P. 1
De la duda a la certeza

De la duda a la certeza

|Views: 48|Likes:
Publicado porCarlos Bruce
LA RAZÓN
Escrito por Carlos Bruce / Jueves, 02 de mayo de 2013
LA RAZÓN
Escrito por Carlos Bruce / Jueves, 02 de mayo de 2013

More info:

Published by: Carlos Bruce on May 02, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/02/2013

pdf

text

original

LA RAZÓN

Escrito por Carlos Bruce / Jueves, 02 de mayo de 2013

De la duda a la certeza
Si hasta la semana pasada existían indicios de la involución en el pensamiento del presidente Humala hacia sus raíces ideológicas, hoy luego de la emisión del Decreto Supremo Nº 012-2013-EM y de la reciente entrevista concedida por el propio presidente en la televisora estatal, podemos afirmar que ya no hay duda de que este viraje ideológico ha empezado, lo cual podría significar el cambio de rumbo hacia la llamada Gran Transformación. Tan dañino ha sido el inicio de esta aventura del Presidente que ya ha empezado a erosionar la confianza de los agentes económicos cuya institución representativa (CONFIEP) ya ha manifestado públicamente su rotundo rechazo al propósito del Gobierno de jugar al Estado empresario. Así, lamentablemente, se pone en juego la estabilidad de los pilares que sostienen nuestra economía. El decreto referido que reglamenta la actividad de Petroperú refleja por sí solo el espíritu intervencionista del Estado y prepara el camino para meter al Estado con cheque en blanco al negocio riesgoso de hidrocarburos, violando y evadiendo la Constitución y las normas de control político. En dicha norma se establece la autonomía administrativa de la empresa estatal sacándola del ámbito del FONAFE y del control del SNIP y disponiendo que los servidores de dicha empresa ya no sean funcionarios. Imposible no percibir en ello una emulación del chavismo. Además, la entrevista dada por el presidente Humala no hace sino ensombrecer más aún su credibilidad y erosionar la confianza no solo de los agentes económicos sino también de los políticos, lo cual sin duda creará un indeseable ruido político. Actuando con autosuficiencia y soberbia, marcando distancia de sus “garantes”, y mostrando ambivalencia e indefinición con respecto al rol del Estado y a la candidatura de su esposa, Humala se dispara a los pies con el riesgo de llevar al país al borde del precipicio. Sería irresponsable y hasta suicida para un gobernante violar un juramento solemne hecho ante el país y enfrentarse a los gravitantes agentes económicos y políticos con tal de pretender satisfacer apetencias ideológicas imponiendo políticas anacrónicas probadamente fracasadas que alterarían seriamente el rumbo acertado por el que marcha el país. Nadie en el país tiene el derecho de ponernos en riesgo de echar por la borda todo lo logrado en más de veinte años de esfuerzos y sacrificio de la nación. La población no va a permitir que esto suceda tan gratuitamente.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->