P. 1
Jose Vasconcelos

Jose Vasconcelos

|Views: 8|Likes:
Publicado porJessicaa Treejoo

More info:

Published by: Jessicaa Treejoo on May 30, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/17/2015

pdf

text

original

JOSE VASCONCELOS Nació en Oaxaca en 1881. Estudió en su estado natal y la carrera de derecho en la universidad de México.

Fue revolucionario y partidario de don Francisco I. madero, porque sentía a fono los ideales de ese grupo. Su vida fue inquieta y llena de fluctuaciones políticas en ese tiempo. Perteneció a una vigorosa generación de pensadores que lograron derrocar al positivismo liberal, ya en decadencia, adoptando una posición espiritualista. Junto a don Antonio Caso, Alfonso Reyes, Alfonso Gavioto y muchos más, integró a ateneo de juventud que inicia la transformación de México a partir de 1910. Sufrió persecuciones y viajó mucho su labor fue fecundada y brillante en la universidad favoreció el desarrollo delas humanidades y la filosofía, y años más tarde alejado ya de la política magnificó conferencistas que cimentó su prestigio en Europa y América. Su prosa es vibrante, apasionada, magnética, impresiona por la viveza de sus imágenes y el colorido de sus paisajes, se dedicó principalmente a la filosofía, ensayo y a la crítica. Obras: “La intelectualidad mexicana’’ (1916), “El monismo estético’’(1918), “Divagaciones literarias’’ (1919),”Pitágoras, una teoría del ritmo’’ (1921), ‘’Estudios indostánicos’’ (1922), “La raza cósmica’’ (1925), “Estética’’, Tratado de metafísica, Historia del pensamiento filosófico, “Ulises criollo’’, “La tormenta’’ y “El desastre’’-obras autobiográficas- (1938), El proconsulado (1934), “Breve historia de México’’ (1937). Murió el maestro Vasconcelos en 1959. EL RETORNO En mi humilde piso de la playa de Redondo me despertó una mañana la presencia de Antonio Villarreal. Llegaba misterioso después de una o dos semanas de ausencia. No había yo querido acompañarlo en el viaje que acababa de hacer a Sonora, porque le decía: —Estamos con Obregón, no con Calles; además, dudo que esa gente de verdad se atreva a declarar la guerra a Carranza. Pero Villarreal me confirmó plenamente el rumor de que ya andaba en los diarios yankees: la traición de Calles y el levanta- miento general contra Carranza y en favor de Obregón. —Y mire —añadió Villarreal sacándose del cinto quinientos pesos mexicanos en oro—: aquí le manda eso Fito16 y dice que le apunta a usted un caballo... Fito de la Huerta se había acordado de la disputa que tuvimos uno o dos años antes en el encuentro en San Antonio, Texas, y en la cual le había pronosticado la caída violenta de Carranza... Un caballo le había ganado en el póker de la política. —Ese dinero —añadió Villarreal— es de la caja del Estado de Sonora y para que se incorpore usted al movimiento... Me embolsé el dinero y dije a Villarreal, en broma: —Dígale que todavía van a tener que darme satisfacción pública y un carro especial que me lleve desde la frontera a la metrópoli... A los pocos días recibí un telegrama; pedían con urgencia una proclama redactada y firmada por mí para su distribución entre las tropas de Sonora y a fin de explicarles, justificarles el cambio de frente. La redacté y mandé por telégrafo. Se reprodujo en todo el estado... Los pobres, tenían que valerse de un desterrado para hablar a sus propias gentes; ¡como que lo que tenían que decirles era lo contrario de lo que les estuvieron predicando durante los seis años miserables del carrancismo! Descalificados ante la opinión por su servilismo ante Carranza, los obregonistas se amparaban en la palabra de veteranos de la revolución como nosotros, provisionalmente, y mientras podían darnos la patada y volver a las andadas. Las andadas que son el despotismo, el asesinado político, el abuso, el robo y la sumisión al plan Agua Prieta del 23 de abril de ese

año. Ocupó la presidencia interina de junio a noviembre. Él llamó a Vasconcelos para ocupar la rectoría de la Universidad. (…)

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->