P. 1
Niveles de La Etica

Niveles de La Etica

|Views: 17.707|Likes:
Publicado portatapp357831

More info:

Published by: tatapp357831 on Apr 20, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as ODT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/13/2014

pdf

text

original

NIVELES DE REFLEXIÓN ÉTICA Por: Alejandro G.

Vigo
El tema de los distintos niveles de reflexión ética se verá rápidamente, porque es una distinción escolar. Además se puede ver desarrollado en Vigo, Alejandro, La concepción aristotélica de la felicidad. Una lectura de Ética a Nicómaco I y X 6-9, Universidad de los Andes, Santiago de Chile, 1997, p. 9-12. El objetivo de distinguir estos niveles radica en saber en qué nivel de tratamiento teórico se está situado cuando se busca una fundamentación filosófica de la ética, porque la filosofía no es la única ciencia que reflexiona sobre la ética. También en otras ciencias e incluso en la vida cotidiana, antes del nivel científico, se reflexiona sobre la ética. Se trata entonces de determinar qué es lo propio del nivel de reflexión filosófico en torno a la ética, que es el nivel donde pretendidamente se sitúan las fundamentaciones filosóficas de la ética. Desde el punto de vista de la reflexión científica sobre la ética, es decir, con exclusión del punto de vista precientífico, es útil distinguir tres niveles de reflexión: la ética descriptiva, la ética normativa y una disciplina conocida como "metaética". a) Ética descriptiva Por "ética descriptiva" se entiende la investigación empírica de los sistemas de normas y creencias morales existentes. Existe de hecho una multiplicidad de sistemas de normas y creencias y hay áreas de investigación científica que se ocupan de ellos. Aquí hay que pensar, por ejemplo, en la tarea de los etnólogos, de los antropólogos de la cultura. Un etnólogo estudia una cultura extraña a la suya y destaca los datos relevantes para entender la trabazón sistemática de esa cultura. Y entre esos datos relevantes está sin duda el sistema de creencias morales, junto a otros sistemas de creencias, conectados de manera más o menos estrecha con las creencias morales. Los etnólogos describen estos sistemas, por ejemplo el de los esquimales. El etnólogo constata esas normas y entrega una información empírica acerca de ellas. Lo interesante es darse cuenta de adónde apunta este tipo de investigación. Se habla en este caso de ética descriptiva y no de ética normativa precisamente porque se trata de inventariar sistemas de normas morales sin preguntarse por la validez de esos sistemas, sino concentrándose simplemente en las preguntas sobre qué tipos de sistemas morales hay, qué normas contienen y cómo están estructurados internamente, es decir, dentro de esos sistemas, qué cosas funcionan como principios, qué cosas se derivan de ellos, etc. Las preguntas son todas aquí de alcance puramente descriptivo; mientras que la pregunta más interesante desde el punto de vista filosófico, acerca de la validez o del fundamento de esas normas, queda puesta entre paréntesis. Por eso, cuando un etnólogo describe la moral de los esquimales, se abstiene, o debería abstenerse, de juicios del tipo "esto es una aberración" o "esto está bien". Obviamente, el etnólogo tiene sus opiniones morales, pero en cuanto etnólogo se dedica a describir un sistema de creencias de forma inmanente a ese sistema, tratando de no proyectar sus propias creencias morales, en la medida en eso sea posible, porque siempre habrá algún tipo de proyección, en algún nivel de análisis. El objetivo de este tipo de descripción no es evaluar estos sistemas, sino que a lo sumo se evalúa la consistencia interna de ellos, pues el etnólogo puede detectar incoherencias internas, pero no valorar su contenido material. Este tipo de análisis empírico es totalmente legítimo, pero no llega a las preguntas primarias, las que interesan a los filósofos, que preguntan cuál es el fundamento de la validez de las normas morales. Esto ocurre en el segundo nivel, el de la ética normativa.

b) Ética normativa En el nivel de reflexión filosófica que corresponde a la ética normativa, se enfrenta primaria y centralmente la pregunta que en el nivel anterior quedaba entre paréntesis. En efecto, no se investiga qué sistemas de normas hay, sino que se intenta establecer ciertos sistemas de normas y principios como válidos. Y además de establecer su validez, se intenta proveer un fundamento de dicha validez. Por ejemplo, no se dice simplemente que en la cultura occidental la norma "no matar" se considera ampliamente válida, sino que se apunta a justificar por qué es válida. Y, atendiendo a eso, se termina sacando la conclusión de si se puede o no justificar esa validez, pues no siempre la justificación tiene un resultado positivo. A veces, la pregunta por la justificación tiene un resultado negativo, pues no se encuentra ninguna justificación de una norma. c) Metaética El tercer nivel de reflexión corresponde a la llamada "metaética". Esta denominación se ha introducido en el siglo XX, sobre todo en el ámbito de la filosofía analítica anglosajona. La metaética no se ocupa de fundamentar la validez de un determinado sistema de creencias, sino que se concentra en el análisis lógico y semántico de los enunciados mediante los cuales expresamos evaluaciones, creencias o imperativos morales. Las normas, los mandatos, las creencias y las evaluaciones morales se expresan en enunciados y esos enunciados tienen una peculiar estructura lógica y semántica. La metaética consiste en el análisis de estas estructuras. Por ejemplo, cuando decimos que algo es bueno, ¿qué significa el predicado "bueno"?, ¿es un predicado que indica una cualidad de las cosas, como "rojo", o tiene otro correlato semántico, otra estructura? Esta es una pregunta muy compleja, cuya respuesta no está al alcance de la mano. ¿Qué lógica tienen los predicados "es debido" o "está prohibido"? (llamados "operadores deónticos"). Estos predicados se usan frecuentemente, pero eso no quiere decir que se conozca su estructura lógica. Aquí hay una gran divergencia entre el uso competente y el conocimiento de estas estructuras, como pasa con las reglas gramaticales: todos las emplean bien, pero muy pocos pueden formularlas. No hay que confundir el empleo de una regla con su conocimiento. Por ejemplo, todo hablante competente del castellano concuerda el verbo con el sujeto, pero muy pocos pueden decir que lo hacen. Algo semejante sucede con el uso habitual de operadores deónticos en los enunciados morales.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->