P. 1
La CTCH y el proletariado de América Latina. 1938

La CTCH y el proletariado de América Latina. 1938

|Views: 17|Likes:
Documentos del Congreso Sindical Latinoamericano celebrado en México en 1938, donde destacan las contínuas referencias solidarias con la lucha antifascista del pueblo español.
Documentos del Congreso Sindical Latinoamericano celebrado en México en 1938, donde destacan las contínuas referencias solidarias con la lucha antifascista del pueblo español.

More info:

Published by: Ateneo Paz y Socialismo on May 20, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/17/2013

pdf

text

original

Publicaciones de la.CnnC.

de Tra baladores de Chile

America Latina
SUMARIO:
Por Argentina: Francisco Pérez LelP&.-Por Bdivia : ZEemabé VUarrea1.Por Colombia: Jorga Regt&eros. Por Cuba: L&am Pieñmr.- For Ecuador: Nepf;aU P&eca*-Por mpafia: Ramón GOnz&le% Beñlsl p S e Aiiaga.-Por Inf. Be1 Tfmspoh: Eauai.rEo Fimmen.-JPor Fmekaia: L&Og J0uhaa.x. Par Chile: Besaadb 1tEiifie:lt y Salvador 0campo.Por la India: S. Gurm$wzrsni.- Por el l Umignay: Perú: Lbpez Aliaga,.- Por e P. iWesaei.-Por Mdxiea: Lombardo Toledano.- Acta Comstiiíativa de la Confedemcián da Trabajadorea de America W P ~ 3 Reglamentos ~ - de ~ la Colf. de T. de A, L . - Informe de la sih1acl6n deil proletal-faclo - chileno.- Posi-

-

N

Documentos históricos del Congreso Sindical Latino Americano, efectuado en l a Ciudad de México, durante los días 5 al 8'de Septiembie

-

~

~

ción de Y a cIc.cH,

, .

de 1938.

Cado

obrero en su Sindicato;

--

Cada Sindicato en su Federacián Industrial Nclcional; Todas las Federaciones Industria les en l a ' Confederación de Trabaiadores de Chile; Una sola Central Sindical en cada país; Todas las Centrales Sindicales Nacionales en la Confederación de Trabajadores de América Latina; Todas los trabajadores del mundo en uno sola Central Sindical.

P - r o l e t a r i o s del mundo: iuníos!

~ocument5shisthricokdel Congreso Sindieal Latina Americano, efectuado en l a Ciudad de México, durcrnte los días 5 al 8 de
-%

- Septiembre de 1938 -

t O F?I
S a n t i a g o

A L "ANTARE-S" d e C h i l e - 1-939

INTRODUCCION
La Confederación de Trabajadores de Chlle, publica el preeente folleto conteniendo algunos documentos importantes surgi'dos del Congreso inkernacional que la clase trabajadora de América efectuó en la ciudad de México, entre los días 5 y 8 de Septiembre del pasado año. La voz d*e los trabajadores d e América Latina, por intermedio de sus delegados, junto a la de los grandes Iíde-res de1 proletariado mundial, expresól en las diversas asambleas d e aquel Congreso las inquietudes,. las esperanzas y los intereses de la clase obrera y campesina d e nuestros países. Se encontrará en las páginas siguientes el discurso pronunciado a nombre de I a C. T. CH. por nuestro camarada Bernardo Ib&ñez en la sesióii inaugural del Congreso, así c o m o Ios discur&os que en idéntica circunstancia produjelron delegados centro y sudamericanos y líderes mundialmente conocidos como León Jouhaux, Secretario General de la Confederación General d e Trabajadores de Francia (C. G. T.),-Ramón González Peña, Pre* sidente d e l a Unión General de Trabajadores de España (U. G. T . ) y ,actual Ministro de Justicia del Gobierno Republicano español; John L. Lewis, Presidente del Comité 'de Organización Industrial de Estados Unidos de Norteamérica (C. 1 . O . ) ; Vicente Lombardo Toledano, Secretario General de la Confederación de Trabajadores d e México (C.rll, M.) y actual Presidente de l a Confederación de Trabajadores '&e #América Latina ( C . T. A. L.), etc. Destacamos la importancia del discurso del camarada Lombardo Toledano, como síntesis dc las aspiraciones p anhelos del proletariado continental. Además contiene e l 'presente folleto el Informe que nuestro camarada Salvador Ocampo, a nombre de lanlC. T. %CH., rindi6 en el seno del Congreso sobre (lasituación política y social de ln clase' trapajado~achilena. Pueden consultarse aquí otras interesantes pfezas oratorias, como las pronunciadas por delegados de la India y China y l a de nuestro compafiero Serafín Aliaga, en nombre de ila Confederacidn Nacional del Trabajo (C.N. -T.) d e España Finalmente, también contiene este folleto 110s Estatutos de la iConfederacf6n de Trabajadores de América Latina (C. T.A. L, 1, a la cual ha adherido nuest- C, T. C S ,

Valgan estas líneas como explicación acerca del valor documental que para el proletariado chileno representa este primer folleto de nuestra organización. Sobre la trascendencia histórica del acto en que todos ellos se produjeron, huelgan comentarios.
E 1 Consejo Directivo Nacional de l a Confederuclón .T . A. L . ) . de Trabajadores de Chile (Ad. a la C J U A N DiAZ MARTINEZ, Secretario General.

ARGENTINA EN EL LUGAR DE TODOS .POR LA EMANCIPACION DEL PROLETARIADO AMERICANO, por Wrez Leirós.
.,
,

Compañeros delegados, compañeros asistentes a este Cangreso: Sean mis primeras palabras de salutaci6n a los trabajadores d e 1LXéxico que con abnegación y sacrificios a través de varia3 décadas han sabido luchar matra los enemigos internos y ' externos y dando un alto ejemplo d e ciapacidad combativa luchan hoy por lo que e l l ~ sllaman con acierto, para crear en bléxico unu. sociedad sin clases. ' Sean también mis palabras de salutación Para l a Confederación de Trabajadores de México a quien debemos e s t a magnífica iniciativa que congrega a los trabajadores de Latinoamorica, a los trabajadores que tieneli propósitos colmunes quo defender en N~rt~earnérica, y asirnialno con car&cter fraternal a hombres que tienen ya gran significacidii en el movimieiito obrero del mundo; y sean tambihn mis palabr&s de reconocimiento para Lombardo Toledan?, que ya ha traspuesto las fronteras de? liderismo d e México, para perfilarse en el mundo del trabajo internacional como una figura que hace honor-a todos los luchadores de vanguardia. Y no podríamos en d e acto dejar de saludar tambi6n a l Presidente Cárdenas, porque él constituye en Am6rfca e3 mQa valiente, en cuanto respecta a enfrentarse a l fascismo y defender l a s instituciones democráticas. +No podríamos tampoco dejar de hacer mención especial de la gallarda y coriibativa representación española que luclia en España brindando su sangre, no sólo por las li-bertadets de ese pueblo, sino tamb-ién por las 1i* bertades nuestras, Y en este acto, aunque huelga le. promesa, debemos coinredoblar nuestros esfuerzos para que ellos tengan . prometernos en forma uiiknirne el apoyo nuestro, porque de asa manera:qod r j n vencer más pronto en la lucha que han entablado. kíablria prefeilido esta mañana esbozar algunos conceptos .que tieiic el proletariado d e la República Argentina acerca do la necesidad de unir a los trabajadores del Contii~ei~tc lat5norilmcricano; el tiempo apremia, son muchos los oradores; otros con m&s elocuencia y con más envergadura inteIectua1 han d e ocupar l a atención de esta asamblea; yo cumplir4 con mi deber de denunciar lo que nosdros pensamos, en 313s sesiones s.ucestv&~;
\
I

pero esta mañana yo digo a lo8 trabajadores aqui rapresente#os, yo dtgo a la asamblea que me escucha, que Argentina jamh h a de d'isputar el primer lugar en la lucha por la emancipación del proletariado de América, y pueden contar ustedes conque hemos do estar en el lugar de t o d q para defender con teeéd,i<n Lntereaeq & ia masa trabajadora. Nada m&!.

SENTIMOS EL DOLOR DE.. HAlBBR DEFENDIDO LOS INTERESES DElt IMPERIALISMO EN EL CHACO, por Bernabé Villarred.
Camaradas: La clase trabajadora organizada d e Boltvla mediante la Confederación 6iñdical d e Tra;bajadores da Bolivia, entidad máxima del proletariado boliviano, presenta s u m& cálido y fraternal saludo a toüos los camaradas trabajadores d&l mundo, representados en este Congreso, y partlcularmcnte ct La Confederación Nacional d e Trabajadores de M6xic0, que . interpretando l a realidad hist6rica del proletariado revolucionarto, hs. convocado y hecho efectiva la conoentracih de la^ fuerzas ~ i v ~ w del mundo, que sabrRn delinear s u s responsabilidada~en e1 moincnto actual.

La clase trabajadora boliviana do post-guerra, con 'oxperit~icla en carne propia, os hace llegar s u grito pacifista frente a !o4 intentos de guerras imperialistas que tratan d e Ilevaa- a unti hecatombe sangrienta a las clases productoras. La guarra del Chaco desencadenada en esta República, como consecuencia, sembrado l a miseria y e l hambre en e l hogar d e los trabajado-' l dolor d e haber defendido los res, que e n esta hora sienten e lnteregea del impesiallsmo. Ratificamos ante vosotros nuestra protesta por los bhrharos atentados del fascisnio y nazismo, a las ciudadea abierta* dc España. Los trabajadores bolivianos pensalYlm que defender 1ii España Leal, es defender la democracia, y que a l defenderla hichamos por la libertad del proletariado del mundo. Con este motivo tan trascendental, e s t a Central Matriz de los trabajadores bolivianos, hace votos fervientes porque ctite Congreso marque los rumbos d e l a clase sufrida, que en estos momentos vive a l a espera del pri4mer tcque d e la Revoluoihn Social. Con este motivo lo saludamos frsternalrhente por cuestra t~ revo~ucionaria.

LA-DEMOCRACIA COLOMBIANA, FORTIN DE LA AMERICA DEL SUR, por
'

'

Jorge Regueros.
Camaradas: El pueblo trabajador de Colombia envía a! pueblo, trabajador de J!úexico, a la Confederación de Trabajadores de México;. a los delegados obreros al Congreso Sindical Latinoamericano, s u tervoroso y fraternal saludo. La misión nuestra como delegados del pueblo .trabajador de Colombia y de la democracia colombiana, que es hoy un fortín ea la A'mérica del Sur es clara y sencilla: una misión do lucha por la unificacidn de .los trabajadores de todo el continente y del mundo entero, y una misión de lucha hasta conseguir la total liberación nacional y social por liberar efectivamente al trabajador en .este Congreso de tiuestros países indoamerlcanos. La delegación de Colombia, pais eminentemente. democrAtico que tiene el orgullo de haber acompañado a México dentro del coro de las Naciones Americanas para votar por .la causa española en Ginebra, quiere tamb i h , o trae, como misión especialísima ante los ~o~mpañeros del Congreso Obrero Latinoamericano, h de luchar por que Ja ayuda de nuestros pueblos de la América Latina a la Espafia trabajadora en lucha contra el fascismo y contra la invasión extranjera, sea una realidad efectiva que se haga cada día más intensa y verdadera. En nombre de los trabajadores de Colombia y de la democracia colombiana, presento de nuevo, camaradas, ante, ueteds?, nues.tra .ni&... £raternal y feruoroso saludo.

LA DELEGACION CUBANA VIENE A LUCHAR POR LA UNIDAD LATINOAMERICANA Y MUNDIAL, por Lazar0 Peíia.
-. Camaradas delegados que asisten a l Congreso o b r e r o Latin ~ n m e ~ r i c a n oc , a m a r a d a s represe~itantes de l a s organtzaciones de otros.países que asisten fraternalmente a este Congreso; trabajadores de ~ ~ é x i c Confederación o; de Trabajadores d e lMBxico: Cuba h a recibido con g r a n entusiasmo la iniciativa de l a Confederación de Trabajadores de México p a r a celebrar ecte Congreso Latinoamericano que tan magníficamente inauguramos 8rr la mañana de hoy. El 'proletariado cubano h a visto siempre con profunda simpatía,. con gran emoción, con enorme carifio la8 labores que ha venido desarrollando l a C. T. M. en pro de l a unificación, no s610 del proletariado de México sino también del Proletariado ?e América y a favor d e l a unificacidn del proletariado del mundo, y han sido-acogidas corl verdadera simpatia, y es por ello que aquí Cuba se encuentra representada por una nutrida delegación, en la cual están representadas las m á s importantes organizaciones obreras del país, y de todas l a s tendencias !que valen en el ~movimiento'obsero cubano. Y a en tierras de Mésico, en tierras democráticas d e México, l a delegación cubana declara ante los trabajadores que s e .encuentran aquí congregados que el pacto de unidad comlpleta. absoluta, t ~ t a l d e todo el proletariado de Cuba, está realizado: l a .delegación de Cuba viene completaniente .unida, pleilamonte identificada a batallar no sólo en este Coí~greso por la'ilnldad d e los trabajadores latinoamericanos, sino también p a r a sellar es nuestro país la unidad de todos los trabajadores .cubanos.

'

ECUAIIOR, CON S U JOVEN IWOVIMIEPiTO SINDICAL, ESTA PRESENTE, por NeptaIí Pacheco teóu.
Ca iliaradas delegados de America Latina, camaradas de legtrdos fraternales, trabaajadores de inléxico: El Bcuador, paja joven eti el movimiento -proletario, iio podia pasar desapercibido la inv:tad&n que la Confederacióii de Trabajadores dre M6xico ha hecho para concurl.fr a este Congreso, y ha venido a 61 pre-

cisarneiife cn los momentos nliiv Rlgidus en que los trabajadores 'Ccuatorianos- buscamos 'la unificación, en los momentoe en que se celebra un Congreso en las fuerzas obreras y campesinas para conatituir l a Central Nacioiial, la Central que sepa dirigir la lucha d g .los trabajadores ecuatorianos unida3 los trabajadores de Índoamerfca; 1 ; Í-f\$&\\ '.. h m trabsjirdores ecuatorianos, a l concurrir a este Congreso estimamos que los trabaJadores divididos en distintas tendencias *fiticas y relig:hsas,.no tienen ninguna influencia en l a lucha dem. olaues, - y' q& 'no puede haber - quien pueda negar su colaboi~aci$i para )a unibficacibn universal de los trabajadores. -Hemos venido a presentar e l saludo fraternal, cariñoso, a las 'trabajadoras. delegados, con todo el entusiasmo revolucionario. con toda la fe inquebrantable en el porvenir de los trabajadores. '~ashtros','lbs trabajadores ecuatorianos, la delegación que se encuentra 'en este Congreso, no puede terminar su saludo sin antes hacerlo. en una 'forma ostensible al representanlb de Espsña que en estos momentos d a muestras de cómo lucha un pueblo gbr su democracia, y en la persona del camarada Lombarda 'Tdédano al pueblo de México, a l a ávanzada de l a democracia en hniBi5ca Latina. Pero antes de terminar queremos presentar un fe.i'varosó"~itludo' también a l General Cárdenas, e l hombre que ha sabido representar la realidad mexicana y las asplracfonea
'

'

ri*

S+SJ

pueblo.

TRAEMOS NUESTRA COLOROSA EXPERIENCIA: -UNIDAD DE TODOS PARA. GANAR LA GUERRA Y DESTROZAR EL FASCISMO, por Serafín Aliaga.
Amfgos todos: D e e d e el primer momento la organlzaol6n quc yo .represento ha .seguido con atención profunda al desarrollo de

iacr tareas para la organizc~ci61ide este Congreso que inaugurab o s hoy; y lo h a seguido así, con profundo cariño, con profundq atención, por varias razones: íma de ellns porque nosotros hemos aprendido a conocer ahora todos,los nexos d e amistad q w nos ligan, a los trabajadores de España con los trabajadores de todo el mundo, y especialmente con los trabajadores Latinoamericanos. Se e s t á operando ahora, y fuera de la guerra española, un fenómeno de compenetració~lprofunda entre los trabajadores de todos los países de América y !os trabajadores de España; nosotros seguimos también con atención el desarrollo d e vuestras luchas; los trabajadores saben tambibn seguir el desarrollo dc la lucha de independencia económica, tan importante coma lct independencia política, que en e e k w mmomontos está desarrollando e l proletariado de México. L o s trabajadores de España sigu& también con atención ese proceso de penetración que el fascismo !taliano.y alemán opezti on todos los pueblos de América, ahora prira poder despubs. con ellos, reallzar la mlsma labor d e colo~iiaje e invasldn quo cstdn realizando con los trabajadores libres de nuestro país. No es, por lo tanto, esa compenetrnción, parecida a ia di. que antes hacían gala en las a'merengadas fiestas de l a raza; e;; algo mds q u e eso: hemos empezado a conocernos ahora; España estB descubriendo otra vez a America y América est4 descubriendo por primera vez el espíritu popular de 'España. Venimos, por lo tanto, a trabajar con vosotros, con toda la amplitud q u e este trabajo tiene; tenemos p a r a México los trabajadores españoles varias razones de agradecimiento; una m u y importante: el que haya sido la voz de s u Presidente C3árdenax una de las pocas voces valientes que en el concierto de yocw vacilantes que apretaban con un collar d e hierro el cuello de& nudo de la República Española, haya sido solamente una de las voces enhrgicas que sonaron, la voz valiente de México que tuvo coma portavoz l a de vuestro digno Presidente, General C&rdenali. P e r o venimos a trabajar con - voSotros porque -Con: grem e&& proryeotado bastante. .lejos qw k cjue queda- vjr-

cunscl.ito a 10s pueblos latinoamericanos; vuestro Congreso es un Coiigreso Internacional, un Congreso -Unit'ersal, .porque habrá. de rehacer prec.isamente los roblem mas generales que vive el pro)etariado..de tódo'el mundo; 'hoy no' hay problema de España, ni de América, ni he Asia; el problema de Asia s e dice que es China; el problema de Europa se dicé que es España; pero vuestro propio problema, junto con todos los demás, no son m á s que los '-diferentes aspectos del. problema internacional, del problema unive.rsa1 de la lucha de las fuerzas reaccionarias, del -gran capitalismo y de l a .alta banca contra los intereses democráticos de los trabajadores de todo el mundo. ..Hasurgido l a guerra de España; la guerra ,de China, l a g'ucrra cle Etiopía, todas las difermtes gu,erras que en ,este peiiodo de,. tiempo han ensangrentado el suelo.de1 mundo, como una conse-' cuolicia de cse coaflicto entibe las dos fuerzas; se h a marchado coiltl~a (España el Pascismo italiano y alemán, para sofocar el plaii de .progreso, el espíritu de coilstrucción de los t r a b a j a d o r o c l e nuestro país y, a la vez, para preparar las condiciories dc triunfar en l a próxima guerra mundial contra los países democráticos todos del mundo. Est~ e-, 13 verdad concisa y escueta, exacta; no hay intercses interiores, no hay convulsiones internas de ninguna " clase ; hay, .'si, ,la guerra de las fuerzss fascistas be1 mundo contra los pit-in~ipios.democráticos de progreso; esa faceta' de la guerrü i n t é r n a c í ~ n a lque se ha operado en España, hemos .sabido comprendei-la peffect8m'ente bien nosotros, y por eso e n nuestro país sei'.hh.n acabado las divisioi^r?s, por eso lian terminado las luchas de partidos, por eso h a n terminado las iuchas .de tendencias, porcjiie .'teclas - las 'tendencias españolas han sabido .coincidir en .el punto ' d e ccsincidencia- que las une a las fuerzas avanzadas de todo e1"mundo: en la .lucha í>or la democracia; base para alcan-zar.'.aquel régimen más avanza.do que exigen las masas popula_ . , res'de todos los paises. ''~n l a lubhn ,Ór eae principio, las organiz8,ciones obrera? de. España han sabido ir a u n a alianza obrera que e s t á dando los mejores frutas en la g u e r r a . d e nuestro .país; y han sabido 'ha: cerlo sobre una base que es nuestra ex~erien'cia,y que: l a ' ofre-' cemos rt los 'trabajadores de todo el mundo y especialinente A !o.$ de América que vlven ya una p a ~ t ede nuestra propia 'tragediá; experiencia es esa: que, l a lucha que aktualmente se opera en 'todos. los paises, es la lucha entre ' los intereses inter-': nacionales del gran capitalismo, de la a l t a banca, del fascismo., orgnnizado, el Último *asalto del gran capitalismo contra los. in-" tereses democrAticos de las grandes masas, contra los dere'chos de los pueblos a darse el'iéglmen que ellos quieren darse libren ~ e n t ea si in.lsmos. ., .. Nosotros, siíte esa realidad ' dolorosa, ante esa c x p e r i e n c i ~ *colcctiv+, hemos sabido 'comprender que. ya debe urgir, más que l a lucha pór las ideologí& y ipsr 'las 'doctrinas. d e nuestros. .res-' '
'

,

'

a

- >

wctlvos partldoa, iyanar la benra de É~paha,secoger las caiiquistaa dernocrtiticas de nuestro pais, porque uinicemente sobre la base de un regimen democrático podrán los trabajadores darse a sí mismos e l régimen que quieren, e impedir el dominio en todo el mundo del régimen totalitario, del fascismo. La lucha de España es eso; nosotros traemos la experlencta de nuestra unidad en nuestra lucha, bien extraída de todas las raíces y de todas l a s convicciones exteriores que han movido a la guerra .española; la traernos a los trabajadores de America que están viviendo nuestros propios problemas,. les traemos esa expel3.ienciapara aplicarla. Actualmente prccisa aplicar las conclusiones que se arrancan, y la conclusidn q u e se a r r a n c a es que e n España existe una guerra de la democracia, una guerrs, de los Intereses democráticos, una guerra d e las masas populares contra las fuerzas del imperialismo en todo el mundo, y es% guerra no tiene carácter espaiiol sólo, sino iilterliaclonal, y por. eso es preciso que, puesto que nosotros estamos dando hasta el filtimo momento todas las energías y todas las fuerzas d e nuestros trabajadores, y y a que en España se lucha por l a paz y por la democracia del mulido -y se pierden los mejores valores d e iluestrs juventud, ya que nuestras ciudades son deshechas por la metralla, ya que las mujeres, los niños y los ancianos e n Espaiia saben del horror y de las a n g u s h s de una guerra, para que el mundo no viva ese mfsmo dolor interno, para que las juventudes del mundo .no se deshojen en esa guerra est6ril y absurda, es indispeiisable que ahora que estáis EL tiempo los trabajadores de todo el mundo, sepáis cornpreilder que el primer deber del proletariado organizada es ganar la guerra y trabajar en todo el mundo por los intereses de 18 paz y de la. de,mocracfa.

Y TAMBICN NUESTRO ESCARMIENTO: TERMINAD LAS LUCHAS INTESTINAS SI NO QUEREIS LLORAR MAS
TARDE LO QUE SE DEBE DEFENDER HOY CON LA UNIDAD, por Ramón Gonz5Iez Peña.
~ f u d a d a n o s Camaradas: , muy pocas palabras, porque, como
h a anunciado el c a m a r a d a qxe preside este acto, sólo hemos d e liiilit@i.nos 101sdelegadcs a u11 saludo. yo, fe1 que traigo d e los

,camaradas de España no puede s e r &S cordial y efuasivo, y quisiera .que os fijéis e n este hecho: decía yo a l llegar a México que 116 veníamos con l a tpreteiilsdón un .tanto petulante de hablaros de la cultura espaiiola, de hablaros de aquella labor realizada ea el- período de I a colonizsción, sino m a s bien queríamos hablaros, queremos hablasros no sólo de nuestra experiencia, sino yo, extremando el calificativo, decía; d e nuestro (escarmiento, y ,POdréis ver hoy en este saludo fugaz que hacemos los dos represeni tantes del proletariado español, d e las sincllicales españolas, veréis en este saludo una absoluta coincidencia. P u e s bien, p a r a ello, y d e allí que hable yo d e nuelstros escarmientos, hemos t ~ nido que olvidar no sólo agravios sino q u e enterrar nuelstros cuerpos. Porque por encima de todos, de todo, tenemos un enemigo común que nos interesaba combatir, i r que no podíamos combatirlo con eficacia, en tanto continuasen las duchas iiitestinas entre el proletariado. Y creedme a mi, tenemos que deciros, no p a r a adularos, y sin q u e renunciemos los españoles a nuestra Historia que tiene páginas brillantes, como tiene también, como todas las Historias, muchos lunares, también tenemos que deciros a todos, y yo que no me gusta leer mucha h~irstoria, porque la considero una ciencia muerta, y nosotros tenemos que realizar a c t i ~ i d ~ a d e tendiens do hacia e l futuro; sip !embargo, de lo poco que he leído d e México, yo estoy de acuerdo, más de acuerdo, en las cuatro partes o en los cuatro ciclos en que vosotros soléis dividir la Historia de vuestro pueblo, yo empiezo a estar conforme con l a que s e inicia en 1910. Y es porque entonces, no sólo habláis, abusando demasiado. como siempre s e hizo antes de ahora, del chin chin patriotero, sino que desde el año de 1910 la Historia cle México s e hace tamando en c u e n b las necesidades de la: clase trabajadora. L a Historia de México, como la Bistoria de los demás pueblos, no -9 9 1 i las Canaillerías solamsnte; ya hay un prolskriado, ya

hay un pueblo que interviene, que controla, que actúa en lo político, y que obliga a que la labor a realizar tenga un verdadero contenido social, que es lo que interesa a la clase trabajadora. Porque nosotros que, cómo vamos a renunciar; todo lo contrario, es nuestra ,manera de s e r ; nosotros que somos marxistas, de~ l ~ r a m aquí, os como en todos los sitios, que sin libertad ecoiióihjca l a libertad política es una ficción; luego no se puede hablar da la independencia d e un pueblo s i no s e le independiza económicamente.
Y el Congreso que vamos a celebrar puede tener, h a d e tener, tiene que tener, una gran importancia histórica; vosotros, pueblos del Continente, hace años, si queréis siglos, os habéis emancipado de l a tutela española; bien emancipados, desde luego, porque nosotros, no nosotros, las oligarquías españolas, no han sabido t r a e r a estos pueblos una verdadera labor cultural, no han sabido engrandecer estos pueblos y elevarlos espiritualmente, sino que, por el contrario, los representantes d e nuestro país, de la España paridora de mundos, que venian aquí m á s que a traeros cultura y a daros preparación, vénían a traeros las taras d e s u s vicios. Bien emancipados estáris, 6aturalmente, pero comprenderéis que esta emancipación h a sido incompleta, y h a sido incompleta porque de los veinte pueblos de habla española que aquí vienen desfilando, la inmensa mayoría está dominada por la tiraliía y por el fascismo, y l a emancipaoión que nosotros queremos, y que dehe tener s u iniciación en este Congreso, no ha d e ser sólo el emanciparse para tener un nombre, p a r a tener iin adjetivo de ciudadanos, d e llamarse peruanos, chilenos o mexicanos; ,eso no !mporta o importa poco; lo principal es saber que vivimos una posición de las llamadas embargadas, ,entre una cosa. que nace y una cosa *que,muere; la que nace somos el proletariado organizado que queremos y a intervenir de una manera eficaz en l a dirección que h a de lleva^ el mundo; que y a no es posible hacer nada sin 'el concurso de l a clase trabajadora; en un momanto determinado podría irse contra ,la clase trabajadora misma, pero a clase trabajadora. , nunca (sin el concurso de d Y este ciclo, si los trabajadores nos u ~ i m o s podemos , cerrarlo muy p o n t o con el resultado que todos esperamos. Así, pues, ciudadanos de México, camaradas delegados, no quiero hablar aquí, hoy, d e ~Esm'íia: esperamos, yo al menos tengo el propdsito de hacerlo 4exclusivamente para hablar de España, y no quiero robar ni un momento m á s a los compañeros que falta9 por hacer IISO de la palabra. Sólo he de decir que España, a1 mandarnos aquí, creyó col1 ello realizm una misión a -la cual estaba obligada; no venimos, repito, oon ,el ánimo de dar orientacibn; s í venimos con el ánimo de deciros que l a lucha d e España no e s ni m á s ni menos que la superestructura del capi-lismo; el fescbmo no 6s otra cosa

que l a . supesestructu~adel capitítlf~mo, y que en eaa luche; si las detnocracias del mundo entero no se ponen d e -pie, tendrán acaso que lameatar uno de los hechos llamados de la reconquista de' nuestra Patria. Dice 3a Hilstoria d e nuestra patrila; dice -1iabrá en ello mucho de leyelida-, pero dice que h a empezado en Covadonga con el Gran Pelayo y que h a terminado en Granada; y en Granada l a Historia nos dice unas palabras de la madre del (Rey {Moro que decía: Lloras como mujer lo que no supiste defender c o m o hombre. Nosotros también decimos a las clemocracias que no tengamos que llorar como mujeres lo .que a tiempo no supimos defender como hbhibres.

LA UNIDAD DEL PUEBLO CHILENO

ES UN PELIGRO PARA LA OLIGARQUIA CItIOLLA Y EL FASCISMO INTERNACIONAL, por Bernardo Ibañez.
Camaradas del Congreso Obrero Latinoamericano; carnazadas fraternales que aststís a nuestro Cohgreso, camaradas mexicanors: h a de s e r nuestra primera palabra un a l u d o fraterno y fervoroso a to'aos los trabajadores latinoamericanos representados en este Congreso a través de sus Celegaciones y a t w o s los trabnjttdorsls del mundo que afirman, con s u presencia, e n este instante, l a actuación solidaria del proletariado de sus respectivos países hacia e l movjmiento de emancipación que encarnan los trabajadores latinoamericanos a través d e sus oi-ganizaciones. De una manera especial mi saludo a los trabajadores mexicanos, a los dirigentes y a los .millares -de trabajadores de #la CTM que han hecno posible, con su fuerza organizativa, la realización de este Congreso y la realización d e los Congresos contra la guerra y el Congreso Nacion.al pro P a z , que s e realizarán a continuación del nuestro. Pero, d e una. manera eingular, hemoa de saludar a nuestro camarada Vicente- Lombardo Toledano, alm a de *la unidad obrera de México y líder del proletariada latipoamericano. Dentro del proceso d e unidad que e4 este instante se encauza en forma creadora en casi todos los países del mundo, la unidad d e l a clase obrera es un factor importantísirno en la lucha que los pueblos democráticos del mundo libran en este instante cont r a el fascismo internacional. E n nueatro país, el proletariado se ha unido, primero en torno a sus cuadro8 proletarios en la Confederación d e Trabajadores de Chile, y con ellos h a estimulado a las demás clases populares, campesinos y clase media, parra que también s e unigiquen, a fin d e librar JunLos la primera gran batalla del pueblo chileno contra sus opresores tradicionales. Ha d e realizarse dentro de un mes en nuestro pais una elección para l a Presidencia d e la República, que ha de $sr determinante para los destinos inmediatos del pueblo y del proletariado d e Chile. Pero, junto c m esta unidad nacional, nosotros hemm contribuido en la :medida de nuestras fuerzas p a r a que el proletariado del continente y del mundo afirme también su unidad. Tengo eri mi poder un documento firmado en ,Santiago de Chile en enero de 1936, a raíz de la Conferencia P a n h e r i c a n a del Tiwbajb, en

que muchos de los delegados obreros asistentes a él se comprometían a luchar denodadamente dentro d e BUS paises por almnzar l a unidad nacional, y a {luchar en e l plano internaczional para que esta unidad s e t r a ~ i s f o r m a r a en un formidable movimiento internacional d e ~ ~ i d a r i d aentre d los trabajadores del Continente y del mundo entero. . Veo que entre 110sque asisten a este C0ng.reso hay dos hombres que firmaron aquel documento: nuestros camaradas Pérez Leirós, de Argentina y el cornpanero Salvador Ocampo, de C%ile; el1os:podlrán decirnos, en .el curso de las tareas de nuestro Congreso, de qué manera han cumplido lealmente el compromiso que subscribieron en Chile en 1936. . .-.;Camaradas: pero nuesbro movimieilto en Chile, a pesar de su fortaleza, a pesar de *la unión -de las clases populares, de las cuales el proletariado es el nervio y e3 e l guía, atrayiesa en este instante por un peligro que yo no quiero dejar de señalar en esta oportunidad: la reacción h a iniciado a lo llargo d e los hltimos años, y fundamentalmente en los Gltimos meses, una ofensiva vlolenta y feroz contra nuestrros sindicatos, contra la libertad de huelga, contra el derecho de huelga p- contra la libertad de los dirigentes sindicales. Y esto, camaradas, ¿por qué? Porque la unidad de nuestro pueblo es un peligro p a r a la oligarquía que durante ciento veinte años, h a gobernado nuestro país, y porque en las eleccioiics próxima^ nadie discute el briunfo democrático del pueblo chileno sobre sus opresores seculares. : Quiero, entonces, hacer una advertencia a los c a m m a d a s representantes del proletariado del mundo que aquí me escuchan,, para que sepan en el momento oportuno ponerse en guardia y defender las aspiraciones democlraticas de nuestro pueblo. Camaradas: durantcKmás de dos años los trabajadores de Américh Latina hemos visto desangrarse la madre comun de nuestros pueblos y de nuestra cultura: España. A lo largo de dos años hemos visto cómo el fascismo inieriiacioiial h a asolado los campos 'de España, sembrado de cadáveres la tierra generosa del Cid, destruído las obras d e l a cultura milenaria representada en las monumentos y ciudades españolas; a lo largo de dos años, los bo'mbardeos sobare las ciudades abiertas ' d e la retaguardia españala han asesinado millares de ancdanos, miles de mujeres, celltenares, millares de niños que son el porvenir de l a Madre Patria. Y todo esto frente a l a impotencia del proletariado del mun-' do para acudir efectivamente en defensa de un pueblo que quiere su libertad, ,que quiere gobernarse democ~áticamente,y quiere conquistar s u felicidad. ., . . Camaradas: no sería justo, eii este saludo que hago en aombre d e i a G0nfederació.n de ?irabajadores de Chile, , 5 3 1 no expresara la solidaridad más profunda y más sincera del prodefaríado de n i 1 pa@ hacia el pueblo español hoy en a r m a s contra el fasclsmo; y repreigentado en- es@. Asamblea - e n l a . persona de - dos
'

mllitantea obreros como son los camaradas Qonzález Peña y Serafín Aliaga. Quiero tambikn expresar l a solida~ldad de los trabajadores de Chile hacia el pueblo chino, invadido por la rapiña imperiallist a ddeJ Japón; hacia el pueblo checoeslovaco, sobre cuya cabeza pende, como la espada sobre la cabeza de Dámocles, la g a r r a Ieroz d e Hltler; hacia IÓs pueblos oprimidod de Alemania y de Italia que gimen lbajo el yugo más o p r o ~ i o s oy la barbarie mas feroz representada por Hitler y Mussolini. Y, finalmente, nuestra solidaridad esperanzada y alegre hacia é l proletariado de la Unión Soviética, hacia el proletariado mexicano, hacia eJ proletariado francés, que son l a vanguardia . . mas Eirme contra el f ~ c l s r n o internacional. Y, por Wtimo, quiero saludar en este instante los anhelos y las esperanzas del proletariado de nuestros paises latinoamericanos para alcanzar el1 bienestar material a que tiene derecho; para alcanzar l a libertad y la cultura de sus masas. ;Viva la Confederación de Trabajadores de México! ;Viva la Confederación de Trabajadores de Chile! ;Viva el proletariado unificado de la Ame-' rica Latina y del mundo rntero!

.

LA FEDERACION INTERNACIONAL DE LOS OBREROS DEL TRANSPORTE SE HACE.PRESENTE, por Edo. Fimmen.
He sido designado por unanimidad por parte del Comit6 Ejecutlvo de la Federación de Trabajadores del Norte, para estar presente en esta gran reunión del proletariado de la América Latina; en nombre, pues, de más de dos millones de trabajadores organizados del transporte en el mundo entero, traigo para ustedes l a m8s ,afectuosa salutación, Quiero, además, d a r las más sinceras gracias a l a Confederación de Trabajadores de México por haber tenido la iniciativa a fin de convocar g este Congreso Obrero Latinoamericano, y a la vez quiero expresar la admiración y simpatía en nombre de la Internacional de los Obreros del Transporte, para la magnífica obra realizada por el pueblo y por 1-03 trabajadores de México. largos y enjundiosos No vengo, compafieros, a discursos; vengo fundamentalmente a escuchar, a aprender y a estudiar; quiero, al regresar a m!, país, llevar un mensaje de México y de los paises de la América Latina a los trabajadores internacionales del Transporte qde estan adheridos a nuestra organización sindical. E n nombre de la organización que represento, trajgo a ustedes y quiero expresarlo, un mensaje que dice así: "Mi deseo, m1 propósito, mi anhelo, es que salga de este Congreso l a unidad de los trabajadores de la America Latina porque, camaradas, l a unidad es absolutamente indispensable para que los trabajadores de la América Latina puedan resolver sus graves proble~mas de un modo satisfactorio. Y a la vez quiero ofrecerme, en lo personal y ofreceros el servicio de mi organización para cuahuier ayuda, o para cualquier auxilio solidario que podamos nosotros prestar a los trabajadores de la America Latina. Viva l a CTM; vivan los trabajadores de todos los países de la América del Sur y de l a América Latina. Viva m luchs por la. .libertad política y económica, y viva s u triunfo.

EL PROLETARIADO DE FRANCIA SEGUIRA AYUDANDO A ESPANA Y
A LA LUCHA POR LA DEMOCRACIA EN EL MUNDO ENTERO, por L d n

Jouhaux.
Camaradas: E n nombre del pzoletariado de Francia que está representado por la Co~ifederacióndel Trabajo de mti país, y que tiene efectivos de rn¿5s.de cinco millones de miembros, yo traigo palma ustedes la m á s afectuosa salutación, lo mismo que para la Confederación de Trabajadores de México y p a r a el camarada Lonibardo Toledano, su dirigente actual, lo mismo que p'itra el Presidente Lázaro Cárdenas. Hay entre l a situación d e ustedes y la nuestra, camaradas, graiides analogías: por ejemplo, la voluritad q u e .existe de adquirir l a dirección de los recursos económicos del país para ponerlós en beneficio de las grandes colectividades. Hay que hacer notar que entre todos los intentos, en los grandes esfuerzos yuc hacen todas -las corpo~raciones de Francia, está el propósito de poner l a riqueza material de aquel país a l a disposición d e los trabajadores y del pueblo de Francia. Estad seguros, camaradas, de que los trabajadores f r a n c e ses no olvidan las exigencias que de ellos demanda la situaci6n en estos momentos en que el capitalismo lanza s u s m4s mortales dardos; queremos garantizarles a ustedes, camaradas, que, el proletariado de Francia continuará, independientemente de todos los obstáculos, dando la ayuda que h a estado prestando a los camarad3s del pueblo español. Quiero, camaradas, saludar al Congreso Latinoamericano, que es la, primera manifestación de solidaridad internacional, Camaradas: nosotros protestamos contra el fascismo y contra 81 nazisni0 de un modo constante; e> .verdad que expresamos nuestro sentimiento de solidaridad, pero es iridispensable señalar que no Basta con estas protestas de nuestra m a n e m d e sentir; que es urgente realizar l a acción p a r a que esto no quede así; son fuertes los países fascistas y nazistas, porque no se ha logrado todavía una g r a n unión entre todos los que nos oponemos a ellos; no h a b r á .fascismo ni h a b r á nazlsnlo triunfantes si las democracias realizan un frente único en contra del fascisnlo y de IR reacción internacional. La victoria de l a República española pob d r á conseguirse; la guerra de Europa 8510 podrá evitarse si loí trabajadorea todos realizan la uniüad de pensamiento y de ec-

cióii y obligan a s w respectivos gobiernos a luchar en contra del entronizamiento del fascismo en la República Espafiola. S i 10 hacemos así, la España Repu'bllcana saldr& victoriosa y la paz. s e habrá restablecido en el mundo. - Camaradas: Los trabajadores organizados tenemos una alta misi611.que cumplir: rehusar alimentar, de cualquier modo que aca poaibla, la guerra da loa países agresorsa; no fabricar armas para loe palsas que vivan de Ia agrmión, no transportar armas para los' paisea. agresores. Y esto podemos realizarlo, aompañeros, solamente conque efectuemos la verdadera unidad de la masa trabajadora para luchar eficazmente en contra de la guerra, en contra de; fanci6.nlo y en favor de la paz en el mundo. Es con esta egperanza, con este anhelo y con esta certidumbre como saludo al Congreso organizado por l a Confederacidn de Trabajadores d e México, para unir a todos los trabajadores de la América Latina, pos ahora, y para unirlos después cori todoa -10s trabajadores del mundo entero e n una organización internacional. solamente asS, cuando loglx?rnosa este propósito, habremos comtitiiído. el gran Ejército Internacional que sea capaz de luchar en fayor de nuestro gran ideal. Este sentimiento, que es el sentimiento nuestro, estoy seguro que lo comparte el compañero Lewis, dirigente del proletarjado americano, y estoy seguro de que este sentimiento ea tambiea de todos los trabajadores de Nor~m~rlc ya de todoa los trabajadores del mundo que e s t h empeilados en la alta y noble tarea de luchar por la libbrtad, por la independen~fa y por IR paz del +mundo.

QUINCE MIL MILLAS DE VIAJEPARA THAEROS EL SALUOOANGUSTIALO Y FRATERNAL DhL PROLETARIADO IPUblO QUE SUPRh Y &LE LULHA, por S. Guruswami.
Camaradas: Es ésta l a primera vez que uii representante cle los trabajadores de Asia ha venido a este país para traer un rnensaje fraternal y solidario para los trabajadores de estas tierras. He tenido que viajar más de quince mil millas p a r a traer tni respeto y nii saludo a los trabajadores y a los campesitios ile México y a los ropresentativos de IR América Latiiia. ~Portenezcoa uii país que, si se le juzga desde un criterio absolutamente material, es el más pobre y miserable de la Tierra; pero si s e le juzga desde el punto de vista de su riqueza misma, es seguramente el país más rico del mundo entero. Vengo de un país que e n estos momentos está en lucha abiata cont r a el imperialismo más voraz de los imperialismos modernos: el 'imperialismo inglés. Vengo d e un país en que s e está luchando en tres frentes de batalla d a un modo simultáneo: estamos luchando en el frente antiimperialista; estamos luchando en el frente antifascista y luchamos también en el frente capitalista, porque nosotros, m n el pretexta de tener un color distinto, somos víctimas de ltr opresión de este capitalisrllo que nos tiene sojuzgados. Pero a la vez quiero decirles a ustedes que nuestros camaradas trabajadores no solamente s e enfrentan en nuestro propio país, sino que son exportados a otras colonias británicas como a Jamaica, aomo a la Trinidad, en donde son victimas de la mks. brutal explotación y para esos camaradas tan próximos a ustedes vengo R pedir protecci6nl compañeros. Como h a dicho el camarada Flmrneu, yo tampoco he venido a osta ciudad a pronunciar largos discursos; h e venido a recibir impresiones de uatodes, compañel-os, p a r a llevar estas imprudones a l a India, a mi patria, para poder luohar aai mhs e£!.cazmente en contra de nuestros grandes eiiemigos. Yo espero, compañeros, que en un futuro muy prbximo y~ no so encuentre Asia a la retaguardia del movimisnto obrero Internacional; yo espero que m u y pronto, cuando nosotros hayamos levantado eficazmente la lucha sindical en nuestras pala ses, estemos en vísperas ya de unir a l vlejo mundo con el nuevo mundo, para que se realice a l fin nuestro gran ideal de hacer

la Gran República 8ocial de los hombres. Quiero reiterar

ia

ua..

tedea l a salutación que traigo de los trabajadores todos de la

Zndia; quiero también repetir el agradecimiento a la Gran Confederación de Trabajadoi'?s de México, a los campesinos y a l pueblo todo de este país, .y de un .modo m u y especial también a su giwan Presidente, Lázaro Cárdenas.

BAJO LA CHACAL TlRANIA DE MI PAlq, OS Ti[ AIGO EL SALUDO DRAMATICO DEL PUEBLO PollUaNO, por Luis López Aliaga.
Compañeros trabajadores d e Mexico, compañeros delegados de Europa y de l a Hermandad Continental: Nuestra p r i m e r a palabra- d e saludo y dc encomio e s dirigida a l a Confederación d e Trabajadores de México que h a podido reaiizar e s t a m a g n a a s a m blea, esta congregación fraternal de los veinte pueblos latinoamericanos. Nuestra palabra, nuestro saludo fraterno p a r a el pueblo trabajadoti- d e México, que viviendo estas horas de país revolucioilario, tiene l a posibilidad d e coilstituirse e n vanguardia, en abanderado de l a Revolución e n la g r a n cruzada que les e s t i destinada a iiuestros pueblos d e Indoamérica. P e r o quiero dcciros que traigo el saludo emocionado, el saludo dramático del pueblo pei8uano que vive sojuzgado bajo una chacail tiranía; traigo el1 saludo desde l a s cárceles d.el Perii donde se está asesinando a los mejores dirigentes' sindicales de m i paia: traigo e1 saludo, compañeros, d e los hom,bres de las colonias misérrimas de los suburbios del Peru, y traigo también el saludo de los trabajadores del campo y dc l a s minas sometidos por e! ímperfalísmo y el fascismo íta,Iojaponés, que se h a apoderado de m i pais y lo ha condenado a Jas más *brutales formas de ti'abajo. D e esas fuerzas revolucionarias, conipafieiros, traigo el saludo emocionado y esperanzado e n que l a g r a n unidad contiaental podrá d e m a r c a r ruta verdaderamente redentora p a r a estos cien millones de habítentes que tienen actualmente ocho Gobier!los destacados poil s u retroceso. P e r o este saludo no podría circunscribirse a nuestro meridiano; necesitamos extender la vista m á s a l l á y ver qu6 cuestiones, qué coincidencia, qué lealtad debernos a l heroico pueblo iie España. ose hace necesario insistir e n ésto, porque el temor se e s t á apoderando del Gobierno del Perú; e l tirano Benavides ha roto, contra l a voluntad ~ o p u i a r .las relaciones fraternales y amistosas que hemos guardado tradicionalmente con l a Mad1.é PatrJa: pero si el Gobierno de' Benavides h a rotd a espaldas de ia opinión nacional ;las re1aciones"con España, nosotros quereinos tiecir a l a encarnacibn del pueblo espaiid, al carnaraxla Gonz&lez Peña, que 30s trabajadores perrian@ están solfdarfzadoa en cuerpo y a l m a con í a gran batalla que libra el t r a b a j a d m espafiol. A loa compañeros dirigentea sindicales de - Europa, CQXll*

~)añero León Jouhaux, a l camarada Lewis, y a todos los dirigentes connotados del proletaniado universal, queremos darles un saludo fraternal también. Hemos visto a través del tiempo los grandes experimentos que h a tenido el movimiento sindical e n Europa; pero si tenemos eso como muestras experimentales, teliemos e n la propia entraña nuestra, en nuestro .Continente, ('dolorosos problemas que resolver, y esos problemas que debemos resolver quiero invocarlos y hacerlos del conocimiento d e las delegaciones continentales para (que no caigamos en el vicio, o por lo menos en la vanidad, y busquemos lo más certeramente posible el camiiio que h a de llevar a . l a~ e a l i z a c i ó n de este anhelo patrbcinado por las ;banderas de la C. T. M. y por l a genial percepción del gran ,líder del mov~imiento obrero latinoamericano, compañero Lombardo Toledano.

UNIRNOS Y-AL COMBATE, os DICEN LOS URUGUAYOS, por Pedro Milesai
'

Camaradas delegados, pueblo de México: E n nombre del proletariado del Uruguay, ,también nosotros traemos nuestro saludo -a este gran-pueblo del Norte, que está marcando en el concierto de las luchas proletarias el camino a seguir a la masa de .todos los pueblos del mundo. Los trabajadores uruguayos, los que hasta hace poco tiempo se puede decir estaban colocados a .la cabeza de la democracia, porque vivían en un ambiente de paz, en los últimos años, camaradas trabajadores, la reacción, los elementos reaccionarios encaramados por medio de golpes de Estado en el Poder, barrieron con todas nuestras conquistas que habiemo's obtenido hasta entonces. No solamente en el Uruguay; eii una cantidad d e los paises de América LatinaOexisten gobiernos reaccionarios, gobiernos que Iuchan contra 3a clase trabajadara. Eii nuestro país tambibu, la dictadura de Gabriel Terra s e puede decir que en los primelaoci tiempos liquidó a l .moviniiento obrero, pero que luego por la perseverancia de algunos militantes, con el esfuerzo de la clase tra.bajadara, logranlos reorganizarnos y he aquí que estamos presentes en este gran Congreso, no solamente para hacer discur30s; entendemos que h a llegado la hora d e que el proletariado (le América y del mundo tiene que tomar el camino de la unidad si no quiere ser barrido por el fascismo, ei no quiere soporta:' las coi:seciiencias q u e eatá soportando el proletariado español, porque, con toda seguridad, oarnaradas, si los trabajadores del mundo estuviéramos fuertemente unidos, el fascismo no se hubiera atrevido a meter el hocico en #España. Se propone, eiitoiices, la solidaridad de todos Jos pueblos de América para cerrarle el paso a l fascismo, a ese fascismo que está nlasacrando millares y mbllares de mujeres, de niños y de ancianos e n España; recojamos las palabras del camarada González Peña que dijo el otro dfa desde el balcón de la casa d e ' u n siildicato: "Hay que unirse, camaradas trabajadores, antes de ir a l combate". Creo que oso e s lo q u e debemos hacet* los piieblos d e AmBrlc~: uniciios antes de Ir a1 combate.

CAMARADAS DEL MUNDO, M ~ X I C O OS DICE: ESTAIS EN V O ESTRA CASA,
por Vicente Lombardo Toledano.
' c a m a r a d a s delegados a l Congreso Obrero ~ritinoarnericano: c a m a r a d a s representantes de las organizaciones de trabajadores d e México: Creo interpretar el estado de ánimo del proletariado d e mi país a l a f i r m a r que e s un honor p a r a él albergar a los representantes deal proletariado d e l a América Latina y a los iepresentantes del proletariado de los Estados Unidos, de Europx y . de Asia. Y no un hoiior porque s e a siempre satisfactofio recib i r en cualquier región de la t i e r r a a los militantes de l a clase trabajadora, sino porque e n . esta vez la visita de los líderes del proletariado int,ernacional tiene un propósib creador. Después d e vencer muchos obstáculos, despugs de alargos años de esfuerzos conti~iuados, qe h a podido a l fin reunir una asamblea que teiídrá enorme significado histórico en las luchas del proletariado universal: la asociación d e los trabajadores de veinte naciolies del Iiemisferio occidental. Este h a sido un viejo anhelo, no eólo de México sino d e .la Angentina, del Uruguay, d e Chile, de todos ,los paises 1atinoame.ricanos; un ideal que es casi esperanza congenita a l nacimierito de las nacionei de América: la unidad. Primero se concibió sólo una unidad política, después como una unidad efectiva, racial y cultural, posteriormente, e n nuestros ticnipos, ola. unid@ fué concebida y a como e l . lazo fndisoluble entre los productores y, en -general, entre los trabajadores de cstos veiiite paises. . E s t e viejo anhelo s e realiza a l fin y por eso nos seiitimoa crgul'losos los inexicanos d e que nuestra tierra h a y a sido elegida como asiento p a r a el congreso. Creo también i n t e r p ~ e t r t rel eBlado d e ánimo de los trabajadores d e la América Latina, si aftirr.10 que ellos también están o~rgullososde que se realice l a a s a m blea q u e el Congreso Obrero Latinoamericano representa, porque 10s argentinos desde 1926 proponiam y a el entendimiento conti-. ncntnl de los trabajadores, porque l a mayor parte de los organfsrnos de trabajadores de este Continente que por conducto de sus re.~rosentaates,el 1 4 de enero de 1936, en 'Santiago de Ch:le, también firmaban un pacto d e honor p a r a t r a b a j a r de consuno poí' Irt unidad del proletariado latliioamericano, veráh asimismo ~ e a l i z a d os u ensueño y nosotros, que también hace muchos 'años \-enirnos esforzándonos por lo mismo, estamos colocados en este plailo de interés profundo y d e sincero entusiasmo por l a obra gue hoy comienza al fin a cumpJirse, Sin embargo, no se trata 8610 de dar cima a un viejo proyec-

.-

t o .exacta, ,justo, generoso, sino que en esta ooasibn el problenlfi de l a unidad e n l a América Latina, como en cualquier parte del mundo, es un problema de vital importancia. No vivimos en épocas normales; no vivimos en las épocas llenas de luchas cotidianas entre trabajadmes y empresarios, entre gobiernos más o menos agresivos hacia los derechos de la clase trabajadora. No vivimos en los años del siglo pasado ni tampoco en los primeros años de esta centuria; estamos viviena humanidad, una, do una época decisiva para los destinos de l época de guerra a muerte entre la libertad y el derecho, entre la demoaracia y la paz por un lado y la opresión, la injusticia y la barbarie por el otro lado. Y en esta situación la unidad de los trabajadores de la América Latina que han sido hasta hoy, por desgracia, Jos .menos asociados entre todos los trabajadores del mundo, es una unidad que se impone, que resulta inaplazable, porque independientemente de los problemas tradicionales de las tiranías criollas de. l a América Latina, de las fuerzas imperialistas que aherrojan los derechos de los pueblos iberoame~ i c a n o s , una fuerza nueva, desconocida en América, tiene ya suficiente poder para constituir en esta hora un factor de profunda perturbación en el porvenir inmediato de nuestros países. Esa fuerza es el fascismo; no como ,una fuerza que pretenda. intervenir -en América, sino como una fuerza que y a interviene. en América, que ya desequillibra la composición políticosocial de nuestros pueblos; que en el Brasil trasto'ca y derrumba con un solo -golpe las instituciones, por lo menos en apariencia democrática; que dictara una nueva Constitución Política prohibiendo el derecho de hiielga, prohibiendo ,la asociación nacional de lo8 trabajadores, prohibiendo la intervención del proletariado en la vigilancia de sus principales derechos; que en el Uruguay establece prácticamente una tiranía-que interviene en las finanzas del ~ s t a d o ,que obliga a asumir al Gobierno del Uruguay una política internacional contraria. a la democracia; que en Argentina presiona también a l gabierno nacional para que se mermen las libertades de la clase trabajadora; que en el Per-Ú no sólo tiene intluencia en el aspecto finariciero del país y en el aspectv po~itico, sino que inclusive establece una fábrica de aviones y manda jefes del ejército, de s u Ejército, del italiano y del aiemán, para reorganizar las milicias del poder púb!ico y aun p a r a . jefaturar 7a policía de la ciudad de Lima y que en los otros p s b ses de la América kztiila tamlbiéli, hasta llegar a Guatemala, interviene d e un modo eficaz por delsgracia, en los destinos inmediatos y, consiguientemente, el1 lla trayectoria1-final de nuestros pueblos. No es, pues, el anhelo de la unidad en la América Latina, solamente un anhelo que justifique nuestra historia, no es sólo la Geografía, no es sólo la Historia, no es sólo 'la lengua, no es sólo la raza, no es sólo nuestra condioión de países semicolonia3es; no es tampoco sólo nuestra condición de países semifeudales
*

-

CAMARADAS DEL MUNDO, MÉXICO OS DICE: ESTAIS EN VU YSTRA CASA,
por Vieqnte Lombardo Toledano.
C a m a r a d a s delegados a l Congreso Obrero Latinoamericano, c a m a r a d a s representantes de las organizaciones de t r a b a j a d o r e s d e México: Creo interpretar el estado de ánimo del proletariado d e m i país a l a f i r m a r que e s un honor p a r a él a l b e r g a r a lor representantes deal proletariado d e l a América L a t i n a y a los iepresentantes del proletariado de .los Estados Unidos, d e Europn. y . de Asia. Y no u n honor porque s e a s i e m p r e satisfactorio. recibir en cualquier regi6n d e l a t i e r r a a los militantes d e l a clasc trabajadora, sino porque e n . e s t a vez la visita d e los líderes del ~ ; s o l e t a r i a d o inbernacional tiene un p r o p ó s i b creador. Después de vencer muchos obstáculos, despuCs d e largos años d e esfuerzos contiiiuados, ?e h a podido a l fin reunir u n a a s a m b l e a que teiidt-A enorme significado histórico e n l a s luchas del proletariado universal: la asociación d e los trabajadores d e veinte nacioiies del llemisferio occidental. E s t e h a sido u n viejo anhelo, no sólo d e México sino d e la Angentina, del Uruguay, d e Chile, de todos dos países! 1atinoame.ricanos; u n ideal que e s casi esperanza congenita al nacimierito d e las naciones d e América: l a unidad. P r i m e r o s e concibió sólo una unidad política, después como u n a i ~ n l d a d efectiva, racial y cultural, .posteriormente, e n nuestiBo.s tictmps, la, unidfuó concebida y a como el. lazo indi.;o!uble entre los productores y, en -general, e n t r e los t r a b a j a d o r e s de estos veinte países. E s t e viejo anhelo s e realiza a l fin y por &so nos Selltimod c r y l i o s o s los mexicanos d e que n u e s t r a t i e r r a h a y a sido elegida m m o asiento p a r a el Congreso. Creo también i n t e r p r e h r e l eBtado d e ánimo de los trabajadores d e la América Latina, si af~irr.10 que eMos t a m b i é n están o~r'gullososde que s e realice l a a s a m blea q u e e l .Congreso Obrero Latinoamericano representa, porque los argentinos d e s d e 1926 proponíam y a e l entendimiento continental d e los trabajadores, porque l a mayor p a r t e d e los organfsmos d e trabajadores d e este Continente que por conducto de siic r e ~ ~ e s e n t a n t e s el , 14 de enero de 1936, en Santiago d e Ch:le, también f i r m a b a n un pacto d e honor p a r a t r a b a j a r d e consuno ~ o la r uniclad del proletariado latliioamericano, v e r á h asimismo realizado s u epsueño y nosotros, que también hace muchos 'años \.enirnos esforzándonos por lo mismo, estarnos colocados e n este plano de interés profundo y d e sincero entusiasmo por l a ob-rn gue hoy comienza a l fin a cumpl'irse. Sin embargo. no se trata sdlo de dar cima a un viejo proyeca

..

b .ex&, Justo, generoso, sino que en esta odasídn el problenld de l a unidad en l a Amérdca Latina, como e n cualquier parte del
mundo, es un problema de vital importancia. No vivimos en épocas normales; no vivimos en las épocas llenas de luchas cotidianas entre trabajadores y empresarios, entre gobiernos mas o menos agresivos hacia los derechos d e la clase trabajadora. No vivimos en los años del siglo pasado ni tampoco en los primeros años de esta centuria; estamos viviendo una época decisiva para los destinos de la humanidad, una, época de guerra a muerte entre la libertad y el derecho, entre la democlracia y la paz por un lado y la opresión, la injusticia y la barbarie por el otro lado. Y en esta situación la unidad de los trabajadores de la América Latina que han sido hasta hoy, por desgracia, 30s ,menos asociados entre todos los trabajadores del mundo, es una unidad que se impone, que resulta inaplazable, qorque independientemente de los problemas tradicionalea de las tiranías criollas de- l a América Latina, de las fuerzas imperialistas que aherrojan los derechos de los puebJos iberoamericanos, una fuerza nueva, desconocida en América, tiene ya suficiente poder para constituir en esta hora un factor de profunda perturbación en el porvenir inmediato de nuestros países. Esa fuerza . e s el fascismo; no como .una fuerza que pretenda intervenir en América, sino como una fuerza que y a interviene. en América, que ya desequillibra la composición políticosocial de nuestros pueblos; que en el Brasil trasto'ca y derrumba con un solo golpe las instituciones, - por lo menos en apariencia democrática; que dictara una nueva Constitución Política prohibiendo el derecho d e huelga, prohibiendo ,la asociación nacional de los trabajadores, prohibiendo la intervención del proletariado en la vigilancia de sus principdes derechos; que en el Uruguay esta-. blece prácticamente una tiranía que interviene en las finanzas do1 Estado, que obliga a asumir al Gobierno del Uruguay una política internacional contralria a la democracia; que en Argentina presiona también al gabierno nacional para que se mermen. las libertades de la clase trabajadora; que en el Per-Ú no sólo tiene influencia .en cl aspecto financiero del país y en el aspecto político, sino que inclusive establece una fhbrica de aviones y manda jefes del ejército, de s u Ejército, del italiano y del a l a mán, para reorganizar das milicias del poder público y aun para. jefaturar la. policía de la ciudad de Lima y que en los otros pa& ses de la América Lztina tam~biéli, hasta llegar a Guatemala, interviene d e un modo eficaz por desgracia, en los destinos inmediatos y, consiguientemente, en #la trayectoria'.final de nues-? tros pueblos. No es, pues, el anhelo de la unidad en la América Latina, solamente un anhelo que justifique nuestra historia, no es sólo la Geografía, no es sólo la Historia, no es sólo la lengua, no es sólo la raza, no es sólo nuestra condidón de países semicoloniales; no es tampoco sólo nuestra condición de países sernifeyd&lea

jo, que no8- hace pensar ea- la.unidad, sino. l a

raz6n *suprema de

existir: o de Méxipo salen unidos los trabajadores de la América ~ a t i h a ,o d fascismo podrá ser una fuerza victoriosa en este Continente. .- De ahí que todos nos esfokáramoc por realizar el Congreso; no corresponde a México, naturalmente, el honor de haberlo cumplido, la satisfacción y el sentido de responsabilidad que esta asamblea entraña, corresponde a todos, sin excepción, los organismos de trabajadores de la América Latina. Y es que el moniento es urgente, propicio, y el llamamiento fué oportuno. Con excepción del Brasil, de un solo ,país, todo el proletariado de la América Latina está aquí representado. ¿Por qué no invitanlos a los trabajadores del Brasil? Por una causa nada más: porque Getulio Vargas habría acogido la invitación hecha por la C. T. M. para el Congreso Obrero Latinoamericano, como una excelente oportunidad para hacer demagogia enviando una nutrida delegación de falsos representantes del proletariado brasileño, para poder afirmar después: es mentira que en el Brasil subsista un régimen fascista, porque en el Congreso Obrero Continentd de México la clase trabajado. ra de mi patria ha tenido asiento. Nosotros los militantes sindicales de l a América Latina no tenemos el derecho de ofender a nuestros*hermanos del Brasil, dando una oportunidad al dictador de s u patria para que los escarnezca aún más de lo que lo ha hecho hasta hoy. Toda l a Am6rica Latina está aquí representada, pero hay algo más: ya se acaban de escuchar las vooes de militantes de Europa, de los Estados Unidos y de Asia; patrocinan nuestra Asamblea muchos de los más destacados militantes del proletaiiado del mundo. Hemos querido que esto sea así, no sólo por ei deseo de que viniesen a la'América Latina, y otros muJouhaux, Lewis, Bimmen, Casparsson, Lindiey, ~Staal chos compañeros, no; no sdlo e r a una cuestión de cortesía, no m510 e r a un deber nuestro el invitarlos, es que el Congreso Obrero Latimamericano no ha de proponerse la creación de un organismo regional en el mundo para cerrar los ojos y para ocultar las manos frente al problema también urgente e inaplazable 'der la unidad del proletariado d e toda la tierra. No, no hemos querido hacer, iio pretendemos hacer una asamblea para fines de cJiVidir, sino un Congreso con propósitos de sumar; pero p a r a poder aumehtm los contingentes del proletariado del mundo, cada vez m& numerosos, y más cerca los unos de los otros, era preciso asocliar a los. que tienen muchos motivos para estar unldos. 3 0 queremos crear una confederación obrera latinoamericana para sentirnos aislados del resto del mundo. Será el prim e r caso, nos uniremos con los trabajadores del resto del continente americano y el tercer caso será el renuevo del proletawiado de veinte países de la América en favor de l a unidad del proletariado del mundo, sin excepaión d e ningún país de la

.-

tierra;

También hemos querido invitar, dé un modo especial, a íos representantes del proletariado español, ¿por qué? no sólo como un acto de cortesía, no tampoco sólo como un deseo, en nosotros permanente, de decir una vez nlás a l pueblo español que su lucha es nuestra carne, nuestra sangre, nuestro pensamiento, porque eso los españoles desde el primer momento lo saben; no, hemos querido invitarlos p a r a que presencie11 iin Congreso conlo éste, en donde incuestionablemente también tenemos que votar la ofensiva contra el fascismo en el mundo. No la ofensiva ver,bal, no el discurso estéril; no l a promesa que jamás s e cumple. Porque aunque sea un acto de autocritica sinceia, los latinoamericanos somos muy aniantes del discurso, y en ciertas ocasiones poco amantes de la obra. No, hemos de votar l a acción; s i T e n México, camaradas de la América Latina, hemos podido r e a l i z a ~ ciertos actos de impolrtancia que han creado una nueva forma de l a producción económica en nuestro pals y que están creando nuevas formas d e la vida política nacional, sólo se debe a una sazón: a que el prodetariado de México h a estado siempre a la ofensiva y nunca a la defensiva. Hemos de ~ealizar; aquí, en consecaenda, en nuestro Congreso, l a ofensiva e n contra del 'fascismo, de l a reacción, de los tiranuelos de l a América Latina conculcadores de las libertades, pisoteadores del derecho y' de l a justicia. Y asociados todos asf, militantes d e verdad en cont r a de la reacción, en contra deJ fascismo, esta asamblea s e r a una positiva ayuda a d a España gloniosa y republicana. Y hemos querido invitar a los representantes del proletariado de España p a r a que regresen con la convicción de que han asistido a una nueva fuerza que nace en el mundo en favor de l a España repu blicana, que es l a nueva luz que sale de l a sctngre y que ha de. iluminar el derrotero de todos los hombres de la tierra. . Y no importa lo que- digan del Congreso, ho importa lo que digan de México; hay algunos que dicen: "El Congreso Obrero Latinoamericano es obra d e Moscú"; "el oro ruso". Se convoca p a r a que crezca el cornuilismo en Amlrica. Eso lo han dicho en México, lo han dicho en los Estados Unidos y lo h a n dicho en Europa y también en la América Latina. 'En MBxico hace un mes circula una carta que s e supone escrita por mí desde París y enviada a mis colegas, los directores de l a C. T. M. en México, dilciendo entre otras cosas: "No hemos podido responderle bien ;al Jefe Stalin". Y en seguida: ,"He hablado con, el compañero John L. Lewis, ,en Wáishlihgton, .pero aunque él est& dispuesto a, hacer la revodución social .ma.ñana, -no m e agrada mucho el hombre gorque no s e define, .dem ~ i a d o .Conformémonos con 10 q u e existe y sigamos Iuchaqdo :porque al menos C4rdenas es .cera.: dfiotil en. nuestras ..m.@nos;: Y p o . A .ha,&r lo, g ~ a qos p1;oa.l). : atc, ETAbiIes se suponen lag auto'res de esta..anónimo; y ;'e8t'gn:MUY ~r~itgrefdoe ' y rbgc~~ad&.#or. $it?dtdla,' gastando 'papel e& toda.

.

U

.

-

l a Repfiblica Mexicana de una manera oculta para hgoer craer a los imbédles la autenticidad deJ documento. Y claro está, aparece el viaje de Lombardo Toledano a Europa p a r a recibir órdenes de Moscú, con el objeto de realizar estas Asambleas. L a prensa conservadora de México, órgano de la reacción típica, con grandes Caracteres también: "John Lewis en los Estados Unidos y Lombardo Toledano en México, son los agentes del Soviet". Y otros periódicos más: "Jouhaux, comunista en Francia, vendido al oro ruso, vendrá a sumar su contingente y s u voz a los comunistas del continente americano". Y hasta el compañero WiJliam Green, el Presidente de la American Federation of Labor, en días pasados: "No aceptamos la invitación de la C. T. M., porque el Congreso Obrero Latinoamericano tend r á por objeto exclusivamente, hace5 propaganda en favor del comunismo en América". Q u i e ~ oabstenerme de comentar esta declaración tonta del compañero ~ G r e e n ,para hacerlo en el momento oportuno; sólo deseo considerar el hecho. E n todas partes, de aquí y de allá, el Congreso Obreilo Latinoamericano es comunista, pero hay otra tesis: e s fascista el Congreso Obrero Latinoamericano, dicen, porque México esta. en manos de Alemania. Aquí tienen un periód~ico de Nueva York: "Hitler ,dirige los destinos de México; pacto sekreto con el Gobierno de CArdenas; la Doctrina Monroe h a sido violada; mil quinientos oficliales del, ejército alemán dirigen las escuelas, el ejército, los arsenales de a r m a s del país del Sur", y hasta en Canadá, no sólo en los Estados Unidos, también la explicación fascista tiene adeptos: "Los nazis manejan ;México con l a ayuda de Japbn". Y por esta causa, el Congreso Obrero Latinoamericano tiene que ser una asamblea dedicada' a reforzar l a penetración de 'Ibitler, de Mussolini y de la oligarquía, japonesa en tierras de América. Y hay una tercera tesis también: ¿Cuál es el objeto del Congreso Obrercl Latinoamericano? Asociar a todos los trabajadmes de la América Latina p a r a atacar los intereses de los Estados Unidos". Hace días un repórter que vive en México, ded periódico que en los Estados Unidos representa los intereses de la ~ r a n Bretaña, el "New Yolrlc Times", publich una información como todas las suyas, absolutamente falsa en relación con el Congreso Obrero Latinoamericano, .diciendo que perseguimos exigir salarios - e n dólares iguales a 20s que disfrutan los obreros de los Estados -Unidos para ,los trabajadores d e l a América' Latina,.- que prestaran s e ~ v i c i o ssólo a los ,empresarios de l o s - - E ~ fados-Unidos, porque este Congreso e r a una asamblea chovlnista, naoionalista y - patrlotera, - fom+ntada' por los efiemigos da1 pueblo americano p a r a crearle- graves probT4rhás a Ist 'apófitlca'Usl Residente: .Rosi;taMlt. @in- e m b a ~ g o ,el-fingr~aa-%)bwro ~ ~ e r i c a n nl r i : o , pro'

pone hacer la propaganda del comunismo en América, ni se propone servirle al fascismo, ni se propone crearle problemas a

ningún paíg de este hemisferio, o d e otro continente del mundo. Estamos reunidos hombres libres en iepresentac~iónde millones d e hombres y de mujeres libres, en un pueblo libre del mundo y en un hemisferio libre de la tierra para cumplir y hacer honor a nuestro carácter de hombres del siglo XX. E s decir, de hombres que habrán de combatir todas las formas d e -opresión. que habrán de luchar por la libertad, que habrán de combatir con entusiasmo por la democrac~ia,porque quieren hacer al fin después de más de un siglo de independencia teórica de veinte naciones del misnlo origen, veinte pueblos libres de verdad que puedan llamar patria a lo que hoy, en muchos casos, no es más que una vil colonia de intereses espurios en contra de la salud física, de la cultura y del porvenir de los pueblos inermes e ignorantes de nuestro continente. )Porque queremos una democracia, por eso luchamos: democracia que, nunca hemos tenido; democracia que apenas s e empieza a definir en algunos paises. Y si la democracia fué siempre un i d e d constructivo de un mundo nuevo, en l a actuaadait l a democracia es más que un simple ideal que- lucha con recursos propios p a r a alcanzar una etapa superior de justicia; en nuestro momento histórico l a democracia es fuerza que, al m&mo tiempo que construye, destruye, y por esa causa nosotros llamamos democracia activa o democracia d e trabajadores, como en México decimos a las democrasias que a la vez que combaten las fuerzas contrarias a l a libertad y a la justicia, pretenden crear un mundo nuevo. Por eso estamos asociados. p a r a hacer honor a nuestros hbroes, a los héroes de l a independencia de los pueblos latinoamericanos, estamos asociados para hacer honor a los muertos en tantas revueltas y guerras civiles de la América Latina; estamos asociados además p a r a evitas nuevas muertes en ei futuro, para que no vuelva a ocurrir nunca otro caso semejante EL l a vergüenza, al horror y a l a injusticia de la guerra entre hermanos, conio acaba de acontecer por l a cuestión del Chaco. Estamos asociados para hacer posible el ideal de nuestros antepasados, el ideal de nuestra generación y , sobre todo, para garantizar la justicia y la bienandanzg en l a vida a las generaciones futuras. Ese es el propósito del Congreso Obrero Latinoamericano; esas son las causas de nuestra asamblea; tales son también nuestras esperanzas p a r a mañana mismo. Gracias, camaradas de l a América Latina, por haber venido a México, Esta es su casa, ésta es su patria y l a C. T. M. está1 integrada por hermanos de ustedes. Gracias, compañeros de Europa, por haber venido; esta es su casa, ésta es su patria, y la C. T. M.'est& integrada sólo por hermanos de ustedes. Gracias, cornpaiieros de Europa, por haber venido; &ta V B

ku casa, esta es s u patria y l a C. T. M. esta integrada sólo p o r helbmanos, por amigos d e lucha. Gracias a todos, bienvenidos a un país que está. luchando por la consecupión d e s u plena autonomía en el terreno nacional y en el terreno internacional, y que m a ñ a n a a su regreso, después d e realizado este supremo ideal de todos, que e s s u m a r fuerzas, respetabilidad y eficacia al p r o l e t a ~ i a d odel mundo, ustedes recuerden lo que ocui-rió en México, no tengan más que esta idea que o j a l á perdure siempre, siempre, mientras vivan, en su corazón: México es un país pobre, e s un p a í s con grandes problem a s raciales, con enormes problemas de c.ültura, pero e s un país que tiene un alto sentido d e la responsabilidad que debe exigirse siempre s. los hombres de este siglo.

Acta'Constitutiva de la Confederación de Trabajadoras de América Latina
En el teatro del Paiacio de B,ellas Artes, e i d í a 6 de Septiembre, quedaban solemnemente inauguradas las sesiones del Congreso Obrero Lntinoamericano. T r e s días después, en el Salón Verde del mismo Palacio, se firmaba el siguiente documento :
ACTA UONSTITUTIVA
1 E n la ciudad d e ~ é x i c o ,reunidos . en el Salón Verde del Palacio d e Bellas Artes, el día ocho del mes d e septiembre d e m ! ¡ . novecientos treinta y ocho, los delegados que en seguida s e mencionan, representantes ~ l e n a r n e n ~ tautorizados e por las centrales sindicales que también s e enumeran, como #resultado d e las labores del Congreso Obrero Latinoamericano, convocado por la Confederación de Trabajadores d e México y que s e realizó durante los días cinco al- ocho del mismo mes de septiembre, resuelven constituir la Conferencia de Trabajadores de AmérJca Latina, d e acuerdo con .el Estatuto que s e anexa a l a presente acta y que firman los propios delegados que intervinieron en: la asamblea. P a r a constaiicia histórica firman el presente documento, adem á s los delegados fraternales y los invitado3 de honor que asistieron a l Congreso: ARGENTINA: Francisco Pérez Leirds, arian no S. Ciaroiariio, o osé Argana, Confederación General del Trabajo. BOUVIA: Bernabé Villarreal, Ram6n Vera Alvaree, Confederación Sindical de Trabajadores. (;IHiLE: Bernardo Ibáñez, Salvador Ocampo, Confederacidn d e Trabajadores do Chile. COLOMBIA: Clodomiro Clavijo, Filiberto Barrero, Jorge Regueros Peralta, Cristóbal Useche. Guillermo Rodrlguez, Confederación -de Trabajadores Colombianos. ECUADOR: J. Elías Montenegro, Neptali Pacheco León, Alberto Torres. Vera, por e l Comité de Unidad Ejindical,

-88&ABAGUAY: C i ~ i l oAguayo, ConEederaci6n ~ s c i o n d de Tra-. bajadores. PERU: Luio López Aliaga, Eliodoro Rodriguez, Central Obrera P e r u a n a . NCARAGUA* Manuel Monterrey, Obrerismo 'organizado de Nicaragua. COSTA RICA* E f r a i n Jimenez Guerrero, Sindicato ZapatePOS; Carlos L u i s Sibaja Fallas, Federación d e Trabajadores d e los Banales. URUGUAY: P e d r o Milessi, Adrián Treitino, Comité de Organización y Unificación Obrera. VENEZUELA: Rafael Marín, Confederación Venezolana del ~ r a bjo. a CUBA: R a m ó n Granados, Teresa García, Federación d e Tra,bajadores de l a Prov. de La H a b a n a ; Lázaro P e n a , Federación Nacional dé Tabacaleros; Angel Cofino, Federacióii Sindical d e las Plant. Elec. G a s y Agua; Andrés Fonseca, Francisco Malpica, Hermandad Ferroviaria de Cuba; J u a n Arévalo, Fed. Nac. Obrera Marítima; Enrique Azpiaza, Luis Almuinas, Asociación d e la P r e n s a Obrera; Manuel Suárez, Fed. Azucarera d e Matanzas; Alfredo Padrón, Unión d e Tarjadores del P u e r t o de La Habana; Pedro P é r e z Crespo, Unión de Dependientes del Ramo del Tabaco; Carlos Fernández, Fed. Nac. del Transporte.

FRANCIA: León ~ o u h a u x ,T. Franchon, Vivier Merle, Confederación General del Trabajo. SUECIA: Regner Casparson, C h a ~ l e sLindley, Confederación Nacional del Trabajo; Eduardo Fimmen, Federación Internacional de los Obreros del Transporte. ESTADOS TJNiDOB DE NORTEW&iIEIXUCA:John L. Lewie, Comité de Organización Industrial. !ESPARA: Serafín Aliaga, Félix Marti Ibáñez, C. N. T.; Rariióii González Pena, Daniel Anguiano, Luis Cobos Cirola, UGT.; Margarita Nelken, P. C. E. iNDIA: S. Guruswami, Sindicato Ferrocarrilero. .GINEBRA: J. 'Staal, Oficina Internacional 'del Trabajo. TRINIDAD: Arthur Calder AIarshall.
.

'

Los p o t x ~ e n o r e s , incidencias, etc., de los t r e s días de sesiones ~ e i . á npublicadas en el segundo folleto q u e editara nuestra C.entral. Sindical en la cual v e n d r á l a cuenta completa de la$ actividades quc desarrotlaroll 1.0s delegados de la CTiCH., ante los tsabajadol.ec d e Francia, ~ s p a ñ k y México.

..

Estatutos reglementas de la Confederación de Tra bajadores de América Latina
1.-DECLARMION
DE PRINCIPIOS

Los trabajadores manuales e inteiectuales de l a América Latina declaran que el régimen social que actuallmente prevalece en la mayos parte de los países de la tierra, debe ser sustituído por un régimen de justicia, basado en la abolición d m e la explotación del hombre por el hombre, en el sistema. democrático como medio para gobernar los intereses de la comunidad humana, en e l respeto a la autonomía económica y #políticade cada nación y en Iri. soliclarida'd de todos los pueblos del mundo, proscribiendo para siempre la agresión armada como instrumento para resolver los conflictos internacionales, y condenando la guerra de conquista como contraria a los intereses 'de la civilización. Declaran que p a r a hacer posible el ideal de justicia social e s urgente conseguir la unificación de la clase trabajadora eii el seno d e cada país, la alianza perinanelite e indestructible de (los ti-abajadores en el territorio de cada región y de c a d a continente, y e n el entendimiento claro y firnle entre todos los trabajadores del mundo, p a r a . realizar l a verdadera unidad ii~ternacioiial. Declaran, por último, que, co~lscienbesde la responsabilidad la América Latina consiste len conseguir l a plena autonomía ecoilómica y política de las naciones latinoamericanas, y en 11quidas las supervivencias .semifeudales que cara6terizaiz a sus países, con el propósito 'de elevar 12s condiciones económicas, sociales y niorales, en que s e hallan las grandes masas de sus pueblos. Declaran que los trabajadores de la América Latina deben disfrutar sin taxativas de los siguientes derechos, como base de las demás garantías sociales que debe contener el régimen jurídico de cada país: derecho de reunión; derecho de asociación; clerecho de huelga; d,erecho cle contratación colectiva de su trabajo; derecho de libre expresión d e sus ideas; libertad para s u s órganos de prensa. Declaran que el fascismo es contrario a los medios *y a 105

objetivos del proletariado, al progreso de los pueblos y e.1 desarrollo d e l a cultura, por lo cual delbe ser combatido e n todas eus formas, impidiendo que haga adepto6 e n los diversos sectores sociales, y denunciando su presencia y S I : aotividad en el seno
de cada pais, para fortalecer la uni6n de las fuerzas democr8tlcas en el orden nacional e internacional. Declaran, por Último, que, conscientes de la responsabilidad que sobre ellos pesa en esta hora decisiva para los destinos de fa clase trabajadora y de la humanidad, crean la Confedekaclón d e Wabajadores de América Latina, con sujeción a las siguien* tes normas.

Artículo 1 . O La Confederacibn 'de Trabajadores de América Latina se integra con l a s centrales sindicales nacionales de los pafses latinoamericanos que por s u estatuto adopten su misma tttctica y sus mismos objetivos. Art. 2 . O Una sola central nacional por cada país s e admitir& como miembro de la Confede ación y s e r á la que represente R IR mayorfa de los trabajadores organizados. Art. 3.O La autonomía del movimiento sindical de cada p ~ i a ser& espetada.

Art. 4." La sede de ;la Confederaci6n de ~rabajactoree de América Latina es la ciudad de México.

Art. 5 . O La Confederación de Trabajadores d e America Latina tiene por objeto: a) Realizar la unificación de la clase trabajadora de Amé-

1.1~s Latina;
b) Contribuir a la unificación - d e la clase trabajadora en el seno de cada uno de lus paísee latinoamericanos; . C ) Trabajar por la unjficación d e los trabaja'dores do1 Continente Amjericano; d ) Trabajar por la uniffcacibn de todos los traba,jadgres del mundo ; e) Defender los intereses y loa esfuerzos del movimiento sindical d e los países l&tincmmericanos; f ) - Prestar ayuda a l movimiento sindical de oualquier país ) . para la mejor defensa de sus intereses; . g) Cooperar a l progreso de la legislación del trabajo e n Ame:

rica Latina;

h) Luchar contra todos ' l b s imperialismos para lograr la 'autonomía d e las naciones latinoamericanas; 'i) Luchar contra l a guerra de agresión o de conquista, contra la reacción y contra el fascismo.

Art. 6." para logras sus propósitos la Confederación d e Trabajadores de América Latina- recurrirá (particularmente a: a) L a colaboración estrecha con las centrales nacionales afiliadas a ella; b) La colaboración con otras orgaiiizaciones cuando. lo juzgue oportuno en interés mismo del movimiento sindical; c) La elaboración d e estadísticas y l a reunión de documentos relativos a l movilmiento sindical y a la legislación del trabajo; d ) La investigación y a 1 estudio d e las condiciones sconómicas y sociales d e l a clase trabajadora en los diversos países; e) La publicación de un órgano periódico y a la edición de otras publicaciones relativas a l movimiento obrero; I ) La propaganda de sus principios y prevenir a los trabajadores-de las maniobras de los enemigos de su clase; g) La aplicación de los i n s t r ~ ~ m e n t o de s lucha del proletariado de conformidad con las circunstancias.
VI.-DIRECCION

Art. 7 . O L a dirección de la Confederación de Trabajadores de América Latina radica en un comité central y en un Congreso I f1 General. Art. 8 . O El Comité Central s e compone de un presidente, dos vicepresidentes, un secretario general y dos secretarios regionalea 1 1 1 1,$f31 Art. 9 . O E l presidente y el secretario general deberán reaidir en l a aede de la Confederación. Al-t. 10. Los vicepresidentes sustituirán al presidente a falta absoluta de dste, en el orden en que hayan sido designados por el Congreso -General. Art. 11. 'El secretario general ser& el encargado de la tesorería. ~Art. 12. Los secretarios regionales tienen a su cargo la -inmediata vigilancia de los intereses- de la Confederación y del cqmplimiento de su. . . programa dentro de sus respectivos jurisdicciones. Art. 18. Sara los ,efectos del articulo 12, los paises d& la .-América Latina 'ae d$viden.en tres regiones: a) la del' Sur, compueerta por .el Br+sil, Uruguay, Paraguay, -Argentina, BOlivia' y Chile;' b) la del cenh-o, kompueat;a por Perñ; ~ c u a r l o r ;Columbfa. Panamá, Venmela y las pequefias Antillas ;: 6 ) 'la del: No+te, camp~refltrt par México, Cüba, Ralfl, IR Repbblikn Domi%lcaria,
I

I

.

Puerto Rico, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala. Art. .l4. La región en b q u e queda incluida l a sede de l a Confederación, queda .a cargo del secretario general, bajo l a dirección del presidente, Art. 15. La sede d e los secretarios regionales s e r á señalada por el Congreso General. Cuando l a s circunstancias lo exijan, el Comité Central puede c a m b i a r el país d e residencia d e un secretario regional, d e acuerdo con l a s centrales nacionales de l a jurisdicción respectiva. Art. 16. Los miembros del Comité Central d u r a r á n en el desempeño de s u s cargos t r e s años, y s e r á n e l e c t o s s p o r el C o ~ i gres0 General. Art. 17. E l presidente es el =presentante de l a Confecloración d e Trabajadores de América Latina. A él y a l Comité Cent r a l e n s u coniunto corresponde la dirección y l a orientación de la Confederación, d e acuerdo con las n o r m a s que fijan estos estatutos y l a s resoluciones d e s u s Congresos Generales. Los secretarios son los representantes d e la Confederación dentro de s u s jurisdicciones. Art. 18. E l Comité Central s e reunirá una vez a l año, én {el l u g a r previamente desbi.gnado por el mismo Comité, o en el que la mayoría de sus miembros señale s i fuere ,p~-eciso c a m b i a r el sitio. L a s reuniones extraordinarias del Comité Central pueden realizarse a petición del presidente, d e l a mayoría d e s u s miembros o de l a t e r c e r a p a r t e l e las centrales nacionales afiliadas. Art. 19. E l presidenbe tiene el deber d e informar por escrito, u n a vez a l mes, a *las centrales nacionales afiliadas, respecto de. la m a r c h a d e l a Confederación. Art.. 20. E l secretai.io general y los secretarios iegioiiales tlenen el deber d e informar por escrito al presidente, u n a vez al mes, respecto de l a m a r c h a de la Coiifedei'ación e n s u s correspondientes jurisdicciones. Art. 21. E l Comité Central tiene e l deber d e informar a l a centrales nacionales afiliadas sobre los asuntos tratados en sus reuniones. Art. 22. Corresponde a l Comité Central: a) F o r m u l a r el programa de acción d e l a Confederaci6n paTa el año siguiente a l d e s u reunión reglamentaria; b) Decidir sobre l a adhesión de l a s centrales nacionales; C ) Convocar al Congreso General p a r a su asamblea ordinaria; d) Acordar la reunión extraordinaria del Congreso General; e) F o r m u l a r el presupuesto a n u a l de los gastos de ! a Con, federación ; f ) Resolver .sobre - todos los asuntos de la confederación en ausencia d e l -@ngreso S e n e r a l . -Art.-23. - Para .que los actos a e l Comite. Cent-1 tengan;valides,, es necesario, que se - reúnan p b ~ 710 , menoC.- cuatro. ,.-de sus rmáembrosj, siendo .tino de ellos el presidente.
-A'

Art. 24, En casos especiales los votos de los miembros del Comité Central pueden ser recogidos por el presidente por medio de correspondencia. Art. 25. E1 Congreso General s e integra con los delegados de cada una de las centrales nacionales afiliadas, y con los miembros del Comité Central. Art. 26. Cada una de l a s centrales afiliadas designara-hasta tres delegados ante el Congreso General, teniendo un voto el ' 4 conjunto d e - los delegados. Art. 27, Los acuerdos del Congreso General se tomarán pois mayoría de votos d e las centrales afiliadas. k t . 28. E 1 Congreso General s e reunirá cada tres aiios, en el lugar designado previamente por el propio Congreso, ,o .en el que señale el Comité Central, s i las circunstancias hicieren imposible cumplir el acuerdo del Congreso. Art. 29. P o r acuerdo del Comité Central puede reunirse el Congreso General en cualquier tiempo, en asamblea extraordinaria, y previa convocato~iaque deber'á expedirse con, anticipa-. ción no menor de sesenta días. Art. 30. En s u Congreso General radica la sobe;-anía d e la Confederación de Trabajadores d e América Latina. A él corresponde juzgar d e la obra cumplida por .el Comité Central, formular e l programa de acción de l a Confederación, modificm el Estatuto, suspender en sus derechos o expulsar d e l a Confederación a cualquiera de s u s centrales afiliadas y, en general, decidir y: resolver sobre todos los asuntos d e interés general para l a Confederación. ii! .I.f Art. 31. Sólo podrá suspenderse en s u s derechos o expulsarse a una central ,afiliada, previo juicio de responsabilidad que el Congre& realice oyendo en s u defensa a la agrupación afectada. Art. 32. P a r a que los.acuerdos del Congreso General tengan validez es necesario que estén presentes por lo menos la mitad más una de las centrales nacionales afiliada?
'

Art. 33. La cotización anual de las centrales nacionales afi-. liadas s e r á de . . . . por cada . . . . . socios.

. ..

h t . 34. La Coiifederación de Trabajadores d e la América Latina sólo podrá disolverse por el voto de las dos terceras partes de las centrales nacionales afiliadas, en un Congreso General extraordinario convocado especialmente. p a r a ese objeto. ,

1X.-LBMA

Y DISTINTIVO

. Art. 36. El lema de la Confederación sertí: "Por la emancipación de América Latina". 4 r t . 36. E l distintivo de l a Confederación ser$ un círculo conteniendo el mapa de América, acentuándose en el dibujo el territorio de America Latina, y el nombre y el lema d e l a C o r ~ federación. , ! l qqg Art. 37. Las centrales nacionales afiliadas deberhn hacer constar en el papel de s u correspondencia que son miembros de l a Confederación.

TRANSITORIOS
1.O Con el objeto de cumplir con lo previsto eii el articulo 2.0, e l ComitB Central trabajará empeñosamente por que, cii el menor tiempo posible, se realice la unificación entre las organizaciones constituyeiites de l a Coiifederación que pertenezcan a un mlsmo país, y mientras tanto deben coiisídsrarse conio unidades mienlbros de la Confederación los comités transitorios de unidad formados por rep~escntantes de distintos, sindicatos nacionales p a r a concurrir a esto Congreso constituyente de Ja Conlederación y tendr8n representación igual a una central nacional. 2." P a r a los gastos de insblnción del Comíte Central, s e aouerda una cuota extraordinaria de . . . . (por c a d a . . .. ... sooios de las ceiitrales constituyentes d e la confederación, que deberá enviarse al secretario general antes del día áltimo del pród ximo mes de diciembre.

.

Informe de la Delegación Chilena ante el Congreso Sindical Latino me rica no
Por Salvador Ocampo.
PANORAMA POLlTICO

Y ECONOMICO GENERAL. DEL PAIS

Chile e s u11 país de 4.600.000 habitantes. S u superficie abarou, 756.767.KZ. siendo la dexisidad de s u población d e 6,1 por kms2. 1301 trabajo agricola viven m& o menos 2.600.000 personas. L a industria más desarrollada es la minera. El salitre ocupa 23.000 obreroe; el cobre a 16.000 obreros; I n región carbonifera, a 17.000; lavaderos de oro a 15.000. %En las industrias metalúrgicas hay emplead- m&s de 15.000 obreros; en ferrocarriles, cerca de 20.000; marítimo8 y p a r t u rfoa, 37.000; industrias maaufactureras, 21.000. Los empleados d.e Bancoa y comercio pasan de loa 100.000. En otra8 industrias, pueden calcularse 150.000 peraonaa, aln contar los empleados públicos, policías, ejército, manna, etc. i E 1 preaupuento nacional asciende a 1.700.000.000de pesos chilenoa La deudn interna ,se eleva a la wntldad d e 1:800.000.000 penes de 6 d. La deuda externa a m88 de 430.000.000 de dcSlal.es, Loa principales acreedb'res son los banqueros ingleaev y norteamericanos. Por este esquema, fácil es comprender la gran influencja que en l a vida política desarrollan las grandes casas extranjeras. . La penetración en nuestra nación de las firmas imperialistas y los consorcios bancarios es tan poderosa, que ha determi; nado fundamentalmente desde hace muchos años, las relaciones internas y .externas dei país, llevada a cabo por los diferentes gobiernos que han pasado por el comando de la nación.

.

PROPAGANDA FASCISTA
~1 comercio mlnorlsta y mayorltario est& en un 90% en m+ nos. de extranjeros, ocupando lo(! ~ l e i n ~ n .e s Italirino3. .., y esp~ñci-

les 105 primero8 luga-s,

Eepafioles e italianos tlenen l a g r a n influencia en tiendas, abarrotes, etc. Los alemanes en l a s industrias, especialmente madereras y metalúrgicas del s u r del pais. L a propaganda a favor del fascismo s e realiza abiertamente por estos grupos. Los españoles fascistas tienen organizada la Ralange Naclonalista, l a JOlNOS, algunos centros de caracteres culturales y deportivos. Los italianos'tlenen también s u organlzación militarizada, sus grupos juveniles y clubs deportivos. Los alemanes tienen diez organizaciones de tipo militar y semimilitar.
.

Todas estas organizaciones están controladas por la GE&

TAPO. P o r o t r a parte, existe el Partido Nacista, que tiene t r e s diputados y que está calcado en los moldes del Partido Nacionalsocialista Alemán, sirviendo e s a política. Actualmente Chile s e surte d e . m á s mercancías de Alemania, Italia y Japón, que de Inglaterra y EE. UU. d e . N o r t e América que e r a n pocos años a t r á s sus proveedores. Todos los grupos fascistas, ltallanos, españoles y alemanes, tienen, pues, periódicos, escuelas propias, bandas a r m a d a s , etc. Todas ellas cuentan con el apoyo y complicidad del actual Gobierno. WAMILIAS GOBERNANTES Y FIRMAS I ~ E R I A L I S T A S

Prácticamente Chile está gobernado actualmente por 50 familias oligárquicas y 20 firmas imperialistas. H a y que advertir que el 90% de l a tierra pertenece 'a nueve mil propietarios. L a s cincuenta familias oligáiquicas, poseen el 82% del total de esas tierras. L a Historia Nacional señala que Pedro de Valdivia, 'en e1 siglo XVI, entregó a 140 encomenderos cuatro millones &e hec-' threas. Hoy estas familias, descenaientes de aquellos encomenderos, detentan 16 millones d e hectáreas.L a oligarquía gobernante que traicionó la patria en la lucha que el pueblo tenía entablada desde 1810 por su independencia política contra España, sigue traicionando hoy al país. A pretexto de "cooperación del capitalismo extraiijero", h a vendido a las f i r m a s extranjeras el salitre, cobre, carbón, servicios públicos (teléfonos, electricidad, parte de ferrocai-riles, agua putable, etc.). El comercio interior y exterior está entregado a grandes monopo1io.s extlSanjeros. L a oligarquía enriquecida por esos medios, h a usado e l poder p a r a s u único y exclusivo beneficio mientras e l pueblo cada día s e hunde m á s eii l a miseria moral y fisiológica. . Así tenemos que la gran riqueza salitrera que hasta 1930, financiaba 'el 68% del. presupuesto nacional, s e encuentra en poder de firmaa americanas en un 50.10: en manos Jnglwas .,. el

-

.

30% m&s o menos, y el resto en poder del Gobierno y entre firmas alemanas, yugoeslavas y otras. L a s grandes minas de cobre están controladas en s u totall-' dad por la Chile Exploration, Andes Mining y Braden Copper, firmas americanas. 4 Las firmas inglesas y americanas tienen preponderante influencia en los medios de transporte, especialrnente los de m a r . L a s Empresas extranjeras han sacado del pais desde 1900 .hasta 1930, en solamente 30 años, l a s u m a de 20 mil millones de pesos de seis peniques. P a r a comprender la monstruosidad de esta ganancia debemos señalar que el activo nacional está avaluado justamente en 20 mil millones de pesos. Es decir, que se ha extraído, con la complicidad de la oligarquía nacional, tanta ,riqueza cuanto vale el patrimonio nacional!

LA PUGNA IMPERIALISTA EN EL GOBIERNO DEL PAIS
P a r a comprender la pugna lmperiallsta que tiene como escenario nuestro país, veamos el rublo de exportación e importación. E n el año pasado h a habido en la exportación 935.000.000 de pesos; importación, 400.000.000 de pesos. Desde luego sefialamos que los capitales americanos han desplazado en l a industria del cobre a los ingleses y alemanes. En el salitre tienen l a mayor producción y las m á s , grandes usinas. Esta penetración s e inicia el año de 1914 a raiz de la Gran Guerra.
PENETRACION FASCISTA

En cuanto a l a penetración comercial de los paises totalitarios sefialamos los siguientes antecedentes. Alemania, Italia y Japón han desplazado a EE. UU..del primer lugar en el comercio de importación. Alemania h a quintuplicado en cuatro afios sus ventaa en Chile. En 1938 vendió productos textiles doce veces superior a la cantidad que vendió en 1933; en materiales de transporte y especialmente ferroviarios, nueve veces m á s ; máquinas efi general, siete veces más. Italia, actualmente vende dos veces más elementos de transporte y automóviles que en 1937. Japón, en 1937 h a recuperado el nIvel comercial que tenia en 1929, el año de l a prosperidad, lo que no h a sucedido con ningún otro pais. Aviones han sido comprados, úTtfmamente, 36 a Alemania y 29 a Italia. Antes s e adquirfan en E a . UU. La propaganda ideológica e influencia "oultural", tarnbibn p s muy rtctiva por parte de estoa p a i a e ~ .

YOLITIGA INTERIOB Y EXTERIOR

L a política general de Iars olfgarqufas que se han turnadu en el' poder, ha sido en el interior, de atropellos y violacioneil constitucionales y de brutal represión contra el movimiento obrero, el que h a sufrido cientos de masacres y asesinatos. La politi& exterior h a sido reaccionaria absoluta, inspirada en la política conservadom pro fascista de Inglaterra. Chile ae ha distinguido en sus ataques y maniobras contra España Leal en la Liga de las Naciones. E s a p?litica ha sido dictada por loa banqueros ingleses al servicio del fascismo internacional. En relación a América, ChiIe después de la guerra d e 1879, contra Perú y Bolivia, que le sirvió para quedarse con la región salitrera y ponerla a disposición de los ingleses, que ayudaron a estas conquistas, no ha manifestado belicosidad o agresividad con sus vecinos y s e ha inspirado en el principio de los arbitrajes internacionales. Actualmente existen 8610 dificultades Intez.nacionaleri con la ArgeFtina por el Canal de Beagle. . Esta dificultad puede dar origen en lo futuro a conflictos inspirados por intereses irnperialistas. En la guerra del Chaco, la polltica chilena dejb mucho que deaear: apoyó con armas y oficiares a Bolivia, aun cuando Ia cancjllerfa proclamaba au neutralidad y demostraba hacer eafuerzos por apaciguar a los beligerantes. . , Hasta en eea guerra, aiguib los métodos polfticab d e la cancllleria ingleaa ! PANORAMA ECONOMICO Y POLITIOO DEL PROLETARIADO
!La s4tuación del proletariado y las capas populares, ea ver: daderamente miserable. . La moneda se ha desvalorizado enormemente; desde 1900, que estaba a 18 peniques, bajó a 8 en 1930 3' de 1930 hasta 1 114 penique en l a actualidad. Los s&larios han subido en proporción de 20 por clento. E l costo de la vida, en relación a la subida del salario y la baja d e - l a moneda, ha tenido un alza que puede calcularue en 66 por ciento.

SALARIO Y COSTO DE LA VIDA

Eli término medio del salario ,es actualmente de 10 á 12 péi sos en las regiones mineras; 10.en las ciudades y 6 en el cam; po; tomando en cuenta las franquicia6 en terreno, parcelas, etc., ajenas al jornal qiie es de $ 2.00 diarios en efectivo, . , t.érgIinc! . ,
p g c 1 1 0 ,

No olvidemos, al oalcular este salario, que el cambia es& a 1 114 penique. El representante de los trabajadores chilenos 6n la Confederación Americana del Trabajo, refiriéndose a este respecto decía el año 1935: "IE costo de la vida ha crecido en un 60 por ciento de 1932 a c á ; los salarios recién este año aumentan desaparejadamente en un 20 -por ciento. ;Y, qué salarios! Su término medio es de 10 pesos en lar minas, 9 pesos, en las ciudades y 5 pesos en los campos, avaluando generosamente para calcular este ÚItimo en dinero las franquicias ajenas al jornal mismo. ¡Moneda de un penique! E n el detalle de los gastos familiares está, señores 'delegados, el secreto de alta mortalidad infantil y general,. del tifo, de la tuberculosis. de cuanta plaga engendra la desnutrioión, la vivienda insalubre, Ia fa1t-a de higiene y de cultura, en suma, la MIiSERIA SOCIAL. E l proletariado chileno gasta por térniino medio y por C R ~ R miembro de s u familia: $ 1 diario en a.limentaciÓn, necesitando $ 3. $ 0.30 diario e& vestuario, n6Eesitando $ 1,5. 0.40 diario en vivienda, necesitando $ 2. ' Imaginaos, eeñores, cómo visten, viven y comen los trabajadores en este rincón del mundo. Ya lpod6is formaros una idea de s u nivel cultural. Me permitiréis, todavía, agregar un dato que toca a la entraiia'viya de l a organización social, y que es el residuo de muchos años de explotac.ióni el peso medio de hombres provenientes de hogares acomodados. es de 62 kilos y el mismo en sujetos que vienen de hogares de extremada pobreza es de 68 kilos; s u estatura respectiva es de 162 y 168 centímetros". Y desde esa feoha hasta hoy no s e ha cmejorado las condiciones de vida del proletariado chileno. Por el contrario han sido a g r a v a d a s con nuevos impuestos y gabelas dictadas por e l . actual candidato a la Presidencia, señor Gustavo Ross, que ha representado y representa los intereses de los banqueros y explotadores extranjeros contra la economía y el bienestar del pueblo chileno. U11 pálido reflejo de esta situación ilos lo dan los siguielite8
6

10,O do 1929 a 7,6 y 8,3 en 1936 y 1937, respectivamente. L a natalidad en esos mismos años, por cada mil, ha dlsMinuido d e 41,9' a 35'5. E n cambio, la mortalidad no ha bajndo en igual proporción, y a que en 1929 e r á de 62,2 y actualmente o s de 24 por mil. -En 1927 se -produjeron 806.3 kl. .de oro 9.816.3 ... . E n 1 9 2 1 1 se produjeron 48.843 M. dQ phta, '135'.559. :
-1

datos : La nupcialidad ha disminuiclo, de

O

.

.

l

L

.

2

1924 se pro-dujeron 320.630 ton. ' d e cobre, 4l3.186. E n 1927 s e produjeron 1.507.866 ton. de carbón, 2.000.987. Este aumento es más o menos el índice en las demás iv. dustrias del país. Pues bien, los salarios subieron de 1.067.100.000 a 1.522.800.00Q. B a y que tomar.en cuenta que el cambio de 1929 estaba a ü peniques y hoy está a 1 114. Por tanto, a mayor producción, h a habido menor pago d e jornales. E l Dr. Dragoni, h a dicho en la Sociedad de las Naciones, que Chile es uno de los paises mas desnutridos del mundo. L a más a l t a mortalidad'por tuberculosis s e registra en Chile. Es de 308 muertos por tuberculosis por cada mil habitantes. De mil niños vivos que nacen, mueren en su primer año doscientos treinta y dos. En Chile es proverbial que el tifo exantemático h a hecho más muertos que la guerra de 1879, contra l a Confederación P e r ú Boliviana. Como verán los delegados, l a lucha que sostienen nuestros sJndIcatos e s p a r a concluir con el asesinato lento que llevan a cabo contra el pueblo, una oligarquía traidora y unas cuantas firmas imperialistas saqueadoras del país. ' E n 1533 costaban en Santiago de Chile, 100, kilos de' ti'Jgo blanco $ 72.36; hoy pasa de $ 110.00. L a leche c o s h b a el litro $ 0.40, actualmente cuesta $ 1.00. L a carne de vaca valía el kilo $ 1.10 en 1933, hoy s u valor es de $ 3.22, . . E s t e e s ' un promedio de lo que han subido el costo de los artículo$ de primera necesidad.

- En

-

SITUACIU'N

POLLTICA

~ o l i t i c a m e n t e , el proletariado m á s consciente s e encuentra Comunista y Sodalista; de bases oiganizado por los partidos absolutamente obreras. Ambos son los más firmes sostenes del Frente Popular Chileno, conjunción de fuerzas que luchan contra el imperialismo extranjero y el fascismo, y por las libertades democráticas. E l Frente Popular está compuesto por el P. Radical, P. Democrático, P. Socialista, P. Comunista y la C. T. Ch. Todo el proletariado e s enemigo actualmente del Gobier~ i oque rige los destinos del país, quien s e mantiene gracias al poder coercitivo de las fuerzas armadas y de los contínuos atropellos a las leyes'y a l a Conslitución Política del Estado. La conciencia, la responsabiiihad, el sentido clasista y al inismo tiempo d e solidaridad con las capas pequeño burguesas, campesinas y burguesas patrióticas, está lo suficientemente desarrollado, comd para hacer una garantía de unidad y dt? progreso del pueblo chileno, en general. E n Octubre próximo el pueblo chileno tratar& de librarse

d s las -garras .de la explotación y la miseria, tratando de conquistar el poder con el abanderaáo del Frente Popular, señor Aguirre Cerda, que es apoyado por nuestra Central Sindical. Este hombre, verdadera garantía para la marcha democratica y constitucional del pa'is y. para los países democráticos, tiene como contendiente a uii especulador inescrupuloso, l a amigo de los Gobiernos fascistas, e n ~ i n i g odel pueblo y de democracia. En tal situación, todo el país ha comprendido que debe derrotar ,a la reacción en las próximas elecciones de Octubre. #La oligarquía ha comprendido el peligro y se apresta para dai. un golpe de Estado; repitiekdo l a hazaña del tétrico gobernante del Perú, Benavides, o lanzándose a un goipe- militar - reaccionaido que le asegure a ella y a sus aliados f a s cistas la explotación y ruina clGl país, p'or largos años más. ;El putsch ibañista-nazi, del cual d a cuenta hoy la prensa mexicana, en s u sección cablegráfica, d a r á ocasión a l Gobierno y a la oligarquía chilena para impedir durante largo tiempo toda forma d,e manifestación popular, aun cuando los obreros de Chile son enemigos de esa aventura. Con estado de sitio , y la aplicación de l a Ley de Seguridad Interior, el Gobierno querrá d a r 'oportunidad a l de l a reacción y el fascismo, Gustavo. Ross, para bdrlar la voluntad del pueblo en las próximas elecciones de Octubre. Mas, la reacción se estrellará con la firme voluntad del pueblo chileno, dispuesto a defender en todo terreno los dereclios y E e r t a d e s Uemocráticas d e ,..que goza.

SlTUAClQN SINDICAL
Al efectuarse la Conf. Amer. de1 Trabajo en Santlago de Chile, el año 1936, existían tres. drganizaciones sindicales: La F O C X I . , la Con. Nac. de Sind. Leg. y la C. G. T. L a primera, de tipo reyoIucionafio y que había logrado, antes de l a represión de -2925' al 33, controlar el movimiento obrero nacional. L a segunda fue organizada-pof el Gobierno y los patrones, .inspirándose en -moldes de tipo fascista, y sometiendo s u aparato a l control gubernativo patronal. Transcurrido un tiempo, los obreros lucharon con tal violencia y decisión, que, prácticamente en la .época ,de. la Conf. Americana d e la OiIT., e s a organización se le escapó del control patronal gubernativo. L a hítima está Eompuesta por grupos sectarios, anarcosindicalistas de gran combatividad, mas de escasa influencia en 18 masa proletaria nacional. El año 1936, 'en un Congreso Nacional, se fusionaron las dos primeras organizaciones y se c2e6 la Confederación d'e Trabajadores de Chile, formada a base de sindicatos legales y libres. En gllq hrrnan parte lau iighSentes - Federadon~s NrnlontL-

les d e Industrias, y que agrupan a la mayoría de los obreros de una misma Industrid: Federación (Nacional d e Obreros Marítimos y Portuarios; Fe&?raciÓn Nacional de l a O. de l a industria Minera; Federación Nacional ¿le - la O. de la Industria Metalúrgica ; Federación Nacional de la O. d e l a Inaustria Panificadora; Federación Nacional de la 'O. de la Industria Molinera.; Federación Nacional de la O. de l a Industria Ferroviaria; Federación Nacional d e l a O. de l a Industria Galletera y Pastelera; ~Wederación fiTacional d e Trabajadores de l a Enseñanza; - . "r ' * <UP@H.) ; Federación N ~ c i o n a lS z d i c a t o de Empleados Partic,ulares; Federación Nacional de l a O. de l a Industria Textil. Federación Nacional de la O. de l a Ind. del Cuero. Federación Araucana ; Federación Nacional de la Construcci6n; Federación de Peluqueros; Federación de la Madera. Existen además los sindicatos d e Tranviarios, de Transportes, que aunque m u y poderc,sos, todavía no tienen caráct e r nacional. También los hay de *la U. d e O. Municipales, Obreros de los Frigoríficas y campos de Magallanes y Puerto ' Natales. Existe l a Liga de Campesinos Pobres, agrupación ' que cuenta en s u seno a campesinos pobres y obreros ogricolas. Es poco numerosa debido a las dificultades que ponen el Gobierno y la oligarquía para su desarrollo.

.

ESTRUCTURA SINDICAL

L a base de nuestra organización estit formada por sindicatos' libres (que no están reconocidos por el Gobierno) y por sindicatos legales. Todo sindicato debe tener m á s de 25 afiliados. Los siudicatos de una misma industria forman un Comite o Unión local Industrial en cada ciudad. E n las cabeceras d e provincia se organiza una uni6n provincia~l o regional industrial. En la capital del país, funciona l a directiva máxima con e!. nombre de Unión o F e d e r a c i h N&cionel de l a Industria determinada. ' Todas las uniones locales, forman en cada pueblo el Comité Administrativo de todos los sindicatos industriales, con a: nombre de Consejo Local o de Confederación d e Trabajadores. E n cada cabecera de departamento se f o r m a también el aparato horizontal que coordina l a lucha de los sindicatos de las diferentes industrias, con el nombiae de Consejo Departamental C.T.W.,
'

Igual sucede 'con los órganos provinciales que crean e l &Asejo Provincial de la CTCH., E n Santiago figura .el Consejo Directivo Nacional de l a Confederación de Trabejadores de Chile, que es el organismo máximo del proletariado chileno. Z s t a directiva s e forma a b a s e de: 13 delegados nombrados en un Congreso Naclonal de los sindicatos; y de un delegado por cada Federación o Unión Nacional Industrial, debidarnente reconocida.
4

..

,

.

,

'

LA ACTITUD GUBERNATIVA
El Código del Trabajo que rige la organizacidn sindical en Chile, entorpece abiertamente la organización sindical obrera. E n él s e establece tácitamente que no podrán exisMr Fed e r a c i o n a o Uniones de Sindicatos con fines de resistencia. Es decir, se desconoce el derecho a organización obrera. De acuerdo coi1 el Código del Trabajo, nuestra CTiCH. e a ilegal. Una demostración clara del criterio oonque aprecian nuestros gobernantes este problema, lo señala la siguiente circular que fué girada por el Ministro del Xnterior, don Luis Cabrera, en 1935, y que no h a sido derogada. Dice así: "Este Ministerio h a tenido conocimiento de que algunas autoridades adniinistrativas han aceptado representaciones o enirado en relaciones con dirigentes de agrupaciones obreras que ss titulan "Confederación d e Sindicatos Industria-lesr', y que s e ocupan en actividades no autorizadas por l a ley. "El asunto es de trascendencia considerable y para apreciarlo en todas sus proyecciones los señores Intendentes y Gobernadores s e ceñirán estrictamente a las instrucciones que contiene esta circular. "Los Sindicatos Industriales pueden confederarse liinicamente p a r a fines de educación,, asistencia y previsión o para establecer economatos o formar cooperativas, pero no p a r a . ni iniciar, fomentar o . participar e n huelgas y .resistencias, menos para enfrentarse a l a autoridad, a títuiu c.a que los directores de l a Confederación oSran como persoiieros de los siiidicatos de una localidad. "Tales son l a letra y el espíritu del artículo 383 del C6digo del Trabajo que concuerda absolutamente con lo que consulta. el artículo 380. "En consecuencia, toda ConfederacEn de sindicartos indwtriales que s e inmiiscuya en los conflictos' del trabajo es ilegal, y las autoridades no pueden ni deben aceptar esa intervención, bajo ningún pretexto ni ciscunsta.ncia, pues -así lo requiere la seguridad interior del Estado y así lo dispone l a ley al determinar taxativamenb los f h e a para los c u k a autoriza dicha Confedar*.

''A todo intento de los sindicatos industrlafee para confbderarse con fines no autorizados p6r la ley, debe seguir l a advertencia categórica d e la autoridad de que eso es ilegal y no s e r á tolerado. Y si no obstante esta advertencia s e consuma esa - Confederación, la autoridad hará la denuncia del caso ante este Ministerio y el del Trabajo, y propondrá la disolución d e los sinG4catos infractores "Los señores I n t e n d e n t e ~y Gobernadores se penetrarán cabalmente de la gravedad de esta cuestión. La Confederación de los sihdicatos indusilriales con facultad p a r a intervenir en los conflictos del trabajo, podria conducirnos a l a supeditación de la ley y la autoridad por la fuerza numérica de los obreros confederados. El ~ s t a d Óno puede pérmitir que fisente a s u soberanía se yeyga l a fuerza iyresponsable y heterogénea de las masas conducidas por dirigentes que tendrían en s u s manos resortes . de ,poder incalculables p a r a perturbar la vida induatrial de la nación y ejercer presiones inaceptables. "La Ley no ha querido esto y hay que atenerse inflexiblemente a lo que ella dispone. "S. E . el Presidente de la Reprí~blica, depositarlo d e la confianza de l a nación y de los sagrados intereses públicos, atribuye s u m a importancia al celo que sus representantes en )as provincias sepan g a s t a r en la t a r e a de evitar que se desnat~lralicen o falseen las leyes sociales que presiden las relacio~ies entre patrones y ohrC~os y garantizan el curso nornial del trabajo. "Dios guarde a V. 5.- Luis CabreraH. En ese mismo Código del Trabajo, se dispone que los .sindicatos no podrán u s a r sus fondos sino p a r a fines de prevlsióil, deporte y cultura, y nunca p a r a actos de resistencia o huelgas. E s e Código prohibe la reelección de los miembros de las directivas de los sindicatos, lo qOe dadas las condiciones chilenas e s perjudicial par2 la estabilización cle- los dirigente8 obreros. !Los diligentes pnra poder hacerse cargó de s u s puestos, tienen que ser aprobados por el Gobierno Y tircitametlte por la policía.

.-

,

ISITUACION SINDICAL

De allí que continuamente se susciten incidentes provocadon por el propio Gobierno, quien elimina a directores sindicahaber les por "siibveruivos", comunistas, agitadores, o por 8ido alguna vez c?etenido, hecho que ocurre a ,menudo en nuesti.9 país, debido a la constante lucha- que sostienen.10~obreros. !-?emás, los fondos no pueden ser invertidos, sino previarnen-e cctorizados por la Oficina del Trabajo.

En resumen. Be quiere h a c e r de la organizacfdn de los irabajadores un dócil instrumento en manos del Gobierno y los pap.rones, coro0 ocurre con los famosos sindicatos obreros de Ttalia y Alemania. ORGANIZACION AGRICOLA Y CAMPESINA
La vida d e nuestro campesino y trabajador agrícola es terF,blemente inhumana. La mayoría de l a s viviendas son a n t i h i g i b n i e s , hechas de hzrro y paja, donde l a lluvia no s e detiene. Una pieza suele 3er en el 80 por c b n t o d e los casos, pieza en donde habitan los esposos y los hijos y muchas veces hasta los aiiimales que posee el inquilino o campesino pobre. Los trabajadnres agrícolas e s t á n excluidos d e la precaria legislación social que favorece a los obreros. En l a Conf. Americana celebrada en Santiago, s e di6 a conocer l a siguiente circular que h a s t a la fecha no creo h a y a sido derogada: "Santiago, 10 d e F e b r e r o de 1933. - T e l e g r a m a circular número 4060-4061.- Superioridad estudia en Gobierno lo relacionado desarrollo sindicalización ob13esos predios agrícolas, pudiendo apreciarse existen complejas dificultades p a s a llevar p r á c t i c a finalidad legal, lo que mueve autofldades ordenar se cuide favorecer orgailización asociaciones dicha categoría mient r a s no llegueii instrucciones precisas con i.esolución definitiva. Además, funcionarios Trabajo deben procurar cualquier acción s e desarrolle s e vean precisadas realizar soFre e s t a m a t e r i a dentro n o r m a s y espíritu funcionsl 9ropio d e los servicios. Sírvas e transcribir e s t a s instri:cc:o?les carácter urgente a todos los funcionarios s u dependencia". Deseo a g r e g a r a . Ud. que l a s anteriores instrucciones fueron puestas e n conocimiento d e S. S. el sefior Miilistro del Trabajo. Saluda a Ud. - ( ~ F d o . ) - N a r i a n o Bustos Lagos, Inspector General del Trabajo". G r a c i a s a ' l a fuerza d e l a organización se han constituído ú1timamente algunos sindicatos agrícolas, pero la represión no se h a hecho e s p e r a r y s u s directores y principales componentes - h a n sido expulsados de las f a e n a s .

-.

*.

LEGISLACION SOCIAL
Existe un Coiivenio en Wáshlngton, ratificado por Chile, e n que se establece l a jornada de ocho horas. La realidad es que e s t e convenio no s e cuniple. La mayorIa d e las industrias hacen t r a b a j a r a sus obreros más de
estas horas estipuladas

.

Para. vlolarlo legalmente existe una ~disposlci6n en- el Codigo del Trabajo de mi país, Art. 28, que establece "que en aquellas faenas que por s u naturaleza no perjudiiquen la salud del obrero, podrá trabajarse hasta diez horas diarias, pagándose. como extraordinarias las dos últimas". Fácil es comprender que les s e r á fácil a los industriales hacer t r a b a j a r a s u s empleados y obreros m á s de diez horas. E s t á n excluídos de la disposición de trabajar ocho -horas Los garzones o mozos de hoteles y restoranes, peluqueros, telegrafistas, serenos, enfermeros, etc., y los que la Inspección del Trabajo así lo establezca. P o r acuerdos interhacionales aprobados por conven4ones gubernamentales, s e h 9 establecido la prohibición del trabajo nocturno e n las panaderias. P u e s bien, de 260 pánaderías q u e hay sdlo e n la capital cle Chile, el 60 por ciento viola esa disposición y se trabaja sin ningún control de horario. Las otras, han suprimido el trabajo nocturno gracias a las grandes luchas desarrolladas por los obreros de ese gremio. Y en fin, en toda l a región magallánica, en la regidn saztrera e industi'ial central, si se cumplean algunas disposiciones establecidas en el propio Cóciigo ideado por lo6 patrones y gobernantes, es c u a n d o los obreros por medio d e s u acción organizada son capaces de imponer su cumplimiento. UlltimamZnte, con e l fin de aplastar cualquier reclamo o reivindicación obrera, el Gobierno ha entregado a la tuición de l a Corte Suprema los fallos de las reclamaciones jurídicas obreras. E l criterio de esta Corte es siempre fundamentalmente adverso a los intereses obreros, si es que los reclamantes despues de meses y aun aííos de litigio tienen la paciencia do seguir. el juicio. Esta ley $lleva el número 5558 del 12 de Abril
d e 1933. . P c f o aun hay más. El Gobierno actual ha. hecho revivir par a sh uso ciertas leyes especiales y exctraordinarias p a r a los periodos de conmoción popular. E s t a s Leyes d e Seguridad Interjor del Estado, son aplicadas contínuamente cuando un movimiento obrero adquiere la suficl6nte e n v e ~ z a d u r ap a r a triuntar en sus reivindicaciones. Basta que el Presidente señale que no podrá tolerar una huelga, 'como ya h a ocurrido a los maritlmos y portuhrios del litoral norte, p a r a que la huelga sea aplastada sin consideración y sus organismos disueltos o sus dirigentes apresados pos atentar contra 1 a seguridad tnterior del Estado. Eso ha ocurrido antes con las huelgas ferroviarias, Febrero de 1936, con los metalúrgicos y con los obreros de las fábricas de municiones, etc. Y hay que comprendel* que el cumplimiento de la,q leyes sociales está bajo la tutela de los Tribunales del Trabajo y de la Inspección General del Trabajo y estos organismos depen. den del Ministerio- del- T r a b a j o , . Es claro que mientras los obreros y enlpleadoa no tengan.

el absoluto control del cumplimiento de estas leyes, ellas no ser811 j a m b cumplidas por los actuales organismos que dependen del Gobierno y de los patrones.

LA SITUACION DE LA MUJER
Y niucho menos s e podrá por a h o r a d a r cumplimiento a l Art. 427 del Tratado de Paz de Versalles, que establece que la& "mujeres a igual trabajo que los hombces, g a n a r á n el mismo salario1'. a s o no s e cumple. Mucho menos el derecho de las mujeres embarazadas a l tiempo de descanso, porque e s a s vacaciones dependen del patrón. E n este aspecto h a b r á que insistir que existe un seguro especial pagado por los organismos del Esta&, p a r a evitar l a persecucióii a la mujer e m b a r a z a d a y a la violación d e esas disposiciones. Eh a!gunas partes pe consulta el 50 por ciento del salario' que percibían. ES justo, pues en esa situación necesitan m a y o r cuidado. La sala-cuna, l a Ley d e l a 'Silla p a r a los empleados, etc., esas son cosas q u e . sólo podrán praclticarse bajo un severo control de los interesados y por l a fuerza' de l a organización. P o r Último, e n mi país, a pesar de que s e prohibe el trabajo. a menores de edad, b a s t a r á decir q u e en l a s fábricas de vidrio de la capital se emplea a chicos de nueve a doce .aiios y s e .les paga salarios h a s t 3 de 10 pesos n ~ e n s u a l e s por ocho horas diarias d e trnbajo, y el peso vale un penique y cuarto. Nuestras organizaciones pugnan por la r e f o r m a de los a r tfculos del Código del Trabajo, que perjudican los intereses del proletariado y e s p e c i ~ l m e n t e porque el control de las Cajas de Seguro,. de Accidentes, de Invalidez, Cesantía, etc., estén controladas efectivamente por los propios sindicatos, que son los mantenedores legítimos de e'cos o?ganismos de previsión social.

CONCLUSIONES
EN EL CAMPO
Chiie es un pais (le carácter a ú n semifeudal en el campo. PI1 DO .por ciento de la tierra e s t á en manos de nueve mil pweedores . E 1 62 por ciento d e estas t i e r r a s están en manos d e cincuenta familias. Estas familias son- l a s que se han turnado , c o n t i n u a m ~ n t e en el poder político. Impuestos directos gravitan sobre el campesinado y ios pequeños comerciantes e industriales en forma temible que los

arrastr~.ala ruina.

EN LA INDUSTRIA

,Lo principal industria, la cuprífera,. está. bajo el control de! imperialismo noriteamericano . a 1 nitrato, e'stá en un 50 por ciento en manos del imperialismo norteamericano; el 30 por ciento e n manos del imperialismo inglés., iEl resto en peqzieiias firmas y el Estado. E n la industria naviera, cabotaje, tiene grande influencia el capitalismo inglés.
LA BANCA Y FINANZAS
El control de la mayoría del movimiento b,ancario estii bajo el dominio inglés.

Existe, por tanto, pugna política entre los impei'ialismos inglés y americano. ultimamente se deja sentir, debido a la introducción en las industrias nwieras, metalfirgicas y campos, fuerte peiwtración nazista. L a política interior puede clasif~icasse de dictadura legal. .La política exterior de pro-fascista, a las órdenes del imrialismo reaccionario de Inglaterra. El Gobieriio para s u dictadura cuenta con el Ejército, los Carabineros, Investigaciones, y el apoyo de los imperialismos extranjeros. desarrolla, es su más E l Partido Conservador, cuya. fuerte- sost.én. A él s e suman los liberales democráticos, un grupo que se dice democrático y algunos agrarios. l h oposic.iÓn es fiieste: Cuenta con el Partido Radical (arrastra pequeña burguesía, algunos sectores burgueses y campesinos medios); el P. Socialista, Democriitico, Comunista y los sindicatos obre2os y campesinos pobres, que han organilas conquistas zado el Frente Popular chileno, que defiende democráticas. 'En l a s Cámaras, de 146 diputados, 52 son de oposición.
S '

'

EN EL SINDICALISMO
La CTCH., es la más fuerte organización 'y tiene gran-:arraigo en las masas, pero debido a su composición a u n no puede desarrollar grandes luchas, debido a las dificultades opuestas por la forma orgánica adoptada por el Códrgo del Trabajo. El espíritu clasista está desarrollado'perfectamente y es una amenaza seria para los explotadores del- pafs. E s probable que el 90 por ciento de los obreros'organiza. dos responden a la CTCH. El otro 10 por cie~iLo está autónomo o;.-etí la.CG!EF.

,

La legislación social y sindical no se cumple. El primer enemigo de ella es el propio Gobierno, que siempre é s a al servicio de los patrones'. E n el campo está prohibida l a organización d e los campesinos g obreros agrícolas. E1 C. del T., es la traba m a s fuerte que tienen loo obreros p a r a s u organización y lucha. L a principal reiuindicaci6n que agita actualmente a los ~ % ~ e r o de s mi p a h , e s s u reforma, a fin d e que sirva para los fines conque fué creado.

La oligarquía se apresta p a r a pasar de la dictadura legal a una sangrienta dictadura de tipo fascista. .Para ello pretende entorpecer ?as elecciones próximas, ya s e a por un golpe militar, anulando las elecciones o proclamando el actual Presidente del país como Mandatario p a r a un nuevo período. Cualquiera de estas soluciIones s e estrellar& con la resistencia del pueblo, por lo cual el panorama actual de Chile es de una gravedad e lateres excepcionales.

La-Confederación - de Trabajadores de
Chile y su posición a n t e algunos pro-. blemas
Entre otras resoluciones y tesis, la delegación chilena RI Congreso Sind-ical T ~ ~ t i ~ i o a m e r i c a n presentó o, las siguientes oan relación a los siguientes problemas: . . a ) Las luchas. por las reivindicaciones e c o n ó ~ n i c u , eocialw y políticas del proletariado de América; b) Los sindjcatos en la lucha por l a paz y la ' d e m o c r a d ~ ; c) Organización y conferencias sindicales . inclustriales; d ) Sobre la próxima Conferencia Panamericana del Trabajo; e ) Adhesión a la I n t e r n a c i ~ n a lSindical d e Amsterdam.

A) PLATAFORMA DE LUCHA POR LAS B~VINDIOAC'IONES
ECONORZICAS, SOCIALES Y POLITICAS DEL PROLETARIADO DE AMERICA

\,

Considerando: Que la mayoría de los problemas que agitan al proletariado americano, les son comunes; que es impresolndible la necesidad de un programa que, abarcando reivindkacioiies generales, movilice a todas las capas asalariadas sin distlnción; que es necesario estableces los puntos que pueden satisfacer los anhelos de la masa que. sufre y trabaja a la mayor brevedad. 'Se propone el siguiente programa (le lucha inmediata: 1 . " Defensa d e las Libertades deniocráticas (libertad de asociación, palabra, reunión,. derecho d e huelga, prensa y desanalfabetización popular). 2." Jornada máxima de 40 horas, sin disminución de salerios. 3.0 Estricto cumplimiento de las resoluciones de l a 1.a Conferencia Americana de la OIT.; cumplimiento estricto de las leyes sociales y la creación de seguros de maternidad, vejez, de accidentes, enfermedades, desocupación, &uerte, pagados por organización del Estado. Extensión de la leglslaolbn soda1 sindical y previsión al campesino.

- 4 Por la libertad de todos los g r e s o s politicos y sociales d e América y pago de una indemnizaoión a todo preso o detenido por cuestiones políticas y sindicales mientras dure su prisión. 5 . O Lucha contra el imperialismo y el fascismo y apoyo a los CIobiernos de caracteres demoaráticos e n su lucha contra los gobiernos totalitarios.

Salvador Ocampo.

- Bernardo Ibáfiez.

B) TBS SINDICATOS EN LA LUCHA POR LA PAZ Y L A
DEMOCRACIA

E n el Corigreso de la Unidad i~indicalde mi país, s e aprobb un día de salario a favor de' España Leal, E s t a resolución no fué cumplida en general, Estas niismas resoluciones han sido tomadas en diversos paises, pero debiido a . factores adversos, no h a sido cumplida. Salvo en las partes donde puede descontarse por aRminis6ración1 tales cuotas darán los resultados que se habían propuesto. ~ o k i t éde LM sindicatos CTCH., &tan representad& en' Ayuda a España, en el cual participan activamente. Be ha boycoteado barcos, casas conierciales nazistas y fasolstas, pero esta labor ha sido nulificada, primero por l a presión gubernativa; segundo, por la falta de uniformidad nacional e internacional en la acción, y tercero, por las continuas luchas a que está sometido el proletariado. . Por tanto, es recomendable, en mi país mayor colaboración oon el Comité de Ayuda a España en el aspecto general y en el aspecto sindical se precisa una acción internacional que puede ner llamada a la practica en Chile, como en los dem&s
paf aes.

.En tal virtud creemos que conviene tomar, entre otras, las s!ylentes medidas de carácter general: 1.O Apoyo enérgico o creación de a,paratos de caracteres populares de ayuda a los países emagados contra el fascismo y de lucha contra los países totalitarios; los que adoptarían todas las medidas de caracter nacional e interínacional de cada país. 2.0 Creación en las centrales sindicales nacíoiiales e internacionales de un Comité o Secretariado dedicado a aplicar las medidas de lucha inte~rnaolonal, controlar su aplicación en s u respectiva zona y sugerir nuevas medidas y métodos a. seguir; 3." Unidad del proletariado en fuertes organit~mosde caracteres democratices populares para la defensa de la democracia y contra .los gobiernos fascistas y pro fascistas de los países

americanos ; 4.0 Apoyo ct la políbiica de buen vecino siempre que s e base en el respeto a'la independencia d e los países débiles en su Iiichn aontra el imperialismo y la reacción.

Siendo los gobiernos fascistas los de Alemania, Italia, y Japón, los más acérrimos enemigos de las libertades democráticas y de -las conquistas obreras. (Siendo esos gobiernos 103 preparadores de la guerra mundial que puede desencadenarse de un momento a otro. Habiendo esos gobiernos sumado a sus conquistas Abisiniz y Austria, y llevando la guerra a China y España, y estanc'r, preparando aceleradamente la invasión de Checoeslovaquia y la URSS. existiendo un vivo peligro de aplastamiento de los sindicatos de Francia e Inglaterra, tanto por las lfuerzas fascistas de los países totalitarios como de las burguesías reaccionarias de Inglaterra y Francia. Sxistiendo ya los gérmenes 'de infección fascista en los paises americanos que se manifiestan por la 'debilidad y sometimiento de l a mayoría de estos países a los fascismos e imper i a l i s m o ~extranjeros, etc. Al efecto la GTCH. propone para s u estudio y resoluci6n la8 proposioiones : A) Intensificación del boycot a todas las mercancías provenientes de los países fascistas; . 33) Preparación de huelgas por aumento de salarios y menos horas de trabajo en tcdas las. casas fascistas y con relaciones con los gobiernos totalitarios. C) Peticioiies de aumento de salar~ios,negativa a embarcar, etc., toda clase de mercancía paya países totalitarios, especia!mente de comestibles, petróleo, carbón, cobre; D) Durante el mes de diciembre, negativa mundial de emh r c a r o desembarcar barcos alemanes, italianos, o japoneses. 1E) Durante los meses sucesivos, las centrales sindicales resolverán la negativa absoluta de todo embarque de determinados productos para los países fascistas; F) Manifestaciones de masas contra los paises fascistas y por el retiro de las fuerzas italianas y alemanas de España; por el retiro de las tropas japonesas de China y por el respeto a las fronteras de Checoeslovaquia y la U M S .

E n re'laci6n a la lucha que sostiene el pueblo español, este Congreso constata: Que el levantamiento militar español. se ha convertido en guerra de invasjan; Que Italia y Alemania, con la complicidad d e los gobiernos inglés y francés, siguen invadiendo el territorio español, para aplastar el Gobierno democrático español; Que Franco es sólo un traidor al servicio . d e .la banea . y . f i nanzas imperialiatas extranjeras;

Que el triunfo del Gobierno legítimo ser& ' una - derrota p a r a el fascismo y un afianzamiento de las conquistas políbicas, s e cíales y cultiirales de- la humanidad. (La CTC=. propone que los sindicatos de América deben: 1." Luchar contra el reconocimiento del Gobierno de Franco que no vendría a ser más que un Gobierno al estilo del d e Manchuwo ; 2.0 Pedir Iri. expulsión de los países amerlicanos de todos los agentes fascistas internacionales denunciando públicamente sus actitudes y la complicidad de las respectivas burguesias con esos agentes ; 3." Apoyar a los Comités populares de \ayuda a España y China ; 4." Votar una cuota especial mensual de ayuda, resolucion que s e r á cumplida estrictamente por' las organizaciones sindicales bajo la responsabilidad del organismo especial que sobre el particular s e creará en cada central sindical; 6.O Boycotear la prensa fascista y desarrollar esta luche según las circunstancias y la potencia de los organismos populares a l máximo; 6." De estas medidas y resultados s e responsabilfzar& a laa Centrales presentes en este Congreso, cuyas actividades serán examinadas en el organismo ifiternacional que se cie6 y por el próximo Congreso BZundial. ;Estas tesis y proposiciones pasaron a estudio y las principales fueron remitidas al Congreso contra la Guerra y el E'as6dsmo.
A

,

C) ORGANIZACION SINDICAL POR INDUSTRIAS
L a organización sindical moderna exige que los trabajado-' res de una misma iqdustria en los diferentes paises, coordinen su accidn. Gsta necesidad surge más que todo por el hecho de que ea diferentes países, y muy en aespeciai en Ios de carácter semi2eiidal y sometidos a los imperialismos extranjeros, lqs salarios no guardan relación ni con las ganancias de los grandes consorcios industriales, ni mucho menos con el salario que a trabajo igual s e paga en países de- mayor desarrollo industrial y sindical. De aquí, que' s e imponen convenciones obreras lindustriales, que deben ser planificadas por los organismos sindicales internkcionales, con un temario que comprenda desde el nombre de las firmas que explotan las diferentes materias primas o industrias, su situación real en relación a l país en que está asentada, salarios, horas de trabajo, ganancias, consorcios, influencias políticas, etc., hasta sus relaciones con los gobiernos americanos y con otras firmas imperialistas, etc. . Ademh: gstimando en todo su valor el aporte qug los educadoma de

los disbintos pafsee dan tanto a l movimiento emancipador del proletariado como a l a orientación de l a niñez y de la juventud en la lucha por la paz y la democracia y por la unidad espirítila1 y política de n~uestrosrespcctivos pueblos. . Con estos antecedentes, l a CTCH. propone que sean resueltas las siguientes convenciones industiViales con organizaciones ad- ' heridas a eSta Central y las que siendo d e la industria no pertenezcan aun a l a CTLA. : De los trabajadores de la índnstria de PrSgorIflcos: sede: Buenos Aires. Responsable : CGT. afgentlna. Fecha: septiembre 18 de 1939.
'

De los trabajadores de la industria del petróleo: E n México. Responsable: CTM. Fecha: Diciembre de 1938. .
De los trabajadores del transporte maritlmo.: E n Estados Unidos. Responsable: CIO. fecha: Junio de 1939. De los trabajadores d e I a industria de la banano y el caf6: '. %n Cuba. Responsables: los asistentes. Fecha: Junio d e 1939.

De los trabajadores de la ensefianza: En Colombia. Responsables: CTC. Fecha: Enero de 1939.
Salvador Ocampo.

- Bernardo

Ibáfiee.

Esta próposición quedd para s u resolución por la Directiva Internacional.
D) PROPOSICION S0,BRE 1PROXIMA CONFERENCIA P A N A M E BJCANA DEL TRABAJO
El Congreso Obrero ~ a t i n o a m e r i c a n o consldera en toda SU importancia la realización de la próxima Conferencia Panamericana del Trabajo; pero estima que mientras los delegados obreros que a ella concurran no sean representantes auténticos de s u clase y elegidos p o r l o s organismos representativos (le la clase obrera, puede seguir afirmándose que en tales conferencias n o está, representado el proletariado de los países americanos, En tal virtud, y p a r a que la próxima Conferencia del Trabajo alcance la importancia que pasa los trabajadores tiene todo acto que tienda a investigar las condiciones del trabajo y de la legislación obrera y l a forma de superar el estado actual d e las condi@oneq, de vida del proletariado, resuelve:

Ztealizar una sostenida campaña para que loa delegados obreros que concurran a l a próxima Conferenoia Panamericana del Trabajo sean auténticos representantes de s u clase; J ~ u c h a rporque en aquellos países en los cuales, por la3 Condiciones internas d e s u política, la organización sindical no exis. T. quien exija de los Gobiernos respectivos la te, s e a la O; 1 libertad de organización para s u s trabajadores a l nlismo tiempo q u e la reintegracibn d e todos los derechos democráticos para ellos, De lo contrario debe s e r la misma 0. 1. T. y los organismos de trabajadores que s e hagan presente a la Conferencia quienes señalen a los gobiernos conculcadores de las libertades la necesidad de restablecerlas en favor del pueblo y de los trabajadores. Delsgación Chilena. México, septiembre de 1938.
'

E) ADHESION A LA FEDERACION SINDICAL INTERMACIONAI,
En el Congreso Nacional Constitutivo de la CTCH. se aprobó por unanimidad que nuestra Central lucharía por la unidad nacional, continental y mundial del proletariado. En virtud de tal resolución, nos permitirnos hacer la siguiente sugerencia: La amenaza de nueva guerra mundial se halla a punto dc ahogar a l ,mundo en un m a r de sangre debido a la actitud d e violencia internacional creada por los gobiernos totalitarios y la constante violación por parte de esos gobiernos de las más elementales reglas jurídicas internacionales y del derecho de gentes. a s t o s atropellos, que se han venido cometiendo por la política de contemplaciones seguida por los, gobiernos democrAtlcos burgueses, nos está evidenciando que l a unidad del proletariado e s un imperativo que no admite demoras. Aun cuando la CTCH. no puede aceptar las resoluciones tomadas en la asamblea de 1s FSI. realizada últimamente en Oslo, desconociendo el derecho de los sindicatos soviéticos para unirse a l movimiento sindicsl mundial, donde inclluso se ,rompieron la3 platicas de entendimiento con estos trabajadores, nuestra Central nos ha autorizado plenamente p a r a proponer en este Congreso a las organizaciones en él representadas, la incorporación de todas ellas a la Federación Sindical Internadonal.

,

.

..

Publicación de un nuevo folleto con la cuenta rendida por los camaradas

SALVADOR OCAMPO- P.

BERNARDO

IBAREZ A.

sobre su viaje al extranjero,

ANTE L A C O N F E D E R A C J O N

DE TRABAJADORES DE CHlLE

PUBLICACIONES .DEL A CTCM.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->