Está en la página 1de 3

GESTIONANDO EL TALENTO HUMANO

Donny Noé Riojas R.

Introducción

El arte de la guerra por el talento, no es tan importante por ser


simplemente una guerra, sino más bién por llevar implícita la escasez del
talento humano, como un acontecimiento contemporáneo y aún más
reciente.

El capital, la tierra y, el trabajo, empiezan a ser relegados a un segundo


plano frente al predominio del talento. Si bien, se ha dicho que la tecnología
es considerado un nuevo factor de producción, lo que debe entenderse es
que la tecnología per se no significa nada a menos que vaya directamente a
potenciar el desarrollo del talento, imprimiendo velocidad al proceso de
innovación constante.

Comentario en torno a las cuatro fuerzas adversas de la economía

Siguiendo a Charles Darwin, Pilar Jericó -la autora del libro Gestión del
Talento-, translada la connotación de selección natural a lo que ocurre en la
economía, distinguiendo cuatro fuerzas adversas que recientemente están
haciendo que se produzcan cambios cada vez más impredecibles,
aumentando el nivel de incertidumbre en los negocios.

La primera fuerza es la Tecnología. Esta se hace cada vez más visible en


especial aplicada a la información y las comunicaciones, (TIC). Es así, como
éstos han sido últimamente los sectores más dinámicos de la economía. El
uso de internet como herramienta de los negocios y, el avance de la
comunicación celular son innegables condicionamientos de lo que se conoce
hoy como empresa de vanguardia, que esté a la altura de las exigencias del
mercado.

El capital incluso, ahora no es un factor escaso como sucedía unas décadas


atrás. Se ha convertido en un elemento que abunda y que está al alcance
inmediato de todos los emprendedores. De esta manera, la tecnología se
hace cada vez más asequible al público cual mercancía que se transa en el
mercado de bienes, a costos más bajos y con facilidades de pago y
variedades ilimitadas.

La introducción tecnológica en los procesos de la empresa ha llevado a la


personalización de las mercancías, lo que redunda en nuevos diseños. En
este sentido, la tecnología está logrando incrementar la efectividad de los
bienes económicos de acuerdo a los gustos y preferencias de los clientes
(color, forma, tamaño, sabor, textura, olor, etc.), a los ingresos del
consumidor (personas o empresas), y el lugar donde resida el comprador
(local, nacional, mundial). Estos nuevos diseños potencian los satisfactores
y, tienen una notable característica y, es el nivel de vida útil que cada vez se
va disminuyendo, lo que ocasiona una rápida obsolescencia y pronta
necesidad de innovación constante1.

La segunda fuerza es la globalización. En el ámbito económico y académico


se ha entendido a la globalización como: la mercantilización de todas las
relaciones sociales, en el capitalismo. No obstante, que no es un fenómeno
tan nuevo el hecho de que propugne el intercambio y la rapiña, pues ya
desde tiempos atrás el comercio había sido un elemento fundamental en la
historia, lo novedoso es que bajo la lógica del capital y la política del
neoliberalismo se determinen procesos sociales, incluso en aquellos sectores
considerados de naturaleza pública (salud, educación, servicios
comunitarios, etc.). Esta tendencia globalizante, está logrando ser un
lenguaje universal en el que una sola cultura en torno al mercado, sea la
que dirija y dirima todos los asuntos que antes eran competencia exclusiva
de los Estados-Nación.

La tercera fuerza es la desregulación de los mercados. Esta sigue siendo


una característica que se desprende del proceso de globalización. El imperio
de las reglas de juego del capital es lo que ahora define el ámbito de los
negocios. El Estado tiende a disminuir su tamaño y también su intervención
pública, se deslegitima su papel central y, la empresa privada se convierte
en el superhéroe salvador en tiempos de crisis, llevándose toda suerte de
aplausos, venias y honores. El desarrollo de las empresas puntocom es la
sumatoria de un alto ingrediente tecnológico, de una cultura globalizante, y
de la desregulación de los mercados y las estructuras organizacionales
anquilosadas en el tiempo.

La cuarta fuerza es la baja natalidad en los países de occidente. Este factor


sociológico, es un fenómeno de estudio que recientemente ha disparado la
atención de académicos, científicos y medios de opinión. De ahí, se
desprenden varios efectos como por ejemplo el incremento de la
productividad laboral, el aumento sustancial en la remuneración y, nuevos
métodos de incentivo salarial, y lo más importante que la escasez del
talento humano, principalmente en Europa, ya empieza a ser una
preocupación continental tanto así que se ha incrementado el volumen de
migraciones dentro y hacia ese continente.

Análisis del profesional con talento frente a la gestión del talento

El profesional con talento per se no trasciende sus propias capacidades y


potencialidades, por ello, se hace inaplazable su inmediata vinculación a una
organización, ya sea que éste proponga la creación de una organización o,
que se encuentre involucrado laboralmente en alguna(s).

El capital está, ahora más que nunca, sediento de encontrar el refrescante


valor que le imprime el talento a la organización, pero, según Jericó ésta
también debe aportar, ofreciéndole valor al profesional por las mismas
razones en que el mercado lo exige, más que por filantropía. La innovación
1
MAX NEEF, Manfred; et al. Desarrollo a Escala Humana –Una opción para el futuro-. CEPAUR
– POLICROMIA. Medellín: 1995. Pp. 34 – 49.
y emprendimiento, se ha convertido en un catalizador del éxito empresarial,
pero sólo en la medida en que sea el fruto cosechado por la gestión del
talento.

La velocidad viene a ser una de las exigencias más importantes de las


organizaciones y, de los profesionales con talento. La innovación en las
empresas significa adelantarse al mercado y despertar una demanda
latente. El profesional con talento debe ser gestionado y retenido
eficientemente o, de lo contrario las mejores ofertas laborales serán una
tentación constante para reubicarse.

Conclusiones

El entorno cambiante de hoy, su celeridad e incertidumbre nos convocan a


preocuparnos y prepararnos aún más como profesionales, pero con talento,
no solamente se requiere la obtención de un título sino antes bién la
distinción especial de poseer talento, calidad humana2 y, paradigmas
centrados en principios, valores y hábitos altamente efectivos3.

El profesional con talento, requiere el soporte tecnológico, habilidades


sociales y un alto nivel de inteligencia emocional. Se estima que su
movimiento sea paralelo a la velocidad de su medio y, que redunde
finalmente en innovación y emprendimiento a las organizaciones.

Bibliografía

COVEY, Sean. Los 7 hábitos de los adolescentes altamente efectivos – La


mejor guía práctica para el éxito juvenil-. GRIJALBO S. A. de C. V. México D.
F: 1999. ISBN 970-05-1158-8.

DOWNS, Alan. Los siete milagros del management. PERSON EDUCACIÓN.


Madrid: 2000. ISBN 84-205-3018-2.

JERICÓ, Pilar. Gestión del Talento –Del profesional con talento al talento
organizativo-. PEARSON EDUCACION. Madrid: 2001. ISBN 84-205-3109-X.

MAX NEEF, Manfred; et al. Desarrollo a Escala Humana –Una opción para el
futuro-. CEPAUR – POLICROMIA. Medellín: 1995.

2
Entendiendo que la calidad de vida es un concepto muy amplio que se enriquece de
muchos elementos, considero que la propuesta de Downs esta encaminada hacia ese
objetivo. DOWNS, Alan. Los siete milagros del management. PERSON EDUCACIÓN. Madrid:
2000. ISBN 84-205-3018-2.

3
COVEY, Sean. Los 7 hábitos de los adolescentes altamente efectivos – La mejor guía
práctica para el éxito juvenil-. GRIJALBO S. A. de C. V. México D. F: 1999. ISBN 970-05-1158-8.
Pp. 11 – 27.