JAVIER NAVAS HERNÁNDEZ ARTE DE LAS VANGUARDIAS 3ºHISTORIA DEL ARTE (GRADO) FICHAS CATALOGRÁFICAS

GRUPO C2

Ángeles Santos Torroella Portbou, Girona, 1911. Un Mòn (Un mundo) 1929 Óleo sobre lienzo 290 x 310 cm Ángeles Santos Torroella se inicio en el dibujo y la pintura a los catorce años durante su etapa colegial en el internado de las Esclavas Concepcionistas de Sevilla. Dos años más tarde se trasladó con sus padres a Valladolid, ciudad donde recibió clases del pintor italiano Cellino Perotti y pintó, a los 18 años, Un mundo. Incrementó su fama teniendo como consecuencia la publicación de artículos que dieron razón de su pintura (medio expresionista, medio surrealista) de la mano de intelectuales y críticos. La estética de Santos Torroella evolucionó de manera vertiginosa, entre el otoño de 1929 y la primavera de 1930, afín a los ideales propuestos por la escuela vallisoletana. En 1931 realizó una exposición individual en París y, en 1932, participó en la colectiva de Artistas Ibéricos en San Sebastián, Copenhague y la capital francesa. El año siguiente fue invitada a exponer en la muestra colectiva del Carnegie Institute de Pittsburgh (EE. UU.) y en 1936 figuró en el pabellón español de la Bienal de Venecia. En 1933 se trasladó a Barcelona, ciudad donde contrajo nupcias con el pintor

En este periodo. . las playas. representa el universo. las casas. según las palabras de la propia artista. Para realizar la obra se inspiró en los versos de Juan Ramón Jiménez. las almas y el mundo tangible que conocía. Cuando Santos volvió a dedicarse a la pintura. los ríos. Santos dejó de pintar. y el estilo cubista de Picasso. el infierno. los cementerios. la intención era que si algún día viajamos al planeta Marte llevásemos la obra para que viesen como era nuestro planeta. el cielo. los trenes. todo lo que había visto en su vida. Un mundo. esta se dulcificó y abordó temas como el retrato. la vida.Emilio Grau Sala en 1936. los interiores urbanos y los paisajes marítimos de la ciudad condal. refleja. las Ciudades.

supo acompañar la evolución del arte durante la primera mitad del siglo XX. captando también los estragos de la droga en las . Mallorca. Se dedica a representar la vida galante de París. En tal caso Anglada Camarasa es todavía un representante de la Belle Époque. Se inicia en el paisaje. su pintura evoluciona desde el verdeante paisajismo anterior al acusado colorido de la vida nocturna parisina. sin embargo. Gran parte de su obra está adscrita al modernismo y. aproximándose moderadamente a las vanguardias de ese siglo sin por ello abandonar cierto toque impresionista.Hermenegildo Anglada Camarasa Barcelona.Puerto de Pollensa. los valores cromáticos quedan en ella supeditados a lo suntuario y ornamental con abundancia de motivos orientalizantes. 1871. mediante figuras difuminadas. en los ambientes nocturnos de la Belle Epoque. de estilo naturalista.) Óleo sobre lienzo 187 x 200 cm. Retrato de Sonia de Klamery (echada) 1913 (Ca. 1959. en tanto que correspondiente a tal estilo artístico. Entre los elementos vanguardistas que se encuentran en su obra están el tratamiento artificioso de la luz y el recurso a densos empastes que le han caracterizado (el esmaltismo de Anglada Camarasa).

vuelve a la temática paisajística. Representa ambientes campesinos y costeros. alejando de sus lienzos la figura humana.mujeres y el novedoso alumbrado eléctrico. vestida con un elegante y decorativista traje largo que nos permite contemplar las sensuales medias de seda y los zapatos de tacón. pinta escenas de la vida gitana. y representa algunos desnudos con delicadeza y sensualidad. La estrecha vinculación de Anglada con la Secesión vienesa le llevará a realizar obras modernistas de gran atractivo visual. El decorativismo que se respira en el conjunto se relaciona directamente con los trabajos de Klimt. En Retrato de Sonia Klamery. El fondo está pintado en los mismos tonos que el vestido. También dedica una serie a los peces y fondos del mar. del amplio y sensual escote y los brazos. en los que acompaña las figuras femeninas con mantones y motivos florales. En sus últimos años se dedica fundamentalmente a pintar bodegones de flores. resaltando el exotismo del conjunto gracias a la ubicación del colorista pájaro. la condesa de Pradre aparece recostada. De regreso a Mallorca. y temática ecuestre. obras que en aquellos momentos estaban causando sensación entre la sociedad más "chic" de Europa. También realiza sofisticados retratos. Desde 1914 a 1936 se centra en los paisajes de Mallorca. representados con vivos colores y brillos. Anglada se inspira en el fauvismo a la hora de utilizar los colores. tratando estos temas con gran exuberancia y colorido. Las escenas de París dejan paso a representaciones del folclore valenciano. . aunque ya realiza pocas obras. recurriendo a tonalidades frías que contrastan con el blanco del rostro. Asimismo.