P. 1
TEORÍAS DE LA CONDUCTA HUMANA

TEORÍAS DE LA CONDUCTA HUMANA

|Views: 16|Likes:
Publicado porCarito Cachetitos

More info:

Published by: Carito Cachetitos on May 26, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/05/2013

pdf

text

original

TEORÍAS DE LA CONDUCTA HUMANA Las teorías son sistemas o modelos científicos que permiten hacer predicciones o inferencias sobre

el sistema real al cual quiere aplicarse o el cual es el objeto de estudio del campo de esa teoría en particular. Están constituidas por un conjunto de hipótesis y suposiciones, un campo de aplicación o estudio y algunos lineamientos o reglas que permiten dilucidar y extraer consecuencias de las hipótesis de las cuales parten. Asimismo, las teorías sirven para confeccionar modelos científicos que interpreten un conjunto amplio de observaciones en función de las proposiciones, los supuestos y postulados de la teoría en cuestión. Además, tal como lo señala el artículo correspondiente a "Teorías" de la Enciclopedia Electrónica Wikipedia "la mayoría de teorías permiten ser ampliadas a partir del contraste de sus predicciones con los datos experimentales, e incluso pueden ser modificadas o corregidas, mediante razonamientos inductivos". Partiendo de lo anterior, se puede generalizar el concepto de Teorías de la Conducta Humana, como una serie de postulados y estudios derivados de la corriente conductista, que intentan dar una explicación amplia de los procesos y características psicológicas de la naturaleza humana, que se traducen en conductas observables, es decir patrones de comportamientos o maneras de proceder que pueden ser observadas y registradas por un actor externo. Para entenderlo con mayor claridad, es necesario profundizar un poco más en el término "Conducta", que vendría a ser el campo en torno al cual, obviamente, giran las teorías de la conducta. se puede decir, que está, la conducta es el proceder consciente o no, voluntario o involuntario que presenta cualquier organismo vivo ante una circunstancia. Esta reacción o respuesta, se considera una conducta formal en la medida que cumpla una serie de reglas reconocidas por la sociedad donde se desenvuelva el individuo que emite tal conducta. Al respecto, se puede partir de la premisa de que sólo es posible conocer al otro a través de su conducta, pues el ser humano se expresa y proyecta mediante actos conductuales o comportamientos que no son más que la reacción sentida y real que cualquier situación puede ocasionar sobre él. Si se conociese sobre una persona en particular lo que hace, el por qué lo hace y el cómo lo hace, de seguro se conocería bien a ese ser humano. En esta misma línea, es importante identificar a las mencionadas "reacciones" con el término técnico que reciben dentro del estudio de la conducta, esas reacciones son las llamadas "respuestas" y las circunstancias o situaciones que las ocasionan son denominadas "estímulos". En concordancia, las "respuestas" que son educidas por el individuo y que pueden ser asociadas con actitudes gestuales, corporales, con acciones o con lenguaje, son las llamadas formas de conducta. La conducta es, entonces, la expresión de todas las características personales, es la manera como cada uno realiza su propia cualidad, como se manifiesta lo que es. Todo lo que la personalidad tiene de íntimo, la conducta lo tiene de externo: es la misma personalidad, pero manifiesta; es la manera de ser, mostrada al exterior. Por este motivo, muchos estudiosos del tema tienden a expresar que sobre la conducta humana se conoce mucho pero se comprende poco, razón que la convierte (a la conducta) en el objeto propio de las ciencias psicológicas. La psicología teórica y la aplicada divergen en muchos puntos; pero la principal diferencia reside entre los que sostiene que las teorías conductuales son la clave para entender la conducta humana, y

los que defienden las teorías psicoanalíticas propuestas por Sigmund Freud. De allí que para tener un conocimiento general desde la perspectiva de la psicología, se retorne al abordaje de las "teorías de la conducta". Estas teorías, seguramente tienen sus orígenes en alguna madre, abuela o abuelo, preocupado que al observar algún hecho "positivo o negativo", cualificación ganada en base a los criterios de bien y mal que manejase el observador, probablemente se planteará la necesidad de que "el observado" adquiriese el comportamiento "adecuado" ajustado a lo que se suponía el "deber ser"; sin embargo, la historia no siempre es justa y al ser escrita por los vencedores, casi siempre se pierden en el anonimato los de la primera idea, al menos que formalicen la misma a través del estudio y registro del fenómeno "estudiado". Por ello, históricamente, se reconocen como Teorías de la Conducta a aquellas que surgen a raíz de los estudios realizados por Watson, al cual se le atribuye la paternidad del Conductismo (aunque anterior a él, Wund es el primero en abordar la psicología desde un punto de vista conductual, pero no es considerado conductista por pertenecer a una generación anterior a Watson), y a todos los investigadores que continuaron la línea de estudio watsoniana, entre los que se encuentran Pavlov (el cual al igual que Wunt y Thorndike, posee trabajos anteriores a Watson) y Skinner, entre otros, estableciendo así lo que hoy se conoce como Escuela Conductista. Siguiendo con la exposición anterior, es interesante mencionar algunos de los postulados de Watson que lo hacen merecedor del reconocimiento como padre del conductismo y el primero en generar principios para una Teoría de la conducta. Partiendo de los trabajos de Pavlov, Watson desarrolla experimentos basados en el Condicionamiento clásico, cuyo pilar es la relación Estimulo-Respuesta (E-R). Si bien, el principio E-R, es el mismo que venía desarrollando Pavlov, Watson da un paso adelante al experimentar con personas, de allí su célebre frase: " Dadme una docena de niños sanos, bien formados, para que los eduque, y yo me comprometo a elegir uno de ellos al azar y adiestrarlo para que se convierta en un especialista de cualquier tipo que yo pueda escoger -médico, abogado, artista, hombre de negocios e incluso mendigo o ladrón- prescindiendo de su talento, inclinaciones, tendencias, aptitudes, vocaciones y raza de sus antepasados" (aunque luego admitió que era una exageración). Watson, realiza algunos aportes importantes al clasificar las respuestas (internas y externas) como aprendidas y no aprendidas, así mismo explica el aprendizaje humano desde el esquema E-R, e introduce algunas técnicas para hacer más objetivo el estudio de la conducta en psicología. Por su parte, Skinner, desarrolla el modelo teórico del Condicionamiento Operante, el cual explica la conducta voluntaria del cuerpo, en su relación con el medio ambiente, basados en un método experimental. Es decir, que ante un estimulo, se produce una respuesta voluntaria, la cual, puede ser reforzada de manera positiva o negativa provocando que la conducta operante se fortalezca o debilite. Evidentemente, incorpora un elemento nuevo e importante como lo es el refuerzo, para la aparición o extinción de la conducta, y otros que complementan esta acción como lo son el castigo y la discriminación, entre otros. Así como estos teóricos, mencionados por ser tal vez los más conocidos representantes de las dos grandes corrientes del Conductismo, se hace necesario mencionar a otras figuras cuyos estudios y aportes han dado origen a otras teorías que intentan explicar la conducta humana: Pavlov (Reflejos condicionados), Thorndike (Ley del Efecto), Watson (fundador del conductismo e investigador del Condicionamiento clásico), Skinner

(Condicionamiento Operante), Kantor (Interconductismo), Hull y Tolman (Conductismo medicional, cada uno desde su posición), Ribes y Roca i Balasch (Conductismo de campo), Hayes (Teoría de marcos relacionales para la explicación del aprendizaje del lenguaje), Rachlin (Conductismo teleológico), Staddon (Conductismo Teórico); entre los radicales, Eysenck y Wolpe (Enfoque E-R), dentro del Conductismo metodológico; así como Beck (Enfoque cognitivo conductual), Lazarus (Enfoque multimodal) y Bandura (Enfoque sociocognitivo) como seguidores del conductismo E-O-R. Evidentemente un abordaje profundo de cada uno de los autores mencionados, acarrearía un trabajo de investigación documental mucho más formal que el presente ensayo, sin embargo su mención, permite hacerse la idea de que aun hoy día, las teorías conductista mantienen vigencia, desarrollándose desde distintos enfoques, siendo abordadas desde distintos puntos de vistas y complementadas o adscritas a una gama más amplia y variada de áreas de aplicación. Para finalizar, es necesario resaltar que en las ciencias al igual que todos los campos del desarrollo humano, todo tiene partidarios y detractores, eso permite que en la búsqueda constante de hechos que puedan validar una posición o rebatir otras, surjan nuevas propuestas o enfoques que actualizan e incluso desplazan, proposiciones que estuvieron ajustadas a su tiempo y espacio, pero al final, las experiencias de esos aprendizajes se mantienen como un antecedente de peso e importancia para poder entender en la actualidad el origen de los nuevos conocimientos, tal como se ve refleja en la evolución que ha tenido el estudio de la conducta a través de las distintas teorías que la han hecho su objeto de estudio.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->