P. 1
Virus Del Papiloma Humano

Virus Del Papiloma Humano

4.5

|Views: 20.522|Likes:
Publicado porwilvi14

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: wilvi14 on Apr 17, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/09/2013

pdf

text

original

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DE EDUCACIÓN SUPERIOR INSTITUTO UNIVERSITARIO DE TECNOLOGIA “JOSE MARIA CARREÑO” CUA – EDO.

MIRANDA TÉCNICAS DE ESTUDIO

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN DE CARÁCTER MONOGRÁFICO Y DOCUMENTAL VIRUS DE PAPILOMA HUMANO (VPH)

Prof. Nelson Mavarez

ALUMNOS: José Ochoa Rubén Márquez Wilmer Villanueva Jesús Villa Wilmi Rojas Cúa, Febrero del 2007

ÍNDICE

pp. INTRODUCCIÓN…………………………………………………………. MARCO HISTÓRICO……………………………………………………... MARCO TEORICO……………………………………………………….. ANTECEDENTES………………………………………………………… Descripción……………………………………………………………….. Causas…………………………………………………………………….. CONCLUSIONES…………………………………………………………. RECOMENDACIONES…………………………………………………… BIBLIOGRAFÍA…………………………………………………………... ANEXOS…………………………………………………………………... iii 01 02 02 03 07 08 10 11 12

INTRODUCCIÓN

El virus del papiloma pertenece a una “familia” de virus que se caracteriza por infectar tejidos constituidos por epitelios (cubierta externa de los órganos), como piel, vías áreas superiores, bronquios y genitales. Este es un virus de la familia ADN y que actualmente se encuentra difundido en todo el mundo, produce diferentes enfermedades entre las más conocidas están las verrugas planas de la cara, las verrugas vulgares (mezquinos) de las manos, las verrugas de las plantas (“ojos de pescado”) y los papilomas laríngeos. A nivel de genitales la infección por el virus de papiloma en mujeres es más conocida. En la época actual hay evidencia de su existencia desde los años 30 y en la última década ha cobrado un renovado interés debido a su asociación con el cáncer Cervico-uterino. Debido a ello se insiste mucho en la vigilancia estrecha de la mujer mediante el estudio llamado “Papanicolau”, en donde se pueden apreciar cambios por infección de este virus o francamente cambios pre-malignos o malignos. Luego de esta breve introducción esperamos poder explicar sobre este tema y así ayudar en el proceso de conocer más claramente lo que significa el VPH y las maneras de evitar contraerlo. Para llevar a cabo la realización de esta monografía fue escogido el tema de VIRUS DE PAPILOMA HUMANO (VPH), con la intención de advertir, mostrar y educar a parte de la población estudiantil del INSTITUTO TECNOLÓGICO UNIVERSITARIO JOSÉ MARÍA CARREÑO a cerca de esta enfermedad que es una infección altamente contagiosa y peligrosa, no solo para las personas que mantienen una vida sexual activa, sino para todos los que nos encontramos al contacto con un posible portador de la misma.

MARCO HISTÓRICO

Cuando hablamos de un virus de transmisión sexual, sin importar que tipo, debemos hablar de lo que significa la necesidad o el deseo sexual que sufrimos a partir de la adolescencia: comenzamos a manifestar ciertos cambios hormonales que nos modifican nuestra conducta en un ciclo que inicia con muchas inquietudes y curiosidades que se vuelven parte de nuestro diario vivir. Es importante que sepamos que detrás de todo lo agradable con que se puede presentar nuestro primer encuentro sexual, existen muchas cosas más que el solo hecho de un momento de placer. Con el paso del tiempo se han producido y generado ciertos tipos de enfermedades de transmisión sexual que por falta de nuestro conocimiento no tenemos presentes al momento de estar en contacto sexualmente; muchas veces nos confiamos de nuestra pareja y no sabemos que vida sexual ha mantenido esta persona. Como ya dijimos estas E.T.S son mortales, entre las más conocidas esta el SIDA, que hasta ahora no se ha podido encontrar una cura; pero no solo esta enfermedad es incurable, existen varias enfermedades que aún, no causándonos la muerte son incurables, como lo es el VPH (VIRUS DE PAPILOMA HUMANO) el cual es transmitido no solo de forma sexual sino también al simple contacto, tanto físico como elementos exteriores como: ropa infectada, un baño infectado, etc.

MARCO TEÓRICO

Antecedentes

Las enfermedades de transmisión sexual se conocen en el mundo desde tiempos remotos en las civilizaciones primigenias, así los antiguos griegos hacen referencia a estas enfermedades relacionándolas con la Diosa Venus, de donde proviene su anterior nombre de enfermedades venéreas, en el Antiguo Testamento, se ve reseñada la impureza del hombre que padece gonorrea. En el periodo de decadencia del Imperio Romano fueron clausuradas algunas Termas (baños públicos) para evitar que se siguieran propagando dentro de la población las enfermedades. La naturaleza de las verrugas humanas se conoce desde 1907 cuando Ciuffo estableció la etiología viral de estas lesiones, pero sólo desde hace poco tiempo, con el advenimiento de la virología molecular, el virus causal está siendo comprendido. Los virus del papiloma humano (VPH) son virus DNA de doble cadena (DNAdc) clasificados dentro del grupo papovaviridae junto con el virus SV40 y los poliomavirus. El primer virus papiloma fue aislado de conejos por R. Shope en 1933. Son epiteliotrópicos y su genoma mide aproximadamente 8 kilobases de longitud, con un peso molecular de 5 x 106 daltons. Presentan una cápside icosahédrica compuesta de 72 capsómeros con un diámetro de 52-55 nm rodeando el genoma de DNA y conformada por dos proteínas mayores de la cápside: L1 y L2. En octubre del año 1971, se dio en Maracaibo, Venezuela, el VIII Congreso Latinoamericano de Patología. Un ginecólogo (Jorge Nágel) y un patólogo (Elio Casale), ambos venezolanos que ejercían en Caracas, demostraron en un trabajo libre la presencia de partículas virales en unas lesiones del cuello uterino que aparecían como manchas rosadas; para ello habían utilizado el microscopio electrónico (ME).

Según García (2001), en el trabajo de investigación realizado en el Instituto Nacional de Deporte (IND), sobre: Causas y Síntomas que se manifiestan en las personas contagiadas con el Virus Papiloma Humano “el mantener relaciones sexuales con diferentes parejas no es recomendable – Lo mejor es mantener sexo seguro, con una sola persona – ya que al desconocer la vida sexual anterior que dichas personas han mantenido nos puede traer como consecuencia el contagio de enfermedades venéreas, en este caso, específicamente el Virus Papiloma Humano. El mismo también se puede contagiar a través del contacto directo de piel a piel, el utilizar las mismas prendas íntimas, etc. Este virus se presenta por medio de verrugas que tienen un periodo de incubación por lo general de dos a tres meses, aunque puede ser de años, estos tumores benignos (no cancerosos), caracterizados por el aumento en las papilas de la piel o de las mucosas con endurecimiento de le dermis subyacente”. Las formas mas visibles del virus se presenta en las manos, boca, laringe, ojos, los brazos, piernas y el Papiloma nasal, etc. Se pueden presentar en el hombre como pequeños racimos de uvas localizados en el surco balono-prepucial (abajo del glande o “cabeza” de pene) y en el ano, tanto del hombre como de la mujer. En la mujer aparece en los labios vulvares, vagina y cuello uterino. Cuando la persona infectada de este virus se encuentra en la etapa culminante presenta olor desagradable en la parte afectada, fuerte ardor, dolor verrugas. y gran reproducción de

Descripción

La infección genital por VPH es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), causada por el virus del papiloma humano (VPH). El virus del papiloma humano es el nombre que se le da a un grupo de virus que incluye más de 100 tipos o cepas diferentes. Más de 30 de estos virus son transmitidos sexualmente y pueden infectar el área genital de hombres y mujeres, que incluyen la piel del pene, la vulva (área fuera de la

vagina) o el ano y los revestimientos de la vagina, el cuello uterino o el recto. La mayoría de las personas que quedan infectadas por VPH no presentarán síntomas y la infección desaparecerá por sí sola. Algunos tipos de estos virus son llamados de “alto riesgo” y pueden revelar resultados anormales en las pruebas de Papanicolaou. Estos virus también pueden provocar cáncer de cuello uterino, de vulva, de vagina, de ano o de pene. Otros tipos de virus son llamados de “bajo riesgo” y pueden arrojar resultados con anormalidades leves en las pruebas de Papanicolaou o causar verrugas genitales. Las verrugas genitales son abultamientos o crecimientos únicos o múltiples que aparecen en el área genital y en ciertas ocasiones tienen forma de coliflor. Aproximadamente el 60% de personas están infectadas actualmente con algún tipo de VPH a nivel mundial. Al menos el 50 por ciento de las mujeres y hombres sexualmente activos contraerán la infección genital del VPH en algún momento de sus vidas. Por lo menos el 80 por ciento de mujeres habrá contraído una infección genital del VPH al llegar a los 50 años de edad. Cerca de 6.2 millones de estadounidenses contraen una nueva infección genital del VPH cada año. Los tipos de VPH que infectan el área de los genitales se propagan principalmente mediante el contacto genital. La mayoría de las infecciones por VPH no presentan signos ni síntomas; por esta razón, la mayoría de las personas que tienen la infección no se dan cuenta de que están infectadas, sin embargo sí pueden transmitir el virus a su pareja sexual. En muy contados casos, una mujer embarazada puede transmitir el VPH a su bebé durante el parto vaginal. A un bebé que está en contacto con el VPH muy pocas veces le salen verrugas en la garganta o en la laringe. La mayoría de personas que tienen infección genital por VPH no saben que están infectadas. El virus vive en la piel o en las membranas mucosas y generalmente no causa síntomas. A ciertas personas les saldrán verrugas genitales visibles o presentarán cambios precancerosos en el cuello uterino, vulva, ano o pene. En muy contadas ocasiones, la infección por VPH puede causar cáncer anal o genital. Las verrugas genitales aparecen, por lo general, como elevaciones o masas suaves y húmedas, rosadas o de color de la piel, usualmente en el área genital. Las verrugas

pueden ser planas o elevadas, únicas o múltiples, pequeñas o grandes y, en ciertos casos, tener forma de coliflor. Pueden aparecer en la vulva, la vagina o en el ano o alrededor de los mismos, en el cuello uterino y en el pene, en el escroto, en la ingle o los muslos. Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con una persona infectada o puede que no aparezcan. Las verrugas genitales se diagnostican por examen visual. Las verrugas genitales visibles pueden ser eliminadas con medicamentes que se aplica el propio paciente o con un tratamiento realizado por un proveedor de atención médica. Algunas personas deciden no hacerse tratamiento para ver si las verrugas desaparecen por sí solas. No hay un tratamiento para las verrugas genitales que sea mejor que el otro y no hay un tratamiento ideal para todos los casos. A la mayoría de las mujeres se les diagnostica el VPH sobre la base de resultados anormales en las pruebas de Papanicolaou. La prueba de Papanicolaou es la herramienta primaria de detección del cáncer cervical o cambios precancerosos en el cuello uterino, muchos de los cuales están relacionados con el VPH. Asimismo, existe una prueba específica para detectar el VPH en el ADN de las mujeres (prueba de ADN del VPH). La prueba puede realizarse en mujeres con resultados anormales leves en las pruebas de Papanicolaou o en mujeres mayores de 30 años de edad al momento de la realización de la prueba de Papanicolaou. Los resultados de la prueba de ADN del VPH pueden ayudar a los proveedores de atención médica a decidir si se necesitan pruebas o tratamientos adicionales. No existen pruebas para detectar el VPH en los hombres. No hay “cura” para la infección por VPH, aunque en la mayoría de las mujeres la infección desaparece por sí sola. Los tratamientos administrados buscan atender los cambios en la piel o en la membrana mucosa causados por la infección por VPH, como verrugas y cambios precancerosos en el cuello uterino. La infección con el VPH alrededor de los genitales es común, aunque la mayoría de las personas son asintomáticas. No obstante, incluso si la persona NO tiene

síntomas, debe recibir tratamiento para evitar complicaciones y la diseminación de la afección a otros. Existen más de setenta tipos diferentes de VPH. Varios tipos están asociados con verrugas genitales, mientras que otros están asociados con verrugas comunes o verrugas planas en otros lugares de la piel. El VPH se desarrolla bien en las áreas genitales húmedas. Las verrugas en las partes genitales externas se reconocen fácilmente, ya que son lesiones levantadas, de coloración carnosa que se pueden presentar solas o en racimos. Si no reciben tratamiento, las verrugas se pueden agrandar rápidamente, tomando una apariencia "similar a una coliflor." En las mujeres, el VPH puede invadir la vagina y el cuello uterino. Estas verrugas son planas y no son fácilmente visibles sin el uso de procedimientos especiales. Dado que el VPH puede conducir a cambios cancerígenos y cambios premalignos en el cuello uterino, es importante que esta condición se diagnostique y se trate. El examen de Papanicolaou realizado en forma periódica es necesario para detectar el VPH u otros cambios anormales relacionados con este virus. El hecho de tener el virus del herpes y el VPH aumentan el riesgo de desarrollo del cáncer cervical. Este es un virus de la familia ADN, actualmente se encuentra ampliamente difundido en todo el mundo, diversas series de investigación, lo han ubicado entre el 36% y el 74% de la población. Es totalmente asintomático y se puede ser portador toda la vida sin saberlo. Actualmente se consideran tres formas importantes de contagio: a) Transmisión vertical madre-hijo, cuando la madre gestante, portadora del VPH, se lo transmite al feto o al recién nacido, durante el momento del parto. b) A través de las relaciones sexuales, es la forma mas común de contagio, se ha calculado, que entre el contagio y la aparición de alguna lesión, puede existir un período que oscila entre 3 meses y 16 años. c) Contacto con utensilios de baño húmedos, recientemente utilizados por un portador, Ej.: jabones, cepillos dentales, etc, al secarse estos, el virus muere.

Se conocen actualmente alrededor de 60 cepas de este virus, siendo las de mayor importancia las cepas 6, 11, 16, 18, 31, y 33, las cuales causan a nivel genital especialmente en la mujer, las llamadas verrugas genitales o condilomas, además, cada día estamos mas convencidos de la relación entre el VPH y la aparición de neoplasias malignas en el Cuello Uterino. Las neoplasias del Cuello Uterino también denominadas NIC (Neoplasia Intrapitelial Cervical), son lesiones donde células malignas, toman el lugar de las células benignas, en los diversos estratos del epitelio escamoso que recubre el Cuello Uterino, asi tenemos que cuando esta afectado solo el tercio interno de este epitelio se denominan NIC grado I, cuando afecta 2 tercios del epitelio se denominan NIC grado II, y cuando afectan la totalidad del epitelio, se denominan NIC III, o Carcinoma in Situ, hasta este punto, estas lesiones son curables en su totalidad, pero de no hacerse diagnóstico a tiempo y permitir el avance de estas lesiones, las mismas se convertirán en Cáncer invasor, la cual constituye hoy en día la primera causa de muerte en la mujer Venezolana.

Causas

Existen diferentes factores de riesgo para contraer la infección:  Origen Hispano.  Raza Negra.  Alto consumo de alcohol (posible factor de una conducta peligrosa).  Alta frecuencia de relaciones sexuales.  Número elevado de compañeros sexuales.  Sexo anal. Así mismo, el número de infecciones por VPH y su duración son un factor de riesgo para el posterior desarrollo de cáncer.

RECOMENDACIONES

1. Usar condón para mantener relaciones sexuales; tomando en cuenta que no es un 100% seguro para el VPH. 2. Evitar la promiscuidad (Mantener relaciones solo con su pareja). 3. Para las mujeres, realizar el examen ginecológico mínimo una vez al año. 4. No mantener relaciones sexuales prematuras. 5. No sentarse en baños públicos sin las debidas precauciones. 6. De mantener contacto con una persona infestada, no utilizar sus prendas íntimas, no tocar directamente la parte afectada sin tomar las previsiones adecuadas. 7. Es importante mantenernos informados del tema, por folletos, trípticos, boletines, propaganda, etc. 8. Promover campañas y charlas en las escuelas a nivel básico y diversificado. 9. Aplicar los conocimientos adquiridos: no basta con saber su existencia sino saber como evitarla.

CONCLUSIONES

Después de la recolección de datos realizados para efectuar la presente monografía sobre el tema del VPH, es importante destacar que esta enfermedad es sumamente contagiosa e infecciosa que puede ser trasmitida a través del contacto sexual, contacto con utensilios de baños húmedos, recientemente utilizados por un portador ejemplo: jabones, cepillos dentales, toallas etc. Como todas las enfermedades ella también tiene sus síntomas los cuales son desarrollados en los genitales, los mas comunes son las verrugas, ardor y comezón en la zona afectada, en las mujeres el VPH puede invadir la vagina, el cuello uterino y hasta el área del ano, en los hombres el área externa del pene y también del ano, se conocen mas de 70 tipos de VPH los cuales están asociados con las verrugas genitales, la infección con el VPH alrededor de los genitales es común aunque la mayoría de las personas son asintomaticas. Los tratamientos que comprenden esta enfermedad pueden llegar a ser quirúrgicos mediante una criocirugía, electrocauterización, terapia láser o escisión quirúrgica, es importante recalcar que si una persona desarrolla verrugas genitales todos sus compañeros sexuales deben ser examinados por un medico y recibir tratamiento en caso de encontrárseles dichas verrugas. El objetivo de nuestra monografía es crear conciencia en las personas que poseen la enfermedad como también en las personas que se encuentran libres de ella, ya que este virus es un factor de riesgo para el posterior desarrollo del cáncer. También es indispensable indicar que las personas que crean estar infectados no sientan miedo o vergüenza de asistir al medico por lo que el tratamiento a tiempo de este terrible mal puede prevenir mayores complicaciones.

Muy cierto es que como anteriormente señalamos el VPH no tiene cura, pero existen métodos que han podido lograrse con el avance de la medicina que personas infectadas podrían llevar una vida mas normal y saludable. Esperamos que todo el material recopilado haya sido de su entera satisfacción y por supuesto de gran provecho para los lectores.

BIBLIOGRAFÍA

Disponible en www.monografías.com Disponible en www.google.com Disponible en www.tusalud.com Disponible en www.cancer.org Disponible en www.ashastd.org Disponible en http://vitae.ucv.ve/?module=articulo&n=228# García, F. (2001). Causas y Síntomas que se manifiestan en las personas contagiadas con el Virus Papiloma Humano,

ANEXOS

Verrugas en el glande

Verrugas en el escroto

Verrugas en los pies

Verrugas en las manos

Verrugas en los dedos

Prolapso de la vagina con verrugas y cáncer de la vagina

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->