P. 1
Curso Basico Meteorologia Epa

Curso Basico Meteorologia Epa

|Views: 35|Likes:
Publicado porJosé Correa

More info:

Published by: José Correa on May 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/12/2013

pdf

text

original

OPS/CEPIS/PUB/99.

36
CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE METEOROLOGÍA
DE LA CONTAMINACIÓN
DEL AIRE
Manual de auto-instrucción
Adaptado del manual de auto-instrucción
“SI:409 Basic air pollution meteorology course” del
Instituto de Capacitación en la Contaminación del Aire (APTI) de la
Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (U.S. EPA)
Segunda edición
por
Marcelo E. Korc
Asesor Regional en Control de Contaminación del Aire, CEPIS

Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente
División de Salud y Ambiente
Organización Panamericana de la Salud
Oficina Sanitaria Panamericana - Oficina Regional de la
Organización Mundial de la Salud
Lima, 1999
Contenido
Notación................................................................................................................ v
Factores de conversión.......................................................................................... vii
Descripción del curso............................................................................................ ix
Presentación
Lección 1
La meteorología y la atmósfera ....................................................................... 1-1
Introducción ...................................................................................................... 1-1
Composición de la atmósfera.............................................................................. 1-2
Capas de la atmósfera......................................................................................... 1-2
La importancia de la meteorología de la contaminación del aire .......................... 1-4
Ejercicios de revisión ......................................................................................... 1-5
Bibliografía ........................................................................................................ 1-9
Lección 2
Balance térmico de la atmósfera...................................................................... 2-1
Radiación e insolación........................................................................................ 2-2
Constante solar.............................................................................................. 2-3
Transparencia ................................................................................................ 2-3
Duración de la luz del día .............................................................................. 2-8
Ángulo de los rayos....................................................................................... 2-9
Balance térmico ................................................................................................. 2-10
Distribución del calor ........................................................................................ 2-10
Calentamiento diferencial ................................................................................... 2-11
Transporte de calor ............................................................................................ 2-11
Distribución mundial del calor ............................................................................ 2-12
Ejercicios de revisión ......................................................................................... 2-15
Bibliografía ........................................................................................................ 2-21
Lección 3
La estructura dinámica de la atmósfera.......................................................... 3-1
Introducción ...................................................................................................... 3-2
Circulación atmosférica...................................................................................... 3-2
Presión atmosférica........................................................................................ 3-2
Viento ........................................................................................................... 3-3
Fuerza de Coriolis..................................................................................... 3-4
Fuerza del gradiente de presión ................................................................. 3-5
Fricción..................................................................................................... 3-6
Sistema de presión......................................................................................... 3-9
Efectos del sistema de alta presión del Pacífico y del sistema de presión
alta de las Bermudas en la contaminación del aire...................................... 3-10
Circulación general ........................................................................................ 3-11
Masas de aire ..................................................................................................... 3-14
Frentes............................................................................................................... 3-16
Entrampamiento frontal...................................................................................... 3-20
Influencias topográficas...................................................................................... 3-20
Terreno plano................................................................................................ 3-22
Montaña/valle................................................................................................ 3-24
Tierra/agua.................................................................................................... 3-27
Áreas urbanas................................................................................................ 3-30
Ejercicio de revisión........................................................................................... 3-31
Bibliografía ........................................................................................................ 3-39
Lección 4
Circulación vertical y estabilidad atmosférica................................................ 4-1
Introducción ...................................................................................................... 4-2
Principios relacionados con la circulación vertical............................................... 4-2
Porción de aire .............................................................................................. 4-2
Factores de flotabilidad.................................................................................. 4-2
Gradiente vertical de temperatura .................................................................. 4-3
Gradiente adiabático seco.......................................................................... 4-3
Gradiente vertical adiabático húmedo........................................................ 4-4
Gradiente ambiental .................................................................................. 4-5
Altura de mezcla............................................................................................ 4-7
Estabilidad atmosférica....................................................................................... 4-8
Condiciones inestables................................................................................... 4-8
Condiciones neutrales.................................................................................... 4-10
Condiciones estables...................................................................................... 4-11
Estabilidad e inestabilidad condicional ....................................................... 4-11
Ejemplos de condiciones de estabilidad atmosférica ....................................... 4-12
Inversiones .................................................................................................... 4-14
Inversión por radiación.............................................................................. 4-14
Inversión por subsidencia .......................................................................... 4-15
Inversión frontal........................................................................................ 4-16
Inversiones por advección......................................................................... 4-17
Estabilidad y comportamiento de la pluma ..................................................... 4-18
Ejercico de revisión ....................................................................................... 4-23
Bibliografía ........................................................................................................ 4-33
Lección 5
Instrumentos meteorológicos ...................................................................... 5-1
Introducción.................................................................................................. 5-2
Velocidad del viento...................................................................................... 5-2
Anemómetros rotativos de cubetas............................................................ 5-3
Anemómetros con paletas de orientación y hélices con montura fija........... 5-4
Transductores de velocidad del viento....................................................... 5-4
Dirección del viento....................................................................................... 5-5
Paletas de viento ....................................................................................... 5-5
Anemómetros de hélice con montura fija................................................... 5-6
Transductores de dirección del viento........................................................ 5-6
Ubicación y exposición de los instrumentos de medición del viento ........... 5-7
La temperatura y la diferencia de la temperatura ............................................ 5-8
Clases de sensores de temperatura............................................................. 5-8
Diferencia de temperatura ......................................................................... 5-9
Ubicación y exposición de los instrumentos para medir la temperatura
y la diferencia de temperatura.................................................................... 5-9
Radiación solar.............................................................................................. 5-10
Ubicación y exposición de los instrumentos para medir la radiación solar5-11
Altura de mezcla............................................................................................ 5-11
Desempeño del sistema.................................................................................. 5-12
Exactitud del sistema................................................................................. 5-12
Características de las respuestas de los sensores meteorológicos in situ..... 5-13
Aseguramiento y control de la calidad............................................................ 5-14
Ejercicio de revisión ...................................................................................... 5-17
Bibliografía.................................................................................................... 5-23
Lección 6
La dispersión de las plumas y el modelado de la calidad del aire .................. 6-1
Introducción ...................................................................................................... 6-2
Elevación de la pluma......................................................................................... 6-2
Momentum y flotabilidad ............................................................................... 6-3
Efectos de la fuente en la elevación de la pluma ............................................. 6-4
Fórmulas ....................................................................................................... 6-5
Estimados de dispersión ..................................................................................... 6-6
Modelos de dispersión de calidad del aire........................................................... 6-6
Distribución gausiana ......................................................................................... 6-7
Clasificaciones de estabilidad......................................................................... 6-9
Modelos de sondeo........................................................................................ 6-11
Modelo refinado............................................................................................ 6-11
Transporte de largo alcance................................................................................ 6-12
Ejercicios de revisión ......................................................................................... 6-15
Bibliografía ........................................................................................................ 6-23
Glosario........................................................................ . glosario-1
SI:409 conceptos básicos sobre meteorología de la contaminación del aire, Examen Final.
Evaluación del curso

Notación
Unidades de medida
Abreviación Unidad
Btu - unidad térmica británica
cal - caloría
cm - centímetro (10
-2
metros)
°C - grados centígrados
°F - grados Fahrenheit
pulg - pulgada
pulg Hg - pulgadas de mercurio
km - kilómetro
kJ - kilojulio
Kpa - kilopascal
m - metro
mbar - milibar
mi - milla
min - minuto
mm - milímetro (10
-3
metros)
µm - micrómetro (10
-6
metros)
nm - nanómetro (10
-9
metros)
ppm - partes por millón
lb/pulg
2
- libra por pulgada cuadrada
s - segundo
W - vatio
Símbolos
Símbolo Definición
F - flujo de flotación
g - constante de gravedad (aceleración por gravedad), 9,8 m/s
H - altura efectiva de la chimenea
h
s
- altura física de la chimenea
ê h - pluma ascendente (sobre la chimenea)
Q - masa de contaminantes emitidos por unidad de tiempo
σ
y
- desviación estándar en dirección y
σ
z
- desviación estándar en dirección z
T
s
- temperatura del gas de la chimenea
T
a
- temperatura ambiente del aire
u - velocidad del viento
u - velocidad promedio del viento
V - velocidad volumétrica de flujo del gas de la chimenea
x - distancia del viento a sotavento desde la chimenea/fuente (pluma
ascendente de Briggs)
χ - concentración del contaminante a nivel de superficie (g/m
3
)
y - distancia en dirección horizontal (ecuación de distribución de
Gauss)
z - distancia en dirección vertical (ecuación de distribución de Gauss)
π - pi (3,14159)
Factores de conversión
Concentración
ppm= concentración en % del total
10
4
Distancia
1 pulg = 2,54 cm
1 yd = 0,9144 m
1 mi = 1,6093 km
1 m = 3,2808 pies
1 km = 0,62137 mi
Calor
1 Btu = 252 cal
Presión
1 atm = 1.013 mbar
= 1,013 Kpa
= 14,7 lb/pulg
2
= 29,92 pulg Hg
Conversiones de temperatura
°C = (°F-32)/1,8
°F = 32 + 1,8 (°C)
Descripción del curso
Este curso está diseñado para científicos, ingenieros y personal técnico que deseen adquirir un
conocimiento de nivel introductorio sobre la meteorología de la contaminación atmosférica. Se
centra principalmente en los aspectos meteorológicos que afectan el transporte y la dispersión
de la contaminación del aire en la atmósfera. Incluye información sobre meteorología básica,
los efectos meteorológicos en la contaminación del aire, la instrumentación meteorológica y los
modelos de la calidad del aire. Algunos de los principales temas que se abordan en el curso son:
• La radiación solar y terrestre
• El balance térmico de la atmósfera
• La velocidad y la dirección del viento
• Los ciclones, los anticiclones, los sistemas frontales y las masas de aire
• La circulación atmosférica
• La estructura vertical de la atmósfera
• La estabilidad y la turbulencia atmosférica
• El instrumental meteorológico
• La pluma ascendente y la altura efectiva de la chimenea
• Los modelos de calidad del aire.
Objetivos
Al terminar de leer este volumen, estará capacitado para:
1. Describir brevemente el balance térmico del sistema Tierra-atmósfera incluido el efecto
de la radiación solar.
2. Describir la relación entre la presión atmosférica y el viento.
3. Describir la circulación general de la atmósfera.
4. Describir de qué manera influyen las características topográficas en el flujo del viento
y cómo afectan la dispersión de las sustancias contaminantes.
5. Describir la importancia de la turbulencia en la atmósfera para la dispersión de los
contaminantes del aire y explicar las diferentes clasificaciones de la estabilidad
atmosférica.
6. Describir brevemente cómo influye la distribución vertical de la temperatura en la
estabilidad atmosférica.
7. Identificar los instrumentos meteorológicos claves que se emplean en la recopilación
de datos para los estudios sobre contaminación del aire.
8. Definir brevemente el concepto de pluma ascendente y el de altura efectiva de la
chimenea.
9. Describir cómo se utilizan los datos meteorológicos en los modelos de calidad del aire
y cómo estos últimos se emplean en la obtención de estimados cuantificables de la
dispersión de concentraciones de sustancias contaminantes en el aire.
Público objetivo
Este curso está diseñado para científicos e ingenieros que trabajan en el campo de la
contaminación del aire y requieren una comprensión básica de la meteorología y del papel que
ésta desempeña en la calidad del aire en exteriores.
Desarrollo del curso
Se procede según las secuencias del manual hasta completar la lección 6. Los ejercicios de
revisión, presentados al final de cada lección, sirven para probar el cumplimiento de los
objetivos cubiertos. Se deben revisar las instrucciones para cada respuesta incorrecta en los
ejercicios de revisión.
Fin del curso
El libro está complementado con un examen final. Este se debe tomar después de finalizar el
curso.
Presentación
El manual de auto-instrucción “Conceptos básicos sobre meteorología de la contaminación del aire”
que publica el Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente (CEPIS) es una
traducción al español y adaptación del manual de auto-instrucción “SI:409 Basic air pollution
meteorology course” del Instituto de Capacitación en la Contaminación del Aire (APTI) de la Agencia
de Protección Ambiental de los Estados Unidos (U.S. EPA).
El curso está dirigido a principiantes y está diseñado para ser usados sin instructor, en forma
independiente.
Este manual está dividido en seis capítulos presentados a manera de lecciones independientes:
1. La meteorología y la atmósfera
2. Balance térmico de la atmósfera
3. La estructura dinámica de la atmósfera
4. Circulación vertical y estabilidad atmosférica
5. Instrumentos meteorológicos
6. La dispersión de las plumas y el modelado de la calidad del aire en exteriores
Cada lección contiene varias secciones con texto, gráficos, preguntas y respuestas. Se espera
que luego de estudiar la información presentada en cada sección, se respondan las preguntas que
se plantean. Verifique sus respuestas con las que aparecen al final de la lección. Luego de leer
todas las lecciones y resolver los ejercicios, complete el examen final.
Buena suerte!!!
Lección 1
La meteorología y la atmósfera
Esta lección ofrece una introducción a la meteorología y un panorama de la atmósfera. En esta
lección también se explica la importancia de la meteorología para comprender el transporte y la
dispersión de la contaminación del aire.
Meta
Proporcionar una visión general de la meteorología de la contaminación del aire y la
atmósfera y explicar la importancia de la meteorología en los estudios sobre la
contaminación del aire.
Objetivos
Al final de esta lección, podrá:
1. Definir el término meteorología.
2. Definir el término meteorología de la contaminación del aire.
3. Describir cómo se usa la meteorología de la contaminación del aire.
4. Nombrar las cuatro capas de la atmósfera e identificar cuál es la más importante en la
meteorología de la contaminación del aire.
Introducción
La meteorología es la ciencia de la atmósfera. La atmósfera es el medio en el que se emiten los
contaminantes del aire. Procesos atmosféricos tales como el movimiento del aire (viento) y el
intercambio de calor (por ejemplo, la convección y la radiación) determinan el destino de los
contaminantes a medida que pasan por las etapas de transporte, dispersión, transformación y
remoción. La meteorología de la contaminación del aire es el estudio de cómo estos
procesos atmosféricos afectan el destino de los contaminantes del aire.
El conocimiento de la meteorología de la contaminación del aire sirve para manejar y controlar
la descarga de contaminantes en el aire en exteriores. El control de la descarga de estos
contaminantes ayuda a asegurar que las concentraciones de este tipo de sustancias en el
ambiente cumplan con los estándares de calidad del aire en exteriores. Además, este
conocimiento es esencial para entender el destino y transporte de las sustancias contaminantes
del aire.
Composición de la atmósfera
La atmósfera rodea la Tierra y rota con ella a medida que gira alrededor del sol. Como lo
señala el cuadro 1-1, el aire seco está compuesto por aproximadamente 78 por ciento de
nitrógeno, 21 por ciento de oxígeno y uno por ciento de argón, también existen gases traza
como el dióxido de carbono, el neón y el helio. Si bien el aire contiene poco vapor de agua,
Este absorbe seis veces más radiación que cualquier otro componente atmosférico, por lo cual
es un elemento muy importante de la atmósfera.
Cuadro 1-1. Composición química del aire
atmosférico seco
Sustancia Concentración (ppm)
1
Nitrógeno 780.900
Oxígeno 209.400
Argón 9.300
Dióxido de carbono 315
Neón 18
Helio 5,2
Metano 2,3
Criptón 0,5
Hidrógeno 0,5
Xenón 0,08
Dióxido de nitrógeno 0,02
Ozono 0,01-0,04
1
ppm es una abreviatura para expresar partes por millón. Para convertir una concentración expresada
como ppm a otra expresada como el porcentaje de un total, se debe dividir la concentración de ppm entre 10,000.
Fuente: Handbook of Air Pollution, 1968.
Capas de la atmósfera
La atmósfera está dividida en cuatro capas: la troposfera, la estratosfera, la mesosfera y la
termosfera (figura 1-1). La troposfera, la capa más baja, está compuesta por casi tres cuartos
de la masa atmosférica y contiene casi todos los componentes hídricos de la atmósfera (vapor,
nubes y precipitación). La troposfera –donde se encuentran las masas de aire, los frentes y las
tormentas– es la capa más agitada y la que determina el clima de la Tierra. La profundidad de la
troposfera varía con la latitud y la estación. La parte superior de la troposfera (tropopausa) está
aproximadamente a 16,5 km (54.000 pies) sobre el ecuador y a 8,5 km (28.000 pies) sobre los
polos. Los cambios estacionales determinan el grosor de la troposfera y hacen que sea más
gruesa en verano (cuando el aire es más cálido) que en invierno. La profundidad de la
troposfera cambia constantemente debido a variaciones de la temperatura atmosférica.
Figura 1-1. Las cuatro capas atmosféricas
Fuente: Moran y Morgan, 1994.
Casi toda la contaminación del aire en exteriores se emite en la troposfera. El transporte de la
contaminación del aire está determinado por la velocidad y la dirección de los vientos. La tasa
de dispersión depende de la estructura térmica de la atmósfera, así como de la agitación
mecánica del aire a medida que se desplaza sobre los diferentes accidentes geográficos. La
radiación solar y la humedad, así como otros componentes de la atmósfera, causan un impacto
en la transformación de las sustancias contaminantes emitidas en el aire. La remoción de los
contaminantes no sólo depende de sus características sino también de fenómenos climáticos
como la lluvia, la nieve y la niebla. Estos fenómenos meteorológicos interactivos se estudian
como parte de la meteorología de la contaminación del aire.
La importancia de la meteorología de la
contaminación del aire
Como la atmósfera es el medio en el que se liberan los contaminantes, el transporte y la
dispersión de estas descargas depende en gran medida de parámetros meteorológicos. Para
realizar actividades relativas a la planificación de la calidad del aire es imprescindible
comprender la meteorología de la contaminación del aire y su influencia en la dispersión de las
sustancias contaminantes. Los planificadores emplean este conocimiento para ayudar a localizar
las estaciones de monitoreo de contaminación del aire y para desarrollar planes de
implementación orientados al cumplimiento de los estándares de calidad del aire en exteriores.
La meteorología se usa para predecir el impacto ambiental de una nueva fuente de
contaminación del aire y para determinar el efecto de las modificaciones de las fuentes
existentes en la calidad del aire.
Cuando se desarrollan condiciones meteorológicas que no conducen a la dispersión de las
sustancias contaminantes, los organismos gubernamentales encargados de controlar la
contaminación del aire deben actuar rápidamente para asegurar que los contaminantes no se
concentren en niveles inaceptables en el aire que respiramos. Cuando estos niveles son
excesivamente altos, se produce un caso de contaminación del aire y se deben reducir las
emisiones en la atmósfera. El caso de Donora, Pensilvania, en los Estados Unidos de América,
es un ejemplo extremo de esta situación. En 1948, Donora sufrió un episodio catastrófico de
contaminación del aire. Donora está ubicada en el fondo de un valle rodeado por colinas
ondulantes. Los habitantes del pueblo estaban acostumbrados a recibir algunas emisiones
provenientes de la fábrica local de acero, fundiciones de zinc y plantas de ácido sulfúrico. Sin
embargo, no estaban preparados para recibir las concentraciones peligrosamente altas de
contaminantes que en ese año se produjeron sobre el pueblo. Las condiciones meteorológicas
de Donora durante este período de cinco días (sistema de alta presión y una fuerte inversión de
temperatura) produjeron vientos ligeros y nieblas densas. El aire no se pudo mover ni
horizontal ni verticalmente y permaneció sobre el pueblo. Las fábricas siguieron operando y
liberando sustancias contaminantes. Como consecuencia, mucha gente se enfermó y murieron
22 personas. Finalmente, cuando el patrón climático cambió, las altas concentraciones de
contaminantes disminuyeron, los vientos se elevaron y empezó a llover (Ahrens 1993).
Ejercicio de revisión
1. Los dos principales componentes de la atmósfera son ______________________________ y
_______________________ .
2. ¿Cuáles son los componentes atmosféricos que absorben mayor radiación?
___________________________________________ .
3. ¿Cuáles son las cuatro capas de la atmósfera?
___________________________________________
___________________________________________
___________________________________________
___________________________________________ .
4. ¿Verdadero o falso? La estratosfera es la capa más baja de la atmósfera, donde se emiten casi
todos los contaminantes del aire.
a. Verdadero
b. Falso
5. Defina la meteorología.
__________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________
_____ .
6. Defina la meteorología de la contaminación del aire.
__________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________
_____ .
Respuestas del ejercicio de revisión
1. Nitrógeno
Oxígeno
Los dos componentes principales de la atmósfera son el nitrógeno y el oxígeno.
2. Vapor de agua
El vapor de agua absorbe más radiación que cualquier otro componente atmosférico.
3. Troposfera
Estratosfera
Mesosfera
Termosfera
Las cuatro capas de la atmósfera son la troposfera, la estratosfera, la mesosfera y la
termosfera.
4. b. Falso
La troposfera es la capa más baja de la atmósfera, donde se emiten casi todos los
contaminantes del aire.
5. La meteorología es la ciencia de la atmósfera.
6. La meteorología de la contaminación del aire es el estudio de cómo los procesos atmosféricos
afectan el destino de la contaminación del aire.
Bibliografía
Ahrens, C. D., 1993. Essentials of Meteorology: An Invitation to the Atmosphere. Minneapolis:
West Publishing.
Demillo, R., 1994. How Weather Works. Emeryville, CA: Ziff Davis Press.
Handbook of Air Pollution, 1968. PHS Publication AP-44 (PB190-247).
Moran, J.M., M.D. Morgan y P.M. Pauley, 1994. The Atmosphere and the Science of Weather.
4ª ed. Nueva York: Macmillan College Publishing.
Williams, J., 1992. The Weather Book. USA Today. Nueva York: Random House.
U.S. Air Force, 1962. Weather for Aircrews. AF Manual 105-5.
Lección 2
Balance térmico de la atmósfera
Esta lección y las dos siguientes introducen los conceptos fundamentales de la meteorología –
la ciencia de la atmósfera y sus fenómenos. En la lección 1 se aprendió que la meteorología
desempeña un papel muy importante en la comprensión del transporte y la dispersión de los
contaminantes del aire. Las lecciones 2 y 3 describen los principios meteorológicos básicos que
producen la circulación atmosférica. La lección 4 se basa en conceptos y principios
meteorológicos y discute la estructura vertical de la temperatura atmosférica y la dispersión de
la contaminación en el aire.
Meta
Familiarizar al lector con la fuente de energía responsable de la circulación atmosférica
y con la manera cómo la Tierra y la atmósfera interactúan para balancear la energía
recibida por el sistema Tierra-atmósfera.
Objetivos
Al culminar esta lección, podrá:
1. Identificar la fuente de energía que “dirige” la circulación atmosférica.
2. Definir el término insolación y describir cuatro factores que determinan la cantidad de
insolación recibida por el sistema Tierra-atmósfera.
3. Explicar el efecto invernadero y nombrar los componentes más importantes del
almacenamiento calorífico de la atmósfera.
4. Explicar la razón que determina un balance térmico de largo plazo en la atmósfera.
5. Describir tres métodos de transferencia de calor: conducción, convección y advección.
6. Definir el calentamiento diferencial e identificar por lo menos tres factores que influyen en
este.
Radiación e insolación
La energía consumida en casi todos los procesos atmosféricos proviene del sol. Esta energía se
transfiere a través de la radiación del calor en forma de ondas electromagnéticas. La radiación
del sol tiene su pico de transmisión en el rango visible de longitudes de onda [entre 0,38 y 0,78
micrómetros (µm)] del espectro electromagnético (figura 2-1). Sin embargo, el sol también
descarga una cantidad considerable de energía en las regiones ultravioletas e infrarrojas.
Noventa y nueve por ciento de la energía solar se emite en longitudes de onda que oscilan entre
0,5 y 40 µm. Además, las longitudes de onda más largas que 2,5 µm son fuertemente
absorbidas por el vapor de agua y el dióxido de carbono de la atmósfera. La radiación en
longitudes de onda menores que 0,29 µm es altamente absorbida en la atmósfera por el
nitrógeno y el oxígeno. Por consiguiente, la radiación solar que cae sobre la Tierra
generalmente tiene una longitud de onda que oscila entre 0,29 y 2,5 µm.
Figura 2-1. Longitudes de onda a las que el sol irradia 99% de su energía.
Fuente: Moran y Morgan, 1994.
La cantidad de radiación solar recibida en una hora y un lugar específicos del sistema Tierra-
atmósfera se llama insolación (en inglés, insolation, de incoming solar radiation). La insolación
esta determinada por cuatro factores:
• La constante solar
• La transparencia de la atmósfera
• La duración de la luz del día
• El ángulo con el que los rayos solares caen sobre la Tierra.
Constante solar
La constante solar es la cantidad promedio de radiación recibida en un punto perpendicular a
los rayos solares, localizado fuera de la atmósfera en la distancia media entre la Tierra y el sol.
La cantidad real de radiación solar recibida en el borde exterior de la atmósfera varía
ligeramente según la producción de energía del sol y la distancia de la Tierra en relación con
este. Debido a la excentricidad de la órbita terrestre alrededor del sol, la Tierra se acerca más a
este en enero que en julio. Además, la radiación emitida por el sol varía un poco,
probablemente en un porcentaje mínimo. Estas ligeras variaciones que afectan la constante
solar son triviales si se consideran las propiedades atmosféricas que agotan la cantidad total de
radiación solar que cae sobre la superficie terrestre. La transparencia de la atmósfera, la
duración de la luz del día y el ángulo con que los rayos solares caen sobre la Tierra son mucho
más importantes para determinar la cantidad de insolación que realmente se recibe, la que
también influye en el clima.
Cuadro 2-1 Valores para la constante solar
Constante solar = 1,94 cal/cm
2
min
1.353 W/m
2
428 Btu/pies
2
h
4,871 kJ/m
2
h
Transparencia
La transparencia de la atmósfera tiene una relación importante con la cantidad de insolación que
llega a la superficie terrestre. La radiación emitida se agota a medida que pasa a través de la
atmósfera. Los diferentes compuestos atmosféricos absorben o reflejan energía de diferentes
maneras y en cantidades variadas. La transparencia de la atmósfera se refiere al monto en que la
radiación penetra en la atmósfera y llega a la superficie terrestre sin agotarse. Como se indica en
la figura 2-2, una parte de la radiación que recibe la atmósfera se refleja desde la parte superior de
las nubes y desde la superficie terrestre, y otra es absorbida por moléculas y nubes.
Figura 2-2. Dos factores que reducen la transparencia atmosférica
La capacidad general de las diferentes superficies de la Tierra de reflejar energía solar a la
atmósfera se conoce como albedo. El albedo se define como la fracción (o porcentaje) de la
energía solar incidente que refleja una superficie al espacio. Las diferentes superficies (agua,
nieve, arena, etc.) tienen diferentes valores albedo (cuadro 2-2). Para la Tierra y la atmósfera
como un todo, el albedo promedio es 30% cuando hay condiciones generales de nubosidad
sobre la Tierra. Este índice es mayor en el rango visible de las longitudes de onda.
Algunos de los gases de la atmósfera (notoriamente el vapor de agua) absorben la radiación
solar, por lo que llega una menor radiación a la superficie terrestre. A pesar de componer sólo
aproximadamente 3% de la atmósfera, el vapor de agua absorbe en promedio seis veces más
radiación solar que los demás gases combinados. Por lo tanto, la cantidad de radiación recibida
por la superficie terrestre es considerablemente menor que la recibida fuera de la atmósfera,
representada por la constante solar.
Todos los cuerpos, no sólo el sol, irradian energía en longitudes de onda a lo largo del espectro
electromagnético. Los cuerpos más cálidos irradian longitudes de onda más cortas y los más
fríos, longitudes de onda más largas. Mientras que el sol tiene su transmisión pico en el rango
visible (0,38 a 0,78 µm), la Tierra emite su radiación máxima en longitudes de onda
considerablemente más largas –en el rango de 10 µm (región infrarroja). La Tierra se calienta
cuando absorbe energía y se enfría cuando la irradia. Asimismo, absorbe y emite radiación al
mismo tiempo. Si la superficie terrestre absorbe más energía que la que irradia, se calentará. Si
irradia más energía que la que absorbe, se enfriará.
Cuadro 2-2. Valores albedo para diferentes superficies
Superficie Albedo
(porcentaje de la
radiación incidente de
onda corta)
Suelo negro, seco
Suelo negro, húmedo
Terreno arado, húmedo
Arena, brillante, fina
14
8
14
37
Nieve densa, seca y limpia
Hielo de mar ligeramente poroso azulado lechoso,
capa de hielo cubierta con una capa de agua de 15-20
cm
Bosque cubierto por nieve
86-95
36
26
33-40
Bosque de árboles con hojas caducas
Copos de robles
Bosques de pinos
Zonas de arbustos desiertas
17
18
14
20-29
Pantanos
Praderas
Trigo de invierno
Brezo
10-14
12-13
16-23
10
Yuma, Arizona
Washington, D.C. (setiembre)
Winnipeg, Manitoba (julio)
Great Salt Lake, Utah
20
12-13
13-16
3
Fuente: Drake, R.L. y otros, 1979.
La Tierra absorbe radiación solar de onda corta y emite una radiación terrestre de longitudes
de onda más largas. En la atmósfera, las nubes, el vapor de agua y, en menor grado, el dióxido
de carbono, absorben la radiación terrestre, que hace que la atmósfera se caliente. La atmósfera
absorbe mucho más radiación terrestre que solar. Además, también irradia energía al espacio
exterior y la devuelve a la superficie terrestre. El sistema Tierra-atmósfera emite continuamente
radiación terrestre, durante el día y la noche. La absorción atmosférica de la radiación terrestre
beneficia al sistema Tierra-atmósfera al captar la radiación que se podría perder en el espacio.
Este fenómeno explica por qué la temperatura del aire generalmente es más caliente durante
las noches nubladas que durante las despejadas. El efecto invernadero es el nombre dado al
resultado del proceso de intercambio de energía que hace que la superficie terrestre se caliente
más que lo que se calentaría si la atmósfera no volviera a irradiar energía a la Tierra.
Gases como el dióxido de carbono y el metano también aumentan la capacidad de la atmósfera
para absorber radiación. Algunos científicos piensan que las crecientes emisiones, provocadas
por el hombre de estos compuestos naturales (y de otros gases de comportamiento similar,
generalmente denominados gases del efecto invernadero) están calentando la Tierra y la
atmósfera más rápido de lo normal. Este fenómeno se conoce como calentamiento global. El
cuadro 2-3 presenta una lista de los gases predominantes del efecto invernadero. Algunos
científicos prevén que si esta tendencia continúa, se producirán cambios graduales en las
condiciones climáticas. Actualmente, se están realizando estudios para determinar si las
emisiones provocadas por el hombre son significativas para el fenómeno del calentamiento
global.
Cuadro 2-3. Los gases del efecto invernadero
Gas del efecto invernadero % del total de los gases
del efecto invernadero
Fuentes y % del total de los gases
del efecto invernadero
Dióxido de carbono (CO
2
) 50 Energía de combustibles fósiles (35)
Deforestación (10)
Agricultura (3)
Industria (2)
Metano (CH
4
) 16 Energía de combustibles fósiles (4)
Deforestación (4)
Agricultura (8)
Óxido nitroso (N
2
O) 6 Energía de combustibles fósiles (4)
Agricultura (2)
Clorofluorocarbonos (CFC) 20 Industria (20)
Ozono (O
3
) 8 Energía de combustibles fósiles (6)
Industria (2)
Fuente: Williams, M. 1993.
La transparencia es una función no sólo de nubosidad sino también de latitud. Los rayos solares
deben atravesar una capa de atmósfera reflectora de dispersión más espesa en las latitudes
intermedias y altas que en las tropicales (figura 2-3). Este efecto varía según las estaciones: en
invierno es mayor (en el hemisferio norte) cuando el eje terrestre se aleja del sol y hace que los
rayos solares sean menos intensos en el horizonte (figura 2-4).
Figura 2.3. Relación entre la transparencia y la latitud
Figura 2-4. Efecto estacional de la transparencia en determinada ubicación
Figura 2.3. Relación entre la transparencia y la latitud
Duración de la luz del día
La duración de la luz de día también afecta la cantidad de insolación recibida: mientras más
largo sea el período de luz solar, mayor será la posible insolación total. La duración de la luz
del día varía con la latitud y las estaciones. En el ecuador, el día y la noche son siempre iguales.
En las regiones polares, el período de luz del día alcanza un máximo de 24 horas en verano y un
mínimo de cero horas en invierno. La figura 2-5 muestra cómo varía esta duración con las
estaciones en el hemisferio norte.
Figura 2-5. Variaciones estacionales en la duración de la luz del día
(hemisferio norte)
Ángulo de los rayos
El ángulo con que los rayos solares caen sobre la Tierra varía considerablemente a medida que
el sol “se mueve” de un lado a otro del ecuador. Una superficie relativamente plana y
perpendicular a un rayo solar vertical recibe la mayor cantidad de insolación. Por consiguiente,
las áreas donde los rayos solares son oblicuos reciben menos insolación, ya que estos deben
atravesar una capa más espesa de la atmósfera y se dispersan sobre una superficie mayor (figura
2-6). Este mismo principio se aplica al desplazamiento diario de los rayos solares. Al mediodía,
se produce la mayor intensidad de insolación. Durante la mañana y la tarde, cuando el sol se
encuentra en un ángulo bajo, la intensidad de la insolación es menor.
Figura 2-6. Rayos oblicuos y verticales
Balance térmico
Dado que la energía del sol siempre ingresa en la atmósfera, si toda la energía se almacenara en
el sistema Tierra-atmósfera, la Tierra se podría recalentar. Así, la energía se debe liberar de
nuevo en el espacio. Por lo general, esto es lo que sucede. La radiación recibida regresa como
radiación terrestre y da lugar a un balance térmico, llamado balance de radiación.
La figura 2-7 muestra el balance de radiación (térmico) de la atmósfera. De cada 100 unidades
de energía que ingresan en la atmósfera, 51 son absorbidas por la tierra, 19 por la atmósfera y
30 reflejadas nuevamente al espacio. Las 70 unidades que absorbe el sistema Tierra-atmósfera
(51 + 19 unidades) son irradiadas nuevamente al espacio como una radiación de onda larga.
Figura 2-7. Radiación y balance térmico promedio anual de la atmósfera para
100 unidades de radiación solar recibida
Fuente: National Academy of Sciences 1975, p. 18.
Distribución del calor
La Tierra, en su totalidad, experimenta grandes contrastes entre el calor y el frío en cualquier
época. En el ecuador, soplan brisas tropicales cálidas mientras que en las regiones polares se
forman capas de hielo. De hecho, debido a las extremas diferencias de temperatura entre el
ecuador y los polos, el sistema Tierra-atmósfera se asemeja a un “motor térmico” gigante. Los
motores térmicos dependen de los contrastes caliente-frío para generar energía. Como se verá
más adelante, este “motor térmico” mundial influye en los principales modelos de circulación
atmosférica a medida que el aire caliente se traslada a áreas más frías. Diversas áreas de la
Tierra que reciben diferentes intensidades de insolación representan una gran parte de este
desequilibrio del calor. Como se dijo anteriormente, la latitud, las estaciones y la duración de la
luz del día hacen que la intensidad de insolación recibida varíe según el lugar.
Calentamiento diferencial
La superficie terrestre no sólo recibe diferentes magnitudes de radiación solar sino que las
diversas superficies terrestres absorben energía térmica en magnitudes distintas. Por ejemplo,
las masas de tierra absorben y almacenan calor de manera diferente que las de agua. Además, la
capacidad de absorber y almacenar el calor es diferente en los distintos tipos de superficies
terrestres. El color, la forma, la textura de la superficie, la vegetación y la presencia de
construcciones pueden influir en el calentamiento y enfriamiento de la Tierra. Por lo general, las
superficies secas se calientan y enfrían más rápidamente que las húmedas. Las áreas aradas, las
playas arenosas y los caminos pavimentados se calientan más que las praderas y las áreas
boscosas. Durante el día, el aire de un terreno arado es más cálido que el de un bosque o un
pantano; durante la noche, la situación es inversa. La propiedad que hace que las diferentes
superficies se calienten y se enfríen en velocidades distintas se denomina calentamiento
diferencial.
La absorción de la energía térmica del sol se confina en una capa poco profunda de la superficie
terrestre. Por consiguiente, las superficies terrestres se calientan rápidamente durante el día y se
enfrían rápidamente durante la noche. En cambio, las superficies acuáticas se calientan y enfrían
más lentamente que las terrestres por las siguientes razones:
• El movimiento del agua produce calor
• Los rayos solares pueden penetrar la superficie acuática
• Se requiere más calor para cambiar la temperatura del agua debido a su mayor calor específico (se
requiere más energía para aumentar la temperatura del agua que para cambiar la temperatura de la
misma cantidad de suelo)
• La evaporación del agua es un proceso de enfriamiento
Transporte de calor
Además de la radiación, el calor se transmite por conducción, convección y advección. Estos
procesos afectan la temperatura de la atmósfera cercana a la superficie terrestre. La
conducción es el proceso por el cual se transmite el calor a través de la materia sin que esta en
sí se transfiera. Por ejemplo, el asa de una sartén de hierro se calienta debido a la conducción de
calor del mechero de la estufa. El calor es conducido de un objeto más caliente a uno más frío.
La transferencia de calor a través de la convección se produce cuando la materia está en
movimiento. El aire que se calienta a través de una superficie terrestre calentada (por
conducción) se elevará porque es más liviano que el del ambiente. El aire calentado se eleva y
transfiere el calor verticalmente. Así mismo, el aire en altura más frío se hundirá porque es más
pesado que el aire del ambiente. Esto va de la mano con el aumento del aire y es parte de la
transferencia de calor por convección. Los meteorólogos también emplean el término
advección para denotar la transferencia de calor que se produce principalmente por el
movimiento horizontal antes que por el movimiento vertical del aire (convección).
Distribución mundial del calor
Como se ha mencionado anteriormente, la distribución mundial de la insolación está
estrechamente relacionada con la latitud. La insolación total anual es mayor en el ecuador y
disminuye hacia los polos. La figura 2-8 muestra la cantidad de radiación solar absorbida por la
Tierra y la atmósfera (línea punteada) en comparación con la onda larga de radiación que sale
de la atmósfera (línea negra). La cantidad de insolación recibida anualmente en el ecuador es
cuatro veces mayor que la recibida en cualquiera de los polos. A medida que los rayos solares
se desplazan estacionalmente de un hemisferio a otro, la zona de insolación diaria máxima
posible se mueve con estos. Para la Tierra como un todo, las ganancias de energía solar
equivalen a las pérdidas de energía que regresan al espacio (balance térmico). Sin embargo,
como la región ecuatorial obtiene más calor que el que pierde y como los polos pierden más
calor que el que obtienen (como lo señala la figura 2-8), algo debe suceder para que el calor se
distribuya de manera más uniforme alrededor de la Tierra. De otro modo, las regiones
ecuatoriales seguirían calentándose y los polos enfriándose. Por lo tanto, para lograr un
equilibrio, las circulaciones atmosféricas y oceánicas realizan una transferencia continua de
calor a larga escala (de latitudes bajas a altas).
Figura 2-8. Distribución latitudinal del calor
La atmósfera conduce el aire cálido hacia los polos y el aire frío hacia el ecuador. La
transferencia de calor de los trópicos hacia los polos se produce durante todo el año pero en
una escala mucho menor en verano que en invierno. En verano, la diferencia de temperatura
entre las latitudes bajas y altas es considerablemente menor que en invierno (50% menos en el
hemisferio norte). Como se podría esperar, el hemisferio de invierno tiene una pérdida neta de
energía, y el hemisferio de verano, una ganancia neta. La mayor parte de la ganancia del estío
se almacena en las capas superficiales de la Tierra y el océano, principalmente en este último.
Los océanos también desempeñan un papel importante en el intercambio de calor. El agua
caliente fluye hacia los polos a lo largo del lado occidental de una cuenca del océano y el agua
fría hacia el ecuador en el lado oriental. En latitudes más altas, el agua caliente se mueve hacia
los polos en el lado oriental de la cuenca del océano y el agua fría hacia el ecuador en el lado
occidental. Las corrientes oceánicas se encargan de transportar aproximadamente 40 por ciento
de la energía del ecuador hacia los polos. El 60 por ciento restante se atribuye al movimiento
del aire.

Ejercicio de revisión
1. La fuente de energía responsable de la circulación atmosférica y oceánica es _____________.
2. Enumere los cuatro factores que determinan la cantidad de insolación recibida por la Tierra.



.
3. La fracción de energía reflejada por una superficie en comparación con la cantidad recibida
por la superficie de la terrestre es:
a. La atmósfera
b. El albedo
c. El balance térmico
d. La constante solar
4. ¿Cuál de las siguientes sustancias almacena más energía térmica que los demás compuestos
atmosféricos combinados?
a. El dióxido de carbono
b. El ozono
c. El vapor de agua
d. El nitrógeno
5. Cuando el aire está nublado o muy contaminado, la superficie terrestre recibirá insolación
directa.
a. Más
b. Menos
Explique por qué.
__________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________.
6. Explique el efecto invernadero.
__________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________.
7. ¿Verdadero o falso? Los rayos oblicuos producen más calor por unidad de área que los
verticales.
a. Verdadero
b. Falso
8. Dado que la atmósfera de la Tierra agota la radiación solar que la atraviesa ¿cuánta radiación
recibida en el límite exterior de la atmósfera llega a la superficie terrestre?
a. Un cuarto
b. La mitad
c. Toda
d. Nada
9. El balance térmico en la Tierra implica que:
a. La Tierra fría retiene todo el calor que recibe
b. Los polos retienen tanto calor como el que irradia el ecuador
c. El sistema Tierra-atmósfera pierde tanto calor como el que obtiene
d. La Tierra se calienta en invierno y se enfría en verano
10. ¿Qué es el calentamiento diferencial?
__________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________.
11. ¿Verdadero o falso? La transferencia de calor por conducción implica el movimiento de la
materia.
a. Verdadero
b. Falso
12. Cuando el aire entra en contacto con la Tierra calentada y se calienta, se produce
_______________________ .
13. El proceso de calentamiento que causa la mezcla vertical del aire sobre la superficie terrestre
se denomina:
a. Conducción
b. Convección
c. Advección
14. ¿Verdadero o falso? Las circulaciones oceánicas y atmosféricas redistribuyen la energía
recibida por el sol.
a. Verdadero
b. Falso
Respuestas del ejercicio de revisión
1. El sol
La fuente de energía responsable de la circulación atmosférica y oceánica es el sol.
2. La constante solar
La transparencia de la atmósfera
La duración de la luz del día
El ángulo con que los rayos solares caen sobre la Tierra
Los cuatro factores que determinan la cantidad de insolación recibida por la Tierra son:
• La constante solar
• La transparencia de la atmósfera
• La duración de la luz del día
• El ángulo con que los rayos solares caen sobre la Tierra.
3. b. El albedo
La fracción de energía reflejada por una superficie en comparación con la cantidad producida
en esta es su albedo.
4. c. El vapor de agua
El vapor de agua almacena más energía térmica que los demás componentes atmosféricos
combinados.
5. b. Menos
Cuando el aire está nublado o muy contaminado, se recibirá menos insolación directa porque
los gases atmosféricos y las nubes absorben y reflejan la radiación solar.
6. El efecto invernadero es la capacidad de la atmósfera para absorber la radiación terrestre e
irradiar nuevamente el calor a la superficie de la Tierra.
7. b. Falso
Los rayos oblicuos producen menos calentamiento por unidad de área que los verticales.
8. b. La mitad
La atmósfera de la Tierra consume la radiación solar que la atraviesa; la mitad de la radiación
recibida en el límite exterior de la atmósfera llega a la superficie terrestre.
9. c. El sistema Tierra-atmósfera pierde tanto calor como el que recibe
El balance térmico de la Tierra implica que el sistema Tierra-atmósfera pierde tanto calor
como el que recibe.
10. El calentamiento diferencial es la capacidad de algunos objetos para absorber y retener el
calor mejor que otros.
11. b. Falso
La transferencia de calor por conducción no implica el movimiento de la materia. La
conducción es el proceso por el cual se transfiere el calor a través de la materia sin que se
produzca la transferencia de esta en sí.
12. Conducción
Cuando el aire entra en contacto con la Tierra calentada y se calienta, se produce la
conducción.
13. b. Convección
El proceso de calentamiento que causa la mezcla vertical del aire sobre la superficie terrestre
se denomina convección.
14. a. Verdadero
Las circulaciones atmosféricas redistribuyen la energía recibida por el sol.
Bibliografía
Demillo, R., 1994. How Weather Works. Emeryville, CA: Ziff Davis Press.
Drake, R.L. y otros, 1979. Mathematical Models for Atmospheric Pollutants. EA-1131.
Preparado para el Electric Power Research Institute.
Houghton, D.D., 1985. Handbook of Applied Meteorology, Nueva York: John Wiley & Sons.
Lockwood, J.G., 1974. World Climatology, an Environmental Approach. Nueva York: St.
Martin’s Press.
National Academy of Sciences, 1975. Understanding Climatic Change.
U.S. Air Force, 1962. Weather for Aircrews. AF Manual 105-5.
Wallace, J.M. y otros, 1977. Atmospheric Science: An Introductory Survey. Nueva York:
Academic Press.
Williams, J., 1992. The Weather Book. USA Today. Nueva York: Random House.
Williams, M., 1993. Planet Management. Nueva York: Oxford University Press.
Lección 3
La estructura dinámica de la atmósfera
Meta
Dar a conocer los factores que afectan la circulación atmosférica, como la presión
atmosférica, el viento, las influencias friccionales, los frentes y las masas de aire.
Explicar la influencia de las características topográficas como la Tierra, el agua y las
montañas en el movimiento del aire.
Objetivos
Al concluir esta lección, estará capacitado para:
1. Nombrar y explicar tres fuerzas que determinan la dirección y la velocidad del
viento dentro de la capa de fricción de la Tierra.
2. Explicar los cambios que produce la altura en la velocidad del viento y su
importancia para los estudios sobre la contaminación del aire.
3. Describir el efecto de los sistemas de presión en el transporte de la contaminación.
4. Identificar las dos propiedades principales de una masa de aire.
5. Distinguir cuatro tipos de frentes diferentes.
6. Explicar el fenómeno llamado entrampamiento frontal.
7. Explicar cómo influyen los diferentes tipos de terreno en el flujo del aire y, por
consiguiente, en la dispersión de la contaminación.
Introducción
Todos estamos familiarizados con las diferentes formas que puede adoptar la circulación
atmosférica: brisas suaves, tormentas eléctricas, huracanes, para mencionar unas pocas. El aire
se mueve a fin de equilibrar los desbalances de presión atmosférica que causan las variaciones
de la insolación y el calentamiento diferencial. El calentamiento diferencial es la causa principal
de la circulación atmosférica en la Tierra. En esta lección se explicará por qué el viento sopla
desde una determinada dirección y las causas de los patrones generales de circulación del aire.
Se observarán las diferencias de comportamiento entre los vientos en altura y los superficiales,
y cómo influye la topografía de la Tierra en estos últimos.
Circulación atmosférica
El aire se mueve a fin de equilibrar los desbalances de presión causados por el calentamiento
diferencial de la superficie terrestre. A medida que se traslada de áreas de alta presión a áreas
de baja presión, el viento es influido significativamente por la presencia o ausencia de la
fricción. Por consiguiente, los vientos superficiales se comportan de manera diferente que los
vientos en altura debido a las fuerzas de fricción que actúan cerca de la superficie terrestre. La
rotación de la Tierra modifica la circulación atmosférica pero no la produce, ya que,
esencialmente, la atmósfera rota con la Tierra. El movimiento del aire ayuda a evitar que las
concentraciones de los contaminantes liberados al aire alcancen niveles peligrosos.
Presión atmosférica
A pesar de ser invisible, el aire tiene peso. Cualquier gas como el aire contiene moléculas que
se mueven en todas las direcciones y a grandes velocidades. En realidad, la velocidad depende
de la temperatura del gas. La presión atmosférica es causada por moléculas de aire (por
ejemplo, oxígeno o nitrógeno) que chocan tanto entre sí como con otros objetos y rebotan. Es
función del número de moléculas atmosféricas en un determinado volumen y la velocidad a la
que se desplazan. Cuando el aire está confinado dentro de ciertos límites, el calentamiento
aumenta su presión y el enfriamiento la disminuye. Cuando se confina en un espacio más
pequeño, su presión aumenta pero disminuye cuando se expande en un espacio mayor.
En cualquier ubicación, ya sea en la superficie terrestre o en la atmósfera, la presión
atmosférica depende del peso del aire de la capa superior. Imagine una columna de aire. Una
columna de aire que se extiende a cientos de kilómetros sobre el nivel del mar ejerce una
presión de 1.013 milibaras (mb) (o 1,013 Kpa). Pero si sube en la columna a una altitud de
5,5 km (18.000 pies), la presión atmosférica será aproximadamente la mitad o 506 mb (0,506
Kpa).
La figura 3-1 indica las áreas de presión alta y baja. Los ciclos concéntricos alrededor de las
áreas de mayor o menor presión se denominan isobaras, que son líneas de igual presión. Las
isobaras pueden seguir la forma de líneas rectas o de anillos a medida que rodean las áreas de
presión alta o baja. Las lecturas de presión en el diagrama oscilan entre 1.008 y 1.024
milibaras (mb).
Figura 3-1. Isobaras alrededor de áreas de presión alta y baja
Viento
El viento es el elemento básico en la circulación general de la atmósfera. Todos los
movimientos del viento, desde ráfagas pequeñas hasta grandes masas de aire, contribuyen
al transporte del calor y de otras condiciones de la atmósfera alrededor de la Tierra. La
denominación de los vientos depende de la dirección de donde provienen. Así, un “viento
del norte” es aquel que sopla de norte a sur y un “viento del oeste” es aquel que sopla de
oeste a este. Cuando los vientos soplan con mayor frecuencia desde una dirección que
desde otra, esta recibe el nombre de viento prevalente.
La velocidad del viento aumenta rápidamente con la altura sobre el nivel del suelo mientras
que la carga de fricción disminuye. Por lo general, el viento no es una corriente constante
sino conformada por ráfagas con una dirección ligeramente variable, separada por
intervalos. Las ráfagas de viento que se producen cerca de la Tierra se deben a las
irregularidades de la superficie, lo cual crea remolinos. Los remolinos son variaciones de la
corriente principal del flujo del viento. Las irregularidades mayores se producen por
convección –o transporte vertical del calor. Estas y otras formas de turbulencia contribuyen
al movimiento del calor, de la humedad y del polvo en el aire en altura.
Fuerza de Coriolis
Si la Tierra no rotara, el aire se movería directamente de una presión alta a una presión
baja. Sin embargo, como lo hace, para una persona que observa desde la superficie del
planeta, se produce una aparente desviación del aire. La fuerza de Coriolis causa una
desviación del aire a la derecha en el hemisferio norte y a la izquierda en el hemisferio
sur. Se trata de una fuerza aparente causada por la rotación de la Tierra bajo la acción
del movimiento del aire. Observado desde el espacio, este movimiento de aire (o
cualquier movimiento libre de un objeto, para el caso) parece seguir una línea recta.
Pero para una persona que se encuentra en la Tierra, este movimiento aparenta haberse
desviado.
La figura 3-2 ilustra la fuerza de Coriolis. Imagine un plato giratorio que rota sobre su
eje central como la Tierra (figura 3-2a). Si sostiene una regla y traza una línea recta a
través del disco giratorio, vería una línea recta desde su posición. Si este plato fuera la
Tierra, su posición sería el espacio. Sin embargo, la línea que trazaría en el plato
giratorio sería en realidad curva. Por consiguiente, desde un punto de vista giratorio, la
línea es desviada (figura 3-2c).
Figura 3-2. La fuerza de Coriolis
Lo mismo sucede cuando el viento sopla. Esta fuerza aparente en el viento:
• Aumenta a medida que se incrementa la velocidad del viento
• Permanece en ángulos rectos en relación con la dirección del viento (véase la figura
3-3)
• Crece cuando la latitud aumenta (es decir, la fuerza es mayor en los polos y cero en
el ecuador)
El efecto de esta fuerza de desviación es que el viento parezca cambiar de dirección en
la Tierra. En realidad, esta se mueve en relación con el viento. Como se muestra en la
figura 3-3, los vientos parecen desviarse hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia
la izquierda en el hemisferio sur.
Figura 3-3. La desviación de los vientos de gran escala en
los hemisferios norte y sur
Fuerza del gradiente de presión
El viento se produce por la tendencia de la naturaleza a corregir las diferencias en la
presión atmosférica. Así, el viento soplará de las áreas de presión alta a las de presión
baja. La presión que equilibra la fuerza que tiende a mover el aire de la presión alta a la
baja se denomina fuerza del gradiente de presión.
El gradiente de presión es la tasa y la dirección del cambio de presión. Está
representado por una línea trazada en los ángulos derechos de las isobaras, como se
muestra en la figura 3-4. Cuando las isobaras se encuentran cerca, los gradientes son
inclinados. El viento se moverá más rápidamente a través de isobaras inclinadas. Los
vientos son más suaves cuando las isobaras están más alejadas porque la pendiente
entre estas no es tan inclinada; por consiguiente, el viento no ejerce tanta fuerza.
Figura 3-4. Gradientes de presión
La figura 3-4 indica que el viento se desplaza de áreas de presión alta a otras de presión
baja pero, debido a la fuerza de Coriolis (efecto de la rotación de la Tierra), el viento no
fluye paralelamente con el gradiente de presión. Además, nótese que la dirección del
viento superficial (líneas continuas) es diferente de la del viento superior (líneas
punteadas), a pesar de tener la misma fuerza de gradiente de presión. Esto se debe a
fuerzas de fricción.
Fricción
La fricción, la tercera fuerza principal que afecta al viento, empieza a actuar cerca de la
superficie terrestre hasta que llega a altitudes aproximadas de 500 a 1.000 m. Esta
sección de la atmósfera se denomina capa límite planetaria o atmosférica. Por encima
de esta capa, la fricción deja de influir en el viento. La fuerza de Coriolis y la del
gradiente de presión se encuentran balanceadas por encima de la capa límite planetaria.
Como se indica en la figura 3-5, las fuerzas balanceadas que se producen por encima de
la capa donde la fricción influye en el viento crean un viento que sopla paralelamente
con las isobaras. Este viento se denomina viento geostrófico. En el hemisferio norte,
las presiones bajas se producirán a la izquierda del viento. En el hemisferio sur,
sucederá lo contrario.
Figura 3-5. Balance de fuerzas producidas por el viento geostrófico (hemisferio norte)
Dentro de la capa de fricción, la fuerza de Coriolis, la fuerza del gradiente de presión y
la fricción ejercen una influencia sobre el viento. El efecto de la fricción sobre el viento
aumenta a medida que este se acerca a la superficie terrestre. Además, mientras más
accidentada sea la superficie terrestre, mayor será la influencia friccional. Por ejemplo,
sobre una área urbana el flujo de aire experimenta más fricción que sobre una gran masa
de agua.
La fricción no sólo disminuye la velocidad del viento sino que también influye en su
dirección. El efecto de la fricción sobre la dirección del viento se debe a la relación
existente entre la velocidad del viento y la fuerza de Coriolis. Se debe recordar que esta
fuerza es proporcional a la velocidad del viento. Por lo tanto, a medida que este
experimenta mayor fricción en altitudes progresivamente bajas dentro de la capa de
fricción, su velocidad y la fuerza de fricción disminuyen. Con la fricción, la fuerza de
Coriolis decrece en relación con la fuerza del gradiente de presión; esta no equilibra la
fuerza de Coriolis como lo hace con el viento geostrófico sobre la capa límite
planetaria. Al contrario, la fuerza del gradiente de presión predomina y desplaza el
viento hacia la presión baja (véase la figura 3-6). La dirección del viento se dirige hacia
la presión baja hasta que el vector resultante de la fuerza friccional y la fuerza de
Coriolis equilibran de manera exacta la fuerza del gradiente de presión. A medida que
las fuerzas friccionales aumentan, las direcciones del viento giran más bruscamente
hacia la presión baja. Este cambio en la dirección del viento según las diferentes
altitudes dentro de la capa de fricción se ilustra en la figura 3-7 y se denomina espiral
de Ekman. El giro de la dirección del viento disminuye con la altura hasta que la
fricción deja de influir en el flujo del viento, como en el caso del viento geostrófico.
Figura 3-6. La fuerza de Coriolis actúa con la fricción para
equilibrar la fuerza horizontal del gradiente de presión
Figura 3-7. La espiral de Ekman del viento en el hemisferio norte
El efecto de la fricción en el viento influye significativamente en el transporte de los
contaminantes del aire. Cuando una pluma de contaminantes del aire emerge de una
chimenea, es probable que ascienda a través de la capa límite planetaria (o atmosférica)
donde la fricción cambia la dirección del viento con la altura. Esto la dispersará
horizontalmente en direcciones distintas. Además, los contaminantes liberados en
diferentes alturas de la atmósfera pueden moverse en direcciones diferentes.
Sistemas de presión
El movimiento horizontal del aire está determinado por muchas fuerzas. Los vientos
superficiales se desplazan en dirección contraria a las agujas del reloj alrededor de los
sistemas de presión baja (ciclones) en el hemisferio norte. Este mismo balance de fuerzas
conduce el aire en la dirección de las agujas del reloj alrededor de sistemas de presión alta
(anticiclones) en el hemisferio norte, lo contrario sucede en el hemisferio sur. La figura 3-8
muestra el flujo de aire relacionado con los sistemas de presión cercanos a la superficie
terrestre. En el hemisferio norte, en los niveles superiores de la atmósfera donde se
remueven las fuerzas friccionales, el aire se mueve en forma paralela con las isobaras, como
se indica en la figura 3-5.
Figura 3-8.Flujo del aire superficial alrededor de sistemas
de presión alta y baja en el hemisferio norte
Efectos del sistema de alta presión del Pacífico y del sistema de
presión alta de las Bermudas en la contaminación del aire
La presencia de anticiclones subtropicales semipermanentes en los principales océanos
influye en la dispersión de la contaminación del aire en diversas áreas del mundo. El
sistema de presión alta del Pacífico y el de presión alta de las Bermudas constituyen dos
ejemplos de sistemas de presión alta de gran escala que afectan la calidad del aire en
California del sur y el sudeste de Estados Unidos, respectivamente. Estos sistemas de
presión alta son conocidos como semipermanentes porque cambian de posición sólo de
verano a invierno. Se forman por el hundimiento del aire en la región sobre las zonas de
calmas subtropicales (aproximadamente 30° de latitud). El aire frío en altura
(hundimiento) se comprime y calienta a medida que se hunde en estas áreas de presión
alta y establece una inversión de temperatura elevada. Esta última se produce cuando
existe una capa de aire cálido sobre una de aire frío, lo cual impide el movimiento
vertical del aire. El fondo de esta capa de inversión generalmente se aproxima a la
superficie mientras más se aleje del centro del anticiclón. Para mayor información sobre
inversiones en general e inversiones de subsidencia o de asentamiento en particular,
remítase a la lección 4.
Sistema de presión alta del Pacífico
En el lado oriental de estos anticiclones semipermanentes, la capa de inversión es
reforzada por el flujo del aire que se desplaza en la dirección de las agujas del reloj
alrededor del sistema de presión que atrae el aire del norte. El aire se enfría al
entrar en contacto con el agua fría del océano. Esta condición afecta el área de
California del sur, que está ubicada en el lado oriental del sistema de presión alta
del Pacífico. Las inversiones de temperatura, que limitan la mezcla vertical de los
contaminantes del aire, son comunes en esta área. Por consiguiente, los
contaminantes del aire se pueden acumular en niveles peligrosos en la capa
superficial de la atmósfera bajo la capa de inversión.
Sistema de presión alta de las Bermudas
En el lado occidental de los anticiclones permanentes, las condiciones son menos
severas. El movimiento del aire en la dirección de las agujas del reloj da lugar al
flujo del viento de áreas tropicales del sur, donde el aire es cálido y húmedo. El aire
que se asienta en estas áreas de alta presión conduce a inversiones de temperatura
elevada pero la frecuencia y la fuerza de estas no son tan significativas como las
que influyen en las costas occidentales de los continentes debido a la advección del
aire cálido. Esta situación es típica en el sudeste de Estados Unidos, donde el
sistema de presión alta de las Bermudas, situado en el océano Atlántico, influye en
el transporte y la dispersión de los contaminantes.
Circulación general
La circulación general representa el flujo promedio de aire alrededor del mundo. Como los
vientos pueden variar ampliamente respecto del promedio en cualquier tiempo y lugar, el
estudio de los patrones de flujo promedio del viento puede servir para identificar los
patrones predominantes de circulación en ciertas latitudes y entender sus causas. Como se
observó en la lección 2, la fuerza que impulsa la circulación general es el calentamiento
irregular de la superficie terrestre. Las regiones ecuatoriales reciben mucho más energía del
sol que las polares. Las variaciones horizontales de la temperatura atmosférica, causadas
por el calentamiento irregular, determinan diferencias de presión que dirigen la circulación
atmosférica.
Dada la complejidad de la circulación mundial del aire, se empezará por estudiar un modelo
simple que explica cómo sería dicho proceso sin las complicaciones causadas por la
rotación de la Tierra y la irregularidad de su superficie. Si la Tierra no rotara y estuviera
compuesta por una superficie sólida uniforme, se podría observar un modelo de circulación
muy predecible del ecuador a los polos (véase la figura 3-9). El aire del ecuador, que recibe
más radiación solar, sería mayor que el de los polos. Sería más cálido y ligero, y se elevaría
debido a la convección. A medida que el aire ecuatorial cálido se eleva, se producen
tormentas eléctricas que liberan más calor y hacen que el aire continúe elevándose hasta
que llega a la capa superior de la atmósfera. En este punto, el aire empezaría a moverse
hacia las regiones polares y se enfriaría a medida que se traslade. En los polos, el aire frío
denso descendería a la superficie y volvería a fluir hacia el ecuador. En el hemisferio norte,
el flujo del aire cercano a la superficie estaría siempre fuera del norte porque el aire más
frío del polo norte remplazaría al aire cálido, ascendente desde el ecuador.
Figura 3-9.Circulación planetaria hipotética del aire si la Tierra
no rotara y si tuviera una superficie uniforme
Sin embargo, la Tierra rota, lo que complejiza este flujo relativamente simple de aire. El
efecto de Coriolis es un factor principal que explica los patrones reales del flujo del aire
alrededor de la Tierra.
A continuación se explicará cómo actúa la fuerza de Coriolis en la circulación planetaria
del aire. En el ecuador, el aire cálido se eleva y muchas veces se condensa en grandes
nubarrones y tormentas. De este modo, se desarrolla una banda de presión baja alrededor
del ecuador. Estas tormentas eléctricas liberan calor, que conduce el aire hacia partes más
altas de la atmósfera. Allí, el aire empieza a trasladarse lateralmente hacia los polos y se
enfría a medida que se mueve. El aire empieza a convergir o “reunirse” a una altura
aproximada de 30° de latitud. La convergencia del aire hace que este se hunda o asiente en
esta latitud. Esto determina la divergencia del aire en la superficie terrestre. A medida que
el aire se hunde en esta región, el cielo se muestra despejado y los vientos superficiales son
suaves y variables. Las latitudes de 30° se conocen como zonas de calmas subtropicales
porque era allí donde se encalmaban los barcos de vela que viajaban al Nuevo Mundo. El
término correspondiente en inglés es horse latitudes porque, según la leyenda, cuando
escaseaban los alimentos y las provisiones, generalmente los tripulantes se comían a los
caballos o estos eran arrojados en esta región.
De las zonas de calmas subtropicales, una parte del aire superficial regresa al ecuador.
Debido al efecto de Coriolis, los vientos soplan desde el nordeste en el hemisferio norte y
desde el sudeste en el hemisferio sur. Estos vientos constantes se llaman vientos alisios.
Como se puede observar en la figura 3-10, los vientos alisios convergen alrededor del
ecuador en una región denominada la zona intertropical de convergencia (ZITC). Este
aire ecuatorial convergente se calienta y se eleva a lo largo del ciclo.
Figura 3-10. Circulación atmosférica general
En lugar de desplazarse hacia el ecuador, en las latitudes de 30° C, una parte del aire
superficial lo hace hacia los polos. La fuerza de Coriolis desvía estos vientos hacia el este
en ambos hemisferios. Estos vientos superficiales soplan del oeste al este y se denominan
vientos prevalentes del oeste o vientos del oeste en ambos hemisferios. Entre las
latitudes de 30° a 60°, los sistemas móviles de presión y las masas de aire asociadas (que se
abordarán posteriormente) ayudan a transportar la energía. La mayor parte del aire húmedo
de las regiones del sur se desplaza hacia el norte. Esta humedad se condensa y libera la
energía que ayuda a calentar el aire en las latitudes del norte.
En las áreas que se encuentran entre las latitudes de 60° y los polos, prevalecen los vientos
polares del este. Estos forman una zona de aire frío que sopla hacia el sudeste (hemisferio
del norte) y hacia el nordeste (hemisferio del sur) hasta que se encuentran con los del oeste,
más cálidos. La interfaz entre los vientos polares del este y los del oeste es el frente polar,
que se traslada a medida que ambas masas de aire se presionan entre sí de un lado al otro.
El frente polar viaja del oeste al este y ayuda al aire frío a desplazarse hacia el sur y al aire
húmedo y cálido, hacia el norte (hemisferio del norte) y, de ese modo, transporta energía
calorífica a las regiones polares. A medida que el aire húmedo y cálido, característico de los
vientos del oeste, ejerce una presión sobre los del este, fríos y más secos, se desarrolla un
clima tempestuoso. Por consiguiente, el frente polar generalmente está acompañado por
nubes y precipitaciones.
Como se indica en la figura 3-10, las bandas más estrechas de vientos de alta velocidad,
conocidas como corrientes de chorro, se desarrollan cuando existen grandes diferencias
horizontales de temperatura. Si bien la corriente de chorro varía en tamaño y fuerza,
generalmente tiene entre 7,6 y 12,2 km (25.000 y 40.000 pies) sobre la Tierra, y sus
velocidades oscilan entre 129 y 193 km (80 y 120 mph) según la latitud y la estación. Estos
vientos de gran altitud afectan a los superficiales al mismo tiempo que ayudan a “dirigir”
los sistemas superficiales del clima. Si bien la dirección de la corriente de chorro
generalmente es de este a oeste alrededor del globo, muchas veces desciende de norte a sur
al tiempo que sigue el límite entre el aire cálido y frío.
Masas de aire
Las masas de aire son fenómenos de escala macro, que cubren cientos de miles de kilómetros
cuadrados y se extienden por miles de metros. Son volúmenes de aire relativamente
homogéneos con respecto a la temperatura y a la humedad, y adquieren las características de la
región sobre la que se forman y desplazan. Los procesos de radiación, convección,
condensación y evaporación condicionan la masa de aire a medida que se desplaza. Además, los
contaminantes liberados en una masa de aire se desplazan y dispersan dentro de ella. Las masas
de aire son más frecuentes en ciertas regiones. Estas áreas se conocen como regiones de origen
y determinan la clasificación de la masa de aire. Las masas de aire se clasifican como marítimas
o continentales según tengan su origen en el océano o la Tierra, y como árticas, polares o
tropicales según la latitud de su origen. El cuadro 3-1 resume las características de las masas de
aire. La figura 3-11 muestra las trayectorias típicas de las masas de aire en Norteamérica. La
frontera entre masas de aire con características diferentes se denomina frente. Un frente no es
una pared marcada sino una zona de transición que muchas veces abarca varias millas. Los
frentes se describen posteriormente en esta lección.
Figura 3-11. Trayectorias de las masas de aire en Norteamérica
Cuadro 3.1 Clasificación de las masas de aire
Nombre Origen Propiedades Símbolo
Ártica Regiones polares Temperaturas bajas, pero con
humedad relativa alta de verano, la
más fría de las masas de aire de
invierno
A
Polar continental* Áreas continentales
subpolares
Temperaturas bajas (crecientes con el
movimiento hacia el sur), poca
humedad, permanece constante
cP
Polar marítima Área subpolar y región ártica Temperaturas bajas, crecientes con el
movimiento, humedad alta
mP
Tropical continental Áreas subtropicales de
presión alta
Temperaturas altas, bajo contenido de
humedad
cT
Tropical marítima Fronteras meridionales de
áreas oceánicas
subtropicales de presión alta
Temperaturas altas moderadas,
humedad alta específica y relativa
mT
Nota: El nombre de una masa de aire, por ejemplo polar continental, se puede invertir a
continental polar pero el símbolo cP se mantiene para ambos casos.
La temperatura es una propiedad básica de las masas de aire. La temperatura de una masa de
aire depende de la región donde esta se origina. Las masas árticas de aire son las más frías, y las
tropicales, las más cálidas.
La humedad es la segunda propiedad básica de una masa de aire. Desempeña un papel
significativo en el tiempo y en el clima, y generalmente se trata independientemente de los
demás componentes del aire. En cualquiera de sus formas, la humedad atmosférica es un factor
de humedad, nubosidad, precipitación y visibilidad. El vapor de agua y las nubes afectan la
transmisión de la radiación tanto hacia como desde la superficie terrestre. A lo largo del
proceso de evaporación, el vapor del agua también transporta calor latente al aire, lo cual le da
una función en el intercambio de calor (así como en el intercambio de humedad) entre la Tierra
y la atmósfera. El agua atmosférica se obtiene por evaporación pero se pierde por precipitación.
La atmósfera sólo almacena una fracción de minuto del agua terrestre bajo la forma de nubes y
vapor. La cantidad neta de agua presente en la atmósfera al final de cualquier período para una
determinada región es una suma algebraica total de la cantidad almacenada en un período
previo, la ganancia por evaporación, la ganancia o pérdida por transporte horizontal y la
pérdida por precipitación. Esta relación expresa el balance hídrico de la atmósfera.
Frentes
Cuatro patrones de frentes –cálido, frío, ocluido y estacionario- se pueden formar por aire de
temperaturas diferentes. El frente frío (figura 3-12) es una zona de transición entre el aire
cálido y el frío, donde este último se mueve sobre el área previamente ocupada por el cálido.
Por lo general, los frentes fríos presentan pendientes de 1:50 a 1:150, lo que significa que por
cada kilómetro de distancia vertical cubierta por el frente, habrá de 50 a 150 km de distancia
horizontal cubierta. El aumento de aire cálido sobre un frente frío en avance y el enfriamiento
expansivo subsiguiente a este aire, conducen a nubosidades y precipitaciones de acuerdo con la
posición del frente superficial (el frente superficial es el punto en el que el frente en avance
entra en contacto con la Tierra).
Figura 3-12. Frente frío en avance
Los frentes cálidos, por otro lado, separan el aire cálido en avance del aire frío en retirada y
presentan pendientes del orden de 1:100 a 1:300 debido a los efectos de fricción del borde de
salida del frente. La precipitación generalmente se encuentra en el avance de un frente cálido,
como se puede observar en la figura 3-13.
Figura 3-13. Frente cálido en avance
Cuando emergen frentes fríos y cálidos (y el frente frío se sobrepone al cálido) se forman
frentes ocluidos (figura 3-14). Los frentes ocluidos pueden ser llamados oclusiones de frentes
cálidos o fríos, como lo indica la figura 3-15. Sin embargo, cualquiera sea el caso, una masa de
aire más fría predomina sobre una no tan fría.
Figura 3-14. Frente ocluido
Figure 3-15. Oclusiones de frentes fríos y cálidos
Independientemente del tipo de frente ocluido que se aproxime, las nubes y precipitaciones
resultantes de tal frente serán similares a las de un frente cálido (figura 3-13). A medida que el
frente pasa, las nubes y la precipitación se parecerán a las de un frente frío (figura 3-12). Así,
por lo general es imposible distinguir cuándo se aproxima un frente cálido y cuándo lo hace uno
ocluido. Las regiones en las que predominan los frentes ocluidos presentan pocas nubes,
cantidades mínimas de precipitaciones y pequeños cambios diarios de temperatura.
El último tipo de frente es el estacionario. Como su nombre lo indica, las masas de aire
alrededor de este frente no se encuentran en movimiento. Será semejante al frente cálido en la
figura 3-13 y producirá condiciones climáticas similares. En la figura 3-16, se muestra un mapa
con un frente estacionario. Las abreviaturas cP y mT representan las masas de aire de los tipos
polar continental y del tropical marítimo. Un frente estacionario puede provocar malas
condiciones climáticas que persistan durante varios días.
Figura 3-16. Frente estacionario
Las áreas migratorias de presión alta (anticiclones) y de presión baja (ciclones), así como los
frentes relacionados con estas últimas son responsables de los cambios climáticos diarios que se
producen sobre la mayoría de las regiones de latitud media de la Tierra. Los sistemas de presión
baja de latitudes medias se forman a lo largo de superficies frontales que separan masas de aire
provenientes de fuentes distintas, con características diferentes en cuanto a la humedad y la
temperatura. La configuración de un sistema de presión baja está acompañada por la formación
de una onda en el frente, consistente en un frente cálido y uno frío, ambos con un movimiento
contrario a las agujas del reloj alrededor del sistema de presión baja. Este sistema se conoce
como ciclón. La figura 3-17 muestra el ciclo de vida de un ciclón típico. Como se recordará, los
triángulos indican los frentes fríos, y los semicírculos, los cálidos. Las cinco etapas presentadas
aquí son:
1. Inicio de la circulación ciclónica
2. Sector cálido bien delimitado entre los frentes
3. Frente frío que se sobrepone al cálido
4. Oclusión (fusión de los dos frentes)
5. Disipación
Figura 3-17. La vida de un ciclón
Entrampamiento frontal
Los sistemas frontales están acompañados por inversiones. Las inversiones se producen
cuando el aire cálido se eleva sobre el frío y “entrampa” al aire frío por debajo. Cuando se
producen estas inversiones, la circulación del aire es relativamente escasa y el aire se estanca
también de manera relativa. Este entrampamiento frontal se puede producir ya sea con frentes
cálidos o con fríos. Como por lo general un frente cálido se desplaza más lentamente que uno
frío y su superficie frontal se agita de manera más gradual, el entrampamiento generalmente
será más importante con un frente cálido. Además, las velocidades del viento de bajo nivel y
superficial delante de un frente cálido (dentro del sector entrampado) generalmente serán
inferiores a las velocidades del viento detrás de un frente frío. La mayor parte del
entrampamiento frontal cálido se producirá de norte a oeste desde una determinada fuente
contaminante, y el entrampamiento frontal frío de sur a este desde la fuente.
Influencias topográficas
Las características físicas de la superficie terrestre se denominan rasgos del terreno o
topografía. Los rasgos topográficos no sólo influyen en el calentamiento de la Tierra y del aire
que la rodea sino también en el flujo del aire. Los rasgos del terreno, como se podría esperar,
afectan sobre todo el flujo del aire relativamente cercano a la superficie terrestre. Como se
indica en la figura 3-18, estos rasgos se pueden agrupar en cuatro categorías: plano,
montaña/valle, tierra/agua y áreas urbanas.
Figura 3-18. Topografía
Los rasgos topográficos afectan la atmósfera de dos maneras, como se muestra en la figura 3-
19: térmicamente (a través del calor) y geométricamente (o mecánicamente). La turbulencia
térmica se produce por el calentamiento diferencial. Los objetos emiten calor en tasas
distintas. Por ejemplo, un área con pasto no tendrá capacidad de absorción y, en consecuencia,
liberará tanto calor como una playa de estacionamiento asfaltada. La turbulencia mecánica es
causada por el viento que fluye sobre objetos de tamaños y formas diferentes. Por ejemplo, el
flujo del viento que rodea un edificio será diferente del de un maizal.
Figura 3-19. Los efectos topográficos en el calor y en flujo del viento
Terreno plano
Si bien una pequeña parte de la superficie terrestre es completamente plana, algunas áreas se
consideran como planas para propósitos topográficos. En esta categoría están incluidos los
océanos, aunque tienen una textura de superficie, y los rasgos ligeramente ondulantes del
terreno (figura 3-20)
Figura 3-20. Terreno plano
La turbulencia del viento sobre un terreno plano está limitada a la cantidad de accidentes de la
superficie, ya sean naturales o hechos por el hombre. El cuadro 3-2 presenta una lista de los
elementos superficiales, desde los rasgos de superficies lisas con poca influencia friccional hasta
los rasgos accidentados con amplia influencia friccional.
Cuadro 3-2. Ejemplos de diferentes superficies accidentadas
(enumeradas en orden de muy lisas a muy accidentadas)
Llanura arcillosa, hielo
Mar en calma
Arena
Planicie, cubierta de nieve
Césped cortado
Césped bajo, estepa
Terreno plano y en barbecho
Césped alto
Bosques con árboles bajos
Bosques con árboles altos
Afueras de la ciudad
Ciudad
Fuente: Drake, R.L. y otros, 1979.
Estos rasgos inducen un efecto friccional en la velocidad del viento y producen el conocido
perfil del viento con altura (figura 3-21). La figura 3-21 indica que la velocidad del viento
aumenta con la altitud en cada uno de los tres tipos de terrenos representados. Las áreas
urbanas con construcciones densas y edificios altos ejercen una fuerza friccional grande sobre el
viento haciendo que disminuya, cambie de dirección y se haga más turbulento. Por
consiguiente, los vientos de gradiente (esto es, los que no se ven afectados por la fricción)
alcanzan mayores altitudes cuando se producen sobre áreas urbanas que cuando lo hacen sobre
el nivel del suelo.
Figura 3-21. Ejemplos de la variación del viento según la altura sobre superficies con
diferentes rasgos topográficos (las figuras son porcentajes de los vientos de
gradiente).
Fuente: Turner, 1970.
La turbulencia térmica sobre un terreno plano se debe a rasgos naturales o producidos por el
hombre. Por ejemplo, el agua no se calienta tan rápidamente durante el día pero el concreto lo
hace excepcionalmente bien. Durante la noche, el concreto libera grandes cantidades de calor al
aire, el agua no. El aire se eleva sobre los objetos calentados en cantidades variables (figura 3-
22). Como se observó en la lección 2, el fenómeno que se presenta cuando el aire se eleva se
llama convección.
Figura 3-22. Calentamiento diferencial
Montaña/valle
El segundo tipo es el terreno con montañas y valles. Esta combinación, representada en la
figura 3-23, también se denomina terreno complejo.
Figura 3-23. Terreno complejo con montañas y valles
Los investigadores de la contaminación del aire concuerdan en que la dispersión atmosférica en
los terrenos complejos puede ser muy diferente y mucho más complicada que en los terrenos
planos. Los efectos del terreno complejo en la dispersión atmosférica han sido investigados en
modelos de fluidos y por medio de experimentos de campo.
La turbulencia mecánica en terrenos con montañas y valles siempre depende del tamaño, la
forma y la orientación de los rasgos. Las numerosas combinaciones de terrenos montañosos o
con valles incluyen una sola montaña sobre un terreno plano, un valle profundo entre montañas,
un valle en terreno plano o una cordillera. Sin embargo, como se indica en la figura 3-24, el aire
tiende a elevarse sobre un obstáculo que se presenta en su camino y una parte trata de abrirse
paso por los diferentes lados. Si una inversión de temperatura elevada (aire cálido sobre aire
frío) cubre la mayor elevación, entonces el aire tratará de encontrar su camino por los costados
de la montaña. Cuando el flujo de aire es bloqueado, se produce un entrampamiento o
recirculación del aire. Durante la noche, los cerros y las montañas producen flujos de vientos
descendientes porque el aire es más frío en grandes elevaciones. Por lo general, los vientos
descendientes son ligeros. Sin embargo, bajo condiciones correctas, se pueden producir vientos
más rápidos.
Figura 3-24. Flujo de viento sobre y alrededor de las montañas
La turbulencia térmica en un terreno con montañas y valles también guarda relación con el
tamaño, la forma y la orientación de los rasgos. Si bien no es posible explicar todas las
combinaciones, se pueden presentar algunas generalidades. Las montañas y los valles se
calientan de manera desigual debido al movimiento del sol en el cielo (figura 3-25). Por la
mañana, el sol calienta e ilumina un lado de una montaña o valle. El otro lado todavía esta
oscuro y frío. El aire se eleva sobre el lado iluminado y desciende sobre el oscuro. Al mediodía,
“cae” sobre ambos lados y los calienta. Al final de la tarde, la situación es similar a la de la
mañana. Después de la oscuridad, a medida que el aire se enfría debido al enfriamiento radial, el
aire desciende al valle desde las colinas más altas.
La figura 3-26 muestra vientos descendentes y ascendentes que se producen durante el día y la
noche, respectivamente. En el caso de un valle, los vientos descendentes se pueden producir en
las pendientes opuestas del valle, lo que determina que el aire frío y denso se acumule o
deposite en el suelo. Este aire frío se puede descender hacia el valle y causar el movimiento del
aire debido al drenaje de aire frío. Además, como el aire frío desciende al suelo del valle, el aire
en altura se vuelve más cálido. Esto da lugar a una inversión de temperatura que restringe el
transporte vertical de los contaminantes del aire (fenómeno discutido en la lección 4).
Figure 3-25. Turbulencia térmica en el valle (el aire se eleva cuando la Tierra se ilumina)
Figura 3-26. Variaciones diurnas en el flujo del viento en montañas y
valles debido al calentamiento solar.
Además, los vientos de un valle están encadenados debido a su forma. Los vientos soplan
predominantemente hacia la parte superior o hacia la parte baja del valle. Esto puede conducir a
concentraciones altas de contaminantes del aire en el suelo debido a que la geometría del valle
restringe las variaciones en la dirección del viento.
El otro efecto del calentamiento se debe a las características del suelo. Las áreas cubiertas por
árboles se calentarán menos que las pendientes rocosas o los terrenos llanos. Para interpretar el
efecto producido en un terreno complejo es importante tener un conocimiento detallado de las
áreas específicas que lo conforman.
Tierra/agua
El tercer tipo de terreno es una interfaz de Tierra/agua (figura 3-27). En parte debido a la
comodidad, muchas ciudades grandes están ubicadas cerca de cuerpos de agua. La tierra y el
agua no sólo presentan superficies con accidentes de diferentes características, sino también
distintas propiedades de calentamiento. Puede ser muy difícil predecir el flujo del aire y, por lo
tanto, la dispersión y el transporte de las plumas en este caso.
Figura 3-27. Turbulencia térmica en la interfaz Tierra/agua
Las propiedades térmicas de la Tierra y el agua son radicalmente diferentes. La tierra y los
objetos que se encuentran sobre ella se calentarán y enfriarán rápidamente; el agua lo hace
lentamente. Las temperaturas del agua no varían mucho de un día a otro o de una semana a
otra. Experimentan cambios estacionales, con un retraso máximo de 60 días. Por ejemplo, las
temperaturas oceánicas más cálidas se producen desde fines del verano hasta inicios del otoño y
las más frías, desde fines del invierno hasta inicios de la primavera.
Mientras el sol brilla sobre la interfaz Tierra/agua, la radiación solar penetra varios pies a través
del agua. Por otro lado, la radiación solar que cae sobre la Tierra sólo calentará las primeras
pulgadas. Además, mientras el sol brilla sobre la superficie acuática, se produce la evaporación
y cierto calentamiento. La capa delgada del agua cercana al aire se enfría debido a la
evaporación y se mezcla con la pequeña capa superficial calentada. Esta mezcla mantiene la
temperatura del agua relativamente constante. Por otro lado, las superficies de la Tierra se
calientan rápidamente, lo que hace que el aire adyacente se caliente, se haga menos denso y se
eleve. El aire frío sobre el agua es atraído Tierra adentro. Es lo que se conoce como “brisa
marina” (figura 3-28). Por la noche, el aire que está sobre la Tierra se enfría rápidamente
debido al enfriamiento radial, que hace que la temperatura de la Tierra disminuya más
rápidamente que la del cuerpo adyacente de agua. Esto crea un flujo de retorno llamado “brisa
terrestre” (figura 3-29). Las velocidades del viento en una brisa terrestre son ligeras; mientras
que las velocidades del viento en el mar pueden ser muy aceleradas. La presión diferencial
sobre la tierra y el agua causa las brisas marinas. Con estas (durante el día), la presión sobre la
Tierra calentada es menor que la presión sobre el agua más fría. En cambio, con las brisas
terrestres (durante la noche) ocurre lo contrario.
Figura 3-28. Brisa marina causada por el calentamiento diferencial
Figura 3-29. Brisa terrestre causada por el calentamiento diferencial
Los accidentes de la Tierra y el agua también son diferentes (figura 3-30). La superficie del
agua es bastante sensible al flujo del aire. A medida que aumenta la velocidad del viento, la
superficie del agua se altera y se forman olas. Cuando los vientos fuertes causan olas, la
superficie del agua deja de ser tan calma como cuando había viento ligero. Sin embargo, el
agua es aún más suave que la mayoría de los rasgos de la Tierra. Debido al cambio del agua -
relativamente suave- a la accidentada tierra, el flujo del aire cambia de dirección con la
creciente influencia friccional (mayor turbulencia). La magnitud del cambio de dirección
depende de la del contraste de accidentes en la superficie.
Figura 3-30. Turbulencia mecánica en la interfaz Tierra/agua.
Áreas urbanas
Las áreas urbanas presentan accidentes adicionales y características térmicas diferentes debido a
la presencia de elementos hechos por el hombre. La influencia térmica domina la de los
componentes friccionales (figura 3-31). Materiales de construcción como el ladrillo y el
concreto absorben y retienen el calor de manera más eficiente que el suelo y la vegetación de
las áreas rurales. Cuando el sol se pone, el área urbana continúa irradiando calor desde los
edificios, las superficies pavimentadas, etc. El aire que este complejo urbano calienta, asciende
y crea un domo sobre la ciudad. Este fenómeno se llama efecto de la isla calórica. La ciudad
emite calor durante toda la noche. Recién cuando el área urbana empieza a enfriarse, sale el sol
y empieza a calentar el complejo urbano nuevamente. Por lo general, debido al continuo
calentamiento, las áreas urbanas nunca recobran condiciones estables.
Figura 3-31. Turbulencia térmica y mecánica de las ciudades
La turbulencia mecánica sobre las áreas urbanas es muy parecida a la que se produce en un
terreno complejo. Los edificios, separados y en conjunto, alteran el flujo del aire: mientras más
altos sean, más aire se distribuye. Además, las áreas públicas canalizan y dirigen el flujo de
maneras intrincadas. Así como es imposible predecir detalles exactos sobre superficies con
montañas y valles, se carece de una descripción exacta del flujo en las áreas urbanas.
Ejercicio de revisión
1. El calentamiento del aire su presión.
a. Aumenta
b. Disminuye
2. Las líneas que representan puntos de igual presión se llaman _________________________ .
3. Debido a la rotación de la Tierra, la fuerza de Coriolis hace que el viento parezca girar hacia
la en el hemisferio norte.
a. Derecha
b. Izquierda
4. En realidad, en relación con la fuerza de Coriolis, el viento sigue un camino _________
mientras que la Tierra rota.
a. Curvo
b. Recto
5. Los vientos fuertes están relacionados con isobaras espaciadas _______________________ .
6. La pendiente entre las isobaras refleja la _________________________________________ .
7. El viento geostrófico:
a. Se produce sobre la capa límite planetaria.
b. Sopla perpendicularmente a las isobaras.
c. Es influido por la fricción.
d. Sólo a y b.
e. a, b y c.
8. La sección de la atmósfera más cercana a la superficie terrestre donde la fricción influye en el
viento se denomina capa __________________ _________________ .
9. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones sobre la relación entre la fricción y el efecto de Coriolis
es correcta?
a. A medida que la fricción aumenta, el efecto de Coriolis sobre la dirección del viento
disminuye.
b. A medida que la fricción aumenta, el efecto de Coriolis sobre la dirección del viento
aumenta.
c. No existe ninguna relación entre la fricción y el efecto de Coriolis sobre el viento.
10. El cambio en la dirección del viento en altitudes diferentes dentro de la capa de fricción se
denomina ___________________ _____________________ ___________________ .
11. En el hemisferio Sur, la dirección del flujo del aire alrededor de un ciclón es ________ .
a. En dirección de las agujas del reloj.
b. En dirección contraria a las agujas del reloj.
12. El flujo de aire de la superficie en un área de baja presión _________________________ .
a. Converge
b. Diverge
13. ¿Verdadero o falso? El aire convergente en el ecuador se denomina zona de convergencia
intertropical.
a. Verdadero
b. Falso
14. Las bandas de vientos de alta velocidad en la atmósfera superior se denominan:
_______ .
15. Los frentes generalmente separan _____________________ __________________ .
16. La uniformidad de una masa de aire se basa en dos características físicas. ¿Cuáles son?

___________________________________.
17. Los nombres de las masas de aire surgen de las regiones de donde provienen, según su origen
en _______________________ o y su _______________ .
18. Mencione dos masas de aire de la Tierra.

___________________________________. .
19. Los frentes avanzan como una cuña empinada de aire.
a. Cálidos
b. Fríos
c. Ocluidos
20. Los frentes separan el aire cálido en avance del aire frío en retirada.
a. Cálidos
b. Fríos
c. Ocluidos
21. Por lo general, los frentes presentan nubes y precipitaciones que siguen la
posición del frente superficial.
a. Cálidos
b. Fríos
22. La precipitación generalmente se encuentra en el avance de un frente ________________ .
a. Cálido
b. Ocluido
c. Estacionario
d. Cálido, ocluido o estacionario
23. Vincule los siguientes símbolos con los frentes que representan.
• Ocluido
• Cálido
• Estacionario
• Frío
24. ¿Verdadero o falso? El entrampamiento frontal generalmente es peor con frentes cálidos que
con frentes fríos porque los primeros generalmente se mueven más lentamente y sus
superficies se inclinan de manera más gradual.
a. Verdadero
b. Falso
25. ¿Verdadero o falso? La fricción no afecta a los vientos de gradiente.
a. Verdadero
b. Falso
26. ¿Verdadero o falso? Las áreas urbanas presentan accidentes adicionales en sus superficies
debido a la presencia de elementos hechos por el hombre.
a. Verdadero
b. Falso
Respuestas del ejercicio de revisión
1. a. Aumenta
El calentamiento del aire aumenta su presión.
2. Isobaras
Las líneas que representan puntos de presión igual se llaman isobaras.
3. a. Derecha
Debido a la rotación de la Tierra, la fuerza de Coriolis hace que el viento parezca girar hacia
la derecha en el hemisferio norte.
4. b. Recto
En realidad, en relación con la fuerza de Coriolis, el viento sigue un camino recto mientras la
Tierra rota.
5. cercanas
Los vientos fuertes están relacionados con isobaras espaciadas cercanas.
6. Gradientes de presión
La pendiente entre las isobaras refleja el gradiente de presión.
7. a. Se produce sobre la capa límite planetaria
El viento geostrófico se produce sobre la capa límite planetaria. Este sopla paralelamente a las
isobaras.
8. Capa límite planetaria (o capa límite atmosférica)
La sección de la atmósfera más próxima a la superficie terrestre donde la fricción influye en el
viento se denomina capa límite planetaria o atmosférica.
9. a. A medida que la fricción aumenta, disminuye el efecto de Coriolis sobre la
dirección del viento.
A medida que la fricción aumenta, la velocidad del viento disminuye. Esto se explica porque
la fuerza de Coriolis es proporcional a la velocidad del viento; así, cuando el efecto de
Coriolis sobre la dirección del viento disminuye, la velocidad del viento también lo hace.
10. Espiral de Ekman
El cambio en la dirección del viento en altitudes diferentes dentro de la capa de fricción se
denomina espiral de Ekman.
11. a. En dirección de las agujas del reloj
En el hemisferio Sur, el flujo del aire alrededor de un ciclón es en dirección a las agujas del
reloj.
12. a. Converge
El flujo de aire de la superficie en un área de baja presión converge.
13 a. Verdadero
El aire convergente en el ecuador se conoce como zona de convergencia intertropical.
14. Corrientes de chorro
Las bandas de vientos de alta velocidad en la capa superior de la atmósfera se denominan
corrientes de chorro.
15. Masas de aire
Los frentes generalmente separan las masas de aire.
16. Temperatura
Humedad
La uniformidad de una masa de aire se basa en dos características físicas: la temperatura y el
contenido de humedad.
17. Tierra
Mar
Latitud
Los nombres de las masas de aire surgen de las regiones de donde provienen, según el origen
en la tierra o el mar y según su latitud.
18. Continental polar
Continental tropical
Las masas de aire de Tierra firme son continental polar (cP) y continental tropical (cT).
19. b. Frío
Los frentes fríos avanzan como una cuña empinada de aire.
20. a. Cálido
Los frentes cálidos separan el aire cálido en avance del aire frío en retirada.
21. b. Frío
Por lo general, los frentes fríos presentan nubes y precipitaciones que siguen la posición del
frente superficial.
22. d. Cálido, ocluido o estacionario
La precipitación generalmente se encuentra en el avance de un frente cálido, ocluido o
estacionario.
23. a. Frío
b. Cálido
c. Ocluido
d. Estacionario
24. a. Verdadero
El entrampamiento frontal generalmente es peor con frentes cálidos que con frentes fríos
porque los primeros se suelen mover más lentamente y sus superficies se inclinan de manera
más gradual.
25. a. Verdadero
La fricción no afecta a los vientos de gradiente.
26. a. Verdadero
Las áreas urbanas presentan accidentes adicionales en sus superficies debido a la presencia de
elementos hechos por el hombre.
Bibliografía
Drake, R.L. y otros, 1979. Mathematical Models for Atmospheric Pollutants. EA-1131.
Preparado
para el Electric Power Research Institute.
Houghton, D.D., 1985. Handbook of Applied Meteorology. Nueva York: John Wiley & Sons.
Demillio, R., 1994. How Weather Works. Emeryville, California: Ziff David Press.
Stern, A.C. y otros, 1984. Fundamentals of Air Pollution. 2
da
. Edición. Nueva York: Academic
Press.
Turner, D.B., 1970. Workbook of Atmospheric Dispersion Estimates. EPA AP-26. U.S.
Environmental Protection Agency.
Williams, J., 1992. The Weather Book. USA Today. Nueva York: Random House.
Lección 4
Circulación vertical y estabilidad
atmosférica
En esta lección se describe la estructura vertical de la atmósfera, la estabilidad atmosférica y su
correspondiente circulación vertical. Para facilitar la explicación de las condiciones atmosféricas
que afectan la dispersión de los contaminantes del aire, se introducen diagramas adiabáticos.
Meta
Familiarizar al lector con la estructura vertical de la temperatura atmosférica y su
relación con la dispersión de las plumas.
Objetivos
Al concluir esta lección, estará capacitado para:
1. Explicar el concepto de flotabilidad.
2. Definir el gradiente vertical de la temperatura y distinguir entre gradientes verticales
adiabáticos secos, adiabáticos húmedos y ambientales.
3. Describir las condiciones estables, inestables y neutrales.
4. Identificar la categoría de estabilidad atmosférica representada en un diagrama
adiabático.
5. Describir cómo influyen la estabilidad atmosférica y las inversiones en la dispersión
de los contaminantes del aire.
6. Describir cómo se forman los cuatro tipos de inversiones.
7. Enumerar cinco tipos de plumas según su comportamiento y relacionarlos con las
condiciones atmosféricas.
Introducción
En la lección anterior se revisó la circulación horizontal de la atmósfera. La circulación vertical
es igualmente importante en la meteorología de la contaminación atmosférica ya que el grado
en que se produce permite determinar la cantidad de aire disponible para la dispersión de los
contaminantes. La circulación vertical se puede atribuir a sistemas de presión alta y baja, a la
elevación del aire sobre terrenos o frentes y a la convección. Para comprender los mecanismos
y las condiciones de la circulación vertical, es necesario conocer algunos de sus principios
básicos. Por lo tanto, antes de abordar la inestabilidad, la estabilidad y el comportamiento de la
pluma, presentaremos estos principios. También discutiremos la inversión, fenómeno en el que
la temperatura del aire aumenta con la altura.
Principios relacionados con la circulación vertical
Porción de aire
A lo largo de la lección, se tratará el concepto de porción de aire. Esta porción,
teóricamente infinitesimal, es un cuerpo nítido de aire (un número constante de moléculas)
que actúa como un todo. Pero al ser independiente, no se mezcla fácilmente con el aire
circundante. El intercambio de calor entre la porción de aire y sus alrededores es mínimo y
su temperatura, generalmente uniforme. Una porción de aire es análoga al aire contenido en
un globo.
Factores de flotabilidad
La temperatura y la presión atmosférica influyen en la flotabilidad de las porciones de aire.
Mientras otras condiciones permanecen constantes, la temperatura del aire (un fluido) se
eleva a medida que la presión atmosférica aumenta y decrece a medida que esta disminuye.
En lo que respecta a la atmósfera, en la cual la presión del aire decrece con una altitud
mayor, la temperatura normal de la troposfera disminuye con la altura.
Una porción de aire que se vuelve más cálida que el aire circundante (por la irradiación de
calor de la superficie terrestre, por ejemplo), comienza a expandirse y enfriarse ya que la
temperatura de la porción es mayor que el aire circundante, es también menos densa. Esto
hace que la porción se eleve o flote. Al elevarse, también se expande, con lo cual
disminuye su presión y, por lo tanto, también su temperatura. El enfriamiento inicial de una
porción de aire produce el efecto contrario. Es decir, mientras que el aire cálido se eleva y
enfría, el aire frío desciende y se calienta.
El grado en el que una porción de aire se eleva o desciende depende de la relación
existente entre su temperatura y la del aire circundante. Mientras más alta sea la
temperatura de la porción de aire, esta se elevará, mientras más fría, descenderá. Cuando la
temperatura de la porción de aire y la del aire circundante son iguales, la porción no se
elevará ni descenderá a menos que sea bajo la influencia del flujo del viento.
Gradiente vertical de temperatura
El gradiente vertical de temperatura se define como el gradiente en el que la temperatura
del aire cambia con la altura. El verdadero gradiente vertical de temperatura de la
atmósfera es aproximadamente de 6 a 7 °C por km (en la troposfera) pero varía mucho
según el lugar y la hora del día. Una disminución de temperatura con la altura se define
como un gradiente vertical negativo y un aumento de temperatura con la altura como uno
positivo.
El comportamiento de la atmósfera cuando el aire se desplaza verticalmente depende de la
estabilidad atmosférica. Una atmósfera estable resiste la circulación vertical; el aire que se
desplaza verticalmente en ella tiende a regresar a su posición inicial. Esta característica de
la atmósfera le confiere la capacidad de dispersar los contaminantes emitidos al aire. Para
comprender la estabilidad atmosférica y su importancia en la dispersión de la
contaminación, es fundamental al entender los mecanismos de la atmósfera porque están
relacionados con la circulación atmosférica vertical.
Gradiente adiabático seco
Una porción de aire en su mayor parte no intercambia calor traspasando sus fronteras. Por
consiguiente, una porción de aire más cálida que el aire circundante no transfiere calor a la
atmósfera. Cualquier cambio de temperatura producido en la porción de aire se debe a
aumentos o disminuciones de la actividad molecular interna. Estas modificaciones se
producen adiabáticamente y se deben sólo al cambio de la presión atmosférica provocado
por el movimiento vertical de la porción de aire. Un proceso adiabático es aquel en el que no
se produce transferencia de calor ni de masa a través de las fronteras de la porción de aire.
En este proceso, la compresión da lugar al calentamiento, y la expansión al enfriamiento.
Una porción de aire seco que se eleva en la atmósfera se enfría en el gradiente adiabático
seco de 9,8 °C/1.000 m y presenta un gradiente vertical de –9,8 °C/1.000 m. De manera
similar, una porción de aire seco que se hunde en la atmósfera se calienta en el gradiente
adiabático seco de 9,8 °C/1.000 m y presenta un gradiente vertical de 9,8 °C/1.000 m. En
este contexto, se considera que el aire es seco ya que el agua que contiene permanece en
estado gaseoso.
El gradiente vertical adiabático seco es fijo, totalmente independiente de la temperatura del
aire ambiental. Siempre que una porción de aire seco ascienda en la atmósfera, se enfriará en
el gradiente de 9,8 °C/1.000 m, independientemente de cuál haya sido su temperatura inicial
o la del aire circundante. Como se verá más adelante, el gradiente vertical adiabático seco es
fundamental en la definición de la estabilidad atmosférica.
Un diagrama adiabático simple demuestra la relación entre la elevación y la temperatura. En
la figura 4-1, las líneas punteadas indican el gradiente vertical adiabático seco con diversas
temperaturas al inicio y a lo largo del eje horizontal. Se debe recordar que la pendiente de la
línea permanece constante, independientemente de su temperatura inicial en el diagrama.
Figura 4-1. Gradiente vertical adiabático seco
Gradiente vertical adiabático húmedo
Al elevarse, una porción de aire seco que contiene vapor de agua seguirá enfriándose en el
gradiente vertical adiabático seco hasta que alcance su temperatura de condensación o punto
de rocío. En este punto, la presión del vapor de agua iguala a la del vapor de saturación del
aire y una parte del vapor de agua se comienza a condensar. La condensación libera calor
latente en la porción de aire y, por consiguiente, el gradiente de enfriamiento de la porción
disminuye. La figura 4-2 ilustra este nuevo gradiente, conocido como gradiente vertical
adiabático húmedo. A diferencia del gradiente vertical adiabático seco, no es constante
pero depende de la temperatura y la presión. Sin embargo, en la mitad de la troposfera, se
estima un gradiente aproximado de 6 a 7 °C/1.000 m.
Figura 4-2. Gradiente vertical adiabático húmedo
Gradiente ambiental
Como se dijo anteriormente, el verdadero perfil de la temperatura del aire ambiental muestra
el gradiente vertical del ambiente. Este, algunas veces denominado gradiente vertical
prevalente o atmosférico, es el resultado de complejas interacciones complejas producidas
por factores meteorológicos y generalmente se considera que consiste en una disminución en
la temperatura con la altura. Es particularmente importante para la circulación vertical, ya
que la temperatura del aire circundante determina el grado en el que una porción de aire se
eleva o desciende. Como se indica en la figura 4-3, el perfil de la temperatura puede variar
considerablemente con la altitud; algunas veces puede alcanzar gradientes mayores que el
adiabático seco y en otras ocasiones, menores. El fenómeno producido cuando la
temperatura aumenta con la altitud se conoce como inversión de la temperatura. En la
figura 4-4, esta inversión se produce en elevaciones de 200 a 350 m. Esta situación es
importante principalmente en la contaminación del aire porque limita la circulación vertical
de este.
Figura 4-3. Gradiente vertical ambiental
Figura 4-4. Inversión de la temperatura
Altura de mezcla
Recuerde la analogía de la porción de aire con un globo. La figura 4-5 indica tres maneras en
que el gradiente adiabático influye en la flotabilidad. En cada situación asuma que el globo
se infla con aire a 20 °C en el nivel del suelo y luego es impulsado manualmente a una
altura de 1 km (por ejemplo, por el viento sobre la cresta de una montaña). El aire del
globo se expandirá y enfriará a aproximadamente 10 °C. La elevación o caída del globo
debido a la descarga depende de la temperatura y la densidad del aire circundante. En la
situación “A”, el globo se elevará porque permanece más cálido y menos denso que el aire
circundante. En la situación “B”, se hundirá porque es más frío y denso. En la situación
“C”, no se moverá porque tiene la misma temperatura y densidad que el aire circundante.
Figura 4-5. Relación del gradiente adiabático con la temperatura del aire
Los mismos principios se aplican para las condiciones reales de la atmósfera cuando una
porción de aire se calienta cerca de la superficie y se eleva, y otra desciende para tomar su
lugar. La relación entre el gradiente vertical adiabático y el gradiente vertical ambiental debería
ser visible entonces. Este último controla el grado en el que una porción de aire puede elevarse
o descender.
En un diagrama adiabático, como el de la figura 4-6, el punto en el que la porción de aire que
se enfría en el gradiente vertical adiabático seco intersecta la “línea” perfil de la
temperatura ambiental se conoce como altura de mezcla. Este es el nivel máximo al que la
porción de aire puede ascender. Cuando no se produce ninguna intersección (cuando el
gradiente vertical ambiental es mucho mayor que el gradiente vertical adiabático), la altura
de mezcla se puede extender a mayores alturas en la atmósfera. El aire que se encuentra
debajo de la altura de mezcla conforma la capa de mezclado. Mientras más profunda sea
esta capa, mayor será el volumen de aire disponible para la dispersión de los
contaminantes.
Figura 4-6. Altura de mezcla
Estabilidad atmosférica
El grado de estabilidad atmosférica se determina a partir de la diferencia de temperatura
entre una porción de aire y el aire circundante. Este contraste puede causar el movimiento
vertical de la porción (esto es, su elevación o caída). Este movimiento se caracteriza por
cuatro condiciones básicas que describen la estabilidad general de la atmósfera. En
condiciones estables, el movimiento vertical se inhibe, mientras que en condiciones
inestables la porción de aire tiende a moverse continuamente hacia arriba o hacia abajo. Las
condiciones neutrales no propician ni inhiben el movimiento del aire después del gradiente
de calentamiento o enfriamiento adiabático. Cuando las condiciones son extremadamente
estables, el aire frío cercano a la superficie es “entrampado” por una capa de aire cálido
sobre este. Esta condición, denominada inversión, prácticamente impide la circulación
vertical del aire. Estas condiciones están directamente relacionadas con las concentraciones
de contaminantes en el aire ambiental.
Condiciones inestables
Recuerde que una porción de aire que empieza a elevarse se enfriará en el gradiente adiabático
seco hasta que alcance su punto de rocío, en el que se enfriará en el gradiente adiabático
húmedo. Esto supone que la atmósfera circundante tiene un gradiente vertical mayor que el
gradiente vertical adiabático (con un enfriamiento a más de 9,8 °C/1.000 m), de modo que
la porción que se eleva seguirá siendo más cálida que el aire circundante. Este es un
gradiente superadiabático. Como se indica en la figura 4-7, la diferencia de temperatura
entre el verdadero gradiente vertical de temperatura del ambiente y el gradiente vertical
adiabático seco en realidad aumenta con la altura, al igual que la flotabilidad.
Figura 4-7. Aumento de la flotabilidad relacionado con la inestabilidad
(gradiente vertical superadiabático)
A medida que el aire se eleva, el aire más frío se mueve por debajo. La superficie terrestre
puede hacer que se caliente y empiece a elevarse nuevamente. Bajo estas condiciones, la
circulación vertical en ambas direcciones aumenta y se produce una mezcla vertical
considerable. El grado de inestabilidad depende de la importancia de las diferencias entre los
gradientes verticales ambientales y los adiabáticos secos. La figura 4-8 muestra condiciones
ligeramente inestables y condiciones muy inestables.
Figura 4-8. Condiciones inestables
Las condiciones inestables más comunes se producen durante los días soleados con vientos
de bajas velocidades y fuerte insolación. La Tierra absorbe rápidamente el calor y transfiere
parte de este a la capa de aire superficial. Si las propiedades térmicas de la superficie son
uniformes, es posible que exista una masa flotante de aire, o numerosas porciones de aire si
dichas propiedades varían. Cuando el aire se calienta, se vuelve menos denso que el aire
circundante y se eleva.
Otra condición que puede conducir a la inestabilidad atmosférica es la producción de
ciclones (sistema de presión baja), caracterizados por aire ascendente, nubes y
precipitación.
Condiciones neutrales
Cuando el gradiente vertical de la temperatura del ambiente es el mismo que el gradiente
vertical adiabático seco, la atmósfera se encuentra en estabilidad neutral (figura 4-9). Estas
condiciones no estimulan ni inhiben el movimiento vertical del aire. La condición neutral es
importante porque constituye el límite entre las condiciones estables y las inestables. Se
produce durante los días con viento o cuando una capa de nubes impide el calentamiento o
enfriamiento fuerte de la superficie terrestre.
Figura 4-9. Condiciones neutrales
Condiciones estables
Cuando el gradiente vertical ambiental es menor que el gradiente vertical adiabático (se
enfría a menos de 9,8 °C/1.000 m), el aire es estable y resiste la circulación vertical. Este es
un gradiente vertical subadiabático. El aire que se eleva verticalmente permanecerá más
frío y, por lo tanto, más denso que el aire circundante. Una vez que se retira la fuerza de
elevación, el aire que se elevó regresará a su posición original (figura 4-10). Las
condiciones estables se producen durante la noche, cuando el viento es escaso o nulo.

Figura 4-10. Condiciones estables
Estabilidad e inestabilidad condicional
En la discusión previa sobre la estabilidad y la inestabilidad, hemos asumido que una
porción de aire ascendente se enfría en el gradiente vertical adiabático seco. Sin embargo,
muchas veces la porción de aire se satura (alcanza su punto de rocío) y empieza a enfriarse
más lentamente en el gradiente vertical adiabático húmedo. Este cambio en el gradiente de
enfriamiento puede modificar las condiciones de estabilidad. La inestabilidad condicional se
produce cuando el gradiente vertical ambiental es mayor que el gradiente vertical
adiabático húmedo pero menor que el gradiente seco. La figura 4-11 ilustra esta situación.
Las condiciones estables se producen hasta el nivel de condensación y las inestables, sobre
este.
Figura 4-11. Estabilidad condicional
Ejemplos de condiciones de estabilidad atmosférica
La figura 4-12 representa las diversas categorías de estabilidad. La finalidad de estas analogías
es ilustrar las diferentes condiciones de estabilidad atmosférica. La figura 4-12 (a) describe
condiciones atmosféricas estables. Nótese que cuando se elimina la fuerza de elevación, el carro
regresa a su posición original. Como el carro resiste el desplazamiento de su posición original,
se trata de un ambiente estable.
La figura 4-12 (b) describe condiciones neutrales. Cuando se ejerce una fuerza sobre el carro,
este se mueve mientras la fuerza se mantenga. Cuando esta es eliminada, el carro se detiene y
permanece en su nueva posición. Esta condición representa la estabilidad neutral.
La figura 4-12 (c) describe condiciones inestables. Una vez que se ha ejercido una fuerza sobre
el carro, este continúa moviéndose incluso después de que se ha eliminado la fuerza.
Figura 4-12. Condiciones de estabilidad atmosférica
Inversiones
Una inversión se produce cuando la temperatura del aire aumenta con la altura. Esta
situación es muy común pero generalmente está confinada a una capa relativamente
superficial. Las plumas emitidas a las capas de aire que experimentan una inversión (capas
invertidas) no se dispersan mucho al ser transportadas por el viento. Las plumas emitidas
por encima o por debajo de una capa invertida no penetran en ella sino que quedan
entrampadas. La figura 4-13 presenta un ejemplo del gradiente vertical para una inversión.
Por lo general, las altas concentraciones de contaminantes del aire están relacionadas con
las inversiones ya que estas inhiben la dispersión de las plumas. Los cuatro tipos de
inversión principales se deben a diversas interacciones atmosféricas y presentan diferentes
períodos de duración.
Figura 4-13 Temperatura de inversión
Inversión por radiación
La inversión por radiación es el tipo más común de inversión superficial y se produce
con el enfriamiento acelerado de la superficie terrestre. A medida que la Tierra se
enfría, la capa de aire cercana a la superficie también lo hace. Si este aire se enfría a una
temperatura menor que la del aire de la capa superior, se vuelve muy estable y la capa
de aire cálido impide cualquier movimiento vertical.
Las inversiones por radiación generalmente se producen desde las horas finales de la
tarde hasta las primeras de la mañana, con el cielo despejado y vientos calmados,
cuando el efecto de enfriamiento es mayor. Las mismas condiciones que conducen a las
inversiones nocturnas por radiación, determinan la inestabilidad durante el día. Los
ciclos de inestabilidad a lo largo del día e inversiones durante la noche son
relativamente comunes. Por consiguiente, los efectos de las inversiones por radiación
generalmente son de corta duración. Los contaminantes que quedan entrampados
debido a las inversiones son dispersados por la vigorosa mezcla vertical producida
cuando la inversión se interrumpe después del amanecer. La figura 4-14 ilustra este
ciclo diurno.
Figura 4-14. Ciclo diurno
Sin embargo, en algunos casos el calentamiento diario que sigue a una inversión
nocturna por radiación puede no ser lo suficientemente fuerte para disminuir la capa de
inversión. Por ejemplo, una niebla espesa puede acompañar la inversión y reducir el
efecto de la luz solar al día siguiente. En condiciones adecuadas, pueden generarse
varios días de inversión por radiación con altas concentraciones de contaminantes. Es
muy probable que esta situación ocurra en un valle cerrado, donde el movimiento
nocturno descendente del aire frío puede reforzar una inversión por radiación y
propiciar la formación de niebla.
En los lugares donde las inversiones por radiación son comunes y tienden a estar
relativamente cerca de la superficie, las chimeneas altas que emiten contaminantes sobre
la capa de inversión pueden ayudar a reducir las concentraciones de estas sustancias en
el nivel superficial.
Inversión por subsidencia
La inversión por subsidencia (figura 4-15) generalmente está asociada con los
anticiclones (sistemas de alta presión). Se debe recordar que el aire de un anticiclón
desciende y fluye hacia afuera con una rotación que sigue la dirección de las agujas del
reloj. A medida que el aire desciende, la mayor presión existente en altitudes menores lo
comprime y calienta en el gradiente vertical adiabático seco. Por lo general, este
calentamiento se produce en un gradiente más acelerado que el gradiente vertical
ambiental. Durante el día, la capa de inversión resultante de este proceso con frecuencia
se eleva a cientos de metros sobre la superficie. Durante la noche, la base de una
inversión por subsidencia generalmente desciende, quizás hasta llegar al suelo, debido al
enfriamiento del aire superficial. En efecto, los días despejados y sin nubes
característicos de los anticiclones propician las inversiones por radiación, de modo que
se puede producir una inversión superficial durante la noche y una elevada durante el
día. Si bien la capa de mezcla que se encuentra debajo de la inversión puede variar
diariamente, nunca será muy profunda.
Figura 4-15. Inversión por subsidencia
A diferencia de las que se producen por radiación, las inversiones por subsidencia tienen
una duración relativamente larga. Esto se debe a su relación tanto con los anticiclones
semipermanentes centrados en cada océano como con los anticiclones migratorios de
movimiento lento.
Cuando un anticiclón se estanca, los contaminantes emitidos dentro de la capa de
mezcla no se pueden diluir. Como resultado, es probable que las concentraciones de
contaminantes se eleven durante algunos días. Los casos más graves de contaminación
del aire en Estados Unidos se han producido o bien por un anticiclón migratorio
estancado (por ejemplo, el de Nueva York en noviembre de 1966 y el de Pensilvania en
octubre de 1948) o bien en el límite este del anticiclón semipermanente del Pacífico
(Los Ángeles).
Inversión frontal
En la lección 3 se menciona sobre el entrampamiento frontal, la inversión relacionada
tanto con los frentes fríos como con los cálidos. En el avance de cada frente, el aire
cálido desplaza al frío, de modo que se produce una circulación vertical mínima en la
capa de aire frío más cercana a la superficie (figura 4-16). La fuerza de la inversión
depende de la diferencia de temperatura entre las dos masas de aire. Como los frentes
se mueven horizontalmente, los efectos de la inversión generalmente duran poco y la
falta de movimiento vertical suele compensarse con los vientos relacionados con el paso
frontal.
Sin embargo, cuando los frentes se vuelven estacionarios, las condiciones de inversión
pueden prolongarse.
Figura 4-16. Inversión frontal (frente frío)
Inversiones por advección
Las inversiones por advección están relacionadas con el flujo horizontal del aire cálido.
Cuando este se mueve sobre una superficie fría, los procesos de conducción y
convección enfrían el aire más cercano a la superficie y conducen a una inversión
basada en la superficie (figura 4-17). Este tipo de inversión es más común durante el
invierno, cuando el aire cálido pasa sobre una superficie cubierta de nieve o
extremadamente fría.
Figura 4-17. Inversión por advección basada en la superficie
Otro tipo de inversión por advección se produce cuando el aire cálido es impulsado
sobre la parte superior de una capa de aire frío. Este tipo de inversión es común en las
pendientes del este de las cordilleras (figura 4-18), donde el aire cálido del oeste
desplaza al aire frío del este. Este tipo de inversiones es muy común en Denver. Ambos
tipos de inversiones son verticalmente estables pero pueden presentar vientos fuertes
bajo la capa de inversión.
Figura 4-18. Advección basada en el terreno
Estabilidad y comportamiento de la pluma
El grado de estabilidad atmosférica y la altura de mezcla resultante tienen un importante efecto
en las concentraciones de contaminantes en el aire ambiental. Si bien en la discusión sobre la
mezcla vertical no hemos abordado el movimiento horizontal del aire, o el viento, es importante
saber que este se produce bajo condiciones de inversión. Los contaminantes que no se pueden
dispersar hacia arriba lo pueden hacer horizontalmente a través de los vientos superficiales.
La combinación de los movimientos verticales y horizontales del aire influye en el
comportamiento de las plumas de fuentes puntuales (chimeneas). En la lección 6 se revisa más
detalladamente la dispersión de las plumas. Sin embargo, en esta lección se describirán los
diversos tipos de plumas característicos de diferentes condiciones de estabilidad.
La pluma de espiral de la figura 4-19 se produce en condiciones muy inestables debido a la
turbulencia causada por el acelerado giro del aire. Mientras las condiciones inestables
generalmente son favorables para la dispersión de los contaminantes, algunas veces se pueden
producir altas concentraciones momentáneas en el nivel del suelo si los espirales de la pluma se
mueven hacia la superficie.
Figura 4-19. Pluma de espiral
La pluma de abanico (figura 4-20) se produce en condiciones estables. El gradiente de
inversión inhibe el movimiento vertical sin impedir el horizontal y la pluma se puede extender
por varios kilómetros a sotavento de la fuente. Las plumas de abanico ocurren con frecuencia
en las primeras horas de la mañana durante una inversión por radiación.
Figura 4-20. Pluma de abanico
La pluma de cono (figura 4-21) es característica de las condiciones neutrales o ligeramente
estables. Este tipo de plumas tiene mayor probabilidad de producirse en días nubosos o
soleados, entre la interrupción de una inversión por radiación y el desarrollo de condiciones
diurnas inestables.
Figura 4-21 Pluma de cono
Obviamente, un problema importante para la dispersión de los contaminantes es la presencia de
una capa de inversión, que actúa como una barrera para la mezcla vertical. Durante una
inversión, la altura de una chimenea en relación con la de una capa de inversión muchas veces
puede influir en la concentración de los contaminantes en el nivel del suelo.
Cuando las condiciones son inestables sobre una inversión (figura 4-22), la descarga de una
pluma sobre esta da lugar a una dispersión efectiva sin concentraciones notorias en el nivel del
suelo alrededor de la fuente. Esta condición se conoce como flotación.
Figura 4-22. Pluma de flotación
Si la pluma se libera justo debajo de una capa de inversión, es probable que se desarrolle una
grave situación de contaminación del aire. Ya que el suelo se calienta durante la mañana, el aire
que se encuentra debajo de la mencionada capa se vuelve inestable. Cuando la inestabilidad
alcanza el nivel de la pluma entrampada bajo la capa de inversión, los contaminantes se pueden
transportar rápidamente hacia abajo hasta llegar al suelo (figura 4-23). Este fenómeno se
conoce como fumigación. Las concentraciones de contaminantes en el nivel del suelo pueden
ser muy altas cuando se produce la fumigación. Esta se puede prevenir si las chimeneas son
suficientemente altas.
Figura 4-23. Fumigación
Hasta este punto, hemos desarrollado las condiciones y eventos meteorológicos básicos que
influyen en el movimiento y la dispersión de los contaminantes del aire en la atmósfera. En la
lección 6, se explicará más detalladamente el comportamiento de los contaminantes alrededor
de fuentes puntuales, y en la siguiente lección, se abordarán los instrumentos empleados en la
medición meteorológica.
Ejercicio de revisión
1. Un pequeño cuerpo de aire infinitesimal y nítido, de aire que no se mezcla fácilmente con el
aire circundante, se denomina:
a. Columna de aire
b. Masa de aire
c. Porción de aire
d. Globo de aire caliente
e. b y c
2. La temperatura del aire a medida que la presión atmosférica
aumenta.
a. Se incrementa
b. Disminuye
3. ¿Cuáles son los dos factores que influyen en la flotabilidad de una porción de aire?
____________________________________
____________________________________ .
4. Si la temperatura de una porción de aire es más fría que el aire circundante, generalmente:
a. Se eleva
b. Desciende
c. Permanece en el mismo lugar
5. El gradiente ambiental o prevalente se puede determinar a partir de:
a. La tasa de cambio de presión en la atmósfera
b. La tasa de aire húmedo versus el cambio de presión
c. El perfil de la temperatura atmosférica
d. La tasa del paso del sistema frontal
6. Los cambios de temperatura de una porción de aire producidos por modificaciones en la
presión atmosférica se denominan:
a. Advectivos
b. Adiabáticos
c. Pendientes
d. Prevalentes
7. El gradiente adiabático seco es:
a. –6 °C/1.000 m
b. <1 °C/1.000 m
c. –9,8 °C/1.000 m
d. –7,5 °C/1.000 m
8. ¿Verdadero o falso? El gradiente adiabático seco es fijo y totalmente independiente de la
temperatura del aire ambiental.
a. Verdadero
b. Falso
9. Una porción de aire desplazada se enfría en el gradiente adiabático cuando se ___________ .
10. En el gradiente adiabático húmedo, la tasa de enfriamiento de la porción de aire generalmente
es:
a. La misma que en el gradiente seco
b. Menor que en el gradiente seco
c. Más acelerada que en el gradiente seco
11. El perfil real de la temperatura del aire ambiental se puede usar para determinar el gradiente
____________.
12. ¿Verdadero o falso? El gradiente ambiental influye en el grado en el que una porción de aire
puede elevarse o descender.
a. Verdadero
b. Falso
13. El nivel máximo al que una porción de aire puede elevarse bajo determinadas condiciones se
conoce como:
a. Nivel ascendente/descendente
b. Vaguada de mezcla
c. Tasa de humedad
d. Altura de mezcla
e. Capa de mezcla
14. El gradiente adiabático para una determinada porción de aire intersecta el gradiente ambiental
en:
a. La vaguada de mezcla
b. La tasa de humedad
c. La altura de mezcla
d. Ninguna de las anteriores
15. Una gran capa de mezcla implica que los contaminantes del aire tienen un volumen de
aire para la dilución.
a. Mayor
b. Menor
16. ¿Verdadero o falso? Una atmósfera estable resiste el movimiento vertical.
a. Verdadero
b. Falso
17. La mezcla vertical causada por la flotabilidad aumenta cuando las condiciones atmosféricas
son:
a. Inestables
b. Neutras
c. Estables
d. Extremadamente estables
18. Las condiciones atmosféricas inestables generalmente se desarrollan durante:
a. Días nubosos
b. Días soleados
c. Noches nubosas
d. Noches claras
19. Durante los días nubosos sin calentamiento fuerte de la superficie, las condiciones
atmosféricas tienden a ser:
a. Inestables
b. Neutras
c. Estables
d. Extremadamente estables
20. En este diagrama, una porción de aire desplazada se satura en una elevación de 2 km. ¿Cuál
de las siguientes condiciones de estabilidad representa el siguiente diagrama?
a. Estable bajo 1 km
b. Estabilidad condicional sobre 1 km
c. Neutral de 0 a 2 km
d. Inestabilidad condicional sobre 2 km
21. Una actúa como una tapa en el movimiento vertical del aire.
22. Cuando la superficie terrestre se enfría rápidamente -por ejemplo, en el intervalo entre las
últimas horas de la noche y las primeras de la mañana con el cielo despejado- es probable que
se produzca una inversión _______________________________ .
23. Cuando se produce una fuerte mezcla vertical después de una inversión por radiación, las
plumas contaminantes:
a. Se quedarán atrapadas cerca de la superficie
b. Se dispersarán lejos de su fuente
24. ¿Verdadero o falso? Un sistema de presión alta puede causar una inversión por subsidencia.
a. Verdadero
b. Falso
25. La inversión por subsidencia está relacionada con porque generalmente se
forma en una capa muy alta sobre la superficie durante el día.
26. Por lo general, una inversión por subsidencia tiende a durar un período relativamente
____________________ en comparación con la inversión por radiación.
a. Corto
b. Largo
27. Las inversiones basadas en la superficie relacionadas con el flujo horizontal del aire, como
cuando el aire cálido circula sobre una superficie fría, se denominan inversiones _________ .
a. Por subsidencia
b. Frontales
c. Por advección
d. Adiabáticas
28. La pluma es característica de condiciones neutrales o ligeramente
estables.
a. De abanico
b. De espiral
c. De cono
d. De flotación
29. ¿Cuál es el nombre de la pluma que aparece en esta figura? ________________________ .
30. ¿A qué pluma representa este gradiente y altura de chimenea? ______________________ .
31. Una pluma de abanico generalmente se produce bajo condiciones atmosféricas:
a. Altamente estables
b. Estables
c. Neutras
32. La pluma de espiral puede causar concentraciones de contaminantes del aire en
el nivel del suelo.
33. Si la pluma se libera justo una capa de inversión, se puede producir una
grave situación de contaminación.
a. Debajo de
b. Sobre
34. Este dibujo muestra una pluma _______________________________ .
a. De cono
b. De espiral
c. De fumigación
d. De flotación
Respuestas al ejercicio de revisión
1. c. Porción de aire
Un pequeño cuerpo de aire infinitesimal y nítido, que no se mezcla fácilmente con el aire
circundante, se denomina porción de aire.
2. a. Aumenta
La temperatura del aire se incrementa a medida que la presión atmosférica aumenta.
3. Temperatura y presión
La temperatura y la presión son los dos factores atmosféricos que influyen en la flotabilidad
de una porción de aire.
4. b. Desciende
Si la temperatura de una porción de aire es más fría que el aire circundante, generalmente
desciende.
5. c. El perfil de la temperatura atmosférica
El gradiente ambiental o prevalente se puede determinar a partir del perfil de la temperatura
atmosférica.
6. b. Adiabático
Los cambios de temperatura de una porción de aire producidos por las modificaciones en la
presión atmosférica se denominan adiabáticos.
7. c. -9,8 ° °C/1.000 m
El gradiente adiabático seco es -9,8 °C/1.000 m
8. a. Verdadero
El gradiente adiabático seco es fijo y totalmente independiente de la temperatura del aire
ambiental.
9. Satura
Una porción de aire desplazada se enfría en el gradiente adiabático cuando se satura.
10. b. Menor que la del gradiente seco
En el gradiente adiabático húmedo, la tasa de enfriamiento de la porción de aire generalmente
es menor que en el gradiente seco.
11. Ambiental
El perfil real de la temperatura del aire ambiental se puede usar para determinar el gradiente
ambiental.
12. a. Verdadero
El gradiente ambiental influye en el grado en el que una porción de aire puede elevarse o
descender.
13. c. Altura de mezcla
El nivel máximo al que una porción de aire puede elevarse bajo determinadas condiciones se
conoce como la altura de mezcla.
14. c. Altura de mezcla
El gradiente adiabático para una determinada porción de aire intersecta el gradiente ambiental
en la altura de mezcla.
15. a. Mayor
Una gran capa de mezcla implica que los contaminantes del aire tienen un mayor volumen de
aire para la dilución.
16. a. Verdadero
Una atmósfera estable resiste el movimiento vertical.
17. a. Inestable
La mezcla vertical causada por la flotabilidad aumenta cuando las condiciones atmosféricas
son inestables.
18. b. Días soleados
Las condiciones atmosféricas inestables generalmente se desarrollan durante los días
soleados.
19. b. Neutrales
Durante los días nubosos sin calentamiento fuerte de la superficie, las condiciones
atmosféricas tienden a ser neutrales.
20. d. Inestabilidad condicional sobre 2 km
El diagrama representa la inestabilidad condicional sobre 2 km.
21. Inversión
Una inversión actúa como una tapa en el movimiento vertical del aire.
22. Por radiación
Cuando la superficie terrestre se enfría rápidamente -por ejemplo en el intervalo entre las
últimas horas de la noche y las primeras de la mañana con cielo despejado- es probable que se
produzca una inversión por radiación.
23. b. Se dispersarán lejos de su fuente
Cuando se produce una fuerte mezcla vertical después de una inversión por radiación, las
plumas contaminantes se dispersarán lejos de su fuente.
24. a. Verdadero
Un sistema de presión alta puede causar una inversión por subsidencia.
25. Anticiclones
La inversión por subsidencia está relacionada con los anticiclones porque generalmente se
forma en una capa muy alta sobre la superficie durante el día.
26. b. Largo
Por lo general, una inversión por subsidencia tiende a durar un período relativamente largo en
comparación con la inversión por radiación.
27. c. Advección
Las inversiones basadas en la superficie relacionadas con el flujo horizontal del aire, como
cuando el aire cálido circula sobre una superficie fría, se denominan inversiones por
advección.
28. c. De cono
La pluma de cono es característica de condiciones neutrales o ligeramente estables.
29. De espiral
Esta figura muestra una pluma de espiral.
30. Pluma de flotación
Este gradiente y esta altura de chimenea representan una pluma de flotación.
31. b. Estables
Una pluma de abanico generalmente se produce bajo condiciones atmosféricas estables.
32. Altas
La pluma de espiral puede causar altas concentraciones de contaminantes del aire en el nivel
del suelo.
33. a. Debajo
Si la pluma se libera justo debajo de una capa de inversión, se puede producir una grave
situación de contaminación.
34. c. Fumigación
Este dibujo muestra una pluma de fumigación.
Bibliografía
Drake, R.L. y otros, 1979. Mathematical Models for Atmospheric Pollutants. EA-1131.
Preparado para el Electric Power Research Institute
Hanna, S.R. y otros, 1982. Handbook on Atmospheric Diffusion. U.S. Dept. of
Energy. DOE/tic-11223, pp.2-4.
Turner, D.B. 1970. Workbook of Atmospheric Dispersion Estimates. Environmental
Protection Agency, Office of Air Programs, Research Triangle Park, Carolina del Norte.
Stern, A.C. y otros, 1984. Fundamentals of Air Pollution. Second Edition. Nueva York: Academic
Press
U.S. Air Force, 1962. Weather for Aircrews. AF Manual 105-5.
Lección 5
Instrumentos meteorológicos
Meta
Familiarizar al lector con los instrumentos meteorológicos que sirven para medir y
registrar las variables atmosféricas de velocidad, dirección del viento, temperatura,
radiación solar y altura de mezcla, estas son las variables útiles para los estudios de
contaminación del aire en exteriores.
Objetivos
Al completar esta lección, el lector estará capacitado para:
1. Enumerar las cuatro variables meteorológicas claves para los estudios de
contaminación del aire en exteriores.
2. Identificar dos tipos de instrumentos para medir la velocidad del viento y describir
brevemente cómo opera cada uno.
3. Identificar un instrumento para medir la dirección del viento y describir brevemente
cómo opera.
4. Describir cómo se deben ubicar los instrumentos y la importancia de hacerlo en un
lugar adecuado.
5. Describir cómo se mide la radiación solar.
6. Describir cómo se miden las alturas de mezcla.
7. Explicar la importancia de mantener un plan de aseguramiento (del inglés assurance)
de la calidad.
Introducción
Para entender y predecir el transporte y la dispersión de los contaminantes del aire en exteriores
es importante comprender los procesos atmosféricos básicos que influyen en los contaminantes
de la atmósfera. La medición y el registro de las variables meteorológicas permite obtener
información necesaria para controlar la descarga de los contaminantes del aire en la atmósfera y
para comprender el transporte y la dispersión de los contaminantes emitidos al aire. Estas
variables pueden servir para hacer predicciones cualitativas y cuantitativas sobre las
concentraciones de contaminantes en el aire en exteriores.
Las variables meteorológicas que influyen en el transporte y la dispersión del aire incluyen la
intensidad de la turbulencia atmosférica y la velocidad y la dirección del viento. La intensidad
de la turbulencia atmosférica generalmente se conoce como estabilidad atmosférica. En la
lección 6, se presenta una caracterización de la estabilidad atmosférica para los modelos de la
dispersión atmosférica, incluida la medición de la temperatura, la intensidad de la radiación
solar y la velocidad del viento. La altura de mezcla, otra variable atmosférica que influye en el
transporte y la dispersión de los contaminantes del aire, generalmente se calcula a partir de los
datos reportados a través de radiosondas (una radiosonda es un instrumento transportado por
globos que mide las variables atmosféricas y transmite los datos a una estación en la tierra,
donde se crea un perfil de la atmósfera).
El tema central de esta lección será revisar el instrumental requerido para medir las variables
meteorológicas más útiles en los estudios de contaminación del aire; es decir, la velocidad y la
dirección del viento, la temperatura ambiental y la diferencia de la temperatura vertical, la
radiación solar y la altura de mezcla.
Se dispone de varios sistemas para medir estos parámetros atmosféricos. La elección de los
sensores apropiados depende del tipo de aplicación que se les dará a los datos. Además de los
sensores, podrán necesitarse otros equipos para el condicionamiento de la señal y la grabación y
tal vez, para el registro electrónico de los datos. Para asegurar la recolección de datos
representativos, es necesario seguir rigurosos procedimientos de identificación, instalación y
mantenimiento de los instrumentos.
Velocidad del viento
Si bien el viento es una cantidad vectorial y se puede considerar una variable primaria por
naturaleza, por lo general en velocidad (la magnitud del vector) y dirección (la orientación del
vector) se consideran variables independientes. La velocidad del viento determina la cantidad
de dilución inicial que experimenta una pluma. Por lo tanto, la concentración de contaminantes
en una pluma está directamente relacionada con la velocidad del viento. Esta también influye
en la altura de la elevación de la pluma después de ser emitida. A medida que la velocidad del
viento aumenta, la elevación de la pluma disminuye al ser deformada por el viento. Esto hace
que disminuya la altura de la pluma, que se mantiene más cerca del suelo y puede causar un
impacto a distancias más cortas a sotavento. Por lo general, la velocidad del viento se usa junto
con otras variables para derivar las categorías de la estabilidad atmosférica usadas en las
aplicaciones de los modelos de la calidad del aire.
Los dos principales tipos de instrumentos usados para medir la velocidad del viento son el
anemómetro rotativo de cubeta y el anemómetro de hélice (ilustrado en la figura 5-1). Ambos
tipos de anemómetros constan de dos subconjuntos; el sensor y el transductor. El sensor es el
dispositivo que rota por acción de la fuerza del viento. El transductor es el que genera la señal
que se grabará. Un paquete completo de instrumentos también puede incluir un sistema
electrónico para captar y grabar las señales electrónicas que genera el transductor. Por ejemplo,
es probable que se necesite acondicionar la señal de modo que produzca una cantidad
reportable. Para ello se debe usar un acondicionador de señal. Por último, para usar la señal
acondicionada, esta deberá ser registrada y/o grabada a través de grabadores y registradores.
Figura 5-1. Dos tipos de anemómetros
Anemómetros rotativos de cubetas
El anemómetro rotativo de cubetas generalmente consta de tres cubetas cónicas o hemisféricas
montadas simétricamente sobre un eje vertical de rotación. La tasa de rotación de las cubetas
generalmente es lineal sobre el rango normal de medidas, con una velocidad lineal del viento de
aproximadamente 2 a 3 veces la velocidad lineal de un punto en el centro de una cubeta, según
sea su ensamblaje.
Anemómetros con paletas de orientación y hélices
con montura fija
El anemómetro con paletas de orientación [figura 5-1 (b)] consta generalmente de una hélice
de dos, tres o cuatro paletas radiales que rota sobre un eje de giro horizontal frente al viento.
Existen varios anemómetros de hélice que emplean moldes ligeros de plástico o de espuma de
poliestireno para que las paletas de la hélice alcancen bajas velocidades umbrales al inicio.
Algunos anemómetros de hélice no tienen paletas móviles (véase la figura 5-2). En cambio,
para determinar los componentes vectoriales (esto es, la velocidad y la dirección) del viento
horizontal se usan hélices ortogonales de montura. Para determinar el componente vertical del
viento, se puede emplear una tercera hélice con una montura fija que gira sobre un eje vertical.
Figura 5-2. Anemómetro (uvw) con montura fija
Transductores de velocidad del viento
Existen varios mecanismos para convertir la tasa de rotación de las cubetas o hélices en una
señal eléctrica adecuada para el registro y/o procesamiento. La selección de un transductor
depende de la naturaleza del programa de monitoreo –es decir, del grado de sensibilidad
requerido y del tipo de registro o lectura de datos que se necesita. Los cuatro transductores
más utilizados son: el generador DC, el AC, el contacto eléctrico y el rayo luminoso
interrumpido. Muchos tipos de generadores DC y AC de uso frecuente tienen algunas
limitaciones para lograr un nivel umbral bajo y respuestas rápidas. Es importante usar
instrumentos con bajos niveles umbrales al inicio como los anemómetros que emplean
generadores DC miniaturizados. Los transductores con generadores AC eliminan la fricción de
la escobilla pero se debe diseñar cuidadosamente el circuito de acondicionamiento de la señal
para evitar la alteración de las oscilaciones en la señal de salida que se puede producir ante
velocidades bajas del viento.
Los transductores de contacto eléctrico se usan para medir el pasaje total del viento (flujo
continuo del viento) en lugar de velocidades instantáneas, y se pueden emplear para determinar
la velocidad promedio del viento en un determinado período. En general, no se recomienda
usar estos dispositivos en los estudios sobre dispersión de contaminantes del aire. El
transductor de rayo luminoso interrumpido (troceador de luz) generalmente se usa en
aplicaciones de calidad del aire porque presenta menos fricción y, por lo tanto, es más sensible
a velocidades menores del viento. Este tipo de transductor usa un eje o disco ranurado, un
emisor y un detector de imágenes. El ensamblaje de la cubeta o hélice hace rotar el eje o disco
ranurado, con lo que crea un pulso cada vez que la luz pasa a través de una ranura y llega al
detector de imágenes.
La frecuencia de salida de un generador AC o transductor troceador de luz se puede transmitir
a través de un acondicionador de señal y convertirse en una señal analógica para diversos
dispositivos de registro, tales como el registrador continuo de banda de papel o de multipuntos,
o de un convertidor analógico digital (A/D) a un registro digital con microprocesador. Varios
registradores modernos de datos pueden aceptar directamente la señal por el tipo de frecuencia
y, de este modo es posible eliminar la necesidad de un acondicionamiento adicional de la señal.
El diseño de un programa de monitoreo debe incluir el registro y el procesamiento de datos.
Dirección del viento
Por lo general, la dirección del viento se define como la orientación del vector del viento en la
horizontal. Para propósitos meteorológicos, la dirección del viento se define como la dirección
desde la cual sopla el viento, y se mide en grados en la dirección de las agujas del reloj a partir
del norte verdadero. Por ejemplo, un viento del oeste sopla del oeste, a 270° del norte. Un
viento del norte sopla desde una dirección de 360°. La dirección del viento determina la del
transporte de una pluma emitida.
Paletas de viento
El instrumento más común para medir la dirección del viento es la paleta de viento. Las
paletas de viento señalan la dirección desde la cual este sopla. Pueden ser de formas y
tamaños diferentes: algunas con dos platos juntos en sus aristas directas y dispersas en un
ángulo (paletas separadas), otras con un solo platillo plano o una superficie aerodinámica
vertical. Por lo general, son de acero inoxidable, aluminio o plástico. Al igual que con los
anemómetros, se debe tener cuidado al seleccionar un sensor a fin de asegurar una
durabilidad y sensibilidad adecuadas para una determinada aplicación. La figura 5-3
muestra ejemplos de paletas de viento.
Figure 5-3. Paletas de viento
Los componentes horizontales (azimuth) y verticales (elevación) de la dirección del viento
se pueden medir con una paleta bidireccional. Por lo general, esta paleta consta de una
aleta anular y dos aletas planas perpendiculares entre sí, contrapesadas y montadas sobre
un cardán de modo que cada una puede rotar libremente, tanto en sentido horizontal como
vertical.
Anemómetros de hélice con montura fija
Otro método para medir la dirección horizontal y/o vertical del viento es mediante
anemómetros de hélice de montura fija (mencionados anteriormente). La dirección
horizontal del viento se puede determinar mediante programas de cómputo a partir de los
componentes ortogonales de la velocidad del viento. La velocidad vertical también puede
ser medida al agregar una tercera hélice montada verticalmente. Este dispositivo
generalmente se conoce como anemómetro UVW.
Transductores de dirección del viento
Muchos transductores del tipo conmutador simple se valen del contacto del cepillo para
dividir la dirección del viento en 8 ó 16 sectores del compás. Sin embargo, para el estudio
de la calidad del aire es mejor usar transductores que provean al menos una resolución de
10° (36 sectores del compás) en la medición de la dirección del viento.
Un transductor comúnmente usado para las aplicaciones de los modelos de la calidad del
aire es el potenciómetro. El voltaje del potenciómetro varía directamente con la dirección
del viento. Un potenciómetro es un resistor variable. Cuando la dirección del viento
cambia, el eje de la paleta del viento se mueve y hace que la resistencia del potenciómetro
varíe. Esta modificación está directamente relacionada con la dirección del viento.
Ubicación y exposición de los instrumentos de medición del
viento
Para obtener datos meteorológicos representativos en los estudios sobre la contaminación
del aire es clave la ubicación adecuada de los instrumentos. Estos se deben colocar lejos de
obstrucciones que puedan influir en las mediciones. No se debe permitir que
consideraciones secundarias, como la accesibilidad y la seguridad, comprometan la calidad
de los datos.
La altura estándar de exposición de los instrumentos de viento en un terreno abierto es 10
m sobre el suelo. El terreno abierto se define como una área donde la distancia entre el
instrumento y cualquier obstrucción (árboles, edificios, etc.) es al menos 10 veces la altura
de la obstrucción (véase la figura 5-4). En los casos en que las descargas de emisión se
producen generalmente sobre 10 m, es probable que se requieran mediciones adicionales
del viento en mayores elevaciones. Se deberían establecer alturas adecuadas de medición a
partir de cada caso y según la aplicación. Se recomienda, en lo posible, colocar los
instrumentos de viento sobre una torre de rejas. Además, se deben ubicar en la parte
superior de esta o, si están en un lado de la torre, se deben ubicar en botavaras a una
distancia de al menos dos veces el diámetro/diagonal de la torre, extendidas hacia afuera en
dirección del viento prevalente (véase la figura 5-5).
Figura 5-4. Criterios de distancia para la ubicación de los instrumentos de medición del viento.
Figure 5-5. Ubicaciones recomendadas para colocar los instrumentos de viento
La temperatura y la diferencia de la temperatura
Para los estudios de contaminación del aire son útiles tanto la temperatura del aire ambiental en
un solo nivel (generalmente 1,5 a 2 m sobre el suelo) como la diferencia de temperatura entre
dos niveles (generalmente 2 m y 10 m). Estas medidas sirven para realizar cálculos sobre la
elevación de la pluma y para determinar la estabilidad atmosférica.
Clases de sensores de temperatura
Las tres clases principales de sensores de temperatura se basan en: (1) la expansión
térmica, (2) el cambio de resistencia y (3) las propiedades termoeléctricas de diversas
sustancias como una función de la temperatura. Los termómetros de mercurio y alcohol
son ejemplos comunes de sensores de expansión térmica. Sin embargo, su valor es limitado
en redes de monitoreo in situ o remotas debido a que no tienen la capacidad de registrar
datos automatizados.
Un tipo de sensor común en los programas de medición meteorológica in situ es el
detector de temperatura por resistencia (DTR). El DTR opera sobre la base de los
cambios de resistencia de ciertos metales, principalmente el platino o el cobre, como una
función de la temperatura. Estos dos metales son los más usados porque su resistencia
muestra un aumento rigurosamente lineal con el incremento de la temperatura. Otro tipo
de termómetro de cambio de resistencia es el termistor, hecho a partir de una mezcla de
óxidos metálicos fusionados entre sí. Por lo general, el termistor arroja un cambio de
resistencia con la temperatura mayor que el DTR. Como la relación entre la resistencia y la
temperatura para un termistor no es lineal, estos sistemas generalmente están diseñados
para usar una combinación de dos o más termistores y resistores fijos que permitan obtener
una respuesta casi lineal sobre un rango específico de temperatura.
El principio de operación de los sensores termoeléctricos es el flujo de corriente eléctrica
entre dos metales diferentes y depende de la temperatura. La instalación de tales sensores,
llamados termopares, exige requerimientos especiales para evitar corrientes de inducción
de fuentes cercanas de corriente alterna que podrían ocasionar errores en la medición. Los
termopares también son susceptibles al voltaje espurio causado por la humedad. Por estas
razones, su uso es limitado en las mediciones rutinarias de campo.
Diferencia de temperatura
Los requisitos básicos de los sensores destinados a medir la diferencia de la temperatura
vertical son fundamentalmente iguales para todas las mediciones de temperatura ambiental.
Sin embargo, para lograr una medición con la exactitud deseada se requieren sensores
acoplados y una calibración cuidadosa.
Ubicación y exposición de los instrumentos para medir
la temperatura y la diferencia de temperatura
La temperatura del aire ambiental (superficial) se debe medir a una altura de 2 m. La altura
estándar para medir la diferencia de temperatura es 2 y 10 m. Si los niveles de emisión son
considerables, puede ser apropiado efectuar mediciones adicionales de la temperatura en
elevaciones más altas. Estas elevaciones estarían determinadas según el caso y la
aplicación. El sensor de la temperatura se debe ubicar en una área abierta, plana y bien
ventilada de al menos 9 m de diámetro. Además, los sensores de temperatura se deben
colocar a una distancia de al menos cuatro veces la altura de cualquier obstrucción y al
menos a 30 m de áreas pavimentadas amplias. La superficie donde se localice el sensor
debe estar cubierta por una capa natural de tierra o pasto y estar lejos de áreas con agua
estancada. Los instrumentos deben estar blindados para protegerlos de la radiación térmica
y bien ventilados con sistemas apropiados.
Radiación solar
La radiación solar está relacionada con la estabilidad de la atmósfera. Los datos sobre la
cobertura y la altitud de las nubes (altura de la base de la cima de la nube que obscurece casi la
mitad del cielo) proporcionan una estimación indirecta de los efectos de la radiación solar y se
usan junto con la velocidad del viento para derivar una categoría de estabilidad atmosférica.
El instrumento más usado en la medición de la radiación solar es el piranómetro, ilustrado en la
figura 5-6. El piranómetro mide la radiación directa y difusa sobre una superficie horizontal.
Consta de un pequeño disco plano con sectores pintados alternativamente de blanco y negro.
Cuando el aparato es expuesto a la radiación solar, los sectores negros se vuelven más cálidos
que los blancos. Esta diferencia de temperatura se puede detectar electrónicamente. Se produce
un voltaje eléctrico proporcional a la radiación solar incidente. Se instala una cúpula de vidrio
óptico estándar sobre el disco que es transparente a longitudes de onda que oscilan
aproximadamente entre 280 y 2.800 nm. Algunos piranómetros usan una cúpula de vidrio de
silicio para medir la radiación en diferentes intervalos espectrales.
Figura 5-6. Piranómetro
Otro tipo de sensor es el radiómetro neto, diseñado para medir la diferencia entre la radiación
ascendente (solar) y la descendente (terrestre), a través de una superficie horizontal. La
aplicación básica de un radiómetro neto es determinar la radiación diurna y nocturna como un
indicador de la estabilidad. Sin embargo, las categorías de estabilidad nocturnas generalmente
usadas en los estudios de contaminación del aire se basan exclusivamente en la velocidad del
viento y en el aspecto del cielo.
Ubicación y exposición de los instrumentos para medir la
radiación solar
Los piranómetros usados para medir la radiación incidente (solar) se deben colocar en
áreas abiertas con una amplia vista del cielo hacia todas las direcciones y durante todas las
estaciones. Deben localizarse en puntos donde no se produzcan obstrucciones que
proyecten una sombra sobre el sensor en cualquier momento. Además, se debe evitar
colocarlos cerca de paredes de colores claros y fuentes artificiales de radiación. La altura
del sensor no es un factor determinante para los piranómetros. Una ubicación
recomendable es sobre una plataforma elevada.
Los radiómetros netos se deben colocar aproximadamente a 1 m sobre el nivel del suelo. El
subsuelo que está bajo el instrumento debe ser representativo del área general. También se
deben colocar radiómetros netos para evitar obstrucciones en el campo de vista tanto
ascendente como descendente.
Altura de mezcla
La profundidad vertical de la atmósfera donde se produce el mezclado se denomina capa de
mezcla. La parte superior de esta capa se conoce como altura de mezcla. Esta determina el
alcance vertical del proceso de dispersión de los contaminantes liberados debajo de ella. Se
trata de una variable importante para los estudios de calidad del aire ya que limita la dispersión
vertical de los contaminantes. Si bien las alturas de mezcla generalmente no se miden
directamente, es posible obtener cálculos aproximados a partir de las mediciones
meteorológicas rutinarias.
Por lo general, las alturas de mezclado producidas por la mañana y por la tarde se estiman a
partir de los perfiles tanto de temperatura vertical tomados a la salida y puesta del sol, como de
temperatura superficial. Los perfiles de la temperatura vertical se miden con radiosondas,
instrumentos transportados elevados a través de globos más ligeros que el aire (esto es, globos
generalmente llenos de hidrógeno o helio). Para los modelos de la calidad del aire, las alturas de
mezcla por hora se pueden estimar a partir de los valores de altura de mezcla tomados dos
veces al día –a la salida y la puesta del sol- y las categorías de estabilidad atmosférica de cada
hora.
Los sistemas SODAR (acrónimo para Sound Detection And Ranging [detección y exploración
del sonido]) y radar perfilador de vientos Doppler están adquiriendo importancia como
herramientas eficaces para efectuar mediciones remotas de variables meteorológicas en alturas
que alcanzan varios cientos de metros sobre la superficie. Un SODAR transmite un fuerte pulso
acústico a la atmósfera y capta la parte del pulso que se expande y regresa. Un radar perfilador
de vientos usa principios de operación semipares al SODAR, pero en vez de trasmitir pulsos
acústicos, se trasmite pulsos electromagnéticos. Se observa un creciente interés en el uso del
SODAR y del radar perfilador de vientos para el desarrollo de bases de datos meteorológicos
requeridas como aporte para los modelos de dispersión. El análisis de los retornos de SODAR
y de los radares perfiladores de viento también puede servir para estimar la altura de mezclado.
Desempeño del sistema
En un programa de monitoreo es muy importante monitorear las variables meteorológicas
adecuadas, que son representativas de las condiciones de dispersión atmosférica en una
determinada ubicación. Así mismo, es importante asegurar un desempeño adecuado del
monitoreo para la obtención de datos representativos. La exactitud y las características de las
respuestas de los sistemas de monitoreo meteorológico son factores importantes para definir el
desempeño del sistema.
Exactitud del sistema
La exactitud del sistema es el monto en que una variable medida se desvía de un valor
aceptado como válido o estándar. La exactitud se puede concebir para un componente
individual o para el sistema general. Por ejemplo, la exactitud general de un sistema de
medición del viento incluye las exactitudes del componente individual de un anemómetro
de cubeta o de hélice, circuito electrónico colocado como un condicionador de señal y
registrador de datos.
El cuadro 5-1 enumera valores de exactitud recomendados para los sistemas in situ de
monitoreo meteorológico destinados a aplicaciones de estudios de calidad del aire. Están
establecidos en función de los valores de exactitud del sistema general, ya que los datos
usados en los análisis de calidad del aire son los del sistema de medición. El cuadro 5-1
también incluye las resoluciones recomendadas de medición; es decir, los aumentos
mínimos visibles. Estas resoluciones son necesarias para mantener los valores
recomendados de exactitud.
Las especificaciones y resoluciones relativas a la exactitud presentadas en el cuadro 5-1 se
pueden aplicar al sistema primario de medición (el más recomendable es uno digital basado
en un microprocesador). En el caso de los sistemas análogos usados como reservas o
backrups, los límites de exactitud recomendados en el cuadro 5-1 pueden aumentar en
50%. Las resoluciones de estos sistemas deben ser adecuadas para mantener los valores
recomendados de exactitud.
Cuadro 5-1. Valores de exactitud y resoluciones recomendadas
para el sistema
Variable meteorológica Exactitud de la variable Resolución de la
medición
Velocidad del viento t (0,2 m/s + 5% del observado) 0,1 m/s
Dirección del viento t 5 grados 1 grado
Temperatura ambiental t 0,5 °C 0,1 °C
Diferencia de la temperatura
vertical
t 0,1 °C 0,02 °C
Radiación solar t 5% del observado o W/m
2*
10 W/m
2
Tiempo t 5 minutos
*
El que sea mayor
Fuente: U.S. EPA 1987 (revisado en febrero de 1993).
Características de las respuestas de los sensores
meteorológicos in situ
Las características de las respuestas ayudan a definir la velocidad con la que un
instrumento responderá a los cambios de las variables meteorológicas. Es necesario
conocer algunas características de las respuestas de los sensores meteorológicos
propuestos para los programas de monitoreo in situ a fin de garantizar que los datos
recolectados sean apropiados para la aplicación deseada.
Las siguientes definiciones se aplican para términos generalmente relacionados con las
características de respuesta del instrumento y las propiedades inherentes a los sensores
meteorológicos:
Calma – Cualquier velocidad promedio del viento por debajo del nivel umbral de inicio de
la velocidad del viento o del sensor de dirección, el que sea mayor.
Razón de amortiguamiento – El movimiento de una paleta de viento es una oscilación
amortiguada y la razón en la que disminuye la amplitud de las oscilaciones sucesivas es
independiente de la velocidad del viento. La razón de amortiguamiento es la razón de la
oscilación real y la oscilación crítica, que es la medida de una resistencia mecánica de la
paleta al movimiento.
Distancia de retardo – Es la longitud de una columna de aire que pasa por una paleta de
viento tal que esta responderá a 50% de un cambio angular repentino en la dirección
del viento.
Constante de distancia – La constante de distancia de un sensor es la longitud por donde
pasa el fluido requerido para causar una respuesta a un determinado cambio en la
velocidad del viento. La constante de distancia es una característica de los anemómetros
de cubeta y de hélice (rotativos).
Rango – Es un término general usado para identificar los límites de operación de un
sensor, dentro del cual muchas veces se especifica la exactitud.
Nivel umbral (velocidad inicial) – La velocidad del viento a la que un anemómetro o
paleta empieza a trabajar según sus especificaciones.
Constante de tiempo – Período requerido para obtener la respuesta de un sensor a un
determinado cambio en el parámetro que mide.
El cuadro 5-2 enumera las características recomendadas para las respuestas de los sensores
con miras a aplicarlas en modelos de regulación.
Cuadro 5-2. Características recomendadas de las respuestas
para los sensores meteorológicos
Variables meteorológicas Especificaciones del sensor
Velocidad del viento Velocidad inicial ≤ 0,5 m/s
Constante de la distancia ≤ 5 m
Dirección del viento Velocidad inicial ≤ 0,5 m/s
Razón de amortiguamiento 0,4 a 0,7
Distancia de retardo ≤ 5 m
Temperatura Constante de tiempo ≤ 1 min
Diferencia de temperatura Constante de tiempo ≤ 1 min
Radiación solar Constante de tiempo ~ 5 segundos
Rango de la temperatura de operación –20 °C a +40 °C en
un valor específico de exactitud
Aseguramiento y control de la calidad
El aseguramiento de la calidad (AC) aplicado al monitoreo meteorológico abarca tanto “el sistema
de actividades destinado a proporcionar un producto de calidad” (control tradicional de la calidad)
como “el sistema de actividades destinado a proporcionar el aseguramiento del desempeño adecuado
del sistema de control de calidad” (aseguramiento tradicional de la calidad) (Finkelstein, P.L. y otros,
1983). La primera de estas funciones de control de calidad (CC) consiste en aquellas actividades
realizadas directamente por los operadores del equipo con los instrumentos; por ejemplo, el
mantenimiento preventivo, las calibraciones, etc. La finalidad del segundo grupo de actividades es
manejar la calidad de los datos y tomar las medidas correctivas necesarias para asegurar que se
cumplan los requerimientos correspondientes.Los planes oficiales para el aseguramiento de la calidad
se deben presentar en un documento llamado “Plan AC”. Este documento enumera todos los
procedimientos necesarios relacionados con la calidad e indica la frecuencia con la que se deben llevar
a cabo. Es imprescindible elaborar y seguir un plan AC para asegurar la obtención de datos
representativos de buena calidad. Un plan AC debe contener la siguiente información:
Responsabilidades del personal del proyecto: responsabilidades del personal que realiza tareas
relacionadas con la calidad de los datos.
Procedimientos para el informe de datos: breve descripción de cómo se producen los datos y cómo
se realizan las actividades durante cada paso de la secuencia del procesamiento.
Procedimientos de validación de los datos: lista detallada de criterios que se deben aplicar a los
datos para probar su validez, cómo se debe llevar a cabo el proceso de validación y el tratamiento
de datos calificados como cuestionables o no válidos.
Procedimientos de auditoría: descripción de qué auditorías se deben llevar a cabo, con qué
frecuencia, y detalle de un procedimiento de auditoría (con referencia a procedimientos que
involucren documentos, cuando sea posible). Además, supone una descripción de sistemas de
auditoría internos y externos, incluyendo inspecciones del sitio por personal de supervisión u otros.
Procedimientos de calibración: descripción detallada de técnicas y de la frecuencia de calibración
de cada uno de los sensores o instrumentos que se utilizan. Es necesario definir tanto las
calibraciones completas como las verificaciones del cero y del punto final de la escala de medición.
Cronograma de mantenimiento preventivo: lista detallada de las funciones específicas de
mantenimiento preventivo y de la frecuencia con que se deben ejercer. No sólo incluye la
inspección rutinaria del equipo y la reposición de repuestos, sino también texto de funciones que
se realizan en equipo.
Informes de calidad: cronograma y contenido de informes presentados a la administración que
describen el estado del programa de aseguramiento de la calidad. Este programa incluye la
implementación de todas las funciones especificadas en el plan AC. Esta implementación involucra
al personal de todos los niveles de la organización. Los técnicos que operan con el equipo deben
llevar a cabo un mantenimiento preventivo y verificaciones de CC en los sistemas de mediciones
que están bajo su responsabilidad. Deben realizar calibraciones y, cuando se requiera, participar
en auditorías internas de estaciones operadas por otros técnicos. Estos supervisores inmediatos
deben verificar la ejecución de todas las tareas de AC y revisar los apuntes y cuadros de control
para asegurar la corrección de los problemas potenciales antes de que se produzca una pérdida de
datos importantes.
Ejercicio de revisión
1. Enumere cuatro variables meteorológicas claves en los estudios sobre contaminación del aire.
_____________________________________
_____________________________________
_____________________________________
_____________________________________.
Para las preguntas 2 a 4, indique cuál es la variable atmosférica que mide cada uno de los
instrumentos meteorológicos.
2. Anemómetro a. Dirección del viento
3. Paleta de viento b. Velocidad del viento
4. Termómetro c. Temperatura
5. Indique cuál de los siguientes instrumentos meteorológicos es un anemómetro.
6. Indique cuál de los siguientes instrumentos meteorológicos es una paleta de viento.
7. El sistema de un anemómetro requiere un transductor para:
a. Convertir el movimiento rotativo en una señal eléctrica
b. Registrar la información del viento
c. Registrar el tiempo de operación del instrumento
d. Ninguna de las anteriores
8. ¿Verdadero o falso? El tipo de sensor más usado en los estudios sobre contaminación del aire es
uno de temperatura con un sistema de aspiración que se vale de la resistencia eléctrica para medir
la temperatura.
a. Verdadero
b. Falso
9. ¿Qué tan lejos se deben colocar los instrumentos de una obstrucción?
a. Una vez la altura de la obstrucción
b. Dos veces la altura de la obstrucción
c. Diez veces la altura de la obstrucción
10. Un sensor de temperatura:
a. Se debe colocar siempre cerca de sensores de viento
b. Nunca se debe colocar cerca de fuentes de calor
c. No es necesario para los estudios sobre contaminación del aire
d. Mide la radiación solar total a través de lecturas de temperatura
11. ¿Cuál es la altura típica a que se coloca un sensor de temperatura de un solo nivel?
a. 1 m
b. 2 m
c. 10 m
12. El instrumento que sirve para medir la radiación solar directa y difusa se denomina
________________________________ .
13. El sensor que sirve para medir la diferencia entre la radiación solar y la terrestre a través de la
superficie horizontal se denomina _____________________ ___________________ .
14. ¿Verdadero o falso? Las características de las respuestas ayudan a definir la rapidez con que un
instrumento responderá al cambio de las variables meteorológicas.
a. Verdadero
b. Falso
15. ¿Verdadero o falso? Las alturas de mezcla generalmente se pueden determinar a partir de
radiosondas lanzadas dos veces al día.
a. Verdadero
b. Falso
16. ¿Verdadero o falso? Para garantizar la obtención de datos representativos de buena calidad es
necesario desarrollar planes de aseguramiento de la calidad.
a. Verdadero
b. Falso
17. ¿Verdadero o falso? La altura del sensor es un factor determinante en la ubicación de los
piranómetros.
a. Verdadero
b. Falso
Respuestas del ejercicio de revisión
1. Velocidad y dirección del viento
Temperatura ambiental y diferencia de la temperatura vertical
Radiación solar
Altura de mezcla
Cuatro variables meteorológicas claves en los estudios de contaminación del aire son (1) la
velocidad y dirección del viento, (2) la temperatura ambiental y la diferencia de la temperatura
vertical, (c) la radiación solar y (d) la altura de mezcla.
2. b. Velocidad del viento
Los anemómetros miden la velocidad del viento.
3. a. Dirección del viento
Las paletas de viento miden la dirección del viento.
4. c. Temperatura
Los termómetros miden la temperatura.
5. c.
La opción “c” representa un anemómetro.
6. d.
La opción “d” muestra una paleta de viento.
7. a. Convierte el movimiento rotativo en una señal eléctrica
Para convertir el movimiento rotativo en una señal eléctrica se requiere un transductor.
8. a. Verdadero
El tipo de sensor más usado en los estudios sobre contaminación del aire es uno de
tempertatura con sistema de aspiración que se vale de la resistencia eléctrica para medir la
temperatura.
9. c. Diez veces la altura de la obstrucción
La distancia a la que se deben colocar los instrumentos de viento es igual a diez veces la altura
de la obstrucción.
10. b. Nunca se deben colocar cerca de fuentes de calor
Un sensor de temperatura nunca se debe colocar cerca de fuentes de calor.
11. b. 2 m
La altura típica para un sensor de temperatura de un solo nivel es 2 m.
12. Piranómetro
El instrumento que sirve para medir la radiación solar directa y difusa se denomina
piranómetro
13. Radiómetro neto
El sensor que sirve para medir la diferencia entre la radiación solar y la terrestre a través de la
superficie horizontal se denomina radiómetro neto.
14. a. Verdadero
Las características de las respuestas ayudan a definir la velocidad con la que un instrumento
responderá al cambio de las variables meteorológicas.
15. a. Verdadero
Las alturas de mezcla generalmente se pueden determinar a partir de radiosondas lanzadas
dos veces al día
16. a. Verdadero
Para garantizar la obtención de datos representativos de buena calidad es necesario desarrollar
planes de aseguramiento de la calidad.
17. b. Falso
La altura del sensor no es un factor determinante en la ubicación de los piranómetros.
Bibliografía
Finkelstein, P.L. y otros, 1983. Quality Assurance Handbook for Air Pollution Measurement
Systems: Vol. IV. Meteorological Measurements. EPA-600/4-82-060. U.S. Environmental
Protection Agency.
Holzworth, G.C., 1972, enero. Mixing Heights, Wind Speeds, and Potential for
Urban Air Pollution Throughout the Contiguous United States. Office of Air Programs
Publication No. AP-101. U.S. Environmental Protection Agency.
Randerson, D., 1984. Atmospheric Science and Power Production. DOE/TIC-27601. U.S.
Department of Energy.
U.S. Environmental Protection Agency (Office of Air Quality Planning and Standards), 1987
(Revised 1993). On-Site Meteorological Program Guidance for Regulatory Modeling
Applications. EPA-45/4-87-013.
U.S. Environmental Protection Agency (Environmental Services Division). 1993. Guidance for
Ambient Air Monitoring at Superfund Sites. Informe ASF-4.
World Meteorological Organization, 1983. Guide to Meteorological Instruments and Methods of
Observation. 5
a
ed. WMO-No. 8. Ginebra, Suiza.
Lección 6
La dispersión de las plumas y el
modelado de la calidad del aire en
exteriores
Meta
Explicar los efectos y estimados de la altura de la chimenea y de la elevación y
disposición de la pluma, y dar a conocer los modelos de la calidad del aire en exteriores.
Objetivos
Al finalizar esta lección, podrá:
1. Definir la elevación de la pluma y la altura efectiva de la chimenea.
2. Nombrar dos características de la chimenea y del efluente que influyen en la
elevación de la pluma y explicar cómo la afectan.
3. Describir dos efectos aerodinámicos alrededor de las chimeneas y los edificios que
pueden causar concentraciones elevadas de contaminación.
4. Enumerar cuatro tipos de modelos de calidad del aire en exteriores.
5. Identificar la ecuación gausiana y describir brevemente su función.
6. Establecer cuatro condiciones para que una pluma sea gausiana.
7. Dar un ejemplo de transporte de largo alcance de contaminantes del aire en
exteriores.
8. Describir brevemente la diferencia entre los modelos de sondeo y los modelos
refinados.
Introducción
Los contaminantes ingresan a la atmósfera de diversas maneras. Por ejemplo, cuando las
plantas se descomponen, liberan metano. Los automóviles, los camiones y los autobuses emiten
contaminantes por el escape del motor y durante el abastecimiento de combustible. Las
centrales eléctricas y los hornos de las viviendas también.
El tipo de descarga de contaminación que ha recibido más atención es la que se libera desde
fuentes puntuales como las chimeneas. Las chimeneas son de diferentes tamaños, puede tratarse
de una pequeña chimenea en el techo de un edificio o de una chimenea elevada. Su función es
descargar los contaminantes a suficiente altura desde la superficie terrestre para que estos
puedan dispersarse bien en la atmósfera antes de llegar al suelo. Si bien todas son iguales, las
chimeneas más altas dispersan mejor los contaminantes que las más pequeñas debido a que la
pluma tiene que viajar a través de una capa atmosférica más profunda antes de llegar al nivel del
suelo. A medida que la pluma viaja, se extiende y dispersa.
Elevación de la pluma
Los gases emitidos por las chimeneas muchas veces son impulsados por abanicos. A medida
que los gases de escape turbulentos son emitidos por la pluma, se mezclan con el aire del
ambiente. Esta mezcla del aire ambiental en la pluma se denomina arrastre. Durante el arrastre
en el aire, la pluma aumenta su diámetro mientras viaja a sotavento. Al entrar en la atmósfera,
estos gases tienen un momentum. Muchas veces se calientan y se vuelven más cálidos que el
aire externo. En estos casos, los gases emitidos son menos densos que el aire exterior y, por lo
tanto, flotantes. La combinación del momentum y la flotabilidad de los gases hace que estos se
eleven. Este fenómeno, conocido como elevación de la pluma, permite que los contaminantes
emitidos al aire en esta corriente de gas se eleven a una altura mayor en la atmósfera. Al estar
en una capa atmosférica más alta y más alejada del suelo, la pluma experimentará una mayor
dispersión antes de llegar a este.
La altura final de la pluma, conocida como altura efectiva de chimenea (H), es la suma de la
altura física de la chimenea (h
s
) y la elevación de la pluma (∆h). En realidad, la elevación de la
pluma se estima a partir de la distancia existente hasta la línea central imaginaria de la pluma y
no hasta el borde superior o inferior de esta (figura 6-1). La elevación de la pluma depende de
las características físicas de la chimenea y del efluente (gas de chimenea). La diferencia de
temperatura entre el gas de la chimenea (T
s
) y el aire ambiental (T
a
) determina la densidad de la
pluma, que influye en su elevación. Además, la velocidad de los gases de la chimenea, que es
una función del diámetro de la chimenea y de la tasa volumétrica del flujo de los gases de
escape, determina el momentum de la pluma.
Figura 6-1. Elevación de la pluma
Momentum y flotabilidad
La condición de la atmósfera, incluidos los vientos y el perfil de la temperatura a lo largo
del recorrido de la pluma, determinará en gran medida la elevación de la pluma. Dos
características de esta influyen en su elevación: el momentum y la flotabilidad. La velocidad
de salida de los gases de escape emitidos por la chimenea contribuyen con la elevación de
la pluma en la atmósfera. Este momentum conduce el efluente hacia el exterior de la
chimenea a un punto en el que las condiciones atmosféricas empiezan a afectar a la pluma.
Una vez emitida, la velocidad inicial de la pluma disminuye rápidamente debido al arrastre
producido cuando adquiere un momentum horizontal. Este fenómeno hace que la pluma se
incline. A mayor velocidad del viento, más horizontal será el momentum que adquirirá la
pluma. Por lo general, dicha velocidad aumenta con la distancia sobre la superficie de la
Tierra. A medida que la pluma continúa elevándose, los vientos más fuertes hacen que se
incline aún más. Este proceso persiste hasta que la pluma parece horizontal al suelo. El
punto donde la pluma parece llana puede ser una distancia considerable de la chimenea a
sotavento. La velocidad del viento es importante para impulsar la pluma. Mientras más
fuerte, más rápido será el serpenteo de la pluma.
La elevación de la pluma causada por su flotabilidad es una función de la diferencia de
temperatura entre la pluma y la atmósfera circundante. En una atmósfera inestable, la
flotabilidad de la pluma aumenta a medida que se eleva, lo cual hace que se incremente la
altura final de la pluma. En una atmósfera estable, la flotabilidad de la pluma disminuye a
medida que se eleva. Por último, en una atmósfera neutral, permanece constante.
La pluma pierde flotabilidad a través del mismo mecanismo que la hace serpentear, el
viento. Como se muestra en la figura 6-2, la mezcla dentro de la pluma arrastra el aire
atmosférico hacia su interior. A mayor velocidad del viento, más rápida será esta mezcla. El
arrastre del aire ambiental hacia la pluma por acción del viento, le “quita” flotabilidad muy
rápidamente, de modo que durante los días con mucho viento la pluma no se eleva muy
alto sobre la chimenea.
Figura 6-2. Influencia de la velocidad del viento en el arrastre.
Efectos de la fuente en la elevación de la pluma
Debido a la configuración de la chimenea o a los edificios adyacentes, es posible que la
pluma no se eleve libremente en la atmósfera. Algunos efectos aerodinámicos causados por
el modo en el que se mueve el viento alrededor de los edificios adyacentes y de la chimenea
pueden impulsar a la pluma hacia el suelo en lugar de permitir que se eleve en la atmósfera.
El flujo descendente de la chimenea puede producirse cuando la razón entre la velocidad
de salida de la chimenea y la del viento es pequeña. En este caso, la presión baja en la estela
de la chimenea puede hacer que la pluma descienda detrás de la chimenea. Cuando esto
sucede, la dispersión de los contaminantes disminuye, lo que puede determinar
concentraciones elevadas de contaminantes inmediatamente a sotavento de la fuente.
A medida que el aire se mueve sobre y alrededor de los edificios y otras estructuras, se
forman olas turbulentas. Según la altura de descarga de una pluma (altura de la chimenea),
es probable que esta sea arrastrada hacia abajo en esta área de la estela. Esto se conoce
como flujo descendente aerodinámico o entre edificios de la pluma y puede conducir a
concentraciones elevadas de contaminantes inmediatamente a sotavento de la fuente. La
figura 6-3 ilustra estos efectos.
Figura 6-3. Dos ejemplos de flujo descendente
Fórmulas

La elevación de las plumas ha sido tema de estudio durante muchos años. Las fórmulas más
usadas son las desarrolladas por Gary A. Briggs. La ecuación 6-1 incluye una de estas, la
que se aplica a las plumas dominadas por la flotabilidad. Las fórmulas de la elevación de la
pluma se usan en plumas con temperaturas mayores que la del aire ambiental. La fórmula
de Briggs para la elevación de la pluma es la siguiente:
1 - 6 Ec.
x F 1,6
h
3
2
3
1
· ∆
Donde: ∆h = Elevación de la pluma (sobre la chimenea)
F = Flujo de flotabilidad (véase a continuación)
û = Velocidad promedio del viento
û
x = Distancia a sotavento de la chimenea/fuente
g = Aceleración debido a la gravedad (9,8 m/s
2
)
V = Tasa volumétrica del flujo del gas de la chimenea
T
s
= Temperatura del gas de la chimenea
T
a
= Temperatura del aire ambiental
2 - 6 Ec.
-

,
_

¸
¸
· ·
s
a s
T
T T g
F ad flotabilid de Flujo V
π
Como se dijo anteriormente, las fórmulas de elevación de la pluma sirven para determinar
la línea central imaginaria de esta. La línea central está donde se producen las mayores
concentraciones de contaminantes. Existen varias técnicas para calcular las
concentraciones de contaminantes lejos de la línea central.
En la siguiente sección se tratan los principios que se deben considerar para obtener
estimados cuantificables de dispersión.
Estimados de dispersión
Como se mencionó en la sección anterior, las fórmulas de la elevación de la pluma se usan para
determinar la línea imaginaria de esta. Si bien la concentración máxima de la pluma existe en
esta línea central, las fórmulas mencionadas no permiten obtener información sobre cómo
varían las concentraciones de contaminantes fuera de esta línea central. Se deberán efectuar,
entonces, estimados de dispersión para determinar las concentraciones de contaminantes en un
punto de interés.
Los estimados de dispersión se determinan mediante ecuaciones de distribución y/o modelos de
calidad del aire. Estos estimados generalmente son válidos para la capa de la atmósfera más
cercana al suelo, donde se producen cambios frecuentes de la temperatura y de la distribución
de los vientos. Estas dos variables tienen un importante efecto en la forma de dispersión de las
plumas. Por lo tanto, las ecuaciones de distribución y los modelos de calidad del aire
mencionados anteriormente deben incluir estos parámetros.
Modelos de dispersión de calidad del aire
Los modelos de dispersión de calidad del aire consisten en un grupo de ecuaciones matemáticas
que sirven para interpretar y predecir las concentraciones de contaminantes causadas por la
dispersión y por el impacto de las plumas. Estos modelos incluyen los estimados de dispersión
mencionados anteriormente y las diferentes condiciones meteorológicas, incluidos los factores
relacionados con la temperatura, la velocidad del viento, la estabilidad y la topografía. Existen
cuatro tipos genéricos de modelos: gausiano, numérico, estadístico y físico. Los modelos
gausianos emplean la ecuación de distribución gausiana (véase la discusión sobre distribución
gausiana a continuación) y son ampliamente usados para estimar el impacto de contaminantes
no reactivos. En el caso de fuentes de áreas urbanas que presentan contaminantes reactivos, los
modelos numéricos son más apropiados que los gausianos pero requieren una información
extremadamente detallada sobre la fuente y los contaminantes, y no se usan mucho. Los
modelos estadísticos se emplean cuando la información científica sobre los procesos químicos
y físicos de una fuente están incompletos o son vagos. Por último, están los modelos físicos,
que requieren estudios de modelos del fluido o en túneles aerodinámicos del viento. La
adopción de este enfoque implica la elaboración de modelos en escala y la observación del flujo
en estos. Este tipo de modelos es muy complejo y requiere asesoría técnica de expertos. Sin
embargo, en el caso de áreas con terrenos complejos y condiciones del flujo también complejas,
flujos descendentes de la chimenea, y edificios altos, esta puede ser la mejor opción.
La selección de un modelo de calidad del aire depende del tipo de contaminantes emitidos, de la
complejidad de la fuente y del tipo de topografía que rodea la instalación. Algunos
contaminantes se forman a partir de la combinación de contaminantes precursores. Por ejemplo,
el ozono en el nivel del suelo se forma cuando los compuestos orgánicos volátiles (COV) y los
óxidos de nitrógeno (NO
x
) actúan bajo la acción de la luz solar. Los modelos para predecir las
concentraciones de ozono en el nivel del suelo emplearían la tasa de emisión de COV y NO
x
como datos de entrada. Además, algunos contaminantes reaccionan fácilmente una vez que son
emitidos en la atmósfera. Estas reacciones reducen las concentraciones y puede ser necesario
considerarlas en el modelo. La complejidad de la fuente también desempeña un papel en la
selección. Algunos contaminantes y pueden ser emitidos desde chimeneas bajas sujetas a flujos
descendentes aerodinámicos. Si este es el caso, se debe emplear un modelo que considere el
fenómeno. En la dispersión de las plumas y los contaminantes, la topografía es un factor
importante que debe ser considerado al seleccionar un modelo. Las plumas elevadas pueden
tener un impacto en áreas de terrenos altos. Las alturas de este tipo de terrenos pueden
experimentar mayores concentraciones de contaminantes debido a que se encuentran más cerca
de la línea central de la pluma. En el caso que existan terrenos elevados, se debe usar un
modelo que considere este hecho.
Distribución gausiana
De los cuatro tipos de modelos de dispersión mencionados anteriormente, el gausiano, que
incluye la ecuación de distribución gausiana (ecuación 6-3) es el más usado. La ecuación de
distribución gausiana emplea cálculos relativamente simples, que sólo requieren dos parámetros
de dispersión (σ
y
y σ
z
) para identificar la variación de las concentraciones de contaminantes que
se encuentran lejos del centro de la pluma, D.B. Turner, 1970. Esta ecuación determina las
concentraciones de contaminantes en el nivel del suelo sobre la base de las variables
atmosféricas de tiempo promedio (por ejemplo, la temperatura y la velocidad del viento). Por lo
tanto, no es posible obtener un “cuadro” instantáneo de las concentraciones de la pluma. Sin
embargo, cuando se emplean promedios de tiempo de diez minutos a una hora para estimar las
variables atmosféricas de tiempo promedio necesarias en la ecuación, se puede asumir que las
concentraciones de contaminantes en la pluma están distribuidas normalmente, como se señala
en la figura 6-4.
3 - 6 Ec. e e
u 2
2
2
1 -
2
1 -
2
2
1 -
y
¹
¹
¹
;
¹
¹
¹
¹
'
¹
+ ·

,
_

¸
¸ +

,
_

¸
¸ −

,
_

¸
¸
z z y
H z H z
y
z
e
Q
σ σ
σ
σ πσ
χ
&
Donde:
χ = concentración del contaminante en el nivel del suelo (g/m
3
)
Q = masa emitida por unidad de tiempo
σ
y
= desviación estándar de la concentración de contaminantes en dirección y
(horizontal)
σ
z
= desviación estándar de la concentración de contaminantes en dirección z
(vertical)
u = velocidad del viento
y = distancia en dirección horizontal
z = distancia en dirección vertical
H = altura efectiva de la chimenea
Figura 6-4. Distribución gausiana
La distribución gausiana determina el tamaño de la pluma a sotavento de la fuente. La figura 6-
5 muestra una representación esquemática de la pluma gausiana. El tamaño de la pluma
depende de la estabilidad de la atmósfera y de su propia dispersión en dirección horizontal y
vertical. Los coeficientes de la dispersión horizontal y vertical (σ
y
y σ
z
, respectivamente) sólo
representan la desviación estándar de la normal en la curva de distribución gausiana en las
direcciones y y z. Estos coeficientes de dispersión, σ
y
y σ
z
, son funciones de la velocidad del
viento, de la cubierta de nubes y del calentamiento de la superficie por el sol. Para la
distribución gausiana es necesario que el material en la pluma se mantenga. En otras palabras,
se debe dejar que el borde de la pluma se refleje desde el suelo sin perder ninguna
contaminación. Además, la distribución gausiana y la elevación de la pluma dependen de que el
suelo sea relativamente plano a lo largo del recorrido. Como se expuso anteriormente, la
topografía afecta el flujo y la estabilidad atmosférica del viento. Por consiguiente, un terreno
desigual debido a la presencia de cerros, valles y montañas afectará la dispersión de la pluma y
la distribución gausiana deberá ser modificada.
Figura 6-5. Representación esquemática de la pluma gausiana
Fuente: Turner 1970.
Para obtener el modelo de una pluma mediante la distribución gausiana, es necesario que:
• La dispersión de la pluma tenga una distribución normal (esto es, una distribución
acampanada, como se muestra en la figura 6-4)
• La tasa de emisión (Q) sea constante y continua
• La velocidad y la dirección del viento sean uniformes
• La reflexión total de la pluma se produzca en la superficie
Clasificaciones de estabilidad
Como se señaló anteriormente, la estabilidad de la atmósfera depende de la diferencia de
temperatura entre una porción de aire y el aire que la rodea. Por consiguiente, se pueden
producir diferentes niveles de estabilidad según cuán grande o pequeña sea la diferencia de
temperatura entre la porción de aire y el aire circundante. Como se describió en la lección
4, la atmósfera puede ser estable, condicionalmente estable, neutra, condicionalmente
inestable o inestable. Sin embargo, para estimar la dispersión y los propósitos del modelo,
estos niveles de estabilidad se clasifican en seis clases basadas en cinco categorías de
velocidad del viento superficial, tres tipos de insolación diurna y dos tipos de nebosidad
nocturna. Estos tipos de estabilidad se denominan clases de estabilidad Pasquill-Gifford,
incluidas en el cuadro 6-1. Como puede verse en el cuadro, las estabilidades A, B y C
representan las horas diurnas con condiciones inestables. La estabilidad D, los días o
noches con cielo cubierto con condiciones neutrales. Las estabilidades E y F, las
condiciones nocturnas estables, y se basan en la cantidad de cobertura de nubes. Por
consiguiente, la clasificación A representa condiciones de gran inestabilidad y la
clasificación F, de gran estabilidad.
Cuadro 6-1. Clave para las categorías de estabilidad
Viento superficial Insolación Noche
Velocidad (a 10 m)
(m/s)
Moderada Ligera Cobertura de
nubes bajas*
≥ ≥ 4/8
Cobertura de
nubes
≥ ≥ 3/8
< 2 A A-B B - -
2-3 A-B B C E F
3-5 B B-C C D E
5-6 C C-D D D D
> 6 C D D D D
* Ligeramente cubierto
Nota: Se deben asumir clases neutrales D para condiciones de cielo cubierto durante el día o la noche
En los modelos gausianos, la dispersión de la pluma lejos de la línea central está
representada por los coeficientes de dispersión, σ
y
(horizontal) y σ
z
(vertical). La
dispersión de la pluma depende de la clasificación de estabilidad asignada al escenario bajo
estudio. La figura 6-6 (a) muestra los valores que los modelos gausianos emplean para la
dispersión horizontal según la clasificación de la estabilidad y la distancia a sotavento de la
chimenea. Como es de suponer, los coeficientes de dispersión horizontal aumentan a
medida que las condiciones atmosféricas se hacen menos estables (van de F a A). De
manera similar, la figura 6-6 (b) muestra los valores usados por modelos gausianos para
estimar la dispersión vertical. Si se comparan los dos gráficos, se puede observar que la
clasificación de la estabilidad afecta la dispersión vertical más radicalmente que la
horizontal. Los siguientes gráficos de los coeficientes de dispersión se pueden usar a fin de
obtener valores para σ
y
y σ
z
empleados como datos de alimentación para la ecuación de
distribución gausiana.
Figura 6-6. Coeficientes de dispersión horizontal y vertical
Modelos de sondeo
Para lugares ubicados a sotavento de la fuente en terrenos relativamente planos, las
concentraciones de contaminantes se pueden determinar por medio de la ecuación gausiana
de distribución u otra similar. Sin embargo, el uso de modelos computarizados para la
dispersión atmosférica simplifica mucho más los cálculos de la concentración de
contaminantes y permite aplicarlos en escenarios más complejos. El análisis de modelos
puede darse en dos niveles: un nivel de sondeo y otro refinado.
El modelo de sondeo se realiza antes del refinado para obtener un panorama inicial al del
tipo de concentración de contaminantes que se producirá debido a una determinada fuente.
Consiste en modelos simples que emplean técnicas y suposiciones de estimación
relativamente sencillas. Por consiguiente, los resultados son conservadores, e indican que si
se ejecuta un modelo refinado, los estimados de la concentración de contaminantes no
deberán ser mayores. El modelado de sondeo generalmente se realiza en primer término,
con vistas a eliminar cualquier fuente que implicará un problema para la calidad del aire, o
no contribuirá con esta. En los análisis de modelado refinado, no es necesario considerar
las fuentes que no representan ningún problema para calidad del aire.
Modelo refinado
El segundo nivel de análisis es el modelado refinado. Este nivel consiste en cálculos más
analíticos y complejos. Requiere información más detallada sobre la fuente, las condiciones
meteorológicas y el terreno, así como mejor número de datos de entrada. Mientras que los
modelos de sondeo asumen el “peor de los casos” para las condiciones meteorológicas y
presupuestos simplificados sobre el terreno, los refinados incorporan información más
completa sobre el terreno y la fuente, y emplean datos meteorológicos reales. Al incluir
información más detallada en el modelo, se pueden obtener estimados más exactos y
descriptivos sobre la concentración de los contaminantes para las áreas que rodean a la
fuente.
Transporte de largo alcance
Los modelos gausianos se consideran exactos para determinar las concentraciones de
contaminantes hasta una distancia de 50 km de la fuente. Sin embargo, debido a diversas
situaciones atmosféricas, los contaminantes pueden ser transportados más allá de 50 km.
Algunos contaminantes como los compuestos de sulfuro, partículas finas y el ozono, que no se
remueven rápidamente de la atmósfera, pueden ser transportados a distancias lejanas. Los
modelos climáticos de gran escala y las variables atmosféricas tales como la luz solar y la
precipitación pueden afectar el transporte de estos contaminantes. Las técnicas computarizadas
para el análisis de trayectorias generalmente se usan para analizar el transporte y la
transformación de estas sustancias. Estas técnicas consideran el flujo de una porción de aire
contaminado.
Ejercicios de revisión
1. ¿Verdadero o falso? La elevación de la pluma (∆h) es la altura a la que se elevan los
contaminantes sobre una chimenea y se mide desde la cima de la chimenea hasta el borde
superior de la pluma.
a. Verdadero
b. Falso
2. La elevación de la pluma de una chimenea se produce por:
a. El calor y el tipo de contaminante
b. El momentum y la flotabilidad
c. La composición de la chimenea
d. Ninguna de las anteriores
3. ¿Verdadero o falso? La altura efectiva de la chimenea se determina al sumar la elevación de la
pluma a la altura física de la chimenea.
a. Verdadero
b. Falso
4. En las ecuaciones de la elevación de la pluma, el término momentum generalmente implica:
a. La temperatura del aire ambiental, la velocidad del viento, la temperatura del gas de la
chimenea
b. La velocidad del viento, la temperatura del gas de la chimenea, el diámetro de la chimenea
c. La velocidad del gas de la chimenea
d. El radio exterior de la chimenea
5. ¿Verdadero o falso? En las ecuaciones de la elevación de la pluma, los factores de flotabilidad
siempre dependen de la diferencia entre la temperatura del gas de la chimenea y la del aire
ambiental.
a. Verdadero
b. Falso
6. El proceso mediante el cual el aire atmosférico arrastrado hacia el interior de la pluma se
mezcla dentro de esta se denomina . La velocidad con la que se
produce este proceso es directamente proporcional a ____________________________
_________________________ .
7. Fórmulas de elevación de la pluma como las desarrolladas por Briggs se usan para:
a. Plumas más frías que el aire ambiental
b. Plumas más calientes que el aire ambiental
c. Plumas que tienen la misma temperatura que el aire ambiental
d. Ninguna de las anteriores
8. Enumere cuatro tipos de modelos de calidad del aire.
_____________________________________
_____________________________________
_____________________________________
_____________________________________ .
9. ¿Cuál de las siguientes ecuaciones es la ecuación gausiana para estimar las concentraciones de
contaminantes en el nivel del suelo dentro de una distancia de 50 km a partir de la fuente?

û
x F 1,6
h a.
3
2
3
1
· ∆

,
_

¸
¸
·
s
a s
T
T T g
F
-
V b.
π
¹
¹
¹
;
¹
¹
¹
¹
'
¹
+ ·

,
_

¸
¸ +

,
_

¸
¸ −

,
_

¸
¸
2
2
1 -
2
1 -
2
2
1 -
y
e e
u 2
c.
z z y
H z H z
y
z
e
Q
σ σ
σ
σ σ π
χ
&
10. Una de las condiciones de la distribución gausiana es que:
a. La fuente emita contaminantes constantemente
b. El terreno tenga una distribución logarítmica normal
c. La distribución en la dirección horizontal sea bimodal
d. Los contaminantes caigan fuera de la pluma inmediatamente después de la descarga de la
fuente
11. El sigma y (σ
y
) y el sigma z (σ
z
) usados en las fórmulas de dispersión gausiana se definen
como:
a. Presión atmosférica en los puntos y y z
b. Desviaciones estándar de la concentración de contaminantes en las direcciones horizontal y
vertical, respectivamente
c. Variaciones de temperatura en las direcciones y y z.
d. Ninguna de las anteriores
En las preguntas de la 13 a la 15, indique qué tipo de estabilidad atmosférica corresponde a cada
categoría de estabilidad de Pasquill-Gifford.
12. Inestable a. E-F
13. Neutro b. A-B-C
14. Estable c. D
15. ¿Cuáles son los dos niveles de análisis de los modelos de calidad del aire?
16. El transporte de largo alcance de los contaminantes:
a. Se estima con los modelos gausianos
b. Puede estar influido por los modelos climáticos de gran escala, la luz solar y la
precipitación
c. Se analiza a través de técnicas computarizadas para estudiar trayectorias
d. Sólo b y c
e. a, b y c
17. Describa la diferencia entre los modelos de sondeo y modelos refinados.
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________.
18. Defina el flujo descendente de la chimenea.
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________.
19. Defina el flujo descendente aerodinámico o del edificio.
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________.
Respuestas del ejercicio de revisión
1. b. Falso
La elevación de la pluma (∆h) es la altura a la que se elevan los contaminantes sobre una
chimenea y se mide desde la cima de esta hasta la línea central imaginaria de la pluma en lugar
del borde superior de la chimenea.
2. b. Momentum y flotabilidad
La elevación de la pluma de una chimenea se debe al momentum y a la flotabilidad.
3. a. Verdadero
La altura efectiva de la chimenea se determina al sumar la elevación de la pluma a la altura
física de la chimenea.
4. c. Velocidad del gas de la chimenea
En las ecuaciones de la elevación de la pluma el término momentum generalmente implica la
velocidad del gas de la chimenea.
5. a. Verdadero
En las ecuaciones de la elevación de la pluma los factores de flotabilidad siempre dependen de
la diferencia entre la temperatura del gas de la chimenea y la del aire ambiental.
6. Arrastre
Velocidad del viento
El proceso en el que el aire atmosférico impulsado hacia el interior de la pluma se mezcla
dentro esta se conoce como “arrastre”. La velocidad con la que se produce este proceso es
directamente proporcional a la velocidad del viento.
7. b. Plumas más calientes que el aire ambiental
Fórmulas de elevación de la pluma como las desarrolladas por Briggs se usan para las plumas
más calientes que el aire ambiental.
8. Gausiana
Numérica
Estadística
Física
Los cuatro tipos de modelos de calidad del aire son: gausiano, numérico, estadístico y físico.
¹
¹
¹
;
¹
¹
¹
¹
'
¹
+ ·

,
_

¸
¸ +

,
_

¸
¸ −

,
_

¸
¸
2
2
1 -
2
1 -
2
2
1 -
y
e e
u 2
z z y
H z H z
y
z
e
Q
σ σ
σ
σ σ π
χ
&
La ecuación anterior es la ecuación gausiana, que sirve para estimar las concentraciones de
contaminantes en el nivel del suelo en una distancia de 50 km a partir de la fuente.
10. a. La fuente emite contaminantes constantemente
Una de las condiciones de la distribución gausiana es que la fuente emita contaminantes
constantemente.
11. b. Las desviaciones estándar de la concentración de contaminantes en las direcciones
horizontal y vertical
El sigma y (σ
y
) y el sigma 2 (σ
z
), usados en las fórmulas de dispersión gausiana, se definen
como desviaciones estándar de la concentración de contaminantes en las direcciones
horizontal y vertical respectivamente.
12. b. A-B-C
Las categorías de estabilidad Pasquill-Gifford A-B-C representan condiciones atmosféricas
estables.
13. c. D
La categoría de estabilidad D de Pasquill-Gifford representa condiciones atmosféricas neutras.
14. a. E-F
Las categorías de estabilidad E-F de Pasquill-Gifford representan condiciones atmosféricas
estables.
15. Modelo de sondeo
Modelo refinado
El modelo del nivel de sondeo y el refinado son dos niveles en el análisis de modelos de la
calidad del aire.
9. c.
16. d. Sólo b y c.
El transporte de largo alcance de contaminantes:
• Puede estar influenciado por modelos climáticos de gran escala, la luz solar y la
precipitación
• Se analiza a través de técnicas computarizadas para estudiar trayectorias
17. El modelo en el nivel del sondeo es el primer paso y el modelado refinado el segundo en los
análisis de modelado. El primero emplea técnicas de estimación relativamente simples y
suposiciones que tienden a sobreestimar las concentraciones de contaminantes. Los resultados
de los modelos de sondeo pueden indicar si el modelo refinado requiere o no técnicas más
complejas.
18. El flujo descendente de la chimenea se produce cuando la pluma cae a sotavento detrás de la
chimenea. Esto puede suceder cuando la velocidad de salida de la chimenea es pequeña en
relación con la del viento. Las concentraciones elevadas de contaminación se pueden producir
inmediatamente a sotavento de la fuente.
19. El flujo descendente aerodinámico o del edificio se puede producir cuando chimeneas bajas se
encuentran cerca de edificios. La pluma puede ser impulsada hacia abajo en el área turbulenta
de la estela formada por acción del movimiento del aire sobre y alrededor de los edificios. Las
concentraciones elevadas de contaminación se pueden producir inmediatamente a sotavento
de la fuente.
Bibliografía
Drake, R.L. y otros, 1979. Mathematical Models for Atmospheric Pollutants. EA-1131.
Preparado para Electric Power Research Institute.
Hanna, S.R. y otros, 1982. Handbook on Atmospheric Diffusion (pp. 2-4). DOE/tic-11223.
U.S. Departament of Energy.
Pasquill, F. y otros, 1983. Atmospheric Diffusion. Nueva York: John Wiley & Sons.
Turner, D.B., 1970. Workbook of Atmospheric Dispersion Estimates. U.S. Environmental
Protection Agency (Office of Air Programs).
U.S.Environmental Protection Agency. Guideline on Air Quality Models (revisado). En
Code of Federal Regulations – Protection of the Environment. 40 CFR 51 Appendix W.
Washington, D.C.: U.S. Government Printing Office.
Glosario
Advección: Transferencia de calor debida al movimiento horizontal de un flujo tal como el aire o
el agua.
Albedo: Fracción o porcentaje de energía solar incidente que refleja una superficie en el espacio.
Las diferentes superficies tienen diferentes valores albedo.
Altura de mezcla: Altura máxima a la cual una porción de aire puede ascender. En un diagrama
adiabático, punto en el cual el gradiente vertical adiabático de la porción de aire se intersecta con
el gradiente vertical ambiental.
Altura efectiva de la chimenea: Suma de la altura física de la chimenea y la elevación de la
pluma.
Anemómetro: Instrumento utilizado para medir la velocidad del viento. Los dos tipos principales
de anemómetros son los rotativos de cubeta y los de hélice.
Anticiclón: Sistema de alta presión. Los vientos superficiales fluyen en movimiento contrario a la
dirección de las agujas del reloj alrededor de los anticiclones en el hemisferio sur.
Arrastre: Mezcla de aire ambiental en la pluma.
Balance térmico: Se refiere al hecho de que cada año la Tierra y su atmósfera, en conjunto,
descargan al espacio exterior tanta cantidad de energía como la que reciben. De otro modo, la
temperatura promedio de la Tierra y su atmósfera cambiaría significativamente.
Calentamiento diferencial: Propiedad de las diferentes superficies que hace que se calienten y se
enfríen a tasas distintas.
Calentamiento global: Véase efecto invernadero.
Capa de mezcla: Volumen de aire por debajo de la altura de mezcla. El tamaño de la capa de
mezcla determina cuánta contaminación puede ser descargada en el aire sin causar efectos
nocivos.
Capa límite atmosférica: Véase capa límite planetaria.
Capa límite planetaria: Sección de la atmósfera más cercana a la superficie terrestre
(generalmente a altitudes cercanas a 500-1.000 m) donde la fricción influye en
el viento (también se le denomina capa límite atmosférica).
Característica de las respuestas: Características que ayudan a definir la velocidad con la que un
instrumento responderá a los cambios de las variables meteorológicas (es decir, intervalo de
operación, velocidad umbral inicial, etc.).
Ciclón: Sistema de baja presión. Los vientos superficiales fluyen en la dirección de las agujas del
reloj alrededor de los ciclones en el hemisferio Sur.
Clases de estabilidad Pasquill-Gifford: Las seis clases que caracterizan los diferentes niveles de
estabilidad atmosférica usados para estimar los parámetros de dispersión horizontal y vertical que
serán ingresados en la ecuación de distribución gausiana.
Conducción: Proceso mediante el cual el calor se transfiere a través de la materia sin que se
produzca la transferencia de la materia misma.
Constante solar: Cantidad promedio de radiación recibida en un punto perpendicular a los rayos
del sol, ubicado fuera de la atmósfera terrestre, en la distancia media entre la Tierra y el sol.
Convección: Transferencia de calor producida por el movimiento masivo de un fluido tal como el
aire o el agua.
Corriente a chorro: Bandas estrechas de vientos de alta velocidad que generalmente se
encuentran entre 7 y 12 km por encima de la Tierra. Estos vientos de gran altitud ayudan a dirigir
los sistemas superficiales de clima.
Precipitación húmeda: Remoción de contaminantes particulados del aire mediante precipitación.
Precipitación seca: Remoción de contaminantes particulados del aire a través de la sedimentación
gravitacional.
Detector de temperatura por resistencia: Tipo de sensor común de temperatura utilizado en
programas de medición meteorológica in situ que opera sobre el principio de que la resistencia de
ciertos metales (generalmente, platino o cobre) varía con la temperatura.
Doppler SODAR: Sistema utilizado para la medición remota de variables meteorológicas en
alturas que alcanzan varios metros sobre la superficie. Un SODAR transmite un fuerte pulso
acústico a la atmósfera y capta la parte del pulso que se expande y regresa.
Efecto invernadero: Capacidad de la atmósfera (nubes, vapor de agua y en un menor grado,
gases atmosféricos tales como dióxido de carbono) para absorber la radiación de onda más larga
emitida por la Tierra. El efecto invernadero es un fenómeno que ocurre de manera natural y
permite que la superficie terrestre se caliente más que lo que se calentaría en ausencia de la
atmósfera. Algunos científicos creen que las crecientes emisiones de dióxido de carbono y metano
provocadas por el hombre durante la combustión de combustibles fósiles incrementarán la
magnitud del efecto invernadero, lo cual aumentará la temperatura en la atmósfera. Este fenómeno
se conoce como calentamiento global.
Efecto de la isla calórica: Domo de aire cálido que se forma en áreas urbanas debido a la
presencia de edificios y superficies pavimentadas que continúan irradiando calor incluso después
de la puesta del sol.
Elevación de la pluma: Distancia desde la parte superior de la chimenea hasta la línea central
horizontal de la pluma. La elevación de la pluma depende de las características de la chimenea y de
los gases del efluente.
Espectro electromagnético: Toda la variedad de radiación electromagnética, que incluye rayos x
y gamma, de onda extremadamente corta, el espectro visible y ondas de radio muy largas.
Espiral de Ekman: Cambio en la dirección del viento a altitudes diferentes dentro de la capa de
fricción.
Estabilidad: Característica de la atmósfera que impide el movimiento vertical del aire.
Estratosfera: La segunda capa más baja de la atmósfera, que se inicia a una altitud de
aproximadamente 12 km y termina a una altitud de aproximadamente 50 km. En la estratosfera se
encuentra la capa de ozono, que protege a la Tierra de la radiación ultravioleta del sol.
Exactitud: Monto en que una variable medida se desvía de un valor aceptado como válido o
estándar.
Expansión en ascenso: Condición que ocurre cuando una pluma se descarga a una atmósfera
inestable por encima de una capa de inversión. La expansión en ascenso contribuye a la dispersión
efectiva de contaminantes sin generar efectos notables en las concentraciones producidas en el
nivel del terreno.
Flujo descendente aerodinámico: Situación que ocurre cuando la pluma es arrastrada hacia abajo
en un área de estela turbulenta creada cuando el aire se mueve sobre y alrededor de los edificios. Esto
puede incrementar las concentraciones de contaminantes inmediatamente a sotavento de la fuente.
(También denominado flujo descendente del edificio).
Flujo descendente del edificio: Véase flujo descendente aerodinámico.
Flujo descendente de la chimenea: Situación que ocurre cuando la pluma desciende por detrás
de la chimenea. Generalmente, se produce cuando la razón entre la velocidad de salida del viento y
la velocidad de este es pequeña, lo cual reduce la presión en la estela de la chimenea.
Frente: Límite entre dos masas de aire con diferentes características de humedad y temperatura.
Frente estacionario: Frente en el que las masas de aire no se mueven.
Frente ocluido: Frente que se forma cuando un frente más frío desplaza a otro más cálido.
Fuerza de Coriolis: Desviación aparente de aire que se observa desde la superficie de la Tierra,
debido a la rotación de la Tierra sobre su eje. La fuerza de Coriolis causa una desviación del
viento a la derecha en el hemisferio norte y a la izquierda en el hemisferio Sur. Es uno de los
factores que determina la dirección del viento.
Fuerza del gradiente de presión: La presión que equilibra la fuerza que tiende a mover el aire de
la presión alta a la baja.
Fumigación: Condición que ocurre cuando una pluma se libera justo debajo de una capa de
inversión y los contaminantes son transportados rápidamente hacia el suelo.
Gradiente vertical: Gradiente en el cual la temperatura del aire cambia con la altura. El verdadero
gradiente vertical en la atmósfera es aproximadamente -6 a -7 °C/km.
Gradiente vertical adiabático húmedo: Gradiente en el cual la temperatura de una porción de
aire que contiene vapor de agua cambia con la altura por encima de su punto de rocío. A
diferencia del gradiente vertical adiabático seco, el gradiente vertical adiabático húmedo no es
constante pero depende de la temperatura y la presión.
Gradiente vertical adiabático seco: Gradiente en el cual la temperatura de una porción de aire
seco cambia con la altura. Porción de aire seco que se eleva en la atmósfera, se enfría en el
gradiente de 9,8 °C/km y tiene un gradiente vertical adiabático seco de –9,8 °C/km.
Gradiente vertical ambiental: Perfil real de temperatura del aire ambiental, generalmente
considerado como una disminución en la temperatura con la altura (también se denomina
gradiente ambiental prevalente o atmosférico).
Gradiente vertical subadiabático: Gradiente vertical ambiental que cambia a una tasa menor
que el gradiente vertical adiabático.
Gradiente vertical superadiabático: Gradiente vertical ambiental que cambia a una tasa
mayor que el gradiente vertical adiabático.
Inestabilidad: Característica de la atmósfera que promueve el movimiento vertical del
aire.
Inestabilidad condicional: Característica de la atmósfera por la cual la capa inferior de aire se
clasifica como estable y resiste el movimiento vertical del aire y una capa superior se clasifica
como inestable y promueve el movimiento vertical del aire. La inestabilidad condicional ocurre
cuando el gradiente vertical ambiental se enfría a una tasa menor que el gradiente vertical
adiabático seco (capa estable) pero a una tasa mayor que el gradiente vertical adiabático húmedo
(capa inestable).
Insolación: Cantidad de radiación solar recibida en una hora y lugar específicos del sistema
Tierra-atmósfera.
Inversión: Véase inversión de la temperatura.
Inversión de la temperatura: Condición atmosférica en que la temperatura se incrementa
con la altitud.
Inversión frontal: Inversión que generalmente está asociada con frentes fríos y cálidos. En el
avance de cada frente, el aire cálido desplaza al frío y crea una inversión que generalmente se debe
al movimiento horizontal de los frentes.
Inversión por advección: Inversión basada en la superficie asociada con el flujo horizontal de aire
cálido que se mueve encima de una superficie fría.
Inversión por radiación: Es la forma más común de inversión superficial que ocurre con el
enfriamiento acelerado de la superficie terrestre.
Inversión por subsidencia: Tipo de inversión elevada, casi siempre asociada con sistemas de alta
presión cuando el aire desciende y se calienta sobre una capa de aire más frío.
Isobaras: Líneas que conectan puntos de igual presión.
Masa de aire: Volumen de aire relativamente homogéneo con respecto a la temperatura y a la
humedad, que adquiere las características de la región donde se forma y viaja.
Mesosfera: Es la tercera capa más baja de la atmósfera, que se inicia a una altitud de
aproximadamente 50 km y termina a una altitud de aproximadamente 80 km por encima de la
Tierra.
Meteorología: Ciencia de la atmósfera.
Meteorología de la contaminación del aire: Estudio de la forma como los procesos atmosféricos
–tales como el viento y el intercambio de calor– afectan el destino de los contaminantes del aire.
Modelo de sondeo: Modelo simple de calidad del aire que se usa para determinar si se requieren
herramientas más complejas y refinadas. Los modelos de sondeo tienden a generar estimados
conservadores de las concentraciones de contaminantes.
Modelo estadístico de calidad del aire: Modelo de calidad del aire que depende de análisis
estadísticos de datos empíricos para predecir el comportamiento de contaminantes. Los modelos
estadísticos se usan cuando la información científica sobre procesos químicos o físicos de una
fuente es incompleta o vaga.
Modelo físico: Modelo que requiere el uso de un túnel de viento u otra instalación de modelos de
fluidos. El modelo físico puede ser útil para estudiar situaciones complejas de flujo tales como
condiciones de edificios, terreno o flujo descendente de la chimenea.
Modelo gausiano de calidad del aire: Modelo de calidad del aire que usa la ecuación de
distribución gausiana (basada en la distribución normal o acampanada) para estimar las
concentraciones de contaminantes no reactivos para una fuente única.
Modelo numérico de calidad del aire: Modelo de calidad del aire que usa ecuaciones
matemáticas y algoritmos para formular los conceptos científicos básicos de los procesos físicos y
químicos que ocurren en la atmósfera. Generalmente, se usan para modelar fuentes de área en
ubicaciones urbanas que incluyen contaminantes reactivos.
Neutral: Característica de la atmósfera por la cual no se promueve ni se limita el movimiento
vertical del aire.
Piranómetro: Instrumento que mide la radiación directa y difusa en una superficie horizontal.
Pluma de abanico: Tipo de pluma que ocurre en condiciones estables, a menudo en las primeras
horas de la mañana durante una inversión por radiación. La pluma se puede extender a sotavento
de la fuente por una distancia larga.
Pluma de cono: Tipo de pluma característica de las condiciones atmosféricas neutrales o
ligeramente estables. Es probable que ocurra en días nubosos o soleados entre la interrupción de
una inversión y el desarrollo de condiciones diurnas inestables.
Pluma de espiral: Tipo de pluma que ocurre en condiciones muy inestables y generalmente
favorece la dispersión de contaminantes.
Porción de aire: Cuerpo de aire relativamente bien definido que no se mezcla fácilmente con el
aire circundante.
Potenciómetro: Resistor variable que comúnmente se usa como un transductor de la dirección del
viento. Cuando la dirección del viento cambia, el eje de la paleta del viento se mueve y hace que la
resistencia del potenciómetro varíe.
Radiación: Energía que viaja en forma de ondas electromagnéticas desde una fuente, tal como el
sol.
Radiómetro neto: Sensor de radiación que sirve para medir la diferencia entre la radiación solar y
la terrestre a través de una superficie horizontal.
Resolución: En medición, los incrementos más pequeños que se pueden distinguir.
Termistor: Tipo de termómetro de cambio de la resistencia, hecho de una mezcla de óxidos
metálicos fusionados entre sí.
Termopar: Sensor termoeléctrico que funciona bajo el principio de que el flujo de corriente
eléctrica entre dos metales diferentes depende de la temperatura.
Termosfera: es la cuarta capa más alta de la atmósfera, que se inicia a una altitud de
aproximadamente 80 km y termina a una altitud de aproximadamente 320 km por encima de la
Tierra.
Topografía: Características físicas de la superficie terrestre tales como terreno plano o presencia
de montañas y valles. La topografía influye en la manera como la Tierra y su aire circundante se
calientan, así como en la manera como fluye el aire.
Transductor de velocidad del viento: Instrumento que se usa para convertir la tasa de rotación
de las cubetas o hélices de un anemómetro a una señal eléctrica apropiada para el registro y/o
procesamiento.
Transparencia: Calidad de la atmósfera que se refiere a la cantidad de radiación que penetra en la
atmósfera y llega a la superficie terrestre sin ser agotada.
Troposfera: La capa más baja de la atmósfera, que representa cerca de tres cuartos de la masa de
la atmósfera y brinda a la Tierra su clima. La troposfera es la capa más importante de la atmósfera
con respecto a la contaminación del aire, ya que virtualmente toda esta contaminación es emitida
dentro de la troposfera.
Vientos alisios: Vientos constantes que soplan desde las zonas de calma (30° de latitud) hacia el
ecuador. Debido a la fuerza de Coriolis, los vientos alisios soplan desde el noreste en el hemisferio
norte y desde el sudeste en el hemisferio Sur.
Viento geostrófico: Viento que sopla por encima de la capa límite planetaria, donde no influye la
fricción. El viento geostrófico sopla paralelamente con las isobaras.
Viento prevalente: Dirección predominante desde donde sopla el viento en una ubicación
específica.
Visibilidad: Distancia que un observador puede ver a lo largo de un horizonte.
Zonas de calma (horse latitudes): Nombre dado a las latitudes de 30° que data de la época en
que los barcos viajaban al Nuevo Mundo y se encalmaban ahí, lo cual hacía que los alimentos y
provisiones se volvieran escasos. De acuerdo con la leyenda, los tripulantes se comían a los
caballos o éstos eran arrojados por la borda. A medida que el aire se hunde en esta región, el cielo
se muestra despejado y los vientos superficiales son suaves y variables.
Zona de convergencia intertropical (ZCIT): Frontera cerca del ecuador donde los vientos
alisios del noreste convergen con los vientos alisios del sudeste.
SI:409 Conceptos básicos sobre meteorología de la
contaminación del aire
Examen final
1. A menudo se describe la atmósfera como un “motor”. ¿Cuál es su fuente de energía?
a. el viento
b. la rotación de la Tierra
c. el Sol
d. los sistemas de tormenta
e. todas las anteriores.
2. La capa de la atmósfera donde se emite la mayoría de contaminantes del aire es la:
a. ionosfera
b. termosfera
c. estratosfera
d. mesosfera
e. troposfera.
3. ¿Cuáles son los elementos atmosféricos que absorben más calor?
a. el dióxido de carbono
b. el vapor de agua
c. el ozono
d. el material particulado suspendido
e. el nitrógeno.
4. La transmisión de calor a través del movimiento real del material calentado se denomina:
a. enrarecimiento del aire
b. conducción
c. radiación
d. convección
e. condensación.
5. ¿Cuál de los siguientes factores no afecta la cantidad de radiación solar incidente (insolación)
en el sistema atmosférico terrestre?
a. constante solar
b. transparencia de la atmósfera
c. presión atmosférica
d. duración de la luz del día
e. ángulo con que los rayos del Sol caen sobre la Tierra.
6. ¿Verdadero o falso? El aire se mueve de áreas de baja presión a áreas de alta presión
7. ¿Cuál(es) es(son) el(los) efecto(s) de la velocidad del viento en la contaminación del aire?
a. a mayor velocidad del viento, se incrementa la concentración de contaminantes a
sotavento de la fuente
b. a mayor velocidad del viento se diluye la concentración de contaminantes a sotavento de
la fuente
c. la velocidad del viento determina el tiempo que toma el trayecto de los contaminantes
desde la fuente hasta el receptor
d. b y c
e. a y c.
8. A medida que se incrementan las irregularidades de la superficie, aumenta:
a. la turbulencia mecánica
b. la dirección del viento
c. la velocidad del viento
d. la insolación
e. la concentración de la pluma.
9. ¿Cómo afecta la fricción al viento?
a. la fricción incrementa la velocidad del viento pero cambia su dirección
b. la fricción reduce la velocidad del viento pero mantiene constante su dirección
c. la fricción incrementa la velocidad del viento pero mantiene constante su dirección
d. la fricción reduce la velocidad del viento y cambia su dirección
e. ninguna de las anteriores.
10. En el hemisferio Sur, ¿qué efecto aparente tiene la fuerza de Coriolis?
a. desvía el aire hacia la izquierda
b. desvía el aire hacia la derecha
c. desvía el aire de abajo hacia arriba en un sistema de presión baja
d. desvía el aire de arriba hacia abajo en un sistema de presión alta
e. ninguna de las anteriores.
11. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones sobre frentes es falsa?
a. con frentes fríos, la cubierta de nubes y la precipitación a menudo siguen la posición del
frente superficial
b. la precipitación a menudo se encuentra en el avance de los frentes cálidos
c. un frente ocluido se produce cuando un frente frío desplaza a otro más cálido
d. a menudo, las nubes y la precipitación asociadas con un frente ocluido en avance son
similares a las de un frente cálido
e. por lo general, los frentes cálidos en avance son más empinados que los frentes fríos en
avance.
12. En el hemisferio Sur, el aire se mueve en la dirección de las agujas del reloj alrededor de:
a. la presión alta
b. la presión baja
c. un frente frío
d. un frente cálido
e. un frente ocluido.
13. ¿Cuál de los siguientes factores ayuda a explicar la formación de brisa marina?
a. el calentamiento diferencial de las superficies terrestres y marinas
b. las diferencias entre la presión atmosférica sobre el agua y la que se ejerce sobre la
superficie
c. la presión relativamente alta sobre la superficie y la presión más baja sobre el agua
d. sólo a y b
e. a, b y c.
14. ¿Cuáles son las dos propiedades básicas de una masa de aire?
a. presión y temperatura
b. presión y humedad
c. temperatura y humedad
d. temperatura y velocidad del viento
e. humedad y velocidad del viento.
15. ¿Verdadero o falso? Por lo general, las superficies marinas se calientan y enfrían más
rápidamente que las terrestres.
16. En la atmósfera, la tasa de cambio de temperatura con la altura se conoce como:
a. gradiente vertical
b. gradiente de temperatura
c. gradiente de presión
d. concentración de fondo
e. gradiente de fondo.
17. ¿Qué categoría de estabilidad atmosférica está representada por la gradiente vertical ambiental
en el siguiente diagrama?
a. condiciones estables
b. condiciones inestables
c. condiciones neutrales
d. condicionalmente estables
e. condicionalmente inestables.
18. Generalmente, las condiciones atmosféricas inestables se desarrollan durante:
a. noches nubladas
b. noches claras
c. días soleados
d. días neblinosos
e. días nubosos.
19. ¿Verdadero o falso? Por lo general, las áreas urbanas presentan condiciones atmosféricas
inestables.
20. Cuando la superficie terrestre se enfría rápidamente entre el final de la tarde y el inicio de la
noche con cielo claro, puede ocurrir una inversión ____________.
a. frontal
b. por advección
c. por radiación
d. por subsidencia
e. ninguna de las anteriores.
21. En noches claras con poco o ningún viento, la atmósfera puede ser:
a. inestable
b. estable
c. neutral
d. condicionalmente inestable
e. condicionalmente neutral.
22. ¿Cuál(es) de las siguientes afirmaciones sobre inversión es(son) verdadera(s)?
a. una inversión actúa como una tapa que suprime el movimiento vertical del aire
b. el aire limpio está asociado con inversiones ya que estas generalmente entrampan a los
contaminantes en capas muy por encima de la superficie
c. una inversión ocurre cuando la temperatura del aire se incrementa con la altitud
d. sólo a y c
e. a, b y c.
23. La gradiente vertical adiabática seca es:
a. <1 °C/1.000 m
b. –6 °C/1.000 m
c. –7,5 °C/1.000 m
d. –9,8 °C/1.000 m
e. Ninguna de las anteriores; varía.
23. Una inversión por subsidencia casi siempre está asociada con:
a. un calentamiento solar fuerte
b. sistemas de baja presión
c. sistemas de alta presión
d. frentes fríos
e. frentes cálidos.
25. ¿Cuál de las siguientes no es una de las variables meteorológicas claves en los estudios de
contaminación del aire?
a. humedad atmosférica
b. velocidad del viento
c. dirección del viento
d. temperatura atmosférica
e. radiación solar.
26. ¿Cuál de los siguientes dispositivos mide la velocidad del viento?
a. sólo a y b
b. sólo b y c
c. sólo a y c
d. a, b y c.
27. La altura respecto a la superficie no es importante al ubicar:
a. una paleta de viento
b. un piranómetro
c. un anemómetro
d. un sensor de temperatura
e. un transductor.
28. Una pluma de abanico se producirá cuando las condiciones sean:
a. altamente inestables
b. estables
c. neutrales
d. adiabáticas
e. advectivas.
29. Una pluma de espiral se producirá cuando las condiciones sean:
a. altamente inestables
b. muy estables
c. neutrales
d. subadiabáticas
e. advectivas.
30. ¿Cuál de los siguientes factores no tiene un efecto significativo en la elevación de la pluma?
a. temperatura del gas de la chimenea
b. velocidad del viento en el ambiente
c. velocidad del gas en la chimenea
d. presión atmosférica
e. temperatura ambiental.
31. ¿Qué parámetro(s) ayuda(n) a reducir la elevación de la pluma en la atmósfera?
a. alta velocidad del viento
b. baja velocidad del viento
c. alta temperatura ambiental
d. baja temperatura ambiental
e. a y c.
32. ¿Cuál(es) de las siguientes afirmaciones sobre los efectos aerodinámicos alrededor de chimeneas
y edificios es(son) verdadera(s)?
a. por lo general, el flujo descendente de la chimenea y el del edificio pueden causar
menores concentraciones de contaminantes inmediatamente a sotavento de la fuente
b. por lo general, el flujo descendente de la chimenea y el del edificio pueden causar
concentraciones elevadas de contaminantes inmediatamente a sotavento de la fuente
c. El flujo descendente de la chimenea puede ocurrir bajo condiciones ventosas cuando
el gas de la chimenea sale a una velocidad relativamente baja
d. sólo a y c
e. sólo b y c.
33. ¿Cuál de los siguientes NO es un modelo de calidad del aire?
a. numérico
b. gausiano
c. estadístico
d. topográfico
e. físico.
34. ¿Para qué propósito(s) usan los meteorólogos especialistas en calidad del aire la ecuación gausiana
de distribución?
a. para determinar los parámetros de dispersión de la pluma, σ
y
y σ
z
b. para determinar la elevación de la pluma
c. para estimar la concentración de contaminantes
d. sólo a y c
e. a, b y c.
35. Cuando se modela una pluma a través de la distribución gausiana, ¿cuál de las siguientes
suposiciones no se debe aplicar?
a. La dispersión de la pluma tiene una distribución normal (es decir, en forma de
campana)
b. La tasa de emisión (Q) es constante y continua
c. La velocidad y la dirección del viento son uniformes
d. La reflexión total de la pluma se produce en la superficie
e. Las condiciones atmosféricas son estables.
35. Los parámetros de dispersión horizontal y vertical (σ
y
y σ
z
) NO son una función de:
a. la cubierta de nubes
b. el momento del día (es decir, si es de día o es de noche)
c. la velocidad del viento
d. los niveles de humedad atmosférica
e. la distancia a sotavento.
36. Debido a incertidumbres al estimar las concentraciones con modelos gausianos de calidad del aire,
un análisis del modelo se debe limitar a una distancia a sotavento de:
a. 50 millas
b. 50 km
c. 100 km
d. 100 millas
e. ninguna de las anteriores.
37. ¿Cuál de los siguientes datos no es importante al seleccionar un modelo de calidad del aire para
una fuente específica?
a. características de la fuente contaminante
b. contaminantes emitidos
c. terreno
d. datos meteorológicos
e. todas las anteriores son importantes para la selección del modelo de calidad del aire.
38. Las plumas de vapor de agua pueden crear:
a. altos niveles de contaminación del aire
b. condiciones peligrosas en el camino debido a la formación de hielo
c. poca visibilidad debido a la neblina
d. sólo b y c
e. a, b y c.
Hoja de respuestas del examen final
Para cada item haga un círculo en la respuesta correcta:
1. a b c d e
2. a b c d e
3. a b c d e
4. a b c d e
5. a b c d e
6. Verdadero Falso
7. a b c d e
8. a b c d e
9. a b c d e
10. a b c d e
11. a b c d e
12. a b c d e
13. a b c d e
14. a b c d e
15. Verdadero Falso
16. a b c d e
17. a b c d e
18. a b c d e
19. Verdadero Falso
20. a b c d e
21. a b c d e
22. a b c d e
23. a b c d e
24. a b c d e
25. a b c d e
26. a b c d
27. a b c d e
28. a b c d e
29. a b c d e
30. a b c d e
31. a b c d e
32. a b c d e
33. a b c d e
34. a b c d e
35. a b c d e
36. a b c d e
37. a b c d e
38. a b c d e
Evaluación del curso
Título del curso
Apellidos
Nombres
1. ¿Los objetivos del curso (lo que debía haber aprendido) estuvieron claros?
a. sí
b. no
c. no se detallaron.
2. El material del curso estuvo:
a. muy bien organizado
b. bien organizado
c. mal organizado
d. algo organizado.
3. El examen evaluó apropiadamente mi comprensión de los objetivos del curso.
a. sí
b. no.
4. Califique el grado de dificultad de este curso para usted:
a. muy difícil
b. difícil
c. normal
d. fácil.
5. ¿Se cubrió todo el contenido esperado del curso?
a. si
b. no.
6. La información que aprendí en este curso será ________________________ en mi trabajo
actual.
a. extremadamente útil
b. útil
c. muy poco útil
d. no será útil.
7. La información que aprendí en este curso será ________________________ en mi
crecimiento profesional.
a. extremadamente útil
b. útil
c. muy poco útil
d. de ningún valor.
8. En general, le otorgo a este curso el calificativo de:
a. excelente
b. bueno
c. promedio
d. deficiente.
9. ¿Aproximadamente cuántas horas de estudio dedicó para completar este curso?
a. diez horas o menos
b. de diez a 20 horas
c. más de 20 horas.
10. ¿Tuvo el curso el formato apropiado para los contenidos presentados?
a. sí
b. no
c. no opina.
11. Este curso habría requerido mejora(s) en:
a. los materiales impresos
b. las ayudas visuales
c. los exámenes.
12. Otros comentarios:
a. el material impreso era ilegible
b. faltaban páginas o referencias
c. el contenido era irrelevante
d. el contenido tenía muy poca importancia
e. auto-instrucción es la única opción de capacitación

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->