Joaquín Gairín. S. “El sistema escolar como ecosistema envolvente en la escuela”. En Sáenz, B. O. organización Escolar.

Una perspectiva ecológica. Marfil. Alcoy. 1993

EL SISTEMA ESCOLAR COMO ECOSISTEMA ENVOLVENTE EN LA ESCUELA La escuela nace y se desarrolla al amparo de las necesidades educativas, en un principio la educación fue una tarea difusa exclusivamente dependiente del contexto, con el tiempo se convierte en una necesidad que cabe regular y organizar. Nacen así los procesos sistemáticos de intervención. Se establece con ello una división entre educación sistemática y sistemática, entendida esta como un proceso de intervención intencional. Con el proceso de sistematización, la educación se especializa y se concentra en personas específicas que utilizan también marcos específicos de actuación. La familia y las estructuras religioso-rituales ejercen funciones relacionadas con la educación sistémica. El análisis de la escuela cabe abordarlo bajo una perspectiva global que no olvida la existencia de otras realidades que también ejercen procesos sistemáticos de intervención (por ejemplo La familia) y la incidencia de factores contextuales más amplios (el medio social, la cultura). Bajo esta perspectiva la escuela se considera como un sistema en si misma y un subsistema entre otros del sistema escolar, sistema educativo y sistema social. Analizar la educación como un sistema supone que esta conformada por un conjunto de partes o elementos íntimamente relacionados entre si y subordinados a un objetivo común: potenciar el desarrollo de la persona y facilitar el proceso de socialización. Las relaciones que mantienen las instituciones educativas y el sistema socio-cultural son análogas a las existentes entre educación y contexto socio cultural. La educación es una realidad social y también una necesidad social. Para admitir que la educación es un elemento de índole social no ha de suponer olvidar que también es un fenómeno individual. Las relaciones entre lo educativo y lo cultural se evidencian cuando se estudia lo propio a la educación y lo genuino a la cultura como sus productos y sus procesos, estos deben de analizarse en cada momento y circunstancia. El sistema educativo se define como un subsistema del sistema socio-cultural formado por la interacción dinámica de instituciones, grupos, personas o elementos que posibiliten formarse y socializarse a una determinada población. El sistema escolar esta formado por la red organizada en unidades y servicios destinados a dar educación, pudiendo identificar el sistema escolar como parte formal del sistema educativo. La función del sistema educativo cumple la trasmisión de cultura y adaptación social, señala dos funciones básicas: socialización y selección además de dos componentes bien definidos: compromiso con los valores comunes de la sociedad y desempeño de un rol especializado.

INSTITUCIÓN ESCOLAR

El equilibrio que lo educativo busca entre lo individual y lo social no siempre tiene reflejo en la practica educativa. Una escuela excesivamente social puede potenciar el adoctrinamiento, mientras que una mayor atención al individuo puede obviar el papel socializante del centro educativo. En conjunto los problemas analizados que afectan la institución escolar han generado múltiples soluciones que van desde la eliminación (movimientos de desescolarizacion) hasta los cambios mas menos profundos (movimientos autogestionarios de la escuela nueva). La desescolarizacion como realidad supone, ver la escuela como causa de los defectos que se imputan directa o indirectamente y como reflejo de lo que es la sociedad. Las relaciones sistémicas que se dan entre los suprasistemas socio-cultural, educativo y escolar delimitan el papel del centro educativo y determinan sus posibilidades. El centro escolar es un sistema conformado por elementos diferenciados que se relacionan entre si y conforman subsistema del sistema escuela. La escuela es un sistema abierto, eso es, un sistema recurrente de hechos diferenciados del medio con su entorno. La escuela es un sistema complejo, por la cantidad de elementos que en ella intervienen y también por la multiplicidad de posibilidades ante cada realidad concreta. Las relaciones del centro educativo con el sistema escolar son estrechas y normalmente definidas en procesos legislativos (leyes, decretos, reglamentos). La uniformidad escolar es lo abundante y los fracasos de la escuela se convierten en los fracasos del sistema, bajo el supuesto de un alto cumplimiento de normas, si por el contrario la normatividad es escasa, la autonomía será mas amplia, tendrá mas capacidad funcional y mas responsable en cuanto sus resultados. Un sistema educativo autónomo establece sus propios planteamientos en razón a su propio contexto, de su historia institucional y de su cultura organizativa. Un sistema escolar que reconoce un alta autonomía institucional concierte a la administración educativa en un órgano coordinado de actuaciones e impulsor de propuestas. En una escuela autónoma la perspectiva cambia también el modelo y estilo de la dirección. Si en una escuela dependiente la dirección era autocrática y con funciones burocráticas de transmisión y de control, ahora se precisa de una dirección participativa, impulsora y coordinadora de actuaciones que proporcione soporte técnico y que intervenga en la solución de conflictos. La potenciación de la escuela dependiente y de la escuela autónoma tienen en la exigencia de modelos organizativos mas flexibles y dinámicos o en la delimitación de los estilos de funcionamiento. En cuanto a la eficacia de un modelo u otro no se puede establecer sentencias definidas. Cada modelo responde a un paradigma ideológico y a un esquema antropológico concreto y este nivel cada uno es eficaz en la medida de sus posibilidades para con el paradigma que le corresponde.

INSTITUCIÓN ESCOLAR

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful