P. 1
Tutoria. Actividades para las tutorias

Tutoria. Actividades para las tutorias

|Views: 325|Likes:
Publicado porSusana Vila

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Susana Vila on May 22, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/07/2014

pdf

text

original

CUADERNO PARA LA TUTORIA INDIVIDUALIZADA

ÍNDICE
BLOQUE 1: PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN Documento 1. Esquema de Tutorías Individualizadas. Documento 2. Protocolo de Tutoría Individualizada. BLOQUE 2. FICHAS Documento 3. Hoja de registro de Tutoría Individualizada. Documento 4. Hoja de registro semanal. Documento 5. Cuestionario de conductas disruptivas. Documento 6. Modelo de compromiso pedagógico. Documento 7. Hoja de reflexión. BLOQUE 3. LECTURAS RECOMENDADAS Documento 8. Estrategias concretas para el acercamiento a los jóvenes. Documento 9. Motivar para cambiar. Documento 10. Pautas para trabajar la conexión cuerpo-mente.

ESQUEMA DE TUTORÍA INDIVIDUALIZADA.
ABSENTISMO ¿Qué podemos encontrar?
• Alumnado desmotivado • Alumnado dedicado a actividades

DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN
CONVIVENCIA ¿Qué podemos encontrar?
Conflictos alumno/alumno – alumno/profesor Conductas disruptivas Acoso escolar , problemas de integración escolar Relaciones de género no igualitarias Hábitos saludables inadecuados o perjudiciales para la salud personal y/o pública. • Alumnos con partes. • Problemas de salud mental
• • • • •

DIFICULTADES APRENDIZAJE ¿Qué podemos encontrar?
• Niños con desfase curricular • Niños con dificultades en materias

PROYECTO PERSONAL ¿Qué podemos encontrar?
• Desmotivación generalizada • Ausencia de un proyecto personal

laborales y/o domésticas • Familias con bajo nivel de expectativa escolar • Malos tratos familiares • Acoso escolar, problemas de integración escolar • Retrasos sistemáticos • Demasiadas faltas justificadas • Faltas de día completo sin justificar • Familias desinteresadas en atender a las citas con el tutor

concretas. • Niños con problemas en lecto escritura, razonamiento, memoria, atención… • Niños con problemas de organización de material• Niños que no trabajan • Niños muy lentos • Niños con problemas de material.

auténtico y claro • Proyectos personales irrealistas o mitificados • Desconocimiento del itinerario académico por parte de alumnos y familias, y de los recursos formativos disponibles • Desconocimiento de los procesos de inserción laboral y del mercado de trabajo

¿Qué podemos hacer?
• REGISTRO – DETECCIÓN -

¿Qué podemos hacer?
• Planificación y Organización del proyecto

¿Qué podemos hacer?
• Orientar y asesorar al alumnado • Mediar los conflictos alumno/profesor y

¿Qué podemos hacer?
• Acompañar en la búsqueda de itinerarios • Ayudar a trazar un proyecto personal

INTERVENCIÓN ALUMNO/A COMUNICACIÓN FAMILIA – DERIVACIÓN JEFE ESTUDIOS/EDUCADOR SOCIAL

educativo personal anual • Adaptaciones curriculares • Seguimiento del trabajo en cada asignatura • Orientar sobre técnicas de estudio

alumno/alumno (si no es suficiente la mediación entre iguales) • Ayudar y enseñar a reflexionar y empatizar • Dar ejemplo de nuestras Habilidades Sociales

académico, profesional y vital

¿Qué recursos tenemos?
• Tutorización individualizada y

¿Qué recursos tenemos?
• • • • • •

¿Qué recursos tenemos?
• Grupo de Mediadores • Partes Disciplinarios, hojas de compromiso, y hoja de

¿Qué recursos tenemos?
• • • •

seguimiento personalizado. • Educador Social/SS.SS. • Hoja de registro de las intervenciones tutor/alumno – tutor/familia • Hojas de firmas y de compromiso tutor/alumno/familia • Aula Familiar

Prog. Acompañamiento Escolar Prog. Compensatoria Prog. Diversificación Prog. Refuerzo Proponer a los padres clases particulares Aula Familiar

firmas. • Comisión de Convivencia • Jefe de Estudios • Educador Social • Programa de actividades extraescolares • Aula Familiar

Orientadora Internet Aula Familiar Tutores/as

En el horario lectivo de cada tutor/a de la ESO hay una hora semanal para tutoría individualizada con el alumnado de su curso y en este cuadro se recogen algunas sugerencias del trabajo que se puede hacer en esta hora con un alumno/a.

PROTOCOLO DE TUTORÍAS INDIVIDUALIZADAS
OBJETIVO: Seguimiento individualizado de alumnos de atención preferente por presentar problemas de: absentismo, dificultades de aprendizaje, de convivencia o de proyecto personal (bajísimo o nulo nivel de expectativas). PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

• •

• •

DETECCIÓN. El alumnado destinatario de las Tutorías Individualizadas podrá ser detectados por el Jefe de Estudio, su tutor/a, cualquier profesor/a del Equipo Educativo o por el Departamento de Orientación. DERIVACIÓN. Quien detecte al alumno/a de Tutoría Individualizada deberá comunicarlo a Jefatura de Estudio , asimismo deberá informar de los déficits y necesidades educativas detectadas. ASIGNACIÓN del Tutor/a Individualizado. El Jefe de Estudio asignará los Tutores Individualizados en función de las necesidades detectadas y las posibilidades del profesorado. Además, comunicará al Departamento de Orientación la lista de alumnos/as y Tutores Individualizados para que éste pueda apoyar esta tarea tutorial. REGISTRO. El Tutor/a Individualizado deberá cumplimentar la Hoja de Registro Semanal para evaluar los progresos y dificultades encontradas. SEGUIMIENTO. Una vez al mes se reunirán los/as Tutores/as Individualizados con el Departamento de Orientación (llevando cumplimentadas las hojas de registro) para ver la evolución del alumnado y marcar nuevas metas.

TAREAS DEL TUTOR INDIVIDUALIZADO • • • • Seguimiento de la agenda. Seguimiento del plan del trabajo en casa. Organización del material. Realizar tareas con el alumno/a según las necesidades prioritarias detectadas: 5. Técnicas de Estudio. 6. Lectura Comprensiva. 7. Atención y memoria. 8. Razonamiento lógico-matemático Establecer compromisos pedagógicos con la familia y el alumno. Interiorización de valores. El Tutor/a Individualizado deberá informar al tutor/a de la evolución del alumno/a. Reuniones mensuales con el Departamento de Orientación apara ver la evaluación del alumno/a y marcar nuevas metas.

• • • •

RECURSOS QUE OFRECE EL DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN: • • • • • • • • Cuadernos de Ortografía. Cuadernos de Caligrafía. Cuadernos de Matemáticas. CD para trabajar la atención. Audiciones para trabajar relajación – concentración. Material de Comprensión Lectora Editorial Bruño. Hoja Control. Vindell. La página Web es : http://www.cuadernosdigitalesvindel.com . para entrar y poder generar ejercicios de lengua y matemáticas. … usuario 1654 contraseña 98gh54.

• •

Cuentos para trabajar los siguientes valores: alegría, tristeza, enfado, miedo, orgullo, envidia, celos, confianza en uno mismo, vergüenza y culpa. Portátil(siempre que esté libre) para trabajar en la páginas Webs que señalamos a continuación o con el CD de atención.

PÁGINAS WEBS DE INTERÉS http://www.profes.net/varios/minisites/aprender http://www.ite.educacion.es/w3/eos/MaterialesEducativos/mem2006/aprender_estudiar/index2.html http://roble.pntic.mec.es/~msanto1/ortografia/index1.htm http://www.profes.net/varios/minisites/aprender

REGISTRO DE TUTORÍA INDIVIDUALIZADA
ALUMNO/A____________________________________________________________________________________________________________CURSO_________ TUTOR/A____________________________________________________________________________________________________ FECHA___________________ Marcar con un aspa los aspectos donde se detecte algún déficit
ABSENTISMO Desmotivación Dedicación a actividades domésticas Familia con bajas expectativas Malos tratos familiares Acoso escolar Problemas de integración Retrasos sistemáticos Muchas faltas justificadas Días completos sin justificar Falta a ciertas horas sistemáticamente La familia no acude a tutoría Falta de aseo Malos hábitos de salud Enfermedad crónica DIFICULTADES DE APRENDIZAJE Desfase curricular Dificultades en materias concretas Dificultades en lectoescritura Dificultades en razonamiento Dificultades en atención Dificultades en memoria Organización del material No trabaja Es muy lento No trae material CONVIVENCIA Conflictos con alumnos Conflictos con profesores Conductas disruptivas Acoso escolar Problemas de integración Relaciones de género no igualitarias Hábitos saludables inadecuados o perjudiciales para la salud personal o pública Alumnos con partes PROYECTO PERSONAL Desmiotivación generalizada Ausencia de un proyecto personal claro Proyecto personal irrealista Desconocimiento de la familia o el alumno-a del itinerario académico Desconocimiento de los procesos de inserción laboral y mercado de trabajo

Firma del tutor/a:

REGISTRO SEMANAL DETUTORÍA INDIVIDUALIZADA
Alumno:___________________________________________________ Tutor:___________________________________________________ Semana / Fecha de revisión

Comportamiento en el centro Trabajo en casa Trabajo en clase Organización de la agenda Organización de cuadernos Verificación de adaptaciones Notificaciones padres/tutor/profesor

CUESTIONARIO DE CONDUCTAS DISRUPTIVAS
Nombre:_____________________________________________________________ Curso:______________ Ponga una X en el lugar que corresponda , según el comportamiento que muestran sus alumnos en el aula. COMPORTAMIENTOS DE INDISCIPLINA EN LA CLASE QUE INTERFIEREN EN EL ESTUDIO Comportamiento motricidad gruesa No Algunas veces Muchas veces Estar fuera del asiento Ponerse de pie Dar vueltas por la clase Saltar Tirarse al suelo Jugar con la silla o pupitre. Comportamientos ruidosos Golpear con los pies Dar palmadas Hacer ruido con el papel Tirar objetos sobre la mesa Derribar sillas o mesas Comportamientos verbales Conversar con otros Intentar llamar la atención Gritar Llorar Cantar Reír Silbar Comportamiento de orientación Volver la cabeza Mostrar objetos a otros niños Observar a otros niños. Comportamiento de rebeldía Desobedecer las normas Rehusar cumplir instrucciones Oposicionismo Comportamientos para buscar atención Hacer payasadas Hacerse el gracioso Intentar provocar risa Rabietas Enfados violentos Pérdidas de control Gritos y brusquedades No Algunas veces Muchas veces

No

Algunas veces

Muchas veces

No

Algunas veces

Muchas veces

No

Algunas veces

Muchas veces

No

Algunas veces

Muchas veces

No

Algunas veces

Muchas veces

MODELO DE COMPROMISO PEDAGÓGICO
Nombre: Tutor: Breve descripción de la problemática: Curso: Fecha:

Compromisos que adquiere el alumno/a:

Seguimiento y revisión del compromiso:

Personas que deben firmar el compromiso:

HOJA DE REFLEXIÓN
Nombre: Tutor: Curso: Fecha:

INCIDENTE: ¿Qué te ha pasado? ¿Cómo ha ocurrido? ¿Cuándo ha pasado? ¿Con quién te ha pasado?

¿Por qué te ha pasado? ¿Podrías haberlo evitado? ¿Qué puedes hacer para compensar lo que has hecho? ¿Qué puedes hacer para que no vuelva a pasar?

A rellenar por el profesor/a: Se ha llegado a algún acuerdo:____________________________________________________________ Se propone alguna medida:_______________________________________________________________ Otras observaciones:____________________________________________________________________ Firmado: Fecha:

ANEXO AL DOCUMENTO “HOJA DE REFLEXIÓN”
El documento que se adjuntaforma parte de un trabajo realizado por Jesus Viñas Cirera, recogido en el capitulo 3 del libro “Como dar respuesta a los conflictos. La disciplina en la enseñanza secundaria”. En dicho capitulo desarrolla distintas estrategias de comunicación y participación en el centro y en el aula para la resolución de conflictos. En particular, desarrollamos a continuación lo referente e la Hoja de Reflexión. Para facilitar la resolución de conflictos a través de estrategias comunicativas partimos de cuatro ejes: 1. Se ha de procurar que sea bidireccional. El profesor no intentará únicamente dar normas, imponer disciplina o expresar opiniones; sin diálogo no habrá una resolución de fondo. Es muy importante que el alumno asuma la solución del conflicto y para ello, el profesor tiene que tener toda la información para poder orientar. 2. Se ha de utilizar el marco formal y el informal. La realidad comunicativa se hace más difícil en un marco formal y, por tanto, la información disponible será menor. 3. Hay que dar a la comunicación individual una trascendencia similar a la comunicación general respecto a los acuerdos de resolución de conflictos. 4. Hay que preparar correctamente la comunicación individual, disponer de tiempo para su realización y asegurar los espacios adecuados. A partir de estos principios se deberá tener en cuenta para que exista una buena comunicación los siguientes puntos: • Se tiene que tener claro el objetivo que se pretende. • Se tiene que evitar la situación para plantear y generalizar los puntos a tratar. • Se tiene que tener expectativas positivas. • Debe ponerse en situación del alumno, entender sus problemas y darle la oportunidad de realizar las posibles soluciones. • Debe orientar la comunicación hacia la solución. • Se debe hacer en el momento adecuado y con una correcta selección del canal de comunicación. • Hay que crear un ambiente comunicativo facillitador. Aplicando lo anterior al tratamiento de conflicto a través del profesor, proponemos: • Estar dispuesto a que el alumno es explique con sus propias palabras. • Estar informado sobre la cuestión a tratar. Evitar emitir juicios previos. • Evitar las distracciones durante la comunicación. • Centrarse en las ideas principales del discurso del estudiante. La atención excesiva en datos o anécdotas dificulta un buen análisis. • Evitar al máximo las interpretaciones subjetivas, preguntar hasta clarificar toda la información. • No debemos anticiparnos a los mensajes, ni saltarnos a las conclusiones. • Es positivo tomar notas cuando se trata de cuestiones complejas con explicación o entrevistas de una duración significativa. En el que se puede recoger: alumno, fecha, motivo, personas presentes, temas planteados, desarrollo de la entrevista (mensaje verbal y no verbal), acuerdos revisión de acuerdos, compromisos (padres, alumno y tutor) y otros datos.

Área adicciones.

Guía Forma Joven

Estrategias concretas para el acercamiento a los jóvenes Escuchar activamente
Quizá la recomendación más interesante para acercarnos a los jóvenes sería procurar que los jóvenes se acercaran a nosotros. Desde un espacio de asesoría o consejo psicológico se persigue ayudar a la persona que consulta en aquellos asuntos que precisa opinión y/o apoyo. Desde la perspectiva de la asesoría para la salud, lo que podemos esperar es que los jóvenes que se acerquen a nosotros estén planteándose, iniciando o manteniendo un cambio de sus comportamientos hacía una dirección que inicialmente ellos consideran más saludable. Y desde este punto de vista, su acercamiento (inicial y repetido) es la dirección correcta para que nuestro asesoramiento o consejo tenga la mayor influencia posible. Una de las teorías más reconocidas sobre las condiciones críticas para ayudar a cambiar, es la de Carl Rogers (1.959). Desde su punto de vista, el consejero no tiene porqué proporcionar soluciones, sugestiones, o análisis. Solo necesita ofrecer tres condiciones críticas para facilitar un cambio natural: empatía, calidez no posesiva y autenticidad. Propuestas como condiciones facilitadoras de la labor de consejo psicológico para trabajar con cualquier población, estas cualidades son especialmente valoradas entre los jóvenes, por lo que debemos considerarlas de especial importancia en nuestra tarea de asesoría con ellos. El tipo de empatía propuesto por Carl Rogers tiene mucho que ver con la "aceptación", y paradójicamente parece liberar a las personas para cambiar. Esta aceptación no consiste en aprobar o estar de acuerdo con lo que se escucha. Es posible aceptar y comprender la actitud de otra persona y no estar de acuerdo con ella. Lo que Rogers define como empatía implica una habilidosa escucha reflexiva que clarifica y amplifica las propias experiencias y preocupaciones del cliente (para Rogers, persona que consulta de forma activa, en lugar de paciente, que sería la persona que consulta de forma pasiva) sin imponer las del consejero. Aparentemente, escuchar implica únicamente mantenerse callado y oír lo que el otro quiere decir. Sin embargo, el elemento crucial en la escucha reflexiva será aquello que el consejero responda a lo que dice la persona que consulta. Gordon (1.970) ha señalado varios tipos de posibles respuestas que no son escuchar: Ordenar, advertir, sugerir, razonar, moralizar, juzgar, aprobar,ridiculizar, interpretar, consolar, cuestionar, distraer, etc. Estas respuestas han sido llamadas "obstáculos", porque están en el camino del cliente. Tienen el efecto de bloquear o hacer cambiar de dirección. El asesor que responde con una de estas respuestas no está escuchando. Al menos, no en el sentido de la escucha reflexiva. Esto no quiere decir que sea equivocado usar alguna de estas respuestas. Hay un momento y un lugar para cada una de ellas. La escucha reflexiva es, simplemente, algo distinto de estas maneras de responder. La esencia de una respuesta de escucha reflexiva es la realización de una conjetura sobre lo que la persona quiera decir. El asesor que escucha reflexivamente forma una suposición razonable sobre lo que pudiera ser el

Área adicciones.

Guía Forma Joven

significado original, dando voz a esta conjetura en la forma de una frase. Y mejor que de una frase, de una pregunta. Después de todo, el que escucha no está seguro sobre si su conjetura es correcta. Para poder realizar una adecuada escucha reflexiva, es necesario entrenarse en pensar reflexivamente, esto es, pensar que lo que la gente dice no es necesariamente lo que realmente quiere decir. La mayoría de las frases puede tener múltiples significados. De hecho, cuando escuchamos una frase, consideramos lo que puede significar, escogiendo lo que creemos que más probablemente significa. La escucha reflexiva es la manera de comprobar, más que de asumir, lo que se cree que significa lo que el otro dice. Las frases de escucha reflexiva pueden ser bastante simples. A veces, la mera repetición de una palabra o de dos puede bastar. Una reflexión más sofisticada puede sustituir por nuevas palabras las que el cliente ha dicho o incluso hacer una conjetura sobre el significado no hablado. Algunas veces puede ser útil reflejar cómo parece sentirse el cliente cuando habla. Es importante adoptar el enfoque adecuado desde el principio, facilitando al máximo la apertura sincera de la persona que consulta, creando una adecuada atmósfera y evitando caer en alguna de las "trampas de la comunicación" de las que Miller y Rollnick nos advierten: • La trampa de la pregunta-respuesta Al principio de una relación de consejo es fácil caer en un patrón donde el asesor realiza preguntas y el consultante da respuestas cortas, de manera similar a lo que ocurre cuando un médico realiza un estudio general de salud. Esto puede ocurrir porque el consejero necesite una información específica. Pero puede también ser una respuesta a la ansiedad del consejero, que quiere tener el control, o del cliente, que se encuentra más cómodo en la segura predecibilidad de un papel pasivo. • La trampa de la confrontación-negación Esta trampa es la más importante a evitar y la más común. ¿Cómo funciona esta trampa? Lo más frecuente es que el asesor detecte alguna información indicando la presencia de "un problema", (por ejemplo: "abuso de alcohol"), comience a decir a quien consulta que tiene un serio trastorno y prescriba un determinado curso de acción. El sujeto suele expresar entonces alguna resistencia en dos líneas generales: "mi problema no es realmente tan malo", y "yo realmente no necesito tanto cambiar". Cuanto más confronta el asesor, más se convierte el consultante en resistente al cambio. Incluso se puede producir un efecto contrario al deseado al oírse a sí mismo argumentar cada vez mas fuertemente que no tiene ningún problema y no necesita cambiar, llegando a estar aún más convencido de ello. • La trampa del experto El consejero "entusiasta y competente" puede caer en la trampa del experto provocando la impresión de tener todas las respuestas. Al igual que la trampa de preguntas-respuestas, su efecto más común es empujar a las personas que consultan a un papel pasivo. Por supuesto que existe un momento para la opinión del experto, pero lo

Área adicciones.

Guía Forma Joven

prioritario es construir la motivación del cliente. Esto ocurrirá más difícilmente si el sujeto se sitúa en el papel de receptor pasivo del consejo del experto. • La trampa del foco prematuro Incluso si el asesor evita discutir y etiquetar, puede provocarse la resistencia si el joven y el asesor quieren enfocar la entrevista en diferentes temas. En la terapia de adicciones, por ejemplo, suele ocurrir que el consejero quiere dirigirse rápidamente a los problemas del cliente relacionados con alcohol y drogas, mientras que el cliente puede desear discutir un abanico más amplio de preocupaciones. En la mente de la persona que consulta el uso de drogas puede ser solamente una parte relativamente pequeña de la cuestión, y puede no tener claro como se relaciona con sus principales preocupaciones. Si el consejero presiona demasiado rápidamente para abordar la discusión de la adicción, el joven puede llegar a ponerse a la defensiva. Otros sujetos, sin embargo, presentan su uso de drogas como la preocupación principal. En este caso, enfocar inicialmente la cuestión en este tema es lo adecuado. Lo importante es evitar llegar a implicarse en una pelea sobre el tema apropiado para la discusión inicial. Centrarse inicialmente en las preocupaciones del propio sujeto, en lugar de las del asesor, asegurará que esto no ocurra.

Comprender la situación
Una consideración importante a tener en cuenta ante una situación de asesoría, en lo que respecta al consumo de drogas o la realización de comportamientos con potencial adictivo, es que con mucha probabilidad nos encontraremos hablando de conductas hacia las que el sujeto se siente ambivalente. Ante muchas cuestiones, objetos o personas, podemos opinar, sentir o actuar de maneras distintas, incluso contradictorias, en diferentes momentos de nuestra vida. Especialmente esto será así cuando estas creencias y sentimientos se refieren a nuestras propias conductas y a las consecuencias percibidas de estos comportamientos. Las denominadas conductas adictivas (ya sean de consumo de drogas u otro tipo de conductas) se caracterizan por provocar efectos gratificantes y por tanto reforzantes de dicha conducta, pero a la vez por ser potenciales fuentes de problemas y consecuencias nocivas para la salud o el bienestar psicosocial. La ambivalencia ante este tipo de comportamientos es, por tanto absolutamente lógica y normal y no un mecanismo especial de un supuesto trastorno adictivo. La percepción de los efectos agradables impulsa hacia el mantenimiento de la conducta; la consciencia de los problemas asociados, hacia su modificación. Asesorar es sinónimo de aconsejar, pero aportar una opinión que no sea tenida en cuenta será un ejercicio, cuanto menos, inútil y en ocasiones incluso contraproducente. En una situación de fuerte ambivalencia, el empujar directamente hacia una de las opciones posibles puede producir el efecto de "reactancia cognitiva", por el que la persona que se encuentra ambivalente puede tender a

Área adicciones.

Guía Forma Joven

valorar aún más la opción contraria. Este es un mecanismo común de homeostasis cognitiva que trata de preservar el sentimiento de libertad de decisión personal. Este fenómeno, que en mayor o menor grado ocurre en todas las personas, puede ser mucho más pronunciado en el caso de los jóvenes, dado que la construcción de su identidad personal exige una alta valoración de su capacidad de elección. El hecho de que haya sido el propio sujeto el que haya solicitado nuestro consejo no cambia en mucho estos procesos y menos aún en el área de las conductas adictivas, en la que las presiones externas pueden haber sido de gran importancia en la solicitud de la asesoría. Incluso cuando esta solicitud haya sido absolutamente por iniciativa propia, la misma ambivalencia que padece el sujeto de la consulta influirá en la forma de recibir el asesoramiento que él mismo ha pedido. Sí podemos considerar, ante una solicitud de asesoramiento sobre un problema de este tipo, que muy probablemente la persona o personas que la realizan se encuentran en algún punto de un proceso de cambio de comportamiento. Pero, a la vez, debemos ser conscientes de que el proceso intencional de cambio de comportamientos puede ser un proceso largo y complejo. Se puede estar empezando a considerar la posibilidad de cambiar, pero aún ver este cambio como una posibilidad remota, de la que sólo se está comenzando a recolectar información (incluso con la esperanza de que dicha información nos posibilite desechar el cambio). En otras muchas ocasiones, el balance de los argumentos a favor y en contra del cambio puede estar muy equilibrado y, aunque se considere cambiar como algo deseable, cueste decidirse. Incluso puede ser que se haya decidido cambiar pero no se sepa cómo realizar dicho cambio con éxito, o que se haya iniciado el cambio y se dude como mantenerlo. La situación en un momento u otro del proceso de cambio marca objetivos distintos en cuanto a los cambios que es posible realizar y precisa estrategias diferentes para avanzar en el proceso global del cambio. Por tanto, la primera cuestión a considerar cuando se nos pide ayuda o consejo en este área es: ¿En qué etapa del cambio se encuentra la persona con la que estamos tratando?. Para respondernos esta pregunta es de gran utilidad el modelo Transteórico de Prochaska y DiClemente, también denominado "Modelo de los estadios del cambio". Estos autores han estudiado con detenimiento cómo se produce el cambio intencional del comportamiento, especialmente de los comportamientos adictivos, estableciendo cinco fases o estadios del cambio.

Estadios del cambio
(J.O. Prochaska y C. DiClemente, 1.984) A) Precontemplación En este estadio las personas no se plantean modificar su conducta, ya que no son conscientes (o lo son mínimamente) de que dicha conducta represente un problema. No se trata pues de que no puedan hallar una solución, sino de que no pueden ver el problema.

Área adicciones.

Guía Forma Joven

B) Contemplación En este estadio se es consciente de que existe un problema y se está considerando seriamente la posibilidad de cambiar, pero no se ha desarrollado un compromiso firme de cambio. Aunque la actitud es ambivalente, la persona se encuentra más abierta a la información sobre su comportamiento considerado problemático. C) Preparación Este estadio se caracteriza por ser la etapa en la que se toma la decisión y el individuo se compromete a cambiar su conducta. También es la fase en la que se realizan algunos pequeños cambios conductuales (disminución de dosis, por ejemplo), aunque dichos cambios no cumplan el criterio (abstinencia, por ejemplo) para considerar que se encuentra en la fase de Acción. D) Acción Se trata de la etapa en la que el individuo cambia, con o sin ayuda especializada, su comportamiento problemático. Esta etapa requiere un importante compromiso, además de una considerable dedicación de tiempo y energía, e implica los cambios conductuales más manifiestos. E) Mantenimiento En este estadio, el individuo trata de conservar y consolidar los cambios realizados en la etapa anterior intentando prevenir una posible recaída en el comportamiento problemático. No consiste en una ausencia de cambio sino en una continuación activa del mismo, aunque de menor actividad. El éxito en el cambio conlleva un progresivo avance desde la precontemplación a la contemplación; de ésta a la preparación; después a la acción y, finalmente, al estadio de mantenimiento. El curso del cambio fue concebido inicialmente como una progresión lineal a través de sus estadios. Aunque esta progresión lineal es posible, se trata más bien de un fenómeno raro dentro de las conductas adictivas. La recaída y el reciclado a través de los estadios ocurren muy frecuentemente cuando los individuos intentan modificar o cesar sus conductas adictivas. La tarea del profesional que quiere ayudar a cambiar y tiene en mente este proceso global de cambio será tanto la de facilitar con su intervención el avance ordenado y estable a través de las distintas fases, como la de ayudar a situarse lo antes posible en el estadio mas avanzado posible tras una eventual involución o recaída.

Motivar para cambiar
Si nuestro asesoramiento tiene como meta ayudar a cambiar, nuestra tarea prioritaria será incrementar la motivación para el cambio. La motivación para el cambio se puede definir de una manera operativa como "la probabilidad para iniciar y mantener unas determinadas estrategias de cambio". La motivación es un estado, no un rasgo, y por lo tanto fluctuante, sujeto a influencias externas. Este estado interno de motivación para el cambio incluye

Área adicciones.

Guía Forma Joven

básicamente dos variables mediadoras cognitivas: El balance de los pros y los contras del cambio, también llamado Balance Decisional, y las Expectativas de Autoeficacia, o de confianza en la propia capacidad de cada sujeto para modificar sus comportamientos. Miller y Rollnick han desarrollado un conjunto de técnicas y estrategias dirigidas específicamente al incremento de la motivación que, más que buscar ayudar directamente a solucionar el problema a la persona que acude a consulta, persigue ayudarle a solucionar su ambivalencia ante dicho problema. Superada ésta, el sujeto sabrá cambiar por sí solo en la mayoría de los casos y, si no fuera así, estaría entonces en condiciones para dejarse ayudar más eficazmente por profesionales especializados a los que se le pueda derivar. Miller y Rollnick mantienen que, aunque lo que han dado en llamar Entrevista Motivacional nos aporta un conjunto de estrategias transmisibles, no sirven de mucho utilizadas de una manera aislada, sino que adquieren su verdadero sentido y eficacia en el contexto de un tipo especial de relación a construir con la persona que nos consulta a través del denominado "estilo motivacional". La primera fase de la Entrevista Motivacional implica la construcción de la motivación para el cambio. Esto puede durar más con unas personas que con otras. En el lenguaje de Prochaska y DiClemente, algunas personas que demandan asesoramiento están en precontemplación y otras en contemplación inicial. Otros pueden encontrarse ya en determinación para cambiar y necesitan poca construcción de la motivación. Miller y Rollnick proponen algunas estrategias para facilitar el incrementode la motivación y el desarrollo de los procesos del cambio. Fase I: Construir la motivaciónpara el cambio 1. Realizar preguntas abiertas Las preguntas abiertas son cuestiones que no tienen fácil respuesta de una manera breve. Al discutir el problema principal con la mayoría de los clientes ambivalentes puede ser útil preguntar por las dos caras de la moneda o realizar un conjunto de preguntas conectadas con el problema pero aparentemente neutrales. Se puede empezar preguntando por lo que a los consultantes les gusta sobre su conducta "problema" actual, continuando después con los aspectos negativos que perciben de este comportamiento. 2. Escuchar reflexivamente Quizá la habilidad más importante en la intervención motivacional es la de la escucha reflexiva. La reflexión no es un proceso pasivo. El consejero decide lo que reflejar y lo que ignorar, lo que enfatizar y lo que minimizar, y qué palabras utilizar para captar el significado. La reflexión puede reforzar ciertos aspectos de lo que la persona ha dicho o alterar su significado ligeramente. Las frases de escucha reflexiva deben constituir una proporción sustancial de las respuestas del asesor durante la fase inicial de la entrevista motivacional. 3. Apoyar Puede también ser muy valioso para el sujeto el apoyo y la afirmación

Área adicciones.

Guía Forma Joven

durante el proceso de consejo terapéutico. Esto puede ser realizado en la forma de cumplidos y frases de apreciación y comprensión. El proceso de escucha reflexiva puede ser por sí mismo bastante reforzante, pero las afirmaciones directas tienen también su sitio en la asesoría. 4. Resumir La típica experiencia de ambivalencia consiste en vacilar entre las razones para cambiar y las razones para permanecer igual. Un resumen permite a la persona examinar los aspectos positivos y los negativos simultáneamente, aceptando que ambos están presentes. Frases como: "Por un lado... y por el otro..." o "Al mismo tiempo..." son muy útiles. Se pueden incorporar al resumen otras fuentes de información, como los resultados de evaluaciones objetiva, o la información de familiares o amigos, combinándolas con las propias frases del joven que consulta. No obstante, es necesario señalar la importancia de mantener un tono colaborador que permita al propio sujeto añadir o corregir el resumen realizado por el asesor. 5. Evocar frases auto-motivacionales La intervención motivacional es opuesta a los enfoques basados en la confrontación de la negación. Desde estos enfoques, el consejero asume la postura del "cambio del problema " y el sujeto se dedica a defenderse. En la entrevista motivacional es la persona que pide asesoramiento quien ha de presentar los argumentos para cambiar. El asesor tiene como tarea facilitarle la expresión de sus propias frases auto motivacionales. Dichas declaraciones pueden ser catalogadas dentro de cuatro categorías generales: • Reconocimiento de problema • Expresión de preocupación • Intención de cambiar • Optimismo sobre el cambio Estos cuatro tipos de frases reflejan las diferentes dimensiones del compromiso para cambiar: cognitiva (reconocimiento, optimismo), afectiva o emocional (preocupación), y conductual (intención para actuar). Cada frase de este tipo empuja la balanza un poco más en la dirección del cambio. La evocación de frases auto-motivacionales no sólo es importante en las sesiones iniciales. La ambivalencia no suele desaparecer, sino sólo disminuir. La evocación de frases auto-motivacionales sirve como un recuerdo continuado de las razones del compromiso para cambiar. Fase II: Fortalecer el compromiso para el cambio Hay un momento en el que debemos cambiar de objetivos: De construir la motivación (fase 1) a fortalecer el compromiso (fase 2). En ese momento se está preparado para cambiar pero todavía no se ha desarrollado ni una decisión firme ni el compromiso de hacerlo. Se podría plantear que, una vez que se ha alcanzado la contemplación

Área adicciones.

Guía Forma Joven

avanzada o el estadio de preparación, existe una cierta ventana de tiempo durante la que el cambio ha de ser iniciado. Cuanto tiempo permanecerá esta ventana abierta puede variar, pero el reconocimiento de una discrepancia importante es demasiado incómodo para sostenerse indefinidamente. Si no comienza el cambio, la persona comenzará a usar defensas para reducir dicha incomodidad (racionalizando, minimizando, negando, olvidando, proyectando, etc.). Miller y Rollnick proponen las siguientes estrategias para utilizar en esta fase: 1. Recapitular Un primer paso para realizar la transición a la fase dos es resumir la situación actual del cliente. Dicha recapitulación debería incluir el mayor número posible de los siguientes elementos: Resumen de las percepciones del problema reflejadas en las propias frases auto-motivacionales.

Balance de la ambivalencia expresada, incluyendo lo que permanece positivo o atractivo respecto al problema de conducta.

Revisión de la evidencia objetiva encontrada respecto a los riesgos o problemas de la conducta a cambiar.

Repetición de las indicaciones que haya ofrecido el propio sujeto para planear o intentar el cambio.

Evaluación del consejero sobre la situación, particularmente en los puntos en los que converja con las propias preocupaciones del cliente.

El propósito de este resumen es poner en común las razones por las que el cambio es posible, a la vez que se reconoce y acepta la ambivalencia. 2. Realizar preguntas clave Consecuentemente con el estilo de la fase 1, no es aconsejable decir a los jóvenes lo que tienen que hacer, sino preguntarles lo que quieren hacer. La temporalización es importante. Estas preguntas deberían ser realizadas en el momento en el que la persona está en la cima de la consciencia de su problema. Por eso es tan importante reconocer cuándo se ha alcanzado este momento. Las preguntas clave son abiertas. No pueden ser contestadas con un simple sí o no. Están dirigidas a que se piense y se hable sobre el cambio. El tema central de las cuestiones clave es "el paso siguiente". Las respuestas a estas preguntas clave se han de encontrar, como antes, con la escucha reflexiva. Esto sirve para clarificar los pensamientos y animar una exploración más profunda. La escucha reflexiva también puede usarse para reforzar selectivamente las frases automotivacionales o para manejar la resistencia que pudiera surgir. La responsabilidad personal y la libertad de elección son de nuevo enfatizadas durante este proceso.

Área adicciones.

Guía Forma Joven

3. Proporcionar información y consejo Frecuentemente, durante esta fase el individuo pedirá información e ideas. Es apropiado en estas circunstancias ofrecerle el mejor consejo posible. Sin embargo, es importante tener cuidado de no caer en el patrón "sí, pero...", una variación de la trampa de confrontación-negación. En este patrón de interacción, el asesor da la información y el sujeto dice que está equivocada, o el consejero ofrece una idea y él responde argumentando las razones por las que eso no funcionará. Existen varias formas de evitar esto. Antes que nada, es necesario no estar demasiado ansioso por ofrecer consejo. Es conveniente esperar una invitación directa o una petición de información. En segundo lugar, es necesario relativizar cualquier sugerencia que se realice. Puede ser útil presentar el consejo en una forma deliberadamente impersonal, permitiendo a cada persona juzgar cómo se adapta a su situación. En tercer lugar, es conveniente no ofrecer una, sino un conjunto de opciones. Existe evidencia de que, cuando la gente escoge un curso de acción entre varias alternativas, es más probable que se adhiera a él y, por tanto, que tenga éxito. Esto también evita el patrón "sí, pero...", en el que el cliente rechaza las sugerencias una tras otra. 4. Negociar un plan A partir de las respuestas a las cuestiones clave y de la provisión de información y consejo por parte del asesor, puede empezar a emerger un plan para el cambio. El desarrollo de este plan es un proceso de negociación que implica establecer las metas, considerar las opciones posibles, y por último llegar a un plan. a) Establecer las metas: La motivación está producida fundamentalmente por la discrepancia entre futuras metas personales y el estado actual. Un primer paso para instigar el cambio es clarificar las metas hacia las que nos dirigimos. Existe la posibilidad de que las metas del joven que consulta no se correspondan con las del asesor. Por ejemplo, un asesor puede querer que un determinado joven abandone el alcohol y todas las otras drogas para el resto de su vida. El propio sujeto, sin embargo, puede estar más preocupado por la mejora de su relación de pareja y en reducir únicamente su bebida a un nivel moderado. Se puede ofrecer el mejor de los consejos, pero cada persona es siempre libre de aceptarlo o rechazarlo. Argumentar e insistir puede provocar una actitud de defensa más que de acuerdo. Es mejor tratar de mantener una fuerte alianza de trabajo y comenzar con las metas hacia las que el sujeto se encuentra más dispuesto a realizar progresos. Si estas metas fueran equivocadas, será evidente muy rápidamente. Lo importante es permanecer ayudando a definir metas aceptables y alcanzables que representen algún progreso hacia un mayor bienestar biopsicosocial. b) Considerar las opciones de cambio Una vez que se han definido unas metas claras, el siguiente paso es considerar los posibles métodos para alcanzar las metas escogidas.

Área adicciones.

Guía Forma Joven

Es preciso discutir una variedad de opciones con la persona que quiere realizar el cambio. Esto ofrece la ventaja añadida del aumento de la motivación mediante la elección personal de estrategias. La idea de un menú de opciones, del que el propio sujeto escoge, es bastante coherente con la entrevista motivacional. c) Desarrollar un plan Esta elección dirige directamente a la negociación del plan de cambio. Y el resumen del plan puede conducir al compromiso, es decir, a lograr la aprobación y el acuerdo con el plan para decidir conjuntamente los pasos inmediatos que deben tomarse. El compromiso con el plan puede incrementarse haciéndolo público. Cuanto más se verbaliza el plan a otros, más se fortalece el compromiso.

ELEMENTOS BÁSICOS PARA EL ENTRENAMIENTO RESPIRATORIO
• • • • • •

• •

• • • •

Empezar los ejercicios con una espiración. En general inspirar y espirar por la nariz Colocar la punta de la lengua de manera relajada tocando el nacimiento de los dientes en el paladar. En general la respiración debe ser silenciosa Debes poner la postura adecuada Entrénate con un patrón muscular de distensión. Con relación a esto, debemos considerar varios puntos fundamentales que necesitamos tener en cuenta para que el efecto de nuestra respiración sea bueno : ✔ Relaja el entrecejo ✔ Relaja la mandíbula ✔ Relaja la lengua, liberándola de tensiones. ✔ Esboza una ligera sonrisa ✔ Trata de mantener la boca suficientemente húmeda ✔ Afloja los hombros, sintiendo el peso de los brazos sobre el lugar donde se apoyan. Respira en los tres planos del espacio y no solamente moviendo el abdomen hacia delante y hacia atrás. Tenemos que conseguir la respiración global como si fuésemos un cilindro que se expande y se contrae . Utiliza bien el diafragma perineal. Se capaz de dirigir la respiración a los diferentes lugares y centros. Tomar conciencia que pensamiento, emoción, movimiento y respiración están íntimamente conectados.

Se puede poner una música agradable, olores o fragancias naturales. Debemos tener un cuaderno de prácticas para escribir lo experimentado en la práctica.

AJUSTES DE LA POSICIÓN BÁSICA. Posición básica sentado: Pg 48-armando Posición básica de pie. Pg 50 armando ONDAS CEREBRALES El cerebro emite cuatro tipos de ondas eléctricas medibles con el electroencefalograma. Beta , Alfa, Theta, y Delta. Hay una relación entre la producción de ondas cerebrales y los estados mentales y actividades que desarrolla el cerebro humano. Comúnmente , si la persona está consciente ( despierta) y actuando con sus sentidos físicos, predomina la producción de ondas Beta Las ondas Alfa son de una frecuencia más baja y más energética que Beta ( de hecho es la más energética y sincronizada de las cuatro) y está relacionada con el subconsciente. Las ondas Alfa están relacionadas con la capacidad de relajación y descanso, tranquilidad, recuperación de energía, memoria, concentración, imaginación, intuición , meditación y en general con todas las actividades del pensamiento humano. En el subconsciente se encuentran las capacidades creativas del hombre. El método enseña a alterar la frecuencia cerebral, de manera que se puede permanecer consciente, produciendo más Alfa a voluntad y utilizar sus posibilidades de forma practica.

CONSEJOS PARA REALIZAR LAS PRACTICAS. Como normas generales para todas las practicas tenemos que : • Hacer los ejercicios en un lugar tranquilo. • El espacio debe estar bien ventilado. • La temperatura debe ser agradable. • Ropa y calzado muy cómodos, sin que apriete o duela

RECEPTORES SENSORIALES La persona posee un número elevado de receptores sensoriales. Se llaman receptores a las células nerviosas especializadas que permiten al cerebro entrar en contacto con el medio ambiente y con los cambios que se producen en nuestro propio cuerpo. Por lo tanto , son terminales que transforman los estímulos físicos o químicos( luz ,sonido..) en impulsos nerviosos. Se distinguen cuatro tipos de receptores sensoriales :  Exteroceptores.: se hallan situados esencialmente en la superficie del organismo, por lo que su función consiste en captar la estimulación del medio ambiente. Responden, por tanto a estímulos organizados fuera del cuerpo. Son exteroceptores los cinco sentidos clásicos : visión , audición, olfato, gusto y tacto.  Interoceptores: se hallan dentro del organismo; están localizados en los aparatos respiratorios, digestivo, urogenital y , en general, dentro de las vísceras. Reciben la estimulación interna, tal como el calor o el frío de los órganos corporales. Su respuesta consiste esencialmente en alteraciones viscerales. Gracias a ellos obtenemos sensaciones de hambre , de sed, de bienestar..  Propioceptores: están situados en los músculos, tendones, articulaciones. Básicamente controlan las respuestas musculares. Estas sensaciones nos permiten andar, dominar el equilibrio del cuerpo..  Nociceptores: se encuentran repartidos por todo el organismo. Reaccionan primordialmente ante estímulos nocivos , trasmitiendo al cerebro sensaciones de dolor fundamentalmente. MOVIMIENTOS VENTILATORIOS. Los dos movimientos básicos de nuestra ventilación pulmonar son introducir aire(inspirar) y hacer salir el aire (espirar). También son importante las pausas respiratorias. La inspiración tiene la capacidad de poner en funcionamiento un mecanismo activador de nuestro organismo, esto ocurre mediante la estimulación del

sistema nervioso simpático. La espiración , por el contrario, relaja .La espiración estimula el sistema nervioso parasimpático , y esto produce recuperación o relajación de todo el organismo. La respiración puede ser de dos , tres y cuatro tiempos. La respiración más completa , más energética, y aquella que es recomendada para realizar todo tipo de trabajos de concentración, meditación etc , es la respiración en cuatro tiempos. Cuando en una respiración completa la duración de los diferentes tiempos respiratorios sea la misma , está será un tipo de respiración que llamamos equilibrada En el caso en el que el tiempo que predomine en cuanto a duración sea la inspiración, nos encontramos ante una respiración energetizante. Y el último caso, en el que el tiempo que predomina es la espiración, dará lugar a una respiración relajante. RESPIRACIÓN Las practicas y terapias respiratorias tienen su origen en las culturas del lejano oriente: India , China , Japón. Las practicas respiratorias bien aplicadas conducen a un equilibrio físico y mental. Es una excelente terapia para combatir numerosos trastornos producidos por estados de tensión físicos y anímicos. Requisitos básicos de una respiración adecuada Con la respiración natural desplegamos plenamente las regiones del pecho, los costados y el bajo vientre. Restablecer en nosotros la respiración natural es lento , gradual y hay que tener mucha paciencia Orientaciones para conseguir una respiración adecuada. La buena respiración se puede conseguir con ejercicios de relajación física y mental. • Averiguar y experimentar como transcurre la respiración en nuestro

cuerpo. Tomar consciencia de nuestro patrón respiratorio. Lograr la relajación y sosiego que nos permitan aflojar los músculos respiratorios, las articulaciones, los tendones y los ligamentos. Esto nos ayudará a experimentar los recintos respiratorios. La respiración nasal resulta indispensable para el entrenamiento del diafragma , principal músculo respiratorio, y para lograr una respiración profunda.

PROTOCOLO
• • •

Observación de nuestra respiración en calma. Respiración en calma , profunda y abdominal. Concentración en : Fosas nasales - cualidad del aire y trayecto Duración de la respiración y de las pausas. Igualar el tiempo de inspiración y de espiración con pausas. Visualizamos :luz blanca - energía – oxigeno - humo negro - anhídrido carbónico – negatividades. Activamos la atención - concentración en ese universo que es nuestro mundo interior para percibir las sensaciones de armonía y bienestar. Hacemos respiraciones amplias y profundas para volver a nuestro estado de vigilia, nos movemos y de un modo lento y suave activamos nuestro cuerpo y abrimos los párpados cuando nos apetezca.

La respiración en la vida. La respiración es un intercambio entre el exterior y el interior, indispensable para la vida. Cuando esta relación de intercambio se ve alterada , surge en la persona un estado de desequilibrio. La respiración es un reflejo del estado corporal y anímico. Que puede ser de tranquilidad o agitación, de profundidad , de equilibrio, etc. Una persona que respira profunda y sosegadamente , que sea capaz de expulsar sus gases, se encontrará mejor que otra que respire con dificultad , de forma apresurada , superficial y entrecortada. Respiración y desarrollo armónico de la persona. La practica respiratoria se aplica como medida preventiva que contribuye al mantenimiento de la salud y el equilibrio. Las consecuencias que siguen al cuidado de la respiración san tanto curativas como propulsoras del desarrollo y además aumentan el estado de consciencia.

• •

EL CAMBIO 1º) En la “película de tu vida” : ¿ Qué título le pondrías y cual sería tu nombre , como protagonista ? 2º) Piensa en una situación real de tu vida : ¿ Qué sucedería si fueses capaz de ir hacia ella con unos “ nuevos ojos “ 3º) Alguna vez habrás dado respuestas diferentes ante un mismo estímulo . ¿Qué ha hecho que esto sucediera ? 4º)Escribe , almenos tres patrones diferentes que utilices para procesar habitualmente la información . 5º) La idea que tienes del mundo : ¿ En que forma es distinta de como el mundo es ?. 6ª) Para ser feliz : a) ¿ Qué esperas ? . b) ¿Qué necesitas ? . c) ¿Qué haces ?

YO SOY ASÍ Ley de la posibilidad del cambio. Porque todo en el universo cambia porque nosotros ya lo hemos hecho. Ley de la direccionalidad del cambio. Hacia aspectos positivos o negativos. Ley de la programación del cambio. El cambio se produce hacia aspectos previamente programados, bien conscientemente, bien inconscientemente. Ley de la voluntariedad del cambio. Nosotros somos dueños de nuestro propio destino. Proponemos. Un cambio voluntario, libre, consciente hacia aspectos positivos.

EJERCICIOS PARA OBSERVAR LA RESPIRACIÓN. Escuchar atentamente la respiración. Siéntate en una silla con las piernas separadas, o túmbese boca arriba. Coloque las manos sobre el vientre y trate de “ escuchar” su respiración. Relaje los músculos del tronco y deje que el diafragma haga su trabajo.¡ un excelente ejercicio de concentración y relajación ¡ Colocar las manos sobre la espalda . Experimentar el aliento. Coloque el dorso de sus manos , primero uno y luego el otro, en las distintas partes de su espalda; cintura, región lumbar , sacro- lumbar. ¿Siente cómo se aviva el movimiento respiratorio allí donde apoya su mano? Colocar las manos sobre el pecho , vientre y en la espalda( parejas) El compañero 1 va colocando sus manos en distintos puntos del pecho , vientre y espaldas del compañero 2. Las manos del compañero 1 tratan de escuchar la respiración del compañero dos. El ejercicio requiere tranquilidad y tomarse tiempo Escuchar atentamente la respiración de otra persona. Ambos compañeros se sientan, espalda contra espalda, moviéndose a un lado y a otro, tocando y sintiendo la espalda del compañero. Luego reposan y tratan de escuchar la respiración del otro en la región sacra. Escuchar la respiración del compañero/a Siéntese, como antes, con la espalda tocando la de su compañero, sintiendo su contacto desde el sacro hasta la parte superior de la espalda; trate de escuchar la respiración de su compañero. Se puede entablar una conversación entre las respiraciones.

Ejercicio nº 1. Respiración esencial. Objetivo: Exploración de nuestra respiración Ejercicio Sentado cómodamente en su silla , comience a observar su respiración sin tratar de modificarla. Simplemente deje que su respiración haga lo que desee. Lentamente comience a centrar la atención en la espiración y deje que su conciencia se desplace a lo largo de una espiración. Haga esto una serie de veces, disfrutando la sensación de la espiración saliendo naturalmente de su cuerpo. ¿Qué encuentra al final de la espiración? ¿Siente la pausa momentánea que sigue al final de la espiración? Esta pausa puede ser breve, una vacilación pasajera, aunque algo muy especial suceda en ella. No trate de hacer que la pausa suceda ni de prolongarla con contundencia. Simplemente relájese y deje que suceda. Mientras se entrega a la quietud en la pausa puede descubrir que se prolonga por su cuenta. Confíe que la próxima inspiración puede surgir de la pausa sin aferrarse a ella. En esta pausa no hay ningún pensamiento y ningún movimiento . Quizá la sienta como un silencio embarazoso. La nueva respiración surge de esta pausa. La aspiración surge de la quietud de esta pausa y la espiración se disuelve en ella. Efectos Esta pausa es un recurso que se halla siempre a nuestra disposición. Sepa que en todo momento en que se sienta cansado o confuso, inquieto o agobiado, puede dirigirse a este pozo en busca de descanso simplemente entrando en la pausa final de la espiración sin prever o proyectar el instante siguiente

Ejercicio n º 2. Respiración consciente Objetivo: Tomar conciencia de la propia respiración Ejercicio Sentado en tu silla, con la espalda muy recta, respira tranquilamente. Observa cómo es tu respiración: agitada o serena, corta o profunda, regular o irregular… Cierra los ojos y concéntrate en el recorrido del aire en tu interior: cómo entra y cómo lo expulsas. Ve haciendo que tu respiración sea cada vez más profunda. Respira tres veces llenando de aire el abdomen y el pecho. Expulsa el aire cada vez, muy despacio. Por último, abre los ojos y mueve los hombros en círculos, hacia atrás. Ejercicio nº 3. Sonidos de fuera, sonidos de dentro Objetivo: ejercitar la percepción Ejercicio Sentado cómodamente en tu silla, con los pies apoyados en el suelo, la espalda muy recta y las manos sobre tus rodillas, cierra los ojos y concéntrate en todos los sonidos y ruidos que llegan de fuera: unos pasos, una puerta que se cierra, el ladrido de un perro a lo lejos… Poco a poco, empieza a prestar atención a los sonidos de dentro… quizás escuches un zumbido grave… o un pitido agudo… o quizás oigas el latido de tu corazón… Lentamente, vuelve a escuchar los sonidos de fuera. Abre los ojos, al mismo tiempo que estiras los brazos hacia delante. Ejercicio nº 4. Columna de Hierro, columna de Goma Objetivo: Destensar la columna vertebral y la espalda Ejercicio Sentado cómodamente en tu silla, con los pies apoyados en el suelo, la espalda muy recta y las manos sobre tus rodillas, cierra los ojos y haz tres respiraciones abdominales profundas. Empieza a respirar más lentamente y concéntrate en tu

columna vertebral. Recórrela mentalmente de abajo a arriba. Imagina que tiene la dureza y rectitud de una barra de hierro. Imagina que de pronto se fuera convirtiendo en una barra de goma, flexible y blanda. Vuelve a sentir que tu columna es, sucesivamente, de hierro y de goma. Después, lentamente, mueve los hombros hacia atrás y abre los ojos. Ejercicio nº 5. El casco marinero. Objetivo: Relajar la mente Ejercicio Sentado en tu silla, con la espalda muy recta y los ojos cerrados, respira tranquilamente. Ve haciendo que tu respiración sea cada vez más profunda. Respira tres veces llenando de aire el abdomen y el pecho. Expulsa el aire cada vez, muy despacio. Imagina que sobre tu cabeza llevas puesto un casco de minero, de esos que tienen una lámpara en la frente. Intenta, sin abrir los ojos, mirar fijamente esa lámpara durante un rato. Cuando lo creas oportuno, abre los ojos. Ejercicio nº 6. La biblioteca maravillosa. Objetivo: Dejar volar la imaginación Ejercicio Sentado en tu silla, con la espalda muy recta, respira tranquilamente. Cierra los ojos, concéntrate en el recorrido del aire en tu interior y ve haciendo que tu respiración sea cada vez más profunda. Imagina que tu cuerpo es una casa, llena de habitaciones. Los pies, las piernas y los muslos son el sótano; las caderas, el vientre y la cintura, la planta baja; el estómago, el pecho y el tórax, el primer piso. La columna vertebral y la espalda, son las escaleras que unen todos los aposentos. Los hombros, el cuello y la cabeza forman el último piso. Imagina ahora que en la parte más alta de tu cabeza se levanta una torre que alberga una extraña biblioteca, llena de hermosos libros. Imagina que estás ahí y que tienes un libro entre las manos: siente su tacto y la textura del papel;

intenta recordar el olor de sus hojas impregnadas de tinta y de sus viejas tapas de piel. En esa torre, coincidiendo con el centro de tu frente, hay una ventana que se abre a un espacio infinito. Asómate a ella durante unos segundos, antes de abrir suavemente los ojos, mientras giras los hombros hacia atrás y estiras, por fin, los brazos. TECNICAS DE CONCENTRACIÓN Y UNIFICACIÓN DE LA CONCIENCIA. Trabajar la concentración es trabajar la fijación de la amente en un soporte y la absoluta y la absoluta exclusión de todo lo demás .Las técnicas de concentración y unificación de la conciencia pretenden la unidireccionalidad de la amente ,evitando , en o posible ,su dispersión y divagación. Durante el ejercicio, cada vez que descubramos que nuestra mente está errando debemos retroceder al soporte del ejercicio. De este modo, la mente se va poniendo poco a poco bajo el dominio de la voluntad. .Se pueden utilizar innumerables soportes de concentración. Estos ejercicios desarrollan la atención pura, calma los procesos psicofísicos, purifica a mente, drena el subconsciente y clarifica la visión. Ejercicio nº 1.Concentración sobre colores. Seleccione el color de su preferencia y represéntelo en la mente con la mayor fidelidad posible durante unos minutos. Cuando se haya entrenado lo suficiente, puede trabajar con otros colores. Ejercicio nº 2.Concentración sobre figuras geométricas y colores. Selecciones una figura geométrica y sitúelo sobre un fondo de determinado. Por ejemplo, un circulo sobre fondo azul o un triángulo sobre fondo rojo.

Ejercicios de concentración en la respiración Ejercicio 1º Enfoque la mente sobre la respiración; contémplela y siéntala, pero no modifique su ritmo ,permita que sea natural. Al inhalar, cuente 1; al exhalar , dos; al inhalar , tres, y así sucesivamente hasta diez .al llegar a diez, comience de nuevo la cuenta por uno. Permanezca muy atento a la respiración y al número correspondiente. Puede efectuar este ejercicio de diez minutos en adelante. Ejercicio 2º Enfoque la mente sobre la respiración. Ahora sólo se cuentan las exhalaciones. Inhale muy atentamente y, al exhalar, cuente uno; inhale de nuevo, y al exhalar cuente dos; ejecute esta cuenta de forma sucesiva hasta diez. Comience de nuevo la cuenta al finalizar el ciclo. Puede efectuar este ejercicio de diez minutos en adelante.. Ejercicio 3º Inhale y exhale con naturalidad. Sienta de manera lúcida , momento a momento, cómo se produce la inhalación. Sobre todo permanezca muy atento. Pero aún debe poner más atención sobre a exhalación: una vez haya soltado el aire, relájese, aflójese física y mentalmente, fluya, déjese ir, abandónese y sumérjase en el espacio total. Esta técnica desbloquea y descansa física y mentalmente y , además, potencia la atención. Ejercicio 4º Perciba el proceso respiratorio y siga su curso. Entre con la inhalación y salga con la exhalación, pero ponga la máxima atención en captar el instante en el que la inhalación confluye y se funde con la exhalación, y el momento en exhalación lo hace con la inhalación. Es decir, hay que estar muy atentos a todo a todo el proceso respiratorio, pero debe ponerse el máximo de atención para

percibir el punto de encuentro entre inhalación y exhalación, así como el de la exhalación y la inhalación. Ejercicio nº 5 Vigile la respiración. Fíjese un centro de consciencia y observación en lo más profundo de ti mismo, allí a donde lleva la inhalación y de dónde parta la exhalación. Este será tu punto de observación. Tome ese centro de consciencia y observación como una sede desde la que contemplar cómo la inhalación llega hasta usted y cómo la exhalación parte de usted. Manténgase atento e impasible , ejerza de mero testigo de la respiración, que es como una ola que viene con la inhalación y parte con la exhalación. Ejercicio nº 6 Fije la mente en la entrada de los orificios nasales, eso es, en la aletas de la nariz. Inhale y exhala con naturalidad y trate de percibir lo más nítidamente posible el leve roce del aire y la sensación táctil de la respiración. No deje que la mente siga el curso de la respiración. La mente no debe abandonar la zona de las aletas nasales. Insista en percibir y concentrarse en el leve roce del aire, allí donde se produzca. Si en las primeras sesiones no logra percibirlo, permanezca muy atento a la entrada y salida del aire, pero con la mente fija en las aletas nasales.. Evite cualquier distracción. Ejercicios de observación y receptividad Estas técnicas consisten en tomar consciencia de un soporte, pero sin interpretarlo ni idear o reaccionar de modo alguno ante él. Hay que captar el fenómeno al desnudo, sin juicios, proyecciones o imaginaciones, análisis o reflexiones. Hay que dedicarle al ejercicio como mínimo 20 minutos. Se debe tomar como ejercicio base uno de atención a la respiración y luego seguir con uno de los que vienen a continuación.. Es imprescindible estar excepcionalmente atentos, ecuánimes, alerta e imperturbables.

Ejercicio nº 1. Meditación sobre el cuerpo. Tome plena y lucida consciencia de su esquema corporal, percátese de que postura ha adoptado. Sienta su cuerpo por partes y después en bloque. No piense, no analice, no reflexiones y no permita que su mente divague. Vaya absorbiendo toda la atención en el cuerpo, y cada vez que vaya a la amente , tómela y retrotráigala al cuerpo, y . Recuerde que el cuerpo es el objeto de su atención pura; esto es, no lo evalúe ni reflexiones de manera conceptual sobre él. Ejercicio 2. Meditación sobre sensaciones. Manténgase en una actitud de máxima receptividad, captando de momento en momento las sensaciones que surgen en su cuerpo. No las busque de forma directa ni las persiga; permanezca muy atento y ecuánime, registrando, con la pura toma de conciencia y sin nominaciones, las sensaciones que surjan, tanto las burdas como las sutiles. Permanezca en actitud de observador atento y sereno, imperturbable, y perciba, de manera tan lúcida como sea posible las sensaciones que surjan y se desvanecen. Puede centrarse en as sensaciones físicas o , también, contemplar los contenidos mentales, ampliando y distracciones que se presenten, e incluso, con más practica , puede observar las reacciones e intenciones mentales, ampliando la contemplación a las actividades psicomentales más allá de las exclusivamente físicas. Ejercicio nº 3. Meditación sobre sensaciones. Seleccione algunos puntos del cuerpo como soporte para sentir las sensaciones. Tome como soporte de captación las dos orejas, las dos manos y los dos pies; acto seguido se van sintiendo, sucesivamente y en rotación., todas esas zonas de izquierda a derecha. Desplace su foco de atención de la oreja izquierda, la mano izquierda y el pie izquierdo al pie derecho, la mano derecha y la oreja derecha. Se trata de centrar el foco de atención unos segundos en cada zona indicada y de sentir dicha zona con la mayor penetración y

ecuanimidad posible, sin reaccionar de ningún modo, sin analizar y sin realizar juicios de valor. Ejercicio nº 4. Meditación sobre sensaciones. Recorrido anterior y posterior del cuerpo. Desplace su atención por toda la zona anterior del cuerpo, partiendo de la cima de la cabeza y en la siguiente dirección: rostro… pecho… zona anterior de los brazos…vientre..zona anterior

de las piernas. Se desciende, pues , percibiendo sensaciones, en ningún caso imaginándolas, desde la cabeza hasta el dedo grueso del pie.. A continuación se ejecuta el recorrido desde el talón del pie hasta la cima de la cabeza. A continuación se reemprende el recorrido hacia abajo y luego, de nuevo, por la parte de atrás hacia arriba. Proceder así todo el tiempo que dure la meditación.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->