Está en la página 1de 2

La Oración del Señor

La Oración del Señor en Hebreo - Parte 6

"Por tuyo es el reino, y el poder y la gloria, para siempre. Amén." (Mateo 6:13 b)

Clausura Doxology

Jesús nos enseñó a orar en una forma completamente judía. Las tres primeras frases de
la llamada "Oración del Señor" el espejo Kaddish judía y la santificación del nombre de
Dios. El centro frases resumen los principales peticiones de la antigua oración judía
Amidah, climáticas y de la conclusión refleja las alabanzas al rey Salomón que ofrece la
dedicación del primer templo (1 Crónicas 29:11-13). En definitiva, se trata de una oración
judía dada a nosotros por nuestro Señor y Salvador judío.

Como la mayoría de las oraciones judías, este termina con el


adverbio "amén", que significa "verdadero" o "seguramente". Amén
proviene de una palabra raíz (Aman) que significa nutrir, apoyar y
hacer seguro y fuerte. La palabra hebrea para la fidelidad, la
emunah, viene de esta misma raíz.

Los sabios judíos enseñan que "amén" se puede considerar como


un acrónimo para el melekh Ne'eman, "Dios es fiel Rey", una frase
que dice todos los días antes de la Shema es recitado
personalmente. Y, de hecho, el Señor Jesús es "el Amén, el testigo
fiel y verdadero" (Apocalipsis 3:14) que nos ha demostrado el poder
y la gloria de Aquel que es siempre ser adorado en Espíritu y en
verdad.

La primera palabra de la Escritura es b'reishit (Génesis 1:1) y la última palabra se amen


(Apocalipsis 22:21). Poner juntos estas palabras, obtenemos:
"En el principio era Amén".

Del mismo modo, poniendo la primera y última letras de las Escrituras toegether los
rendimientos de la palabra ben, que significa "un hijo":

De principio a fin, entonces, vemos que las Escrituras punto al Señor Jesús como el fiel y
verdadero Hijo del Padre, del legítimo rey del reino de Dios.

Transliteración:

Ki-mamelakha Lekha ha ve-hagevurah veha-tiferet,


le'olemei 'olamim amein.