Evaluación Evaluaci ón, conocimiento y poder

Enrique Pérez Luna y José Sánchez Carreño

Página 1 de 8

Escuela de Humanidades y Educación de la UDO. Licenciado en Educación de la Universidad de Oriente. Magíster Scientiarum en Planificación Educativa. Doctor en Educación Mención Currículum. Resumen La Evaluación no solamente se despliega como tecnología, sino que ha sido concebida como tecnología, su propósito penetra los ámbitos de la cultura educativa. La evaluación, como tecnología, es exclusión en tanto se expresa desde una aparente objetividad que sólo responde por una unilinealidad creada por la cultura escolar. Esta unilinealidad escinde el pensamiento que se proyecta más allá de lo racional cognitivo, el pensamiento que desde el interior constituye el flujo de un posible nuevo conocimiento o por lo menos la presencia de elementos cualitativos que podrían permitir la discusi ón “otra” más all á de la exclusión. Palabras clave: Evaluación, cultura escolar, poder. Evaluation, Knowledge and Power Abstract Evaluation is not only promoted as a technology, but it has been conceived as technology, its purpose being to penetrate the environments of the educational culture. Evaluation as a technology, is exclusion, since it is expressed from an apparently objective position that only responds to a uni -linearity created by the school culture. This directionality separates the thoughts that are projected beyond what is cognitive-rational, the thought that constitutes the flow of possible new knowledge or at least the presence of qualitative elements that could allow for the discussion “the other” over and above exclusion. Key words: Evaluation, school culture, power. Recibido 22-01-2004 ~ Aceptado: 15-04-2004 Es importante debatir sobre el proceso de evaluación que ha prevalecido en la escuela y que ha estado signado por la cultura escolar positivista. Esta ha centrado a la evaluaci ón, en una concepción instrumental del conocimiento, relegando la dimensión moral y formativa de la educación, y definiéndola en el contexto de unos resultados objetivos con pretensiones de imparcialidad. Al respecto:
Una epistemología positivista, congruente con una ética utilitarista, ha generado toda una “tecnología evaluadora” en que se trata de controlar, separando hechos de valores, la eficacia del curr ículo y de la acción educativa en la medida en que cumple los objetivos estipulados (Bolívar, 1995: 22).

La situación de evaluación, tal como ha estado concebida, despierta entre quienes van a ser evaluados, un conjunto de ansiedades negativas entre las que destacan: indefensi ón, descalificación y enjuiciamiento. Y es que su pr áctica habitual ha estado signada por las correcciones; se está más atento a los errores que a los aciertos de los alumnos.
La evaluación establece, de esta forma, un vínculo disparejo entre evaluador y evaluado, en el que el

file://C:\SciELO\serial\ed\v11n2\body\art_05.htm

01/11/2005

la asunción de un conjunto de valores y actitudes en los que se concentra el ejercicio del poder. de quien evalúa. se halla sometida a un procedimiento que garantiza más que el logro de conocimientos. si bien se demuestra la adquisición de algunos conocimientos b ásicos. De esta manera el docente comenzó a enseñar aquello que iba a evaluar y los estudiantes aprend ían porque el tema o problema formaba una parte sustantiva de las evaluaciones (Litwin. ya que la evaluación siempre supone la utilización del poder por parte de quien evalúa. La evaluación desde esta perspectiva. Los evaluados asocian esta práctica con un mecanismo de control ante el cual se defienden generando resistencia y diferentes tipos de temores. la presunta autonomía del docente. en la mayoría de los casos irrumpe contra los derechos de los alumnos y éstos lo aceptan por considerar que aquél es la autoridad. Por medio de la acción evaluativa el docente determina quiénes han aprobado el curso y les otorga un estatus diferente. la máxima nota significa que ha aprendido. contribuye de alguna manera a que el alumno no tome conciencia acerca de sí mismo y de su propia actuación. tiene el poder de calificar.htm 01/11/2005 . acentúa su importancia señalando que será evaluado. 1998: 251). lo que conduce a configurar toda la situación de enseñanza por la próxima situación de evaluación. se suma la ambigüedad sobre el destino que se le dará a los resultados. En la acción evaluativa se ha invertido el interés de conocer por el interés de aprobar. asumir la evaluación como el arma fundamental para clasificar y someter a los alumnos. file://C:\SciELO\serial\ed\v11n2\body\art_05. en la cual. y en el que a la falta de transparencia de los criterios utilizados para juzgar. entendida en términos de manejo de conocimiento y del ejercicio del poder que ha sido delegado en ellos por el Estado para educar a la sociedad. En su práctica cotidiana emplea los exámenes o pruebas para obligar a los alumnos a estudiar e incluso para castigar su actuación. sancionar o promover a las personas (Guirtz y Palamidessi. mientras que los demás serán catalogados como deficientes. La evaluación se convierte en un fin en sí mismo al servicio de quien detenta la autoridad. Es entonces la evaluación tradicional el principal medio que utiliza el docente para expresar su poder. Esta disparidad se hace inevitable. Así. Es el mismo docente que. En este contexto: La evaluación siempre está ligada al ejercicio del poder y de la autoridad: hay alguien que sabe y alguien que no sabe. la norma establecida garantiza la aplicación de un conjunto de mecanismos de control social sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje. cuando ense ña un tópico atractivo en su campo. Se estudia para aprobar y no para aprender. para seleccionar experiencias de aprendizaje. Al respecto: El problema de la evaluación ha ido adoptando progresivamente una mayor importancia. La evaluación viene a estar influenciada por la racionalidad tecno-instrumental. transform ándose ésta en el estímulo más importante para el aprendizaje. 1998:12). Como el docente es quien tiene el poder en sus manos. ya que por esos resultados serán considerados como buenos alumnos.Evaluación Página 2 de 8 último no se ve favorecido por los efectos del proceso. estar por encima de los demás y obtener la máxima calificación. También crea el falso mito del número. Es práctica generalizada. es la v ía que el docente utiliza para expresar su poder. el primero tiene la legitimidad institucional para determinar cuánto sabe o si es correcta o moral la conducta del segundo y. la calificación no aprobatoria quiere decir que no sabe. es decir. Pero dicha importancia fue adquirida como resultado de una “patología”: muchas prácticas se fueron estructurando en función de la evaluación. a la vez. ya que lo más importante es sobresalir. De manera que para el alumno es muy difícil reflexionar sobre su propio aprendizaje.

en la cual la participación activa de los evaluados -a través del diálogo. significa superar el nivel descriptivo y empírico que predomina en los discursos que se hacen sobre ella. Cuando la evaluación se presenta como una manera de hacer justicia y de tratar a todos por igual desde unas exigencias homogéneas. la cual les requiere producir argumentos para mantener sus puntos de vista acerca de lo acontecido. hombre y sociedad. y la heteroevaluación. superar la acción de llenar a los alumnos de conocimientos sin sentido y atender y respetar las diferencias individuales y los estilos de aprendizajes de cada uno (P érez Esclarín. es confrontación diaria entre docentes y alumnos con su realidad. perjudica a los que la sociedad ha perjudicado ya de partida” (Santos. instar a la investigaci ón. para convertir la evaluación en un proceso de diagnóstico. 2000: 81). promover la participación y la evaluación grupal. Desde esta perspectiva: La evaluación debe ser un proceso motivador. El proceso así entendido conduce a la democratización de la evaluación. El docente debe asegurar el progreso del grupo y el discernimiento de sus logros y dificultades. como proceso de valoración recíproca que permite discutir los progresos e interferencias ocurridas durante el aprendizaje. lo cual implica comprobar aciertos y reconocer esfuerzos. aceptar las críticas. estimulación y comunicación. que una evaluación entendida desde una óptica democrática debe tomar en cuenta las diferentes formas de participar en ella: La autoevaluación que le permite al alumno enfrentarse de manera crítica con su proceso de aprendizaje y. pero que a la vez permitan su transformación. invitar a la exploración. las aportaciones teóricas sobre esta temática tienen que ser construcciones que den cuenta del objeto de estudio.htm 01/11/2005 . En este sentido. dificultades y carencias del grupo. y al docente a reorientar sus estrategias y analizar su papel como facilitador de los aprendizajes. la coevaluación que permite a los alumnos poner en práctica la convivencia del grupo y a expresar opiniones basadas en la reflexi ón. logros. 1998:52). es un proceso ético. Por tanto. trata a todos por igual. así como revisar los métodos.Evaluación Página 3 de 8 Se hace necesario entonces avanzar hacia la construcción de un planteamiento teóricoepistemológico de evaluación que se fundamente en otra concepción de aprendizaje. no toma en cuenta que unos partan de situaciones empobrecidas y otros de condiciones privilegiadas. fortalecer su autonomía y autoestima. Más que una actividad técnica y neutra. Bajo estas premisas. sin distingos socioculturales o económicos. la discusión y la reflexióncontribuye a construir el conocimiento sobre la realidad educativa evaluada. a crear y descubrir ideas. La autentica evaluaci ón es aprendizaje. a la vez . a la crítica. y al docente destacar los avances. establecer una verdadera relación en la cual las partes involucradas crezcan mediante reales vivencias democráticas. Pero si la educación ha sido concebida para promover el éxito de los estudiantes. Plantear la evaluación desde esta óptica. permanente y sistem ático. Por supuesto. técnicas y file://C:\SciELO\serial\ed\v11n2\body\art_05. el docente debe provocar el conocimiento. Para eso es vital reconocer en la evaluación su verdadera dimensión social. la evaluación debe impulsar la compresión y reflexi ón del proceso y la valoración de los esfuerzos y aspiraciones de los que participan en la acción educativa. contemplar todo el proceso y no parte del mismo. al análisis. Por esto: “… si la evaluación realizada en aparente igualitarismo. la evaluación debería estar guiada por ese criterio y orientada a estimular su desarrollo integral.

planificación. un aprendizaje que al file://C:\SciELO\serial\ed\v11n2\body\art_05. el proceso de evaluación debe dejar claro que una determinada cultura escolar. es decir desde todas las categorías constitutivas del espacio escolar. Al interior del sujeto. la evaluación se convierte en un elemento que favorece la transformación. es proceso que garantiza un aprendizaje auténtico. valores e interpretaciones y facilitando el ejercicio democrático del poder y la autoridad en el contexto escolar. La ontología en evaluación. la política educativa propicia su integración a la lógica del sistema. Página 4 de 8 Desde esta perspectiva. y por tanto forma parte del proceso de alienación. La evaluación comienza a tener expresión teórico-práctica en el desarrollo de la consulta social que se realiza en la escuela. Se trata de ubicar la teoría de la evaluación desde la práctica de la enseñanza. la evaluación por su naturaleza. la simple repetición de conocimientos no es aprendizaje y por tanto no puede ser legitimado por la evaluación. deber ía desplegar el saber como razonamiento sobre situaciones y procesos que necesitan ser explicados. La evaluación. y su propósito queda enmarcado en la relación saber-poder. programas. la cual se implica con la naturaleza de lo real y del modo cómo deberá ser aprendido. adecuan a la realidad a los intereses del control social. Si la planificación se constituye en un acto colectivo de docentes. Desde el punto de vista histórico-social. ya este lleva implícito una determinada forma de evaluación. creencias. La evaluación responde por la articulación entre lo real y la concepción de lo real. desde una posición crítica. Hay que reconocer la base ontológica del proceso de evaluación. Este planteamiento requiere que la evaluación como concepto y como práctica tenga que ser estudiada desde sus raíces constitutivas. Cuando el educador planifica el proceso de enseñanza. promoviendo en el proceso. cambios en las concepciones. y en el despliegue del proceso de aprendizaje. técnicas de enseñanza. Las políticas del Estado representan las aspiraciones del control social. Desde una visión ontológica. la evaluación recupera su condición histórica y los alumnos participan con sus puntos de vista en el desarrollo de la enseñanza. evaluación. la asume como un referente importante en los procesos de legitimación de saberes y conocimientos y esto puede tener una respuesta desde una pedagogía transformadora.Evaluación estrategias de enseñanza utilizados durante toda la acción educativa. se aprende al problematizar lo real. donde los objetos de investigación son expresiones de las necesidades cognoscitivas de la comunidad social-escolar. corresponde a un colectivo ya que se trata de una reflexión que orienta al aprendizaje en términos cr íticos y nunca repetitivos o memorísticos. no sólo responde por la naturaleza del concepto de evaluación. alumnos y comunidad. Lo vital estará en que el sujeto-alumno problematice el objeto-realidad. este es el verdadero propósito de la enseñanza y por consiguiente la finalidad última de la evaluación. ésta es la visión de una propuesta ontológica que plantea la orientación y el sentido de un proceso complejo que comienza con la planificación del acto educativo. El poder se manifiesta a través del curr ículum. En consecuencia. las políticas educativas son políticas de una determinada formación social.htm 01/11/2005 . En consecuencia. como encuentro entre la cultura académica y la cultura pública. sino que a ella es inherente la forma c ómo el sujeto se acerca a lo real y constituye el conocimiento. derivándose programas de acción cuyos propósitos y objetivos implícitos.

debe partirse de que la relación entre Ser. se despliega en el estudio de elementos fuera del objeto y la relación de apropiación podría tocar nuevas relaciones. La evaluación debe recuperar su identidad teórica. tiene sentido en la relación escuela-comunidad. de esta manera se desarrolla una disputa entre razón cognitiva y razón gnoseológica.Evaluación Página 5 de 8 mismo tiempo vincule lo cognoscitivo con la conciencia de lo real. es acentuar la apropiación del conocimiento en el plano de la relación teoría-práctica. es el inicio de un proceso cuyo propósito es generar el debate. Es necesario hablar de un reencuentro con la identidad teórica de la evaluación. el Ser deberá partir de su consideración ontológica para lo cual es importante el reconocimiento de la naturaleza del objeto que se intenta investigar. Esto es desde el punto de vista educativo.htm 01/11/2005 . Si se deja atrás el conocimiento que se origina con la enseñanza tradicional. la forma como se produce el conocimiento y cómo se apropia el alumno de este conocimiento. que define el Convivir file://C:\SciELO\serial\ed\v11n2\body\art_05. su base ontológica. argumento. Conocer. De esta manera. para que las arbitrariedades académicas no desplacen el plano cognoscitivo y la elaboración conceptual no sea excluyente de la cultura pública. la evaluación cualitativa. El Conocer dejará de configurarse como simple captación de conocimientos. para convertirse en investigación de objetos de trabajo académico. Esta posibilidad académica-transformativa. es reflexión en un proceso autogestionario. acción para ayudar desde los espacios escolares a la transformación social. Así. entonces la tarea de la evaluación cualitativa es convertir a la enseñanza en un proceso histórico. un proceso complejo que rescata los fundamentos de las representaciones sociales. El Hacer deber á constituirse en acción para potenciar el eje teoría-práctica. más que el conocimiento. si se expresa la dimensión cognoscitiva desde la relación gnoseologíaepistemología. planteamiento del alumno sobre la relación de conocimiento. y ya significa una ruptura con la arbitrariedad cultural que se explicita como prescriptiva. representa el eje más importante en la incorporación del concepto de Ser de la Escuela. Evaluar no puede seguir concibiéndose como legitimación de saberes. Se puede hablar de la evaluación como proceso cualitativo. Aquí se discute que la problemática debe estudiar contornos más amplios que no se limitan por el conocimiento en sí. discutir los “fundamentos de razón” que subyacen en cada opinión. está mediada por el pensar. De allí que el Convivir no se puede establecer como una simple relaci ón. que se presenta como eje primario en el Currículum Básico de Venezuela. Así. es necesario superar las discrepancias entre sujeto y objeto. sino por sus implicaciones sociales y educativas. conocer no es repetir lo dado. La evaluación cualitativa. permitirá la discusión desde la perspectiva dialéctica con los saberes de la escuela. Lo gnoseológico. Se trata de una evaluación que toma en cuenta. Desde el punto de vista gnoseológico. desde una visión de la evaluación “otra”. En consecuencia. De esta manera. donde los argumentos que se explicitan sobre el aprendizaje se corresponden con la interpretación de la realidad. Hacer y Convivir. expresa las dimensiones cognoscitivas y afectivas inmersas en las experiencias escolares. punto de vista. habría que plantear la discusión en torno a que evaluar es integrar la acción del alumno a la forma como éste interpreta críticamente la realidad. el conocimiento que posee el alumno y que proviene de su relación vivencial.

De esta manera. donde la evaluación no queda postergada como un proceso final y desconectado de lo que pasa diariamente en el aula. hay que sumergirse en el curso real y vivo de los acontecimientos y conocer las interpretaciones diversas que hacen de las mismas aquellos que la viven” (Pérez Gómez. esta hace posible. La evaluación cualitativa. desde una visión académica. concepción de objetos de investigación y aprendizaje relevante. proyectan objetos de investigación y estrategias metodológicas de acuerdo con necesidades cognoscitivas que podrían implicar una acción transformativa. concebida como proceso de investigación. Si se trata de un alumno poco participativo. en la búsqueda de conocimientos. parte del hecho de que la acción educativa debe entenderse como la posibilidad de planificar un proceso de enseñanza-aprendizaje que pueda proyectarse. lleva impl ícita una referencialidad que atiende a los elementos cognoscitivos.Evaluación como lazo de comprensión y de debate en la búsqueda de un mundo mejor. Esta es la única manera de mirar lo educativo como un proceso integral. Es importante integrar a los alumnos en el marco académico del proceso de enseñar y aprehender. La evaluación cualitativa.htm 01/11/2005 . deberá fomentar un proceso educativo basado en la democracia escolar. familiar y sociocultural. rescata el carácter histórico del proceso educativo. La evaluación cualitativa. como eje epistemológico. como lo señala el autor. Bajo esta premisa el proceso de evaluación debe ser concebido como un objeto de investigación interpretativo de lo real escolar y lo real social. las diversas interpretaciones que se hacen de lo vivido. a la planificación y al proceso en general. se hace colectivo. al curr ículum. 1993: 35). como elemento de discusión. entonces la evaluación cualitativa debe plantearse el diálogo como forma de integraci ón escolar. Esta permitir á un aprendizaje con sentido prospectivo al identificarse con las posibilidades transformativas de la sociedad. La evaluación incorpora de manera permanente a alumnos y docentes a un proceso de debate que no solamente evalúa al alumno sino también al docente. la evaluación y la enseñanza. La planificación. para la evaluación desde una perspectiva cualitativa. Página 6 de 8 Debe entenderse que la interrelación entre contexto escolar. debe plantearse como la interrelación de nociones b ásicas: planificación de la enseñanza. al proceso de investigación. En este caso el docente. La evaluación cualitativa. De acuerdo a la reflexión se puede plantear. lo importante es conocer. docente y alumnos. debe contribuir a propiciar la autonomía del alumno en un clima realmente pedagógico-democrático. Así: “Para conocer la realidad y sus significados relevantes. una expresión de lo real-histórico. a toda la escuela y a toda la comunidad. una forma de pensar. Aquí. ya que la planificación de la enseñanza y del aprendizaje. esto representa un punto de vista. a lo sociocultural y a todos los valores éticos-pedagógicos necesarios para la formación. como trabajo escolar. file://C:\SciELO\serial\ed\v11n2\body\art_05. conforman una unidad histórica. que alumnos y docentes participen en la elaboración del conocimiento. Si se trata de una relaci ón signada por el autoritarismo académico. que el proceso de evaluación cualitativa se fundamenta en la definición de una pedagogía democr ática. entonces el principal problema a resolver es la manera como el docente queda atrapado por sus propias formas autoritarias.

La evaluación debe procurar la incorporación del educando en su propio proceso evaluador. en una reflexión conjunta. la caracterización de situaciones que influyen profundamente en los logros de la vida escolar. La evaluaci ón cualitativa. La evaluación debe contribuir para que todos los involucrados encuentren un espacio teórico y ético para discutir y profundizar en la compleja. 5. lo que se traduce en relación. en la constante file://C:\SciELO\serial\ed\v11n2\body\art_05. es valoración compartida de las potencialidades del grupo y de cada participante. reflexión e interpretación del proceso y sobre el individuo en sí. es allí donde la enseñanza se repotencia como debate democr ático y el aprendizaje se constituye a través de elaboraciones teórico-prácticas. y posibilita la emergencia de un pensamiento crítico. con la mirada en el horizonte de una sociedad mejor. A continuación se establecen algunas premisas que deben ser tomadas en cuenta a la hora de abordar una práctica evaluativa cooperativa. que las construcciones que ocurren tanto dentro como fuera del aula. para que haga de la reflexión crítica un hábito de su proceder arribando a decisiones y a respuestas personales ante las situaciones que se le presentan. de allí que debe intervenir de manera activa. de lo que realmente se vive y tiene sentido para los actores involucrados. lo que convierte a la evaluación en un proceso de producción de conocimiento. 4. en la cual los sujetos puedan cambiar y decidir en tomo a su propia realidad. en suma. y así lo señala Santos Guerra (1998). 6. Empeñarse en que las cosas cambien. Es descripción. La evaluación debe impulsar el valor comunitario y solidario. de los juicios y perspectivas de los participantes. está basada en el diálogo permanente. La evaluación debe sustentarse en la investigación. En definitiva. exige que se centre la mirada en las aulas y en las instituciones educativas. rica e interesante realidad socioeducativa. la evaluación cualitativa por definición y de acuerdo a la lógica de su proceso. reconoce las relaciones sociales y no permite que lo normativo legitime el plano cognoscitivo como arbitrariedad escolar. De tal manera. Mediante la evaluación cualitativa. 3. dialógica.Evaluación Página 7 de 8 La evaluación cualitativa. se generen de las interacciones subjetivas. democrática.htm 01/11/2005 . Es. La evaluación es interpretación de la práctica pedagógica. Su fundamento está en la participación del colectivo. La evaluación debe ser sometida. adquiriendo mayor protagonismo en el proceso educativo. que a su vez se transforme. 1. confrontación como acercamiento y convivencia. es posible colaborar desde la escuela para que el hombre actúe de manera consciente y pueda tomar decisiones en libertad. a través del diálogo. pero también un poco m ás allá y m ás arriba: en la política que mueve los hilos de la evaluación. 2. 8. ya que ésta vincula la necesidad de conocimiento con la realidad. 7. de sus intereses y conocimientos. La evaluación debe ser convertida en un proceso de construcción e interpretación de significados. en un permanente diálogo. es democrática. Se impone una evaluación que privilegie la utilización de procedimientos metodológicos variados y sensibles a la riqueza y diversidad de las interrelaciones que se producen en la realidad educativa. a la permanente reflexión de los profesionales y de los teóricos. forma parte de un proceso pedagógico autogestionario.

(1998). lo importante es indicar que su expresión democrática rompe con los límites de normatividad porque no es construcción desde artificialidades. (1995). E. 7. A. Cada participante tiene un asidero ontológico que remite a unos fundamentos sobre la realidad y sobre la manera de actuar sobre la misma. (1998). Modelos contemporáneos de Evaluación. A. (1997). 6. 3. Estas interrelaciones entre los diferentes actores educativos. Evaluar es comprender. M. Grupo Anaya. S. El ABC de la Tarea Docente: Currículum y Enseñanza. Caracas. Caracas. Madrid.htm 01/11/2005 . En: “La Evaluación. Educar en el Tercer Milenio. Su teoría y práctica”. 4. (1993). Paidós Educador. A. docentes y participantes comunitarios. Nivel de Educación Básica. Argentina. sino que está basada en el desarrollo de su espacio teórico que sólo es posible en el desarrollo de su espacio ético. SANTOS GUERRA. LITWIN. Buenos Aires. Aique. Currículo Básico Nacional. La Evaluación de Valores y Actitudes. La Evaluaci ón: campo de controversias y paradojas o un nuevo lugar para la buena enseñanza. 2. Cuadernos de Educación 143. Argentina. No es suficiente señalar que la evaluación se desarrolla en un ambiente de libertad pedagógica. 5. (2000). y PALAMIDESSI.Evaluación Página 8 de 8 interrelación entre alumnos. Caracas. (1998). M. en un clima de democracia en la escuela. Evaluar cualitativamente es democrático porque se expresa un punto de vista que no está atado a visiones deliberadas. Cooperativa Laboratorio Educativo. Distribuidora San Pablo. file://C:\SciELO\serial\ed\v11n2\body\art_05. MINISTERIO DE EDUCACION. Magisterio del Río de la Plata. PÉREZ GOMEZ. se basa principalmente en una concepción de realidad que cada uno tiene y que relaciona dialécticamente niveles teóricoepistemológicos con niveles metodológicos-técnicos. En: “La evaluación de los aprendizajes en el debate didáctico contemporáneo”. GUIRTZ. La evaluación cualitativa es una referencialidad imbricada con un modo de producción del conocimiento. PÉREZ ESCLARIN. BOLIVAR. Referencias Bibliográficas 1.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful