P. 1
44- Puntos Sobresalientes de La Biblia Hechos 1 a 28 - (Bible Highlights Acts)

44- Puntos Sobresalientes de La Biblia Hechos 1 a 28 - (Bible Highlights Acts)

3.0

|Views: 36.624|Likes:
Publicado porTj Amado
.
.

More info:

Published by: Tj Amado on May 30, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/16/2013

pdf

text

original

Sections

=========================================================

HECHOS 1
===============================
*** w11 15/1 pág. 22 párr. 1 Poder para superar las tentaciones y el desánimo *** Jesus sabía que sus discípulos no eran capaces de cumplir por sí solos todo lo que les había mandado. Tomando en cuenta la magnitud de la obra que les había encargado, la fortaleza de sus enemigos y su propia fragilidad como seres humanos, era evidente que necesitaban la ayuda de una fuerza sobrehumana. Por eso, justo antes de ascender al cielo les aseguró: “Recibirán poder cuando el espíritu santo llegue sobre ustedes, y serán testigos de mí tanto en Jerusalén como en toda Judea, y en Samaria, y hasta la parte más distante de la tierra” (Hech. 1:8).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 1/2 pág. 29 Enviados “hasta la parte más distante de la tierra” *** LOS testigos de Jehová se toman muy en serio todos los mandatos de Jesús y, en particular, la comisión que dio a sus discípulos de que fueran sus testigos “hasta la parte más distante de la tierra” (Hechos 1:8). Por eso, mediante un curso de cinco meses impartido en la Escuela Bíblica de Galaad de la Watchtower, llevan sesenta y cinco años preparando misioneros que encabecen esa labor evangelizadora en más de 200 países y territorios. La labor de los misioneros no es exportar el estilo de vida y la cultura de su país de origen, ni promocionarse a ellos mismos. Más bien, tienen que dar a conocer a Jehová y su Reino.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/7 pág. 6 párr. 16 ¿Qué revelará el día de Jehová? *** Habra personas que en vez de velar por los intereses del Reino, se centran en sí mismos y en sus deseos egoístas. ¡Jamás adoptemos una actitud tan rebelde y peligrosa! Más bien, “[consideremos] la paciencia de nuestro Señor como salvación” y mantengámonos ocupados predicando y haciendo discípulos. Nunca nos inquietemos por saber el momento exacto en que ocurrirán ciertos sucesos, pues la decisión de cuándo deben producirse es algo que solo le corresponde a Jehová (Hechos 1:6, 7).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 1/1 pág. 9 Lecciones que aprendemos de María *** ¿Permitió Maria que aquella última prueba (el que rechazaban, torturaban y asesinaban a su querido hijo) la hundiera emocionalmente o afectara su relación con Jehová? Ni mucho menos. De hecho, la siguiente ocasión en que se habla de ella en la Biblia, María estaba reunida con los discípulos de Jesús. ¿Y qué hacían? Según el relato, “persistían de común acuerdo en oración”. Lo que es más, no era la única de su familia que se hallaba

presente. Los hermanos de Jesús, que para entonces ya eran creyentes, estaban orando con su madre. ¡Qué alegría para ella! (Hechos 1:14.)

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/1 pág. 11 párr. 17 La obra de hacer discípulos produce gran felicidad *** Si no nos sentimos capaces de dirigir un estudio, ¿qué podemos hacer? Recordemos que Jesús prometió que el espíritu de Dios ayudaría a sus discípulos en la predicación (Hech. 1:8). Y mostró la conveniencia de tener un compañero al enviarlos a predicar de dos en dos (Luc. 10:1). De modo que si le resulta difícil conducir un estudio bíblico, pídale a Dios que le dé sabiduría y espíritu santo, y busque un compañero de experiencia con el que se sienta seguro.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/1 pág. 29 párr. 15 Ayudemos al prójimo a obedecer lo que la Biblia enseña *** Para que las personas obedezcan “todas las cosas” que Jesús mandó a sus discípulos, deben pasar de ser estudiantes a ser maestros de la Palabra de Dios (Hechos 1:6-8). ¿Qué puede hacer usted para que manifiesten esa clase de progreso espiritual? Desde el mismo principio, invite al estudiante a asistir con usted a las reuniones de la congregación. Explíquele que es en ellas donde usted ha aprendido cómo enseñar la Palabra de Dios. Durante varias semanas, aparte unos minutos al final de cada sesión para describirle el programa de educación espiritual que se ofrece en las diversas reuniones y asambleas. Háblele con entusiasmo de los beneficios que obtiene en ellas (Hebreos 10:24, 25). Una vez que el estudiante empiece a asistir con regularidad a las reuniones, es muy probable que llegue a ser un maestro de la Palabra de Dios.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/11 pág. 23 párr. 12 Cultivemos las cualidades necesarias para hacer discípulos *** Otra cualidad que nos ayuda a hacer discípulos es la paciencia. Jesús no se impacientó porque su medio hermano Santiago tardara en hacerse discípulo. Aunque parece que Santiago conocía bien la labor evangelizadora de Jesús, por alguna razón no se decidía a dar ese paso (Juan 7:5). Sin embargo, debió hacerlo en el año 33, en el breve período transcurrido entre la muerte de Cristo y el Pentecostés. Llegamos a esta conclusión porque, como dan a entender las Escrituras, en ese período ya se estaba reuniendo junto con su madre, sus hermanos y los apóstoles para orar (Hechos 1:13, 14). Santiago progresó espiritualmente y más tarde asumió importantes funciones en la congregación cristiana (Hechos 15:13; 1 Corintios 15:7).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 1/4 pág. 6 Entendimiento de la Biblia: ¿qué le ayudará a obtenerlo? *** María, la madre de Jesús, afrontó una situación difícil. Ella había sido criada según la tradición judía, guardaba fielmente la Ley mosaica y sin duda asistía a la sinagoga. Pero con el tiempo se dio cuenta de que Dios ya no aprobaba la forma de adorar que sus padres le habían enseñado. Por lo tanto, aceptó la enseñanza de Jesús y estuvo entre los primeros miembros de la congregación cristiana (Hechos 1:13, 14). Tal acción no fue una falta de respeto a sus padres ni a sus tradiciones, sino una expresión de su amor a Dios. Si queremos beneficiarnos de la Biblia, al igual que María, tenemos que anteponer la lealtad a Dios a la de cualquier otra persona.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 1/9 pág. 25 párr. 16 Cómo acercarnos al “Oidor de la oración” *** Los primeros cristianos eran hombres y mujeres de oración. ¿Acerca de qué oraban? Los ancianos de las

congregaciones, por ejemplo, pedían la guía divina a la hora de elegir a los hombres que ocuparían puestos de responsabilidad (Hechos 1:24, 25).

=========================================================

HECHOS 2
===============================
*** w11 15/11 pág. 28 párr. 1 Hay que ayudarlos a aceptar responsabilidades *** Una de las labores que Cristo realizó en su breve y dinámico ministerio fue seleccionar, preparar y organizar a varones que asumieran la dirección de la obra una vez que terminara su vida en la Tierra. Así, cuando ascendió al cielo en el año 33, ya había dejado sentadas las bases de una extraordinaria congregación que en poco tiempo contó con miles de miembros (Hech. 2:41, 42).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/12 pág. 23 párr. 6 Guiados por el espíritu de Dios en el siglo primero y en nuestros días *** Durante la fiesta del Pentecostés, el espíritu santo les otorgó a Pedro y a otros discípulos el don milagroso de hablar en las lenguas de los extranjeros que visitaban Jerusalén. A continuación, el apóstol pudo tomar la iniciativa y dirigirse a la multitud que se había congregado (Hech. 2:14-36). Este hombre, que en el pasado se había dejado llevar por la impetuosidad y el miedo, recibió la valentía necesaria para dar testimonio frente a las amenazas y la persecución.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 1/2 pág. 8 Las tareas del hogar *** De las cristianas también se esperaba que fueran “trabajadoras en casa” (Tito 2:5). Pero a ellas se les concedió un honor y una responsabilidad adicionales: hablar de su fe a los demás (Hechos 2:18).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/2 pág. 24 párr. 2 ¡Bienvenidos al mejor camino en la vida! *** En el siglo primero hubo miles de personas de diversas naciones que aceptaron el cristianismo y se bautizaron como prueba de su devoción a Dios (Hech. 2:41). De ellos se decía que pertenecían al “Camino” (Hech. 9:2; 19:23). Y esta era una expresión muy atinada, pues habían emprendido un nuevo modo de vida que exigía demostrar fe en Jesucristo e imitar su ejemplo (1 Ped. 2:21).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/3 pág. 11 párr. 4 Bautizados en el nombre del Padre, del Hijo y del espíritu santo *** Quienes respondieron al discurso de Pedro habían estado sirviendo a Jehová y habían tenido una relación con él. Además, se habían estado esforzando por obedecer la Ley. De hecho, los que venían de fuera estaban en Jerusalén precisamente por cumplir uno de sus mandatos (Hech. 2:5-11). No obstante, Dios acababa de realizar un importantísimo cambio en su trato con la humanidad: había rechazado a Israel como su nación escogida. Por eso, ya no era posible obtener su favor cumpliendo con la Ley (Mat. 21:43; Col. 2:14). Si aquellas personas querían mantener viva su relación con Jehová, debían hacer algo más. Obviamente, tenían que evitar a toda costa alejarse de Jehová, pues de él dependía su vida.

*** w10 1/4 pág. 27 ¿Dice la Biblia toda la verdad sobre Jesús? *** En el primer siglo, había muchos testigos oculares de la vida, muerte y resurrección de Jesús. Ellos podían corroborar lo que decían los Evangelios, pero también podían haber señalado cualquier imprecisión. Al respecto, el erudito bíblico Frederick F. Bruce señala: “Uno de los puntos fuertes que surgen de la predicación originaria de los apóstoles, es la confianza con que apelan a los conocimientos que poseían quienes escuchaban. No sólo dijeron, ‘Nosotros somos testigos de estas cosas’ sino que agregaron, ‘como vosotros mismos sabéis’ (Hch 2:22)”.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/8 pág. 16 párr. 16 Cómo nos salva el rescate *** Después de la fiesta del Pentecostés del ano 33 ec, los discípulos ungidos de Cristo se pusieron a exhortar a la gente a escapar de la ira de Dios bautizándose en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados (Hechos 2:38-40). Desde aquel día histórico, Dios ha atraído a millones de personas de todas las naciones para que entablen una buena relación con él gracias a la fe en el sacrificio redentor de Cristo (Juan 6:44)

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/4 pág. 25 párr. 10 Valoremos el papel de Jesús, el Moisés Mayor *** La mayoría de la gente piensa que la única labor de los profetas era predecir el futuro, pero lo cierto es que ellos hacían mucho más que eso. Los profetas eran voceros inspirados por Jehová y proclamaban “las cosas magníficas de Dios” (Hech. 2:11, 16, 17). Además de anunciar lo que ocurriría en el futuro, revelaban diversos aspectos del propósito de Jehová y daban a conocer las sentencias divinas.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/10 pág. 4 párr. 6 “Fulguren con el espíritu” *** El espíritu santo les dio fuerzas a los primeros cristianos para hablar de “las cosas magníficas de Dios” (Hech. 2:4, 11). De igual modo hoy día, puede impulsarnos a participar con más empeño en el ministerio y hacer que fulguremos “con el espíritu”.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/11 pág. 19 Demos con alegría y de corazón *** Los primeros discípulos de Jesús mostraron una actitud generosa. En el Pentecostés del año 33 se bautizaron unas tres mil personas, muchas de las cuales no residían en Jerusalén. A fin de que aquellos con pocos medios económicos pudieran permanecer en la ciudad para aprender más sobre su nueva fe, los cristianos vendieron sus propiedades y llevaron el dinero a los apóstoles. ¡Cuánto debió de alegrar a Jehová aquella muestra de fe y amor! (Hech. 2:41-47.)

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/1 pág. 13 párr. 1 Los que están “correctamente dispuestos para vida eterna” responden al mensaje ***

En el primer siglo predicadores entusiastas abrieron el camino, y muchos siguieron sus pasos. A raíz de la celosa labor que los discípulos de Jesús efectuaron en Jerusalén, miles de personas, incluida “una gran muchedumbre de sacerdotes”, se unieron a la congregación cristiana del siglo primero (Hech. 2:41).Los misioneros de aquel entonces ayudaron a muchas personas más a abrazar el cristianismo.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/10 pág. 27 párr. 7 ¿Qué está usted dispuesto a hacer para obtener la vida eterna? *** Cuando en una ocasión anterior Jesús les advirtió a sus discípulos que pronto tendría que “dar su alma”, Pedro le dijo que no fuera tan severo consigo mismo. Pero Jesús no se dejó influir por ese comentario. Estuvo dispuesto a dar su alma, su vida humana perfecta, a favor de la humanidad. Y Jehová recompensó su abnegación asegurándole su futuro: lo resucitó y lo ensalzó a su diestra (Hech. 2:32, 33). ¡Qué gran ejemplo es Jesús para todos nosotros!

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/5 pág. 27 párr. 4 La esperanza de la resurrección: ¿es una realidad para usted? *** La muerte por el pecado que heredamos de Adán encabeza la lista de las obras que Jehová quiere que Jesucristo desbarate, o deshaga. A tal efecto, el sacrificio de Jesús y la resurrección son de capital importancia (Hechos 2:22-24).

=========================================================

HECHOS 3
===============================
*** w10 1/9 pág. 23 ¿Deben confesarse los siervos de Dios? *** “Arrepiéntanse, por lo tanto, y vuélvanse para que sean borrados sus pecados, para que vengan tiempos de refrigerio de parte de la persona de Jehová” (Hechos 3:19). No basta con reconocer nuestro error y confesarlo, sino que también debemos estar dispuestos a volvernos, o lo que es lo mismo, a dejar el mal camino. Aunque dar este paso suele ser difícil, contamos con la ayuda de Jehová y de los ancianos de la congregacion.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/3 pág. 5 ¿Qué logrará la venida de Cristo? *** El apóstol Pedro aludió a “la restauración de todas las cosas de que habló Dios por boca de sus santos profetas de tiempo antiguo” (Hechos 3:21). Esta restauración incluye la transformación que sufrirá la Tierra durante el reinado de Cristo. Queda claro, pues, que Jesús educará en los caminos de la paz a sus súbditos, quienes “verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz” (Salmo 37:11).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w04 1/8 pág. 11 párr. 12 Jehová revela su gloria a los humildes *** Los que aceptaron a Moisés un humilde siervo y representante de Dios fueron bendecidos. Del mismo modo, si reconocemos y obedecemos a Jesús —el profeta mayor que Moisés— y al “esclavo fiel y discreto” que Él nombró, también se nos bendecirá (Hechos 3:22).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 1/9 pág. 14 De la palabra hablada al texto sagrado: La escritura y los primeros cristianos ***

Cuando Pedro pronunció un discurso ante una multitud reunida en el templo, les hizo esta exhortación: “Arrepiéntanse [...] para que sean borrados sus pecados” (Hechos 3:11, 19). La expresión “sean borrados” traduce un verbo griego que significa “limpiar o quitar frotando”. Como indica una obra especializada, “es muy probable que en este pasaje, y tal vez en todos los demás, la imagen que comunique el verbo sea el alisamiento de la superficie de una tablilla de cera para volver a escribir en ella” (The New International Dictionary of New Testament Theology). *** w02 1/12 pág. 6 Dádivas que producen gozo *** Cabe destacar que Pablo supervisó una ‘colecta para los santos’ que estaban necesitados. En ninguna parte de las Escrituras leemos que él o los demás apóstoles organizaran colectas o recibieran el diezmo para financiar su propio ministerio (Hechos 3:6). Pablo siempre agradecía los regalos que le enviaban las congregaciones, pero procuró por todos los medios no imponer “una carga costosa” a sus hermanos (1 Tesalonicenses 2:9; Filipenses 4:15-18).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w00 1/4 pág. 8 ¿Cómo actúa en el presente el espíritu de Dios? *** Pedro mismo dijo: “Varones de Israel, ¿por qué están admirados de esto, o por qué nos miran con fijeza como si fuera por poder personal o devoción piadosa que hubiéramos hecho que él anduviera?”. En realidad, tanto Pedro como Juan sabían que no habían efectuado aquella curación debido a su poder, sino gracias al espíritu santo de Dios (Hechos 3:7-16). El propósito de las “obras poderosas” que se realizaron en aquel tiempo era demostrar que la joven congregación cristiana contaba con el apoyo de Dios (Hebreos 2:4). Y una vez que cumplieran su objetivo, ‘serían eliminadas’ (1 Corintios 13:8). Por ello, Dios no ha dispuesto que en la congregación cristiana verdadera haya en la actualidad curaciones, mensajes proféticos ni exorcismos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w99 1/1 pág. 8 párr. 9 ¿Es nuestra fe como la de Abrahán? *** Es cierto que el mundo ha cambiado desde los días de Abrahán. No obstante, aún servimos al mismo “Dios de Abrahán”, y él no cambia (Hechos 3:13). Jehová merece que se le adore hoy tal como en los tiempos de Abrahán (Revelación [Apocalipsis] 4:11). Muchas personas se dedican completamente a Jehová y, como Abrahán, efectúan todos los cambios necesarios en la vida a fin de cumplir la voluntad de Dios.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w98 1/4 pág. 30 ¿Respetamos su dignidad? *** Si una persona ha cometido un pecado grave, deba dar pasos inmediatos para arrepentirse y buscar la ayuda espiritual de los ancianos, a fin de disfrutar de “tiempos de refrigerio [...] de la persona de Jehová”. Dicho refrigerio incluye la recuperación de la dignidad personal y la autoestima (Hechos 3:19).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w97 15/5 pág. 6 ¿Debería creer usted en la reencarnación? *** La Biblia muestra claramente que al acaecer la muerte, el alma no pasa a ningún otro cuerpo, sino que muere. “El alma que peca... ella misma morirá”, dice la Biblia enfáticamente. (Hechos 3:23; Revelación [Apocalipsis] 16:3.) Por consiguiente, la doctrina de la inmortalidad del alma —el mismo fundamento de la teoría de la reencarnación— no tiene apoyo alguno en las Escrituras. Sin ella, la teoría se desmorona.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w94 1/5 pág. 6 ¿Importa cómo adora a Dios? *** Otra faceta importante de la adoración verdadera es la fe en Jesucristo, no solo como un gran profeta, sino como el Hijo unigénito de Dios. Las Escrituras dicen claramente que Jesús es el “Agente Principal de la vida”. (Hechos 3:15) La verdadera fe en Cristo requiere la obediencia de sus instrucciones. Los verdaderos adoradores se esfuerzan por seguir los pasos de Jesús tanto como pueden. (1 Pedro 2:21.) Un modo de hacerlo es participando en la obra pública de predicar a la que él dio comienzo. (Mateo 4:17; 10:5-7.) ¿Le anima su religión a participar personalmente en esta obra?

=========================================================

HECHOS 4
===============================
*** w11 15/1 pág. 28 párr. 9 Poder para superar todas las dificultades *** En el siglo primero, el espíritu santo concedió a los apóstoles el poder necesario para obedecer a Dios y no ceder ante quienes eran considerados maestros de la religión verdadera (Hech. 4:21, 31). Hoy día, muchas personas suelen dejarse llevar por la mayoría para evitar confrontaciones y conflictos. En cambio, los cristianos a menudo tenemos que ir contra la corriente y adoptar una postura firme a favor de la justicia. Pero gracias al poder del espíritu santo, no nos da miedo ser diferentes (2 Tim. 1:7).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/9 pág. 16 párr. 6 “Corramos con aguante la carrera” *** Nuestros hermanos del siglo primero —y en particular los de Jerusalén y el resto de Judea— afrontaban muchos problemas y penalidades. Para empezar, los hostigaban constantemente las autoridades religiosas judías, quienes mantenían su firme control sobre el pueblo. El libro de Hechos ofrece una crónica de sus continuos ataques, los cuales comenzaron poco después de los milagrosos sucesos de Pentecostés del año 33. ¡No era nada fácil ser cristiano en esas circunstancias! (Hech. 4:1-3)

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 1/10 pág. 9 La verdad puede cambiar su vida *** Algunas iglesias no animan a sus feligreses a comparar lo que enseñan con lo que dice la Biblia. Otras tratan de defender doctrinas falsas alegando que la Biblia es complicada, que no fue escrita para que todos la entiendan. Sin embargo, la mayoría de los discípulos de Jesús eran gente común, sin muchos estudios, que captaban con facilidad lo que él les enseñaba (Hechos 4:13). Quizás usted también vacile en examinar sus creencias por miedo a que eso refleje falta de fe. Pero ¿sería lógico que Dios se enojara con nosotros por investigar la Biblia para comprender lo que él desea que hagamos? Claro que no.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/12 pág. 23 párr. 6 Guiados por el espíritu de Dios en el siglo primero y en nuestros días *** El apóstol Pedro pudo tomar la iniciativa y dirigirse a la multitud que se había congregado. Este hombre, que en el pasado se había dejado llevar por la impetuosidad y el miedo, recibió la valentía necesaria para dar testimonio frente a las amenazas y la persecución (Hech. 4:18-20, 31). Además, el espíritu le reveló información que desconocía (Hech. 5:8, 9). Y hasta le concedió poder para resucitar a un muerto (Hech. 9:40).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/2 pág. 10 párr. 3 Manejemos hábilmente “la espada del espíritu” ***

El espíritu nos permite hablar “la palabra de Dios con denuedo” (Hech. 4:31). Pero también nos ayuda a efectuar el ministerio con habilidad. ¿Cuál es una manera de adquirir más destreza? Usar bien el arma más poderosa que nos ha dado Jehová: su Palabra inspirada, la Biblia (2 Tim. 3:16). Dado que su mensaje es producto del espíritu santo, cuando proclamamos las verdades bíblicas lo hacemos guiados por esa fuerza.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w10 15/7 pág. 23 párr. 11 “El espíritu escudriña [...] las cosas profundas de Dios” *** No hace falta tener una gran preparación académica para comprender las verdades profundas que se explican en nuestras publicaciones (Hech. 4:13). Ahora bien, ¿qué podemos hacer para entenderlas mejor? Veamos algunas sugerencias. Pida espíritu santo. Cuando se siente a analizar información bíblica, solicite la guía del espíritu santo. No olvide hacerlo aunque vaya a estudiar a solas o durante poco tiempo. Esas humildes peticiones complacerán a su Padre celestial. Tal como indicó Jesús, él le dará su espíritu con generosidad si se lo pide de todo corazón (Luc. 11:13).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/11 pág. 25 párr. 5 Jehová es nuestro Soberano *** Dado que le debemos la existencia y dependemos de él, tenemos que verlo como nuestro Señor Soberano y defender su elevadísima posición. Algo que nos moverá a hacerlo es tener siempre presentes estas palabras: “Señor Soberano, tú eres Aquel que hizo el cielo y la tierra y el mar y todas las cosas [que hay] en ellos” (Hech. 4:24). Si queremos defender la soberanía de Jehová, debemos mantenernos íntegros.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/5 pág. 32 párr. 16 ¿Por qué debemos seguir a Cristo? *** Jésus es el único medio por el cual podemos llegar al Padre. La Biblia lo dice sin rodeos: “No hay salvación en ningún otro, porque no hay otro nombre debajo del cielo que se haya dado entre los hombres mediante el cual tengamos que ser salvos” (Hech. 4:12). Por lo tanto, fueran cuales fueran nuestras creencias en el pasado, lo mejor que podemos hacer ahora es creer en Jesús y seguir sus pasos, pues así alcanzaremos la vida (Juan 20:31).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/7 pág. 16 párr. 8 Imite a Jesús: enseñe con amor *** Los cristianos del siglo primero también amaban profundamente a Jehová, lo cual los motivó a predicar las buenas nuevas con valor y entusiasmo. Pese a la oposición de los influyentes líderes religiosos, llenaron Jerusalén con su enseñanza. Sencillamente no podían dejar de hablar de las cosas que habían visto y oído (Hech. 4:20). Sabían que Jehová estaba con ellos y que los bendeciría, y no se equivocaron.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/7 pág. 22 párr. 14 Imite a Jesús: predique con valor *** Pedro y Juan preocupados por la oposición, todos juntos le oraron a Jehová y le pidieron: “Concede a tus esclavos que sigan hablando tu palabra con todo denuedo”. ¿Cuál fue el resultado? “Todos sin excepción quedaron llenos del espíritu santo, y hablaban la palabra de Dios con denuedo.” (Hech. 4:24-31.) Es de notar que los discípulos obtuvieron el valor que necesitaban para proclamar el mensaje gracias al poderoso espíritu santo de Jehová. De igual modo hoy día, nosotros hablamos de la verdad con todos, incluso con nuestros

adversarios, no porque seamos valientes por naturaleza, sino porque Jehová nos da su espíritu santo; solo es cuestión de que se lo pidamos. Así es, con la ayuda de Jehová podremos resistir con valor todo tipo de oposición (Salmo 138:3).

*** w09 15/11 pág. 11 párr. 22 El estudio de la Biblia enriquece nuestras oraciones *** En el siglo primero, cuando el Sanedrín les ordenó a Pedro y Juan que dejaran de enseñar “sobre la base del nombre de Jesús”, ellos se negaron valientemente a hacerlo (Hech. 4:18-20). Tras ser liberados, los apóstoles les contaron a sus hermanos cristianos lo que había ocurrido. Entonces, todos los presentes le suplicaron a Dios que los ayudara a predicar el mensaje con valor. La respuesta a esa oración fue inmediata, pues “todos sin excepción quedaron llenos del espíritu santo, y hablaban la palabra de Dios con denuedo”. ¡Qué emocionados debieron de sentirse! (Hechos 4:24-31.) Como resultado, grandes multitudes se convirtieron al cristianismo. También en nuestro caso, la oración puede darnos el valor que necesitamos para proclamar las buenas nuevas.

=========================================================

HECHOS 5
===============================
*** w11 1/9 pág. 23 ¿Debe usted pagar impuestos? *** Jesús enseñó que ninguna institución humana puede reclamarnos “las cosas de Dios”, o sea, nuestra vida y adoración. Cuando las leyes humanas están en pugna con las divinas, los cristianos “tenemos que obedecer a Dios como gobernante más bien que a los hombres” (Hechos 5:29). Es cierto que los cristianos de hoy podrían perturbarse por el uso que se da a parte del dinero recaudado. No obstante, ni se niegan a pagar impuestos ni se oponen a las autoridades en un intento de influir o interferir en sus decisiones.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/10 pág. 24 párr. 15 ¿Contribuye usted a que las reuniones cristianas sean edificantes? *** Jesús No reprendió a sus apóstoles. No cuestionó sus motivos ni agravó sus sentimientos de culpa recordándoles que se les había debilitado su fe temporalmente. Lo que sí hizo fue confirmarles el amor que él y su Padre les tenían encomendándoles una asignación muy importante. ¿Qué efecto tuvo esto en sus apóstoles? Se sintieron tan edificados, animados y confortados que poco después de aquella reunión se les vio de nuevo “enseñando y declarando las buenas nuevas” (Hech. 5:42).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/10 pág. 15 párr. 12 “Ustedes son mis amigos” *** Los cristianos del primer siglo se entregaron en cuerpo y alma a la obra de predicar el Reino. En poco tiempo, y con el apoyo del espíritu santo de Jehová, llenaron Jerusalén con sus enseñanzas (Hech. 5:27-29). Ni siquiera las amenazas de muerte les impidieron obedecer el mandato de Jesús de hacer discípulos.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w08 15/1 pág. 5 párr. 9 “Sigue vigilando el ministerio que aceptaste en el Señor” *** Los líderes religiosos judíos, irritados por la labor evangelizadora de los apóstoles, los arrestaron, los amenazaron y hasta los azotaron. Aun así, ellos “continua[ron] sin cesar enseñando y declarando las buenas nuevas acerca del Cristo, Jesús”, pues tenían claro que debían “obedecer a Dios como gobernante más bien que a los hombres” (Hech. 5:28, 29, 40-42). La mayoría de los siervos de Dios de la actualidad no sufrimos palizas ni somos encarcelados por predicar las buenas nuevas. Sin embargo, todos encaramos algún tipo de prueba o dificultad.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/5 pág. 31 Puntos sobresalientes del libro de Hechos ***

Hech. 5:34-39. ¿Cómo es posible que Lucas supiera lo que Gamaliel dijo ante el Sanedrín en una sesión a
puerta cerrada? Hay al menos tres posibilidades: 1) Pablo, un antiguo alumno de Gamaliel, se lo contó a Lucas; 2) Lucas habló con algún miembro del Sanedrín que simpatizaba con los cristianos, como Nicodemo, o 3) Lucas recibió la información por inspiración divina.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/1 pág. 14 párr. 9 Los que están “correctamente dispuestos para vida eterna” responden al mensaje *** Es posible que en nuestro territorio haya ciertos grupos de personas que parezcan hostiles al mensaje. Pues bien, aunque nosotros dudemos que alguno de sus integrantes llegue a abrazar el cristianismo, intentemos siempre razonar con ellos. A veces acaba escuchando el mensaje quien menos nos imaginamos. Recordemos que nuestra comisión es seguir predicando a todos “sin cesar” (Hechos 5:42).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/10 pág. 6 párr. 14 Los “ojos radiantes” de Jehová examinan a todos *** Ananías vendió un campo y, con el conocimiento de su esposa, fingió que donaba todos los beneficios obtenidos con la transacción, cuando en realidad solo entregó una parte. Seguramente, los dos pretendían gozar de algún honor especial entre los hermanos. Pero esa manera de actuar era un engaño. De forma milagrosa, Jehová reveló el fraude al apóstol Pedro, quien lo expuso delante de Ananías. Acto seguido, este se desplomó y murió, y otro tanto le ocurrió poco más tarde a su mujer (Hech. 5:1-11). No era que Ananías y Safira hubiesen tenido un momento de debilidad. Habían actuado con total premeditación intentando engañar a los apóstoles. Y lo que es peor, se habían atrevido a “tratar con engaño al espíritu santo y [...] a Dios”. La reacción de Jehová mostró sin ambigüedad que él está dispuesto a proteger a su congregación contra los hipócritas, quienes comprobarán que “es cosa horrenda caer en las manos del Dios vivo” (Heb. 10:31).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/8 pág. 30 párr. 14 Cómo nos beneficia aguantar el sufrimiento *** En el siglo primero, algunos apóstoles fueron encarcelados y luego llevados ante el Sanedrín, el tribunal supremo judío, por predicar acerca de Jesucristo. Ademas fueron azotados y puestos en libertad. ¿Con qué actitud afrontaron esas pruebas? La Biblia dice que “se fueron de delante del Sanedrín, regocijándose porque se les había considerado dignos de sufrir deshonra a favor del nombre de él” (Hechos 5:17-41). Obviamente, no estaban felices ni por los azotes ni por el dolor, sino porque comprendían que habían sufrido ese maltrato por ser leales a Jehová y por seguir los pasos de Jesús (Hechos 16:25; 2 Corintios 12:10; 1 Pedro 4:13). Si afrontamos la oposición y la persecución con la actitud adecuada, aumentará nuestro aguante, lo que nos ayudará a soportar los sufrimientos futuros.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 1/11 pág. 28 párr. 6 Escudriñemos “las cosas profundas de Dios” *** Por todo el mundo, las congregaciones siguen un programa similar de estudio que les permite repasar el conjunto de enseñanzas bíblicas cada pocos años. Así, mediante la congregación, el espíritu santo ayuda a las personas a desarrollar la actitud humilde que necesitan para entender “las cosas profundas de Dios” (Hechos 5:32).

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w06 1/1 pág. 6 Cómo vencerá el bien al mal *** Adquirir conocimiento exacto de lo que están haciendo Jehová y Jesús para eliminar el mal puede evitar que una persona sincera apruebe sin saberlo actos de maldad o, peor aún, que luche “realmente contra Dios” (Hechos 5:38, 39). Jehová Dios está dispuesto a perdonar errores cometidos por ignorancia.

=========================================================

HECHOS 6
===============================
*** w09 15/6 pág. 30 ¿Por qué delegar, y cómo hacerlo? *** Cuando en Jerusalén surgió la necesidad de ocuparse de la distribución diaria de alimentos, los apóstoles escogieron a “siete varones acreditados [...,] llenos de espíritu y de sabiduría” (Hech. 6:3). Por eso, si usted le pide a una persona poco confiable que realice algo, es probable que no lo haga. Así que empiece por delegar pequeñas tareas, y cuando la persona demuestre que es.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/10 pág. 4 párr. 5 “Fulguren con el espíritu” *** Los apóstoles hablaron de un ministerio en Hechos 6:4: “Nosotros nos dedicaremos a la oración y al ministerio de la palabra”. Dicho ministerio consiste en fortalecer a los miembros de la congregación. Así es, los superintendentes se ocupan “en este ministerio” al darles guía e instrucción bíblica. Y lo que les ayudará a enseñar y pastorear al rebaño es el estudio, la oración y la investigación. Ellos deben esforzarse por usar sus dones y cuidar de las ovejas “con alegría” (Rom. 12:7, 8; 1 Ped. 5:1-3).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 1/1 pág. 6 Unidos por el amor a Dios *** En Hechos 6:1-6 se cuenta que surgió una disputa entre los cristianos judíos de habla griega y los de habla hebrea porque los primeros se sintieron discriminados. No obstante, cuando se enteraron los apóstoles, enseguida atendieron el asunto con imparcialidad. Este ejemplo demuestra que los desacuerdos no causaron divisiones étnicas ni cismas doctrinales en la congregación cristiana del siglo primero. ¿La razón? Los vínculos de unión —el amor a Jehová, la fe en Jesucristo, el amor abnegado a sus hermanos, la aceptación de la guía del espíritu santo, el entendimiento común de las enseñanzas bíblicas y la buena voluntad para cambiar de conducta— fueron tan fuertes que mantuvieron a la congregación unida y en paz.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w08 15/5 pág. 22 párr. 8 Siga el ejemplo de Pablo y progresará espiritualmente *** Antes de convertirse al cristianismo, Saulo había sido un judío devoto que apenas se había interesado por la gente que no practicaba el judaísmo (Hech. 26:4, 5). Presenció con beneplácito la lapidación de Esteban a manos de algunos judíos. Al ser testigo de aquella ejecución, que posiblemente consideraba un castigo bien merecido, Saulo debió sentirse envalentonado (Hech. 6:8-14) Jehová había perdonado a Pablo, y tal bondad inmerecida y misericordia lo motivó a mostrar amor al prójimo predicando las buenas nuevas. En nuestro caso, Jehová también pasa por alto los pecados y errores que cometemos (Sal. 103:8-14). Al igual que Pablo, deberíamos mostrar amor predicando y enseñando la verdad, y también fortaleciendo a nuestros hermanos.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w07 15/4 pág. 26 párr. 6 Edifiquémonos en la congregación *** Un aspecto notable que encontramos en el relato es que se designó a hombres capacitados para colaborar en ciertos trabajos. No se les eligió por sus estudios académicos ni por sus destrezas, sino porque eran hombres “llenos de espíritu y de sabiduría”. Uno de ellos fue Esteban, que, como señala el relato, era un “varón lleno de fe y de espíritu santo”. Como resultado de que se formara la congregación “la palabra de Dios siguió creciendo, y el número de los discípulos siguió multiplicándose muchísimo en Jerusalén” (Hechos 6:1-7).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/6 pág. 17 Saulo se encuentra con viejos amigos y antiguos enemigos *** Saulo “disputaba con los judíos de habla griega”, “los helenistas”, predicándoles con valor. ¿Cómo reaccionaron? Intentaron matarlo (Hechos 6:9). Era normal que Saulo quisiera explicar el cambio radical que había experimentado en su vida, así como tratar por todos los medios de iluminar a sus anteriores amigos acerca del Mesías. Pero estos judíos helenistas reaccionaron con hostilidad ante quien consideraban un traidor. Tal como ocurrió en el siglo primero, hoy también pueden surgir situaciones en las que lo más indicado sea ejercer prudencia. No tenemos razones para sospechar indebidamente de los desconocidos. Sin embargo, a veces, individuos sin escrúpulos han intentado abusar del pueblo de Jehová, ya sea con la intención de lucrarse o de perjudicar a la congregación. De ahí que tengamos que ser perspicaces para no caer víctimas de los engaños de impostores (Proverbios 3:27; 2 Timoteo 3:13).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/7 pág. 31 párr. 20 Esperemos con aguante el día de Jehová *** El discípulo Esteban demostró esa calma cuando su fe se vio sometida a una terrible prueba. Antes de que diera su testimonio final, todos los que estaban presentes en el Sanedrín “vieron que su rostro era como el rostro de un ángel” (Hechos 6:15). Tenía el semblante tan tranquilo como el de un ángel, como el de un mensajero de Dios. Cuando acusó a los jueces de ser responsables de la muerte de Jesús, ellos “se sintieron cortados hasta el corazón, y se pusieron a crujir los dientes contra él”. Esteban, “lleno de espíritu santo, miró con fijeza al cielo y alcanzó a ver la gloria de Dios y a Jesús de pie a la diestra de Dios”. Fortalecido por aquella visión, se mantuvo fiel hasta la muerte (Hechos 7:52-60). Aunque nosotros no recibimos visiones milagrosas, cuando se nos persigue podemos contar con la paz de Dios.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/10 pág. 22 párr. 11 Escuchemos nuestra voz interior *** Parece que aquellos judíos que mataron a Esteban estaban tan convencidos de estar haciendo lo correcto que no les molestaba para nada la conciencia. Y lo mismo debió de ocurrir con Saulo, ya que más tarde estaba

“respirando todavía amenaza y asesinato contra los discípulos del Señor”. Es obvio que se había deformado la voz de su conciencia (Hechos 6:8).

*** w06 15/7 pág. 16 párr. 11 ‘Hagamos todas las cosas sin murmurar’ *** Según el relato, “se suscitó una murmuración de parte de los judíos de habla griega contra los judíos de habla hebrea, porque a sus viudas se las pasaba por alto en la distribución diaria” (Hechos 6:1). Aquella murmuración no fue como la de los israelitas en el desierto. Los judíos de habla griega no se quejaron egoístamente de su situación, sino que señalaron una falla en la ayuda que se daba a algunas viudas. Tampoco causaron un alboroto ni se rebelaron contra Jehová. Más bien, presentaron su queja a los apóstoles, quienes actuaron con rapidez al ver que la reclamación tenía fundamento. ¡Qué buen ejemplo pusieron los apóstoles para los ancianos cristianos de hoy! Estos pastores espirituales no “tapa[n] su oído al clamor quejumbroso del de condición humilde” (Hechos 6:2-6).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 15/12 pág. 21 párr. 9 ¿A quién obedece usted: a Dios, o al hombre? *** Jehová bendijo la labor de los cristianos del primer siglo. ¿Hasta qué punto? “La palabra de Dios siguió creciendo, y el número de los discípulos siguió multiplicándose muchísimo en Jerusalén.” De hecho, “una gran muchedumbre de sacerdotes empezó a ser obediente a la fe” (Hechos 6:7). Aquello tuvo que ser un golpe tremendo para los principales sacerdotes. Las pruebas eran cada vez mayores: la obra de los apóstoles realmente venía de Dios.

=========================================================

HECHOS 7
===============================
*** w11 15/3 pág. 26 párr. 13 Demostremos que estamos listos *** Moisés. Desde el punto de vista humano, él gozaba de una inmejorable posición en la sociedad egipcia. Siendo el hijo adoptivo de la hija del faraón, debió de ser muy respetado. Sin duda tenía a su alcance los alimentos más selectos, la ropa más fina y todo tipo de lujos. Además, había recibido la mejor educación de su tiempo (Hechos 7:20-22). Y seguramente era el heredero de una cuantiosa fortuna. Es muy probable que la educación que Moisés recibió de sus padres en la infancia le ayudara a comprender que era absurdo adorar ídolos, tal como hacían los egipcios (Éxo. 32:8). Ni el sistema educativo del país ni el esplendor de la casa real consiguieron que abandonara la religión verdadera. De seguro había meditado a fondo en lo que Jehová les había prometido a sus antepasados y tenía muchas ganas de demostrar que estaba listo para efectuar la voluntad divina.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w10 1/6 pág. 25 ¿Quiénes escribieron sobre Jesús? *** Pablo, estudió con un famoso maestro de la Ley llamado Gamaliel. Al haber sido educado por los fariseos, Saulo —como se conocía a Pablo en aquella época— odiaba a los discípulos de Jesús. ¡Hasta estuvo implicado en el asesinato de algunos de ellos! (Hechos 7:58-60.) Sin embargo, acabó aprendiendo la verdad sobre Jesús. Nunca demos por sentado que algun opositor a Jehová, aprenda las verdades biblicas.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/5 pág. 11 párr. 11 “El gran día de Jehová está cerca”: avancemos hacia la madurez *** Los israelitas “rehusaron hacerse obedientes” (Hech. 7:39-41). Más tarde, desobedecieron a Jehová cuando por temor se negaron a entrar en la Tierra Prometida. Esta es una seria advertencia para los cristianos de hoy, que evitemos caer en el mismo patrón de desobediencia de los israelitas (Heb. 4:3, 11).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/5 pág. 22 párr. 8 Los ángeles: “espíritus para servicio público” *** Los ángeles ayudaron a muchos siervos de Dios, Ayudaron a transmitir profecías e instrucciones, como las que contenía la Ley mosaica (Hech. 7:53). Puesto que ahora disponemos de la Palabra de Dios completa, no parece que sea necesario que los ángeles comuniquen los mensajes divinos (2 Tim. 3:16, 17). Con todo, siguen muy ocupados efectuando la voluntad de Dios y apoyando a sus siervos, aunque no los veamos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 1/11 pág. 7 Mito 4: Dios es una Trinidad *** “[Esteban], lleno del Espíritu Santo, miró fijamente al cielo, vio la gloria de Dios y a Jesús de pie a la diestra de Dios; y dijo: ‘Estoy viendo los cielos abiertos y al Hijo del hombre de pie a la diestra de Dios’.” (Hechos 7:55, 56, Biblia de Jerusalén Latinoamericana.) Como vemos, Esteban se llenó del espíritu santo de Dios —su fuerza activa— y vio a Jesús “de pie a la diestra de Dios”. ¿Qué nos enseña eso? Que Jesús no se convirtió en Dios después de resucitar y subir al cielo; en efecto, él es un ser espiritual diferente a su Padre. Además, el relato no indica que hubiera una tercera persona al lado de Dios. A lo largo del tiempo se han hecho muchos intentos por encontrar versículos con los que defender la Trinidad, pero la Biblia no apoya esta creencia.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/5 pág. 31 Puntos sobresalientes del libro de Hechos ***

Hech. 7:59. ¿Oró Esteban a Jesús? No. Nuestra adoración y, por lo tanto, nuestras oraciones, solo deben
dirigirse a Jehová Dios (Luc. 4:8; 6:12). En circunstancias normales, Esteban se hubiera dirigido a Jehová en el nombre de Jesús (Juan 15:16). Pero en esta ocasión contempló una visión del “Hijo del hombre de pie a la diestra de Dios” (Hech. 7:56). Como sabía que Jesús había recibido el poder para resucitar a los muertos, Esteban le habló directamente a Jesús pidiéndole que protegiera su espíritu, pero eso no fue una oración (Juan 5:27-29).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 1/10 pág. 17 ¿Qué lección aprendemos de los envidiosos hermanos de José? *** La Biblia nos ensena que la envidia puede llevarnos a hacer cosas malas. ¡Hasta puede hacer que uno quiera lastimar a su propio hermano! (Hechos 7:54-59). ¿Qué hizo aquella gente a los discípulos de Jesús por envidia?... ¿Te das cuenta de por qué no debemos ser envidiosos?...

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w07 15/3 pág. 9 Puntos sobresalientes del libro de Jeremías *** Los judíos infieles debían preparar, mullir y limpiar el terreno de su corazón. Tenían que quitar “los prepucios de sus corazones”, es decir, desarraigar los pensamientos, sentimientos y motivos impuros (Hechos 7:51). Para ello se requería un cambio de vida: dejar de practicar lo malo y hacer lo que redundara en la bendición divina

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 1/4 pág. 18 La clase de sacrificios que agradan a Dios *** Los habitantes de Canaán ofrecían sus hijos como sacrificio a sus dioses, entre ellos el dios ammonita Mólek, también conocido como Milcom o Moloc (Hechos 7:43). La obra Compendio Manual de la Biblia dice: “Los cananeos, pues, adoraban cometiendo excesos inmorales en presencia de sus dioses, y luego asesinando a sus hijos primogénitos como sacrificio a estos mismos dioses”. ¿Agradaban a Jehová Dios tales prácticas? Claro que no. Por increíble que parezca, algunos israelitas que se apartaron de la adoración verdadera adoptaron esta práctica demoníaca de sacrificar sus hijos a dioses falsos. *** w07 15/8 pág. 13 ‘Oh Jehová, ponme a prueba’ *** Décadas atrás, Jehová le había pedido a Abrahán que se mudara con su familia desde la próspera ciudad de Ur hasta una tierra desconocida (Hechos 7:2-4). Este hombre —que debía de poseer su propia casa en Ur— no adquirió ninguna residencia permanente en Canaán, donde vivió durante unos cien años (Hebreos 11:9). La vida nómada de Abrahán y su familia los exponía al hambre y al ataque de saqueadores armados, así como a peligros relacionados con los gobernantes paganos de la región. Durante todo aquel período, Abrahán demostró que su fe era de una calidad extraordinaria.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 1/11 pág. 28 párr. 6 Respetemos nuestras reuniones sagradas *** A pesar de que Jehová ya no mora en templos hechos por la mano del hombre, nuestros Salones del Reino son centros dedicados a la adoración verdadera (Hechos 7:48). Acudimos a ellos para estudiar su Palabra, orarle y cantarle alabanzas. Con el mismo fin usamos los Salones de Asambleas. Y cuando celebramos nuestras sagradas asambleas en locales alquilados de mayor tamaño, como auditorios, salas de exposiciones o estadios deportivos, estos se convierten temporalmente en lugares de adoración. Sean grandes o pequeñas, todas estas reuniones merecen nuestro respeto, el cual se manifiesta tanto por nuestra actitud como por nuestra conducta.

=========================================================

HECHOS 8
===============================
*** w10 15/2 pág. 29 “El derecho del niño al desarrollo espiritual” *** La propia Biblia demuestra que incluso los adultos necesitan ayuda para comprenderla. Cita el ejemplo de un funcionario etíope que no encontró la verdadera espiritualidad mediante “la reflexión y meditación personal”. El relato indica que, aunque leía una profecía de Isaías, no lograba captar su significado, por lo que aceptó agradecido la explicación que le ofreció el discípulo Felipe (Hech. 8:26-40). Y este caso no es la excepción. En realidad, todos —pero particularmente los más jóvenes— necesitamos que alguien nos aclare el mensaje de la Palabra de Dios.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w09 15/2 pág. 29 Los funerales cristianos son dignos, modestos y honran a Dios *** Llorar la muerte de un ser querido es algo normal; eso hicieron Jesús y sus discípulos en algunas ocasiones (Hech. 8:2; 9:39). Sin embargo, nunca recurrieron a las manifestaciones extremas de dolor que tan comunes eran en su día (Luc. 23:27, 28; 1 Tes. 4:13). ¿Por qué? Porque, entre otras cosas, sabían la verdad acerca de la muerte.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 1/3 pág. 13 Cinco razones para temer a Dios y no al hombre *** Más tarde, en tiempos de la congregación cristiana, se produjo una “gran persecución” contra la congregación de Jerusalén (Hechos 8:1). En realidad, todos los cristianos que vivían en los dominios del Imperio romano experimentaron algún tipo de oposición. En efecto, el cristianismo verdadero sufría una oposición generalizada.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w09 15/4 pág. 19 párr. 16 La creación revela la sabiduría de Jehová *** Es cierto que algunos cristianos han muerto como mártires. No obstante, la predicación sigue adelante, y el número de proclamadores continúa creciendo. De hecho, no es raro que la persecución termine difundiendo las buenas nuevas entre las personas que de otro modo no hubieran podido escuchar el mensaje del Reino (Hech. 8:1, 4). ¿Demuestra usted en su ministerio la perseverancia de las langostas, aunque se enfrente a la indiferencia y la oposición? (Heb. 10:39.)

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/5 pág. 25 párr. 18 Los ángeles: “espíritus para servicio público” *** En la actualidad, los ángeles no se comunican con nosotros para dirigirnos a las personas de buen corazón, como hizo el ángel que condujo a Felipe al eunuco etíope (Hech. 8:26-29). Sin embargo, hay muchas experiencias que prueban que, aunque no los veamos, los ángeles colaboran en la predicación y nos ayudan a encontrar a quienes están “correctamente dispuestos para vida eterna” (Hech. 13:48). Pero nosotros debemos hacer nuestra parte: predicar con regularidad y tratar de encontrar a quienes desean adorar al Padre “con espíritu y con verdad” (Juan 4:23, 24).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/1 pág. 13 párr. 1 Los que están “correctamente dispuestos para vida eterna” responden al mensaje *** EL libro bíblico de Hechos contiene el emocionante relato de cómo los primeros cristianos respondieron a la profecía de Jesús de que las buenas nuevas del Reino se predicarían por toda la Tierra habitada (Mat. 24:14). Predicadores entusiastas abrieron el camino, y muchos siguieron sus pasos. Felipe fue a Samaria y allí encontró muchedumbres dispuestas a escucharlo (Hech. 8:5-8). ¡Qué tiempos tan emocionantes! Aquellos cristianos del siglo primero predicaron con tanto celo que sus enemigos dijeron que habían “trastornado la tierra habitada” (Hech. 17:6; 28:22).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/5 pág. 18 párr. 8 Sirve a Jehová ahora que eres joven *** Si tú has estudiado la Palabra de Dios y has sido persuadido a creer que sus enseñanzas son verdaderas. Este es

el momento de tomar una decisión. ¿Por qué no hablas con tus padres sobre lo que deseas hacer? Tanto ellos como los ancianos de la congregación te ayudarán a entender bien los requisitos bíblicos para el bautismo (Hechos 8:12). Con el bautismo, darás un magnífico comienzo a tu servicio al Dios verdadero. Iniciarás una carrera de larga distancia cuyos premios son, en la actualidad, el gozo de hacer la voluntad de Dios, y en el futuro, vida eterna (Heb. 12:2, 3). También les darás una gran alegría a los miembros de tu familia que ya han emprendido esa carrera, así como a tus amigos de la congregación. Pero lo más importante es que al bautizarte alegrarás el corazón de Jehová.

*** w07 1/12 pág. 32 ¿Tuvo Jesús una Biblia? *** ¿Poseía alguna persona del siglo primero rollos de las Santas Escrituras? Es obvio que el eunuco etíope de la corte de la reina Candace tenía uno, pues estaba “sentado en su carro y leía en voz alta al profeta Isaías” cuando el discípulo Felipe lo encontró en el camino a Gaza (Hechos 8:26-30). Según Alan Millard, profesor de lenguas semíticas, es probable que en la sociedad judía solo poseyeran rollos de las Escrituras “los varones privilegiados de Palestina, los que se consideraban cultos, y algunos fariseos y maestros como Nicodemo”. Esto se debía, en parte, a su costo. Millard calcula que “una copia de Isaías valía de seis a diez denarios”, y afirma que una Biblia completa en hebreo “ocuparía de quince a veinte rollos”, es decir, que podría costar cerca de la mitad del salario de un año. La Biblia no indica si Jesús o sus discípulos poseían rollos de las Escrituras. No obstante, sin duda Jesús las conocía bien y era capaz de hacer referencia a ellas o recitarlas de memoria (Mateo 4:4, 7, 10; 19:4, 5). Su ejemplo nos debería motivar a familiarizarnos más con la Biblia, sobre todo en la actualidad, cuando podemos conseguirla fácilmente y a un precio asequible.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 1/2 pág. 6 Prosperidad auténtica en el nuevo mundo de Dios *** Puesto que parece que el dinero nos transmite cierta sensación de independencia, quienes lo tienen se enfrentan constantemente al peligro de confiar en él y no en Dios (Hechos 8:18-24).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 1/4 pág. 7 Entendimiento de la Biblia: ¿qué le ayudará a obtenerlo? *** Al adquirir un entendimiento de la Palabra de Dios, el hombre un hombre importante sujeto a Candace, reina de los etíopes, se bautizó, y luego “siguió su camino regocijándose” (Hechos 8:27-39). Los testigos de Jehová en general son personas comunes y corrientes. Cada semana conducen estudios bíblicos en los hogares de más de seis millones de personas. Ya que la Biblia enseña el mejor modo de vivir, explica la única esperanza segura para la humanidad y señala cómo familiarizarnos con Dios, millones han encontrado que estudiar la Biblia y entender lo que dice produce un placer incalculable, un placer que está a su alcance.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 1/4 pág. 26 párr. 1 Cómo llenar los requisitos para el bautismo cristiano ***

Uno o dos años después de la muerte de Jesús, un funcionario público viajaba rumbo al sur por el camino que va de Jerusalén a Gaza. Le esperaba un agotador viaje de unos 1.500 kilómetros [1.000 millas] en coche de caballos. Tal era la fe de este hombre piadoso, que había subido desde Etiopía hasta Jerusalén para adorar a Jehová y aprovechaba ahora el largo viaje de regreso a casa para leer la Palabra de Dios. Jehová se fijó en este hombre sincero y, mediante un ángel, mandó al discípulo Felipe que le predicara (Hechos 8:26-28). El etíope comprendió enseguida el papel que Jesús desempeñaba en el propósito de Dios y la necesidad de bautizarse como discípulo de Cristo. Aunque la dedicación y el bautismo no son pasos que deban tomarse a la ligera o con precipitación, el ejemplo del funcionario etíope demuestra que ha habido casos de personas que se han bautizado al poco tiempo de haber escuchado la verdad de la Palabra de Dios.

=========================================================

HECHOS 9
===============================
*** w11 15/1 pág. 20 párr. 13 Cómo aprovechar al máximo la soltería *** Dorcas —también llamada Tabita— era una cristiana que al parecer, en el momento en el que se la menciona en la Biblia no estaba casada, pues no se dice que tuviera marido. Dorcas “abundaba en buenos hechos y en dádivas de misericordia”. Confeccionaba ropa para las viudas necesitadas y tal vez para otros, con lo que se ganó el cariño de todos. No obstante, cayó enferma y murió, por lo que la congregación entera mandó llamar a Pedro, rogándole que le devolviera la vida a esta querida cristiana. La noticia de su resurrección corrió por toda Jope, y muchos abrazaron la verdad (Hech. 9:36-42). Es probable que algunos de estos nuevos hermanos se beneficiaran luego de su extraordinaria generosidad. En la actualidad hay bastantes cristianos de edad madura que, como Ana y Dorcas, no están casados. Algunos aún no han encontrado a la persona indicada, mientras que otros son divorciados o viudos. Al no tener una pareja en quien apoyarse, muchos de ellos han aprendido a confiar más en Jehová.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/4 pág. 24 párr. 8 ¿Permitimos que nos guíe el espíritu de Dios? *** El término original para “benignidad” se refiere a la cualidad de quien realiza actos serviciales y usa palabras amables debido al interés sincero que siente por los demás. Al igual que la benignidad, la palabra que se traduce “bondad” se refiere a la virtud que se manifiesta en la práctica ayudando con generosidad a los demás (Hech. 9:36, 39). Y Dorcas fue un execelente ejemplo que todos nosotros deseariamos imitar.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 1/6 pág. 18 ¿Lo sabía? *** Pedro permaneció “bastantes días [...] en Jope con cierto Simón, curtidor”, cuya casa estaba “junto al mar” (Hechos 9:43; 10:6). Los judíos consideraban inmundo y degradante el oficio de curtidor; de hecho, el Talmud lo consideraba peor que quien se dedicaba a recoger excrementos de perro. Por su trabajo, Simón tenía contacto diario con cadáveres de animales, lo que lo convertía en una persona inmunda ceremonialmente

hablando (Levítico 5:2; 11:39). Según diversas fuentes, es muy probable que utilizara agua marina en sus tareas y que, debido a “lo maloliente del proceso”, su negocio estuviese situado a las afueras de la ciudad. Pese a todo, Pedro no tuvo reparos en alojarse con Simón. Esta acción indica que tal vez había aprendido a rechazar, a imitación de Jesús, los prejuicios de los judíos contra la gente que consideraban inmunda.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/10 pág. 29 párr. 8 Debemos “consolar a todos los que están de duelo” *** Ciertamente, Jehová siempre conforta a su pueblo, y así lo demuestra la historia de los cristianos del siglo primero. En efecto, en un pasaje leemos: “La congregación por toda Judea y Galilea y Samaria entró en un período de paz, siendo edificada; y como andaba en el temor de Jehová y en el consuelo del espíritu santo, siguió multiplicándose” (Hech. 9:31). ¡Qué maravilloso es saber que nosotros, al igual que ellos, contamos con “el consuelo del espíritu santo”!

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w11 1/12 pág. 28 Quería ser como la hija de Jefté *** Una hermanitta, menciono que su papá y mamá le enseñaron a ser una buena estudiante y una buena maestra de la Biblia. A diario sacaban tiempo para orar y estudiar con nosotros. Cierto día, mientras leía la Biblia, sentí como si las “escamas” se me cayeran de los ojos (Hechos 9:18). Aprendí que a Jehová se le compara a un pastor porque guía, alimenta y protege a sus siervos (Salmo 23:1-6; 83:18).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/2 pág. 24 párr. 2 ¡Bienvenidos al mejor camino en la vida! *** En el siglo primero hubo miles de personas de diversas naciones que aceptaron el cristianismo y se bautizaron como prueba de su devoción a Dios. De ellos se decía que pertenecían al “Camino” (Hech. 9:2). Y esta era una expresión muy atinada, pues habían emprendido un nuevo modo de vida que exigía demostrar fe en Jesucristo e imitar su ejemplo (1 Ped. 2:21).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/4 pág. 28 párr. 16 ¿Seguimos plenamente a Cristo? *** Saulo, quien llegó a ser el apóstol Pablo. Aunque había perseguido ferozmente a los cristianos, corrigió el rumbo de su vida y se convirtió en “un vaso escogido” para llevar el nombre de Jesús. El relato dice: “Inmediatamente en las sinagogas se puso a predicar a Jesús, que Este es el Hijo de Dios” (Hech. 9:3-22). Y a pesar de sufrir dificultades y persecución, nunca perdió el entusiasmo (2 Cor. 11:23-29; 12:15). El apóstol Pablo escribió catorce libros de la Biblia, desde Romanos hasta Hebreos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/12 pág. 12 párr. 4 “Ahora es el tiempo especialmente acepto” *** El Hijo de Dios nos dejó a todos sus discípulos un ejemplo perfecto de celo y devoción. ¿De qué manera imitaba Pablo a Jesús? Principalmente al no escatimar esfuerzos para predicar las buenas nuevas. El apóstol nunca olvidó la ocasión en que se le apareció el Señor Jesucristo cuando iba rumbo a Damasco, así como el mensaje que sin duda le transmitió el discípulo Ananías de parte de Jesús: “Este hombre me es un vaso escogido para llevar mi nombre a las naciones así como a reyes y a los hijos de Israel” (Hech. 9:15)

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/6 pág. 27 Solteros y felices: ¿cuál es el secreto? *** Además, dentro de la hermandad mundial podemos encontrar padres, madres, hermanos y hermanas espirituales cuyo amor enriquecerá nuestra vida (Mat. 19:29; 1 Ped. 2:17). Seguir el ejemplo de Dorcas, quien “abundaba en buenos hechos y en dádivas de misericordia”, ha proporcionado gran satisfacción a muchos cristianos solteros de ambos sexos (Hech. 9:36, 39). En efecto, en todas las congregaciones hay quienes necesitan cariño y compañía. Si nos interesamos en esas personas, podemos serles de gran ayuda a ellas y satisfacer nuestro propio deseo de amar y sentirnos amados (Luc. 6:38).

=========================================================

HECHOS 10
===============================
*** w11 15/4 pág. 22 párr. 16 “El fruto del espíritu” glorifica a Dios *** No es nada fácil unir a personas tan distintas. Algo que nos ayudará a comprender los retos implicados es examinar un ejemplo del siglo primero: el apóstol Pedro. Originalmente, ¿qué opinaba él acerca de relacionarse con gente incircuncisa de otras naciones? “Bien saben ustedes cuán ilícito le es a un judío unirse o acercarse a un hombre de otra raza”, comentó. Pero a continuación aclaró: “Dios me ha mostrado que no debo llamar contaminado o inmundo a ningún hombre” (Hech. 10:24-29). Todo indica que desde niño le habían enseñado, como a la mayoría de los israelitas de la época, que la Ley exigía que amara únicamente a sus hermanos judíos. Puede que le pareciera muy normal ver a los gentiles como enemigos que merecían su odio. Sí, pues días antes comenzó a modificar su actitud hacia las personas de otras razas. ¿Qué le ayudó a hacerlo? El espíritu santo le abrió el corazón, y Jehová le reveló en una visión que él no considera mejor ni peor a ninguna persona porque sea de determinada nacionalidad o raza (Hech. 10:10-15). Por eso, el apóstol le dijo a Cornelio: “Con certeza percibo que Dios no es parcial, sino que, en toda nación, el que le teme y obra justicia le es acepto” (Hech. 10:34, 35). Como vemos, Pedro cambió, lo que le permitió disfrutar de verdadera unidad con “toda la asociación de hermanos” (1 Ped. 2:17).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 1/7 pág. 23 ¿Favorece Dios a una raza en particular? *** “Dios no es parcial —dice la Biblia—, sino que, en toda nación, el que le teme y obra justicia le es acepto” (Hechos 10:34, 35). Está claro que el modo de pensar del Creador está muy por encima del de los seres humanos. Muchas personas creen que existe una raza —generalmente la suya— que es superior a las demás. Jehová no se fija en el color de la piel ni en la fisonomía, sino en algo mucho más importante: nuestro corazón, es decir, lo que somos en el interior. Tener presente este hecho puede ser muy reconfortante.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 1/8 pág. 26 ¿Es el papa el “sucesor de san Pedro”? ***

Pensemos: ¿aceptó el apóstol Pedro un trato especial de parte de sus hermanos? No. Más bien, rechazó cualquier acto de veneración hacia su persona (Hechos 10:25, 26). ¿Y qué decir de Jesús? Él dejó claro que había venido a servir a los demás, no a que le sirvieran (Mateo 20:28). En ninguno de los escritos biblicos se nos incentiva dar mas prominencia a algun hermano o hermana. Todos somos iguales a la vista de Jehová Dios.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/12 pág. 21 párr. 18 Fieles de la antigüedad guiados por el espíritu de Dios *** Gracias a la Fuerza activa de Jehová Dios, podemos obedecer a Jesús, quien nos mandó “que predicáramos al pueblo y que diéramos testimonio cabal” (Hech. 10:42). Esta comisión abarca tareas muy diversas, y muchos no hemos nacido con las habilidades necesarias para realizarlas. Por eso, ¡cuánto apreciamos que nos ayude el espíritu santo!

*** w10 15/1 pág. 29 párr. 3 Queda demostrado que el gobierno de Jehová es el mejor *** Trágicamente, Adán y Eva rechazaron el único gobierno que funciona a la perfección: el de Jehová. Claro, no sabemos con exactitud cómo habría administrado él la Tierra si no se hubieran rebelado. Pero podemos estar seguros de que habría guiado a toda la humanidad obediente con amor y de forma imparcial (Hech. 10:34; 1 Juan 4:8). En pocas palabras, habría sido el sistema ideal (Deu. 32:4). ¡Qué pérdida tan grande hemos sufrido!

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/12 pág. 19 párr. 13 Las bendiciones que nos ofrece el Rey que Dios guía con su espíritu *** “Dios ha decretado que [Cristo] sea juez de vivos y de muertos.” (Hech. 10:42.) ¡Cuánto nos tranquiliza saber que él es el elegido, pues está libre de toda corrupción, y la justicia y la fidelidad lo acompañan siempre, como si fueran un cinturón que llevara ceñido a la cadera! (Isa. 11:5.) Además, demostró que odia la codicia, la hipocresía y todo tipo de maldad, y censuró a quienes eran insensibles al sufrimiento ajeno (Mat. 23:1-8, 25-28; Mar. 3:5). Y no se dejó engañar por las apariencias, pues “conocía lo que había en el [interior de cada] hombre” (Juan 2:25).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/6 pág. 16 párr. 4 Digámosle siempre la verdad a nuestro prójimo *** El apóstol Pedro percibió gracias al espíritu santo que “Dios no es parcial, sino que, en toda nación, el que le teme y obra justicia le es acepto” (Hech. 10:28, 34, 35). Por lo tanto, debemos ver a toda la gente como nuestro prójimo y tratar a todos con amor, incluso a quienes están en nuestra contra (Mat. 5:43-45).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/6 pág. 24 párr. 19 El mayordomo fiel y su Cuerpo Gobernante *** Los cristianos apoyan de buena gana las disposiciones del Cuerpo Gobernante, que representa al “esclavo fiel y discreto”. Agradecen el alimento espiritual que se produce bajo la dirección del Cuerpo Gobernante. Y aunque respetan a la clase del esclavo, tienen cuidado para no exaltar a nadie que afirme pertenecer al esclavo. Ningún

cristiano que realmente ha sido ungido con el espíritu de Dios quiere o espera que lo traten así (Hech. 10:25, 26; 14:14, 15).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/7 pág. 17 párr. 11 Imite a Jesús: enseñe con amor *** Las verdades que enseñó Jesus fueron como una luz brillante que permitía distinguir lo bueno de lo malo. Dieron consuelo y esperanza a las personas humildes que habían sido oprimidas por el Diablo y engañadas por los líderes religiosos (Hech. 10:38). El amor que sentía Jesús por la verdad se percibía no solo en sus enseñanzas, sino en todo lo que hacía.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/9 pág. 16 párr. 5 El amor de Cristo nos impulsa a amar *** La noche antes de que Jesús muriera, Pedro, su propio apóstol, lo negó en tres ocasiones. Pero Jesús había predicho que Pedro se arrepentiría. Y cuando el apóstol así lo hizo, lo perdonó, y más tarde le confió serias responsabilidades (Hech. 10:44, 45). ¿Qué nos enseña esto?. En el siglo primero, algunos cristianos tuvieron que ser expulsados de la congregación, y otros fueron censurados. Lo mismo sucede hoy (1 Cor. 5:11-13; 1 Tim. 5:20). Pero si los ancianos tratan con amor al hermano que ha pecado, pueden llegar a su corazón. Los ancianos deben defender las justas normas divinas en todo momento. Pero al hacerlo, deben reflejar la apacibilidad, bondad y amor de Jehová.

=========================================================

HECHOS 11
===============================
*** w11 1/12 pág. 7 Cómo afrontar los desastres y sus efectos *** En el siglo primero, un profeta cristiano llamado Ágabo indicó que “una gran hambre estaba para venir sobre toda la tierra habitada”. Esta hambre, que “tuvo lugar en el tiempo de Claudio”, afectó gravemente a muchos cristianos que vivían en Judea. ¿Qué hicieron los discípulos de otros lugares cuando se enteraron de las dificultades de sus hermanos en la fe? El relato declara: “Los discípulos resolvieron, cada uno de ellos según los medios que tenía, enviar una ministración de socorro a los hermanos que moraban en Judea” (Hechos 11:28, 29). Como vemos, el amor los impulsó a enviar ayuda material.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/3 pág. 7 Marcos fue “útil para ministrar” *** Sin duda, Marcos aprendió mucho de los cristianos maduros con los que se relacionaba y, con el tiempo, se desarrolló espiritualmente, lo cual no pasó desapercibido. Alrededor del año 46 llegaron de Antioquía Pablo y Bernabé con fondos de ayuda para los hermanos de Jerusalén afectados por el hambre. Al notar las buenas cualidades del joven, decidieron llevárselo consigo de regreso (Hech. 11:27-30).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 1/6 pág. 12 La circuncisión: ¿prueba de virilidad? *** Algunos cristianos del siglo primero insistían en que la circuncisión todavía era un requisito divino (Hechos 11:2, 3). De ahí que el apóstol Pablo enviara a Tito a “[corregir] las cosas defectuosas” en varias congregaciones. El consejo de Pablo sigue siendo válido. Si un cristiano verdadero instara a alguien a

circuncidar a su hijo, ciertamente estaría yendo en contra de las Escrituras. En lugar de “entremet[erse] en asuntos ajenos”, debe dejar que sean los padres quienes decidan en estas cuestiones de índole personal (1 Pedro 4:15).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 1/2 pág. 23 párr. 7 “Testimonio a todas las naciones” *** En el año 36 ocurrió otro suceso significativo, a saber, la conversión y el bautismo de Cornelio, un gentil.¿Qué reacción tuvieron los hermanos que dirigían la obra al enterarse de esto? Tan pronto como los apóstoles y los ancianos de Judea comprendieron que las buenas nuevas también debían llevarse a las naciones no judías, alabaron a Dios (Hechos 11:1, 18). Mientras tanto, la predicación siguió dando fruto entre los judíos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 15/9 pág. 8 Multitudes abrazan la adoración de Jehová *** Como en el siglo primero, hoy ‘un gran número de personas se han vuelto al Señor’. Aunque el aumento numérico no es por sí solo prueba de la bendición divina, sí demuestra que “la mano de Jehová” está con su pueblo (Hechos 11:21). ¿Qué atrae a millones de personas a la adoración de Jehová? Jehová es, en última instancia, quien atrae a los que están “correctamente dispuestos para vida eterna” (Hechos 13:48). El espíritu de Dios puede avivar en ellos su necesidad espiritual (Mateo 5:3).

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w05 1/12 pág. 22 párr. 4 Gente “de todos los lenguajes” oye las buenas nuevas *** A medida que los cristianos iban desplazándose en busca de un lugar donde rehacer su vida fuera de los límites de Jerusalén, Judea y Galilea, se enfrentaban con nuevas barreras étnicas y lingüísticas. Aunque es posible que algunos predicaran el mensaje solamente entre los judíos, el discípulo Lucas informó lo siguiente sobre otros: “Hubo algunos varones de Chipre y de Cirene que vinieron a Antioquía y se pusieron a hablar a la gente de habla griega, declarando las buenas nuevas del Señor Jesús” (Hechos 11:19-21).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w04 1/9 pág. 9 párr. 5 Glorifiquemos a Dios “con una sola boca” *** Tres años y medio después de morir Jesús, un ángel manifestó al apóstol Pedro el criterio divino: ningún alimento debía considerarse contaminado (Hechos 11:7-12). De modo que algunos cristianos judíos, teniendo en cuenta estos factores, quizá pensaran que era permisible consumir carne de cerdo u otros alimentos prohibidos por la Ley. No había nada malo en abstenerse de ciertos alimentos, siempre y cuando no se insistiera en que tal abstinencia fuera necesaria para obtener la salvación.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w03 15/3 pág. 21 párr. 8 Los primeros cristianos y la Ley mosaica *** Tras abandonar el hogar de Cornelio, Pedro fue a Jerusalén. La noticia de que gentiles incircuncisos habían “recibido la palabra de Dios” ya había llegado a los cristianos de aquella ciudad, y algunos discípulos judíos estaban preocupados (Hechos 11:1-3). Si bien reconocían que los gentiles podían hacerse seguidores de Jesús, “los apoyadores de la circuncisión” insistían en que la gente de las naciones no judías debía observar la Ley si quería salvarse. Si la cuestión no se zanjaba, se convertiría en una piedra de tropiezo para algunos cristianos, fueran de origen judío o gentil. Por consiguiente, se dispuso que Pablo y otros hermanos viajaran a Jerusalén y

solicitaran al cuerpo gobernante cristiano que resolviera el problema de una vez por todas (Hechos 15:1, 2, 24).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w03 1/10 pág. 11 párr. 8 Perseguidos por causa de la justicia *** Pese a la persecución, aquellos discípulos fieles y valerosos no dejaron de dar testimonio acerca de la verdad, aun sabiendo que con ello les sobrevendrían más problemas (Hechos 11:19-21).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w01 1/6 pág. 13 párr. 3 “Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?” *** Cuando algunos Judios se enfrentaron al hecho de que Jesús había sido resucitado después que ellos le habían dado muerte, no estuvieron dispuestos a reconocer que Dios le había devuelto la vida. Al contrario, llevaron la delantera en perseguir a los seguidores de Cristo y trataron de obstaculizar la obra de “declara[r] las buenas nuevas del Señor Jesús”. No obstante, hubo algunos judíos, y más tarde muchos no judíos, que prestaron atención a estos sucesos y los evaluaron correctamente. Para ellos resultaba obvio que Dios había rechazado a los farisaicos guías judíos y respaldaba a los humildes seguidores de Jesucristo (Hechos 11:19-21).

*** w01 1/8 pág. 16 párr. 17 Pongamos de manifiesto nuestro adelantamiento *** Sus seguidores dieron gloria a Jehová tanto mediante el fruto del espíritu como mediante el fruto del Reino de su ministerio (Hechos 11:4, 18). Hoy día, Jehová bendice a su pueblo, que lleva a cabo una siega espiritual a nivel mundial. Llevamos varios años viendo que cada doce meses se bautizan en símbolo de dedicación a Jehová unos trescientos mil nuevos discípulos, lo cual nos alegra y, sin duda, regocija el corazón del Creador (Proverbios 27:11). Ahora bien, a fin de que eso sea una fuente constante de gozo y alabanza para Jehová, todos esos nuevos discípulos han de “[seguir] andando en unión con [Cristo], arraigados y siendo edificados en él y siendo estabilizados en la fe” (Colosenses 2:6, 7).

=========================================================

HECHOS 12
===============================
*** w11 15/1 pág. 19 párr. 8 Cómo aprovechar al máximo la soltería *** Entre los jóvenes que supieron sacarle partido a su soltería también figura Juan Marcos. Él y su madre, María, así como su primo Bernabé, se contaban entre los primeros miembros de la congregación de Jerusalén. Parece que su familia era acomodada, pues tenía casa en la ciudad y al menos una sirvienta (Hech. 12:12, 13). A pesar de ello, Marcos no era un muchacho egoísta que solo pensara en darse sus gustos. Tampoco se conformó con establecerse, formar familia y disfrutar de las comodidades. Aunque no sabemos por cuánto tiempo permaneció soltero, la Biblia muestra que era muy conocido por su deseo de servir a los demás y ampliar su ministerio.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w11 15/11 pág. 29 párr. 7 Hay que ayudarlos a aceptar responsabilidades *** ¿Qué modelo dejó Jesús a sus discípulos?. Llevó una vida sencilla que le permitió servir sin trabas al prójimo (Luc. 9:58). Consciente de que su autoridad tenía límites, basó siempre sus enseñanzas en las Escrituras (Juan 5:19; 17:14, 17). Fue accesible y bondadoso, y todo lo hizo por amor. Sus apóstoles se beneficiaron mucho de su ejemplo. Tomemos por caso a Santiago. Nunca se acobardó ante la persecución, sino que sirvió lealmente a Dios hasta el día que fue ejecutado (Hech. 12:1, 2).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 1/2 pág. 30 Cómo sentirse realizada siendo madre de familia *** La Biblia también habla de mujeres que, por ser hospitalarias con otros siervos leales de Dios, dieron a sus hijos la oportunidad de tratarlos y de imitar su excelente ejemplo. Pensemos también en el ejemplo de María, la madre del escritor bíblico Marcos. Al parecer, ella ofreció su casa en Jerusalén para que los primeros discípulos celebraran sus reuniones (Hechos 12:12). De seguro, a Marcos le benefició mucho la compañía de los apóstoles y de otros cristianos que iban regularmente a su hogar.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/2 pág. 9 párr. 10 Andemos en los caminos de Jehová *** Una multitud reunida empezó a adular a Herodes Agripa gritando: “¡Voz de un dios, y no de un hombre!”. Como el rey no rechazó aquellas alabanzas ni “dio la gloria a Dios”, fue herido por un ángel de Jehová y murió de manera espantosa (Hech. 12:20-23). Pues bien, ¿qué se espera de nosotros si somos buenos oradores o maestros hábiles de la Biblia? Que le demos el mérito a Dios por lo que nos permite hacer (1 Cor. 4:6, 7; Sant. 4:6).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 1/9 pág. 25 párr. 16 Cómo acercarnos al “Oidor de la oración” ***

Hech. 12:5-11. Nos anima a poder orar a favor de nuestros hermanos, y debemos hacerlo. En cualquier
circunstancia. La congregación de Jerusalén oró por Pedro cuando estuvo encarcelado.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 15/1 pág. 5 Los ángeles: ¿cómo influyen en nuestra vida? *** ¿Nos protegen los ángeles en la actualidad? Si adoramos a Jehová tal como lo indica su Palabra, se nos garantiza que sus poderosos ángeles invisibles nos protegerán. Un ejemplo de ello, fue que un ángel el que liberó al apóstol Pedro de la prisión (Hechos 12:6-11).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w03 1/10 pág. 5 ¿Cabe esperar la intervención divina? *** ¿Era normal que Dios interviniera, o era excepcional? Las Santas Escrituras dejan claro que de ninguna manera era lo normal. Pedro fue liberado de manera milagrosa de la prisión en la que Herodes Agripa I lo había encarcelado; sin embargo, este mismo rey mandó ejecutar al apóstol Santiago, y Dios no hizo nada por evitarlo (Hechos 12:1-11). Si bien Jehová había otorgado a los apóstoles la facultad de curar enfermos e incluso resucitar muertos, no consintió en sacarle al apóstol Pablo la “espina en la carne” —posiblemente una enfermedad física— que lo atormentaba (2 Corintios 12:7-9; Hechos 9:32-41; 1 Corintios 12:28).

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w02 15/2 pág. 29 Preguntas de los lectores *** Los nuevos miembros de la congregación de Jerusalén, que tal vez se habían hecho cristianos después de calmarse la implacable persecución del pasado, nunca habían afrontado pruebas tan severas como esas (Hechos 12:1, 2). No obstante, había pruebas menos intensas que estaban logrando que algunos de ellos desistieran de continuar llevando a cabo la contienda; se estaban ‘cansando y desfalleciendo en sus almas’ (Hebreos 12:3). Tenían que progresar hacia la madurez, lo cual los fortalecería para aguantar cualquier situación que se presentara, incluso si implicara sufrir maltrato físico hasta el punto de derramar su sangre y morir (Hebreos 6:1; 12:7-11).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w01 1/2 pág. 21 Usted puede afrontar el desánimo *** Hay quienes se han deprimido al haber tenido que renunciar a un preciado privilegio en su ministerio a Dios. Disfrutaban sirviendo a sus hermanos, pero cuando perdieron el privilegio pensaron que ya no eran útiles a Jehová y su organización. Si nos sentimos así, el ejemplo del escritor bíblico Marcos, también llamado Juan Marcos, nos dará una mejor comprensión del asunto (Hechos 12:12). Marcos tuvo que sentirse desolado al enterarse de que el respetado apóstol Pablo no quería contar con él. ¿Cómo reaccionó Marcos cuando se enteró de que alguien más joven y con menos experiencia lo había reemplazado? La Biblia no lo dice. Pero sí indica que Marcos continuó activo en el servicio de Jehová. Aprovechó los privilegios que estaban a su alcance. Más tarde, hasta escribió por inspiración uno de los cuatro Evangelios. Su experiencia encierra una valiosa lección. Marcos no se concentró tanto en un privilegio perdido como para dejar de valorar los que aún estaban a su alcance. Se mantuvo ocupado en el servicio a Jehová, y fue bendecido.

*** w01 1/4 pág. 11 párr. 11 “La palabra de Jehová siguió creciendo” *** En Hechos 12:24 encontramos una segunda alusión al crecimiento de la palabra de Dios: “La palabra de Jehová siguió creciendo y difundiéndose”. En este texto, la frase se relaciona con la expansión geográfica. Pese a la oposición gubernamental, la obra siguió prosperando. El espíritu santo se derramó por primera vez en Jerusalén, desde donde se diseminó con rapidez la palabra. La persecución que hubo en esa ciudad dispersó a los discípulos por las regiones de Judea y Samaria. ¿Con qué resultado? “Los que habían sido esparcidos iban por la tierra declarando las buenas nuevas de la palabra.” (Hechos 8:1, 4.)

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w01 1/10 pág. 31 Preguntas de los lectores *** No cabe duda de que los comentarios de Pablo sobre el descanso de Dios y cómo se puede entrar en él animaron a los cristianos hebreos de Jerusalén, quienes habían aguantado mucha persecución y burla por causa de su fe (Hechos 8:1; 12:1-5). Las palabras del apóstol también pueden ser una fuente de estímulo para los cristianos de la actualidad. En vista de que está muy cerca el cumplimiento de la promesa de Dios de producir una Tierra paradisíaca, debemos descansar también de nuestras propias obras y hacer lo sumo posible por entrar en ese descanso (Mateo 6:10, 33; 2 Pedro 3:13).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w00 1/3 pág. 16 párr. 10 ‘Hallemos a Jehová y su fuerza’ ***

Cuando se libró milagrosamente a Pedro de la prisión, este quiso estar con sus hermanos y fue directamente a la casa de la madre de Juan Marcos, donde “muchos estaban reunidos y orando” (Hechos 12:12). Está claro que cada uno podía orar en su casa, pero optaron por reunirse para orar y animarse unos a otros durante aquel tiempo difícil.

=========================================================

HECHOS 13
===============================
*** w11 15/1 pág. 19 párr. 8 Cómo aprovechar al máximo la soltería *** A Marcos sus años de amistad con los apóstoles le infundieron el deseo de ser misionero, de modo que cuando se le presentó la oportunidad de ser ayudante de Pablo y Bernabé en su primer viaje, no lo pensó dos veces (Hech. 13:5). Más tarde viajó con Bernabé y años después colaboró con Pedro en Babilonia (Hech. 15:39; 1 Ped. 5:13). Aunque no sabemos por cuánto tiempo permaneció soltero, la Biblia muestra que era muy conocido por su deseo de servir a los demás y ampliar su ministerio.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/6 pág. 18 “Trae [...] los rollos, especialmente los pergaminos” *** Solo unos pocos cristianos podían permitirse adquirir manuscritos de la Palabra de Dios. ¿Cómo se beneficiaban de ella los demás? En las congregaciones se leía en voz alta las Escrituras, tal como se venía haciendo en el pueblo de Dios desde tiempos de Moisés (Hech. 13:15; 2 Cor. 3:15). Como Timoteo era superintendente cristiano, debía aplicarse a la lectura pública, pues así podrían escuchar la Palabra de Dios quienes no poseían copias personales. Seguro que todos los que asistían a las reuniones prestaban mucha atención a fin de no perderse ni un detalle. Y al regresar a sus casas, padres e hijos conversarían sobre lo que habían oído.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/12 pág. 24 párr. 10 Guiados por el espíritu de Dios en el siglo primero y en nuestros días *** Durante su estancia en Chipre, Pablo se llenó de espíritu y denunció con valentía a cierto hechicero. El procónsul que gobernaba la isla escuchó sus palabras con gran interés. De hecho, “quedó atónito por la enseñanza de Jehová” y aceptó la verdad (Hech. 13:8-12). Con toda seguridad, el apóstol comprendía que es muy necesario contar con la guía del espíritu santo para poder predicar la verdad (Mat. 10:20). Por eso les pidió más tarde a los cristianos de Éfeso que oraran por él a fin de que Dios le diera “capacidad para hablar” (Efe. 6:18-20).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/12 pág. 24 párr. 11 Guiados por el espíritu de Dios en el siglo primero y en nuestros días *** Aunque el espíritu santo posibilitó que Pablo hablara en ciertos lugares, en otros se lo impidió. Además, siempre lo guió durante sus viajes misioneros (Hech. 13:2). En nuestros tiempos, Jehová continúa usando su fuerza activa para dirigir la predicación. Y nosotros, como Pablo, nos esforzamos obedientemente por proclamar la verdad con valor y entusiasmo. Es cierto que el espíritu no nos guía hoy de una forma tan evidente como en tiempos del apóstol, pero estamos seguros de que sigue dirigiéndonos para que llevemos el mensaje a quienes merecen conocer la verdad (Juan 6:44).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/2 pág. 24 párr. 2 ¡Bienvenidos al mejor camino en la vida! ***

EN LA vida hay muchos caminos, pero solo uno es el indicado, y ese es el que Jehová desea que elijamos. Jesus enseñó a sus seguidores a adorar al Padre con espíritu y con verdad y les dio la comisión de hacer discípulos y si seguimos sus instrucciones, Jehová se complacerá en nosotros y nos bendecirá. Todos los que están “correctamente dispuestos para vida eterna” abrazan la verdad y se bautizan (Hech. 13:48). En ese momento, podríamos decirles con toda razón: “¡Bienvenidos al mejor camino en la vida!”.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/5 pág. 4 Los primeros cristianos y los dioses de Roma *** El libro de Hechos ofrece claras indicaciones del ambiente pagano que rodeaba a los cristianos. Por ejemplo, en Chipre, el procónsul romano tenía por asesor a un hechicero judío (Hech. 13:6, 7). En un ambiente así, los cristianos necesitaban mantener los ojos bien abiertos para no hacer nada que contaminara su adoración.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/9 pág. 12 párr. 2 La unidad identifica a la religión verdadera *** Desafortunadamente, la humanidad en general está alejada de Dios y nunca ha logrado vivir en unidad. A pesar que Jehová también creó a los seres humanos —con su gran variedad de rasgos físicos, personalidades y aptitudes— para que dependieran unos de otros. Por eso, en el siglo primero debió de haber parecido todo un milagro que en la congregación cristiana reinara la armonía a pesar de estar compuesta por personas tan diversas como distinguidas damas griegas, judíos instruidos, esclavos y ex adoradores de ídolos (Hech. 13:1).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/12 pág. 12 párr. 5 “Ahora es el tiempo especialmente acepto” *** Al leer el libro de Hechos no podemos dejar de notar el valor y celo con que Pablo efectuó su ministerio (Hech. 13:9, 10). ¿Por qué actuaba así? Porque entendía la trascendencia del tiempo en que vivía. Que gran ejemplo para todos nosotros que vivmos en los ultimos dias de este sistema de cosas.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/6 pág. 14 párr. 16 Sigamos edificándonos unos a otros *** Pablo quedó muy disgustado con la decisión de Marcos de abandonarlos en su viaje misional. Tanto es así que, cuando se puso a organizar su segundo viaje, discutió con Bernabé porque no estaba de acuerdo en que Marcos volviera a acompañarlos. No olvidaba lo que había hecho en la primera expedición (Hechos 13:1-5, 13; 15:37, 38). Es evidente que el rechazo de Pablo no dejó a Marcos hundido en la tristeza, pues este continuó su actividad misionera en otro territorio junto a Bernabé (Hech. 15:39). Y sin duda fue un evangelizador fiel y confiable, ya que Pablo lo elogió años después. En efecto, cuando el apóstol se hallaba preso en Roma, le escribió a Timoteo una carta en la que le pidió que fuera a verlo y además le dijo: “Toma a Marcos y tráelo contigo, porque me es útil para ministrar” (2 Tim. 4:11). Como vemos, Pablo había llegado a estimar mucho a Marcos.

=========================================================

HECHOS 14
===============================
*** w11 15/10 pág. 8 párr. 1 ¿Son sanas nuestras diversiones? *** Es evidente que Jehová quiere que los seres humanos vivan felices, pues está “llenando por completo sus

corazones [...] de alegría” (Hech. 14:16, 17). Siendo así, no hay razón para que los siervos de Dios se sientan culpables porque de vez en cuando dediquen tiempo a actividades recreativas. En realidad, vivir una vida plena y saludable es un “don de Dios” (Ecl. 3:12, 13). Comprendemos que nuestro tiempo libre forma parte de ese regalo suyo, y por eso queremos emplearlo como a él le agrada.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/5 pág. 4 Los primeros cristianos y los dioses de Roma *** El libro de Hechos ofrece claras indicaciones del ambiente pagano que rodeaba a los cristianos. Por ejemplo, en Listra, la gente tomó a Pablo y Bernabé por los dioses griegos Hermes y Zeus (Hech. 14:11-13). En un ambiente así, los cristianos necesitaban mantener los ojos bien abiertos para no hacer nada que contaminara su adoración.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 1/11 pág. 24 Los viajes por tierra y mar *** “Al día siguiente [Pablo] partió con Bernabé para Derbe. Y después de declarar las buenas nuevas a aquella ciudad y de hacer una buena cantidad de discípulos, volvieron a Listra y a Iconio y a Antioquía.” (Hech. 14:20, 21) EL MISIONERO se prepara para emprender su marcha. Sus pies están hinchados y sus sandalias gastadas, pero el frescor de la mañana le da nuevos bríos para afrontar otro día de viaje. En aquel tiempo, para viajar había que ser fuerte y estar dispuesto a sufrir penalidades.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 1/1 pág. 17 La lluvia, un regalo del Creador *** ¡QUÉ sería de nosotros sin la lluvia! Pablo les dijo a los habitantes de Licaonia: “[Dios] no se dejó a sí mismo sin testimonio, por cuanto hizo bien, dándoles lluvias desde el cielo y épocas fructíferas, llenando por completo sus corazones de alimento y de alegría” (Hechos 14:17). Pablo no se equivocó al mencionar la lluvia en primer lugar, pues sin ella no existirían las plantas ni habría “épocas fructíferas”. Por desgracia, la lamentable administración de los recursos naturales parece haber alterado los patrones climáticos, lo que está originando graves inundaciones en unas zonas y sequías en otras. No obstante, hace muchos siglos que el Creador del ciclo del agua prometió “causar la ruina de los que están arruinando la tierra” (Revelación [Apocalipsis] 11:18).

*** w09 1/10 pág. 30 El cristianismo y la guerra: ¿son compatibles? *** Los auténticos cristianos permanecieron neutrales, como deseaba Jesús. Repasemos lo que les sucedió a Pablo y Bernabé en Iconio, antigua ciudad de Asia Menor. “Cuando se produjo un esfuerzo violento tanto de parte de gente de las naciones como de judíos con sus gobernantes, para tratarlos con insolencia y tirarles piedras, ellos, cuando esto se les informó, huyeron a las ciudades de Licaonia, Listra y Derbe y su comarca; y allí siguieron declarando las buenas nuevas.” (Hechos 14:5-7.) Cabe destacar que cuando enfrentaron violenta oposición, los cristianos no tomaron las armas para defenderse ni se vengaron, sino que continuaron predicando “las buenas nuevas”.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/11 pág. 15 párr. 7 Valoremos nuestro lugar en la congregación *** Por ejemplo, en algunos aspectos, las funciones que desempeña un hermano en la congregación son distintas a las de una hermana. Además, están otros factores como la edad y la salud. En efecto, los miembros más jóvenes de la congregación pueden hacer más en sentido físico porque tienen muchas energías, mientras que los mayores son muy valiosos por su sabiduría y experiencia. Claro, todos tenemos que recordar que cualquier cosa que logremos en la organización de Jehová se debe a su bondad inmerecida (Hech. 14:26; Rom. 12:6-8).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 1/12 pág. 22 El Año Nuevo Lunar: ¿deben celebrarlo los cristianos? *** ¿Es nuestro amor a Jehová, profundo? Tenemos motivos de sobra para que lo sea. Es él quien nos ha dado la vida. Jehová: es la fuente de la vida. Además, es él —no el dios de la riqueza ni el de la cocina— quien nos da todo lo que necesitamos y nos ayuda a ser felices (Hechos 14:17). ¿Seguiremos correspondiendo a su cariño? Que no nos quepa duda: Jehová nos colmará de bendiciones mientras lo hagamos (Marcos 10:29, 30).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/3 pág. 14 párr. 14 Jehová escucha nuestras súplicas *** Puede ser que las adversidades no terminen de inmediato, que duren bastante tiempo. Si así sucede, ¿qué puede ayudarnos a aguantar? En primer lugar, recordemos que servir a Jehová fielmente a pesar de las dificultades es una prueba de que lo amamos (Hech. 14:22). Si nosotros aguantamos las adversidades, también demostramos que Satanás es un vil mentiroso. Además, cuando aguantamos, nuestra confianza en Jehová y nuestra esperanza se fortalecen (Sant. 1:4).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 1/4 pág. 24 Timoteo: siempre listo para servir a Dios de buena gana *** Personas a quienes no les gustaban los cristianos apedrearon a Pablo, lo derribaron y lo sacaron a rastras de la ciudad pensando que estaba muerto. Los que creían en las enseñanzas de Pablo se acercaron a donde estaba y él se levantó. Al día siguiente, Pablo y Bernabé se marcharon, pero volvieron a Listra poco después. Entonces Pablo dio un discurso y dijo a los discípulos: “Tenemos que entrar en el reino de Dios a través de muchas tribulaciones” (Hechos 14:8-22). ¿Sabes lo que quiso decir Pablo?... Que otros les causarían problemas a quienes sirven a Dios. Pablo escribió después a Timoteo explicándole que todos los que quieran llevar una vida que agrade Dios serían perseguidos (2 Timoteo 3:12; Juan 15:20).

*** w08 15/5 pág. 23 párr. 10 Siga el ejemplo de Pablo y progresará espiritualmente *** Pablo no se conformaba con simplemente vivir en paz con los demás: quería mostrarles amor verdadero. Y el ministerio cristiano le brindó la oportunidad de hacerlo. En su primer viaje misionero predicó las buenas nuevas en Asia Menor. Pese a la feroz oposición que él y sus compañeros sufrieron allí, se concentraron en ayudar a las personas mansas a hacerse cristianas. De hecho, regresaron a las ciudades de Listra e Iconio, pese a que algunos de sus habitantes ya habían tratado de matar a Pablo (Hech. 14:1-7, 19-23)

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/5 pág. 23 párr. 13 Siga el ejemplo de Pablo y progresará espiritualmente *** Sin la misericordia de Dios, ninguno de nosotros tendríamos la dicha de servirle ni esperaríamos recibir vida eterna en el futuro. Ahora bien, Dios nos ha mostrado inmensa bondad inmerecida. Y por eso, al igual que Pablo, deberíamos mostrar amor predicando y enseñando la verdad, y también fortaleciendo a nuestros hermanos (Hechos 14:21-23).

=========================================================

HECHOS 15
===============================
*** w11 15/1 pág. 5 párr. 10 Refugiémonos en el nombre de Jehová *** En marcado contraste con muchos otros grupos religiosos, los testigos de Jehová honran y glorifican el nombre divino, y lo santifican utilizándolo de manera digna. Dios se complace en las personas que confían en él y en todo momento llega a ser lo que hace falta a fin de bendecirlas y protegerlas. Ciertamente, sabe muy bien quiénes son “su pueblo que llevan su nombre” (Hech. 15:14).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/4 pág. 24 párr. 5 ¿Permitimos que nos guíe el espíritu de Dios? *** Recordemos a Pablo y Bernabé. Ambos poseían excelentes cualidades y llevaban años trabajando juntos en pro de las buenas nuevas. Sin embargo, en cierta ocasión se produjo entre ellos “un agudo estallido de cólera, de modo que se separaron el uno del otro” (Hech. 15:36-39). Este incidente subraya un hecho: incluso entre cristianos fieles se dan a veces diferencias. Si eso llega a sucedernos a nosotros, ¿cómo podemos evitar que el desacuerdo se convierta en una discusión acalorada y resulte en un distanciamiento permanente? Cuando nos damos tiempo para tranquilizarnos, orar a Jehová y pensar cómo debemos responder, permitimos que nos guíe el espíritu santo (Pro. 15:1, 28). Eso nos ayudará a manifestar apacibilidad y gran paciencia. Sin duda alguna, al vestirnos de apacibilidad y gran paciencia, contribuimos a que reinen la paz y la unidad en la congregación.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/6 pág. 26 párr. 13 “Respeten a los que trabajan duro entre ustedes” *** Para poder presidir bien la congregación, los ancianos han de analizar en conjunto cuáles son las necesidades de esta y cómo atenderlas. Los superintendentes de la actualidad siguen el ejemplo del cuerpo de ancianos que gobernaba a la congregación en el siglo primero. Cuando se reúnen, escuchan las opiniones de todos y examinan las Escrituras con el objetivo de encontrar principios aplicables a las necesidades de su congregación. Cada uno contribuye al éxito de dichas reuniones consultando de antemano la Palabra de Dios y las instrucciones del esclavo fiel. Claro, todo esto lleva su tiempo. Y, como ocurrió en el siglo primero con el debate sobre la circuncisión, a veces tienen diferentes opiniones y les cuesta llegar a un consenso. En tales casos, siguen analizando el asunto hasta que logran tomar una decisión basada en la Biblia (Hech. 15:2, 6, 7, 12-14, 28). *** w11 15/10 pág. 30 párr. 12 Debemos “consolar a todos los que están de duelo” *** Las reuniones cristianas, con sus edificantes explicaciones bíblicas, siempre han sido una fuente de consuelo muy importante. Así, leemos que Judas y Silas “animaron a los hermanos con muchos discursos, y los fortalecieron” (Hech. 15:32). Además, tanto antes como después de las reuniones tenemos conversaciones que nos reconfortan. Por eso, si estamos atravesando problemas, no nos alejemos de los hermanos, pues no vamos a mejorar nada haciéndolo (Pro. 18:1).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 1/12 pág. 12 ¿Quién puede interpretar las profecías? *** Hoy día, cuando los siervos de Dios no están seguros del significado de cierta profecía, piden ese espíritu santo en oración y buscan la respuesta con empeño en las Sagradas Escrituras. Gracias a la guía divina, encuentran textos bíblicos que les aclaran el significado. Así pues, sus interpretaciones no provienen de ningún ser humano con poderes especiales, sino de Dios. Es él quien explica el significado de las profecías mediante su espíritu y su

Palabra. Las interpretaciones nunca provienen de pronosticadores humanos que se basan en fuentes ajenas a la Biblia (Hechos 15:12-21).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/5 pág. 22 Ejercitemos continuamente las facultades perceptivas *** Es patente que, en el siglo primero, un buen número de cristianos de origen judío se habían estancado en su comprensión de la verdad y no progresaban. Por ejemplo, les costaba trabajo aceptar la iluminación progresiva sobre la Ley y la circuncisión (Hech. 15:1, 2, 27-29; Gál. 2:11-14; 6:12, 13). Y había quienes se resistían a abandonar las costumbres tradicionales referentes al descanso semanal del sábado y a la celebración anual del Día de Expiación (Col. 2:16, 17; Heb. 9:1-14). Por este motivo, Pablo los exhortó a entrenar sus facultades perceptivas a fin de poder distinguir el bien del mal y seguir “adelante a la madurez” (Heb. 6:1, 2). Su exhortación debe de haber movido a muchos de ellos a reflexionar sobre cómo estaban usando su capacidad de razonar, lo que de seguro les ayudó a madurar en la fe.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 1/7 pág. 5 Una guerra declarada contra el nombre de Dios *** Los primeros cristianos dieron a conocer el nombre de Jehová y sus propósitos a gente de todas partes. Eso explica las palabras del discípulo Santiago durante una reunión de los apóstoles y los ancianos de Jerusalén: “Dios [...] dirigió su atención a las naciones para sacar de entre ellas un pueblo para su nombre” (Hechos 15:14).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/7 pág. 23 párr. 10 “El espíritu escudriña [...] las cosas profundas de Dios” *** En la actualidad, cuando llega el momento de aclarar verdades profundas que hasta la fecha no se comprendían plenamente, el espíritu santo concede discernimiento a los hermanos responsables de la sede mundial que actúan como representantes del “esclavo fiel y discreto” (Mat. 24:45; 1 Cor. 2:13). El Cuerpo Gobernante en pleno examina cualquier posible modificación (Hech. 15:6). Y, para beneficio de todos, publica las conclusiones a las que llega (Mat. 10:27). Si en ocasiones es necesario hacer aclaraciones posteriores, se exponen con total honestidad.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w10 15/9 pág. 13 párr. 7 La unidad identifica a la religión verdadera *** Los cristianos del siglo primero estaban unidos porque todos recibían instrucción de la misma fuente. Reconocían que Jesús enseñaba y guiaba a la congregación mediante un consejo directivo compuesto por los apóstoles y los ancianos de Jerusalén. Aquel cuerpo de hombres devotos basaba sus decisiones en la Palabra de Dios y las daba a conocer mediante superintendentes que visitaban las congregaciones (Hech. 15:6, 19-22).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/10 pág. 18 párr. 13 ¿Tomamos la iniciativa en honrar a nuestros hermanos? *** Es cierto que ellos llevan la delantera, o toman la iniciativa, en muchas actividades, pero como pastores del rebaño, también deben tomar la iniciativa en honrar a sus hermanos espirituales, incluidos los demás superintendentes. Por poner un caso, cuando se reúnen para hablar de las necesidades espirituales de la

congregación, se honran el uno al otro escuchando atentamente los comentarios de cada uno de ellos. Y, a la hora de tomar una decisión, se muestran honra tomando en consideración el punto de vista y los comentarios de todos (Hech. 15:6-15).

=========================================================

HECHOS 16
===============================
*** w11 15/1 pág. 19 párr. 7 Cómo aprovechar al máximo la soltería *** Cuando el apóstol Pablo visitó por segunda vez la región, Timoteo tendría alrededor de 20 años. Pero a pesar de su juventud y de que llevaba poco tiempo en la verdad, los ancianos de Listra y de la ciudad vecina de Iconio “daban buenos informes acerca de él” (Hech. 16:1, 2). Como resultado, el apóstol lo invitó a acompañarlo en sus viajes misioneros (1 Tim. 1:18; 4:14). No sabemos si Timoteo llegó a casarse. Lo que sí nos consta es que aceptó con gusto la invitación de Pablo y que sirvió por muchos años soltero como superintendente y misionero (Fili. 2:20-22).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/3 pág. 19 Tenemos buenas razones para estar contentos *** ¿Qué beneficios obtendremos al conocer mejor la forma en que está organizado el pueblo de Jehová? Por lo menos tres: Valoraremos más el esfuerzo de quienes trabajan arduamente a favor nuestro (1 Tes. 5:12, 13). Nos sentiremos impulsados a seguir las instrucciones que recibamos (Hech. 16:4, 5). Y se fortalecerá nuestra confianza en quienes encabezan la obra, pues veremos que las decisiones que toman y los procedimientos que instituyen cuentan con el respaldo de las Escrituras (Heb. 13:7).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/4 pág. 19 párr. 5 “El fruto del espíritu” glorifica a Dios *** Reflexionemos sobre el ejemplo de Pablo y Silas. Mientras predicaban en Filipos, los arrestaron, los llenaron de golpes, los arrojaron al calabozo y les pusieron los pies en un cepo. Seguramente, entre quienes los maltrataron estaba el carcelero. Cuando quedaron libres a consecuencia de un terremoto, ¿acaso pensaron en ajustar cuentas con él? Todo lo contrario. Movidos por amor abnegado y sincero interés, lo ayudaron sin demora, gracias a lo cual abrazó la verdad junto con toda su casa (Hech. 16:19-34). De igual modo, muchos hermanos de tiempos modernos han puesto en práctica esta máxima: “Sigan bendiciendo a los que los persiguen” (Rom. 12:14).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 1/8 pág. 9 ¿Cómo enseñarles? Los mejores métodos *** Timoteo, quien fue compañero misionero del apóstol Pablo, tenía muy buena reputación entre quienes lo conocían (Hechos 16:1, 2). Una razón es que “desde la infancia” se le habían enseñado “los santos escritos”. Su madre y su abuela no solo le leían las Escrituras, sino que lo ayudaban a entender las verdades bíblicas (2 Timoteo 1:5; 3:14, 15). Timoteo, quien se destacaba como un joven muy espiritual. Con la aprobación del cuerpo de ancianos local, Timoteo comenzó a acompañar al apóstol en su obra misional.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 1/1 pág. 18 Cómo eran sus hogares *** Fueran ricos o pobres, los primeros cristianos se caracterizaban por ser hospitalarios y generosos. De hecho,

siempre había familias dispuestas a hospedar a los ministros que recorrían las ciudades visitando a sus hermanos en la fe para animarlos (Mateo 10:11; Hechos 16:14, 15).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/3 pág. 17 párr. 11 Andemos por espíritu y vivamos fieles a nuestra dedicación *** Por ejemplo, leemos que “el espíritu santo les había prohibido [a Pablo y sus compañeros] hablar la palabra en el distrito de Asia”; y tampoco les permitió entrar en Bitinia. Aunque desconocemos cómo les impidió ir a estos lugares, sí sabemos que guió al apóstol al enorme campo de Europa, y que lo hizo transmitiéndole una visión en la que un hombre de Macedonia pedía ayuda (Hech. 16:6-10). Hoy Jehová también dirige la predicación mundial mediante su espíritu. Aunque ya no concede visiones milagrosas, sigue empleando su fuerza activa para guiar a los ungidos. Y también la usa para impulsar a todos los cristianos a trabajar con celo en la predicación y la enseñanza.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/12 pág. 22 párr. 10 Cantemos a Jehová *** Los cristianos del siglo primero también usaron música en la adoración. Y muchas veces lo hacían en condiciones poco favorables debido a la persecución y otros factores. Aun así, no se olvidaban de alabar a Dios con sus cánticos. Cuando Pablo y Silas fueron encarcelados, estuvieron un buen rato “orando y alabando a Dios con canción”, aunque, obviamente, no contaban con la ayuda de un cancionero (Hech. 16:25). En vista de su ejemplo, cada uno de nosotros haría bien en plantearse: “Si me metieran en prisión, ¿cuántos cánticos del Reino sería capaz de cantar de memoria?”.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/6 pág. 24 párr. 18 El mayordomo fiel y su Cuerpo Gobernante *** Solo unos cuantos hombres ungidos por espíritu santo tienen la responsabilidad de representar a la clase del esclavo. Ellos forman el Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová. Estos hombres supervisan la obra del Reino y el programa de alimentación espiritual. Al igual que en el siglo primero, el Cuerpo Gobernante no consulta a cada uno de los miembros de la clase del esclavo antes de tomar una decisión (Hechos 16:4, 5). Sin embargo, todos los Testigos ungidos participan de lleno en la importantísima obra de la cosecha que tiene lugar en la actualidad. “El esclavo fiel y discreto” es un cuerpo, y cada uno de sus miembros tiene diversas tareas asignadas (1 Cor. 12:19-26).

*** w09 15/6 pág. 27 Solteros y felices: ¿cuál es el secreto? *** Otro excelente ejemplo del siglo primero es Lidia, que vivía en la ciudad de Filipos (Hech. 16:14, 15, 40). Lo más probable es que fuera soltera o viuda, y por ser sumamente hospitalaria disfrutó de la edificante compañía de superintendentes viajantes, como Pablo, Silas y Lucas. En nuestros días, esa disposición generosa reporta bendiciones similares.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/7 pág. 22 párr. 15 Imite a Jesús: predique con valor *** En Filipos, las autoridades golpearon con varas a Pablo y a Silas, su compañero; luego los echaron en prisión y

les sujetaron los pies con un cepo (Hech. 16:16-24). Sin embargo, Pablo y Silas cobraron valor, o denuedo, para seguir predicando. En ocasiones somos el blanco de maliciosas campañas de desinformación y desprestigio en los medios de comunicación (Sal. 109:1-3). Pero a pesar de ello, el pueblo de Jehová sigue declarando con valor las buenas nuevas por toda la Tierra.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/9 pág. 25 párr. 15 El insuperable valor de la educación divina *** Si usted lleva algún tiempo participando en la obra de predicar y enseñar, seguro que también ha visto lo bueno que es Jehová. ¿Ha percibido alguna vez la ayuda del espíritu santo al presentar las buenas nuevas? ¿Ha visto cómo se ilumina el rostro de las personas cuando Jehová les abre el corazón para que presten atención al mensaje? (Hech. 16:14.) Cuando vemos la mano de Jehová ayudándonos en nuestro ministerio, sentimos que él es más real y nos acercamos más a él (Isa. 41:10). ¿Verdad que es una auténtica bendición ser “colaboradores de Dios” en la importantísima obra de educación bíblica? (1 Cor. 3:9.)

=========================================================

HECHOS 17
===============================
*** w11 1/6 pág. 19 Consuelo para los deprimidos *** Jehova está atento, siempre listo para auxiliar y salvar a su pueblo. Es muy reconfortante saber que Jehová vela por sus siervos, que está pendiente de las situaciones que atraviesan en estos “tiempos críticos” y que conoce sus sentimientos más recónditos (Hechos 17:27).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 1/1 pág. 15 ¿Por qué mandó Dios exterminar a los cananeos? *** Dios les perdonó la vida a Rahab y a los gabaonitas cuando demostraron fe en él. Esto nos enseña que Dios acepta a las personas que de verdad quieren hacer Su voluntad, más allá de cuál sea su pasado (Hechos 17:30).

*** w11 15/10 pág. 31 párr. 14 Debemos “consolar a todos los que están de duelo” *** El apóstol Pablo supo imitar el excelente ejemplo de Cristo. En numerosas ocasiones “razonó con [sus oyentes] a partir de las Escrituras”. ¿Cómo reaccionaron ellos? Los de Berea “recibieron la palabra con suma prontitud de ánimo, y examinaban con cuidado las Escrituras diariamente” (Hech. 17:2, 10, 11). Sin duda, es muy necesario que leamos la Biblia todos los días. Gracias a ella y a las publicaciones cristianas, encontraremos consuelo y esperanza en estos tiempos tan difíciles.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/1 pág. 13 párr. 7 Demostremos que somos cristianos de verdad ***

¿Qué puede decirse de cada uno de nosotros? ¿Participamos en el ministerio con regularidad? ¿Tratamos de dedicarle más tiempo o de ser más eficaces? Y, dado que “la palabra de Dios es viva, y ejerce poder”, ¿nos esforzamos por emplear mejor las Escrituras? Si así lo hacemos, estaremos imitando a Pablo, quien solía usarlas al razonar con sus oyentes (Hech. 17:2, 3).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/2 pág. 13 párr. 16 Manejemos hábilmente “la espada del espíritu” *** Imite a Pablo, quien no solo citaba de las Escrituras, sino que las explicaba (Hech. 17:3). Claro, como los textos suelen hablar de varios asuntos, quizás sea necesario destacar las palabras que respalden el argumento en cuestión. Una forma de hacerlo es repetir o parafrasear las palabras clave, o plantear preguntas para que la persona misma las encuentre. A continuación aclare lo que significa el texto y aplíquelo a la situación particular de ella.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 1/10 pág. 4 1 Dios es un misterio. ¿Cierto o falso? *** ¿Es un sueño inalcanzable tener una amistad íntima con Dios? A primera vista puede parecerlo. Sin embargo, fíjese en que según Hechos 17:27, Dios “no está muy lejos de cada uno de nosotros”. ¿Por qué no? Porque en las páginas de la Biblia nos revela todo lo necesario para conocerlo bien.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/2 pág. 13 párr. 17 Manejemos hábilmente “la espada del espíritu” *** Pablo razonaba con sus oyentes “a partir de las Escrituras”, apelando tanto al corazón como a la lógica (Hech. 17:2, 4). Usted también debe tratar de llegar al corazón. Si utiliza preguntas que demuestren verdadero interés por las personas, “sacará” lo que hay en su interior (Pro. 20:5). En vez de hacer afirmaciones categóricas, utilice argumentos sencillos, lógicos y contundentes que se basen en la Palabra de Dios. Vale más usar un solo versículo y explicarlo bien que leer dos o tres sin aclararlos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 1/5 pág. 6 ¿Qué está haciendo Dios? *** Mientras esperamos a que llegue el nuevo orden, es probable que sigan ocurriendo desastres naturales y ataques terroristas, o tal vez nos toque sufrir alguna desgracia. En cualquier caso, al estudiar la Biblia comprenderá que Dios nunca nos abandona. En efecto, él “no está muy lejos de cada uno de nosotros” (Hechos 17:27). Además, se convencerá de que, tal como Dios ha prometido, la humanidad recuperará todo lo que perdieron nuestros primeros padres (Isaías 55:11).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/5 pág. 4 Los primeros cristianos y los dioses de Roma *** En Atenas, dijo que sus habitantes parecían “más entregados que otros al temor a las deidades”, y que había observado un altar con la dedicatoria “A un Dios Desconocido” (Hech. 17:22, 23). En un ambiente así, los cristianos necesitaban mantener los ojos bien abiertos para no hacer nada que contaminara su adoración.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/7 pág. 23 párr. 14 “El espíritu escudriña [...] las cosas profundas de Dios” ***

Al prepararse para las reuniones, acostúmbrese a buscar los textos bíblicos y trate de entender su relación con el tema que está analizando. Así crecerá su comprensión espiritual (Hech. 17:11, 12). Si lee los pasajes directamente de la Biblia, la información se le grabará mejor y luego podrá recordarla con la ayuda del espíritu. Además, podrá visualizar en qué parte de la página se encuentran los versículos y después tardará menos en localizarlos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/7 pág. 29 “Continúa aplicándote [...] a la enseñanza” *** En el capítulo 17 de Hechos encontramos un buen ejemplo de la habilidad de Pablo para enseñar en público. Ocurrió durante su visita a la ciudad griega de Atenas. Allí había ídolos en las calles, en los lugares públicos... en fin, dondequiera que uno pusiera la vista. No es de extrañar que el apóstol se sintiera muy molesto. Pero, sin perder el control, “se puso a razonar en la sinagoga [...] y todos los días en la plaza de mercado con los que por casualidad se hallaban allí” (Hech. 17:16, 17). ¡Qué excelente ejemplo! Independientemente de las opiniones que tengan las personas con quienes conversamos, debemos abordarlas con un tono respetuoso, y no condenatorio. De este modo es más probable que nos escuchen e incluso lleguen a liberarse del yugo de la religión falsa (Hech. 10:34, 35; Rev. 18:4).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/7 pág. 29 “Continúa aplicándote [...] a la enseñanza” *** Pablo tuvo que lidiar con un público difícil, que incluía filósofos cuyas ideas eran incompatibles con lo que él predicaba. Cuando se pusieron a polemizar con él, tuvo en cuenta sus objeciones. Hubo quienes lo llamaron “charlatán”, utilizando una expresión griega que literalmente significa “recogedor de semillas” y que se aplicaba a los que reunían información de aquí y allá y la repetían sin saber de lo que hablaban. Y también hubo quienes dijeron: “Parece que es publicador de deidades extranjeras” (Hech. 17:18). Pero el apóstol no dejó que los comentarios despectivos lo desanimaran. Más bien, cuando le pidieron que expusiera sus doctrinas, se valió de la oportunidad para presentar un discurso en el que hizo gala de perspicacia y habilidad pedagógica (Hech. 17:19-22; 1 Ped. 3:15).

=========================================================

HECHOS 18
===============================
*** w11 15/1 pág. 15 párr. 11 Respetemos el don divino del matrimonio *** Áquila y Priscila, trabajaban lado a lado en su hogar, en su oficio y en el ministerio. Cuando Pablo visitó Corinto por primera vez, lo invitaron a quedarse con ellos en su casa, que al parecer se convirtió temporalmente en la base de operaciones del apóstol. Más tarde, utilizaron su hogar en Éfeso para celebrar las reuniones de la congregación, y juntos ayudaron a cristianos nuevos, como Apolos, a crecer espiritualmente (Hech. 18:2, 18-26). Este fervoroso matrimonio se mudó luego a Roma, donde también abrieron las puertas de su hogar para las reuniones. Posteriormente volvieron a Éfeso, donde siguieron fortaleciendo a los hermanos (Rom. 16:3-5). *** w10 15/2 pág. 9 párr. 14 Hablemos la palabra de Dios con valentía *** Tenemos el ejemplo de “cierto judío de nombre Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, [que] llegó a Éfeso”. ¿Qué le permitía enseñar con intrepidez? La Biblia da la respuesta: “Puesto que estaba fulgurante con el espíritu, iba hablando y enseñando con exactitud las cosas acerca de Jesús” (Hech. 18:24, 25). Si nosotros también nos dejamos “animar por el fuego del Espíritu”, mostraremos aún más valentía al predicar de casa en casa e informalmente (Rom. 12:11, Senén Vidal).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/1 pág. 15 párr. 12 Respetemos el don divino del matrimonio *** Durante un tiempo, Áquila y Priscila también desempeñaron con Pablo su oficio de fabricantes de tiendas de campaña. Una vez más, vemos que ambos esposos realizaban sus tareas unidamente, sin andar compitiendo ni discutiendo (Hech. 18:3). Claro, lo que fortalecía la espiritualidad de su matrimonio era el tiempo que pasaban juntos en las actividades cristianas. De hecho, fuera en Corinto, en Éfeso o en Roma, llegaron a ser conocidos como “colaboradores en Cristo Jesús” (Rom. 16:3). En efecto, dondequiera que iban, colaboraban codo a codo en la predicación del Reino.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/2 pág. 27 párr. 13 ¡Bienvenidos al mejor camino en la vida! *** ¡Qué contraste con la situación tan lamentable en que viven las personas del mundo! (Isaías 65:13, 14.) Tenemos el privilegio de invitarlas mediante la predicación a entrar en nuestro paraíso espiritual. También es un honor dar preparación a quienes llevan poco tiempo en la verdad y necesitan mejorar en el ministerio. De hecho, si los ancianos nos lo piden, podemos ayudar a alguno de ellos, tal como Áquila y Priscila “le expusieron con mayor exactitud el camino de Dios” a Apolos (Hech. 18:24-26).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/6 pág. 11 párr. 4 Sigamos edificándonos unos a otros *** Cuando Áquila y Priscila —un matrimonio cristiano— oyeron la valiente exposición que hizo Apolos en la sinagoga, decidieron llevárselo consigo para darle explicaciones más profundas (Hechos 18:24-26). Era lo más amoroso que podían hacer. No cabe duda de que abordaron la conversación con tacto y con deseos de ayudarle, y que hicieron todo lo posible para que no se sintiera criticado. Al fin y al cabo, lo que le faltaba era conocer mejor los comienzos de la congregación primitiva. Y seguro que él agradeció que le aclararan aquellos detalles esenciales. Así, con esta nueva información, “ayudó mucho” a sus hermanos de Acaya y dio un poderoso testimonio (Hech. 18:27, 28).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/6 pág. 27 párr. 10 Las actividades espirituales nos reaniman *** Es cierto que algunos territorios son más productivos que otros (Hechos 18:1, 5-8). Si usted vive en una zona donde muchos vecinos son indiferentes al mensaje, intente concentrarse en lo que está logrando con su ministerio. Recuerde que no es en vano el esfuerzo que realiza por seguir proclamando el nombre de Jehová (1 Cor. 15:58). Además, lo que determina el éxito de su labor no es la respuesta que obtiene. Puede estar seguro: Jehová es quien atrae a las personas sinceras y siempre se encarga de que tengan la oportunidad de responder al mensaje del Reino (Juan 6:44).

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w09 15/11 pág. 21 párr. 6 Amemos cada día más a nuestros hermanos *** Pablo llegó a Corinto a finales del año 50, y aunque al principio se enfrentó a dificultades, no se dio por vencido. En poco tiempo, muchas personas aceptaron las buenas nuevas. El apóstol pasó allí “un año y seis meses”, y durante ese tiempo se esforzó en gran manera por enseñar y fortalecer a la joven congregación. Es obvio que sentía un profundo cariño por aquellos cristianos (Hech. 18:5, 6, 9-11). Y ellos tenían razones de sobra para

corresponderle.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/5 pág. 32 Puntos sobresalientes del libro de Hechos ***

Hech. 18:12-17. ¿Por qué no interfirió el procónsul Galión cuando los observadores se pusieron a golpear a
Sóstenes? Galión tal vez pensó que quien parecía ser el cabecilla de la chusma contra Pablo estaba recibiendo su merecido. No obstante, este incidente tuvo buenos resultados, pues Sóstenes se convirtió al cristianismo. Más tarde, Pablo se refiere a él como “nuestro hermano” (1 Cor. 1:1).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/5 pág. 32 Puntos sobresalientes del libro de Hechos ***

Hech. 18:18. ¿Qué voto hizo Pablo? Algunos eruditos sugieren que Pablo hizo un voto de nazareato (Núm.
6:1-21). No obstante, la Biblia no dice qué clase de voto era ni revela si Pablo lo hizo antes o después de su conversión, o si lo estaba empezando o terminando. Sea como fuere, no era un pecado hacer dicho voto.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 1/9 pág. 14 De la palabra hablada al texto sagrado: La escritura y los primeros cristianos *** Para cumplir con su labor de maestros, los discípulos no podían conformarse con conocer las palabras y acciones del Hijo de Dios; también tenían que ser capaces de examinar la Ley y las profecías de las Escrituras Hebreas y ver cómo se cumplieron en Cristo (Hechos 18:5).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/7 pág. 10 “La sabiduría es para una protección” *** El apóstol Pablo poseía una habilidad extraordinaria para persuadir a otras personas (Hechos 18:4). ¿Se atribuyó Pablo el mérito por su eficacia en la predicación? Ni mucho menos. Para él, su predicación constituía “una demostración de[l] espíritu y [...] el poder de Dios” (1 Corintios 2:4, 5). Nosotros también contamos con la ayuda del espíritu santo de Dios. Como confiamos en Jehová, estamos seguros de que bendice nuestros esfuerzos por hablar con perspicacia y de forma persuasiva en el ministerio.

=========================================================

HECHOS 19
===============================
*** w11 15/2 págs. 29-30 párr. 8 ¿Odiamos la maldad? ***

La Biblia nos previene claramente contra los peligros del espiritismo y las demás formas de ocultismo. Hoy, Satanás y sus demonios influyen en la forma de pensar de la gente a través de películas, libros y videojuegos que promueven las prácticas ocultistas. Por eso es conveniente analizar el tipo de entretenimiento que seleccionamos. Preguntémonos: “En los últimos meses, ¿he elegido películas, programas de televisión, juegos electrónicos, libros o historietas que giran en torno a la magia o lo sobrenatural? ¿He bajado la guardia ante estas influencias satánicas? En ese caso, ¿estoy decidido a cerrarles de una vez por todas las puertas de mi mente y así demostrar amor por Jehová y sus justos principios?” (Hech. 19:19, 20).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/2 pág. 13 párr. 14 Manejemos hábilmente “la espada del espíritu” *** Si queremos emplear la Biblia hábilmente en el ministerio, no podemos limitarnos a leer textos. Como Pablo, debemos usar persuasión (Hechos 19:8, 9). El verbo griego que se traduce “persuadir” significa “ganarse” a una persona, “convencerla al grado de que confíe en algo”. Por consiguiente, ¿cómo persuadimos a alguien para que acepte una enseñanza bíblica? Ganando su corazón para que confíe en ella.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 1/2 pág. 31 ¿Por qué los testigos de Jehová no utilizan imágenes para adorar a Dios? *** Los no judíos que se convirtieron al cristianismo en el siglo primero dejaron de utilizar imágenes para acercarse a Dios. Así lo demuestran las palabras de Demetrio, un platero que se dedicaba a fabricar ídolos en Éfeso. (Hechos 19:25, 26).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 1/5 pág. 21 Verdadera protección contra los malos espíritus *** Si queremos agradar a Dios y vivir de acuerdo con los principios bíblicos, debemos tomar medidas drásticas. A este respecto son un buen ejemplo ciertas personas que vivían en Éfeso en el siglo primero. Queriendo librarse de la influencia de los espíritus, reunieron todos sus libros espiritistas y “los quemaron delante de todos” (Hechos 19:19).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 1/11 pág. 8 Mito 5: María es la Madre de Dios *** Muchos aspectos de la veneración a María, como las procesiones, tienen su origen en la adoración de Ártemis, cuya imagen supuestamente “cayó del cielo” (Hechos 19:35). De hecho, otra práctica que se infiltró poco a poco en la doctrina cristiana fue el empleo de imágenes.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 1/5 pág. 21 Verdadera protección contra los malos espíritus *** Los Efesios confesaron sus prácticas abiertamente (Hechos 19:18). Así es, se habían deshecho de sus libros porque las enseñanzas cristianas de Pablo les habían llegado al corazón. Y como resultado, lo que sentían hacia sus tradiciones también había cambiado. *** w08 15/2 pág. 10 párr. 16 Andemos en los caminos de Jehová *** Pensemos en Aristarco y Gayo, colaboradores de Pablo que tuvieron que enfrentarse a cientos o quizá miles de personas en el teatro de Éfeso. A instancias de uno de ellos, llamado Demetrio, se formó una chusma. La gente se llevó a Aristarco y a Gayo a la fuerza hasta el teatro y allí se puso a gritar: “¡Grande es Ártemis de los efesios!”. Estos cristianos seguramente pensaron que iban a morir, pero el principal funcionario público de la

ciudad consiguió apaciguar a la muchedumbre (Hech. 19:23-41). Si nosotros hubiéramos salido de una situación como esa, ¿habríamos buscado una forma de vida menos arriesgada? Aristarco sabía que podían ser perseguidos por proclamar las buenas nuevas, pues la predicación de Pablo había generado disturbios en su ciudad, Tesalónica (Hech. 17:5; 20:4). Pero como él y Gayo andaban en los caminos de Jehová, contaban con el valor y la fortaleza que él les daba para resistir la persecución.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/12 págs. 17-18 párr. 6 Decididos a dar testimonio cabal de las buenas nuevas *** En este pasaje encontramos la base bíblica para la evangelización de casa en casa y en las reuniones públicas”. Sea que haya visitado cada casa de la ciudad o no, Pablo quería que los ancianos de Éfeso recordaran el testimonio que había dado y el efecto que este había producido. Lucas menciona: “Todos los que habitaban en el distrito de Asia oyeron la palabra del Señor, tanto judíos como griegos” (Hech. 19:10).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 15/1 pág. 30 párr. 19 Opongámonos al Diablo, y él huirá *** Una manera de tomar la ofensiva en oponernos a Satanás y los espíritus malos que cooperan con él es no teniendo nada que ver con la magia o el ocultismo ni con nadie que los practique. Las Escrituras muestran claramente que los siervos de Jehová no deben buscar señales para predecir el futuro ni practicar la astrología, la adivinación ni el espiritismo. Si estamos activos y fuertes en sentido espiritual, no hay por qué temer que nos hagan un maleficio (Hechos 19:18-20).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 15/4 pág. 31 Preguntas de los lectores *** Algunos habitantes de la antigua Éfeso practicaban el demonismo antes de hacerse cristianos; pero cuando se determinaron a servir a Dios, “los que habían practicado artes mágicas juntaron sus libros y los quemaron delante de todos” (Hechos 19:19). Al destruir los libros de adivinación, aquellos nuevos creyentes pusieron un ejemplo para cualquiera que hoy día desee liberarse del ataque de los demonios. Es imprescindible deshacerse de todo lo que tenga relación con el espiritismo, como libros, revistas, películas, información obtenida por medios electrónicos, música con matices espiritistas, amuletos y otros objetos que se llevan como “protección” o que estén vinculados al espiritismo (Deuteronomio 7:25, 26; 1 Corintios 10:21).

=========================================================

HECHOS 20
===============================
*** w11 1/2 pág. 5 Soluciones a los problemas más comunes *** Si alguien se preocupa principalmente de lo que obtiene en el matrimonio, no importa con quién ni cuántas veces se case: jamás será feliz. Para que una relación funcione, cada uno tiene que concentrarse en la otra persona más que en sí mismo. ¿Por qué? Porque, como dijo Jesús, “hay más felicidad en dar que en recibir” (Hechos 20:35).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/3 pág. 21 Nunca abandonemos a nuestros hermanos *** Los pastores de la congregación suelen ser los más indicados para escuchar con empatía, demostrar comprensión y ofrecer consejos bondadosos basados en la Biblia (Hech. 20:28). De este modo, siguen las huellas del apóstol Pablo, quien se destacaba por el “tierno cariño” con que trataba a sus hermanos (1 Tes.

2:7, 8).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/6 págs. 20-21 párr. 5 “Pastoreen el rebaño de Dios bajo su custodia” *** los superintendentes saben que tienen a su cargo “la congregación de Dios, que él compró con la sangre del Hijo suyo” (Hech. 20:28). No olvidan que cada una de las ovejas fue comprada con la sangre preciosa de Jesucristo. Como saben que se les va a pedir cuentas, se aseguran de alimentar, proteger y cuidar el rebaño.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/6 pág. 23 párr. 19 “Pastoreen el rebaño de Dios bajo su custodia” *** Por supuesto, hay momentos en que los pastores tienen que demostrar firmeza. Este es el caso, por ejemplo, cuando el rebaño se ve atacado por “lobos opresivos” (Hech. 20:28-30). Pero incluso en tales situaciones, han de tratar a los implicados con respeto y dignidad. ¿Por qué? Porque saben que la mejor manera de llegarles al corazón y motivarlos a cambiar no es criticándolos con severidad, sino persuadiéndolos con amor.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/6 págs. 27-28 párr. 15 “Respeten a los que trabajan duro entre ustedes” *** Pablo destacó una responsabilidad pastoral difícil pero muy necesaria: amonestar al rebaño. En las Escrituras Griegas Cristianas, el apóstol es el único escritor que emplea el verbo que se traduce “amonestar”. Este término significa aconsejar y corregir con firmeza, pero sin hostilidad (Hech. 20:31; 2 Tes. 3:15).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/7 pág. 15 párr. 3 ¿Haremos caso de las claras advertencias de Jehová? *** Puede que al atravesar una región árida divisemos un pozo a lo lejos. Nos dirigimos hacia él con la esperanza de saciar la sed. Pero al llegar descubrimos que está seco. ¡Qué desilusión! Así ocurre con los falsos maestros: quien acude a ellos en busca de las aguas de la verdad queda decepcionado. Por eso, Jehová nos previene de este peligro. Por ejemplo, a través de Pablo y Pedro, nos advierte de tales engañadores (Hechos 20:29, 30).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/8 pág. 32 ¿Recuerda usted? *** ¿Cómo demostramos que tomamos en serio la advertencia sobre los falsos maestros que aparece en Hechos 20:29, 30? No los saludamos ni los recibimos en nuestro hogar (Rom. 16:17; 2 Juan 9-11). Nunca leemos ni escuchamos la propaganda que difunden a través de la televisión, la página impresa o Internet (15/7, páginas 15 y 16).

*** w11 15/9 págs. 23-24 párr. 14 “Corran de tal modo que lo alcancen” *** ¿Cuánta importancia daba Pablo a la carrera por la vida? En su discurso de despedida a los ancianos de Éfeso,

les dijo: “No hago mi vida de valor alguno como preciada para mí, con tal que termine mi carrera y el ministerio que recibí del Señor Jesús” (Hech. 20:24, nota). Como vemos, para él era crucial alcanzar la meta. Tanto es así que estaba dispuesto a sacrificar hasta su propia vida para lograrlo. Había hecho grandes esfuerzos en la predicación, pero consideraba que serían inútiles si no conseguía cruzar la línea de llegada. Claro, nunca se confió ni pensó que tuviera garantizada la victoria (léase Filipenses 3:12, 13).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w11 15/11 pág. 30 párr. 11 Hay que ayudarlos a aceptar responsabilidades *** Cada vez que se encomiende una tarea a un hombre bautizado, un anciano le explicará con gusto los procedimientos organizativos e instrucciones que correspondan. Como parte de la preparación, le aclarará lo que se espera de él. Si el hermano tiene dificultades para hacer lo que se le pide, el superintendente bondadoso no concluirá a la primera que no está capacitado. Más bien, le señalará en qué aspectos debe mejorar y repasará los objetivos y la forma de alcanzarlos. Sin duda, los ancianos sienten mucha felicidad cuando un varón responde a la ayuda que le brindan y disfruta por ello del gozo de servir (Hech. 20:35).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 1/1 pág. 18 Cómo eran sus hogares *** Sin importar cómo fueran las casas de los cristianos del primer siglo, lo importante es que allí era donde los cristianos se reunían para adorar a Dios y recibir instrucción espiritual. La Biblia indica que se congregaban en hogares privados para estudiar las Escrituras y disfrutar de la compañía mutua. Lo que aprendían los ayudaba a cumplir su importantísima labor de predicar y enseñar “de casa en casa” a lo largo y ancho del Imperio romano (Hechos 20:20).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/1 pág. 6 párr. 16 ¿Por qué hay que dedicarse a Jehová? *** La dedicación es causa de felicidad, pues implica entregarle a Jehová nuestra vida, y como dijo Jesús: “Hay más felicidad en dar que en recibir” (Hech. 20:35). Durante su ministerio en la Tierra, el Hijo de Dios vivió de acuerdo con ese principio fundamental y experimentó la alegría de ser generoso. Cuando hacía falta, sacrificaba el descanso, la comida y su comodidad personal para enseñar a la gente el camino a la vida (Juan 4:34). Y nada le producía tanta satisfacción como complacer a su Padre.

=========================================================

HECHOS 21
===============================
*** w11 15/2 pág. 5 Enseñemos a nuestros hijos a ser respetuosos *** Otro buen ejemplo es el del apóstol Pablo. Cuando fue arrestado en la zona del templo por soldados romanos, no dio por sentado que tenía el derecho de dirigirles la palabra. En vez de eso, le preguntó con respeto al oficial a cargo: “¿Se me permite decirte algo?”. Como resultado, se le concedió la oportunidad de hablar en su defensa (Hech. 21:37-40).

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w11 15/7 pág. 30 párr. 8 ¿Ha entrado usted en el descanso de Dios? *** Después de la muerte de Jesús, muchos discípulos suyos de origen judío seguían apegados a la Ley mosaica

(Hech. 21:20). En sus escritos inspirados, Pablo les demostró magistralmente que los cristianos no tenían que obedecer dicha Ley, pero hubo quienes se negaron a aceptarlo (Col. 2:13-15). El apóstol les dejó claro que para entrar en el descanso de Jehová era indispensable que se mantuvieran al paso con el desarrollo del propósito divino (Heb. 4:1, 2, 6; Hebreos 4:11). Si querían que Dios los aprobara, tendrían que aceptar que él estaba dirigiendo a su pueblo por un camino diferente. En la actualidad también hemos visto cómo se han ido aclarando diversas doctrinas bíblicas. Lejos de inquietarnos, estas actualizaciones refuerzan nuestra confianza en el esclavo. Sabemos que el Cuerpo Gobernante, que actúa en nombre de este, no duda en revisar o corregir algún punto cuando comprende que es necesario. Y no tiene miedo a las críticas. Para estos hermanos, lo más importante es mantenerse al día con el desarrollo del propósito de Dios.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w09 15/6 pág. 27 Solteros y felices: ¿cuál es el secreto? *** La Biblia habla de Felipe el evangelizador, quien tenía cuatro hijas solteras que profetizaban (Hech. 21:8, 9). Sin duda, ellas sentían el mismo entusiasmo que su padre por el servicio a Dios y quizás emplearan su don de profetizar para el beneficio de sus hermanos cristianos de Cesarea (1 Cor. 14:1, 3). De manera parecida, en nuestros días hay muchas hermanas solteras que, al asistir regularmente a las reuniones cristianas y participar en ellas, son una fuente de ánimo para los demás.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/10 pág. 29 párr. 16 Respondamos a nuestra conciencia *** El crecimiento espiritual del cristiano debe ser un proceso continuo, y lo mismo debería ocurrir con el desarrollo de su capacidad de escuchar y responder a los dictados de su conciencia. (Hechos 21:25).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 15/11 pág. 8 Demos testimonio cabal con ánimo y valor *** Estando Pablo de camino hacia Jerusalén, ciertos cristianos le advierten “por el espíritu” que allí le aguarda una fuerte oposición. Valerosamente, él les responde: “Estoy listo no solo para ser atado, sino también para morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús” (Hechos 21:4-14). Al ver a Pablo en el templo de Jerusalén, los judíos de Asia —furiosos por el éxito de su predicación en aquella región— provocan a la multitud para que lo maten. Es entonces cuando los soldados romanos acuden rápidamente en ayuda del apóstol (Hechos 21:27-32). Gracias a este rescate, a Pablo se le presentan oportunidades únicas para declarar la verdad sobre Cristo ante multitudes hostiles y personajes de alto rango.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w04 15/3 pág. 11 párr. 5 “Haz la obra de evangelizador” *** Felipe seguía activo en el ministerio unos veinte años después, en Cesarea. Cuando Pablo y Lucas se hospedaron en su casa, “tenía cuatro hijas, vírgenes, que profetizaban” (Hechos 21:8-10). Sin duda, ellas habían recibido una buena educación espiritual y eran celosas en el ministerio, de modo que incluso tenían el privilegio de profetizar. Hoy día, el celo de los padres por el ministerio puede influir muy positivamente en los hijos y motivarlos a evangelizar con celo toda su vida.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w04 15/6 pág. 21 párr. 9 Aceptemos la guía del Dios vivo ***

el decreto apostólico ordenaba a los cristianos que ‘se guardaran de lo estrangulado’, es decir, carne que tuviera sangre (Hechos 21:25). Pero los primeros cristianos sabían que eso no era todo. Había quienes consumían sangre por razones médicas. Tertuliano indicó que algunos paganos bebían sangre fresca para curarse de la epilepsia. Y tal vez se empleaba la sangre de otras maneras con el afán de curar enfermedades o mejorar la salud. Por consiguiente, para los cristianos, abstenerse de sangre abarcaba no consumirla por razones supuestamente médicas. Y mantuvieron su postura aunque por ello corriera peligro su vida.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w04 15/6 pág. 22 Aceptemos la guía del Dios vivo *** En una ocasión, Pablo y otros cuatro cristianos fueron al templo a limpiarse ceremonialmente. Aunque la Ley ya no estaba vigente, Pablo siguió la recomendación de los ancianos de Jerusalén (Hechos 21:23-25). No obstante, algunos cristianos tal vez no hubieran entrado en el templo ni hubieran participado en dicha práctica. Las conciencias diferían en aquel tiempo, y también lo hacen ahora.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w03 15/3 pág. 24 Los primeros cristianos y la Ley mosaica *** Aunque Pablo jamás transigía cuando entraban en juego principios bíblicos fundamentales, le pareció que podía seguir la recomendación de los ancianos (Hechos 21:15-26). No había nada malo en ello, pues el procedimiento de los votos no era contrario a las Escrituras y el templo se había usado para la adoración pura, no para la idolatría. A fin de no dar causa para tropiezo, Pablo cumplió con la solicitud (1 Corintios 8:13). No cabe duda de que aquello requirió considerable humildad de parte del apóstol, una humildad que nos impulsa a profundizar nuestro aprecio por él.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w01 1/4 pág. 5 Las bendiciones del Reino están a su alcance *** PABLO, el apóstol cristiano, dominaba varios de los idiomas principales de su época, había cursado el equivalente a estudios universitarios y disfrutaba de todos los derechos y ventajas de la ciudadanía romana (Hechos 21:37-40; 22:3, 28). Semejantes referencias le abrían la puerta a la fama y a la riqueza. Sin embargo, confesó: “Cuantas cosas eran para mí ganancias, estas las he considerado pérdida a causa del Cristo [...] y las considero como un montón de basura, a fin de ganar a Cristo” (Filipenses 3:7, 8).

=========================================================

HECHOS 22
===============================
*** w09 15/9 pág. 24 párr. 13 El insuperable valor de la educación divina *** Desde joven, el apóstol Pablo recibió la mejor preparación para triunfar en el mundo judío. No tendría más de 13 años cuando dejó Tarso, su ciudad natal, a fin de mudarse a Jerusalén y estudiar bajo la tutela de Gamaliel, un reconocido maestro de la Ley (Hech. 22:3). Tanto se destacó Pablo, que de haber continuado con su formación, habría alcanzado una prestigiosa posición en el judaísmo (Gál. 1:13, 14). Pero cuando aceptó las buenas nuevas y emprendió su ministerio, dejó atrás todo eso. ¿Se arrepintió de su decisión? No. De hecho, esto fue lo que escribió: “De veras sí considero también que todas las cosas son pérdida a causa del sobresaliente valor del conocimiento de Cristo Jesús mi Señor. Por motivo de él he sufrido la pérdida de todas las cosas y las considero como un montón de basura” (Fili. 3:8).

*** w10 1/9 págs. 12-13 No se deje engañar ***

Saulo de Tarso— llegó a creer que quienes no compartieran sus creencias y tradiciones religiosas debían ser castigados. Tan convencido estaba que, con la autoridad que le concedieron los líderes religiosos judíos, se dio a la tarea —según él, encargada por Dios— de apresar y encerrar a todo cristiano que no quisiera renunciar a su fe. Llegó al punto de ser cómplice en la ejecución de un judío que había sido condenado injustamente por blasfemia (Hechos 22:4, 5, 20). Afortunadamente, recibió ayuda y logró ver qué es lo que Dios en realidad aprueba y lo que no. Al darse cuenta de su error, Saulo cambió su forma de pensar y actuar. Y con el tiempo se le llegó a conocer como Pablo, apóstol de Jesucristo. En efecto, una vez que descubrió el engaño, se unió a la religión verdadera (Hechos 22:6-16; Romanos 1:1).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 1/3 pág. 12 ¿Lo sabía? *** El apóstol Pablo era de padres hebreos, pero ciudadano romano de nacimiento (Hechos 22:27, 28; Filipenses 3:5). Por eso, es muy probable que desde niño tuviera los dos nombres: el hebreo Saulo y el romano Pablo. Sin embargo, es posible que para su primer viaje misionero —hacia el año 47 ó 48 de nuestra era— optara por usar su nombre romano, Pablo. Tal vez pensó que, en vista de su comisión de declarar las buenas nuevas a las personas no judías, su nombre romano sería más aceptado (Hechos 9:15; 13:9; Gálatas 2:7, 8). También es posible que haya preferido llamarse Pablo porque la pronunciación griega de su nombre hebreo, Saulo, sonaba muy parecida a la de una palabra griega de mala connotación. Sea cual fuere la razón para el cambio, Pablo demostró que estaba dispuesto a hacerse “toda cosa a gente de toda clase, para que de todos modos [pudiera] salv[ar] a algunos” (1 Corintios 9:22).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/12 pág. 22 párr. 8 Ningún arma que se alce contra nosotros servirá de nada *** Además de comportarnos de forma irreprochable, a veces puede ser necesario defender con valor nuestra postura basada en la Biblia. Un modo de hacerlo es recurriendo a las autoridades y los tribunales (Ester 8:3; Hechos 22:25-29; 25:10-12) Al igual que Pablo, nosotros aprovechamos las oportunidades de dar a otras personas una explicación clara de nuestras convicciones (1 Pedro 3:15). Jamás permitamos que las burlas, ya sean de condiscípulos, de compañeros de trabajo o de familiares no creyentes, nos refrenen de dar a conocer la verdad de la Palabra de Dios (2 Pedro 3:3, 4).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 15/1 pág. 29 La predicación de Saulo suscita hostilidad *** Al examinar algunos de los sucesos relacionados con la conversión y bautismo de Saulo, se ve claramente que él no estaba excesivamente preocupado por la opinión de los demás; tampoco cedió ante la oposición enconada. Para él, lo más importante era la comisión de predicar que había recibido (Hechos 22:14, 15).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 15/3 págs. 19-20 párr. 17 “Comprados por precio” *** Pensemos en todo lo que Pablo dejó atrás, considerándolo un montón de basura, a cambio de la recompensa de ser esclavo de Dios. Renunció no solo a las comodidades de su mundo, sino también a la posibilidad de ser un futuro caudillo del judaísmo. Si Pablo hubiese continuado profesando la religión de sus padres, habría podido llegar a ocupar un puesto similar al de Simeón, el hijo del instructor de Pablo, Gamaliel (Hechos 22:3; Gálatas 1:14).

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w05 15/5 pág. 27 párr. 6 ‘Mantengámonos reprimidos’ ante el mal *** Como fariseo, Pablo había sido educado “conforme al rigor de la Ley de [sus] antepasados” (Hechos 22:3). Y aunque parece que su maestro, Gamaliel, era un hombre tolerante, Saulo tenía cierta relación con el fanático sumo sacerdote Caifás, uno de los cabecillas del complot que llevó a la ejecución de Jesucristo (Mateo 26:3, 4, 63-66; Hechos 5:34-39). Saulo presenció la ejecución de Esteban, y Caifás lo autorizó a proseguir con su plan de acabar con los seguidores de Jesús arrestándolos también en Damasco (Hechos 8:1; 9:1, 2). Influido por Caifás, Saulo pensaba que su conducta evidenciaba celo por Dios, pero lo cierto es que le faltaba fe verdadera (Hechos 22:3-5). Debido a ello, no se daba cuenta de que Jesús era el auténtico Mesías. Pero al fin entró en razón cuando de manera milagrosa oyó la voz del resucitado Jesús en el camino a Damasco (Hechos 9:3-6).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 1/12 pág. 27 párr. 4 Seamos ministros ingeniosos y adaptables *** La gran antipatía de Pablo al cristianismo podía deberse a su convicción de que la nueva fe iba a corromper al judaísmo al mezclarlo con ideas extranjeras indeseables. Imagínese su asombro cuando oyó que Dios lo había elegido para predicar acerca de Cristo nada más y nada menos que ¡a los gentiles! (Hechos 22:14, 15; 26:16-18.) Los fariseos incluso rehusaban comer con las personas que consideraban pecadoras (Lucas 7:36-39). Seguramente, Pablo tuvo que realizar un gran esfuerzo por cambiar su criterio y conformarlo a la voluntad de Dios, quien desea que gente de toda clase se salve (Gálatas 1:13-17).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w04 1/7 pág. 12 párr. 14 ‘Vayan y hagan discípulos’ *** En muchos países occidentales, la llegada de inmigrantes ha traído consigo el desafío de hacer discípulos de gente de ‘toda lengua’ (Revelación 14:6). ¿Cómo podemos ayudar en nuestro territorio a quienes hablan un idioma extranjero? (1 Timoteo 2:4.) Para ello debemos emplear, por decirlo así, los utensilios de pesca adecuados. Podemos ofrecerles publicaciones en su lengua y, si es posible, hacer que un Testigo que hable su idioma los visite (Hechos 22:2). Prestarles esta ayuda es ahora más fácil, pues muchos Testigos han aprendido otro idioma para ayudar a los extranjeros a hacerse discípulos de Cristo. Según los informes, participar en este ministerio es una experiencia muy gratificante.

=========================================================

HECHOS 23
===============================
*** w08 15/12 pág. 20 párr. 16 Decididos a dar testimonio cabal de las buenas nuevas *** Quizá hablemos con alguien en la predicación, en el empleo, en la escuela o en otro lugar, y, sin que lo sepamos, esa semilla acabe llegando a otra persona. Tal como Pablo no supo exactamente los resultados que había obtenido en “el distrito de Asia”, tal vez nunca nos enteremos de todo lo que logra nuestra predicación (Hechos 23:11; 28:23). ¡Qué importante es, entonces, que sigamos predicando!

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 15/1 pág. 12 El sumo sacerdote que condenó a Jesús *** Caifás no podía negar que Jesús realizaba obras poderosas, pero, en vez de poner fe en él, procuró salvar su prestigio y autoridad. ¿Cómo iba a reconocer que Lázaro había resucitado? Caifás pertenecía a los saduceos, quienes no creían en la resurrección (Hechos 23:8).

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w06 15/9 pág. 12 “Convocaron el Sanedrín” *** Los saduceos eran conservadores, mientras que los fariseos eran liberales y, en su gran mayoría, plebeyos con mucha influencia sobre el pueblo. Según el historiador Josefo, los saduceos se plegaban a las exigencias de los fariseos, a veces a regañadientes. Por eso, Pablo pudo sacar partido de la rivalidad y las diferencias doctrinales de estas dos facciones para defenderse ante el Sanedrín (Hechos 23:6-9).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 15/11 pág. 8 Demos testimonio cabal con ánimo y valor *** De pie ante los miembros del tribunal supremo, Pablo tiene una magnífica oportunidad de predicar a los judíos. Este valiente evangelizador decide entonces hablarles de la resurrección (Hechos 23:1-8). Sin embargo, el odio asesino que los judíos sienten por él no se aplaca en lo más mínimo y, al final, los soldados se lo llevan de vuelta al cuartel. Por la noche, el Señor lo fortalece con las siguientes palabras: “¡Ten ánimo! Porque como has estado dando testimonio cabal de las cosas acerca de mí en Jerusalén, así también tienes que dar testimonio en Roma” (Hechos 23:9-11).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 15/11 págs. 8-9 Demos testimonio cabal con ánimo y valor *** A fin de frustrar un plan para asesinarlo, los soldados trasladan a Pablo a toda prisa y en secreto a Cesarea, la capital administrativa de Judea en tiempos de los romanos (Hechos 23:12-24). En esta ciudad surgen nuevas oportunidades de predicar, y Pablo incluso llega a dar testimonio a “reyes”. Antes de eso, sin embargo, el apóstol le demuestra al gobernador Félix que los cargos en su contra no tienen base. Algún tiempo después habla con él y su esposa, Drusila, acerca de Jesús, el autodominio, la justicia y el juicio venidero. Con todo, Félix lo mantiene en prisión durante dos años, esperando recibir un soborno que nunca llegará (Hechos 23:33–24:27).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 15/4 pág. 31 Preguntas de los lectores *** Ahora bien, la mayor prueba de que el apóstol Pablo no se apartó de la fe cristiana es que continuó gozando de la aprobación de Jehová. A la noche siguiente Jesús le dijo a Pablo: “¡Ten ánimo! Porque como has estado dando testimonio cabal de las cosas acerca de mí en Jerusalén, así también tienes que dar testimonio en Roma”. Puesto que Pablo contó con la aprobación de Dios, llegamos a la conclusión de que no se desvió de la fe cristiana (Hechos 23:11).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 15/5 págs. 26-27 párr. 5 ‘Mantengámonos reprimidos’ ante el mal *** En el siglo primero, un hombre llamado Saulo llegó a ser conocido por su habla irrespetuosa y hasta por su comportamiento violento. La Biblia dice que ‘respiraba amenaza y asesinato contra los discípulos del Señor’ (Hechos 9:1, 2). Tiempo después reconoció que había sido “blasfemo y perseguidor y hombre insolente” (1 Timoteo 1:13). Aunque puede que algunos de sus parientes ya se hubieran hecho cristianos, él dijo lo siguiente respecto a la actitud que tenía para con los seguidores de Cristo: “Estando sumamente enojado contra ellos, fui hasta el extremo de perseguirlos hasta en las ciudades de afuera” (Hechos 23:16; 26:11; Romanos 16:7, 11). Con todo, no hay nada que indique que los discípulos se enzarzaran en una discusión pública con Saulo durante el tiempo en que se comportó de esa manera. Pablo fue insolente pero por ignorancia.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w05 1/12 pág. 29 párr. 8 Seamos ministros ingeniosos y adaptables *** Claro que Pablo no era perfecto, y a veces tuvo sentimientos muy intensos. Por ejemplo, en una ocasión en que fue agredido de manera injusta y humillante, arremetió contra un judío llamado Ananías; pero al enterarse de que sin saberlo había insultado al sumo sacerdote, se disculpó de inmediato (Hechos 23:1-5).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w03 1/10 pág. 13 párr. 17 Perseguidos por causa de la justicia *** El propio Jesús dio testimonio frente a Herodes y Poncio Pilato. Y el apóstol Pablo también fue llevado “ante gobernadores y reyes”. Dirigido por el Señor Jesucristo y a fin de dar testimonio al gobernante más poderoso de su día, reclamó: “¡Apelo a César!” (Hechos 23:11; 25:8-12). Del mismo modo hoy día, a menudo situaciones difíciles han servido para dar un magnífico testimonio tanto a los funcionarios como al público en general.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w02 1/11 pág. 5 Disculparse, un medio eficaz para hacer las paces *** Las disculpas de Pablo abrieron el camino para que el Sanedrín escuchara lo que tenía que decir. Como conocía bien la controversia que existía entre los miembros del tribunal, Pablo argumentó que se le estaba juzgando porque creía en la resurrección. Como resultado, se suscitó una gran disensión y los fariseos se pusieron de parte de Pablo (Hechos 23:6-10). ¿Qué podemos aprender de estos dos ejemplos bíblicos? En ambos casos, las sinceras muestras de arrepentimiento fomentaron la comunicación. Así pues, las disculpas contribuyen a lograr la paz. Sí, reconocer nuestros errores y pedir perdón por el daño que hayamos hecho puede darnos la oportunidad de mantener conversaciones constructivas.

=========================================================

HECHOS 24
===============================
*** w11 1/6 pág. 17 ¿Hay alguna esperanza para los muertos? *** En el nuevo mundo venidero, millones de personas que están en las tumbas volverán a vivir, incluso algunas que practicaron cosas malas por desconocimiento de las leyes divinas. (Hechos 24:15.) Las personas que resuciten podrán aprender la verdad sobre Dios y demostrar por su obediencia que tienen fe en Jesús (Revelación [Apocalipsis] 20:11-13). Quienes actúen bien disfrutarán de la vida eterna en la Tierra. En cambio, quienes persistan en hacer lo malo no vivirán para siempre, y su resurrección, tal como dijo Jesús, será “una resurrección de juicio”. (Lea Juan 5:28, 29.)

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/10 pág. 28 párr. 12 Respondamos a nuestra conciencia *** Un familiar del marido se va a casar y el enlace tendrá lugar en un templo de la cristiandad. La pareja está invitada, y el esposo desea que su mujer lo acompañe. Rut se encuentra en un dilema prácticamente igual. También respeta a su marido, está decidida a ser fiel a Dios y quiere seguir los dictados de su conciencia educada en la Biblia. Después de analizar puntos semejantes a los que examinó Loida, Rut ora a Jehová y repasa la sección “Preguntas de los lectores” de La Atalaya del 15 de mayo de 2002. Recuerda que los tres hebreos cumplieron con la orden de presentarse en un lugar donde iba a celebrarse una ceremonia idolátrica y,

sin embargo, se mantuvieron leales y no participaron en ella (Daniel 3:15-18). Por eso, escucha la voz de su conciencia y decide acompañar a su esposo, pero sin participar en ninguna práctica religiosa. Le explica con tacto lo que su conciencia le permite hacer y lo que no puede hacer de ningún modo. Rut espera que él termine comprendiendo la diferencia entre la religión falsa y la verdadera (Hechos 24:16). *** w10 1/8 pág. 22 ¿Tendrá todo el mundo las mismas oportunidades para conocer a Dios? *** si bien es cierto que Jehová no promete que todos los seres humanos tendrán exactamente las mismas oportunidades para conocerlo, sí se asegurará de que todas las personas de buen corazón reciban su oportunidad. Lo que es más, quienes hayan muerto sin haber podido conocerlo tendrán la posibilidad de aprender de él cuando resuciten en el justo nuevo mundo de Dios (Hechos 24:15).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/11 pág. 20 Lucas, amado colaborador *** Lucas se preocupaba por el bienestar de Pablo. Cuando este apóstol se hallaba bajo custodia en Cesarea, el procurador romano Félix ordenó que “no [se] prohibiera a ninguno de los [compañeros de Pablo] el atenderlo” (Hechos 24:23). Es muy posible que Lucas fuera uno de aquellos que lo atendieron. Puesto que Pablo no siempre disfrutó de buena salud, cuidar de él tal vez fuera una de las tareas del “médico amado” (Colosenses 4:14; Gálatas 4:13).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/12 pág. 22 párrs. 5-6 Ningún arma que se alce contra nosotros servirá de nada *** Al apóstol Pablo lo llamaron “individuo pestilente” y lo acusaron de ser el líder de una secta que ‘promovía sediciones por toda la tierra habitada’ (Hechos 24:2-5). En consecuencia, no nos sorprende que los cristianos verdaderos de hoy hayan sido el blanco de comentarios maliciosos, calumnias y campañas difamatorias.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/1 pág. 27 párr. 13 Considerados dignos de ser guiados a fuentes de aguas de vida *** Después del Armagedón resucitarán multitudes de injustos, y a todos ellos habrá que darles a conocer los caminos de Jehová (Hech. 24:15). No solo habrá que explicarles qué es el sacrificio redentor de Jesús; también habrá que enseñarles a ejercer fe en ese sacrificio, pues únicamente así podrán beneficiarse de él. Deberán abandonar cualquier creencia falsa que hayan tenido, así como su anterior estilo de vida. Además, será necesario que se vistan de la nueva personalidad que distingue a los verdaderos cristianos (Efe. 4:22-24; Col. 3:9, 10). Los sobrevivientes del Armagedón tendrán mucho trabajo por delante. Será un verdadero placer desempeñar ese trabajo para Jehová sin las presiones y distracciones de este mundo malvado.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 15/1 pág. 22 párr. 6 No dejemos lugar para el Diablo *** A menudo, los siervos de Jehová son víctimas de acusaciones falsas y campañas difamatorias. Pablo fue acusado falsamente por el sumo sacerdote Ananías y otras personas (Hechos 24:1-8). Los cristianos no debemos levantar calumnias contra nadie. Sin embargo, podemos incurrir en esta grave falta si testificamos en contra de una persona sin conocer primero todos los hechos. Por otra parte, entre las cosas que Jehová detesta figura “un testigo falso que lanza mentiras” (Proverbios 6:16-19). Entonces, evitemos por todos los medios imitar al principal calumniador.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 15/4 pág. 13 párr. 14 Confiemos en la palabra de Jehová ***

Pablo habló con valor de los recordatorios de Dios delante de gobernantes del siglo primero. Por ejemplo, predicó al gobernador romano Félix, quien “lo escuchó acerca de la creencia en Cristo Jesús” (Hechos 24:24, 25).

*** w05 1/5 págs. 8-9 párr. 4 La enseñanza de la resurrección nos concierne *** El sucesor de Félix, Porcio Festo, pidió al rey Herodes Agripa que interrogara a Pablo, quien se hallaba preso. Festo le explicó que los acusadores contradijeron la afirmación de Pablo de que “cierto Jesús que estaba muerto [...] estaba vivo”. En su defensa Pablo argumentó: “¿Por qué se juzga increíble entre ustedes el que Dios levante a los muertos?”. Y añadió: “Porque he obtenido la ayuda que proviene de Dios, continúo hasta este día dando testimonio tanto a pequeño como a grande, pero no diciendo ninguna cosa salvo las que los Profetas así como Moisés declararon que habían de efectuarse: que el Cristo había de sufrir y, como el primero en ser resucitado de entre los muertos, iba a publicar luz tanto a este pueblo como a las naciones” (Hechos 24:27; 25:13-22; 26:8, 22, 23). ¡Qué tenaz defensor de la resurrección! Como Pablo, también nosotros podemos proclamar convencidos que habrá una resurrección. Ahora bien, ¿qué reacción cabe esperar de la gente? Probablemente la misma que él recibió.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 1/10 págs. 14-15 ¿Está su conciencia bien educada? *** Tener una buena conciencia exige esfuerzo constante. El apóstol Pablo dijo: “Me ejercito continuamente para tener conciencia de no haber cometido ofensa contra Dios ni contra los hombres” (Hechos 24:16). Como cristiano, Pablo examinaba y corregía continuamente su conducta para cerciorarse de no ofender a Dios. Sabía que al fin y al cabo es Dios quien determina si lo que hacemos es bueno o malo (Romanos 14:10-12; 1 Corintios 4:4).

=========================================================

HECHOS 25
===============================
*** w08 15/5 pág. 32 Puntos sobresalientes del libro de Hechos ***

Hechos 25:8-12. Los cristianos de la actualidad pueden y deben valerse de las disposiciones jurídicas
disponibles para “defender y establecer legalmente las buenas nuevas” (Fili. 1:7).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 15/12 pág. 22 párr. 8 Ningún arma que se alce contra nosotros servirá de nada *** Además de comportarnos de forma irreprochable, a veces puede ser necesario defender con valor nuestra postura basada en la Biblia. Un modo de hacerlo es recurriendo a las autoridades y los tribunales (Hechos 25:10-12). Cuando Jesús estuvo en la Tierra, en ocasiones disputó abiertamente con quienes lo criticaban. ¿Con qué fin? Para refutar sus calumnias (Mateo 12:34-37; 15:1-11). Al igual que él, nosotros aprovechamos las oportunidades de dar a otras personas una explicación clara de nuestras convicciones (1 Pedro 3:15). Jamás permitamos que las burlas, ya sean de condiscípulos, de compañeros de trabajo o de familiares no creyentes, nos refrenen de dar a conocer la verdad de la Palabra de Dios (2 Pedro 3:3, 4).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w03 15/11 pág. 13 párr. 3 Ayudemos al prójimo a aceptar el mensaje del Reino ***

De las palabras de Festo se desprende que sobre Pablo pesaban cargos de sedición, delito castigado con la muerte (Hechos 25:11). Pero Pablo era inocente. Aquellas acusaciones se debían a los celos de los guías religiosos de Jerusalén, quienes se oponían a la obra de proclamar el Reino que Pablo efectuaba y le habían cobrado profundo rencor por ayudar a otras personas a hacerse discípulos de Jesucristo.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w99 15/5 pág. 31 Saulo: vaso escogido del Señor *** Al nacer en el seno de una familia judía, en una ciudad de dominio romano y cultura helenística, Saulo pertenecía a tres mundos. Su formación cosmopolita y plurilingüe le ayudó sin duda a hacerse “toda cosa a gente de toda clase” (1 Corintios 9:19-23). Su ciudadanía le permitió más tarde defender su ministerio legalmente y llevar las buenas nuevas ante la autoridad suprema del Imperio romano (Hechos 25:11, 12). Es obvio que el resucitado Jesús conocía los antecedentes de Saulo, su educación y su personalidad,

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w98 1/9 pág. 30 Pablo da testimonio con denuedo ante dignatarios *** EL CONTRASTE entre ambos hombres no podía ser más pronunciado. Uno llevaba corona, mientras que el otro estaba en cadenas. Uno era rey; el otro, prisionero. Tras haber pasado dos años en la cárcel, el apóstol Pablo se hallaba ahora de pie ante el gobernante de los judíos, Herodes Agripa II. Este rey y su consorte, Berenice, habían llegado “con mucha pompa, y [habían entrado] en la audiencia junto con comandantes militares así como varones de eminencia de la ciudad” (Hechos 25:23).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w96 1/5 pág. 7 El cristianismo primitivo y el Estado *** Para citar un caso: cuando los líderes judíos acusaron falsamente al apóstol Pablo, este alegó en su defensa ante el gobernador romano: “Ni contra la Ley de los judíos, ni contra el templo, ni contra César he cometido pecado alguno. [...] ¡Apelo a César!”. (Hechos 25:8, 11.) Sabedor de que los judíos tramaban matarlo, Pablo apeló a Nerón, con lo que reconoció la autoridad del emperador romano. Aparentemente fue absuelto en este primer juicio celebrado en Roma. Luego fue hecho preso otra vez y, según la tradición, ejecutado por orden de Nerón.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w86 1/10 pág. 31 Preguntas de los lectores *** El propio punto de vista de Pablo era: Si hacía algo malo, aceptaría el castigo correspondiente. (Hechos 25:10, 11.) Así, el cristiano que viole una ley de tráfico tendrá que pagar una multa según lo indique un funcionario o un juez.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w73 15/9 pág. 574 El apóstol Pablo... celoso por la justicia *** Pablo mostró este mismo celo por la justicia al tratar con los de afuera de la congregación que se oponían a él. Pudo haber sobornado al gobernador Félix y así haber obtenido liberación, pero rehusó hacerlo debido a su amor a la justicia. (Hech. 24:25-27) Y cuando se presentó ante el gobernador Festo, rehusó transigir para agradar a sus opositores judíos, sino que apeló a César.—Hech. 25:9-12.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** g80 8/2 pág. 28 ¿Qué ha de hacer el cristiano cuando se le priva de sus derechos? ***

Hoy los cristianos siguen el ejemplo de Jesús. Por supuesto, si hay alguna manera legal de proteger la libertad de adoración que ellos tienen, la aprovechan. El apóstol Pablo apeló hasta a César mismo, en un esfuerzo por “defender y legalmente establecer las buenas nuevas.” (Hech. 25:11; Fili. 1:7) Pero si no se pueden dar pasos legales, el cristiano se mantiene fiel a sus creencias y confía en que Jehová dará un buen resultado al final.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** bt cap. 17 pág. 137 “Razonó con ellos a partir de las Escrituras” *** Nerón (años 54-68). Emperador al que apeló Pablo (Hech. 25:11). Cuentan que llegó a culpar a los cristianos por el incendio que devastó gran parte de Roma hacia el año 64. Poco después, alrededor del 65, el apóstol sufrió allí su segunda cautividad y posterior ejecución.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** bt cap. 25 pág. 198 párrs. 9-10 “¡Apelo a César!” *** Cuando Festo le habló de Pablo al monarca, despertó en él la curiosidad. Al día siguiente, los dos jefes de estado se sentaron en el tribunal con todo un despliegue de pompa y magnificencia. Sin embargo, lo más impresionante iban a ser las palabras del prisionero que tenían ante él (Hech. 25:22-27) Con los debidos respetos, el apóstol agradeció al soberano la oportunidad de presentar su defensa ante él, reconociéndolo como entendido en las costumbres y polémicas del judaísmo.

=========================================================

HECHOS 26
===============================
*** w11 1/8 pág. 23 ¿Lo sabía? *** ¿A qué se refería Jesús cuando le dijo a Saulo: “Te resulta duro seguir dando coces contra los aguijones”? (Hechos 26:14.) En las Escrituras a veces se mencionan los aguijones con sentido figurado. Tras su resurrección, Jesús también utilizó este sentido figurado cuando se dirigió a Saulo, perseguidor de los cristianos. Al aconsejarle que dejara de dar “coces contra los aguijones”, le hizo pensar en lo que le pasa al animal testarudo que se resiste a aceptar la dirección de su amo. Siguiendo el consejo de Jesús, Saulo tomó la sabia decisión de cambiar el rumbo de su vida y llegó a ser el apóstol Pablo.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 1/9 pág. 24 ¿Deben confesarse los siervos de Dios? *** Dios ofrece su ayuda a cualquiera que lamente sinceramente lo que ha hecho y realice “obras propias del arrepentimiento” (Hechos 26:20). Pero la razón principal que tenemos para confesar los pecados, sean contra el prójimo o contra Dios, es la necesidad de obtener la aprobación divina.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/5 pág. 32 Puntos sobresalientes del libro de Hechos ***

Hechos 26:24, 25. Debemos declarar “dichos de verdad y de buen juicio” aunque sean necedad para “el
hombre físico” (1 Cor. 2:14).

*** w07 1/7 pág. 24 párr. 11 “No devuelvan mal por mal a nadie” *** Jesús resucitado se apareció a Saulo, el cual dejó de perseguir a los cristianos. De hecho, se hizo uno de ellos y llegó a ser el apóstol Pablo, quien, como sabemos, escribió la carta a los Romanos (Hechos 26:12-18). Es evidente que, en armonía con la oración de Esteban, Jehová le perdonó a Pablo que hubiera atacado a sus siervos (1 Timoteo 1:12-16). ¡Con razón Pablo dirigió a los cristianos la exhortación: “Sigan bendiciendo a los que los persiguen”! Él sabía por experiencia propia que algunos podían llegar a ser siervos de Dios. En nuestros días también ha habido opositores que se han hecho creyentes al observar la conducta pacífica de los testigos de Jehová.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 1/9 pág. 14 No pierda oportunidad de encomiar a los demás *** Cuando Pablo fue llamado a presentar su defensa ante Herodes Agripa II, volvió a obrar con tacto. Buscó una razón válida para elogiarlo: “Acerca de todas las cosas de que soy acusado por judíos, rey Agripa, me considero feliz de que sea ante ti ante quien haya de presentar mi defensa este día, especialmente por cuanto eres perito en todas las costumbres así como también en las controversias entre los judíos” (Hechos 26:1-3). Nosotros también podemos tener buenos resultados si tratamos a los demás como lo hacía Pablo. Cuando elogiamos a un vecino o a un compañero de clases o de trabajo, lo animamos a seguir actuando bien y, al mismo tiempo, fomentamos las relaciones pacíficas. Si nos esforzamos por llegar al corazón de los demás elogiándolos cuando lo merecen, podríamos impulsar a quienes son sinceros a conocer al Dios verdadero y obedecerlo.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w07 1/11 pág. 4 Cultivemos “la humildad mental” *** PROCEDÍA de una ciudad famosa, disfrutaba de los privilegios de haber nacido como ciudadano romano e incluso es probable que perteneciera a una familia importante. Además, su nivel educativo era de los más elevados en el siglo I, hablaba al menos dos idiomas y formaba parte de la prestigiosa secta judía de los fariseos. Su nombre era Saulo. Con semejantes antecedentes, es muy probable que Saulo mirara por encima del hombro al resto de la gente y presumiera de su propia justicia (Hechos 26:5). Por tanto, es posible que Saulo adoptara esa misma actitud arrogante. Además, se sabe que fue un fanático perseguidor de los cristianos. Con razón años después admitió haber sido “blasfemo y perseguidor y hombre insolente” (1 Timoteo 1:13). Sin embargo, cuando Saulo se hizo cristiano y se convirtió en el apóstol Pablo, su personalidad dio un giro radical. Incluso afirmó humildemente que era “menos que el más pequeño de todos los santos” (Efesios 3:8).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 1/7 pág. 25 párr. 16 Nacieron dentro del pueblo escogido por Dios *** el apóstol Pablo declaró: “Tanto a los de Damasco, primeramente, como a los de Jerusalén, y por todo el país de Judea, y a las naciones, fui llevando el mensaje de que se arrepintieran y volvieran a Dios, e hicieran obras propias del arrepentimiento” (Hechos 26:20). Tras convencer a judíos y gentiles de que Jesús era Cristo, el

Mesías, Pablo los animaba a dedicarse y bautizarse (Hechos 16:14, 15, 31-33; 17:3, 4; 18:8). Al volverse a Dios, los nuevos discípulos se hacían miembros del Israel espiritual.

*** w06 15/11 págs. 27-28 párr. 9 Aceptemos siempre la disciplina de Jehová *** El arrepentimiento es esencial para ser readmitido en la congregación cristiana. A la persona expulsada no se la readmite automáticamente en la congregación tras un período de tiempo determinado. Antes se tiene que producir un gran cambio en su corazón. El pecador debe haberse dado cuenta de la gravedad de su pecado y de la deshonra que causó a Jehová y a la congregación. Ha de arrepentirse, orar sinceramente pidiendo perdón y cumplir los justos requisitos de Dios. Cuando solicite su readmisión, debe ser capaz de probar que está arrepentido y que ya está haciendo “obras propias del arrepentimiento” (Hechos 26:20).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w04 1/2 pág. 14 párr. 8 Jehová satisface nuestras necesidades diarias *** El ruego por el perdón debe ir acompañado de un autoexamen honrado, arrepentimiento y confesión, y debe hacerse con fe en el poder redentor de la sangre derramada de Cristo (1 Juan 1:7-9). Para probar la sinceridad de nuestra oración, hemos de respaldar la petición de perdón con “obras propias del arrepentimiento” (Hechos 26:20). Entonces podemos confiar en la disposición de Jehová a perdonarnos los pecados (Salmo 86:5; 103:8-14) .-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w04 15/10 pág. 31 ¿Quién es “el Dios verdadero y vida eterna”? *** Jehová remuneró a su Hijo levantándolo de entre los muertos y remunerará con vida eterna a los que le sirven de todo corazón (Hechos 26:23; 2 Corintios 1:9). Por consiguiente, ¿a qué conclusión deberíamos llegar? Pues que Jehová, y nadie más, es “el Dios verdadero y vida eterna”. Él es el único que merece recibir devoción exclusiva de aquellos a quienes creó (Revelación [Apocalipsis] 4:11).

=========================================================

HECHOS 27
===============================
*** w10 15/1 pág. 3 párr. 2 ¿Por qué hay que dedicarse a Jehová? *** ¿En qué consiste la dedicación? Algo que nos ayudará a encontrar la respuesta es un comentario que hizo Pablo a bordo de un barco que estaba a punto de naufragar. El apóstol llamó a Jehová “[el] Dios a quien yo pertenezco”, con lo cual mostró que se consideraba posesión suya (Hechos 27:22-24). En efecto, mientras que el mundo está “en el poder del inicuo”, los cristianos hemos llegado a pertenecer a Jehová (1 Juan 5:19). ¿Cómo lo hemos logrado? Haciendo una dedicación válida a Jehová —es decir, realizando un voto, o promesa solemne, en una oración— y luego, bautizándonos.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w10 15/8 pág. 21 párr. 4 Sigamos siempre “la ley de bondad amorosa” al hablar *** Hay otro aspecto en el que la bondad amorosa se distingue de la bondad en sentido amplio, también llamada en la Biblia “bondad humana”. Este último tipo de bondad puede expresarse a todas las personas, incluso a los extraños. Así, leemos que los habitantes de la isla de Malta trataron con bondad humana al apóstol Pablo y a otros 275 náufragos, aunque eran completos desconocidos (Hech. 27:37–28:2). Sin embargo, la bondad amorosa implica la adhesión y lealtad que existe entre quienes ya han entablado una relación.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w07 15/7 pág. 23 párr. 15 ¿Seguiremos “andando por espíritu”? *** Hasta personas que no tienen una relación estrecha con Dios son capaces de manifestar “extraordinaria bondad humana” (Hechos 27:3; 28:2). Por lo tanto, es de esperar que quienes ‘andamos por espíritu’ seamos bondadosos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w01 15/12 pág. 24 “¡Apelo a César!” *** Pablo estuvo en custodia dos años más. ¿Por qué? La Biblia no aporta los detalles. Por lo general, el apelante permanecía retenido hasta que sus acusadores aparecían y presentaban cargos contra él; no obstante, es posible que los judíos de Jerusalén reconocieran la falta de solidez de su causa y jamás acudieran a Roma. O acaso pensaron que no acudir sería el medio más eficaz de silenciar a Pablo. En cualquier caso, parece que el prisionero sí compareció ante Nerón, fue declarado inocente y finalmente liberado, de modo que pudo reanudar su actividad misional unos cinco años después de su detención (Hechos 27:24).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w00 15/6 pág. 22 párr. 19 “Todos ustedes son hermanos” *** Mostrar honra a los demás incluye a los que pueden llegar a ser nuestros hermanos espirituales en el futuro. Tales personas quizá acepten con lentitud el mensaje ahora, pero tenemos que ser pacientes con ellas y tratarlas con dignidad. Jehová “no desea que ninguno sea destruido; más bien, desea que todos alcancen el arrepentimiento” (2 Pedro 3:9). ¿No deberíamos adoptar el mismo punto de vista de Jehová? Podemos allanar el camino para dar el testimonio si siempre intentamos ser amables con la gente. Por supuesto, debemos evitar la clase de compañerismo que pueda suponer un peligro espiritual (1 Corintios 15:33). Aun así, demostramos “bondad humana” al no despreciar a quienes no comparten nuestras creencias (Hechos 27:3).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w99 15/3 pág. 31 “En peligros en el mar” *** Para el final de su carrera misional, Pablo había sufrido naufragio por lo menos cuatro veces (Hechos 27:41-44; 2 Corintios 11:25). No obstante, los predicadores de las buenas nuevas del siglo primero no permitieron que la preocupación indebida por tales eventualidades les impidiera viajar por mar. Aprovecharon al máximo los medios de transporte disponibles para difundir el mensaje del Reino. Y en obediencia al mandato de Jesús, se dio un testimonio por todas partes (Mateo 28:19, 20; Hechos 1:8). Gracias a su celo, a la fe de los que han seguido su ejemplo y a la guía del espíritu santo de Jehová, las buenas nuevas han llegado hasta los rincones más distantes de la Tierra.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w99 15/7 pág. 19 párr. 11 Anclados por la esperanza, motivados por el amor *** Las anclas son pesados utensilios de seguridad, indispensables para sujetar a los barcos en un lugar e impedir que vayan a la deriva. Ningún marinero se aventuraría a zarpar sin un ancla. Como Pablo pasó por varios naufragios, sabía por experiencia que la vida de los navegantes dependía a menudo del ancla de sus embarcaciones (Hechos 27:29, 39, 40; 2 Corintios 11:25). Cuando nos enfrentamos a tormentas de oposición o experimentamos otras pruebas, nuestra maravillosa esperanza actúa a modo de ancla que nos estabiliza como almas vivientes, a fin de que nuestro barco de la fe no vaya a la deriva hacia los peligrosos bajíos de la duda o las desastrosas rocas de la apostasía (Hebreos 2:1; Judas 8-13).

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w98 15/11 pág. 7 ¿Cómo pueden ayudarnos los ángeles? *** Cuando la congregación de los seguidores de Cristo se fundó en el siglo I E.C., los ángeles se aparecieron de nuevo y liberaron de la prisión a los apóstoles (Hechos 5:17-24; 12:6-12). Y cuando peligró la vida de Pablo en el mar, un ángel le aseguró que llegaría sano y salvo a Roma (Hechos 27:13-24). Los siervos de Jehová Dios de la actualidad están plenamente convencidos de que las invisibles fuerzas angelicales de Dios son reales y pueden dar protección, como lo hicieron en el caso de Eliseo y su servidor (2 Reyes 6:15-17).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w97 15/6 pág. 6 ¿Cómo inspiró Dios la Biblia? *** La palabra griega que en este texto se traduce “ser llevados”, féro, se utiliza de otra forma en Hechos 27:15, 17 para referirse a un barco que el viento arrastra. De modo que el espíritu santo “condujo” a los escritores de la Biblia. Los motivó a descartar toda información espuria e incluir únicamente lo que era verdadero.

=========================================================

HECHOS 28
===============================
*** w10 15/2 pág. 9 párr. 18 Hablemos la palabra de Dios con valentía *** Al igual que en el siglo primero, la predicación mundial se lleva a cabo bajo la dirección del espíritu santo. Si cedemos a su influencia, realizaremos nuestro ministerio con “la mayor franqueza de expresión” (Hech. 28:31). Por tanto, dejemos que el espíritu guíe siempre nuestros pasos mientras seguimos declarando las buenas nuevas del Reino.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/2 pág. 13 párr. 14 Manejemos hábilmente “la espada del espíritu” *** Si queremos emplear la Biblia hábilmente en el ministerio, no podemos limitarnos a leer textos. Como Pablo, debemos usar persuasión (Hechos 28:23). El verbo griego que se traduce “persuadir” significa “ganarse” a una persona, “convencerla al grado de que confíe en algo”. Por consiguiente, ¿cómo persuadimos a alguien para que acepte una enseñanza bíblica? Ganando su corazón para que confíe en ella.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w10 15/5 pág. 4 Los primeros cristianos y los dioses de Roma ***

El libro de Hechos ofrece claras indicaciones del ambiente pagano que rodeaba a los cristianos. En la isla de Malta (El apostol pablo) fue aclamado como ser divino porque no se enfermó al ser mordido por una víbora (Hech. 28:3-6). En un ambiente así, los cristianos necesitaban mantener los ojos bien abiertos para no hacer nada que contaminara su adoración.

*** w09 1/3 pág. 13 Cinco razones para temer a Dios y no al hombre *** En Roma, ciertos judíos influyentes le dijeron al apóstol Pablo: “En lo que toca a esta secta nos es conocido que en todas partes se habla en contra de ella” (Hechos 28:22). En efecto, el cristianismo verdadero sufría una oposición generalizada. Hoy día, Satanás sigue empleando el temor al hombre para intimidar a quienes desean ser verdaderos discípulos de Cristo. Como resultado, muchas personas que estudian la Biblia con los testigos de Jehová se convierten en víctimas del acoso de sus compañeros, vecinos u otros conocidos. Tal vez teman perder el respeto, la amistad o incluso el apoyo económico de otras personas. Y en algunas zonas rurales, quienes viven del campo quizá teman que los vecinos ya no los ayuden a cosechar o a cuidar los animales. Con todo, millones de personas han decidido confiar con valor en Jehová y guiarse por los principios divinos, tal como hizo Jesucristo. Y Jehová las ha bendecido por ello.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w08 15/12 pág. 20 párr. 16 Decididos a dar testimonio cabal de las buenas nuevas *** Quizá hablemos con alguien en la predicación, en el empleo, en la escuela o en otro lugar, y, sin que lo sepamos, esa semilla acabe llegando a otra persona. Tal como Pablo no supo exactamente los resultados que había obtenido en “el distrito de Asia”, tal vez nunca nos enteremos de todo lo que logra nuestra predicación (léase Hechos 28:23). ¡Qué importante es, entonces, que sigamos predicando!

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 1/5 pág. 30 párr. 14 Sirvamos lealmente al Rey, Cristo *** La labor fundamental de los súbditos del Reino de Dios ahora consiste en dar “testimonio cabal respecto al reino de Dios” (Hechos 28:23). Y es de vital importancia cumplir con ella, pues el Reino mesiánico vindicará la soberanía universal de Jehová (1 Corintios 15:24-28).

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w06 15/5 pág. 14 ¿Tiene usted “franqueza de expresión”? *** ¿Cómo podemos predicar con valor incluso en circunstancias atemorizantes? Pensemos en el ejemplo del apóstol Pablo. Mientras estaba preso en Roma, pidió a sus hermanos en la fe que oraran para que ‘se le diera la capacidad de hablar al abrir la boca, para que hablara con denuedo, como debía hablar’ (Efesios 6:19, 20). ¿Fueron contestados esos ruegos? Sí. Aunque estaba encarcelado, Pablo siguió predicando “el reino de Dios [...] con la mayor franqueza de expresión, sin estorbo” (Hechos 28:30, 31).

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w06 15/8 pág. 24 párr. 18 Job, ejemplo de integridad y aguante *** En su viaje a Roma como prisionero, Pablo “dio gracias a Dios y cobró ánimo” cuando se encontró con los hermanos en la Plaza del Mercado de Apio y en las Tres Tabernas (Hechos 28:15). Una testigo de Jehová de Alemania no olvida la ayuda que recibió cuando, siendo apenas una adolescente, llegó temblando de miedo al campo de concentración de Ravensbrück. Ella recuerda: “Una hermana cristiana me buscó de inmediato y me dio una cariñosa acogida. Otra fiel hermana me cuidó como a una hija y se convirtió en mi madre espiritual”.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w06 15/11 pág. 9 Demos testimonio cabal con ánimo y valor *** Y pese a estar preso (el apostol pablo) durante dos años más, este ingenioso apóstol sigue encontrando formas de dar a conocer el nombre de Cristo (Hechos 28:16-31). Al parecer, Pablo comparece finalmente ante el emperador Nerón, quien lo declara inocente y lo pone en libertad, situación que él aprovecha para reanudar su actividad misional. No se sabe de ningún otro apóstol que haya tenido la oportunidad de llevar las buenas nuevas a personajes tan destacados.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w05 15/9 pág. 31 ¿Importa lo que los demás piensen de nosotros? *** El odio a veces da lugar a acusaciones maliciosas. Tal vez haya funcionarios parciales que nos acusen de “sedición” o “subversión”, y detractores que aseguren abiertamente que somos una secta problemática que tiene que ser reprimida (Hechos 28:22). Hay ocasiones en que tales acusaciones pueden ser contrarrestadas. ¿Cómo? Siguiendo el consejo del apóstol Pedro: “[Estén] listos para presentar una defensa ante todo el que les exija razón de la esperanza que hay en ustedes, pero haciéndolo junto con genio apacible y profundo respeto” (1 Pedro 3:15)

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w04 1/5 pág. 19 párr. 6 Fortalezcámonos unos a otros *** Pablo también necesitaba que lo fortalecieran. Cuando llegó preso a Roma, la gente de su propia raza no le dio una cálida acogida, pues eran judíos cuya respuesta al mensaje del Reino, en conjunto, no fue favorable. El relato de Hechos narra lo que sucedió después de que los varones prominentes de los judíos lo visitaran donde estaba recluido: “Algunos creían las cosas que se decían; otros no creían. Así, porque estaban en desacuerdo unos con otros, empezaron a irse” (Hechos 28:17, 24, 25). Sin duda, a Pablo debió de dolerle muchísimo que despreciaran de esa forma la bondad inmerecida de Jehová.

-----------------------------------------------------------------------------------------------*** w03 1/2 pág. 22 párr. 15 “Sigan llevando mucho fruto” *** De aquellos que en el siglo primero oían predicar y enseñar a Pablo, “algunos creían las cosas que se decían; otros no creían” (Hechos 28:24). Hoy sucede igual. Por desgracia, la mayor parte de las semillas del Reino caen en terreno poco receptivo. Aun así, algunas se encuentran con tierra excelente, echan raíces y brotan, tal como Jesús predijo.

------------------------------------------------------------------------------------------------

*** w03 1/3 pág. 17 párr. 18 Confiemos en Jehová con todo el corazón *** El apóstol aguantó muchas presiones en su ministerio, tal como nosotros. En su tiempo, los gobiernos tenían un concepto distorsionado del cristianismo, y a veces él trató de corregirlo o de establecer legalmente la predicación (Hechos 28:19-22; Filipenses 1:7). Hoy, los cristianos seguimos su modelo. Siempre que podemos, explicamos con claridad en qué consiste nuestra obra valiéndonos de todos los medios a nuestra disposición. Además, tratamos de defender y establecer legalmente las buenas nuevas. Sin embargo, no depositamos toda nuestra confianza en tales intentos, es decir, no creemos que nuestro éxito dependa de que ganemos juicios o de que recibamos buena publicidad. Más bien, confiamos en Jehová.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->