P. 1
TÉCNICAS DE LECTURA

TÉCNICAS DE LECTURA

4.0

|Views: 6.351|Likes:
Publicado porLilianFranncoise
Técnicas de lectura diversas.
Técnicas de lectura diversas.

More info:

Published by: LilianFranncoise on Apr 22, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/11/2013

pdf

text

original

El SUMILLADO

El sumillado es la versión corta de un pasaje. Se trata de una manera económica para transmitir información, ahorrando tiempo, espacio y energía. El propósito principal de sumillar es PARAFRASEAR la idea principal de un párrafo o un pasaje de manera concisa. Esto significa redactar lo esencial del mensaje. Manteniendo la información básica con el menor número de palabras. Al sumillar se debe tener en cuenta:

Extraer el mensaje principal del texto original. Esto es, el mensaje esencial del texto que se sumilla: Incluye - Las ideas centrales (hipótesis general, temas básicos) - Hallazgos relevantes - Nombres, fechas, estadísticas y medias si son importantes. - Conclusiones - Recomendaciones No incluye - Los antecedentes del tema - Una introducción - Los comentarios personales o conjeturas del autor - Largas explicaciones - Ejemplos - Definiciones - Gráficos - Datos inexactos

 

Emplear un estilo no técnico. La sumilla debe ser escrita con el más bajo nivel de especialización. Los datos técnicos deben ser trasladados a un lenguaje llano. Ofrecer un contenido independiente. La sumilla debe ofrecer un contenido autosuficiente, de manera que el lector no necesite acudir al texto original para comprender las ideas básicas, sino sólo para encontrar los detalles.

Los pasos para el sumillado son: Primero Segundo Tercero Cuarto Quinto Sexto Sétimo Octavo Ejemplo: Para los materiales artificiales de construcción, tales como acero y concreto, la experiencia ha demostrado que la diferencia entre el material ideal y la sustancia real es prácticamente despreciable. Por el contrario, en el caso de los suelos, sabemos por nuestra experiencia que sus propiedades varían siempre más o menos radicalmente con respecto a la de cualquier material ideal suficiente simple para tratamiento teórico. Una de las principales fuentes de inseguridad, discusión y desacuerdo en Mecánica de Suelos reside en la falla general de no reconocer este hecho fundamental. Esta actitud poco crítica y poco justificada se descubre por títulos tales como Tensiones en una masa de suelo bidimensional e isotrópica o por artículos en los cuales sus autores no dudan en generalizar las conclusiones deducidas de teoría pura o de ensayos en pequeña escala con materiales que tienen muy poco parecido, si alguno, a los suelos reales. Uno de los principales fines de la instrucción en mecánica de suelos debe ser no promover esta tendencia a la generalización no justificada. TERZAGUI, Kart. Limitaciones y objetivos de la Mecánica de Suelos. 1936, p. 7 Primero: Lea completo el texto original. Segundo: Relea y subraye Para los materiales artificiales de construcción, tales como acero y concreto, la experiencia ha demostrado que la diferencia entre el material ideal y la sustancia real es prácticamente despreciable. Por el contrario, en el caso de los suelos, sabemos por nuestra experiencia que sus propiedades varían siempre más o menos : Lea completo el texto general : Relea y subraye : Edite la información subrayada : Reescriba con sus propias palabras : Revise su propia versión (elimine palabras y presentaciones innecesarias, use dígitos y enfatice las conexiones lógicas) : Contraste su versión con el original : Revise por última vez : Cite su fuente

radicalmente con respecto a la de cualquier material ideal suficiente simple para tratamiento teórico. Una de las principales fuentes de inseguridad, discusión y desacuerdo en Mecánica de Suelos reside en la falla general de no reconocer este hecho fundamental. Esta actitud poco crítica y poco justificada se descubre por títulos tales como Tensiones en una masa de suelo bidimensional e isotrópica o por artículos en los cuales sus autores no dudan en generalizar las conclusiones deducidas de teoría pura o de ensayos en pequeña escala con materiales que tienen muy poco parecido, si alguno, a los suelos reales. Uno de los principales fines de la instrucción en mecánica de suelos debe ser no promover esta tendencia a la generalización no justificada. Tercero: Edite la información subrayada en el caso de los suelos, sabemos por nuestra experiencia que sus propiedades varían siempre más o menos radicalmente con respecto a la de cualquier material ideal suficiente simple para tratamiento teórico. Una de las principales fuentes de inseguridad, discusión y desacuerdo en Mecánica de Suelos reside en la falla general de no reconocer este hecho fundamental. no dudan en generalizar las conclusiones deducidas de teoría pura o de ensayos en pequeña escala con materiales que tienen muy poco parecido, si alguno, a los suelos reales. Uno de los principales fines de la instrucción en mecánica de suelos debe ser no promover esta tendencia a la generalización no justificada. Cuarto: Reescriba con sus propias palabras Las características de los suelos son muy distintas a las de los materiales ideales (que son sencillos para el análisis teórico), lo que no necesariamente se reconoce en la práctica efectiva de la Mecánica de Suelos, según el autor, pues con frecuencia se extienden a los suelos reales las conclusiones sobre materiales a los que los suelos no se parecen. Quinto: Revise su propia versión (elimine palabras y presentaciones innecesarias, use dígitos, enfatice las conexiones lógica) Las características de los suelos son muy distintas a las de los materiales ideales (que son sencillos para el análisis teórico), lo que no necesariamente se reconoce en la práctica efectiva de la Mecánica de Suelos, según el autor, pues con frecuencia se extienden a los suelos reales las conclusiones sobre materiales a los que los suelos no se parecen. Sexto: Contraste su versión contra el original - Falta la comparación con los materiales artificiales. - Falta la recomendación final. A diferencia de los materiales artificiales, los suelos son muy distintos a los materiales ideales, lo que no se reconoce en la práctica de la Mecánica de Suelos, pues con frecuencia se extienden a los suelos reales las conclusiones sobre materiales a los cuales no se parecen, lo que debe evitarse en el entrenamiento de nuevos especialistas. Sétimo: Revise por última vez.

- No se sabe bien qué es un material ideal. - Se repite mucho la palabra materiales. - Hay muchas subordinaciones con que.
A diferencia de los materiales artificiales, los suelos son muy diferentes a los materiales de laboratorio, lo que no se reconoce en la práctica de la Mecánica de Suelos, pues con frecuencia se extienden a los suelos reales las conclusiones sobre entidades muy distintas a ellos, lo cual debe evitarse en el entrenamiento de nuevos especialistas. Octavo: Documente su fuente.

LA TÉCNICA DEL ESQUEMA

A diferencia de los materiales artificiales, los suelos son muy diferentes a los materiales de laboratorio, lo que no se reconoce en la práctica de la Mecánica de Suelos, pues con frecuencia se extienden a los suelos reales las conclusiones sobre entidades muy distintas a ellos, lo cual debe evitarse en el entrenamiento de nuevos especialistas. TERZAGUI, Kart. Limitaciones y objetivos de la Mecánica de Suelos. 1936, p. 7.

Uno de las técnicas más útiles para la comprensión de textos son los esquemas. Con los esquemas presentamos las ideas centrales del texto, es una buena manera de presentar la estructura o partes de un texto ya que en el mismo destacamos los puntos principales del texto y los subpuntos que estos contienen. Los cuadros sinópticos son gráficos de doble entrada que permiten ordenar y comparar distintos elementos o informaciones y nos ayudan enormemente a memorizar. Para hacer estos tres tipos de esquemas debemos: - Localizar las ideas centrales del texto. - Subrayar las palabras claves de esas ideas. - Estructurar las ideas estableciendo puntos y subpuntos dentro de los mismos. Un esquema es una presentación lógica, simbólica, visual y concisa de unos contenidos atendiendo sólo a los aspectos más sobresalientes y que permite la comprensión rápida de la estructura global y sectorial de un tema o unidad de estudio. En el menor número de palabras posibles se intentará expresar las ideas principales, los datos necesarios e imprescindibles, presentándolos del modo más lógico posible para que el ojo pueda captar la estructura del tema de uno o pocos golpes de vista. El esquema se debe realizar una vez hayamos subrayado el texto Estructura del esquema • No se debe iniciar la realización de un esquema sin antes no se domina el tema. • Se debe resaltar en primer lugar el título del tema. • Posteriormente se deben distribuir los grandes apartados sectoriales, escalonados en divisiones y subdivisiones según las ideas del tema o lección. • Se deberán utilizar diversos tipos de letras (mayúscula o minúscula) y signos de realce (subrayado o colores). • Las ideas deberán distribuirse en el folio o cuartilla de arriba a abajo, según la importancia de las ideas y de izquierda a derecha, descendiendo jerárquicamente desde la idea principal (izquierda) hasta los detalles (derecha). • Se podrán utilizar diversos signos para diferenciar los aparta dos e ideas: - Números (romanos o arábigos) - Letras (mayúsculas o minúsculas) - Letras y números combinados - Signos discrecionales (*, -, ., >) • Se deberá cuidar Ia presentación cifrada en la limpieza, claridad de la letra, espacios generosos. • Debe usarse el lenguaje y expresiones propias, pero con sentido. • La precisión, brevedad, claridad y concisión son las reglas de oro que siempre habrá que tener presentes para la confección de un esquema. • Una vez realizado el esquema deberá repasarse por si puede resumirse más eliminando algunos apartados o palabras. Tipos de esquemas Aunque existen diversos tipos de esquemas, los más utilizados son los numéricos y los de llave.

OTRAS TÉCNICAS ESQUEMÁTICAS 1. EL MAPA CONCEPTUAL Es una estrategia que permite visualizar si el alumno comprendió un texto por lo que el mapa conceptual se usa una vez leído un escrito. El Mapa Conceptual organiza conceptos, establece jerarquías y sus vínculos entre ellos. Para confeccionarlo se escribe el concepto o idea principal al centro o arriba encerrado en un círculo o cuadrado. Este concepto puede estar acompañado por algunos artículos y adjetivos. A continuación hacia abajo o a los lados se escriben los siguientes conceptos por jerarquía y así sucesivamente. Se unen los conceptos con una flecha en el que se escriben verbos adecuados para comprender el escrito, los que pueden estar acompañados por adverbios y preposiciones. Se puede dibujar imágenes como fondo del concepto. Se usa mucha creatividad y originalidad en su confección. Ejemplo:

EL SIMPOSIO
Es una

Técnica grupal
donde

Cada especialista expone un aspecto particular del tema
Se requiere un un de Y del

Tema o problema

Coordinado r

3 a 6 especialist
en 15 minutos como máximo por expositor

Auditorio

2. EL MAPA MENTAL
Es una técnica que permite organizar la información del texto leído con los conocimientos previos y con las representaciones mentales que trae el lector. Por ello, se considera un proceso de transacción entre autor y lector a través de esquemas, imágenes y todo tipo de idealizaciones en función el texto base abordado. Ejemplo:

LA TOMA DE APUNTES Tomar apuntes significa que prestemos atención a una información, organicemos, elaboremos y la escribamos por escrito, pero no es copiar al dictado. Existen algunos trucos para ayudarnos con la toma de apuntes: - Que redactemos las ideas en frases cortas. - Que lo hagamos con nuestras propias palabras. la

-

Que Que Que Que

escribamos literalmente sólo las definiciones textuales. nos inventemos abreviaturas para escribir más rápido. desarrollemos cada concepto en un párrafo. titulemos los distintos aspectos que exponemos.

Una buena forma de empezar a aprender a tomar apuntes es saber de qué va a ir el tema que se va a exponer. Es básico estar atento, e iniciarse en la aventura de buscar las palabras claves. Debemos recordar que NO HAY QUE COPIAR TODO. Enumerarlos o poner la fecha al inicio. Que nuestros apuntes deben ser fáciles de leer y que debemos dejar espacio en los márgenes para poner anotaciones. Las siglas y abreviaturas que nos inventemos deben significar siempre lo mismo. También es importante que revisemos los apuntes que estamos tomando y analicemos varias cosas: La limpieza Claridad de la letra Brevedad Orden lógico de las ideas

Tomar apuntes no sólo implica que escribamos. También implica que los revisemos y los corrijamos. Los libros de texto y los diccionarios nos pueden ayudar a completarlos. Y, por último, una vez tomados y revisados, los archivaremos por materias y por días. Sugerencias: - Propón que hagan exposiciones de los temas por grupos y que el resto tome apuntes. - Cada cierto tiempo, planifica visitas a un museo, o algún lugar donde nos hagan recorridos guiados. Pide a los chicos y chicas que tomen notas. - Pide que tomen notas cuando les van a explicar ciertos temas de su interés o lleva de vez en cuando a algún experto que les hable de Educación Sexual, Educación para la Paz, Intercultura.

EL SUBRAYADO EL TEXTO “Caía la tarde —una tempestuosa tarde color de aceituna de plata— cuando el padre Brown, envuelto en una manta escocesa, llegó al término de cierto valle escocés y pudo contemplar el singular castillo de Glengyle. El castillo cerraba el paso de un barranco o cañada, y parecía el límite del mundo. Aquella cascada de techos inclinados y cúspides de pizarra verde mar, al estilo de los viejos ‘chateaux’ francoescoceses, hacía pensar a un inglés en los sombreros en forma de campanarios que usan las brujas de los cuentos de hadas. Y el bosque de pinos que se balanceaba en torno a sus verdes torreones parecía, por comparación, tan oscuro como una bandada de innumerables cuervos. Esta nota de diabolismo soñador y casi soñoliento no era una simple casualidad del paisaje. Porque en aquel paraje flotaba, en efecto, una de esas nubes de orgullo y locura y misteriosa aflicción que caen con mayor pesadumbre sobre las casas escocesas que sobre ninguna otra morada de los hijos del hombre. Porque Escocia padece una dosis doble del veneno llamado ‘herencia’: la tradición aristocrática de la sangre, y la tradición calvinista del destino.” “El sacerdote había robado un día a sus trabajos en Glasgow, para ir a ver a su amigo Flambeau, el detective aficionado, que estaba a la sazón en el castillo de Glengyle, acompañado de un empleado oficial, haciendo averiguaciones sobre la vida y la muerte del difunto conde de Glengyle. Este misterioso personaje era el último representante de una raza cuyo valor, locura y cruel astucia la habían hecho terrible aun entre la más siniestra nobleza de la nación allá por el siglo XVI. Ninguna familia estuvo más en aquel laberinto de ambiciones, en los secretos de los secretos de aquel palacio de mentiras que se edificó en torno a María, reina de los escoceses.”

“Una tonadilla local daba testimonio de las causas y resultados de sus maquinaciones, en estas cándidas palabras: ‘Como savia nueva para los árboles pujantes, tal es el oro rubio para los Ogilvie.’” “Durante muchos siglos, el castillo de Glengyle no había tenido un amo digno, y era de creer que ya para la época de la reina Victoria, agotadas las excentricidades, sería de otro modo. Sin embargo, el último Glengyle cumplió la tradición de su tribu, haciendo la única cosa original que le qudaba por hacer: desapareció. No quiero decir que se fue a otro país; al contrario: si aún estaba en alguna parte, todos los indicios hacían creer que permanecía en el castillo. Pero, aunque su nombre constaba en el registro de la iglesia, así como en el voluminoso libro de los Pares, nadie lo había visto bajo el sol.”

Subrayado
Cuando leemos un libro de estudio, es sumamente aconsejable que lo hagamos portando un lápiz y una regla, para subrayar lo más importante y hacer anotaciones en los márgenes. El aplicar esta técnica, sencilla y rápida, nos exigirá seguir con atención el texto y evaluar continuamente qué es lo que el autor quiere decir y qué es lo más importante de cada párrafo. Por esto, más allá de la utilidad futura del subrayado (para repasar o encontrar información importante con facilidad), esta técnica es sumamente valiosa porque nos obliga a centrar la atención y a leer comprensivamente. Si disponemos del tiempo necesario, o si el texto es de difícil comprensión, lo más recomendable será realizar una primera lectura del mismo y, recién luego, al leerlo por segunda vez, aplicar la técnica del subrayado. En algunos casos, si el texto no presenta mayores dificultades o si disponemos de poco tiempo, nos veremos obligados a subrayar ya en la primera lectura, porque no habrá una segunda. En este último caso, lo recomendable es trabajar sobre el párrafo como unidad de sentido: leer primero todo un párrafo y luego preguntarnos qué dice, si su mensaje central es relevante para nuestra investigación o estudio y, recién ahí, proceder a la aplicación de la técnica del subrayado. Sólo debemos subrayar lo fundamental. Los detalles, los ejemplos, las digresiones del relato deben ser evitados. Lo ideal —y casi siempre posible— es subrayar de modo tal que al leer sólo lo subrayado el texto conserve su sentido y recoja toda la información necesaria para la comprensión de los temas fundamentales. Ejercicios: 1. Lee los siguientes párrafos del cuento policial La honradez de Israel Gow, de Chesterton (Texto), y subraya lo más importante. Compara luego tu subrayado con el sugerido en la solución. Solución

“Caía la tarde —una tempestuosa tarde color de aceituna de plata— cuando el padre Brown, envuelto en una manta escosesa, llegó al término de cierto valle escocés y pudo contemplar el singular castillo de Glengyle. El castillo cerraba el paso de un barranco o cañada, y parecía el límite del mundo. Aquella cascada de techos inclinados y cúspides de pizarra verde mar, al estilo de los viejos ‘chateaux’ francoescoceses, hacía pensar a un inglés en los sombreros en forma de campanarios que usan las brujas de los cuentos de hadas. Y el bosque de pinos que se balanceaba en torno a sus verdes torreones parecía, por comparación, tan oscuro como una bandada de innumerables cuervos. Esta nota de diabolismo soñador y casi soñoliento no era una simple casualidad del paisaje. Porque en aquel paraje flotaba, en efecto, una de esas nubes de orgullo y locura y misteriosa aflicción que caen con mayor pesadumbre sobre las casas escocesas que sobre ninguna otra morada de los hijos del hombre. Porque Escocia padece una dosis doble del veneno llamado ‘herencia’: la tradición aristocrática de la sangre, y la tradición calvinista del destino.”

“El sacerdote había robado un día a sus trabajos en Glasgow, para ir a ver a su amigo Flambeau, el detective aficionado, que estaba a la sazón en el castillo de Glengyle, acompañado de un empleado oficial, haciendo averiguaciones sobre la vida y la muerte del difunto conde de Glengyle. Este misterioso personaje era el último representante de una raza cuyo valor, locura y cruel astucia la habían hecho terrible aun entre la más siniestra nobleza de la nación allá por el siglo XVI. Ninguna familia estuvo más en aquel laberinto de ambiciones, en los secretos de los secretos de aquel palacio de mentiras que se edificó en torno a María, reina de los escoceses.” “Una tonadilla local daba testimonio de las causas y resultados de sus maquinaciones, en estas cándidas palabras: ‘Como savia nueva para los árboles pujantes, tal es el oro rubio para los Ogilvie.’” “Durante muchos siglos, el castillo de Glengyle no había tenido un amo digno, y era de creer que ya para la época de la reina Victoria, agotadas las excentricidades, sería de otro modo. Sin embargo, el último Glengyle cumplió la tradición de su tribu, haciendo la única cosa original que le quedaba por hacer: desapareció. No quiero decir que se fue a otro país; al contrario: si aún estaba en alguna parte, todos los indicios hacían creer que permanecía en el castillo. Pero, aunque su nombre constaba en el registro de la iglesia, así como en el voluminoso libro de los Pares, nadie lo había visto bajo el sol.”

2. Lee los siguientes párrafos del cuento policial La cruz azul, de Chesterton (Texto), y subraya lo más importante. Compara luego tu subrayado con el sugerido en la solución. Solución “Bajo la cinta de plata de la mañana, y sobre el reflejo azul del mar, el bote llegó a la costa de Harwich y soltó, como enjambre de moscas, un montón de gente, entre la cual ni se distinguía ni deseaba hacerse notable el hombre cuyos pasos vamos a seguir.” “No; nada en él era extraordinario, salvo el ligero contraste entre su alegre y festivo traje y la seriedad oficial que había en su rostro. Vestía un chaqué gris pálido, un chaleco, y llevaba sombrero de paja con una cinta casi azul. Su rostro, delgado, resultaba trigueño, y se prolongaba en una barba negra y corta que le daba un aire español y hacía echar de menos la gorguera isabelina. Fumaba un cigarrillo con parsimonia de hombre desocupado. Nada hacía presumir que aquel chaqué claro ocultaba una pistola cargada, que en aquel chaleco blanco iba una tarjeta de policía, que aquel sombrero de paja encubría una de las cabezas más potentes de Europa. Porque aquel hombre era nada menos que Valentin, jefe de la Policía parisiense, y el más famoso investigador del mundo. Venía de Bruselas a Londres para hacer la captura más comentada del siglo.” “Flambeau estaba en Inglaterra. La policía de tres países había seguido la pista al delincuente de Gante a Bruselas, y de Bruselas al Hoek van Holland. Y se sospechaba que trataría de disimularse en Londres, aprovechando el trastorno que por entonces causaba en aquella ciudad la celebración del Congreso Eucarístico. No sería difícil que adoptara, para viajar, el disfraz de eclesiástico menor, o persona relacionada con el Congreso. Pero Valentin no sabía nada a punto fijo. Sobre Flambeau nadie sabía nada a punto fijo.”

3. Lee los siguientes párrafos del diálogo La República, de Platón (Texto), y subraya lo más importante. Compara luego tu subrayado con el sugerido en la solución. Solución
Libro I Ayer bajé al Pireo (el puerto de Atenas, ubicado a pocos kilómetros de la ciudad), en compañía de Glaucón, hijo de Aristón, con el fin de elevar mis oraciones a la diosa y para ver cómo iban a

realizar la fiesta, que celebraban por primera vez. Magnífica me pareció la ceremonia de los pireenses, pero no menos lucida fue la que hicieron los tracios. Después de orar y contemplar la procesión, emprendimos el regreso a la ciudad. Y habiéndonos visto desde lejos Polemarco, hijo de Céfalo, en camino a nuestra casa, ordenó a su esclavo que viniese corriendo hacia nosotros y nos rogara que lo esperásemos. El esclavo nos dio alcance y dijo, tomándome por el manto: —Polemarco os suplica que lo esperéis. Me volví entonces y le pregunté dónde estaba su amo. —Viene hacia aquí —contestó.— Esperadlo un momento —Muy bien, esperaremos —dijo Glaucón. Y poco después llegaban Polemarco con el hermano de Glaucón, Adimanto, y Nicerato, hijo de Nicias, y algunos otros que volvían seguramente de la fiesta. Y Polemarco dijo: —Me parece, Sócrates, que volvéis a la ciudad. —No te engañas —contesté. —¿Ves tú cuántos somos? —replicó. —¿Cómo no he de verlo? —Pues bien —dijo— , habéis de poder con nosotros, o quedaros aquí. —¿Acaso no hay —respondí yo— otra disyuntiva, la de convenceros de que nos dejéis partir? —¿Cómo podréis convencernos —replicó— si no estamos dispuestos a escucharos? —De ninguna manera —dijo Glaucón. —Pues bien, tened la seguridad de que no habremos de escucharos. Y Adimanto intervino: —¿Ignoráis que al atardecer se efectuará la carrera de antorchas, a caballo, en honor de la diosa? —¿A caballo? —pregunté—. Eso es una novedad. ¿Irán los competidores a caballo y llevarán en la mano antorchas que se pasarán unos a otros con el fin de disputarse el premio? —Sí —contestó Polemarco—. Y además habrá una fiesta nocturna que merecerá contemplarse. Saldremos después de la cena para verla y nos divertiremos con varios jóvenes a quienes encontraremos allí. Quedaos, pues, no os hagáis rogar más. Entonces Glaucón dijo: —Por lo visto, es preciso quedarse. —Si así lo has dispuesto —dije—, habrá que obedeceros. Fuimos pues a casa de Polemarco, donde encontramos a sus dos hermanos, Lisias y Eutidemo, y también al calcedonio Trasímaco, a Carmántides de Peania y a Clitofonte, hijo de Aristónimo. También estaba Céfalo, el padre de Polemarco, que me pareció bastante envejecido, pues hacía mucho tiempo que no lo veía. Estaba sentado en un taburete, sobre un cojín, y llevaba una corona, porque acababa de celebrar un sacrificio en el patio. Nos sentamos junto a él, en taburetes dispuestos en círculo. Tan pronto como me vio, Céfalo me saludó y dijo: —No vienes con frecuencia al Pireo, Sócrates. Sin embargo, tus visitas nos serían gratas. Si yo tuviese fuerzas suficientes para ir a la ciudad, te ahorraría el trabajo de venir aquí, e iría yo mismo a buscarte. Pero ahora te corresponde venir más menudo. Has de saber que todos los días, a medida que los placeres del cuerpo disminuyen y me abandonan, hallo nuevos encantos en la conversación. Ten por mí, pues, esta condescendencia. Reúnete a estos jóvenes y ven a menudo a visitar a tus devotos amigos. —También a mí, Céfalo —dije yo— me agrada conversar con los ancianos. Como ya se encuentran al final de un camino que a nosotros, probablemente, nos corresponda seguir un día, me parece natural obtener informes de ellos acerca de si la ruta es escarpada y penosa, o llana y cómoda. Y como tú estás ahora en esa edad que los poetas llaman "el umbral de la vejez", me será grato oír lo que me digas acerca de ella, si la consideras o no un período desgraciado de la vida. —¡Por Zeus!, Sócrates —contestó—, te diré qué me parece. A menudo, según el antiguo proverbio, nos reunimos, algunos de la misma edad. Casi todo el tiempo que paso con ellos se va en quejas y lamentos. Recuerdan con tristeza los placeres del amor, de la bebida, de la mesa, y todos los demás de ese carácter de que disfrutaban en otra época. Se conduelen de hallarse privados de tan preciosos bienes, como si la vida que antes llevaban fuera feliz, y en la actualidad ya no vivieran. Algunos se quejan de las ofensas a que los expone la vejez, por parte de sus parientes, y no cesan de repetir los innumerables males que su avanzada edad les depara diariamente. A mi juicio, Sócrates, no señalan la verdadera causa de su mal; porque si ella fuere la vejez, yo y todos los que llegan a mi edad deberíamos sentir los mismos efectos. Además, he conocido a otros de una disposición muy diferente; y recuerdo que un día que me encontraba con el poeta Sófocles, alguien

le preguntó: «¿Aún puedes, Sófocles, disfrutar los placeres del amor? ¿Todavía eres capaz de tener relaciones satisfactorias con una mujer?» Y él respondió: «Calla, buen hombre; siento la mayor satisfacción de haberme librado de él, como quien sacude el yugo de un amo apasionado y brutal.» Juzgué entonces que tenía razón al hablar de esta suerte, y el tiempo no ha modificado mi pensamiento. En efecto, la vejez es un estado de reposo y de libertad de los sentidos. Tan pronto como las pasiones se relajan y dejan de hacernos sentir su aguijón, lo dicho por Sófocles se comprueba plenamente: queda uno libre de múltiples y furiosos tiranos. Con respecto a estas quejas de los viejos y a sus pesares domésticos, no es en la vejez, Sócrates, sino en el carácter de los hombres donde debemos buscar la causa. Con costumbres apacibles y tranquilas encuentra uno llevadera la vejez. Con un carácter opuesto, la vejez y la juventud son igualmente difíciles…
EL SUMILLADO Son las anotaciones al margen del párrafo que tratan de sintetizar en pocas palabras las ideas centrales. Por lo general cada sumilla corresponde a un determinado párrafo. EL RESUMEN Consiste en seleccionar lo esencial de un texto determinado .La elaboración de resúmenes aumenta la capacidad de recepción y de organización de informaciones tendientes a configurar los conocimientos e incrementa también la capacidad de expresión escrita. Condiciones para un buen resumen: · Incluir sólo lo importante del tema y ceñirse a él· .Prescindir de explicaciones secundarias y de ejemplos. · Poseer ilación interna. Las ideas desarrolladas han de tener unidad y conexión mutua. · Estar redactado teniendo en cuenta cuatro reglas básicas: precisión, brevedad, claridad y concisión.

Pasos para hacer un resumen: Recopilación de los datos esenciales. Estudio, interpretación y comprensión de esos datos con el fin de valorarlos y de descubrir las relaciones que entre ellos existan. Redacción del resumen, es decir consignar los diversos datos interpretados, siguiendo el orden que presupone la estructura del texto. ¿Qué es subrayar? Es destacar mediante un trazo (líneas, rayas u otras señales) las frases esenciales y palabras claves de un texto. ¿Por qué es conveniente subrayar? · Porque llegamos con rapidez a la comprensión de la estructura y organización de un texto. · Ayuda a fijar la atención · Favorece el estudio activo y el interés por captar lo esencial de cada párrafo. · Se incrementa el sentido crítico de la lectura porque destacamos lo esencial de lo secundario. · Una vez subrayado podemos reparar mucha materia en poco tiempo. · Es condición indispensable para confeccionar esquemas y resúmenes. · Favorece la asimilación y desarrolla la capacidad de análisis y síntesis. ¿Qué debemos subrayar? · La idea principal, que puede estar al principio, en medio o al final de un párrafo. Hay que buscar ideas.

· Palabras técnicas o específicas del tema que estamos estudiando y algún dato relevante que permita una mejor comprensión. · Para comprobar que hemos subrayado correctamente podemos hacernos preguntas sobre el contenido y sí las respuestas están contenidas en las palabras subrayadas entonces, el subrayado estará bien hecho. ¿Cómo detectamos las ideas más importantes para subrayar? · Son las que dan coherencia y continuidad a la idea central del texto · En torno a ellas son las que giran las ideas secundarias. ¿Cómo se debe subrayar? · Mejor con lápiz que con bolígrafo. Sólo los libros propios · Utilizar lápices de colores. Un color para destacar las ideas principales y otro distinto para las ideas secundarias. · Sí utilizamos un lápiz de un único color podemos diferenciar el subrayado con distintos tipos de líneas ¿Cuándo se debe subrayar? · Nunca en la primera lectura, porque podríamos subrayar frases o palabras que no expresen el contenido

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->