P. 1
95951234-Cerro-Lindo-Tierra-Colores.pdf

95951234-Cerro-Lindo-Tierra-Colores.pdf

|Views: 292|Likes:
Publicado porNorman Toro

More info:

Published by: Norman Toro on May 28, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/07/2015

pdf

text

original

Sections

CERRO LINDO

1967 - 2007

Haciendo minería en el Perú

“Se ha terminado de construir la faja de transporte desde la mina hacia el chancado secundario. Esta es una obra de gran magnitud hecha por MILPO, que lleva el mineral a lo largo de 1.600 metros. Tanto esta como las demás obras vienen siendo reaplicadas por empresas de gran envergadura en Chile”. Abraham Chahuán, gerente general de Milpo

CONSTRUIMOS UNA FAJA DE 1.600 METROS

BRINDAMOS SEGURIDAD EN LA CARRETERA

“Desde el kilómetro 181 de la carretera Panamericana Sur hasta las oficinas administrativas de Cerro Lindo hay una distancia de 60 kilómetros, así como tres puestos de vigilancia (PV). En el PV 2 se recaba información y se entrega la autorización final de ingreso”. Johnny Cerpa, jefe corporativo de Seguridad Interna

| Cerro Lindo | 5

Índice
Presentación Introducción El grupo Milpo La unidad minera Cerro Lindo Las primeras actividades en Cerro Lindo Exploraciones en Cerro Lindo y viabilidad del proyecto El diseño del proyecto La construcción de Cerro Lindo Relaciones comunitarias y gestión ambiental

6 8 10 23 33 45 63 77 97

6 | Cerro Lindo |

PRESENTACIÓN Para la Compañía Minera Milpo, la inauguración de Cerro Lindo representa la renovación de su compromiso con el desarrollo del Perú y una nueva muestra de la fe y el optimismo que ciframos en nuestra patria. Durante los últimos años, nuestro país ha experimentado un notable crecimiento económico —uno de los más importantes del subcontinente sudamericano— y la actividad minera ha desempeñado un papel fundamental en este. Tenemos la plena certeza de que esta contribución del sector al crecimiento y el desarrollo nacionales se sostendrá a través del tiempo, pues el Perú —qué duda cabe— es un país con un enorme potencial minero que aún está por explorar y explotar. Para que la contribución de nuestra actividad trascienda el mero aporte a las cuentas fiscales, debemos seguir avanzando en aspectos que consideramos fundamentales: las buenas prácticas de gobierno corporativo, el cuidado del medio ambiente mediante la

implementación de tecnologías limpias, la promoción del desarrollo socioeconómico de las poblaciones vecinas a nuestras operaciones, y el respeto por sus costumbres y su cultura. Todos estos son retos que la Compañía Minera Milpo ha sabido enfrentar a lo largo de sus 59 años de existencia. Testimonio de ello son nuestras operaciones en Cerro de Pasco, Moquegua, Antofagasta, Chile, y, desde julio de 2007, en Ica, generosa tierra que nos ha acogido con la calidez que la caracteriza. Cerro Lindo es la operación minera más moderna del país y una de las más sofisticadas del mundo. Es la primera unidad minera del Perú que utiliza agua de mar para sus operaciones, para lo cual la capta y desaliniza en la costa chinchana, y la bombea hasta los 2.000 metros sobre el nivel del mar a través de una tubería de 60 kilómetros de extensión. De esta forma se evita captar agua de la cuenca del río Topará, con lo cual se sortea el riesgo de interferir en las actividades agrícolas de las poblaciones vecinas.

También es importante mencionar la implementación de un sistema de relleno y disposición de relave en pasta que permite la utilización de una presa de relave 60% más pequeña que las convencionales. Este sistema, además de aminorar considerablemente el impacto ambiental, permite la recirculación del cien por cien del agua empleada en el proceso, con lo cual se evitan los vertimientos en la cuenca hidrográfica. Cerro Lindo es la constatación de que nuestro compromiso con el Perú va más allá del aprovechamiento eficaz de los recursos minerales, y que se extiende al bienestar de nuestros colaboradores y de las poblaciones vecinas. Y Tierra de colores es un testimonio que intentará reflejar lo que miles de peruanos y peruanas consiguieron gracias a su esfuerzo y entrega para hacer realidad un proyecto de clase mundial. Les damos a ellos la seguridad de que cumpliremos nuestro compromiso de brindarles condiciones laborales justas, e invocarlos a que continúen trabajando con los más altos estándares y el mayor respeto por nuestras poblaciones vecinas.

“Cerro Lindo es una operación que está brindando mucha satisfacción al Grupo Milpo y al país. Hoy en día, el Perú sabe lo que es Cerro Lindo y se está dando cuenta de que la desalinización del agua es una realidad y una alternativa global para utilizar agua de mar en procesos industriales y en la obtención de agua potable”. | Cerro Lindo | 7 Ivo Ucovich, presidente del Directorio de Milpo

Queremos agradecer al doctor Alan García Pérez, presidente de la República; al arquitecto Juan Valdivia Romero, ministro de Energía y Minas; a los representantes del Poder Legislativo y a las autoridades regionales de Ica y locales de Chincha por su presencia en el acto de inauguración de Cerro Lindo, llevado a cabo el 20 de julio de 2007. Asimismo, agradecemos muy especialmente a las autoridades y pobladores de Chavín y del valle del Topará por haber apoyado en todo momento el desarrollo de este proyecto, así como por haber establecido relaciones de buena vecindad que nos permiten, luego de varios años de trabajo, ver los frutos de este gran esfuerzo. Finalmente, agradecemos el apoyo de los accionistas, ya que este proyecto se ha podido desarrollar con recursos propios. Cordialmente, Ivo Ucovich Presidente del Directorio Compañía Minera Milpo

“Cerro Lindo representa el mayor éxito del Grupo Milpo en los últimos años. Después de ponerla en operación en forma sumamente exitosa, queremos anunciar que su producción se ampliará al doble, es decir a 10 mil toneladas por día en dos o tres años”. 8 | Cerro Lindo | Abraham Chahuán, gerente general de Milpo

INTRODUCCIÓN Sobre la base del testimonio de quienes participaron y participan activamente en el desarrollo de la mina Cerro Lindo, Tierra de colores narra la historia de este proyecto, que se originó en la década de 1960. A través de esta publicación, podemos seguir el proceso desde sus inicios —cuando la intensidad de los colores de la tierra, originada por los afloramientos de baritina en la superficie, ya anunciaba la existencia de un yacimiento minero— hasta el día de hoy, en que Cerro Lindo se ha convertido en una operación símbolo de la nueva minería en el Perú. A pesar de los vaivenes políticos y económicos que afectaron al país durante las décadas de 1980 y 1990, Milpo concretó las diversas etapas de exploración, diseño y construcción. Gracias a esta persistencia, el 20 de julio de 2007 pudo inaugurar la primera mina que, en términos hídricos, no le cuesta al país ni un metro cúbico de agua, como lo ha destacado el presidente de la República en el acto inaugural. Es importante mencionar que, inicialmente, el estudio de impacto ambiental que se le presentó a la po-

| Cerro Lindo | 9

blación consideraba la utilización de las aguas del río Topará para las operaciones mineras, así como la construcción de una presa de relaves convencional en la quebrada. Sin embargo, tomando en cuenta la preocupación de las comunidades por ambos factores y la escasa precipitación pluvial de la zona, Milpo replanteó su proyecto y procedió a construir una planta que desala el agua de mar mediante la técnica de ósmosis inversa, consistente en que el agua captada en las costas de Chincha es sometida a tratamiento y, posteriormente, transportada hasta el lugar donde se realizan las operaciones mineras. En el área de operaciones, los efluentes industriales son recirculados al proceso, garantizando que no se tomará agua ni se descargarán efluentes en la quebrada del Topará. El manejo responsable del agua no afecta ni la cantidad ni la calidad de las aguas del río, que continúan siendo utilizadas por las poblaciones aledañas para regar sus cultivos. En lo que respecta a la técnica de desalinización, esta es una alternativa global que permite utilizar agua de mar en procesos industriales y hasta obtener agua potable. La aplicación de esta técnica, acom-

pañada de criterios adecuados en la ubicación de la planta, conserva el recurso hídrico, permitiendo el aprovechamiento del agua continental por las comunidades altoandinas y evitando el surgimiento de conflictos. Pero lo que más nos enorgullece es que Cerro Lindo ha sido un proyecto de categoría mundial desarrollado íntegramente por peruanos, con una inversión que supera los 350 millones de nuevos soles y es financiada con recursos propios. Una obra que generó más de 2 mil puestos de trabajo directo y más de mil de trabajo indirecto, con un desembolso en remuneraciones de aproximadamente 72 millones de soles. Adicionalmente, más de cien pobladores de la comunidad de Chavín han sido capacitados en la actividad minera y hoy laboran en Cerro Lindo. Esta operación es considerada como una de las más modernas del mundo por su uso de tecnologías limpias de última generación para el cuidado del ambiente. Esta característica no solamente ha marcado un hito en la forma de hacer minería en el país y en el mundo, sino que a la vez ha servido de base para desarrollar un intenso trabajo de relacionamiento

con las comunidades del entorno, sustentado en el respeto mutuo, la generación de confianza y el cumplimiento estricto de los compromisos asumidos por la empresa. Así, Milpo ha llevado a cabo acciones concretas en las áreas de salud, nutrición, educación y desarrollo económico, y ha asumido compromisos anuales de inversión social durante el lapso de operación de la unidad, adicionales al aporte dirigido al Programa Minero de Solidaridad con el Pueblo, en el que la empresa ya está comprometida. Estamos seguros de que el Perú continuará desarrollando su potencial minero basándose en la alianza estratégica entre las autoridades, la sociedad civil y las empresas mineras que, como Milpo, se esfuerzan por desarrollar sus actividades con altos estándares operacionales y ambientales, decidido compromiso social y voluntad de diálogo abierto y transparente, todo lo cual redunda en beneficio del Perú.

Abraham Chahuán Gerente general Compañía Minera Milpo

10 | Cerro Lindo |

El grupo Milpo
Con más de 58 años de experiencia en el sector, el grupo Milpo se dedica a la exploración y desarrollo de minas productoras de zinc, cobre, plomo, plata y oro. Sus cuatro unidades mineras en operación consolidan su posición de líder en el sector metalúrgico. La campaña de expansión, iniciada por Milpo en 1999, dio sus primeros frutos en enero de 2006, con la puesta en marcha de la mina Chapi, la tercera unidad minera del grupo, que durante su segundo año de operación logró un aumento de 35% en la producción de cobre fino. Para los próximos años, Milpo cuenta con una interesante cartera de proyectos en diferentes estados de avance, entre ellos el proyecto Hilarión, del cual se Luego del inicio de su operación, con capitales propios, Cerro Lindo ha demostrado ser una de las unidades mineras más modernas del mundo por la tecnología y los procesos empleados: uso de agua desalada, implementación de un sistema de filtrado en banda y de relave en pasta, y utilización de equipos electromecánicos de última generación. Las proyecciones, tanto para el país como para el grupo Milpo, son más que alentadoras. espera su viabilidad económica para producir concentrados de zinc y plomo; y el proyecto Pukaqaqa, del que también se espera su viabilidad económica para producir concentrados de cobre.

“Con la puesta en marcha de la planta desalinizadora, Milpo ha dado un paso adelante en el sector minero. Se trata de una inversión en tecnología que permite obtener del mar agua de calidad, y de esa manera abastecer los requerimientos de la planta”. Alejandro Peceros, supervisor de preoperaciones de la planta desalinizadora

DESALINIZAMOS AGUA DE MAR

| Cerro Lindo | 11

12 | Cerro Lindo |

Seis décadas de minería en el Perú
El inicio de las actividades del grupo Milpo se remonta a 1942, cuando los amigos y socios Aquiles Venegas y Amador Nycander deciden explorar la zona de Santa Rosa de Milpo, en el departamento de Pasco. Eran tiempos de pioneros, para quienes ni los largos viajes a caballo ni el carácter agreste de esos parajes, ubicados a 4.200 metros de altitud, constituyeron un impedimento. Luego de las exploraciones iniciales y ante el potencial del yacimiento, Venegas y Nycander buscaron la colaboración de sus antiguos socios Ernesto Baertl S., Manuel Montori S. y Luis Cáceres F., con quienes habían explotado antes otras minas más pequeñas. El grupo, conocido con el sobrenombre “Las cinco barretas de Cuyuma”, adquirió las minas El Porvenir 1 y El Porvenir 2. Sobre esa base, en 1949, se fundó la Compañía Minera Milpo S. A. Ya al borde de este siglo, en 1999, la empresa inicia un proceso de cambio a fin de transformarse en una entidad abierta y regida por estándares globales. Así, Milpo liquida sus acciones en empresas no relacioDurante las décadas siguientes, la Compañía Minera Milpo desarrolló la infraestructura de la mina y se dedicó a la explotación del yacimiento. Sujeta a los vaivenes de la política y la economía nacional y mundial, emprendió también la exploración y explotación de otros proyectos mineros en asociación con grandes empresas mineras internacionales. Un interesante resumen de la labor desarrollada en esos años se encuentra en el libro Historia de la minería en el Perú, que bajo la dirección del historiador José Antonio del Busto, Milpo editó con motivo de sus cincuenta años de actividades. Como resultado de esta reestructuración, a partir de noviembre de 1999 los estados financieros de Milpo incluyen las operaciones mineras de las unidades El Porvenir e Iván. Milpo inicia, además, una campaña de expansión mucho más audaz, en la que decide explorar por cuenta propia diversos yacimientos y asume un importante programa de inversiones, a fin de convertirse en un operador minero polimetálico de primer nivel. nadas con su giro y adquiere la Empresa Minera Rayrock, propietaria de la mina de cobre Iván, ubicada en Chile, así como otros derechos mineros.

| Cerro Lindo | 13

SOMOS RESPONSABLES DEL MANTENIMIENTO DE LOS CAMINOS
14 | Cerro Lindo |

“Estoy aprendiendo bastante y me siento muy a gusto de vivir acá, de trabajar y de pertenecer a un grupo tan importante como Milpo. Para mí y mi familia es un orgullo estar aquí, en una empresa exitosa y moderna”. Uriel Palomino, auxiliar de mantenimiento de caminos

| Cerro Lindo | 15

Seguimos creciendo
Según la Memoria 2006, Milpo ocupó en ese año la cuarta posición en el sector minero nacional como productor de zinc y plomo, y participó con 6,25% y 5,37%, respectivamente, de la producción nacional de dichos metales. El inicio de actividades de nuestra subsidiaria Minera Pampa de Cobre S. A., titular de la unidad minera Chapi, nos permitió además ingresar al ranking nacional de productores de cobre. Los costos de producción de las unidades mineras se mantuvieron sin sufrir incrementos significativos a pesar del alza de los precios de los insumos, entre los que destacan el combustible y el acero, así como el impacto negativo de la devaluación del dólar. La principal inversión de la compañía fue la construcción del proyecto Cerro Lindo, íntegramente financiaFuente: Memoria anual 2006.

do con recursos propios. A pesar de estos constantes desembolsos, del pago de impuestos y participaciones, entre otros egresos, el nivel de caja de Milpo se incrementó de US$ 33,6 millones al cierre de 2005 a US$ 46,9 millones a diciembre de 2006.

Los buenos resultados de los últimos años se sustentan en la capacidad de la compañía de mantener sus costos y gastos de operación en niveles competitivos, en el constante incremento en el tratamiento del mineral y en los mayores precios de los metales.

Rentabilidad de Milpo, 2001-2006 (en miles de us$) Ingresos por ventas Utilidad operativa Utilidad neta EBITDA* 2001 48.668 (1.157) 992 4.831 2002 50.520 12.598 5.585 18.118 2003 62.538 20.725 12.592 27.104 2004 69.256 22.866 16.365 31.226 2005 87.080 41.028 19.238 48.585 2006 193.929 144.532 96.270 153.610

* EBITDA: Utilidad operativa + depreciación + amortización

16 | Cerro Lindo |

Nuestras operaciones
Además de la unidad Cerro Lindo, de la que nos ocuparemos en detalle en las próximas páginas, el grupo cuenta con otras tres unidades mineras en operación. capacidad instalada de 4.000 toneladas diarias. Adicionalmente, desarrolla actividades de exploración, preparación y explotación de su mina subterránea con corte y relleno mecanizado. En 2007, se iniciaron las inversiones necesarias para incrementar la capacidad de producción a 5.000 toneladas diarias, a partir de julio de 2008, y a 5.500 toneladas diarias en 2009. Adicionalmente, se viene desarrollando un plan para incrementar la producción a 10.000 toneladas diarias.

Unidad minera El Porvenir
Se ubica en Cerro de Pasco, Perú, a 4.100 metros de altitud y a 190 kilómetros en línea recta al noreste de Lima. Su titular es la Compañía Minera Milpo S. A. A., fundada en 1949 con la finalidad expresa de iniciar las labores de explotación de este yacimiento. En la actualidad, la mina El Porvenir produce concentrados de zinc, plomo y cobre, con contenidos de oro y plata, a través de la flotación de mineral en su propia planta concentradora, la que tiene una

Reservas y recursos de la mina El Porvenir (2006) Categoría Reservas Recursos (medidos e indicados) Total Recursos inferidos
Fuente: Memoria anual 2006.

TM 6.672.063 6.189.445 12.861.508 13.109.281

Ag oz/tc 2,74 2,34 2,55 0,97

Pb (%) 1,57 1,32 1,45 0,27

Zn (%) 7,78 6,36 7,10 5,61

Cu (%) 0,32 0,35 0,33 0,57

| Cerro Lindo | 17

tm

Producción de cátodos de cobre en la Refinería Iván, 2001-2006
10.538

10.052
9.295 9.166 8.568

2001

2002

2004

2005

2006

Mina y refinería Iván
Se ubica en Antofagasta, Chile, en la II región costera del desierto de Atacama, y a 750 metros de altitud. Su titular es Minera Rayrock Ltda., compañía cien por cien propiedad de Milpo desde su adquisición en 1999. Esta unidad minera cuenta con más de 30.000 hectáreas de propiedades en la mejor zona cuprífera del mundo, y tiene una capacidad de producción de 40 toneladas diarias de cátodos de cobre. En 2007, el programa de exploración efectuado ha dado resultados positivos, determinándose po sibilidades de la existencia de un yacimiento de gran volumen.
Fuente: Memoria anual 2006.

Con el objetivo de optimizar la capacidad de su refinería, entre 2006 y 2007, Iván trató exitosamente el sulfato de cobre proveniente de Chapi, así como mineral comprado a terceros. Paralelamente, se han realizado intensas campañas de exploración a fin de incrementar el volumen de reservas y recursos de sus óxidos, así como definir el volumen de reservas y recursos de los sulfuros.

Reservas y recursos de la mina Iván (2006) Categoría Reservas TM 1.082.857 Óxidos CuT (%) CuS (%) 0,64 1,03 0,66 0,44 0,79 0,44 TM 507.378 7.293.521 2.920.707 Sulfuros CuT (%) CuS (%) 2,01 1,80 1,58 0,15 0,20 0,16

Recursos (Med + Ind) 2.155.101 Recursos inferidos 4.860.914

Fuente: Memoria anual 2006.

18 | Cerro Lindo |

Unidad minera Chapi
Se ubica en las partes altas de la quebrada de Campayoc entre los 2.300 y 2.750 metros de altitud. Pertenece al distrito de La Capilla, provincia de Sánchez Cerro, en Moquegua. Esta unidad es propiedad de Minera Pampa de Cobre S. A., una subsidiaria cien por cien propiedad de Milpo. En enero de 2006, Chapi inició sus operaciones y se convirtió en la tercera unidad operativa del grupo Milpo. Produce sulfato de cobre en su propia planta de cristalización, la cual tiene una capacidad instalada de 80 toneladas de sulfato al día. Durante su segundo año de operación, Chapi logró un incremento de 35% en la producción de cobre fino. Las ventas totales de la unidad, durante sus dos primeros años de operación, suman más de US$ 76 millones, Reservas y recursos de la mina Chapi (2006) Categoría Reservas Recursos (Med + Ind) Recursos inferidos
Fuente: Memoria anual 2006.

de los cuales alrededor de US$ 45 millones fueron exportados a la unidad minera Iván. Actualmente, se está evaluando la factibilidad de desarrollar un megaproyecto, ya que se han identificado recursos

por mas de 450 millones de toneladas de 0,45% CuT, con lo cual se podría establecer la viabilidad económica de una operación de 50.000 toneladas de mineral al día.

Óxidos TM 199.189 76.325 573.047 Cut (%) 0,84 1,29 1,17 TM 11.068.933 3.158.078 26.076.673

Sulfuros Cut (%) 1,30 1,40 1,24

| Cerro Lindo | 19

NUEVOS proyectos
Como parte de su campaña de expansión, Milpo viene desarrollando un conjunto de proyectos y prospectos mineros. De estos, los más avanzados son Hilarión y Pukaqaqa. concentrados de zinc y plomo, con una inversión que fluctuaría entre US$ 180 y US$ 200 millones. Entre 2006 y 2007, se realizaron 120 taladros con 44.751 metros DDH, con lo cual se tiene un total de 187 taladros con 61.451 metros DDH perforados hasta el momento. A fines del 2004, Milpo firmó un contrato de riesgo compartido (joint venture) con la compañía canadiense Tiomin Resource Inc. para la exploración avanzada y conjunta de este proyecto. Milpo espera confirmar la viabilidad económica de Esta intensa campaña de exploración permitió incrementar los recursos en 80% durante 2007, a 22 millones de toneladas de recursos de 5,42% Zn, 0,96% Pb y 1,45 opt Ag. una operación de 30.000 toneladas por día para producir concentrados de cobre, con una inversión de US$ 300 millones aproximadamente. Entre 2006 y 2007, se hicieron 65 taladros con 16.215 metros DDH, con lo cual se tiene un total de 186 taladros con 39.540 metros DDH perforados hasta el momento. Luego de esta campaña, los recursos se incrementaron en 20% a 157 millones de toneladas de 0,57% Cu, de los cuales 63% está en la categoría de medio e indicado.

Proyecto Hilarión
El proyecto Hilarión, cien por cien propiedad de Milpo, se localiza en el distrito de Huallanca, provincia de Bolognesi, departamento de Áncash. Comprende 7,710 hectáreas prospectivas que cubren un yacimiento tipo skarn polimetálico de zinc, plomo y plata. Milpo espera confirmar la viabilidad económica de una operación de 10.000 toneladas por día para producir

Proyecto Pukaqaqa
Pukaqaqa es un yacimiento de cobre y oro ubicado a 10 kilómetros al noroeste de la ciudad de Huancavelica, y 230 kilómetros al sudeste de Lima, entre los 4.000 y 4.700 metros de altitud.

“Si no hubiera carretera, el gran proyecto no se habría podido hacer. Milpo comenzó con la carretera desde el año 2004 y se inició la construcción en enero de 2006”. Fernando Masa, supervisor de la carretera Jaguay-Cerro Lindo

CONSTRUIMOS LA CARRETERA JAGUAY–CERRO LINDO
20 | Cerro Lindo |

| Cerro Lindo | 21

“En el polvorín auxiliar, me encargo de preparar las cañas con explosivos para introducirlas en los frentes perforados de acuerdo con las normas establecidas en el reglamento de seguridad e higiene minera”. Pedro Munguía, bodeguero de mina

PREPARAMOS EXPLOSIVOS PARA LA PERFORACIÓN

| Cerro Lindo | 23

La unidad minera Cerro Lindo
La mina Cerro Lindo, inaugurada el 20 de julio de 2007, es cien por cien propiedad de la Compañía Minera Milpo S. A. A. Comprende 36 concesiones mineras que abarcan un área aproximada de 30.607 hectáreas. Actualmente, Milpo está desarrollando tres zonas mineralizadas: cuerpo 1 (OB-1) cuerpo 2 (OB-2) y cuerpo 5 (OB-5). Cerro Lindo se encuentra a menos de 6 horas de Lima, y a solo 1.800 metros de altitud, una ubicación privilegiada en comparación con la mayoría de asentamientos mineros. Para llegar hasta allí hay que recoLa mina incluye una planta concentradora y toda la infraestructura necesaria para su explotación. Estas instalaciones están preparadas para producir anualmente 146.000 toneladas métricas de concentrado de zinc, 14.800 toneladas métricas de concentrado de plomo y 39.500 toneladas métricas de concentrado de cobre, que serán extraídas mediante una operación subterránea y mecanizada por subniveles (sublevel open stoping). rrer 175 kilómetros por la Panamericana Sur, y tomar un desvío hacia el este, hasta alcanzar el distrito de Chavín, en la provincia de Chincha.

24 | Cerro Lindo |

Las lluvias son escasas y las aguas del río Topará alcanzan para regar los sembríos de este pequeño valle.

Cerro Lindo y su entorno
Chincha es una de las cinco provincias del departamento de Ica. Tiene una extensión de 3.077 kilómetros cuadrados subdivididos en 11 distritos, de los cuales 8 están en la costa y 3 en la sierra. La quebrada de Topará es su límite con la provincia de Cañete. Limita, además, con la provincia de Pisco y con Castrovirreyna, en la región Huancavelica. Según el Censo de 2005 del Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei), la población de la provincia de Chincha es de 181.777 habitantes. De ellos, 968 habitan en el distrito de Chavín, al que pertenece la mina. Las principales zonas de influencia de CeLamentablemente, la proximidad a la ciudad capital no ha significado desarrollo para esta zona. Como la mayoría de las localidades rurales del país, tanto Chavín como el resto de los distritos y comunidades aledañas a la mina carecen de infraestructura y servicios básicos. Por ejemplo, hasta 2006, cuando la compañía concluyó los trabajos de acondicionamiento de rro Lindo son la comunidad San José de Chavín, con 300 habitantes aproximadamente, y los productores del valle de Topará. Otras zonas de influencia son las poblaciones de Pauna y Buena Vista, en el distrito de Grocio Prado, vecino al de Chavín.

26 | Cerro Lindo |

Ubicación de Cerro Lindo

la carretera, tomaba cuatro horas recorrer, por una trocha insegura y sin afirmar, los 35 kilómetros que separan a la costa de Cerro Lindo. Hoy en día este recorrido demora una hora y media. Otra limitación del entorno, que ha sido determinante en el diseño de la mina, es la escasez de agua en la zona. Las aguas del río Topará, que podrían haber alimentado a la mina, únicamente alcanzan para regar los sembríos de este pequeño valle, y las lluvias son escasas. Estas condiciones determinan que los pobladores de las comunidades aledañas a Cerro Lindo se dediquen a una agricultura de subsistencia, migren a la capital o deban viajar hasta Chincha cada día para estudiar o trabajar.

| Cerro Lindo | 27

“En 2002 participé en el proceso de consulta ciudadana para la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Cerro Lindo. Ello me dio la oportunidad de relacionarme con las poblaciones de la zona de influencia, conocer su realidad y ayudar a reducir la pobreza y el abandono”. Francisco Ismodes M., gerente de Asuntos Corporativos Milpo

28 | Cerro Lindo |

Características del yacimiento
El descubrimiento de Cerro Lindo se remonta a la década de 1960, cuando se detectan afloramientos de baritina en su superficie, que anunciaban la existencia de un yacimiento mineral. Fue justamente la intensidad de los colores de su tierra la que dio origen al nombre Cerro Lindo, con el que hoy se conoce a la mina. Los extensos trabajos de exploración realizados por Compañía Minera Milpo S. A. A. entre 1999 y 2001 permitieron un mejor conocimiento geológico del depósito y la ubicación de importantes recursos de mineral. Así, por ejemplo, se descubre el Cuerpo 5, El yacimiento tiene una extensión de 850 metros de largo, 450 metros de ancho y 200 metros de potencia. Las exploraciones han encontrado reservas por más de 33 millones de toneladas de sulfuros masiun sector con zinc de alta ley y excelente continuidad. Hoy sabemos que se trata de un depósito de sulfuros masivos ubicado dentro de graben de origen volcánico que se formó durante el Cretácico medio, hace unos 100 millones de años. Se emplaza en la formación Huaranguillo, que es parte del relleno de la cuenca volcánico-sedimentaria Cañete. En el año 2001, luego de 35.112 metros de perforación diamantina y 4.525 metros de galerías, se calcularon recursos por más de 33 millones de toneladas de minerales. Estos recursos permitirán que Milpo tenga una producción aproximada de 200.000 toneladas vos, principalmente zinc, cobre, plata y plomo. Estos están distribuidos en tres cuerpos principales —el cuerpo 1 (OB-1), el cuerpo 2 (OB-2) y el cuerpo 5 (OB-5)— que se encuentran separados por fallas que ocasionaron desplazamientos y cambios abruptos en sus potencias.

| Cerro Lindo | 29

Recursos medidos e indicados en Cerro Lindo al 31 de diciembre 2001
Recursos de ley promediO Cuerpo C-1 C-2 C-5
métricas anuales de concentrados de zinc, plomo y cobre durante los siguientes 20 años. Por otro lado, su potencial es muy bueno ya que, además de las reservas identificadas, las características de los cuerpos minerales y las anomalías de color revelan la probabilidad de que existan otros dos cuerpos masivos de barita similares a los ya encontrados. Esto representa un área de oportunidades cuando se avance en las operaciones mineras y se logre un mejor conocimiento de los recursos del yacimiento.

Tonelaje 1.711.000 18.299.000 14.019.000 34.029.000

Zn (%) 3,0 4,4 6,4 5,2

Cu (%) 1,0 1,0 0,6 0,8

Ag (g/t) 33,9 30,9 43,1 36,1

Au (g/t) 0,13 0,07 0,08 0,1

Pb (%) 0,4 0,5 0,7 0,6

Total

Recursos de alta ley (incluidoS en el anterior) Cuerpo C-1 C-2 C-5 Total
Fuente: Grupo Milpo.

Tonelaje 143.000 5.033.000 6.616.000 11.792.000

Zn (%) 5,8 8,0 9,7 8,9

Cu (%) 1,3 0,9 0,5 0,7

Ag (g/t) 57,3 41,6 49,1 46,0

Au (g/t) 0,28 0,06 0,07 0,1

Pb (%) 0,7 0,9 1,1 1,0

“Como operador de Simba, ayudo a extraer el mineral perforando con taladros largos. Trabajo desde hace un año y tres meses, y desde que llegué a Milpo me siento cómodo porque se trata de una empresa muy moderna”. Gustavo Aliaga, operador de mina

EXTRAEMOS MINERAL
30 | Cerro Lindo |

| Cerro Lindo | 31

CUIDAMOS LA DISPONIBILIDAD DE NUESTROS EQUIPOS
32 | Cerro Lindo |

“Nos encargamos de vigilar, programar y realizar el adecuado mantenimiento preventivo y correctivo necesario para todos los equipos mecánicos y eléctricos existentes en la unidad minera. La operatividad de los equipos de tecnología de punta que utiliza Cerro Lindo es nuestra principal responsabilidad y para ello estamos en constante preparación”. Ing. Aníbal Alfaro Alfaro, superintendente de Mantenimiento

| Cerro Lindo | 33

Las primeras actividades en Cerro Lindo
El descubrimiento de Cerro Lindo
Las actividades mineras en Cerro Lindo se iniciaron hace más de 30 años, cuando pobladores de la zona empezaron a explotarlo artesanalmente para extraer la baritina que afloraba en su superficie. Este mineral, pesado como el plomo y de aspecto semejante al azúcar, era muy demandado por las petroleras, que lo empleaSegún cuenta el ingeniero Pedro Ly Zevallos, quien fuera asesor de geología de Milpo durante muchos años y descubridor de las características singulares de ban para facilitar el proceso de extracción de los hidrocarburos inyectándolo en los tubos de perforación.

34 | Cerro Lindo |

La historia de Cerro Lindo se remonta a más de 30 años. Los primeros exploradores que llegaron fueron testigos de las dificultades geograficas del lugar.

este yacimiento, el primero en denunciar Cerro Lindo fue Luis Sulay, un conocido aficionado a la minería por ese entonces. Un dato anecdótico es que el señor Sulay, además de poseer otros denuncios mineros, era propietario de un famoso chifa ubicado al lado de la estación del tranvía Lima-Chorrillos. Con el nombre de Cerro Lindo S. M. R. L., el señor Sulay había constituido una pequeña empresa minera e inició algunos trabajos en la zona: “En la época en que visitamos por primera vez Cerro Lindo, se había hecho un estudio geofísico, y también unas pocas exploraciones en la parte baja del cerro, donde estaba la casa de un poblador.”, cuenta el ingeniero Ly.

La primera visita de Pedro Ly Zevallos al yacimiento fue en 1967, y se debió en gran parte a la casualidad: “Yo trabajaba para los señores Bernstein y Thomson de Minera BTX en esa época, haciendo prospección en Chile y Perú. Un ingeniero amigo del señor Thomson le contó que en la quebrada de Topará se habían encontrado afloramientos de baritina. Nos pidió que fuéramos a la zona porque querían saber qué posibilidades había de explotar industrialmente este mineral”, explica el ingeniero Ly. El dato era especialmente interesante, dado que la baritina se encuentra frecuentemente asociada a minerales como el cobre, el plomo, el zinc, la plata y el oro.

Como todas las iniciativas mineras de ese entonces, este primer acercamiento no estuvo exento de anécdotas y aventuras. El ingeniero Ly continúa su relato: “Fuimos cuatro personas, el señor Thomson y su hijo, el ingeniero Taylor y yo. Nos recomendaron a un guía de la zona que nos dijo: ‘Vamos y volvemos en el mismo día, no necesitan comida, nada…’. Lo único que llevábamos eran dos manzanas que yo había sacado de mi casa, nada de abrigo, agua…”. Debido a nuestro famoso “aquicito, nomás”, aquel paseo de ida y vuelta se convirtió en un peregrinaje de 12 horas: “Fuimos por el curso del Topará que casi siempre está seco. Llegamos a Cerro Lindo con los pies desechos. En el camino compartimos las dos

| Cerro Lindo | 35

manzanas y para calmar la sed tuvimos que espantar a los renacuajos que nadaban en los charcos”. Cuando llegaron, había caído la noche: “No había campamento, solo la casa de este poblador, que vivía al pie del cerro y que, muy amablemente, nos prestó dos costales para dormir; uno lo usamos de colchón y el otro como abrigo. Dormimos bajo una mata de pacae, acurrucados y disputándonos este único abrigo. Recién al amanecer pudimos ver el lugar”. A la luz del día, se hizo evidente la presencia de un cuerpo blanco con baritina, pero lo que más llamó la atención de los cuatro visitantes fueron las anomaLa aridez planteó la necesidad de una solución diferente para obtener el agua que requiere el procesamiento del mineral. La solución fue la construcción de una planta de desalinización de agua de mar.

36 | Cerro Lindo |

A diferencia de la mayoría de minas peruanas, Cerro Lindo está a 2.000 metros de altitud y a 60 kilómetros del mar.

lías de color en la superficie. “Estas anomalías daban indicios de que lo que había ahí era un depósito polimetálico. Lo que hicimos fue recoger algunas muestras para mandarlas a analizar en Lima”, continúa el ingeniero Ly. Los resultados de los análisis fueron sorprendentes: “Las muestras que nos llevamos contenían cobre, zinc, pero lo mejor era que mostraban valores importantes de plata, un mineral que por esos años alcanzó precios espectaculares en el mercado internacional”. El hallazgo entusiasmó a Minera BTX, por lo que en 1970 decidió asumir los trabajos de exploración y encargarle la tarea al ingeniero Pedro Ly.

Los trabajos de minera BTX
Durante un buen tiempo, el lugar siguió siendo bastante agreste. “Íbamos en burro —sigue contando Pedro Ly— dormíamos en carpas a la orilla del río, sobre catres, porque la zona está llena de víboras. La primera carretera se construyó bastante después, ya en las épocas de Milpo”. Según nos cuenta Pedro Ly, “los trabajos iniciales consistieron en perforar a pulso, porque la baritina estaba muy suelta y podía derrumbarse si usábamos dinamita”. En 1973, realizaron un estudio geofísico del yacimiento empleando el método de Polarización Inducida (IP), el cual permite detectar la presencia de cuerpos minerali-

zados a través del uso de electrodos. El estudio permitió identificar cinco anomalías prospectivas. Recogieron también más muestras de afloramientos, las cuales confirmaron la promesa inicial, pues arrojaron resultados de hasta 40 onzas de plata por tonelada. Durante los siguientes años, se ejecutaron dos galerías de exploración con una corrida de 101 metros. “Teníamos la esperanza de que la concentración que habíamos encontrado en la superficie se mantuviera. Hicimos estas galerías para ver qué había más adentro, y encontramos muchos óxidos. Sin embargo, no se podía distinguir qué había, lo que sacábamos era una mezcla negra de óxidos y roca” narra el ingeniero.

| Cerro Lindo | 37

Por otra parte, a medida que profundizaban en el yacimiento, en las muestras que obtenían podían observar un nivel de concentración de plata mucho menor que el hallado en la superficie. Esta noticia fue una decepción para BTX, que tenía el proyecto de desarrollar este tipo de yacimientos. “A Btx le gustaba Cerro Lindo porque había plata, pero más abajo no encontramos tanta. Encontramos, en cambio, cobre y zinc, pero esos minerales no valían mucho en esa época, por lo que la inversión no se justificaba”, cuenta el señor Ly.

MILPO EN EXPANSIÓN
A comienzos de la década de 1980, la compañía Milpo decidió expandir su ámbito de exploración, hasta

En el año 2000, un equipo de exploración llegó a verificar la existencia del puente de acceso a la zona de los campamentos. Se dieron con la sorpresa de que dicho puente fue llevado por la fuerza del río. Al centro, en cuclillas, el técnico Félix Peralta junto a su equipo de exploración.

38 | Cerro Lindo |

entonces concentrado en la zona de San Juan de Milpo, y comenzó a desarrollar proyectos en asociación con otras empresas mineras. Se embarcó, además, en un ambicioso proyecto de prospección, el denominado Programa Corilama. En asociación con la Compañía Minera San Ignacio de Morococha (SIMSA), Milpo abarcó toda la región sur del Perú, entre Huancavelica y Tacna. La Memoria de 1982 da cuenta de algunas de las actividades realizadas por Corilama: “Para la ejecución del programa ha sido necesario sobrevolar toda la región para definir las áreas prospectivas, efectuar los denuncios correspondientes y finalmente proceder a realizar los estudios geológicos de campo, utilizando para ello un helicóptero que permitió la rápida movilización del personal especializado”. Adicionalmente, Milpo adquirió nuevas propiedades. En 1980, suscribió, por ejemplo, un contrato con el consorcio Mitsubishi, mediante el cual compró 65% de la Compañía Minera Hilarión S. A., e inició la exploración y prospección de ese yacimiento. Paralela-

mente, continuaron los trabajos de la Compañía Promotora de Negocios Mineros Perú S. A., en la cual Milpo tenía una participación de 71%, para la explotación del proyecto Colladare, en el departamento de Cajamarca. Sin embargo, el optimismo y el espíritu emprendedor de la compañía se vieron frenados por la crisis política y económica que, a fines de la década de 1980, obligó a la mayoría de las empresas mineras a replegar sus proyectos en las zonas alejadas del país.

En la década de 1990 el cambio de gobierno y las reformas económicas aplicadas para incentivar la inversión y el ingreso de nuevos capitales mejoraron las expectativas de los empresarios mineros respecto del futuro del Perú. Es así que Milpo continúa con sus programas de exploración en Hilarión y Cerro Lindo, e imprime mayor agresividad en el desarrollo del programa Corilama, a fin de establecer nuevos centros de producción mineros en el país. La compañía termina el tramo final de la vía de ac-

ACTIVIDADES EN CERRO LINDO
Tras adquirir Cerro Lindo, Milpo inició una primera etapa de exploraciones; por ejemplo, la compañía realizó en Cerro Lindo labores de topografía y muestreo. Inició, además, la construcción de la primera vía de acceso al yacimiento, a partir del trazo existente entre Chincha y Chavín. Esta ruta, a diferencia de la actual, subía hasta el distrito de San José, ubicado a 2.800 metros de altitud, para descender luego hasta el yacimiento, en la parte baja de la quebrada del río Topará.

ceso en Cerro Lindo, levanta algunas trincheras y realiza el remuestreo de las galerías antiguas. Alentada por los resultados, convoca nuevamente al ingeniero Ly Zevallos, y le encarga la exploración del yacimiento. Durante 1995, ejecutan estocadas que permiten delimitar un cuerpo mineral muy cerca de la entrada. “Ahí, a unos 50 metros, encontramos un cuerpo nuevo, puro óxido de cobre; las paredes, en vez de ser blancas, eran verdes. Tuvimos que sostenerlas porque estaban muy cerca de la superficie”, explica el ingeniero Ly.

EL SOSTENIMIENTO: LABOR ESENCIAL

| Cerro Lindo | 39

“En toda operación minera, el sostenimiento de las labores es un trabajo de alto costo, que reduce la velocidad del avance en la producción, pero que a la vez es un proceso esencial para proteger de accidentes al personal y el equipo”. Juan Ernesto Esteban, operador de mina

40 | Cerro Lindo |

Pero lo más interesante eran las características geológicas del yacimiento. A diferencia de la mayoría de los depósitos mineros del Perú, Cerro Lindo se presentaba como un yacimiento de sulfuros masivos de origen volcánico, algo que solo un ojo experto hubiera podido detectar. “Yo venía de recorrer todo Chile y Argentina buscando minas de oro y tenía experiencia con este tipo de yacimientos. Tanto las anomalías de color como la forma en que parecían estar dispuestos los cuerpos minerales eran fuertes indicios de que lo que había ahí era un depósito de características excepcionales en el Perú”, recuerda el ingeniero Ly. A una persona no experta, el dato podría parecerle circunstancial, pero es determinante para un geólo-

go, pues de esta definición dependen tanto las estrategias para explorar el yacimiento como su futura explotación. Esta revelación incrementó la confianza de Milpo en el yacimiento. Se intensificaron los trabajos, con la ejecución de 2.890 metros de galería en tres niveles, 62 metros en dos chimeneas y 205 metros de rampa. Pero los resultados se hacían esperar y la presión sobre Pedro Ly aumentaba: “Las compañías que llegaban a visitar Cerro Lindo decían ‘esto no es una mina, han gastado por gusto’. Me llamaron a Milpo para preguntarme por qué, a pesar de haber invertido tanto, no teníamos tonelaje para comenzar la explotación. Les

pedí que confiaran en mí y me dejaran continuar con la galería. Me dieron la autorización pero no dormí en los cuatro meses que siguieron, esperando que algo importante apareciera”. A modo de anécdota, el señor Ly cuenta que durante esta espera empezó a prepararse por si no encontraba mineral: con ese fin, compró un pequeño local para poner un negocio. El alivio llegó cuatro meses después, cuando luego de haber excavado 400 metros de galería interceptaron un cuerpo de 400 metros de largo y 200 metros de ancho: el Cuerpo 2. Este cuerpo no solamente era extenso, sino que presentaba una alta concentración de

| Cerro Lindo | 41

cobre y zinc. Los siguientes trabajos, que incluyeron 3.554 metros de perforación diamantina, permitieron establecer las dimensiones y contenidos de otros dos cuerpos minerales.

En 1996, tras los hallazgos realizados por el ingeniero Ly Zevallos, Phelps Dodge, una importante empresa minera internacional, líder en la producción de cobre, se interesó por Cerro Lindo y asumió los trabajos de exploración. Con una inversión de 2 millones de dólares, realizó 6.700 metros de perforación diamantina, además de otros estudios, como el levantamiento geofísico del yacimiento y un muestreo geoquímico. Un año más tarde, Phelps Dodge llegó a la conclusión de que los resultados obtenidos no satisfacían los criterios económicos que había considerado para realizar una gran operación de tajo abierto. Decidió por ello abandonar la opción de compra y devolvió la propiedad a Milpo.
Lo que llamó la atención de los primeros visitantes, además de un cuerpo blanco con baritina, fueron las anomalías de color en la superficie.

Phelps Dodge en Cerro Lindo
Parte de la política de la mayoría de las empresas mineras en la década de 1990 era desarrollar los proyectos en conjunto con socios estratégicos, generalmente grandes mineras internacionales que invertían su capital de riesgo en la exploración de estos yacimientos. Una vez que empezaban a desarrollar la unidad, la propietaria se constituía en accionista minoritaria.

“Soy perforista, y en Milpo he aprendido y experimentado con tecnología de punta. A la vez, he sentido una dirección y un liderazgo muy buenos. Me siento orgulloso de pertenecer a esta empresa”. Roberto Calcina, operador de servicios de mina

PERFORAMOS Y UTILIZAMOS TECNOLOGÍA
42 | Cerro Lindo |

| Cerro Lindo | 43

CONTAMOS CON EL MEJOR SERVICIO DE COMEDOR EN MINA
44 | Cerro Lindo |

“Lo que me impresionó al llegar a Cerro Lindo fueron las diversas maquinarias. ¿Podré desempeñarme bien acá? ¿Podré resolver problemas y conseguir la confianza de los ingenieros?, me preguntaba. Poco a poco estoy aprendiendo y me están dando la oportunidad”. Silvio Gonzalez, operador de servicios de mina

| Cerro Lindo | 45

Exploraciones en Cerro Lindo y viabilidad del proyecto
Cuando Phelps Dodge renunció a la opción de explotar Cerro Lindo, la compañía, en concordancia con su política de establecer joint ventures, decidió invitar a otras empresas a asumir la exploración del yacimiento. Así lo expresa en su Memoria de 1997: “El proyecto se ha puesto a libre disposición y la compañía evalúa el interés expresado por algunas importantes Un año más tarde, sin embargo, el panorama era bastante menos optimista. En el ámbito internacional, la crisis financiera asiática y rusa ocasionó la caída de compañías mineras, a las que ha autorizado a que tomen toda la información disponible y efectúen las visitas de campo que estimen convenientes”.

46 | Cerro Lindo |

nuestras exportaciones, especialmente la de minerales, además de la reducción de los flujos de capitales tanto en las líneas de crédito como en la inversión extranjera. En el ámbito nacional, un fenómeno de El Niño de proporciones inesperadas dejó daños considerables en la infraestructura del país y cuantiosas pérdidas en el sector agrícola y el pesquero, lo que condujo a un estancamiento de la actividad productiva. Los efectos de esta coyuntura se sintieron también en la minería, ámbito en el que la producción de algunos metales básicos, principalmente el cobre y el estaño, se redujo de manera importante. El Banco Central de Reserva, en su Memoria de 1998, da cuenta de esta crisis del sector: La evolución de las cotizaciones, así como la crisis financiera internacional, entre otros factores, afectó el desarrollo de proyectos de inversión en el sec-

tor minero. Los menores precios del cobre, plomo, zinc, oro y petróleo afectaron el flujo de caja de las empresas y por lo tanto su capacidad de inversión. Asimismo, se registró un menor financiamiento tanto para proyectos como para empresas operativas. De esta forma, algunos proyectos fueron postergados: el menor flujo de caja de las empresas matrices redujo su capacidad de inversión en nuevas exploraciones y estudios de factibilidad. La situación en Milpo no fue diferente. En el caso especifico de Cerro Lindo, las grandes mineras interesadas en asumir la exploración postergaron la formalización de acuerdos debido a la coyuntura financiera mundial y a sus efectos negativos en el mercado de los metales. Incluso la compañía decide esperar tiempos mejores y detener sus proyectos en ejecución, tal como lo narra en su Memoria de 1998: “Las actuales circunstancias han mermado la disponibilidad de fondos para programas de

A pesar de las adversidades y la difícil situación económica y política del país en el pasado, Milpo asumió el reto de construir una operación moderna y responsable.

| Cerro Lindo | 47

exploración. Sin embargo, continuaremos promoviendo, en cuanto sea posible, nuevas investigaciones, siempre en procura de impulsar el desarrollo de Milpo”. Durante el año 1999, las economías de los países emergentes comenzaron a salir de la recesión en la que habían estado sumidas el año anterior. Ello determinó que hacia el segundo semestre del año, los precios de los metales mostraran alguna recuperación. Sin embargo, en promedio, las cotizaciones de 1999 fueron similares a las de 1998. En el Perú, se inició de manera muy lenta la recuperación económica. El sector minero creció en 10% respecto de 1998, debido principalmente al incremento de la producción de oro (36%) y cobre (11 %). Milpo puso su cuota en el aumento de los volúmenes de plata, zinc y plomo, que a nivel nacional aumentaron en 9,5%, 3,5% y 5%; respectivamente.

La nueva política de Milpo
La Memoria de 1999 celebra los 50 años de operaciones de Milpo y anuncia cambios destinados a modernizar la empresa, reducir costos y mejorar sus perspectivas de crecimiento. Así, por ejemplo, el cambio más importante fue el fortalecimiento de su política de crecimiento como empresa minera. Hasta entonces, la compañía había optado por una estrategia de inversión diversificada por sectores económicos. A partir de este momento, adopta una política que busca concentrar todos los esfuerzos y recursos en el sector minero, mediante el desarrollo de nuevas unidades mineras de tamaño mediano y de alta ley. Así, adquiere el cien por cien de Minera Rayrock, propietaria de la mina de cobre Iván y de otros proyectos mineros en dicha zona. Estas propieda-

des significaban un total de 20,0 millones de toneladas de reservas, con una ley promedio de 1,8% de cobre. Como parte de esta nueva política, Milpo decide, además, modificar su programa de exploración focalizando sus esfuerzos en desarrollar una nueva unidad minera. El equipo de Gerencia comenzó una revisión integral de sus proyectos y prospectos. Por ejemplo, se realizarán múltiples actividades en Chanape, Humanrauca-Huquitambo, Rondoni y Utupara, en busca de recursos minerales que justificaran continuar con la exploración de estos yacimientos. En el caso específico de Cerro Lindo, Milpo decide acometer un intensivo programa de exploraciones. El interés se debía, en gran medida, a que se trataba de un proyecto ya avanzado, con algún volumen de mineral identificado.

48 | Cerro Lindo |

El gran descubrimiento
Los trabajos de Phelps Dodge habían consistido en perforar desde la superficie y delimitar los cuerpos descubiertos hasta entonces. Luego de revisar los estudios que indicaban la naturaleza inusual de Cerro Lindo, se decide buscar a un geólogo con experiencia en depósitos volcanogénicos, a fin de encargarle la dirección de las exploraciones. Louis Gariépy, geólogo canadiense, había trabajado durante 11 años buscando yacimientos de este tipo en la zona de Abitibi, en Canadá. Su deseo de internacionalizarse y conocer otros países lo llevó a aceptar la oferta de una minera junior para trabajar en el Perú. “Llevaba dos años aquí cuando me contacté con el señor Ulrich Rath, de un modo la verdad
Jorge Hinostroza, Félix Peralta y Louis Gariépy en la bocamina del nivel 1.820 (actual ingreso) en una visita de supervisión en 1999.

providencial: él buscaba a un geólogo y yo buscaba trabajo”, señala Louis Gariépy. La misión de Louis Gariépy era continuar la exploración. El reto: encontrar mineral de más alta ley, porque el Cuerpo 2, el más interesante en ese momento, no tenía recursos suficientes para justificar un estudio de factibilidad. ¿Cómo decidir, en esas circunstancias, dónde empezar a buscar? Gariépy lo explica: “El trabajo del geólogo es como el de un detective: tienes evidencias, indicios y con ellos elaboras una hipótesis acerca de dónde puede haber cuerpos desconocidos”. Este trabajo lo realizó con el ingeniero Jorge Hinostroza, geólogo de Milpo, quien había explorado Cerro Lindo con Pedro Ly en 1995. “Formamos un gran equipo”, anota Gariépy.

| Cerro Lindo | 49
Campamentos que sirvieron para realizar los estudios de factibilidad y que decidieron el destino de la construcción de Cerro Lindo.

Al revisar los planos, los ingenieros Gariépy e Hinostroza notaron que el Cuerpo 2 se encontraba a lo largo de una fisura que se extendía hacia el sureste, en la cual era posible que hubiera otro cuerpo mineral. Los indicios eran, por un lado, la geología del yacimiento, las características del depósito y los estudios de geoquímica y, por otro, los estudios electromagnéticos, que indicaban que ahí había un cuerpo conductor. “Los mapas geofísicos, elaborados por Phelps Dodge, revelaban una anomalía de color muy fuerte, así que decidimos explorar en esa continuidad”, dice Gariépy. Una decisión atrevida en esta primera fase fue cambiar la forma de exploración. Gariépy continúa su narración: “Evaluamos la alternativa de continuar el socavón hasta este sector o realizar labores de

perforación desde la superficie. Esta segunda opción era una novedad en el campo de la exploración, no solo en el Perú, porque requeríamos un taladro que pudiera perforar hasta 600 metros. En esa época, las perforadoras no alcanzaban profundidades importantes; era difícil conseguir la maquinaria adecuada”. Lo que ocurrió después, recuerda Gariépy, fue el sueño de todo geólogo: el gran descubrimiento. “En diciembre de ese año, a seis meses de mi ingreso a Cerro Lindo y luego de 4.900 metros de perforaciones, logramos cortar mineral justo donde queríamos. Encontramos el Cuerpo 5: tenía 18 metros de 15% de zinc de alta ley, además de cobre, plomo, algo de plata y oro”. La buena noticia la recibió en Cana-

dá, adonde había viajado para pasar las fiestas de fin de año con su familia. “Estaba en la sala de mi casa cuando Jorge me llamó para comunicarme el hallazgo. ‘Este es el mejor regalo de Navidad que he recibido’, le dije...”. El entusiasmo ante el descubrimiento del Cuerpo 5 fue compartido por el Directorio de Milpo en su Memoria anual: “1999 también estuvo marcado por el más importante programa de perforación realizado por Milpo fuera de la zona de El Porvenir, esto es, en el proyecto Cerro Lindo, obteniéndose resultados alentadores. Cerro Lindo pone en perspectiva la posibilidad de que el grupo Milpo disponga pronto de tres unidades mineras en operación, generando significativo valor agregado para los accionistas”.

50 | Cerro Lindo |

Hacia el Estudio de Factibilidad
Durante el año 2000, Louis Gariépy y su equipo continuaron con las exploraciones en Cerro Lindo. Dado que perforar desde la superficie resultaba muy costoso, decidieron abrir una galería paralela al Cuerpo 5. Desde ahí, con perforaciones de 70 metros de profundidad, fue posible establecer la dirección y ley de este depósito. La Memoria de 2000 resume las actividades realizadas en Cerro Lindo durante ese año: En el 2000, se culminó la fase II de perforación con 12 247 metros de perforación diamantina en 49 taladros y 914,9 metros de galerías, llegando a un total acumulado de 23 852 metros de perforación diamantina (86 taladros) y unos 4 240 metros de desarrollo subterráneo en el yacimiento. [Este estu-

dio] confirmó un incremento en leyes respecto de la primera fase, al haberse ubicado zonas de alta ley de zinc y zonas de alta ley de cobre en los Cuerpos 2 y 5. El Cuerpo 2 contiene la mayor parte de los sulfuros masivos y más cobre que los otros dos cuerpos. El Cuerpo 5, típicamente de alta ley de zinc, ha sido extendido por 250 metros hacia el sudeste, donde todavía queda abierto. También el Cuerpo 1 queda abierto en profundidad.

cenarios de operación. Participaron SNC Lavalin en el estudio del minado subterráneo; Mintec Perú en el estudio del minado a cielo abierto; KD Engineering en estudios metalúrgicos; Golder en geotecnia y medio ambiente; Water Management en los estudios de agua subterránea; Copersa en infraestructura y agua superficial; e Indeprosa en el estudio de caminos de acceso y energía eléctrica En 2001, Simons Perú S. A. (Amec) y Grd Minproc Li-

Simultáneamente a las exploraciones, se llevó a cabo un estudio de evaluación de la propiedad y sus posibilidades de explotación (Scoping Study), con contribuciones de varios consultores especializados. Se analizaron varios ejes para la presa de relaves, seis posibles ubicaciones para la planta concentradora, diversas alternativas de minado subterráneo y los niveles de producción según las reservas en 10 es-

mited (Minproc) concluyeron un estudio de prefactiblidad. Paralelamente, se llevó a cabo la tercera fase de exploraciones, que consistió en 62 taladros de perforación diamantina y 292 metros de galerías subterráneas en el Cuerpo 5. Con estos resultados, Milpo decidió proceder con un estudio de factibilidad del proyecto, para lo cual contrató nuevamente los servicios de AMEC y MINPROC.

TAMBIÉN HACEMOS DEPORTE

| Cerro Lindo | 51

“En Cerro Lindo todos somos compañeros y he aprendido que el trabajo en equipo es lo más importante. Vivir en un campamento es una experiencia muy bonita; en mis ratos libres, comparto con mis compañeros”. Jaime Llancari, operador de servicios de mina

52 | Cerro Lindo |

“Yo arranqué en Milpo con Cerro Lindo, llevé a cabo la primera, segunda y tercera etapa de exploración. Para mí tiene un significado muy especial. Han tenido que pasar varios años para que podamos ver el arranque de una nueva unidad minera en el Perú y eso me llena de orgullo”. Jorge Hinostroza, gerente de Exploraciones de Milpo

| Cerro Lindo | 53

El Estudio de Factibilidad
El estudio de factibilidad es un documento importante porque en él se establecen los plazos, el presupuesto y los alcances de un proyecto minero. En el caso de Cerro Lindo, dicho estudio tuvo dos etapas: el Estudio de factibilidad definitivo, que se desarrolló entre 2001 y 2002, y el Estudio de factibilidad revisado de noviembre de 2005. El primero fue elaborado por Amec y Minproc de Australia. El segundo fue preparado por Gestión Minera S. A. (Gemin), subsidiaria del grupo Milpo, sobre la base del estudio anterior. En el Estudio de factibilidad definitivo, Amec tuvo a su cargo el desarrollo y monitoreo del programa geológico, el modelamiento geológico y la estimación del recurso, el diseño y costeo de la mina, el diseño y costeo de la infraestructura —con la excepción de la vía de acceso al proyecto—, el diseño y costeo de la disposición de relaves, la dirección de estudios medioambientales, geotécnicos e hidrológicos, y la coordinación del estudio global. Minproc, a su vez, En 2005 se le encargó a Gemin la tarea de revisar el Estudio de factibilidad de 2002, a fin de incorporar las mejoras identificadas en el proyecto.
1

fue responsable de la definición y dirección de las pruebas metalúrgicas, el diseño y costeo de la planta de procesos —incluido el transporte de relaves y la recuperación de aguas—, el diseño y costeo del relleno en pasta, así como el diseño y costeo de la infraestructura de proceso. Las conclusiones de este primer estudio de factibilidad no resultaron muy prometedoras para Milpo, en gran medida porque el precio de los metales, especialmente del zinc, no justificaba la inversión, ni siquiera para una operación de 5.000 toneladas diarias, como se había previsto. Y es que, en 2001, un espiral recesivo de la economía estadounidense afectó el precio de los minerales, y estos cayeron a niveles que ni el experto más pesimista hubiera podido prever. 1
Entrevista a Abraham Chahuán, gerente general de Milpo, julio

de 2007, y a Celso Cámac, gerente general de la Unidad Minera El Porvenir, octubre de 2007.

54 | Cerro Lindo |

Principales cifras del Estudio de Factibilidad Revisado por GEMIN Recurso mineral (medido e indicado) Tonelaje NSR (promedio) Grado de Zn Grado de Cu Grado de Pb Grado de Ag Reserva mineral (probado y probable) Tonelaje NSR (promedio) Grado de Zn Grado de Cu Grado de Pb Grado de Ag Vida de la mina
Una vez que la planta de filtro de bandas reduce la humedad del relave, es transportado a dos plataformas y expuesto a la intemperie para un mayor secado.

NSR Cutoff US$ 19 34.029.000 toneladas US$ 37,50 5,2% 0,8% 0,6% 36,1 g/t NSR Cutoff US$ 19 33.549.118 toneladas US$ 33,00 4,6% 0,8% 0,5% 33,8 g/t 19 años

Producción de concentrado Zinc Cobre Plomo Inversión de capital Costos de operación
Fuente: Grupo Milpo.

158.000 tpy 40.700 tpy 12.400 tpy $ 86,5M $ 17,14

VAMOS AL GIMNASIO Y JUGAMOS BILLAR Y PING PONG
| Cerro Lindo | 55

“Después de un día de trabajo, en mis ratos libres, vengo a divertirme, a quitarme el estrés. Voy al gimnasio, juego billar y también ping-pong. También hablo por teléfono con mi familia, tenemos Claro, una línea de celular”. Henry Maita, operador de mina

56 | Cerro Lindo |

Los talleres participativos con la comunidad y los ajustes al proyecto
Los dos años siguientes, afortunadamente, la situación de la minería mejoró en forma sustancial. En 2003, por ejemplo, las exportaciones de productos mineros
El agua es un recurso muy limitado, aun con la presencia del caudal del río Topará. El proyecto Cerro Lindo fue aprobado en audiencia pública por las comunidades del entorno.

A fin de obtener la anuencia de las comunidades aledañas, se efectuaron talleres en las localidades de Chavín, Topará, Chincha, Ica y Lima. Este acercamiento fue fundamental para lograr la buena voluntad de los pobladores. Francisco Ismodes, gerente de Asuntos Corporativos de Milpo, explica: “Un factor muy importante en el éxito de Cerro Lindo ha sido nuestra relación con la población. El trabajo de acercamiento a la comunidad, los talleres y la permanente comunicación con los líderes representativos, nos han permitido generar una relación de confianza entre la empresa y la población”. Lograr esta voluntad supuso varios cambios importantes en el diseño original de la mina propuesto por Amec. En la zona de Chavín, en la parte alta, el agua es un recurso muy limitado. Según relata Francisco Ismodes, los habitantes de Chavín y de Topará estaban muy preocupados porque la empresa fuera

aumentaron en 21,9% respecto de 2002, gracias a los mayores volúmenes exportados y a la mejora en las cotizaciones de los metales, que alcanzaron valores excepcionales. Así, este sector contribuyó en 51,1% al total de las exportaciones peruanas registradas en el año. En este nuevo contexto, el proyecto Cerro Lindo recobró su atractivo para la compañía, que así lo expresa en su Memoria de 2003: “En Cerro Lindo, se ha establecido la viabilidad de una operación subterránea polimetálica con una capacidad de tratamiento por flotación de 5000 toneladas de mineral por día”.

| Cerro Lindo | 57

a utilizar el agua de este río y les restase capacidad agrícola y de riego. Esta resistencia, y el hecho de que la escasez de lluvias limitara el volumen necesario para el proyecto, hicieron que el proyecto inicial —que contemplaba una represa de agua— se tornara inviable.

puso cambiar la ubicación de la presa y secar el relave para depositarlo con 10% de humedad y no con 70%, como se contemplaba en el proyecto original. Asimismo, se incorporó un sistema de recirculación del agua para evitar vertimientos en el río. El Estudio de Impacto Ambiental fue aprobado en 2004

Este problema se resolvió con la propuesta de construcción de una planta para la desalinización del agua de mar, una alternativa que fue aceptada por los pobladores de Chavín y Topará. Para Ismodes, “el compromiso de no usar el agua de la zona, de no impactar negativamente a las comunidades, fue el hito que, desde el punto social y político, marcó la viabilidad del proyecto”. Otra mejora del proyecto fue la presa de relaves, que también preocupaba a la población porque temía que en algún momento pudiera colapsar. El rediseño pro-

por el Ministerio de Energía y Minas, previa audiencia pública celebrada con la comunidad de Chavín. La Memoria de este año da cuenta de ello: En el Proyecto Cerro Lindo, y como consecuencia de la audiencia pública y posterior aprobación del Estudio de Impacto Ambiental, se han venido sosteniendo relaciones muy estrechas con la comunidad donde se encuentra el proyecto, la comunidad campesina de Chavín. Se espera que en el 2005, se pueda elaborar tanto el plan estratégico como la evaluación y capacitación de jóvenes y adultos de dicha comunidad.
La presa de relaves fue rediseñada para secar el relave y depositarlo con 10% de humedad. La población tomó esta medida como una acción socialmente responsable.

| Cerro Lindo | 59

PREMIO AL DESCUBRIMIENTO MINERO 2000
La Memoria de 2001 de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) da cuenta del premio que se le otorgó a Milpo por el descubirimiento de Cerro Lindo. El Comité de Honor al Mérito Minero –entidad que reúne a la Sociedad de Minería, Petróleo y Energía; al Ministerio de Energía y Minas; al Instituto de Ingenieros de Minas del Perú; a la Sociedad Geológica del Perú; al Colegio de Ingenieros del Perú; al Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico; y a las universidades Mayor de San Marcos y Nacional de Ingeniería– dio a conocer en octubre los nombres de las empresas y profesionales que se hicieron acreedores al reconocimiento anual que otorga.

MONITOREAMOS SU ADECUADO FUNCIONAMIENTO
60 | Cerro Lindo |

“La faja de transporte al chancado secundario, recientemente construida, tiene una longitud de 1.600 metros. Me encargo de supervisar que funcione adecuadamente y sin contratiempos. Un trabajo bien hecho y a la primera”. Josué Carhuapoma, operador de planta

| Cerro Lindo | 61

SOMOS RESPONSABLES DE UNA PLANTA CONCENTRADORA
62 | Cerro Lindo |

“Cerro Lindo debe llenarnos de orgullo. Se trata de un proyecto minero desarrollado íntegramente en el país: diseño, ingeniería y contratistas, cada uno puso su experiencia para poder terminar exitosamente este proyecto”. Eduardo León, gerente de proyecto Cerro Lindo

| Cerro Lindo | 63

El diseño del proyecto
Cerro Lindo ha implementado tecnologías de agua y relave con el objetivo de reducir el impacto sobre el medio ambiente y las poblaciones vecinas. En ese sentido, su diseño ha significado importantes retos tanto para Milpo como para los contratistas y el personal involucrado en la ingeniería y construcción de la obra. Parte del orgullo de Milpo respecto de la mina es que el proyecto Cerro Lindo ha sido posible debido al talento y la eficiencia de un equipo humano conformado por peruanos, quienes han demostrado de este modo que somos capaces de desarrollar e implemenEn la inauguración de la obra, en julio de 2007, Abraham Chahuán, gerente general de Milpo, resumió con estas palabras el significado de Cerro Lindo para la compañía: A lo largo de 58 años, el Grupo Milpo ha persistido en el logro de sus objetivos a través de un comportamiento responsable con el ambiente, con sus colaboradores y en la búsqueda del desarrollo de las comunidades aledañas a sus operaciones. Cerro Lindo tar tecnología de punta y construir una mina de clase mundial.

64 | Cerro Lindo |

es una realidad gracias al trabajo de miles de peruanos y peruanas, quienes intervinieron en el diseño, tecnología, ingeniería y construcción de la mina que hoy podemos apreciar. Somos peruanos y somos los primeros en demostrar que sí podemos, y que no contentos con eso, podemos ser los mejores. La ingeniería básica y de detalle de la planta de procesos fue desarrollada por Gemin, mientras que la ingeniería de las áreas de disposición de relaves, la línea de transmisión, la planta desaladora, la tubería de aducción y la carretera de acceso fueron desarrollados por terceros, como Graña y Montero, Cosapi y Abengoa Perú S. A., entre otros. El diseño del proyecto comprendió la explotación subterránea y mecanizada de una mina de sulfuros por subniveles y una planta de procesamiento de minerales, además de la infraestructura complementaria.
Cerro Lindo es la primera operación minera en el Perú que implementa tecnologías limpias de agua y relave a fin de reducir el impacto sobre el medio ambiente y las poblaciones vecinas.

| Cerro Lindo | 65

La mina
Tal como se dispuso en el estudio de factibilidad de Gemin, la mina, así como la infraestructura de la planta de procesos, fueron ubicadas en la parte intermedia alta de la quebrada Topará, con el objetivo de reducir riesgos ante crecidas irregulares del río. El diseño de la mina subterránea se realizó sobre la base de los recursos geológicos identificados y de las características del yacimiento. Se tomó en cuenta una producción de 5.000 toneladas diarias y un plan de minado de 19 años. Para ello se consideró una forma de explotación por el método de subniveles, que consiste en realizar perforaciones largas con equipo hidráulico y voladuras masivas, en combinación con cortes de elevación de hasta 64 metros de altura para el mineral de alta ley y cortes de elevación de hasta 30 metros para el mineral secundario, de ley más baja. Se previó, además, que

dentro de la mina ingresaran 500.000 pies cúbicos de aire fresco por minuto, por chimeneas de ventilación, rampas y niveles de acceso para el personal y la flota de equipos. El mineral es transportado dentro de la mina en camiones de 35 toneladas que descargan en la estación de chancado primario. Luego es llevado, mediante fajas transportadoras, hasta el stock pile, desde donde pasa por las etapas de chancado secundario, terciario, molienda y remolienda, para llegar al circuito de flotación donde se obtienen concentrados de zinc, plomo y cobre.

La planta de procesos
La planta de procesos fue diseñada para el tratamiento de 5.000 toneladas diarias de concentrado de zinc, cobre y plomo mediante flotación convencional.
La construcción del stock pile permite llevar el mineral hacia el proceso del chancado secundario, terciario, molienda y remolienda.

66 | Cerro Lindo |

Comprende el stock pile, el área de chancado secundario, la planta de flotación, el sistema de reactivos, el sistema de espesamiento y las instalaciones para la disposición de los relaves. Los componentes del sistema de tratamiento son los siguientes:
Molienda

tiene dos chancadoras de cono, una secundaria y otra terciaria, con sus respectivas zarandas vibratorias. El mineral procesado es transportado mediante fajas hasta un molino de bolas marca Marcy, de 14´x 23’.El producto final tiene P80 de 55 mm.
Flotación

se recupera con sulfato de cobre como activador, cal como decantador y xantato isobutílico de sodio como colector. Todos los circuitos de flotación constan de secciones de acondicionador, espesador, limpiador y relimpiador.
Espesado, filtración y relleno en pasta

Se inicia en una chancadora de mandíbula primaria subterránea, que produce material menor que 90 milímetros. Desde ahí, el mineral es transportado mediante fajas, en una altura de 300 metros, hasta el edificio de chancado secundario y terciario. Este edificio, que ha sido dotado de un puente grúa, con-

Se sigue un proceso secuencial de obtención de cobre, plomo y zinc. El circuito de cobre usa metabisulfito de sodio como decantador, junto con thionocarbamato como colector. El plomo se recupera usando cal, sulfato de zinc y cianuro de sodio como decantadores, y potasio amilo xantato como colector. El zinc

Se utilizan espesadores convencionales, seguidos por filtración a presión mediante filtros de discos para los concentrados, y filtros de banda para los relaves, que se depositan filtrados en la presa de relaves o como relleno en pasta en la mina, después de añadírseles cemento.

HACEMOS FLOTACIÓN PARA EL CONCENTRADO
| Cerro Lindo | 67

“La flotación es una técnica de remoción de contaminantes y constituye el principal proceso de concentración de los minerales”. Ervis Ponce, operador de flotación en la planta de procesos de Cerro Lindo

“El éxito de producción, todavía en la curva de aprendizaje y superando los objetivos planteados en un inicio, nos fija nuevos horizontes y nuevos retos. Hilarión es una nueva oportunidad, que se hará realidad gracias a Milpo”. Adalberto Rivadeneira, gerente corporativo de Operaciones Milpo

| Cerro Lindo | 69

DIAGRAMA DE FLUJO DE PLANTA DE PROCESOS - UNIDAD MINERA CERRO LINDO

70 | Cerro Lindo |

La toma de agua de mar se encuentra a orillas de la playa Jaguay, en el kilómetro 182 de la Panamericana Sur.

El sistema de agua
La planta utiliza una alta proporción de agua recirculada, lo que tiene un impacto ambiental positivo pues reduce la demanda de agua de fuentes externas. Como posteriormente veremos en detalle, el agua es obtenida de una planta desaladora, que toma agua de mar en la playa Jaguay y la lleva hasta la mina mediante un sistema de abducción.

Aproximadamente 55% de los relaves se utilizan como relleno en pasta para la mina subterránea, mientras que el resto se deposita en una presa ubicada en la quebrada Pahuaypite, la cual ha sido revestida con una membrana bituminosa y una cortina de grout para impermeabilizarla. La presa tiene, además, una zona de transición y una zona de filtro como mecanismos adicionales para prevenir la migración de relaves. La ventaja de esta forma de tratar el relave es que no existen riesgos de derrames ni de contaminación por huaicos, lluvias, desbordes o fallas. Por otra parte, al usarse como relleno en pasta dentro de la mina, se asegura la estabilidad de la montaña y disminuyen los riesgos potenciales de derrumbes. Una ventaja adicional es que, para hacer las labores de cierre,

normalmente es necesario esperar a que termine la explotación de la mina. Pero en este caso, al disponer los relaves secos en forma de andenes, estos se pueden ir cerrando a medida que se llenan, lo que evita el riesgo de pasivos ambientales en el caso de un cierre anticipado de la mina.

La disposición de relaves
A fin de mitigar los impactos sociales y medioambientales del proyecto, los relaves obtenidos del proceso de flotación se aglomeran en un espesador de relaves y se bombean hasta una planta de filtro de bandas para reducir su contenido de humedad hasta 12% en peso. Luego son transportados a dos plataformas, donde, expuestos a la intemperie, se secan aún más.

La infraestructura complementaria
Además de la mina y la planta de procesos, el diseño incluyó obras de apoyo al funcionamiento de Cerro Lindo, como la carretera de acceso, una línea de transmisión eléctrica, una planta desalinizadora de agua en la playa Jaguay, campamentos, entre otras facilidades auxiliares.

| Cerro Lindo | 71

La vía de acceso

Tiene 60 kilómetros de camino afirmado. Se inicia en el kilómetro 182 de la carretera Panamericana Sur; cruza la pampa de Ñoco y transcurre a lo largo de las cumbres de la cordillera que separa la quebrada Topará de la quebrada Humanpuquio. El ancho de la vía varía entre 6 y 4,5 metros, y sube desde el nivel del mar hasta los 2.120 metros de altitud. El camino se trazó tomando en cuenta los impactos medioambientales y sociales. Así por ejemplo, se ha desarrollado evitando dañar los sitios arqueológicos identificados en el área. Las comunidades locales disfrutan actualmente de un acceso mejorado a Chincha Alta, a los mercados regionales y a los servicios en general.

72 | Cerro Lindo |

El agua es transportada a lo largo de 45 kilómetros gracias a tres estaciones de bombeo.

Suministro de agua

terconectado Nacional (Sin) a través de la subestación Desierto, que convierte la energía de 220 kv a 60 kv para alimentar a la planta de procesos, y 22,9 kv para alimentar a las estaciones de bombeo y la planta desaladora. La conducción se hace a través de 45 kilómetros de líneas de transmisión, que alimentan a la subestación Cerro Lindo, de 60 kv/11 kv, contigua a la planta de procesos.

El agua para que opere la mina se toma del mar, en la playa Jaguay, mediante una tubería de 14 pulgadas, y es bombeada hasta una planta desalinizadora ubicada a 90 metros de altitud, aproximadamente. En esta planta se usa el sistema de ósmosis inversa para desalinizar el agua y remineralizarla antes de llevarla hasta la mina. Para ello es necesario vencer cerca de 2.200 metros de carga estática, y transportarla mediante una tubería de acero al carbono de unos 45 kilómetros. Además, cuenta con tres estaciones de bombeo.
Suministro de energía

Facilidades auxiliares

El diseño incluyó, además, los medios de seguridad, las oficinas administrativas, los talleres, los almacenes, el campamento para alojar al personal, un grifo de combustible, polvorines y otros.

La energía para el proyecto se deriva del Sistema In-

| Cerro Lindo | 73

La nueva subestación eléctrica Desierto fue una inversión realizada por Milpo a fin de convertir la energía de 220 kv a 60 kv para alimentar a la planta de procesos, y 22,9 kv para alimentar a las estaciones de bombeo y la planta desaladora.

FILTRACIÓN DE CONCENTRADO
74 | Cerro Lindo |

“Una vez obtenido, el concentrado final es secado mediante filtros para permitir su transporte. Yo me encargo de verificar el funcionamiento”. Danfer Chuquispuma, operador de filtro

| Cerro Lindo | 75

TRANSPORTAMOS CONCENTRADO

“Terminado el proceso, el concentrado es transportado en camiones. Cerro Lindo es un yacimiento minero polimetálico que se ha hecho realidad gracias a la tecnología de punta, al respeto por la población y el medio ambiente, y a un gran equipo humano”. Germán Arce, gerente de al unidad minera Cerro Lindo

| Cerro Lindo | 77

La construcción de Cerro Lindo
El año 2005 fue excelente para todas las empresas productoras mineras, no solo en el Perú sino en el mundo, que se vieron favorecidas por el incremento sostenido del precio de los metales. Según la Memoria de 2005 de Milpo, el fuerte y constante crecimiento de la economía china —creció casi 10% en ese año—, la recuperación —después de muchos años sin crecimiento— de la economía japonesa, así Por otro lado, la falta de desarrollo de proyectos mineros importantes en el corto y en el mediano plazo, generada por la prolongada época de precios bajos de los metales —período 1999-2003—, dio paso a una etapa de buenas cotizaciones para el cobre y el zinc. como el equilibrio norteamericano y europeo, permitieron que los metales alcanzaran niveles récord.

78 | Cerro Lindo |

El diseño y la construcción del proyecto Cerro Lindo se realizó bajo la modalidad denominada fast track, en la cual la ingeniería fue desarrollada paralelamente a la construcción, la que se inició durante el primer trimestre de 2006.

La Memoria de ese año describe que, en este contexto, la actividad minera nacional estuvo fuertemente motivada a intentar maximizar los niveles de producción de sus diferentes unidades productivas para aprovechar la coyuntura. Milpo no fue una excepción, y logró niveles superiores de producción en los concentrados de plomo y cobre respecto del año anterior. En el caso

del zinc, Milpo fue el cuarto productor y participó con 8% de la producción nacional de este metal. Lo anterior fortaleció la situación financiera de Milpo, que obtuvo una utilidad neta de US$ 20,5 millones, 26% más respecto a 2004. Sus costos competitivos a nivel mundial y su audaz estrategia de crecimiento

permitieron que el valor de la empresa en la Bolsa de Valores de Lima alcanzara una capitalización bursátil de más US$ 500 millones.

La decisión del directorio de sacar adelante el proyecto
La favorable coyuntura económica alentó a la compa-

| Cerro Lindo | 79

El objetivo de aprovechar el excelente precio de los metales, en particular del zinc, hizo que Milpo dedique todo su esfuerzo para que la mina entre en operaciones en junio de 2007.

ñía a desarrollar un intensivo programa de inversiones, y a concretar la construcción de la mina Chapi, que entró en operaciones en 2006. En cuanto a Cerro Lindo, la Memoria de 2005 anuncia la decisión del Directorio de iniciar la construcción del proyecto y da cuenta de las acciones destinadas a alcanzar este objetivo:

Se efectuó la transferencia de profesionales de diversas disciplinas de otras unidades y empresas del Grupo con la finalidad de obtener sinergias y apoyar el desarrollo de personal con alto potencial para asumir responsabilidades en el futuro. Asimismo, se han establecido los parámetros de contratación de personal de las comunidades.

Un hito importante con relación al proyecto fue la audiencia pública realizada en junio de ese mismo año con la comunidad de Chavín, en la cual se concretó la adquisición de los terrenos superficiales para desarrollar el proyecto minero. Luego de las negociaciones, la propuesta económica de Milpo fue aprobada por unanimidad. La empresa, a su vez, se comprometió a

80 | Cerro Lindo |

priorizar la contratación de personal calificado y no calificado de la comunidad de Chavín y de las demás poblaciones de la quebrada del valle de Topará.

EL EPCM
El diseño y la construcción del proyecto Cerro Lindo tuvieron una característica singular y exigente, pues debieron realizarse bajo la modalidad denominada fast track, según la cual la ingeniería —es decir, el diseño de los componentes de la obra— es desarrollada paralelamente a la construcción. El motivo de esta decisión fueron los plazos que se impuso la compañía con el objetivo de aprovechar el excelente precio de los metales, en particular del zinc, el recurso más importante del yacimiento. La construcción de la obra se inició en el primer trimestre de 2006, y para su ejecución se

| Cerro Lindo | 81

Otra mejora del proyecto Cerro Lindo fue la presa de relaves, que también preocupaba a la población. El rediseño del proyecto propuso cambiar la ubicación de la presa y secar el relave con 10% de humedad y no con 70%, como se contemplaba en el proyecto original.

estableció un plazo de 13 meses, a fin de que la mina entrara en operaciones en junio de 2007. El proyecto se desarrolló según el sistema Engineering, Procurement, Construction Management (EPCM), que suele traducirse como ‘ingeniería, procura y gerencia de construcción’. Eduardo León, gerente de Construcción del Proyecto de Milpo, explica cómo se organizó la ejecución de las obras: La ingeniería básica y de detalle de la planta de procesos fue desarrollada por Gemin, mientras que la ingeniería de las áreas de disposición de relaves, línea

de transmisión, planta desaladora, tubería de abducción y carretera de acceso fueron desarrollados por terceros, y gerenciados por Gemin. La adquisición de los materiales (procura) estuvo a cargo del Área de Logística de Milpo; y la gerencia de construcción, la realizamos desde el grupo Milpo. Ello implicó la administración de las obras realizadas por los diversos contratistas de modo que desarrollasen los trabajos en la forma y secuencia que requeríamos. La gerencia de las obras en Cerro Lindo estuvo a cargo de Germán Arce, quien técnicamente era el

cliente de la obra, pues su labor consistía en aprobar o solicitar las modificaciones necesarias para que la mina y la planta de procesos cumplieran con los requisitos de explotación y producción. La compañía tuvo además la responsabilidad de obtener los permisos y llevar adelante todas las actividades de relaciones con la comunidad, como la adquisición de tierras y permisos —Legal y Medio Ambiente—, la contratación de personal —Relaciones Humanas— y el pago de facturas —Contabilidad-Finanzas—.

“Hemos puesto una planta desalinizadora en la playa y bombeamos agua de mar a 2.200 metros de altitud, en una extensión de 45 kilómetros. Esto no es común en el país, traemos agua del océano y la procesamos para utilizarla en nuestra operación. Eso se llama convivir con nuestra comunidad”. Eduardo León, gerente del proyecto Cerro Lindo y Cléver Párraga, gerente de construcción de Cerro Lindo

| Cerro Lindo | 83

Los retos y las dificultades

La reducción real de los plazos se observa claramente cuando se comparan los tiempos que establecía la factibilidad y lo que ocurrió en la práctica. Así, en 2005 se sostuvo que entre el inicio de la construcción y el comienzo de las operaciones pasarían 13 meses, pero la obra se realizó al final en solo 9 meses. Originalmente, todas las instalaciones eran al aire libre. Durante el desarrollo del proyecto, nos solicitaron que techáramos los edificios y los dejásemos preparados para ponerles paredes. Otro cambio fue el de la subestación eléctrica de la playa, a la que nos debíamos conectar. A la hora del detalle, vimos que no podíamos usar la subestación existente, por lo que debimos construir una más grande, con capacidad de transformar la energía de 220.000 a 60.000 kilovatios, y a 22.000, que era lo que requeríamos. Este cambio significó más de 3,5 millones de dólares y también cierta demora. Pero quizá lo que mejor grafica los retos que supuso cumplir con los plazos previstos fue lo que ocurrió con la construcción de la carretera. En el estudio de factibi-

lidad se había previsto construir la planta de procesos en paralelo a la carretera de acceso. El reto se hizo evidente: ¿cómo se podía trasladar la maquinaria hasta la mina si la vía de acceso no lo permitía?
Estrategias y logros

En la práctica, sin embargo, la tarea de construcción del proyecto supuso grandes retos. La fecha de entrega de la obra era inamovible, pero a medida que pasaban las semanas, diversas dificultades empezaron a jugar en contra. Así, por ejemplo, la contratación del personal clave en ingeniería, y luego en construcción, se extendió más allá de lo previsto debido a la alta demanda en el mercado. Asimismo, la redefinición de algunos aspectos de la ingeniería básica dilató los inicios previsto spara la etapa de ingeniería de detalle. Eduardo León explica los desafíos del proyecto fast track: Muchos piensan que implica simplemente hacer todo más rápido, pero no es así. En realidad, consiste en realizar en paralelo la ingeniería y la construcción, lo cual es bastante complicado. Por otra parte, aun cuando el Estudio de Factibilidad del 2005 reconocía que era un proyecto fast track, en ningún momento previó que el traslape entre la ingeniería y la construcción fueran de la magnitud que alcanzaron.

Dada la inminencia de la conclusión de los plazos y la necesidad de cumplir sí o sí con la fecha de inicio de las operaciones, la Gerencia de Construcción de Milpo aplicó algunas soluciones extremas con el fin de superar las demoras e inconvenientes.
• Empezar el movimiento de tierras en la planta de

procesos antes de que la carretera de acceso a Cerro Lindo estuviera concluida. Ello implicaba subir gran parte de la maquinaria por el camino antiguo. Eduardo León recuerda la odisea: “Tuvimos que hacer rodar los equipos oruga, que no están preparados para eso. Se demoraron dos días en llegar a la mina. Había sitios en los que ni siquiera pasaban, por lo que debíamos ensanchar el camino a medida que avanzaban”. En este esfuerzo, varias orugas llegaron a Cerro Lindo con el tren de rodamiento en

84 | Cerro Lindo |

mal estado y requirieron reparaciones mayores. Además, algunos proveedores, al ver las condiciones de la vía, desistieron de alquilar sus equipos. Esto significó contar con recursos restringidos para la ejecución del movimiento de tierras, por lo que hubo que priorizar la planta de procesos por sobre otros sectores.

• Fijar plazos reducidos para cada uno de los contratos en los que se organizó el proyecto. Ante la imposibili-

dato hicimos la cimentación. Pero el fabricante tuvo que cambiar el diseño y nosotros tuvimos que modificar la cimentación porque la bomba ya no cabía. Lo cierto es que las estrategias funcionaron y todos

dad de empezar las obras civiles antes de agosto de 2006, se fijaron plazos muy ajustados en los subsiguientes contratos.
• Licitar la ejecución de los trabajos de construc-

los esfuerzos desplegados valieron la pena, pues Cerro Lindo empezó a producir en junio de 2007. Francisco Ismodes, gerente de Asuntos Corporativos, resume el significado y la importancia de este logro para Milpo: Los esfuerzos en la construcción de Cerro Lindo

• Priorizar las obras de la mina sobre la construcción de otros componentes. La escasez de personal y la di-

ción antes de contar con la ingeniería de detalle. Los

atrasos en la contratación de personal clave en ingeniería y construcción obligaron a la Gerencia a adoptar esta medida, a pesar del riesgo de incrementar los costos y de posibles retrabajos. Eduardo León anota:

ficultad de llevar hasta la zona los equipos mecánicos obligaron a postergar la construcción de otros componentes de la mina, también muy importantes. El ingeniero León recuerda:

El problema mayor es que inicias la construcción Cuando llegamos con los pocos equipos mecánicos a la mina, no teníamos todavía suficientes personas, por lo que tuvimos que elegir entre empezar a construir la mina o levantar el campamento. Con el dolor de nuestro corazón, tuvimos que optar por lo primero, y alojarnos en un campamento muy precario y de ambientes muy reducidos, lo que hizo que las condiciones en un inicio fueran muy difíciles. basándote en documentos que van a sufrir modificaciones, que no están terminados ni compatibilizados. Puede ocurrir que un contratista te entregue planos de diseño que no coinciden con los planos de los fabricantes de la maquinaria. Por ejemplo, el proveedor de la bomba nos dijo que esta tenía que tener los pernos de anclaje a una distancia determinada, y con este

han permitido que la mina empiece sus operaciones aprovechando el ciclo de precios altos de los minerales. Para nosotros, esta era una responsabilidad con el país, porque implica mayores aportes al Estado, mayores impuestos, y también mayores utilidades para los accionistas y la posibilidad de invertir en nuevos proyectos en el Perú.

“Con Cerro Lindo pudimos involucrar a comuneros de la zona en la actividad minera. Ellos aprendieron conceptos nuevos y son buenos trabajadores de Milpo. Hoy ellos sienten mucho orgullo de ser parte de Milpo y de cómo fueron acogidos”. Carlos Domínguez, gerente de Recursos Humanos de Milpo

86 | Cerro Lindo |

Cerro Lindo es una operación segura y confiable, que genera trabajadores comprometidos e involucrados en la mejora de los procesos de una de las minas más importantes del mundo.

El equipo humano

A junio de 2007, las obras habían requerido en total más de 2.000 puestos de trabajo directos y 1.000 indirectos, con un desembolso en remuneraciones de 72 millones de nuevos soles. Asimismo, el acuerdo establecido con la comunidad de Chavín de contratar a personal calificado y no calificado fue cumplido con creces, ya que cerca de 350 comuneros prestaron servicios a Milpo en algún momento de la construcción. Más de 100 pobladores de la comunidad fueron además capacitados en un curso de inmersión en la Mina Escuela, Centro Tecnológico Minero (Cetemin), ubicada en Corcona, a fin de que presten su apoyo durante la etapa de explotación.

Se aplicó, además, un intensivo programa de Gestión de Prevención de Riesgos para maximizar la seguridad de los trabajadores durante la fase de construcción. Así por ejemplo, Milpo supervisó la gestión de cada contratista durante el desarrollo de sus labores; realizó auditorías internas mensuales a todas las empresas especializadas, con la finalidad de mejorar el manejo de la seguridad y del medio ambiente; e implementó el Programa de Incentivos de Seguridad en todo el proyecto, mediante el cual premió al trabajador, al supervisor de seguridad y a la empresa especializada que destacaron mensualmente en estos aspectos.

La cantidad de personas involucradas en la construcción de Cerro Lindo excedió largamente los 700 empleos previstos inicialmente. Respecto del tema de contratación de personal y del número de empleos, la Memoria de 2006 anota: “El reclutamiento, selección y contratación del personal para la etapa de construcción del Proyecto Cerro Lindo fue el reto más importante del 2006. Durante el año, se contrataron aproximadamente 1 200 personas entre profesionales, técnicos y obreros a través de las diversas empresas especializadas del Proyecto (Gemin, Cosapi, GyM, Abengoa,

Doosan, entre otras)”.

| Cerro Lindo | 87

Como resultado de estas medidas y de los altos estándares de seguridad de la mayor parte de las empresas contratistas que participaron en el proyecto de construcción, los índices de seguridad se mantuvieron por debajo de los límites de seguridad corporativos exigidos por el Grupo Milpo.
Financiamiento y costos

Los buenos resultados económicos de Milpo, así como su estrategia de costos aplicada desde 2001, permitieron que la construcción de Cerro Lindo se hiciera íntegramente con recursos propios, y sin necesidad de acudir al sistema financiero. La Memoria de 2006 da cuenta de ello: En el 2006, la principal inversión de la Compañía fue en los avances en la construcción del proyecto Cerro Lindo, los cuales fueron financiados íntegramente con recursos propios. A pesar de estos constantes desembolsos (alrededor de US$ 45 millones en 2006),
Cerro Lindo involucró a comuneros de la zona en las actividades mineras. Para conseguirlo, se llevó adelante un plan de capacitación muy intensivo para que las personas pudieran adquirir las habilidades y competencias necesarias. Una vista de la clausura de dicho programa de capacitación a cargo de Cetemin.

88 | Cerro Lindo |

Los tiempos acordados para el fast track se cumplieron y la mina fue inaugurada el 20 de julio de 2007 por el presidente Alan García Pérez, junto al ministro de Energía y Minas, Arq. Juan Valdivia Romero, y con la presencia de autoridades nacionales, regionales y de la empresa.

al pago de deuda (US$ 30 millones) y al pago de impuestos y participaciones (alrededor de US$ 30 millones en el año), entre otros egresos, el nivel de caja de Milpo se incrementó de US$ 33.6 millones al cierre de 2005 a US$ 46.9 millones a diciembre de 2006. El costo total de diseñar y construir las obras de Cerro Lindo fue de US$ 107,6 millones, a precios de junio de 2007. Ello incluye también los costos del propietario y costos indirectos asociados al diseño, la construcción y el comisionamiento. Estos montos son

cercanos a las estimaciones realizadas en el Estudio de Factibilidad de Amec y Minproc —US$ 106,4 millones—, aunque superiores a las estimaciones de Gemin de noviembre de 2005 —US$ 86,8 millones—. Con relación a este último cálculo, las diferencias se explican en gran parte debido a la aparición de factores no previsibles, como una falla geológica en la cámara de chancado primaria, la evolución del precio de los insumos y, principalmente, los cambios en el alcance y el diseño del proyecto. Estos cambios, sin embargo, implicarán un menor costo de operación y costos más bajos de mantenimiento.

Por otra parte, según explica Eduardo León, los costos de Cerro Lindo están en el orden de las magnitudes de una obra de esta naturaleza, que es de aproximadamente US$ 30.000 por tonelada al día. En una operación como la de Cerro Lindo, de 5.000 toneladas por día, el costo total de construcción es de US$ 100 millones. Así, la alta tecnología y las soluciones innovadoras de Cerro Lindo destinadas a minimizar el impacto ambiental de las operaciones —como la planta desaladora y la presa de relaves— no han representado un incremento significativo en el costo de la obra.

“Cerro Lindo es un yacimiento polimetálico que se hace realidad gracias a la aplicación de tecnología de punta, al uso del recurso hídrico de la fuente inagotable que es el mar, al respeto por la población y el medio ambiente, y al tesón de un gran equipo humano. La difusión de nuestra tecnología, hará realidad otros yacimientos mineros, aportando movimiento económico en la localidad, la región y el país”. Germán Arce, gerente unidad minera Cerro Lindo

90 | Cerro Lindo |

MONTO DE INVERSIÓN del PROYECTO CERRO LINDO
DESCRIPCIÓN
Mina subterránea Planta de procesos Manejo de relaves Carretera Infraestructura obra Instalaciones auxiliares Costo propietario EPCM Otros Indirectos Total US$
Fuente: Grupo Milpo.

EXCAVACIÓN MINERA
9.297.486 - - - - - - - - 9.297.486

PROCURA (EQUIPOS, VEHÍCULOS)
375.047 28.638.712 888.997 - 14.730.395 2.713.203 - - 402.284 47.748.639

OBRAS MONTAJE MOVIMIENTO CIVILES
- 8.139.213 - - 56.398 571.130 - - - 8.766.741 - 4.990.518 - - 6.949.248 - - - - 11.939.766 - 3.710.679 5.910.000 6.845.420 1.603.664 448.938 - - - 18.518.701

OTROS TIERRAS
714.973 - - - - - 2.731.151 7.129.611 778.350 11.354.085

TOTAL ESTIMADO
10.387.506 45.479.122 6.798.997 6.845.420 23.339.705 3.733.271 2.731.151 7.129.611 1.180.634 107.625.417

UN TRABAJO BIEN HECHO Y A LA PRIMERA
Con esta mística, Cerro Lindo se ha convertido en un caso especial de identificación con la cultura organizacional del Grupo Milpo. Ello debido al trabajo del equipo de liderazgo, que pudo transmitir un fuerte orgullo de pertenecer a Cerro Lindo, una de las minas más importantes del mundo.

92 | Cerro Lindo |

EVOLUCIÓN DE LA ESTIMACIÓN DE LOS COSTOS DE INVERSIÓN (CAPEX)
estudio de factibilidad ef rev. por gemin-novieMbre (2005) proyecciÓn noviembre (2006) definitiva de amec: junio (2002) wbs facility capex US$ 3.000 tpd capex US$ 5.000 tpd total capex US$ total capex US$ 100 300 400 500 600 800 900 Mina subterránea Planta de procesos Manejo de relaves Infraestructura (SE, carretera, etc.) Instalaciones auxiliares Costo propietario Indirectos (inc. EPCM) 12.711.000 21.341.000 5.907.000 22.779.000 1.424.000 4.125.000 27.688.000 14.711.000 27.005.542 8.681.455 22.779.000 1.424.000 4.125.000 27.688.000 9.659.622 29.423.449 7.686.138 24.375,642 1.627.494 3.370.667 10.670.757 13.446.494 38.037.366 7.357.686 30.324.910 3.742.126 3.370.668 9.475.738

Costo total US$

95.975.000 10,9 %

106.413.996 9,8%

86.813.768 5,3%
4º trimestre de 2005 GEMIN: - 5% A + 15%

105.754.987

Contingencia utilizada
Precio (US$) a: Precisión declarada

4º trimestre de 2001 AMEC: +/- 15%

4º trimestre de 2006 - 5% A + 5%

Fuente: Grupo Milpo.

| Cerro Lindo | 93

Resumen de compras, Cerro Lindo (US$) Importados Nacionales TOTAL
Fuente: Grupo Milpo.

Activos, repuestos, suministros 4.291.576,11 33.196.191,65 37.487.767,76

Con servicios y reparaciones 6.775.983,43 119.002.658,17 125.778.641,60

Solo servicios y reparaciones 2.484.407,32 85.806.466,52 88.290.873,84

Resumen de compras, Cerro Lindo (porcentajes) IMPORTADOS

NACIONALES

11,45

94,61

97,18

88,55

5,39 2,81
Activos, repuestos, suministros
Fuente: Grupo Milpo.

Activos, repuestos, suministros
Fuente: Grupo Milpo.

Con servicios y reparaciones

Solo servicios y reparaciones

Con servicios y reparaciones

Solo servicios y reparaciones

“Cerro Lindo ha sido el éxito más grande de Milpo en los últimos años. Actualmente, produce sobre las 5.200 toneladas métricas por día y se ha convertido en un orgullo para nosotros y el Perú. Todo esto se lo debemos a nuestra gente, hombres y mujeres comprometidos con su propio desarrollo, el de la empresa y el del país”. Ivo Ucovich, presidente del directorio Milpo

TRABAJAMOS POR UN MEJOR PERÚ

REHABILITAMOS EL CANAL DE AGUA DE HUARASHAGA
“Se descolmataron dos kilómetros, se construyeron gaviones para evitar que el agua pueda discurrir a las quebradas, se construyeron seis puentes para el paso de los ganaderos y se trabajó con explosivos en el punto crítico. Se ha incrementado el caudal del río Topará”. Digmar López, superintendente de Relaciones Comunitarias de Cerro Lindo

| Cerro Lindo | 97

Relaciones comunitarias y gestión ambiental
Como ya hemos anticipado en este libro, Cerro Lindo se ubica en una zona bastante agreste. No hay pastos sino tierra y piedras, y aunque está próxima al río Topará, las aguas fluyen solo en la época de lluvias, con frecuencia produciendo huaicos. Debido a estas condiciones, la población de San José de Chavín, la más próxima, está situada en la parte alta del distrito, unos mil metros más arriba y a 45 minutos en automóvil de la mina. Los únicos pobladores que viven en Tanto esta familia como los habitantes del distrito de Chavín se dedican principalmente a la crianza de cabras. Son más de mil personas, según el registro cenCerro Lindo, en la zona conocida como Huapunga, son el señor Beltrán Laura y su familia, quienes han sido testigos de cada una de las iniciativas que, a lo largo de los últimos treinta años, han emprendido las diversas empresas interesadas en la mina.

98 | Cerro Lindo |

sal. Sin embargo, San José es casi un pueblo fantasma, pues habitualmente está ocupado por menos de 200 personas. Manuel Doria, gerente de Responsabilidad Social de Milpo, describe el pueblo con estas palabras: “El lugar es curioso. Tienen municipalidad, un colegio, la posta médica, pero cuando vas de visita, puedes no encontrar a nadie...”. ¿Dónde están los chavineros? Digmar López, superintendente de Relaciones Comunitarias, explica que, debido a la
Mucho antes de la construcción de la operación, Milpo inició una serie de talleres y audiencias públicas dirigidos a la población para explicar las características operativas y ambientales del proyecto. La Gerencia de Responsabilidad Social y la Superintendencia de Relaciones Comunitarias de Cerro Lindo jugaron un papel importante con la población.

Además de esta población, son zonas de influencia de la mina los otros anexos de Chavín, aún más alejados, y la población del valle de Topará, asentada en la parte baja de la quebrada.

Los primeros contactos
A diferencia de lo que ocurre en otras unidades mineras —como El Porvenir, por ejemplo— en las que la relación con las comunidades aledañas es intensa desde el arribo de la empresa a la zona, en Cerro Lindo el contacto de Milpo con los pobladores de Chavín fue eventual durante la etapa de exploración. A lo mucho, se produjeron encuentros ocasionales con

escasez de pastos, la mayoría de los pobladores de Chavín ha migrado a Chincha. A esta ciudad se han trasladado incluso con sus animales.

Los chavineros de Chincha no han perdido, sin embargo, los vínculos con su comunidad. Durante la época de lluvias, suben a pastorear en sus tierras y los alrededores. Además, participan con entusiasmo de las fiestas locales y votan en las asambleas comunales. “Nosotros tenemos dos poblaciones de influencia ahí: la gente de Chavín y los chavineros que están en Chincha”, añade el ingeniero López.

los pastores de cabras. El primer acercamiento a la comunidad de San José se concretó recién en 1999, cuando se inició el estudio de prefactibilidad. Digmar López lo recuerda claramente: Mi primera experiencia ahí fue en octubre de 1999, cuando entro a trabajar como ingeniero de proyectos. Mi labor era evaluar las alternativas para la

| Cerro Lindo | 99

construcción de la mina, por ejemplo, para el suministro de agua. Me iba con el hidrólogo a la parte alta, caminé toda la cuenca, y ahí empiezo a comunicarme con la gente, con las autoridades. Así, junto con el alcalde del pueblo, empezaron a hacer algunas obras, principalmente brindando equipos para abrir trochas. “Se estableció una buena química con ellos”, recuerda López. Lamentablemente, en 2001, el proyecto de iniciar la construcción de la mina se pospuso debido al desplome en el precio de los minerales. Este hecho constituyó una gran desilusión para los pobladores de Chavín, que tenían muchas expectativas puestas en Cerro Lindo.

y lograr la voluntad de los comuneros de vender 500 hectáreas en la zona. Digmar López recibió, entonces, el encargo de organizar y llevar a cabo talleres participativos con los dueños de las tierras, para explicarles las características y los alcances del proyecto. La experiencia y la dedicación de Digmar López contribuyeron a facilitar las negociaciones; la buena voluntad de los comuneros también. “Este es un grupo humano diferente del resto —señala el ingeniero—, por la recepción que tuvo hacia nosotros. Normalmente, la población tiene una posición totalmente antiminera. En el caso de Chavín, la comunidad vio que si el proyecto salía adelante, ellos podían ser parte de un proceso de desarrollo”.

De puerta en puerta
Dada la dificultad de reunir a todos los propietarios para lograr la venta de las tierras, se pidió a la comunidad que nombrara una comisión de interlocutores válidos. Las conversaciones prosperaban, pero un problema inesperado fue valorizar los terrenos. El ingeniero López explica: Necesitábamos una autoridad que nos dijera cuánto valían. Fuimos al Consejo Nacional de Tasadores y la respuesta fue que el precio real era muy bajo. Evidentemente, para la comunidad estas tierras tenían mucho más valor. La solución fue armar un paquete de beneficios adicional al pago por las tierras para que la propuesta fuera interesante. No solo de beneficios económicos, sino de otros colaterales que devinieran de la presencia de la empresa. Trabajamos varios puntos y les ofrecimos a ellos la posibilidad de suscribir la compra del terreno, y a la vez un convenio marco, en el que asumimos varios compromisos. El siguiente paso consistió en llevar esta propuesta a todos los comuneros empadronados, tanto a los residentes

Los talleres de sensibilización
En el año 2003, cuando la compañía decide retomar el proyecto de Cerro Lindo, una de sus principales preocupaciones era obtener la licencia social de los pobladores de Chavín y del valle de Topará,

La licencia social se obtuvo gracias a los ajustes al proyecto original, que replanteó las dos principales preocupaciones de los comuneros: el suministro de agua y la disposición de los relaves. Adquirir las tierras fue, sin embargo, mucho más complicado.

100 | Cerro Lindo |

en Chavín como a los que habitan en Chincha. Digmar López y Antonio Gálvez, miembro del equipo de Relaciones Comunitarias, tuvieron a su cargo esta tarea, que es descrita por el primero: Hay un sitio conocido en Chincha, Condorillo, donde el 60 o 70% de los moradores son de Chavín. Antonio Gálvez y yo fuimos ahí a buscarlos, pero cuando llegamos no había nadie: solo estaban sus estancias, sus casas vacías. “No, señor, aquí no los encuentra porque salen con los animales a pastar durante el día”, nos decían los vecinos. “Tiene que venir de noche, regresan a las seis de la tarde”. Regresamos de noche y los encontramos. Como no hay luz en la zona, para realizar los talleres teníamos que alumbrarnos con las luces del carro. Muchos de los chavineros solo hablan y entienden quechua. “Yo les hablaba y les explicaba las bonda-

des del proyecto. Luego Antonio traducía lo que yo les decía. Pero yo veía que la gente se reía, y le dije a Antonio: ‘¿Qué les estás diciendo? ¿Por qué se ríen?’. Se reían porque les sorprendía que Antonio hablara quechua”, recuerda divertido el ingeniero López. Este trabajo de sensibilización se hizo no solamente en Chincha sino también en otras zonas como Pueblo Nuevo, Grocio Prado y todos los anexos de Chavín.

a las asambleas que se realizaban normalmente, en las que los acuerdos se tomaban por mayoría simple, asistían solo unas 50 personas. Pese al intenso trabajo de sensibilización, Digmar López y los funcionarios de Milpo que lo acompañaban estaban preocupados el día de la asamblea, pues ¿se alcanzarían el quórum? Habíamos ido casa por casa para convencerlos de que asistan. El día de la asamblea se veía a más de 200 personas, pero no sabíamos si todos estaban empadronados. Cuando llegó la hora de firmar la asistencia, empezaron a pasar uno por uno. Firmaron 190, 191... cuando llegamos a 195, se acabó la gente. Le dije a Antonio: “¡Vamos a buscarlos!”. Era día de fiesta, pero logramos completar el quórum. Lo mejor es que la venta y el convenio se aprobaron por unanimidad.

La asamblea magna
La venta de estas 500 hectáreas de la comunidad debía hacerse en asamblea, con un quórum mínimo de las dos terceras partes de los empadronados para lograr la aprobación. Eran 300 empadronados, por lo que debían asistir por los menos 200 comuneros. Convocar a tantos fue difícil porque

| Cerro Lindo | 101

Luego de conseguir la aprobación, el siguiente paso fue lograr la titulación de los terrenos. Digmar López tuvo que convencer a los comuneros para que inscribieran su propiedad; hubo incluso que apoyarlos para que delimitaran sus terrenos. Fue una caminata de 15 días para marcar los hitos. Al principio hubo algunos conflictos, porque ocurría que no toda la propiedad que ellos consideraban suya necesariamente lo era. Había tierras que eran del Estado o de sus vecinos. En estos casos, el Área de Relaciones Comunitarias de Milpo brindó soporte legal, pero no intervino directamente debido a la sensibilidad de este tema. rreno se hizo aparejada con un convenio en el que Milpo asumía varios compromisos. Uno de ellos fue la construcción de una carretera a cambio del derecho de servidumbre de la zona por donde iba a pasar la línea de alta tensión. “Nos comprometimos a hacerles una carretera hasta el poblado y sus anexos porque la carretera que ellos tenían solo lleOtro fue un aporte voluntario de 500 mil dólares durante la fase de construcción de la mina y de 100 mil dólares anuales durante la explotación. Para la administración de estos fondos, se creó un Consejo Ejecutivo, conformado por representantes de Chavín y Topará, y un miembro de Milpo. Ello con la idea de utilizar estos fondos para el desarrollo de obras y proyectos que beneficiaran a ambas poblaciones. El Consejo Ejecutivo comenzó a funcionar en agosto de
La inmediata reacción de Milpo ante el terremoto ocurrido en Chincha, así como la realización de actividades de difusión cultural a través de las giras de cine itinerante, son solo algunos ejemplos del importante acercamiento e identificación con las poblaciones aledañas a Cerro Lindo.

El convenio marco
Tal como adelantamos, la oferta de compra del te-

gaba hasta Chavín y era muy accidentada”, explica López.

102 | Cerro Lindo |

2006, y desde entonces ha demostrado una gran capacidad de gestión pues ha logrado asignar 90% del presupuesto a obras ya ejecutadas o por ejecutar. “Se eligieron primero proyectos comunes, que beneficiaran a todos. La rehabilitación del canal de Huarashaga, por ejemplo. Esta ha sido la primera obra. Ello ha permitido que las primeras aguas del río lleguen claras. Es una obra emblemática porque mostró que se podían tomar decisiones conjuntas”, afirma el ingeniero López. Pero quizá lo que más enorgullece a la compañía es el cumplimiento de otro compromiso del convenio marco: la contratación de mano de obra local tanto para la construcción de la mina como para su operación. La experiencia de trabajar con los comuneros y los chavineros de Chincha ha resultado altamente gratificante y beneficiosa para la empresa.

La experiencia de contratación local
La decisión de construir y poner en operación la mina generó una enorme expectativa entre los pobladores, para quienes la llegada de la empresa representaba una oportunidad única de conseguir empleo y mejorar su calidad de vida. No era posible, sin embargo, contratarlos a todos. Digmar López cuenta que durante los talleres participativos, hubo que adelantar a los pobladores que la minería es una actividad que no necesariamente genera muchos puestos de trabajo. “Queríamos involucrarlos, pero nos preocupaba que todos cifraran sus expectativas en la mina”, recuerda. Luego de las negociaciones para establecer el convenio marco, la empresa acordó que 30% de los trabajadores de la construcción serían comuneros de la zona de influencia. Esta cifra disminuiría a 20% cuando la mina empezara a operar.

Carlos Domínguez, gerente de Recursos Humanos de Milpo, explica qué acciones se desarrollaron para incorporar a los comuneros en la construcción: “Empezamos haciendo un programa que se llamó Plan de Capacitación de Comuneros, en el que censamos a los pobladores, unos 500, y les tomamos pruebas psicotécnicas, evaluaciones. Los capacitamos sobre todo en temas de seguridad. El reto más importante era convertir a un trabajador agrícola en un obrero industrial”. La supervisión de la obra, como ya se ha visto, estuvo en manos de Milpo. Las obras, sin embargo, fueron ejecutadas por empresas contratistas, las que asumieron la cuota de trabajadores locales a la que se había comprometido Milpo. Al final de la obra, muchas de estas empresas conservaron a los trabajadores que habían contratado. Domínguez añade: “Algunos de ellos aprendieron tan bien el oficio que fueron re-

| Cerro Lindo | 103
Cerro Lindo no solamente ha aplicado tecnologías limpias para el cuidado del ambiente, sino que también ha logrado un importante acercamiento con las comunidades campesinas a través de la generación de trabajo. Ellos ganaron una valiosa experiencia en el levantamiento de gaviones y defensa ribereña ante el río Topará.

contratados por las propias constructoras, y están en otros proyectos. Esto fue parte del objetivo: desarrollar competencias en los lugares donde opera Milpo, para elevar la calidad de vida de su gente”. En el caso de los trabajadores requeridos para las operaciones mineras, el Área de Recursos Humanos pidió a los contratistas que hicieran evaluaciones de desempeño entre los trabajadores, a fin de capacitar en labores de minería a los que mostraran mejores resultados. Adicionalmente, se convocó a otros comuneros para una preselección. En total fueron elegidos 100 hombres y mujeres de la zona. Domínguez recuerda que cuando llegó el momento de decidir ser parte de la operación minera, muchos

trabajadores quisieron quedarse en la construcción. “No querían ir a la capacitación porque trabajando en la obra ganaban más. Eso a pesar de que sabían que en dos o tres meses la obra acabaría y necesitarían un nuevo trabajo”. La idea de cambiar de modo de vida, de convertirse en obreros industriales, asustó a muchos: “Recuerdo a cuatro chicas que cuando se vieron enfrentadas a la realidad de que habían sido elegidas para pasar a la actividad minera sintieron mucho temor. Les costaba la idea de comprometerse en una actividad formal, porque no están acostumbradas a eso”. Este grupo recibió una capacitación en la Mina Escuela Cetemin en labores de minería, en un inter“Lo mejor, la lección de esta experiencia —dice Domínguez— es que sí es posible comprometer a los comuneros en el proyecto. Ellos sienten ahora que Cerro Lindo es parte de Chavín”. nado que duró tres meses. Luego de ese proceso, fueron elegidos 80 trabajadores que recorrieron otras unidades y posteriormente empezaron a realizar labores menores en la mina. “Pasaron por una prueba de tres meses, porque con los 80 estábamos por encima del 20% que habíamos ofrecido. Pero lo hicieron muy bien, al final se quedaron casi todos”, explica Domínguez. En la actualidad, 80% de los trabajadores no tecnificados de Cerro Lindo proviene de la zona.

FOMENTAMOS LA AGRICULTURA
104 | Cerro Lindo |

“Una vez cerrado el yacimiento, debe quedar una actividad agropecuaria y una comunidad rural en mejores condiciones que cuando llegó Milpo. El reto más grande para ellos será inculcar en la población la necesidad de forestar los bosques, lo que a su vez genera trabajo directa e indirectamente para mucha gente”. Klaus Berderski, propietario del vivero Topará

| Cerro Lindo | 105

UNA FORMA RESPONSABLE DE HACER MINERÍA EN EL PERÚ
Tal como se vio en el capítulo sobre diseño de la planta de procesos, la mina y la infraestructura complementaria de Cerro Lindo, las actividades de explotación y producción en esta unidad minera garantizan un mínimo impacto ambiental gracias a la implementación de tecnologías limpias como el secado de los relaves, la reutilización de las aguas empleadas en el proceso de producción para evitar vertimientos en el río, el empleo de agua desalada, etcétera. Los esfuerzos desplegados por Milpo para impactar positivamente en su área de operaciones recién comienzan. Se espera que tras el inicio de sus operaciones, Cerro Lindo represente una verdadera oportunidad de desarrollo para los pobladores de su entorno y se constituya en un paradigma de cómo se desenvuelve y debe desenvolverse la minería en el Perú.
EL SISTEMA DE GESTIÓN INTEGRADO (TRINORMA)
ISO 14001: Sistema de Gestión Ambiental. Está orientado a la mejora del desempeño ambiental a través de la prevención, la reducción o la eliminación de impactos. Además, establece criterios que permiten identificar los factores críticos, los cuales son controlados mediante 18 programas ambientales. OHSAS 18001: Sistema de Seguridad y Salud Ocupacional. Busca identificar los peligros y evaluar los riesgos en todos los procesos y las instalaciones de la compañía. Parte de este sistema es un Plan de Contingencias, así como el cumplimiento de una serie de medidas de prevención y control en todas las operaciones mineras. ISO 9001: Sistema de Gestión de Calidad. Busca la satisfacción y el cumplimiento de los requisitos del cliente. Ello implica el logro de una serie de objetivos, como la reducción de los costos de producción y la implementación de mejoras de infraestructura y tecnologías, así como de mejoras en la calidad de los procesos y de los productos.

Nuestro equipo de Responsabilidad Social
Durante 2006 se fortaleció al equipo de Responsabilidad Social, dotándolo de los recursos económicos necesarios, y reclutando a un contingente multidisciplinario de profesionales capacitados y socialmente responsables, a fin de convertir a Milpo en el principal aliado de las poblaciones ubicadas en el entorno de sus operaciones mineras, satisfaciendo en la medida de lo posible sus legítimas aspiraciones al desarrollo.

106 | Cerro Lindo |

Bibliografía
Banco Central de Reserva del  Perú. Memorias anuales. Disponible en www.bcrp.gob.pe Compañía Minera Milpo S. A. Memorias anuales. Disponible en dirección www.milpo.com.pe Gemín. Proyecto Cerro Lindo: informe de junio de 2007 (documento interno). Del Busto, José Antonio. Historia de la minería en el Perú. Lima: Compañía Minera Milpo S. A., 1999. Gariépy, Louis y Jorge Hinostroza. El yacimiento de sulfuros masivos volcanogénicos Cerro Lindo, departamento de Ica, Perú. Lima: Compañía Minera Milpo S. A., 2003.

Entrevistados
Cámac, Celso. Gerente general de la unidad minera El Porvenir, Compañía Minera Milpo S. A. Chahuán, Abraham. Gerente general, Compañía Minera Milpo S. A. Domínguez, Carlos. Gerente de Recursos Humanos, Compañía Minera Milpo S. A. Doria, Manuel. Gerente de Responsabilidad Social, Compañía Minera Milpo S. A. Gariépy, Louis. Gerente de Exploraciones, Iamgold. Hinostroza, Jorge. Gerente de Exploraciones, Compañía Minera Milpo S. A. Ismodes, Francisco. Gerente de Asuntos Corporativos, Compañía Minera Milpo S. A. León, Eduardo. Gerente de Proyectos de la unidad minera Cerro Lindo, Compañía Minera Milpo S. A. Ly Zevallos, Pedro. Gerente general, P. L. Geoexplomin E. I. R. L.

Agradecimiento jnscjsbdc uysg dfushdvucsygd fuyscjhdschds uyfgsdjhbcsdc stef hsdvcgvycstdvsdcghvsdytfgxvcxgvytsdvcgxvxtc dsvgvzycfsgvcytsfsygv

CERRO LINDO. Tierra de colores Haciendo minería en el Perú

Primera edición, abril 2008 Hecho el depósito legal N° XXXXXXX ISBN N° XXXXXXXX Compañía Minera MILPO S. A. A. Av. San Borja Norte 523, San Borja – Perú Concepto, edición y producción: Cia. Minera MILPO S. A. A. Dirección y edición general: APOYO Comunicación Corporativa S. A. Diseño gráfico: María del Pilar Elías Alfageme Fotografía: Francisco Chuquiure, archivo Cia. Minera MILPO S. A. A. xxx Producción fotográfica: Elizabeth Alfaro Corrección: Rocío Moscoso Impresión: Comunica 2 S. A. C.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->