P. 1
Ensayo Opd

Ensayo Opd

|Views: 7|Likes:

More info:

Published by: Victor Luis Hernandez Bartolo on May 17, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/26/2014

pdf

text

original

Benemérita y Centenaria Escuela

Normal del Estado.



Licenciatura en Educación
Primaria
Observación y Práctica Docente III.
Catedrático:
Ovalle Ríos Concepción
Ensayo
“La disciplina en el aula”
Presenta: Liliana López Fernández
3° B
S.L.P., S.L.P. A 04 de Enero de 2012.

Índice

Introducción
¿Qué es la disciplina escolar? ....................................................................... 4
Causas y consecuencias en el proceso de enseñanza-aprendizaje…....... 6
Intervención del docente (estrategias)……………………………………...…. 8
Conclusiones
Anexos
Bibliografía












Introducción
Las jornadas de práctica nos brindan la oportunidad de vivir muchas
experiencias que nos ayudan a nuestra formación como docente, las situaciones
que vivimos al estar en contacto con un ambiente real de trabajo son muy
enriquecedoras, ya que nos permite poner en práctica lo que hemos aprendido,
así como también enfrentarnos a diferentes retos de los que obtendremos nuevos
conocimientos e inquietudes.
En el presente documento abordaré un problema o reto que se me presentó
durante las jornadas de práctica y que me dificulta un poco el trabajo en el aula y
es como la falta de disciplina y orden en el salón es un factor que influye mucho en
el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Los principales aspectos que abordaré serán:
a) ¿Qué es la disciplina escolar?
b) Causas y consecuencias en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
c) Intervención del docente (estrategias).
La falta de disciplina es una situación que se presenta con mucha
frecuencia dentro de un salón de clases, el docente debe buscar herramientas y
estrategias para mantener el control del grupo y así establecer un buen ambiente
para el proceso de aprendizaje de los alumnos.






a) ¿Qué es la disciplina escolar?
Muchas son las palabras que se pueden asociar a la disciplina “control,
orden, respeto, normas, autoridad, etc.” Cualquier docente podría definir la
disciplina escolar fácilmente, sin embargo no es algo tan simple. Edmund T.
Emmer en la lectura “La gestión en el aula” menciona: “Buena disciplina es un
concepto muy amplio, en el que se incluyen una ambiente académico en el aula y
unas prácticas docentes eficaces que favorecen, uno y otras, una alta
participación y unas buenas actitudes, las cuales intrínsecamente previenen malos
comportamientos. La buena disciplina supone también fijar límites a los alumnos y
reducir las oportunidades de conductas inadecuadas”. Con esto me refiero a que
lograr una buena disciplina en el aula no es tarea fácil, es un proceso en el cual
intervienen muchos factores.
El profesor tiene absoluta necesidad de conseguir que en su clase haya
orden, al igual que cualquier comunidad social necesita reglas y armonía. Lo que
hay que saber es que orden elegimos. Hay un orden formal, establecido por la
autoridad de un individuo, un grupo o una administración, orden que el interesado
no tiene que discutir; solo tiene que cumplirlo. Celestin Freinet.
En una institución educativa la disciplina puede ser expresada como un
comportamiento en el cual el alumno se rige por acuerdos establecidos, teniendo
como base el respeto hacia el docente y los compañeros del aula. Para esto se
establece un reglamento escolar al cual deben acatarse tanto los alumnos como el
profesor, esto es lo que rige a la disciplina escolar tanto a nivel plantel como
dentro del aula. Al violar o no respetar alguno de los acuerdos establecidos suele
decirse que se rompe la disciplina. En lo particular establecí algunos acuerdos
desde el primer día de clases (véase anexo A) estos ayudan mucho a que se
establezca un buen ambiente, sin embargo a veces los alumnos no los respetan
totalmente, el docente debe imponerse para hacer respetar estos acuerdos, si no
de nada sirve el establecerlos.
Ya sea que se trabaje con alumnos muy pequeños o mayores, el
cumplimiento por los profesores de ciertas reglas simples para el buen gobierno
de la clase constituye un factor vital para garantizar un control satisfactorio del
aula. Un buen gobierno de la clase permite a los alumnos elaboran una imagen
clara de lo que ocurre en el aula y de lo que se debe esperar de ellos como
miembros de la clase, así como comprender mejor las consecuencias lógicas de
su propia conducta, las positivas y negativas.
Descombe (1985) Señalaba que “los alumnos no son pasivos; con
frecuencia sus actos y sus reacciones son impredecibles”, es por esto que es un
poco difícil lograr un buen ambiente de trabajo, me refiero a que no haya desorden
o indisciplina, ya que los niños son así por naturaleza, se distraen fácilmente o
pierden rápido el interés en algunas actividades, si estas no son motivantes o
llamativas para ellos.












b) Causas y consecuencias en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Luego de varias experiencias adquiridas y vividas en la práctica docente se
puede llegar a la conclusión de establecer ciertas causas del porque se altera el
orden en el grupo, a continuación se enlistan algunas de ellas:
 Exposiciones largas y tediosas.
 Al regresar de clase de Educación Física, computación, inglés, etc.
 Después de la hora de recreo.
 Minutos antes de la hora de salida.
 Distracciones grupales o individuales (problemas familiares, alguna visita de
padres de familia, director, maestros, etc.)
 Actividades poco interesantes para ellos.
 Ritmos de trabajo
 Trabajos en binas o equipos.
 Actividades fuera del salón.
Estos son solo algunos factores muy comunes que yo pude detectar en los
que se produce indisciplina, Edmund T. Emmer también menciona “Otra causa de
malos comportamientos es la aprobación generalizada del graciosos o de las
actitudes desafiantes. Existen también otras causas que provocan la distracción
como la pobreza y la marginalidad, el rechazo paterno, la frustración de los menos
capacitados, la irrelevancia del currículum, una autoimagen pobre, y la tradición
compartida de rebeldía y prepotencia”.
Cuando se altera el orden dentro del salón de clases se impide el trabajo
pleno con el grupo, algunas actividades se ven afectadas, puesto que el proceso
de enseñanza aprendizaje no fluye como debe ser, a veces se pierde mucho
tiempo en intentar recuperar el orden que se descuida la clase y se interrumpe el
tema o actividad que se estaba abordando. En ocasiones resulta muy difícil volver
a recuperar el control de grupo, en lo personal es lo que me sucedía.
Existen actividades que van acompañadas de un poco de movimiento y
ruidos, pero esto es normal ya que son actividades que tienen que realizarse así,
tales como los trabajos en equipo, juegos y técnicas grupales (véase Anexo B y
C), utilizadas en algunas ocasiones para el desarrollo de la clase. Debemos evitar
que estos se salgan de control, ya que son actividades que muy fácilmente se nos
pueden ir de las manos si no las sabemos controlar.
Hay actividades que pueden no llevarse a cabo o suspender en algún
momento por la falta de disciplina de los alumnos, durante la práctica tuve la
oportunidad de presenciar uno de estos momentos, los alumnos salen a clase de
computación (véase Anexo E), la imparte un profesor distinto, el comportamiento
de los alumnos en los primeros minutos de la clase fue muy malo, el profesor les
llamó la atención en varias ocasiones y seguían igual, no modificaron su
comportamiento, el profesor finalmente optó por suspender la clase y regresar a
los alumnos al salón a tan solo 25 minutos de haber comenzado la clase. El
profesor intentó muchas veces recuperar el control de grupo, pero no tuvo éxito,
así que tuvo que tomar esta decisión.
Para los alumnos fue una decepción muy fuerte, no sé si la medida que se
tomó fue correcta o no, pero a mí parecer los alumnos puede hacer conciencia de
las consecuencias que conlleva su mal comportamiento en las distintas clases.
Este tipo de situaciones también permite que los profesores reflexionen mejor
sobre su propio trabajo, establezcan con mayor precisión las estrategias
adecuadas e inadecuadas de su repertorio didáctico y realicen cambios según los
demandan las necesidades que van surgiendo.





c) Intervención del docente (estrategias).
Todo niño debe saber lo que es la disciplina. Debe aprender a comportarse
dentro de su medio como los demás de manera adecuada, conocer los límites de
su libertad y a entender lo que es prudente y lo que no es. Debe aprender a
aceptar un No y comprender que no puede hacer las cosas a su manera.
Aprender a respetar la propiedad y la libertad de los demás y que las personas
tienen tanta importancia como él/ella. Lograr esto dentro del salón de clases no es
tarea fácil para el docente.
A través de los años la forma en la cual se aplicaba la disciplina en las
escuelas ha ido cambiando, en la antigüedad solían aplicarse ciertos métodos
poco agradables, tales como golpes, castigos, etc. Todo con el fin de establecer
un orden adecuado para trabajar en el aula, en la actualidad ya no se utilizan
estas estrategias, se han adoptado otras para favorecer el proceso educativo.
Para lograr una buena conducta del alumno dentro del salón el profesor debe
comprender algunas razones que lo impulsan al alumno a mantenerse ocupado en
lo que realiza y también a respetar las reglas que se establecen.
Es difícil poder enseñar cuando no hay una buena relación maestro-alumno,
ya que si ésta no se da, el lograr el éxito en la enseñanza-aprendizaje será muy
difícil. Debe haber atención, respeto, responsabilidad, reconocimiento, intención,
compromiso y agrado de recibir la educación y de dar la enseñanza, de esta
manera se adquieren compromisos de ambas partes: el maestro enseña, el
alumno aprende. No se debe permitir la sombra de la irresponsabilidad, pereza o
perversidad por cualquiera de las dos partes, ya que esto rompería el vínculo de
maestro - alumno. El hombre es un ser humano por naturaleza educable, y su
educación involucra todos los aspectos morales, religiosos, de valores y principios.
La razón de un comportamiento incorrecto puede ser el aburrimiento, los
celos o la inseguridad. El ser destructivo y tirar objetos puede deberse a falta de
libertad y desahogo de sus energías. Es un error castigarlo por hacer algo mal, sin
conocer la causa de su mal comportamiento. Al establecer acuerdos en el grupo el
profesor debe advertir a los alumnos de las consecuencias que puede traer el no
respetar estos acuerdos.
“Se considera competente a un maestro cuando este es capaz de
establecer el orden y la disciplina en sus clases, mantenerla en un grupo no es tan
fácil, se debe imponer orden y esto ocasiona ciertas restricciones; para mantener
la disciplina la conducta está sujeta a reglas y limitaciones y el maestro es el que
las debe imponer en las actividades que realiza el alumno”. T. W. Moore.
1. Que los docentes lleguen a las aulas a horario.
2. Que los educadores calmen a los alumnos cuando están alterados.
3. Que cuando hay actividades de dos horas de clases, se programe un
receso para descansar a la mitad de la hora.
4. Que después del recreo, se espere unos minutos o se planifique un
ejercicio para que los niños se relajen y atiendan a la clase.
5. Que los profesores no den la clase muy rápido.
6. Que los estudiantes no abusen de la confianza de los maestros.
7. Que para la última hora de clase se planifiquen actividades dinámicas.
8. Que los docentes busquen diferentes formas de presentar los
contenidos a trabajar para que los educandos se interesen en su
aprendizaje.
9. Que los educadores tomen más autoridad con responsabilidad sobre
sus aprendices.
10. Que los alumnos y maestros dialoguen de vez en cuando para ver si les
gusta cómo llevan la clase o no.

Consideramos importante mencionar que existe un mecanismo que
contribuye a mejorar el ambiente educativo y que sirva de intermediario para
solucionar los conflictos de la vida escolar. Se trata del modelo conocido como
I.D.E.A.L.
Es un modelo versátil ya que permite adecuarse a conflictos que se hacen
presentes en la escuela. Los pasos a seguir según este modelo son los siguientes:



I - identifique el problema y las emociones que genera
D - determine las soluciones posibles o alternativas al problema
E - evalúe los méritos de cada solución
A - actuar optando por la mejor solución
L - lograr aprender de lo que hizo para resolver el problema

En lo personal he implementado algunas de éstas soluciones para controlar
la disciplina en el grupo y me han dado muy buenos resultados (véase anexo D)
sin embrago creo que si me falta esforzarme más.






















Conclusiones

Reflexionando lo trabajado hasta aquí, nos permite realizar las siguientes
conclusiones. La educación de los niños es muy importante y difícil. Sabemos que
trabajar con ellos es una tarea diaria y nada fácil, es por eso que esta educación
requiere de muchos cuidados, atención, esfuerzo, amor, dedicación, compromiso,
respeto y delicadeza. Para que se dé el proceso de enseñanza-aprendizaje
debemos ser profesionales dispuestos a enseñar y también se necesita de
alumnos con ganas de aprender, dando como resultado una enseñanza y un
aprendizaje significativos en conjunto.

Es importante tener en cuenta, que en este proceso se necesita de la
disciplina, tanto en el educador como en el educando. Sabemos que el día de
mañana como futuros docentes, debemos tener en cuenta y atender aquellos
problemas de indisciplina que actualmente son frecuentes dentro del aula esto nos
ayudaría a generar un mejor ambiente de estudio tanto dentro del aula como en
toda la institución y de esta manera llevar siempre una forma de trabajo adecuada.

Al involucrarnos como alumnos y docentes en formación en esta
problemática, sabemos que será una tarea compleja de trabajar como futuras
docentes, pero no por eso podemos dejarla de lado, al contrario debemos
atenderla ya que sabemos que sus frutos no sólo se verán reflejados dentro de las
escuelas sino también en aquellos futuros jóvenes y adultos que formarán parte de
las próximas generaciones que llevarán adelante a la sociedad.





Anexos
Anexo A. Acuerdos grupales.










Anexo B. Actividades que van acompañadas de movimientos y ruidos.
Trabajo en equipo.







Anexo C. Actividades grupales que generan un poco de desorden.

Anexo D. Actividades que permiten controlar la disciplina en el grupo.










Anexo E. Clase de computación “consecuencias de la indisciplina”.











Bibliografía
 Act: El programa de capacitación contra la violencia. “IDEAL- 5 Pasos para
Resolver Conflictos”.
 Celestin Freinet. Los planes de trabajo. “Un orden nuevo basado en el
trabajo”.
 Cotera, César. “La disciplina”. 2003.
 Edmund T. Emmer: “Classroom Management and discipline”, Capítulo IV
“La gestión en el aula”.
 Estrategias.III: Técnicas de gestión.
 “Hacia dónde va la disciplina”. Aplicaciones Educativas. Artículos
educativos para padres, profesores y alumnos.2007.
 Rodríguez Pérez, Geonel: “La indisciplina de los alumnos de Secundaria
Básica en el aula”. ¿Qué hacer para lograrla?”. Cuba, 2006.
 T. W. Moore. Introducción a la Filosofía de la Educación. Capítulo 4.-
Enseñanza y Educación. Editorial Trillas. 1987.
 Portal web Monografías.com: www.monografias.com.ar

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->