Está en la página 1de 2

José Hernández Delgadillo, Posición ante el Arte

Fundación José Hernández Delgadillo

José Hernández Delgadillo

MI POSICIÓN ANTE EL ARTE, LA SOCIEDAD Y LA EXPOSICIÓN “PRESENCIA”


DEL SALÓN DE LA PLÁSTICA MEXICANA

Me parece absolutamente necesario que el público de mi país y de afuera conozca


mi posición respecto del Arte y el por qué de mi participación en la exposición
“Presencia” del Salón de la Plástica Mexicana, realizada en el palacio de las Bellas
Artes en los meses de Mayo y Junio de 1978.

Por lo que se refiere a mi posición respecto del arte, considero que el artista como
todos aquellos profesionistas, investigadores, maestros etc., que desarrollan su
actividad dentro de la superestructura de la sociedad, tiene que escoger una de
las dos alternativas que actualmente se le presenta: estar al servicio de la clase
dominante conservadora o colocarse al lado de las mayorías trabajadoras
revolucionarias, una posición neutral es absolutamente falsa por que, tal como lo
demuestra la historia, el arte no puede estar por encima de las clases sociales ni
fuera de sus ideas y contingencias; todos aquellos artistas que no tomemos
partido, nos engañamos y solamente estaremos justificando nuestra falta de
compromiso histórico.

Es cierto como afirmaba Marx, que todas aquellas tareas que se realizan en la
superestructura, en lo general, son producto de la superestructura, pero también
afirmo que el arte tiene un desarrollo desigual respecto de esta y que goza de una
mayor libertad para su desarrollo.

A partir de 1968, año de la brutal represión al pueblo de México decidí colocarme


al lado del pueblo, para luchar en contra de este sistema injusto, dirigido por la
gran burguesía y el imperialismo.

Desde entonces me fui retirando gradualmente de todos los eventos oficiales y


concursos internacionales y declaré también que no realizaría ningún encargo
para el Estado, mientras este reprimiera constantemente a obreros, campesinos,
estudiantes y pueblo en general. Cosa que he cumplido cabalmente, con
excepción de mi participación en la Bienal de Tokio en 1974, participación que
realice por razones tácticas, ya que esa exposición coincidió con una detención
ilegal que sufrí en el mismo año.

Desde 1970, la mayor parte de mi trabajo plástico lo he realizado al lado de las


luchas populares, en libros, periódicos, carteles, películas y murales; este trabajo
desde luego no es conocido por el público “culto” y es negado y atacado por
algunos críticos que se dicen revolucionarios, pero que en la práctica no los son.

Desde luego no hay resentimiento, porque cuando uno escoge un camino se


atiene a las consecuencias y a las grandes satisfacciones que he tenido al trabajar
para el pueblo, no las cambio por ninguno de los pedestales acostumbrados.
1
José Hernández Delgadillo, Posición ante el Arte
Fundación José Hernández Delgadillo

Creo firmemente que el arte puede cumplir mejor su papel cuando se suma a los
movimientos por la transformación revolucionaria de la sociedad, venciendo todas
las dificultades técnicas y artísticas que ello implica.

Participo en esta exposición, porque ha sido organizada por el Salón de la Plástica


Mexicana, organismo autónomo, dirigido por los propios artistas; si no existiera en
su seno esta mínima independencia y democracia no estaría presente en ella y
mucho menos en este libro.