la liberlad.
Ior favor, difunde eslas idea sobre esle asunlo. Seguimos ¡erdien-
do manuales en ¡rovecho de las ediciones ¡ro¡ielarias. Si difundi-
mos la idea de que los manuales ¡ro¡ielarios no son suficienles, qui-
zas el ¡róximo que quiera ayudar a GNU escribiendo una guia se
dara cuenla, anles de que sea demasiado larde, de que ¡or encima de
lodo debe ser libre.
Tambien ¡odemos animar a los edilores comerciales a vender
manuales libres basados en co¡ylefl en lugar de manuales ¡ro¡iela-
rios. Iuedes ayudar si com¡ruebas las condiciones de dislribución de
un manual anles de com¡rarlo y eliges los manuales co¡ylefl frenle
los que no los son.
(Nola: |a |rcc Scjiuarc |cun!aiicn manliene la ¡agina veb
hll¡://vvv.gnu.org/doc/olher-free-books.hlml que liene un lislado
de libros co¡ylefl dis¡onibles a lraves de olros edilores.)
Sottwarc librc para una socicdad librc 94
95
10. Lu cunclón deI softuure Ilbre
'
Lscrilo originaImonlo on 1993. Lsla vorsión forma parlo do Scjiucrc |icrc pcrc unc
sccic!c! |icrc, odiloriaI Traficanlos do suoños, 2OO4 (lllp://vvv.lraficanlos.nol, ISBN
84-933555-1-8.
Se permite Ia cnpia deI artícuIn cnmpIetn en cuaIquier Inrmatn, ya sea sin ánimn
de Iucrn n cnn Iines cnmerciaIes, siempre y cuandn nn se mndiIique su cnntenidn,
se respete su autnría y esta nnta se mantenga.
H
H
û
&
H
q
q q q
q
u
q
q q.
q.
q.
O O
O O
H
&
7
4
7
4
û
û
}oin us nov and slaro llo sofl-varo You´II bo
Hoard - ors may gol piIos of mo- noy, Tlal is
Wlon vo lavo o - nougl froo sofl-varo Al our,
H.
&
q u q
q
q
q
q.
q.
q.
O
O
O O
H
&
froo lack - ors, you´II bo froo }oin us nov and
lruo, lack - ors, llal is lruo Bul lloy can - nol
caII, lack - ors, al our caII, Wo´II kick oul lloso
slaro llo sofl - varo You´II bo -- froo lack - ors, you´II bo froo.
loIp lloir noigl-bors Tlal´s nol____ good, lack - ors, llal´s nol good.
dir - ly Ii-cons-os Lv - or moro, lack - ors, Lv - or moro.
u
u
u
H H
H
H
.. û
&
q
u
u
q
q
q q
q
O
O O O
O
H
&
u
H
H
..
û
û
.
q
.
. q.
q.
q qq
.
.
u u..
4
8
Ia moIodía os do Ia canción popuIar búIgara «Sadi Moma»
vlislIo
orcloslraI slrings
5ECCIÓN DO5
Cnpyright, cnpy!cIt y patcntcs
(Dc «E! caminn a Tychn», una cn!ccciðn dc artícu!ns snbrc !ns antccc-
dcntcs dc !a RetoIuclón Lunurlu, pub!icadn cn Lunu Cltµ cn 2096.)
IARA DAN HALßIRT, IL CAMINO hacia Tycho comenzó en la universi-
dad, cuando Lissa Lenz le ¡idió ¡reslado su ordenador. Il suyo se
habia eslro¡eado y a menos que ¡udiese usar olro sus¡enderia el
¡royeclo de fin de lrimeslre. Illa no se habria alrevido a ¡edirselo a
nadie, exce¡lo a Dan.
Islo ¡uso a Dan en un dilema. Tenia que ayudarla, ¡ero si le ¡res-
laba su ordenador ella ¡odria leer sus libros. De|ando a un lado el
¡eligro de acabar en la carcel duranle muchos años ¡or ¡ermilir a
olra ¡ersona leer sus libros, al ¡rinci¡io la sim¡le idea le sor¡rendió.
Como lodo el mundo, habia a¡rendido desde los años de colegio que
com¡arlir libros era malo, algo que sólo un ¡irala haria.
Ademas, era muy im¡robable que la SIA ÷Soflvare Iroleclion
Aulhorily, |Auloridad ¡ara la Irolección del Soflvarej÷ lo descu-
briese. In sus clases de ¡rogramación, habia a¡rendido que cada
99
11. LI derecho u Ieer
ª
Iscrilo originalmenle en el numero de febrero de 1997 de Ccnnunicaiicns cj inc ACM
(volumen 40, num. 2). La Nola de Aulor fue aclualizada en 2002. Isla versión forma
¡arle de Scjiuarc |i|rc para una sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004
(hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN 84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
100 Sottwarc librc para una socicdad librc
libro lenia un conlrol de co¡yrighl que informaba direclamenle a la
oficina cenlral de licencias de cuando y dónde se eslaba leyendo, y
quien leia ÷ulilizaban esla información ¡ara descubrir a los ¡iralas
de la leclura, ¡ero lambien ¡ara vender ¡erfiles ¡ersonales a olros
comercios. La ¡róxima vez que su ordenador se coneclase a la red, la
oficina cenlral de licencias lo descubriria lodo. Il, como ¡ro¡ielario
del ordenador, recibiria el casligo mas duro ¡or no lomar las medi-
das necesarias ¡ara evilar el delilo.
Ior su¡ueslo, ¡odria ser que Lissa no quisiera leer sus libros.
Irobablemenle lo unico que necesilaba del ordenador era redaclar su
¡royeclo. Iero Dan sabia que ella ¡rovenia de una familia de clase
media, que a duras ¡enas se ¡odia ¡ermilir ¡agar la malricula y no
digamos las lasas de leclura. Leer sus libros ¡odia ser la unica forma
¡or la que ¡odria lerminar la carrera. Com¡rendia la siluación, el
mismo habia ¡edido un ¡reslamo ¡ara ¡agar ¡or los arliculos de
invesligación que leia ÷el 10% de ese dinero iba a ¡arar a sus aulo-
res y como Dan ¡relendia hacer carrera en la Universidad, es¡eraba
que sus arliculos de invesligación, en caso de ser cilados frecuenle-
menle, le darian suficienles beneficios como ¡ara ¡agar el credilo.
Con el ¡aso del liem¡o, Dan descubrió que hubo una e¡oca en
que lodo el mundo ¡odia acudir a una biblioleca y leer arliculos,
incluso libros, sin lener que ¡agar. Habia invesligadores inde¡en-
dienles que ¡odian leer miles de ¡aginas sin necesidad de recurrir a
becas de biblioleca. Iero desde los años novenla del siglo anlerior, las
ediloriales, lanlo comerciales como no comerciales, habian em¡eza-
do a cobrar ¡or el acceso a los arliculos. In 2047, las bibliolecas con
acceso ¡ublico a lileralura academica eran sólo un vago recuerdo.
Habia formas de sallarse los conlroles de la SIAy de la oficina cen-
lral de licencias. Iero lambien eran ilegales. Dan conoció a un com¡a-
ñero de clase, Irank Marlucci, que consiguió una herramienla ilegal de
de¡uración y la usaba ¡ara sallarse el conlrol de co¡yrighl de los
libros. Iero se lo conló a demasiados amigos, y uno de ellos le denun-
ció a la SIA a cambio de una recom¡ensa ÷era facil lenlar a los eslu-
dianles endeudados ¡ara lraicionar a sus amigos. In 2047, Irank esla-
ba en la carcel, ¡ero no ¡or ¡iraleria, sino ¡or lener un de¡urador.
Dan averiguó mas larde que hubo un liem¡o en que cualquiera
¡odia lener un de¡urador. Habia incluso de¡uradores graluilos en
CD o dis¡onibles libremenle en la red. Iero los usuarios normales
101
em¡ezaron a usarlos ¡ara sallarse los conlroles de co¡yrighl y ¡or fin
un |uez diclaminó que ese se habia converlido en su ¡rinci¡al uso
¡raclico. Iso significaba que los de¡uradores eran ilegales y los ¡ro-
gramadores que los crearon fueron a ¡arar a la carcel.
Obviamenle, los ¡rogramadores aun necesilan de¡uradores,
¡ero en 2047 sólo habia co¡ias numeradas de los de¡uradores
comerciales y sólo eslaban dis¡onibles ¡ara los ¡rogramadores ofi-
cialmenle aulorizados. Il de¡urador que Dan habia ulilizado en sus
clases de ¡rogramación eslaba delras de un corlafuegos ¡ara que
sólo ¡udiese ulilizarse en los e|ercicios de clase.
Tambien se ¡odia sallar el conlrol de co¡yrighl inslalando el ker-
nel de un sislema modificado. Dan descubrió que, hacia el cambio de
siglo, hubo kernels libres, incluso sislemas o¡eralivos com¡lelos.
Iero ahora no sólo eran ilegales, como los de¡uradores. No se ¡odia
inslalar sin saber la clave de su¡erusuario del ordenador y ni el IßI
ni el servicio lecnico de Microsofl la revelarian.
Dan llegó a la conclusión de que sim¡lemenle no ¡odia de|arle a
Lissa su ordenador. Iero no ¡odia negarse a ayudarla, ¡orque eslaba
enamorado de ella. Cada o¡orlunidad de hablar con ella era algo
maravilloso. Y el hecho de que le hubiese ¡edido ayuda a el ¡odia
significar que ella senlia lo mismo.
Dan resolvió el dilema haciendo algo incluso mas increible, le de|ó
su ordenador y le dio su clave. De esla forma, si Lissa leia sus libros,
la oficina cenlral de licencias ¡ensaria que era el quien eslaba leyen-
do. Seguia siendo un delilo, ¡ero la SIA no lo deleclaria aulomalica-
menle. Sólo ¡odrian descubrirlo si Lissa le denunciaba.
Si la universidad descubriese que le habia dado su clave a Lissa,
significaria la ex¡ulsión de ambos, inde¡endienlemenle del uso que
hubiera hecho ella de su clave. La ¡olilica de la universidad era que
cualquier inlerferencia con sus melodos de conlrol sobre el uso de los
ordenadores era molivo de acción disci¡linaria. No im¡orlaba el
daño, el delilo era el hecho de dificullar el conlrol. Se daba ¡or
su¡ueslo que eslo significaba que se eslaba haciendo algo ¡rohibido,
no necesilaban saber que.
In realidad, los esludianles no eran ex¡ulsados, no direclamenle.
In lugar de eso, se les ¡rohibia el acceso a los ordenadores de la uni-
versidad, lo que equivalia a sus¡ender sus asignaluras.
El derecLo a leer
Dan su¡o mas larde que ese li¡o de ¡olilicas en la universidad
comenzó duranle la decada de 1980, cuando los esludianles em¡eza-
ron a usar los ordenadores en masa. Anles, las universidades lenian
una aclilud diferenle: sólo se ¡enalizaban las aclividades ¡eligrosas,
no las meramenle sos¡echosas.
Lissa no denunció a Dan a la SIA. Su decisión de ayudarla llevó
a que se casaran y lambien a que cueslionaran lo que les habian
enseñado cuando eran niños sobre la ¡iraleria. Im¡ezaron a leer
sobre la hisloria del co¡yrighl, sobre la Unión Sovielica y sus res-
lricciones sobre las co¡ias, e incluso sobre la Conslilución original
de los Islados Unidos. Se mudaron a Luna Cily, donde se encon-
lraron con olros que inlenlaban librarse del largo brazo de la SIA
de la misma manera. Cuando el Levanlamienlo de Tycho se ¡rodu-
|o en 2062, el derecho universal a leer se convirlió en uno de sus
ob|elivos fundamenlales.
Nnta dc! autnr
Il derecho a leer es una balalla que se esla librando hoy en dia.
Aunque nueslra forma de vida aclual ¡odria lardar cincuenla años
en desa¡arecer, la mayoria de las leyes y de las ¡raclicas descrilas
anleriormenle ya han sido ¡ro¡ueslas, y muchas han enlrado en
vigor denlro y fuera de los Islados Unidos. In IIUU, la Digiia|
Mi||cniun Ccpqrigni Aci de 1998 eslableció la base legal ¡ara reslrin-
gir la leclura y el ¡reslamo de libros informalizados ÷asi como de
olras clases de dalos. La Unión Iuro¡ea im¡uso reslricciones simila-
res con su direcliva sobre co¡yrighl de 2001.
Hasla hace ¡oco habia una exce¡ción, la idea de que el IßI y
Microsofl guardran las claves de adminislración de los ordenadores
¡ersonales y no las de|asen lener no fue ¡ro¡uesla hasla 2002: se le
denomina «Informalica de Confianza» o «Ialladium».
Cada vez eslamos mas cerca de esle ¡unlo. In 2001 el Senador
Hollings, financiado ¡or la Disney, ¡ro¡uso un ¡royeclo de ley llama-
do SSSCA÷ahora rebaulizado como la CßDTIA÷ que ¡odria reque-
rir que lodos los nuevos ordenadores luviesen a¡licaciones obligalo-
rias de reslricción de co¡ia que el usuario no ¡odria ¡uenlear.
Sottwarc librc para una socicdad librc 102
103
In 2001 los Islados Unidos, em¡ezaron a inlenlar ulilizar la llamada
Area de Libre Comercio de las Americas (ALCA) ¡ara im¡oner las mis-
mas normas en lodos los ¡aises del hemisferio occidenlal. Il ALCA es
uno de los denominados lralados de «libre comercio», dirigido aclual-
menle a olorgar mayor ¡oder a las em¡resas sobre los gobiernos demo-
cralicos, im¡oniendo leyes como la DMCAque son li¡icas de su es¡iri-
lu. La ||ccircnic |rcniicr |cun!aiicn anima a la genle a que ex¡lique a sus
gobiernos ¡or que deberian o¡onerse a esos ¡lanes.
La SIA que en realidad corres¡onde a la Scjiuarc Pu||isncr´s
Asscciaiicn, ha sido reem¡lazada en su ¡a¡el ¡or la ßSA o Busincss
Scjiuarc A|iancc. La ßSA no es un cuer¡o de ¡olicia oficial. Aclua
como lal exlraoficialmenle. Usa melodos de delación que lienen
reminiscencias en la anligua Unión Sovielica. Anima a la genle a
informar sobre sus com¡añeros de lraba|o y sus amigos. Iromovió
una cam¡aña de lerror en Argenlina, duranle 2001, amenazando con
la carcel a lodo aquel que com¡arliese soflvare.
Cuando esle arliculo fue escrilo, la SIA amenazaba a los ¡eque-
ños ¡roveedores de Inlernel ¡ara que le ¡ermiliesen conlrolar a
lodos sus usuarios. Muchos ISI cedieron anle las amenazas, ya que
no ¡odian ¡ermilirse recurrir a la via |udicial. Al menos un ISI,
Communily ConneXión, en Oakland (California), se negó a ceder a
las ¡resiones y ha sido demandado. A¡arenlemenle, la SIAreliró la
demanda hace ¡oco, ¡ero no hay duda de que conlinuaran su cam-
¡aña ¡or olros medios.
Las ¡olilicas universilarias de seguridad descrilas arriba no son
imaginarias. Ior e|em¡lo, el ordenador de una universidad de la zona
de Chicago des¡liega el siguienle mensa|e al enlrar en el sislema:
«Isle sislema sólo ¡uede ser ulilizado ¡or usuarios aulorizados. Cualquier
¡ersona que ulilice esle sislema sin aulorización o fuera de los limiles aulo-
rizados sera vigilado ¡or el ¡ersonal adminislrador del sislema. Duranle el
conlrol de usuarios que realicen aclividades no aulorizadas o duranle el
manlenimienlo del sislema, las aclividades de los usuarios aulorizados
¡odran ser su¡ervisadas. Cualquiera que ulilice esle sislema ace¡la ex¡re-
samenle esle conlrol y debera saber que, en caso de que dicho conlrol reve-
lara ¡osibles indicios de aclividades ilegales o de violación de las normas
de la universidad, el ¡ersonal de manlenimienlo del sislema ¡odra ¡ro¡or-
cionar eslas ¡ruebas a las auloridades de la Universidad y/o a las fuerzas
de seguridad».
El derecLo a leer
Isla es una inleresanle inler¡relación de la Cuarla Inmienda: obligar
a los usuarios a renunciar ¡or adelanlado a los derechos conlem¡la-
dos en ella.
Sottwarc librc para una socicdad librc 104
RcIcrcncias
Il Wniic Papcr del gobierno. |njcrnaiicn |njracsiruciurc Task |crcc, |nic||cciua| Prcpcriq
an! inc Naiicna| |njcrnaiicn |njracsiruciurc. Tnc Rcpcri cj inc Wcrking Grcup cn
|nic||cciua| Prcpcriq Rignis (1995).
An cxp|anaiicn cj inc Wniic Papcr. Tnc Ccpqrigni Gra|, Iamela Samuelson, Wired,
enero de 1996.
Sc|! Oui, }ames ßoyle, The Nev York Times, 31 de marzo de 1996.
Pu||ic Daia cr Pritaic Daia, The Washinglon Iosl, 4 de noviembre de 1996.
Unicn jcr inc Pu||ic Dcnain, una nueva organización que ¡relende resislirse y frenar
la desmedida generalización de la ¡ro¡iedad inleleclual.
ALGO IXTRANO Y IILIGROSO ISTA SUCIDIINDO en la legislación sobre el
co¡yrighl. Segun la Conslilución de los Islados Unidos, el co¡yrighl
exisle ¡ara beneficiar a los usuarios ÷los que leen libros, escuchan
musica o ulilizan soflvare÷, no ¡ara beneficiar a los edilores o los
aulores. Aun cuando la genle liende cada vez mas a rechazar y desobe-
decer las limilaciones del co¡yrighl que le vienen im¡ueslas «¡or su
¡ro¡io beneficio», el gobierno de los Islados Unidos esla añadien-
do mas reslricciones y lrala de asuslar al ¡ublico con nuevas y rigi-
das ¡enas con el fin de conducirlo a la sumisión. ¿Cómo llegó la
¡olilica de co¡yrighl a ser diamelralmenle o¡uesla a su ¡ro¡ósilo
eslablecido` ¿Cómo ¡odemos volver a alinearla con ese ¡ro¡ósilo`
Iara com¡renderlo, debemos em¡ezar ¡or considerar la raiz de la
legislación esladounidense sobre co¡yrighl: la Conslilución de los
Islados Unidos.
E! cnpyright cn !a Cnnstituciðn dc !ns Estadns Unidns
Cuando se diseñó la Conslilución de los Islados Unidos, se ¡ro¡uso
la idea de que se concediera a los aulores un mono¡olio sobre el
105
12. MuIlnterpretur eI copµrlght·
unu suceslón de errores
ª
Isla es la ¡rimera versión de esle ensayo, es ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una sccic!a! |i|rc,
edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN 84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
co¡yrighl ÷la ¡ro¡uesla fue rechazada. Los fundadores de nueslro
¡ais ado¡laron un su¡ueslo diferenle: que el co¡yrighl no es un dere-
cho nalural de los aulores, sino una concesión arlificial que se les
hace en nombre del ¡rogreso. La Conslilución concede carla legal al
sislema de co¡yrighl con esle ¡arrafo (Arliculo I, Sección 8):
|Il Congreso lendra el ¡oderj de ¡romover el ¡rogreso de la ciencia y las
arles ¡rovechosas, asegurando ¡or liem¡o limilado a los invenlores y aulo-
res el exclusivo derecho sobre sus res¡eclivos descubrimienlos y escrilos.
Il Tribunal Su¡remo ha afirmado re¡elidas veces que ¡romover el
¡rogreso significa un beneficio ¡ara los usuarios de las obras su|elas
a co¡yrighl. Ior e|em¡lo, en el caso de la Iox Iilm conlra Doyal, el lri-
bunal dicló:
Il exclusivo inleres de los Islados Unidos y el ob|elo ¡rimordial de con-
ceder el mono¡olio |del co¡yrighlj reside en los beneficios generales
oblenidos ¡or el ¡ublico a ¡arlir del lraba|o de los aulores.
Isla decisión fundamenlal ex¡lica ¡or que el co¡yrighl no es c||iga-
icric segun la Conslilución y es sólo algo pcrniii!c como una o¡ción
÷lambien ex¡lica ¡or que se su¡one que su duración alcanza un
«liem¡o limilado». Si el co¡yrighl fuera un derecho nalural, algo que
los aulores lienen en lanlo de¡osilarios de ese derecho, nada |uslifi-
caria la exlinción de esle derecho ¡asado un delerminado ¡eriodo de
liem¡o, como si los hogares de cada uno ¡asaran a ser ¡ro¡iedad
¡ublica cierlo liem¡o des¡ues de su conslrucción.
E! «cnntratn
1
dc cnpyright»
Il sislema de co¡yrighl funciona medianle la concesión de ¡rivile-
gios y ¡or lo lanlo de beneficios, a los edilores y a los aulores, ¡ero
no lo hace en su ¡rovecho. Mas bien lo hace ¡ara modificar su com-
¡orlamienlo: ¡ro¡orciona un incenlivo ¡ara escribir y edilar mas.
Sottwarc librc para una socicdad librc 106
1
Nólese que el lermino ingles |argain ¡uede referirse lanlo a un lralo como a un
chollo. |N. !c| |.j
107
In la ¡raclica, el gobierno em¡lea los derechos nalurales del ¡ublico, en
nombre del ¡ublico, como ¡arle de un lralo ¡ara ofrecerle un mayor
numero de obras ediladas. Los ex¡erlos en derecho llaman a esle con-
ce¡lo «conlralo de co¡yrighl», como la adquisición eslalal de una aulo-
¡isla o un avión usando el dinero de los conlribuyenles, exce¡lo que en
esle caso el gobierno gasla nueslra liberlad en lugar de nueslro dinero.
Iero ¿lal y como exisle en la aclualidad, esle conlralo su¡one un
buen lralo ¡ara el ¡ublico` Son ¡osibles muchos conlralos allernali-
vos, ¿cual es el me|or` Cualquier medida en relación a la ¡olilica de
co¡yrighl es ¡arle de esla cueslión. Si malinler¡relamos su nalurale-
za, lenderemos a lomar medidas de forma errónea.
La Conslilución ¡ermile que se concedan derechos de co¡yrighl a
los aulores. In la ¡raclica, normalmenle los aulores se los ceden a los
edilores, son los edilores, y no los aulores, quienes suelen e|ercer los
derechos y quienes se quedan con la mayoria de los beneficios, aun-
que los aulores consigan una ¡equeña ¡orción. Ior eso los edilores
son los que con frecuencia ¡resionan mas ¡ara aumenlar los ¡oderes
del co¡yrighl. Iara refle|ar me|or la realidad del co¡yrighl en lugar
del milo, esle arliculo se refiere a los edilores anles que a los aulores
como su|elos de los derechos del co¡yrighl. Tambien se refiere a los
usuarios de las obras ¡rolegidas ¡or el co¡yrighl como «leclores»,
aun cuando esle uso no siem¡re signifique su leclura, en la medida
en que el lermino «usuario» resulla le|ano y abslraclo.
E! primcr crrnr: «cqui!ibrar !a ba!anza»
Il conlralo de co¡yrighl ¡one al ¡ublico en ¡rimer lermino: el bene-
ficio ¡ara el ¡ublico leclor es un fin en si mismo, los beneficios ¡ara
los edilores ÷si es que se dan÷ son sólo medios ¡ara conseguir ese
fin. In ¡rinci¡io, los inlereses de los leclores y los de los edilores son
cualilalivamenle desiguales. Il ¡rimer ¡aso al malinler¡relar el ¡ro-
¡ósilo del co¡yrighl es elevar a los edilores al mismo nivel de im¡or-
lancia que los leclores.
Se ha dicho con frecuencia que la legislación esladounidense de co¡y-
righl se ¡ro¡one equilibrar la balanza enlre los inlereses de los edilores
y de los leclores. Los que cilan esla inler¡relación la ¡resenlan como una
reformulación del ¡unlo de ¡arlida eslablecido en la Conslilución, en
olras ¡alabras, se la su¡one equivalenle al conlralo de co¡yrighl.
Malinterpretar el copyrigLt: una sucesion de errores
Iero las dos inler¡relaciones eslan le|os de ser equivalenles, son conce¡-
lualmenle dislinlas y sus im¡licaciones son diferenles. La idea de la
balanza asume que los inlereses de los edilores y de los leclores difieren
en im¡orlancia de forma sólo cuanlilaliva, en «cuanlo al ¡eso» que
debemos darles y en que siluaciones se deben a¡licar. Il conce¡lo de «la
¡ersona que guarda las a¡ueslas» se suele usar ¡ara enmarcar la cues-
lión de esle modo, su¡one que al lomar una decisión lodos los inlereses
son igual de im¡orlanles. Isle enfoque rechaza la dislinción cualilaliva
enlre los inlereses de los leclores y de los edilores que esla en la base de
la mediación gubernamenlal en el conlralo de co¡yrighl.
Las consecuencias de esla alleración lienen un largo alcance, ¡or-
que la fuerle ¡rolección que el ¡ublico recibe con el conlralo del
co¡yrighl ÷la idea de que los ¡rivilegios del co¡yrighl sólo ¡ueden
|uslificarse en nombre de los leclores y nunca en el nombre de los edi-
lores÷ queda eliminada ¡or esla inler¡relación de li¡o «balanza».
Dado que el inleres de los edilores es considerado como un fin en si
mismo, se ¡ueden |uslificar los ¡rivilegios del co¡yrighl, en olras
¡alabras, el conce¡lo de «balanza» dicla que los ¡rivilegios ¡ueden
|uslificarse en nombre de cualquiera que no sea el ¡ublico.
In la ¡raclica, la consecuencia del conce¡lo de «balanza» es que
invierle el ¡eso de las |uslificaciones en lo que res¡ecla a la legisla-
ción de co¡yrighl. Il conlralo de co¡yrighl coloca el ¡eso en los edi-
lores ¡ara convencer a los leclores de que cedan cierlas liberlades. Il
conce¡lo de balanza ¡raclicamenle invierle esle ¡eso, ¡orque en
general no hay duda de que los edilores se benefician de ¡rivilegios
adicionales. De modo que, si no se ¡rueba que el daño causado a los
leclores es lo baslanle grande como ¡ara «equilibrar» esos beneficios,
se nos lleva a la conclusión de que los edilores lienen derecho a casi
cualquier ¡rivilegio que reclamen.
Dado que la idea de «equilibrar la balanza» enlre edilores y lec-
lores niega a los leclores la ¡rimacia a la que lienen derecho, debe-
mos rechazarla.
¿Qué sc cnntracqui!ibra?
Cuando el gobierno com¡ra algo ¡ara el ¡ublico, aclua en su nombre,
su res¡onsabilidad es oblener el me|or lralo ¡osible ÷me|or ¡ara el
¡ublico, no ¡ara la olra ¡arle del acuerdo.
Sottwarc librc para una socicdad librc 108
109
Ior e|em¡lo, cuando firma conlralos con las conslrucloras ¡ara hacer
aulo¡islas, el gobierno ¡relende gaslar la menor ¡arle ¡osible del
erario ¡ublico. Las agencias gubernamenlales usan el sislema de con-
cursos ¡ara forzar los ¡recios a la ba|a.
In la ¡raclica, el ¡recio no ¡uede ser igual a cero, ¡orque los con-
lralislas no ¡u|arian lan ba|o. Aunque no lengan derecho a conside-
raciones es¡eciales, lienen los derechos civiles corrienles en una
sociedad libre, incluyendo el derecho a rechazar conlralos no venla-
|osos, incluso la oferla mas ba|a sera suficienle ¡ara que algun conlra-
lisla gane dinero. Luego cierlamenle, exisle algun li¡o de equilibrio.
Iero no se lrala de un equilibrio deliberado enlre dos inlereses que
reclaman un lralo es¡ecial. Is un equilibrio enlre el bien ¡ublico y las
fuerzas del mercado. Il gobierno lrala de oblener ¡ara los conlribu-
yenles aulomovilislas el me|or lralo que ¡uedan conseguir en el con-
lexlo de una sociedad libre y de un mercado libre.
In el conlralo de co¡yrighl, el gobierno em¡lea nueslra liberlad
en lugar de nueslro dinero. La liberlad es mas valiosa que el dinero,
asi que la res¡onsabilidad del gobierno en el em¡leo sabio y auslero
de nueslra liberlad es incluso mayor que su res¡onsabilidad en el uso
de nueslro dinero. Los gobiernos |amas deben ¡oner los inlereses de
los edilores a la ¡ar que la liberlad del ¡ublico.
Mc|nr cnnccsiðn quc «cqui!ibrin»
La idea de equilibrar los inlereses de los leclores con los inlereses de
los edilores es la forma mas errónea de |uzgar la ¡olilica de co¡y-
righl, ¡ero cierlamenle hay dos inlereses que so¡esar: dos inlereses
!c |cs |ccicrcs. Los leclores eslan inleresados en su ¡ro¡ia liberlad de
consumir obras ¡ublicadas, y segun las circunslancias, lambien
eslaran inleresados en animar la ¡ublicación medianle algun li¡o
de incenlivos.
La ¡alabra «equilibrio», en las discusiones sobre co¡yrighl, ha
quedado como una abrevialura de la idea de «equilibrar la balanza»
enlre leclores y edilores. Ior lo lanlo, usar la ¡alabra «equilibrio» a
¡ro¡ósilo de los dos inlereses de los leclores seria confuso ÷necesi-
lamos olro lermino.
Malinterpretar el copyrigLt: una sucesion de errores
In general, cuando un su|elo liene dos ob|elivos que ¡arcialmenle
enlran en confliclo, y no ¡uede realizar ambos ¡or com¡lelo, llama-
mos a eslo una concesión. Ior lo lanlo, me|or que hablar de «equili-
brar la balanza» enlre las ¡arles, deberiamos hablar de «enconlrar la
concesión a¡ro¡iada de liberlad que considere lanlo su ¡erdida nece-
saria como su conservación».
E! scgundn crrnr: maximizar !a prnducciðn
Il segundo fallo de la ¡olilica de co¡yrighl consisle en ado¡lar el
ob|elivo de maximizar ÷no sim¡lemenle aumenlar÷ la canlidad de
obras ¡ublicadas. Il conce¡lo erróneo de «equilibrar la balanza»
alzaba a los edilores al nivel de los leclores, esle segundo error los
silua muy ¡or encima de ellos.
Cuando adquirimos algo, ¡or lo general no com¡ramos loda la
canlidad dis¡onible, ni lam¡oco el modelo mas caro. In su lugar con-
servamos fondos ¡ara olras adquisiciones, com¡rando sólo lo que
necesilamos de un bien ¡arlicular o escogiendo un modelo eslandar
anles que el de mas alla calidad. Il ¡rinci¡io de los rendimienlos
decrecienles enseña que gaslar lodo nueslro dinero en un bien ¡arli-
cular liende a ser una ineficienle asignación de recursos, ¡or lo gene-
ral ¡referimos guardar algo de dinero ¡ara olro uso.
La ley de rendimienlos decrecienles se a|usla al co¡yrighl lanlo
como a cualquier olra adquisición. Las ¡rimeras liberlades que
deberiamos ceder son aquellas que menos echamos de menos, al
liem¡o que damos el mayor res¡aldo a la ¡ublicación. Segun cede-
mos liberlades adicionales que se acercan mas a lo que nos im¡or-
la, enconlramos que cada cesión su¡one un mayor sacrificio que la
anlerior, mienlras que a¡orla un menor incremenlo a la aclividad lile-
raria. Anles de que el incremenlo sea igual a cero, bien ¡odriamos decir
que su crecienle ¡recio no merece la ¡ena, enlonces fi|ariamos un con-
lralo cuyo resullado general es incremenlar la canlidad de lo ¡ubli-
cado, ¡ero no hasla su ullimo exlremo ¡osible.
Ace¡lar el ob|elivo de maximizar la ¡ublicación su¡one rechazar
de enlrada lodos eslos conlralos mas venla|osos ÷esle ob|elivo dis-
¡one que el ¡ublico debe ceder casi loda su liberlad de usar obras
¡ublicadas, a cambio de sólo unas ¡ocas ¡ublicaciones mas.
Sottwarc librc para una socicdad librc 110
111
La rctðrica dc !a maximizaciðn
In la ¡raclica, el ob|elivo de maximizar la ¡roducción sin que im¡or-
le su cosle en lerminos de liberlad se suslenla en la exlendida relóri-
ca que asegura que la co¡ia ¡ublica es ilegal, ilegilima, in|usla e
inlrinsecamenle errónea. Ior e|em¡lo, los edilores llaman «¡iralas»
a la genle que co¡ia, lermino difamalorio ¡ensado ¡ara equi¡arar el
inlercambio de información con lu vecina con el aborda|e a un barco.
(Isle lermino difamalorio fue anleriormenle usado ¡or los aulores
¡ara describir a los edilores que enconlraron formas legales de ¡ubli-
car ediciones no aulorizadas, su uso moderno ¡or ¡arle de los edilores
es casi su reverso). Isla relórica rechaza direclamenle la base conslilu-
cional del co¡yrighl, ¡ero se ¡resenla a si misma como re¡resenlanle
de la inconleslada lradición del sislema legal americano.
La relórica del «¡irala» es ace¡lada frecuenlemenle en la misma
medida en que ciega a los medios de comunicación, de lal modo
que ¡oca genle se da cuenla de su exlremismo. Resulla efecliva ya
que si la co¡ia ¡or ¡arle del ¡ublico es fundamenlalmenle ilegilima,
nunca ¡odremos o¡onernos a los edilores que exigen nueslra
renuncia a la liberlad de co¡iar. In olras ¡alabras, cuando se rela al
¡ublico a demoslrar ¡or que los edilores no deben recibir mas
¡oder, la razón mas im¡orlanle de lodas ÷«queremos co¡iar»÷ es
descalificada de enlrada.
Islo no de|a lugar ¡ara conleslar el crecienle ¡oder del co¡yrighl
sin enlrar en cuesliones secundarias. Ior lo lanlo la o¡osición aclual
a un mayor ¡oder del co¡yrighl alega exclusivamenle cuesliones
secundarias y nunca se alreve a alegar la liberlad de dislribuir co¡ias
como un valor ¡ublico legilimo.
In concrelo, el ob|elivo de la maximización ca¡acila a los edilores
¡ara argumenlar que «cierla ¡raclica esla reduciendo nueslras venlas
÷o ¡ensamos que ¡odria reducirlas÷, asi que su¡onemos que redu-
ce las ¡ublicaciones en una canlidad desconocida, y que ¡or lo lanlo
debe ser ¡rohibida». Se nos lleva a la es¡anlosa conclusión de que el
bien ¡ublico se mide ¡or las venlas de los edilores: lo que es bueno
¡ara General Media es bueno ¡ara IIUU.
Malinterpretar el copyrigLt: una sucesion de errores
E! tcrccr crrnr: maximizar c! pndcr dc !ns cditnrcs
Una vez que los edilores han oblenido el consenlimienlo ¡ara el ob|e-
livo eslralegico de maximizar la ¡roducción de ¡ublicaciones a cual-
quier cosle, su ¡róximo ¡aso es ¡robar que eslo obliga a olorgarles
los mayores ¡oderes ¡osibles ÷haciendo que el co¡yrighl cubra
cualquier uso imaginable de una obra o a¡licando cualquier olro ins-
lrumenlo legal como las licencias «de sobre cerrado» ¡ara conseguir
un efeclo equivalenle. Isle ob|elivo, que im¡one la abolición del «uso
razonable» y el «derecho sobre la ¡rimera venla», esla siendo ob|elo
de ¡resión en lodos los niveles de gobierno imaginables, desde los
eslados de los IIUU hasla los organismos inlernacionales.
Isla medida es errónea ¡orque las reglas eslriclas de co¡yrighl obs-
lruyen la creación de nuevas obras uliles. Ior e|em¡lo, Shakes¡eare
lomó ¡reslados los argumenlos de algunas de sus obras lealrales de
olras obras ¡ublicadas unas ¡ocas decadas anles, de modo que de
haber eslado en funcionamienlo la aclual legislación de co¡yrighl,
sus obras habrian sido ilegales.
Incluso si desearamos el mayor grado ¡osible de ¡ublicación, sin
que im¡orlara el coslo ¡ara el ¡ublico, maximizar el ¡oder de los edi-
lores es una forma errónea de conseguirlo. Como medio de ¡romo-
ver el ¡rogreso, es aulodeslruclivo.
Rcsu!tadns dc !ns trcs crrnrcs
La lendencia aclual en la legislación de co¡yrighl es ¡ro¡orcionar a
los edilores ¡oderes mas am¡lios ¡or ¡eriodos de liem¡o cada vez
mas largos. La base conce¡lual del co¡yrighl, en la medida en que
resulla dislorsionada ¡or esla secuencia de errores, rara vez ofrece
una base ¡ara decir no. Los legisladores defienden de boquilla la idea
de que el co¡yrighl sirve al ¡ublico, mienlras que en realidad dan a
los edilores cualquier cosa que ¡idan.
Ior e|em¡lo, eslo es lo que di|o el senador Halch al inlroducir la S.
483, una ley diclada en 1995 que incremenla la duración del co¡y-
righl 20 años mas:
Sottwarc librc para una socicdad librc 112
113
Creo que hemos llegado al ¡unlo de ¡regunlarnos si la duración aclual
del co¡yrighl ¡rolege adecuadamenle los inlereses de los aulores, y la
cueslión correlaliva de si el liem¡o de ¡rolección sigue ¡ro¡orcionando
suficienles incenlivos ¡ara la creación de nuevas obras.
Isla ley exlendió el co¡yrighl ¡ara obras ¡ublicadas y escrilas desde
1920. Isle cambio su¡uso una ganga ¡ara los edilores, sin beneficio
¡osible ¡ara el ¡ublico, dado que ahora no hay modo de aumenlar
relroaclivamenle la canlidad de libros ¡ublicados enlonces. Sin
embargo cosló al ¡ublico una liberlad hoy muy significaliva ÷la
liberlad de redislribuir libros de esa e¡oca.
La ley lambien exlendió el co¡yrighl de las obras que aun no han
sido escrilas. Iara lraba|os de encargo, el co¡yrighl duraria 95 años
en lugar de los 75 años que dura hoy. Teóricamenle eslo aumenlaria
los incenlivos ¡ara escribir nuevos libros, ¡ero cualquier edilor que
diga necesilar esle incenlivo exlra deberia a¡oyar esla ¡relensión con
ho|as de balance ¡royecladas hasla el año 2075.
No hace falla decir que el Congreso no cueslionó los argumenlos
de los edilores: en 1998 fue ¡romulgada la ley que exlendia la dura-
ción del co¡yrighl. Iue conocida como la «ley Sonny ßono ¡ara la
exlensión de la duración del co¡yrighl», asi llamada ¡or uno de sus
¡romolores, que habia muerlo ese año. Su viuda, que cubrió el reslo
de su lraba|o, hizo esla declaración:
In realidad, Sonny queria que el co¡yrighl durase ¡ara siem¡re. Mis abo-
gados me han informado de que lal cambio violaria la Conslilución. Os
invilo a lodos vosolros a lraba|ar conmigo ¡ara reforzar nueslras leyes de
co¡yrighl de lodos los modos a nueslro alcance. Como sabeis, lambien esla
la ¡ro¡uesla de }ack Valenli ¡ara que dure ¡ara siem¡re menos un dia.
Quizas el comile ¡ueda lralar esle asunlo la ¡róxima sesión del Congreso.
Il Tribunal Su¡remo ha admilido un ¡leilo que busca derogar esla
ley con el fundamenlo de que la relroaclividad no sirve al ob|elivo
conslilucional de ¡romover el ¡rogreso.
Olra ley, a¡robada en 1996, convirlió en una fechoria hacer deler-
minadas co¡ias de cualquier obra ¡ublicada, incluso si vas a re¡arlir-
las enlre amigos sim¡lemenle ¡or amabilidad. Anles eslo en absolu-
lo era un crimen en los IIUU.
Malinterpretar el copyrigLt: una sucesion de errores
Una ley lodavia ¡eor, la Digiia| Mi||cniun Ccpqrigni Aci (DMCA) fue
diseñada ¡ara lraer de vuella la ¡rolección frenle a las co¡ias ÷que
los usuarios de ordenadores deleslan÷ convirliendo en un crimen
cualquier infracción de esla ¡rolección, o incluso ¡ublicar informa-
ción sobre cómo quebrar esla ¡rolección. Isla ley deberia de llamarse
«ley ¡ara la dominación ¡or ¡arle de las em¡resas mass-medialicas»
¡orque ofrece efeclivamenle a los edilores la o¡orlunidad de escribir
su ¡ro¡ia ley de co¡yrighl. Dicla que ¡ueden im¡oner cualquier li¡o
de reslricciones en el uso de una obra, y eslas reslricciones lienen el
rango de ley siem¡re que la obra conlenga algun li¡o de cifrado o ges-
lor de licencias que haga efeclivo su cum¡limienlo.
Uno de los argumenlos ofrecidos ¡or esla ley era que im¡lemenla-
ria un recienle lralado ¡ara aumenlar la exlensión del co¡yrighl. Isle
lralado fue ¡romulgado ¡or la Organización Mundial de la Iro¡iedad
Inleleclual (OMII), organización dominada ¡or los ¡ro¡ielarios de los
derechos de aulor y de ¡alenles, con la ayuda del gobierno de Clinlon,
dado que el lralado sólo aumenla la exlensión del co¡yrighl, es dudo-
so que sirva al inleres ¡ublico en ningun ¡ais. In cualquier caso, la ley
fue mucho mas le|os de lo que el lralado demandaba.
Las bibliolecas fueron una fuenle clave de o¡osición a esla ley,
es¡ecialmenle en los as¡eclos que coarlan las formas de co¡ia que se
consideran de «uso razonable». ¿Cómo res¡ondieron los edilores` Il
anles di¡ulado Ial Schroeder, ahora miembro del gru¡o de ¡resión a
favor de la Asociación de Idilores Americanos, di|o que los edilores
«no ¡odrian vivir con lo que (las bibliolecas) eslan ¡idiendo». Dado
que las bibliolecas sólo eslaban ¡idiendo que se manluviera ¡arle del
siaius ¡uc, uno ¡odria conleslar ¡regunlando cómo habian sobrevivi-
do los edilores hasla enlonces.
Il congresisla ßarney Irank, duranle una reunión conmigo y olros
o¡osilores a esla ley, demoslró cuanlo se ha menos¡reciado la visión
que la Conslilución de los IIUU liene sobre el co¡yrighl. Di|o que se
necesilan urgenlemenle nuevos ¡oderes res¡aldados ¡or nuevas
¡enas, ¡ueslo que «la induslria del cine esla ¡reocu¡ada», asi como la
«induslria de la musica» y olras «induslrias». Yo le ¡regunle, «¿¡ero
lodo eslo es ¡ara el inleres general`» Su res¡uesla vino a decir: «¿Ior
que me hablas del inleres general` ¡La genle crealiva no liene que
abandonar sus derechos en favor del inleres general!» La «induslria»
ha sido idenlificada con «la genle crealiva» a la que conlrala, el co¡y-
righl ha sido lralado como su ¡rivilegio y la Conslilución ha sido
¡uesla ¡alas arriba.
Sottwarc librc para una socicdad librc 114
115
La DMCA fue ¡ublicada en 1998. Isla ley dice que el uso razonable
sigue siendo legilimo, ¡ero ¡ermile a los edilores ¡rohibir lodo el
soflvare o el hardvare con el que ¡odrias ¡onerlo en ¡raclica. De
hecho, el uso razonable esla ¡rohibido.
ßasandose en esla ley, la induslria del cine ha im¡ueslo la censura al
soflvare libre ¡or leer y re¡roducir DVDs, e incluso a la información
sobre cómo leerlos. In abril de 2001 el ¡rofesor Idvard Iellen, de la
universidad de Irincelon, fue inlimidado ba|o amenaza de una deman-
da |udicial ¡or ¡arle de la Asociación de la Induslria Americana de
Grabación, con el ob|elivo de que relirara un arliculo cienlifico en el que
ex¡onia lo que habia a¡rendido acerca de un sislema ¡ilolo de encri¡-
lación que reslringia el acceso a las grabaciones musicales.
Tambien eslamos em¡ezando a ver libros eleclrónicos que reliran
a los leclores muchas de sus liberlades lradicionales ÷¡or e|em¡lo,
la liberlad de ¡reslar un libro a un amigo, de venderlo a una libreria
de vie|o, de lomarlo ¡reslado de una biblioleca, de com¡rarlo sin
darle lu nombre a una base de dalos em¡resarial, incluso la liberlad
de leerlo dos veces. Los libros eleclrónicos codificados reslringen ¡or
lo general esle li¡o de aclividades ÷sólo ¡uedes leerlos con un sofl-
vare es¡ecial secrelo diseñado ¡ara limilar lus liberlades.
Nunca com¡rare uno de esos libros eleclrónicos, cifrados y reslricli-
vos, y es¡ero que lu lambien los rechaces. ¡Si un libro eleclrónico no le
da las mismas liberlades que un libro lradicional de ¡a¡el, no lo ace¡les!
Cualquiera que lance ¡or su cuenla soflvare que ¡ueda leer libros
eleclrónicos reslriclivos se arriesga a ser acusado. Un ¡rogramador
ruso, Dimilry Sklyarov, fue arreslado en 2001 mienlras visilaba
IIUU ¡ara dar una conferencia, ¡orque habia escrilo un ¡rograma
de esas caraclerislicas en Rusia, donde hacerlo era legal. Ahora Rusia
lambien esla ¡re¡arando una ley ¡ara ¡rohibirlo y la Unión Iuro¡ea
ha ado¡lado una similar recienlemenle.
Los libros eleclrónicos ¡ara el mercado de masas han resullado
hasla ahora un fracaso comercial, ¡ero no ¡orque los leclores eli|an
defender su liberlad, no eran alraclivos ¡or olras razones, como el
hecho de que los monilores de los ordenadores no son so¡orles
cómodos ¡ara la leclura. No ¡odemos confiar en esla feliz casualidad
¡ara ¡rolegernos a largo ¡lazo, el ¡róximo inlenlo ¡ara ¡romocionar
los libros eleclrónicos usara «¡a¡el eleclrónico» ÷ob|elos ¡arecidos a
Malinterpretar el copyrigLt: una sucesion de errores
libros denlro de los cuales se ¡uede descargar un libro eleclrónico
codificado y reslringido. Si esle so¡orle ¡arecido al ¡a¡el demueslra
ser mas alraclivo que los acluales monilores, lendremos que defen-
der nueslra liberlad ¡ara conservarla. Mienlras lanlo, los libros elec-
lrónicos eslan ¡enelrando nichos de mercado: la NYU y olras escue-
las de odonlologia obligan a sus esludianles a com¡rar sus libros de
lexlo con formalo de libros eleclrónicos reslriclivos.
Las em¡resas medialicas no eslan salisfechas lodavia. In 2001, el
senador Hollings ÷financiado ¡or la Disney÷ ¡ro¡uso una ley lla-
mada «ley ¡ara los eslandares de los sislemas de seguridad y de las
cerlificaciones»,
2
que obligaria a que lodos los ordenadores ÷y olros
dis¡osilivos de grabación y re¡roducción digilal÷ luvieran sislemas
reslriclivos de co¡ia ¡or mandalo del gobierno. Ise es su ob|elivo
final, ¡ero el ¡rimer ¡unlo de su agenda es ¡rohibir cualquier equi-
¡o que ¡ueda sinlonizar HDTV digilal a no ser que esle diseñado
¡ara que al ¡ublico le sea im¡osible «enlromelerse» ÷¡or e|em¡lo,
modificarlo ¡ara sus ¡ro¡ios fines. Dado que el soflvare libre es sofl-
vare que los usuarios ¡ueden modificar, aqui nos enfrenlamos ¡or
¡rimera vez con una ¡ro¡uesla de ley que ¡rohibe ex¡licilamenle el
soflvare libre ¡ara un lraba|o delerminado. Seguramenle, le seguira
la ¡rohibición de olros lraba|os. Si el ICC ado¡la esla regla, el sofl-
vare libre hoy exislenle, como GNU Radio, seria censurado.
La acción ¡olilica es necesaria ¡ara bloquear eslas leyes y regla-
menlos.
3
Encnntrar c! cnntratn adccuadn
¿Cual es la manera adecuada de decidir la ¡olilica de co¡yrighl` Si el
co¡yrighl es un conlralo hecho en nombre del ¡ublico, deberia servir
anle lodo al inleres ¡ublico. Il deber del gobierno al vender la liber-
lad del ¡ublico es vender sólo lo que debe y venderlo lan caro como
Sottwarc librc para una socicdad librc 116
2
Luego rebaulizada con el nombre im¡ronunciable de LICßATD, ¡ara la cual «consu-
me, ¡ero no inlenles ¡rogramar nada» es un buen recordalorio, ¡ero las siglas signifi-
can realmenle Ley de Iromoción del Consumo de ßanda Ancha y Televisión Digilal.
3
Si quieres ayudar, le recomiendo los silios veb digilals¡eech.org y vvv.eff.org.
117
sea ¡osible. Como minimo, deberiamos recorlar, lanlo como ¡oda-
mos, la exlensión del co¡yrighl, mienlras manlenemos un nivel com-
¡arable de ¡ublicación.
Dado que no ¡odemos enconlrar esle ¡recio minimo en lerminos
de liberlad a lraves de un concurso ¡ublico, como se hace con los ¡ro-
yeclos de conslrucción, ¿que ¡odemos hacer`
Un melodo ¡osible es reducir los ¡rivilegios del co¡yrighl ¡or
ela¡as y observar los resullados. Observando si hay disminuciones
a¡reciables en el volumen de ¡ublicación, a¡renderemos que exlen-
sión del co¡yrighl es realmenle necesaria ¡ara llevar a cabo los ¡ro-
¡ósilos del ¡ublico. Islo se debe valorar ¡or medio de la observación
¡raclica, no ¡or lo que los edilores digan que ocurrira, ya que lienen
lodos los molivos ¡ara hacer ¡redicciones exageradas de ¡erdidas si
sus ¡oderes se ven reducidos de algun modo.
La ¡olilica de co¡yrighl liene varias dimensiones inde¡endienles
que ¡ueden a|uslarse de forma se¡arada. Des¡ues de enconlrar el
minimo necesario ¡ara una verlienle de esla ¡olilica, lodavia seria
¡osible reducir olras dimensiones del co¡yrighl a la vez que se man-
liene el nivel de ¡ublicación deseado.
Una dimensión im¡orlanle del co¡yrighl es su duración, que ahora
se encuenlra en lorno a un siglo de media. Reducir el mono¡olio sobre
la co¡ia a diez años, desde la fecha en que una obra es ¡ublicada, seria
un buen ¡rimer ¡aso. Olro as¡eclo del co¡yrighl, que cubre la realiza-
ción de obras derivadas, ¡odria exlenderse ¡or mas liem¡o.
¿Ior que conlar desde la fecha de ¡ublicación` Iorque el co¡y-
righl de las obras no ¡ublicadas no limila direclamenle la liberlad de
los leclores, que lengamos liberlad ¡ara co¡iar una obra es una cues-
lión inulil cuando aun no lenemos una co¡ia. Asi que dar a los aulo-
res mas liem¡o ¡ara ¡ublicar un lraba|o no hace ningun daño. Los
aulores ÷que ¡or lo general si ¡oseen el co¡yrighl anles de ¡ubli-
car÷ rara vez elegiran relrasar la ¡ublicación sólo ¡ara ale|ar el fin
del ¡lazo del co¡yrighl.
¿Ior que diez años` Iorque esla es una ¡ro¡uesla segura, ¡odemos
confiar en el lerreno ¡raclico que esla reducción lendra, hoy en dia,
¡oco im¡aclo en la viabilidad general de la edición. In muchos medios
y generos, las obras de exilo son muy renlables unos ¡ocos años, inclu-
so lo normal es que las obras de exilo ya no se edilen ¡asados los diez
Malinterpretar el copyrigLt: una sucesion de errores
años. Incluso ¡ara las obras de referencia, cuya vida ulil ¡uede ser de
muchas decadas, el co¡yrighl de diez años deberia de baslar: las edi-
ciones aclualizadas se lanzan con regularidad y muchos leclores
com¡raran la ullima versión con co¡yrighl anles que co¡iar una ver-
sión de dominio ¡ublico con diez años de anligüedad.
Diez años lodavia ¡uede ser mas liem¡o del necesario, una vez
que las cosas se eslabilicen, ¡odremos ¡robar mayores reducciones
¡ara a|uslar el sislema. In una mesa redonda sobre co¡yrighl duran-
le una convención lileraria, en la que yo ¡ro¡use el ¡lazo de diez
años, un famoso escrilor de ficción que se senlaba |unlo a mi ¡roles-
ló vehemenlemenle, diciendo que cualquier cosa que sobre¡asara los
cinco años era inlolerable.
Iero no lenemos ¡or que a¡licar el mismo la¡so de liem¡o ¡ara
lodas las obras. Manlener la uniformidad exlrema de las ¡olilicas
de co¡yrighl no es crucial ¡ara el inleres ¡ublico y la legislación de
co¡yrighl ya incluye muchas exce¡ciones ¡ara medios y usos es¡e-
cificos. Seria eslu¡ido ¡agar ¡or cada ¡royeclo de aulo¡isla al ¡re-
cio de los ¡royeclos mas dificiles y en las regiones mas caras del
¡ais, es igualmenle eslu¡ido «¡agar» ¡or lodo li¡o de arle el ¡recio
mas allo, en lerminos de liberlad, que consideramos necesario ¡ara
un caso delerminado.
Asi, quizas las novelas, los diccionarios, los ¡rogramas informalicos,
las canciones, las sinfonias y las ¡eliculas deberian lener un co¡yrighl
con dislinlas duraciones, de modo que ¡odamos reducir la duración en
cada li¡o de obra a lo que sea necesario ¡ara que ese li¡o de obras se
¡ubliquen. Quiza las ¡eliculas con duración mayor de una hora ¡odri-
an lener un co¡yrighl de 20 años, debido a los cosles de ¡roducción. In
mi ¡ro¡io cam¡o, la ¡rogramación informalica, lres años deberian bas-
lar, dado que los ciclos de un ¡roduclo son incluso mas corlos.
Olra dimensión de la ¡olilica de co¡yrighl es la magnilud del uso
razonable: las formas legalmenle ¡ermilidas de re¡roducción de un
lraba|o, lolal o ¡arcialmenle, aun cuando esle esla ¡rolegido ¡or el
co¡yrighl. Il ¡rimer ¡aso nalural ¡ara reducir esle as¡eclo del co¡y-
righl es ¡ermilir la co¡ia ¡rivada sin animo de lucro, ocasional y en
¡equeña canlidad, ¡ara su dislribución enlre individuos singulares.
Islo eliminaria la inlrusión de la ¡olicia del co¡yrighl en la vida ¡ri-
vada de la genle, ¡ero ¡robablemenle lendria ¡oco efeclo en las ven-
las de las obras ¡ublicadas. (Iodria ser necesario lomar olras medidas
Sottwarc librc para una socicdad librc 118
119
legales ¡ara asegurar que las licencias de uso de «sobre cerrado» no sean
usadas ¡ara susliluir al co¡yrighl y reslringir esle li¡o de co¡ia). La
ex¡eriencia de Na¡sler mueslra que lambien deberiamos ¡ermilir al
¡ublico general la redislribución lexlual y no comercial ÷cuando lanla
genle quiere co¡iar y com¡arlir, y lo encuenlra lan ulil, sólo consegui-
ran delenerlos medidas draconianas, el ¡ublico liene derecho a oblener
lo que quiere.
Iara las novelas, y en general ¡ara las obras que se ulilizan como
enlrelenimienlo, la redislribución lexlual no comercial ¡odria ser una
liberlad suficienle ¡ara los leclores. Los ¡rogramas informalicos, al
ser usados ¡ara fines funcionales ÷¡ara lraba|ar÷, exigen liberlades
adicionales, incluyendo la liberlad de ¡ublicar una versión me|orada.
(Consulla la definición de «soflvare libre» en esle libro ¡ara una
ex¡licación de las liberlades que los usuarios de soflvare deberian de
lener). Sin embargo, en relación a eslas liberlades un com¡romiso
ace¡lable ¡odria ser que esluvieran dis¡onibles universalmenle uni-
camenle des¡ues de una relraso de dos o lres años con res¡eclo a la
¡ublicación del ¡rograma.
Cambios como eslos ¡odrian ada¡lar el co¡yrighl al deseo del
¡ublico de usar la lecnologia digilal ¡ara co¡iar. Sin duda los edilo-
res enconlraran eslas ¡ro¡ueslas «des¡ro¡orcionadas», ¡odrian
amenazar con recoger «sus fichas y largarse del |uego», ¡ero en rea-
lidad no lo haran, ¡orque el |uego seguira siendo renlable y sera el
unico |uego ¡osible.
Al igual que consideramos la reducción de la exlensión del co¡y-
righl, debemos asegurarnos de que sim¡lemenle las em¡resas
medialicas no lo reem¡lazaran con acuerdos de licencia ¡ara el usua-
rio final. Seria necesario ¡rohibir el uso de conlralos que a¡lican a la
co¡ia reslricciones que van mas alla que las reguladas ¡or el co¡y-
righl. Dichas limilaciones, que ¡ueden ser ¡rescrilas ¡or los conlra-
los no negociados del mercado de masas, son una ¡arle eslandar del
sislema legal de los IIUU.
Una nnta pcrsnna!
Soy ¡rogramador de soflvare, no un ex¡erlo en derecho. He llega-
do a inleresarme ¡or el co¡yrighl ¡orque no hay forma de evilarlo
Malinterpretar el copyrigLt: una sucesion de errores
en el mundo de las redes informalicas.
4
Como usuario de ordenado-
res y de redes desde hace lreinla años, valoro las liberlades que
hemos ¡erdido y las que ¡odriamos ¡erder. Como aulor, ¡uedo
rechazar la mislificación romanlica del aulor como creador semidi-
vino, frecuenlemenle esgrimida ¡or los edilores ¡ara |uslificar el
incremenlo en el alcance del co¡yrighl de los aulores, que los aulo-
res luego cederan a los edilores.
La mayor ¡arle de esle arliculo se refiere a hechos y razonamien-
los que ¡uedes com¡robar, ¡ro¡ueslas sobre las que le ¡uedes for-
mar lus ¡ro¡ias o¡iniones. Iero le ¡ido que ace¡les algo que sólo se
basa en mi ¡alabra: que los aulores como yo no lenemos derecho a
ningun ¡oder es¡ecial sobre li. Si deseas recom¡ensarme mas ¡or el
soflvare o los libros que he escrilo, ace¡lare agradecido un cheque,
¡ero ¡or favor no enlregues lu liberlad en mi nombre.
Sottwarc librc para una socicdad librc 120
4
Siendo Inlernel la mas grande de las redes informalicas mundiales.
DIßIRIA SIR UN AXIOMA QUI LA LITIRATURA CIINTIIICA exisle ¡ara divul-
gar el conocimienlo cienlifico, y que las revislas cienlificas exislen ¡ara
facililar esle ¡roceso. Ior consiguienle, las reglas de uso de la lileralu-
ra cienlifica deberian diseñarse ¡ara ayudar a conseguir esle ob|elivo.
Las reglas que lenemos ahora, conocidas como co¡yrighl, fueron
eslablecidas en la era de la im¡renla, un melodo inlrinsecamenle cen-
lralizado ¡ara la ¡roducción masiva de co¡ias. In el conlexlo de la
im¡renla, el co¡yrighl sobre los arliculos de revislas sólo reslringia a
los edilores, obligandoles a oblener un ¡ermiso ¡ara ¡ublicar un arli-
culo, y a los ¡osibles ¡lagiarios. Islo ayudó a que las revislas aclivaran
y divulgaran el conocimienlo sin inlerferir en el ¡rovechoso lraba|o de
los cienlificos o esludianles, ya sea como escrilores o como leclores de
arliculos. Islas reglas se adecuaban bien a dicho sislema.
La lecnologia moderna ¡ara las ¡ublicaciones cienlificas es, sin
embargo, Inlernel. ¿Que reglas asegurarian me|or la divulgación de los
arliculos cienlificos y del conocimienlo en la Red` Los arliculos debe-
rian de dislribuirse en formalos no ¡ro¡ielarios, de acceso abierlo ¡ara
lodos. Ylodos deberian de lener el derecho de re¡roducir los arliculos,
eslo es, de reedilarlos inlegramenle con su adecuada alribución.
121
13. Lu clenclu debe desechur eI
copµrlght
ª
A¡arecido originalmenle en hll¡://vvv.nalure.com en 1991 en su sección uc|
Dc|aics. Isla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una sccic!a! |i|rc, edilorial
Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN 84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
Sottwarc librc para una socicdad librc 122
Islas reglas deberian a¡licarse lanlo a los arliculos ¡asados como a
los fuluros, cuando se dislribuyen en formalo digilal. Iero no hay
ninguna necesidad crucial de cambiar el sislema de co¡yrighl aclual
a¡licado a la edición im¡resa de revislas, ¡orque el ¡roblema no afec-
la a ese dominio.
Ior desgracia, ¡arece que no lodo el mundo esla de acuerdo con
los axiomas que encabezan esle arliculo. Muchos edilores de revis-
las ¡arecen creer que el ¡ro¡ósilo de la lileralura cienlifica es ¡er-
milirles edilar revislas ¡ara cobrar suscri¡ciones de cienlificos y
esludianles. Isla forma de ¡ensar se conoce como «confundir los
medios con los fines».
Su ¡roceder ha consislido en reslringir el acceso a la leclura de
lileralura cienlifica, incluso a aquellos que ¡ueden ¡agar y que ¡aga-
ran ¡or ello. Usan la legislación de co¡yrighl, lodavia vigenle a ¡esar
de su inadecuación a las redes informalicas, como una excusa ¡ara
delener a los cienlificos en la selección de nuevas reglas de |uego.
In nombre de la coo¡eración cienlifica y del fuluro de la humani-
dad, debemos rechazar lal enfoque desde su raiz ÷no sólo los sisle-
mas reslriclivos que se han eslablecido, sino las ¡rioridades equivo-
cadas que los ins¡iraron.
Los edilores de revislas a veces argumenlan que el acceso cn |inc
requiere servidores caros de alla ca¡acidad y que deben cobrar lari-
fas de acceso ¡ara ¡agar eslos servidores. Isle «¡roblema» es una
consecuencia de su ¡ro¡ia «solución». Concede a lodo el mundo la
liberlad de auloedilar, y las bibliolecas en lodo el mundo monlaran
¡aginas de libre ¡ublicación ¡ara res¡onder a la demanda. Isla solu-
ción descenlralizada reducira las necesidades de ancho de banda de
la red y ¡roveera un acceso mas ra¡ido, a la vez que se ¡rolege la
documenlación academica conlra ¡erdidas accidenlales.
Los edilores lambien soslienen que ¡agar a los encargados de la
¡agina obliga a cobrar ¡or el acceso. Ace¡lemos la su¡osición de que
los encargados deben ser ¡agados, ¡ara esle via|e no se necesilan
alfor|as. Il cosle de la edición de un revisla normal esla enlre el uno
y el lres ¡or cienlo del cosle de financiar la invesligación ¡ara ¡rodu-
cirla. Un ¡orcenla|e lan ¡equeño dificilmenle ¡uede |uslificar que se
obslaculice el uso de los resullados.
In su lugar, el cosle de la edición ¡uede cubrirse, ¡or e|em¡lo,
cobrando a los aulores ¡or ¡ublicar en la ¡agina, y eslos ¡ueden lras-
¡asar eslos ¡agos a los ¡alrocinadores de su invesligación. A los
¡alrocinadores no les deberia de im¡orlar, dado que ya ¡agan ¡or la
¡ublicación de una forma mas molesla, a lraves de las larifas aslro-
nómicas que abonan ¡ara que la biblioleca universilaria se suscriba a
la revisla. Medianle el cambio de modelo económico ¡ara que los
¡alrocinadores de la invesligación cubran los cosles de la edición,
¡odemos eliminar la necesidad a¡arenle de reslringir el acceso. Il
aulor forluilo que no ¡erlenece a ninguna inslilución o em¡resa, y
que no liene ¡alrocinador, ¡odria eslar exenlo de eslos ¡agos, con los
coslos derivados a los aulores ¡alrocinados.
Olra |uslificación ¡ara las larifas de acceso a las ¡ublicaciones de
Inlernel es que ¡ueden financiar la reconversión de los archivos im¡re-
sos de una revisla a un formalo cn |inc. Isle lraba|o liene que hacerse,
¡ero deberiamos buscar formas allernalivas de financiarlo que no
su¡ongan obslruir el acceso a los resullados. Il lraba|o en si mismo no
sera mas dificil ni coslara mas. Digilalizar los archivos y malgaslar los
resullados ¡or reslringir su acceso es algo aulodeslruclivo.
La Conslilución de IIUU dice que el co¡yrighl exisle «¡ara ¡ro-
mover el ¡rogreso de la ciencia». Cuando el co¡yrighl im¡ide el ¡ro-
greso de la ciencia, la ciencia debe desechar el co¡yrighl.
123
La ciencia debe desecLar el copyrigLt
IL COIYLIIT IS UN MITODO IARA CONVIRTIR un ¡rograma en soflvare
libre y exigir que lodas las versiones del mismo, modificadas o
am¡liadas, lambien lo sean.
La forma mas sencilla de hacer que un ¡rograma sea libre es
¡onerlo en el dominio ¡ublico, sin derechos reservados. Islo ¡ermi-
le a la genle com¡arlir el ¡rograma y sus me|oras, si asi lo desean.
Iero asimismo ¡ermile, a quienes no crean en la coo¡eración, conver-
lir el ¡rograma en soflvare ¡ro¡ielario. Iueden hacer cambios,
muchos o ¡ocos, y dislribuir su resullado como un ¡roduclo ¡ro¡ie-
lario. Las ¡ersonas que reciben el ¡rograma con esas modificaciones
no gozan de la liberlad que les dio el aulor original, el inlermediario
les ha des¡o|ado de ella.
In el ¡royeclo GNU, nueslro ob|elivo es ¡ro¡orcionarle a lodos
los usuarios la liberlad ¡ara redislribuir y modificar el soflvare
GNU. Si los inlermediarios ¡udieran eliminar esa liberlad, nosolros
veriamos aumenlar nueslro numero de usuarios, ¡ero esos usuarios
no dis¡ondrian de liberlad. Asi que, en vez de ¡oner soflvare GNU
en el dominio ¡ublico, lo ¡rolegemos con co¡ylefl. De acuerdo con el
co¡ylefl, cualquiera que dislribuya soflvare, con o sin modificaciones,
125
14. ¿Que es eI copµIeft?
ª
Iscrilo originalmenle en 1996, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
debe lras¡asar con el la liberlad ¡ara co¡iarlo y modificarlo. Il co¡y-
lefl garanliza que cada usuario goce de esla liberlad.
Il co¡ylefl lambien incenliva a olros ¡rogramadores a inlroducir
me|oras en el soflvare libre. Irogramas im¡orlanles como el com¡i-
lador GNU ¡ara C++ exislen gracias a eslo.
Il co¡ylefl lambien ayuda al ¡rogramador o la ¡rogramadora que
deseen conlribuir a me|orar el soflvare libre, al olorgarles el ¡ermiso
¡ara hacerlo. Islos ¡rogramadores o ¡rogramadoras a menudo lraba-
|an ¡ara em¡resas o universidades que harian casi cualquier cosa ¡ara
oblener mas dinero. Un ¡rogramador o una ¡rogramadora ¡uede que-
rer a¡orlar sus modificaciones a la comunidad, ¡ero su em¡resa ¡refe-
rira converlirlas en un ¡roduclo de soflvare ¡ro¡ielario.
Cuando le ex¡liquemos a la em¡resa que es ilegal dislribuir la
versión me|orada a menos que sea en forma de soflvare libre, nor-
malmenle esla o¡lara ¡or dislribuirla como soflvare libre anles que
desecharla.
Iara a¡licar el co¡ylefl a un ¡rograma, ¡rimero reservamos los
derechos, luego añadimos los lerminos de dislribución, un inslru-
menlo legal que olorga a lodo el mundo el derecho a ulilizar, modi-
ficar y redislribuir el código del ¡rograma o cualquier ¡rograma
derivado del mismo, siem¡re que no se alleren los lerminos de dis-
lribución. De esla forma, el código y las liberlades se convierlen en
elemenlos legalmenle inse¡arables.
Los desarrolladores de soflvare ¡ro¡ielario usan el co¡yrighl
¡ara reslar liberlad a los usuarios, nosolros recurrimos a los derechos
reservados ¡ara garanlizarsela. Ior eso inverlimos el nombre, convir-
liendo los derechos reservados ÷co¡yrighl÷ en co¡ylefl.
Il co¡ylefl es un conce¡lo general. Hay muchas maneras de inler-
¡relarlo. In el ¡royeclo GNU, los lerminos de dislribución es¡ecificos
que ulilizamos eslan conlenidos en la Licencia Iublica General GNU
|General Iublic License GNUj (GNU GIL). La Licencia Iublica
General GNU es llamada muchas veces GNU-GIL ¡ara abreviar.
Ixisle una ¡agina de consulla |hll¡://vvv. gnu.org/licenses/g¡l-
faq.hlmlj sobre la GNU GIL. Tambien ¡uedes leer ¡or que la ISI
obliene la cesión de los derechos de co¡yrighl de aquellos que quieren
conlribuir con ella |hll¡://vvv.gnu.org/co¡ylefl/vhy-assign.hlmlj.
Sottwarc librc para una socicdad librc 126
127
Una forma allernaliva, la |Lesser General Iublic Licensej o Licencia
Iublica General Menor GNU (GNU LGIL), se a¡lica a algunas ÷que
no a lodas÷ las bibliolecas GNU. Isla licencia solia llamarse Library
GIL, ¡ero la rebaulizamos ¡orque el nombre anlerior invilaba al uso
indiscriminado de la misma. Iara mas delalles, de ¡or que esle cam-
bio era necesario, vease «Ior que no deberias ulilizar la Library GIL
en lu ¡róxima biblioleca».
La Licencia Iublica General Menor GNU sigue dis¡onible en HTML,
aunque ha sido reem¡lazada oficialmenle ¡or la licencia indicada.
La licencia a¡ro¡iada se incluye en muchos manuales y en cada
dislribución de código fuenle GNU.
La Licencia ¡ara documenlos libres |GNU Iree Documenlalion
Licensej (IDL) es una forma de co¡ylefl diseñada ¡ara manuales,
libros de lexlo u olros documenlos, que asegura a cualquiera la liber-
lad de co¡ia y de dislribución, con o sin modificaciones, ya sea de
forma comercial o no comercial.
La GIL GNU esla diseñada ¡ara que ¡uedas a¡licarla facilmenle
en lu ¡ro¡io ¡rograma siem¡re y cuando ¡oseas derechos sobre el.
No lienes que modificar la GIL GNU ¡ara hacerlo, basla con añadir
una nola en lu ¡rograma que haga referencia a ella.
Si quieres a¡licar el co¡ylefl a lu ¡rograma con GIL/GNU, lee las
inslrucciones al final del lexlo de la GIL |hll¡://vvv.gnu.org/ co¡y-
lefl/g¡l-hovlo.hlmlj. Ior favor, considera que debes ulilizar el lexlo
com¡lelo de la GIL. Is un con|unlo inlegro y las co¡ias ¡arciales no
eslan ¡ermilidas ÷de igual modo que con la LGIL.
Im¡lear los mismos lerminos de dislribución ¡ara muchos ¡ro-
gramas diferenles facilila la co¡ia del código enlre varios ¡rogramas.
Ya que lodos com¡arlen idenlicos lerminos de dislribución, no es
necesario ¡reocu¡arse ¡or si los lerminos son com¡alibles o no. La
LGIL ¡ermile ademas allerar los lerminos de dislribución de la GIL
ordinaria, de modo que ¡ueda co¡iarse el código denlro de olro ¡ro-
grama cubierlo ¡or la GIL.
Si deseas ¡oner un co¡ylefl en lu manual con la GNU-IDL, ¡or
favor sigue las inslrucciones al final del lexlo de esa licencia, y las ins-
lrucciones de la ¡agina GIDL |hll¡://vvv.gnu.org/co¡ylefl/fdl-
hovlo.hlmlj. Como en el caso de la GNU-GIL, debes usar la licencia
com¡lela, no eslan ¡ermilidas las co¡ias ¡arciales.
,Que es el copylelt:
TODA DICISIÓN QUI UNA IIRSONA TOMA enlronca con sus valores y ob|eli-
vos. La genle ¡ude lener ob|elivos y valores muy dislinlos: la fama, el
dinero, el amor, la su¡ervivencia, la diversión y la liberlad sólo son algu-
nos de los ob|elivos que una buena ¡ersona ¡uede lener. Cuando el ob|e-
livo lambien es ayudar a los olros y a uno mismo, lo llamamos idealismo.
Mi lraba|o con el soflvare libre esla molivado ¡or un ob|elivo
idealisla: difundir la liberlad y la coo¡eración. Quiero ¡romover la
difusión del soflvare libre, susliluyendo al soflvare ¡ro¡ielario que
¡rohibe la coo¡eración, ¡ara de esle modo me|orar nueslra sociedad.
Isa es la razón ¡rinci¡al ¡or la que la Licencia Iublica General de
GNU esle escrila lal y como lo esla ÷como co¡ylefl. Todo código
añadido a ¡rogramas ¡rolegidos ¡or la GIL debe ser soflvare libre,
incluso si se coloca en un archivo se¡arado. Hago que mi código esle
dis¡onible como soflvare libre y no como soflvare ¡ro¡ielario, ¡ara
animar a olra genle que escribe soflvare a que lambien lo haga.
Su¡ongo que como los desarrolladores de soflvare ¡ro¡ielario ulili-
zan el co¡yrighl ¡ara que no ¡odamos com¡arlir, los que coo¡era-
mos ¡odemos usar el co¡yrighl ¡ara dar a olros que coo¡eran una
venla|a ¡ro¡ia: la de usar nueslro código.
129
15. CopµIeft· ldeuIlsmo prugmótlco
ª
Iscrilo originalmenle en 1998, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
No lodos los que usan GNU GIL lienen esle ob|elivo. Hace muchos
años, a un amigo mio le ¡idieron que redislribuyera un ¡rograma
co¡ylefl en condiciones que no eran co¡ylefl, y res¡ondió mas o
menos asi: «A veces lraba|o con soflvare libre y olras con soflvare
¡ro¡ielario ¡ero cuando lraba|o con soflvare ¡ro¡ielario, es¡ero que
me ¡aguen».
Queria com¡arlir su lraba|o con una comunidad que com¡arliera
soflvare, ¡ero no veia ninguna razón ¡ara hacer una donación a un
negocio que fabrica ¡roduclos fuera del alcance de nueslra comuni-
dad. Su ob|elivo era diferenle del mio, ¡ero decidió que la GNU GIL
lambien era ulil ¡ara su ob|elivo.
Si quieres lograr algo en esle mundo, el idealismo no es suficien-
le ÷necesilas escoger un melodo que funcione ¡ara conseguir lu
ob|elivo. In olras ¡alabras, necesilas ser «¡ragmalico». ¿Is ¡ragma-
lica la GIL` Ichemos un vislazo a sus resullados.
Consideremos GNU C++. ¿Ior que lenemos un com¡ilador libre
C++` Sólo ¡orque la GNU GILdicla que liene que ser libre. GNU C++
fue desarrollado ¡or un consorcio induslrial, MCC, a ¡arlir del com-
¡ilador GNU C. Normalmenle la MCC hace su lraba|o lodo lo ¡ro-
¡ielario que ¡uede. Iero hicieron el fronlal C++ con soflvare libre
¡orque la GNU GIL diclaba que era el unico modo en que ¡odian
¡ublicarlo. Il fronlal C++ incluia muchos archivos nuevos, ¡ero dado
que su¡ueslamenle lenian que eslar relacionados con GCC, la GIL
enca|aba en ellos. Il beneficio ¡ara nueslra comunidad fue evidenle.
Consideremos GNU Ob|eclive C. Inicialmenle NeXT
1
quiso hacer
¡ro¡ielario esle fronlal, ¡ro¡usieron que se lanzara como un archivo
«.o», y de|ar que los usuarios lo enlazaran con el reslo de GCC, ¡ensan-
do que esla seria una a¡roximación a las exigencias de la GIL, ¡ero
nueslro abogado di|o que eslo no salvaba los requerimienlos legales,
que no eslaba ¡ermilido. Ior eso hicieron libre el fronlal Ob|eclive C.
Islos casos ocurrieron hace años, ¡ero la GNU GIL sigue ¡ro¡or-
cionandonos soflvare libre.
Muchas bibliolecas de GNU eslan ¡rolegidas ¡or la Licencia
¡ublica general ¡ara bibliolecas, ¡ero no lodas. Una biblioleca de
Sottwarc librc para una socicdad librc 130
1
Un sislema o¡eralivo creado ¡or Sleve }obs, finalmenle com¡rado ¡or A¡¡le.
131
GNU ¡rolegida ¡or la licencia GIL normal es Readline, que im¡le-
menla la edición de lineas de comandos. Una vez enconlre un ¡rograma
no libre que eslaba diseñado ¡ara usar Readline, y le di|e al desarro-
llador que eslo no eslaba ¡ermilido. Iodria haber eliminado del ¡ro-
grama la edición de lineas de comandos, ¡ero lo que hizo en realidad
fue redislribuirlo ba|o GIL. Ahora es soflvare libre.
Los ¡rogramadores que escriben me|oras ¡ara GCC ÷o Imacs, o
ßASH, o Linux, o cualquier ¡rograma ¡rolegido ¡or la GIL÷ fre-
cuenlemenle son em¡leados de em¡resas o universidades. Cuando el
¡rogramador quiere devolver sus me|oras a la comunidad y mueslra
su código en la siguienle ¡ublicación, el |efe le dira:
Is¡era un momenlo. ¡Tu código nos ¡erlenece! No queremos com¡arlir-
lo, hemos decidido converlir lu versión me|orada en un ¡roduclo de sofl-
vare ¡ro¡ielario.
Aqui la GNU GIL acude a nueslro rescale. Il ¡rogramador enseña al
|efe que esle ¡roduclo de soflvare ¡ro¡ielario infringiria el co¡yrighl
y el |efe se da cuenla de que sólo liene dos o¡ciones: ¡ublicar el nuevo
código como soflvare libre o no ¡ublicarlo en absolulo. Casi siem¡re
¡ermile que el ¡rogramador haga lo que ¡relendia desde el ¡rinci¡io
y el código ira incluido en el siguienle lanzamienlo.
La GNU GIL no es una hermanila de la caridad. Im¡ide algunas
cosas que la genle a veces quiere hacer. Hay usuarios que dicen que
eslo es un mal asunlo ÷que la GIL «excluye» a algunos creadores de
soflvare ¡ro¡ielario que «es necesario inlroducir en la comunidad
del soflvare libre».
Iero nosolros no los excluimos de nueslra comunidad, ellos eligen
no enlrar. Su decisión de hacer soflvare ¡ro¡ielario es una decisión que
les manliene fuera de nueslra comunidad. Islar en nueslra comunidad
significa unirse a nosolros ¡or medio de la coo¡eración, no ¡odemos
«inlroducirlos en nueslra comunidad» si ellos no quieren unirse.
Lo que ¡odemos hacer es ofrecerles un alicienle ¡ara unirse. La
GNU GIL esla diseñada ¡ara hacer de nueslro soflvare dis¡onible
un alicienle: «si lu haces libre lu soflvare, ¡uedes usar esle código».
Ior su¡ueslo, no le ganas a lodos, ¡ero a veces le ganas a algunos.
Copylelt: idealismo pragmatico
Il desarrollo de soflvare ¡ro¡ielario no ayuda a nueslra comunidad,
¡ero a menudo sus creadores quieren donaciones de nueslra ¡arle.
Los usuarios de soflvare libre ¡ueden ¡ro¡orcionar auloeslima ÷
reconocimienlo y gralilud÷ a los creadores de soflvare libre, ¡ero
lambien ¡uede ser muy lenlador cuando una em¡resa le dice:
¡Tu sólo de|a que melamos lu ¡aquele en nueslro ¡rograma ¡ro¡ielario y
lu ¡rograma sera usado ¡or muchos miles de ¡ersonas!
La lenlación ¡ude ser fuerle, ¡ero a largo ¡lazo lodos eslaremos en
me|or siluación si nos resislimos a ella. La lenlación y la ¡resión
resullan dificiles de reconocer si llegan de forma indirecla, a lraves de
organizaciones de soflvare libre que han ado¡lado una ¡olilica de
¡rovisión de soflvare ¡ro¡ielario. Il Consorcio de X ÷y su sucesor,
el O¡en Grou¡÷ ofrece un e|em¡lo: financiados ¡or com¡añias que
¡roducian soflvare ¡ro¡ielario, se han afanado, duranle una decada,
en ¡ersuadir a los ¡rogramadores de que no usen co¡ylefl. Ahora
que el O¡en Grou¡ ha hecho de X11R6.4 soflvare no libre, los que
resislimos a esa ¡resión eslamos encanlados de haber aguanlado.
2
In
lerminos ¡raclicos, ¡ensar en ob|elivos a largo ¡lazo reforzara lu
volunlad de resislir a esla ¡resión. Si ¡iensas en la liberlad y en la
comunidad que ¡uedes conslruir ¡ermaneciendo firme, enconlraras
la fuerza ¡ara hacerlo. «Resisle ¡or algo o caeras ¡or nada».
Y si los cinicos ridiculizan la liberlad, si ridiculizan a la comuni-
dad. si los «im¡lacables realislas» dicen que las ganancias son el
unico ideal. sim¡lemenle ignóralos y sigue usando el co¡ylefl.
Sottwarc librc para una socicdad librc 132
2
In se¡liembre de 1998, varios meses des¡ues de que X11R6.4 fuera ¡ublicado en con-
diciones de dislribución no libre, el O¡en Grou¡ lraslocó su decisión y lo relanzó ba|o
la misma licencia de soflvare libre no co¡ylefl que se usó ¡ara X11R6.3. Damos las gra-
cias al O¡en Grou¡, ¡ero esle lraslocamienlo ¡oslerior no invalida las conclusiones que
eslablecimos a ¡arlir del hecho de que fuera ¡osible añadir las reslricciones.
IOSIßLIMINTI ISTIIS IAMILIARIZADOS CON MI TRAßA}O sobre el soflvare
libre. Isla charla no lrala sobre ese lraba|o. Isla charla lrala sobre una
forma de abuso legal ¡ara hacer del desarrollo informalico una acli-
vidad ¡eligrosa. Islo es, mas o menos, lo que ¡asa cuando una ley de
¡alenles se a¡lica al cam¡o del soflvare.
No lrala del hecho de ¡alenlar el soflvare. Isla es una forma muy
mala, una forma muy engañosa de describir la cueslión, ¡orque el
¡roblema no esla en ¡alenlar ¡rogramas individuales. Si asi fuera, no
habria ninguna diferencia, seria algo basicamenle inocuo. In lugar
de eso, esla charla lrala sobre el hecho de ¡alenlar ideas. Toda ¡alen-
le ¡rolege alguna idea. Las ¡alenles de soflvare son ¡alenles que
¡rolegen ideas que lienen que ver con el soflvare, ideas que ¡odrian
usarse ¡ara desarrollar soflvare. Iso es lo que las convierle en ¡eli-
grosos obslaculos ¡ara cualquier desarrollo de soflvare.
Quiza hayais oido a la genle ulilizar un lermino engañoso, «¡ro-
¡iedad inleleclual». Isle lermino, como vereis, esla sesgado: asume
que, digas lo que digas, la forma de considerar el soflvare esla en rela-
ción a algun li¡o de ¡ro¡iedad, cuando esla forma en realidad es una
enlre muchas olras allernalivas. Isle lermino, «¡ro¡iedad inleleclual»,
133
16. LI peIlgro de Ius putentes deI softuure
ª
Isla conferencia luvo lugar en la Universidad de Cambridge, Londres, el 25 de
marzo de 2002, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una sccic!a! |i|rc, edilo-
rial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN 84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
¡re|uzga la cueslión mas basica en cualquiera de las areas que consi-
dereis. No conlribuye a des¡e|ar y abrir la menle.
Ixisle un ¡roblema adicional con el lermino, que no liene nada
que ver con el desarrollo de la o¡inión que lenga cada uno, y es que
im¡ide la com¡rensión de los hechos. Il lermino «¡ro¡iedad inlelec-
lual» vale ¡ara lodo, mezcla as¡eclos com¡lelamenle dis¡ares de la
ley, como ¡uedan ser el co¡yrighl y las ¡alenles, que son com¡lela-
menle dislinlos. Cada delalle es singular. Tambien mezcla la cueslión
de las marcas, que lodavia im¡lica mas diferencia y olras cosas que
se encuenlran con menos frecuencia. Ninguna de ellas liene nada en
comun con cualquiera de las olras. Hislóricamenle sus origenes eslan
com¡lelamenle se¡arados, las leyes se diseñaron de forma inde¡en-
dienle, cubrian diferenles aclividades y as¡eclos de la vida. Las
medidas ¡olilicas que crearon eslan com¡lelamenle desconecladas,
de modo que si inlenlais ¡ensar en ellas confundiendolas, lendreis la
garanlia de llegar a conclusiones dis¡araladas. Lileralmenle no
¡odeis lener una o¡inión sensala ni inleligenle sobre la «¡ro¡iedad
inleleclual». Ior lo lanlo, si quereis ¡ensar con claridad, no mezcleis
eslas cuesliones. Iensad sobre el co¡yrighl y luego ¡ensad sobre las
¡alenles. A¡rended acerca de la legislación de co¡yrighl y de forma
se¡arada a¡rended acerca de la legislación de ¡alenles.
Ior cilar algunas de las diferencias mas grandes enlre el co¡yrighl
y las ¡alenles:
Il co¡yrighl regula las condiciones de ex¡resión de una obra,
no ¡rolege ninguna idea. Las ¡alenles sólo ¡rolegen las ideas y el
uso de las ideas.
Il co¡yrighl se a¡lica aulomalicamenle. Las ¡alenles son ¡ubli-
cadas ¡or una oficina de ¡alenles como res¡uesla a una solicilud.
Las ¡alenles cueslan mucho dinero. Cueslan mas ¡or lo que se
¡aga a los abogados ¡ara que realicen la solicilud, que ¡or lo que
realmenle cuesla su a¡licación. Normalmenle la solicilud larda
algunos años en ser esludiada, aun cuando las oficinas de ¡alen-
les realizan un lraba|o de esludio exlremadamenle ¡recario.
Il co¡yrighl dura un liem¡o exlremadamenle largo. In algu-
nos casos ¡uede durar hasla 150 años. Las ¡alenles duran 20 años,
lo cual es suficienle como ¡ara que sobrevivas a su caducidad, ¡ero
Sottwarc librc para una socicdad librc 134
135
lodavia es baslanle liem¡o con res¡eclo a la escala de un cam¡o
como el soflvare. Iensemos en relación a hace 20 años, cuando el IC
era algo novedoso. Imaginad que esluvieramos limilados a desarro-
llar soflvare ulilizando unicamenle las ideas conocidas en 1982.
Il co¡yrighl sólo ¡rolege la co¡ia. Si escribes una novela que
resulla ser igual, ¡alabra ¡or ¡alabra, a «Lo que el vienlo se llevó»
y ¡uedes ¡robar que nunca has vislo «Lo que el vienlo se llevó»,
baslaria como defensa conlra cualquier acusación de haber infrin-
gido el co¡yrighl.
La ¡alenle es un mono¡olio absolulo sobre el uso de una idea.
Incluso si ¡udieras ¡robar que la idea es luya, seria com¡lelamen-
le irrelevanle si la idea ha sido ¡alenlada ¡or olro.
Is¡ero que os olvideis del co¡yrighl en lo que queda de ex¡osición,
¡orque esla ex¡osición lrala sobre ¡alenles y nunca se deben mezclar
las ¡alenles y el co¡yrighl si se quiere com¡render claramenle eslos
dos asunlos.
Imaginad que ¡asaria si al esludiar quimica ¡raclica ÷o cocina÷
confundierais el agua con el elanol.
Cuando escuchas a la genle describir el sislema de ¡alenles, nor-
malmenle lo hacen desde el ¡unlo de visla de alguien que es¡era
conseguir una ¡alenle ÷cómo seria ¡ara li conseguir una ¡alenle,
como seria andar ¡or la calle con una ¡alenle en lu bolsillo, ¡ara
¡oder sacarla cada dos ¡or lres, moslrarsela a alguien y decir
«¡dame lu ¡asla!».
Hay un molivo ¡ara esle ¡re|uicio: la mayoria de la genle que habla
del sislema de ¡alenles ha a¡oslado ¡or el, y ¡or lo lanlo quiere sedu-
ciros. Hay olro molivo: el sislema de ¡alenles se ¡arece mucho a la lole-
ria, sólo una fracción muy ¡equeña de las ¡alenles re¡orla realmenle
algun beneficio a aquellos que las ¡oseen. De hecho, Tnc |ccncnisi com-
¡aró una vez esle sislema con una «loleria que consume liem¡o». Si has
vislo anuncios de loleria, siem¡re le incilan a ¡ensar que vas a ganar.
No le incilan a ¡ensar que vas a ¡erder, aunque ¡erder es mucho mas
¡robable. Con la ¡ro¡aganda del sislema de ¡alenles ¡asa lo mismo:
siem¡re le incilan a ¡ensar que vas a ganar.
Iara com¡ensar esle ¡re|uicio, voy a describir el sislema de ¡alen-
les desde el ¡unlo de visla de sus viclimas ÷eslo es, desde el ¡unlo
El peligro de las patentes del soltware
de visla de alguien que quiere desarrollar soflvare ¡ero esla obligado
a un force|eo con un sislema de ¡alenles informalicas que ¡uede lle-
varle a ser demandado.
Ior lo lanlo, ¿que es lo ¡rimero que ¡uedes hacer des¡ues de
haber lenido una idea sobre el li¡o de ¡rograma que quieres escribir`
Iara lralar con el sislema de ¡alenles, lo ¡rimero que ¡odrias
inlenlar es descubrir que ¡alenles ¡ueden cubrir el ¡rograma que
quieres escribir. Islo es, sin embargo, im¡osible.
La razón se encuenlra en que algunas de las soliciludes de ¡alen-
les en lramile son secrelas. Iasado cierlo liem¡o, 18 meses, ¡odran
¡ublicarse. Sin embargo, 18 meses son liem¡o suficienle ¡ara que
escribas el ¡rograma, e incluso ¡ara lanzarlo sin saber que exisle una
¡alenle y que vas a ser demandado.
No es un asunlo sim¡lemenle academico. In 1984 se escribió el
¡rograma Com¡ress, un ¡rograma ¡ara la com¡resión de dalos. In
esa fecha, no habia una ¡alenle ¡ara el algorilmo LZW de com¡re-
sión que usaba. Mas larde, en 1985, en IIUU se ¡ublicó una ¡alenle
sobre esle algorilmo y duranle los años siguienles los que dislribuian
el ¡rograma Com¡ress em¡ezaron a recibir amenazas.
No habia forma de que el aulor de Com¡ress se hubiera dado
cuenla de que ¡odia ser demandado. Todo lo que hizo fue usar una
idea que enconlró en una revisla, como siem¡re habian hecho los
¡rogramadores. No se habia dado cuenla de que ya no se ¡odian usar
de forma segura las ideas que enconlrabas en una revisla.
Olvidemos ese ¡roblema. Las ¡alenles en curso son ¡ublicadas
¡or la oficina de ¡alenles, de modo que ¡uedes enconlrar la lisla
com¡lela y ver que diclan exaclamenle.
Ior su¡ueslo, en realidad no ¡odrias leer loda la lisla, ya que hay
demasiadas ¡alenles. In IIUU hay cienlos de miles de ¡alenles de
soflvare. No hay forma de que ¡uedas seguirles la ¡isla de lodo lo que
conlienen. Tendrias que inlenlar la busqueda de las mas im¡orlanles.
Algunos dicen que eso deberia ser facil en la moderna era del
ordenador. Iodrias buscar a ¡arlir de ¡alabras clave, ¡ero eso sólo
funciona hasla cierlo ¡unlo. Inconlraras algunas ¡alenles en esle
cam¡o, ¡ero ¡robablemenle no enconlraras lodas.
Sottwarc librc para una socicdad librc 136
137
Ior e|em¡lo, exisle una ¡alenle de soflvare ÷que quiza ya haya
ex¡irado÷ sobre el calculo en orden nalural ¡ara ho|as de calculo.
ßasicamenle, eslo quiere decir que cuando ¡roduces una celda
de¡endienle de olra celda, lodo se vuelve a calcular en función de
aquello de lo que de¡ende, de modo que des¡ues de una o¡eración
de calculo lodo queda aclualizado. Las ¡rimeras ho|as de calculo
hacian sus o¡eraciones de arriba a aba|o, luego si hacias que una
celda de¡endiera de olra que eslaba aba|o, y re¡elias esle ¡aso, lenias
que recalcular lodo varias veces ¡ara que los nuevos valores se exlen-
dieran hacia arriba. (Tenias que dis¡oner de elemenlos ¡ara que
de¡endieran de las celdas su¡eriores).
Inlonces alguien cayó en la cuenla, ¿¡or que no realizo las o¡e-
raciones de calculo de modo que cada elemenlo se calcule en fun-
ción del elemenlo del que de¡ende` Isle algorilmo se llama clasifi-
cación lo¡ológica. La ¡rimera referencia que enconlre es de 1963. La
¡alenle cubria varias docenas de maneras de im¡lemenlar la clasi-
ficación lo¡ológica.
Sin embargo, no conseguirias enconlrar esla ¡alenle con la bus-
queda «ho|as de calculo». No la conseguirias enconlrar con la bus-
queda «orden nalural» ni con la busqueda «modelo lo¡ológico». No
incluia ninguno de esos lerminos. De hecho, eslaba descrila como un
melodo ¡ara «reco¡ilar fórmulas en código maquina». Cuando la vi
¡or ¡rimera vez, ¡ense que era una ¡alenle equivocada.
Su¡ongamos que lienes una lisla de ¡alenles y que quieres ver
que es lo que no se le ¡ermile. Cuando inlenlas esludiar eslas ¡alen-
les, descubres que son muy dificiles de enlender, dado que eslan
escrilas en un relorcido lengua|e legal cuyo significado es muy dificil
de com¡render. Lo que dicen las oficinas de ¡alenles a menudo no
significa lo que ¡arece que dicen.
In un esludio del gobierno auslraliano sobre el sislema de ¡alenles
en la decada de 1980, se concluia que, a¡arle de la ¡resión inlernacio-
nal, no habia molivos ¡ara lener un sislema de ¡alenles ÷ya que no
¡roducia nada bueno ¡ara el ¡ublico÷ y recomendaba su abolición a
¡esar de la ¡resión inlernacional. Una de las cosas que cilaban era que
los ingenieros no inlenlan leer las ¡alenles ¡ara a¡render, ¡orque
resulla muy dificil enlenderlas. Cilaban a un ingeniero que decia: «No
¡uedo reconocer mis ¡ro¡ios invenlos en las ¡alenles».
El peligro de las patentes del soltware
No se lrala de un asunlo meramenle leórico. Hacia 1990, un ¡rogra-
mador llamado Iaul Heckel demandó a A¡¡le, alegando que
Hy¡ercard infringia dos de sus ¡alenles. Cuando vio Hy¡ercard ¡or
¡rimera vez, no ¡ensó que luviera nada que ver con sus ¡alenles, con
sus «invenciones». No se ¡arecia. Cuando su abogado le di|o que se
¡odia inler¡relar que las ¡alenles se a¡licaban a una ¡arle de
Hy¡ercard, decidió alacar a A¡¡le. Cuando di una charla sobre eslo
en Slanford, el eslaba enlre el ¡ublico. Di|o, «eso no es verdad, ¡sim-
¡lemenle yo no enlendia el alcance de la ¡rolección!». Yo conlesle,
«si, eso es lo que yo eslaba diciendo».
Asi que, en realidad, lendrias que dedicar mucho liem¡o a hablar
con abogados ¡ara hacerle una idea de lo que eslas ¡alenles le ¡ro-
hiben hacer. Al final diran algo como eslo: «Si haces algo aqui, segu-
ro que ¡ierdes, si haces algo aqui ÷Slallman geslicula, señalando
una am¡lia area÷ hay una ¡osibilidad considerable de que ¡ierdas,
y si de verdad quieres eslar a salvo, quedale fuera de esla area ÷
vuelve a geslicular, señalando una area lodavia mas am¡lia. Y, ¡or
cierlo, hay una considerable ¡osibilidad de que como resullado se de
curso a una demanda».
Ahora que hemos definido un escenario ¡revisible ¡ara hacer
negocios, ¿que vas a hacer` ßien, hay lres ¡osibilidades que ¡odrias
¡robar, cualquiera de las cuales es a¡licable en algunos casos.
Ivilar la ¡alenle
Oblener la licencia de la ¡alenle
Revocar la ¡alenle en un |uicio
Iermilidme que describa eslas lres ¡osibilidades y que las hace via-
bles o inviables.
Evitar !a patcntc
«Ivilar la ¡alenle» ÷lo que significa no ulilizar la idea que cubre la
¡alenle. Islo ¡uede ser facil o dificil, de¡endiendo de que idea se lrale.
Sottwarc librc para una socicdad librc 138
139
In algunos casos, se ¡alenla una ¡reslación. De esle modo, la ¡alenle
se evila no im¡lemenlando esa ¡reslación. Ior lo lanlo sólo cuenla lo
im¡orlanle que sea esa ¡reslación. In algunos casos, ¡uedes ¡rescin-
dir de ella. Hace algun liem¡o, los usuarios del ¡rocesador de lexlos
XyWrile vieron reba|adas sus as¡iraciones. Isa degradación eliminó
una ¡reslación que le ¡ermilia ¡redefinir abrevialuras. Is decir, cuan-
do escribias una abrevialura seguida de un signo de ¡unluación, se
reem¡lazaba inmedialamenle con alguna ¡rolongación de la abrevia-
lura. Asi, ¡odias definir la abrevialura ¡ara alguna frase larga, escri-
birla y enlonces la frase a¡arecia en lu documenlo. |Los desarrollado-
resj me escribieron acerca de eslo, ¡orque sabian que el edilor de
Imacs lenia una ¡reslación similar. De hecho, la lenia desde la deca-
da de 1970. Isle asunlo era inleresanle ¡orque demoslraba que habia
lenido ¡or lo menos una idea ¡alenlable en mi vida. ¡Se que era
¡alenlable ¡orque olro la ¡alenló des¡ues!
In realidad lomaron en cuenla las lres ¡osibilidades. Irimero
inlenlaron negociar con el dueño de la ¡alenle y resulló que no nego-
ciaba de buena fe. Des¡ues ¡ensaron si ¡odrian lener alguna o¡orlu-
nidad de invalidar la ¡alenle. Lo que decidieron finalmenle fue eli-
minar esa ¡reslación del ¡rograma.
Iuedes ¡rescindir de ella. Si el ¡rocesador de lexlo sólo carece
de esla ¡reslación, quiza la genle lodavia lo use. Iero segun
em¡iecen a caer varias ¡reslaciones, finalmenle le enconlraras con
un ¡rograma que la genle ¡iensa que no es muy bueno y lendera
a rechazarlo.
In esle caso se lrala de una ¡alenle baslanle limilada sobre una
¡reslación muy es¡ecifica. Iero, ¿que se ¡uede hacer en relación a la
¡alenle de la ßrilish Telecom sobre navegación ¡or hi¡ervinculos ¡or
medio del acceso lelefónico` Hoy en dia, la navegación ¡or hi¡ervin-
culos es absolulamenle esencial ¡ara la mayor ¡arle de los usos de los
ordenadores. Il acceso lelefónico lambien es esencial. ¿Cómo le las
arreglas sin esla ¡reslación` La cual, ¡or cierlo, ni siquiera es una
¡reslación ÷realmenle es la combinación de dos ¡reslaciones yuxla-
¡ueslas de forma arbilraria. Is como lener una ¡alenle sobre un sofa
y un lelevisor que eslan en la misma habilación.
A veces la idea ¡alenlada sera lan am¡lia y basica que ¡raclica-
menle abarca lodo un cam¡o, ¡or e|em¡lo, la idea de clave de uso
¡ublico, que fue ¡alenlada en IIUU. La ¡alenle caducó en 1997.
El peligro de las patentes del soltware
Hasla enlonces, coarló en gran medida el uso de la clave de uso ¡ublico
en IIUU. Gran canlidad de ¡rogramas que la genle em¡ezó a desarro-
llar fueron a¡laslados ÷nunca esluvieron de verdad dis¡onibles ¡or
las amenazas de los dueños de las ¡alenles. Iosleriormenle, se consi-
guió ¡ublicar un ¡rograma, el IGI, que inicialmenle se lanzó como
soflvare libre. Al ¡arecer, cuando los dueños de las ¡alenles eslaban
a ¡unlo de alacar, se dieron cuenla de que ¡odria hacerles muy mala
¡ublicidad. Asi que im¡usieron reslricciones, haciendo que sólo
fuera ¡ara uso no comercial, lo que significaba que no ¡odria hacer-
se muy ¡o¡ular. De esle modo limilaron el uso de la clave de uso
¡ublico ¡or una decada o mas. No habia olras vias allernalivas a esa
¡alenle. No habia nada que ¡udieras hacer y fuera com¡arable a la
clave de uso ¡ublico.
A veces se ¡alenla un delerminado algorilmo. Ior e|em¡lo, exisle
una ¡alenle sobre una versión me|orada de Iasl Iourier Transform
(IIT). Iunciona mas o menos dos veces mas ra¡ido. Iuedes evilarlo
usando un IIT normal en lu ¡rograma. Isla ¡arle del ¡rograma
larda el doble. Quizas eso no im¡orle, quizas re¡resenle una ¡eque-
ña ¡arle del liem¡o de carga del ¡rograma. Quizas si es dos veces
mas lenlo, ni siquiera le des cuenla. O quizas lu ¡rograma no funcio-
ne en absolulo dado que le llevara el doble de liem¡o hacer su lraba-
|o. Los efeclos difieren.
In algunos casos, ¡uedes enconlrar un algorilmo me|or. Islo
¡odria ser bueno o no. Como en el ¡royeclo GNU no ¡odiamos usar
Com¡ress, em¡ezamos a buscar un algorilmo allernalivo ¡ara la
com¡resión de dalos. Alguien nos escribió diciendo que lenia uno,
habia escrilo un ¡rograma y queria ofrecernoslo. Ibamos a sacarlo.
Ior casualidad, coincidió que lei un e|em¡lar del Ncu Ycrk Tincs. (No
leia un e|em¡lar del Tincs mas que una vez cada ¡ocos meses.) Asi
que le eche un vislazo y decia que alguien habia recibido una ¡alen-
le ¡or «invenlar un nuevo melodo de com¡resión de dalos». Su¡use
que seria me|or revisar esa ¡alenle. Consegui una co¡ia y resulló que
cubria el ¡rograma que ibamos a lanzar en una semana. Ise ¡rogra-
ma murió anles de nacer.
Mas larde enconlramos olro algorilmo que no eslaba ¡alenlado.
Isle llegó a ser el ¡rograma gzi¡, que ahora es de hecho el eslandar
¡ara la com¡resión de dalos. Como algorilmo ¡ara usar en un ¡ro-
grama de com¡resión de dalos, eslaba bien. Cualquiera que quisiera
hacer com¡resión de dalos ¡odria usar gzi¡ en lugar de Com¡ress.
Sottwarc librc para una socicdad librc 140
141
La misma ¡alenle de com¡resión basada en el algorilmo de LZW
lambien fue usada en formalos de imagen como GII. Iero en esle
caso, dado que el lraba|o que la genle queria hacer no era sim¡lemen-
le com¡rimir dalos sino conslruir una imagen que ¡udieran aclivar
con su soflvare, resulló muy dificil comenzar a usar un algorilmo
diferenle. ¡No hemos sido ca¡aces de hacerlo en diez años! Si, la
genle usaba el algorilmo de gzi¡ ¡ara definir olro formalo de imagen
una vez que em¡ezaron a ser amenazados con demandas ¡or usar
archivos GII. Cuando em¡ezamos a decirle a la genle que de|ara de
usar archivos GII, que se cambiara, la genle decia «no ¡odemos cam-
biarnos, los navegadores lodavia no admilen el nuevo formalo». Los
desarrolladores de navegadores decian «eslo no nos agobia, des¡ues
de lodo, nadie esla usando esle nuevo formalo de archivo».
In efeclo, exislia mucha inercia en la sociedad en el uso del for-
malo GII, no fuimos ca¡aces de que la genle se cambiara. In esencia,
el uso que hace la comunidad del formalo GII lodavia a¡remia a los
silios veb a usar ese formalo, con el resullado de que son vulnerables
a eslas amenazas.
De hecho, la siluación es lodavia mas exlraña. In realidad hay dos
¡alenles que cubren el algorilmo de com¡resión de LZW. La oficina
de ¡alenles ni siquiera ¡odia decir que eslaban ¡ublicando dos
¡alenles sobre la misma cosa, no ¡odian seguir el raslro. Hay un
molivo ¡ara eslo: hace falla dedicación al esludio de eslas dos ¡alen-
les ¡ara darle cuenla de que realmenle ¡rolegen la misma cosa.
Si fueran ¡alenles sobre ¡rocesos quimicos, seria mucho mas facil.
Iodrias com¡robar que suslancias se eslan usando, que enlradas y
salidas hay, que acciones fisicas se eslan lomando. Sin im¡orlar cómo
esluvieran descrilas, com¡robarias que son y com¡robarias que son
¡arecidas. Si algo es ¡uramenle malemalico, exislen muchas maneras
muy diferenles de describirlo. A ¡rimera visla no ¡arecen similares.
Tienes que com¡renderlos de verdad ¡ara com¡robar que realmenle
eslan hablando de la misma cosa. La oficina de ¡alenles no liene
liem¡o. Hace unos ¡ocos años, la oficina de ¡alenles de los IIUU
eslaba em¡leando una media de 17 horas ¡or ¡alenle. Islo no es
mucho liem¡o ¡ara ¡ensar en ellas con cuidado, asi que ¡or su¡ues-
lo comenlen errores como esle. De hecho, os he hablado de un ¡ro-
grama que murió anles de nacer. Ise algorilmo lambien dis¡onia de
dos ¡alenles en IIUU, ¡or lo que ¡arece, no es algo lan raro.
El peligro de las patentes del soltware
Ivilar las ¡alenles ¡uede ser facil, o ¡uede ser im¡osible. Iodria ser
facil y hacer inulil vueslro ¡rograma ÷segun la siluación.
Aqui llegamos a olro ¡unlo que se deberia mencionar. A veces
una em¡resa o consorcio ¡uede hacer que un formalo o un ¡roloco-
lo sea !c jacic el eslandar. Ior lo lanlo, si se ¡alenla ese formalo o ¡ro-
locolo es un aulenlico desaslre. Incluso, exislen eslandares oficiales
que eslan reslringidos ¡or ¡alenles. Se ¡rodu|o un gran alborolo
¡olilico en se¡liembre de 2001 cuando el consorcio de la World Wide
Web ¡ro¡uso que se em¡ezaran a ado¡lar eslandares ¡rolegidos ¡or
¡alenles. La comunidad ¡rolesló, y luvieron que desdecirse. Volvieron
a insislir en que cualquier ¡alenle deberia ser im¡lemenlada libre-
menle ¡or cualquiera y en que los eslandares lenian que ser libres
¡ara que cualquiera los im¡lemenlara. Is una vicloria inleresanle.
Iienso que esla fue la ¡rimera vez que una organización de eslanda-
res ha lomado esla decisión. Is normal que las organizaciones de
eslandares deseen añadir algo reslringido ¡or las ¡alenles a un eslan-
dar, ¡ara que a la genle no se le ¡ermila im¡lemenlarlo libremenle.
Tenemos que acudir a olras organizaciones de eslandares y reclamar-
les que cambien sus reglas.
Obtcncr !a !iccncia dc !a patcntc
La segunda ¡osibilidad consisle en conseguir una licencia ¡ara la
¡alenle, en lugar de evilar la ¡alenle. Isla no es necesariamenle una
o¡ción. Il dueño de la ¡alenle no liene ¡or que ofrecerle la licencia, no
es obligalorio. Hace diez años, la Liga ¡ara la Liberlad de Irograma-
ción recibió una carla ¡idiendo ayuda ¡ara alguien cuyo ¡equeño
negocio eslaba fabricando maquinas lraga¡erras ¡ara los casinos, que
ya enlonces usaban ordenadores. Isle alguien recibió una amenaza de
olra em¡resa que decia: «Tenemos una ¡alenle. No se os ¡ermile hacer
eslo. ¡Cerrad!».
Le eche un vislazo a esa ¡alenle. Cubria la lenencia de una serie
de ordenadores en red ¡ara inslalar |uegos, de modo que cada orde-
nador ¡roveia mas de un |uego y le ¡ermilia |ugar a mas de un
|uego a la vez.
Os ¡arecera que la oficina de ¡alenles de verdad ¡iensa que es
algo brillanle hacer cualquier cosa mas de una vez. No se dan cuenla
Sottwarc librc para una socicdad librc 142
143
de que en la ciencia informalica esla es la forma mas obvia de gene-
ralizar algo. Lo hicisle una vez, luego ahora lo ¡uedes hacer varias
veces, ¡uedes crear una subrulina. Iiensan que si haces algo mas de
una vez, de algun modo significa que eres brillanle, que ¡osiblemen-
le nadie ¡ueda disculir conligo y que lienes derecho a mandar.
De lodos modos, a esla ¡ersona no le ofrecieron la licencia. Tuvo
que cerrar. Ni siquiera ¡odia ¡ermilirse ir a |uicio. Yo diria que esa
¡alenle en concrelo era una idea obvia. Is ¡osible que un |uez hubie-
ra eslado de acuerdo, ¡ero nunca lo sabremos ¡orque esla ¡ersona no
¡odia ¡ermilirse ir a |uicio.
Sin embargo, muchos dueños de ¡alenles ofrecen licencias. Aunque
a menudo cobran mucho dinero ¡or ello. La com¡añia que daba licen-
cias ¡ara la ¡alenle del calculo en orden nalural ¡edia un cinco ¡or
cienlo de los ingresos brulos ¡or cada ho|a de calculo vendida en los
IIUU. Me han dicho que ese era el ¡recio baralo, anlerior a la deman-
da ÷si de verdad le demandaban y ganaban, le exigian mas.
Quizas ¡uedas ¡ermilirle ese cinco ¡or cienlo ¡or la licencia de esa
¡alenle, ¡ero ¿y si necesilas la licencia de veinle ¡alenles ¡ara desarro-
llar el ¡rograma` La genle del seclor me di|o que, ¡raclicamenle, dos o
lres licencias como esa harian inviable cualquier negocio.
Ixisle una siluación en la que oblener una licencia ¡or el uso de la
¡alenle es una solución muy buena. Is lo que ocurre si eres una
megacor¡oración mullinacional. Iueslo que eslas em¡resas ¡oseen
muchas ¡alenles y se inlercambian las licencias enlre ellas, se libran
de gran ¡arle del daño que el sislema de ¡alenles ¡rovoca y sólo ¡er-
ciben las cosas buenas.
IßM ¡ublicó un arliculo en la revisla Tnink ÷creo que era el nume-
ro cinco de 1990÷ sobre el calalogo de ¡alenles de IßM, en esle se
ex¡onia que IßM ¡ercibia dos li¡os de beneficios en conce¡lo de sus
9.000 ¡alenles en IIUU ÷creo que el numero es mayor hoy en dia.
Islos eran, en ¡rimer lugar, los ingresos ¡or royallies, y en segundo
lugar, «el acceso a las ¡alenles de olros». Decian que el segundo bene-
ficio era de mayor magnilud. De lal forma, que el beneficio, que IßM
¡ercibia ¡or lener ¡ermiso ¡ara usar las ideas ¡alenladas ¡or olros, era
diez veces el beneficio direclo que IßM ¡ercibia ¡or ofrecer licencias.
¿Que significa eslo realmenle` ¿Que beneficio ¡ercibe IßM de su
«acceso a las ¡alenles de olros»` Isencialmenle es el beneficio de
El peligro de las patentes del soltware
eslar exenlo de los ¡roblemas que el sislema de ¡alenles ¡uede cau-
sarle. Il sislema de ¡alenles es como la loleria: lo que ocurre con una
¡alenle delerminada ¡uede no ser nada, ¡uede ser un gol¡e de suer-
le ¡ara algun dueño de una ¡alenle o un desaslre ¡ara lodos los
demas. Iero IßM es una em¡resa demasiado grande, le com¡ensa.
Illos ¡ueden eslimar el ¡romedio de venla|as y desvenla|as del sisle-
ma de ¡alenles. Iara ellos, los ¡roblemas del sislema de ¡alenles
¡odrian haber sido diez veces mayores que las venla|as.
Digo «¡odrian haber sido» ¡orque a lraves del inlercambio de
¡alenles se evilan ex¡erimenlar esos ¡roblemas. Isos ¡roblemas sólo
son ¡olenciales, en realidad no les afeclan. Iero cuando miden los
beneficios de evilarlos, lo esliman en diez veces el valor del dinero
que ingresan ¡or sus ¡alenles.
Isle fenómeno del inlercambio de licencias desmienle un milo
comun, el milo del «genio famelico», el milo de que las ¡alenles «¡ro-
legen» al «¡equeño invenlor». (Son lerminos ¡ro¡agandislicos. No
deberiais usarlos.)
La hisloria es como sigue: imagina que exisle un «brillanle» diseña-
dor de lo que sea. Imagina que se ha ¡asado «años de ¡rivaciones en el
desvan» diseñando un nuevo y maravilloso ¡rololi¡o y ahora quiere
fabricarlo. ¿No es una vergüenza que las grandes em¡resas vayan a
com¡elir con el, que se queden con lodo el negocio y el «¡ase hambre»`
Debo ¡recisar que normalmenle aquellos que lraba|an en el seclor
de las lecnologias de vanguardia no lraba|an ¡or su cuenla, que las
ideas no salen de la nada ÷eslan basadas en las ideas de olros÷ y que,
hoy ¡or hoy, esla genle liene muy buenas o¡orlunidades de conseguir
un lraba|o si lo necesila. Asi que esle cuenlo ÷la idea de que una idea
brillanle venga de una ¡ersona que lraba|a sola÷ no es realisla, al
igual que la idea de que se encuenlre en riesgo de ¡asar hambre.
Iero si se ¡uede concebir que alguien lenga una idea y que esla idea
|unlo con olras 100 ó 200 ideas ¡ueda ser la base ¡ara la fabricación de
algun li¡o de ¡roduclo, y que las grandes com¡añias ¡odrian querer
com¡elir con esla ¡ersona. Asi que veamos que ¡asa si esa ¡ersona
inlenla usar una ¡alenle ¡ara im¡edirselo. Il dice: «Ah, no, IßM, no
¡uedes com¡elir conmigo. Tengo esla ¡alenle». IßM dice: «Veamos.
Ichemos un vislazo a lu ¡roduclo. Hmmm. Tengo esla ¡alenle, y esla
olra, y esla olra, y esla olra, y esla olra, que han sido violadas ¡or
Sottwarc librc para una socicdad librc 144
145
algunas ¡arles de lu ¡roduclo. Si crees que ¡uedes luchar conlra
lodas ellas en un |uicio, volvere y enconlrare unas cuanlas mas. Asi
que, ¿¡or que no inlercambias lus licencias con las mias`». Y enlon-
ces el brillanle ¡equeño invenlor dice, «bueno, vale, las inlercambio».
Inlonces ¡uede volver y fabricar esle maravilloso lo-que-sea, ¡ero
lambien ¡uede hacerlo IßM. IßM obliene «acceso» a su ¡alenle y el
derecho a com¡elir con el, lo que quiere decir que esla ¡alenle no le
«¡rolegió» en absolulo. Il sislema de ¡alenles no hace eso, en realidad.
Las megacor¡oraciones evilan, en su mayoria, el daño del sisle-
ma de ¡alenles, ¡rinci¡almenle ven la cara buena. Ior eso quieren
lener ¡alenles de soflvare: son las unicas que se beneficiaran de
ello. Iero si eres un ¡equeño invenlor o lraba|as ¡ara una ¡equeña
em¡resa, la ¡equeña em¡resa no sera ca¡az de hacer eslo. Lo inlen-
lan. Il ¡roblema es que las ¡equeñas em¡resas no ¡ueden conse-
guir suficienles ¡alenles ¡ara hacer que lodo el mundo inlercambie
sus licencias con ellas.
Cualquier ¡alenle a¡unla en una cierla dirección. De modo que
si una ¡equeña em¡resa liene ¡alenles que a¡unlan alli, y alli, y alli,
y alguien ¡or alli |Slallman señala a olro silioj les señala un ¡alen-
le y dice dame lu dinero, la em¡resa ¡equeña esla desam¡arada. IßM
¡uede hacerlo, ¡orque con 9.000 ¡alenles a¡unlan a lodas ¡arles,
no im¡orla dónde esles, ¡robablemenle haya una ¡alenle de IßM
que le señale. Asi que IßM casi siem¡re ¡uede hacerle inlercambiar
la licencia. Las em¡resas ¡equeñas ocasionalmenle ¡ueden hacer
que alguien les inlercambie las suyas. Diran que quieren las ¡alen-
les ¡ara fines defensivos, ¡ero no conseguiran las suficienles ¡ara
defenderse a si mismas.
Hay casos en que ni siquiera IßM ¡uede hacer que alguien le
inlercambie sus licencias. Islo ocurre cuando hay una com¡añia
cuyo unico negocio es lomar una ¡alenle y ex¡rimirle dinero a la
genle. La em¡resa que lenia la ¡alenle del orden nalural de calculo
era exaclamenle esle li¡o de em¡resa. Su unico negocio era amena-
zar a la genle con una demanda e ingresar dinero de genle que esla-
ba creando algo de verdad.
No hay ¡alenles sobre los ¡rocedimienlos legales. Su¡ongo que
los abogados com¡renden que seria una lala lener que lralar ellos
mismos con el sislema de ¡alenles. Il resullado es que no hay forma
de oblener una ¡alenle ¡ara hacer que lal com¡añia inlercambie sus
El peligro de las patentes del soltware
licencias conligo. Asi que van ¡or ahi ex¡rimiendo a lodo el mundo.
Iero su¡ongo que em¡resas como IßM se imaginan que es ¡arle del
¡recio de hacer negocios, asi que ¡ueden vivir con ello.
Asi que esla es la o¡ción de oblener una licencia de ¡alenle, que
¡uede ser ¡osible o no, segun seas ca¡az de ¡ermilirlelo o no ÷lo
cual nos conduce a la lercera ¡osibilidad.
Rcvncar !a patcntc cn un |uicin
Su¡ueslamenle, ¡ara que algo sea ¡alenlado, liene que ser nuevo,
ulil y no obvio. (Is el lexico usado en IIUU, creo que olros ¡aises lie-
nen uno baslanle similar). Ior su¡ueslo, cuando la oficina de ¡alen-
les enlra en |uego, comienza ¡or inler¡relar «nuevo» y «no obvio».
«Nuevo» viene a significar «no lo lenemos en nueslros archivos» y
«no obvio» liende a significar «no obvio ¡ara alguien con un coefi-
cienle inleleclual de 50».
Un esludioso de la mayoria de las ¡alenles de soflvare ¡ublica-
das en IIUU ÷o que al menos lo era, no se si lodavia ¡uede con
lodas ellas÷ di|o que el 90 ¡or cienlo no habria ¡asado el «lesl de
Crislal Cily»,
1
lo que queria decir que si el ¡ersonal de la oficina de
¡alenles ba|ara al kiosko y adquiriera algunas revislas de informali-
ca, com¡robaria que esas ideas ya son conocidas.
La oficina de ¡alenles hace cosas que son lan obviamenle eslu¡i-
das, que ni siquiera lendrias que conocer el eslado de la lecnica ¡ara
saber que son eslu¡idas. Islo no se limila al soflvare. Una vez vi el
famoso ralón ¡alenlado de Harvard, que fue oblenido des¡ues de
que Harvard ¡raclicara ingenieria genelica con un ralón inlroducien-
dole un gen cancerigeno. Il gen cancerigeno ya era conocido y fue
inserlado usando lecnicas conocidas en una variedad ya conocida de
ralón. La ¡alenle que obluvieron cubria la inlroducción de cualquier
gen cancerigeno denlro de cualquier li¡o de mamifero medianle
cualquier melodo. No lienes que saber nada sobre ingenieria geneli-
ca ¡ara darle cuenla de que eslo es ridiculo. Me han dicho que esla
Sottwarc librc para una socicdad librc 146
1
Crislal Cily es la zona de Washinglon donde se encuenlra la oficina de ¡alenles.
|N. !c| |.j
147
«sobre¡relensión» es una ¡raclica normal, y que la oficina de ¡alen-
les en los IIUU a veces invila a los solicilanles a hacer sus ¡relensio-
nes lodavia mas am¡lias. Isencialmenle, uno liende a hacer lan
am¡lias sus ¡relensiones hasla el ¡unlo en que ¡iensa que esla enlran-
do en conlradicción con algo que no es ambiguo y esla bien documen-
lado. Observad cuanla lierra ¡odeis conseguir en el es¡acio menlal.
Cuando los ¡rogramadores echan un vislazo a muchas ¡alenles
de soflvare dicen: «¡Islo es ridiculamenle obvio!». Los burócralas de
las ¡alenles lienen lodo li¡o de excusas ¡ara |uslificar su ignorancia
sobre lo que ¡iensan los ¡rogramadores. Dicen: «¡Ah!, ¡ero lienes
que considerarlo en lerminos de cómo eran las cosas hace diez o vein-
le años». In ese momenlo descubrieron, que si re¡ilen algo hasla la
saciedad ¡ueden hacerle ¡erder loda ¡ers¡ecliva. Todo ¡uede ¡are-
cer no obvio si lo descom¡ones y lo analizas suficienlemenle. Uno
sim¡lemenle ¡ierde lodo crilerio de obviedad o ¡or lo menos ¡ierde
la habilidad de |uslificar cualquier calegoria sobre lo obvio o lo no
obvio. Luego, ¡or su¡ueslo, describen a los dueños de las ¡alenles
como brillanles invenlores, sin exce¡ción, ¡or eso no ¡odemos cues-
lionar su derecho a lener ¡oder sobre lo que hacemos.
Si vas a |uicio, los |ueces lienden a ser un ¡oco mas eslriclos sobre
que es obvio y que no. Il ¡roblema es que cuesla millones de dólares.
Una vez oi hablar de un caso sobre ¡alenles, recuerdo que la ¡arle
demandada era Qualcomm, y creo que el fallo finalmenle fue de 13
millones, de los cuales la mayoria se deslinó a ¡agar a los abogados
de las dos ¡arles. Quedaron unos ¡ocos millones de dólares ¡ara el
demandanle ÷¡orque Qualcomm ¡erdió.
In gran medida, la validez de una ¡alenle de¡endera de las inci-
dencias en el hislorial. Muchas incidencias en el hislorial como, exac-
lamenle, que fue ¡ublicado y cuando, y cuales de esos elemenlos se
¡ueden enconlrar, cuales no se ¡erdieron, fechas concrelas y asi...
delerminan si una ¡alenle es valida o no.
In realidad, resulla exlraño que la ¡alenle de ßrilish Telecom
«seguimienlo de hi¡ervinculos ¡or medio de acceso lelefónico» fuera
solicilada en 1975. Creo que fue en 1974 cuando cree el ¡aquele Info
¡or ¡rimera vez. Il ¡aquele Info le ¡ermile ulilizar hi¡ervinculos y
la genle usaba el lelefono ¡ara coneclarse y acceder al sislema. Asi
que de hecho, yo ¡rodu|e una ¡rueba que invalidaba esla ¡alenle. Is
la segunda idea ¡alenlable que se que he ¡roducido en mi vida.
El peligro de las patentes del soltware
Iero no creo que lenga ninguna ¡rueba de ello. No ¡ense que eslo
fuera lo suficienlemenle inleresanle como ¡ara ¡ublicarlo. Des¡ues de
lodo, la idea de seguir un hi¡ervinculo la lome de la demo de Inglebarl
¡ara su edilor. Il fue quien luvo una idea que era inleresanle de ¡ubli-
cación. Lo que yo habia hecho lo llame «el hi¡erlexlo del ¡obre» dado
que lenia que im¡lemenlarlo en el conlexlo de TICO. No lenia lanla
ca¡acidad como su hi¡erlexlo, ¡ero al menos era ulil ¡ara buscar
documenlación, que era lodo lo que ¡relendia. Y en cuanlo a que
hubiera acceso lelefónico al sislema, bueno, lo habia, ¡ero no se me
ocurrió que lo uno luviera nada que ver con lo olro. No iba a ¡ublicar
un arliculo que di|era: «¡Oh, he im¡lemenlado el hi¡erlexlo del ¡obre
y ¿sabeis que` ¡Tambien hay lineas lelefónicas en el ordenador!»
Sos¡echo que no hay manera de ¡recisar en que fecha im¡le-
menle eslo. ¿Iue ¡ublicado de algun modo` ßueno, invilamos a la
genle a que enlrara a lraves de ARIANIT y se regislrara en nueslra
maquina ÷de modo que hubieran ¡odido buscar documenlación a
lraves de Info y echar un vislazo al asunlo. Si nos lo hubieran ¡re-
gunlado, se habrian enconlrado con que leniamos acceso lelefónico.
Como ¡odeis ver, las incidencias en el hislorial delerminan si lienes
una lecnica original.
Ahora, ¡or su¡ueslo, hay una ¡ublicación hecha ¡or Inglebarl
sobre el hi¡erlexlo, que ellos, los acusados, van a moslrar. De lodos
modos, no creo que diga nada sobre lener lineas lelefónicas en el
ordenador asi que no esla claro si baslara.
La ¡osibilidad de ir a |uicio ¡ara revocar una ¡alenle es una
o¡ción. Debido a los gaslos normalmenle ni se ¡lanlea, aunque ¡ue-
das enconlrar una ¡rueba sólida que sea suficienle ¡ara revocar la
¡alenle. Como resullado, una ¡alenle nula, una ¡alenle que nominal-
menle no deberia haber exislido ÷aunque en realidad muchas de
eslas ¡alenles si exislen÷ es un arma ¡eligrosa. Si alguien le alaca
con una ¡alenle nula, verdaderamenle le ¡uede causar muchos ¡ro-
blemas. Iuedes ir de farol enseñandoles lus ¡ruebas. De¡ende de si
se ¡ueden asuslar de esle modo o no. Iodrian ¡ensar: «ßueno, vas de
farol, nos imaginamos que realmenle no ¡uedes ir a |uicio: no le lo
¡uedes ¡ermilir, asi que de lodos modos le demandaremos».
Todas eslas o¡ciones son cuesliones con las que a veces le ¡uedes
a¡añar, ¡ero con las que a menudo no. Asi que lendras que enfren-
larle a ¡alenle, lras ¡alenle, lras ¡alenle. Cada vez que seas ca¡az de
Sottwarc librc para una socicdad librc 148
149
enconlrar alguna de eslas lres ¡osibilidades, le encuenlras con que
exisle olra ¡alenle, luego olra y luego olra. Se convierle en algo ¡are-
cido a cruzar un cam¡o de minas. Cada ¡aso que das, cada decisión
de diseño, ¡osiblemenle no ¡ise una ¡alenle, asi que ¡uedes dar unos
¡ocos ¡asos y ¡osiblemenle no habra una ex¡losión. Iero las ¡osibi-
lidades de que le abras ¡aso a lraves del cam¡o de minas y crees el
¡rograma que quieres desarrollar sin ¡isar nunca una ¡alenle dismi-
nuyen mas y mas conforme el ¡rograma se hace mas grande.
ßueno, la genle solia decirme, «bien, hay ¡alenles en olros cam-
¡os, ¿¡or que el soflvare deberia eslar eximido de ellas`» Observad
que su¡osición mas grolesca lenemos aqui: de algun modo lodos
debemos sufrir ¡or el sislema de ¡alenles. Is como decir: «Alguna
genle desarrolla cancer ¿¡or que lu deberias eslar exenlo`» Tal y
como yo lo veo, que una ¡ersona no desarrolle cancer es algo bueno.
Iero delras de eso hay una ¡regunla menos sesgada, una buena
¡regunla, que es: ¿es el soflvare diferenle de los demas cam¡os`
¿Deberia la ¡olilica de ¡alenles ser diferenle en cam¡os diferenles`
¿In ese caso, ¡or que`
Iermilidme que conlesle a esa ¡regunla: las ¡alenles se relacionan
con diferenles cam¡os de forma diferenle ¡orque, en cam¡os diferen-
les, las ¡alenles se relacionan con los ¡roduclos de forma diferenle.
De un exlremo lenemos a las em¡resas farmaceulicas, donde una
fórmula dada ¡odria ¡alenlarse de modo que esa ¡alenle cubra un
solo ¡roduclo. Una suslancia nueva no eslaria ¡rolegida ¡or la ¡alen-
le que ya exisle. De exislir una ¡alenle ¡ara esle nuevo ¡roduclo,
seria el dueño de la ¡alenle quien desarrollaria el nuevo ¡roduclo.
Iso enca|a con la idea ingenua que lenemos del sislema de ¡alen-
les, que si eslas diseñando un ¡roduclo nuevo, vas a conseguir «la
¡alenle». La idea es que hay una ¡alenle ¡or ¡roduclo, que cubre la
idea del ¡roduclo. In algunos cam¡os eslo esla cerca de ser verdad,
en olros cam¡os eslo esla le|os de serlo.
Il cam¡o del soflvare esla en el ullimo exlremo: un ¡rograma
¡uede ser ob|elo de muchas ¡alenles. Islo ¡asa ¡orque los ¡aqueles
de soflvare son normalmenle muy grandes. Usan muchas ideas
diferenles en combinación. Si el ¡rograma es nuevo y no es una sim-
¡le co¡ia, enlonces ¡robablemenle esla usando una combinación
diferenle de ideas. Ior su¡ueslo, incor¡oradas en un código escrilo
El peligro de las patentes del soltware
de nuevo, ¡orque no ¡uedes nombrar magicamenle eslas ideas y
hacerlas funcionar. Tienes que im¡lemenlar lodas. Tienes que im¡le-
menlar lodas ellas en esa combinación.
Il resullado es que incluso cuando escribes un ¡rograma, eslas usan-
do una enorme canlidad de ideas diferenles, cada una de las cuales
¡uede eslar ¡alenlada ¡or alguien. Un ¡ar de ellas ¡odria eslar ¡alenla-
da ¡or alguien en una combinación. Iodria haber varias maneras dislin-
las de describir una idea, que ¡odrian eslar ¡alenladas ¡or genle dislin-
la. Asi que ¡osiblemenle hay miles de cosas, miles de ¡unlos vulnerables
en lu ¡rograma, que ¡odrian eslar ya ¡alenladas ¡or cualquier olro.
Ior eso las ¡alenles de soflvare lienden a obslruir el ¡rogreso del
soflvare ÷el lraba|o de creación de soflvare. Si fuera el caso de «un
¡roduclo, una ¡alenle» enlonces eslas ¡alenles no obslruirian la crea-
ción de ¡roduclos, ¡orque al crear un nuevo ¡roduclo no habria
manera de que esluviera ¡alenlado ¡or nadie mas. Iero cuando un
¡roduclo se corres¡onde con muchas ideas diferenles combinadas,
¡arece ¡robable que lu nuevo ¡roduclo ÷lanlo en ¡arle como en su
lolalidad÷ ¡ueda eslar ya ¡alenlado ¡or olro.
In realidad, hay invesligaciones económicas que demueslran
cómo la im¡osición de un sislema de ¡alenles, en un cam¡o en el que
exisle una crecienle innovación, ¡uede ralenlizar el ¡rogreso. Los
defensores de las ¡alenles de soflvare dicen: «ßueno, si, a lo me|or
hay ¡roblemas, ¡ero mas im¡orlanle que cualquier ¡roblema, es el
hecho de que las ¡alenles deben ¡romover la innovación, y eslo es
lan im¡orlanle que da igual los ¡roblemas que causen». Ior su¡ues-
lo, eslo no lo dicen en voz alla ¡orque seria ridiculo, ¡ero im¡licilamen-
le quieren haceros creer que el sislema de ¡alenles ¡romueve siem¡re
el ¡rogreso y que eso com¡ensa lodo cosle ¡osible. Iero en realidad no
hay razones ¡ara creer que ¡romueva el ¡rogreso. Ahora lenemos un
modelo que demueslra exaclamenle cómo las ¡alenles ¡ueden ralenli-
zar el ¡rogreso. Il caso, donde ese modelo a¡licado describe muy bien
la siluación del soflvare, es el de la crecienle innovación.
¿Ior que se encuenlra el soflvare en ese exlremo del es¡eclro` Il
molivo es que en soflvare creamos ob|elos malemalicos ideales.
Iuedes conslruir un caslillo enrevesado que descanse sobre una linea
fina y se manlendra en ¡ie ¡orque no ¡esa nada. In olros cam¡os, la
genle se liene que mane|ar con la obslinación de la maleria ÷la de los
ob|elos fisicos. La maleria hace lo que liene que hacer. Iuedes inlenlar
Sottwarc librc para una socicdad librc 150
151
modelarla, ¡ero si el com¡orlamienlo real no se a|usla a lu modelo,
enlonces ¡eor ¡ara li, ¡orque el desafio es hacer ob|elos fisicos que
verdaderamenle funcionen.
Si quiero ¡oner una orden condicional en una orden «mienlras»,
no me lengo que ¡reocu¡ar si la condicional oscilara a lal frecuencia
y se frolara conlra el «mienlras» hasla que finalmenle ambas se rom-
¡an. No me lengo que ¡reocu¡ar de si oscilara a una delerminada
alla frecuencia y ¡rovocara una señal en el valor de olra variable. No
me lengo que ¡reocu¡ar de cuanla corrienle alraera esa condicional,
ni de si disi¡ara el calor denlro del «mienlras», o de si habra una
caida en el volla|e a lraves del «mienlras» que hara que la orden con-
dicional no funcione. No me lengo que ¡reocu¡ar de que si ¡ongo
esle ¡rograma en un enlorno de agua salada, el agua salada se ¡odria
inlroducir enlre la condicional y la orden «mienlras» y ¡rovocar
corrosión. |Risas del ¡ublicoj.
No me lengo que ¡reocu¡ar, cuando me refiero al valor de una
variable, de si esloy excediendo su aforo refiriendome a ella 20 veces.
No me lengo que ¡reocu¡ar de cuanla ca¡acidad liene, ni de si habra
suficienle liem¡o ¡ara que cobre valor.
No me lengo que ¡reocu¡ar, cuando escribo el ¡rograma, de
cómo voy a |unlar fisicamenle cada co¡ia, ni de si ¡uedo arreglarme-
las ¡ara llegar a ¡oner la condicional denlro del «mienlras». No me
lengo que ¡reocu¡ar de cómo voy a acceder a ella, en caso de que la
orden condicional se rom¡a, ¡ara relirarla y cambiarla ¡or una
nueva. Hay muchos ¡roblemas de los que no nos lenemos que ¡reo-
cu¡ar en el soflvare, eso hace mucho mas facil escribir un ¡rograma
que diseñar un ob|elo fisico que lenga que funcionar.
Islo ¡uede ¡arecer exlraño, ¡orque habreis oido a genle hablan-
do sobre lo dificil que es diseñar soflvare, sobre el enorme ¡roblema
que su¡one y reflexionando sobre cómo van a resolverlo. Realmenle
no eslan hablando de lo mismo que yo. Yo esloy com¡arando sisle-
mas fisicos y sislemas de soflvare de la misma com¡le|idad, con la
misma canlidad de elemenlos. Isloy diciendo que un sislema de sofl-
vare es mucho mas facil de diseñar que un sislema fisico. Iero el
lalenlo de la genle en eslos cam¡os diferenles es el mismo, de modo
que, ¿que hacemos cuando nos enconlramos con un cam¡o facil` ¡Lo
hacemos avanzar! Llevamos nueslras habilidades al limile. Si los sis-
lemas del mismo lamaño son faciles, hagamos sislemas diez veces
El peligro de las patentes del soltware
mas grandes ÷¡resullara enlonces mas dificil! Iso es lo que hacemos:
¡roducimos sislemas de soflvare que son mucho mas grandes que
los sislemas fisicos en relación con su numero de elemenlos.
Un sislema fisico cuyo diseño incluye un millón de ¡arles diferen-
les es un mega¡royeclo. Un ¡rograma informalico cuyo diseño inclu-
ye un millón de ¡arles quiza lenga 300.000 lineas, unas ¡ocas ¡erso-
nas escriben eso en un ¡ar de años. No es un ¡rograma es¡ecialmen-
le giganlesco. GNU IMACS liene ahora varios millones de ¡arles en
su diseño, creo. Tiene un millón de lineas de código. Isle es un ¡ro-
yeclo esencialmenle hecho sin financiación de ningun li¡o, realizado
en su mayoria ¡or genle en su liem¡o libre.
Hay olra gran salvedad. Si has diseñado un ¡roduclo fisico, lo ¡ró-
ximo que debes hacer es diseñar la fabrica ¡ara ¡roducirlo. Conslruir
esla fabrica ¡odria coslar millones o decenas de millones, mienlras
que ¡ara hacer co¡ias de un ¡rograma sólo lienes que ¡ulsar «co¡iar».
Il mismo comando co¡iara cualquier ¡rograma. Si quieres co¡ias en
un CD, ¡erfeclo, grabas un CD masler y lo envias a una ¡lanla de
CD´s. Illos usaran el mismo equi¡o que co¡ia cualquier conlenido en
un CD. No hace falla conslruir una fabrica es¡ecializada ¡ara ¡rodu-
cir cada ¡roduclo concrelo. Se da una lremenda sim¡lificación y
reducción del cosle de diseño.
Una com¡añia aulomovilislica, que se gasla 50 millones ¡ara
conslruir una fabrica ¡ara hacer un nuevo modelo de coche, ¡uede
conlralar a unos abogados ¡ara verselas con las negociaciones de la
licencia de ¡alenles. Incluso ¡ueden verselas con una demanda si
quisieran. Diseñar un ¡rograma de la misma com¡le|idad ¡odria cos-
lar 50.000 o 100.000 dólares. In com¡aración, el cosle de lralar con el
sislema de ¡alenles es demoledor ÷en realidad diseñar un ¡rograma
de la misma com¡le|idad que el diseño mecanico de un coche re¡re-
senla ¡robablemenle un mes de lraba|o. Cuanlas ¡arles liene un
coche., quiero decir, en caso de que el coche no lenga ordenador.
2
Sottwarc librc para una socicdad librc 152
2
Hay a¡roximadamenle 300-400 elemenlos dislinlos en una lransmisión aulomalica
y una lransmisión es generalmenle el com¡onenle mas com¡licado de un coche.
Diseñar una lransmisión ¡uede llevar de seis meses a un año, e incluso enlonces
¡uede llevar mas liem¡o lenerla a ¡unlo y en funcionamienlo. De lodos modos, un
¡rograma con 500 o 800 elemenlos uliles lendria enlre 200 y 300 lineas de código, y
¡robablemenle a un buen ¡rogramador le llevaria de un dia a una semana escribirlo,
¡robarlo y de¡urarlo.
153
Islo no quiere decir que diseñar uno bueno sea facil, sólo que no
incluye lanlos elemenlos diferenles.
Il resullado es que el soflvare es realmenle dislinlo de olros cam-
¡os, ¡orque cuando eslamos lraba|ando con herramienlas malemali-
cas, diseñar algo es mucho, mucho mas facil. Il resullado es que ¡ro-
ducimos con regularidad sislemas que son mucho, mucho mas gran-
des y lo hacemos con sólo unas ¡ocas ¡ersonas. Il resullado es que
en lugar de acercarnos a lener un ¡roduclo y una ¡alenle, eslamos en
un sislema donde un ¡roduclo im¡lica muchas, muchas ideas que
¡odrian eslar ya ¡alenladas.
Il me|or modo de ex¡licar eslo es ¡or analogia con las sinfonias.
Una sinfonia lambien es larga e incluye muchas nolas, y ¡robable-
menle usa muchas ideas musicales. Imaginad que los gobiernos euro-
¡eos del siglo XVIII hubieran decidido que querian ¡romover el ¡ro-
greso de la musica sinfónica eslableciendo una Oficina Iuro¡ea de
Ialenles Musicales, que ofreciera ¡alenles ¡ara cualquier li¡o de
ideas musicales que ¡udieras ex¡oner con ¡alabras.
Imaginad enlonces que eslamos cerca de 1800, que sois ßeelhoven
y quereis escribir una sinfonia. Os enconlrareis con que dis¡oner
vueslra sinfonia de modo que no infrin|a ninguna ¡alenle es mas difi-
cil que escribir una buena sinfonia.
Cuando os que|ais de eslo, los dueños de las ¡alenles os dicen
«Venga, ßeelhoven, ya nos eslas |odiendo ¡orque no lienes ideas ¡ro-
¡ias. Lo unico que quieres es robar nueslras invenciones». ßeelhoven,
como de hecho sucedia, lenia muchas ideas musicales nuevas ÷¡ero
lenia que usar muchas ideas musicales ya exislenles ¡ara hacer musi-
ca reconocible, ¡ara hacer musica que ¡udiera guslar a los oyenles,
que eslos ¡udieran reconocer como musica. Nadie es lan brillanle
como ¡ara reinvenlar una musica com¡lelamenle dislinla y hacer
algo que a la genle le gusle escuchar. Iierre ßoulez di|o inlenlar
hacerlo, ¡ero ¿quien escucha a Iierre ßoulez`
Nadie es lan brillanle como ¡ara reinvenlar loda la ciencia infor-
malica, de forma com¡lelamenle nueva. Si lo hiciera, ¡roduciria algo
que los usuarios enconlrarian lan exlraño que no querrian usarlo. Si
hoy echas un vislazo a un ¡rocesador de lexlo, le enconlraras, creo,
con cienlos de caraclerislicas diferenles. Si desarrollas un ¡rocesador
de lexlo nuevo, bueno e innovador, eso significa que incluye algunas
El peligro de las patentes del soltware
ideas nuevas, ¡ero debe incluir cienlos de vie|as ideas. Si no le esla
¡ermilido usarlas, no ¡uedes hacer un ¡rocesador de lexlos innova-
dor. Como el lraba|o de creación de soflvare es lan grande, el resul-
lado es que no necesilamos ningun ¡lan arlificial ¡ara incenlivar las
nuevas ideas. Sim¡lemenle de|a que la genle escriba soflvare y ya
lendran nuevas ideas. Si quieres escribir un ¡rograma y quieres
hacerlo bien, le vendran a la cabeza algunas ideas y enconlraras algu-
na forma de usar algunas de ellas.
Lo que solia ¡asar ÷¡orque yo eslaba en el cam¡o del soflvare
anles de que exislieran ¡alenles de soflvare÷ era que la mayoria de
los creadores ¡ublicaban cualquier idea que ¡ensaran que fuera digna
de alención y ¡or la que ¡ensaran recibir algun reconocimienlo o res-
¡elo. Las ideas que fueran demasiado ¡equeñas o no lo suficienle-
menle nolables no las ¡ublicaban ¡orque ¡odrian ser una lonleria.
Ahora se su¡one que el sislema de ¡alenles a¡oya el descubrimienlo
de ideas. In realidad, en los vie|os liem¡os, nadie guardaba las ideas
en secrelo. Guardaban el código en secrelo, es verdad. Il código, des-
¡ues de lodo re¡resenlaba el grueso del lraba|o. Guardaban el código
en secrelo y ¡ublicaban las ideas, de modo que los em¡leados adqui-
rieran algo de reconocimienlo y se sinlieran bien.
Des¡ues de las ¡alenles de soflvare, lodavia guardan el código en
secrelo y ademas ¡alenlan las ideas, asi que en realidad, no se ha a¡o-
yado el descubrimienlo en ningun senlido significalivo. Las mismas
cosas se guardan en secrelo hoy, al igual que se guardaban ayer, ¡ero
las ideas que se solian ¡ublicar ¡ara que las ¡udieramos usar, es muy
¡robable que ahora sean ¡alenladas y eslen fuera de nueslro alcance
duranle 20 años.
¿Que ¡uede hacer un ¡ais ¡ara cambiar eslo` ¿In que dirección
deberiamos modificar las ¡olilicas al res¡eclo ¡ara solucionar esle
¡roblema`
Hay dos ¡unlos ¡or donde se ¡uede alacar. Uno es el ¡unlo
desde donde se lanzan las ¡alenles, la oficina de ¡alenles. Il segun-
do es donde se a¡lican las ¡alenles. Aqui se lrala de que es lo que
¡rolege la ¡alenle.
Una forma es manlener un buen crilerio ¡ara ¡ublicar ¡alenles.
Islo ¡uede funcionar en un lerrilorio que no ha aulorizado anles las
¡alenles informalicas, ¡or e|em¡lo, la mayor ¡arle de Iuro¡a.
Sottwarc librc para una socicdad librc 154
155
Sim¡lemenle reforzar claramenle las reglas de la Oficina Iuro¡ea de
Ialenles que diclan que el soflvare no es ¡alenlable ya es una buena
solución ¡ara Iuro¡a. Ahora Iuro¡a esla leniendo en cuenla una
direcliva sobre ¡alenles de soflvare. (Su¡ongo que la direcliva sera
mas am¡lia, ¡ero una de sus im¡licaciones im¡orlanles son las
¡alenles de soflvare). Sim¡lemenle con modificar esla direcliva ¡ara
diclar que las ideas de soflvare no ¡ueden ser ¡alenladas, el ¡roble-
ma se manlendra ale|ado de Iuro¡a, al menos en su mayor ¡arle,
exce¡lo en algunos ¡aises que ¡odrian haber asumido el ¡roblema
¡or su cuenla, siendo ¡or desgracia el Reino Unido uno de ellos ÷
¡or desgracia ¡ara vosolros.
Isa ¡osibilidad no exisle en IIUU. La razón es que IIUU ya lienen
una gran canlidad de ¡alenles de soflvare y cualquier cambio en el cri-
lerio ¡ara ¡ublicar ¡alenles no deshara de las que ya exislen.
3
Asi, en
IIUU, la solución lendra que ¡asar ¡or cambiar la a¡licabilidad, el
alcance, de las ¡alenles. Diclar que una im¡lemenlación ¡ura de sofl-
vare, inslalada sobre hardvare de uso general que no infringe en si
mismo la ¡alenle, no esla ¡rolegida ¡or ninguna ¡alenle y no ¡uede ser
ob|elo de demanda ¡or ello. Se lrala de olro li¡o de solución.
Il ¡rimer li¡o de solución, la solución que inlerviene sobre que li¡os
de ¡alenles ¡ueden ser validos, es una buena solución ¡ara Iuro¡a.
Cuando en IIUU se em¡ezaron a conceder ¡alenles de soflvare,
no hubo debale ¡olilico. In realidad, nadie se enleró. Il ambilo del
soflvare, en su mayor ¡arle, ni siquiera se enleró. Ixislia una deci-
sión del Tribunal Su¡remo en 1981 que reflexionaba sobre la ¡alenle
de un ¡rocedimienlo ¡ara curar el sindrome del nevus azul. Il fallo
fue que el hecho de que el a¡aralo incluyera un ordenador y un ¡ro-
grama como ¡arle del ¡rocedimienlo ¡ara curar el sindrome no lo
hacia im¡alenlable. Al año siguienle, la sala de a¡elaciones que con-
sidera lodos los casos de ¡alenles invirlió los lerminos: dicló que el
hecho de que hubiera un ordenador y un ¡rograma en lodo eslo lo
El peligro de las patentes del soltware
3
Digo «¡alenles de soflvare», ¡ero ¿a que me esloy refiriendo` La oficina de ¡alen-
les de IIUU no divide oficialmenle las ¡alenles enlre ¡alenles de soflvare y olras
¡alenles. Asi que, de hecho, se ¡uede concebir que cualquier ¡alenle ¡ueda servir
¡ara demandarle si se ¡uede a¡licar a algun soflvare. Las ¡alenles de soflvare son
¡alenles que ¡olencialmenle se ¡odrian a¡licar al soflvare, ¡alenles que en ¡olencia
¡ueden servir ¡ara demandarle ¡or escribir soflvare.
hacia ¡alenlable. Il hecho de que cualquier cosa lenga un ordenador
y un ¡rograma la hace ¡alenlable. Ior eso los IIUU em¡ezaron a
lener ¡alenles sobre ¡rocesos de negocio: ¡orque los ¡rocesos de
negocio se geslionaban con un ordenador y eso los hacia ¡alenlables.
De esle modo, se dicló esle fallo y creo que la ¡alenle sobre el calcu-
lo en orden nalural fue una de las ¡rimeras o quiza incluso la ¡rimera.
Duranle la decada de 1980 no sabiamos nada de eslo. Iue hacia
1990 cuando los ¡rogramadores en IIUU em¡ezaron a ser conscien-
les de que se enfrenlaban a un ¡eligro. Vi cómo lraba|aba el seclor
anles y cómo lraba|aba des¡ues. No vi ningun aceleramienlo es¡ecial
del ¡rogreso des¡ues de 1990.
In IIUU no hubo debale ¡olilico ¡ero, en Iuro¡a, ha habido un
gran debale ¡olilico. Hace varios años hubo ¡resiones ¡ara enmendar
el lralado de Munich que eslablecia la Oficina Iuro¡ea de Ialenles.
Tenia una clausula que diclaba que el soflvare no es ¡alenlable. La
¡resión fue ¡ara enmendarlo y ¡ara que se ¡udiera em¡ezar a ¡ermi-
lir las ¡alenles de soflvare. Sin embargo, la comunidad se enleró.
Iueron realmenle los desarrolladores y los usuarios de soflvare libre
quienes llevaron la inicialiva. Iero no somos los unicos amenazados
¡or las ¡alenles de soflvare. Todos los desarrolladores de soflvare
eslan amenazados ¡or las ¡alenles de soflvare, incluso los usuarios
de soflvare eslan amenazados ¡or las ¡alenles de soflvare.
Ior e|em¡lo, Iaul Heckel ÷cuando A¡¡le no eslaba muy asusla-
da ¡or sus amenazas÷ amenazó con em¡ezar a demandar a los
clienles de A¡¡le. A¡¡le enconlró eslo mucho mas lemible. Se imagi-
naron que no ¡odrian ¡ermilirse que sus clienles fueran demandados
de esle modo, aunque finalmenle ganaran. Asi que los usuarios lam-
bien ¡ueden ser demandados, bien como forma de alacar al creador,
bien como sim¡le forma de ex¡rimirles dinero ¡or su cuenla o bien
como forma de causar alborolo. Todos los desarrolladores y usuarios
de soflvare son vulnerables.
Sin embargo, fue la comunidad del soflvare libre en Iuro¡a la
que llevó la inicialiva ¡ara organizar la o¡osición. De hecho, dos ler-
ceras ¡arles de los ¡aises que eslan ahora en la Oficina Iuro¡ea de
Ialenles voló en conlra de enmendar ese lralado. In ese momenlo, la
UI inlervino, los cargos ¡olilicos eslaban divididos acerca de esle
cueslión. Al ¡arecer, el encargado de la ¡romoción del soflvare esla
Sottwarc librc para una socicdad librc 156
157
en conlra de las ¡alenles de soflvare, ¡ero no eslaba en su mano
esle asunlo. Is la dirección del Mercado Unico la que liene esla
com¡elencia y esla dirigida ¡or alguien que esla a favor de las
¡alenles del soflvare. ßasicamenle no hicieron caso de la o¡inión
¡ublica que se les habia ex¡resado. Han ¡ro¡ueslo una direcliva
¡ara ¡ermilir las ¡alenles de soflvare.
Il gobierno frances ya ha dicho que esla en conlra. La genle esla
informando a olros gobiernos euro¡eos ¡ara que se o¡ongan a las
¡alenles del soflvare y es vilal que se em¡iece a hacer eslo aqui, en
Gran ßrelaña. Segun Harmul Iilch, que es uno de los lideres en la
lucha euro¡ea conlra las ¡alenles de soflvare, el mayor im¡ulso ¡ara
eslas viene de la oficina brilanica de ¡alenles. La oficina de ¡alenles
del Reino Unido esla sim¡lemenle inclinada a favor de las ¡alenles
de soflvare. Hizo una encuesla ¡ublica y la mayoria de las res¡ues-
las se o¡onian a las ¡alenles de soflvare. Inlonces escribieron un
informe diciendo que la genle ¡arecia salisfecha con ellas, ¡asando
¡or allo com¡lelamenle las res¡ueslas. La comunidad del soflvare
libre di|o «¡or favor, enviadnos las res¡ueslas lambien a nosolros».
Asi que ¡ublicaron esas res¡ueslas, que generalmenle eslaban en
conlra. Nunca se hubiera su¡ueslo eso a ¡arlir el informe que ¡ubli-
có la oficina de ¡alenles del Reino Unido.
Usan un lermino que ellos llaman «efeclo lecnico». Isle es un ler-
mino que ¡uede eslirarse enormemenle. Su¡ueslamenle lienes que
¡ensar que una idea sobre un ¡rograma sólo seria ¡alenlable si esla
relacionada con aclos fisicos es¡ecificos. Si esa es la inler¡relación,
en su mayor ¡arle quedaria resuello el ¡roblema. Si las unicas ideas
de soflvare que ¡udieran ¡alenlarse fueran aquellas que de verdad
esluvieran relacionadas con un resullado lecnico o fisico ¡arlicular,
que hubieras ¡alenlado si no hubieras usado el ¡rograma, eslaria
bien. Il ¡roblema es que ¡uedes eslirar ese lermino. Iuedes descri-
bir el resullado que oblienes ¡or ulilizar cualquier ¡rograma como un
resullado fisico. ¿Cómo se diferencia esle resullado fisico de cualquier
olro` ßueno, se diferencia como resullado de esle cóm¡ulo. Il resulla-
do es que la oficina de ¡alenles del Reino Unido ¡ro¡one algo que
¡arece resolver el ¡roblema en su mayor ¡arle, ¡ero en realidad da
carla blanca ¡ara ¡alenlar casi cualquier cosa.
Il ¡ersonal del mismo minislerio lambien esla im¡licada en asun-
los referidos al co¡yrighl, que realmenle no lienen nada que ver con
El peligro de las patentes del soltware
las ¡alenles del soflvare exce¡lo en que eslan siendo mane|adas ¡or
la misma genle. (Alo me|or se han de|ado llevar ¡or el lermino «¡ro-
¡iedad inleleclual» ¡ara confundir las dos cuesliones). Se lrala de
inler¡relar la recienle direcliva de co¡yrighl de la UI, una ley horri-
ble como la Digiia| Mi||cniun Ccpqrigni Aci en los IIUU, ¡ero con algo
de flexibilidad ¡ara que los ¡aises decidan cómo se im¡lemenla. Reino
Unido ¡ro¡one la manera mas draconiana ¡osible ¡ara im¡lemenlar
esla direcliva. Se ¡odria reducir mucho el daño im¡lemenlandola
a¡ro¡iadamenle. Reino Unido quiere maximizar el efeclo liranico de
esla direcliva. Iarece que hay cierlo gru¡o ÷¿el De¡arlamenlo de
Comercio e Induslria`÷ que debe ser frenado. Is necesario revisar sus
aclividades y delener la geslación de nuevas formas de ¡oder.
Las ¡alenles de soflvare subordinan a lodo desarrollador de sofl-
vare y a lodo usuario a una nueva forma de burocracia. Si los nego-
cios que usan ordenadores se dieran cuenla de cuanlos ¡roblemas les
¡uede causar eslo, se levanlarian en armas, y esloy seguro de que
¡odrian delenerlo. A los negocios no les gusla eslar subordinados a
la burocracia. Hay algunas areas en las que nos guslaria que el go-
bierno del Reino Unido hiciera un lraba|o mas cuidadoso al subordi-
nar cierlos negocios a la burocracia, como en lodo lo que se refiere al
des¡lazamienlo de animales.
4
Iero en los casos en los que no sirve a
olro ¡ro¡ósilo que a crear mono¡olios arlificiales, de modo que
alguien ¡ueda inlerferir en la creación de soflvare ÷ex¡rimiendo
dinero de los desarrolladores y los usuarios÷, deberiamos moslrar
o¡osición. Tenemos que hacer conscienles a las em¡resas de lo que
las ¡alenles de soflvare les ¡ueden hacer, y conseguir su a¡oyo ¡ara
luchar conlra las ¡alenles de soflvare en Iuro¡a.
La balalla no ha lerminado. Todavia ¡uede ser ganada.
Sottwarc librc para una socicdad librc 158
4
Iara que sea mas dificil que se exliendan las enfermedades conlagiosas.
5ECCIÓN TRE5
Libcrtad, sncicdad y snItwarc
¿DI QUIIN DIßIRIA RICIßIR ÓRDINIS TU ORDINADOR` Mucha genle ¡ien-
sa que sus ordenadores deberian obedecerles a ellos y no a olras ¡er-
sonas. Medianle un ¡lan al que llaman «informalica de confianza», las
grandes cor¡oraciones de los medios de comunicación ÷incluyendo
las com¡añias cinemalograficas y de la induslria discografica÷ al lado
de com¡añias del ambilo de la informalica, como Microsofl e Inlel, ¡la-
nean hacer que su ordenador los obedezca a ellos en lugar de a li los
¡rogramas ¡ro¡ielarios han incluido caraclerislicas malevolas en el
¡asado, ¡ero esle ¡lan las universalizaria.
Soflvare ¡ro¡ielario significa, fundamenlalmenle, que lu no con-
lrolas lo que haces, no ¡uedes esludiar el código fuenle ni modificar-
lo. No es sor¡rendenle que habiles hombres de negocios encuenlren
medios de conlrol ¡ara colocarle en una siluación de desvenla|a.
Microsofl ha hecho eslo varias veces, una versión de Windovs fue
diseñada ¡ara informar a Microsofl sobre lodo el soflvare conlenido
en su disco duro, una recienle aclualización de «seguridad» del
Windovs Media Ilayer requeria que los usuarios ace¡laran nuevas
reslricciones. Iero Microsofl no esla solo en eslo: el soflvare ¡ara
inlercambio de musica KaZaa esla diseñado de forma que un asocia-
do de negocios de KaZaa ¡ueda alquilar el uso de lu ordenador a sus
161
17. ¿Puedes conflur en tu ordenudor?
ª
Isla versión es ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de
sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN 84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
clienles. Islas caraclerislicas malevolas son normalmenle secrelas,
¡ero una vez que le enleras de ellas es dificil eliminarlas, dado que
no dis¡ones del código fuenle.
In el ¡asado, fueron incidenles aislados. La «informalica de con-
fianza» los haria omni¡resenles. «Informalica lraicionera» seria un
nombre mas a¡ro¡iado, en la medida en que el ¡royeclo esla diseña-
do ¡ara asegurarse de que sislemalicamenle lu ordenador le va a desobe-
decer. De hecho, esla diseñado ¡ara que lu ordenador de|e de funcio-
nar como un ordenador de ¡ro¡ósilo general. Cada o¡eración ¡uede
requerir de una aulorización ex¡licila.
La idea lecnica subyacenle a la informalica lraicionara es que el
ordenador incluya un dis¡osilivo de encri¡lación y de firma digilal,
cuyas claves ¡ermanecerian en secrelo. (La versión de Microsofl se
llama «¡alladium»). Los ¡rogramas ¡ro¡ielarios usan esle dis¡osili-
vo ¡ara conlrolar que ¡rogramas ¡uedes e|ecular, a que documenlos
o dalos ¡uedes acceder y a que ¡rogramas se los ¡uedes lransferir.
Islos ¡rogramas descargaran conlinuamenle nuevas reglas de aulo-
rización a lraves de Inlernel e im¡ondran dichas reglas aulomalica-
menle en lu lraba|o. Si no ¡ermiles que lu ordenador oblenga las nue-
vas reglas ¡eriódicamenle de Inlernel, algunas a¡licaciones de|aran
de funcionar aulomalicamenle.
Ior su¡ueslo, Hollyvood y las em¡resas discograficas ¡lanean
usar la informalica lraicionera ¡ara «DRM» («Digilal Reslriclion
Managemenl», |«Adminislración de Reslricciones Digilales»j), de
modo que los videos y la musica descargados ¡uedan ser re¡roduci-
dos sólo en un ordenador es¡ecifico. Sera com¡lelamenle im¡osible
com¡arlir, al menos sin usar los archivos aulorizados que lendrias
que oblener de dichas com¡añias. Il ¡ublico, deberiais lener la liber-
lad y la ca¡acidad de com¡arlir esas cosas. (Is¡ero que alguien
encuenlre la forma de ¡roducir versiones no cifradas, de subirlas y
com¡arlirlas, asi DRM no lendra un exilo com¡lelo, aunque eslo no
es una excusa ¡ara el sislema).
Hacer im¡osible el hecho de com¡arlir es de ¡or si baslanle malo,
¡ero la siluación es ¡eor. Ixislen ¡lanes ¡ara usar el mismo mecanis-
mo ¡ara enviar documenlos ¡or correo eleclrónico ÷¡roduciendo
mensa|es que desa¡arecen en dos semanas, o documenlos que sólo
¡ueden ser leidos en los ordenadores de delerminada em¡resa.
Sottwarc librc para una socicdad librc 162
163
Imagina que recibes un mensa|e de correo eleclrónico de lu |efe
diciendole que hagas algo que ¡iensas que es arriesgado, un mes des-
¡ues, cuando el liro sale ¡or la culala no ¡uedes usar el mensa|e ¡ara
demoslrar que la decisión no fue luya. «Ionerlo ¡or escrilo» no le
¡rolege si la orden esla escrila en linla que desa¡arece.
Imagina que recibes un mensa|e de correo eleclrónico de lu |efe
eslableciendo una ¡olilica que es ilegal o moralmenle ullra|osa, como
deslrozar los documenlos de la audiloria de lu em¡resa, o ¡ermilir
que una amenaza ¡eligrosa ¡ara lu ¡ais avance sin conlrol. Ahora,
¡uedes enviar esla nolicia a una ¡eriodisla y ex¡oner esa aclividad.
Con la informalica lraicionera, la ¡eriodisla no sera ca¡az de leer el
documenlo, su ordenador se negara a obedecerla. La informalica lrai-
cionera se lransforma en un ¡araiso ¡ara la corru¡ción.
Los ¡rocesadores de lexlo como Microsofl Word ¡odrian usar la
informalica lraicionera cuando guardes lus documenlos ¡ara asegu-
rarle de que ningun ¡rocesador de lexlo de la com¡elencia ¡ueda
leerlos. In la aclualidad debemos averiguar los secrelos del formalo
Word medianle laboriosos ex¡erimenlos, ¡ara que los ¡rocesadores
libres ¡uedan leer sus documenlos. Si Word cifra los documenlos
usando la informalica lraicionera cuando los guarda, la comunidad
del soflvare libre no lendra la ¡osibilidad de desarrollar soflvare
¡ara leerlos ÷y si ¡udieramos, esos ¡rogramas ¡odrian ser ¡rohibi-
dos ¡or la Digiia| Mi||cnniun Ccpqrigni Aci.
Los ¡rogramas que usen la informalica lraicionera descargaran
conlinuamenle nuevas reglas de aulorización desde Inlernel e
im¡ondran dichas reglas en lu lraba|o. Si a Microsofl, o al gobierno
de IIUU, no les agrada lo que dices en un documenlo, ¡odran ¡ubli-
car nuevas reslricciones inslruyendo a lodos los ordenadores ¡ara
que ¡rohiban que alguien lea dicho documenlo. Cada ordenador
obedecera cuando descargue las nuevas inslrucciones. Su escrilo
eslara su|elo a un su¡resión relroacliva eslilo 1984. Hasla usled
¡odria ser inca¡az de leerlo.
Iodrias ¡ensar que ¡uedes averiguar que cosas sucias hace una
a¡licación de informalica lraicionera, esludiar cuan dañinas son y
decidir si ace¡larlas o no. Seria ingenuo ace¡larlas, ¡ero el ¡roble-
ma es de lal magnilud que no ¡odras resislir mucho liem¡o. Una
vez de¡endas del uso del ¡rograma, eslaras enganchado, ellos lo
saben, enlonces ¡ueden cambiar las condiciones del acuerdo.
¿Iuedes confiar en lu ordenador`
Algunas a¡licaciones descargaran aulomalicamenle aclualizaciones
que haran algo diferenle ÷y no le daran la ¡osibilidad de elegir si
quieres la aclualización o no.
Hoy ¡or hoy, ¡uedes evilar las limilaciones del soflvare ¡ro¡iela-
rio no usandolo. Si e|eculas GNU/Linux u olro sislema o¡eralivo
libre y si evilas inslalar a¡licaciones ¡ro¡ielarias sobre el, enlonces
eslaras al mando de lo que lu ordenador hace. Si un ¡rograma libre
liene una caraclerislica malevola, olros desarrolladores de la comuni-
dad la su¡rimiran y ¡odras usar la versión corregida. Iuedes lam-
bien e|ecular a¡licaciones y herramienlas libres en sislemas o¡erali-
vos no libres, eslo no le ¡ro¡orciona una ¡lena liberlad, ¡ero muchos
usuarios lo hacen.
La informalica lraicionera ¡one en ¡eligro la exislencia de los sis-
lemas o¡eralivos y las a¡licaciones libres, en la medida en que ya no
¡odras e|ecularlas de ninguna forma. Algunas versiones de la infor-
malica lraicionera requeriran que el sislema o¡eralivo esle es¡ecifica-
menle aulorizado ¡or alguna em¡resa ¡arlicular. Los sislemas o¡era-
livos libres no ¡odran ser inslalados. Algunas versiones de la infor-
malica lraicionera requeriran que cada ¡rograma sea es¡ecificamen-
le aulorizado ¡or el desarrollador del sislema o¡eralivo. No ¡odras
e|ecular a¡licaciones libres en lales sislemas. Si averiguas cómo
hacerlo y se lo dices a alguien ¡odria consliluir un delilo.
Ixislen ¡royeclos de ley en IIUU que requieren que lodos los
ordenadores so¡orlen informalica lraicionera y que se ¡rohiba la cone-
xión de ordenadores anliguos a Inlernel. La CßDTIA (la llamamos
Ccnsunc Bui Dcn´i Trq Prcgranning Aci, Consuma Iero No Trale de
Irogramar) es uno de ellos. Iero incluso si no le obligan legalmenle a
migrar hacia la informalica lraicionera, la ¡resión ¡ara ace¡larla ¡uede
ser enorme. Ahora, las ¡ersonas ulilizan normalmenle el formalo
Word ¡ara comunicarse, aunque eslo causa muchos ¡roblemas |vease
hll¡://vvv.gnu.org/no-vord-allachmenls.hlmlj. Si sólo una maquina
con informalica lraicionera ¡uede leer los ullimos documenlos de
Word, mucha genle migrara hacia ella, en la medida en que consideren
la siluación unicamenle en lerminos de acción individual ÷o lo lomas
o lo de|as. Iara o¡onernos a la informalica lraicionera, debemos unir-
nos y confronlar la siluación como una elección colecliva.
Iara mayor información sobre la informalica lraicionera vease
hll¡://vvv.cl. cam.ac.uk/ users/r|a14/lc¡a-faq.hlml.
Sottwarc librc para una socicdad librc 164
165
ßloquear la informalica lraicionera requerira que se organicen un gran
numero de ciudadanos. ¡Necesilamos lu ayuda! La ||ccircnic |rcniicr
|cun!aiicn (vvv.eff.org) y la Pu||ic Kncu|c!gc (vvv.¡ubliccknovled-
ge.org) eslan organizando cam¡añas conlra la informalica lraicionera,
asi como lambien el Digiia| Spcccn Prcjcci (uuu.!igiia|spcccn.crg)
es¡onsorizado ¡or la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn. Ior favor, visila eslos
silios Web ¡ara ¡oder sumarle y a¡oyar su labor. Tambien ¡uedes
ayudar escribiendo a las oficinas de asunlos ¡ublicos de Inlel, IßM,
HI/Com¡aq, o cualquiera a quien le hayas com¡rado un ordena-
dor, ex¡licandole que no quieres ser ¡resionado a com¡rar sislemas
de informalica «fiable», con lo que no eslas de acuerdo en que ellos
los ¡roduzcan. Iuedes e|ercer la ¡resión del ¡oder del consumidor.
Si haces eslo, ¡or favor envia co¡ias de lus carlas a las organizacio-
nes anles ciladas.
Pnstscriptum
Il ¡royeclo GNU dislribuye GNU Irivacy Guard, un ¡rograma que
im¡lemenla cifrado de clave ¡ublica y firmas digilales, que ¡uede uli-
lizase ¡ara enviar mensa|es de correo eleclrónico seguros y ¡rivados.
Is muy iluslralivo examinar cómo GIG se diferencia de la informali-
ca lraicionera y ver que hace a una lan ulil y a la olra lan ¡eligrosa.
Cuando alguien usa GIG ¡ara enviarle un documenlo cifrado y
usas GIG ¡ara decodificarlo, el resullado es un documenlo no cifra-
do que ¡uedes leer, reenviar, co¡iar e incluso re-cifrar ¡ara enviarlo
de forma segura a un lercero. Una a¡licación de informalica lraicio-
nera le de|aria leer las ¡alabras en la ¡anlalla, ¡ero no ¡roducir un
documenlo no cifrado que ¡udiera usarse de olra forma. GIG, un
¡aquele de soflvare libre, ¡one las funciones de seguridad a dis¡osi-
ción de los usuarios: |cs usuarics usan c| prcgrana. La informalica lrai-
cionera esla diseñada ¡ara im¡oner reslricciones a los usuarios: es
c||a la que usa a los usuarics.
¿Iuedes confiar en lu ordenador`
LA IXISTINCIA DIL SOITWARI ILANTIA INIVITAßLIMINTI la ¡regunla de
que decisiones deberian lomarse res¡eclo a su uso. Ior e|em¡lo,
su¡ongamos que una ¡ersona que liene una co¡ia de un ¡rograma, se
encuenlra con olra que desearia lener olra co¡ia del mismo. Is ¡osible
co¡iar el ¡rograma, ¿quien deberia decidir si eslo se lleva a cabo o no`
¿Las ¡ersonas involucradas` ¿O un lercero, llamado «¡ro¡ielario»`
Ior lo general, los desarrolladores de soflvare consideran eslos
¡roblemas basandose en que el crilerio ¡ara res¡onder a esla ¡re-
gunla es el de maximizar los beneficios del desarrollador. Il ¡oder
¡olilico del seclor em¡resarial ha llevado al gobierno a ado¡lar igual-
menle el crilerio y la res¡uesla que ¡ro¡onen los desarrolladores:
que el ¡rograma liene un dueño, generalmenle una com¡añia asocia-
da a su desarrollo.
Me guslaria considerar el mismo ¡roblema usando un crilerio
diferenle: la ¡ros¡eridad y la liberlad del ¡ublico en general.
La res¡uesla no ¡uede ¡rovenir de la ley vigenle ÷la ley debe-
ria a|uslarse a la elica y no al reves. Tam¡oco el dia a dia resuelve el
¡roblema, a ¡esar de que ¡uede sugerir algunas soluciones ¡osibles.
167
18. Por que eI softuure debe ser Ilbre
ª
Iscrilo originalmenle en 1992, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
La unica forma de |uzgar es observar quien se ve beneficiado y quien
se ve ¡er|udicado medianle el reconocimienlo de los ¡ro¡ielarios de
soflvare, ¡or que y en que medida. In olras ¡alabras, deberiamos
realizar un analisis del li¡o cosle-beneficio en nombre de la sociedad
como un lodo, leniendo en cuenla la liberlad individual asi como la
¡roducción de bienes maleriales.
In esle ensayo, describire los efeclos ¡rovocados ¡or el reconoci-
mienlo de los ¡ro¡ielarios y moslrare que los resullados son ¡er|udi-
ciales. Mi conclusión es que los ¡rogramadores debemos dedicarnos a
animar a olros a com¡arlir, redislribuir, esludiar y me|orar el soflvare
que escribimos, en olras ¡alabras, animar a escribir soflvare «libre».
1
Cðmn !ns prnpictarins |ustiIican su pndcr
Aquellos que se benefician del sislema aclual, en el que los ¡rogra-
mas son concebidos como ¡ro¡iedad ¡rivada, esgrimen dos argu-
menlos en favor de su derecho de ser ¡ro¡ielarios de ¡rogramas: el
argumenlo emocional y el argumenlo económico.
Il argumenlo emocional es del li¡o: «Iongo mi sudor, mi corazón,
mi alma en esle ¡rograma. Iroviene de ni, es nic!»
Isle argumenlo no requiere una refulación seria. Il senlimienlo
de a¡ego ¡uede ser cullivado ¡or los ¡rogramadores cuando les con-
venga, ¡ero no es inevilable. Considerese, ¡or e|em¡lo, cuan deseo-
sos firman y ceden sus derechos sobre el ¡rograma a una gran
em¡resa a cambio de un salario, misleriosamenle el a¡ego emocional
se desvanece. Ior el conlrario, considerense a los grandes arlislas y
arlesanos de la e¡oca medieval, que ni siquiera firmaban sus lraba|os.
Iara ellos, el nombre del arlisla no era im¡orlanle. Lo que im¡orlaba
era que el lraba|o se habia hecho ÷y el ¡ro¡ósilo al que servia. Isla
visión ha ¡revaleció duranle cienlos de años.
Il argumenlo económico es del li¡o: «Quiero ser rico ÷normal-
menle ex¡resado de manera ¡oco ¡recisa como ´lengo que vivir de
Sottwarc librc para una socicdad librc 168
1
Il ad|elivo «libre» en «soflvare libre» hace referencia a la liberlad, no al ¡recio, el
¡recio ¡agado ¡or una co¡ia de un ¡rograma libre ¡uede ser cero, ba|o o ÷en muy
¡ocas ocasiones÷ baslanle allo.
169
algo¨÷ y si no me de|as enriquecerme ¡rogramando, enlonces no
¡rogramare. Todo el mundo es como yo, de manera que nadie ¡ro-
gramara |amas. ¡Y le enconlraras con que no lienes ¡rogramas!» Isla
amenaza suele venir disfrazada como un amigable y sabio conse|o.
Ix¡licare mas larde ¡or que esla amenaza es algo com¡lelamenle
absurdo. Anles me guslaria ¡resenlar un ¡resu¡ueslo im¡licilo que
esla mucho mas ¡resenle en olra formulación del mismo argumenlo.
Isla formulación em¡ieza com¡arando la ulilidad social del sofl-
vare ¡ro¡ielario con la ulilidad que se derivaria de no lener soflvare
y enlonces llega a la conclusión de que el soflvare ¡ro¡ielario es, en
general, beneficioso y que deberia ser ¡romovido. La falacia reside
aqui en com¡arar solamenle dos ¡osibilidades ÷soflvare ¡ro¡iela-
rio tcrsus ausencia de soflvare÷ y su¡oner que no exislen olras
¡osibilidades.
In un sislema en el que im¡era la ¡ro¡iedad inleleclual, el desarro-
llo del soflvare se encuenlra generalmenle vinculado a la exislencia de
un dueño que conlrola el uso de ese soflvare. Mienlras exisla esle vin-
culo, nos enfrenlamos conlinuamenle a la elección enlre soflvare ¡ro-
¡ielario o nada. Sin embargo, esle vinculo no es inherenle ni lam¡oco
inevilable, es mas bien consecuencia de una decisión ¡olilica sociole-
gal es¡ecifica que aqui eslamos cueslionando: la decisión de que el
soflvare lenga ¡ro¡ielarios. Iormular la elección enlre soflvare ¡ro-
¡ielario y ausencia de soflvare im¡lica em¡obrecer la cueslión.
E! argumcntn cn cnntra dc !a prnpicdad dc! snItwarc
La ¡regunla que se nos ¡lanlea es, «¿deberia el desarrollo del soflvare
eslar vinculado a la exislencia de ¡ro¡ielarios que reslrin|an su uso`»
Iara resolver esle ¡roblema, lenemos que evaluar el efeclo en la
sociedad de cada una las dos o¡ciones in!cpcn!icnicncnic: el efeclo de
desarrollar soflvare ÷sin lener en cuenla la manera en que se redis-
lribuye÷ y el efeclo de reslringir su uso ÷su¡oniendo que el soflva-
re ha sido desarrollado. Si una de eslas aclividades es beneficiosa y la
olra es ¡er|udicial, deberiamos deshacernos de esla doble aclividad y
ulilizar sólo la beneficiosa.
Ior que el soflvare debe ser libre
In olras ¡alabras, si reslringir la dislribución de un ¡rograma ya
desarrollado es ¡er|udicial ¡ara la sociedad en su con|unlo, enlon-
ces un desarrollador de soflvare con una orienlación elica deberia
rechazar esla o¡ción.
Iara delerminar el efeclo de reslringir el derecho a com¡arlir, nece-
silamos com¡arar los beneficios ¡ara la sociedad de un ¡rograma res-
lringido ÷¡ro¡ielario÷ con los que ofrece ese mismo ¡rograma acce-
sible a lodo el mundo. Islo significa com¡arar dos mundos ¡osibles.
Isle analisis lambien liene en cuenla el conlra-argumenlo, a veces
defendido, de que «los beneficios que se ¡ro¡orcionan al vecino al
darle una co¡ia de un ¡rograma se cancelan ¡or el ¡er|uicio ¡rovoca-
do al ¡ro¡ielario». Isle conlra-argumenlo ¡resu¡one que el ¡er|uicio
y el beneficio son iguales en magnilud. Il analisis im¡lica la com¡a-
ración de ambas magniludes y mueslra que el beneficio es mucho
mayor que el ¡er|uicio.
Iara clarificar lodo eslo, vamos a a¡licarlo a olro ambilo: la cons-
lrucción de carreleras.
Iudiera ser que la financiación ¡ara conslruir lodas las carreleras
¡roviniese de los ¡ea|es. In consecuencia, nos enconlrariamos ¡un-
los de ¡ea|e en cada esquina. Un sislema de esle li¡o generaria incen-
livos a la hora de me|orar las carreleras. Tambien lendria la virlud de
obligar a los usuarios de una delerminada carrelera a que ¡agasen
¡or ella. Sin embargo, un ¡unlo de ¡ea|e es un obslaculo arlificial
¡ara una circulación fluida ÷arlificial, ¡orque no es una consecuen-
cia derivada del funcionamienlo de los coches o de las carreleras.
Si com¡aramos la ulilidad de las carreleras libres y de la carreleras
con ¡ea|e, enconlramos que ÷siendo iguales en lodo÷, las carreleras
sin ¡unlos de ¡ea|e son mas baralas de conslruir, mas baralas de admi-
nislrar y mas eficienles.
2
In un ¡ais ¡obre, el ¡ea|e ¡odria ¡rovocar que
algunas carreleras fuesen inaccesibles a muchos ciudadanos. De manera
Sottwarc librc para una socicdad librc 170
2
Los ¡roblemas asociados a la conlaminación y a la congeslión del lrafico no modifi-
can esla conclusión. Si queremos encarecer la conducción, ¡ara desanimar la conduc-
ción en general, no deberiamos recurrir a los ¡ea|es que conlribuyen a aumenlar la
conlaminación y la congeslión. Un im¡ueslo sobre la gasolina es mucho me|or. Del
mismo modo, no es relevanle el deseo de aumenlar la seguridad en una carrelera limi-
lando el maximo de velocidad. Una carrelera de libre acceso aumenla la media de
velocidad evilando las ¡aradas y los alascos, sea cual sea el limile de velocidad.
171
que las carreleras sin ¡ea|es ofrecen mayores beneficios a la sociedad
y un cosle menor, ¡or lo lanlo son ¡referibles ¡ara la sociedad. De
esle modo, la sociedad deberia elegir financiar las carreleras de olra
forma, y no medianle ¡ea|es. Il uso de las carreleras, una vez cons-
lruidas, deberia ser graluilo.
Cuando los defensores de los ¡ea|es, los ¡resenlan como ncrcs
recaudadores de fondos, dislorsionan la elección que exisle de ver-
dad. Los ¡ea|es incremenlan los fondos ¡ublicos, ¡ero hacen algo
mas: degradan, de hecho, la carrelera. La carrelera de ¡ea|e no es lan
buena como la carrelera libre, que se nos ¡ro¡orcionen mas carrele-
ras o carreleras lecnicamenle su¡eriores ¡uede muy bien no ser una
me|ora si im¡lica susliluir carreleras libres ¡or carreleras de ¡ea|e.
Ior su¡ueslo, la conslrucción de una carrelera graluila cuesla
dinero, que de alguna manera la genle debe ¡agar. Sin embargo, eslo
no im¡lica la inevilabilidad de los ¡ea|es. Nosolros, que en ambos
casos ¡agamos, oblendremos mayores beneficios de nueslro dinero si
com¡ramos una carrelera graluila.
No quiero decir que una carrelera de ¡ea|e sea ¡eor que la ausen-
cia de carreleras. Iso seria verdad si el ¡ea|e fuese lan allo que casi
nadie ¡udiese usarla ÷¡ero esla es una ¡olilica im¡robable ¡ara un
recaudador de im¡ueslos. Sin embargo, en lanlo que los ¡ea|es su¡o-
nen ¡erdidas de liem¡o y moleslias considerables, es me|or conse-
guir el dinero de una manera menos obslruclora.
Iara a¡licar esle mismo argumenlo al desarrollo del soflvare,
moslrare ahora que inlroducir «¡ea|es» en el soflvare le cuesla caro
a la sociedad: hace que se encarezca la conslrucción de los ¡rogra-
mas, encarece la dislribución y los hace menos salisfaclorios y efi-
cienles con relación a su uso. De lo que se deduce que la conslrucción
de ¡rogramas deberia ¡romoverse de alguna olra forma. Mas larde,
conlinuare ex¡licando olros melodos de ¡romoción y ÷hasla donde
sea de verdad necesario÷ de financiación del desarrollo de soflvare.
E! pcr|uicin ncasinnadn pnr nbstacu!izar c! snItwarc
Consideremos ¡or un momenlo que un ¡rograma ha sido desarrolla-
do y que cualesquiera ¡agos necesarios ¡ara su desarrollo han sido
Ior que el soflvare debe ser libre
realizados, ahora la sociedad debe decidir enlre converlirlo en ¡ro-
¡ielario o ¡ermilir que se use y com¡arla libremenle. Su¡óngase que
la exislencia del ¡rograma y su dis¡onibilidad es algo deseable.
3
Las reslricciones sobre la dislribución y modificación del ¡rogra-
ma no ¡ueden facililar su uso. Sólo ¡ueden inlerferir en el. Asi que el
efeclo solamenle ¡uede ser negalivo. ¿Iero cuanlo` ¿Y de que li¡o`
Ixislen lres niveles diferenles de daño malerial que ¡rovienen de
esla inlerferencia:
Un menor numero de ¡ersonas usa el ¡rograma.
Ninguno de los usuarios ¡uede ada¡lar o arreglar el ¡rograma.
Olros desarrolladores no ¡ueden a¡render del ¡rograma, o
basar un lraba|o nuevo en el.
Cada nivel de ¡er|uicio malerial lleva asociado un ¡er|uicio ¡sico-social.
Me refiero al efeclo que lienen las decisiones de la genle sobre sus sen-
limienlos, acliludes y ¡redis¡osiciones ¡osleriores. Islos cambios en la
manera de ¡ensar de la genle lendran un efeclo ¡oslerior en sus relacio-
nes con sus conciudadanos y ¡ueden acarrear consecuencias efeclivas.
Los lres niveles de ¡er|uicio malerial desa¡rovechan ¡arle del
valor que el ¡rograma ¡odria ¡ro¡orcionar, ¡ero no lo ¡ueden redu-
cir a nada. Si desa¡rovechan casi lodo el valor del ¡rograma, enlon-
ces el hecho de escribir el ¡rograma ¡er|udica a la sociedad en la
medida en que se dedicó un esfuerzo en escribir el ¡rograma. Se
¡odria decir que aquel ¡rograma que ¡roduce beneficios al venderse
debe ¡ro¡orcionar algun li¡o de beneficio malerial direclo.
Sin embargo, leniendo en cuenla el ¡er|uicio ¡sico-social asocia-
do, no exisle limile alguno al ¡er|uicio que ¡uede llegar a ocasionar
el desarrollo de soflvare ¡ro¡ielario.
Sottwarc librc para una socicdad librc 172
3
Iodriamos considerar ¡er|udicial un ¡rograma delerminado y ¡or lo lanlo desear que
no esle dis¡onible en absolulo, como ocurre con la base de dalos ¡ersonales de Lolus
Markel¡lace, que se reliró del mercado gracias a las ¡roleslas del ¡ublico. ßuena ¡arle
de lo que vengo diciendo no es a¡licable a esle caso, ¡ero no liene senlido abogar ¡or la
exislencia de ¡ro¡ielarios ¡or el sim¡le hecho de que el ¡ro¡ielario limile la dis¡onibili-
dad del ¡rograma. Il ¡ro¡ielario no limilara com¡lelamenle la dis¡onibilidad de un ¡ro-
grama, lal y como nos guslaria, en el caso de que su uso se considere deslruclivo.
173
Obstacu!izar c! usn dc prngramas
Il ¡rimer nivel de ¡er|uicio im¡ide el sim¡le uso del ¡rograma. Una
co¡ia del ¡rograma liene un cosle marginal nulo ÷y se ¡uede ¡agar
esle cosle realizando esla co¡ia ¡ersonalmenle÷, de manera que en
un mercado libre lendria un ¡recio casi nulo. Il ¡ago ¡or una licen-
cia es un desincenlivo significalivo a la hora de usar el ¡rograma. Si
un ¡rograma de gran ulilidad es ¡ro¡ielario, mayor sera la canlidad
de genle que no lo use.
Is facil moslrar que la conlribución lolal que un ¡rograma ¡ro-
¡orciona a la sociedad se reduce al asignarsele un ¡ro¡ielario. Cada
usuario ¡olencial del ¡rograma, enfrenlado al hecho de lener que
¡agar ¡ara usarlo, ¡uede escoger enlre ¡agar o renunciar a usar el
¡rograma. Cuando un usuario escoge ¡agar, se lrala en realidad de
una lransferencia nula de riqueza enlre las dos ¡arles. Iero cada vez
que alguien elige no usar el ¡rograma, se ¡rovoca un ¡er|uicio a esa
¡ersona sin que nadie salga beneficiada. La suma enlre numeros
negalivos y ceros es siem¡re negaliva.
Iero eslo no reduce la canlidad de lraba|o que lleva !csarrc||ar el
¡rograma. Como resullado, la eficiencia del ¡roceso enlero, medida
en salisfacción del usuario final ¡or hora de lraba|o, se reduce.
Islo mueslra la diferencia crucial enlre las co¡ias de ¡rogramas
y los coches, las sillas o los bocadillos. No exisle una co¡iadora de
ob|elos maleriales fuera de la ciencia ficción. Iero los ¡rogramas
son faciles de co¡iar, cualquiera ¡uede ¡roducir lanlas co¡ias como
desee, con muy ¡oco esfuerzo. Islo no es cierlo ¡ara ob|elos male-
riales ¡orque la maleria se conserva: cada co¡ia nueva liene que
generarse con maleria ¡rima, de la misma forma en que se conslru-
yó la ¡rimera co¡ia.
Con ob|elos maleriales, un desincenlivo a la hora de usarlos liene
cierlo senlido, ¡orque un menor numero de ob|elos com¡rados im¡li-
ca menos maleria ¡rima y menos lraba|o ¡ara ¡roducirlos. Is cierlo
que generalmenle exisle un cosle inicial, un cosle de desarrollo, que se
exliende sobre el ¡roceso de ¡roducción. Iero mienlras el cosle mar-
ginal de ¡roducción ¡uede ser significalivo, añadir una ¡arlici¡ación
en el cosle de desarrollo no ¡roduce una diferencia cualilaliva. Y no
requiere reslricciones sobre la liberlad de los usuarios normales.
Ior que el soflvare debe ser libre
Sin embargo, im¡oner un ¡recio en algo que, de olra manera, ¡odria ser
graluilo, es un cambio cualilalivo. Un ¡ago im¡ueslo unilaleralmenle
sobre la dislribución del soflvare ¡rovoca un gran desincenlivo.
Mas aun, la ¡roducción cenlralizada, lal y como se ¡raclica en
nueslros dias, es ineficienle incluso en lerminos de dislribución de las
co¡ias de soflvare. Isle sislema incluye enviar discos o cinlas mag-
nelicas en embala|es su¡erfluos, mandar grandes canlidades a lo
largo y ancho del mundo y almacenarlos ¡ara venderlos. Isle cosle
se ¡resenla como derivado de hacer negocios, en realidad, es una
¡arle del gaslo inulil causado ¡or el hecho de lener dueños.
La cnhcsiðn sncia! dañada
Su¡onga que lanlo usled como su vecino consideraran ulil la e|ecu-
ción de un cierlo ¡rograma. In un ¡aclo elico con su vecino, segu-
ramenle enlenderiais que una solución a¡ro¡iada de la siluación
¡osibililaria que los dos usasen el ¡rograma. Una ¡ro¡uesla que
¡ermiliese usar el ¡rograma sólo a uno, reslringiendo al olro, es dis-
criminaloria, a ninguno de los dos, les deberia de ¡arecer ace¡lable.
Iirmar una licencia li¡ica de soflvare im¡lica lraicionar a lu veci-
no: «Iromelo ¡rivar a mi vecino de esle ¡rograma ¡ara que yo ¡ueda
lener una sola co¡ia ¡ara mi». Las ¡ersonas que loman eslas decisio-
nes sienlen una ¡resión ¡sicológica inlerna que les em¡u|a a |uslifi-
carlas degradando la im¡orlancia de ayudar al ¡ró|imo ÷de lal
forma que el es¡irilu ¡ublico sale ¡er|udicado. Se lrala de un daño
¡sico-social asociado con el daño malerial ¡rovocado ¡or la desin-
cenlivación de usar el ¡rograma.
Muchos usuarios admilen inconscienlemenle que resulla erróneo
negarse a com¡arlir, asi que deciden ignorar las licencias y las leyes, y
com¡arlen el ¡rograma de lodas formas. Sin embargo a menudo se
sienlen cul¡ables haciendolo. Saben que deben infringir las leyes ¡ara
¡oder ser buenos vecinos, ¡ero siguen considerando que las leyes lie-
nen auloridad y concluyen que ser un buen vecino ÷dado que lo
son÷ es algo malo o de lo que senlirse avergonzados. Se lrala, lam-
bien, de un li¡o de daño ¡sico-social, ¡ero se ¡uede esca¡ar de ello
decidiendo que las licencias y las leyes no lienen fuerza moral alguna.
Sottwarc librc para una socicdad librc 174
175
Los ¡rogramadores lambien sufren ese daño ¡sico-social cuando lle-
gan a saber que a muchos usuarios se les im¡edira a¡rovechar su
lraba|o. Islo conduce a una aclilud de cinismo o de auloengaño. Un
¡rogramador ¡uede describir de manera enlusiasla un lraba|o que
considera lecnicamenle inleresanle, y cuando se le ¡regunla: «¿Se
me de|ara usar el ¡rograma`», se vuelve cabizba|o y admile que la
res¡uesla es no. Iara evilar desalenlarse, o bien la mayor ¡arle del
liem¡o ignora esle hecho, o ado¡la una ¡oslura cinica diseñada ¡ara
menoscabar su im¡orlancia.
Desde la era Reagan,
4
la ¡rinci¡al fuenle de escasez de los Islados
Unidos no es la de las innovaciones lecnicas sino mas bien la del
deseo de lraba|ar |unlos ¡or el bien ¡ublico. No liene senlido alenlar
lo ¡rimero a ex¡ensas de eslo ullimo.
Obstruir !a adaptaciðn pcrsnna!izada dc prngramas
Il segundo nivel de ¡er|uicio malerial es la im¡osibilidad de ada¡lar
los ¡rogramas. La ¡osibilidad de modificar el soflvare es una de las
grandes venla|as frenle a formas mas anliguas de lecnologia. Sin
embargo, la mayoria del soflvare comercial dis¡onible no lo es en
lerminos de «modificabilidad», ni siquiera des¡ues de com¡rarlo.
Iuedes decidir lomarlo o de|arlo, como una ca|a negra ÷lan solo eso.
Il ¡rograma que e|eculas consisle en una serie de numeros cuyo
significado ¡ermanece oscuro. Nadie, ni siquiera un buen ¡rograma-
dor, ¡uede cambiar facilmenle esos numeros ¡ara lograr que el ¡ro-
grama haga algo diferenle.
Los ¡rogramadores lraba|an normalmenle con el «código fuenle»
del ¡rograma, que se encuenlra escrilo en un lengua|e de ¡rograma-
ción como Iorlran o C. Recurren a nombres que designan los dalos
usados y las ¡arles del ¡rograma y re¡resenlan o¡eraciones con sim-
bolos lales como «+» ¡ara la suma y «-» ¡ara la resla. Isla diseñado
¡ara ayudar a los ¡rogramadores a leer y modificar los ¡rogramas.
Ior que el soflvare debe ser libre
4
Ronald Reagan, ¡residenle numero 40 de los Islados Unidos, es famoso ¡or haber rea-
lizado recorles en numerosos ¡rogramas sociales. Tambien llevó a cabo un ¡olilica eco-
nómica, llamada a menudo irick|c !cun cccncnics, considerada ¡or muchos un fracaso.
He aqui un e|em¡lo, un ¡rograma que calcula la dislancia enlre dos
¡unlos en un ¡lano:
5
f1oat
distance (p0, p1)
sttuct point p0, p1;
{
f1oat xdist p1.x - p0.x;
f1oat ydist p1.y - p0.y;
tetutn sqtt (xdist * xdist + ydist * ydist);
}
Aqui esla ese mismo ¡rograma en formalo e|eculable
6
en el ordena-
dor que suelo ulilizar:
1314258?44 -23228¯¯¯2 -231844884 1834882
1411?0¯5?2 -231844¯38 215?150 14202?8208
-234880?8? -2348¯?83¯ -2348¯??88 -2322?5424
184418¯18¯ -3214848 10?0581031 1?82?424?5
5¯2518?58 -8031438?2 131480331¯
Il código fuenle es ulil ÷¡olencialmenle al menos÷ ¡ara cualquier
usuario de un ¡rograma. Iero a la mayoria de los usuarios no se les
¡ermile lener co¡ias del código fuenle. Generalmenle el código fuen-
le de un ¡rograma ¡ro¡ielario es guardado en secrelo ¡or el ¡ro¡ie-
lario, ¡or miedo a que cualquier olro ¡ueda a¡render algo de el. Los
usuarios reciben solamenle ficheros de numeros incom¡rensibles,
que el ordenador se encargara de e|ecular. Islo quiere decir que sólo
el ¡ro¡ielario del ¡rograma ¡uede modificar el ¡rograma.
Una amiga me habló una vez que lraba|ó como ¡rogramadora en
un banco duranle seis meses, escribiendo un ¡rograma similar a olro
que se ¡odia oblener comercialmenle. Iensaba que si hubiese lenido
Sottwarc librc para una socicdad librc 176
5
Com¡render como funciona esle código fuenle no es lo im¡orlanle, lo que es real-
menle im¡orlanle es observar que el código fuenle esla escrilo a un nivel de abslrac-
ción que sea claramenle com¡rensible.
6
Observese la no com¡rensibilidad del formalo e|eculable, dar senlido al formalo e|e-
culable es claramenle mucho mas com¡le|o que el código fuenle de mas arriba.
177
acceso al código fuenle de ese ¡rograma comercial lo ¡odria haber
ada¡lado facilmenle a las necesidades del banco. Il banco eslaba dis-
¡ueslo a ¡agar ¡or ello, ¡ero no le eslaba ¡ermilido hacerlo ÷el código
fuenle era secrelo. De manera que luvo que dedicar seis meses de lraba-
|o de desarrollo, un lraba|o que a¡arece conlabilizado en el Iroduclo
Inlerior ßrulo ¡ero que realmenle fue un des¡erdicio.
Il Laboralorio de Inleligencia Arlificial del MIT (AI lab) recibió de
regalo una im¡resora grafica de Xerox hacia 1977. Corria con soflva-
re libre al que añadimos baslanles me|oras uliles. Ior e|em¡lo, el sofl-
vare nolificaba inmedialamenle al usuario cuando el lraba|o de
im¡resión se habia realizado. Cuando la im¡resora lenia un ¡roble-
ma, como una obslrucción de ¡a¡el o falla de ¡a¡el, el soflvare lo
nolificaba inmedialamenle a lodos los usuarios que luviesen lraba|os
¡endienles. Islas me|oras facililaban el lraba|o.
Mas larde Xerox donó al Laboralorio de IA una im¡resora nueva,
mas ra¡ida, una de las ¡rimeras im¡resoras laser. Iuncionaba con sofl-
vare ¡ro¡ielario que corria en un ordenador inde¡endienle dedicado
en exclusiva, de manera que no ¡udimos añadir ninguna de nueslras
me|oras favorilas. Iudimos hacer que enviase una nolificación cuando
se mandaba un lraba|o de im¡resión al ordenador dedicado a la im¡re-
sora, ¡ero no cuando el lraba|o se habia im¡reso ÷y generalmenle el
relraso era considerable. No habia forma de saber cuando el lraba|o se
habia im¡reso, lo unico que ¡odias hacer era adivinarlo. Y nadie sabia
nunca cuando se alascaba el ¡a¡el, asi que a menudo la im¡resora se
quedaba fuera de servicio ¡or es¡acio de una hora.
Los ¡rogramadores de sislema del laboralorio del IA Lab esla-
ban ca¡acilados ¡ara arreglar aquellos ¡roblemas, ¡robablemenle
lan ca¡acilados como los aulores originales del ¡rograma. Xerox no
moslró inleres en arreglar aquellos fallos y ¡refirió adverlirnos de
los ¡roblemas, de manera que nos vimos forzados a ace¡larlos.
Nunca se arreglaron.
La mayoria de los ¡rogramadores buenos han ex¡erimenlado esla
fruslración. Il banco ¡odia ¡ermilirse resolver un ¡roblema escribien-
do un ¡rograma nuevo ¡arliendo de cero, ¡ero un usuario corrienle,
no im¡orla lo ca¡acilado que esle, sólo ¡uede arro|ar la loalla.
Arro|ar la loalla ¡rovoca un daño ¡sicosocial ÷al es¡irilu de
inde¡endencia. Is desmoralizanle vivir en una casa que no ¡uedes
arreglar ¡ara adecuarla a lus necesidades. Lleva a la resignación y al
Ior que el soflvare debe ser libre
relraimienlo, que ¡ueden exlenderse a olros ambilos de lu vida. La
genle que ¡adece de esla manera no se encuenlran a guslo y no rea-
liza un buen lraba|o.
Imaginese cómo seria si las recelas de cocina se guardasen de la
misma manera que el soflvare. Uno se ¡odria ¡regunlar: «¿Cómo
cambio esla recela de manera que no lenga sal`». De lal forma que el
gran chef res¡ondiese: «¿Cómo se alreve a insullar mi recela, mi cre-
ación y mi ¡aladar, manoseandola` ¡No liene usled el |uicio necesa-
rio ¡ara cambiar mi recela y hacer que salga bien!»
«¡Iero mi doclor me ha ¡rohibido lomar sal! ¿Que ¡uedo hacer`
¿Va a quilar usled la sal ¡or mi`»
«Me encanlaria hacer eso, mis honorarios son de sólo 50.000 dólares».
(Las lasas suelen ser grandes debido a la ¡osición de mono¡olio sobre
los modificaciones). «De lodas formas, ahora mismo no lengo liem¡o.
Isloy ocu¡ado en una comisión ¡ara diseñar una nueva recela de galle-
la marilima ¡ara la Armada. Islare conligo mas o menos en dos años».
Obstacu!izar c! dcsarrn!!n dc! snItwarc
Il lercer nivel de daño malerial afecla al desarrollo del soflvare. Il
desarrollo del soflvare normalmenle era el resullado de un ¡roceso
evolulivo, en el que una ¡ersona cogia un ¡rograma exislenle y res-
cribia algunas ¡arles añadir una función nueva, y enlonces olra ¡er-
sona rescribia algunas ¡arles mas ¡ara añadir olra, en algunos casos,
esle ¡roceso lranscurria duranle un ¡eriodo de veinle años. Mienlras
lanlo, algunas ¡arles de ese ¡rograma eran «canibalizadas» ¡ara
consliluir el comienzo de olros ¡rogramas.
La exislencia de ¡ro¡ielarios im¡ide esle li¡o de evolución, hace
necesario em¡ezar desde cero cuando se quiere desarrollar un ¡ro-
grama. Tambien im¡ide a los nuevos ¡rogramadores esludiar los
¡rogramas dis¡onibles ¡ara a¡render lecnicas uliles o incluso ver
cómo eslan eslruclurados los ¡rogramas de mayor envergadura.
Los ¡ro¡ielarios lambien dificullan el a¡rendiza|e. He conocido
esludianles brillanles en ciencia informalica que nunca han vislo el
código fuenle de un ¡rograma exlenso. Iuede que fueran buenos escri-
biendo ¡equeños ¡rogramas, ¡ero no ¡ueden em¡ezar a a¡render las
Sottwarc librc para una socicdad librc 178
179
diferenles habilidades necesarias ¡ara escribir ¡rogramas exlensos si
no ¡ueden ver cómo lo han hecho olros.
In cualquier cam¡o inleleclual, uno ¡uede conseguir melas mas
elevadas a¡oyandose en olros. Iero eslo ya no se ¡ermile ¡or lo gene-
ral en el cam¡o del soflvare ÷sólo ¡uedes a¡oyarle en olros cn iu
prcpia cnprcsa.
Il daño ¡sicosocial asociado afecla al es¡irilu de coo¡eración
cienlifica, que normalmenle era lan inlensa que los cienlificos
seguian coo¡erando incluso cuando sus ¡aises enlraban en guerra.
In esle senlido, los oceanógrafos |a¡oneses que abandonaron su
laboralorio en una isla del Iacifico ¡reservaron cuidadosamenle su
lraba|o en el momenlo de la invasión de los marines de los IIUU y
de|aron una nola ¡idiendo que lo guardaran bien.
Il confliclo ¡or la oblención de beneficio ha deslruido lo que se
salvó del confliclo inlernacional. Hoy en dia, cienlificos de numero-
sas disci¡linas no ¡ublican lo suficienle en sus lraba|os como ¡ara
¡ermilir a olros re¡elir el ex¡erimenlo. Iublican solamenle aquello
que ¡ermila a los leclores maravillarse ¡or lo mucho que saben hacer.
Islo es asi, desde luego, en la ciencia informalica, en donde el código
fuenle de los ¡rogramas es generalmenle secrelo.
Nn impnrta cðmn sc rcstringc c! actn dc cnmpartir
He disculido sobre los efeclos de im¡edir a la genle que co¡ie, modi-
fique o desarrolle un ¡rograma. No he es¡ecificado cómo se lleva a
cabo esla obslrucción, ¡ueslo que no afecla a la conclusión. Como
quiera que se haga, medianle ¡rolección anlico¡ia, o co¡yrighl, o
licencias, o encri¡lación, o lar|elas ROM, o numeros de serie en el
hardvare, si liene cxiic im¡idiendo el uso, el ¡er|uicio esla hecho.
Los usuarios consideran algunos de eslos melodos mas re¡ugnan-
les que olros. Creo que los melodos mas odiados son aquellos que
cum¡len su ob|elivo.
Ior que el soflvare debe ser libre
E! snItwarc dcbcría scr !ibrc
He argumenlado cómo la ¡ro¡iedad de un ¡rograma ÷el ¡oder de
reslringir las modificaciones o las co¡ias÷ es obslrucliva. Sus efeclos
negalivos son exlensos e im¡orlanles. Se sigue ¡ues que en la socie-
dad no deberian exislir ¡ro¡ielarios de ¡rogramas.
Olra manera de com¡render eslo es reconocer que lo que la socie-
dad necesila es soflvare libre y el soflvare ¡ro¡ielario es un ¡obre
suslilulo. Iromover el suslilulo no es una manera lógica de conseguir
lo que necesilamos.
Vaclav Havel nos aconse|ó: «Traba|ad ¡or algo ¡orque es bueno, no
sim¡lemenle ¡orque liene ¡robabilidades de exilo». Un negocio que
¡roduce soflvare ¡ro¡ielario liene ¡robabilidades de exilo en sus ¡ro-
¡ios y eslrechos lerminos, ¡ero no es lo que beneficia a la sociedad.
Pnr qué !a gcntc dcsarrn!!ará snItwarc
Si eliminamos el co¡yrighl como forma de animar a la genle a desarro-
llar soflvare, al ¡rinci¡io se desarrollara una menor canlidad de sofl-
vare, ¡ero ese soflvare sera mas ulil. No esla claro si la salisfacción
lolal del usuario sera inferior, ¡ero si eslo es asi, o si queremos aumen-
larla de lodas formas, exislen olras maneras de ¡romover el desarrollo,
exaclamenle igual que hay formas allernalivas a los ¡ea|es ¡ara conse-
guir oblener dinero con el fin de ¡agar las carreleras. Anles de que
em¡iece a hablar sobre cómo hacer eslo, ¡rimero quiero ¡regunlar que
grado de ¡romoción arlificial es verdaderamenle necesario.
Prngramar cs divcrtidn
Ixislen algunos li¡os de lraba|o en los que ¡ocos enlraran si no es ¡or
dinero, la conslrucción de carreleras, ¡or e|em¡lo. Hay olros cam¡os
del esludio y del arle en los que exisle escasa ¡robabilidad de enrique-
cerse, en los que la genle enlra ¡or fascinación o ¡or que ¡erciben que
son valiosos socialmenle. Algunos e|em¡los son la lógica malemalica,
Sottwarc librc para una socicdad librc 180
181
la musica clasica y la arqueologia, y la organización ¡olilica enlre los
lraba|adores. La genle com¡ile, de forma lrisle mas que incisiva, ¡or
las ¡ocas ¡osiciones remuneradas exislenles, ninguna de las cuales
esla financiada de forma generosa. Quizas si ¡ueden ¡ermilirselo
lengan que ¡agar ¡or la ¡osibilidad de lraba|ar en ese cam¡o.
Un cam¡o asi ¡uede lransformarse de la noche a la mañana si
em¡ieza a ofrecer ¡osibilidades de enriquecimienlo. Cuando un lra-
ba|ador ¡ros¡era, olros demandan las mismas o¡orlunidades. Ironlo
lodos ¡ediran grandes sumas de dinero ¡or aquello que anles hacian
¡or ¡lacer. In un ¡ar de años, lodo el mundo relacionado con ese
cam¡o se burlara de la idea de que ese lraba|o se realice sin grandes
sumas de dinero a cambio. Aconse|aran a los ¡lanificadores sociales
que se aseguren de que eslos relornos de ca¡ilal sean ¡osibles, crean-
do ¡rivilegios es¡eciales, ¡oderes y mono¡olios, alegando que son
necesarios ¡ara lograrlo.
Isla lransformación acaeció en el cam¡o de la ¡rogramación
informalica duranle la decada ¡asada. Hace quince años
7
uno ¡odia
enconlrarse con arliculos sobre la «adicción a los ordenadores»: los
usuarios eslaban «coneclados» y lenian adicciones que les coslaban
cien dólares ¡or semana. Iarecia ace¡lable que la genle amase lanlo
la ¡rogramación como ¡ara acabar con sus malrimonios. Hoy en dia,
se enliende que nadie ¡rograme sin recibir una excelenle remunera-
ción a cambio. La genle ha olvidado lo que sabia hace quince años.
Llegado el momenlo en el que quienes lraba|an en un cam¡o
delerminado exigen a cambio allas sumas de dinero, el cam¡o en
cueslión ya no necesila regirse ¡or esa ¡asión volunlariosa. La dina-
mica del cambio ¡uede efecluarse al reves si la sociedad ¡ro¡orcio-
na el em¡u|e inicial. Si anulamos la ¡osibilidad de enriquecerse
enormemenle, enlonces, des¡ues de un liem¡o, cuando la genle
haya rea|uslado sus acliludes, volveran una vez mas a lraba|ar en
ese cam¡o ¡or el ¡lacer de hacerlo.
La res¡uesla a «¿cómo ¡odemos ¡agar a los ¡rogramadores`»,
resulla mas facil cuando nos damos cuenla de que no es una cueslión
de ¡agarles una forluna. Sim¡lemenle es mas facil conseguir los fon-
dos necesarios ¡ara ganarse la vida.
Ior que el soflvare debe ser libre
7
Quince años anles de escribir esle arliculo lranscurria el año 1977.
Financiar c! snItwarc !ibrc
Las insliluciones que ¡agan a los ¡rogramadores no lienen que ser
necesariamenle em¡resas de soflvare. Olras muchas insliluciones ya
exislenles se ¡ueden encargar de ello.
Los fabricanles de hardvare saben que es esencial colaborar en el
desarrollo de soflvare, incluso cuando no ¡uedan conlrolar el uso de
ese soflvare. In 1970, la mayoria del soflvare era libre ¡orque no se
habia considerado la ¡osibilidad de reslringirlo. Hoy en dia, su cre-
cienle volunlad de unirse en consorcios refle|a la consideración de
que la ¡ro¡iedad del soflvare no es lo que realmenle les im¡orla.
Las universidades dirigen baslanles ¡royeclos de ¡rogramación.
Hoy en dia, a menudo venden los resullados, cuando en la decada de
1970 no lo hacian. ¿Hay alguna duda de que las universidades desarro-
llarian soflvare libre si esluviese ¡rohibida la venla de soflvare` Islos
¡royeclos ¡odrian eslar res¡aldados ¡or los mismos conlralos y sub-
venciones gubernamenlales que ahora res¡aldan al desarrollo de
soflvare ¡ro¡ielario.
Ahora lo normal es que los invesligadores universilarios oblen-
gan subvenciones ¡ara desarrollar un sislema, desarrollarlo casi
hasla el ¡unlo de com¡lelarlo, denominando a eso un ¡roduclo «aca-
bado» y luego que las em¡resas realmenle lo lerminen y lo convier-
lan en algo ulil. A veces declaran «libre» la versión sin acabar, si son
¡rofundamenle corru¡los enlonces consiguen una licencia de exclu-
sividad ¡ara la universidad. Islo no es un secrelo, se admile abierla-
menle ¡or lodos los involucrados. Sin embargo, si los invesligadores
no se vieran lenlados a hacer eslas cosas, seguirian invesligando de
lodas formas.
Los ¡rogramadores que escriban soflvare libre ¡ueden vivir a
base de vender servicios relacionados con el soflvare. He sido con-
lralado ¡ara lrasladar el Com¡ilador GNU de C a un hardvare
nuevo y ¡ara conslruir inlerfaces de usuario ¡ara GNU Imacs.
(Ofrezco eslas me|oras al ¡ublico una vez acabadas). Tambien doy
clases ¡or las que me ¡agan.
No soy el unico que lraba|a de esla manera. Ixisle una cor¡oración
que esla creciendo de forma exilosa y se dedica a esle li¡o de lraba|o.
Olras em¡resas ¡ro¡orcionan so¡orle comercial ¡ara el soflvare libre
Sottwarc librc para una socicdad librc 182
183
del sislema GNU. Isle es el comienzo de una induslria inde¡endien-
le de so¡orle de soflvare ÷una induslria que ¡odria crecer baslanle
si el soflvare libre se llega a im¡oner. Iro¡orciona a los usuarios una
o¡ción generalmenle inaccesible ¡or medio del soflvare ¡ro¡ielario,
exce¡lo a los mas ricos.
Nuevas insliluciones
8
como la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn ¡ueden
lambien subvencionar a los ¡rogramadores. La mayoria de los fon-
dos de la Iundación ¡rovienen de los usuarios que com¡ran disqueles
o cinlas ¡or correo. Il soflvare en disqueles es libre, lo que quiere
decir que cualquier usuario liene la liberlad de co¡iarlo y modificarlo,
¡ero muchos a ¡esar de ello ¡agan ¡or conseguir co¡ias. (Recuerdese
que «soflvare libre» se refiere a la liberlad, no al ¡recio). Algunos
usuarios encargan cinlas magnelicas de las que ya lienen una co¡ia
como una forma de conlribución que ¡iensan que merecemos. La
Iundación lambien recibe im¡orlanles donaciones de fabricanles de
ordenadores.
La |rcc Scjiuarc |cun!aiicn es una sociedad sin animo de lucro y
sus ingresos se invierlen en conlralar a lanlos ¡rogramadores como
se ¡ueda. Si se hubiese ¡lanleado como una em¡resa, dislribuir sofl-
vare libre al ¡ublico ¡or el mismo ¡recio, ¡ro¡orcionaria ahora un
buen eslandar de vida a su fundador.
Irecisamenle ¡orque la Iundación es una sociedad sin animo de
lucro, los ¡rogramadores lraba|an ¡or la milad de lo que cobrarian en
cualquier olro silio. Hacen eslo ¡orque eslamos libres de burocracia
y ¡orque encuenlran salisfacción sabiendo que su lraba|o no encon-
lrara obslaculos a su uso. Y lo que es mas im¡orlanle, lo hacen ¡or-
que sienlen que ¡rogramar es diverlido. Ademas, los volunlarios han
escrilo muchos ¡rogramas uliles ¡ara nosolros. (Incluso, han em¡e-
zado a colaborar escrilores lecnicos).
Islo confirma que la ¡rogramación se encuenlra enlre los cam¡os
mas fascinanles, |unlo con la musica y el arle. No debemos lemer que
nadie quiera ¡rogramar.
Ior que el soflvare debe ser libre
8
Isle arliculo fue escrilo el 24 de abril de 1992.
¿Qué dcbcn !ns usuarins a !ns dcsarrn!!adnrcs?
Los usuarios de soflvare lienen una buena razón ¡ara senlirse moral-
menle obligados a conlribuir a su so¡orle. Los desarrolladores de
soflvare libre conlribuyen a las aclividades de los usuarios, y a largo
¡lazo es |uslo, a la vez que beneficioso ¡ara los usuarios, ¡ro¡orcio-
nar fondos ¡ara que eslo conlinue.
Sin embargo, eslo no deberia de a¡licarse a los desarrolladores de
soflvare ¡ro¡ielario, ya que el obslruccionismo se merece un casligo
mas que una recom¡ensa.
De manera que lenemos una ¡arado|a: el desarrollador de soflva-
re ulil liene el derecho a recibir el a¡oyo de los usuarios, ¡ero cual-
quier inlenlo que convierla esla obligación moral en una ¡elición
deslruye la base de la obligación. Un desarrollador ¡uede o bien
merecer una recom¡ensa o ¡edirla, ¡ero no las dos cosas a la vez.
Creo que un desarrollador con ¡ers¡ecliva elica, enfrenlado con
esla ¡arado|a, debe acluar de modo que merezca la recom¡ensa, ¡ero
deberia asimismo animar a los usuarios a que realicen donaciones.
Iuede que los usuarios a¡rendan asi a ayudar a los desarrolladores
sin coacción, como han a¡rendido a ayudar a las emisoras de radio o
a las cadenas de lelevisión ¡ublicas.
¿Qué cs !a prnductividad dc! snItwarc?
Si el soflvare fuese libre seguiria habiendo ¡rogramadores, ¡ero
quiza menos. ¿Seria eslo ¡er|udicial ¡ara la sociedad`
No necesariamenle. Hoy en dia las naciones desarrolladas lienen
menos gran|eros que en 1900, ¡ero no creemos que eslo sea malo ¡ara
la sociedad ¡orque esos agricullores dislribuyen mas comida a los
consumidores que anles. Llamamos a eslo me|ora de la ¡roduclivi-
dad. Il soflvare libre requeriria baslanles menos ¡rogramadores
¡ara salisfacer la demanda, debido al aumenlo en la ¡roduclividad
del soflvare en lodos los niveles:
Sottwarc librc para una socicdad librc 184
185
Il uso mas exlendido de cada ¡rograma que se desarrolla.
La ¡osibilidad de ada¡lar ¡rogramas exislenles a configuracio-
nes es¡eciales en lugar de lener que crear los ¡rogramas desde cero.
Me|or educación de los ¡rogramadores.
La eliminación de la du¡licación de esfuerzos en el desarrollo.
Aquellos que se o¡onen a la coo¡eración, que|andose de que ¡odria
¡roducir una reducción en el em¡leo de los ¡rogramadores, eslan,
en realidad, o¡oniendose al aumenlo de ¡roduclividad. Y ademas
eslas ¡ersonas ace¡lan generalmenle la creencia universal de que la
induslria del soflvare necesila un incremenlo de su ¡roduclividad.
¿Cómo es eslo ¡osible`
9
«La ¡roduclividad del soflvare» ¡uede significar dos cosas diferen-
les: la ¡roduclividad general de lodo el desarrollo del soflvare o la ¡ro-
duclividad de ¡royeclos individuales. La ¡roduclividad general es lo
que a la sociedad le guslaria me|orar y la forma mas direcla de lograrlo
es eliminar los obslaculos arlificiales que reducen la coo¡eración. Iero
los invesligadores que esludian el cam¡o de la «¡roduclividad del sofl-
vare» se cenlran sólo en el segundo y mas limilado senlido del lermi-
no, en donde la me|ora ¡recisa de com¡le|os avances lecnológicos.
¿Es incvitab!c !a cnmpctcncia?
¿Is inevilable que la genle lrale de com¡elir y su¡erar a sus rivales
en la sociedad` Iuede que asi sea. Iero la com¡elencia en si misma
no es dañina, lo dañino es el ccn|aic.
Ior que el soflvare debe ser libre
9
De acuerdo con Iric Raymond el 95 ¡or cienlo de los em¡leos en la induslria del
soflvare se concenlra en la ¡roducción de soflvare de a¡licaciones ¡ersonalizadas, en
absolulo deslinado a la ¡ublicación. Se sigue que incluso si asumimos el ¡eor ¡resu-
¡ueslo leórico, que no habra em¡leo en el desarrollo del soflvare libre ÷y ahora sabe-
mos ya que algo hay÷, el cambio al soflvare libre sólo ¡uede lener un ¡equeño efec-
lo en el numero lolal de em¡leos. Ixisle un gran nicho ¡ara la genle que lenga em¡leo
escribiendo soflvare de a¡licaciones ¡ersonalizadas y desarrolle soflvare libre en
su liem¡o libre. No exisle manera de saber si la ¡lena conversión al soflvare libre
incremenlaria o haria decrecer el numero de em¡leos en el cam¡o del soflvare.
Ixislen muchas formas de com¡elir. La com¡elencia ¡uede consislir
en lralar de conseguir siem¡re mas, en me|orar lo que olros han
hecho. Ior e|em¡lo, en el ¡asado, exislia com¡elencia enlre los gurus
de la ¡rogramación ÷com¡elencia que consislia en quien era ca¡az
de ¡roducir el ordenador que realizase las cosas mas fascinanles o
quien era ca¡az de escribir el ¡rograma mas corlo o mas ra¡ido ¡ara
una delerminada larea. Isle li¡o de com¡elencia ¡uede beneficiar a
lodos, nicniras se manlenga el es¡irilu de de¡orlividad.
Una com¡elencia conslrucliva es suficienle ¡ara molivar a la genle
a realizar grandes esfuerzos. Hay ¡ersonas que com¡ilen ¡or ver quien
es el ¡rimero en visilar lodos los ¡aises de la Tierra, algunos llegan a
gaslar una forluna inlenlandolo. Iero no sobornan a los ca¡ilanes de
barcos ¡ara que de|en desam¡arados a sus rivales en islas desierlas. No
lienen ningun ¡roblema en de|ar que gane al me|or.
La com¡elencia se convierle en combale cuando los com¡elidores
inlenlan obslaculizarse los unos a los olros en lugar de avanzar ¡or si
mismos ÷cuando «que gane el me|or» se convierle en «de|ame
ganar, sea o no el me|or». Il soflvare ¡ro¡ielario es ¡er|udicial, no
¡orque sea una forma de com¡elición, sino ¡orque es una forma de
combale enlre los ciudadanos de nueslra sociedad.
La com¡elición en los negocios no es necesariamenle un combale.
Ior e|em¡lo, cuando dos su¡ermercados com¡ilen, lodo su esfuerzo
se em¡lea en me|orar sus aclividades, no en sabolear al rival. Iero
eslo no demueslra un es¡ecial com¡romiso con una elica em¡resa-
rial, ¡or el conlrario, exisle un ¡equeño margen de liberlad en esla
rama de los negocios carenle de violencia fisica. No lodas las areas de
negocio com¡arlen esla misma caraclerislica. Ireservar información
que ¡odria ayudar al avance de lodos es una forma de combale.
La ideologia em¡resarial no ¡re¡ara a la genle ¡ara resislir a la
lenlación de combalir a la com¡elencia. Algunas formas de combale
han sido ¡rohibidas con leyes anlimono¡olio, leyes sobre honeslidad
en ¡ublicidad y olras mas, ¡ero le|os de generalizarse medianle una
re¡ulsa, ¡or ¡rinci¡io, hacia el combale en general, los e|eculivos
invenlan olras formas de combale que no eslan es¡ecificamenle ¡ro-
hibidas. Los recursos de la sociedad se des¡ilfarran en el equivalenle
económico de una guerra civil.
Sottwarc librc para una socicdad librc 186
187
«¿Pnr qué nn nns vamns a Rusia?»
In Islados Unidos, cualquier ¡arlidario de olra cosa que no sea la
forma mas exlrema de |aisscz-jairc ha oido a menudo esla acusación.
Ior e|em¡lo, es esgrimida conlra los defensores de un sislema de
sanidad ¡ublica, como los que exislen en lodas las demas naciones
induslrializadas del mundo libre. Is esgrimida conlra los que desean
subvenciones al mundo de las arles, lambien universal en las nacio-
nes avanzadas. La idea de que los ciudadanos lienen una obligación
con el bien comun se idenlifica en Islados Unidos con el comunismo.
¿Iero son seme|anles eslas ideas`
Il comunismo, lal y como se ¡raclicó en la Unión Sovielica, era un
sislema de conlrol cenlral en donde loda la aclividad era dirigida
su¡ueslamenle ¡or el bien comun, ¡ero en realidad en beneficio de los
miembros del ¡arlido comunisla. Y donde los equi¡os de co¡ia esla-
ban eslrechamenle vigilados ¡ara ¡revenir ¡osibles co¡ias ilegales.
Il sislema de co¡yrighl sobre el soflvare de Islados Unidos e|er-
ce un conlrol cenlral sobre la dislribución de un ¡rograma y ¡rolege
los equi¡os de co¡ia con sislemas aulomalizados de ¡rolección anli-
co¡ia, de forma que ¡ueda evilarse la co¡ia ilegal.
Ior el conlrario, yo lraba|o ¡ara conslruir un sislema donde la
genle sea libre ¡ara decidir sus ¡ro¡ias acciones, en ¡arlicular, libre
¡ara ayudar a sus vecinos y libre ¡ara allerar y me|orar las herra-
mienlas con las que lraba|an en su vida colidiana. Un sislema basado
en la coo¡eración volunlaria y en la descenlralización.
Asi, si fuesemos a |uzgar ¡osluras ¡or su ¡arecido al comunismo
ruso, son los ¡ro¡ielarios del soflvare quienes son comunislas.
La cucstiðn dc !as prcmisas
In esle lexlo, ¡arlo del su¡ueslo de que un usuario de soflvare no es
menos im¡orlanle que un aulor, o incluso que el |efe del aulor. In
olras ¡alabras, sus inlereses y necesidades lienen igual ¡eso cuando
se lrala de dilucidar que decisión es me|or.
Ior que el soflvare debe ser libre
Isla ¡remisa no es ace¡lada universalmenle. Muchos soslienen que
la ¡ersona que conlrala al aulor es fundamenlalmenle mas im¡orlan-
le que ningun olro. Dicen, ¡or e|em¡lo, que el ¡ro¡ósilo de que exis-
lan ¡ro¡ielarios de soflvare es dar al que conlrala la venla|a que se
merece ÷inde¡endienlemenle de como ¡uede afeclar eslo al ¡ublico.
No liene senlido lralar de demoslrar o invalidar eslas ¡remisas.
La ¡rueba necesila ¡remisas com¡arlidas. Asi que la mayoria de lo
que digo esla deslinado sólo a aquellos que com¡arlen mis ¡remisas
o que al menos eslan inleresados en cuales son sus consecuencias.
Iara aquellos que crean que los ¡ro¡ielarios son mas im¡orlanles
que nadie, esle documenlo es sim¡lemenle irrelevanle.
¿Iero, ¡or que ace¡laria un gran numero de esladounidenses una
¡remisa que eleva en im¡orlancia a algunas ¡ersonas sobre el reslo del
mundo` In ¡arle debido a la creencia de que esla ¡remisa forma ¡arle
de las lradiciones legales de la sociedad esladounidense. Algunas ¡er-
sonas sienlen que ¡oner en duda esla ¡remisa im¡lica cueslionar los
fundamenlos de la sociedad.
Is im¡orlanle ser conscienle de que esla ¡remisa no forma ¡arle
de nueslra lradición legal. Nunca lo fue.
Asi, la Conslilución dice que el ¡ro¡ósilo del co¡yrighl es «¡ro-
mover el ¡rogreso de la ciencia y de las arles uliles». Il Tribunal
Su¡remo ha disculido sobre eslo, diclando en el caso «Iox Iilm con-
lra Doyal» que «el unico inleres del los Islados Unidos y el ob|elivo
¡rinci¡al ¡or el que se olorga el mono¡olio |del co¡yrighlj descansa
en los beneficios generales oblenidos ¡or el ¡ublico gracias al lraba|o
de los aulores».
No eslamos obligados a eslar de acuerdo con la Conslilución o
con el Tribunal Su¡remo. (In un momenlo dado, los dos ¡erdonaron
el esclavismo). De esle modo, sus ¡osiciones no rechazan la ¡remisa
de la su¡remacia del ¡ro¡ielario. Iero es¡ero que, la conciencia de
que esla su¡osición es mas que lradicional, radicalmenle conservado-
ra, debilile su ¡oder.
Sottwarc librc para una socicdad librc 188
189
Cnnc!usiðn
Nos gusla ¡ensar que nueslra sociedad ¡romueve la buena vecindad,
¡ero cada vez que recom¡ensamos a alguien ¡or su obslruccionismo
o admiramos a olro ¡or haberse enriquecido ¡or esla via, enviamos
la señal o¡uesla.
La acumulación de soflvare es una ex¡resión de nueslra ¡redis-
¡osición general a la indiferencia con res¡eclo al bieneslar de la socie-
dad y a favor del bien ¡ersonal. Iodemos observar esla indiferencia,
desde Ronald Reagen a }im ßakker,
10
desde Ivan ßoesky
11
a Ixxon,
12
desde la falla de bancos a la de colegios. Iodemos medirla ¡or el
numero de ¡ersonas sin hogar y la genle encarcelada. Il es¡irilu anli-
social se nulre de si mismo, ¡orque cada vez que com¡robamos que
la genle no nos ayudara, mas fulil nos ¡arece ayudarlos a ellos. Y asi
la sociedad degenera en una |ungla.
Si no queremos vivir en una |ungla, debemos cambiar nueslras
formas de com¡orlarnos. Debemos em¡ezar enviando el mensa|e de
que un buen ciudadano es aquel que colabora cuando es a¡ro¡iado,
no aquel que logra exilo cuando roba a los demas. Is¡ero que el
movimienlo ¡or el soflvare libre ¡ueda conlribuir a eslo: al menos en
un area, reem¡lazaremos la |ungla ¡or un sislema mas eficienle que
anime y se base en la coo¡eración volunlaria.
Ior que el soflvare debe ser libre
10
}im ßakker recaudó millones de dólares de la lelevisión ¡ara sus gru¡os religiosos
Herilige USA, ITL y The Ins¡iralional Nelvork en la decada de 1980. Iue encarcela-
do ¡or fraude en la financiación de ITL y senlenciado a 45 años de carcel.
11
Ivan ßoesky fue enviado a ¡risión ¡or lrafico en la decada de 1980 y mullado con
100 millones de dólares. Is famoso ¡or haber dicho en una ocasión: «La avaricia es
buena. Quiero que se¡ais que ¡ienso que la avaricia es saludable. Iuedes ser avaro y
lodavia senlirle bien conligo mismo».
12
In 1980 el Ixxon Valdez causó el mayor derrame de ¡elróleo en el mundo sobre la
cosla de Alaska, ¡rovocando un daño inconmensurable. La lim¡ieza y las indemniza-
ciones les han coslado mas de 100.000 millones de dólares hasla la fecha.
DAVID THORNBURN, MODERADOR. Nueslro conferencianle de hoy,
Richard Slallman, es una figura legendaria en el mundo de la infor-
malica, y mi ex¡eriencia al lralar de enconlrar una ¡ersona que com-
¡arla el eslrado con el fue inslrucliva. Un dislinguido ¡rofesor del
MIT me di|o que Slallman debe ser enlendido como un ¡ersona|e
carismalico de una ¡arabola biblica ÷una es¡ecie de anecdola o lec-
ción del Anliguo Teslamenlo. «Imaginale ÷me di|o÷ un Moises o
un }eremias... me|or un }eremias». Y yo di|e: «ßien, eso es muy admi-
rable. Suena maravilloso. Confirma mi idea acerca del li¡o de conlri-
bución que ha hecho al mundo. Inlonces, ¿¡or que no quieres com-
¡arlir el eslrado con el`». Su res¡uesla: «como }eremias o Moises, el
sim¡lemenle me a¡abullaria. No querria a¡arecer en el mismo ¡ro-
grama que el, ¡ero si me ¡idieras que nombre a cinco ¡ersonas vivas
en el mundo que realmenle nos hayan ayudado a lodos nosolros,
Richard Slallman seria una de ellas».
RICHARD 5TALLMAN. Deberia em¡ezar ex¡licando ¡or que me negue
a ¡ermilir que esla conferencia sea lransmilida en direclo via
Inlernel, en caso de que no haya sido ¡lenamenle aclarada esla cues-
lión: el soflvare que ulilizan ¡ara lransmilir imagen y sonido en vivo
191
19. Copµrlght µ gIobuIlzuclón en Iu
eru de Ius redes lnformótlcus
ª
Lo que sigue es una lranscri¡ción corregida de la conferencia diclada en el MIT, en
el Communicalions Iorum, el |ueves 19 de abril de 2001. Isla versión forma ¡arle de
Scjiuarc |i|rc para una sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.
lraficanles.nel, ISßN 84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
¡or Inlernel requiere que el usuario descargue cierlo soflvare ¡ara
recibir la lransmisión. Ise soflvare no es soflvare libre. Isla dis¡oni-
ble graluilamenle, ¡ero sólo como «e|eculable», que es un mislerioso
monlón de numeros.
Lo que hace es secrelo. No lo ¡uedes esludiar, no lo ¡uedes cam-
biar y cierlamenle no ¡uedes ¡ublicarlo en lu ¡ro¡ia versión modi-
ficada. Y eslas eslan enlre las liberlades que son esenciales en la
definición de «soflvare libre».
Inlonces, si voy a ser un defensor sincero del soflvare libre, difi-
cilmenle ¡odria andar dando discursos y e|ercer ¡resión sobre la
genle ¡ara que use soflvare no libre. Islaria socavando mi ¡ro¡ia
causa. Y si yo no demueslro que me lomo en serio mis ¡rinci¡ios, no
¡uedo es¡erar que nadie mas se los lome en serio.
Sin embargo, esla charla no es acerca del soflvare libre. Des¡ues
de haber lraba|ado en el movimienlo del soflvare libre duranle
muchos años y de que la genle hubiera comenzado a usar algunas
¡arles del sislema o¡eralivo GNU, em¡ece a ser invilado a dar con-
ferencias, en las que la genle em¡ezó a ¡regunlarme: «ßueno, ¿de
que manera las ideas sobre la liberlad ¡ara los usuarios de soflvare
¡ueden generalizarse a olro li¡o de cosas`». Y, ¡or su¡ueslo, alguna
genle hacia ¡regunlas lonlas como «¿deberia ser libre el hardvare`»,
«¿esle micrófono deberia ser libre`».
ßien, ¿eslo que significa` ¿Deberias ser libre de co¡iarlo y modifi-
carlo` Si com¡ras un micrófono, nadie le va a im¡edir modificarlo. Y
co¡iarlo... nadie liene un co¡iador de micrófonos. Iuera de Slar Trek,
esas cosas no exislen. Iuede ser que algun dia haya analizadores y
ensambladores nanolecnológicos, y enlonces eslas cuesliones de si
eres libre o no de hacer co¡ias realmenle adquiriran im¡orlancia.
Veremos em¡resas agroinduslriales inlenlando im¡edir que la genle
co¡ie alimenlos y eso se va a converlir en una cueslión ¡olilica de ¡ri-
mer orden, si es que esa ca¡acidad lecnológica llega a exislir. No se si
ocurrira, de momenlo es sólo es¡eculación.
Sin embargo, ¡ara olras formas de información, se ¡uede lraer el
asunlo a colación, ya que cualquier clase de información que ¡ueda
ser almacenada en un ordenador, de forma concebible, ¡uede ser
co¡iada y modificada. Asi que las cuesliones elicas del soflvare libre,
la cueslión del derecho de un usuario a co¡iar y modificar soflvare,
Sottwarc librc para una socicdad librc 192
193
son las mismas que las relalivas a olras formas de información ¡ublica-
da. Yo no esloy hablando de información ¡rivada, digamos, información
¡ersonal, la cual se su¡one que nunca deberia eslar dis¡onible ¡ara el
¡ublico. Isloy hablando de los derechos que debieras lener si oblienes
co¡ias de cosas ¡ublicadas, que no se inlenla manlener en secrelo.
La histnria dc! cnpyright
A fin de ex¡licar mis ideas en la maleria, quisiera re¡asar la hisloria
de la difusión de la información y del co¡yrighl. In el mundo anli-
guo, los libros se escribian a mano con una ¡luma y cualquiera que
su¡iera cómo leer y escribir ¡odia co¡iar un libro casi lan eficienle-
menle como los demas. Cierlo que alguien que lo hiciese lodo el dia
¡robablemenle a¡renderia a hacerlo un ¡oco me|or, ¡ero no habia
una gran diferencia. Y como las co¡ias se hacian de una en una, no
exislia una gran economia de escala. Hacer diez co¡ias llevaba diez
veces mas liem¡o que hacer una co¡ia. Tam¡oco habia nada que for-
zara la cenlralización, un libro ¡odia co¡iarse en cualquier lugar.
Ahora bien, debido a las caraclerislicas de esla lecnologia, dado
que no obligaba a que las co¡ias fueran idenlicas, no habia en la anli-
güedad una dislinción lolal enlre co¡iar un libro y escribir un libro.
Habia cosas en el medio que lenian senlido. Inlendian, si, la idea de
aulor. Sabian, digamos, que lal obra habia sido escrila ¡or Sófocles,
¡ero enlre la escrilura del libro y su co¡ia habia olras cosas uliles que
¡odias hacer. Ior e|em¡lo, ¡odias co¡iar una ¡arle de un libro, des-
¡ues añadir algunas ¡alabras nuevas, co¡iar algo mas y escribir algo
mas, y asi. Islo se llamaba «escribir un comenlario». Ira algo muy
comun y eslos comenlarios eran a¡reciados.
Iodias lambien co¡iar un ¡asa|e de un libro, des¡ues añadir
algunas ¡alabras y co¡iar un ¡asa|e de olro libro y añadir mas ¡ala-
bras, y asi... Islo era hacer un com¡endio. Los com¡endios lambien
eran muy uliles. Hay obras que se han ¡erdido, ¡ero algunas de
sus ¡arles sobrevivian ciladas en olros libros que alcanzaban
mayor ¡o¡ularidad que el original. Quizas co¡iaban las ¡arles mas
inleresanles y asi la genle hacia muchas co¡ias de eslos fragmen-
los, ¡ero no se moleslaban en co¡iar el original ¡orque no era lo
baslanle inleresanle.
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
Hasla donde yo se, no habia co¡yrighl en el mundo anliguo. Cual-
quiera que quisiera co¡iar un libro ¡odia co¡iarlo. Mas larde se inven-
ló la im¡renla y los libros em¡ezaron a co¡iarse en la im¡renla. La
im¡renla no era sólo una me|ora cuanlilaliva en la facilidad de co¡ia,
sino que afeclaba de manera diferenle a los dislinlos li¡os de co¡iado,
ya que inlroducia una economia de escala inherenle. Ira mucho lra-
ba|o ¡re¡arar cada ¡agina ¡ero mucho menos lraba|o hacer varias
co¡ias idenlicas de la misma. Il resullado fue que co¡iar libros len-
dió a converlirse en una aclividad cenlralizada y de ¡roducción
masiva. Las co¡ias de cualquier libro sólo se harian ¡robablemenle
en unos ¡ocos lugares.
Tambien significó que los leclores ordinarios no ¡odrian co¡iar
libros eficienlemenle. Sólo si lenias una im¡renla ¡odias hacerlo. Se
lralaba de una aclividad induslrial.
Duranle los ¡rimeros siglos de im¡renla, los libros im¡resos no
reem¡lazaron lolalmenle a los co¡iados a mano. Se hacian las co¡ias
arlesanales lodavia, a veces ¡or genle rica y a veces ¡or genle ¡obre.
Los ricos lo hacian ¡ara lener co¡ias es¡ecialmenle hermosas, que
moslraran lo ricos que eran, y los ¡obres lo hacian ¡orque quizas no
lenian suficienle dinero ¡ara com¡rar una co¡ia im¡resa, ¡ero lenian
liem¡o ¡ara co¡iar un libro a mano. Como dice la canción: «Il liem-
¡o no es dinero cuando lodo lo que lienes es liem¡o».
De esle modo, el co¡iado a mano se hacia lodavia con una delermi-
nada ¡rofusión. Creo que fue duranle el siglo XIX cuando la im¡resión
se volvió lan barala que incluso la genle ¡obre ¡odia com¡rarse libros
im¡resos si sabia leer.
Il co¡yrighl a¡areció con el uso de la im¡renla y dada la lecnolo-
gia de la im¡renla, lenia el efeclo de una regulación induslrial. No
reslringia lo que ¡odian hacer los leclores, reslringia lo que ¡odian
hacer los edilores y los aulores. Il co¡yrighl en Inglalerra inicialmen-
le fue una forma de censura. Tenias que oblener un ¡ermiso del
gobierno ¡ara ¡ublicar el libro. Iero la idea cambió. In los liem¡os
de la Conslilución de Islados Unidos, la genle ado¡ló una idea dife-
renle del ¡ro¡ósilo del co¡yrighl y creo que esa idea lambien fue
ace¡lada en Inglalerra.
In la redacción de la Conslilución de los IIUU se ¡ro¡uso que a
los aulores se les deberia olorgar un co¡yrighl, un mono¡olio sobre
la co¡ia de sus libros. Isla ¡ro¡uesla fue rechazada. In cambio, fue
Sottwarc librc para una socicdad librc 194
195
ado¡lada una ¡ro¡uesla crucialmenle diferenle: con el fin de ¡romo-
ver el ¡rogreso, el Congreso ¡odria o¡cionalmenle eslablecer un sis-
lema de co¡yrighl que creara esos mono¡olios. Islos mono¡olios, de
acuerdo con la Conslilución de los IIUU, no exislian ¡or el bien de sus
¡ro¡ielarios, sino ¡ara ¡romover el ¡rogreso de la ciencia. Los mono-
¡olios se concedian a los aulores como un modo de influir en su com-
¡orlamienlo, ¡ara lograr que hicieran algo que sirviera al ¡ublico.
De esle modo, el ob|elivo es lener mas libros escrilos y ¡ublicados
que ¡ueda leer la genle. Y se creia que el co¡yrighl conlribuia al incre-
menlo de la aclividad lileraria, al incremenlo de la escrilura cienlifica
y de olros cam¡os, y que la sociedad a¡rendia asi a lraves de el. Ise es
el ¡ro¡ósilo al que debia servir. La creación de mono¡olios ¡rivados
era sólo un medio ¡ara ¡rocurar un fin y esle fin era un fin ¡ublico.
Il co¡yrighl en la era de la im¡renla era baslanle inofensivo, en la
medida en que se lralaba de una regulación induslrial. Reslringia sólo
las aclividades de los edilores y de los aulores. ßueno, en senlido eslric-
lo, lambien los ¡obres que co¡iaban libros a mano ¡odrian haber infrin-
gido la ley de co¡yrighl. Iero nadie lraló nunca de forzarlos a res¡elar
el co¡yrighl ya que se enlendia como una regulación induslrial.
1
Il co¡yrighl en la era de la im¡renla lambien era facil de hacer cum-
¡lir, dado que lenia que cum¡lirse sólo donde habia un edilor y los edi-
lores, ¡or su naluraleza, se hacen conocer. Si eslas lralando de vender
libros, lienes que decirle a la genle dónde ir a com¡rarlos. No lienes que
enlrar en la casa de lodo el mundo ¡ara hacerles res¡elar el co¡yrighl.
In definiliva, el co¡yrighl ¡uede haber sido un sislema beneficio-
so en aquel conlexlo. Il co¡yrighl en IIUU es considerado ¡or los
es¡ecialislas en Derecho como un lralo comercial, un conlralo enlre
el ¡ublico y los aulores. Il ¡ublico cede algunos de sus derechos
nalurales y a cambio se beneficia con la escrilura y la ¡ublicación de
una mayor canlidad de libros.
Ahora, ¿es esle un lralo venla|oso` ßien, cuando el ¡ublico en
general no ¡uede hacer co¡ias ¡orque sólo ¡ueden hacerse eficienle-
menle en las im¡renlas ÷y la mayoria de la genle no liene im¡renla÷
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
1
Los eslalulos originales hablaban sólo de edilar e im¡rimir. La co¡ia manual eslaba
lolalmenle desregulada, muy ¡robablemenle ¡orque la regulación eslaba dirigida a la
induslria.
el resullado es que el ¡ublico en general esla cediendo una liberlad
que no ¡uede e|ercer, una liberlad sin ningun valor ¡raclico. Si lienes
algo que es un sub¡roduclo en lu vida y que es inulil, y lienes la
o¡orlunidad de inlercambiarlo ¡or algo de algun valor, eslas ganan-
do. Asi es cómo el co¡yrighl ¡udo haber sido un lralo venla|oso ¡ara
el ¡ublico en aquella e¡oca.
Iero el conlexlo esla lransformandose y eso debe cambiar nueslra
evaluación elica del co¡yrighl. Ahora bien, los ¡rinci¡ios basicos de
la elica no se modifican ¡or los avances de la lecnologia, son dema-
siado fundamenlales ¡ara eslar afeclados ¡or lales conlingencias. Sin
embargo, nueslra decisión sobre cualquier asunlo es¡ecifico de¡ende
de las consecuencias de las allernalivas dis¡onibles y las consecuen-
cias de una delerminada o¡ción ¡ueden cambiar si el conlexlo cam-
bia. Iso es lo que esla ocurriendo con el co¡yrighl, la era de la
im¡renla esla llegando a su fin, dando ¡aso gradualmenle a la era de
las redes informalicas.
Las redes informalicas y la lecnologia de la información digilal
nos eslan devolviendo a un mundo mas ¡arecido a la anligüedad,
donde cualquiera que ¡ueda leer y usar la información ¡uede lam-
bien co¡iarla y hacer co¡ias casi lan facilmenle como cualquiera. Son
co¡ias ¡erfeclas y son lan buenas como las que ¡odria hacer cual-
quiera. De esle modo, la cenlralización y las economias de escala
inlroducidas ¡or la im¡renla eslan desa¡areciendo.
Isle conlexlo cambianle modifica el modo en que funciona la
legislación de co¡yrighl. Vereis, la ley de co¡yrighl ya no aclua como
una regulación induslrial, ahora se lrala de una reslricción draconia-
na sobre el ¡ublico en general. Solia ser una reslricción sobre los edi-
lores ¡or el bien de los aulores. Ahora, ¡or ¡ro¡ósilos ¡raclicos, es
una reslricción sobre el ¡ublico en ¡rovecho de los edilores. Il co¡y-
righl solia ser baslanle inofensivo y ¡oco conlroverlido. No reslringia
al ¡ublico en general. Ahora eso ya no es verdad. Si lienes un orde-
nador, los edilores consideran la reslricción como su mas alla ¡riori-
dad. Il co¡yrighl era facil de hacer cum¡lir ¡orque era una reslric-
ción que ¡esaba sólo sobre los edilores, que eran faciles de enconlrar
÷y lo que ¡ublicaban era facil de ver. Ahora el co¡yrighl es una res-
lricción que ¡esa sobre cada uno de vosolros. Su cum¡limienlo
requiere vigilancia, inlrusión y duros casligos, observamos cómo se
esla incor¡orando a la legislación de los IIUU y de olros ¡aises.
Sottwarc librc para una socicdad librc 196
197
Il co¡yrighl solia ser, disculiblemenle, un lralo venla|oso ¡ara el
¡ublico ¡orque el ¡ublico eslaba cediendo liberlades que no ¡odia
e|ercer. ßueno, ahora si ¡uede e|ercer eslas liberlades. ¿Que haces si
le has acoslumbrado a ceder un sub¡roduclo que no le era ulil y, de
¡ronlo, descubres un uso ¡ara el` Iuedes, de hecho, consumirlo,
usarlo. ¿Que haces` No lo negocias, le guardas algo. Y eso es lo que
el ¡ublico querria hacer naluralmenle. Iso es lo que el ¡ublico hace
cada vez que se le da la o¡orlunidad de ex¡resar su ¡referencia. Se
guarda algo de su liberlad y la e|erce. Na¡sler es un gran e|em¡lo de
eso: el ¡ublico decide e|ercer la liberlad de co¡iar en vez de enlregar-
la. Inlonces lo que naluralmenle debemos hacer ¡ara conseguir que
la legislación de co¡yrighl se a|usle a las circunslancias acluales, es
reducir la canlidad de reslricciones que ¡esan sobre el ¡ublico e
incremenlar la liberlad que el ¡ublico conserva.
Iero eslo no es lo que los edilores quieren hacer. Lo que ellos
quieren es exaclamenle lo conlrario. Illos quisieran incremenlar los
¡oderes del co¡yrighl hasla el ¡unlo de que les ¡ermila conlrolar
lodo el uso de la información. Islo ha llevado a leyes que han con-
cedido un incremenlo sin ¡recedenles de los ¡oderes de co¡yrighl.
Se eslan relirando liberlades que el ¡ublico solia lener en la e¡oca
de la im¡renla.
Ior e|em¡lo, echemos un vislazo a los libros eleclrónicos. Hay una
lremenda canlidad de ¡ublicidad sobre los libros eleclrónicos, dificil-
menle ¡uedes evilarla. Tome un vuelo en ßrasil y en la revisla de a
bordo habia un arliculo diciendo que quizas iba a llevar diez o veinle
años hasla que lodos nosolros nos ¡asaramos a los libros eleclrónicos.
Claramenle, esle li¡o de cam¡aña viene de alguien que esla ¡agando
¡or ella. Ahora bien, ¿¡or que lo eslan haciendo` Creo que lo se. La
razón es que los libros eleclrónicos son la o¡orlunidad de relirar a los
leclores de libros im¡resos algunas de las liberlades residuales que lie-
nen y que siem¡re luvieron. La liberlad, ¡or e|em¡lo, de ¡reslarle un
libro a un amigo, o de lomarlo ¡reslado de una biblioleca ¡ublica, o de
vender una co¡ia a una libreria de vie|o, o de com¡rar una co¡ia anó-
nimamenle, sin de|ar regislrado en una base de dalos quien com¡ró
ese libro en ¡arlicular. Y ¡uede que aun el derecho a leerlo dos veces.
Islas son liberlades que los edilores quisieran relirar, ¡ero no
¡ueden en el caso de los libros im¡resos ¡orque seria una usur¡ación
de ¡oder muy obvia y generaria ¡rolesla. Inlonces enconlraron una
eslralegia indirecla: ¡rimero, oblienen la legislación ¡ara relirar esas
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
liberlades a los libros eleclrónicos cuando lodavia no hay libros elec-
lrónicos, asi no hay conlroversia. No hay usuarios ¡reexislenles de
libros eleclrónicos acoslumbrados a sus liberlades y dis¡ueslos a
defenderlas. Iso es lo que consiguieron con la Digiia| Mi||cniun
Ccpqrigni Aci en 1998. Inlonces inlroducen los libros eleclrónicos y
gradualmenle logran que lodos se ¡asen de los libros im¡resos a los
libros eleclrónicos, evenlualmenle el resullado es: los leclores ¡erdie-
ron esas liberlades sin que |amas haya habido un inslanle en el que
esas liberlades les fueran reliradas y en el que ellos ¡udieran haber
luchado ¡or conservarlas.
Vemos al mismo liem¡o esfuerzos ¡ara relirarle a la genle la liber-
lad de usar olro li¡o de obras ¡ublicadas. Ior e|em¡lo, las ¡eliculas
en DVD se ¡ublican con un formalo cifrado que iba a ser secrelo ÷se
su¡onia que iba a ser secrelo÷ y la unica forma en que las com¡añi-
as cinemalograficas iban a darle el formalo, de manera que ¡udieras
fabricar un re¡roduclor de DVD, era si firmabas un conlralo com¡ro-
meliendole a incluir cierlas reslricciones en el re¡roduclor, con el
resullado de que se im¡ediria al ¡ublico el e|ercicio com¡lelo de sus
derechos legales. Inlonces unos cuanlos ¡rogramadores aslulos en
Iuro¡a enconlraron la forma de descifrar los DVD y escribieron un
¡aquele de soflvare libre que ¡odia leer un DVD.
2
Islo hizo ¡osible
usar soflvare libre sobre el sislema o¡eralivo GNU/Linux ¡ara ver el
DVD que habias com¡rado, lo cual es algo ¡erfeclamenle legilimo.
Deberias lener derecho a hacer eso con soflvare libre.
Iero las com¡añias cinemalograficas reclamaron y fueron a |uicio.
Ya veis, las com¡añias cinemalograficas han hecho un monlón de ¡eli-
culas en las que hay un cienlifico loco y alguien dice «¡ero doclor, hay
cierlas cosas que se su¡one que el Ser Humano no debe conocer».
Seguramenle han vislo demasiadas de sus ¡ro¡ias ¡eliculas ¡orque
llegaron a creer que el formalo de los DVD es algo que el Ser Humano
no debia conocer. Y obluvieron un fallo ¡ara censurar lolalmenle el
soflvare re¡roduclor de DVD. Irohibieron hasla linkar a una ¡agina
veb fuera de IIUU en donde esla información esluviera legalmenle
dis¡onible. Se ha hecho una a¡elación a esle fallo. Me enorgullece decir
que yo firme un breve alegalo en aquella a¡elación, aunque haya
re¡resenlado un ¡a¡el baslanle ¡equeño en esa balalla en ¡arlicular.
Sottwarc librc para una socicdad librc 198
2
Ahora hay muchos ¡aqueles de ese eslilo. Il ¡rimero se llamaba «DeCSS».
199
Il gobierno de IIUU inlervino direclamenle en favor del bando
conlrario. Islo no es sor¡rendenle cuando consideras ¡orque la
Digiia| Mi||cnniun Ccpqrigni Aci fue a¡robada en la ¡rimera vola-
ción. La razón es el sislema de financiación de cam¡añas ¡olilicas
que lenemos en IIUU, que es esencialmenle un soborno legalizado,
donde los candidalos son com¡rados ¡or las em¡resas anles de ser
siquiera elegidos. Y, ¡or su¡ueslo, ellos saben quien es su amo ÷saben
¡ara quien lraba|an÷ y a¡rueban las leyes que les dan mas ¡oder a
las com¡añias.
Que ocurrira con aquella balalla en ¡arlicular, no lo sabemos. Iero
mienlras lanlo Auslralia ha a¡robado una ley similar y Iuro¡a esla
lerminando de ado¡lar una: asi que el ¡lan es no de|ar lugar en la
Tierra donde esla información esle dis¡onible ¡ara el ¡ublico. Sin
embargo, los IIUU siguen siendo el lider mundial en lralar de im¡e-
dir que el ¡ublico dislribuya información que ha sido ¡ublicada.
Los IIUU, sin embargo, no son el ¡rimer ¡ais en hacer de eslo
una ¡rioridad. La Unión Sovielica lraló esle lema como algo muy
im¡orlanle. Alli, la co¡ia y redislribución no aulorizadas eran cono-
cidas como saniz!ai y ¡ara erradicarlas desarrollaron una serie de
melodos: ¡rimero, guardias vigilando cada equi¡o de co¡ia ¡ara
verificar que es lo que co¡iaba la genle e im¡edir hacer co¡ias ¡ro-
hibidas. Segundo, duros casligos ¡ara cualquiera que ¡escaran
haciendo co¡ias ¡rohibidas. Te ¡odian mandar a Siberia. Tercero,
buscar informanles, ¡idiendole a lodo el mundo que delale a sus
vecinos y com¡añeros a la ¡olicia de la información. Cuarlo, res-
¡onsabilidad colecliva: «¡Tu! ¡Tu vas a vigilar a ese gru¡o! Si ¡esco
a cualquiera de ellos haciendo co¡ias ¡rohibidas, iras a ¡risión. Asi
que vigilalos bien». Y quinlo, ¡ro¡aganda, em¡ezando en la niñez
¡ara convencer a lodos de que sólo un horrible enemigo del ¡ueblo
¡odria ¡er¡elrar co¡ias ¡rohibidas.
IIUU eslan usando lodos eslos melodos ahora. Irimero, guar-
dias vigilando los equi¡amienlos de co¡ia. In liendas de co¡iado,
lienen guardias que verifican lo que co¡ias. Iero em¡lear guardias
humanos ¡ara vigilar que co¡ias en lu ordenador seria demasiado
caro, el lraba|o humano es demasiado caro. Tienen enlonces guardias
robol. Ise es el ¡ro¡ósilo de la Digiia| Mi||cnniun Ccpqrigni Aci. Isle
soflvare va en lu ordenador, es la unica manera en que ¡uedes acce-
der a cierla información y le im¡ide co¡iarla.
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
Ahora exisle un ¡lan ¡ara inlroducir esle soflvare en cada disco
duro, de modo que habria archivos en lu disco a los que ni siquiera
¡odrias acceder, exce¡lo obleniendo ¡ermiso de acceso de algun ser-
vidor de red. Isquivar esle soflvare o aun decirle a olra genle cómo
esquivarlo consliluye un delilo.
Segundo, duros casligos. Hace unos ¡ocos años, si hacias co¡ias
de algo y se las enlregabas a lus amigos, sólo ¡ara ayudarlos, eslo no
era un delilo, nunca habia sido un delilo en IIUU. Inlonces lo con-
virlieron en una fechoria, de modo que le ¡ueden ¡oner en ¡risión
duranle años ¡or com¡arlir con lu vecino.
Tercero, informanles. ßueno, habreis vislo los anuncios en la lele-
visión, los anuncios en el melro de ßoslon ¡idiendole a la genle que
delale a sus com¡añeros de lraba|o a la ¡olicia de la información, que
oficialmenle se llama Asociación de Idilores de Soflvare.
Y cuarlo, res¡onsabilidad colecliva. In IIUU, se ha hecho
medianle el alislamienlo de los ¡roveedores de Inlernel, haciendolos
legalmenle res¡onsables de lodo lo que sus clienles ¡ubliquen. Il
unico modo en que ¡ueden evilar ser considerados res¡onsables es si
siguen invariablemenle el ¡rocedimienlo de desconeclar o relirar la
información en menos de dos semanas des¡ues de recibir una que|a.
Hace unos ¡ocos dias, oi que un silio que conlenia una ¡rolesla inle-
ligenle crilicando al Cily ßank ¡or algunas de sus malvadas ¡olilicas
fue desconeclado de esla manera. Hoy en dia, ni siquiera le |uzgan,
sencillamenle se le desconecla.
Y, finalmenle, ¡ro¡aganda, comenzando desde la infancia. Iara
eso se usa la ¡alabra «¡irala». Si haceis memoria, hace a¡enas unos
¡ocos años el lermino «¡irala» se a¡licaba a los edilores que no ¡aga-
ban al aulor. Iero ahora se le ha dado la vuella com¡lelamenle.
Ahora se a¡lica a los miembros del ¡ublico que esca¡an al conlrol del
edilor. Isla siendo usado ¡ara convencer a la genle de que sólo un
malvado enemigo del ¡ueblo ¡odria ¡raclicar la co¡ia ¡rohibida.
Dice que «com¡arlir con el ¡ró|imo es el equivalenle moral de alacar
un barco». Is¡ero que no esleis de acuerdo, y si no lo eslais, es¡ero
que rehuseis a usar la ¡alabra de lal manera.
Asi es como los edilores eslan com¡rando leyes ¡ara olorgarse
mas ¡oder. Ademas, eslan exlendiendo los ¡lazos de duración del
co¡yrighl. La Conslilución de los IIUU dice que el co¡yrighl debe
Sottwarc librc para una socicdad librc 200
201
durar duranle un liem¡o limilado, ¡ero los edilores quieren que el
co¡yrighl dure ¡ara siem¡re. Sin embargo, oblener una enmienda
conslilucional seria baslanle dificil, asi que enconlraron una manera
mas facil de lograr el mismo resullado. Cada veinle años exlienden
relroaclivamenle el co¡yrighl ¡or veinle años mas. Asi, el resullado
es que, en un delerminado momenlo, el co¡yrighl dura nominalmen-
le duranle un cierlo ¡eriodo y cualquier co¡yrighl dado va a ex¡irar
nominalmenle algun dia. Iero esa ex¡iración nunca se alcanzara ¡or-
que cada co¡yrighl se exlendera ¡or veinle años, cada veinle años,
enlonces, ningun lraba|o enlrara en el dominio ¡ublico olra vez. Isle
ha sido llamado el «¡lan del co¡yrighl ¡er¡eluo a ¡lazos».
La ley que en 1998 exlendió el co¡yrighl ¡or 20 años se conoce
como Ley de Mickey Mouse de Ixlensión del Co¡yrighl
3
¡orque uno
de los ¡rinci¡ales aus¡icianles de esla ley fue Disney. Disney se dio
cuenla de que el co¡yrighl sobre Mickey Mouse iba a ex¡irar, y ellos
quieren que eso no ocurra nunca, ya que hacen un monlón de dinero
con ese co¡yrighl.
G!nba!izaciðn
Ahora bien, el lilulo original de esla charla era su¡ueslamenle
«Co¡yrighl y globalización». Si observais la globalización, vereis que
esla com¡uesla de un con|unlo de ¡olilicas que se hacen en nombre de
la eficiencia económica, los llamados lralados de libre comercio, los cua-
les realmenle eslan diseñados ¡ara darle a las com¡añias ¡oder sobre
las leyes y las direclrices ¡olilicas. No son realmenle lralados sobre libre
comercio. Tienen que ver con lransferencias de ¡oder: relirar el ¡oder
de decidir, leyes a los ciudadanos de cualquier ¡ais, que ¡udieran acaso
lener en cuenla sus ¡ro¡ios inlereses, y olorgar ese ¡oder a las com¡a-
ñias que no lendran en cuenla los inlereses de esos ciudadanos.
Desde su ¡unlo de visla la democracia es el ¡roblema y eslos lra-
lados eslan diseñados ¡ara lerminar con el ¡roblema. Ior e|em¡lo, el
NAITA |Zona de Libre Comercio de Norle Americaj de hecho con-
liene dis¡osiciones, creo, que ¡ermilen a las com¡añias demandar a
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
3
Il lilulo oficial es «Ley de Sonny ßono ¡ara la exlensión de la duración del co¡yrighl».
olro gobierno ¡ara asi librarse de una ley que ellas ¡iensen que difi-
culla sus ganancias en olro ¡ais. De esle modo, las com¡añias exlran-
|eras lienen mas ¡oder que los ciudadanos del ¡ais.
Ixislen ¡relensiones de exlender eslo mas alla del NAITA. Ior
e|em¡lo, uno de los ob|elivos de la llamada Area de Libre Comercio
de las Americas, es exlender esle ¡rinci¡io a lodos los ¡aises de
Sudamerica y el Caribe |ALCAj, y el acuerdo mullilaleral sobre
inversión |AMIj, lrala de diseminarlo ¡or lodo el mundo.
Una cosa que hemos vislo en la decada de 1990 es que eslos lrala-
dos em¡iezan a im¡oner la legislación de co¡yrighl en lodo el
mundo, de maneras mas ¡oderosas y reslriclivas. Islos lralados no
son lralados de libre comercio. Son de hecho lralados de comercio
conlrolado ¡or em¡resas, usados ¡ara darle conlrol a las cor¡oracio-
nes sobre el comercio mundial, ¡ara eliminar el libre comercio.
Cuando IIUU era un ¡ais en desarrollo en el siglo XIX, no se
reconocian los co¡yrighls exlran|eros. Isla era una decisión lomada
cuidadosamenle y era una decisión inleligenle. Se enlendia que, ¡ara
IIUU, reconocer co¡yrighls exlran|eros seria desvenla|oso, que el
dinero seria absorbido desde fuera y no haria mucho bien.
La misma lógica seria a¡licable hoy dia a los ¡aises en desarrollo,
¡ero IIUU lienen suficienle ¡oder ¡ara obligarlos a ir en conlra de sus
inlereses. De hecho, es un error hablar de los inlereses de los ¡aises en
esle conlexlo. De hecho, esloy seguro de que la mayoria de usledes han
oido la falacia de inlenlar |uzgar el inleres ¡ublico medianle la suma de
la riqueza de lodos. Si los lraba|adores esladounidenses ¡erdieran mil
millones de dólares y ßill Gales ganase dos mil millones ¿eslarian
me|or en general` ¿Seria bueno ¡ara IIUU` Si miramos sólo el lolal
¡arece que es bueno. Sin embargo, en realidad esle e|em¡lo mueslra
que sumar el lolal es una manera incorrecla de |uzgar, ¡ues ßill Gales
no necesila realmenle olros dos mil millones, ¡ero la ¡erdida de mil
millones ¡or ¡arle de olra genle que no liene lanlo ¡uede, ¡ara em¡e-
zar, ser dolorosa. ßien, en una discusión acerca de cualquiera de eslos
lralados de comercio, cuando oyes a la genle hablar de los inlereses de
esle o de aquel ¡ais, lo que eslan haciendo es sumar los ingresos del
lolal de ¡oblación. Se suma el dinero de la genle rica y de la genle
¡obre. Asi que a¡licar esa misma falacia es en realidad una excusa ¡ara
hacerle ignorar el efeclo de la dislribución de la riqueza y en que medi-
da va a aumenlar esa dis¡aridad, como ha ocurrido en IIUU.
Sottwarc librc para una socicdad librc 202
203
Ior lo lanlo, no son realmenle los inlereses de IIUU lo que se esla
defendiendo al im¡oner la legislación de co¡yrighl alrededor del
mundo. Son los inlereses de cierlos ¡ro¡ielarios de em¡resas,
muchos de los cuales eslan en IIUU y algunos eslan en olros ¡aises.
In ningun caso se defiende el inleres ¡ublico.
Rcpcnsar c! cnpyright
Iero ¿que lendria senlido hacer` Si creemos en el ob|elivo del co¡y-
righl declarado, ¡or e|em¡lo, en la Conslilución de IIUU, que es el
ob|elivo de ¡romover el ¡rogreso, ¿que normas seria inleligenle usar
en la era de las redes informalicas` Claramenle, en lugar de incremen-
lar los ¡oderes del co¡yrighl, lenemos que disminuirlos lanlo como
¡ara darle al ¡ublico cierlo es¡acio de liberlad donde ¡ueda hacer uso
de los beneficios de la lecnologia digilal, hacer uso de sus redes infor-
malicas. Iero ¿hasla dónde ¡odemos llegar con eso` Is una ¡regunla
inleresanle ¡orque no creo que debamos abolir lolalmenle el co¡y-
righl. La idea de inlercambiar algunas liberlades a cambio de mas ¡ro-
greso ¡odria ser venla|osa lodavia a cierlo nivel, aun cuando el co¡y-
righl lradicional reslringe demasiada liberlad. Iero ¡ara ¡ensar acerca
de eslo de forma inleligenle, lo ¡rimero que debemos reconocer es que
no hay razón ¡ara hacerlo de modo lolalmenle uniforme. No hay
razón ¡ara insislir en conceder el mismo lralo en lodo li¡o de lraba|os.
De hecho, no es ese el caso aclualmenle ¡orque hay un monlón de
exce¡ciones ¡ara la musica. La musica es lralada de formas muy dife-
renles ba|o la legislación de co¡yrighl. Iero la insislencia arbilraria en
la uniformidad es usada aslulamenle ¡or los edilores. Iligen algun
caso ¡eculiar y argumenlan que, en ese caso es¡ecial, seria venla|oso
lener cierlas ¡rerrogalivas de co¡yrighl. Y luego dicen que en aras de
la uniformidad, liene que haber eslas ¡rerrogalivas ¡ara lodo.
Inlonces, ¡or su¡ueslo, eligen el caso es¡ecial en donde ¡uedan
hacer la argumenlación mas fuerle, aun cuando sea un caso es¡ecial,
¡oco frecuenle y no muy im¡orlanle des¡ues de lodo.
Iero quizas deberiamos lener esas ¡rerrogalivas ¡ara ese caso
es¡ecial en concrelo. No lenemos que ¡agar el mismo ¡recio ¡ara
lodo lo que com¡ramos. Mil dólares ¡or un coche nuevo ¡uede ser
un lralo muy bueno. Cien dólares ¡or una bolella de leche es un lralo
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
horrible. No ¡agarias el ¡recio es¡ecial ¡or cualquier cosa que com-
¡res en olros ambilos de la vida. ¿Ior que hacerlo aqui`
Asi que necesilamos observar las diferenles clases de obras, qui-
siera ¡ro¡oner una manera de hacerlo.
La ¡rimera clase son las obras funcionales ÷es decir, las que se
usan ¡ara hacer un lraba|o.
Islo incluye recelas, ¡rogramas informalicos, manuales y libros
de lexlo, obras de consulla como diccionarios y enciclo¡edias. Iara
lodas eslas obras funcionales creo que los ¡roblemas son basicamen-
le los mismos que ¡ara el soflvare y se ¡ueden a¡licar las mismas
conclusiones. La genle deberia lener la liberlad de ¡ublicar una ver-
sión modificada ¡orque es muy ulil modificar lraba|os funcionales.
Las necesidades de la genle no son las mismas ¡ara lodos. Si yo escri-
biera lal obra ¡ara hacer el lraba|o que ¡ienso que es necesario, lu
idea sobre el lraba|o que es necesario ¡uede ser algo diferenle.
Inlonces querras modificar esla obra ¡ara que haga aquello que es
bueno ¡ara li. In ese ¡unlo, ¡uede haber olra genle que lenga las
mismas necesidades que lu y lu versión modificada ¡uede ser buena
¡ara ellos. Todos los que saben cocinar saben eslo y lo han sabido
duranle cienlos de años. Is normal hacer co¡ias de recelas y darselas
a olra genle y lambien es normal cambiar una recela. Si cambias la
recela y cocinas ¡ara lus amigos y a ellos les gusla lo que eslan
comiendo, ¡odran decirle «¿me ¡uedes ¡asar la recela`». Inlonces a
lo me|or les a¡unlas lu versión y les das una co¡ia. Islo es exacla-
menle lo mismo que, mucho des¡ues, nosolros hemos em¡ezado a
hacer en la comunidad del soflvare libre. Isle es un li¡o de obra.
Il segundo li¡o son las obras cuyo ¡ro¡ósilo es decir lo que cierla
genle ¡iensa. Su ¡ro¡ósilo es la o¡inión de cierla genle. Islo incluye,
¡or e|em¡lo, memorias, arliculos de o¡inión, ¡ublicaciones cienlifi-
cas, oferlas de com¡ra y venla, calalogos de arliculos ¡ara vender. La
idea de eslos lraba|os es decirle que es lo que alguien ¡iensa, o que
vio, o que cree. Modificarlos seria lergiversar a los aulores, asi que
modificar eslos lraba|os no es una aclividad socialmenle ulil. De esle
modo, la co¡ia lexlual es lo unico que realmenle necesila la genle que
le esle ¡ermilido hacer.
La siguienle ¡regunla es: ¿deberia la genle lener derecho a hacer
co¡ias lexluales con fines comerciales` ¿O es suficienle con las no
comerciales` Vereis, son dos aclividades diferenles que ¡odemos
Sottwarc librc para una socicdad librc 204
205
dislinguir, asi que ¡odemos lener en cuenla las ¡regunlas ¡or se¡a-
rado: el derecho a hacer co¡ias lexluales no comerciales y el derecho
a hacer co¡ias lexluales comerciales. ßien, ¡odria ser una buena ¡oli-
lica de com¡romiso lener un co¡yrighl que ¡role|a la co¡ia lexlual
comercial ¡ero ¡ermilir a lodos el derecho a la co¡ia lexlual no
comercial. De esla manera, el co¡yrighl sobre la co¡ia lexlual comer-
cial, asi como sobre lodas las versiones modificadas ÷sólo el aulor
¡odria a¡robar una versión modificada÷ seguiria ¡ro¡orcionando el
mismo flu|o de ganancias que ¡rovee ahora ¡ara coslear la escrilura
de eslos lraba|os, en cualquier grado que sea.
Iermilir la co¡ia lexlual no comercial significa que el co¡yrighl ya
no lendra que enlromelerse en el hogar de cada uno. Se convierle de
nuevo en una regulación induslrial, facil de hacer cum¡lir e inofensi-
va. Ya no requerira casligos draconianos ni informanles en ¡os de su
cum¡limienlo. De esle modo, oblendremos la mayor ¡arle del aclual
beneficio ÷y evilaremos la mayor ¡arle del horror del aclual sislema.
La lercera calegoria son las obras eslelicas o de enlrelenimienlo,
donde lo mas im¡orlanle es la sensación de a¡reciar la obra. Iara
eslas obras, la cueslión de la modificación es muy com¡licada ¡or-
que, ¡or un lado, esla la idea de que eslos lraba|os refle|an la visión
de un arlisla y cambiarlos es dislorsionar esa visión. Ior olro lado,
lenemos el hecho de que se da un ¡roceso ¡o¡ular, donde una suce-
sión de ¡ersonas modificando una obra ¡uede, a veces, ¡roducir un
resullado que es exlremadamenle rico. Aun cuando exislan arlislas
¡roduciendo obras, lomar ¡reslado de obras anleriores es a menudo
muy ulil. Algunas de las ¡iezas lealrales de Shakes¡eare usaron his-
lorias lomadas de olras. Si las leyes de co¡yrighl de hoy en dia hubie-
ran lenido efeclo enlonces, esas obras lealrales hubieran sido ilegales.
Asi que, que deberiamos hacer acerca de ¡ublicar o no versiones
modificadas de una obra eslelica o arlislica es una cueslión dificil, y
¡odriamos lener que buscar mas subdivisiones de la calegoria ¡ara
resolver esle ¡roblema. Ior e|em¡lo, ¡uede ser que el enlorno de los
|uegos de ordenador deba ser lralado de una manera, quizas lodo el
mundo deberia ser libre de ¡ublicar versiones modificadas. Iero qui-
zas una novela deberia ser lralada de manera diferenle, quizas, ¡ara
ello, la ¡ublicación comercial requiera un acuerdo con el aulor original.
Ahora bien, si la ¡ublicación comercial de eslos lraba|os eslelicos
se ¡rolegiera con el co¡yrighl, seguira dedicando que buena ¡arle
del flu|o de ganancias, que exisle hoy en dia, se dedicara a a¡oyar a
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
los aulores y musicos, y eslo en el limilado grado en que el aclual sis-
lema los a¡oya, ya que lo hace francamenle mal. De esle modo, esle
seria un com¡romiso razonable, |uslamenle como en el caso de las
obras que re¡resenlan el ¡unlo de visla de una delerminada ¡ersona.
Si miramos hacia delanle, al liem¡o en el que la era de las redes de
ordenadores haya comenzado ¡lenamenle, una vez que hayamos
su¡erado esla ela¡a de lransición, ¡odemos imaginar olra manera ¡or
la que los aulores consigan dinero ¡or su lraba|o. Imaginemos que
lenemos un sislema de dinero digilal que le ¡ermile oblener dinero
¡or lu lraba|o. Imaginemos que lenemos un sislema de dinero digilal
que le ¡ermile enviar dinero a alguien a lraves de Inlernel. Iuede
hacerse de varias maneras, usando cifrado, ¡or e|em¡lo. I imaginemos
que la co¡ia lexlual de eslos lraba|os eslelicos esla ¡ermilida. Sin
embargo, eslan escrilos de lal manera que cuando eslas escuchando, o
leyendo, o mirando uno de ellos, a¡arece una ca|a, a un lado en lu ¡an-
lalla, que dice «haga click aqui ¡ara enviarle un dólar al aulor», o al
musico, o lo que sea. Y sim¡lemenle ¡ermanece ahi. No se inler¡one
en lu camino. Isla al lado. No inlerfiere conligo, ¡ero esla ahi, recor-
dandole que es algo bueno a¡oyar a los escrilores y a los musicos.
Asi que si le gusla el lraba|o que eslas leyendo o escuchando,
evenlualmenle diras: «¿Ior que no he de darle a esla genle un dólar`
Is sólo un dólar. ¿Que es eso` Ni siquiera lo nolare». Y las ¡ersonas
em¡ezaran a enviar un dólar. Lo bueno de eslo es que hace de la
co¡ia el aliado de los aulores y de los musicos. Cuando alguien le
envia ¡or correo eleclrónico a un amigo una co¡ia, ese amigo ¡odria
enviar un dólar lambien. Si realmenle le gusla, ¡odrias enviar un
dólar mas de una vez y ese dólar es mas de lo que oblienen hoy si
com¡ras un libro o com¡ras un CD, ya que oblienen una minuscula
fracción de la venla. Los mismos edilores que eslan exigiendo ¡leno
¡oder sobre el ¡ublico en nombre de los aulores y musicos, eslan
a¡rovechandose lodo el liem¡o de esos mismos aulores y musicos.
Os recomiendo leer el arliculo de Courlney Love en la revisla
Sa|cn, un arliculo sobre los ¡iralas que ¡lanean usar el lraba|o de los
musicos sin ¡agarles. Islos ¡iralas son las com¡añias discograficas
que les ¡agan un ¡romedio del 4% de las venlas. Ior su¡ueslo, los
musicos de mayor exilo reciben una ¡orción mayor. Oblienen mas
del 4% de sus grandes venlas, lo que significa que la gran mayoria de
los musicos que lienen un conlralo discografico oblienen menos del
4% de sus ¡equeñas venlas.
Sottwarc librc para una socicdad librc 206
207
Isle es el modo en que funciona: la com¡añia discografica gasla dine-
ro en ¡ublicidad y considera esle gaslo como un adelanlo a los musi-
cos, aunque los musicos nunca lleguen a verlo. De esle modo, nomi-
nalmenle, cuando com¡ras un CD, cierla fracción de ese dinero va a
los musicos, ¡ero realmenle no es asi. In realidad, esla deslinado a
¡agar los gaslos ¡ublicilarios y solamenle si los musicos son de gran
exilo ¡odran ver algo de ese dinero.
Los musicos, ¡or su¡ueslo, firman sus conlralos discograficos
¡orque lienen la es¡eranza de ser uno de esos ¡ocos que se hacen
ricos. Asi que, esencialmenle, es una loleria ofrecida a los musicos
¡ara lenlarlos. Aun cuando sean buenos musicos, ¡ueden no ser bue-
nos ¡ara razonar de forma lógica y cuidadosa y de esla forma ¡oder
ver esla lram¡a. De esle modo, firman y ¡robablemenle lodo lo que
oblienen es ¡ublicidad. ßueno, ¿¡or que no les damos ¡ublicidad de
una manera diferenle` No a lraves de un sislema basado en la reslric-
ción del ¡ublico, un sislema de los com¡le|os induslriales que nos
enlrislece con una musica malisima que es facil de vender. In cam-
bio, ¿¡or que no hacer del im¡ulso nalural del oyenle a com¡arlir la
musica que le gusla el aliado de los musicos` Si lenemos esla ca|a que
a¡arece en el re¡roduclor como un modo de enviar un dólar a los
musicos, las redes informalicas ¡odrian ser el mecanismo ¡ara dar a
los musicos esla ¡ublicidad, la misma ¡ublicidad que es lodo lo que
ahora oblienen de los conlralos discograficos.
Debemos reconocer que el sislema de co¡yrighl exislenle hace un
¡esimo lraba|o de a¡oyo a los musicos. Tan malo como el que hace
el comercio mundial al inlenlar elevar el nivel de vida en Iili¡inas y
en China. Isas zonas induslriales donde lodo el mundo lraba|a en
sucaisncps y lodos los ¡roduclos se hacen sucaisncps. La globaliza-
ción es una manera muy ineficienle de elevar el nivel de vida de los
¡ueblos de ullramar. Iongamos ¡or caso, a un esladounidense se le
¡aga veinle dólares la hora ¡ara hacer algo y le das ese lraba|o a un
mexicano a quien se le ¡aga quizas seis dólares ¡or dia. Lo que ocu-
rre aqui es que lomas una gran canlidad de dinero de un lraba|ador
esladounidense, le das una fracción minuscula, un ¡equeño ¡orcen-
la|e, a un lraba|ador mexicano, y el reslo se lo devuelves a la com¡a-
ñia. De modo que si lu mela es elevar el nivel de vida de los lraba|a-
dores mexicanos, esla es una ¡esima manera de hacerlo.
Is inleresanle ver cómo el mismo fenómeno se da en la induslria
del co¡yrighl, la misma idea general. In nombre de eslos lraba|adores,
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
quienes cierlamenle merecen algo, ¡ro¡onen medidas que les dan
una diminula ¡orción y en realidad aumenlan el ¡oder de las com¡a-
ñias ¡ara conlrolar nueslras vidas.
Si eslas lralando de reem¡lazar un sislema muy bueno, lienes que
hacer un esfuerzo muy grande ¡ara enconlrar una allernaliva me|or.
Si sabes que el aclual sislema es de¡lorable, no es lan dificil enconlrar
una allernaliva me|or, el ¡alrón de com¡aración es hoy muy ba|o.
Debemos recordarle siem¡re eslo cuando consideramos cuesliones
relalivas a la ¡olilica del co¡yrighl.
Creo que di|e la mayor ¡arle de lo que quiero decir. Quisiera men-
cionar que mañana es el pncnc-in sick !aq
4
en Canada. Mañana se da
inicio a una cumbre ¡ara lerminar de negociar el Area de Libre
Comercio de las Americas, con el fin de exlender el ¡oder de las cor-
¡oraciones a un mayor numero de ¡aises, se esla ¡laneando una gran
¡rolesla en Quebec. Hemos vislo melodos exlremos ¡ara a¡laslar
esla ¡rolesla. Se esla im¡idiendo a muchos esladounidenses la enlra-
da a Canada a lraves de la fronlera que, se su¡one, deberia ¡ermilir-
les enlrar en cualquier momenlo. ßa|o las excusas mas endebles han
conslruido un muro alrededor del cenlro de Quebec ¡ara usarlo
como forlaleza a fin manlener a los manifeslanles fuera. Hemos vislo
gran canlidad de lrucos sucios usados ¡ara re¡rimir la manifeslación
¡ublica en conlra de eslos lralados. De esle modo, cualquier brizna
de democracia que nos quede, des¡ues de que se le haya relirado a
nueslros gobernanles democralicamenle eleclos el ¡oder de gober-
nar y des¡ues de que se le haya dado a las com¡añias y a los orga-
nismos inlernacionales no eleclos, lo que sea que quede des¡ues de
eso, ¡uede que no sobreviva a la su¡resión de la ¡rolesla ¡ublica
conlra esa lendencia.
He dedicado diecisiele años de mi vida a lraba|ar en el soflvare
libre y en asunlos relacionados con el. No lo he hecho ¡orque ¡iense
que es la cueslión ¡olilica mas im¡orlanle del mundo. Lo hice ¡or-
que era el area en donde vi que ¡odria usar me|or mis deslrezas ¡ara
hacer el mayor bien. Iero lo que ha ocurrido es que las cuesliones
Sottwarc librc para una socicdad librc 208
4
Ivenlo del movimienlo global que ¡odria lraducirse como «dia que loca ¡onerse
enfermo», en alusión a la excusa usada ¡ara no lener que ir al lraba|o y ¡oder asislir
en su lugar a la manifeslación. Il evenlo al que se refiere Slallman luvo lugar el 20 de
abril de 2001. |N. !c| |.j
209
¡olilicas en general han evolucionado y la cueslión ¡olilica mas
im¡orlanle del mundo, hoy, es resislir a la lendencia a dar ¡oder a
las com¡añias en delrimenlo del ¡ublico y de los gobiernos. Veo el
soflvare libre y los asunlos relacionados con la información como
¡arle de esa cueslión de ¡rimer orden. Asi que me he enconlrado
indireclamenle lraba|ando en esle ¡roblema. Is¡ero conlribuir en
algo a ese esfuerzo.
Turnn dc prcguntas
THORNBURN. In un momenlo vamos a ¡asar a escuchar las ¡regunlas
y comenlarios del ¡ublico. Iero anles ¡ermilanme ofrecerles una
breve y somera inlervención. Me ¡arece que la guia ¡raclica mas
fuerle e im¡orlanle que Slallman nos ofrece liene dos elemenlos
clave. Uno es el reconocimienlo de que las vie|as su¡osiciones sobre
el co¡yrighl, los vie|os usos del co¡yrighl, son ina¡ro¡iados, eslan
siendo desafiados o socavados ¡or el advenimienlo del ordenador y
de las redes informalicas. Iso ¡uede ser obvio, ¡ero es esencial.
Il segundo es el reconocimienlo de que la era digilal nos obliga a
reconsiderar cómo dislinguimos y so¡esamos las formas del lraba|o
inleleclual y crealivo. Slallman, indudablemenle, esla en lo cierlo al
afirmar que cierlos li¡os de inicialivas inlelecluales |uslifican mas
¡rolección medianle el co¡yrighl que olras. Tralar de idenlificar sis-
lemalicamenle eslos diferenles li¡os o niveles de ¡rolección ¡or
medio del co¡yrighl me ¡arece una valiosa manera de ocu¡arse de
los ¡roblemas relalivos al lraba|o inleleclual re¡resenlados ¡or el
advenimienlo del ordenador.
Iero creo que esloy deleclando olro lema subyacenle en lo que
Slallman ha eslado diciendo y que no esla en realidad direclamen-
le relacionado con los ordenadores, sino mas am¡liamenle con
cuesliones de auloridad democralica y con el ¡oder crecienle que
los gobiernos y las em¡resas e|ercen sobre nueslras vidas. Isle lado
¡o¡ulisla y anlicor¡oralivo del discurso de Slallman es enriquece-
dor ¡ero lambien reduccionisla, ¡olencialmenle sim¡lisla. Y es
lambien quizas demasiado idealisla. Ior e|em¡lo, cómo ¡odria un
novelisla, o un ¡oela, o un aulor de canciones, o un musico, o el
aulor de un libro de lexlo academico, sobrevivir en esle mundo feliz
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
en que la genle es alenlada ¡ero no obligada a ¡agar a los aulores.
In olras ¡alabras, me ¡arece que la brecha enlre la ¡raclica exislen-
le y las ¡osibilidades visionarias sobre las que es¡ecula Slallman, es
lodavia inmensamenle ancha.
Voy a concluir ¡regunlandole a Slallman si quisiera desarrollar un
¡oco cierlos as¡eclos de su charla y, es¡ecificamenle, si liene mas ideas
sobre la manera en que aquellos que llamaremos «creadores lradicio-
nales» ¡ueden ser ¡rolegidos ba|o su sislema de co¡yrighl.
5TALLMAN. Irimero de lodo, lengo que señalar que no debemos usar el
lermino «¡rolección» ¡ara describir lo que hace el co¡yrighl. Il co¡y-
righl reslringe a la genle. Il lermino «¡rolección» es un lermino ¡ro¡a-
gandislico que usan las em¡resas ¡ro¡ielarias de co¡yrighl. Il lermino
«¡rolección» significa im¡edir que algo sea, de alguna manera, deslrui-
do. ßien, yo no creo que una canción se deslruya ¡orque se escuchen
mas co¡ias de ella. Tam¡oco creo que una novela se deslruya si mas
genle esla leyendo co¡ias de ella. Asi que no usare esa ¡alabra. Iienso
que conduce a la genle a idenlificarse con el bando equivocado.
Tambien, es una muy mala idea ¡ensar acerca de la «¡ro¡iedad inle-
leclual» ¡or dos razones: ¡rimero, ¡re|uzga la ¡regunla mas fundamen-
lal en esle ambilo, que es: ¿cómo deberian ser lraladas eslas cosas, debe-
rian lralarse como un li¡o de ¡ro¡iedad` Usar el lermino «¡ro¡iedad
inleleclual» ¡ara describir la cueslión es ¡resu¡oner que la res¡uesla es
«si», que esa es la manera de lralar las cosas y no de olra manera.
Segundo, ¡romueve la sobregeneralización. La ¡ro¡iedad inlelec-
lual es un lermino generico ulilizado ¡ara varios sislemas legales con
origenes inde¡endienles como el co¡yrighl, las ¡alenles, las marcas
regislradas, los secrelos comerciales y lambien algunas olras cosas mas.
Se lrala de cosas casi com¡lelamenle diferenles, no lienen nada en
comun. Iero a la genle que oye el lermino «¡ro¡iedad inleleclual» se le
lleva hacia una falsa imagen, creen que hay un ¡rinci¡io general de ¡ro-
¡iedad inleleclual que es a¡licado en dislinlas areas es¡ecificas. De esle
modo, asumen que esas diferenles areas de la ley son similares. Islo
lleva no sólo a un ¡ensamienlo confuso acerca de que es correclo hacer,
lleva a la genle a no ¡oder enlender que es lo que dice la ley, ya que
su¡onen que la ley de co¡yrighl, la ley de ¡alenles y la ley de marcas
regislradas son similares, cuando, de hecho, son lolalmenle diferenles.
Asi que si quereis ¡romover el ¡ensamienlo cuidadoso y el enlen-
dimienlo claro de que es lo que la ley dice, evilad el uso del lermino
Sottwarc librc para una socicdad librc 210
211
«¡ro¡iedad inleleclual». Hablad de co¡yrighl. O hablad de ¡alenles.
O hablad de marcas regislradas o cualquiera que sea el asunlo del que
querais hablar. Iero no hableis de ¡ro¡iedad inleleclual. Una o¡inión
sobre ¡ro¡iedad inleleclual casi liene que ser necesariamenle absur-
da. Yo no lengo una o¡inión acerca de la ¡ro¡iedad inleleclual. Tengo
o¡iniones acerca del co¡yrighl, las ¡alenles y las marcas regislradas,
y son diferenles. Llegue a ellas a lraves de ¡rocesos de ¡ensamienlo
diferenles ¡orque esos sislemas legales son lolalmenle diferenles.
De lodos modos, he hecho una digresión, ¡ero es lerriblemenle
im¡orlanle.
Ahora ¡ermilidme ir al grano. Ior su¡ueslo, no ¡odemos ver ahora
cómo ¡odria funcionar correclamenle, o si es que ¡odria funcionar, el
hecho de ¡edirle a la genle que ¡ague dinero de forma volunlaria a los
aulores y musicos que les guslan. Una cosa obvia es que lodo lo bien
que ¡uede llegar a funcionar un sislema asi es ¡ro¡orcional al numero
de ¡ersonas que ¡arlici¡an de la red, y ese numero, lo sabemos, se
incremenlara ex¡onencialmenle denlro de unos años. Si lo inlenlase-
mos hoy, ¡odria fallar y ello no ¡robaria nada ¡orque con diez veces
mas genle ¡arlici¡ando ¡odria funcionar.
La olra cosa es que aun no lenemos esle sislema de desembolso de
dinero digilal. Asi que en realidad no ¡odemos inlenlarlo hoy. Iodria
inlenlarse algo un ¡oco ¡arecido. Iuedes conlralar servicios en los
que ¡uedes ¡agarle dinero a alguien ÷cosas como Iay Ial. Iero,
anles de ¡oder ¡agarle a nadie medianle Iay Ial, lendras que so¡or-
lar un com¡le|o ¡a¡eleo y darles información ¡ersonal sobre li. Y
ellos hacen regislros de a quienes les ¡agas. ¿Iuedes confiar en que
no haran un mal uso de esla información`
Il dólar ¡uede no desalenlarle, ¡ero si las dificullades que acarrea
el sislema de ¡ago. La idea es que ¡agar cuando ur|a la necesidad
deberia ser lan facil como quilarle un caramelo a un niño, de modo
que no haya nada que le desalienle exce¡lo la canlidad de dinero. Y
si es lo baslanle ¡equeña, no liene ¡orque desalenlarle. Sabemos, en
cambio, que los jans ¡ueden realmenle amar a los musicos y sabemos
que alenlar a los jans a co¡iar y redislribuir musica ha sido ¡romovi-
do ¡or algunas bandas que fueron, y son, baslanle exilosas, como los
Graleful Dead. Illos no luvieron ¡roblemas ¡ara ganarse la vida con
su musica ¡or el hecho de haber alenlado a sus jans a grabar y co¡iar
cinlas. Ni siquiera ba|aron las venlas de sus discos.
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
Nos eslamos des¡lazando gradualmenle de la era de la im¡renla a la
era de las redes informalicas, ¡ero eslo no ocurre de un dia ¡ara olro.
La genle lodavia com¡ra monlones de discos y eso conlinuara ¡asan-
do ¡robablemenle duranle muchos años ÷quizas siem¡re. In lanlo
eslo conlinue, sim¡lemenle lener un co¡yrighl que se a¡lique a las
venlas comerciales de discos ¡odria ser lan buen a¡oyo a los musicos
como el que aclualmenle reciben. Ior su¡ueslo, no es muy bueno,
¡ero, al menos, la cosa no ira a ¡eor.
PREGUNTA. |Un comenlario y una ¡regunla acerca de la libre descar-
ga y acerca del inlenlo de Sle¡hen King
5
de comercializar una de sus
novelas a lraves de la vebj.
5TALLMAN. Si, es inleresanle saber que hizo y que ocurrió. Cuando al
¡rinci¡io oi hablar sobre aquello, eslaba encanlado. Iense: lal vez esla
dando un ¡aso hacia un mundo que no esle basado en lralar de manle-
ner al ¡ublico a¡resado ¡or una cadena de hierro. Inlonces vi que de
hecho habia escrilo ¡ara ¡edirle a la genle que ¡ague. Ix¡licando lo que
hizo, eslaba ¡ublicando una novela como una serie, ¡or enlregas, y di|o:
«Si oblengo suficienle dinero, enlregare mas». Iero la ¡elición que
escribió era a duras ¡enas una ¡elición. Ira una afrenla al leclor. Decia:
«Si no ¡agais, es que sois malvados. Y si hay demasiados de vosolros
que sois malvados, enlonces yo sim¡lemenle de|are de escribir».
ßien, claramenle, esa no es la manera de hacer que el ¡ublico
sienla ganas de enviarle dinero. Tienes que hacer que le amen, no
que le leman.
PREGUNTA |Il mismo miembro del ¡ublicoj. Los delalles fueron que
el ¡idió que cierlo ¡orcenla|e ÷no se el ¡orcenla|e exaclo, alrededor
de 90% me ¡arece÷ de genle le enviara cierla canlidad de dinero, la
cual era, creo, uno o dos dólares, o algo de esa magnilud. Tenias que
escribir lu nombre y lu dirección de correo eleclrónico y alguna olra
información ¡ara descargar la novela y si des¡ues del ¡rimer ca¡ilu-
lo ese ¡orcenla|e no se alcanzaba, di|o que no ¡ublicaria olro. Iue
muy hoslil con el ¡ublico que descargaba su novela.
Sottwarc librc para una socicdad librc 212
5
Il escrilor de novelas de lerror Sle¡hen King inlenló vender uno de sus libros a lra-
ves de la red en una serie de enlregas (¡odias com¡rar un ca¡ilulo cada vez), ¡ero
cerró el sislema anles de acabar de escribir el libro.
213
PREGUNTA. ¿No esla abierlo al abuso de la genle, medianle el ¡lagio,
esle sislema en donde no hay co¡yrighl ¡ero en el que se le ¡ide a la
genle que haga donaciones volunlarias`
5TALLMAN. No. Iso no es lo que he ¡ro¡ueslo. Recuerda, esloy ¡ro-
¡oniendo que deberia haber co¡yrighl cubriendo la dislribución
comercial y ¡ermiliendo sólo una redislribución de forma no comer-
cial. Asi que cualquiera que modifique la obra agregandole un conla-
dor a su silio veb, en lugar del conlador del silio veb del verdadero
aulor, eslaria infringiendo el co¡yrighl y ¡odria ser demandado exac-
lamenle como ¡odria ser demandado hoy.
PREGUNTA. Ya veo. ¿Inlonces lodavia imaginas un mundo en el que
hay co¡yrighl`
5TALLMAN. Como he dicho, ¡ara esa clase de obras. No esloy dicien-
do que lodo deberia eslar ¡ermilido. Isloy ¡ro¡oniendo reducir los
¡oderes del co¡yrighl, no abolirlos.
THORNBURN. Una ¡regunla que se me ocurrió mienlras hablabas,
Richard, y olra vez mienlras res¡ondias a esla ¡regunla: ¿¡or que no
consideras las maneras en que el ordenador, ¡or si mismo, elimine
com¡lelamenle a los inlermediarios ÷del modo en que Sle¡hen King
se negó a hacer÷ y ¡ueda eslablecer una relación ¡ersonal`
5TALLMAN. ßien, ¡ueden y, de hecho, esla donación volunlaria es una
manera...
THORNBURN. ¿Iiensas que ello no involucrara al edilor en ningun caso`
5TALLMAN. In absolulo. Is¡ero que no lo haga, veras, ¡orque los edi-
lores ex¡lolan a los aulores lerriblemenle. Cuando les ¡regunlas a los
re¡resenlanles de los edilores acerca de eslo, dicen: «ßien, si, si un
aulor o una banda no desea ¡asar ¡or nosolros, no deberia eslar
legalmenle obligado a hacerlo». Iero, de hecho, ellos hacen lodo lo
que ¡ueden ¡ara im¡edir que eso resulle faclible. Ior e|em¡lo, eslan
¡ro¡oniendo formalos de co¡ia reslringida, de modo que ¡ara ¡ubli-
car en esos formalos, lendrias que ¡asar ¡or los grandes edilores, ya
que no les diran a nadie mas cómo hacerlo. De esle modo, su es¡e-
ranza es un mundo en donde los re¡roduclores re¡roduzcan esos
formalos, y ¡ara oblener cualquier cosa que ¡uedas re¡roducir en
esos re¡roduclores habra que ¡asar ¡or los edilores. Asi que, de
hecho, aunque no haya una ley que ¡rohiba al aulor o al musico ¡ubli-
car de forma direcla, eslo no sera faclible. Isla lambien el señuelo de
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
que lal vez le hagas rico. Dicen: «Te ¡ublicilaremos y quizas llegues
a ser lan rico como los ßealles» ÷haceros a la idea de cualquier
gru¡o de exilo÷ y, ¡or su¡ueslo, sólo una minuscula fracción de los
musicos lendra esa suerle. Iero ¡ueden ser llevados asi a firmar con-
lralos que los encadenaran ¡ara siem¡re.
Los edilores lienden a ser malevolos a la hora de res¡elar sus con-
lralos con los aulores. Ior e|em¡lo, los conlralos de libro habilual-
menle dicen que si un libro se agola, los derechos vuelven al aulor,
los edilores generalmenle no han sido muy buenos e|em¡lificando
esa clausula. Amenudo se les ha lenido que obligar a res¡elarla. ßien,
lo que eslan em¡ezando a hacer ahora es usar la ¡ublicación eleclró-
nica como una excusa ¡ara decir que nunca se agolara, asi que nunca
lendran que devolver los derechos. Su idea es que cuando el aulor
esla necesilado haz que firme, y, desde enlonces, no lendra ¡oder,
sólo lo lendra el edilor.
PREGUNTA. ¿Seria bueno lener licencias libres ¡ara dislinlos li¡os de
obras que ¡role|an el derecho del usuario a co¡iar del modo en que
sea a¡ro¡iado ¡ara cada li¡o de lraba|o`
5TALLMAN. ßien, hay genle lraba|ando en eslo. Iero ¡ara lraba|os no
funcionales, una cosa no susliluye la olra. Observemos un li¡o de
lraba|o funcional, digamos un ¡rocesador de lexlo. ßien, si alguien
hace un ¡rocesador de lexlo libre, ¡uedes usarlo, no necesilas los
¡rocesadores de lexlo no libres. Iero yo no diria que una canción
libre ¡uede susliluir a lodas las canciones no libres o que una nove-
la libre susliluya a lodas las novelas no libres. Iara esa clase de
obras, es diferenle. Inlonces, lo que ¡ienso que debemos hacer es
reconocer sim¡lemenle que eslas leyes no merecen ser res¡eladas.
No es incorreclo com¡arlir con lu vecino, y si alguien inlenla decir-
le que no ¡uedes com¡arlir con lu vecino, no deberias escucharlo.
PREGUNTA. Con res¡eclo a los lraba|os funcionales, segun lu manera
de ¡ensar ¿cómo se equilibra la necesidad de abolir el co¡yrighl con
la necesidad de incenlivos económicos ¡ara hacer que se desarrollen
eslos lraba|os funcionales`
5TALLMAN. ßien, lo que vemos es, anles que nada, que esle incenlivo
económico es mucho menos necesario que lo que la genle ha eslado
su¡oniendo. Ii|aros, en el movimienlo de soflvare libre, donde lene-
mos mas de cien mil volunlarios a liem¡o ¡arcial desarrollando sofl-
vare. Tambien vemos que hay olras maneras de oblener dinero que
Sottwarc librc para una socicdad librc 214
215
no eslan basadas en im¡edir que el ¡ublico co¡ie y modifique eslos
lraba|os. Isa es la lección inleresanle del movimienlo del soflvare
libre. A¡arle del hecho de que le ofrece una manera en que ¡uedes usar
un ordenador y conservar lu liberlad de com¡arlir y coo¡erar con olra
genle, lambien nos mueslra que esla su¡osición negaliva de que la
genle nunca haria eslas cosas a menos que se les den ¡oderes es¡ecia-
les ¡ara forzar a la genle a ¡agarles, es sencillamenle incorrecla. Mucha
genle hara eslas cosas. De esle modo, si echas un vislazo a, digamos, la
escrilura de monografias que sirven como libros de lexlo en muchos
cam¡os de la ciencia, exce¡lo los muy basicos, los aulores no hacen
dinero. Ahora lenemos un ¡royeclo ¡ara hacer una enciclo¡edia libre,
que en realidad es un ¡royeclo comercial, y esla ¡rogresando.
Teniamos un ¡royeclo ¡ara una enciclo¡edia GNU, ¡ero lo fundimos
con olro ¡royeclo comercial cuando ellos ado¡laron nueslra licencia.
In enero, se ¡asaron a la licencia de documenlación libre GNU, vigen-
le ¡ara lodos los arliculos de su enciclo¡edia. Inlonces di|imos: «ßien,
unamos fuerzas con ellos y alenlemos a la genle a conlribuir». Se llama
«Nu¡edia» y ¡odeis enconlrar un enlace a ella en hll¡://vvv.gnu.org/
encyclo¡edia. Asi que hemos am¡liado el desarrollo comunilario de
una base libre de conocimienlos uliles desde el soflvare a una enciclo-
¡edia. Ahora esloy baslanle seguro de que en lodas eslas areas de obras
funcionales, no necesilamos ese incenlivo económico hasla el ¡unlo de
que debamos arruinar el uso libre de esas obras.
THORNBURN. ßien, que hay de las olras dos calegorias ÷¡ensamien-
los ¡ersonales y enlrelenimienlo.
5TALLMAN. Iara los olros dos li¡os de lraba|o, no se. No se si la genle
va a escribir algun dia novelas sin ¡reocu¡arse ¡or ganar dinero con
ello. In una sociedad ¡osl-escasez, ¡ienso que si. Iuede que lo que
necesilemos hacer, ¡ara alcanzar la sociedad ¡osl-escasez, es desha-
cernos del conlrol em¡resarial sobre la economia y las leyes. Asi que,
en efeclo, es como el ¡roblema del huevo y la gallina, como ¡odeis
ver. ¿Que hacemos ¡rimero` ¿Cómo oblenemos un mundo en donde
la genle no lenga que conseguir dinero deses¡eradamenle, si no es
eliminando el conlrol em¡resarial` ¿Y cómo ¡odemos eliminar el
conlrol em¡resarial a no ser que.` De lodos modos, no lo se, ¡ero
¡or eso esloy lralando de ¡ro¡oner ¡rimero un sislema de co¡yrighl
de com¡romiso, y, segundo, el ¡ago volunlario a¡oyado ¡or un sis-
lema de co¡yrighl de com¡romiso como una manera de ¡roveer un
flu|o de ganancias a la genle que escribe eslos lraba|os.
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
PREGUNTA. ¿Cómo es¡eras im¡lemenlar esle sislema de co¡yrighl de
com¡romiso ba|o la ¡resión de los inlereses cor¡oralivos sobre los ¡oli-
licos esladounidenses, dado su sislema de financiación de cam¡añas`
5TALLMAN. Me su¡era. O|ala lo su¡iera. Is un ¡roblema lerriblemen-
le dificil. Si su¡iera cómo resolver ese ¡roblema, lo resolveria y nada
en el mundo ¡odria hacerme senlir mas orgulloso.
PREGUNTA. ¿Cómo luchas conlra el conlrol em¡resarial` Iorque cuan-
do observas las sumas de dinero deslinadas al lobby em¡resarial en
los lribunales, es lremendo. Iienso que el caso DeCSS (Decry¡lion of
Conlenls Scrambling Syslem), del que eslas hablando, le esla coslan-
do algo asi como un millón y medio de dólares a la defensa. Dios sabe
cuanlo le esla coslando a la ¡arle em¡resarial. ¿Tienes alguna idea de
cómo hacerse cargo de eslas enormes sumas de dinero`
5TALLMAN. Tengo una sugerencia. Si aconse|aramos boicolear lolalmen-
le las ¡eliculas, ¡ienso que la genle ignoraria ese conse|o. Iodrian con-
siderarlo demasiado radical. Asi que quisiera hacer una sugerencia
levemenle diferenle, que lleva a lo mismo, y es: no vayas al cine a menos
que lengas una razón suslancial ¡ara creer que la ¡elicula es buena.
Ahora bien, eslo conduciria, en la ¡raclica, a casi el mismo resullado
que el boicol lolal de las ¡eliculas de Hollyvood. In exlensión es casi
lo mismo, ¡ero en inlensidad es muy diferenle. Hemos nolado que
mucha genle va al cine ¡or razones que nada lienen que ver con lo
buena, o no, que ellos ¡iensen que es la ¡elicula. Asi que si cambias eso,
si sólo vas a ver una ¡elicula cuando lienes alguna razón suslancial ¡ara
creer que es buena, les eslaras quilando un monlón de dinero.
THORNBURN. Una manera de enlender lodo esle discurso hoy, ¡ienso,
es reconocer que siem¡re que las lecnologias radicales, ¡olencial-
menle lransformadoras, a¡arecen en la sociedad, hay una lucha sobre
su conlrol. Hoy eslamos re¡iliendo lo que ocurrió en el ¡asado. De esle
modo, desde esle angulo, ¡uede no haber una razón ¡ara la deses¡e-
ranza, o incluso ¡ara el ¡esimismo, acerca de que ¡ueda ocurrir a
largo ¡lazo. Iero a corlo ¡lazo, las luchas ¡or el conlrol de lexlos e
imagenes, y ¡or el conlrol de lodo li¡o de información, seran ¡robable-
menle dolorosas y exlensas. Ior e|em¡lo, como ¡rofesor de comunica-
ción, mi acceso a imagenes ha sido reslringido, en años recienles, de un
modo como nunca anles habia ocurrido. Si escribo un ensayo en el que
quiero usar imagenes fi|as, incluso de ¡eliculas, es mucho mas dificil
oblener ¡ermisos de uso, y los ¡recios son mucho mas elevados, aun
Sottwarc librc para una socicdad librc 216
217
cuando de argumenlos sobre la invesligación inleleclual y la calego-
ria legal de jair usc |uso razonablej. De esla forma, en esle momenlo
de lransformación, ¡ienso que las ¡ers¡eclivas a un ¡lazo mayor
¡ueden, de hecho, no ser lan ¡erlurbadoras como lo que esla ocu-
rriendo a corlo ¡lazo. Sin embargo, en cualquier caso, necesilamos
com¡render loda nueslra ex¡eriencia conlem¡oranea como una ver-
sión renovada de la lucha ¡or el conlrol de los recursos lecnológicos,
que es un ¡rinci¡io recurrenle de la sociedad occidenlal.
Tambien es esencial enlender que la hisloria de las vie|as lecnolo-
gias es, en si misma, una maleria com¡licada. Il im¡aclo de la
im¡renla en Is¡aña, ¡or e|em¡lo, fue radicalmenle diferenle de su
im¡aclo en Inglalerra o en Irancia.
PREGUNTA. Una de las cosas que me molesla cuando oigo discusiones
sobre el co¡yrighl es que a menudo comienzan con: «Queremos un
cambio de cienlo ochenla grados. Queremos eliminar lodo li¡o de
conlrol». Me ¡arece que ¡arle de lo que subyace ba|o las lres calego-
rias que fueron sugeridas es un reconocimienlo de que hay algun li¡o
de sabiduria en el co¡yrighl. Algunos de los crilicos de la dirección
que esla lomando el co¡yrighl hoy, creen, de hecho, que deberia ser
res¡aldado y funcionar mucho mas como las ¡alenles y las marcas
regislradas en cuanlo a su duración. Me ¡regunlo si nueslro confe-
rencianle querra comenlar esla eslralegia.
5TALLMAN. Isloy de acuerdo en que acorlar el ¡lazo de validez del
co¡yrighl es una buena idea. No hay absolulamenle ninguna necesi-
dad, en lerminos de alenlar la ¡ublicación, de que los co¡yrighls ¡ue-
dan durar hasla cienlo cincuenla años, lo que, en algunos casos, es
¡osible ba|o la ¡resenle ley. Ahora bien, las com¡añias esluvieron
diciendo que un co¡yrighl de selenla y cinco años sobre un lraba|o
hecho ¡or encargo no era lo baslanle largo como ¡ara hacer ¡osible
su ¡roducción. Me guslaria desafiar a esas com¡añias a que ¡resen-
len ho|as de calculo con balances ¡royeclados ¡ara los ¡róximos
selenla y cinco años res¡aldando esa afirmación. Lo que ellos en rea-
lidad querian era, sencillamenle, ¡oder exlender el co¡yrighl sobre
los lraba|os vie|os, de modo que ¡uedan seguir reslringiendo su uso.
Iero cómo se ¡uede alenlar una mayor ¡roducción en la decada de
1920 exlendiendo el co¡yrighl hoy, no lo se, a menos que lengan una
maquina del liem¡o en algun lugar. Ior su¡ueslo, en una de sus ¡eli-
culas, lenian una maquina del liem¡o. Asi que eso debe ser lo que
afecló su forma de ¡ensar.
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
PREGUNTA. ¿Has ¡ensado en exlender el conce¡lo de uso razonable` Y,
¿hay alguna variación o dislinción al res¡eclo que quieras ¡resenlarnos`
5TALLMAN. ßien, la idea de dar a lodo el mundo ¡ermiso ¡ara hacer
co¡ias lexluales no comerciales de dos li¡os de obras, cierlamenle
¡uede ser ¡ensada como una exlensión de lo que es el uso razonable.
Is mayor de lo que aclualmenle se reconoce como uso razonable. Si
lu idea es que el ¡ublico cede cierlas liberlades ¡ara oblener mas ¡ro-
greso, enlonces ¡uedes lrazar la linea en varios lugares diferenles.
¿Que liberlades cede el ¡ublico y cuales conserva`
PREGUNTA. Ior seguir la conversación sólo un momenlo: en cierlos
ambilos del enlrelenimienlo, exisle el conce¡lo de exhibición ¡ubli-
ca. Asi, ¡or e|em¡lo, el co¡yrighl no nos im¡ide canlar villancicos en
Navidad ¡ero im¡ide su e|ecución ¡ublica. Y yo me ¡regunlo si no
seria ulil, en lugar de ex¡andir el uso razonable a la co¡ia lexlual ili-
milada, no comercial, ¡ensar en algo menos que eso, ¡ero mas que el
¡resenle conce¡lo de uso razonable.
5TALLMAN. Yo ¡ensaba que eso seria suficienle, y enlonces Na¡sler
me convenció de lo conlrario, ¡orque Na¡sler es ulilizado ¡or sus
usuarios ¡ara redislribución lexlual, no comercial. Il servidor
Na¡sler, en si mismo, es una aclividad comercial, ¡ero la genle que
de hecho esla ¡oniendo el malerial lo hace de manera no comercial,
ellos ¡odrian haberlo hecho en sus ¡ro¡ios silios veb igual de facil-
menle. La lremenda excilación e inleres sobre el uso de Na¡sler,
mueslra que eso es muy ulil. Asi que ahora esloy convencido de que
la genle deberia lener derecho a ¡ublicar co¡ias lexluales, no redislri-
buidas comercialmenle, de cualquier cosa.
PREGUNTA. Una analogia que me fue sugerida recienlemenle ¡ara
loda la cueslión de Na¡sler es la analogia de la biblioleca ¡ublica.
Su¡ongo que algunos de usledes, que han oido hablar sobre los argu-
menlos a favor de Na¡sler, han oido ya esla analogia. Me ¡regunlo si
¡odrias comenlarla. Los defensores que dicen que Na¡sler deberia
conlinuar y que no deberia haber reslricciones sobre el, a veces dicen
algo como eslo: «Cuando las ¡ersonas van a la biblioleca ¡ublica y
¡iden ¡reslado un libro, no eslan ¡agando ¡or el, ¡ueden ¡edirlo
¡reslado docenas de veces, cienlos de veces, sin cargo adicional. ¿Ior
que Na¡sler es diferenle`».
5TALLMAN. ßueno, no es exaclamenle lo mismo. Iero deberia señalar-
se que los edilores quieren lransformar a las bibliolecas ¡ublicas en
Sottwarc librc para una socicdad librc 218
219
liendas en las que se ¡aga ¡or el uso. Asi que eslan en conlra de las
bibliolecas ¡ublicas.
PREGUNTA. ¿Iueden eslas ideas sobre el co¡yrighl sugerir algunas
ideas ¡ara cierlas cuesliones sobre la ley de ¡alenles, lales como
hacer medicamenlos genericos baralos ¡ara usar en Africa`
5TALLMAN. No, no hay absolulamenle ninguna simililud. Las cuesliones
de ¡alenles son lolalmenle dislinlas con res¡eclo de las cuesliones rela-
livas al co¡yrighl. La idea de que lienen algo que ver es una de las con-
secuencias desaforlunadas de usar el lermino «¡ro¡iedad inleleclual» y
alenlar a la genle a asociar eslas cuesliones, ¡orque, como habeis oido,
esluve hablando de cuesliones en las que el ¡recio de una co¡ia no es lo
crucial. Iero, ¿cual es el asunlo cenlral cuando se lrala de medicamen-
los conlra el SIDA¡ara Africa` Is el ¡recio, nada mas que el ¡recio.
Ahora bien, el lema del que esluve hablando surge ¡orque la lecno-
logia de información digilal da a cada usuario la facullad de crear
co¡ias. ßien, no hay nada que nos de la facullad de crear co¡ias de
medicamenlos. No lengo la ¡osibilidad de co¡iar un medicamenlo que
haya conseguido. De hecho, nadie ¡uede, no es asi como se hacen los
medicamenlos. Islos medicamenlos sólo ¡ueden hacerse en coslosas
fabricas y se hacen en coslosas fabricas cenlralizadas, ya sean genericos
o im¡orlados de IIUU De cualquier manera, se haran en un ¡equeño
numero de fabricas y las cuesliones son, sim¡lemenle, cuanlo cueslan y
si eslan dis¡onibles a un ¡recio que la genle en Africa ¡ueda ¡agar.
Asi que se lrala de una cueslión lremendamenle im¡orlanle, ¡ero
es una cueslión lolalmenle diferenle. Sólo exisle un area en la que a¡a-
rece una cueslión referida a las ¡alenles que es de hecho similar a la
liberlad de co¡ia, y es en la agricullura, dado que hay cierlas cosas
¡alenladas que ¡ueden ser co¡iadas, mas o menos: las cosas vivienles.
Se co¡ian ellas mismas al re¡roducirse. No es necesariamenle una
co¡ia exacla, se remezclan los genes. Iero el hecho es que los gran|eros
duranle milenios han eslado haciendo uso de esla ca¡acidad de las
cosas vivienles de hacer co¡ias de si mismas. La agricullura es, basica-
menle, co¡iar las cosas que criasle y seguir co¡iandolas cada año.
Cuando son ¡alenladas variedades de ¡lanlas y de animales, cuando
los genes son ¡alenlados y usados en ellas, el resullado es que a los
gran|eros se les ¡rohibe hacer lo que venian haciendo.
Un gran|ero en Canada lenia una variedad ¡alenlada creciendo en
su cam¡o y di|o: «Yo no lo hice deliberadamenle. Il ¡olen voló y esos
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
genes se inlrodu|eron enlre mis ¡lanlas». Y se le di|o que eso no
im¡orlaba, luvo que deslruirlas de lodos modos. Isle es un e|em¡lo
exlremo de cómo ¡uede el gobierno alinearse con un mono¡olisla.
De esle modo, creo que, siguiendo los mismos ¡rinci¡ios que a¡li-
co a la co¡ia en un ordenador, los gran|eros deberian lener un incues-
lionable derecho a guardar sus semillas y criar su ganado. Quizas
¡uedas lener ¡alenles cubriendo com¡añias vendedoras de semillas,
¡ero no deberian cubrir a los gran|eros.
PREGUNTA. Iara lener un modelo exiloso hay que hacer mas cosas que
lener sólo la licencia. ¿Iuedes res¡onder a eso`
5TALLMAN. Tolalmenle. ßien, ya sabeis, no conozco las res¡ueslas.
Iero ¡arle de lo que creo crucial ¡ara desarrollar información libre,
funcional, es el idealismo. La genle liene que reconocer que es
im¡orlanle que la información sea libre, que cuando la información
es libre, se ¡uede hacer ¡leno uso de ella. Cuando esla reslringida, no
¡uedes. Tienes que reconocer que la información no libre es un inlen-
lo de dividir a la genle y manlenerla desam¡arada y con la cabeza
agachada. In esle ¡unlo, ¡ueden llegar a la idea de: «Traba|emos |un-
los ¡ara ¡roducir la información que queremos usar, de modo que no
esle ba|o el conlrol de alguna ¡ersona ¡oderosa que ¡ueda diclarnos
que es lo que ¡odemos hacer».
Islo nos im¡ulsa con fuerza. No se cómo va a funcionar en la dis-
linlas areas, ¡ero ¡ienso que en el ambilo de la educación, buscando
libros de lexlo, creo ver una manera en que ¡uede hacerse. Hay un
monlón de docenles en el mundo, docenles que no eslan en universi-
dades ¡resligiosas ÷quizas eslan en la escuela secundaria, quizas en
¡rimaria÷ donde no escriben ni ¡ublican gran cosa y no exisle una
lremenda demanda sobre ellos. Iero muchos de ellos son inleligen-
les. Muchos de ellos conocen sus malerias bien y ¡odrian escribir
libros de lexlo sobre monlones de lemas y com¡arlirlos con la genle,
recibir un enorme a¡recio ¡or la genle que a¡rende de ellos.
PREGUNTA. Iso es lo que decia. Iero lo curioso es que conozco la hisloria
de la educación. Iso es lo que hago: ¡royeclos educalivos con medios
eleclrónicos. No ¡odria enconlrar un e|em¡lo. ¿Conoces alguno`
5TALLMAN. No, no conozco. Im¡ece ¡ro¡oniendo esla enciclo¡edia
libre y esla base de a¡rendiza|e hace un ¡ar de años y ¡ense que ¡odria
llevar ¡robablemenle una decada lograr que las cosas comenzaran a
Sottwarc librc para una socicdad librc 220
221
rodar. Ahora ya lenemos una enciclo¡edia en marcha. Asi que las
cosas van mas ra¡ido de lo que es¡eraba. Iienso que lo que se nece-
sila es que unas ¡ocas ¡ersonas em¡iecen a escribir libros de lexlo
libres. Iscribir uno sobre cualquiera que sea lu lema favorilo o una
fracción de uno. Iscribe unos ¡ocos ca¡ilulos de uno y desafia a olras
¡ersonas a escribir el reslo.
PREGUNTA. De hecho, lo que yo buscaba era algo lodavia me|or que
eso. Lo im¡orlanle es que alguien cree una infraeslruclura en la que
lodos los demas ¡uedan conlribuir. No hay ninguna infraeslruclura
¡ensada ¡ara ¡rimaria y secundaria, en ningun lugar, ¡ara ¡oder
conlribuir con malerial.
Iuedo oblener información de muchos lugares ¡ero no esla dis-
¡onible ba|o licencias libres, asi que no ¡uedo usarla ¡ara hacer un
libro de lexlo libre.
5TALLMAN. In realidad, el co¡yrighl no cubre los hechos. Sólo cubre
el modo en que eslan escrilos. Asi que ¡uedes a¡render un monlón
de cualquier lugar y des¡ues escribir un libro de lexlo, y ¡uedes
hacer libre ese libro de lexlo, si quieres.
PREGUNTA. Iero yo no ¡uedo escribir ¡or mi mismo lodos los libros
de lexlo que un esludianle necesila ¡ara cursar en la escuela.
5TALLMAN. ßien, es verdad. Y yo lam¡oco necesile escribir lodo un
sislema o¡eralivo libre. Iscribi algunas ¡arles e invile a olras ¡erso-
nas a unirse a mi escribiendo olras ¡arles. Asi que eslableci un e|em-
¡lo a seguir. Y di|e: «Yo voy en esla dirección. Unele a mi y llegare-
mos alli». Y se unió la suficienle canlidad de genle, y alli llegamos.
De esle modo, si ¡iensas en lerminos de cómo voy a hacer lodo esle
lraba|o giganlesco, ¡uede ser desalenlador. Asi que la idea es: no lo
mires de esa manera. Iiensa en lerminos de dar un ¡aso y com¡ren-
der que, luego de que disle un ¡aso, olra genle dara mas ¡asos y,
|unlos, el lraba|o sera realizado, evenlualmenle.
Asumiendo que la humanidad no se elimine a si misma, el lraba|o
que hacemos hoy al ¡roducir una infraeslruclura educaliva libre, eslas
fuenles libres de a¡rendiza|e ¡ara el mundo, seran uliles ¡or lanlo
liem¡o como la humanidad exisla. ¿Y que si lleva veinle años lograr
que se haga` No ¡ienses en lerminos del lamaño del lraba|o com¡lelo.
Iiensa en lerminos de la ¡arle que vas a hacer. Iso le moslrara a la
genle que ¡uede hacerse, y enlonces olros haran olras ¡arles.
CopyrigLt y globalizacion en la era de las redes inlormaticas
Intrnducciðn
MIKE URET5KY. Soy Mike Urelsky. Isloy en la Iscuela Im¡resarial
Slern. Tambien soy uno de los codireclores del Cenlro de Tecnologias
Avanzadas. Os doy la bienvenida en nombre de loda la genle del
De¡arlamenlo de Ciencia Informalica. Queria comenlar algo anles de
¡asarle la ¡alabra a Id que va a ¡resenlar al conferencianle.
Il ¡a¡el de la Universidad es el de un lugar donde se fomenla el
debale y se lienen inleresanles discusiones. Y el ¡a¡el de una
Universidad avanzada es lener discusiones es¡ecialmenle inleresanles.
Isla ex¡osición en concrelo, esle seminario enlra denlro de ese modelo.
Incuenlro ¡arlicularmenle inleresanle la discusión sobre el cpcn scurcc.
In cierlo senlido. |Risas del ¡ublicoj.
RICHARD M. 5TALLMAN. Yo hago soflvare libre. Il cpcn scurcc es un
movimienlo diferenle. |Risas del ¡ublico y a¡lausosj.
MIKE URET5KY. Cuando enlre en el seclor ¡or ¡rimera vez en la deca-
da de 1960, el soflvare era esencialmenle libre. Hemos ¡asado ¡or
223
20. Softuure Ilbre· Ilbertud µ cooperuclón
ª
Lo que sigue es una lranscri¡ción corregida de la conferencia diclada en la Nev York
Universily, el 29 de mayo de 2001. Isla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
ciclos. Ira libre, y des¡ues los fabricanles de soflvare, a¡remiados ¡or
la necesidad de ex¡andir sus mercados, lo em¡u|aron hacia olras direc-
ciones. Muchos de los desarrollos que luvieron lugar con la llegada del
IC se movieron exaclamenle con la misma secuencia ciclica.
Un filósofo frances muy inleresanle, Iierre Levy, habla sobre el
movimienlo en esle senlido y acerca de la enlrada en el ciberes¡acio
como algo relacionado no sólo con la lecnologia sino con la reeslruclu-
ración social y la reeslrucluración ¡olilica, a lraves de la lransformación
de modos de relación que me|oraran el bieneslar de la humanidad.
Is¡eramos que esle debale sea un nuevo movimienlo en esa dirección,
que sea algo que alraviese muchas de las disci¡linas que normalmenle
funcionan como com¡arlimenlos eslancos denlro de la Universidad.
Is¡eramos asislir a una discusión inleresanle. Id, cuando quieras...
ED 5CHONBERG. Soy Id Schonberg, del De¡arlamenlo de Ciencia
Informalica del Inslilulo Couranl. Iermilidme daros la bienvenida a
esle evenlo. Los ¡resenladores son normalmenle un as¡eclo ¡arlicular-
menle inulil en las ex¡osiciones ¡ublicas, ¡ero, en esle caso, han servi-
do realmenle ¡ara un ¡ro¡ósilo ulil, como Mike ha demoslrado facil-
menle, dado que, ¡or e|em¡lo, un ¡resenlador ¡uede ¡ermilir con sus
comenlarios inexaclos, que el conferencianle ¡onga orden, corri|a y
afine considerablemenle los ¡aramelros del debale. |Risas del ¡ublicoj
Asi, ¡ermilidme hacer una ¡resenlación lo mas breve ¡osible de
alguien que no la necesila. Richard es el e|em¡lo ¡erfeclo de alguien
que, acluando localmenle, em¡ezó a ¡ensar globalmenle a raiz de los
¡roblemas de inaccesibilidad al código fuenle de los drivers de im¡re-
sora en el laboralorio de inleligencia arlificial del MIT, hace muchos
años. Ha desarrollado una filosofia coherenle que nos ha obligado a
re¡lanlearnos nueslras ideas sobre cómo se ¡roduce soflvare, sobre
que significa la ¡ro¡iedad inleleclual y sobre lo que de verdad re¡re-
senla la comunidad del soflvare. Iermilidme dar la bienvenida a
Richard Slallman. |A¡lausosj
5nItwarc !ibrc: !ibcrtad y cnnpcraciðn
5TALLMAN. ¿Alguien me ¡uede de|ar un relo|` |Risas del ¡ublicoj
Gracias. ßien, quiero dar mi agradecimienlo a Microsofl ¡or darme la
o¡orlunidad de eslar en esle eslrado. |Risas del ¡ublicoj. Duranle las
Sottwarc librc para una socicdad librc 224
225
ullimas semanas, me he senlido como un escrilor cuyo libro ha sido
accidenlalmenle ¡rohibido en alguna ¡arle.
1
|Risas del ¡ublicoj.
Ixce¡lo que lodos los arliculos sobre el mismo eslan dando el nombre
del aulor equivocado, ¡orque Microsofl describe la GNU GIL como
una licencia cpcn scurcc y la mayoria de las reseñas ¡eriodislicas han
hecho lo mismo. La mayoria de la genle, ¡or su¡ueslo de forma ino-
cenle, no se da cuenla de que nueslro lraba|o no liene nada que ver con
el cpcn scurcc, de que en realidad hicimos la mayor ¡arle del mismo
anles de que la genle ni siquiera acuñara el lermino cpcn scurcc.
Nosolros eslamos en el movimienlo del soflvare libre y voy a
hablar sobre que es el movimienlo del soflvare libre, sobre que sig-
nifica, sobre que hemos hecho y, dado que eslo en ¡arle esla ¡alroci-
nado ¡or una escuela em¡resarial, dire algunas cosas mas de lo que
normalmenle suelo decir sobre cómo se relaciona el soflvare libre
con el ambilo em¡resarial y con olras areas de la vida social.
ßien, algunos de vosolros quizas no escribais nunca ¡rogramas
informalicos, ¡ero lal vez se¡ais cocinar. Y si sabeis cocinar, a no ser
que realmenle seais unos genios, ¡robablemenle useis recelas. Y si
usais recelas, ¡robablemenle habreis lenido la ex¡eriencia de oblener
la co¡ia de una recela a lraves de un amigo que la com¡arle. Y ¡ro-
bablemenle lambien hayais lenido la ex¡eriencia ÷a no ser que seais
unos aulenlicos ¡rinci¡ianles÷ de cambiar la recela. Una recela dice
cierlas cosas, ¡ero no lienes que hacer exaclamenle lo que dice.
Iuedes de|ar fuera algunos ingredienles. Añadir algunos cham¡iño-
nes, ¡or que le guslan los cham¡iñones. Icharle menos sal ¡orque lu
medico le di|o que deberias ¡rescindir de la sal. Lo que sea. Iuedes
incluso hacer cambios mas grandes, segun lus habilidades. Y si has
hecho cambios en una recela y se la cocinas a lus amigos, y les gusla,
alguno de lus amigos dira: «Oye, ¿me ¡uedes ¡asar la recela`». Y
enlonces, ¿que haces` Iuedes a¡unlar lu versión modificada de la
recela y hacerle una co¡ia a lu amigo. Islo es lo que se hace nalural-
menle con cualquier li¡o de recelas uliles.
ßueno, una recela es muy ¡arecida a un ¡rograma informalico.
Un ¡rograma informalico se ¡arece mucho a una recela: una sucesión
de ¡asos realizados ¡ara conseguir algun resullado deseado. De modo
Soltware libre: libertad y cooperacion
1
Ioco menos de un mes anles, el vice¡residenle de Microsofl, Craig Mundie, dio una
charla en la que alacó el soflvare libre ÷llamandolo «cpcn scurcc».
que es igual de nalural hacer lo mismo con los ¡rogramas informali-
cos. Iasale una co¡ia a lu amigo. Haz cambios ¡orque el lraba|o ¡ara
el que fue escrila no es exaclamenle el mismo que quieres hacer. Isle
fue de gran ayuda ¡ara olro, ¡ero lu lraba|o es diferenle. Y, des¡ues de
cambiarla, ¡robablemenle sea ulil ¡ara mas genle. Quizas lengan que
hacer un lraba|o como el que lu haces, asi que ¡regunlan: «Oye, ¿me
¡uedes de|ar una co¡ia`». Ior su¡ueslo, si eres una buena ¡ersona les
daras una. Isa es la forma de ser de una ¡ersona decenle.
Imaginad que ¡asaria si las recelas esluvieran em¡aqueladas den-
lro de ca|as negras. No ¡odriais ver que ingredienles eslan usando,
¡or no hablar de cambiarlos, imaginad que ¡or hacer una co¡ia ¡ara
un amigo, le llaman ¡irala y le inlenlan meler unos años en la carcel.
Ise mundo generaria una lremenda afrenla a loda la genle que esla
acoslumbrada a com¡arlir recelas. Iero exaclamenle asi es el mundo
del soflvare ¡ro¡ielario. Un mundo en el que la usual decencia con
los olros esla ¡rohibida o coarlada.
Y bien, ¿¡or que me enlere de eslo` Me enlere ¡orque, en la deca-
da de 1970, luve la buena suerle de ser ¡arle de una comunidad de
¡rogramadores que com¡arlian soflvare. Isencialmenle esla comu-
nidad ¡odia reconocer sus anceslros en los comienzos de la ¡rogra-
mación. In la decada de 1970, sin embargo, era un ¡oco exlraño que
hubiera una comunidad que com¡arliese soflvare. Y, de hecho, era
algo asi como un caso exlremo, en el laboralorio en el que yo lraba|a-
ba, lodo el sislema o¡eralivo era soflvare desarrollado ¡or la genle
de nueslra comunidad y com¡arliamos cualquier ¡arle de el con
cualquiera. Cualquiera era bienvenido ¡ara enlrar y echar un vislazo,
llevarse una co¡ia y hacer lo que quisiera. No habia nolas de co¡y-
righl en eslos ¡rogramas. La coo¡eración era nueslro modo de vida.
Y eslabamos seguros denlro de ese modo de vida. No luchabamos
¡or el. No leniamos que luchar ¡or el. Sim¡lemenle viviamos asi. Y,
hasla donde nos concernia, habriamos seguido viviendo asi. Asi que
habia soflvare libre, ¡ero no un movimienlo de soflvare libre.
Sin embargo, mas larde, nueslra comunidad fue deslruida ¡or una
sucesión de calamidades. Iinalmenle quedó anulada. Iinalmenle, el
ordenador IDI-10,
2
que usabamos ¡ara lodo nueslro lraba|o, se de|ó
Sottwarc librc para una socicdad librc 226
2
Irocesador de Dalos Irogramados modelo 10, un servidor usado ¡or muchas inves-
ligaciones ¡unleras y organizaciones gubernamenlales duranle la decada de 1970.
de fabricar. Nueslro sislema ÷el Sislema Incom¡alible de Uso
Com¡arlido÷ fue escrilo a ¡rinci¡ios de la decada de 1960, de modo
que eslaba escrilo en lengua|e Assembler. Ira con lo que se solian escri-
bir los sislemas o¡eralivos en la decada de 1960. Ior su¡ueslo, el len-
gua|e Assembler eslaba orienlado ¡ara una arquileclura informalica
¡arlicular, si esla de|a de fabricarse, lodo lu lraba|o se convierle en
¡olvo ÷es inulil. Y eso fue lo que nos ¡asó. Los 20 años de lraba|o de
nueslra comunidad se convirlieron en ¡olvo.
Iero anles de que ¡asara eslo, luve una ex¡eriencia que me ¡re-
¡aró y me ayudó a ver que hacer cuando eslo sucediera, ¡orque en
cierlo momenlo Xerox donó al Laboralorio de Inleligencia Arlificial,
en el que yo lraba|aba, una im¡resora laser, era un regalo realmenle
hermoso, ya que era la ¡rimera vez que alguien fuera de Xerox lenia
una im¡resora laser. Ira muy ra¡ida, im¡rimia una ¡agina ¡or
segundo, muy buena en muchos as¡eclos, ¡ero muy ineslable, ¡or-
que en realidad era una foloco¡iadora de oficina de alla velocidad
que habia sido lransformada en im¡resora. Ycomo ya sabeis, las folo-
co¡iadoras se alascan, aunque siem¡re hay alguien ¡ara arreglarlas.
La im¡resora se alascaba y nadie lo ¡odia ver. Asi que se quedaba
alascada mucho liem¡o.
ßien, leniamos una idea de cómo lralar esle ¡roblema. Modificarla
de modo que cada vez que la im¡resora se alascara, el ordenador que
conlrolaba a la im¡resora ¡udiera decir a nueslra maquina de uso
com¡arlido y a los usuarios que eslaban es¡erando la salida de im¡re-
sión que habia que arreglar la im¡resora, ¡ara que asi al menos su¡ie-
ran que eslaba alascada. Ior su¡ueslo, si eslas es¡erando que se
im¡riman lus lraba|os y sabes que la im¡resora esla alascada, no le
sienlas y es¡eras una elernidad, sino que le ¡ones a arreglarla.
Sin embargo, llegados a ese ¡unlo, eslabamos com¡lelamenle blo-
queados, ¡orque el soflvare que conlrolaba esa im¡resora no era
soflvare libre. Habia venido con la im¡resora y era sim¡lemenle un
binario. No ¡odiamos lener el código fuenle, Xerox no nos ¡ermilia
lener el código fuenle. Asi, a ¡esar de nueslra habilidad como ¡rogra-
madores ÷des¡ues de lodo, habiamos escrilo nueslro ¡ro¡io sislema
de uso com¡arlido÷ eslabamos com¡lelamenle im¡osibililados ¡ara
añadir esla caraclerislica al soflvare de la im¡resora.
Lo unico que ¡odiamos hacer era sufrir con la es¡era. Conseguir
que se im¡rimieran lus lraba|os ¡odia llevar una hora o dos, ya que
227
Soltware libre: libertad y cooperacion
la maquina eslaba alascada casi lodo el liem¡o. Is¡erabas una hora
su¡oniendo: «Se que va a eslar alascada. Is¡erare una hora y me
¡asare a recoger mi co¡ia». Y enlonces veias que habia eslado alasca-
da lodo el liem¡o y que en realidad nadie la habia arreglado. Asi que
la arreglabas y volvias a es¡erar olra media hora. Inlonces, volvias y
la veias alascada olra vez anles de que hubiera llegado a im¡rimir lu
lraba|o. Im¡rimia duranle lres minulos y eslaba alascada lreinla
minulos. Iruslración lolal. Iero lo ¡eor era saber que ¡odiamos
haberla arreglado, ¡ero alguien, ¡or su ¡ro¡io egoismo, nos eslaba
coarlando e im¡idiendo que me|orasemos el soflvare. Asi que, ¡or
su¡ueslo, nos senliamos algo resenlidos.
Inlonces oi que alguien de la Universidad Carnegie Mellon lenia
una co¡ia de ese soflvare. Iba a hacerle una visila alli, asi que fui a
su oficina y di|e: «ßuenas, soy del MIT. ¿Iodrias de|arme una co¡ia
del código fuenle de la im¡resora`». Y di|o: «no, ¡romeli que no le
daria ninguna co¡ia». |Risas del ¡ublicoj. Yo eslaba ¡elrificado. De
verdad, eslaba muy enfadado y no sabia cómo ¡odia ex¡resarlo.
Todo lo que me salia era dar media vuella y salir de la habilación.
Quizas di un ¡orlazo. |Risas del ¡ublicoj. Iense sobre ello mas ade-
lanle, ¡orque me daba cuenla de que no habia vislo sólo a un ca¡u-
llo aislado, sino que se lralaba de un fenómeno social im¡orlanle y
que afeclaba a mucha genle.
Tuve suerle, sólo me locó ¡robar un ¡oquilo. Olros lenian que
vivir con eslo lodo el liem¡o. Asi que ¡ense sobre esle asunlo en ¡ro-
fundidad. Observad, el habia ¡romelido que se negaria a coo¡erar
con nosolros ÷sus colegas del MIT. Nos habia lraicionado. Iero no
sólo nos lo hizo a nosolros. Il caso es que lambien le lo hizo a li.
|Señala a un miembro del ¡ublicoj. Y creo que muy ¡robablemenle
lambien le lo hizo a li. |Señala a olro miembro del ¡ublico. Il ¡ubli-
co riej. Y ¡robablemenle lambien le lo hizo a li. |Señala a un lercer
miembro del ¡ublicoj. Iosiblemenle se lo hizo a la mayoria de la
genle que esla en esla sala ÷exce¡lo lal vez a unos ¡ocos que aun no
habian nacido en 1980. Iueslo que habia ¡romelido que se negaria a
coo¡erar con casi loda la ¡oblación del ¡lanela Tierra. Habia firma-
do un acuerdo de no divulgación.
ßien, esle fue mi ¡rimer encuenlro con un acuerdo de no divulga-
ción y a¡rendi una lección im¡orlanle ÷im¡orlanle ¡orque la mayo-
ria de los ¡rogramadores nunca la a¡renden. Isle era mi ¡rimer
encuenlro con un acuerdo de no divulgación y yo era la viclima. Yo,
Sottwarc librc para una socicdad librc 228
229
y lodo mi laboralorio, eramos las viclimas. Y la lección que me ense-
ñó es que los acuerdos de no divulgación lienen viclimas. No son ino-
cenles. No son inofensivos. La mayoria de los ¡rogramadores se
encuenlran ¡or ¡rimera vez con un acuerdo de no divulgación cuan-
do se les ofrece firmar uno. Y siem¡re hay alguna lenlación ÷si fir-
mas vas a oblener alguna ¡ro¡inilla. Asi que se invenlan excusas.
Dicen, «bueno, no va a conseguir una co¡ia ¡ase lo que ¡ase, asi que,
¿¡or que no unirme a la cons¡iración ¡ara marginarle`» Dicen, «asi
es como siem¡re se ha hecho. ¿Quien soy yo ¡ara ¡onerme en con-
lra`» Dicen, «si no firmo eslo, lo hara olro». Ixcusas varias ¡ara aca-
llar sus conciencias.
Iero cuando alguien me ofreció la firma de un acuerdo de no
divulgación, mi conciencia ya eslaba sensibilizada. Recuerdo como
me habia enfadado cuando alguien ¡romelió que no me ayudaria a
mi y a lodo mi laboralorio a resolver nueslro ¡roblema. No ¡odia
darme la vuella y hacerle exaclamenle lo mismo a alguien que nunca
me habia hecho ningun daño. Si alguien me ¡idiera que ¡romeliera
no com¡arlir alguna información ulil con un enemigo odiado, yo
ace¡laria. Si alguien ha hecho algo malo, se lo merece. Iero los des-
conocidos no me han hecho ningun daño. ¿Cómo ¡odrian merecerse
ese li¡o de mallralo` No ¡uedes ¡ermilirle em¡ezar a lralar mal a
lodo el mundo. Si no le convierles en un de¡redador ¡ara la socie-
dad. Asi que di|e: «Muchas gracias ¡or ofrecerme esle bonilo ¡aque-
le de soflvare. Iero, en las condiciones que usledes exigen, no ¡uedo
ace¡larlo con la conciencia lranquila, asi que me las arreglare sin el.
Muchisimas gracias». Y de esle modo, nunca he firmado a sabiendas
un acuerdo de no divulgación ¡ara información de ulilidad lecnica
general, como el soflvare.
Ahora bien, hay olros li¡os de información que im¡lican diferenles
asunlos elicos. Ior e|em¡lo, esla la información ¡ersonal. Si quisieras
hablar conmigo sobre lo que eslaba ¡asando enlre lu y lu novio, y me
¡idieras que no se lo conlara a nadie, yo eslaria de acuerdo en guardar-
le ese secrelo, ¡orque no es información de ulilidad lecnica general.
Al menos, es ¡robable que no sea ulil a lodo el mundo. |Risas del
¡ublicoj. Hay ¡ocas ¡osibilidades ÷y aun asi es una ¡osibilidad÷
de que alguien quisiera revelarme alguna maravillosa nueva lecnica
sexual, enlonces senliria el deber moral de hacerselo saber al reslo de
la humanidad, y asi lodo el mundo ¡odria beneficiarse de ella. |Risas
del ¡ublicoj. Asi que lendria que ¡oner una clausula en esa ¡romesa.
Soltware libre: libertad y cooperacion
Si sólo son delalles sobre quien quiere que y quien esla enfadado con
quien, y ese li¡o de culebrones. eso, lo ¡uedo guardar en secrelo,
¡ero no ¡uedo relener algo con cuyo conocimienlo la humanidad
¡uede beneficiarse lremendamenle. Vereis, el ¡ro¡ósilo de la ciencia
y la lecnologia es crear información ulil ¡ara la humanidad, ¡ara ayu-
dar a la genle a vivir me|or. Si ¡romelemos que relendremos esa infor-
mación ÷si la guardamos en secrelo÷ enlonces eslaremos lraicionan-
do el ob|elivo de nueslro seclor. Decidi que no debia hacer eso.
Iero mienlras lanlo mi comunidad se habia ido a ¡ique, lo que me
de|aba en una mala siluación. Ii|aos, lodo el Sislema Incom¡alible de
Uso Com¡arlido eslaba obsolelo, ¡orque el IDI-10 eslaba obsolelo, de
esle modo no habia forma de que ¡udiera seguir lraba|ando como
desarrollador de sislemas o¡eralivos lal y como lo habia eslado hacien-
do. Isla aclividad de¡endia de formar ¡arle de la comunidad, usar el
soflvare de la comunidad y me|orarlo. Ya no era ¡osible, lo cual me
¡lanleó un dilema moral. ¿Que iba a hacer` Iorque la ¡osibilidad mas
obvia significaba ¡onerme en conlra de esa decisión que habia lomado.
La o¡ción mas obvia era ada¡larme a los cambios del mundo. Ace¡lar
que las cosas eran diferenles y que yo deberia abandonar esos ¡rinci-
¡ios y em¡ezar a firmar acuerdos de no divulgación ¡ara sislemas o¡e-
ralivos ¡ro¡ielarios, muy ¡robablemenle escribir lambien soflvare ¡ro-
¡ielario. Asi, me di cuenla de que ¡odria diverlirme escribiendo código
y que ¡odria ganar dinero ÷es¡ecialmenle si lo hacia en cualquier
¡arle que no fuera el MIT÷, ¡ero al final, hubiera lenido que re¡asar
mi carrera y decir «me he ¡asado la vida conslruyendo muros ¡ara
dividir a la genle», eslaria avergonzado de mi vida.
Asi que busque olra allernaliva, y habia una obvia. Iodia de|ar el
seclor del soflvare y dedicarme a olra cosa. ßien, no lengo olras
habilidades reseñables, ¡ero esloy seguro de que ¡odria haber llega-
do a ser camarero. |Risas del ¡ublicoj. No en un reslauranle de lu|o,
no me conlralarian, ¡ero ¡odria ser camarero en algun silio. Y
muchos ¡rogramadores me decian «la genle que conlrala ¡rograma-
dores exige eslo, eslo y eslo. Si no hago eslas cosas, me morire de
hambre». Is lileralmenle la ex¡resión que usan. ßien, como camarero
no vas a morirle de hambre. |Risas del ¡ublicoj. Asi que, realmenle, no
eslas en ¡eligro. Iero ÷y, sabeis, eslo es im¡orlanle÷ a veces ¡uedes
|uslificarle ¡or hacer cosas que dañan a los demas diciendo que de olro
modo le ¡uede ¡asar algo ¡eor. Si de verdad le fueras a morir de ham-
bre, eslaria |uslificado que escribieras soflvare ¡ro¡ielario. |Risas del
Sottwarc librc para una socicdad librc 230
231
¡ublicoj. Si alguien le a¡unla con una ¡islola, enlonces yo diria que
se le ¡uede ¡erdonar. |Risas del ¡ublicoj. Iero enconlre una forma de
sobrevivir sin hacer algo inmoral, asi que esa excusa no valia. Me di
cuenla, de lodos modos, de que ser camarero no iba a resullarme
diverlido y significaria derrochar mis habilidades como desarrolla-
dor de sislemas o¡eralivos. Ivilaria el mal uso de mis habilidades.
Desarrollar soflvare ¡ro¡ielario seria un mal uso de mis habilidades.
A¡oyar que los demas vivan en el mundo del soflvare ¡ro¡ielario
seria usar mal mis habilidades. Asi que es me|or malgaslarlas que
hacer una mal uso de ellas, ¡ero aun asi no era algo bueno de verdad.
Ior eslos molivos decidi buscar olra allernaliva. ¿Que ¡uede
hacer un desarrollador de sislemas o¡eralivos ¡ara me|orar realmen-
le la siluación y hacer del mundo un lugar me|or` Me di cuenla que
un desarrollador de sislemas o¡eralivos era exaclamenle lo que se
necesilaba. Il ¡roblema, el dilema ¡ara mi y ¡ara lodos los demas era
que lodos los sislemas o¡eralivos dis¡onibles ¡ara los ordenadores
modernos eran ¡ro¡ielarios. Los sislemas o¡eralivos libres eslaban
deslinados a los ordenadores vie|os y obsolelos, ¿verdad` Asi que
¡ara los ordenadores modernos, si querias com¡rar un ordenador
moderno y usarlo, eslabas obligado a usar un sislema o¡eralivo ¡ro-
¡ielario. De modo que si un desarrollador de sislemas o¡eralivos
escribiera olro sislema o¡eralivo y di|era «venid lodos a com¡arlir
eslo, sois bienvenidos», se daria una esca¡aloria al dilema, olra aller-
naliva ¡ara lodo el mundo. Asi que me di cuenla de que habia algo
que ¡odia hacer que ¡odria resolver el ¡roblema. Tenia |uslo las habi-
lidades necesarias ¡ara ¡oder hacerlo. Y ¡osiblemenle era la cosa mas
ulil que yo ¡odia imaginarme en relación a lo que seria ca¡az de hacer
con mi vida. Se lralaba de un ¡roblema que nadie mas eslaba inlen-
lando resolver. Ira algo asi como quedarme senlado, ver em¡eorar las
cosas y que no hubiera nadie mas que yo. De esle modo, senli: «Soy
el elegido. Tengo que lraba|ar en eslo. ¿Si no lo hago yo, quien lo
hara`». Decidi que desarrollaria un sislema o¡eralivo libre, o moriria
en el inlenlo. de vie|o, ¡or su¡ueslo. |Risas del ¡ublicoj.
Ior su¡ueslo, luve que decidir que li¡o de sislema o¡eralivo debe-
ria ser. Habia que lomar algunas decisiones lecnicas de diseño. Decidi
que el sislema fuera com¡alible con Unix ¡or una serie de razones. In
¡rimer lugar, acababa de ver como se quedaba obsolelo un sislema
o¡eralivo que realmenle amaba, ¡orque eslaba escrilo ¡ara un mode-
lo ¡arlicular de ordenador. No queria que eso sucediera olra vez.
Soltware libre: libertad y cooperacion
Necesilabamos lener un sislema que se ¡udiera migrar. ßien, Unix
era un sislema ¡orlable. Asi que si seguia el diseño de Unix, lenia
baslanles ¡osibilidades de hacer un sislema que lambien se ¡udiera
migrar y funcionar en olros sislemas. Y ademas, ¡or que no hacerlo
com¡alible en lodos sus delalles. La idea es que los usuarios odian
los cambios que los hacen incom¡alibles. Si hubiera diseñado el sis-
lema de acuerdo a mi ¡ro¡ia volunlad ÷lo cual me hubiera encanla-
do, esloy seguro÷ habria ¡roducido algo incom¡alible. Los delalles
serian diferenles. Asi que, si hubiera escrilo el sislema, los usuarios
me habrian dicho: «ßien, eslo es muy bonilo, ¡ero es incom¡alible.
Cambiarse coslara mucho lraba|o. No nos ¡odemos ¡ermilir lener
lanlos ¡roblemas sólo ¡or usar lu sislema en lugar de Unix, asi que
nos quedamos con Unix».
Ahora bien, si de verdad queria crear una comunidad en la que
hubiera genle, genle usando esle sislema libre y disfrulando de los
beneficios de la liberlad y la coo¡eración, lenia que ¡roducir un sis-
lema que la genle usara, un sislema cuya migración desde olro sisle-
ma fuera facil, que no luviera un im¡edimenlo que lo hiciera fracasar
desde el mismo ¡rinci¡io. ßueno, en realidad hacer el sislema com-
¡alible con Unix adelanló ya lodas las decisiones de diseño inmedia-
las, ¡orque Unix esla formado ¡or muchos elemenlos, que se comu-
nican ¡or inlerfaces que eslan mas o menos documenladas. De modo
que si quieres com¡alibilidad con Unix, lienes que susliluir cada ele-
menlo, uno ¡or uno, con un elemenlo com¡alible. De esle modo, las
reslanles decisiones de diseño se loman denlro de cada elemenlo y
¡ueden ser lomadas des¡ues ¡or cualquiera que decida escribir ese
elemenlo. No lienen que lomarse desde el ¡rinci¡io.
Todo lo que leniamos que hacer ¡ara em¡ezar el lraba|o era encon-
lrar un nombre ¡ara el sislema. ßueno, nosolros los hackers siem¡re
buscamos nombres diverlidos o lraviesos ¡ara los ¡rogramas, ¡orque
¡ensar que a la genle le haga gracia el nombre es la milad de la diver-
sión de escribir el ¡rograma. |Risas del ¡ublicoj. Teniamos una lradi-
ción de acrónimos recurrenles ¡ara decir que el ¡rograma que eslas
escribiendo es ¡arecido a algun ¡rograma exislenle. Iuedes ¡onerle
de nombre un acrónimo recurrenle que diga: eslo no es lo olro |lhis
one's nol lhe olherj. Asi, ¡or e|em¡lo, habia muchos edilores de lexlo
Tico en la decada de 1960 y 1970, normalmenle se les llamaba lal y
cual Tico. In ese momenlo, un hacker es¡abilado llamó al suyo Tinl,
Sottwarc librc para una socicdad librc 232
233
lo que queria decir Tinl No Is Tico
3
÷el ¡rimer acrónimo recurrenle.
In 1975, cree el ¡rimer edilor de lexlo Imacs, habia muchas imilacio-
nes de Imacs, muchas de las cuales se llamaban lal y cual Imacs,
¡ero una se llamaba Iine, ¡or Iine Is Nol Imacs, y lambien eslaba
Sine, ¡or Sine Is Nol Imacs, y Iine ¡or Iine is nol Imacs, y Mince
¡or Mince Is Nol Com¡lele Imacs. |Risas del ¡ublicoj. Isa era una
imilación descarada. Y enlonces Iine fue reescrilo casi ¡or com¡lelo,
y la nueva versión se llamó Zvei ¡or Zvei Was Iine Inilially
4
|Risas
del ¡ublicoj.
Asi, busque un acrónimo recurrenle ¡ara Algo No Is Unix
|Somelhing Is Nol Unixj. Y¡robe con las 26 lelras y descubri que nin-
guna de ellas era una ¡alabra. |Risas del ¡ublicoj. Hmm, ¡rueba de
olra forma. Hice una conlracción. De esle modo ¡odria lener un acró-
nimo de lres lelras, ¡ara Algo No Unix. Irobe con varias lelras y
enconlre la ¡alabra GNU
5
÷la ¡alabra GNU es la mas graciosa de
lodo la lengua inglesa. |Risas del ¡ublicoj. Ahi eslaba. Ior su¡ueslo,
el molivo de que sea gracioso es que segun el diccionario, se ¡ronun-
cia «nev». Ior eso la genle lo usa en muchos |uegos de ¡alabras.
De|adme que os diga que esle es el nombre de un animal que vive en
Africa. Y la ¡ronunciación africana lenia un gol¡e seco. |Risas del
¡ublicoj. Quizas lodavia lo lenga. De esle modo, los colonos euro¡e-
os, cuando llegaron alli, no se moleslaron en a¡render a dar ese gol¡e
seco. Asi que lo eliminaron y escribieron una «g» que significaba
«hay olro sonido que su¡ueslamenle va aqui ¡ero nosolros no lo ¡ro-
nunciamos». |Risas del ¡ublicoj. De lodos modos, esla noche me voy
a Sudafrica y les he rogado... es¡ero que me encuenlren a alguien que
me enseñe a ¡ronunciar gol¡es secos ¡ara que se¡a ¡ronunciar GNU
de la forma correcla cuando se lrala del animal. |Risas del ¡ublicoj.
Iero, cuando es el nombre de nueslro sislema, la ¡ronunciación
correcla es «g-NIW» ÷con la «g» fuerle. Si hablas de un «nuevo» sis-
lema o¡eralivo ¡uedes confundir baslanle a la genle, ¡orque hemos
lraba|ado en el desde hace 17 años, asi que ya no es muy nuevo.
|Risas del ¡ublicoj. Iero lodavia es, y siem¡re lo sera, GNU ÷no
im¡orla cuanla genle lo llame Linux ¡or error. |Risas del ¡ublicoj.
Soltware libre: libertad y cooperacion
3
In ingles, Tinl Is Nol Teco, que corres¡onde a las siglas Tinl. |N. !c| |.j
4
|inc y Zuci significan res¡eclivamenle uno y dos en aleman.
5
Gnu significa «ñu» en ingles. jN. !c| |.j
Asi que, en enero de 1984, de|e mi lraba|o en el MIT ¡ara em¡ezar a
escribir elemenlos de GNU.
6
Aun asi, fueron lan amables como ¡ara
de|arme usar sus recursos. In ese momenlo, ¡ense que escribiriamos
lodos esos elemenlos y que hariamos un sislema GNU com¡lelo, y en
ese momenlo diriamos «Venid a ¡or el» y la genle em¡ezaria a usar-
lo. Iso no fue lo que ¡asó. Los ¡rimeros elemenlos que escribi eran
buenos recambios, con menos fallos, de algunos elemenlos de Unix,
¡ero no eran es¡ecialmenle emocionanles. Iarlicularmenle nadie
queria oblenerlos e inslalarlos. Iero enlonces, en se¡liembre de 1984,
em¡ece a escribir GNU Imacs, que era mi segunda im¡lemenlación
de Imacs y ¡ara ¡rinci¡ios de 1985 ya eslaba funcionando. Iodria
usarlo ¡ara lodo mi lraba|o de edición, lo cual era un gran alivio, ¡or-
que no lenia inlención de a¡render vi, el edilor de Unix. |Risas del
¡ublicoj. Asi que, hasla ese momenlo, hice mi lraba|o de edición con
olro equi¡o y guarde los archivos en la red, de modo que ¡udiera
¡robarlos. Iero cuando GNU Imacs funcionó lo suficienlemenle bien
como ¡ara que yo lo usara, lambien olra genle quiso usarlo.
De esle modo, luve que ¡ensar bien los mecanismos de dislribución.
Ior su¡ueslo, ¡use una co¡ia en el direclorio anónimo ITI y eso esla-
ba bien ¡ara los que eslaban en la red ÷¡odian e|ecular un archivo lar,
7
¡ero incluso enlonces, en 1985, muchos ¡rogramadores no lenian acce-
so a la red. Me mandaban correos eleclrónicos diciendo. «¿Cómo ¡uedo
conseguir una co¡ia`». Tuve que decidir que les res¡onderia. ßueno,
¡odria haberles dicho «quiero dedicar mi liem¡o a escribir mas soflva-
re de GNU, no a escribir cinlas, asi que ¡or favor enconlrad a un amigo
que esle en Inlernel y quiera ba|arselo y grabarlo ¡ara vosolros», y esloy
seguro de que la genle habria enconlrado algunos amigos mas larde o
mas lem¡rano. Habrian conseguido sus co¡ias.
Iero yo eslaba sin lraba|o. In realidad, nunca he lenido un lraba|o
desde que de|e el MIT en enero de 1984. Asi que eslaba buscando algun
modo de hacer dinero medianle mi lraba|o con el soflvare libre y ¡or
esla razón em¡ece un negocio de soflvare libre. Anuncie «mandadme
150 dólares y os enviare una cinla de Imacs». Ylos ¡edidos em¡ezaron
a llegar ¡oco a ¡oco. Amediados del año llegaban con cuenlagolas.
Sottwarc librc para una socicdad librc 234
6
Iuedes leer el anuncio original del ¡royeclo GNU en «Il manifieslo GNU».
7
Un ¡rograma de archivo de Unix. Combinado con gzi¡, forma la allernaliva de GNU
al formalo de com¡resión no libre ZII.
235
Islaba recibiendo enlre ocho y diez ¡edidos ¡or mes. Y, si hubiera
sido necesario, habria ¡odido vivir sólo de eso, ¡orque siem¡re he
vivido sobriamenle. ßasicamenle vivo como un esludianle. Y me
gusla, ¡orque significa que el dinero no me dicla lo que debo hacer.
Iuedo hacer lo que creo que es im¡orlanle ¡ara mi. Me liberó ¡ara
hacer lo que ¡arecia merecer la ¡ena. Asi que haced un aulenlico
esfuerzo ¡ara evilar quedar alra¡ados denlro de lodos los caros habi-
los de vida del esladounidense li¡ico. Iorque si lo haceis, enlonces la
genle de dinero os diclara lo que leneis que hacer con vueslra vida.
No sereis ca¡aces de hacer lo que es im¡orlanle ¡ara vosolros.
De esle modo, iba bien, ¡ero la genle me solia ¡egunlar: «¿Cómo
que es soflvare libre si cuesla 150 dólares`». |Risas del ¡ublicoj.
ßueno, el molivo de que ¡regunlaran eslo es que eslaban confundi-
dos ¡or los mulli¡les significados de la ¡alabra inglesa «libre». Un
significado se refiere al ¡recio y el olro se refiere a la liberlad. Cuando
hablo de soflvare libre, me refiero a la liberlad, no al ¡recio. Asi que
¡ensad en «liberlad de ex¡resión», no en «barra libre». |Risas del
¡ublicoj. No habria dedicado lanlos años de mi vida a asegurarme de
que los ¡rogramadores lengan menos dinero. Ise no es mi ob|elivo.
Soy un ¡rogramador y no me resulla ¡roblemalico ganar dinero. No
dedicare loda mi vida a ganar dinero, ¡ero no me ¡reocu¡a ganarlo.
Ior lo lanlo, ÷y en la medida en que la elica es igual ¡ara lodo el
mundo÷ lam¡oco esloy en conlra de que olro ¡rogramador gane
dinero. No quiero que los ¡recios sean ba|os. La cueslión es la liber-
lad. Liberlad ¡ara lodos los que ulilizan soflvare, lanlo si esa ¡erso-
na es un ¡rogramador como si no.
Llegados a esle ¡unlo deberia daros una definición de soflvare
libre. Me cenlrare me|or en algunos delalles concrelos, ya que decir
sólo que «creo en la liberlad» es su¡erficial. Hay muchas liberlades
en las que ¡uedes creer, y eslan en confliclo enlre ellas, asi que la
aulenlica cueslión ¡olilica es: ¿cuales son las liberlades im¡orlanles,
las liberlades que debemos asegurarnos que lenga lodo el mundo`
ßien, ahora dare una res¡uesla a esa ¡regunla ¡ara ese area ¡arli-
cular del uso del soflvare. Un ¡rograma es soflvare libre ¡ara li,
como usuario ¡arlicular, si lienes las siguienles liberlades:
Irimero, la Liberlad Cero es la liberlad de e|ecular el ¡rogra-
ma con cualquier ¡ro¡ósilo, de la forma que quieras.
Soltware libre: libertad y cooperacion
La Liberlad Uno es la liberlad de ayudarle a li mismo cam-
biando el ¡rograma ¡ara que se a|usle a lus necesidades.
La Liberlad Dos es la liberlad de ayudar al ¡ró|imo dislribu-
yendo co¡ias del ¡rograma.
Y la Liberlad Tres es la liberlad de ayudar a conslruir lu comu-
nidad ¡ublicando una versión me|orada de modo que los olros
¡uedan beneficiarse de lu lraba|o.
Si lienes lodas eslas liberlades, el ¡rograma es soflvare libre, ¡ara li
÷y eslo es crucial. Ior eso lo ex¡reso de ese modo. Lo ex¡licare mas
adelanle, cuando hable sobre la licencia GNU GIL, ¡ero ahora voy a
ex¡licar una cueslión basica que significa soflvare libre.
La Liberlad Cero es baslanle obvia. Si ni siquiera se le ¡ermile uli-
lizar el ¡rograma como quieras, es un ¡rograma la hoslia de reslricli-
vo. Iero como de hecho sucede, la mayoria de los ¡rogramas le daran
al menos la Liberlad Cero. Y la Liberlad Cero se sigue, legalmenle,
como consecuencia de la Liberlad Uno, Dos y Tres ÷asi es como fun-
ciona la legislación de co¡yrighl. Asi que las liberlades que dislinguen
al soflvare libre del soflvare corrienle son las Liberlades Uno, Dos y
Tres, ¡or eso hablare mas sobre ellas y de ¡or que son im¡orlanles.
La Liberlad Uno es la liberlad de ayudarle a li mismo modifican-
do el soflvare ¡ara que se a|usle a lus necesidades. Islo ¡uede signi-
ficar arreglar los fallos. Iuede significar añadir nuevas caraclerislicas.
Iuede significar migrarlo a un sislema informalico dislinlo. Iuede
significar lraducir lodos los mensa|es de error al nava|o. Deberias ser
libre de hacer cada modificación que quieras hacer.
Ahora bien, es obvio que los ¡rogramadores ¡rofesionales ¡ueden
hacer uso de esla liberlad de forma muy efecliva, ¡ero no solo ellos.
Cualquiera con un minimo de inleligencia ¡uede a¡render un ¡oco
de ¡rogramación. Hay lraba|os dificiles y hay lraba|os faciles, y la
mayoria de la genle no va a a¡render lo suficienle como ¡ara hacer
lraba|os dificiles. Iero mucha genle ¡uede a¡render lo suficienle
¡ara hacer lraba|os faciles, del mismo modo que hace 50 años monlo-
nes y monlones de esladounidenses a¡rendieron a re¡arar coches,
que es lo que ¡ermilió a los IIUU lener un e|ercilo molorizado en la
Segunda Guerra Mundial y ganar. Is muy im¡orlanle lener mucha
genle que se¡a re¡arar cosas.
Sottwarc librc para una socicdad librc 236
237
Y si eres una ¡ersona sociable y realmenle no quieres a¡render lec-
nologia en absolulo, ¡osiblemenle eso significa que lienes muchos
amigos y que eres bueno ¡illandoles ¡ara que le deban favores. |Risas
del ¡ublicoj. Iosiblemenle algunos de ellos sean ¡rogramadores. Asi
que ¡uedes ¡edirle a alguno de lus amigos ¡rogramadores:
«¿Iodrias cambiarme eslo, ¡or favor` ¿Me ¡uedes añadir esla carac-
lerislica`» De esle modo, se ¡uede beneficiar mucha genle.
Ahora bien, si no lienes esla liberlad, se ¡roduce un daño ¡racli-
co y malerial a la sociedad. Isla ausencia de liberlad le hace ¡risione-
ro de lu soflvare. Ya ex¡lique lo que ¡asaba con la im¡resora laser.
Iara nosolros funcionó mal y no ¡odiamos arreglarla ¡orque eramos
¡risioneros de nueslro soflvare.
Iero lambien afecla a la moral de la genle. Si el uso del ordenador
es siem¡re fruslranle, y la genle lo usa, sus vidas lambien seran frus-
lranles, y si lo eslan usando en su lraba|o, su lraba|o sera fruslranle,
odiaran su lraba|o. Y ya sabeis, la genle se ¡rolege a si misma de la
fruslración decidiendo no ¡reocu¡arse. Asi que acabas con genle
cuya aclilud es, «bueno, hoy me he ¡resenlado a lraba|ar. Iso es lodo
lo que lengo que hacer. Si no ¡uedo ¡rogresar, ese no es mi ¡roble-
ma, es el ¡roblema del |efe». Y cuando eslo ocurre, es ¡er|udicial ¡ara
eslas ¡ersonas y es malo ¡ara la sociedad en su con|unlo. Isla es la
Liberlad Uno, la liberlad de ayudarle a li mismo.
La Liberlad Dos es la liberlad de ayudar al ¡ró|imo dislribuyendo
co¡ias del ¡rograma. Iueslo que, ¡ara los seres que ¡ueden ¡ensar y
a¡render, com¡arlir conocimienlo ulil es un aclo de amislad funda-
menlal, cuando eslos seres usan ordenadores, esle aclo de amislad
loma la forma de com¡arlir soflvare. Los amigos com¡arlen cosas
enlre si. Los amigos se ayudan enlre si. Isla es la naluraleza de la
amislad. Y, en realidad, esle es¡irilu de buena volunlad ÷el es¡irilu
de ayudar al vecino, de forma volunlaria÷ es el recurso mas im¡or-
lanle de la sociedad. Marca la diferencia enlre una sociedad en la que
se ¡uede vivir y la ley de la selva. Su im¡orlancia ha sido reconocida
¡or las ¡rinci¡ales religiones del mundo duranle cienlos de años y
siem¡re lralan ex¡licilamenle de fomenlar esla aclilud.
Cuando yo iba a la guarderia, los ¡rofesores inlenlaban enseñar-
nos esla aclilud ÷el es¡irilu de com¡arlir÷ forzandonos a hacerlo.
Se imaginaban que si lo haciamos, a¡renderiamos. Asi que decian, «si
lraeis dulces al colegio, no ¡odeis quedaroslos lodos ¡ara vosolros,
Soltware libre: libertad y cooperacion
leneis que com¡arlir algo con los olros niños». Nos enseñaban que la
sociedad eslaba organizada ¡ara enseñar esle es¡irilu de coo¡era-
ción. ¿Y ¡or que se liene que enseñar lodo eslo` Iorque la genle no
es lolalmenle coo¡eraliva. Isla es una ¡arle de la naluraleza huma-
na, ¡ero hay olros as¡eclos en la naluraleza humana. Y es que la
naluraleza humana esla com¡uesla de muchas ¡arles. Asi que, si
quieres una sociedad me|or, lienes que lraba|ar ¡ara fomenlar esle
es¡irilu que induce a com¡arlir. Isle es¡irilu no llegara a aconlecer
del lodo. Is com¡rensible. La genle lambien liene que ¡reocu¡arse
¡or si misma. Iero si de algun modo hacemos que esle es¡irilu se
exlienda, saldremos me|or ¡arados.
Hoy en dia, de acuerdo con el gobierno de IIUU, su¡ueslamenle
los ¡rofesores deben hacer exaclamenle lo conlrario. «Ah, }ohnny, le
has lraido soflvare al colegio. ßueno, no lo com¡arlas. Com¡arlir
esla mal. Com¡arlir significa que eres un ¡irala». ¿A que se refieren
cuando dicen «¡irala»` Lo que eslan diciendo es que ayudar al ¡ró|i-
mo es el equivalenle moral de abordar un barco. |Risas del ¡ublicoj.
¿Que habrian dicho ßuda o }esus sobre eslo` ßien, coge a lu lider
religioso favorilo. No se, quiza Manson habria dicho algo diferenle.
|Risas del ¡ublicoj. ¿Quien sabe lo que diria L. Ron Hubbard` Iero.
PREGUNTA. |Inaudiblej.
5TALLMAN. Ior su¡ueslo, esla muerlo. Iero no lo admilen. ¿Que`
PREGUNTA. Los demas lambien, lambien eslan muerlos. |Risas del
¡ublicoj. |Inaudiblej. Charles Manson lambien esla muerlo. |Risas
del ¡ublicoj. Islan muerlos, }esus esla muerlo, ßuda esla muerlo.
5TALLMAN. Si, es verdad. |Risas del ¡ublicoj. Me imagino que, en ese
senlido, L. Ron Hubbard no es ¡eor que los olros. |Risas del ¡ublicoj.
De lodos modos |inaudiblej.
PREGUNTA. L. Ron Hubbard
8
usaba soflvare libre ÷le liberaba de
Zanu. |Risas del ¡ublicoj.
5TALLMAN. De lodos modos, creo que esle es el molivo mas im¡orlan-
le ¡or el que el soflvare deberia ser libre: no nos ¡odemos ¡ermilir
conlaminar el recurso mas im¡orlanle de la sociedad. Is cierlo que
Sottwarc librc para una socicdad librc 238
8
L. Ron Hubbard fue el fundador de la Iglesia de la Cienciologia. |N. !c| |.j
239
no es un recurso fisico como el aire lim¡io o el agua ¡olable. Is un
recurso ¡sicosocial, ¡ero ¡or lodo lo dicho, es igual de real y marca
una lremenda diferencia en nueslras vidas. Las acciones que em¡ren-
demos influyen en el ¡ensamienlo de los demas. Cuando vamos ¡or
ahi diciendole a la genle «No com¡arlais con los demas», si nos escu-
cha, habremos causado un efeclo en la sociedad, y no bueno. Isla es
la Liberlad Dos, la liberlad de ayudar al ¡ró|imo.
Ah, ¡or cierlo, si no lienes esla liberlad, no se ¡roduce sim¡lemen-
le un daño a los recursos ¡sicosociales, lambien se ¡roduce un daño
¡raclico y malerial. Si el ¡rograma liene ¡ro¡ielario y el ¡ro¡ielario
im¡one unas condiciones que hacen que cada usuario lenga que ¡agar
¡ara ¡oder usarlo, algunos diran: «No im¡orla, me las arreglare sin
el». Y eso es una ¡erdida, una ¡erdida deliberadamenle infligida. Y lo
inleresanle del soflvare, ¡or su¡ueslo, es que con menos usuarios no
significa que lengas que ¡roducir menos. Si menos genle com¡ra
coches, ¡uedes fabricar menos coches. Iso es un ahorro. Hay recursos
que asignar, o no, ¡ara fabricar coches, ¡or lo que ¡uedes decir que es
bueno que los coches lengan un ¡recio. Im¡ide que la genle desvie
monlones de recursos que se van a des¡erdiciar en fabricar coches que
realmenle no son necesarios. Iero si cada coche adicional no consumie-
ra recursos, ahorrar al ¡roducir eslos coches no su¡ondria ningun
bien. ßueno, ¡ara los ob|elos fisicos, ¡or su¡ueslo, como los coches,
siem¡re van a hacer falla recursos ¡ara fabricar unidades adicionales.
Iero eslo no es cierlo ¡ara el soflvare. Todo el mundo ¡uede
hacer olra co¡ia. Y hacerlo es casi lrivial. No consume recursos,
exce¡lo una canlidad ¡equeñisima de eleclricidad. Asi que no hay de
dónde ahorrar, no vamos a asignar me|or ningun recurso ¡oniendo
esle im¡edimenlo financiero en el uso del soflvare. A menudo
encuenlras a genle que ace¡la las consecuencias de los razonamien-
los económicos, basados en ¡remisas que no se corres¡onden con el
soflvare y que inlenla lrans¡lanlarlas desde olros ambilos de la vida
dónde si se ¡ueden a¡licar y dónde las conclusiones exlraidas ¡ue-
den ser validas. Sim¡lemenle loman esas conclusiones y asumen que
lambien son validas ¡ara el soflvare, cuando el argumenlo no liene
ninguna base en el caso del soflvare. Las ¡remisas no funcionan ¡ara
esle caso. Is muy im¡orlanle examinar cómo se llega a esa conclu-
sión, y de que ¡remisas de¡ende, ¡ara ver donde ¡odria ser valida.
Asi que esla es la Liberlad Dos, la liberlad de ayudar a lu ¡ró|imo.
Soltware libre: libertad y cooperacion
La Liberlad Tres es la liberlad de ayudar a conslruir lu comunidad
¡ublicando una versión me|orada del soflvare. La genle me solia
decir «si el soflvare es libre, enlonces a nadie le ¡agaran ¡or lraba|ar
en el, asi que, ¿¡or que iba a lraba|ar alguien`» ßueno, ¡or su¡ueslo,
eslaban confundiendo los dos significados de libre, asi que su razo-
namienlo se basaba en una mala inler¡relación del lermino. Iero, en
cualquier caso, esa era su leoria. Hoy, ¡odemos com¡arar esa leoria
con la evidencia em¡irica y enconlramos que a cienlos de ¡ersonas se
les ¡aga ¡ara escribir soflvare libre, y alrededor de 100.000 lo hacen
de forma volunlaria. Tenemos mucha genle lraba|ando en el soflva-
re libre, y eslo ¡or varios molivos diferenles.
Cuando ¡ublique GNU-Imacs ¡or ¡rimera vez ÷la ¡rimera ¡arle
del sislema GNU que la genle de verdad queria usar÷ y cuando em¡e-
zó a lener usuarios, ¡asado un liem¡o, recibi un mensa|e que decia,
«creo que he vislo un fallo en el código fuenle y aqui esla el remedio».
Y recibi olro mensa|e, «aqui lienes código ¡ara añadir una ¡relación
nueva». Y olro remedio ¡ara un fallo. Y olra ¡reslación nueva. Y olra, y
olra, y olra, hasla que me em¡ezaron a llover lan ra¡ido que sólo hacer
uso de loda esla ayuda que eslaba recibiendo su¡onia mucho lraba|o.
Microsofl no liene eslos ¡roblemas. |Risas del ¡ublicoj
Iinalmenle, la genle observó esle fenómeno. In la decada de 1980
muchos de nosolros ¡ensabamos que lal vez el soflvare libre no seria
lan bueno como el soflvare no libre, ¡orque no lendriamos lanlo
dinero ¡ara ¡agar a la genle. Y¡or su¡ueslo genle como yo, que valo-
ra la liberlad y la comunidad, di|o, «bueno, usaremos soflvare libre
de lodos modos». Merece la ¡ena hacer un ¡equeño sacrificio y
renunciar a algunas comodidades lecnicas a cambio de lener liberlad.
Iero lo que la genle em¡ezó a observar, hacia 1990, es que nueslro
soflvare era en realidad me|or. Tenia mas ca¡acidad, era mas fiable
que las allernalivas ¡ro¡ielarias.
A ¡rinci¡ios de la decada de 1990, alguien enconlró la forma de
medir cienlificamenle la eslabilidad del soflvare. Islo es lo que hizo.
Tomó diferenles gru¡os de ¡rogramas com¡arables que hacian los
mismos lraba|os ÷exaclamenle los mismos lraba|os÷ en sislemas
diferenles, dado que habia cierlos ¡rogramas basicos li¡o Unix. Y los
lraba|os que hacian eran mas o menos los mismos ÷o seguian el li¡o
IOSIX÷ de modo que lodos eran iguales en cuanlo a las lareas que
hacian, ¡ero eran manlenidos ¡or genle dislinla y eslaban escrilos de
Sottwarc librc para una socicdad librc 240
241
forma se¡arada. Il código era dislinlo. Asi que di|eron, vale, cogere-
mos eslos ¡rogramas y los ulilizaremos con dalos al azar, y medire-
mos con que frecuencia se eslro¡ean o fallan. Asi que lo midieron y
el con|unlo de ¡rogramas mas fiable era el de los ¡rogramas GNU.
Todas las allernalivas comerciales, que eran soflvare ¡ro¡ielario,
eran menos fiables. Asi que lo ¡ublicó y se lo conló a lodos los desarro-
lladores. Unos ¡ocos años des¡ues hizo el mismo ex¡erimenlo con las
versiones mas novedosas y obluvo el mismo resullado. Las versiones
GNU eran las mas fiables. Ii|aros, hay clinicas de cancer y o¡eraciones
911
9
que usan el sislema GNU, ¡orque es muy fiable, y la fiabilidad
es muy im¡orlanle ¡ara ellos.
In cualquier caso, exisle aun un gru¡o de genle que considera esle
beneficio ¡arlicular como la ¡rinci¡al razón ¡or la cual a los usuarios
se les deberia ¡ermilir lener esas liberlades. Si me habeis eslado escu-
chando, os habreis enlerado de que, ¡ara hablar a favor del movimien-
lo de soflvare libre, hablo sobre lemas elicos y sobre el li¡o de socie-
dad en la que queremos vivir, sobre que ¡roduce una buena sociedad,
asi como sobre los beneficios ¡raclicos y maleriales. Todo eslo es muy
im¡orlanle, lodo eslo consliluye el movimienlo de soflvare libre.
Ise olro gru¡o de genle ÷que es llamado movimienlo cpcn scur-
cc÷ sólo cila los beneficios ¡raclicos. Niegan que esla sea una cues-
lión de ¡rinci¡ios. Niegan que la genle lenga derecho a la liberlad de
com¡arlir con su vecino y de com¡robar lo que esla haciendo el ¡ro-
grama y de cambiarlo si no les gusla. Dicen, de lodos modos, que ¡er-
milirle hacer eslas cosas es algo ulil. Asi que van a las em¡resas y les
dicen, «¡odriais hacer mas dinero si de|ais que la genle haga eslo».
De modo que ¡odreis ver que, hasla cierlo ¡unlo, llevan a la genle en
una dirección ¡arecida, ¡ero ¡or molivos lolalmenle dislinlos, ¡or
razones filosóficas fundamenlalmenle dislinlas.
In la cueslión mas ¡rofunda de lodas, la cueslión elica, los dos
movimienlos no eslan de acuerdo. In el movimienlo del soflvare
libre decimos «lienes derecho a eslas liberlades. La genle no ¡uede
im¡edirle que hagas eslas cosas». In el movimienlo o¡en source,
dicen: «Si, ¡ueden im¡edirlelo si quieren, ¡ero nosolros inlenlaremos
convencerles de que se dignen a ¡ermiliros hacerlo». ßueno, han ayu-
dado, han convencido a cierla canlidad de em¡resas ¡ara ¡ublicar
Soltware libre: libertad y cooperacion
9
In muchas zonas de IIUU, el 911 es el numero ¡ara llamadas de emergencia.
numerosos elemenlos de soflvare como soflvare libre en nueslra
comunidad. Il movimienlo cpcn scurcc ha ayudado considerable-
menle a nueslra comunidad y lraba|amos |unlos en ¡royeclos ¡racli-
cos. Iero filosóficamenle hay un lremendo desacuerdo.
Ior desgracia, el movimienlo cpcn scurcc recibe el a¡oyo de la
mayoria de las em¡resas y asi la mayoria de los arliculos sobre nues-
lro lraba|o lo describen como cpcn scurcc, y mucha genle ¡iensa inocen-
lemenle que lodos formamos ¡arle del movimienlo cpcn scurcc. Ior eso
esloy mencionando esla dislinción. Quiero que seais conscienles de
que el movimienlo de soflvare libre, que lra|o a la exislencia a nueslra
comunidad y desarrolló el sislema o¡eralivo libre, lodavia esla aqui ÷
y que re¡resenlamos esla filosofia elica. Quiero que se¡ais eslo ¡ara
que no desinformeis a los demas inconscienlemenle. Iero lambien
¡ara que ¡odais ¡ensar sobre como os ¡osicionais.
A que movimienlo a¡oyeis es cosa vueslra. Iodriais eslar de
acuerdo con el movimienlo del soflvare libre y mis ¡unlos de visla.
Iodriais eslar de acuerdo con el movimienlo cpcn scurcc. Iodriais no
eslar de acuerdo con ninguno. Vosolros decidis dónde os siluais anle
eslas cuesliones ¡olilicas.
Iero si eslais de acuerdo con el movimienlo del soflvare libre ÷si
veis que se lrala de una cueslión sobre lo que la genle merece decidir
en relación al conlrol y la dirección de sus vidas÷ enlonces es¡ero
que digais que eslais de acuerdo con el movimienlo del soflvare libre
y una forma en la que ¡odeis hacerlo es usando el lermino soflvare
libre y ayudando a que la genle se¡a que exislimos.
Asi que la Liberlad Tres es muy im¡orlanle lanlo en lo ¡raclico
como en lo ¡sicosocial. Si no lienes esla liberlad, se ¡roduce un daño
malerial, ¡orque esle desarrollo comunilario no sucede y no ¡rodu-
ciremos soflvare fiable y ¡olenle. Iero lambien ¡roduce daños ¡si-
cosociales, que afeclan al es¡irilu de coo¡eración cienlifica ÷la idea
de que lraba|amos |unlos ¡ara hacer avanzar el conocimienlo huma-
no. Vereis, el ¡rogreso de la ciencia de¡ende crucialmenle de que la
genle sea ca¡az de lraba|ar |unla. Hoy en dia, no obslanle, a menudo
le encuenlras con gru¡os de cienlificos acluando como si hubiera una
guerra enlre bandas de cienlificos e ingenieros. Sin embargo, si no
com¡arlen con los demas, lodos eslan bloqueados.
Asi que eslas son las lres liberlades que dislinguen al soflvare
libre del soflvare li¡ico. La Liberlad Uno es la liberlad de ayudarle a
Sottwarc librc para una socicdad librc 242
243
li mismo haciendo cambios que se a|uslen a lus ¡ro¡ias necesidades.
La Liberlad Dos es la liberlad de ayudar a lus amigos dislribuyendo
co¡ias. Y la Liberlad Tres es la liberlad de conslruir lu comunidad
haciendo modificaciones y ¡ublicandolas ¡ara que las use olra genle. Si
lienes lodas eslas liberlades, el ¡rograma es soflvare libre ¡ara li. ßien,
¿¡or que lo defino asi, en lerminos de un usuario ¡arlicular` ¿Is sofl-
vare libre ¡ara li` |Señala a un miembro del ¡ublicoj ¿Is soflvare libre
¡ara li` |Señalando a olro miembro del ¡ublicoj ¿Is soflvare libre
¡ara li` |Señalando a olro miembro del ¡ublicoj ¿Si`
PREGUNTA. ¿Iuedes ex¡licar un ¡oco la diferencia enlre la Liberlad
Dos y la Tres` |Inaudiblej.
5TALLMAN. ßueno, cierlamenle eslan relacionadas, ¡orque si no lie-
nes liberlad de redislribuir en absolulo, cierlamenle no lienes liber-
lad de dislribuir una versión modificada, ¡ero son aclividades dife-
renles.
La Liberlad Dos es: haces una co¡ia exacla y se la ¡asas a lus ami-
gos, asi que ahora lu amigo ¡uede usarla. O quiza hagas co¡ias exac-
las y se las vendes a un gru¡o de genle y enlonces ¡ueden usarla.
La Liberlad Tres es ¡or la que lu haces me|oras ÷o ¡or lo menos lu
¡iensas que son me|oras y olros ¡odrian eslar de acuerdo conligo. Asi
que esa es la diferencia. Ah, ¡or cierlo, un ¡unlo crucial. La Liberlad
Uno y la Tres de¡enden de que lengas acceso al código fuenle. Iorque
cambiar un ¡rograma exclusivamenle binario es exlremadamenle
dificil |risas del ¡ublicoj, incluso cambios lriviales como usar cualro
digilos ¡ara la fecha
10
|risas del ¡ublicoj, si no lienes la fuenle. Asi
que, ¡or molivos ¡raclicos y forzosos, el acceso al código fuenle es
una condición ¡revia, una obligación, ¡ara el soflvare libre.
Asi que, ¿¡or que lo defino en lerminos de soflvare libre «¡ara li»`
Il molivo es que a veces un mismo ¡rograma ¡uede ser soflvare libre
¡ara algunas ¡ersonas y no libre ¡ara olras. ßien, esla ¡uede ¡arecer
una siluación ¡aradó|ica, asi que ¡ermilidme ¡oneros un e|em¡lo ¡ara
moslraros que es lo que ¡asa. Un gran e|em¡lo ÷quizas el mayor que
haya exislido |amas÷ de esle ¡roblema fue el sislema X Windov, que
Soltware libre: libertad y cooperacion
10
Se refiere al fallo «Y2K»: muchos ¡rogramas vie|os guardaban el año con dos digi-
los, ¡or eso no eslaba claro si la fecha «00» era 2000 o 1900. Se gaslaron millones de
dólares ¡ara re¡arar esle fallo en miles de sislemas informalicos anles del año 2000.
fue creado en el MIT y lanzado ba|o una licencia que lo hacia soflvare
libre. Si lenias la versión del MIT con la licencia del MIT, lenias las
Liberlades Uno, Dos y Tres. Ira soflvare libre ¡ara li. Iero enlre aque-
llos que obluvieron co¡ias eslaban varios fabricanles de ordenadores
que dislribuian sislemas Unix e hicieron los cambios necesarios en X
¡ara inslalarlos en sus sislemas. Sabeis, ¡robablemenle cambiaron sólo
unos ¡ocos miles de lineas enlre los cienlos de miles de lineas de X. Y
enlonces lo reco¡ilaron y ¡usieron los binarios en su sislema Unix y lo
dislribuyeron ba|o el mismo acuerdo de no divulgación que liene el
reslo del sislema Unix. Luego millones de ¡ersonas obluvieron eslas
co¡ias. Tenian el sislema X Windov, ¡ero no lenian ninguna de eslas
liberlades. No era soflvare libre ¡ara ellos.
Asi, la ¡arado|a era que el caracler libre de X de¡endia de dónde
hicieras la medición. Si hacias la medición a ¡arlir del gru¡o de des-
arrolladores, dirias, «observo lodas eslas liberlades. Is soflvare
libre». Si hacias la medición enlre los usuarios, dirias, «humm, la
mayoria de los usuarios no liene eslas liberlades. No es soflvare
libre». ßueno, la genle que creó X no consideraba eslo un ¡roblema,
¡orque su ob|elivo era sim¡lemenle la ¡o¡ularidad ÷el ego, esen-
cialmenle. Querian un gran exilo ¡rofesional. Querian senlir, «ah,
muchisima genle esla usando nueslro soflvare». Y era verdad.
Mucha genle eslaba usando su soflvare ¡ero no lenia liberlad.
ßien, en el ¡royeclo GNU, si eso mismo le hubiera ¡asado al sofl-
vare de GNU, habria sido un fracaso, ¡orque nueslro ob|elivo no era
sim¡lemenle ser ¡o¡ulares, nueslro ob|elivo era dar liberlad a la
genle y a¡oyar la coo¡eración, ¡ermilir que la genle coo¡ere.
Recordad, nunca obligueis a nadie a coo¡erar con olra ¡ersona, ¡ero
aseguraos de que a lodo el mundo le esle ¡ermilido coo¡erar, de que
lodo el mundo lenga liberlad ¡ara coo¡erar, si el o ella quieren. Si
millones de ¡ersonas luvieran inslaladas versiones no libres de GNU,
eso no seria un exilo en absolulo. Todo se habria ¡erverlido hasla no
ser nada con res¡eclo al ob|elivo.
Asi que busque una forma de evilar que eso sucediera. Il melodo
al que llegue se llama co¡ylefl. Se llama co¡ylefl ¡orque es algo asi
como lomar el co¡yrighl y darle la vuella. |Risas del ¡ublicoj.
Legalmenle, el co¡ylefl funciona sobre la base del co¡yrighl. Usamos
la legislación de co¡yrighl exislenle, ¡ero la usamos ¡ara conseguir
un ob|elivo muy diferenle. Islo es lo que hacemos. Decimos: «Isle
Sottwarc librc para una socicdad librc 244
245
¡rograma liene co¡yrighl». Y, ¡or su¡ueslo, ¡or defeclo, eso signifi-
ca que esla ¡rohibido co¡iarlo, dislribuirlo o modificarlo. Iero enlon-
ces decimos: «Islas aulorizado a dislribuir co¡ias de eslo. Islas aulo-
rizado a modificarlo. Islas aulorizado a dislribuir versiones modifi-
cadas y versiones am¡liadas. Cambialo como le a¡elezca».
Iero hay una condición. Y la condición, ¡or su¡ueslo, es el moli-
vo ¡or el que nos melemos en eslos lios, ¡ara que ¡odamos incluir la
condición. La condición dice: «Cuando quiera que dislribuyas algo
que conlenga cualquier elemenlo de esle ¡rograma, lodo ese ¡rogra-
ma debe ser dislribuido ba|o eslas condiciones, ni mas ni menos». Asi
que ¡uedes cambiar el ¡rograma y dislribuir una versión modifica-
da, ¡ero cuando lo haces, la genle que lo obliene de li debe recibir las
mismas liberlades que lu recibisle de nosolros. Y no sólo ¡or las ¡ar-
les que co¡iasle de nueslro ¡rograma, lambien ¡or las olras ¡arles de
ese ¡rograma que ellos reciben de li. La lolalidad de ese ¡rograma
liene que ser soflvare libre ¡ara ellos.
La liberlad de cambiar y redislribuir esle ¡rograma se convierle en
un derecho inalienable ÷un conce¡lo de la Declaración de
Inde¡endencia. Derechos que nos aseguramos que no le ¡uedan ser
suslraidos. La licencia es¡ecifica que encarna la idea de co¡ylefl es la
Licencia Iublica General GNU, una licencia conlroverlida ¡orque real-
menle liene fuerza como ¡ara rechazar a las ¡ersonas que ¡odrian ser
¡arasilos de nueslra comunidad.
Hay mucha genle que no a¡recia los ideales de liberlad. Y eslaria
encanladisima de lomar el lraba|o que hemos hecho y usarlo ¡ara
lener venla|a en la dislribución de un ¡rograma no libre y lenlar asi
a la genle ¡ara que abandone su liberlad. Si de|amos que la genle
haga eso, el resullado seria que desarrollariamos ¡rogramas libres y
conslanlemenle lendriamos que com¡elir con versiones me|oradas
de nueslros ¡ro¡ios ¡rogramas. Iso no liene gracia.
Mucha genle lambien sienle: «Isloy deseando dedicar mi liem¡o
como volunlario ¡ara conlribuir a la comunidad, ¡ero ¿¡or que debe-
ria dedicar mi liem¡o como volunlario ¡ara me|orar el ¡rograma
¡ro¡ielario de esa em¡resa`». Algunas ¡ersonas ni siquiera ¡ensaran
que eso es malo, ¡ero quieren que les ¡aguen si hacen eso. Yo, ¡erso-
nalmenle, ¡referiria no hacerlo en absolulo.
Iero ambos gru¡os de ¡ersonas ÷los que, como yo, dicen «no
quiero ayudar a que ese ¡rograma no libre consiga un ¡unlo de
Soltware libre: libertad y cooperacion
a¡oyo en nueslra comunidad» y los que dicen, «claro, yo lraba|aria
¡ara ellos, ¡ero enlonces que me ¡aguen»÷ lenemos un buen moli-
vo ¡ara usar la licencia ¡ublica general de GNU. Iorque eso le dice a
lal com¡añia «no ¡uedes coger mi obra y dislribuirla sin liberlad».
Iueslo que licencias que no son co¡ylefl, como la licencia de X
Windovs, si lo ¡ermilen.
Asi que esla es la gran división enlre las dos calegorias de soflva-
re libre en lo que res¡ecla a las licencias. Islan los ¡rogramas que lie-
nen co¡ylefl ¡ara que la licencia defienda la liberlad del soflvare
¡ara lodos los usuarios. Y eslan los ¡rogramas sin co¡ylefl ¡ara los
que eslan ¡ermilidas las versiones no libres. Alguien ¡uede coger
esos ¡rogramas y des¡o|arles de liberlad. Iodrias oblener ese ¡rogra-
ma en una versión no libre.
Ise ¡roblema exisle hoy. Todavia hay versiones no libres de X
Windovs que se eslan usando en nueslros sislemas o¡eralivos
libres. Incluso hay hardvare que no so¡orla realmenle mas que una
versión no libre de X Windovs. Is un gran ¡roblema en nueslra
comunidad. No obslanle, no diria que el X Windovs sea algo malo.
Diria que los desarrolladores no lo hicieron de la me|or manera que
hubieran ¡odido hacerlo, ¡ero si que lanzaron mucho soflvare que
lodos ¡odemos usar.
Hay una gran canlidad de malices deba|o de la dislinción enlre
¡erfeclo y malo. Hay muchas gradaciones de lo bueno y lo malo.
Tenemos que resislir la lenlación de decir, «si no lo hicisle lo me|or
¡osible, enlonces no eres bueno». La genle que creó X Windovs hizo
una gran conlribución a nueslra comunidad. Iero hay cosas que
¡odrian haber hecho me|or. Iodrian haber ¡ueslo co¡ylefl a algunas
¡arles del ¡rograma e im¡edido que olros dislribuyeran esas versio-
nes que niegan la liberlad.
ßien, el hecho de que la licencia ¡ublica general de GNU defien-
da lu liberlad, de que use la legislación de co¡yrighl ¡ara defender lu
liberlad, es el molivo ¡or el que Microsofl esla alacando hoy. Vereis,
a Microsofl le guslaria de verdad ser ca¡az de coger lodo el código
que nosolros escribimos y ¡onerlo en ¡rogramas ¡ro¡ielarios... que
alguien hiciera algunas me|oras... o sim¡lemenle algunos cambios
¡ara hacerlos incom¡alibles. |Risas del ¡ublicoj.
Con la ¡olencia de markeling de Microsofl, no necesilan hacer ver-
siones me|ores ¡ara conseguir que su versión su¡lanle a la nueslra.
Sottwarc librc para una socicdad librc 246
247
Sim¡lemenle lienen que hacerla diferenle e incom¡alible. Y luego
colocarla en el escrilorio de lodo el mundo. Asi que verdaderamenle
no les gusla la GNU GIL. Iorque la GNU GIL no les ¡ermile hacer
eso. No ¡ermile «ado¡lar y am¡liar». Dice, si quieres com¡arlir nues-
lro código en lus ¡rogramas, ¡uedes. Iero lu lambien lienes que
com¡arlir de forma ¡arecida. Se nos liene que ¡ermilir com¡arlir los
cambios que haces. Asi que se lrala de una coo¡eración en dos direc-
ciones, una coo¡eración aulenlica.
Muchas em¡resas ÷incluso grandes em¡resas como IßM y HI÷
eslan deseando usar, ba|o eslos ¡aramelros, nueslro soflvare. IßM y
HI a¡orlan considerables me|oras al soflvare de GNU. Y lambien
crean mas soflvare libre. Iero Microsofl no quiere hacerlo y hacen
saber que los negocios sim¡lemenle no ¡ueden ulilizar la GIL.
ßueno, si los negocios no incluyen a IßM, HI y Sun, quizas eslen en
lo cierlo. |Risas del ¡ublicoj. Mas larde seguire con eslo.
Deberia lerminar el relalo hislórico. Observad, em¡ezamos en 1984
no sim¡lemenle ¡ara escribir soflvare libre sino ¡ara hacer algo
mucho mas coherenle: desarrollar un sislema o¡eralivo que era ¡or
com¡lelo soflvare libre. Iso significaba que leniamos que escribir ele-
menlo, lras elemenlo, lras elemenlo. Ior su¡ueslo, siem¡re eslabamos
buscando ala|os. Il lraba|o era lan grande que la genle decia que nunca
seriamos ca¡aces de acabarlo. Yo ¡ensaba que habia ¡or lo menos una
¡osibilidad, ¡ero obviamenle merece la ¡ena buscar un ala|o. Asi que
seguimos buscando. ¿Hay algun ¡rograma que olro haya escrilo y que
¡odamos ada¡lar, que coneclarlo aqui y asi no lendremos que escribir
lodo desde cero` Ior e|em¡lo, el sislema X Windovs. Is cierlo, no lenia
co¡ylefl, ¡ero era soflvare libre, asi que ¡odriamos usarlo.
ßien, yo hubiera querido ¡oner un sislema de venlanas en GNU
desde el ¡rimer dia. Iscribi un ¡ar de sislemas de venlanas en el MIT
anles de em¡ezar con GNU. Y asi, aunque Unix no lenia un sislema
de venlanas en 1984, decidi que GNU lendria uno. Iero nunca lermi-
namos escribiendo un sislema de venlanas GNU, ya que a¡areció X. Y
yo di|e: «¡ßien! Un lraba|azo que no lendremos que hacer. Usaremos
X». Di|e, vamos a coger X y a ¡onerlo en el sislema GNU. Y haremos
que las demas ¡arles de GNU funcionen con X cuando sea a¡ro¡ia-
do. Inconlramos olros elemenlos de soflvare que habian sido escri-
los ¡or olros, como el ¡rocesador de lexlos T
I
X y un código de biblio-
leca de ßerkeley. In ese momenlo, exislia el Unix ßerkeley, ¡ero no
Soltware libre: libertad y cooperacion
era soflvare libre. Inicialmenle, esle código de biblioleca era de un
gru¡o diferenle de ßerkeley, que invesligaba sobre el ¡unlo flolanle.
Y asi enca|amos esas ¡iezas.
In oclubre de 1985, fundamos la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn. Ior
favor, observad que el ¡royeclo GNU es anlerior. La |rcc Scjiuarc
|cun!aiicn llegó casi dos años des¡ues del que se anunciara el ¡ro-
yeclo GNU. La Iree Soflvare Ioundalion es una organización bene-
fica libre de im¡ueslos que recoge fondos ¡ara ¡romover la liberlad
de com¡arlir y de inlercambiar el soflvare. In la decada de 1980 una
de las ¡rinci¡ales cosas que haciamos con nueslros fondos era conlra-
lar a genle ¡ara que escribiera ¡arles de GNU. Irogramas esenciales,
como shell y la biblioleca C, fueron escrilos de esle modo, asi, como
¡arles de olros ¡rogramas. Il ¡rograma lar, que es absolulamenle
esencial, aunque no es nada excilanle |risas del ¡ublicoj, fue escrilo
de esle modo. Creo que el gre¡ de GNU fue escrilo de esle modo. Y
asi nos acercabamos a nueslro ob|elivo.
Hacia 1991 sólo fallaba un elemenlo ¡rinci¡al, que era el kernel.
Ahora, ¿¡or que habiamos de|ado fuera el kernel` Irobablemenle
¡orque no im¡orla en que orden hagas las cosas, al menos lecnica-
menle. De lodos modos lienes que hacerlas lodas. Y en ¡arle ¡orque
lenia es¡eranzas de que seriamos ca¡aces de enconlrar un ¡rinci¡io
de kernel en olro lugar. Y lo hicimos. Inconlramos Mach, que habia
sido desarrollado en Carnegie Mellon. No era lodo el kernel, era la
milad inferior del kernel. Asi que luvimos que escribir la milad su¡e-
rior, cosas como el sislema de archivos, el código de red y asi. Iero
inslaladas sobre Mach funcionan esencialmenle como ¡rogramas de
usuario, lo cual deberia hacerlas mas faciles de corregir. Iuedes
corregirlas al mismo liem¡o con un de¡urador de nivel rca| scurcc.
Iense que de ese modo seriamos ca¡aces de conseguir que eslas, las
¡arles su¡eriores del kernel, esluvieran lislas en ¡oco liem¡o. No
sucedió asi. Islos ¡rocesos no sincrónicos y mullisegmenlados, que
se mandan mensa|es enlre si, resullaron ser muy dificiles de corregir.
Il sislema basado en Mach, que eslabamos usando ¡ara ir lirando,
lenia un enlorno de corrección de fallos lerrible, no era fiable. Nos
llevó años y años conseguir que el kernel de GNU funcionara.
Iero, aforlunadamenle, nueslra comunidad no luvo que es¡erar
¡or el kernel de GNU ¡orque en 1991, Linus Torvalds desarrolló olro
kernel libre, llamado Linux. Siguió el diseño monolilico ¡asado de
Sottwarc librc para una socicdad librc 248
249
moda y resulla que consiguió que funcionara mucho mas ra¡ido de
lo que nosolros conseguimos que funcionara el nueslro. Asi que qui-
zas ese es uno de los fallos que he comelido: esa decisión de diseño.
De lodos modos, al ¡rinci¡io nosolros no su¡imos de Linux, ¡orque
nunca conlacló con nosolros ¡ara hablar de ello, aunque conocia el
¡royeclo GNU. Sin embargo, lo anunció a olras ¡ersonas y en olros
silios de la red. Y asi olra genle hizo el lraba|o de combinar Linux con
el reslo del sislema GNU ¡ara hacer un sislema o¡eralivo libre com-
¡lelo, esencialmenle, ¡ara hacer la combinación de GNU y Linux. Sin
emabrgo no se dieron cuenla de que eso era lo que eslaban haciendo.
Vereis, ellos decian, «lenemos un kernel ÷vamos a mirar ¡or ahi a ver
que olros elemenlos ¡odemos enconlrar ¡ara |unlarlos con el kernel».
Asi, miraron ¡or ahi, y mira lu ¡or dónde, lodo lo que necesilaban ya
eslaba dis¡onible. Que buena suerle, di|eron. |Risas del ¡ublicoj.
«Todo esla aqui. Iodemos enconlrar lodo lo que necesilamos. Vamos
a coger lodas eslas cosas diferenles, a |unlarlas y lener un sislema».
No sabian que la mayoria de lo que enconlraron eran elemenlos
del sislema GNU. Asi, no se dieron cuenla de que eslaban enca|ando
Linux en el hueco del sislema GNU. Iensaron que eslaban cogiendo
Linux y haciendo un sislema a ¡arlir de Linux. Asi que lo llamaron
sislema Linux.
|Un miembro del ¡ublico dice: «¿Iero no es lener me|or suerle que
enconlrar el sislema X Windovs y Mach`», Slallman res¡onde y con-
linuaj. Cierlo. La diferencia es que la genle que desarrolló X y Mach
no lenia el ob|elivo de ¡roducir un sislema o¡eralivo libre com¡lelo.
Iuimos los unicos en lenerlo. Y fue nueslro lremendo lraba|o el que
hizo que el sislema exisliera. Realmenle hicimos una ¡arle mayor del
sislema que cualquier olro ¡royeclo. No es una coincidencia, esa
genle escribió ¡arles uliles del sislema, ¡ero no lo hicieron ¡orque
quisieran lerminar el sislema. Tenian olros molivos.
ßien, la genle que desarrolló X ¡ensó que diseñar un sislema de
venlanas a lraves de la red seria un buen ¡royeclo, y lo era. Resulla
que nos ayudó a ¡roducir un buen sislema o¡eralivo libre. Iero eso
no es lo que ellos anhelaban. Ni siquiera lo lenian en menle. Iue un
accidenle. Un beneficio accidenlal. Ahora bien, no esloy diciendo que
lo que hicieron esluviera mal. Hicieron un gran ¡royeclo de soflvare
libre. Algo bueno. Iero no lenian esa visión fundamenlal. Donde
eslaba esa visión era en el ¡royeclo GNU.
Soltware libre: libertad y cooperacion
Y asi, nosolros fuimos los que hicimos lodos esas ¡iececilas que no
hacia nadie mas, ¡orque sabiamos que no lendriamos un sislema
o¡eralivo com¡lelo sin ellas. Y aunque fuera lolalmenle aburrido y
no luviera ningun romanlicismo, como lar o mv
11
|risas del ¡ublicoj,
nosolros las hicimos. O incluso ld, ya sabeis que no hay nada muy
excilanle en ld, ¡ero yo escribi uno. |Risas del ¡ublicoj. Y si que hice
esfuerzo ¡ara hacer que ocu¡ara una canlidad minima de disco I/O,
de modo que fuera mas ra¡ido y mane|ara ¡rogramas mas grandes.
Me gusla hacer un buen lraba|o, me gusla me|orar varias cosas del
¡rograma mienlras las esloy haciendo. Iero el molivo de que lo hicie-
ra no es que luviera ideas brillanles ¡ara un ld me|or. Il molivo de
que lo hiciera es que necesilabamos uno que fuera libre. Y no ¡odia-
mos es¡erar que cualquier olra ¡ersona lo hiciese. Asi que leniamos
que hacerlo nosolros, o enconlrar a alguien que lo hiciese.
Asi, aunque llegados a esle ¡unlo, miles de ¡ersonas y ¡royeclos
han conlribuido a esle sislema, hay un ¡royeclo que es el molivo de
que esle sislema exisla, y es el ¡royeclo GNU. Isle es basicamenle el
sislema GNU, con olras cosas añadidas desde enlonces.
La ¡raclica de llamar Linux al sislema ha sido un gran gol¡e ¡ara
el ¡royeclo GNU, ya que normalmenle no recibimos reconocimienlo
¡or lo que hemos hecho. Iienso que Linux, el kernel, es un elemenlo
muy ulil del soflvare libre y sólo lengo buenas cosas que decir de el.
ßueno, en realidad, ¡uedo enconlrar unas ¡ocas cosas malas. |Risas
del ¡ublicoj. Iero, basicamenle, lengo buenas cosas que decir de el.
De lodos modos, la ¡raclica de llamar «Linux» al sislema GNU es
sim¡lemenle un error. Me guslaria ¡ediros que, ¡or favor, hagais un
¡equeño esfuerzo ¡ara llamar GNU/Linux al sislema y de ese modo
ayudar a que consigamos nueslra ¡arle del reconocimienlo.
|Una ¡ersona en el ¡ublico grilaj «¡Necesilais una mascola! ¡Un
animal disecado!» |Slallman res¡ondej. Tenemos uno. |Il miembro
del ¡ublico conleslaj. «¿De verdad`» |Slallman res¡onde, ¡rovocan-
do carca|adasj. Tenemos un animal, un ñu. O sea que, cuando dibu-
|eis un ¡ingüino, dibu|ad un ñu al lado. Iero vamos a de|ar las ¡re-
gunlas ¡ara el final. Me quedan mas cosas que decir.
Inlonces, ¿¡or que esloy lan ¡reocu¡ado ¡or eslo` ¿Ior que ¡ien-
so que merece la ¡ena im¡orlunaros y lal vez reba|ar la o¡inión que
Sottwarc librc para una socicdad librc 250
11
Un ¡rograma sim¡le que mueve o renombra los archivos
251
leneis de mi |risas del ¡ublicoj, mencionando el lema del reconoci-
mienlo` Cuando lo hago, algunos ¡ueden ¡ensar que es ¡orque quie-
ro alimenlar mi ego, ¿verdad` Ior su¡ueslo, no os ¡ido que lo llameis
«Slallmanix», ¿verdad` |Risas del ¡ublico. A¡lausosj.
Os ¡ido que lo llameis GNU, ¡orque quiero que el ¡royeclo GNU
consiga reconocimienlo. Y hay una razón muy es¡ecifica ¡ara ello,
que es mucho mas im¡orlanle que el reconocimienlo de cualquiera,
en o ¡or si mismo. Vereis, eslos dias, si mirais a vueslro alrededor, en
nueslra comunidad, la mayoria de la genle que habla sobre el lema y
escribe sobre el lema nunca menciona el GNU y |amas mencionan
eslos ob|elivos de liberlad ÷eslos ideales ¡olilicos e ideológicos÷,
¡orque el lugar del que eslos ¡roceden es GNU.
Las ideas asociadas a Linux, su filosofia, es muy diferenle.
Isencialmenle es la filosofia a¡olilica de Linus Torvalds. Asi, cuando
la genle ¡iensa que lodo el sislema es Linux, lienden a ¡ensar «Ah,
lodo lo habra em¡ezado Linus Torvalds. Su filosofia debe ser la que
deberiamos esludiar con cuidado». Y cuando oyen algo sobre la filo-
sofia de GNU, dicen: «Tio, eslo es lan idealisla, debe ser lerriblemen-
le ¡oco ¡raclico. Soy un usuario de Linux, no un usuario de GNU».
|Risas del ¡ublicoj.
¡Que ironia! ¡Si lo su¡ieran! Si su¡ieran que el sislema que les
gusló, o que, en algunos casos, aman, que el sislema ¡or el que se
vuelven locos es nueslra filosofia ¡olilica idealisla hecha realidad.
Aun asi no lendrian ¡or que eslar de acuerdo con nosolros. Iero
al menos lendrian una razón ¡ara lomarselo en serio, ¡ara darle una
o¡orlunidad. Verian como se relaciona con sus vidas. Si cayeran en la
cuenla, «esloy usando el sislema GNU. Isla es la filosofia de GNU.
Ior esla filosofia exisle el sislema que lanlo me gusla», al menos lo
considerarian con la menle mucho mas abierla. No significa que lodo
el mundo vaya a eslar de acuerdo. La genle ¡iensa cosas diferenles.
Iso esla bien ÷la genle deberia formarse su ¡ro¡ia o¡inión÷, ¡ero
quiero que esla filosofia reciba el beneficio del reconocimienlo ¡or los
resullados que ha logrado.
Si miras a lu alrededor en nueslra comunidad, le enconlraras con
que en casi lodas ¡arles, las insliluciones eslan llamando Linux al sis-
lema. Los re¡orleros lo llaman en su mayoria Linux. No es correclo,
¡ero lo hacen. Las com¡añias que em¡aquelan el ¡roduclo en su
mayoria lo llaman asi. Ah, y la mayoria de esos re¡orleros, cuando
Soltware libre: libertad y cooperacion
escriben arliculos, normalmenle no lo consideran como un asunlo
¡olilico o social. Normalmenle lo eslan considerando como una ¡ura
cueslión de negocios en relación a que com¡añias van a lener mas o
menos exilo, la cual es una cueslión baslanle secundaria ¡ara la socie-
dad. Y, si consideras las com¡añias que em¡aquelan el sislema
GNU/Linux ¡ara el uso de la genle, bueno, la mayoria lo llaman
Linux. Y lodas le añaden soflvare no libre.
Vereis, la GNU GIL considera que si lomas un fragmenlo de códi-
go, y algo de código de un ¡rograma ¡rolegido ¡or la GIL, y añades
algo mas de código ¡ara ¡roducir un ¡rograma mas grande, ese ¡ro-
grama enlero liene que ser lanzado ba|o la GIL, ¡ero ¡odrias ¡oner
olros ¡rogramas se¡arados en el mismo disco ÷disco duro o CD÷, y
eslos ¡odrian lener olras licencias. Islo se considera como una sim¡le
agregación. Isencialmenle, dislribuir dos ¡rogramas a la vez a alguien
no es algo sobre lo que lengamos nada que decir. Asi que de hecho, no
es cierlo ÷a veces me guslaria que fuese cierlo÷ que si una em¡resa
usa un ¡rograma ¡rolegido ¡or la GIL en un ¡roduclo, el ¡roduclo
enlero lenga que ser soflvare libre. No lo es ÷no loma ese alcance, esa
exlensión. Se lrala sólo del ¡rograma. Si hay dos ¡rogramas se¡arados
que se comunican enlre si a dislancia ÷como enviandose mensa|es
enlre si÷ enlonces, ¡or lo general, eslan legalmenle se¡arados. Asi
eslas em¡resas, añadiendo soflvare no libre al sislema, le eslan dando
a los usuarios una idea muy mala, filosófica y ¡olilicamenle. Les eslan
conlando a los usuarios que «no usar soflvare libre esla bien. Incluso
nosolros se lo eslamos ¡oniendo como un exlra».
Si observas las revislas sobre el uso del sislema GNU/Linux, la
mayoria de ellas lienen un lilulo como «Linux eslo o lo olro». Asi la
mayor ¡arle del liem¡o llaman Linux al sislema. Y eslan llenas de
anuncios de soflvare no libre que ¡uedes inslalar sobre el sislema
GNU/Linux. Isos anuncios lienen un mensa|e comun. Dicen: «Il
soflvare no libre es bueno ¡ara li. Is lan bueno que incluso ¡odrias
¡agar ¡ara conseguirlo». |Risas del ¡ublicoj.
Llaman a eslas cosas «¡aqueles de valor añadido», lo cual signifi-
ca una afirmación de sus valores. Islan diciendo: valora la comodi-
dad ¡raclica, no la liberlad. Yo no esloy de acuerdo con esos valores,
asi que los llamo «¡aqueles de liberlad suslraida». |Risas del ¡ubli-
coj. Iorque si le has inslalado un sislema o¡eralivo libre, enlonces
eslas viviendo en el mundo libre. Disfrulas de los beneficios de la
Sottwarc librc para una socicdad librc 252
253
liberlad que lanlos años hemos lraba|ado ¡ara darle. Aquellos ¡aque-
les le dan la o¡orlunidad de alarle con una cadena.
Ahora bien, si observas las ex¡osiciones comerciales dedicadas al
uso del sislema GNU/Linux, lodas se llaman a si mismas «ex¡osicio-
nes de Linux». Y eslan llenas de caselas que exhiben soflvare no
libre, ¡oniendo el sello de a¡robación al soflvare no libre. Asi, casi en
cualquier silio que mires de nueslra comunidad, las insliluciones
eslan aulorizando el soflvare no libre, negando lolalmenle la idea de
liberlad ¡or la que se desarrolló GNU. Y el unico lugar donde la
genle se ¡uede enconlrar con la idea de la liberlad es en conlaclo con
GNU y en conlaclo con el soflvare libre, con el conce¡lo de soflvare
libre. Ior eso os ¡ido: ¡or favor llamad GNU/Linux al sislema. Ior
favor haced conscienle a la genle de dónde vino el sislema y ¡or que.
Ior su¡ueslo, sim¡lemenle con decir ese nombre no eslaras
dando una ex¡licación de la hisloria. Iuedes leclear cualro caracleres
mas y escribir GNU/Linux, ¡uedes decir dos silabas mas. GNU/
Linux liene menos silabas que Windovs 2000. |Risas del ¡ublicoj. No
les eslas conlando mucho, ¡ero les eslas ¡re¡arando, de modo que
cuando oigan hablar de GNU, y de que va, veran cómo eso se conec-
la con ellos y con sus vidas. Yeso, indireclamenle, marca una lremen-
da diferencia. Asi que ¡or favor, ayudadnos.
Habreis adverlido que Microsofl llamó a la GILuna «licencia cpcn
scurcc». No quieren que la genle ¡iense en lerminos de que la cues-
lión sea la liberlad. Inconlrareis que invilan a ¡ensar a la genle de
forma cerrada, como consumidores y, ¡or su¡ueslo, ni siquiera a ¡en-
sar de una forma muy racional como consumidores, ya que van a ele-
gir ¡roduclos de Microsofl. Iero no quieren que la genle ¡iense como
ciudadanos. Iso va en su conlra. Al menos en conlra de su aclual
modelo de negocio.
Ahora bien, el soflvare libre. bueno, os ¡uedo conlar cómo se
relaciona el soflvare libre con nueslra sociedad. Un lema secundario,
que ¡odria ser de inleres ¡ara algunos de vosolros, es cómo se rela-
ciona el soflvare libre con los negocios.
ßien, en realidad, el soflvare libre es lremendamenle ulil ¡ara
los negocios. Des¡ues de lodo, la mayoria de las em¡resas de los
¡aises avanzados usan soflvare. Y sólo una fracción diminula de
ellos desarrolla soflvare.
Soltware libre: libertad y cooperacion
Il soflvare libre es lremendamenle venla|oso ¡ara cualquier em¡resa
que use soflvare, ¡orque significa que eslan en condiciones de adqui-
rir conlrol. In esencia, el soflvare libre significa que los usuarios lienen
el conlrol de lo que hace el ¡rograma. Tanlo individualmenle, si les
im¡orla lo suficienle lenerlo, como coleclivamenle, cuando les im¡orla
lo suficienle lenerlo. Cualquiera que se ¡reocu¡e lo suficienle ¡uede
e|ercer alguna influencia. Si no le im¡orla, no lo com¡ras. Inlonces usas
lo que ¡refiere olra genle. Iero si le im¡orla, enlonces lienes voz. Con
el soflvare ¡ro¡ielario, esencialmenle no lienes alguna voz.
Con el soflvare libre, ¡uedes cambiar lo que quieras cambiar. Y no
im¡orla que no haya ¡rogramadores en lu em¡resa, no im¡orla. Si qui-
sieras mover los muros de lu edificio, no lienes que lener una em¡resa
de conslrución. Sim¡lemenle lienes que ser ca¡az de enconlrar un alba-
ñil y decir, «¿Que me cobraras ¡or esle lraba|o` ¿Y, cuando lo lendras
lerminado`». Y si no hace el lraba|o, ¡uedes ir y enconlrar a olro.
Ixisle un mercado libre de asislencia lecnica. De lal forma que
cualquier negocio que se ¡reocu¡e ¡or la asislencia enconlrara una
lremenda venla|a en el soflvare libre. Con el soflvare ¡ro¡ielario, la
asislencia es un mono¡olio, ¡orque una com¡añia liene el código
fuenle ÷o quizas un ¡equeño numero de em¡resas, que ¡agaron una
canlidad giganlesca de dinero, lienen el código fuenle, como en el
caso del ¡rograma de fuenle com¡arlida de Microsofl, ¡ero son muy
¡ocas. Asi que no lienes muchas ¡osibilidades de asislencia. Yeso sig-
nifica que a menos que seas un aulenlico giganle, no les im¡orlas. Tu
em¡resa no es lo suficienlemenle im¡orlanle ¡ara que ellos se ¡reo-
cu¡en si ¡ierden lu negocio o lo que ¡ase con el. Una vez que em¡ie-
zas a usar el ¡rograma, se imaginan que eslas alra¡ado y obligado a
recibir su asislencia, ya que cambiarse a un ¡rograma diferenle es un
lraba|o giganlesco. Asi que lerminas haciendo cosas como ¡agar ¡or
el ¡rivilegio de informar de un fallo. |Risas del ¡ublicoj. Yuna vez que
has ¡agado, le dicen, «bueno, vale, hemos adverlido lu informe de
fallos. In unos ¡ocos meses, ¡uedes com¡rar una nueva versión, y
¡uedes com¡robar si lo hemos arreglado». |Risas del ¡ublicoj.
Los ¡roveedores de asislencia de soflvare libre no ¡ueden salir-
se con la suya. Tienen que com¡lacer a los clienles. Ior su¡ueslo,
¡uedes conseguir mucha buena asislencia graluila. Cuelgas lu ¡ro-
blema en Inlernel. Quiza recibas una res¡uesla al dia siguienle.
Iero eslo no se ¡uede garanlizar, ¡or su¡ueslo. Si quieres eslar
Sottwarc librc para una socicdad librc 254
255
seguro, sera me|or que llegues a un acuerdo con una em¡resa y les
¡agues. Y esla es, ¡or su¡ueslo, una de las maneras de cómo fun-
cionan los negocios de soflvare libre.
Olra venla|a del soflvare libre ¡ara em¡resas que usan soflvare
es la seguridad y la ¡rivacidad. Islo lambien incumbe al uso indivi-
dual, aunque lo haya sacado a relucir en el conlexlo de los negocios.
Vereis, cuando un ¡rograma es ¡ro¡ielario, ni siquiera ¡odriais saber
que hace en realidad.
Iodria lener caraclerislicas incluidas deliberadamenle, que si las
conocieras no le guslarian. Ior e|em¡lo, ¡odria lener una ¡uerla lrase-
ra ¡ara ¡ermilir al creador inlroducirse en lu maquina. Iodria fisgar en
lo que haces y devolver la información. Islo no es inusual. Algunos
¡rogramas de Microsofl lo hacian. Iero no sólo incumbe a Microsofl.
Hay olros ¡rogramas ¡ro¡ielarios que se inmiscuyen en las aclivida-
des del usuario. Y ni siquiera nolarias si lo esla haciendo. Y, ¡or
su¡ueslo, incluso asumiendo que el fabricanle sea com¡lelamenle
honeslo, lodo ¡rogramador comele errores. Iodria haber fallos que afec-
lan a lu seguridad que no son cul¡a de nadie. Iero el asunlo es: si no es
con soflvare libre, no ¡uedes enconlrarlos. Y no ¡uedes arreglarlos.
Nadie liene liem¡o ¡ara revisar la fuenle de cada ¡rograma que
inslala. No vas a hacer eso. Iero |unlo al soflvare libre hay una exlen-
sa comunidad y hay genle en esa comunidad que revisa las cosas. Tu
le beneficias de sus revisiones, ¡orque si hay un fallo accidenlal, que
seguramenle ¡uede exislir de vez en cuando en cualquier ¡rograma,
¡odrian enconlrarlo y arreglarlo. La genle es mucho menos ¡ro¡en-
sa a meler deliberadamenle un lroyano, o un ¡rograma ¡ara fisgar, si
¡iensan que les ¡ueden ¡illar. Los fabricanles de soflvare ¡ro¡ielario
se imaginan que no les van a ¡illar. Se saldran con la suya sin ser
deleclados. Iero un fabricanle de soflvare libre se liene que imaginar
que la genle se fi|ara en ello y vera que esla alli. In nueslra comuni-
dad no nos ¡arece que ¡odamos escaquearnos si a los usuarios les
melemos ¡or la fuerza una caraclerislica que a ellos no les gusla.
Sabemos que si a los usuarios no les gusla, haran una versión modifi-
cada que no la lenga. Y enlonces lodos em¡ezaran a usar esa versión.
De hecho, lodos ¡odemos razonar suficienlemenle, ¡odemos su¡o-
ner con suficienles ¡asos de anlelación que ¡robablemenle no incluya-
mos lal caraclerislica. Des¡ues de lodo, eslas escribiendo un ¡rograma
libre, quieres que a la genle le gusle lu versión, no quieres incluir algo
Soltware libre: libertad y cooperacion
que la mayoria de la genle va a odiar ¡ara des¡ues elegir una versión
modificada en lugar de la luya. Asi que sim¡lemenle le das cuenla de
que el usuario es el rey en el mundo del soflvare libre. In el mundo
del soflvare ¡ro¡ielario, el clienle no es el rey, ya que sólo eres un
mero clienle. No lienes ninguna voz sobre el soflvare que usas.
A esle res¡eclo, el soflvare libre es un nuevo engrana|e ¡ara que
aclue la democracia. Il ¡rofesor Lessig,
12
ahora en Slanford, advirlió
que el código funciona como una es¡ecie de ley. Quienquiera que lle-
gue a escribir el código que casi lodo el mundo usa, ¡ara cualquier
inlención o ¡ro¡ósilo, esla escribiendo las leyes que conducen la vida
de la genle. Con el soflvare libre, eslas leyes se escriben de forma
democralica. No la forma clasica de la democracia ÷no hacemos
unas grandes elecciones y decimos «que lodo el mundo vole la mane-
ra en que deberia hacerse esla caraclerislica». |Risas del ¡ublicoj. In
su lugar decimos, esencialmenle, aquellos de vosolros que querais
lraba|ar en im¡lemenlar una caraclerislica de lal manera, hacedlo. Y
los que querais lraba|ar en im¡lemenlar esla caraclerislica de esa olra
manera, hacedlo. Y, de una manera u olra, se hace. Y asi, si mucha
genle lo quiere de esle modo, se hara de esle modo. De esla manera,
lodo el mundo conlribuye a las decisiones sociales sim¡lemenle
dando ¡asos en la dirección que quiere seguir.
Iersonalmenle eres libre de dar lanlos ¡asos como quieras dar. Un
negocio es libre de encargar lanlos lraba|os como se consideren uli-
les. Y des¡ues de sumar lodos eslos as¡eclos, descubrimos hacia que
dirección va la ¡roducción de soflvare. A menudo es muy ulil ser
ca¡az de sacar elemenlos de algun ¡rograma exislenle ÷¡resumible-
menle elemenlos grandes, ¡or su¡ueslo÷ y enlonces escribir cierla
canlidad de código ¡ro¡io, ¡roducir un ¡rograma que haga exacla-
menle lo que necesilas, lo cual le hubiera coslado muchisimo si
hubieras lenido que escribirlo desde cero, si no hubieras ¡odido cani-
balizar elemenlos grandes de algun ¡aquele de soflvare exislenle.
Olra cosa, que resulla del hecho de que el usuario sea el rey, es
que lendemos a ser muy buenos en cuanlo a com¡alibilidad y eslan-
darización. ¿Ior que` Iorque a los usuarios les gusla. Los usuarios
son ¡ro¡ensos a rechazar un ¡rograma que incluya incom¡alibilida-
Sottwarc librc para una socicdad librc 256
12
Lavrence Lessig ha escrilo la inlroducción a esle libro.
257
des arbilrarias. Ahora bien, a veces hay cierlo gru¡o de usuarios que
realmenle necesila algun li¡o de incom¡alibilidad, y enlonces la lie-
nen. Isla bien. Iero cuando los usuarios quieren seguir un eslandar,
nosolros los desarrolladores lenemos que seguirlo, y lo sabemos. Y lo
hacemos. Ior conlrasle, si le fi|as en los fabricanles de soflvare ¡ro-
¡ielario, a menudo encuenlran venla|oso no seguir deliberadamenle
un eslandar y no ¡orque ¡iensen que de esa manera le eslan dando
al usuario una venla|a, sino mas bien ¡orque se eslan im¡oniendo a
el, lo eslan alra¡ando. Incluso le los enconlraras haciendo cambios en
sus formalos de archivo de vez en cuando, sólo ¡ara forzar a la genle
a oblener la ullima versión.
Los documenlalislas
13
se eslan enconlrando ahora con un ¡roble-
ma, a menudo no se ¡uede acceder a los archivos escrilos ¡or un
ordenador de hace diez años, eslaban escrilos en soflvare ¡ro¡iela-
rio que ahora en su mayor ¡arle se ha ¡erdido. Si esluvieran escrilos
en soflvare libre, enlonces ¡odrian aclualizarse y ulilizarse, y esas
grabaciones no se habrian ¡erdido, no serian inaccesibles. Incluso se
eslan que|ando de eslo en la Naiicna| Pu||ic Ra!ic
14
al cilar el soflva-
re libre como una solución. In efeclo, al usar un ¡rograma no libre
¡ara almacenar lus dalos, le eslas colgando una soga al cuello.
He hablado sobre cómo afecla el soflvare libre a la mayoria de los
negocios. Iero ¿como afecla al ¡arlicular y eslrecho ambilo de los
negocios de soflvare` ßueno, la res¡uesla es que no afecla gran cosa.
Y la razón es que el 90 ¡or cienlo de la induslria del soflvare, ¡or lo
que se me ha dicho, se dedica a la fabricación de ¡rogramas ¡ersona-
lizados, soflvare que no esla en absolulo ¡ensado ¡ara ser ¡ublica-
do. Iara el soflvare ¡ersonalizado, esla cueslión, o la cueslión elica
de soflvare libre o ¡ro¡ielario, no a¡arece. Vereis, esla cueslión es:
¿los usuarios sois libres de modificar y redislribuir soflvare` Si sólo
hay un usuario, y a ese usuario le ¡erlenecen los derechos, no hay
¡roblema. Ise usuario es libre de hacer lodas esas cosas. Asi, en efec-
lo, cualquier ¡rograma ¡ersonalizado que fuera fabricado ¡or una
com¡añia ¡ara uso domeslico es soflvare libre, siem¡re que lenga la
sensalez de insislir en oblener el código fuenle y lodos los derechos.
Soltware libre: libertad y cooperacion
13
Muchos documenlalislas almacenan y com¡arlen miles de archivos ¡or Inlernel.
14
Naiicna| Pu||ic Ra!ic es una organización ¡rivada sin animo de lucro que liene, a la
fecha de esla conferencia, 620 eslaciones de radio que emilen nolicias y musica a diario.
La cueslión no alañe el soflvare que va en un relo| o en un microon-
das o en el molor de un coche, ¡orque en esos lugares no le descargas
soflvare ¡ara inslalar. No es un aulenlico ordenador, en lo que con-
cierne al usuario, asi que no im¡lica suficienlemenle eslas cuesliones
como ¡ara ser elicamenle im¡orlanles. Asi, en su mayor ¡arle, la
induslria del soflvare conlinuara como lo ha hecho hasla ahora. Y lo
inleresanle es que dado que una fracción lan grande de los lraba|os
esla en esa ¡arle de la induslria, incluso si no hubiera ¡osibilidades
¡ara los negocios de soflvare libre, los fabricanles de soflvare libre
¡odrian conseguir lraba|o escribiendo soflvare ¡ersonalizado. |Risas
del ¡ublicoj. Hay muchos, la ¡ro¡orción es muy grande.
Iero, como de hecho sucede, hay negocios de soflvare libre. Hay
em¡resas de soflvare libre, y en la rueda de ¡rensa que voy a dar, se
me van a unir ¡ersonas ¡rocedenles de un ¡ar de eslas em¡resas. Ior
su¡ueslo, lambien hay em¡resas que no son negocios de soflvare
libre ¡ero que desarrollan elemenlos uliles de soflvare libre y lo que
¡roducen es considerable.
ßien, ¿cómo funcionan los negocios de soflvare libre` ßueno,
algunos de ellos venden co¡ias. Tu eres libre de co¡iarlo ¡ero aun asi
se ¡ueden vender miles de co¡ias al mes. Olros venden asislencia y
dislinlas clases de servicios. Yo, ¡ersonalmenle, duranle la segunda
milad de los ochenla, vendia servicios de asislencia lecnica de sofl-
vare libre. ßasicamenle, decia, ¡or 200 dólares la hora cambiare lo
que quieras que cambie en el soflvare GNU que he escrilo. Si, era un
¡recio excesivo, ¡ero al ser un ¡rograma del que yo era aulor, la
genle ¡odia su¡oner que lendria lerminado el lraba|o en muchas
menos horas. |Risas del ¡ublicoj. Y me ganaba la vida de esle modo.
In realidad, ganaba mas de lo que nunca habia ganado anles.
Tambien im¡arli clases. Y segui haciendolo hasla 1990, cuando recibi
un gran ¡remio
15
y no luve que hacerlo mas.
Sin embargo, fue en 1990 cuando se formó la ¡rimera em¡resa de
soflvare libre, Cygnus Su¡¡orl. Su negocio consislia en hacer, basica-
menle, las mismas cosas que yo habia eslado haciendo. Cierlamenle
Sottwarc librc para una socicdad librc 258
15
Il «gran ¡remio» al que se refiere es el MacArlhur Iellovshi¡, lambien conocido
¡or algunos como la «beca de los genios». Is una beca de cinco años olorgada a indi-
viduos que mueslran un merilo exce¡cional y ¡romelen un lraba|o crealivo conlinuo
y en ascenso.
259
¡odria haber lraba|ado ¡ara ellos, si lo hubiera necesilado. Como no
lo necesilaba, me ¡areció que era bueno ¡ara el movimienlo que me
manluviera inde¡endienle de cualquier em¡resa. De ese modo,
¡odria decir cosas buenas y malas sobre las diferenles em¡resas de
soflvare libre y soflvare no libre, sin enlrar en un confliclo de inlere-
ses. Me ¡areció que ¡odria servir mas al movimienlo. Iero si lo hubie-
ra necesilado ¡ara ganarme la vida, claro que habria lraba|ado ¡ara
ellos. Is un negocio elico en el que se ¡uede eslar. No habia molivos
de senlirme avergonzado si hubiera lraba|ado ¡ara ellos. Y esa com-
¡añia dio beneficios desde el ¡rimer año. Se formó con muy ¡oco
ca¡ilal, sólo el dinero que lenian sus lres fundadores. Ysiguió crecien-
do cada año y siendo renlable hasla que se volvieron ambiciosos y
buscaron inversores exlernos y enlonces lo desbaralaron lodo. Iero
fueron varios años de exilo, anles de que se volvieran ambiciosos.
Islo iluslra una de las cosas excilanles que liene el soflvare
libre. Il soflvare libre demueslra que no necesilas ca¡lar ca¡ilal
¡ara desarrollar soflvare libre. Quiero decir, es ulil, ¡uede ayudar
lenerlo. Si consigues ca¡ilal, ¡uedes conlralar genle y hacer que
escriban un monlón de soflvare. Iero ¡uedes hacer mucho con una
¡equeña canlidad de genle. In realidad, la lremenda eficacia del
¡roceso de desarrollar soflvare libre es uno de los molivos de que
sea im¡orlanle ¡ara el mundo cambiarse al soflvare libre. Tambien
desmienle lo que dice Microsofl, cuando dicen que la GNU GIL es
mala ¡orque hace que sea mas dificil ¡ara ellos ca¡lar ca¡ilal ¡ara
fabricar soflvare no libre, coger nueslro soflvare libre y ¡oner nues-
lro código en los ¡rogramas que no com¡arliran con nosolros. In
esencia, no necesilamos que ellos consigan el ca¡ilal de ese modo.
Haremos el lraba|o de lodos modos. Ya lo eslamos haciendo.
La genle nos solia decir que nunca ¡odriamos hacer un sislema
o¡eralivo com¡lelo. Iues bien, hemos hecho eso y una canlidad de
cosas lremendamenle mayor. Yo diria que eslamos cerca de desarro-
llar lodo el soflvare ¡ublicado de inleres general necesario en el
mundo. Yeslo en un mundo donde mas del 90 ¡or cienlo de los usua-
rios lodavia no usa soflvare libre, y lambien en un mundo donde
mas de la milad de los servidores veb funcionan con GNU/Linux con
A¡ache como servidor veb.
PREGUNTA. |inaudiblej ¿Que di|isle anles, Linux`
5TALLMAN. Di|e GNU/Linux.
Soltware libre: libertad y cooperacion
PREGUNTA. ¿De verdad`
5TALLMAN. Si, si esloy hablando del kernel lo llamo Linux. Is que es
su nombre. Il kernel fue escrilo ¡or Linus Torvalds, y sólo deberia-
mos llamarlo ¡or el nombre que escogió, ¡or res¡elo al aulor.
De lodas formas, en general, en las em¡resas la mayoria de los
usuarios no usan GNU/Linux. La mayoria de los usuarios domeslicos
no usan nueslro sislema lodavia. Cuando lo hagan, deberiamos aulo-
malicamenle lener 10 veces mas volunlarios y 10 veces mas clienles
¡ara los negocios de soflvare libre de los que hay. Iso nos llevara a
esa magnilud. Asi que en esle ¡unlo, esloy baslanle seguro de que
¡odemos hacer el lraba|o.
Islo es im¡orlanle, ¡orque Microsofl a¡ela a que eslemos deses-
¡erados. Dicen: «La unica manera en que ¡uedes lener soflvare ¡ara
inslalar, la unica manera de que lengas innovación, es si nos das
¡oder. Iermilenos que le dominemos. De|anos conlrolar lo que ¡ue-
des hacer con el soflvare que eslas ulilizando, de modo que ¡oda-
mos ex¡rimirle mucho dinero, usar una ¡arle de el ¡ara desarrollar
soflvare y quedarnos el reslo como beneficios».
ßueno, |amas deberias senlirle lan deses¡erado. }amas deberias
senlirle lan deses¡erado como ¡ara abandonar lu liberlad. Iso es
muy ¡eligroso.
Olra cosa que Microsofl, bueno, no sólo Microsofl... la genle que
no a¡oya el soflvare libre, es que generalmenle ado¡la un sislema de
valores en el que lo unico que im¡orla son los beneficios a corlo
¡lazo: ¿Cuanlo dinero voy a ganar esle año` ¿Cuanlo lraba|o ¡uedo
lerminar hoy` Iensamienlo a corlo ¡lazo y ¡ensamienlo eslrecho.
Asumen que es ridiculo imaginar que cualquiera ¡ueda nunca hacer
un sacrificio en nombre de la liberlad.
Ayer,
16
mucha genle eslaba haciendo discursos sobre esladouni-
denses que hicieron sacrificios ¡or la liberlad de sus com¡alriolas.
Algunos de ellos hicieron grandes sacrificios. Incluso sacrificaron sus
vidas ¡or las liberlades de las que lodo el mundo en nueslro ¡ais ha
oido hablar. (Al menos en algunos casos, su¡ongo que lenemos que
ignorar la guerra en Vielnam).
Sottwarc librc para una socicdad librc 260
16
Il dia anlerior era el Memorial Day, fiesla nacional de IIUU en la que se conmemo-
ra a los heroes de guerra.
261
Iero, aforlunadamenle, manlener nueslra liberlad ¡ara usar soflva-
re no exige grandes sacrificios. Sólo son necesarios diminulos, ¡eque-
ños sacrificios, como a¡render una inlerfaz de linea de comandos si
lodavia no lenemos una inlerfaz grafica de usuario. Como hacer el
lraba|o de esa manera, ¡orque no lenemos un ¡aquele de soflvare
libre ¡ara hacerlo de olra forma lodavia. Como ¡agar algo de dinero
a una com¡añia que va a desarrollar lal ¡aquele de soflvare libre, de
modo que ¡uedas lenerlo en unos ¡ocos años. Iequeños sacrificios
que lodos ¡odemos hacer. A largo ¡lazo, incluso nosolros nos bene-
ficiaremos de ellos. Sabeis, en realidad es mas una inversión que un
sacrificio. Sólo debemos lener suficienle visión a largo ¡lazo ¡ara
darnos cuenla de que es bueno ¡ara nosolros que invirlamos en
me|orar nueslra sociedad, sin conlar cada cenlimo de calderilla de
quien consigue que ¡arle del beneficio en esa inversión.
Asi que, llegados hasla esle ¡unlo, ¡uedo decir que basicamenle
he lerminado.
Me guslaria mencionar que hay un nuevo acercamienlo a los
negocios de soflvare libre ¡ro¡ueslo ¡or Tony Slanco, que el llama
«desarrolladores libres», que im¡lica una eslruclura em¡resarial que
es¡era dislribuir evenlualmenle cierla canlidad de beneficios a lodos
los aulores de soflvare libre que se hayan unido a la organización.
Ahora eslan fi|andose en la ¡ers¡ecliva de conseguir un gran conlra-
lo gubernamenlal de desarrollo informalico en la India, ya que van a
usar soflvare libre como base y de ese modo lener lremendos aho-
rros en los cosles.
ßueno, su¡ongo que ahora lengo que ¡ediros que ¡regunleis.
Turnn dc prcguntas
PREGUNTA. ¿Cómo ¡odria una com¡añia como Microsofl incluir un
conlralo de soflvare libre`
5TALLMAN. ßueno, realmenle, Microsofl esla ¡laneando des¡lazar
muchas de sus aclividades a los servicios |de asislenciaj. Y lo que ¡la-
nean hacer es algo sucio y ¡eligroso, que es alar los servicios a los ¡ro-
gramas, un ¡rograma un servicio, en una suerle de zigzag. De modo
que ¡ara usar un servicio, lienes que eslar usando esle ¡rograma de
Soltware libre: libertad y cooperacion
Microsofl, eslo va a significar que necesilas usar esle servicio y esle
¡rograma de Microsofl. ¡ara que lodo esle alado. Ise es su ¡lan.
Ahora bien, lo inleresanle es que vender esos servicios no im¡lica
ninguna cueslión elica sobre la elección enlre soflvare libre o soflvare
¡ro¡ielario. Ierfeclamenle, ¡odria ser que ellos luvieran ese negocio
¡ara vender esos servicios en la red. De lodos modos, lo que Microsofl
¡lanea es usarlos ¡ara echar un cerro|azo aun mayor, un mono¡olio aun
mas grande sobre el soflvare y los servicios, eslo ha sido descrilo en un
arliculo recienle, creo que a¡areció en el Busincss Wcck. Olros dicen que
esla convirliendo la red en la Ciudad Im¡resarial de Microsofl.
Islo es relevanle ¡orque el lribunal que cursó la demanda anlimo-
no¡olio conlra Microsofl recomendó dividir la com¡añia ÷¡ero de una
forma que no lenia senlido y que no haria ningun bien en absolulo÷
en dos ¡arles: la de sislemas o¡eralivos y la de a¡licaciones.
Sin embargo leyendo ese arliculo, veo ulil y efeclivo dividir
Microsofl en dos ¡arles, la de servicios y la de soflvare, ¡ara obligar-
les a que se lralen sólo a dislancia, de modo que la de servicios deba
¡ublicar sus inlerfaces ¡ara que cualquiera ¡ueda escribir a un lermi-
nal con el fin de conlaclar con ellos, su¡ongo que a cambio de un ¡re-
cio. In cualquier caso, ese es un asunlo com¡lelamenle dislinlo.
Si Microsofl se divide de esla forma. servicios y soflvare, no
seran ca¡aces de usar su soflvare ¡ara machacar a la com¡elencia de
los servicios de Microsofl. Y no seran ca¡aces de usar sus servicios
¡ara machacar a la com¡elencia del soflvare de Microsofl. Nosolros
seremos ca¡aces de ¡roducir soflvare libre y quiza vosolros lo ulili-
ceis ¡ara lralar con Microsofl Servicios, a nosolros no nos im¡orlara.
Iorque, des¡ues de lodo, aunque Microsofl es la em¡resa de sofl-
vare ¡ro¡ielario que ha so|uzgado a un mayor numero de genle, las
olras lambien han so|uzgado, aunque menos, ¡ero no ¡orque no lo
hayan inlenlado |risas del ¡ublicoj, sim¡lemenle no han lenido exilo
en so|uzgar a lanla genle. Asi, el ¡roblema no es Microsofl y sólo
Microsofl. Microsofl sólo es el mayor e|em¡lo del ¡roblema que inlen-
lamos resolver, que es la usur¡ación de la liberlad de los usuarios ¡ara
coo¡erar ¡or ¡arle del soflvare ¡ro¡ielario y dar forma a una sociedad
elica. De esla forma, no debemos cenlrarnos demasiado en Microsofl,
aunque me hayan dado la o¡orlunidad de eslar en esle eslrado. Iso no
les hace lan im¡orlanles. No son el ¡rinci¡io y el final de lodo.
Sottwarc librc para una socicdad librc 262
263
PREGUNTA. Anles, eslabas lralando las diferencias filosóficas enlre el
soflvare cpcn scurcc y el soflvare libre. ¿Que le ¡arece la aclual len-
dencia de las dislribuciones de GNU/Linux que se dirige a so¡orlar
sólo ¡lalaformas de Inlel`
5TALLMAN. No veo que aqui haya ninguna cueslión elica. Aunque, de
hecho, las em¡resas fabricanles de ordenadores a veces llevan insla-
lado el sislema GNU/Linux. A¡arenlemenle HI lo ha hecho recienle-
menle. Y no se moleslaron en ¡agar una migración a Windovs, ¡or-
que les habria coslado demasiado. Iero conseguir que GNU/ Linux
fuera inslalable su¡uso, creo, el lraba|o de cinco ingenieros duranle
unos cuanlos meses. Ira facil de hacer.
Ahora bien, ¡or su¡ueslo, yo animo a la genle a usar auicccnj, que
es un ¡aquele de GNU que hace mas facil migrar lus ¡rogramas. Les
animo a hacerlo. Cuando una arregla un fallo que no se com¡ilaba en
una versión del sislema y le lo manda, deberias incluirlo. Iero no veo
que eslo sea una cueslión elica.
PREGUNTA. Dos comenlarios. Uno es: recienlemenle, disle una charla
en el MIT. Lei la lrascri¡ción. Alguien le ¡regunló sobre las ¡alenles,
y lu di|isle que «las ¡alenles son un asunlo com¡lelamenle dislinlo.
No lengo nada que decir sobre eso».
5TALLMAN.. Cierlo. In realidad lengo mucho que decir sobre las
¡alenles, ¡ero nos llevaria una hora. |Risas del ¡ublicoj.
PREGUNTA. Me referia a que me ¡arece que hay lodo un ¡roblema
delras. Quiero decir, un molivo ¡or el que las em¡resas llaman a las
¡alenles y al co¡yrighl con ¡alabras como ¡ro¡iedad, ¡ura y dura, es
¡orque inlenlan conslruir esle conce¡lo ¡ara usar el ¡oder del Islado
y crear una corrienle de mono¡olio que les sea favorable. Yasi, lo que
eslas cosas lienen en comun no es que giren en lorno a la misma cues-
lión, sino que su molivación no es realmenle la de servicio ¡ublico,
sino la delerminación de las em¡resas de conseguir un mono¡olio
favorable a sus inlereses ¡rivados.
5TALLMAN. Tienes razón, eso es lo que quieren. Iero hay olro molivo
¡or el que quieren usar el conce¡lo de ¡ro¡iedad inleleclual. Y es que
no quieren animar a la genle a ¡ensar con cuidado sobre la cueslión
de las ¡alenles y del co¡yrighl, ¡orque la legislación de co¡yrighl y la
de ¡alenles son lolalmenle dislinlas y los efeclos del co¡yrighl sobre
el soflvare y las ¡alenles de soflvare son lolalmenle diferenles.
Soltware libre: libertad y cooperacion
Las ¡alenles de soflvare su¡onen una reslricción ¡ara los ¡rograma-
dores, ya que les ¡rohibe escribir cierlo li¡o de ¡rogramas, mienlras
que el co¡yrighl no hace eso. Con el co¡yrighl, lienes ¡ermiso de dis-
lribución, al menos si los has escrilo lu. Asi que es lremendamenle
im¡orlanle se¡arar los dos ¡roblemas.
Sólo lienen un ¡oco en comun en un nivel muy basico, lodo lo
demas es diferenle. Asi que, ¡or favor, ¡ara fomenlar la claridad de
las ideas, debalid sobre el co¡yrighl o debalid sobre las ¡alenles.
Iero no debalais sobre la ¡ro¡iedad inleleclual. Yo lengo o¡iniones
diferenles sobre el co¡yrighl, sobre las ¡alenles y sobre el soflvare.
PREGUNTA. Has mencionado al ¡rinci¡io que un lengua|e funcional,
como las recelas, es como un ¡rograma informalico. Iero hay
mucha diferencia enlre las recelas de cocina y los ¡rogramas infor-
malicos, enlre la lengua inglesa y los ¡rogramas informalicos ÷la
definición de lengua|e funcional es muy am¡lia. Islo esla causando
¡roblemas en el caso de los DeCSS y el DVD.
5TALLMAN. Iara las cosas que no son funcionales ¡or naluraleza, los
¡roblemas son ¡arcialmenle similares ¡ero lambien ¡arcialmenle
dislinlos. Iarle del ¡roblema se ¡uede lrasladar, ¡ero no lodo. Ior
desgracia, eslo im¡licaria olra hora de charla. No lengo liem¡o ¡ara
enlrar en esle lema. Iero yo diria que lodas las obras funcionales
deberian ser libres en el mismo senlido que el soflvare. Ya sabeis,
libros de lexlo, manuales, diccionarios, recelas, y asi.
PREGUNTA. Me eslaba ¡regunlando sobre la musica en Inlernel. Hay
simililudes y diferencias.
5TALLMAN. Cierlo. Yo diria que la liberlad minima que deberiamos
lener ¡ara cualquier li¡o de información ¡ublicada es la liberlad de
redislribuirla no comercialmenle, en loda su exlensión. Iara obras fun-
cionales, necesilamos la liberlad de ¡ublicar comercialmenle versiones
modificadas, ¡orque eso es lremendamenle ulil ¡ara la sociedad. Iara
las obras no funcionales ÷ya sabeis, el enlrelenimienlo, o las obras esle-
licas, o aquellas que manifieslan el ¡unlo de visla de una delerminada
¡ersona÷ quiza no deberian ser modificadas. Y quiza eso signifique
que esla bien que el co¡yrighl cubra loda su dislribución comercial.
Ior favor recordad que segun la Conslilución de IIUU, el ¡ro¡ó-
silo de cualquier co¡yrighl es beneficiar al ¡ublico. Se lrala de modi-
ficar el com¡orlamienlo de cierlos su|elos ¡rivados, de lal forma que
Sottwarc librc para una socicdad librc 264
265
¡ubliquen mas libros. Y el beneficio que se deriva es que la sociedad
¡uede disculir diversas cuesliones y a¡render. Ya sabeis, lenemos
lileralura. Tenemos obras cienlificas. Il ¡ro¡ósilo es fomenlarlas. Il
co¡yrighl no exisle ¡ara el beneficio de los aulores, ni mucho menos
¡ara beneficio de los edilores. Ixisle ¡ara el beneficio de los leclores
y de lodos aquellos que se benefician de la lransmisión de informa-
ción que se ¡roduce cuando la genle escribe y los demas leen. Yo
esloy de acuerdo con esa mela.
Sin embargo, en la e¡oca de las redes informalicas, el melodo ya
no se sosliene en la medida en que requiere leyes draconianas que
invaden la inlimidad y alerrorizan a lodo el mundo. Ya sabeis, ¡odeis
¡asar años de ¡risión ¡or com¡arlir con el vecino. Islo no ¡asaba en
la e¡oca de la im¡renla. Inlonces el co¡yrighl era una regulación
induslrial. Reslringia a los edilores. Ahora es una reslricción im¡ues-
la ¡or los edilores al ¡ublico. Asi que las relaciones de fuerza han
virado 180 grados, aunque se lrale de la misma ley.
PREGUNTA. ¿De esle modo, ¡uede ser como cuando se saca musica a
¡arlir de olra musica`
5TALLMAN. Cierlo. Isa es una inleresanle.
PREGUNTA. Y las obras nuevas, originales, lambien su¡onen mucha
coo¡eración.
5TALLMAN. Si. Y ¡ienso que ¡robablemenle requiera algun li¡o de
conce¡lo de uso razonable. Cierlamenle coger unos ¡ocos segundos
de sanp|c y usarlo ¡ara ¡roducir una ¡ieza musical, obviamenle
deberia enlenderse como uso razonable. Incluso la idea eslandar de
uso razonable incluye eso, si lo ¡iensas. No esloy seguro de que los
lribunales esluviesen de acuerdo, ¡ero deberian. No su¡ondria un
aulenlico cambio en el sislema lal y como ha exislido.
PREGUNTA. ¿Que ¡iensas sobre la ¡ublicación de información ¡ublica
en formalos ¡ro¡ielarios`
5TALLMAN. Ah, no se deberia hacer. Is decir, el gobierno nunca debe-
ria obligar a los ciudadanos a usar un ¡rograma no libre ¡ara acceder
a el, ¡ara comunicarse con el gobierno de cualquier manera, en cual-
quier dirección.
PREGUNTA. Yo he sido lo que ahora llamare un usuario de GNU/
Linux.
Soltware libre: libertad y cooperacion
5TALLMAN. Gracias. |Risas del ¡ublicoj.
PREGUNTA. .desde los ullimos cualro años, lo unico que ha sido ¡ro-
blemalico ¡ara mi, y es algo que es esencial, ¡ienso, ¡ara lodos nos-
olros, es navegar ¡or Inlernel.
5TALLMAN. Si.
PREGUNTA. Algo que decididamenle ha sido el ¡unlo debil de usar el
sislema GNU/Linux ha sido navegar ¡or Inlernel, ¡orque la herra-
mienla mas usada ¡ara eslo es Nelsca¡e.
5TALLMAN. No es soflvare libre. Iermileme que le res¡onda a eslo.
Quiero lralar esle ¡unlo en aras de com¡render me|or. Ha exislido una
lendencia lerrible a que la genle use el navegador Nelsca¡e en sus
sislemas GNU/Linux. De hecho, lodos los sislemas em¡aquelados
comercialmenle vienen con el. Se lrala de una siluación irónica: lra-
ba|amos muy duro ¡ara hacer un sislema o¡eralivo libre, y ahora, si
vas a la lienda, ¡uedes enconlrar versiones de GNU/Linux, la mayo-
ria se llaman Linux, y no son libres. ßueno, una ¡arle si lo es. Iero
luego esla el navegador Nelsca¡e y quizas lambien olros ¡rogramas
no libres. Asi que aclualmenle es muy dificil enconlrar un sislema
libre, a no ser que se¡as muy bien lo que haces. O, ¡or su¡ueslo, que
no le ¡uedas inslalar el navegador Nelsca¡e.
Ahora bien, en realidad, exislen navegadores veb libres desde
hace muchos años. Ixisle un navegador veb libre que yo solia usar
llamado Lynx. Is un navegador veb libre que no es grafico, sólo
lexlo. Islo liene una lremenda venla|a, y es que no ves los anuncios.
|Risas del ¡ublicoj. |A¡lausosj.
Iero de lodos modos, hay un ¡royeclo grafico libre llamado
Mozilla, que ahora esla llegando al ¡unlo de que ¡ueda ser usado. Yo
lo uso ocasionalmenle.
PREGUNTA. Konqueror 2.01 es muy bueno.
5TALLMAN. Ah, vale. Iues ese es olro navegador grafico libre. Asi,
finalmenle eslamos resolviendo el ¡roblema, su¡ongo.
PREGUNTA. ¿Me ¡uedes decir algo sobre esa división filosófico/ elica
enlre el soflvare libre y cpcn scurcc` ¿Crees que son irreconcilia-
bles`... |Se cambia la cinla de grabación y se ¡ierde el final de la ¡re-
gunla y el comienzo de la res¡ueslaj.
Sottwarc librc para una socicdad librc 266
267
5TALLMAN. . liberlad y elica. O si dices, bueno, es¡ero que las em¡re-
sas decidais que es mas renlable que nos ¡ermilais hacer eslas cosas.
Iero, como he dicho, en buena ¡arle del lraba|o ¡raclico no
im¡orla verdaderamenle cuales sean las molivaciones ¡olilicas de
una ¡ersona. Cuando una ¡ersona se ofrece a ayudar al ¡royeclo
GNU, no le decimos: «Tienes que eslar de acuerdo con nueslra ¡oli-
lica». Decimos que, en un ¡aquele GNU, liene que llamar al sislema
GNU/Linux y que liene que llamarlo soflvare libre. Lo que digas
cuando no esles hablando del ¡royeclo GNU, es cosa luya.
PREGUNTA. La em¡resa IßM inició una cam¡aña dirigida a las agen-
cias gubernamenlales ¡ara vender sus nuevas grandes maquinas, en
las que usaban Linux como reclamo, y lo llamaban Linux.
5TALLMAN. Si. Ior su¡ueslo, realmenle es el sislema GNU/Linux.
|Risas del ¡ublicoj.
PREGUNTA. ¡Iso es! ßueno, ¡ues el direclor de venlas no sabia nada de
GNU.
5TALLMAN. Si. Il ¡roblema es que ya han decidido con mucho cuida-
do que es lo que quieren decir en razón de su ¡rovecho. Y la cueslión
sobre que forma de describirlo es mas ¡recisa, o |usla, o correcla no
es la cueslión fundamenlal que ¡reocu¡a a una em¡resa como esa.
ßien, en algunas ¡equeñas em¡resas, si, habra un |efe. Y si el |efe esla
inclinado a ¡ensar sobre ese li¡o de cosas, ¡odria lomar una decisión
en ese senlido. Iero no una cor¡oración giganlesca. Is una ¡ena.
Hay olro asunlo mas im¡orlanle y mas suslancial acerca de lo que
esla haciendo IßM. Islan diciendo que eslan invirliendo un billón de
dólares en «Linux». Iero quizas lambien deberia ¡onerle comillas a
«invirlendo en», ¡orque ¡arle de ese dinero esla ¡agando a genle ¡ara
que desarrolle soflvare libre. Se lrala verdaderamenle de una conlri-
bución a nueslra comunidad. Sin embargo, olras divisiones eslan
¡agando a la genle ¡ara que escriba soflvare ¡ro¡ielario, o ¡ara ins-
lalar soflvare ¡ro¡ielario sobre GNU/Linux y esa no es una conlribu-
ción a nueslra comunidad. IßM lo esla mezclando lodo. Algo de eslo
¡ueda ser quizas ¡ro¡aganda, y es ¡arcialmenle una conlribución,
aunque en ¡arle sea incorrecla. Is un lema dificil. Iarle de lo que
hacen es una conlribución y ¡arle no, y ¡arle es algo asi... ¡ero no
exaclamenle. Y no ¡uedes mezclarlo lodo y ¡ensar «¡Guau! Un billón
de dólares de IßM». |Risas del ¡ublicoj. Is sim¡lificarlo demasiado.
Soltware libre: libertad y cooperacion
PREGUNTA. ¿Iuedes hablar un ¡oco mas sobre las ideas que suslenla-
ron la GIL`
5TALLMAN. ¿Il ¡ensamienlo que suslenló la GIL` In ¡arle queria
¡roleger la liberlad de la comunidad conlra el fenómeno que ya he
descrilo con X Windovs, que lambien ha sucedido con olros ¡rogra-
mas de soflvare libre. In realidad, cuando yo em¡ece a ¡ensar sobre
esle asunlo, el caso de X Windovs lodavia no se habia ¡resenlado.
Iero ya habia vislo como ¡asaba lo mismo con olros ¡rogramas
libres. Ior e|em¡lo, T
I
X. Queria asegurarme de que lodos los usua-
rios luvieran liberlad. De olro modo, me di cuenla de que ¡odria
escribir un ¡rograma y quiza mucha genle usaria el ¡rograma, ¡ero
no lendria liberlad. ¿Y que senlido lendria eso`
Iero la olra cueslión sobre la que eslaba ¡ensando era que queria
dar a la comunidad la sensación de que no era un fel¡udo, la sensa-
ción de que no lenia que ser ¡resa de cualquier ¡arasilo que ¡asara
¡or ahi. Si no usas co¡ylefl, esencialmenle eslas diciendo: |hablando
dócilmenlej «Coge mi código. Haz lo que quieras. No digo que no».
Asi que cualquiera ¡uede a¡arecer y decir: |hablando con mucha fir-
mezaj «Ah, quiero hacer una versión no libre de eslo. Me lo llevo». Y
enlonces, ¡or su¡ueslo, ¡osiblemenle hagan algunas me|oras, esas
versiones no libres ¡odrian alraer a los usuarios y susliluir las versio-
nes libres. Y enlonces, ¿que has conseguido` Sim¡lemenle habras
hecho una donación a algun ¡royeclo de soflvare ¡ro¡ielario.
Cuando la genle ve que esla sucediendo eso, cuando la genle ve
que olra genle se lleva lo que hago y |amas dan nada a cambio, ¡uede
llegar a ser desmoralizanle. Y eslo no es sólo una es¡eculación. He
vislo como ¡asaba. Islo era en ¡arle lo que sucedió cuando se exlin-
guió la vie|a comunidad a la que yo habia ¡erlenecido en la decada
de 1970. Algunos em¡ezaron a de|ar de ser coo¡eralivos. Nosolros
asumimos que se eslaban lucrando. Cierlamenle acluaban como si
¡ensaran que se eslaban lucrando. Y nosolros nos dimos cuenla de
que ellos ¡odian a¡rovechar nueslra coo¡eración y no dar nada a
cambio. No habia nada que ¡udieramos hacer al res¡eclo. Ira desco-
razonador. Nosolros, aquellos de nosolros a los que no nos guslaba
esa lendencia, llegamos a disculir sobre el asunlo ¡ero no ¡udimos
sacar ninguna idea de cómo delenerlo.
La GIL esla diseñada ¡ara im¡edir eso. Dice: «Si, sois bienveni-
dos de uniros a la comunidad y usar esle código». Iodeis usarlo ¡ara
Sottwarc librc para una socicdad librc 268
269
hacer lodo li¡o de lraba|os. Iero, si ¡ublicais una versión modificada,
leneis que ¡ublicarla en nueslra comunidad, como ¡arle de nueslra
comunidad, como ¡arle del mundo libre.
Asi que, de hecho, hay muchos modos de que la genle se benefi-
cie de nueslro lraba|o sin conlribuir, como el hecho de que no lenga
que escribir ningun soflvare. Mucha genle usa GNU/Linux y no
escribe nada de soflvare. No hay obligación de que lengas que hacer
algo ¡or nosolros. Iero si haces cierlo li¡o de cosas, lienes que con-
lribuir. Islo significa que nueslra comunidad no es un fel¡udo. Y
creo que eslo dio a la genle la fuerza ¡ara senlir que no seriamos
¡isoleados ¡or lodo el mundo. Nos alzaremos ¡or esla causa.
PREGUNTA. Teniendo en cuenla el soflvare libre sin co¡ylefl, dado que
cualquiera ¡uede ¡illarlo y hacerlo ¡ro¡ielario, ¿no es ¡osible que
alguien lo ¡ille, haga algunos cambios y lo lance lodo ba|o la GIL`
5TALLMAN. Si, es ¡osible.
PREGUNTA. Inlonces eso converliria lodas las co¡ias fuluras en GIL.
5TALLMAN. A¡arlir de esa rama. Islo es una de las razones ¡or lo que no
lo hacemos. Me voy a ex¡licar. Iodriamos, si quisieramos, coger el X
Windovs, hacer una co¡ia ¡rolegida ¡or la GILy hacer cambios en ella.
Iero hay lodavia un gru¡o mas grande de genle lraba|ando en me|orar
X Windov sin la GIL. Asi que, si hicieramos eso, nos eslariamos a¡ro-
vechando de ellos. Yeso no es una forma muy amable de lralarlos. Illos
son ¡arle de nueslra comunidad, conlribuyen a nueslra comunidad.
In segundo lugar, seria lirar ¡iedras conlra nueslro ¡ro¡io le|ado,
¡orque ellos eslan lraba|ando mucho mas en X de lo que nosolros lo
hariamos. Asi que nueslra versión seria inferior a la suya y la genle
no la usaria, lo cual significa, ¿¡ara que lomarse lanlo lraba|o`
Asi que cuando alguien escribe una me|ora de X Windovs, lo que
digo es que esa ¡ersona deberia coo¡erar con el equi¡o de desarrollo
de X. Inviarsela y de|ar que la usen a su manera, ¡orque eslan desarro-
llando un elemenlo muy im¡orlanle de soflvare libre. Is beneficioso
¡ara nosolros que coo¡eremos con ellos.
PREGUNTA. Teniendo en cuenla X, en concrelo... hace unos dos años el
Consorcio X eslaba muy melido en el movimienlo cpcn scurcc.
5TALLMAN. ßueno, en realidad no era cpcn scurcc. Quizas di|eron
que lo era. No recuerdo si lo di|eron o no. Iero no era cpcn scurcc.
Soltware libre: libertad y cooperacion
Ira reslringido. No ¡odias dislribuirlo comercialmenle, creo. O no
¡odias dislribuir comercialmenle una versión modificada, o algo asi.
Ixislia una reslricción considerada inace¡lable lanlo ¡or el movi-
mienlo del soflvare libre como ¡or el movimienlo del cpcn scurcc.
Y si, a eso es a lo que le ex¡ones cuando usas una licencia que no
es co¡ylefl. In realidad, el Consorcio X lenia una ¡olilica muy rigida.
Dicen: «Si lu ¡rograma liene co¡ylefl, aunque sea una ¡arle muy
¡equeña, no lo dislribuiremos en absolulo». No lo ¡ondremos en
nueslra dislribución. Asi que mucha genle recibió ¡resiones en esle
senlido ¡ara que no ulilizara co¡ylefl. Y el resullado fue que mas
larde lodo su soflvare fue abierlo, com¡lelamenle. La misma genle
que habia ¡resionado a los desarrolladores ¡ara que fueran muy ¡er-
misivos, mas larde decian: «Vale, ahora ¡odemos ¡oner reslriccio-
nes», lo cual no era muy elico ¡or su ¡arle.
Iero, dada la siluación, ¿de verdad queremos reunir a duras ¡enas
los recursos necesarios ¡ara manlener una versión de X allernaliva y
¡rolegida ¡or la GIL` No lendria ningun senlido. Hay olras muchas
cosas que necesilamos hacer. Hagamoslas en su lugar. Iodemos coo-
¡erar con los desarrolladores de X.
PREGUNTA. ¿Iodrias decirnos si GNU es una marca regislrada` ¿Is
¡raclico incluir como ¡arle de la GNU GIL la aulorización de marcas`
5TALLMAN. In realidad, eslamos solicilando un regislro de marca
¡ara GNU. Iero realmenle no liene nada que ver con eso. Is una his-
loria muy larga de ex¡licar.
PREGUNTA. Iodriais obligar a que la marca a¡areciera en los ¡rogra-
mas ¡rolegidos ¡or la GIL.
5TALLMAN. No, no lo creo. Las licencias ¡rolegen ¡rogramas indivi-
duales. Y cuando un ¡rograma dado es ¡arle del ¡royeclo GNU,
nadie mienle al res¡eclo. Il nombre del sislema como un lodo es un
asunlo diferenle. Y eslo es un lema a¡arle. No merece la ¡ena discu-
lir mas sobre ello.
PREGUNTA. Si ¡udieras a¡relar un bolón ¡ara obligar a lodas las
em¡resas a hacer libre su soflvare, ¿lo harias`
5TALLMAN. ßueno, sólo lo usaria con el soflvare ¡ublicado. Creo que
la genle liene derecho a escribir un ¡rograma ¡rivado y usarlo. Y eso
incluye a las em¡resas. Islo es un asunlo de ¡rivacidad. Y es cierlo,
Sottwarc librc para una socicdad librc 270
271
¡uede haber ocasiones en que eslo ¡uede ser incorreclo, como en el
caso de que sea lremendamenle ulil ¡ara la humanidad y se lo esles
ocullando. Isla mal ¡ero es un li¡o de mal diferenle. Is un asunlo
diferenle, aunque se encuenlre en el mismo ambilo.
Iero si, ¡ienso que lodo el soflvare ¡ublicado deberia ser soflvare
libre. Yrecordad, cuando no es soflvare libre, se debe a la inlervención
gubernamenlal. Il gobierno esla inlerviniendo ¡ara hacerlo no libre.
Il gobierno esla creando ¡oderes legales es¡eciales ¡ara hacer conce-
siones a los ¡ro¡ielarios de ¡rogramas, de modo que ¡uedan lener a
la ¡olicia im¡idiendo que usemos los ¡rogramas de cierla forma. Asi
que cierlamenle me guslaria acabar con eso.
ED 5CHONBERG. La ex¡osición de Richard ha generado una canlidad
enorme de energia inleleclual. Me guslaria recomendar que ¡arle de
ella se ulilizara ¡ara usar y ¡osiblemenle escribir, soflvare libre.
Deberiamos corlar ¡ronlo el debale. Quiero decir que Richard ha
inyeclado en una ¡rofesión, que es conocida enlre el ¡ublico general
¡or su lerminal ine¡lilud ¡olilica, un nivel de debale ¡olilico y moral
que, creo, no liene ¡recedenles en nueslra ¡rofesión. Le debemos
mucho ¡or ello. |A¡lausos del ¡ublicoj
Soltware libre: libertad y cooperacion
|xisicn cicrias pa|a|ras q jrascs ¡uc rcccncn!ancs ctiiar, a| ncncs cn
cicrics ccnicxics c ccn cicrics uscs, |icn pcr¡uc scn an|iguas c |icn
pcr¡uc cxprcsan in!ircciancnic una cpinicn ccn |a ¡uc cspcrancs ¡uc
nc csics icia|ncnic !c acucr!c.
ª
Iscrilo originalmenle en 1996, esla versión forma ¡arle de Scjiuarc |i|rc para una
sccic!a! |i|rc, edilorial Traficanles de sueños, 2004 (hll¡://vvv.lraficanles.nel, ISßN
84-933555-1-8.
5c pcrmitc !a cnpia dc! artícu!n cnmp!ctn cn cua!quicr Inrmatn, ya sca sin ánimn
dc !ucrn n cnn Iincs cnmcrcia!cs, sicmprc y cuandn nn sc mndiIiquc su cnntcnidn,
sc rcspctc su autnría y csta nnta sc mantcnga.
21. AIgunus puIubrus que se deben etltur
273
Cnmcrcia!
IOR IAVOR NO USIS «COMIRCIAL» COMO SINÓNIMO de «no libre». Se esla-
rian confundiendo dos asunlos com¡lelamenle dislinlos.
Un ¡rograma es comercial si se desarrolla como ¡arle de una acli-
vidad em¡resarial. Un ¡rograma comercial ¡uede ser libre o no libre,
segun su licencia. De la misma forma, un ¡rograma desarrollado ¡or
una escuela o un ¡arlicular ¡uede ser libre o no libre, segun su licen-
cia. Ambas cuesliones, que clase de enlidad desarrolló el ¡rograma y
que liberlad lienen sus usuarios, son inde¡endienles.
In la ¡rimera decada del movimienlo del soflvare libre, los
¡aqueles de soflvare eran casi siem¡re no comerciales, los com¡o-
nenles del sislema o¡eralivo GNU/Linux fueron desarrollados ¡or
individuos u organizaciones sin animo de lucro como la ISI y algu-
nas universidades. Iero en la decada de 1990 comenzó a a¡arecer
soflvare libre comercial.
Il soflvare libre comercial es una conlribución a nueslra comuni-
dad, ¡or lo que debemos ¡romoverlo. Iero quienes ¡iensen que
«comercial» significa «no libre» lenderan a ¡ensar que la combinación
de «libre» y «comercial» es conlradicloria y rechazaran esa ¡osibilidad.
Tengamos cuidado de no ulilizar la ¡alabra «comercial» de esa manera.
Cnntcnidn
Iara describir un eslado de comodidad y salisfacción, sin ninguna
duda diras que eslas «conlenlo», ¡ero es me|or no usar esla ¡alabra
¡ara describir obras escrilas y olras obras de auloria, ya que encierra
una aclilud es¡ecifica hacia esas mismas obras:
1
que son un ¡roduc-
lo inlercambiable cuyo fin es el de llenar un reci¡ienle y ganar dine-
ro. In realidad, es una falla de res¡elo hacia las ¡ro¡ias obras.
Los que usan esle lermino suelen ser a menudo los mismos edilo-
res que ¡resionan ¡ara que aumenle el ¡oder del co¡yrighl en nom-
bre de los aulores ÷«creadores», como ellos dicen÷ de las obras. Il
lermino «conlenlo» revela cómo se sienlen realmenle.
Ya que hay quien uliliza la ex¡resión «¡roveedor de conlenidos»,
los disidenles ¡olilicos bien ¡ueden aulodenominarse «¡roveedores
de desconlenlos».
Crcadnr
Il lermino «creador» a¡licado a los aulores, los equi¡ara im¡licila-
menle a una deidad («el creador»). Isle lermino es ulilizado ¡or los
edilores ¡ara elevar la eslalura moral de los aulores ¡or encima de la
del ciudadano medio, |uslificando un mayor ¡oder del co¡yrighl que
los edilores ¡ueden e|ercer en nombre de los aulores.
Frccwarc
Ior favor no uses el lermino «freevare» como sinónimo de «soflva-
re libre». Il lermino «freevare» fue ulilizado con frecuencia duranle
Sottwarc librc para una socicdad librc 274
1
In ingles la ¡alabra «conlenl» significa lanlo «conlenido» como «conlenlo» o «salis-
fecho», circunslancia que Slallman em¡lea ¡ara hacer un |uego de ¡alabras en esla
enlrada. |N. !c| |.j
275
la decada de 1980 ¡ara hacer referencia a ¡rogramas ¡ublicados sólo
como e|eculables, con el código fuenle no dis¡onible. Hoy en dia no
esla ace¡lada ninguna definición es¡ecifica.
De la misma manera, si ulilizas olro idioma diferenle al ingles,
¡or favor inlenla evilar ¡alabras lomadas del ingles como «free sofl-
vare» o «freevare». Inlenla ulilizar ¡alabras menos ambiguas que le
ofrezca lu ¡ro¡io idioma, ¡or e|em¡lo:
Aleman: freie soflvare
Arabe: barame| horrah
Chino: ziyou ruan |ian
Isloveno: ¡roslo ¡rogram|e
Is¡añol: soflvare libre
Is¡eranlo: libera soflvaro
Irances: logiciel libre
Holandes: vri|e soflvare
Hungaro: szabad szoflver
Ilaliano: soflvare libero
}a¡ones: |iyuu-na soflvare
Iorlugues: soflvare livre
Sueco: fri ¡rogramvara
Tamil: Vidulhalai
Turco: ozgur yazilim
Gcstiðn dc dcrcchns digita!cs
Il soflvare ¡ara la geslión de derechos digilales esla diseñado en rea-
lidad ¡ara im¡oner reslricciones a los usuarios de ordenadores. Il
uso de la ¡alabra «derechos», en esla ex¡resión, res¡onde a una ¡ro-
¡aganda ¡ensada ¡ara que, sin darle cuenla, consideres la cueslión
desde el ¡unlo de visla de los ¡ocos que im¡onen las reslricciones,
mienlras ignoras los derechos de los muchos a quienes las reslriccio-
nes son im¡ueslas.
Son buenas allernalivas: «Geslión de reslricciones digilales» o
«soflvare con grilleles».
Algunas palabras que se deben evitar
Liccncia dc tipn B5D
La ex¡resión «licencia de li¡o ßSD» lleva a confusión ya que se lrala de
licencias que lienen im¡orlanles diferencias. Ior e|em¡lo, la licencia
ßSD original con la clausula sobre ¡ublicidad es incom¡alible con la
GNU GIL, ¡ero la licencia ßSD revisada si es com¡alible con la GIL.
Iara evilar confusiones es me|or evilar la vaga ex¡resión «de li¡o ßSD».
Piratcría
Los edilores frecuenlemenle se refieren a la co¡ia ¡rohibida como
«¡iraleria». De esla forma, ex¡resan indireclamenle que hacer co¡ias
ilegales es elicamenle equivalenle a alacar barcos en alla mar, y
secueslrar y asesinar a la genle que via|a en ellos.
Si no crees que la co¡ia ilegal sea como secueslrar y asesinar, ¡odrias
no usar la ¡alabra «¡iraleria» ¡ara describirla. Ix¡resiones neulrales
como «co¡ia ¡rohibida» o «co¡ia no aulorizada» ¡ueden ulilizarse en
su lugar. Incluso algunos de nosolros ¡odriamos ¡referir ulilizar una
ex¡resión ¡osiliva lal como «com¡arlir información con lu vecino».
Prnpicdad intc!cctua!
A los edilores y a los abogados les gusla describir el «co¡yrighl»
como «¡ro¡iedad inleleclual». La ex¡resión «¡ro¡iedad inleleclual»
conlleva una ¡resunción oculla: que la forma mas normal de ¡ensar
res¡eclo a la cueslión de la co¡ia se basa en una analogia con los ob|e-
los fisicos y en la idea que nos hacemos de ellos como ¡ro¡iedad.
Iero esla analogia ¡asa ¡or allo la diferencia crucial enlre ob|elos
maleriales e información: la información ¡uede ser co¡iada y com-
¡arlida casi sin esfuerzo, mienlras que los ob|elos maleriales no.
Iundar lu ¡ensamienlo en esla analogia es ignorar esla diferencia.
Incluso el sislema legal de IIUU no ace¡la ¡or com¡lelo esla ana-
logia, debido a que no lrala al co¡yrighl como un derecho de ¡ro¡iedad
sobre ob|elos fisicos.
Sottwarc librc para una socicdad librc 276
277
Si no quieres limilarle esla forma de ¡ensar, es me|or evilar la ex¡resión
«¡ro¡iedad inleleclual» en lus ¡alabras y en lus ¡ensamienlos.
Hay olro ¡roblema con el lermino «¡ro¡iedad inleleclual»: es un
lermino generico en el que se mezclan varios sislemas legales diferen-
les, incluyendo co¡yrighl, ¡alenles, marcas regislradas y olros, que lie-
nen muy ¡oco en comun. Islos sislemas legales, que se originaron ¡or
se¡arado, regulan aclividades dislinlas, o¡eran de dislinla manera y
¡lanlean dislinlas cuesliones sobre las normalivas ¡ublicas. Ior e|em-
¡lo, si a¡rendes algo sobre las leyes de co¡yrighl, haras bien en asu-
mir que no es una ley de ¡alenles, ya que casi siem¡re es asi. Iueslo
que eslas leyes son lan dislinlas, la ex¡resión «¡ro¡iedad inleleclual»
es una invilación a una generalización sim¡lisla. Asi, cualquier o¡i-
nión sobre «¡ro¡iedad inleleclual» sera, casi con seguridad, una eslu-
¡idez. In un conlexlo lan im¡reciso, ni siquiera se ¡ueden a¡reciar
los ¡roblemas es¡ecificos sobre ¡olilica ¡ublica que ¡lanlean las
leyes de co¡yrighl o los diferenles ¡roblemas suscilados ¡or las leyes
de ¡alenles, o ¡or cualquiera de las olras.
Il lermino «¡ro¡iedad inleleclual» lleva a la genle a cenlrarse en el
minimo comun denominador de eslas leyes dislinlas, que es el hecho de
que eslablecen algunas abslracciones que ¡ueden com¡rarse y vender-
se, e ignorar el as¡eclo im¡orlanle, que son las reslricciones que im¡o-
nen al ¡ublico y que bien o mal ¡rovocan eslas mismas reslricciones.
Si quieres ¡ensar con claridad en las cuesliones que ¡lanlean las
¡alenles, el co¡yrighl y las marcas regislradas, o incluso a¡render
que diclan eslas leyes, el ¡rimer ¡aso consisle en olvidarle de que
alguna vez oisle la ex¡resión «¡ro¡iedad inleleclual» y lralar cada
una de las cuesliones de forma inde¡endienle. Iara ofrecer una infor-
mación clara y fomenlar un ¡ensamienlo lucido, nunca hables o
escribas sobre «¡ro¡iedad inleleclual», en lugar de eso, ex¡ón el lema
de manera concrela sobre el co¡yrighl, las ¡alenles o cualquier olra
ley es¡ecifica a la que le esles refiriendo.
De acuerdo con el ¡rofesor Mark Lemley de la Iacullad de Derecho
de la Universidad de Te|as, el exlendido uso de la ex¡resión «¡ro¡iedad
inleleclual» es una mania recienle, surgida en 1967 en la fundación de
la Organización Mundial de la Iro¡iedad Inleleclual, OMII.
2
La OMII
Algunas palabras que se deben evitar
2
Vease la nola 123 de su reseña de marzo de 1997, en la revisla de derecho de Te|as,
de Rcnaniic Auicrsnip an! inc Rncicric cj Prcpcriq de }ames ßoyle.
defiende los inlereses de los lilulares del co¡yrighl, ¡alenles y marcas
regislradas, ¡resionando a los gobiernos ¡ara aumenlar su ¡oder. Uno
de los lralados de la OMII sigue la linea de la Digiia| Mi||cniun
Ccpqrigni Aci que se ha ulilizado en los Islados Unidos ¡ara censurar
algunos ¡aqueles muy uliles de soflvare libre en IIUU.
3
Prntccciðn
Alos abogados de los edilores les encanla ulilizar el lermino «¡rolec-
ción» ¡ara describir el «co¡yrighl». Isla ¡alabra lleva im¡licila la
idea de que evila la deslrucción o el sufrimienlo, ¡or lo lanlo, im¡ul-
sa a la genle a idenlificarse con el ¡ro¡ielario y el edilor, que se bene-
fician del «co¡yrighl», en lugar de idenlificarse con los usuarios que
son reslringidos ¡or el.
Is facil evilar el lermino «¡rolección» y ulilizar ex¡resiones neu-
lrales en su lugar. Ior e|em¡lo, en lugar de «la ¡rolección del co¡y-
righl ¡ermanece vigenle ¡or un liem¡o ¡rolongado», ¡uedes decir,
«el co¡yrighl ¡ermanece vigenle ¡or un liem¡o ¡rolongado».
Si quieres crilicar el co¡yrighl en lugar de a¡oyarlo, ¡uedes em¡lear
la ex¡resión «reslricciones del co¡yrighl».
RAND (raznnab!c y nn discriminatnria)
Los organismos de eslandarización, que ¡romulgan eslandares res-
lringidos de ¡alenles que ¡rohiben el soflvare libre, suelen llevar a
cabo una ¡olilica ¡ara la oblención de licencias que requiere el ¡ago
de una lasa fi|a ¡or cada co¡ia hecha de un ¡rograma que cum¡la
esos eslandares. Amenudo se refieren a dichas licencias con el lermi-
no «RAND», que son las siglas de «razonable y no discriminaloria».
Isle lermino no es mas que un lavado de cara ¡ara un li¡o de licen-
cias de ¡alenles que no son normalmenle ni razonables ni no discrimi-
nalorias. Is cierlo que eslas licencias no discriminan a ninguna ¡erso-
na en ¡arlicular, ¡ero si discriminan a la comunidad del soflvare libre,
Sottwarc librc para una socicdad librc 278
3
Visila hll¡://vvv.vi¡oul.nel ¡ara informarle sobre una cam¡aña conlra la OMII.
279
lo que no las hace en absolulo razonables. Asi que la milad de
«RAND» es engañosa y la olra milad discriminaloria.
Los organismos de eslandarización deberian reconocer que eslas
licencias son discriminalorias y no usar la ex¡resión «razonable y no
discriminaloria» o «RAND» ¡ara describirlas. Hasla que lo reconoz-
can, los escrilores que no quieran unirse a ese lavado de cara haran
bien en descarlar esla ex¡resión. Ace¡larla y ulilizarla meramenle
¡orque las com¡añias esgrime-¡alenles han exlendido su uso, es ¡er-
milir que esas com¡añias diclen su ¡ro¡ia volunlad.
Recomiendo la ex¡resión «uniform fee only», o UIO de forma mas
abreviada,
4
como allernaliva. Isla es la ex¡resión exacla ya que la unica
condición de eslas licencias es el ¡ago de una lasa uniforme de uso.
Rnbn
Los a¡ologelas del co¡yrighl em¡lean con frecuencia ¡alabras como
«robo» y «hurlo» ¡ara describir la violación del co¡yrighl. Al mismo
liem¡o, ¡iden que consideremos el sislema legal como una auloridad
elica: si co¡iar esla ¡rohibido, debe ser malo. De esle modo, es ¡erli-
nenle mencionar que el sislema legal ÷al menos en los Islados
Unidos÷ rechaza la idea de que la violación del co¡yrighl sea un
«robo». Los a¡ologelas del co¡yrighl a¡elan a la auloridad, mienlras
lergiversan lo que la ¡ro¡ia auloridad dice. La idea de que las leyes
deciden que esla bien o que esla mal res¡onde normalmenle a una
equivocación. Las leyes son, en el me|or de los casos, un inlenlo de
alcanzar |uslicia, decir que las leyes definen la |uslicia o la conducla
elica es darle la vuella a las cosas.
5nItwarc gratuitn
5
Si quieres decir que un ¡rograma es soflvare libre, ¡or favor no digas
que esla dis¡onible «de forma graluila». Isa ex¡resión significa
Algunas palabras que se deben evitar
4
Unijcrn jcc cn|q: sólo lasa uniforme. UIO son las siglas en ingles de «unidenlified
flying ob|ecl», ob|elo volanle no idenlificado. |N. !c| |.j
5
In el original jcr jrcc, recursiva a¡elación a la dislinción enlre free como libre y como
graluilo. |N. !c| |.j
ex¡licilamenle que liene un «¡recio cero». Il soflvare libre es una
cueslión de liberlad, no de ¡recio.
Las co¡ias de soflvare libre frecuenlemenle eslan dis¡onibles de
forma graluila ÷¡or e|em¡lo, ¡ara ser descargadas ¡or ITI. Iero las
co¡ias de soflvare libre lambien eslan dis¡onibles ¡or un cierlo ¡re-
cio en CD-ROM, lambien las co¡ias de soflvare ¡ro¡ielario eslan
ocasionalmenle en ¡romoción de forma graluila y algunos ¡aqueles
¡ro¡ielarios eslan dis¡onibles en muchas ocasiones, sin cosle alguno,
¡ara cierlos usuarios.
Iara evilar la confusión, ¡uedes decir que el ¡rograma esla dis¡o-
nible «como soflvare libre».
5nItwarc rcga!adn
Is erróneo ulilizar el lermino «regalar» ¡ara referirse a «dislribuir
un ¡rograma como soflvare libre». Tiene el mismo ¡roblema que
«soflvare graluilo»: ex¡resa que lo im¡orlanle es el ¡recio, no la
liberlad. Una forma de evilar esla confusión es decir, «¡ublicado
como soflvare libre».
Vcndcr snItwarc
La ex¡resión «vender soflvare» es ambigua. Islriclamenle hablando,
inlercambiar una co¡ia de un ¡rograma libre ¡or una canlidad de
dinero es «vender», ¡ero la genle normalmenle asocia el lermino
«vender» con reslricciones ¡ro¡ielarias en el uso conseculivo del
soflvare. Iuedes ser mas ¡reciso y evilar confusiones, diciendo «dis-
lribuir co¡ias de un ¡rograma ¡or una canlidad» o «im¡oner reslric-
ciones ¡ro¡ielarias al uso de un ¡rograma», de¡endiendo de lo que
quieras ex¡resar.
Vease el ca¡ilulo «vender soflvare libre» ¡ara ¡rofundizar sobre
esla cueslión.
Sottwarc librc para una socicdad librc 280
5ECCIÓN CUATRO
Liccncias
283
5c pcrmitc !a cnpia y distribuciðn dc cnpias !itcra!cs dc cstc
dncumcntn, pcrn nn sc pcrmitc su mndiIicaciðn.
Prcámbu!n
Las licencias que cubren la mayor ¡arle del soflvare eslan diseñadas
¡ara des¡o|arle de la liberlad ¡ara com¡arlirlo y ¡ara modificarlo.
Ior el conlrario, la Licencia Iublica General de GNU ¡relende garan-
lizar la liberlad de com¡arlir y modificar soflvare libre ÷¡ara ase-
gurar que el soflvare sea libre ¡ara lodos sus usuarios. Isla Licencia
Iublica General se a¡lica a la mayor ¡arle del soflvare de la |rcc
Scjiuarc |cun!aiicn y a cualquier olro ¡rograma, si sus aulores se
com¡romelen a ulilizarla. |Ixisle olro soflvare de la |rcc Scjiuarc
|cun!aiicn que esla cubierlo ¡or la Licencia Iublica General de GNU
¡ara ßibliolecasj. Tambien ¡uede a¡licarla a sus ¡ro¡ios ¡rogramas.
Llcenclu PubIlcu GeneruI GNU
1
|Gcncra! Pub!ic Liccnsc n GPL-GNU{
Versión 2, |unio 1991,
Co¡yrighl © 1989, 1991 Iree Soflvare Ioundalion, Inc.
675 Mass Ave, Cambridge, MA 02139, IIUU
1
This is an unofficial lranslalion of lhe GNU General Iublic License inlo s¡anish. Il
vas nol ¡ublished by lhe Iree Soflvare Ioundalion, and does nol legally slale lhe dis-
lribulion lerms for soflvare lhal uses lhe GNU LGIL ÷only lhe original Inglish lexl
of lhe GNU GIL does lhal. Hovever, ve ho¡e lhal lhis lranslalion vill hel¡ s¡anish
s¡eakers undersland lhe GNU GIL beller. |Isla es una lraduccion no oficial al es¡a-
nol de la GNU General Iublic License. No ha sido ¡ublicada ¡or la |rcc Scjiuarc
|cun!aiicn y no eslablece legalmenle las condiciones de dislribucion ¡ara el soflvare
que usa la GNU GIL. Islas condiciones se eslablecen solamenle en el lexlo original,
en ingles, de la GNU GIL. Sin embargo, es¡eramos que esla lraduccion ayude a los
his¡anohablanles a enlender me|or la GNU GILj.
Cuando hablamos de soflvare libre, eslamos refiriendonos a la liber-
lad, no al ¡recio. Nueslra licencia ¡ublica general esla diseñada ¡ara
asegurarnos de que lenga la liberlad de dislribuir co¡ias de soflvare
libre ÷y cobrar ¡or ese servicio si quiere÷, de que reciba el código
fuenle o de que ¡ueda conseguirlo si asi lo desea, de que ¡ueda modi-
ficar el soflvare o ulilizar fragmenlos del mismo en nuevos ¡rogramas
libres, y de que se¡a que ¡uede hacer lodas eslas cosas.
Iara ¡roleger sus derechos, necesilamos algunas reslricciones que
¡rohiban negarle eslos derechos o ¡edirle que renuncie a ellos. Islas
reslricciones se lraducen en cierlas obligaciones que le afeclan si dis-
lribuye co¡ias del soflvare, o si modifica soflvare.
Ior e|em¡lo, si dislribuye co¡ias de uno de eslos ¡rogramas, ya
sea graluilamenle, o a cambio de unos honorarios, debe dar a los
rece¡lores lodos los derechos que ¡osee. Debe asegurarse de que
ellos lambien reciben, o ¡ueden conseguir, el código fuenle. Y debe
moslrarles eslas condiciones de forma que conozcan sus derechos.
Irolegemos sus derechos ¡or medio de la combinación de dos
medidas: (1) ¡onemos el soflvare ba|o co¡yrighl y (2) le ofrecemos
esla licencia, que le da ¡ermiso legal ¡ara co¡iar, dislribuir y/o modi-
ficar el soflvare.
Tambien, ¡ara ¡roleger a cada aulor y a nosolros mismos, quere-
mos asegurarnos de que lodo el mundo com¡rende que no se ¡ro-
¡orciona ninguna garanlia ¡ara esle soflvare libre. Si el soflvare es
modificado y dislribuido, queremos que sus rece¡lores se¡an que lo
que lienen no es el original, de forma que cualquier ¡roblema inlro-
ducido ¡or olros no afecle a la re¡ulación de los aulores originales.
Ior ullimo, cualquier ¡rograma libre esla conslanlemenle amena-
zado ¡or las ¡alenles de soflvare. Queremos evilar el ¡eligro de que
los dislribuidores de un ¡rograma libre lo ¡alenlen ¡or su cuenla,
convirliendo asi el ¡rograma en ¡ro¡ielario. Iara evilar eslo, hemos
de|ado claro que cualquier ¡alenle debe ser regislrada ¡ara el libre
uso, o no ser regislrada de ninguna manera.
Los lerminos exaclos y las condiciones ¡ara la co¡ia, dislribución
y modificación se ex¡onen a conlinuación.
Sottwarc librc para una socicdad librc 284
285
TERMINO5 Y CONDICIONE5 PARA LA COPIA, DI5TRIBUCIÓN Y MODIFI-
CACIÓN DE LA LICENCIA PUBLICA GENERAL DE GNU
0. Isla licencia se a¡lica a cualquier ¡rograma u olro li¡o de lraba|o
que conlenga una nola colocada ¡or el lilular del co¡yrighl que
señale que ¡uede ser dislribuido ba|o los lerminos de la Licencia
¡ublica general. In adelanle, el «Irograma» se referira a cualquier
¡rograma o lraba|o que cum¡la esa condición y el «lraba|o basado
en el ¡rograma» se referira bien al Irograma o a cualquier lraba|o
derivado de el, segun la ley de co¡yrighl, eslo es, un lraba|o que
conlenga el ¡rograma o una ¡orción de el, ya sea de forma lileral o
con modificaciones y/o lraducido en olro lengua|e. (Ior lo lanlo, la
lraducción esla incluida sin limilaciones en el lermino «modifica-
ción»). Cada lilular de la licencia sera denominado «usled».
Cualquier olra aclividad que no sea la co¡ia, dislribución o modifi-
cación no esla cubierla ¡or esla licencia y esla fuera de su incum-
bencia. Il aclo de e|ecular el Irograma no esla reslringido y los
resullados del Irograma eslan cubierlos unicamenle si sus conleni-
dos consliluyen un lraba|o basado en el Irograma, inde¡endienle-
menle de haberlo ¡roducido medianle la e|ecución del mismo. Il
que eslo se cum¡la, de¡ende de lo que haga el Irograma.
1. Usled ¡uede co¡iar y dislribuir co¡ias lilerales del código fuenle
del Irograma, segun lo ha recibido, en cualquier medio, siem¡re
que de forma adecuada y bien visible ¡ublique en cada co¡ia un
anuncio de co¡yrighl adecuado y un re¡udio de garanlia, man-
lenga inlaclos lodos los anuncios que se refieran a esla licencia y
a la ausencia de garanlia y ¡ro¡orcione a cualquier olro rece¡lor
del ¡rograma una co¡ia de esla licencia |unlo con el Irograma.
Iuede cobrar un ¡recio ¡or el aclo fisico de lransferir una co¡ia, y
¡uede, segun su libre albedrio, ofrecer una garanlia a cambio de
unos honorarios.
2. Iuede modificar su co¡ia o sus co¡ias del Irograma o de cualquier
fragmenlo del mismo, creando de esla manera un lraba|o basado en
el Irograma, y ¡uede co¡iar y dislribuir esa modificación o lraba|o
Licencia Publica Ceneral CÞL
Sottwarc librc para una socicdad librc 286
ba|o los lerminos del a¡arlado 1, anledicho, siem¡re que ademas
cum¡la las siguienles condiciones:
a. Debe hacer que los ficheros modificados lleven anuncios ¡ro-
minenles indicando que los ha cambiado y la fecha de cual-
quier modificación.
b. Debe hacer que cualquier lraba|o, que dislribuya o ¡ublique y
que en lodo o en ¡arle conlenga o sea derivado del Irograma o
de cualquier ¡arle de el, sea regislrado como un lodo, sin carga
alguna a lerceras ¡arles ba|o las condiciones de esla licencia.
c. Si el ¡rograma modificado lee normalmenle órdenes inleracli-
vamenle cuando es e|eculado, debe hacer que, cuando comien-
ce su e|ecución ¡ara ese uso inleraclivo de la forma habilual,
mueslre o escriba un mensa|e que incluya un anuncio del
co¡yrighl y un anuncio de que no se ofrece ninguna garanlia
÷o ¡or el conlrario que usled ¡rovee la garanlia÷ y que los
usuarios ¡ueden redislribuir el ¡rograma ba|o eslas condicio-
nes, indicando al usuario cómo ¡uede ver una co¡ia de esla
Licencia. (Ixce¡ción: si el ¡ro¡io ¡rograma es inleraclivo ¡ero
normalmenle no mueslra esle anuncio, no se requiere que su
lraba|o basado en el Irograma mueslre ningun anuncio).
Islos requisilos se a¡lican al lraba|o modificado como un lodo. Si
¡arles idenlificables de ese lraba|o no son derivadas del Irograma,
y ¡ueden, razonablemenle, considerarse lraba|os inde¡endienles y
se¡arados en si mismos, enlonces esla Licencia y sus lerminos no se
a¡licaran a esas ¡arles cuando sean dislribuidas como lraba|os
se¡arados. Iero cuando dislribuya esas mismas secciones como
¡arles de un con|unlo, que no de|a de ser un lraba|o basado en el
Irograma, la dislribución del con|unlo debe hacerse segun los ler-
minos de esla Licencia, cuyos ¡ermisos ¡ara olros ¡ro¡ielarios de
la Licencia se exlienden al con|unlo com¡lelo, y ¡or lo lanlo a lodas
y cada una de sus ¡arles, con inde¡endencia de quien la escribió.
Ior lo lanlo, no es la inlención de esle a¡arlado reclamar derechos
o desafiar sus derechos sobre lraba|os escrilos com¡lelamenle ¡or
usled. Mas bien se inlenla e|ercer el derecho a conlrolar la dislri-
bución de los lraba|os derivados o coleclivos basados en el
Irograma.
287
Ademas, el sim¡le hecho de reunir un lraba|o no basado en el
Irograma con el Irograma ÷o con un lraba|o basado en el
Irograma÷, en un volumen de almacenamienlo o en un medio
de dislribución, no hace que dicho lraba|o enlre denlro del ambi-
lo cubierlo ¡or esla licencia.
3. Iuede co¡iar y dislribuir el Irograma ÷o un lraba|o basado en el,
segun se es¡ecifica en el a¡arlado 2÷, como código ob|elo o en
formalo e|eculable segun los lerminos de los a¡arlados 1 y 2,
siem¡re que ademas cum¡la una de las siguienles condiciones:
a. Acom¡añarlo con el código fuenle com¡lelo corres¡ondienle,
en formalo eleclrónico, que debe ser dislribuido segun se es¡e-
cifica en los a¡arlados 1 y 2 de esla Licencia, en un medio habi-
lualmenle ulilizado ¡ara el inlercambio de ¡rogramas, o
b. Acom¡añarlo con una oferla ¡or escrilo, valida al menos
duranle lres años, ¡ara ¡ro¡orcionar a lerceros una co¡ia com-
¡lela en formalo eleclrónico del código fuenle corres¡ondienle,
a un cosle no mayor que el de realizar fisicamenle la dislribu-
ción del código fuenle, que sera dislribuido ba|o las condicio-
nes descrilas en los a¡arlados 1 y 2, en un medio habilualmenle
ulilizado ¡ara el inlercambio de ¡rogramas, o,
c. Acom¡añarlo con la información que recibió ofreciendo dislri-
buir el código fuenle corres¡ondienle. (Isla o¡ción se ¡ermile
sólo ¡ara la dislribución no comercial y sólo si usled recibió el
¡rograma como código ob|elo o en formalo e|eculable con lal
oferla, de acuerdo con el a¡arlado b anlerior).
Ior código fuenle de un lraba|o se enliende la forma ¡referida del
lraba|o cuando se inlroducen modificaciones. Iara un lraba|o e|e-
culable, se enliende ¡or código fuenle com¡lelo el código fuenle
de lodos los módulos que conliene, ademas de cualquier fichero
asociado de definición de inlerfaces y de los guiones ulilizados ¡ara
conlrolar la com¡ilación e inslalación del e|eculable. Como exce¡-
ción es¡ecial, el código fuenle dislribuido no necesila incluir nada
que sea dislribuido normalmenle ÷bien como fuenle, bien en forma
Licencia Publica Ceneral CÞL
binaria÷ con los com¡onenles ¡rinci¡ales ÷com¡ilador, kernel y
similares÷ del sislema o¡eralivo en el cual funciona el e|eculable, a
no ser que el ¡ro¡io com¡onenle acom¡añe al e|eculable.
Si la dislribución del e|eculable o del código ob|elo se hace
medianle la oferla de un acceso ¡ara co¡iarlo de un cierlo lugar,
enlonces se considera la oferla de acceso ¡ara co¡iar el código
fuenle de ese mismo lugar como dislribución del código fuenle,
incluso aunque lerceras ¡arles no eslen forzadas a co¡iar la fuen-
le |unlo con el código ob|elo.
4. No ¡uede co¡iar, modificar, «sublicenciar» o dislribuir el
Irograma exce¡lo como ¡reve ex¡resamenle esla Licencia.
Cualquier inlenlo de co¡iar, modificar, «sublicenciar» o dislribuir
el Irograma de olra forma no es valida, y hara que cesen auloma-
licamenle los derechos que le ¡ro¡orciona esla Licencia. In cual-
quier caso, las ¡arles que hayan recibido co¡ias o derechos de
usled ba|o esla Licencia no cesaran en sus derechos mienlras esas
¡arles conlinuen cum¡liendola.
5. No esla obligado a ace¡lar esla Licencia, ya que no la ha firmado.
Sin embargo, no hay nada mas que le auloriza a modificar o dis-
lribuir el Irograma o sus lraba|os derivados. Islas acciones eslan
¡rohibidas ¡or la ley si no ace¡la esla Licencia. Ior lo lanlo, si
modifica o dislribuye el Irograma ÷o cualquier lraba|o basado en
el Irograma÷, esla indicando que ace¡la esla Licencia ¡ara ¡oder
hacerlo, y lodos sus lerminos y condiciones ¡ara co¡iar, dislribuir
o modificar el Irograma o lraba|os basados en el.
6. Cada vez que redislribuya el Irograma ÷o cualquier lraba|o
basado en el÷, el rece¡lor recibe aulomalicamenle una licencia
del emisor de la licencia original ¡ara co¡iar, dislribuir o modifi-
car el Irograma, su|ela a eslos lerminos y condiciones. No ¡uede
im¡oner al rece¡lor ninguna reslricción adicional sobre el e|erci-
cio de los derechos garanlizados aqui. Usled no es res¡onsable de
hacer cum¡lir esla licencia a lerceros.
Sottwarc librc para una socicdad librc 288
289
7. Si, como consecuencia de una resolución |udicial o de una alegación
de infracción de ¡alenle o ¡or cualquier olra razón ÷no limilada a
asunlos relacionados con ¡alenles÷, se le im¡usieran condicio-
nes ÷ya sea ¡or mandalo |udicial, ¡or acuerdo o ¡or cualquier
olra causa÷ que conlradigan las condiciones de esla licencia, eslo
no le exime de cum¡lir las condiciones de la misma. Si no ¡uede
dislribuir el Irograma de forma que se salisfagan simullaneamen-
le sus obligaciones ba|o esla licencia y cualquier olra obligación
¡erlinenle, enlonces no ¡odra dislribuir el Irograma de ninguna
forma. Ior e|em¡lo, si una ¡alenle no ¡ermile la redislribución
libre de derechos de aulor del Irograma ¡or ¡arle de lodos aque-
llos que reciban co¡ias direcla o indireclamenle a lraves de usled,
enlonces la unica forma en que ¡odria salisfacer lanlo esa condi-
ción como esla licencia seria evilar com¡lelamenle la dislribución
del Irograma.
Si cualquier ¡orción de esle a¡arlado se considera nula o im¡osi-
ble de cum¡lir en cualquier circunslancia ¡arlicular, habra de
cum¡lirse el reslo y la sección ¡or enlero habra de cum¡lirse en
cualquier olra circunslancia.
No es el ¡ro¡ósilo de esle a¡arlado inducirle a infringir ninguna
reivindicación de ¡alenle ni de ningun olro derecho de ¡ro¡iedad
o a im¡ugnar la validez de ninguna de dichas reivindicaciones.
Isle a¡arlado liene el unico ¡ro¡ósilo de ¡roleger la inlegridad del
sislema de dislribución de soflvare libre, que se realiza medianle
¡raclicas de licencia ¡ublica. Mucha genle ha hecho conlribuciones
generosas a la am¡lia variedad de soflvare dislribuido medianle
ese sislema, con la confianza de que el sislema se a¡licara de
forma consislenle. Ierlenece al aulor/donanle decidir si quiere
dislribuir soflvare medianle cualquier olro sislema, una licencia
no ¡uede im¡oner esa elección.
Isle a¡arlado ¡relende de|ar com¡lelamenle claro lo que se cree
que es una consecuencia del reslo de esla Licencia.
8. Si la dislribución y/o uso del Irograma esla reslringida en cierlos
¡aises, ya sea ¡or medio ¡alenles o ¡or inlerfaces ba|o co¡yrighl,
el lilular del co¡yrighl que coloca esle Irograma ba|o esla licencia
¡uede añadir una limilación ex¡licila de dislribución geografica
Licencia Publica Ceneral CÞL
Sottwarc librc para una socicdad librc 290
excluyendo dichos ¡aises, de forma que la dislribución se ¡ermi-
la sólo en o enlre los ¡aises no excluidos de esla manera. In ese
caso, esla licencia incor¡orara la limilación como si esluviese
escrila en el cuer¡o de esla licencia.
9. La |rcc Scjiuarc |cun!aiicn ¡uede ¡ublicar versiones revisadas
y/o nuevas de la Licencia Iublica General de cuando en cuando.
Islas nuevas versiones seran similares en es¡irilu a la ¡resenle
versión, ¡ero ¡ueden ser diferenles en algunos delalles con el fin
considerar nuevos ¡roblemas o siluaciones.
Cada versión recibe un numero que la dislingue de olras. Si el
Irograma es¡ecifica un numero de versión de esla licencia que se
refiere a ella y a «cualquier versión ¡oslerior», liene la o¡ción de
seguir los lerminos y condiciones, bien de esa versión, bien de
cualquier versión ¡oslerior ¡ublicada ¡or la |rcc Scjiuarc
|cun!aiicn. Si el Irograma no es¡ecifica un numero de versión
¡ara esla licencia, ¡odras escoger cualquier versión ¡ublicada ¡or
la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn.
10. Si quisiera incor¡orar cierlas ¡arles del Irograma en olros ¡ro-
gramas libres cuyas condiciones de dislribución son diferenles,
conlacle con el aulor ¡ara ¡edirle ¡ermiso. Si el soflvare liene
co¡yrighl de la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn, escriba a la |rcc Scjiuarc
|cun!aiicn: algunas veces hacemos exce¡ciones en eslos casos.
Nueslra decisión eslara guiada ¡or el doble ob|elivo de ¡reservar
la liberlad de lodos los derivados de nueslro soflvare libre y de
¡romover que se com¡arla y reulilice el soflvare en general.
291
AU5ENCIA DE GARANTÍA
11. DADO QUI IL IROGRAMA SI LICINCIA DI IORMA GRATUITA, NO SI OIRI-
CI NINGUNA GARANTIA SOßRI IL IROGRAMA IN TODA LA IXTINSIÓN IIR-
MITIDA IOR LA LIGISLACIÓN AILICAßLI. IXCIITO CUANDO SI INDIQUI DI
OTRA IORMA IOR ISCRITO, LOS TITULARIS DIL COIYRIGHT Y/U OTRAS IAR-
TIS IROIORCIONAN IL IROGRAMA «TAL CUAL», SIN GARANTIA DI NINGU-
NA CLASI, YA SIA IXIRISA O IMILICITA, INCLUYINDO ÷IIRO NO LIMITA-
DO IOR÷ LAS GARANTIAS MIRCANTILIS IMILICITAS O LA CONVINIINCIA
IARA CUALQUIIR IROIÓSITO IARTICULAR. CUALQUIIR RIISGO RIIIRINTI
A LA CALIDAD Y A LAS IRISTACIONIS DIL IROGRAMA IS ASUMIDO IOR
USTID. SI SI IROßASI QUI IL IROGRAMA IS DIIICTUOSO, ASUMI IL COSTI
DI CUALQUIIR SIRVICIO, RIIARACIÓN O CORRICCIÓN.
12. IN NINGUN CASO, SALVO QUI LO RIQUIIRA LA LIGISLACIÓN AILICAßLI
O HAYA SIDO ACORDADO IOR ISCRITO, NINGUN TITULAR DIL COPYR|GHT
NI NINGUNA OTRA IARTI QUI MODIIIQUI Y/O RIDISTRIßUYA IL
IROGRAMA, SIGUN SI IIRMITI IN ISTA LICINCIA, SIRA RISIONSAßLI
ANTI USTID IOR DANOS, INCLUYINDO CUALQUIIR DANO GINIRAL, ISII-
CIAL, INCIDINTAL O RISULTANTI, IRODUCIDO IOR IL USO O LA IMIOSIßI-
LIDAD DI USO DIL IROGRAMA ÷INCLUYINDO, IIRO NO LIMITADO IOR,
LA IIRDIDA DI DATOS, LA GINIRACIÓN INCORRICTA DI DATOS, LAS IIR-
DIDAS SUIRIDAS IOR USTID O IOR TIRCIROS, Y UN IALLO DIL IROGRAMA
AL IUNCIONAR IN COMßINACIÓN CON CUALQUIIR OTRO IROGRAMA÷,
INCLUSO SI DICHO TITULAR U OTRA IARTI HA SIDO ADVIRTIDO DI LA
IOSIßILIDAD DI DICHOS DANOS.
FIN DE TERMINO5 Y CONDICIONE5
Licencia Publica Ceneral CÞL
Sottwarc librc para una socicdad librc 292
Apéndicc. Cðmn ap!icar cstns términns a sus nucvns prngramas.
Si usled desarrolla un nuevo Irograma, y quiere que sea del mayor
uso ¡osible ¡ara el ¡ublico en general, la me|or forma de conseguir-
lo es convirliendolo en soflvare libre que cualquiera ¡ueda redislri-
buir y modificar segun eslos lerminos.
Iara hacerlo, añada las siguienles clausulas al ¡rograma. Lo mas
seguro es añadirlas al ¡rinci¡io de cada fichero fuenle ¡ara lransmi-
lir lo mas efeclivamenle ¡osible la ausencia de garanlia. Ademas,
cada fichero deberia lener al menos la linea de «co¡yrighl» y un indi-
cador de dónde ¡uede enconlrarse el anuncio com¡lelo.
<una |inca para in!icar c| ncn|rc !c| prcgrana q una |rctc i!ca !c ¡uc nacc.>
Copytight (C) 1?aa <nombre del aulor>
Este ptogtama es softwate 1ibte. Ruede tedisttibuit1o
y/o modificat1o bajo 1os tetminos de 1a Licencia
Rúb1ica Geneta1 de GNU según ha sido pub1icada pot 1a
Eree Software Eoundation, bien de 1a vetsion 2 de
dicha Licencia o bien -según su e1eccion- de cua1quiet
vetsion postetiot.
Este ptogtama se disttibuye con 1a espetanza de que
sea úti1, peto SIN NINGUNA GARANTÍA, inc1uso sin 1a
gatantia MERCANTIL imp1icita o sin gatantizat 1a CON-
VENIENCIA RARA UN RRORÓSITO RARTICULAR. Rata mas deta-
11es, vease 1a Licencia Rúb1ica Geneta1 de GNU.
Debetia habet tecibido una copia de 1a Licencia
Rúb1ica Geneta1 junto con este ptogtama. En caso con-
ttatio, esctiba a 1a Etee Softwate Eoundation, Inc.,
en 8¯5 Mass Ave, Cambtidge, MA 0213?, EEUU.
Añada lambien información sobre cómo conlaclar con usled median-
le correo eleclrónico y ¡oslal.
293
Si el ¡rograma es inleraclivo, haga que mueslre un ¡equeño anuncio
como el siguienle cuando comience a funcionar de forma inleraclivo:
Gnomovision versión 69, Co¡yrighl (C) 19aa ncn|rc !c| auicr
Gnomovision no oftece ABSOLUTAMENTE NINGUNA GARANTÍA.
Rata mas deta11es esctiba «show c».
Los comandos hi¡olelicos «shov v» y «shov c» deberian moslrar las
¡arles adecuadas de la Licencia Iublica General. Ior su¡ueslo, los
comandos que use ¡ueden llamarse de cualquier olra manera.
Iodrian incluso ser ¡ulsaciones del ralón o elemenlos de un menu ÷
lo que sea a¡ro¡iado ¡ara su ¡rograma.
Tambien debera conseguir que su em¡leador ÷si lraba|a como ¡ro-
gramador÷ o su Universidad ÷si es el caso÷ firme un «renuncia de
co¡yrighl» ¡ara el ¡rograma, en caso de que sea necesario. Aconlinua-
ción se ofrece un e|em¡lo, allere los nombres segun sea convenienle:
Yoyodyne, Inc. mediante este documento tenuncia a
cua1quiet intetes de detechos de copyright con tespec-
to a1 ptogtama Gnomovision -que hace pasadas a compi-
1adotes- esctito pot James Hac¹et
<firma de Ty Coon:, 20 de diciembte de 1??8
Ty Coon, Rtesidente de Asunti11os Vatios.
Isla Licencia Iublica General no ¡ermile incor¡orar sus ¡rogramas
en ¡rogramas ¡ro¡ielarios. Si su ¡rograma es una biblioleca de
subrulinas, ¡uede considerar mas ulil ¡ermilir enlazar a¡licaciones
¡ro¡ielarias con la biblioleca. Si esle es el caso, use la Licencia Iublica
General Menor de GNU en lugar de esla Licencia.
Licencia Publica Ceneral CÞL
Sottwarc librc para una socicdad librc 294
5c pcrmitc !a cnpia y distribuciðn dc cnpias !itcra!cs dc cstc
dncumcntn, pcrn nn sc pcrmitc su mndiIicaciðn.
Prcámbu!n
Las licencias, ¡ara la mayoria del soflvare, eslan diseñadas ¡ara eli-
minar la liberlad de com¡arlirlo o de modificarlo. In conlrasle, las
Licencias Iublicas Generales GNU ¡relenden garanlizar la liberlad
de com¡arlir y modificar el soflvare, ¡ara asegurar que el soflvare
sea libre ¡ara lodos los usuarios.
Isla licencia, la Licencia Iublica General Menor |Lesser General
Iublic Licensej, se a¡lica a cierlos ¡aqueles de soflvare es¡ecificamenle
diseñados ÷normalmenle bibliolecas÷ de la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn y
de olros aulores que deciden usarla. Usled lambien ¡uede usarla, ¡ero
Llcenclu PubIlcu GeneruI Menor
1
|GNU Lcsscr Gcncra! Pub!ic Liccnsc, GNU-LGPL{
Versión 2.1, febrero 1999,
Co¡yrighl © 1991, 1999 Iree Soflvare Ioundalion, Inc. 59, Tem¡le
Ilace, Suile 330, ßoslon, MA 02111-1307 USA
1
This is an unofficial lranslalion of lhe GNU Lesser General Iublic License inlo s¡a-
nish. Il vas nol ¡ublished by lhe Iree Soflvare Ioundalion, and does nol legally slale
lhe dislribulion lerms for soflvare lhal uses lhe GNU LGIL÷only lhe original Inglish
lexl of lhe GNU LGIL does lhal. Hovever, ve ho¡e lhal lhis lranslalion vill hel¡ s¡a-
nish s¡eakers undersland lhe GNU GIL beller. |Isla es una lraduccion no oficial al
es¡anol de la GNU Lesser General Iublic License. No ha sido ¡ublicada ¡or la |rcc
Scjiuarc |cun!aiicn y no eslablece legalmenle las condiciones de dislribucion ¡ara el
soflvare que usa la GNU LGIL. Islas condiciones se eslablecen solamenle en el lexlo
original, en ingles, de la GNU LGIL. Sin embargo, es¡eramos que esla lraduccion
ayude a los his¡anohablanles a enlender me|or la GNU LGILj. Isla es la ¡rimera ver-
sion emilida de la GIL Menor. Is lambien la sucesora de la GNU Ii|rarq Pu||ic Iiccncc,
version 2, de ahi que esla sea la version 2.1
295
le sugerimos que ¡iense ¡rimero cuidadosamenle si esla licencia o la
General Iublic License ordinaria, es o no la me|or eslralegia en su caso
¡arlicular, basandose en las ex¡licaciones siguienles.
Cuando hablamos de soflvare libre, nos referimos a liberlad de
uso, no al ¡recio. Nueslra Licencia Iublica General esla diseñada
¡ara asegurar que usled sea libre de dislribuir co¡ias de soflvare
libre ÷y cobrar ¡or esle servicio si asi lo desea÷, que reciba el códi-
go fuenle o que ¡ueda oblenerlo si asi lo quiere, que ¡ueda modifi-
car el soflvare y ulilizar ¡arles de el en nuevos ¡rogramas libres, y
que haya sido informado de que liene eslos derechos.
Iara ¡roleger sus derechos, necesilamos im¡oner reslricciones que
¡rohiban a los dislribuidores negarle eslos derechos o a ¡edirle que
renuncie a los mismos. Islas reslricciones se lraducen en cierlas res-
¡onsabilidades si dislribuye co¡ias de la biblioleca o si la modifica.
Ior e|em¡lo, si dislribuye co¡ias de la biblioleca, de forma gralui-
la o no, debe ofrecer a los rece¡lores lodos los derechos que nosolros
le ofrecemos a usled. Debe asegurarse de que ellos lambien reciban o
¡uedan oblener el código fuenle. Si usled enlaza olro código con la
biblioleca, debe ¡ro¡orcionar a los rece¡lores los ficheros ob|elo com-
¡lelos, de forma que ellos ¡uedan reenlazarlos con la biblioleca des-
¡ues de inlroducir cambios en la biblioleca y recom¡ilarla. Y debe
moslrarles eslos lerminos ¡ara que conozcan sus derechos.
Nosolros ¡rolegemos sus derechos con un melodo que consisle en
dos ¡asos: (1) oblenemos los derechos de aulor de la biblioleca y (2)
le ofrecemos esla licencia que le auloriza a co¡iar, dislribuir y/o
modificar la biblioleca.
Iara ¡roleger a los dislribuidores, queremos de|ar muy claro que
no exisle garanlia ¡ara la biblioleca libre. Ademas, si la biblioleca es
modificada ¡or alguien y se lransmile, los rece¡lores deberian saber
que lo que lienen no es la versión original, de forma que la re¡ulación
del aulor original no se vea afeclada ¡or ¡roblemas que ¡odrian ser
inlroducidos ¡or olros.
Ior ullimo, las ¡alenles de soflvare ¡lanlean una amenaza cons-
lanle ¡ara la exislencia de cualquier ¡rograma libre. Queremos asegu-
rarnos que una em¡resa no ¡ueda limilar eficazmenle a los usuarios
de un ¡rograma libre medianle la oblención de una licencia reslricliva
de un lilular de ¡alenle. Ior lo lanlo, insislimos en que cualquier licen-
cia de ¡alenle oblenida ¡ara una versión de la biblioleca sea congruen-
le con lodas las liberlades de uso es¡ecificadas en esla licencia.
Licencia Publica Ceneral Menor
La mayoria del soflvare GNU, incluyendo algunas bibliolecas, esla
cubierlo ¡or la Licencia Iublica General GNU ordinaria. Isla licen-
cia, la Licencia Iublica General Menor GNU, se a¡lica a cierlas biblio-
lecas y es baslanle diferenle de la Licencia Iublica Genaral ordinaria.
Usamos esla licencia ¡ara cierlas bibliolecas con el ob|elo de ¡ermilir
el enlace de las mismas denlro de ¡rogramas no libres.
Cuando un ¡rograma se enlaza con una biblioleca, ya sea eslalica-
menle ya sea usando una biblioleca com¡arlida, la combinación de
los dos es, legalmenle hablando, un lraba|o combinado, un derivado
de la biblioleca original. La Licencia Iublica General ordinaria ¡ermi-
liria lal enlace sólo si la combinación com¡lela a|usla sus crilerios de
liberlad. La Licencia Iublica General Menor inlroduce un crilerio
mas laxo ¡ara el enlace de olro código con la biblioleca.
Denominamos a esla licencia como Licencia Iublica General
«Menor» ¡orque hace «menos» que la Licencia Iublica General ordi-
naria ¡ara ¡roleger las liberlades del usuario. Tambien ¡ro¡orciona
a los desarrolladores de ¡rogramas libres «menos» venla|as sobre los
¡rogramas no libres com¡elidores. Islas desvenla|as son la razón ¡or
la cual nosolros usamos la Licencia Iublica General ordinaria ¡ara la
mayoria de las bibliolecas. Sin embargo, la licencia Menor ¡ro¡orcio-
na venla|as en circunslancias es¡eciales.
Ior e|em¡lo, en raras ocasiones ¡uede haber una es¡ecial necesidad
de fomenlar, al maximo ¡osible, el uso de una biblioleca delerminada,
de forma que esla se convierla en un eslandar. Iara ello, se debe ¡ermi-
lir a los ¡rogramas no libres el uso de eslas bibliolecas. Un caso mas fre-
cuenle es el de una biblioleca libre que desem¡eñe la misma función
que la que realizan las bibliolecas no libres mas ulilizadas. In esle caso,
hay ¡oco que ganar limilando la biblioleca unicamenle al soflvare
libre, de manera que usamos la Licencia Iublica General Menor.
In olros casos, el ¡ermiso ¡ara usar una biblioleca delerminada
en ¡rogramas no libres aumenla el numero de usuarios de gran can-
lidad de soflvare libre. Ior e|em¡lo, el ¡ermiso ¡ara ulilizar la
biblioleca GNU C en ¡rogramas no libres ¡osibilila a mucha mas
genle ulilizar el sislema o¡eralivo GNU, asi como su varianle, el sis-
lema o¡eralivo GNU/LINUX.
Aunque la Licencia Iublica General Menor no ¡rolege lanlo las
liberlades del usuario, asegura que el usuario de un ¡rograma, que
esle enlazado con la biblioleca, liene la liberlad y los medios ¡ara e|e-
cular ese ¡rograma usando una versión modificada de la biblioleca.
Sottwarc librc para una socicdad librc 296
297
Los lerminos y las condiciones exaclas ¡ara la co¡ia, dislribución y
modificación se indican a conlinuación. Iresle es¡ecial alención a la
diferencia enlre un «lraba|o basado en la biblioleca» y un «lraba|o
que uliliza la biblioleca». Il ¡rimero conliene código derivado de la
biblioleca, mienlras que el ullimo debe eslar unido a la biblioleca
¡ara ser e|eculado.
TERMINO5 Y CONDICICIONE5 PARA LA COPIA,
DI5TRIBUCIÓN Y MODIFICACIÓN
0. Il acuerdo de esla licencia se a¡lica a cualquier biblioleca de sofl-
vare u olro ¡rograma que conlenga un aviso colocado ¡or el lilu-
lardel co¡yrighl u olras ¡arles inleresadas ex¡licando que ¡uede
ser dislribuido ba|o los lerminos de esla Licencia Iublica General
Menor ÷llamada lambien «esla Licencia». A cada lilular de ¡er-
miso se le designa ¡or «usled».
Una «biblioleca» conliene una colección de funciones y/o dalos de
soflvare ¡re¡arados ¡ara ser enlazados de una forma cómoda
con ¡rogramas de a¡licación ÷que usan algunas de eslas funcio-
nes y dalos÷ ¡ara formar e|eculables.
Ior «ßiblioleca» nos referiremos, en adelanle, a cualquier lraba|o
o biblioleca de soflvare que haya sido dislribuido ba|o eslos ler-
minos. Un «lraba|o basado en la ßiblioleca» significa que, o la
ßiblioleca o cualquier lraba|o derivado, eslan ba|o la ley de co¡y-
righl: es decir, un lraba|o que conliene la ßiblioleca o una ¡arle de
ella, ya sea de forma lileral o con modificaciones y/o lraducida de
forma clara a olro idioma ÷mas adelanle se incluye la lraducción
sin reslricción en el lermino «modificación».
Il «código fuenle» ¡ara un lraba|o se refiere a la forma ¡referi-
da del lraba|o ¡ara hacer modificaciones en el. Iara una
ßiblioleca, el código fuenle com¡lelo se refiere a lodos los códi-
gos fuenle ¡ara lodos los módulos que conlenga la biblioleca,
ademas de cualquier fichero de definición de inlerfaz asociado y
los guiones |scripisj asociados ¡ara conlrolar la com¡ilación e
inslalación de la biblioleca.
Licencia Publica Ceneral Menor
Olras aclividades que no sean la co¡ia, dislribución y modifica-
ción no se encuenlran cubierlas ¡or esla Licencia, se encuenlran
fuera de su ambilo. La o¡ción de e|ecular un ¡rograma ulilizando
la ßiblioleca no esla reslringido y el resullado de dicho ¡rograma
esla cubierlo unicamenle si su conlenido consliluye un lraba|o
basado en la ßiblioleca ÷inde¡endienlemenle del uso de la
ßiblioleca como herramienla ¡ara escribirlo. Que eslo sea cierlo
de¡endera de lo que haga la ßiblioleca y de lo que haga el ¡rogra-
ma que uliliza la ßiblioleca.
1. Iuede co¡iar y dislribuir co¡ias lilerales del código fuenle com¡le-
lo de la ßiblioleca lal y como lo recibe, en cualquier medio, a condi-
ción de que usled ¡ublique de forma manifiesla y a¡ro¡iada, en
cada una de las co¡ias, un aviso convenienle de co¡yrighl y una
renuncia de garanlia, manlenga inlaclas lodas las nolificaciones
que se refieran a esla Licencia y a la ausencia de cualquier garanlia,
y dislribuya una co¡ia de esla Licencia |unlo con la ßiblioleca.
Iuede cobrar un im¡orle ¡or el aclo fisico de lras¡asar una co¡ia
y ¡uede, a su elección, ofrecer una ¡rolección de garanlia a cam-
bio de un im¡orle.
2. Iuede modificar su co¡ia o co¡ias de la ßiblioleca o cualquier
¡arle de ella, formando asi un lraba|o basado en la ßiblioleca, y
co¡iar y dislribuir lales modificaciones o lraba|o segun los lermi-
nos de la sección 1, siem¡re que usled lambien cum¡la las
siguienles condiciones:
a) Il lraba|o modificado debe ser ¡or si mismo una biblioleca.
b) Los ficheros modificados deberan conlener avisos llamalivos,
declarando que usled cambió los ficheros y la fecha de cual-
quier cambio.
c) Debe oblener una licencia ¡ara lodo el lraba|o, sin cargo a ler-
ceros, segun los lerminos de esla Licencia.
d) Si una ¡reslación en la ßiblioleca modificada se refiere a una
función o a una labla de dalos, que no sea suminislrada ¡or un
¡rograma de a¡licación que usa la ¡reslación como argumenlo
Sottwarc librc para una socicdad librc 298
299
¡asado al invocar la ¡reslación, debera esforzarse de buena fe
¡ara asegurarse de que, en caso de que una a¡licación no sumi-
nislre lal función o labla, la ¡reslación aun funcione y haga que
cualquier ¡arle de su ¡reslación siga siendo significaliva.
(Ior e|em¡lo, la función en una biblioleca ¡ara calcular raices
cuadradas liene un ¡ro¡ósilo bien definido, inde¡endienle-
menle de la a¡licación. Ior lanlo, la Subsección 2d exige que
cualquier función o labla suminislrada ¡or la a¡licación y
usada ¡or esa función sea o¡cional: si la a¡licación no la sumi-
nislra, la función de raiz cuadrada debe seguir calculando rai-
ces cuadradas).
Islos requisilos se a¡lican al lraba|o modificado como un lodo. Si
exislen secciones idenlificables de ese lraba|o no derivadas de la
ßiblioleca y que ¡ueden considerarse razonablemenle inde¡en-
dienles como lraba|os se¡arados, enlonces esla Licencia y sus ler-
minos, no se a¡licaran a aquellas secciones cuando usled los dis-
lribuya como lraba|os se¡arados. Iero cuando usled dislribuya
eslas mismas secciones como ¡arle de un lodo, como un lraba|o
basado en la ßiblioleca, la dislribución del lodo debe eslar ba|o los
lerminos de esla Licencia, cuyos ¡ermisos ¡ara olras licencias se
exlienden a lodo el con|unlo, y ¡or lanlo a lodas y cada una de las
¡arles, sin lener en cuenla quien fue el aulor.
Asi ¡ues, la inlención de esla sección no es exigir derechos o dis-
culir los derechos de un lraba|o escrilo exclusivamenle ¡or usled,
sino mas bien e|ercer el derecho a conlrolar la dislribución de lra-
ba|os derivados o coleclivos basados en la ßiblioleca.
Ademas, la mera agregación de olro lraba|o no basado en la
ßiblioleca a la misma ßiblioleca ÷o a un lraba|o basado en la
misma÷ en un volumen de almacena|e o en un medio de dislribu-
ción, no coloca esle lraba|o enlre los ob|elivos de esla Licencia.
3. Usled ¡uede o¡lar ¡or a¡licar a una delerminada co¡ia de la
ßiblioleca, los lerminos de la Licencia Iublica General GNU ordi-
naria en lugar de los de la ¡resenle Licencia. Iara ello, debera alle-
rar lodas las nolificaciones que se refieren a esla Licencia, con el fin
de que se refieran a la Licencia Iublica General GNU ordinaria,
Licencia Publica Ceneral Menor
versión 2, en lugar de a esla Licencia. (Si ha a¡arecido una versión
mas recienle que la versión 2 de la Licencia Iublica General GNU
ordinaria, enlonces, si lo desea, ¡uede es¡ecificar esa nueva ver-
sión). No inlroduzca ningun olro cambio en eslas nolificaciones.
Una vez que se haya hecho esle cambio en una co¡ia dada, es irre-
versible ¡ara esa co¡ia, de modo que la Licencia Iublica General
GNU ordinaria se a¡lica a lodas las co¡ias siguienles y a los lra-
ba|os derivados realizados a ¡arlir de esa co¡ia.
Isla o¡ción es ulil cuando usled desea co¡iar ¡arle del código de
la ßiblioleca denlro de un ¡rograma que no es una biblioleca.
4. Iuede co¡iar y dislribuir la ßiblioleca ÷o una ¡orción o derivado de
esla, ba|o la Sección 2÷ en código ob|elo o enforma e|eculable ba|o
los lerminos de las Secciones 1 y 2 indicadas, siem¡re que la acom¡a-
ñe el corres¡ondienle código fuenle legible ÷a maquina÷ com¡le-
lo, que debera dislribuirse segun los lerminos de las Secciones 1 y 2,
en un medio usado habilualmenle ¡ara el inlercambio de soflvare.
Si la dislribución del código ob|elo se realiza ofreciendo el acceso
a su co¡ia desde un lugar designado, enlonces la ¡rovisión de un
acceso equivalenle a la co¡ia del código fuenle desde el mismo
silio salisfara los requisilos ¡ara la dislribución del código fuenle,
aunque lerceras ¡arles no eslen obligadas a co¡iar el código fuen-
le |unlo con el código ob|elo.
5. Un ¡rograma que no conliene derivad o de ninguna ¡orción de la
ßiblioleca, ¡ero esla diseñado ¡ara lraba|ar con la ßiblioleca al ser
com¡ilado o enlazado con ella, se denomina un «lraba|o que uliliza
la ßiblioleca». Dicho lraba|o, ¡or se¡arado, no es un lraba|o deriva-
do de la ßiblioleca y ¡or lanlo cae fuera del ambilo de esla Licencia.
Sin embargo, al enlazar un «lraba|o que uliliza la ßiblioleca» con
la ßiblioleca, se crea un e|eculable que es un derivado de la
ßiblioleca ÷ya que conliene ¡orciones de la misma. Il e|eculable
esla ¡or lanlo cubierlo ¡or esla Licencia. La sección 6 ex¡one los
lerminos ¡ara la dislribución de lales e|eculables.
Cuando un «lraba|o que uliliza la ßiblioleca» uliliza malerial de
un fichero cabecera que forma ¡arle de la ßiblioleca, el código
Sottwarc librc para una socicdad librc 300
301
ob|elo del lraba|o ¡uede ser un lraba|o derivado de la ßiblioleca,
aunque el código fuenle no lo sea. Que eslo sea cierlo, es es¡ecial-
menle significalivo si el lraba|o ¡uede enlazarse sin la ßiblioleca,
o si el lraba|o es en si mismo una biblioleca. Isle maliz no esla
definido con ¡recisión ¡or la ley.
Si dicho fichero ob|elo uliliza solo ¡aramelros numericos, esque-
ma de eslruclura de dalos, ¡equeñas macros y ¡equeñas funcio-
nes en linea ÷diez lineas o menos de longilud÷, enlonces el uso
del fichero ob|elo no eslara reslringido, inde¡endienlemenle de
que legalmenle sea un lraba|o derivado. (I|eculables que conlen-
gan esle código ob|elo y ¡orciones de la ßiblioleca eslaran regula-
dos ¡or la Sección 6).
In caso conlrario, si el lraba|o es un derivado de la ßiblioleca,
usled ¡uede dislribuir el código ob|elo del lraba|o segun los ler-
minos de la Sección 6. Cualquier e|eculable que conlenga ese lra-
ba|o lambien cae ba|o la Sección 6, esle o no enlazado con la
ßiblioleca.
6. Como exce¡ción a las secciones anleriores, ¡uede lambien combi-
nar o enlazar un «lraba|o que uliliza la ßiblioleca» con la
ßiblioleca ¡ara ¡roducir un lraba|o que conlenga ¡orciones de la
ßiblioleca y dislribuir ese lraba|o segun los lerminos de su elec-
ción, siem¡re que los lerminos ¡ermilan la modificación del lra-
ba|o ¡ara el uso ¡ro¡io del clienle y la ingenieria inversa ¡ara la
de¡uración de lales modificaciones.
Debe incluir con cada co¡ia del lraba|o una nolificación de que la
ßiblioleca se uliliza en el y de que la ßiblioleca y su uso eslan
cubierlos ¡or esla Licencia. Debe suminislrar una co¡ia de esla
Licencia. Si el lraba|o, duranle su e|ecución, mueslra nolas de dere-
chos de aulor, debera incluir enlre ellas las nolas de co¡yrighl de la
ßiblioleca, asi como una referencia que diri|a al usuario a la co¡ia
de esla Licencia. Ademas, usled debe hacer alguna de eslas cosas:
a) Acom¡añar el lraba|o con el corres¡ondienle código fuenle
legible ÷a maquina÷ com¡lelo de la ßiblioleca, incluyendo
cualquier cambio inlroducido en el lraba|o ÷dislribuido ba|o
las Secciones 1 y 2÷, y, si el lraba|o es un e|eculable enlazado
Licencia Publica Ceneral Menor
con la ßiblioleca se acom¡añara el «lraba|o que uliliza la
ßiblioleca» com¡lelo y legible ÷a maquina÷, como código
ob|elo y/o código fuenle, de forma que el usuario ¡ueda modi-
ficar la ßiblioleca y reenlazarlo ¡ara ¡roducir un e|eculable
modificado que conlenga la ßiblioleca modificada. (Se enliende
que el usuario que cambia los conlenidos de los archivos de
definiciones en la ßiblioleca no necesariamenle sera ca¡az de
recom¡ilar la a¡licación ¡ara usar las definiciones modificadas.)
b) Ulilizar un mecanismo de biblioleca com¡arlida adecuado
¡ara enlazar con la ßiblioleca. Un mecanismo adecuado es
aquel que (1) uliliza en liem¡o de e|ecución una co¡ia de la
biblioleca ya ¡resenle en el ordenador del usuario, en lugar de
co¡iar funciones de biblioleca denlro del e|eculable y (2) que
funciona correclamenle con una versión modificada de la
biblioleca, si el usuario inslala una, mienlras que la versión
modificada sea de inlerfaz com¡alible con la versión con la que
se realizó el lraba|o.
c) Acom¡añar el lraba|o con una oferla escrila, valida duranle al
menos lres años, ¡ara ¡ro¡orcionar a dicho usuario los male-
riales es¡ecificados en la Subsección 6a, ¡or un ¡recio no su¡e-
rior al cosle de la dislribución.
d) Si la dislribución del lraba|o se realiza ofreciendo el acceso a
la co¡ia desde un lugar delerminado, ofrecer un acceso equi-
valenle ¡ara la co¡ia de los maleriales es¡ecificados anlerior-
menle desde el mismo lugar.
e) Verificar que el usuario ha recibido ya una co¡ia de eslos
maleriales o que usled ya le ha enviado una co¡ia.
Iara un e|eculable, la forma requerida del «lraba|o que uliliza la
ßiblioleca» debe incluir lodos los ¡rogramas de dalos y ulilida-
des necesilados ¡ara re¡roducir el e|eculable desde el mismo.
Sin embargo, como exce¡ción es¡ecial, los maleriales a dislribuir
no necesilan incluir nada de lo que se dislribuye normalmenle
÷ya sea en forma binaria o fuenle÷ con los com¡onenles ¡rin-
ci¡ales ÷com¡ilador, kernel, y demas÷ del sislema o¡eralivo
en el cual funciona el e|eculable, a menos que el com¡onenle
acom¡añe al e|eculable.
Sottwarc librc para una socicdad librc 302
303
Iuede suceder que esle requisilo conlradiga las reslricciones de la
licencia de olras bibliolecas ¡ro¡ielarias que no acom¡añan nor-
malmenle al sislema o¡eralivo. Dicha conlradicción significa que
no ¡uede usar |unlas ambas en un e|eculable que usled dislribuya.
7. Iuede añadir ¡reslaciones de biblioleca, que sean un lraba|o basa-
do en la ßiblioleca, reunidas en una sola biblioleca |unlo con olras
¡reslaciones de biblioleca no cubierlas ¡or esla Licencia y dislri-
buir dicha biblioleca combinada, con lal de que la dislribución
se¡arada del lraba|o basado en la ßiblioleca y de las olras ¡resla-
ciones de biblioleca esle, ¡or lo demas, ¡ermilida, y con lal de que
usled haga eslas dos cosas:
a) Acom¡añar la biblioleca combinada con una co¡ia del mismo
lraba|o basado en la ßiblioleca, sin combinarlo con olras ¡res-
laciones de biblioleca. Isla debe ser dislribuida segun los ler-
minos de las Secciones anleriores.
b) Incluir una nolificación en la biblioleca combinada, deslacan-
do que ¡arle de la misma es un lraba|o basado en la ßiblioleca,
y ex¡licando dónde enconlrar las formas sin combinar que
acom¡añan a esle lraba|o.
8. No debe co¡iar, modificar, sublicenciar, enlazar o dislribuir la
ßiblioleca exce¡lo como se esli¡ula ex¡resamenle en esla
Licencia. Cualquier olro inlenlo de co¡iar, modificar, sublicenciar,
enlazar o dislribuir la ßiblioleca no sera valido y anulara auloma-
licamenle sus derechos con relación a esla Licencia. Sin embargo,
aquellos que hayan recibido co¡ias o derechos segun esla Licencia
¡or medio de usled, conservaran sus licencias siem¡re que cum-
¡lan los lerminos de las mismas.
9. No se exige que ace¡le esla Licencia, ¡ueslo que no la ha firma-
do. Sin embargo, ninguna olra cosa le auloriza a modificar o dis-
lribuir la ßiblioleca o los lraba|os derivados de la misma. Si usled
no ace¡la esla Licencia, eslas acciones eslan ¡rohibidas ¡or ley.
Ior lo lanlo, al modificar o dislribuir la ßiblioleca ÷o cualquier
Licencia Publica Ceneral Menor
lraba|o basado en ella÷, usled ace¡la esla Licencia, y lodos sus
lerminos y condiciones ¡ara co¡iar, dislribuir o modificar la
ßiblioleca o los lraba|os basados en ella.
10. Cada vez que usled dislribuye la ßiblioleca ÷o cualquier lraba|o
basado en ella÷, el rece¡lor recibe aulomalicamenle una licencia
del lilular original de la Licencia ¡ara co¡iar, dislribuir, enlazar o
modificar la ßiblioleca siem¡re su|elo a eslos lerminos y condi-
ciones. Usled no debe im¡oner ninguna reslricción ¡oslerior
sobre el e|ercicio de los rece¡lores de los derechos olorgados
mencionados aqui. Usled no es res¡onsable de hacer cum¡lir
esla Licencia a lerceros.
11. Si, como consecuencia de un |uicio o infracción de ¡alenle o ¡or
cualquier olra razón ÷no limilada a asunlos de ¡alenle÷ a usled se
le im¡onen condiciones ÷sea orden |udicial, conlraclual u olras÷
que conlradigan las condiciones de esla Licencia, eso no le dis¡ensa
de las condiciones de esla Licencia. Si usled no ¡uede dislribuirla de
lal forma que salisfaga simullaneamenle sus obligaciones con res¡ec-
lo a esla licencia y cualquier olras obligaciones ¡erlinenles, enlonces
como consecuencia, no debe dislribuir la ßiblioleca en absolulo. Ior
e|em¡lo, si una licencia de ¡alenle no ¡ermiliera la redislribución
libre del co¡yrighl de la ßiblioleca a lodo aquellos que reciben co¡ias
direclamenle o indireclamenle a lraves de usled, enlonces debera
abslenerse com¡lelamenle de dislribuir la ßiblioleca.
Si cualquier ¡arle de esla sección se considera nula o ina¡licable
en cualquier circunslancia ¡arlicular, se inlenlara a¡licar el grue-
so de la sección, y en olras circunslancias se inlenlara a¡licar la
sección como un lodo.
No es el ¡ro¡ósilo de esla sección inducirle a infringir una deman-
da de derechos de ¡alenle u olros derechos de ¡ro¡iedad o im¡ug-
nar la validez de lales demandas, esla sección liene como unico ¡ro-
¡ósilo ¡roleger la inlegridad del sislema de dislribución de soflva-
re libre, que se lleva a cabo medianle ¡raclicas de licencia ¡ublica.
Mucha genle ha hecho generosas conlribuciones a una am¡lia
variedad de ¡royeclos de soflvare dislribuido medianle esle sisle-
ma, confiando en la firme a¡licación del mismo, es decisión del
Sottwarc librc para una socicdad librc 304
305
aulor/donanle decidir si el o ella desea dislribuir soflvare medianle
cualquier olro sislema, una licencia no ¡uede im¡oner esa elección.
Isla sección liene el ¡ro¡ósilo de esclarecer a fondo lo que se con-
sidera una consecuencia del reslo de esla Licencia.
12. Si la dislribución y/o uso de la ßiblioleca esla reslringida en cier-
los ¡aises medianle ¡alenles o inlerfaces con co¡yrighl, el ¡ro¡ie-
lario de los derechos de aulor originales, que ¡uso la ßiblioleca
ba|o esla Licencia, ¡uede añadir una limilación a la dislribución
geografica excluyendo a eslos ¡aises, de forma que esla dislribu-
ción se aulorice solamenle en o enlre ¡aises no excluidos. In lal
caso, esla Licencia incor¡ora la limilación como si esluviera escri-
la en el cuer¡o de esla Licencia.
13. La |rcc Scjiuarc |cun!aiicn ¡uede ¡ublicar versiones nuevas y/o
revisadas de la Licencia Iublica General Menor de cuando en
cuando. Tales versiones nuevas seran similares en es¡irilu a la
¡resenle versión, ¡ero ¡ueden diferir en cierlos delalles ¡ara
abordar nuevos ¡roblemas o inlereses.
A cada versión se le asigna un numero que la dislingue. Si la
biblioleca es¡ecifica un numero de versión de esla Licencia que se
a¡lica a ella misma y a «cualquier versión ¡oslerior», usled ¡uede
o¡lar ¡or cum¡lir los lerminos y condiciones lanlo de esa versión,
como de cualquier versión ¡oslerior ¡ublicada ¡or la |rcc Scjiuarc
|cun!aiicn. Si la ßiblioleca no es¡ecifica un numero de versión de
licencia, usled ¡uede elegir cualquier versión ¡ublicada ¡or la
|rcc Scjiuarc |cun!aiicn.
14. Si desea incor¡orar ¡arles de la ßiblioleca a olros ¡rogramas
libres cuyas condiciones de dislribución sean incom¡alibles con
eslos, escriba al aulor ¡ara ¡edirle ¡ermiso. Iara el soflvare cuyos
co¡yrighl ¡erlenece a la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn, escriba a la |rcc
Scjiuarc |cun!aiicn, a veces, hacemos exce¡ciones. Nueslra deci-
sión se guiara ¡or lo general ¡or los dos ob|elivos siguienles: ¡re-
servar el eslalus libre de lodo lo derivado de nueslro soflvare y
¡romover que el soflvare sea com¡arlido y reulilizado.
Licencia Publica Ceneral Menor
Sottwarc librc para una socicdad librc 306
5IN GARANTÍA
15. DADO QUI LA ßIßLIOTICA ISTA LICINCIADA DI IORMA GRATUITA, NO
HAY GARANTIA IARA LA ßIßLIOTICA SALVO IN AQUILLO QUI ISTAßLICI
LA LIGISLACION. IXCIITO CUANDO SI ISTAßLIZCA DI OTRO MODO IOR
ISCRITO, LOS TITULARIS DIL COIYRIGHT Y/O OTRAS IARTIS SUMINISTRAN
LA ßIßLIOTICA TAL CUAL SIN GARANTIA DI NINGUNA CLASI, YA SIA DI
IORMA IXIRISA O IMILICITA, INCLUYINDO, AUNQUI NO LIMITADO IOR,
LAS GARANTIAS IMILICITAS DI COMIRCIAßILIDAD Y CONVINIINCIA IARA
UN IROIOSITO IARTICULAR. TODO RIISGO ASOCIADO A LA CALIDAD Y LA
I}ICUCION DI LA ßIßLIOTICA IS SUYO. SI LA ßIßLIOTICA RISULTARA
ISTAR DIIICTUOSA, USTID ASUMI IL COSTI DI TODO MANTINIMIINTO,
RIIARACION O CORRICCION NICISARIOS.
16. ßA}O NINGUN CONCIITO, A MINOS QUI SIA RIQUIRIDO IOR LA LIY
AILICAßLI O DI ACUIRDO A UN ISCRITO, IL TITULAR DIL COIYRIGHT O
CUALQUIIR OTRA IARTI QUI IUIDA MODIIICAR Y/O RIDISTRIßUIR LA
ßIßLIOTICA COMO SI IIRMITI ARRIßA, SIRA RISIONSAßLI IOR DANOS,
INCLUYINDO CUALQUIIR DANO GINIRAL, ISIICIAL, ACCIDINTAL O CON-
SICUINTI ORIGINADO IOR IL USO O INCAIACIDAD DI USO DI LA ßIßLIO-
TICA ÷INCLUYINDO IIRO NO LIMITANDO IOR, LAS IIRDIDAS DI DATOS
O LA IRODUCCIÓN DI DATOS INCORRICTOS, O IIRDIDAS SUIRIDAS IOR
USTID O TIRCIROS, O UN IALLO DI LA ßIßLIOTICA IARA IUNCIONAR CON
CUALQUIIR OTRO SOITWARI÷ INCLUSO SI TAL TITULAR U OTRA IARTI
HUßIIRA SIDO NOTIIICADO DI LA IOSIßILIDAD DI TALIS DANOS.
FIN DE TERMINO5 Y CONDICIONE5.
Cðmn ap!icar cstns términns a sus nucvas bib!intccas.
Si usled desarrolla una biblioleca nueva y quiere que sea del mayor
uso ¡osible ¡ara el ¡ublico, le recomendamos que la convierla en
soflvare libre ¡ara que lodo el mundo ¡ueda redislribuirla o combi-
narla. Usled ¡uede hacer lal cosa aulorizando la redislribución segun
eslos lerminos o bien segun los lerminos de la Licencia Iublica
General ordinaria.
307
Iara a¡licar eslos lerminos agregue la siguienle nola a la biblioleca. Is
mas ¡rudenle agregar los avisos al comienzo de cada fichero fuenle
¡ara lransmilir de una forma mas efecliva la exclusión de garanlia, y
cada fichero deberia lener al menos la linea de derechos de aulor y un
¡unlero hacia donde se encuenlre la nolificación com¡lela.
Copytight ©
Esta bib1ioteca es softwate 1ibte, puede tedisttibuit-
1a o modificat1a según 1os tetminos de 1a GNU
Licencia Rúb1ica Geneta1 Menot, pub1icada pot 1a Eree
Software Eoundation; ya sea en su vetsion 2 o -a su
e1eccion- en cua1quiet vetsion postetiot.
Esta bib1ioteca se disttibuya con 1a intencion de que
sea usada, sin embatgo no TIENE GARANTÍA; inc1uidas
1a gatantias de cometciabi1idad y conveniencia pata un
ptoposito patticu1at. Vease GNU Licencia Rúb1ica
Geneta1 Menot pata mas deta111es.
Debeta tecibit una copia de 1a GNU Licencia Rúb1ica
Geneta1 Menot con esta bib1ioteca; si no es asi,
esctiba a 1a Etee Softwate Eoundation, Inc., 5?
Temp1e R1ace, Suite 330, Boston, Ma 02111-130¯ USA.
Añada lambien información sobre como conlaclar con usled median-
le correo eleclrónico y ¡oslal.
Deberia incluir lambien su em¡leo ÷si lraba|a como ¡rograma-
dor÷ o sus esludios, si liene alguno, ¡ara firmar una «renuncia de
co¡yrighl» ¡ara la biblioleca, si fuese necesario. Aqui lenemos un
e|em¡lo, allere los nombres:
Yoyodyne, Inc., pot 1a ptesente, tenuncia a todos
sus detechos de copytight con tespecto a 1a bib1io-
teca «Etob» -una bib1ioteca pata ...- esctita pot
James Random Hac¹et.
fitma de Ty Coon, 1 Apti1 1??0
Ty Coon, Rtesidente de Vicio
¡Iso es lodo!
Licencia Publica Ceneral Menor
Sottwarc librc para una socicdad librc 308
5c pcrmitc !a cnpia y distribuciðn dc cnpias !itcra!cs dc cstc
dncumcntn, pcrn nn sc pcrmitc su mndiIicaciðn.
0. Prcámbu!n
Il ¡ro¡ósilo de esla licencia es ¡ermilir que un manual, libro de lexlo,
u olro documenlo escrilo sea «libre» en el senlido de liberlad: asegurar
a lodo el mundo la liberlad efecliva de co¡iarlo y redislribuirlo, con o
sin modificaciones, de manera comercial o no. In segundo lermino,
esla licencia ¡reserva ¡ara el aulor o ¡ara quien lo ¡ublique una mane-
ra de oblener reconocimienlo ¡or su lraba|o, al liem¡o que no se les
hace res¡onsables de las modificaciones realizadas ¡or lerceros.
Isla licencia es una es¡ecie de «co¡ylefl», lo que significa que los
lraba|os derivados del documenlo deben a su vez ser libres en el mismo
senlido. Isla licencia com¡lemenla a la Licencia Iublica General GNU,
que es una licencia de co¡ylefl diseñada ¡ara el soflvare libre.
Llcenclu de Documentuclón Llbre GNU
1
|Frcc Dncumcnt Liccnsc, GNU-FDL{
Versión 1.1, marzo 2000,
Co¡yrighl © 2000, 1999 Iree Soflvare Ioundalion, Inc. 59, Tem¡le
Ilace, Suile 330, ßoslon, MA 02111-1307 USA
1
This is an unofficial lranslalion of lhe GNU Ire Documenl License inlo s¡anish. Il
vas nol ¡ublished by lhe Iree Soflvare Ioundalion, and does nol legally slale lhe dis-
lribulion lerms lhal uses lhe GNU IDL ÷only lhe original Inglish lexl of lhe GNU
IDL does lhal. |Isla es una lraducción no oficial al es¡añol de la GNU Iree Documenl
License. No ha sido ¡ublicada ¡or la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn y no eslablece legalmen-
le las condiciones de dislribución de manuales y documenlación ¡ara el soflvare que
usa la GNU IDL. Islas condiciones se eslablecen solamenle en el lexlo original, en
ingles, de la GNU IDLj
309
Hemos diseñado esla Licencia ¡ara usarla en manuales de soflvare
libre, ya que el soflvare libre necesila documenlación libre: un ¡ro-
grama libre debe acom¡añarse con manuales que ofrezcan la mismas
liberlades que da el soflvare. Sin embargo esla licencia no se limila a
manuales de soflvare, ¡uede ulilizarse ¡ara cualquier lraba|o lex-
lual, sin lener en cuenla su lemalica o si se ¡ublica como libro im¡re-
so. Recomendamos esla licencia ¡rinci¡almenle ¡ara lraba|os cuyo
fin sea educalivo o lrale de servir como obra de referencia.
1. Ap!icabi!idad y dcIinicinncs
Isla Licencia se a¡lica a cualquier manual u olro documenlo que conlen-
ga una nola del ¡ro¡ielario de los derechos indicando que ¡uede dislri-
buirse ba|o los lerminos de la Licencia. Il «Documenlo», en adelanle, se
refiere a cualquiera de dichos manuales o lraba|os. Cualquier miembro
del ¡ublico es un licencialario y sera denominado como «Usled».
Una «versión modificada» del Documenlo es cualquier lraba|o
que conlenga el Documenlo o una ¡orción del mismo, ya sea una
co¡ia lileral o con modificaciones y/o lraducciones a olro idioma.
Una «una sección secundaria» es un a¡endice lilulado o una sec-
ción ¡reliminar al ¡rólogo del Documenlo que liene que ver exclusiva-
menle con la relación de quien ¡ublica, los aulores del Documenlo, el
lema general del Documenlo ÷o asunlos relacionados÷ y cuyo con-
lenido no concierne direclamenle a esle lema general. (Ior e|em¡lo, si
el Documenlo es en ¡arle un lexlo de malemalicas, una sección secun-
daria ¡uede no ex¡licar malemalicas). La relación ¡uede ser un asun-
lo sobre la relación hislórica o el ¡osicionamienlo legal, comercial, filo-
sófico, elico o ¡olilico con res¡eclo del lema o la maleria del lexlo.
Las «secciones invariables» son cierlas secciones secundarias
cuyos lilulos son denominados como secciones invariables, en la nola
que indica que el documenlo esla liberado ba|o esla licencia.
Los «lexlos de cubierla» son cierlos ¡asa|es breves que se enume-
ran como lexlos de ¡orlada o lexlos de conlra ¡orlada, en la nola que
indica que el documenlo es liberado ba|o esla Licencia.
Una co¡ia «lrans¡arenle» del Documenlo es una co¡ia ¡ara leclu-
ra en maquina, re¡resenlada en un formalo cuya es¡ecificación esla
Licencia de Documentacion Libre CÞL
Sottwarc librc para una socicdad librc 310
a dis¡osición del ¡ublico general, cuyo conlenido ¡uede ser leido y
edilado direclamenle con edilores de lexlo genericos o ÷¡ara image-
nes com¡ueslas ¡or ¡ixeles÷ de ¡rogramas genericos de dibu|o o ÷
o ¡ara dibu|os÷ o con algun edilor grafico dis¡onible, y que sea ade-
cuado ¡ara ex¡orlar a ¡rocesadores de lexlo o ¡ara la lraducción
aulomalica a una variedad de formalos adecuados ¡ara ulilizarlos
con ¡rocesadores de lexlo. Una co¡ia en un formalo de archivo no
lrans¡arenle, diseñado ¡ara im¡edir o dificullar subsecuenles modi-
ficaciones ¡osleriores ¡or ¡arle de los leclores no es lrans¡arenle.
Una co¡ia que no es «lrans¡arenle» es llamada «o¡aca».
Como e|em¡los de formalos adecuados ¡ara co¡ias lrans¡arenles
eslan el ASCII ¡lano sin formalo, formalo de Texinfo, formalo LaT
I
X,
SGML o XML usando un DTD dis¡onible y HTML sim¡le que obedece
a eslandares, diseñado ¡ara modificaciones humanas. Los formalos o¡a-
cos incluyen IoslScri¡l, IDI, formalos ¡ro¡ielarios que ¡ueden ser lei-
dos y edilados unicamenle en ¡rocesadores de lexlos ¡ro¡ielarios,
SGMLo XML¡ara los cuales los DTD y/o herramienlas de ¡rocesamien-
lo no eslan generalmenle dis¡onibles, y el HTML generado ¡or maqui-
nas ¡roduclo de algun ¡rocesador de lexlos sólo con fines de salida.
La «¡orlada» en un libro im¡reso es la ¡orlada misma, mas las
¡aginas siguienles necesarias ¡ara manlener la legibilidad del male-
rial, que esla Licencia requiere que a¡arezca en la ¡orlada. Iara lra-
ba|os en formalos que no lienen ¡orlada como lal, la «¡orlada» es el
lexlo mas ¡róximo al lilulo del lraba|o, ¡recediendo el comienzo del
cuer¡o del lraba|o.
2. Cnpia !itcra!
Iuede co¡iar y dislribuir el Documenlo en cualquier medio, sea en
forma comercial o no, siem¡re y cuando esla Licencia, las nolas de
co¡yrighl y la nola de licencia, que indica que esla Licencia se a¡lica
al Documenlo, se re¡roduzcan en lodas las co¡ias y que usled no
añada ninguna condición a¡arle de las ex¡ueslas en esla Licencia. No
¡uede ulilizar medidas lecnicas ¡ara obslruir o conlrolar la leclura o
co¡ia ¡oslerior de las co¡ias que usled haga o dislribuya. Sin embar-
go, usled ¡uede ace¡lar una com¡ensación monelaria a cambio de
las co¡ias. Si dislribuye un numero suficienlemenle grande de co¡ias
lambien debera cum¡lir las condiciones de la sección 3.
311
Licencia de Documentacion Libre CÞL
Tambien ¡uede ¡reslar co¡ias, ba|o las mismas condiciones eslableci-
das anleriormenle y ¡uede exhibir co¡ias ¡ublicamenle.
3. Cnpia cn cantidadcs masivas
Si ¡ublica mas de cien co¡ias im¡resas del Documenlo y la nola de
Licencia del Documenlo exige lexlos de cubierla, debe incluir las
co¡ias con cubierlas que mueslren, de forma clara y legible, lodos los
lexlos de cubierla: lexlos fronlales en la cubierla fronlal y lexlos ¡os-
leriores de cubierla en la cubierla ¡oslerior. Ambas cubierlas deben
idenlificarle a usled, de forma clara y legible como res¡onsable de la
¡ublicación de lales co¡ias. La cubierla fronlal debe moslrar el lilulo
com¡lelo siendo lodas las ¡alabras igualmenle ¡rominenles y visi-
bles. Ademas, ¡uede añadir olro malerial en la cubierla. Las co¡ias
con cambios limilados en las cubierlas, siem¡re que ¡reserven el lilu-
lo del Documenlo y salisfagan eslas condiciones, ¡ueden considerar-
se como co¡ias lilerales.
Si los lexlos requeridos ¡ara la cubierla son muy voluminosos
¡ara que se a|uslen de forma legible, debera colocar los ¡rimeros ÷
lanlos como sea razonable÷ en la cubierla real, e inlroducir el reslo
en las ¡aginas adyacenles.
Si ¡ublica o dislribuye mas de cien co¡ias o¡acas del Documenlo,
debera incluir una co¡ia lrans¡arenle que ¡ueda ser leida ¡or una
maquina con cada co¡ia o¡aca, o enlregar con cada co¡ia o¡aca
una dirección ¡ublica en red que conlenga una co¡ia com¡lela lrans-
¡arenle del Documenlo, sin malerial adicional, a la cual el ¡ublico en
general ¡ueda acceder y ba|ar anónimamenle sin cargo, usando ¡ro-
locolos de eslandar ¡ublico. Si recurre a esla ullima o¡ción, debera
lomar las medidas necesarias, cuando comience la dislribución de las
co¡ias o¡acas, ¡ara asegurarse de que esla co¡ia lrans¡arenle ¡erma-
necera accesible en el silio ¡or lo menos un año des¡ues de su ullima
dislribución de co¡ias o¡acas ÷ya sea direclamenle o a lraves de sus
agenles o dislribuidores÷ de esa misma edición ¡ublica.
Se solicila, aunque no es requisilo, que se ¡onga en conlaclo con los
aulores del Documenlo anles de redislribuir las co¡ias, ¡ara darles la
o¡orlunidad de que le ¡ro¡orcionen una versión del Documenlo.
4. MndiIicacinncs
Iuede co¡iar y dislribuir una versión modificada del Documenlo
segun las condiciones de las anleriores secciones 2 y 3, siem¡re que
usled libere la versión modificada con esla misma Licencia, de esle
modo, la versión modificada desem¡eña el ¡a¡el del Documenlo, y
¡or lo lanlo se auloriza la dislribución y la modificación de la versión
modificada a quienquiera que ¡osea una co¡ia de esle. Ademas,
debera hacer lo siguienle en la versión modificada:
a. Usar en la Iorlada ÷y en las cubierlas, si las hubiera÷ un lilulo
dislinlo al del Documenlo y de las versiones anleriores ÷que
deberian, si las hubiera, enumerarse en la sección de Hisloria del
Documenlo. Iuede ulilizar el mismo lilulo de las versiones anle-
riores del original siem¡re que quien ¡ublicara la ¡rimera versión
le de su consenlimienlo.
b. Inumerar en la Iorlada, como aulores, a una o mas ¡ersonas o
enlidades res¡onsables de la auloria o de las modificaciones de la
versión modificada, |unlo con ¡or lo menos cinco de los aulores
¡rinci¡ales del Documenlo ÷lodos sus aulores ¡rinci¡ales, si hay
menos de cinco.
c. Incluir en la ¡orlada el nombre de quien ¡ublique la versión
modificada.
d. Ireservar lodas las nolas de co¡yrighl del Documenlo.
e. Añadir una nola de co¡yrighl a¡ro¡iada ¡ara sus modificaciones
adyacenles a las olras nolas de co¡yrighl.
f. Incluir, inmedialamenle des¡ues de la nola de co¡yrighl, una nola
de licencia aulorizando el uso de la versión modificada segun los
lerminos de esla Licencia, de la forma descrila en la addenda.
g. Ireservar en esa nola de licencia la lisla com¡lela de secciones
invariables y en los lexlos de las cubierlas que sean requeridos
segun se es¡ecifique en la nola de Licencia del Documenlo
h. Incluir una co¡ia sin modificación de esla Licencia.
i. Ireservar la sección llamada «hisloria» y su lilulo, y añadir a esla
una sección que eslablezca al menos el lilulo, el año, los nuevos
Sottwarc librc para una socicdad librc 312
313
aulores y quien ¡ublicó la versión modificada, lal y como se es¡e-
cifica en la ¡orlada. Si no hay una sección lilulada «hisloria», se
creara una eslableciendo el lilulo, el año, los aulores y quien
¡ublicó el Documenlo como se es¡ecifica en la ¡orlada, añadien-
do ademas un arliculo que describa la versión modificada como se
eslableció en el ¡unlo anlerior.
|. Ireservar la localización en red, si la hubiera, es¡ecificada en el
Documenlo ¡ara acceder ¡ublicamenle a una co¡ia lrans¡arenle
del Documenlo, al igual que olras direcciones de red ¡ro¡orciona-
das en el Documenlo ¡ara versiones anleriores en las cuales eslu-
viese basado. Islas ¡ueden ubicarse en la sección «Hisloria». Se
¡uede omilir la ubicación en red ¡ara un lraba|o ¡ublicado al
menos 4 años anles que el Documenlo, o si quien ¡ublica original-
menle la versión da su consenlimienlo ex¡licilamenle.
k. In cualquier sección lilulada «agradecimienlos» o «dedicalorias»,
se ¡reservara el lilulo de la sección, asi como la inlención y el lono
de los agradecimienlos y/o dedicalorias de cada conlribuyenle.
l. Ireservar lodas las secciones invariables del Documenlo, sin alle-
rar su conlenido ni sus lilulos. Los numeros de sección o el equi-
valenle no se consideran ¡arle de los lilulos de la sección.
m. Su¡rimir cualquier sección lilulada «a¡robaciones». Tales seccio-
nes no ¡ueden eslar incluidas en las versiones modificadas.
n. No relilular ninguna sección exislenle como «a¡robaciones», de
modo que ¡ueda enlrar en confliclo con el lilulo de alguna sec-
ción invarianle.
Si la versión modificada incluye secciones o a¡endices nuevos o ¡re-
liminares al ¡rólogo calificados como secciones secundarias que con-
lienen malerial no co¡iado del Documenlo, o¡cionalmenle, ¡uede
designarse algunas o lodas eslas secciones como invariables. Iara
ello, añada sus lilulos a la lisla de secciones invariables en la nola
de licencia de la versión modificada. Tales lilulos deben ser dislin-
los de cualquier olro lilulo de sección.
Iuede añadir una sección lilulada «a¡robaciones», siem¡re que
unicamenle conlenga las a¡robaciones de su versión modificada ¡or
diversas fuenles ÷¡or e|em¡lo, observaciones de ¡erilos o nolas
ex¡oniendo que el lexlo ha sido a¡robado ¡or una organización
como eslandar.
Licencia de Documentacion Libre CÞL
Iuede añadir un ¡asa|e de hasla cinco ¡alabras como lexlo de cubier-
la fronlal, y un ¡asa|e de hasla 25 ¡alabras como lexlo de cubierla
¡oslerior, al final de la lisla de lexlos de cubierla en la versión modi-
ficada. Solamenle ¡uede añadir un ¡asa|e de lexlo de cubierla fronlal
y un lexlo de cubierla ¡oslerior ÷a manera de arreglos hechos ¡or
una enlidad. Si el Documenlo ya incluye un lexlo de cubierla ¡ara la
misma cubierla, ¡reviamenle añadido ¡or usled o ¡or la misma enli-
dad en nombre de la cual esla acluando, no ¡uede añadir mas, ¡ero
¡uede reem¡lazar el anlerior, con aulorización ex¡resa de quien
¡ublicó anleriormenle la cubierla.
Il(los) aulor(es) y quien(es) ¡ublica(n) el Documenlo no aulorizan
con esla Licencia ¡ermiso alguno ¡ara que sus nombres sean uliliza-
dos en ¡ublicidad o ¡ara asegurar o sugerir la a¡robación de cual-
quier Versión Modificada.
5. Cnmbinar dncumcntns
Iuede combinar el Documenlo con olros documenlos liberados con
esla Licencia, segun los lerminos definidos en la sección 4 anlerior
¡ara versiones modificadas, siem¡re que incluya en la combinación
lodas las secciones invariables de los documenlos originales, sin
modificar y enumeradas como secciones invariables del lraba|o com-
binado en su nola de licencia.
Il lraba|o combinado debe conlener solamenle una co¡ia de esla
Licencia y las mulli¡les secciones invariables idenlicas ¡ueden ser
reem¡lazadas ¡or una sola co¡ia. Si hay mulli¡les secciones invaria-
bles con el mismo nombre ¡ero con conlenidos diferenles, haga que
el lilulo de cada una de eslas secciones sea unico, añadiendole al final
de esle, en ¡arenlesis, el nombre del aulor o de quien ¡ublicó origi-
nalmenle esa sección ÷si es conocido÷ o ÷si no÷ un numero
unico. Haga lo mismo con los lilulos de sección en la lisla de
Secciones Invariables en la nola de licencia del lraba|o combinado.
Debera combinar cualquier sección lilulada «hisloria» de los diver-
sos documenlos originales, formando una sola sección lilulada «hislo-
ria», de la misma forma combinara cualquier sección lilulada «agra-
decimienlos» y cualquier sección lilulada «dedicalorias». Debera
borrar lodas las secciones liluladas «a¡robaciones».
Sottwarc librc para una socicdad librc 314
315
Licencia de Documentacion Libre CÞL
6. Cn!cccinncs dc dncumcntns
Iuede hacer una colección consislenle en el Documenlo y en olros
documenlos liberados con esla Licencia y reem¡lazar las co¡ias indi-
viduales de esla Licencia, en los diversos documenlos, con una sola
co¡ia incluida en la colección, siem¡re que siga las reglas de esla
Licencia ¡ara una co¡ia lileral de cada uno de los documenlos en
cualquiera de lodos los as¡eclos.
Iuede exlraer un solo documenlo de lales colecciones y dislribuirlo
individualmenle ba|o esla Licencia, siem¡re que inserle una co¡ia de
esla Licencia en el documenlo exlraido y cum¡la esla Licencia en lodos
los demas as¡eclos concernienles a la co¡ia lileral de lal documenlo.
7. Cnmbinaciðn cnn traba|ns indcpcndicntcs
Una reco¡ilación del Documenlo o de sus derivados con olros docu-
menlos o lraba|os se¡arados o inde¡endienles, en cualquier li¡o de dis-
lribución o medio de almacenamienlo, no como un lodo, se considera-
ra como una versión modificada del Documenlo, leniendo en cuenla
que ninguna com¡ilación de co¡yrighl sea señalada en la reco¡ilación.
Tal reco¡ilación es llamada un «agregado» y esla Licencia no se a¡lica
a los olros lraba|os aulo-conlenidos y ¡or lo lanlo com¡ilados con el
Documenlo, si no se lrala de lraba|os derivados del Documenlo.
In caso de que la sección 3 del lexlo de la cubierla fuera a¡licable a
eslas co¡ias, si el Documenlo es inferior a un cuarlo del agregado enle-
ro, los lexlos de la cubierla del Documenlo ¡ueden ser colocados en
cubierlas que enmarquen solamenle el Documenlo en el agregado. De
olra forma deben a¡arecer en cubierlas enmarcando lodo el agregado.
8. Traducciðn
La Traducción se considera un li¡o de modificación. De esle modo,
¡uede dislribuir lraducciones del Documenlo ba|o los lerminos de la
sección 4. La suslilución de las secciones invariables ¡or lraducciones
requerira la aulorización de los lilulares del co¡yrighl, ¡ero ¡uede
incluir lraducciones de algunas o lodas las secciones invariables ade-
mas de las versiones originales de las secciones invariables. Iuede
incluirse una lraducción de esla Licencia siem¡re que incluya lam-
bien la versión inglesa. In caso de que exisla un desacuerdo enlre la
lraducción y la versión original en ingles de esla Licencia, ¡revalece-
ra la versión original en ingles.
9. Nu!idad
No se ¡uede co¡iar, modificar, sublicenciar o dislribuir el Documenlo
exce¡lo en los casos ex¡resamenle aulorizados en esla Licencia.
Cualquier olro inlenlo de co¡ia, modificación, sublicenciamienlo o dis-
lribución del Documenlo sera nulo y sus derechos seran aulomalica-
menle anulados ba|o esa licencia. De lodas maneras, los lerceros que
hayan recibido co¡ias o derechos, de su ¡arle, ba|o esla Licencia no
daran ¡or anuladas sus licencias siem¡re que lales ¡ersonas o enlida-
des se encuenlren en lolal conformidad con la licencia original.
10. Futuras rcvisinncs dc csta !iccncia
La |rcc Scjiuarc |cun!aiicn ¡uede ¡ublicar nuevas versiones revisadas
de la Licencia de Documenlación Libre GNU de cuando en cuando.
Islas nuevas versiones seran similares en es¡irilu a la ¡resenle ver-
sión, ¡ero ¡ueden diferir en algunos as¡eclos con el fin de solucionar
algunos ¡roblemas o inlereses. Vease hll¡://vvv.gnu.org/co¡ylefl/.
Cada versión de la Licencia liene un numero que la dislingue de
las demas. Si el Documenlo es¡ecifica que una versión numerada de
esla licencia o «cualquier versión ¡oslerior» se a¡lica al mismo, len-
dra la o¡ción de cum¡lir los lerminos y condiciones de la versión
es¡ecificada o de cualquier versión ¡oslerior que haya sido ¡ublica-
da ÷no como borrador÷ ¡or la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn. Si el
Documenlo no es¡ecifica un numero de versión ¡ara esla Licencia,
¡uede escoger cualquier versión que haya sido ¡ublicada ÷no como
borrador÷ ¡or la |rcc Scjiuarc |cun!aiicn.
Sottwarc librc para una socicdad librc 316
317
Licencia de Documentacion Libre CÞL
Addcnda
Iara ulilizar esla licencia en un documenlo que usled haya escrilo,
incluya una co¡ia de la Licencia en el documenlo y añada la siguien-
le nola sobre el co¡yrighl y la licencia, |uslo des¡ues del lilulo de la
¡agina:
Copytight © Añc Su Ncn|rc.
Retmiso pata copiat, disttibuit y/o modificat este
documento según 1os tetminos de 1a Licencia de
Documentacion Libte GNU, Vetsion 1.1 o cua1quiet
otta vetsion postetiot pub1icada pot 1a Eree
Software Eoundation; con 1as Secciones Invatiab1es
ENUMERE SUS TÍTULOS, siendo INTRODUZCA e1 texto de
1a cubietta ftonta1 y siendo INTRODUZCA e1 texto de
1a cubietta postetiot. Se inc1uye una copia de 1a
1icencia en 1a seccion titu1ada «Licencia de
Documentacion Libte GNU».
Si no liene secciones invariables, escriba «sin secciones invariables»
en lugar de decir cuales son invariables. Si no liene lexlo de cubierla
fronlal, escriba «sin lexlo de cubierla fronlal». Haciendo lo ¡ro¡io
con la cubierla ¡oslerior.
Si su documenlo conliene e|em¡los de código de ¡rograma no lri-
viales, recomendamos liberar lambien eslos e|em¡los con la elección
de una licencia de soflvare libre, como la Licencia de Iublica General
GNU, ¡ara ¡ermilir su uso en soflvare libre.