Las personas nos parecemos a las Cajitas de Música... ¿¿¿Sabes por qué???

Porque... Algunas tienen muchos adornos, pero por dentro están vacías... Otras no tienen adornos; pero por dentro tienen todo un jardín o están llenas de joyas brillantes.

Otras, cuando las abrimos, nos muestran su interior lleno de recovecos y muchas veces nos perdemos entre sus laberintos...

Luego, están aquellas cajitas que son transparentes; que las vemos con solo darles una mirada y sabemos cómo van a actuar siempre...

Las personas son cajas musicales y sólo las conocemos y amamos después de oír la música de su interior...

Esa música tiene algo de magia, algo muy hermoso lleno de vida, algo que está muy dentro de su alma...

A mí, me ha pasado que... He sentido la música de sus almas y precisamente por ello, quiero enviaros la música de mi alma en esta cajita que hoy os regalo. para los que están y para los que por un algún u otro motivo no están y para los que espero que vuelvan.

"Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el arte de vivir juntos y en PAZ”
(Vicenta Martín)

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful