P. 1
Material EEDD Semana Santa

Material EEDD Semana Santa

|Views: 2.012|Likes:

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Juventud Evangelica Aliancista on Apr 16, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/29/2013

pdf

text

original

La Pascua

Un recorrido de la semana santa para el niño pequeño

Manual para la enseñanza de niños preescolares en la escuela dominical o células

Betty Constance

Constance, Betty La pascua - 1a ed. - Buenos Aires : Publicaciones Alianza, 2009. 80 p. + Láminas : il. ; 28x20 cm. ISBN 978-950-7591. Educación Religiosa para Niños. I. Título CDD 268.432

VIVIR LA BIBLIA Materiales para la instrucción bíblica www.vivirlabiblia.com.ar La pascua (Preescolar) 1º edición © Copyright 2008 por Publicaciones Alianza (Fundación Alianza) Washington 2945 C1430EUI Buenos Aires, Argentina ISBN 978-950-759Hecho el depósito que marca la ley 11.723 Queda prohibida la reproducción total o parcial de este libro y/o las ilustraciones sin previa autorización de la Editorial. Impreso en Argentina - Printed in Argentina Impreso en febrero de 2009 en Roberto Grancharoff e Hijos. Tapalqué 5868, Buenos Aires, Argentina.

CONTENIDOS
Introducción ......................................................................................................................... 5 Instrucciones para la maestra ............................................................................................... 9 Lección 1: Puedo alabar al Señor ...................................................................................... 14 Lección 2: ¡Jesús vive! ...................................................................................................... 21 Lección 3: Jesús está con nosotros siempre....................................................................... 28

INTRODUCCIÓN
El propósito de esta serie especial de lecciones es proveer experiencias para el niño preescolar que le ayudarán a comprender el significado de una de las celebraciones más importantes para la iglesia cristiana, Semana Santa, también llamada Pascua.

LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS LECCIONES
Estas lecciones proveen las ayudas visuales necesarias para ayudar al niño pequeño a asimilar algunas de las verdades más importantes en relación a la muerte y resurrección de Jesús. También las lecciones proveen actividades para la aplicación, que se componen de juegos, canciones y trabajos manuales. Las lecciones están estructuradas para desarrollarse en una clase de, por lo menos, una hora a una hora y media de duración. Si el tiempo disponible para la clase es menos, se recomienda que la maestra divida cada lección en dos partes, para un total de seis clases (ver el programa sugerido al final de esta sección). Si así fuera, hay dos opciones: uno sería iniciar las lecciones seis domingos antes del Domingo de Resurrección. La otra sería empezar las lecciones tres domingos antes de Pascua pero utilizar la segunda parte de las lecciones para actividades especiales durante la reunión del domingo por la noche. Muchas iglesias evangélicas tienen reuniones especiales o campañas evangelísticas durante estas fechas y hace falta un programa especial para niños que pueda desarrollarse durante el mensaje. Por lo tanto, las lecciones tienen un uso variado según la necesidad particular de la iglesia o del criterio de la maestra.

LA PREPARACIÓN DE LAS LECCIONES
Primero, la maestra debe leer el pasaje bíblico y la lección entera (el pasaje bíblico NO SE DEBE LEER EN VOZ ALTA A LOS NIÑOS porque aún no están capacitados para entenderla en una lenguaje adulto). La porción bíblica es el contexto que forma la base de toda la enseñanza de la lección, pero la maestra lo utiliza únicamente para su preparación personal. Segundo, la maestra debe orar pidiendo al Señor su ayuda y dirección para hacer de la enseñanza algo aplicable a su propia vida y a la vida de sus alumnos.

La pascua - Introducción - 5

Tercero, la maestra debe estudiar cada parte de la lección para familiarizarse bien con el desarrollo total de la lección. Es sumamente importante que las partes de la lección donde aparece la palabra “decir” sean muy conocidas por la maestra, para que el desarrollo de la lección sea fluido y cada actividad tenga su razón de ser.

EL DESARROLLO DE LAS LECCIONES
La clase comenzará con una o varias actividades de incentivación. La historia bíblica fue escrita tomando en cuenta el nivel de comprensión del niño preescolar y se debe utilizar como se encuentra en el manual. La maestra NO DEBE LEER la historia a la clase, sino NARRARLA en la forma más animada posible, mirando a los niños. Las figuras y las láminas se deben utilizar en el momento indicado durante el desarrollo de la historia bíblica. Las actividades de aplicación son sumamente importantes para el crecimiento espiritual del niño. Estas actividades ayudarán al niño a entender en forma concreta la vigencia de la Palabra de Dios para su vida.

LA PREPARACIÓN DE LAS FIGURAS Y LÁMINAS
1. Todas las hojas que contienen figuras y láminas se encuentran en el Suplemento y vienen en forma suelta pero en orden según su uso, claramente identificadas. 2. Hay instrucciones detalladas (e ilustraciones) en cada lección para la preparación y el uso correcto de las láminas y las figuras. 3. Las figuras se deben guardar en sobres por lección, cuidando siempre de anotar el título de la lección en el sobre. 4. Todos los sobres de las lecciones se deben guardar en una carpeta junto con el manual. Al archivarse de esta forma, este material puede ser usado nuevamente o en actividades especiales como Horas Felices o Escuelas Bíblicas de Vacaciones.

La pascua - Introducción - 6

LA ENSEÑANZA DE LAS CANCIONES
Las canciones de esta serie forman una parte integral de la enseñanza. En algunos casos no se puede enseñar la lección sin las canciones. Esto se ha hecho a propósito porque al niño preescolar le encanta la música. Las canciones elegidas realzan y refuerzan las enseñanzas en la vida del niño. La maestra se dará cuenta de que no son difíciles de aprender, pero debe aprenderlas bien antes de la clase para poder incorporarlas en el lugar indicado durante la lección y poder enseñarlas a los niños con seguridad. Para ayudar a la maestra en esta parte, hay un casete disponible con las canciones cantadas en un lado y el “playback” u orquestación en el otro, que puede ser utilizado en la clase para acompañar el canto. El casete se llama “Canciones para Niños Preescolares”. También se provee las partituras de las canciones de esta serie al final de esta sección.

Procedimiento para enseñar una canción nueva a la clase: 1. Escuchar primero la canción en el casete. 2. Cantarla varias veces hasta que los niños se familiaricen con la letra y la melodía. 2. Repasar la letra explicando y aclarando conceptos abstractos o difíciles. Ayudará el usar gráficos cuando sea posible. 3. Cantarla entera dejando que los niños canten un refrán o una frase por vez. 4. Cantarla entera permitiendo que los niños sigan toda la canción lo mejor que puedan. 5. Repasarla todas las veces que se pueda.

PROGRAMA PARA EL USO DE LAS LECCIONES EN DOS PARTES
Lección 1: Primera clase: Comenzar con la Actividad 1 de la Incentivación con el títere, contar la Historia Bíblica, hacer la Actividad 1 de la Aplicación con las palmas de cartulina, enseñar el texto con la canción alusiva, hacer la Conclusión y decorar las palmas como Manualidad pegándoles de un lado trocitos de papel glacé de colores. El maestro puede anotar el texto al dorso de cada una. Segunda clase: Iniciar la clase con la Actividad 2 de la Incentivación, repasar la Historia Bíblica usando las láminas y permitiendo que los niños cuenten las partes que recuerdan. Hacer la Actividad 2 de la Aplicación, enseñando la canción que corresponde y usar el títere para dialogar con los niños sobre cosas lindas que saben de Jesús. Hacer la Actividad 4 de la Aplicación. Repasar el texto, hacer la Conclusión y confeccionar la Manualidad. Lección 2:
La pascua - Introducción - 7

Primera clase: Comenzar con la Actividad de Incentivación, contar la Historia Bíblica, hacer la Actividad 1 de la Aplicación, enseñar el texto, hacer la Actividad 3 de la Aplicación y la Conclusión. Confeccionar la Manualidad. Segunda clase: Iniciar la clase con “La ronda de la celebración”. Repasar la Historia Bíblica usando las figuras y la lámina de fondo, permitiendo que los niños cuenten las partes que recuerdan. Dramatizar la historia con los niños, hacer el juego “Vamos a ver”, repasar el texto, orar con ellos dando gracias a Dios porque Jesús vive. Para una Manualidad, colorear las caritas de los títeres y pegarles hebritas de lana o pedacitos de cartulina de color como pelo. Lección 3: Primera clase: Comenzar la clase con la actividad de Incentivación, contar la Historia Bíblica, hacer las Actividades 1 y 3 de la Aplicación, hacer la Conclusión y confeccionar la Manualidad.

Segunda clase: Iniciar la clase con la Actividad 2 de la Aplicación preparando el autito de cartón como indican las instrucciones en la Visualización de la Lección. Repasar la Historia Bíblica usando las láminas y permitiendo que los niños cuenten las partes que recuerdan. Cantar la canción entera. Hacer la Actividad 4 de la Aplicación, hacer la Conclusión y confeccionar un autito con el texto escrito como Manualidad.

La pascua - Introducción - 8

INSTRUCCIONES PARA LA MAESTRA

LOS NIÑOS Y LAS CELEBRACIONES RELIGIOSAS
El niño preescolar atraviesa una etapa de intenso aprendizaje en todos los niveles de su vida. Gran parte de su esfuerzo intelectual está dedicado a la interminable tarea de ordenar el caudal de diversos estímulos que inundan su vida a diario. Parte de esa tarea de ordenamiento significa encontrar categorías para todo lo que aprende. Su tendencia es de reunir las cosas que cree similares en categorías sencillas que responden a su mundo limitado. Por ejemplo, una niña de cinco años quedó asombrada cuando vio al hombre que era su médico pediatra vestido de traje y haciendo presencia en un acto patriótico del colegio donde ella asistía junto con el hijo del médico. —¡Mamá! —exclamó la niña al verlo—, ¿El doctor Gómez también es papá? Para ella, la categoría “médico” no tenía lugar para otra categoría, la de ser padre. Es inevitable que todos los niños en esta etapa de desarrollo vivan con bastante confusión frente al verdadero significado de las cosas. El bombardeo de preguntas que uno recibe de ellos es señal de su intenso esfuerzo por entender todo lo que le rodea. Cuando se trata del aprendizaje religioso con su enorme carga de símbolos y abstracciones, la posibilidad de confusión es aún mayor. Puesto que el niño de esta edad tiene la necesidad de interpretar nueva información en forma literal y concreta, su comprensión de conceptos espirituales simbólicos o abstractos es limitada. —Si Dios está en todas partes —preguntó un niño de cuatro años—, ¿está en mi bolsillo también? El niño no hace estas preguntas para ser gracioso. Sencillamente quiere entender en forma concreta un concepto abstracto. Al participar en las celebraciones religiosas especiales como la Semana Santa, el niño se enfrenta con nuevas áreas de confusión. Estas fiestas están llenas de simbolismos. Estos símbolos son elementos concretos que mezclan ideas y tradiciones religiosas como seculares. Pensemos en la mezcla de símbolos que están relacionados con la Pascua: la cruz, la tumba

La pascua - Instrucciones para la maestra - 9

vacía, los huevos y los conejitos. Por lo tanto, el niño pequeño, sensible a todo tipo de estímulo, no tiene la capacidad de distinguir entre lo secular y lo religioso y, como resultado, entiende todo como una sola cosa, dándole a todo el mismo valor. El doctor Wesley Haystead en su excelente libro No se puede empezar demasiado temprano, cuenta de un niño que describió el acontecimiento histórico del domingo de Pascua así: —Fue cuando Jesús resucitó de la tumba y el conejo de Pascua salió saltando detrás de él. Este ejemplo revela lo que el niño ha entendido y nos ayuda a comprender cómo hemos contribuido a esta confusión, perdiendo por tanto el verdadero significado de esta celebración. ¿Cuál es, entonces, la responsabilidad de la maestra frente a esta realidad? Más que nada, la maestra del preescolar debe velar por lo que ocurre dentro de su aula. Dentro de lo posible, no debe incorporar símbolos seculares en la decoración de su aula, porque se debe dar mayor importancia al significado bíblico y espiritual de estos acontecimientos tan trascendentes. Si se le hace un regalito a los alumnos durante la época de Pascua, algo que es muy común, debe ir acompañado con una tarjetita que diga: “¡Jesús Vive! ¡Qué felicidad!” Se debe explicar que el conejito de chocolate no tiene nada que ver con el hecho que Jesús volvió a vivir, sino que ha llegado a ser una expresión linda de cariño para el niño. Cualquiera que fuera la tradición cultural o nacional que rodea este evento, la maestra debe hacer un esfuerzo especial para tratar de explicar y eliminar la confusión que se produce en la mente del niño pequeño. No es una tarea fácil puesto que a veces los padres se ofenden si uno no comparte su entusiasmo por algunas de estas celebraciones. La maestra tiene la obligación de ser veraz en todo lo que enseña. Cuando se presentan estas contradicciones, la maestra puede responder con sencillez de esta forma: —Sí, el conejito de Pascua es divertido, ¿verdad? Pero aquí en la iglesia pensamos en la verdadera razón de celebrar la Pascua, y eso es porque Jesús murió por nosotros, pero volvió a vivir. ¿Puedes señalarme la figura que muestra cómo la tumba quedó vacía? Esta técnica se llama “distracción” y ayudará a sacar a la maestra de su apuro. Esta serie de lecciones incluye una variedad de ayudas para que la celebración de Pascua pueda tener más significado para el niño preescolar. La maestra notará que en la Lección 2 no se entra en muchos detalles sobre la muerte de Cristo. El concepto de muerte es algo que le causa temor e inseguridad al niño preescolar y es preferible tratarlo superficialmente. Más adelante en su desarrollo personal y espiritual tendrá oportunidad de analizar las implicancias de la muerte de Cristo en nuestro favor. Por ahora, basta que sepa que murió pero que volvió a vivir y vive ahora en nuestras vidas.

EL CONTROL DE LA ASISTENCIA
El niño pequeño, al igual que toda persona, busca evidencias de su propia identidad. Es por eso que el niño, al llegar a su aula, se sentirá más bienvenido si ve su nombre sobre un cartel de asistencia. La maestra lo puede señalar y llevarlo para que marque su asistencia. Al entrar el pequeño por la puerta, la maestra le puede entregar la figurita que está utilizando

para este fin. O bien, puede esperar hasta que estén todos para cantar una canción de bienvenida durante la cuál cada uno tendrá la oportunidad de colocar su figura en el lugar indicado. Existe una canción de bienvenida en el casete “Canciones para Preescolares” de Publicaciones Alianza. Para estas lecciones sobre la Pascua, sugerimos que la maestra prepare una cartulina grande de color celeste y que pegue encima una nubecita de cartulina blanca para cada alumno. Las nubes llevarán los nombres de los niños. Hay que pegar las nubes de tal forma que quede el borde superior sin pegar, formando así un bolsillo donde puedan colocarse “el angelito de asistencia”, que se encuentra en el Suplemento. Debe haber uno para cada alumno. Si la clase es numerosa, la maestra tendrá que hacer más copias de la hoja. Cuando el alumno llega al aula recibe un angelito para colocar en su nube. Después de la clase se guardan todos los angelitos para el domingo siguiente. Ver ilustración.

LA DECORACIÓN DEL AULA
La pascua - Instrucciones para la maestra - 11

El ambiente físico del aula de la clase preescolar es fundamental para la buena enseñanza. La maestra debe hacer lo posible para crear un ambiente agradable y estimulante, especialmente en relación a esta fiesta importante. La decoración del aula para la época de Pascua es más difícil que para la época de Navidad. Pero es importante hacer algo para remarcar la importancia de la fiesta. Sugerimos que se haga un dibujo libre en tamaño grande de la tumba vacía y la piedra, usando la Manualidad de la Lección 3 como modelo (pero sin incluir la figura de las mujeres). Se escribe sobre cartulina (o el mismo fondo) la letra del texto “¡Ha vuelto a vivir como había anunciado!”. También se puede pegar una tira de cartulina en el borde inferior del dibujo grande, donde está la tumba, de tal manera que se pueda insertar el dibujo de la piedra allí, tapando la apertura. De esta manera, los niños podrán quitar la “piedra” y ver la tumba vacía. Así el significado verdadero de la Pascua queda afirmado aún más en su mente.

LAS DRAMATIZACIONES
Las lecciones de esta serie incluyen historias bíblicas muy conocidas para algunos niños. Una forma de hacer que la historia cobre nueva vida es animar a los niños a dramatizarlas. Estas dramatizaciones han sido incluidas como actividades en varias de las lecciones. Por lo general, este tipo de dramatización, o sea, la

representación de los eventos de una historia, es conocida y utilizada en muchas ocasiones en la enseñanza de los niños pequeños. En este tipo de dramatización la maestra organiza la actividad y los niños se hacen protagonistas de los personajes de la historia. La maestra (y posiblemente algunos padres) es espectadora de la representación que ofrecen. Hay otro tipo de dramatización, sin embargo, que es muy valioso, adaptable a todas las situaciones, muy fácil de organizar y sumamente beneficioso en el proceso de aprendizaje. Este tipo de dramatización se conoce como “drama creativa”. Incluimos un ejemplo de ésta técnica en la Incentivación de la Lección 3. Con esta técnica los niños son dirigidos en una serie de expresiones dramáticas en las que pueden ser totalmente espontáneos en sus movimientos, y auténticos en la representación de sus vivencias personales. La maestra es protagonista también de la actividad con sus propias ideas en cuanto a los movimientos. Con esta metodología uno se está acercando a las formas innatas que tienen los niños en su juego personal de integrar nuevos conceptos y experiencias a su propia vida. Por eso, recomendamos este método como algo apropiado de ser incorporado muchas veces en la enseñanza de los niños preescolares.

EL USO DE LAS CANCIONES
La pascua - Instrucciones para la maestra - 12

Las canciones de esta serie han sido compuestas especialmente para esta edad y para reforzar las enseñanzas de las lecciones. Es comprobado que la música es una manera sumamente eficaz para grabar las lecciones y sus enseñanzas en la mente del niño. Hay momentos específicos en el desarrollo de las lecciones cuando las canciones se deben utilizar, pero se las puede aprovechar en cualquier momento durante la clase. Por ejemplo, cuando los niños están confeccionando la Manualidad, es un momento ideal para cantar suavemente algunas de las canciones. Hay promesas preciosas para ellos en la canción “Yo Estaré con Ustedes” y expresiones de profundo significado espiritual en las canciones “Alabaré con cantos” y “Ronda de la celebración”. Estas lecciones se prestan en forma especial para el uso de canciones cuyo enfoque remarca para los niños el significado de la celebración de Pascua. Por eso, es importante que la maestra repase en cada lección las canciones aprendidas en las lecciones anteriores. De ese modo el niño llevará grabada en su memoria la música y la letra de las canciones que encierran la verdadera esencia de esta festividad. A medida que la clase aprenda un repertorio de canciones adecuadas para sus capacidades y experiencias, la maestra debe dedicar un tiempo en cada clase para momentos de adoración y alabanza con ellos. Estos niños

aprenden las canciones de los grandes sin entender la letra ni los conceptos simbólicos que contienen. Es de suma importancia que tengan también oportunidad para aprender canciones que sí pueden entender y, por lo tanto, sirvan de ayuda espiritual para sus vidas. Es mi deseo que la hermosa celebración de Pascua tenga un significado mucho más profundo para los niños preescolares después de haber participado de las actividades de esta serie de lecciones. Para mayor orientación sobre el uso de canciones con niños preescolares, ver el libro La formación espiritual del niño de esta editorial.

La pascua - Instrucciones para la maestra - 13

Lección

1

PUEDO ALABAR AL SEÑOR
Base bíblica: Marcos 11.1-11 Texto para memorizar: Salmo 69.30 (VP) “Alabaré con cantos el nombre de Dios”. OBJETIVOS Que el alumno aprenda que Jesús fue alabado por muchas personas cuando por última vez entró a Jerusalén. Que comprenda que la alabanza agrada mucho al Señor. Que el niño sienta deseos de alabar al Señor. Que el niño participe en actos de alabanza al Señor mediante diversas actividades. Elementos necesarios para el desarrollo de la lección  Una Biblia  El títere para la Actividad 1 de la Incentivación  Las cuatro láminas pequeñas para la Actividad 2 de la Incentivación  Las dos láminas para la Historia Bíblica  El casete de canciones para la Actividad 1 de la Aplicación  Las palmas preparadas para la Actividad 3 de la Aplicación  El burrito de cartulina para la Actividad 4 de la Aplicación  Una muestra de la manualidad  Una hoja de la Manualidad para cada alumno  Los útiles necesarios para la confección de la Manualidad: tijeras, colores, brochecitos y cinta transparente.

INCENTIVACIÓN
Actividad 1. Jugando con un títere Finalidad: Los alumnos aprenderán el significado de la palabra “alabar” utilizando un títere. Ver Visualización de la Lección. Decir: Hoy traje a alguien de visita. Mostrar el títere y hacer que camine un poco sobre la mesa y que salude agitándole una

mano. ¿Qué nombre quieren darle a mi amiga? Permitir que hagan sugerencias y elijan algún nombre entre ellos. Yo les quiero contar algunas cosas acerca de Pelusa (o nombre que eligieron). Ella es muy simpática y graciosa y muchas veces me hace reír. También es amable y una buena amiga. Hacer caminar el títere de un lado para otro mientras esté haciendo estos comentarios. A ella le gusta que se le digan cosas lindas. ¿Saben? Cuando decimos cosas lindas acerca de una persona la estamos alabando. Es una palabra que vamos a aprender hoy, porque es muy importante para nuestra clase. Ah… ¡un momento! Parece que Pelusa me quiere decir algo al oído. Agachar la cabeza y hacer como que el títere esté susurrándole. ¡Qué lindo! Pelusa dice que quiere alabar a algunos de ustedes. La maestra hace como que está interpretando lo que dice el títere, escuchando y luego repitiendo los elogios para los niños. Deben ser elogios que tienen que ver con conductas y actitudes que los niños pueden tener. No se deben enfatizar cualidades físicas o de sus ropas que son elementos con los cuales ellos no tienen nada que ver. Ejemplos: Pelusa dice que Jorgito es un niño muy amable porque ayuda con su hermanito. Pelusa dice que Sonia es una niña que siempre tiene una linda sonrisa. Seguir así recordando que cada alumno reciba un elogio. Decir: Es lindo cuando alguien nos alaba, ¿no es cierto? En la iglesia, cuando decimos que estamos alabando a Dios, también queremos decir que estamos hablando de las cosas buenas que Él hace, o de lo maravilloso que Él es. Hay muchas maneras de hacer esto, y hoy vamos a ver algunas de ellas. Actividad 2. Diálogo con láminas: “Maneras de saludar” Finalidad: Al mirar una serie de lámina, los alumnos reconocerán diferentes maneras de saludar a otros. Decir: Necesito que cuatro de ustedes vengan aquí un momento para ayudarme con algo. Repartirles las cuatro láminas pequeñas de los saludos y pedirles que se queden al frente de la clase hasta que se les pida que las muestren. Cuando nosotros llegamos hoy a la clase, ¿cómo nos saludamos? Con un beso, ¿verdad? ¿Quién tiene la lámina que muestra a dos niños saludándose con un beso? Pedir que el niño coloque la lámina apoyada sobre algo de tal manera que todos la pueden ver. Ahora todos vamos a saludarnos otra vez con un beso. Dejar tiempo para que todos se saluden si así lo desean. ¿Cómo se saluda la gente grande cuando no se conocen muy bien? (Se dan la mano). ¿Quién tiene la lámina que muestra este tipo de saludo? Que la coloque a la vista de todos. Ahora vamos a saludarnos dándonos la mano como ellos. Ahora, si ustedes están paseando por la calle y me ven a mí del otro lado de la calle, y me quieren saludar, ¿cómo lo harían? Agitando la mano y el brazo y gritando mi nombre. ¿Quién tiene la lámina que muestra ese saludo? Que la coloque a la vista de todos. Así saluda Pelusa, ¿verdad? Sacarla otra vez y hacer que salude con la mano y el brazo. A ver si todos me saludan de esa manera. ¿Alguna vez han visto una concentración de gente donde todos quieren saludar a una persona muy importante? ¿Cómo lo hacen? Sí, moviendo la mano y el brazo y hasta a veces, sacan pañuelos y los usan para saludar. Es lindo ver eso, ¿verdad? Cuando se hace eso se nota que la gente los quiere y los respeta mucho. ¿Quién tiene esa lámina? Que la coloque a la vista de todos. Miren otra vez a estas cuatro láminas. Cuántas

La pascua - Lección 1 - 15

maneras diferentes de saludar a la gente, ¿no es cierto? Con un beso, con la mano, con el brazo y la mano y con un pañuelo. Decir: En el tiempo de Jesús había mucha gente que lo quería muchísimo. Un día vieron que venía acercándose por el camino y querían mostrarle que estaban contentos con verlo. Vamos a ver lo que hicieron. Abrir la Biblia como si estuviera por leer de ella.

HISTORIA BÍBLICA
La maestra debe NARRAR la historia, no leerla, mirando a los niños. Jesús y sus amigos estaban en camino a la ciudad de Jerusalén. Llegaron a un pequeño pueblo cerca de la ciudad y allí se quedaron un rato. Jesús les dijo a sus amigos: —Quiero que vayan a cierta casa en el pueblo. Allí encontrarán un burrito atado. Desátenlo y tráiganmelo. Si alguien pregunta por qué están haciendo eso, díganle que Yo, el Señor, lo necesito. Mostrar la Lámina 1. Los discípulos hicieron todo lo que Jesús les había dicho. Encontraron el burrito en el patio de la casa a donde Jesús les había mandado. Cuando el dueño preguntó por qué se llevaban el burro, le respondieron: -—El Señor lo necesita. Entonces el hombre no tuvo ningún problema en dejarlos llevar el burrito. Lo trajeron a Jesús y pusieron algunas túnicas (los sacos largos que usaban de ropa) encima para que el Señor Jesús estuviera más cómodo. El se subió sobre el burro y así fueron caminando hacia Jerusalén. Mostrar la Lámina 2. Alguien que conocía a Jesús vio que venía con sus amigos por el camino. Enseguida hizo correr la noticia. —¡Vengan, vengan! —gritaba— ¡Allí viene Jesús! La gente venía corriendo. Cuando vieron que Jesús venía montado sobre un burro, muchos empezaron a saludarlo en una forma especial. Quizás recordaban las cosas maravillosas que Jesús había hecho por ellos. Probablemente había algunos allí que cuando estuvieron enfermos Jesús los había tocado y se habían sanado. Quizás otros recordaban sus hermosas enseñanzas y tenían deseos de decirle “gracias” una vez más. Mientras iba caminando el burrito con Jesús montado encima, algunas personas se sacaban sus túnicas y las ponían en el camino como una especie de alfombra. Otros, cortaban ramas verdes de los árboles y lo saludaban con ellas. Sin duda que muchos aplaudían, llamándole por su nombre: —¡Jesús! ¡Jesús! —decían—. ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! —¡Gloria! —gritaban otros—. ¡Gloria en las alturas! Tantas personas se habían congregado que llenaban la calle. Por delante y por detrás del burrito que llevaba a Jesús la gente marchaba y gritaba las alabanzas: —¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! Todos estaban alabando a Jesús. Las palabras que gritaban mostraban cuánto lo amaban. Jesús estaba rodeado de personas que lo alababan y lo bendecían. Entre la multitud también había niños que gritaban y cantaban sus alabanzas a

La pascua - Lección 1 - 16

Jesús, junto con los grandes. Señalar a los niños en la lámina. También lo saludaban con ramas que se habían cortado de los árboles. Para el Señor Jesús fue hermoso escuchar la alabanza de la gente. Él también los saludaba y con su sonrisa les hacía sentir su agrado.

APLICACIÓN
Actividad 1. Enseñanza del texto con una canción Finalidad: Los alumnos aprenderán el texto bíblico mediante una canción de alabanza. Decir: Las palabras de la Biblia para hoy dicen “Alabaré con cantos el nombre de Dios”. Esto es lo que hacía la gente cuando Jesús entraba en Jerusalén aquel día. Lo saludaban y lo alababan con cantos. Hay una canción que nos ayudará a aprender rápido este texto. Usar la canción “Alabaré con cantos el nombre de Dios”. Ver la partitura en las Instrucciones para la Maestra, de este manual. Todos escuchan primero el casete. Luego la maestra canta la primera parte de la canción varias veces, hasta que los niños comiencen a unirse en el canto de esta frase. Actividad 2. Alabando con frases Finalidad: Los alumnos tendrán la oportunidad de expresar en frases propias varias características de Jesús y luego incorporarlas en la canción. Decir: El canto es una forma hermosa de expresar nuestra alabanza. Pero también podemos alabar al Señor sin cantar. Podemos decirle a otra persona alguna de las cosas lindas que sabemos de Jesús. Eso también es una forma de alabarle. Por ejemplo, yo voy a decir una frase: “Jesús es muy bueno”. ¿Pueden ustedes pensar en cosas que podemos decir acerca de Jesús? Animar a los niños a decir frases propias acerca del Señor. Afirmar lo que ellos dicen aun cuando no suene muy bien o sea distinto a lo que dirían los adultos. Luego decir: Hay otra parte de la canción que aprendimos hace unos momentos. Cuando cantamos la segunda parte, podemos agregarle algunas de las cosas que hemos estado diciendo acerca del Señor. Cantar la canción entera con la frase “Mi Señor es bueno y por eso le alabo hoy”. Luego sustituir esa frase por otras como “Mi Señor me ama... Mi Señor me ayuda... Mi Señor me cuida...” y alguna otra frase dicha por los niños que se adapte a la melodía. Actividad 3. Saludar con palmas Finalidad: Los niños participarán en un juego dramatizado de alabanza. Decir: Vamos a imaginar que estamos con los niños ese día cuando entró Jesús a Jerusalén. Yo traje unas “palmas” verdes de papel, una para cada uno. Vamos a formar dos filas como si estuviéramos en los costados de un camino y como si viniera Jesús acercándose. A ver si todos podemos saludar moviendo las

La pascua - Lección 1 - 17

palmas en el aire. Hacerlo para que los niños puedan imitarle. Ahora vamos a cantarle nuestra canción de alabanza moviendo las palmas al ritmo de la música. Dirigirles en el acto de cantar y mover las palmas. Ver ilustración.

Actividad 4. Juego: “Buscar al burro”. Finalidad: Los niños tendrán oportunidad de moverse en el aula por medio de una actividad relacionada con la historia bíblica. Procedimiento: La maestra esconde la figura del burro (ver Visualización) en algún lugar en el aula. Los niños caminan libremente por el aula buscándolo. Cuando alguien lo encuentra, no dice nada, sino que va a una silla, se sienta y queda en silencio. Cuando todos los niños hayan encontrado el burro y están sentados, la maestra pueda pedir que se repita el juego. Entonces pide que un voluntario vuelva a esconder el burro mientras el resto de la clase se tapa los ojos, y el juego se repite. Decir: Los amigos de Jesús no sabían dónde podrían encontrar un burro para la entrada de Jesús a Jerusalén. Menos mal que el Señor sabía exactamente donde había uno y no tenían que perder tiempo buscándolo. Ahora nosotros vamos a hacer un juego donde sí todos tenemos que buscar un burrito. Es de papel nomás. Mostrárselo, pedir que tapen los ojos mientras se esconde el burro y proceder con el juego.

La pascua - Lección 1 - 18

CONCLUSIÓN
Decir: Hay otra forma de alabar al Señor también. Podemos hacerlo orando. Vamos a cerrar los ojos y decirle “gracias” por las cosas lindas que nos da. Si los niños se animan a orar solos, permitir que digan frases breves tales como “Gracias, Señor, por ayudarme siempre”. Si no se animan, pueden repetir algunas frases dichas por la maestra: —Gracias, Señor, por ser tan bueno con nosotros, por ayudarnos, y por cuidarnos y amarnos. En el Nombre de Jesús, Amén.

MANUALIDAD
Decir: “Vamos a hacer un niño de papel que tiene una palma en la mano. Nos recuerda a los niños que expresaron sus alabanzas a Jesús el día que entró en Jerusalén. Señalar la muestra de la manualidad y moverle el brazo. Si desea, la maestra puede cantar la canción otra vez, moviendo el brazo del títere al compás de la melodía. Procedimiento: 1. Pintar las figuras con crayones o lápices de colores. 2. Recortar la figura y el brazo. 3. Doblar la tira detrás de la cabeza y pegar con cinta transparente formando una especie de “manija”. Ver ilustración.

4. Unir el brazo al cuerpo, usando un brochecito dorado y pasándolo por las dos cruces. Ver ilustración a la izquierda.

Los niños pueden tener la figura en la mano izquierda tomándola por la manija, y con la mano derecha pueden mover el brazo con la palma. Ayudarles a cantar la canción de alabanza moviendo el brazo del títere. Ver ilustración de la derecha.

VISUALIZACIÓN DE LA LECCIÓN
Materiales necesarios: Cartulina verde Hebras de lana y un pedazo de tela para el títere Tijeras y cola vinílica Incentivación Actividad 1: Separar la hoja que corresponde del Suplemento y confeccionar el títere de la siguiente manera:

La pascua - Lección 1 - 19

a. Recortar el títere y las dos tiras negras. Calar los dos agujeros como indica la ilustración.

b. Formar cilindros con las dos tiras negras a la medida adecuada para acomodarlas en las puntas de los dedos. Son los zapatos del títere. Ver ilustración.

c. Para formar el cabello del títere, pegarle a la cabeza hebritas de lana cortada o recortecitos de papel. Ver ilustración. d. Cortar un rectángulo de tela que mida 18 cm. de largo por 9 de ancho. Fruncir uno de los bordes largos con hilo y aguja. Pegar el lado fruncido en la parte superior del cuerpo, de modo que caiga libremente tapando los agujeros por donde pasan los dedos. Ver ilustración. e. Para manejar el títere, se pasa el dedo índice y el mayor por los dos agujeros del cuerpo. De esa manera se le da piernas al títere. Ver ilustración. f. Se colocan los “zapatos” en la punta de los dedos y moviendo los dedos se hace “caminar” al títere. Ver ilustración.

Actividad 2: Separar la hoja del Suplemento y recortar las cuatro láminas pequeñas. Historia Bíblica
La pascua - Lección 1 - 20

Separar las Láminas 1 y 2, de esta lección, y tenerlas a mano para el tiempo de la historia. Aplicación Actividad 1: La canción se encuentra en el casete “Canciones para niños preescolares”. Llevar una pasacasetera (grabador) a la clase. Actividad 3: Usando el molde para las palmas que se encuentra en el Suplemento, hacer palmas de cartulina verde en cantidad suficiente como para que todos los niños y maestros tengan una. Actividad 4: Recortar el burro del Suplemento.

Lección

2

¡Jesús vive!

Base bíblica: Lucas 23.46; 24.1-12; Juan 20.1-10 Texto para memorizar: Mateo 28.6 (VLS) “Ha vuelto a vivir, como lo había anunciado”. OBJETIVOS Que el niño conozca la historia de la muerte y la resurrección de Cristo. Que entienda que Cristo vive hoy y para siempre. Que el niño sienta gozo y gratitud por la presencia de Cristo en su vida. Que el niño participe en actividades que le ayuden a sentirse feliz al tener la presencia de Jesús con él. Elementos necesarios para el desarrollo de la lección  Una Biblia  Los títeres de caras contentas y tristes para la Incentivación  Las láminas y figuras para la Historia Bíblica  Un sobre con las tarjetas recortadas para la Aplicación  El casete de canciones y un grabador  Una muestra de la Manualidad  Una hoja de la manualidad para cada niño  Los útiles necesarios para la confección de la manualidad: crayones, tijeras y cinta transparente.

INCENTIVACIÓN
Actividad: Diálogo con títeres Finalidad: Mediante una actividad con títeres, los alumnos tendrán la oportunidad de diferenciar entre las emociones de tristeza y de alegría. Repartir a los alumnos los títeres con caritas felices y tristes. Debe haber uno para cada niño. Decir: Todos tenemos un títere en la mano. En un lado tiene una cara contenta y en el otro una cara triste. Vamos a pensar en cosas que nos hacen estar contentos y en

otras que nos hacen sentirnos tristes. Yo voy a decir algunas frases y si la frase nos hace sentir contentos, todos deben mostrar la cara alegre. Si es algo que nos hace estar triste, entonces tienen que mostrar la cara triste. Por ejemplo, si yo digo: “Voy a repartir un caramelo a todos”, ¿Qué cara corresponde? Si, la cara alegre. Ensayar varias veces esta actividad. Cuando los niños hayan entendido lo que deben hacer, decir frases como las que siguen: * ¡Hoy es mi cumpleaños y me van a hacer una fiesta! * Mi mamá me trajo un alfajor de regalo. * Estoy enfermo. Me duele mucho la cabeza. * Está lloviendo mucho. No podemos salir a jugar afuera. * Viene mi abuela de visita. Siempre me lleva a comprar un helado. * Se me rompió mi juguete preferido. * Esta tarde viene mi amigo a jugar conmigo. Después que los niños hayan mostrado la cara que corresponde, pedir que ellos sugieran situaciones que causan alegría o tristeza y hacer que muestren la cara que corresponde. Decir: Ahora vamos a pensar en los amigos de Jesús. Cuando estaban con él escuchando sus enseñanzas y mirando las cosas maravillosas que hacía, ¿qué caras habrán tenido? (Caras contentas). Mostrarlas con los títeres. ¿Qué caras habrán tenido cuando vieron como las personas alababan a Jesús al entrar en Jerusalén, como vimos el la última clase? (Caras contentas). Mostrarlas. Pero algo terrible pasó que cambió todo. Vamos a ver las cosas que sucedieron para cambiar sus caras alegres en caras muy, pero muy tristes. Guardar los títeres para usarlos en la Lección 3. Abrir la Biblia como si estuviera por leer de ella.

HISTORIA BÍBLICA
La maestra debe NARRAR la historia, no leerla, mirando a los niños. Los amigos de Jesús nunca se habían sentido tan tristes. Jesús ya no estaba más con ellos. Lloraban al recordar cómo algunos hombres muy importantes, pero malos, habían hecho matar a Jesús. Los amigos de Jesús lloraban porque lo habían visto morir en una cruz. Y también habían visto a otros hombres poner su cuerpo en una tumba. Mostrar la Lámina 3. La tumba era como una cueva en el costado de un cerro. Para cerrar la entrada a la cueva, habían puesto delante una piedra muy grande. Colocar la Figura 1 delante de la tumba, insertándola en la ranura inferior de la lámina. —¡Cómo lo vamos a extrañar! —se decían unos a otros—. No podremos hablar más con él ni tampoco escuchar las cosas que decía. El domingo muy temprano en la mañana, tres mujeres, que también eran amigas de Jesús, decidieron ir a la tumba donde habían puesto su cuerpo. Querían llevar unos perfumes especiales para ponerlos sobre el cuerpo y de esa forma mostrar su amor por él. Colocar la Figura 2 a la izquierda de la tumba, insertándola en la ranura.

La pascua - Lección 2 - 22

APLICACIÓN
Actividad 1. Juego con un secreto Finalidad: En un contexto de alegría, los niños tendrán oportunidad de repetir una frase que representa el significado de la Pascua.

La pascua - Lección 2 - 23

—He llorado tanto, —decía una de ellas—. Nunca antes tuve a un amigo como Jesús. —Nunca podré olvidar cómo murió tan cruelmente sobre esa cruz —dijo otra—. ¡Sufrió tanto! —Es cierto -dijo la tercera mientras seguían caminando—. Pero ahora me pregunto, ¿cómo vamos a correr esa enorme piedra que está a la entrada de la tumba? ¡Jamás podremos moverla nosotras! Las otras dos estaban de acuerdo. —¡Es demasiado grande! —dijeron—. Cuando llegaron a la tumba se dieron una gran sorpresa. ¡La piedra había sido quitada! Correr la piedra hacia el lado derecho de la lámina. Temblando de miedo porque no podían imaginar lo que había pasado, las mujeres se acercaron a la tumba y miraron adentro. Acercar la figura de las mujeres a la tumba. En lugar de ver el cuerpo de Jesús, vieron a dos ángeles que Dios había mandado del cielo. Parecían dos hombres vestidos de ropas muy blancas y brillantes como la luz. Colocar la Figura 3 en la entrada de la tumba. Las mujeres tuvieron mucho miedo y cayeron de rodillas ante ellos. —No tengan miedo —dijo uno de los ángeles—. ¿Por qué están buscando a Jesús aquí? ¿No se acuerdan de lo que dijo? El prometió que no quedaría muerto, sino que volvería a vivir. ¡Ha vuelto a vivir, como había anunciado! Entonces las mujeres se acordaron de lo que Jesús había dicho. Se miraban unas a otras con caras de gran sorpresa. ¿Podría ser cierto todo esto? ¿Sería posible que Jesús ya no estuviera muerto y encerrado en la tumba? ¿Sería posible que iban a verlo otra vez y poder hablar con él? ¡Qué contentas que estaban! Comenzaron a correr hacia la casa donde estaban los amigos de Jesús. Quitar las Figuras 2 y 3 y colocar la Figura 4. Entraron al lugar gritando de alegría. Al ver los amigos de Jesús empezaron a hablar todas a la vez —¡Jesús no está más en la tumba! —gritaban las mujeres—. —¡Es verdad! ¡Es verdad! —insistía una de ella—. Los ángeles nos han dicho que era cierto. ¡El vive! ¡Jesús ha vuelto a vivir como había dicho! —¿Qué dicen? —preguntaron incrédulos los discípulos. —¡Es verdad! —seguían insistiendo las mujeres—. Dos ángeles estaban en la entrada a la tumba y nos dijeron que es cierto. ¡El vive! ¡Vayan ustedes y vean! ¡Ha vuelto a vivir como había anunciado! Las caras tristes de todos cambiaron en caras de alegría. ¿Cómo podrían quedarse tristes sabiendo que su amigo Jesús no estaba muerto, sino que vivía y podría estar nuevamente con ellos? Empezaron a saltar y a gritar: —¡Ha vuelto a vivir, como había anunciado! Y hoy todos podemos tener caras alegres porque celebramos un día especial que recuerda que Jesús, nuestro amigo, no quedó muerto, sino que volvió a vivir.

Materiales necesarios: Las tarjetas del Suplemento, recortadas. Decir: Tengo aquí unas tarjetas pequeñas que representan cosas que nos hacen sentir felices. Voy a repartir una a cada uno y luego cada uno va a mostrar la suya, cuenta lo que representa y dice si le gusta o no. Permitir que cada niño comente algo sobre la tarjeta que recibe. Para la tarjeta 2 el diálogo podría ser así: “A ver, Juancito, ¿Qué tienes? (Un regalo) ¿Te gusta recibir un regalo? ¿Qué piensas que puede haber dentro del paquete? Sí, los regalos nos hacen sentir felices”. Seguir así por turno hasta que todos hayan podido participar. Luego decir: Hay muchas cosas que nos hacen sentir felices, ¿verdad? Pero hay una cosa que nos hace más felices que cualquier otra cosa. Tiene que ver con el día especial que estamos celebrando hoy. Se lo voy a contar a ______ (elegir a un niño) al oído como si fuera un secreto. Susurrarle la frase: “¡Felices Pascuas! ¡Jesús vive!” Ahora, él se lo va a contar al oído del compañero sentado a su lado. Luego todos haremos lo mismo y el último que recibe el mensaje lo tiene que decir en voz alta. Si los niños tienen problemas al hacer esta actividad, el maestro puede susurrarle al oído de cada uno de ellos y luego pedir que todos juntos repitan la frase: “¡Felices Pascuas!” Terminar la actividad diciendo: Por eso el día de la Pascua es tan importante. Nos recuerda que Jesús no quedó muerto, sino que volvió a vivir. Actividad 2. Enseñanza del texto Finalidad: Los niños aprenderán el texto bíblico en un contexto de significado para ellos. Decir: Las palabras que vamos a aprender de la Biblia hoy son las que dijeron los ángeles y que repitieron las mujeres acerca de Jesús. Dijeron: “Ha vuelto a vivir, como lo había anunciado”. A ver si juntos podemos repetir esa frase. Ahora vamos a hacer un jueguito con estas palabras. Dividir la clase en dos grupos y ubicar las sillas en dos filas, mirándose. Este grupo va a ponerse de pie y preguntar al otro grupo “¿Dónde está Jesús?” Después de hacer la pregunta, se vuelven a sentar. Luego el otro grupo se pone de pie y dice: “Ha vuelto a vivir, como lo había anunciado.” Luego se sientan. Entonces todos nos ponemos de pie y decimos con voz fuerte: “¡Jesús vive!” Ensayar la actividad hasta que lo hayan entendido. Luego hacer el juego varias veces hasta que los niños estén familiarizados con el concepto. Actividad 3. Juego: “La ronda de la celebración” Finalidad: Para celebrar la resurrección de Cristo, los niños participarán con una canción mientras marchan en ronda. Materiales necesarios: El casete de canciones y un grabador. Procedimiento: Usar el casete de canciones que acompaña esta serie y seleccionar la canción “Ronda de la celebración”. Los niños se forman en un círculo tomados de la mano. La ronda gira en una dirección mientras cantan la primera

La pascua - Lección 2 - 24

frase: “Vengan, niños, vengan ya, vamos todos a cantar”. Luego se detienen y quedan parados mientras aplauden en ritmo para cantar las siguientes dos frases: “¡Jesucristo resucitó! Hoy podemos celebrar.” Se juntan las manos de nuevo, cambian de dirección, y vuelven a cantar la canción. Decir: Vamos a hacer una ronda para ayudarnos a celebrar este día especial que se llama Domingo de Resurrección. Explicar que la palabra “resurrección” significa que Jesús murió pero volvió a vivir. Para hacerlo vamos a aprender una canción muy alegre y luego les mostraré como la vamos a cantar y caminar a la vez. Antes de hacer las acciones sugeridas, se debe repasar la canción lo suficiente como para que la conozcan bien.

CONCLUSIÓN
Decir: Vamos a caminar hacia la punta del salón y pararnos juntitos como si estuviéramos delante de la tumba vacía el día cuando Jesús volvió a vivir. Si la maestra preparó el mural sugerido en las Instrucciones a la Maestra, pueden pararse frente al mural. Vamos a pensar un poquito en la felicidad que sentían los amigos de Jesús ese día. Vamos a cerrar nuestros ojos y decirle “gracias” a Jesús, orando. Los que quieren, pueden decir en voz alta estas palabras: “Gracias, Señor, porque volviste a vivir”. Si los niños no se animan a decir la frase, la maestra puede terminar haciéndolo.

MANUALIDAD
Con la muestra en la mano, decir: Hoy vamos a hacer una tarjeta especial que nos recuerda la hermosa historia del día en que Jesús volvió a vivir. Primero vemos la tumba cerrada. Mostrar la lámina con la figura de las mujeres doblada hacia atrás y la piedra tapando la entrada de la tumba. Luego vemos la piedra corrida (correrla) y las mujeres felices porque se dan cuenta que Jesús “ha vuelto a vivir, como había anunciado”. Así dicen las palabras que están escritas dentro de la entrada a la tumba.
La pascua - Lección 2 - 25

Procedimiento: 1. Los alumnos colorean el cuadro de la tumba, las figuras de las mujeres y la piedra. 2. Se recortan las tres figuras. 3. Se une la piedra a la tumba con un brochecito dorado, atravesando las dos cruces indicadas. Ver ilustración

4. Se une la figura de las mujeres al lado izquierdo de la tumba usando cinta transparente como bisagra. Cuidar que al unirlas, la figura de las mujeres quede boca abajo y la de la tumba boca arriba. Ver ilustración.

VISUALIZACIÓN DE LA LECCIÓN
Materiales necesarios: Escarbadientes, pegamento en barra y tijeras Un sobre para guardar las tarjetas de la Aplicación Incentivación Recortar las caras de las hojas del Suplemento. Si la clase es numerosa, la maestra tendrá que fotocopiar la hoja. Preparar los títeres con las caritas doble faz uniendo una cara alegre con una cara triste. Unirlas con pegamento, introduciendo un escarbadientes entre las dos caras, de modo que el escarbadiente sirva de manija o “cuello”. Preparar suficientes para que cada alumno tenga uno. Ver ilustración.

La pascua - Lección 2 - 26

Historia Bíblica 1. Separar la Lámina 3 y las figuras 1, 2, 3 y 4 del Suplemento. Recortar las figuras. 2. Cortar una tira de cartulina blanca de unos 3 cm. de ancho y del largo de la Lámina 1. Pegarla sobre el borde inferior de la lámina dejando libre de pegamento

los 2 cm. superiores. De esta manera se forma un “bolsillo” o ranura que sirve para insertar las figuras. Ver ilustración.

Aplicación Actividad 1: Separar la hoja con las tarjetas del Suplemento. Recortarlas siguiendo las líneas rectas y guardarlas en un sobre para el momento de la Aplicación. Actividad 3: Llevar el casete “Canciones para Niños Preescolares” de Vivir la Biblia, y un grabador. Antes de la clase, buscar la canción N° 3, “La Ronda de la Celebración”.

La pascua - Lección 2 - 27

Lección

3

JESÚS ESTÁ CON NOSOTROS SIEMPRE
Base bíblica: Lucas 24.13-35 Texto para memorizar: Mateo 28.20 (VP) “Yo estaré con ustedes todos los días”. OBJETIVOS Que el niño conozca la historia de las dos personas que encontraron a Jesús en el camino a Emaús y su alegría al saber que él estaba vivo. Que comprenda que Jesús está con nosotros siempre. Que el alumno sienta alegría al saber que Jesús está siempre con él. Que el alumno participe en actividades que le ayuden a entender el concepto de la presencia de Jesús en su vida. Elementos necesarios para el desarrollo de la lección  Una Biblia  Las láminas preparadas para la Historia Bíblica  El casete de “Canciones para Niños Preescolares” para la Actividad 1 de la Aplicación  Los títeres de caras alegres y tristes para la Actividad 2 de la Aplicación  Un auto de cartón para la Actividad 3 de la Aplicación  Figuras seleccionadas de la Lección 2 para la Actividad 4 de la Aplicación  La “Bolsa de Sorpresas” para la Actividad 5 de la Aplicación  Una muestra de la Manualidad  Una hoja de la Manualidad para cada niño  Los útiles necesarios para la confección de la Manualidad

INCENTIVACIÓN
Actividad: Juego dramático Finalidad: Los niños dramatizarán actividades que les ayudarán a identificar vivencias en las que Cristo está con ellos.

HISTORIA BÍBLICA
La maestra debe NARRAR la historia, no leerla, mirando a los niños. Mostrar la Lámina 4. Era un día lindísimo de sol. Los pájaros cantaban alegremente y el viento agitaba las hojas de los árboles. Dos amigos estaban caminando de regreso a sus casas. Aunque el día era tan lindo, no se veía mucha alegría en sus rostros. Eran amigos de Jesús y estaban tristes porque estaban

La pascua - Lección 3 - 29

Decir: Vamos a imaginar que estamos haciendo ciertas cosas. Ustedes me pueden acompañar haciendo los movimientos que corresponden. Mírenme a mí para saber qué hacer. Primero nos sentamos todos. Si hay una alfombra, que se sienten en el piso; si no, en sus sillas o bancos como de costumbre. Vamos a imaginar que recién nos levantamos de la cama. Estiremos los brazos para ayudarnos a despertar. Hacerlo, y seguir así con todos los movimientos. Ahora nos vamos a lavar la cara…la secamos con la toalla… nos peinamos un poquito… y nos sentamos a la mesa para tomar la leche. Tomamos la leche... ¡Ay, está caliente! Tomamos sorbitos chiquitos para no quemarnos... ¡Qué rico desayuno! ¿Está Jesús con nosotros cuando tomamos el desayuno? ¡Sí! Ahora todos nos paramos porque vamos a imaginar que iremos a la plaza a jugar. Caminamos un poquito… ahora llegamos. Vamos al subibaja primero… subimos (se estiran hasta la punta de los pies)… nos bajamos... (se agachan)... subimos... y bajamos. Ahora vamos al columpio (hamaca) … nos mecemos para delante… para atrás. ¿Está Jesús con nosotros en la plaza? ¡Sí! Ahora vamos a ir al centro de la ciudad en un autobus. Acá está la parada. Hacemos señas para que pare el autobus. Llegó. Damos un paso gigantesco para subirnos al autobus… pagamos el boleto para viajar… nos sentamos. ¡Ay, cómo salta este autobus (dar saltitos sentados en las sillas)... debe haber unos pozos grandes en el camino. Se detiene el autobus… y nos bajamos con mucho cuidado para no caernos. ¿Está Jesús con nosotros cuando viajamos en el autobus? ¡Sí! Hace mucho calor (se abanican con la mano). Vamos a meternos en el agua en una piscina (pileta de natación). Probamos con un pie… ¡está fría el agua!... nos metemos de a poquito... ahora nos llega hasta la cintura y podemos chapotear con las manos. ¿Está Jesús con nosotros cuando jugamos así? ¡Sí! Ahora ha llegado la noche. Mamá dice que es hora de dormir. Nos metemos en la cama… nos tapamos bien con la frazada (manta) … cerramos los ojos. ¿Está Jesús con nosotros cuando dormimos en la noche? ¡Sí! Este juego puede seguir hasta que los chicos se muestren cansados o pierdan interés. La maestra puede pensar en actividades diarias de sus alumnos y guiarlos en hacer movimientos de mímica de acuerdo a ellas. Lo importante es repetir siempre la idea de que Cristo está con nosotros en cada momento. Se debe recalcar también que aunque no lo vemos, eso no importa. El dijo que estaría con nosotros siempre, y eso basta. Decir: Hoy vamos a escuchar acerca de dos hombres que eran amigos de Jesús. En ese día estaban muy tristes. Creían que no iban a ver a Jesús nunca más porque él había muerto. Vamos a ver algo que pasó que cambió todo. Abrir la Biblia como si estuviera por leer de ella.

recordando su muerte terrible en la cruz. —La vida parece estar cambiada y triste sabiendo que él no está más entre nosotros —dijo uno de ellos—. —Sí —respondió el otro—. Tienes razón. ¡Qué lindo sería poder creer lo que decían las mujeres esta mañana cuando nos contaban que Jesús había vuelto a vivir! —¡De veras! —dijo el primero—. Pero, ¿quién puede creer una cosa así? Nosotros lo vimos morir y hasta vimos la tumba donde lo pusieron. Esas pobres mujeres deben estar soñando. Yo creo que alguien robó el cuerpo de Jesús de la tumba y ellas no lo quieren creer. Colocar la figura 1 detrás de los hombres. De repente los dos hombres escucharon los pasos de alguien que se acercaba detrás de ellos. Cuando los alcanzó, comenzó a caminar con ellos. —¿De qué estaban hablando? —preguntó de repente el hombre—. ¿Porqué tienen caras tan tristes en un día tan lindo como este? Los dos amigos lo miraron sorprendidos. —¿No ha escuchado usted de las cosas horribles que han pasado en estos días en Jerusalén? —le preguntaron. El hombre parecía no saber nada de estos eventos. Entonces ellos comenzaron a hablarle de Jesús, de su vida maravillosa, de los milagros que había hecho y de sus enseñanzas. Especialmente le hablaron de cómo Jesús había sido un amigo especial para ellos. —Pero todo eso ha cambiado —dijo uno—. Este fin de semana fue arrestado por las autoridades y condenado a muerte. Después de su muerte lo pusieron en una tumba. ¡Cómo lo extrañamos! ¡Parece mentira que todo esto haya pasado! —Sí —dijo el otro—. Y algunas mujeres dicen que volvió a vivir, que lo han visto vivo, y que hablaron con él. Pero nosotros no lo podemos creer. El hombre los miró con una expresión de asombro y les dijo: —¿No saben ustedes que todo lo que ha pasado es justamente lo que Dios dijo que pasaría? El hombre entonces empezó a explicar cosas de la Biblia que hablaban de Jesús. Sorprendidos, los dos amigos escuchaban con mucha atención porque el hombre parecía saber muchas cosas. Pronto llegaron al pueblo de Emaús donde los dos hombres tenían sus casas. La conversación en el camino había sido muy interesante y cuando los amigos vieron que el hombre iba a seguir por el camino, le invitaron a que se quedara con ellos. —Ya es de noche —dijeron—. ¿Por qué no se queda con nosotros? El hombre aceptó la invitación y entró en la casa de uno de ellos. Todos tenían hambre, así que pronto se sentaron a la mesa para comer. Mostrar la Lámina 5 con la Figura 2 de Jesús. En eso el hombre que estaba de visita tomó un pan en sus manos y lo bendijo, dando gracias a Dios por la comida. Luego lo partió para compartirlo entre todos. De repente, los dos amigos se dieron cuenta de quién era su visita. Se miraron asombrados. —¡Es Jesús! —exclamaron incrédulos. Pero de repente algo muy extraño ocurrió. Mientras repite esta frase, correr la

La pascua - Lección 3 - 30

tira de cartulina detrás de la lámina, de tal manera que desaparezca la figura de Jesús. ¡Jesús había desaparecido! No estaba más con ellos. Saltaron del banco y se abrazaron porque ahora reconocían que habían estado con Jesús. Ahora estaban seguros que Jesús estaba vivo. ¡Qué alegría fue para los dos amigos darse cuenta que Jesús de veras había vuelto a vivir! ¡Qué hermoso pensar que estaría siempre con ellos! Aunque estaban muy cansados por haber caminado tanto, los dos salieron corriendo de su casa para volver a Jerusalén y contarles a los otros discípulos que Jesús vivía. —¡Es verdad! ¡Es verdad! —gritaban cuando se vieron con los otros discípulos—. ¡Lo hemos visto! ¡Jesús está vivo! No nos ha dejado. Lo hemos visto y hemos hablado con él. ¡Nuestro Amigo, el Señor, vive!

APLICACIÓN
Actividad 1. Enseñanza del texto utilizando una canción Finalidad: Los niños participarán en un juego que les ayudará a especificar momentos en que Jesús está con ellos. Decir: Una de las últimas palabras que Jesús dijo cuando todavía estaba aquí en la tierra fueron las palabras de la Biblia que vamos a aprender hoy. El dijo: “Yo estaré con ustedes todos los días”. Vamos a aprender estas palabras por medio de una canción. Escuchar la canción “Yo estaré con ustedes” en el casete primero. Luego cantarla. La partitura se encuentra al comienzo de este manual. Procedimiento para el juego: a. Usando tiza o cinta de papel, marcar una cruz en el piso. b. Formar una ronda con los niños ubicándolos de tal manera que tengan que caminar por encima de la cruz mientras dan vueltas en la ronda. Deben caminar tomados de la mano. c. Se canta únicamente el coro de la canción mientras los niños van caminando en ronda. Cuando se termina la canción, el niño que está parado sobre o más cerca de la cruz tiene que decir alguna actividad que realiza en el día. Ejemplo: Un niño dice: “En la mañana tomo la leche”. Luego la maestra dice: “Entonces, Jesús está contigo cuando tomas la leche, ¿verdad?” d. Seguir el juego hasta que la mayoría o todos hayan podido participar. Ayudarles a no repetir lo que el compañero haya dicho, sino algo diferente. Actividad 2. Títeres de dos caras y una canción Finalidad: Los niños seguirán aprendiendo la canción con las palabras del texto. Materiales necesarios: Los títeres de caras felices y tristes de la Lección 2. Pedir que los niños se sienten en un círculo y repartir un títere a cada uno.

La pascua - Lección 3 - 31

Decir: Vamos a usar estos títeres para ayudarnos a aprender otra parte de esta canción. La canción dice que Jesús está con nosotros también cuando nos sentimos solos y tristes, y cuando tenemos miedo de algo. Mostrando la cara triste de un títere, cantar: “A veces tengo miedo, y me siento solo, entonces yo recuerdo, lo que Jesús prometió”. Preguntar: ¿Qué son algunas cosas que nos dan miedo? Comentar cosas como cuando vemos monstruos en la televisión, cuando vemos que un perro grande que ladra fuerte se nos viene encima, cuando nos despertamos y todo está oscuro, cuando alguien nos grita o nos pega, etc. Pero podemos recordar la promesa de Jesús, que es la otra parte de la canción. Dar vuelta al títere para mostrar la cara feliz y cantar el coro. “Yo estaré con ustedes todos los días, yo estaré con ustedes, dijo el Señor”. Animar a los niños a seguir sus acciones con sus títeres y volver a cantar la estrofa y el coro varias veces. Luego cantar la segunda estrofa usando siempre el títere para mostrar el contraste de las emociones que sugieren las palabras de la canción. “A veces me despierto en medio de la noche y aunque esté oscuro, sé que Cristo prometió…”. Decir: Debemos recordar que Jesús está siempre con nosotros, cuando estamos alegres o cuando estamos tristes, y nos puede ayudar en los momentos difíciles. Actividad 3. Juego con un auto de cartón Finalidad: Los niños amplían más el concepto de la presencia de Jesús con ellos. Procedimiento: Usando el modelo del auto que se encuentra en el Suplemento, atar una punta de un hilo a una silla u otro elemento más elevado que la estatura de los niños. En cuanto más empinado quede la cuerda, mejor andará el auto. Pasar el hilo por el agujero del autito y empujar el autito al extremo más alto del hilo. Mostrarles a los niños cómo, tomando el otro extremo del hilo, pueden acercar el autito agitando la cuerda mientras la mantienen tiesa en la mano. Ver ilustración. Mientras cada uno toma su turno agitando la cuerda, conversar con ellos sobre los lugares donde les gustaría ir a pasear en un auto. Con cada niño decir: El Señor Jesús también está contigo cuando viajas en auto, ¿verdad?

La pascua - Lección 3 - 32

Actividad 4. Diálogo con tarjetas Finalidad: Los niños siguen ampliando más el concepto de la presencia de Jesús con ellos. Procedimiento: Seleccionar las tarjetas 3, 7, 9, 12, 17 y 18 de la Actividad 1 de Aplicación, de la Lección 2. La maestra puede esconder estas tarjetas en el aula de antemano para que los niños las busquen. O sino, puede disponerlas boca abajo sobre la mesa para que seis niños las seleccionen al azar. Decir: Ustedes pueden buscar en el aula para encontrar seis tarjetas que muestran momentos cuando Jesús está con nosotros. Los que las encuentran pueden pasar aquí adelante y contarnos lo que ven. Luego repetiremos el texto que aprendimos hoy. Repetirlo después de que cada niño describa su pequeña tarjeta. Actividad 5. Juego con una bolsa de sorpresas Finalidad: Para que el significado de la presencia de Jesús tenga vigencia para ellos, los niños repetirán el texto bíblico usando elementos conocidos de sus vidas. Procedimiento: Preparar de antemano una bolsa con varios elementos. Pueden ser cosas así como una cuchara, una bufanda, una prenda de ropa, un monedero, una zapatilla, un juguete, un cepillo de dientes, etc. Debe haber suficientes elementos para que cada niño pueda sacar una. Los niños se sientan en un círculo y van pasando la bolsa, sacando cada uno un objeto. Decir: Vamos a repetir las palabras de la Biblia que son parte de nuestra lección hoy: “Yo estaré con Uds. todos los días”. Jesús dijo estas palabras. Es hermoso pensar que él está siempre con nosotros, ¿verdad? Ahora vamos a sentarnos en un círculo. Voy a ir pasando esta bolsa que contiene diferentes cosas. Cada uno va a sacar una y nos va a decir qué es y cuándo se usa ese elemento. Luego repetiremos todos juntos la promesa que nos dio Jesús. Ejemplo: Un niño saca la bufanda. Dice: “Es una bufanda. Yo uso una bufanda cuando hace frío en invierno”. Todos juntos dicen: “Yo estaré con ustedes todos los días”. Maestra: Aun cuando hace frío en invierno.

CONCLUSIÓN
Decir: Vamos a cantar muy suavemente el coro de la canción que aprendimos hoy. Lo vamos a hacer con los ojos cerrados para pensar en Jesús y su hermosa promesa. Luego, yo voy a orar y decirle “gracias a Jesús” porque él está con nosotros siempre. —Señor Jesús, te damos gracias porque estás con nosotros en cada momento y en cada lugar. Amén.

La pascua - Lección 3 - 33

MANUALIDAD
Con la muestra en la mano, decir: Vamos a hacer un cuadro como éste que tengo en mi mano para recordarnos que Jesús está con nosotros siempre. Levantar los redondeles de a uno dejando que los niños digan qué está haciendo el niño en cada cuadro. Comentar cómo Jesús está con nosotros en cada una de las situaciones que se ve ilustrado. Procedimiento: 1. La maestra debe recortar de antemano los redondeles pequeños para cada niño. 2. En la clase, los niños colorean los cuadritos y la figura de Jesús. Recortarán el redondel grande. 3. La maestra les ayudará a pegar con cinta transparente un redondel encima de cada cuadrito. La cinta debe colocarse en forma de bisagra en la parte superior del redondel, de modo que el niño pueda levantar el redondel y mirar abajo para ver el cuadrito. Se le puede hacer una perforación en el redondel grande para luego poder colgarlo en la pared. Ver ilustración.

VISUALIZACIÓN DE LA LECCIÓN
Materiales necesarios: Pegamento en barra y tijeras Un trozo de cartón duro
La pascua - Lección 3 - 34

Historia Bíblica Separar del Suplemento las dos Láminas y la hoja con las dos figuras de Jesús. Para la Lámina 1: Recortar la figura 1. Colocarla primero en el extremo izquierdo de la lámina para ir acercándola a las figuras de los dos discípulos mientras se relata el encuentro entre ellos. Para armar Lámina 2: Recortar la figura 2. Usando una tijera o navaja cortante, abrir las ranuras “a” y “b” en la Lámina 5. Pasar la figura “B” por las ranuras y ajustarla de modo que

se vea la figura de Jesús sentado a la mesa. La figura se corre en el momento indicado de la historia, haciendo desaparecer a Jesús. Ver ilustraciones.

Aplicación Actividad 2: Llevar el casete de “Canciones para niños preescolares”, y un grabador. Antes de la clase, buscar la canción “Yo estaré con ustedes”. Actividad 3: Recortar los dos lados del auto que se encuentran en el Suplemento. Usando una de las partes como molde, recortar la misma silueta de cartón firme. Pegar en el frente uno de los costados del auto y al dorso el otro. Hacer un agujero en el centro, donde está indicado. Pasar el hilo por el agujero. Ver ilustración.

Actividad 5: De antemano, preparar una bolsa con diferentes objetos que representan las actividades normales de los niños. Tener suficientes objetos para que cada niño pueda sacar uno.

La pascua - Lección 3 - 35

Actividad 4: Seleccionar las tarjetas 3,7, 9, 12, 17 y 18 de la Actividad 1 de la Aplicación de la Lección 2. Esconderlas en el aula antes de comenzar la clase.

Pascua - Lección 1 - Incentivación - Actividad 1: Títere de dedo

Calar

Calar

Pascua - Lección 1 - Aplicación - Actividad 3

Pascua - Lección 1 - Manualidad

Alabaré con cantos el nombre de Dios. Salmo 69.30

Pascua - Lección 2 - Incentivación

Pascua - Lección 2 - Manualidad

“Ha vuelto a vivir, como lo había anunciado.” Mateo 28.6

Pascua - Lección 3 - Manualidad

Yo estaré con ustedes todos los días. Mateo 28.20

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->