El único portal de entrada AL H1N1 es el conducto nasal, boca y garganta.

En una epidemia global de esta naturaleza es casi imposible evitar contacto con el H1N1, aunque se hayan tomado precauciones. Mientras estés sano y no tengas los síntomas de la infección, para evitar reproducción rápida, agravar los síntomas y desarrollar infecciones secundarias, hay unos pasos sencillos que puedes practicar:

Pasos

1. Lávese las manos con jabón de modo frecuente. Si no Dispone de agua y jabón, utilice un desinfectante para Manos a base de alcohol. 2. Procure no estarse tocando los ojos, la nariz y la boca. Los gérmenes se diseminan de esta manera. 3. Realice gárgaras con agua salada y tibia 2 veces al día (Si duda del agua salada, tome gárgaras de Listerine)

4. Limpie sus fosas nasales 1 vez al día con hisopo (cotonete) Humedecido con agua salada y tibia. 5. Refuerce su sistema inmunológico con alimentos ricos en Vitamina C. Si toma algún suplemento de vitamina C, Cerciórese que también contenga Zinc. 6. Beba mucho líquido tibio como: té, mate cocido, caldo de Verdura.

El H1N1 toma de 2 a 3 días para que la infección inicial en la garganta/ conducto nasal comience a reproducirse y a sentirse los síntomas. Te recordamos: haz gárgaras de agua salada y tibia, dos (2) veces al día. Ese método tan práctico y fácil causa el mismo efecto en personas sanas, que el Tamiflu, el cual se receta para los que ya tienen la infección de la gripe H1N1. No subestimes este

consejo