P. 1
ENRIQUECIMIENTO ILICITO

ENRIQUECIMIENTO ILICITO

|Views: 19|Likes:
Publicado porvihasda

More info:

Published by: vihasda on May 02, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/31/2014

pdf

text

original

I ENRIQUECIMIENTO ILICITO “El funcionario o servidor público que ilícitamente incrementa su patrimonio, respecto de sus ingresos legítimos durante

el ejercicio de sus funciones y que no pueda justificar razonablemente, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cinco ni mayor de diez años e inhabilitación conforme a los incisos 1 y 2 del artículo 36º del Código Penal1. Si el agente es un funcionario público que haya ocupado cargos de alta dirección en las entidades u organismos de la administración pública o empresas estatales, o esté sometido a la prerrogativa del antejuicio y la acusación constitucional, la pena será no menor de ocho ni mayor de dieciocho años e inhabilitación conforme a los incisos 1 y 2 del artículo 36 del Código Penal”. Estamos ante un figura penal técnicamente imperfecta pero social y políticamente legitimada. La imperfección radica en el hecho de no describir una conducta concreta sino una situación o estado económico cuya procedencia reputada ilícita está sujeta necesariamente a valoración judicial. Ello posibilita ineludiblemente un sinnúmero de problemas exegéticos que hacen de difícil aplicación el esquema peruano del enriquecimiento ilícito, con el subsiguiente peligro de ser utilizado como un mecanismo de presión política desde el poder o, contrariamente, de dejar impune al delito. Se trata de una criminalización social políticamente pertinente por cuanto permitirá, a nivel teórico cuando menos, conminar penalmente a los sujetos públicos a que conduzcan sus actos y los efectos de los mismos de conformidad a los dispuesto imperativamente por el mandato constitucional de que “todos los funcionarios y trabajadores públicos están al servicio de la nación”. No siendo los cargos y empleos públicos una fuente de enriquecimiento económico y de lucro, los sujetos públicos se deben a la Nación mas no a los apetitos y avidez crematística de sus impulsos. Lo que es intolerable para el ordenamiento jurídico y la moral colectiva es que se haya usado el cargo o la función para acumular o hacer ilícitamente riqueza. A nivel del derecho comparado es donde más esfuerzo se ha hecho para tratar jurídicamente el tema de la corrupción vía enriquecimiento ilícito, a través de convenciones y leyes marco que obligan a los países a regular figuras de enriquecimiento2 Las únicas pruebas plenas en el delito de enriquecimiento ilícito son los signos exteriores de riqueza. Los signos probatorios son los bienes patrimoniales, fincas, cuentas corrientes, vehículos y por supuesto el desequilibrio entre sus posibles ingresos y su
1 2

Fidel Rojas Vargas “ Delitos Contra la Administración Pública” editorial Grijley E.I.R.L. 2007 Pg. 833-834 Véase PARISI NICOLETTA, recomendado por Fidel Rojas Vargas.

para probarlos se invierte la carga de la prueba. Y es que para probar la ilicitud del enriquecimiento. En este delito. Desgraciadamente. así como en el de contrabando. No se necesitan más pruebas que la existencia de bienes.html . concusión. Y quienes quieran buscar elementos probatorios diferentes no hacen sino incurrir en carencia de voluntad para perseguir el delito cuando no en sucias componendas o complicidad. el de enriquecimiento3. y hasta el modo y estilo de vida que llevan los presuntos responsables. es el acto delictivo de más fácil probanza. 3 http://www. en el hecho de no haber encontrado responsabilidad en otros delitos conexos y soslayan el delito mayor.com/articulos/174-el-enriquecimiento-ilicito-y-la-prueba-plena. algunos jueces se amparan. inmuebles y cuentas o de los bienes o mercancías que posean. contrabando u otros delitos. de hecho son pasibles de condena.vargashaya. pues los denunciados y acusados están en la obligación de probar el origen legítimo de sus riquezas. por ejemplo. negocios y hasta el modo de vivir personal y de los familiares. No hay otras.patrimonio. peculado. Basta la existencia de su desequilibrio patrimonial no justificado. demostrativos de un notable desequilibrio con sus recursos percibidos legalmente. Si no lo hacen y a satisfacción del juzgador. maliciosamente. cuentas corrientes. el juez no requiere verificar si el agente de infracción ha cometido cohecho. por su singularidad. Los jueces y los especialistas en derecho penal saben perfectamente que el delito de enriquecimiento ilícito. específicamente.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->