P. 1
Guia de Arborización Urbana

Guia de Arborización Urbana

|Views: 2.999|Likes:
Publicado porCeyanez
Fuente: http://www.achippa.cl/
Fuente: http://www.achippa.cl/

More info:

Published by: Ceyanez on May 01, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/20/2015

pdf

text

original

Mónica Musalem Bendek Ingeniero Agrónomo de la PUC, con Postítulo en Manejo y Arquitectura del Paisaje, en la U.

de Chile y Diplomado en Agricultura Urbana en la PUC. Se desempeña como gerente del Vivero Pumahuida ltda., especializado en producción de especies chilenas, desde donde se ha dedicado a promover su incorporación en espacios verdes de nuestro país. Ha participado como agente asociado de distintas universidades, en proyectos de investigación sobre domesticación de especies nativas, financiados por FIA. Integrando equipos multidisciplinarios ha participando en el desarrollo de proyectos de paisajismo, tanto en el ámbito público como privado. Desde el 2005, dicta clases de Flora Nativa en el postitulo Arquitectura y Manejo del Paisaje, de la Fac. de Arquitectura de la P.U.C. Integrante del Comité Editorial de la colección de libros “Flora Nativa de Valor Ornamental”, de Riedemann, P. y otros. Socia fundadora de ACHIPPA A.G., actualmente se desempeña como una de sus directoras. Francisca Prieto Noguera Ingeniero Agrónomo, Postítulo en Manejo del Paisaje, PUC. Diseña y construye jardines en el área educacional, industrial, oficinas y casas particulares. Estudia los diferentes ecosistemas del país, así como las características morfológicas y fisiológicas de las especies que lo integran. Ha participado como coeditora en publicaciones como la colección en 4 tomos Flora Nativa de Valor Ornamental Chile, Zona Centro (2001 y 2004); Zona Sur (2003); Zona Norte (2006); Zona Cordillera (2008) y Zona Sur y Austral (2011, reedición mejorada), de los autores Riedemann et al. En el 2008 asiste a curso de Fotografía Digital y Photoshop Nivel I y II del Programa Artes Liberales de la U. Andrés Bello. Ha contribuido con fotografías en publicaciones tales como Flora Nativa de Valor Ornamental de los autores ya citados y Flora Andina de Santiago (2011), de los autores Sebastián Teillier, Alicia Marticorena y Hermann M. Niemeyer. M. Gabriela Saldías Peñafiel Ingeniero Agrónomo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con postítulo en Manejo del Paisaje de la misma Universidad. Autora del libro Jardinería en Chile, 2011. Extensa trayectoria en docencia, investigación y estudios en equipos multidisciplinarios. Se desempeña como profesora universitaria en la carrera de Arquitectura del Paisaje en la Universidad Central de Chile (UCEN) y en Diplomados de Paisaje en la PUC y UCEN. Socia fundadora de ACHIPPA A.G.

GUÍA DE ARBORIZACIÓN URBANA ESPECIES PARA LA REGIÓN METROPOLITANA. SANTIAGO, CHILE.

ACHIPPA – Asociación Chilena de Profesionales del Paisaje A. G. Institución con doce años de existencia, que convoca a todos los profesionales que comparten intereses y preocupaciones en el ámbito del paisaje, con el fin de promover el intercambio de conocimiento y opinión en forma interdisciplinaria, unificando criterios, para influir y colaborar en la gestión, diseño y manejo del paisaje urbano y natural. http://www.achippa.cl/ Alejandro R. Beytía Auad Arquitecto y Certificado Académico en Economía PUC. Ex arquitecto del Área de Vivienda Definitiva, de Un techo para Chile. Actualmente se desempeña como arquitecto independiente, en diseño y construcción, proyectos sociales y privados, entendiendo la arquitectura como la sintonía hombre- tierraagua-sol-árbol. César Augusto Hernández Moyano Ingeniero de Ejecución Forestal INACAP con Curso Post Titulo Ecología Paisaje Urbano y Regional U.CH., Diplomado en Paisajismo P.U.C., Arbolista, Cursos de perfeccionamiento en: Universidad de Chile Facultad de Ciencias Forestales; Centro Ifapa Junta de Andalucía-España y Asociación Trabajadores Especializados en Poda y Arboricultura, Madrid-España. Con experiencia de 10 años en planificación y gestión en Arbolado Urbano. Actualmente se desempeña como Analista de Proyectos en la Secretaria Comunal de Planificación de la Ilustre Municipalidad de Peñaflor. También, participa en la directiva de la Asociación Chilena de Profesionales del Paisaje ACHIPPA A.G.

PU U BL B IC CA :

GUÍA DE ARBORIZACIÓN URBANA. ESPECIES PARA LA REGIÓN METROPOLITANA. SANTIAGO, CHILE.
ASOCIACIÓN CHILENA DE PROFESIONALES DEL PAISAJE AG

A S P IC AU C IA IAN N:

EDIT ED TA:

GUÍA DE ARBORIZACIÓN URBANA. ESPECIES PARA LA REGIÓN METROPOLITANA, SANTIAGO DE CHILE. Editado por la Corporación de Investigación, Estudio y Desarrollo de la Seguridad Social, CIEDESS. Autores: Alejandro Beytía César Hernández Mónica Musalém Francisca Prieto María Gabriela Saldías Inscripción N°: 216.141 ISBN N° 978-956-7265-52-7 Ilustraciones: Aurelio Lamas Colaboración de Elisa Mahuzier Imágenes fotográficas: Francisca Prieto (salvo indicación expresa) Diseño gráfico y diagramación: Iván Serrano, Orange Latam Primera edición: 2.000 ejemplares, 2012. Ninguna parte de esta obra puede ser reproducida, almacenada o transmitida a través de medios ópticos, eléctricos, electrónicos, químicos, fotográficos o fotocopias, sin la autorización previa y por escrito de sus autores. Impreso en los talleres de Alfabeta Artes Gráficas.

2

BREVES PALABRAS PARA COMENZAR
Una pareja camina pausadamente bajo la sombra de añosos árboles, al amparo de gruesos y tortuosos troncos que se entrelazan en la altura, como fiel reflejo que se les ha respetado su forma de crecer. Unos cuantos niños corretean alrededor de un gran ombú; trepan, se descuelgan, buscan y encuentran buenos escondites entre sus raíces gigantes y mil recovecos. Una anciana descansa en un banco de plaza después de la caminata diaria en compañía de su perro. No despega la vista de la bandada de tordos que en un instante vuelan desde las ramas del quillay al césped. Un grupo de adolescentes celebra el término de año de estudios con un improvisado asado, bajo la frondosidad del follaje de un caduco y siempreverde bosque urbano. Bellas historias y postales para contar y compartir; habituales en algunas calles, plazas y parques, pero escasas en muchas otras. El sueño de poder multiplicarlas, para llegar hasta el último rincón abandonado y olvidado de nuestra región, y el anhelo de contribuir a hacer las cosas bien ha sido el impulso que nos ha motivado a trabajar en esta Guía y que nos mantuvo unidos y concentrados en el tema por dos años. Gabriela Saldías

3

Rai R Ra aimun a mun mu ndo do Ot Ota O taiz t iiza za a

PRESENTACIÓN

Nelson Rojas Mena Gerente General Caja Los Andes Desde su creación, a comienzos de la década del ´50, Caja Los Andes ha sido fiel a su vocación de servicio en busca del desarrollo, protección y bienestar de los trabajadores y sus familias, generando beneficios en áreas como ahorro habitacional y créditos personales, así como programas de capacitación y recreación para personas activas y no activas, además de actividades culturales. Entre los programas recreativos, destaca la iniciativa de sus Centros Vacacionales, emplazados en los más hermosos y diversos paisajes de nuestra geografía. Fueron concebidos para que personas de todas las edades disfruten de sus atractivos, entorno, servicios y atención, mientras descansan sanamente, se reúnen y comparten en familia. A través de esto, y desconectándose del diario vivir, mejoran su calidad de vida. Así, Caja Los Andes cumple con su rol social, de dar oportunidades de entretención y sano esparcimiento a todos sus afiliados, en un entorno privilegiado. Desde el Centro eco-vacacional Azapa, en la ciudad de Arica, hasta el Centro Llanuras de Diana, en Puerto Natales, pasando por El Palomar, en San Felipe; Huallilemu Sur, en el balneario El Quisco; o el Centro Costanera, en Valdivia; y tantos otros, los Centros de Caja Los Andes han repetido un patrón de planificación: cada uno se instala en armonía con su entorno natural. Lo anterior se traduce en un aspecto fundamental, que llama poderosamente la atención de sus visitantes: el esmero, tiempo y recursos, la atención y el cuidado que la Caja ha puesto siempre en la conservación de sus áreas verdes. La dedicación con que se aboca

a la creación y/o transformación de jardines y parques, y en el diseño empleado, con la mirada puesta en el equilibrio y respeto entre el hombre y la naturaleza. Por todo esto, no debe extrañar que en el proyecto “Guía de Arborización. Especies para la Región Metropolitana”, Caja Los Andes haya visto una manera de contribuir, más allá de sus Centros turísticos, en favor del amor y cuidado de la naturaleza. En esta Guía, la institución visualizó la creación de un instrumento, a través del cual las personas que planifican y llevan a cabo las transformaciones urbanas, puedan aprender la enorme importancia de la selección, cuidado y mantención de las especies arbóreas. Ya sea por su belleza, atractivo y estética, por su eficiencia en relación a la plantación/ mantención, por sus posibilidades de crecer, desarrollarse y perdurar, y por su aporte a la descontaminación ambiental. Felicitamos el profesionalismo y dedicación del equipo que se encargó de llevar el proyecto a buen término, y estamos seguros que aportaremos en la construcción de un entorno más cálido para los habitantes de la Región Metropolitana.

4

PRÓLOGO

M. Alejandra Rosati Maldifassi Presidenta ACHIPPA Esta Guía de Arborización Urbana surgió a partir de una asesoría que la Asociación Chilena de Profesionales del Paisaje (ACHIPPA) realizó a Un Techo para Chile cuando esta institución, ya involucrada desde el año 2006 en la construcción de viviendas definitivas, se vió enfrentada a la proyección y levantamiento de espacios comunes y públicos con áreas verdes, pequeños parques y plazas. Ese trabajo transitó por diferentes modalidades, desde el diseño específico en un lugar en particular, hasta la evaluación de diseños tipo. Luego, el Área de Vivienda Definitiva (Región Metropolitana), de Un Techo para Chile, propone a los profesionales de ACHIPPA, generar un manual o guía, que permitiese definir una selección de especies, a fin de utilizar las más apropiadas o recomendables para cada lugar, y criterios de relación de dichas especies con los elementos del medio urbano. Lo que comenzó con la mesurada ambición de aportar en el ámbito social, y sustentándose en el profesionalismo y abnegación de los participantes, a poco andar creció en sus aspiraciones, como oportunidad de contribuir a toda la ciudad: en su estructura, identidad, equidad ambiental y calidad de vida. Este gran desafío, que se asumió con mucho entusiasmo, representaría un arduo trabajo, de dos años de duración. Dado que es el espacio donde vivimos y por el que transitamos a diario y por lo tanto, nuestro referente más próximo, es que tomamos la decisión de hacer aplicables a la Región Metropolitana, las herramientas que ACHIPPA está entregando en esta primera guía.Lo anterior no resta a nuestro anhelo de poder completar la geografía de Chile, a través de la elaboración

sucesiva de material para cada región y su contexto específico de humedad, temperatura, calidad de suelo y emplazamiento urbano. Esperamos que ese sueño, que a la vez es una necesidad real y específica de cada zona, se concrete próximamente. Este material no hubiese sido posible sin la dedicación y el compromiso a toda prueba, manifestado por los autores. Destaco la excelente labor profesional y su generosidad, al poner al servicio de la comunidad todos sus conocimientos técnicos y artísticos. La particular condición de ACHIPPA, de estar constituida por profesionales de diversos ámbitos, otorgó la oportunidad de contar con un grupo multidisciplinario, que se evidencia en la perspectiva y la experiencia aportada por cada uno. La guía aúna criterios desde la investigación, lo teórico, lo estético, lo práctico y lo cotidiano, permitiendo contar con muchas miradas que suman en el mejoramiento del arbolado urbano. Hoy vemos los frutos de nuestro prolongado y sustancial trabajo, que se convierte en un verdadero legado, el que no se deberá limitar sólo a este contenido. En atención a esto, junto con la difusión, esperamos capacitar a los involucrados de todas las áreas, para producir aprendizaje en el uso de esta herramienta en sus respectivas áreas de trabajo. Esta guía es un material que estará siempre vigente, buscando integrar los conocimientos técnicos y profesionales, con las necesidades reales de los espacios públicos a intervenir, con el propósito de mejorar y embellecerlos y aportar así en la calidad de vida de quienes los habitan. Esa es la más fiel representación del espíritu de ACHIPPA.

5

Santiago de Chile, vista desde el Parque Metropolitano.

6

Francisco Dominguez

Breves palabras para comenzar .................................................................................................... Presentación ...................................................................................................................................................................... Prólogo ......................................................................................................................................................................................... 1/ 2/ Introducción ........................................................................................................................................................................ Factores a considerar para seleccionar especies arbóreas ................. 2A. Análisis espacial y requerimientos ............................................................................ 2A a. Espacio y función ................................................................................................................................. 2A b. Espacio, tamaño de árboles y distancias ..................................................... 2A c. Espacio y forma de la copa o silueta .................................................................. 2A d. Espacio y tipo de follaje (caducos y siempreverdes) .................... 2A e. Espacio y densidad de sombra proyectada ........................................... 2B. 2B a. 2B b. 2B c. 2B d. 2B e. 2B f. 2C. 2C a. 2C b. 2C c. 2C d. 2C e. 3/ 4/ 5/ 6/ 7/ 8/ Características de la especie y su relación con factores ambientales ................................................................................................................................................... El clima y origen de la especie ......................................................................................... Longevidad y velocidad de crecimiento ............................................................. El suelo y niveles de rusticidad ........................................................................................ El agua y requerimientos de riego ............................................................................... Requerimientos de exposición a la luz solar ............................................... El aire y la contaminación ......................................................................................................

3 4 5 9 10 11 11 12 13 14 15 16 16 18 19 20 21 21

Características de la especie y su relación con los elementos construidos de la ciudad ............................................................................................................ 22 Distancia de plantación árbol - edificación .................................................. 25 El follaje y el tendido eléctrico ............................................................................................. 25 El sistema radicular y las redes sanitarias ................................................. 26 El tronco y superficie libre de pavimentos ...................................................... 27 El árbol, las luminarias y la seguridad .................................................................. 27

Listas de especies arbóreas .............................................................................................................. 29 Fichas descriptivas de las especies ..................................................................................... 39 Especificaciones técnicas de plantación ..................................................................... 1 1 1 Síntesis de recomendaciones básicas ............................................................................. 1 1 8 Glosario .................................................................................................................................................................................... 1 2 1 Bibliografía ........................................................................................................................................................................... 1 26 Agradecimientos ...................................................................................................................................................... 1 28 7

8
Vil Vi V illc ca, Ac ca Aca A ca acia c vi cia visco sco s sc co o.

Gabriela Saldías

Gabriela Saldías

INTRODUCCIÓN
En la medida que la ciudad se desarrolla y se comprende la importancia del descanso y la recreación en la vida de las personas, se hace cada vez más necesario crear espacios urbanos acogedores, sanos y seguros que promuevan el contacto con la naturaleza y la socialización. La intervención y transformación de estos espacios, que en muchas ocasiones son reducidos, obliga a proyectarlos inteligentemente, ya que las decisiones tomadas y los recursos utilizados tendrán un impacto no sólo sobre la calidad de vida de las personas que lo habitan, sino de la cuidad entera por sus beneficios sociales, estéticos, medioambientales y económicos. De todas las plantas que conforman un espacio, los árboles son los que estructuran un lugar. Además de su aporte desde el punto de vista estético, cumplen una función en la descontaminación atmosférica, en la regulación de las condiciones ambientales, dan cobijo, y conforman lugares de estar, entre otros aportes. Para que una propuesta de arborización sea sustentable en el tiempo y se logre un arbolado de calidad, se requiere aplicar criterios técnicos para elegir aquellas especies más idóneas para una situación espacial particular, considerando las condiciones edafoclimáticas de la zona en donde se esté desarrollando un proyecto determinado. Una forma de conseguir estos objetivos es incorporando especies arbóreas nativas de las comunidades vegetales propias del lugar, o que provengan de zonas de climas similares al cual se insertarán, o bien especies introducidas ya conocidas que estén bien aclimatadas al lugar. Conocer la arquitectura de copa de los árboles y su relación con el entorno, la tasa de crecimiento y dimensión final alcanzada, su longevidad, así como sus requerimientos ecológicos permitirá tomar mejores decisiones al momento de seleccionar las especies a utilizar, asegurando mayores posibilidades de éxito en su establecimiento y en su desarrollo en el tiempo. Esta mayor eficiencia en la gestión se hace especialmente importante en un país de recursos limitados, donde el costo de mantención es el principal motivo por el cual la dotación de áreas verdes, en las comunas de bajos recursos, es insuficiente. Adicionalmente, es importante considerar que al incorporar especies nativas, se logra generar espacios verdes con mayor identidad y más acorde con su paisaje natural inmediato. Esta guía ha sido elaborada para orientar la selección de especies en futuros proyectos de arborización, en especial para el espacio público de la Región Metropolitana. Su aplicación se hace extensiva a otras ciudades y pueblos de la zona central de Chile con clima similar, y a la planificación de jardines de cualquier tipo, al otorgar información de las diversas especies arbóreas recomendadas. La recopilación de antecedentes se realizó en base a la observación y registro de casos en terreno, efectuados durante más de 15 años por los autores. Estas observaciones están especialmente referidas al comportamiento de las especies arbóreas, en cuanto a su forma de crecimiento, capacidad de adaptación, nivel de rusticidad, requerimientos hídricos y valor ornamental. Adicionalmente, se complementó con la información obtenida de la literatura citada al final de este documento. A través de esta guía, profesionales y técnicos del área de paisajismo, construcción y urbanización, así como ciudadanos interesados en aprender del tema en un lenguaje sencillo, encontrarán la información necesaria para configurar espacialmente una avenida, calle, pasaje, parque, plaza o cualquier tipo de área verde, optando por aquellas especies con mayor adaptación para la función requerida, lográndose en consecuencia, el beneficio esperado.

Gabriela Saldías

Finalmente, el usuario podrá descubrir que no hay malos árboles, sino malas elecciones, y que es importante plantar EL ÁRBOL APROPIADO EN EL LUGAR INDICADO.

9

FACTORES A CONSIDERAR PARA SELECCIONAR ESPECIES ARBÓREAS

10
Par rque q Ar Aa auc cano o, Sant a iag go, Chi Chile le. e

2Aa.
Espacio y función

2A

ANÁLISIS ESPACIAL Y REQUERIMIENTOS

Cuando se proyecta plantar árboles es conveniente plantearse las siguientes preguntas: ¿Cuáles son las características espaciales disponibles para los árboles? ¿Existe el espacio mínimo para acoger árboles y cómo es? ¿Qué beneficios principales o función se espera obtener de estos? Es muy importante evaluar la existencia del espacio mínimo para el desarrollo de uno o más árboles; de no ser suficiente, se recomienda optar por arbustos y/o cubresuelos. Para facilitar la evidencia o confirmación de si se dispone o no del espacio requerido, en las fichas descriptivas de las especies se presentan las dimensiones que éstas alcanzan y, más adelante, se aclaran los espacios mínimos que se deben considerar (aéreo, subterráneo, a nivel del suelo) para garantizar que la especie podrá desarrollarse plenamente. Hay situaciones en que, por motivos de seguridad, es preferible no plantar árboles en aquellos puntos en que se necesita buena visibilidad, como áreas cercanas a semáforos, luminarias, señalética, postes de luz o teléfono, cruces o esquinas. Identificado el o los lugares precisos que cumplen con la espacialidad mínima para plantar árboles, el paso siguiente es reconocer el o los objetivos paisajísticos que se desea estos cumplan, lo que se denomina función o funciones principales.

En cuanto a la función de un árbol, se debe identificar cuáles son las principales que deberá cumplir en el lugar analizado. Entre las funciones de los árboles, se combinan aquellas con un fuerte valor ambiental con las de tipo cultural. Algunos ejemplos: • Proveer de sombra. • Actuar como barrera visual. • Aporte estético (forma, color, textura, cambios estacionales). • Constituir un hito reconocible en el paisaje. • Ayudar a limpiar el aire (retener partículas de polvo y agentes contaminantes). • Actuar como barrera acústica. • Proveer refugio a aves e insectos benéficos. • Influir en la modificación del microclima de un lugar (intercepción de lluvia o infiltración en el suelo, cortavientos, regulación térmica). • Contribuir en la estabilización y/o contención de taludes y riberas. • Contribuir a crear una identidad urbana, tomando como ejemplo aquellas vías bien arboladas que quedan registradas en la memoria y sirven de orientación a la comunidad. • Incrementar el valor del patrimonio natural de una ciudad, comuna o barrio. • Favorecer la salud física y psicológica de los ciudadanos. De todas formas, al momento de iniciar un proyecto de arborización, puede haber cualquier otro objetivo que se desee cumplir, y es necesario definirlo para poder verificar las propiedades que debe tener el árbol a seleccionar.

Aplicación en la ficha En cuanto al espacio y función, en la ficha se identifica como uso urbano sugerido y se realiza la siguiente distinción: a. Especies para alineación, con 3 categorías de vías: Pasaje, Calle, Avenida. b. Especies para áreas verdes, con 3 categorías según el tamaño: • Plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido. • Plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. • Parque, rotonda y espacios de gran dimensión. Las restricciones espaciales suelen ser mayores para los árboles en alineación. En el caso de árboles para alineación, además de las características de la vía, se debe considerar el tamaño de la platabanda de plantación (franja de suelo libre de pavimento), ya que hay casos de vías amplias que, por lo restringido de dicha platabanda, no permiten incorporar árboles de gran envergadura, como por ejemplo alméz, Celtis australis, o quillay, Quillaja saponaria, que en una primera mirada podrían estar de acuerdo con la escala del tipo de vía; sin embargo, si la platabanda de plantación es muy estrecha, no deberían ser plantados. Se debe relacionar el DAC, diámetro del tronco a la altura del cuello, medido a 0.20 m sobre el suelo, con el ancho de platabanda de plantación, de manera de asegurar el espacio suficiente para un normal engrosamiento del tronco.

11

2Ab.
Espacio, tamaño de árboles y distancias
En las áreas verdes, la espacialidad existente suele permitir diversas posibilidades y no se requiere de especificaciones particulares, más bien las distancias entre árboles responden a los lineamientos planteados por el diseñador y de la atmósfera que se desee representar. Por ejemplo, si el objetivo es crear un ambiente boscoso, los árboles se pueden plantar muy próximos imitando lo que ocurre en la naturaleza. Si por el contrario, el objetivo es crear un hito apreciable desde lejos, lo más pertinente es distanciarlo de otros para asegurar la visión libre de obstáculos desde diversas perspectivas y que tenga el espacio suficiente para desarrollarse en todo su potencial. Diferente es el escenario para los árboles viarios de alineación; en estas circunstancias, la distancia entre árboles cobra importancia y las recomendaciones sugeridas en esta guía coinciden con las que habitualmente se han establecido para este cometido (HERNANDEZ, C. 2010). Se establecen las siguientes 3 categorías:
Achippa

- Árboles pequeños (menos de 6 m de altura y especies de crecimiento vertical): 4 a 6 m de distancia. Ejemplos: corcolén blanco, Azara dentata; quebracho, Senna candolleana; crespón, Lagerstroemia indica y peralito del Japón, Koelreuteria paniculata. - Árboles medianos (6 a 15 m de altura): 6 a 8 m de distancia. Ejemplos: melia, Melia azedarach; algarrobo europeo, Ceratonia siliqua; árbol de Judea, Cercis siliquastrum. - Árboles de gran porte (más de 15 m de altura): 8 a 12 m de distancia. Ejemplos: belloto, Beilschmiedia miersii; alméz, Celtis australis; peumo, Cryptocarya alba y pimiento, Schinus molle.

Tuliperos, Liriodendron tulipifera.

Palmera washingtonia. Washingtonia filifera.

12

G rie Gab riela la Sal Sa días

COPA PALMIFORME

COPA ESFÉRICA

COPA CÓNICA (PIRAMIDAL)

COPA COLUMNAR

COPA EXTENDIDA

COPA PENDULAR

COPA OVOIDAL

COPA ABANICO

COPA IRREGULAR

2Ac.
Conociendo el espacio y la función requerida, es posible identificar la forma de la copa o la silueta más recomendable para alcanzar los objetivos paisajísticos. Cada árbol tiene una forma particular a la cual tiende y que es característica de su especie, pero que a su vez dependerá del individuo específico, ya que factores de manejo pueden provocar alteraciones importantes. Entre los factores que influyen en la forma, destacan la poda, agentes climáticos, en especial el viento, así como también barreras físicas tales como, cables, edificios, paso de vehículos. En ocasiones resulta difícil reconocer la silueta de ejemplares de árboles urbanos por el maltrato al que han sido sometidos, lo que se podría evitar con una buena selección de la especie

Parque Quinta Normal, Santiago, Chile. Formas y siluetas de diferentes especies arbóreas.

Espacio y forma de la copa o silueta
de acuerdo al lugar específico, y cumplir con la función principal bien identificada. Es importante considerar que, tanto la altura (medida desde el nivel de suelo hasta la parte más alta de la copa), como el diámetro de copa (medido en su parte más ancha) pueden presentar variaciones producto del tipo de suelo del lugar, riego y manejo recibidos. También es importante agregar que un ejemplar aislado presentará un diámetro de copa superior que si se desarrolla en grupo o formando un pequeño bosque, por efecto de competencia entre ellos. Aplicación en la ficha En las fichas descriptivas, se encontrará información de altura y diámetro de cada una de las especies arbóreas, y se clasificarán dentro de la tipología de silueta o arquitectura de la copa que mejor representan a cada caso. En algunas especies se ha optado por seleccionar 2 siluetas, porque en la medida que el árbol pasa de la etapa juvenil a la adulta, ocurren cambios en su forma. Para tales situaciones se indicará con una flecha, no así para los casos en que existan dos formas habituales de expresión, en que se presentarán ambos íconos.

13

2Ad.
Juanita Zunino

Espacio y tipo de follaje (caducos y siempreverdes)
Tradicionalmente han sido las especies caducas las que han predominado en el espacio urbano de las ciudades de muchos países, especialmente en el arbolado viario o arbolado de alineación, situación que también ha imperado en las ciudades de Chile. Lo clásico ha sido la plantación de árboles caducos exóticos, alcanzando alrededor de un 80% de la super ficie total del terreno (GREEN, DANIEL. 2005). Sin embargo, la tendencia actual es la valoración de la vegetación nativa del lugar del proyecto, lo que se ha traducido en la incorporación de especies siempreverdes quillay, Quillaja saponaria; peumo, Cryptocarya alba; belloto del norte, Beilschmiedia miersii; maitén, Maytenus boaria; patagua, Crinodendron patagua en las distintas comunas de la Región Metropolitana. En las condiciones de clima tipo mediterráneo, en la que está inserta la Región Metropolitana, en términos generales se recomienda mantener una proporción equilibrada entre especies caducas (que botan las hojas en invierno), y siempreverdes (que se mantienen con hojas todo el año) de manera de poder obtener los beneficios de ambas. La decisión final dependerá de cada proyecto y situación particular, ya que hay casos en que definitivamente se privilegiará la llegada del sol en invierno, por lo que las especies caducas serán las seleccionadas para arborizar las inmediaciones de viviendas, como también zona de juegos para niños. Durante el invierno las especies caducas cumplen una función importante al permitir la llegada de los rayos solares, condición muy valorada los días fríos y oscuros propios de la estación invernal; por el contrario, una proporción muy elevada de especies siempreverdes genera zonas excesivamente sombrías y húmedas. Por su parte, las especies siempreverdes cumplen una importante función ambiental en la reducción de la contaminación acústica y en la retención de material particulado, contribuyendo a disminuir la contaminación del aire, a crear corredores biológicos con aportes de refugio y alimento para las aves; adicionalmente ayudan a mantener la belleza de la ciudad, otorgando una estructura de follaje permanente a lo largo del año, atenuando el gris de la estación fría y protegiendo a especies de menor altura de ser afectadas por heladas.

Crespón, Lagerstroemia indica, follaje caduco.

Peumo, Cryptocarya alba. Follaje siempreverde.

14

2Ae.

Espacio y densidad de sombra proyectada
Así como en un clima con estaciones marcadas es preciada la sombra para soportar el calor del verano, ésta es evitada en invierno, y cada rayo de sol es valorado para aumentar el agrado en un espacio (interior o exterior). Es por ello que al decidir dónde plantar un árbol, se debe tener en cuenta la sombra que éste proyectará a lo largo del año, para saber si, por ejemplo, cumplirá con su función de dar sombra sobre una banca en una plaza en verano o si dará excesiva sombra a una vivienda en invierno, o si al botar sus hojas dejará pasar el sol en el otoño hasta la primavera, etc. A su vez, hay que tomar en consideración que las sombras proyectadas por un árbol pueden ser de distintas densidades, de acuerdo a la cantidad de luz que permite pasar su follaje. Además, es importante tener presente que durante el verano los rayos solares son recibidos en forma más vertical que en invierno y por lo tanto la proyección de la sombra es distinta. Como regla general, al diseñar se recomienda considerar ángulos de incidencia del sol de 35° para la época invernal y de 70° para la de verano (a medio día desde el norte respecto al suelo), para poder visualizar la proyección de sombras. Aplicación en la ficha En esta guía las especies han sido clasificadas en 3 categorías, de acuerdo a la densidad de la sombra proyectada: • Ligera: árboles con follaje transparente que permite el paso de la luz. Ejemplos: espino, Acacia caven; parkinsonia, Parkinsonia aculeata.

SOMBRA LIGERA

SOMBRA MEDIA

SOMBRA DENSA

• Media: árboles con follaje semitransparente que permite el paso parcial de la luz. Ejemplos: alméz, Celtis australis; peralito del Japón, Koelreuteria paniculata. • Densa: árboles con follaje tupido que impide el paso de la luz. Ejemplos: algarrobo europeo, Ceratonia siliqua; peumo, Cryptocarya alba. Es importante que la relación sol / sombra sea la apropiada para favorecer la permanencia de las personas en el espacio público. Si esto no ocurre, puede ser uno de los motivos de por que determinada área verde no sea utilizada. A continuación se presenta una ilustración del recorrido del sol en su punto más alto y más bajo, lo que permite saber dónde y cuándo proyectará su sombra el árbol (deduciendo que el resto del año se mueve entre una y otra de las dos situaciones, de ida y de vuelta). El esquema permite ver la diferencia en la sombra que un árbol plantado al Norte de una casa proyectaría en invierno y en verano. Cabe destacar que esta información es válida para Santiago de Chile y que varía según la latitud.

Esquemas ilustrando ángulo de incidencia del sol en Santiago de Chile para el solsticio de verano (21 de diciembre) y el solsticio de invierno (21 de junio).

15

2Ba.
El clima y origen de la especie

CARACTERÍSTICAS DE LA ESPECIE Y SU RELACIÓN CON FACTORES AMBIENTALES

2B

Los factores climáticos son grandes condicionantes para la selección vegetal de un determinado proyecto y, por lo mismo, son antecedentes que se deben conocer porque no son posibles de modificar. De acuerdo a la Dirección Meteorológica de Chile, una parte importante de la Región Metropolitana presenta un clima templado cálido con lluvias invernales y una estación seca prolongada (de 7 a 8 meses), con un promedio de precipitaciones de alrededor de 350 mm al año. Uno de los rasgos distintivos de este tipo de clima es la fuerte variación intra e interanual de las lluvias, presentando un comportamiento incierto, con una alternancia de años secos y húmedos. También se produce una fluctuación en el número de meses con lluvias, lo que determina que el período invernal presenta distinta duración e intensidad, a lo que se suma una fuerte concentración de las precipitaciones en 24 horas, o bien en unos pocos eventos (ESPINOZA G. & E. HAJEK, 1988). La estación seca prolongada obliga a regar durante gran parte del año. Las temperaturas extremas es otro de los factores importantes a tener en cuenta. En este sentido, las temperaturas máximas registradas durante el verano en la región (sobre los 30ºC) no impiden el buen establecimiento y desarrollo de la mayoría de las especies, siempre y cuando reciban el agua necesaria para lograr el equilibrio hídrico suelo – planta - aire.

Son las bajas temperaturas, bajo los 0ºC, conocidas como heladas, las que suelen estancar el crecimiento y, en algunos casos, destruir los tejidos de algunas especies, especialmente aquellas que provienen de climas más cálidos y/o se encuentran en su etapa juvenil. Como ejemplo se pueden mencionar el seibo, Erythrina falcata; jacarandá, Jacaranda mimosifolia; parkinsonia, Parkinsonia aculeata y vilca, Acacia visco, que si bien muestran sensibilidad a las heladas los primeros años de crecimiento, en la medida que sus tejidos se lignifican, se vuelven resistentes. Cualquier deterioro ocurrido en el follaje por esta causa, se recuperará con la brotación primaveral. Como medida precautoria, se sugiere realizar la plantación de las especies más sensibles durante la primavera, de manera que el primer invierno las encuentre más crecidas y con los tejidos más resistentes. La frecuencia e intensidad de las heladas no son uniformes en toda la Región; por el contrario, hay localidades o comunas que presentan temperaturas más bajas y un mayor número de heladas al año, como son algunos sectores ubicados en la precordillera andina: Lo Barnechea, Vitacura, Las Condes, La Reina, Peñalolén, La Florida, Puente Alto, San José de Maipo y en el sector nor poniente de la Región, como es el caso de Lampa y Colina.

Quillay, Quillaja saponaria.

16

Melia, Melia azedarach.

Aquellas comunas que presentan mayor densidad de edificación y de localización central en la ciudad, tales como, Ñuñoa, Providencia y Santiago, tienden a tener una amplitud térmica menor y los extremos térmicos son menos drásticos. Aplicación en la ficha En términos generales, las especies nativas provenientes de la zona biogeográfica del lugar del proyecto presentan un buen nivel de adaptación, y los requerimientos de suelo y especialmente de riego son acordes a la pluviometría del lugar. Así ha quedado demostrado con el belloto del norte, Beilschmiedia miersii; el peumo, Cryptocarya alba; el quillay, Quillaja saponaria; el quebracho, Senna candolleana y los corcolenes, Azara dentata; Azara celastrina, razón por la cual han sido incluidos en el Grupo I ESPECIES RECOMENDADAS. Sin embargo, no todas las especies nativas crecen bien en ambientes urbanos y en casos de alta contaminación suelen volverse muy susceptibles a las plagas y enfermedades, como sucede con el maitén, Maytenus boaria. Otros como la patagua, Crinodendron patagua y el sauce chileno,

Salix humboldtiana, es posible utilizarlos para casos especiales como parques y/o plazas en que la disponibilidad de agua es alta. Es por esto que estas especies se han incorporado al grupo III ESPECIES ADAPTABLES CON LIMITACIONES. Hay un grupo de especies exóticas provenientes de climas similares al de la Región Metropolitana, que han probado tener un buen nivel de adaptación y desarrollo, como por ejemplo: alméz, Celtis australis; algarrobo europeo, Ceratonia siliqua; árbol de Judea, Cercis siliquastrum; olivo, Olea europea; higuera, Ficus carica y cerezo siempreverde, Prunus ilicifolia, quedando por tanto clasificadas en el primer grupo. Mientras más semejanzas climáticas existan entre el lugar de origen de la especie considerada, con las condiciones de Chile central, Región Metropolitana, mayores son las posibilidades de tener éxito en el cultivo. En cada ficha se identifica la especie con su nombre común, científico y familia y, a la vez, se entrega la información acerca del origen,

distribución y hábitat. Todos estos antecedentes permiten conocer las condiciones climáticas y de suelo que existen en el hábitat natural de una especie, y así estimar las posibilidades de éxito y los requerimientos de suelo y riego que tendrá al insertarla en el lugar del proyecto. Respecto a la tolerancia a bajas temperaturas, las especies han sido clasificadas en dos grupos: resiste heladas o no resiste heladas. Las que resisten heladas, a la vez se diferencian por la intensidad de la helada, en: • Débil: la especie resiste heladas de hasta -5ºC, pero de corta duración y ocasionales. Puede resistir una nevazón ligera y de corta permanencia. • Fuerte: la especie resiste temperaturas inferiores a -5°C, de larga duración y frecuentes. Puede resistir una nevazón que dure varios días. Se adapta a condiciones precordilleranas.

17

VELOCIDAD CRECIMIENTO LENTO

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

2Bb. Longevidad y velocidad
de crecimiento
La mayoría de las especies que crecen rápido tienen una vida corta y, por el contrario, las que son de lento crecimiento suelen ser longevas. Al planificar un área verde o una arborización de calles, es importante conocer el tiempo requerido para que las especies consideradas alcancen el estado adulto y cumplan con los objetivos para el cual han sido seleccionadas. Se entiende como velocidad de crecimiento, el tiempo que tarda una especie en alcanzar su estado adulto. En esta guía se han establecido 3 categorías de acuerdo a la velocidad de crecimiento: • Especies de crecimiento rápido: 5 a 15 años. • Especies de crecimiento medio: 15 a 25 años. • Especies de crecimiento lento: más de 25 años. La longevidad por su parte se define como el número de años aproximado de vida de una especie. De acuerdo a este criterio es posible diferenciar 4 categorías: • Especies de longevidad baja: menos de 50 años. • Especies de longevidad media: 50 a 100 años. • Especies de longevidad alta: 100 a 500 años. • Especies de longevidad muy alta: más de 500 años. Es importante tener en consideración que las especies en el medio urbano suelen tener una vida más corta que la que tendrían en condiciones ambientales óptimas. Los proyectos de arborización de calles y áreas verdes deberían considerar una combinación de especies de distinta longevidad asegurando un grupo de representantes de los grupos de longevidad alta y muy alta, con el propósito de trascender a la actual generación y ser un aporte al bienestar de las futuras generaciones.

Peumo, Cryptocarya alba, árbol longevo.

18

2Bc. El suelo y niveles
RÚSTICO INTERMEDIO EXIGENTE

de rusticidad
Uno de los problemas habituales en el medio urbano es la mala calidad del suelo existente, ya que generalmente está muy compactado y, como consecuencia, la porosidad es baja y la resistencia mecánica es alta. En estas condiciones, las raíces tienen dificultad para expandirse y desarrollarse normalmente, lo que está asociado a un drenaje deficiente y asfixia radicular. A esto se agrega un insuficiente volumen o profundidad de suelo, bajo contenido de materia orgánica y fertilidad. En estas condiciones, los árboles crecen con mucha lentitud, muestran escaso vigor y no logran un buen anclaje y estabilidad, siendo proclives a caer frente a agentes climáticos, en especial vientos fuertes, como también se vuelven susceptibles a enfermedades. Aplicación en la ficha Respecto a las exigencias en calidad de suelo, las distintas especies de árboles muestran diversos niveles de adaptabilidad. Es importante conocer, al menos en términos generales, la composición del suelo donde se pretende plantar, para así elegir las especies que mejor se adapten a él, o bien considerar el mejoramiento del suelo disponible, adecuándolo para la especie a instalar. Se recomienda cavar un hoyo profundo (calicata) y verificar la capacidad de infiltración del agua, observar la composición del material y la profundidad del suelo. Para tener datos más exactos sobre las propiedades físicas (textura, estructura, porosidad) y químicas (pH, conductividad eléctrica y contenido de materia orgánica), es imprescindible tomar muestras de suelo y solicitar un análisis en algún laboratorio especializado. Con fines prácticos, en la presente guía se ha establecido 3 categorías de adaptabilidad a suelos, para lo cual se ha utilizado el criterio “rusticidad”, lo que ha sido aplicado a las especies del grupo I en sus correspondientes fichas. • Rústico (R): especies que se adaptan a una amplia gama de suelos, con variabilidad de texturas, amplio rango de pH, bajo contenido de materia orgánica y tolerancia a la salinidad. • Rusticidad Intermedia (I): especies que se adaptan a una amplia gama de suelos, siempre que tengan buen drenaje y algún contenido de materia orgánica (cercano al 4%). Prefieren suelos de pH neutro a ligeramente ácido y no resisten la salinidad. • Exigente (E): especies que requieren suelos de texturas livianas, de buen drenaje, con un pH neutro a ligeramente ácido y con alto contenido de materia orgánica (cercano a 8%). Considerando las características de rusticidad de la especie y el diagnóstico del suelo del lugar del proyecto, se deben tomar las medidas de mejoramiento correspondiente, las que deben quedar reflejadas en la especificaciones técnicas del proyecto.

Espino, Acacia caven.

19

2Bd.
RIEGO BAJO RIEGO MEDIO RIEGO ALTO

El agua y requerimientos de riego
El agua es un recurso escaso e imprescindible para el desarrollo de los árboles, en especial en la primera etapa de vida. Conociendo lo restringido de las precipitaciones y la concentración de las mismas en invierno, el riego es la única manera de proporcionar a la especie el agua necesaria a lo largo del año. El déficit de agua suele ser una de las causas de muerte más importante de árboles urbanos nuevos. Todavía es habitual el uso de agua potable para regar; sin embargo, esta no es una medida sustentable. Por el contrario, considerando la escasez del recurso hídrico y el alto costo que involucra, los nuevos proyectos deberían considerar mecanismos para la reutilización de las aguas residuales urbanas previamente tratadas. Aplicación a la ficha Contemplando una actitud de ahorro, en esta guía se ha puesto un especial énfasis al momento de definir las listas de especies recomendadas, privilegiando aquellas que tienen un nivel de requerimiento hídrico bajo o moderado. Las razones son dobles: por un lado es una forma de reducir el costo de mantención, pero más importante aún, es la responsabilidad que nos compete a todos de cuidar el agua y disminuir lo más posible su uso en el riego.

Gabriela Saldías Sauce chileno, Salix humboldtiana.

Sauce, Salix babylonica.

20

2Be.
SEMI SOMBRA SOL

Requerimientos de sol o exposición a la luz solar
Otro factor de importancia es la cantidad de luz solar directa que necesita la especie para crecer correctamente. La gran mayoría de los árboles logran su mejor expresión en una ubicación plenamente soleada; no obstante, hay algunos que prefieren una situación de media sombra. En las fichas, las especies arbóreas se han agrupado en 2 categorías, o en ambas si el rango de adaptación es más amplio.

El aire y la contaminación
La contaminación del aire es otro punto que se debe investigar en las ciudades, ya que las partículas de polvo y contaminantes afectan la actividad fotosintética de las hojas e incrementan sus problemas sanitarios. En este sentido, hay lugares que son claramente más nocivos, como las vías de alto tráfico versus el ambiente de un parque. El comportamiento de los árboles también varía, y hay especies que logran adaptarse de mejor manera a estas condiciones adversas, lo que ha quedado expresado en las fichas. Especies como el alcornoque, Quercus suber y el maitén, Maytenus boaria, muestran baja tolerancia a la contaminación atmosférica, aumentando la susceptibilidad a adquirir plagas y enfermedades.

2Bf.

Gabriela Saldías

Sauce chileno, Salix humboldtiana.

Se han definido 3 grupos de acuerdo a los requerimientos hídricos de las especies arbóreas, los que han sido representados con gotas. • Bajo requerimiento hídrico (1 gota): especies originarias de zonas con pluviometrías bajo los 300 mm anuales. • Requerimiento hídrico medio (2 gotas): especies originarias de zonas con pluviometrías de entre 300 y 750 mm anuales. • Alto requerimiento hídrico (3 gotas): especies originarias de zonas con pluviometrías mayores a 750 mm anuales. La cantidad de agua a aplicar es muy variable ya que depende de las condiciones climáticas, de la especie y de la capacidad de retención del suelo.

• Sombra parcial (medio sol): estas especies requieren cierta protección de la exposición al sol, por lo que de ser exposición directa, ésta debería ser limitada a nunca más de la mitad del día, o recibir sombra parcial de otro árbol, un edificio, etc. Ejemplo: acer japónico, Acer palmatum. Algunas especies presentan este requerimiento en su etapa inicial de crecimiento. • Pleno sol (sol completo): el árbol prefiere una ubicación en que obtenga sol directo la mayor parte del día. La mayoría de los árboles caen en esta categoría.

Contaminación en Santiago, Región Metropolitana, Chile.

21

Achippa

Ceibo, Erythrina falcata.

CARACTERÍSTICAS DE LA ESPECIE Y SU RELACIÓN CON ELEMENTOS CONSTRUIDOS DE LA CIUDAD
22

2C

Son ampliamente reconocidos los beneficios que otorgan los árboles a la ciudad y la vida de sus habitantes, pero para que estos efectivamente se perciban, la selección arbórea debe responder al lugar y al propósito perseguido. Sin quitar importancia a ese reconocimiento, los árboles urbanos deben integrarse a la estructura y quehacer de la ciudad, especialmente los árboles viarios o de calles. En un punto cualquiera de la ciudad, es posible distinguir que los árboles viarios - o de alineación de calles - interactúan con los elementos construidos a distintos niveles: en la parte aérea con edificios, paso de vehículos, tendido eléctrico, letreros, luminarias, paso de vehículos y peatones y, en la parte subterránea,

con sistemas de alcantarillado, redes de agua y suelos compactados. Estableciendo distanciamientos mínimos entre el árbol y los elementos construidos, es posible aminorar los efectos negativos de esta interacción, resguardando la integridad de las personas y de los árboles, asegurando el funcionamiento de servicios y actividades propias de cualquier ciudad. Hay situaciones en que, por motivos de seguridad, es preferible no plantar árboles, en especial en aquellos puntos que se necesita buena visibilidad, como áreas cercanas a semáforos, luminarias, señaléticas, postes de luz o teléfono, cruces o esquinas.

Un referente interesante se encuentra en la normativa española que ha establecido un requerimiento de ancho de aceras de 4.0 m, lo mínimo para plantar árboles en las nuevas urbanizaciones y en los proyectos de reforma de calles arboladas, se acepta la plantación en ancho de acera de un mínimo de 3.0 m. (ARRIETA LEÓN J. 2005). Esta condición muchas veces no se cumple en las calles de las comunas de la Región Metropolitana, pero se recomienda para las nuevas urbanizaciones que se proyectan y así, poder conciliar con una buena arborización. De hecho es tan precario el diálogo entre la normativa de planificación territorial con la necesidad de arborización, que en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción vigente se define la Vía Local, con 7.0 m de calzada y veredas de 2.0 m a cada lado, sin considerar espacio para arborización. A continuación se presentan algunos esquemas que sirven de referencia para dimensionar qué espacio se entiende por pasaje, calle, avenida y bandejones (en base a la normativa urbana vigente), que son las categorías de uso urbana sugerido en las cuales se clasifican las especies recomendadas en esta guía. Además, en los esquemas se puede ver cuales son los espacios mínimos requeridos para los árboles, cuando la normativa los exige.

Esquema mínimo actual para Pasajes (Art. 2.3.3., O.G.U.C., 16/01/10). Cabida de especies menores, y medianas sólo cuando se cuenta con espacio aledaño extra. (En el ejemplo, el antejardín a uno de los lados del pasaje).

Esquema mínimo actual para calles. No se considera ningún espacio para el árbol (Art. 2.3.2., Vía local, O.G.U.C. 16/01/10).

23

Esquema mínimo recomendado para calles (vías locales), agregando 2,5 m para arborización.

En el ejemplo de Avenida ilustrado, según normativa vigente (Art. 2.3.2., Vía Colectora, O.G.U.C.), se marca en verde el espacio para árboles, el cual se puede distribuir libremente, y debería ser en función de las especies arbóreas y su relación con el resto de los elementos y redes urbanas.

24

Crespón, Lagerstroemia indica, especie adecuada para plantar bajo el tendido eléctrico.

2Ca.
Distancia de plantación árbol - edificación
El diámetro de copa que alcance una especie particular de árbol, al estado adulto, determinará la distancia mínima que se debe respetar entre el tronco y la edificación. Se debe considerar la mitad del diámetro de la copa como un distanciamiento mínimo aceptable. Por ejemplo en el caso del olivo, Olea europea, éste alcanza un diámetro de copa en estado adulto de 6 a 8 m; entonces, la distancia entre el tronco y la edificación debe ser de 3 a 4 m. Al recorrer las calles de Santiago, salta a la vista que esta condición no se cumple, lo que obliga a realizar podas que permitan una convivencia adecuada dentro del espacio urbano. En las fichas, se especifican distancias de plantación desde el centro del tronco, a una construcción.

2Cb.
El follaje y el tendido eléctrico
Es un panorama habitual el que se presenta en las calles de distintas dimensiones: árboles deformes y prácticamente mutilados, desfigurados, tratando de crecer entre los cables. Queda en evidencia una falta de planificación y, a menudo, una proyección en el tiempo que no supera los 3 a 4 años. Lo ideal es no ubicar árboles bajo los cables, a menos que estos - en su pleno estado de desarrollo - no alcancen la altura de éstos. Si aún así se decide plantar alguna especie de gran tamaño bajo o muy cerca del tendido eléctrico, habría que intentar seleccionar especies que, mediante la poda, presenten posibilidades de conducción, ramificando el follaje de tal manera que la parte central permanezca sin ramas y las ramas se extiendan por ambos lados del cableado. Especies de crecimiento piramidal, columnar o palmiforme definitivamente no pueden ser emplazados bajo los cables del tendido eléctrico, como ejemplos: grevillea, Grevillea robusta; brachichito, Brachychiton populneum; ciprés columnar Cupressus sempervirens y distintas especies de palmeras. En todos los casos, pese a que implica una mayor inversión, sería preferible tener una red eléctrica subterránea, lo que en algunos casos se ha conseguido compensando el costo de construcción de ésta con el costo de mantención de la red.

25

2Cc.
El sistema radicular y las redes sanitarias
Según el sistema radicular de una especie, se deben considerar distintas distancias a las redes de agua potable, alcantarillado o de conducción de aguas lluvias. En general un mínimo de 0.75 a 1.0 m de distancia -desde el tronco a una red-. debiese ser suficiente para especies pequeñas; para las medianas, entre 1.0 a 2.0 m y para las de gran desarrollo, tales como plátano oriental, Platanus x acerifolia, cedro, Cedrus spp y alméz, Celtis australis, se debería considerar al menos 2.5 a 3.0 m de distancia. Es importante aclarar que existen especies que gustan de terrenos húmedos, de gran cantidad de agua y además tienen sistemas de raíces invasivos, como por ejemplo sauces, Salix spp., patagua, Crinodendron patagua; álamos, Populus spp; y maitén, Maytenus boaria. En estos casos, si existen redes sanitarias en la proyección de su copa, es altamente probable que las invadan, por lo que se recomienda distanciarlos al menos la mitad de su diámetro en estado adulto respecto de las redes. Cabe señalar que también es muy importante qué tan bien regado esté el árbol respecto a sus necesidades hídricas, ya que un árbol insuficientemente regado, extenderá más agresivamente sus raíces en busca de agua. Por ejemplo el acer japónico, Acer palmatum es una especie cuyo sistema radicular no es de gran tamaño (adaptándose incluso a bonsái) ni invasivo, pero que en ausencia de agua, es capaz de ser más agresivo e invadir una cámara de alcantarillado, produciendo daños en la infraestructura y su funcionamiento.
Gabriela Saldías Plátano oriental, Platanus x acerifolia, raices levantando el terreno.

26

2Cd.
El tronco y superficie libre de pavimentos
Es frecuente encontrar árboles plantados con tazas de plantación mínimas que ni siquiera serán capaces de contener el diámetro del tronco en la medida que éste se va ensanchando, dificultando su manejo. Las consecuencias se aprecian pronto, tanto en el escaso desarrollo que alcanza el individuo, como en el levantamiento de pavimentos, dado que al no contar con un suelo suficiente, las raíces sobresalen a la super ficie, con todas las molestias, riesgos de accidentes y costo económico que esto involucra. Se debe considerar el espacio libre de construcciones, ya sea edificaciones o elementos de pavimentación como veredas, soleras u otros, con el cual contará la especie para poder desarrollarse. Al menos se debe disponer de una super ficie libre de pavimento 2 a 3 veces el DAC (diámetro de la especie medido a 0,20 m desde el suelo), tal como se indica en las fichas. Existe variabilidad en este aspecto: en el extremo inferior se puede mencionar a el quebracho, Senna candolleana y el granado, Punica granatum, con diámetros aproximados a 0.30 m y, en el otro extremo, el belloto del norte, Beilschmiedia miersii; la palma chilena, Jubaea chilensis; y el pimiento, Schinus molle, que superan el metro de diámetro. En cada ficha aparece un esquema que especifica la distancia mínima libre de pavimento requerida por cada una de las especies.

2Ce.
El árbol, las luminarias y la seguridad
Diversos estudios comprueban que hay una directa relación entre la iluminación de un espacio público o común, la seguridad y la percepción de ésta entre otras variables. (HEIN, A Y RAU M. http://www.pazciudadana.cl/docs/ pub_20100303170834.pdf). Al momento de definir los lugares de plantación de árboles, se debe extrapolar con la información de la localización de las luminarias, de modo que no se perjudiquen entre ambos elementos.

Álamo, Populus spp., raíces super ficiales que dañan pavimento y otros elementos construidos.

Otro parámetro que hay que verificar es la condición natural de la especie, ya que las raíces de algunas especies, por sus características intrínsecas, irremediablemente aflorarán sobre la super ficie del suelo, dañando pavimentos y obstaculizando el tránsito peatonal, si su ubicación no es la que le corresponde. Entre las especies de raíces sobresalientes se pueden mencionar, el ombú, Phytolacca dioica; el ceibo, Erythrina falcata; el álamo, Populus spp; el liquidambar, Liquidambar styraciflua; y la paulonia, Pawlonia tomentosa, todas no aptas como árboles de alineación.

Luminaria Parque Araucano, Santiago, Chile.

27

Jac Ja Jac acar ara a r ra an nd ndá dá dá á, , Ja Jac J ac acara ar a ra r and nda nda da mi mim mo mos o os sifo if ifolia if fo ollia liia ia. a.

28

Las especies arbóreas que se proponen en esta guía, corresponden a especies nativas e introducidas que se encuentran disponibles en los viveros comerciales de la zona central del país. Una gran proporción de ellas son utilizadas desde hace muchos años en las áreas verdes urbanas. Un grupo menor es de reciente introducción, especialmente algunas especies nativas. En el presente estudio se han establecido 4 categorías de especies. El criterio fundamental utilizado, al momento de agrupar, ha sido la capacidad de adaptación a las condiciones edafoclimáticas imperantes en la Región Metropolitana.

El tercer grupo, especies adaptables con limitaciones
Agrupa a un número importante de especies que se caracterizan por presentar altos requerimientos hídricos, y también a especies con alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. Logran establecerse, pero a un costo mayor; por tanto, no es un grupo ambiental y económicamente sustentable.

LISTAS DE ESPECIES ARBÓREAS

El cuarto grupo, especies no recomendadas
Comprende especies que, por sus características negativas, no es conveniente que se sigan plantando en la Región Metropolitana, ya sea por presentar un carácter invasor, alta susceptibilidad a plagas y enfermedades o muy mala adaptación a las condiciones edafoclimáticas de ésta.

El primer grupo, especies recomendadas
Incluye a especies arbóreas que logran adaptarse y crecer bien en las distintas comunas de la región, tienen requerimientos hídricos moderados o bajos, toleran las temperaturas extremas, se adaptan a diferentes tipos de suelos y no presentan problemas sanitarios importantes ni reiterados, permitiendo un rápido establecimiento y buen desarrollo.

El segundo grupo, especies recomendadas con observaciones
Tienen características de adaptación similares al primer grupo; sin embargo, presentan algunas características que limitan sus posibilidades de aplicación, ya sea por un consumo hídrico de mayor exigencia, un gran porte que obliga a disponer de mayor espacio, presencia de frutos, espinas o raíces sobresalientes o bien una mayor susceptibilidad a ciertas plagas o enfermedades.

29

ESPECIES RECOMENDADAS
Mónica Musalem

ÁRBOLES SIEMPREVERDES O DE FOLLAJE PERSISTENTE Nombre común 1 2 3 4 Algarrobo europeo Belloto del norte Brachichito Cedro Ligustro (1) (2) (4) Níspero Olivo Palma chilena Palmera fénix (2) Palmera washingtonia (2) Palmera china Peumo Pimiento Pitosporo ondulata (1) (2) Prunus ilicifolia, Cerezo siempreverde (4) Quillay Arboles pequeños (3) 17 18 19 20 Corcolén blanco (3) Corcolén (1) (3) Pitosporo tobira (3) Quebracho (1) Azara dentata Azara celastrina Pittosporum tobira Senna candolleana Nombre científico Ceratonia siliqua Beilschmiedia miersii Brachychiton populneus Cedrus deodara, Cedrus libani, Cedrus atlantica Ligustrum lucidum Eriobotrya japonica Olea europaea Jubaea chilensis Phoenix canariensis Washingtonia filifera, Washingtonia robusta Trachycarpus fortunei Cryptocarya alba Schinus molle Pittosporum undulatum Prunus ilicifolia Quillaja saponaria

Olivo,Olea Europea.

5 6 7 8 9 10 11 12 13

Peumo, Cryptocarya alba.

14 15 16

Quillay, Quillaja saponaria.

30

Mónica Musalem

ÁRBOLES CADUCIFOLIOS Y SEMICADUCOS Nombre común 1 2 3 4
Alméz, Celtis australis. Gabriela Saldías

Nombre científico Prosopis alba Celtis australis Cercis siliquastrum Gleditsia triacanthos var. inermis Ficus carica Jacaranda mimosifolia Melia azedarach Parkinsonia aculeata Sophora japonica Acacia visco

Algarrobo blanco Alméz (2) Árbol de Judea Gleditsia inermis Higuera Jacarandá (1) Melia (2) Parkinsonia (1) Sófora Vilca (1)

5 6 7 8 9 10

Granado de flor, Punica granatum.

Arboles pequeños 11 12 13 14 15 Altea, hibisco siriaco (3) Crespón Espino Granado de flor (3) Peralito del Japón (1) (2) (3) (4) Hybiscus syriacus Lagerstroemia indica Acacia caven Punica granatum Koelreuteria paniculata

Vilca , Acacia visco.

Especies sensibles a las heladas en estados juveniles de desarrollo. Especies de fácil propagación por semilla, requieren control de hijuelos. Especies arbustivas que, con poda, pueden ser formadas como arboles pequeños. Especies que producen frutos que al caer manchan la super ficie que contactan.

31

ESPECIES RECOMENDADAS CON OBSERVACIONES
ÁRBOLES SIEMPREVERDES O DE FOLLAJE PERSISTENTE Nombre común 1 2
Arce campestre, Acer campestre.

Nombre científico Araucaria angustifolia Casuarina cunninghamiana Cupressus sempervirens, C. arizonica Quercus ilex Lithraea caustica Pinus pinea Sterculea discolor

Observaciones Altos requerimientos hídricos y humedad ambiental. Se desgancha con facilidad, peligro de caída de ramas, usar en lugares amplios. Para situaciones paisajísticas particulares (cortinas cortavientos). Reconocidos como causantes de alergias en países de clima tipo mediterráneo. Susceptible a enfermedades fungosas en su follaje. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. Altamente alergénico. Se recomienda sólo para reforestaciones de cerros, precordillera y áreas verdes visuales. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. Peligro de caída de grandes frutos limitan sus posibilidades de uso. Sensible a heladas en los primeros estados de desarrollo.

Araucaria brasilera Casuarina Ciprés Encina negra Litre Pino piñonero Sterculia (1)

3 4 5 6 7

ÁRBOLES CADUCIFOLIOS Y SEMICADUCOS Nombre común
Almendro, Prunus amygdalus.

Nombre científico Gleditsia triacanthos Robinia pseudoacacia Robinia pseudoacacia umbraculifera Prunus amygdalus Acer campestre Prosopis chilensis Erythrina falcata

Observaciones Espinas muy grandes restringen posibilidades de uso a áres verdes visuales. Frecuente caída de ramas y prematuro envejecimiento por stress hídrico Altos requerimientos hídricos, se envejece prematuramente. Destaca por su tamaño reducido que permite ser plantado bajo tendido de cables eléctricos. Alta susceptibilidad a ácaros y quintral. Requiere de constantes podas. Envejece prematuramente. Alta susceptibilidad a ácaros. Espinas muy grandes restringen posibilidades de uso. Sensible a heladas en los primeros estados de desarrollo. Facilidad de desganche de ramas. Raíces sobresalientes limitan posibilidades de uso a espacios amplios. Plantar lejos de pavimentos y construcciones.

1 2 3 4 5 6

Acacia de las 3 espinas Acacio Acacio bola Almendro Arce campestre Algarrobo Ceibo (1)

Acacio bola, Robinia pseudoacacia umbraculifera, detalle de hoja.

7

32

8 9 10 11
Ceibo enano, Erythrina crista galli.

Ceibo enano (1) Cerezo de flor Ciruelo de flor rojo Ciruelos de fruta (4) Chañar (2) Damasco Kaqui Membrillo Morera (4) Nogal negro Olivo de bohemia Ombú (1) Pata de vaca (1) Plátano oriental Quercus macrocarpa Tipuana (1) (1) (2) (3) (4)

Erythrina crista galli Prunus avium Prunus cerasifera var Pisardii Prunus sp Geoffrea decorticans Prunus armeniaca Diospyros kaki Cydonia oblonga Morus alba Juglans nigra Eleagnus angustifolia Phytolacca dioica Bauhuinia candicans Platanus x acerifolia Quercus macrocarpa Tipuana tipu

Sensible a heladas en los primeros estados de desarrollo. Levanta pavimentos. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. Caída de frutos que manchan y ensucian pavimentos limitan posibilidades de uso. Caída de frutos que ensucian limitan posibilidades de uso. Producción de hijuelos de raíz. No apto para calles ni espacios reducidos. Caída de frutos que ensucian limitan posibilidades de uso. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. Caída de frutos limitan posibilidades de uso. Altos requerimientos de poda de formación. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. Caída de frutos que ensucian y manchan pavimentos limitan sus posibilidades de uso. Apta para parques, plazas y rotondas. Produce grandes frutos que permanecen en el suelo por largo tiempo sin descomponerse. Altos requerimientos de poda de formación y mantención. Requieren de espacios amplios por raíces sobresalientes. Plantar lejos de pavimentos y construcciones. Sensible a heladas. Por efecto alergénico, usar un número reducido de ejemplares. Lento crecimiento y es afectado por sequedad ambiental. Sensible a heladas en primeros estados de desarrollo.

12 13 14 15 16

Pata de vaca, Bauhuinia candicans, detalle hojas y flores.

17 18 19 20 21 22 23

Acacia de las 3 espinas, Gleditsia triacanthos.

Especies sensibles a las heladas en estados juveniles de desarrollo. Especies de fácil propagación por brotación de yemas adventicias de raíces, requieren control de hijuelos. Especies arbustivas que, con poda, pueden ser formadas como arboles pequeños. Especies que producen frutos que al caer manchan la super ficie que contactan.

33

ESPECIES ADAPTABLES CON LIMITACIONES
ÁRBOLES SIEMPREVERDES O DE FOLLAJE PERSISTENTE Nombre común 1 2 3
Sequoia, Sequoia sempervivens, detalle de follaje y tronco.

Nombre científico Acacia saligna Cinnamomum camphora Quercus suber Araucaria heterophylla Araucaria bidwilli Acacia melanoxylon Drimys winteri

Consideraciones Corta vida. Especie que puede convertirse en invasora. Susceptible a heladas, especialmente en etapa juvenil. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. No apta para sectores con alta contaminación atmosférica. Sensible a heladas. Debilidad en crecimiento inicial. Altos requerimientos hídricos. Facilidad de desganche. No permite el crecimiento de otras plantas bajo su copa. Altos requerimientos hídricos. Requiere sombreamiento en etapa inicial. Alta susceptibilidad a plagas. Caída constante de material vegetal de difícil degradación. No plantar bajo tendido eléctrico. Variabilidad de comportamiento. Sensible a stress hídrico. Sensible a contaminación atmosférica. Requiere suelos sueltos. Raíces agresivas, se propaga por hijuelos de raíz. Ubicar lejos de instalaciones de agua. Altos requerimientos hídricos. Sensible a heladas. Susceptible a enfermedad radicular por exceso de humedad. No tolera salinidad en el suelo. Altos requerimientos hídricos y humedad ambiental. Alta susceptibilidad a enfermedades.

Acacia saligna Alcanfor Alcornoque Araucaria excelsa Araucaria australiana Aromo australiano Canelo

4 5 6 7

Patagua, Crinodendron patagua, detalle flores y hojas.

8

Grevillea Magnolio de flores grandes

Grevillea robusta

9

Magnolio grandiflora

10 Maitén 11 Patagua

Maytenus boaria Crinodendron patagua

12 Palto

Persea americana

13 Sequoia
Maitén, Maytenus boaria.

Sequoia sempervivens

34

ÁRBOLES CADUCIFOLIOS Y SEMICADUCOS Nombre común 1 2
Castaño de Indias, Aesculus hippocastanum, detalle flores y hojas.

Nombre científico Acer palmatum Castanea sativa Aesculus hippocastanum Catalpa bignonioides Taxodium distichum Fraxinus excelsior Fraxinus ornus Ginkgo biloba Liquidambar styraciflua Malus communis Malus baccata Paulownia tomentosa Pyrus communis Quercus falcata Nothofagus macrocarpa Salix babylonica Salix humboldtiana Tilia spp. Liriodendron tulipifera

Consideraciones Altos requerimientos hídricos. Requiere sombreamiento en etapa inicial. Altos requerimientos hídricos. Altos requerimientos hídricos. Requiere suelos con alto contenido de materia orgánica. Altos requerimientos hídricos. Altos requerimientos hídricos. Alta susceptibilidad a plagas de insectos chupadores. Sensible a stress hídrico. Altos requerimientos hídricos. Lento crecimiento, no forma copa. Los frutos de plantas hembras ensucian, frutos de muy mal olor. Altos requerimientos hídricos. Requiere suelos sueltos con alto contenido de materia orgánica. Levanta pavimentos, no apto para calles. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. Dificultad de lograr una buena forma. Perdida del injerto. Facilidad de desganche, raíces invasoras. No apto para calles. Plantar lejos de pavimentos y construcciones. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. Variabilidad en su comportamiento. Requiere suelos húmedos y de buena calidad. Muy afectado por contaminación y sequedad ambiental. Apto para lugares protegidos con alta humedad ambiental. Variabilidad en su comportamiento. Requiere suelos húmedos. Altos requerimientos hídricos. Altos requerimientos hídricos. Requiere suelos sueltos con buen contenido de materia orgánica. Altos requerimientos hídricos. Requiere suelos sueltos con alto contenido de materia orgánica.

Arce/Acer japonés Castaño común Castaño de la India Catalpa Ciprés calvo Fresno común Fresno de flor Ginkgo Liquidambar Manzano Manzano de flor Paulonia Peral Roble americano Roble de Santiago Sauce Sauce chileno Tilo Tulipero

3 4 5 6 7 8 9

Catalpa, Catalpa bignonioides.

10 11 12 13 14

Tilo, tilia spp., detalle de flores y hojas.

15 16 17 18 19

35

Ailanto, Ailanthus altissima.

Aromo común, Acacia dealbata.

Mandarino, Citrus spp.

Abedul, Betula pendula.

Alamos, Populus spp.

Duraznero, Prunus persica.

36

ESPECIES NO RECOMENDADAS
Se sugiere no plantar en la Región Metropolitana o ciudades con características edafoclimáticas similares
ÁRBOLES SIEMPREVERDES O DE FOLLAJE PERSISTENTE Nombre común 1 2 3 4 5 Aromo común Aromo siempre en flor Citricos: limones naranjos, mandarinos Eucaliptus Laurel Nombre científico Acacia dealbata Acacia semper florens Citrus spp. Eucalyptus spp. Laurus nobilis Consideraciones Carácter invasor por raíces y semillas. No permite crecimiento de otras especies cerca. Facilidad de desganche de ramas. Corta vida. Alta susceptibilidad a plagas. Alta susceptibilidad a plagas de insectos chupadores. Invasión radicular. Facilidad de desganche de ramas. Alta extracción de agua del suelo. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades.

ÁRBOLES CADUCIFOLIOS Y SEMICADUCOS Nombre común 1 2 3 4 5 6 7 8 Abedul Arce negundo Ailanto Álamos (blanco, negro y deltoides) Duraznero Encina inglesa Falso plátano Olmo Nombre científico Betula pendula Acer negundo Ailanthus altissima Populus spp. P. alba, P. nigra, P. deltoides Prunus persica Quercus robur Acer pseudoplatanus Ulmus spp. Consideraciones Altos requerimientos hídricos. Mala adaptación al clima. Corta vida en clima tipo mediterráneo. Alta susceptibilidad a ácaros y corta vida. Altos requerimientos hídricos. Muy rústico pero invasor por hijuelos de raíz y semillas de fácil germinación. Sistema radicular invasor. Facilidad de desganche de ramas. Alta extracción de agua del suelo. Efecto alergénico. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. Alta susceptibilidad a plagas y enfermedades. Alta susceptibilidad a plagas de insectos chupadores. Mala adaptación al clima. Su crecimiento se ve reducido y estancado a causa de la sequedad del aire y déficit hídrico. Grave ataque de plaga vaquita del olmo (Xanthogaleruca luteola). Carácter invasor por semillas e hijuelos de raíz.

Eucaliptus, Eucalyptus spp.

37

P rkin Par kinson ki soniia ia a, , Par rk kiin kin nson so onia on ia a acu ule le ea ata. a

38

FICHAS DESCRIPTIVAS DE LAS ESPECIES RECOMENDADAS

39

40

ALGARROBO EUROPEO

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Propio de toda la región mediterránea meridional. Habita zonas costeras rocosas y laderas asoleadas con influencia marítima, entre 0 y 400 msnm. No corresponde.

Adaptación ecológica

Algarrobo europeo Ceratonia siliqua
Familia Nombre científico

Exigencias de suelo: rústico.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte: hasta -7 ºC. Resistencia a sequía: si. Exposición a luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Estado de conservación

Cesalpináceas
Origen

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: calle. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. Normalmente no requiere poda.

Introducido

Descripción
Forma de la copa: esférica. Altura estado adulto: 8 a 10 m. Diámetro de copa, estado adulto: 6 a 10 m. Diámetro tronco, estado adulto, DAC: 0.80 m. Tipo de sombra: densa. Follaje: siempreverde, hojas compuestas, bipinnadas, de 10 a 20 cm de largo, borde ondulado, coriáceas, verde oscuro, brillantes por el haz y pálidas por el envés. Flores: pequeñas, rojizas, a veces amarilloverdosas en racimos cilíndricos de hasta 10 cm de largo. Florece en verano y principios de otoño. Fruto: legumbre de 10 a 20 cm de largo, café oscura en estado maduro. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: alta.

Otros aspectos a considerar
Resiste vientos. Resiste contaminación urbana. Raíces profundizadoras. Mala respuesta al transplante.

COPA ESFÉRICA

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

41

42

BELLOTO DEL NORTE

Gabriela Saldías

Nombre común

Distribución y hábitat
Cordillera de la Costa, desde la IV a la VI Región y Región Metropolitana. Crece en lugares abiertos, quebradas, valles y cerros, desde los 60 hasta 1.200 msnm.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelos: rusticidad intermedia.

Belloto del norte Beilschmiedia miersii
Nombre científico

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte. Resistencia a sequía: no. Exposición a luz solar: semisombra y sol. Requerimiento de riego: medio a alto.

Estado de conservación
Vulnerable.

Familia

Lauráceas
Origen

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: avenida. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. No requiere podas frecuentes.

Endémico

Descripción
Forma de la copa: ovoidal / irregular. Altura estado adulto: 25 m. Diámetro de copa, estado adulto: 10 a 12 m. Diámetro tronco, estado adulto, DAC: 0.80 a 1.0 m. Tipo de sombra: densa. Follaje: siempreverde, hojas simples, 4 a 12 cm de largo, margen entero y ondulado, coriáceas, verde oscuro, brillantes por el haz y glaucas por el envés. Flores: pequeñas, inconspicuas, amarillo verdosas, dispuestas en panojas axilares cerca del ápice de las ramillas. Fruto: drupa elipsoide de 3.5 cm largo, color café jaspeado. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: alta.

Otros aspectos a considerar
Por su condición en estado vulnerable de conservación, es recomendable promover su plantación. En el Decreto Supremo N° 13, de 1995, del Ministerio de Agricultura, el Belloto del norte fue declarado “Monumento Natural”.

COPA OVOIDAL

COPA IRREGULAR

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

INTERMEDIO

SEMI SOMBRA

SOL

RIEGO MEDIO

RIEGO ALTO

43

Gabriela Saldías

44
Gabriela Saldías

BRACHICHITO
Gabriela Saldías

Nombre común

Distribución y hábitat natural

Brachichito, árbol botella Brachychiton populneus
Nombre científico

Nativo de Australia. Crece en bosques húmedos temperados. No corresponde.

Longevidad: media.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Estado de conservación

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta -7º C. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo a medio.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: calle. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Familia

Sterculiáceas
Origen

Descripción
Forma de la copa: inicialmente columnar, y luego ovoidal irregular. Altura máxima: 10 a 15 m. Diámetro de copa, estado adulto: 6 a 8 m Diámetro tronco estado adulto, DAC: 0.6 a 0.8 m. Tipo de sombra proyectada: media. Follaje: siempreverde, hojas simples, polimorfas en su estado juvenil, de textura fina, lisa, color verde, brillante, largamente pecioladas, de 6 a 8 cm de largo. Flores: acampanadas, dispuestas en inflorescencias axilares en el extremo de las ramillas, color crema punteadas de rojo. Florece en primavera. Fruto: cápsula leñosa, dehiscente, de color café oscuro, de 5 a 8 cm de largo, semillas amarillas cubiertas de pelillos, irritantes al tacto. Permanecen en el árbol por un período prolongado. Velocidad de crecimiento: medio a rápido.

Mantenimiento

Introducido

Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. No requiere podas frecuentes.

Otros aspectos a considerar
Resiste contaminación urbana. Excelente especie para levantar barreras visuales y acústicas, irritante por las vellosidades que cubren sus semillas.

COPA COLUMNAR

COPA OVOIDAL

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

RIEGO MEDIO

45

46

CEDRO

Nombre común:

Distribución y hábitat natural
Cedrus atlantica: montañas del Atlas de Marruecos y Argelia de 1.400 a 2.200 msnm. Clima húmedo temperado con influencia fría. Cedrus deodara: oeste del Himalaya, de Afganistán a Nepal, de 1.700 a 3.000 msnm. Cedrus libani: Libano, Siria y Turquia. Vive en bosques de montaña entre 1.000 a 2.000 msnm.

Cedro de Atlas
Nombre científico:

Frutos: conos cilíndricos erguidos, de 7 a 12 cm de largo, color café rojizo. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: muy alta.

Cedrus atlantica
Nombre común:

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rusticidad intermedia.

Cedro deodara o de Himalaya Cedrus deodara
Nombre científico:

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte: Cedro de Atlas: -23°C. Cedro deodara: -12°C. Cedro Libano: -16°C. Resistencia a sequía: no. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: medio.

Uso urbano sugerido
Área verde: parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Descripción Nombre común:

Cedro del Líbano Cedrus Libani
Nombre científico:

Familia:

Pináceas
Origen:

Introducido

Forma de la copa: piramidal cuando joven, luego de adulto es semiovoidal, salvo cedro del Libano que se ensancha y adquiere forma característica de estratos horizontales. Altura estado adulto: 20 a 40 m. (Cedro del Libano hasta 40 m). Diámetro de copa estado adulto: 12 a 20 m Diámetro tronco estado adulto, DAC: 0.8 a 1.0 m y más. Tipo de sombra: densa. Follaje: siempreverde, hojas simples, aciculadas, agrupadas en su mayoría sobre cortas ramillas laterales, formando rosetas estrelladas o haces, de color verde medio a azulado, de 3 a 5 cm de largo (Cedro del Libano 2 a 3 cm de largo). Flores: sin interés paisajístico.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Puede ser afectado por insectos chupadores y es frecuente que sea atacado por fumagina. Respuesta a la poda: no requiere

Otros aspectos a considerar
Resisten viento.

COPA CÓNICA (PIRAMIDAL)

COPA OVOIDAL

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

INTERMEDIO

SOL

RIEGO MEDIO

47

48

LIGUSTRO

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Nativo de China y Japón, hasta los 300 msnm.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Ligustro Ligustrum lucidum
Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta -15ºC. Resistencia a sequía: si. Exposición a luz solar: pleno sol y sombra parcial. Requerimiento de riego: bajo.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: calle y pasaje. Área verde: plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido. Plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio.

Familia

Oleáceas
Origen

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. Se recomienda podar después de la floración para evitar la producción y dispersión de frutos.

Descripción
Forma de la copa: esférica a irregular. Altura estado adulto: 6 a 8 m. Diámetro de copa, estado adulto: 4 a 6 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.40 m. Tipo de sombra: densa. Follaje: siempreverde, hojas simples, de 5 a 10 cm de longitud, borde entero, verde oscuro por el haz y más pálido por el envés. Flores: pequeñas y blanquecinas agrupadas en inflorescencias terminales de 10 a 20 cm de longitud, generalmente sobresalen del follaje. Florece a fines de primavera e inicios de verano. Fruto: elipsoide-globoso y carnoso, de 6 a 8 mm de diámetro, color negro-azulado que se mantiene largo tiempo en el árbol. Muy atractivo para las aves. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: baja a media.

Introducido

Otros aspectos a considerar
Resiste contaminación urbana. Carácter invasor por semillas de fácil germinación. No apto para lugares de estacionamiento porque los frutos caen y ensucian. Alta resistencia al viento.

COPA ESFÉRICA

COPA IRREGULAR

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SEMI SOMBRA

SOL

RIEGO BAJO

49

50
Sebastián Saldaño

NÍSPERO

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Japón y China.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Níspero Eriobotrya japonica
Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta -10ºC. Resistencia a sequía: si. Exposición a luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Uso urbano sugerido
Área verde: plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido. Plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio.

Familia

Rosáceas
Origen

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. En condiciones de sombra parcial aumenta la suceptibilidad a plagas. Respuesta a la poda: buena.

Descripción

Introducido

Forma de la copa: esférica. Altura estado adulto: 5 a 6 m. Diámetro de copa, estado adulto: 4 a 6 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.40 m. Tipo de sombra: densa. Follaje: siempreverde, hojas simples, de 25 a 30 cm de largo, borde entero, coriáceas, color verde oscuro y lustroso por el haz y verde claro y pubescente por el envés. Flores: blancas, 1 a 3 cm diámetro, reunidas en inflorescencias, aromáticas. Florece a fines de otoño o temprano en invierno. Fruto: baya globosa ovoidal, carnosa, de 3 a 5 cm de largo, perfumada, color amarillo anaranjado a la madurez, comestible. Madura a inicios de primavera. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: baja.

Otros aspectos a considerar

Frutos permanecen adheridos al árbol y pueden favorecer la entrada de patógenos. Resiste contaminación urbana.

COPA ESFÉRICA

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

51

Mónica Musalem

52

OLIVO

César Hernández

Alejandro Beytía

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Regiones cálidas del Mediterráneo europeo, desde la costa a los 400 msnm.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Olivo Olea europea
Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta - 7º C. Resistencia a sequía: si. Exposición a luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Uso urbano sugerido Familia

Oleáceas
Origen

Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. En ambientes sombríos aumenta la susceptibilidad a ataque de insectos chupadores y fumagina. Respuesta a la poda: buena.

Descripción
Forma de la copa: irregular. Altura estado adulto: 8 a 10 m. Diámetro de copa, estado adulto: 6 a 8 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.80 a 1.00 m. Tipo de sombra: media. Follaje: siempreverde, hojas simples, de 5 a 8 cm de largo, borde entero, coriáceas, color gris verdoso, brillante por el haz y blanquecinas por el envés. Flores: muy pequeñas, reunidas en inflorescencias axilares, blanquecinas, aromáticas. Florece en primavera. Fruto: drupa oblonga, de 2 a 5 cm de largo, negra o verde cuando madura. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: muy alta.

Introducido

Otros aspectos a considerar
Resiste contaminación urbana. Alta resistencia al viento. Se adapta a condiciones de primera línea de costa. Su polen puede causar problemas de alergia. Resiste condiciones de suelo salino.

Alejandro Beytía

César Hernández

COPA IRREGULAR

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

César Hernández

53

Gabriela Saldías

54

PALMA CHILENA

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Crece desde el sur del río Limarí hasta la VII Región por la cordillera de la Costa, hasta los 1.400 msnm, en quebradas y laderas de distinta exposición.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rusticidad intermedia.

Palma chilena Jubaea chilensis
Nombre científico

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta -15ºC , incluso la nieve. Resistencia a sequía: no. Exposición a la luz solar: pleno sol y sombra parcial. Requiere de condiciones más sombrías los primeros años. Requerimiento de riego: medio.

Estado de conservación
Vulnerable.

Familia

Arecáceas
Origen

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: avenida. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Puede ser afectada por escamas y conchuelas. Respuesta a la poda: Solo poda de limpieza de hojas viejas. Nunca despuntar el ápice de crecimiento.

Endémico

Descripción
Forma de la copa: palmiforme. Altura estado adulto: 25 a 30 m. Diámetro de copa, estado adulto: 8 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.80 a 1.1 m Tipo de sombra: ligera. Follaje: siempreverde, hojas compuestas, palmiformes, pinnadas que pueden medir hasta 4 m de largo por 0.6 m de ancho. Flores: largas inflorescencias protegidas por una valva leñosa en forma de canoa de 1.2 m de largo. Fruto: drupa ovoide, amarillo cuando madura, de 4 cm de largo, comestible. Velocidad de crecimiento: lento. Longevidad: muy alta.

Otros aspectos a considerar
Como especie endémica tiene alto valor patrimonial. Puede llegar a vivir de 300 a 400 años.

COPA PALMIFORME

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO LENTO

INTERMEDIO

SEMI SOMBRA

SOL

RIEGO MEDIO

55

Gabriela Saldías

56
Gabriela Saldías

PALMERA CHINA

Nombre común

Distribución y hábitat natural
China.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rusticidad intermedia.

Palmera China Trachycarpus fortunei
Familia Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta -17ºC los ejemplares adultos. Resistencia a sequía: no. Exposición a luz solar: pleno sol y sombra parcial. Requerimiento de riego: medio.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: pasaje. Área verde: plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido. Plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Arecáceas
Origen

Mantenimiento

Introducido

Descripción
Forma de la copa: palmiforme. Altura estado adulto: 8 a 10 m. Diámetro de copa, estado adulto : 3 a 5 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.40 m (el tronco está cubierto por fibras de color oscuro). Tipo de sombra: ligera. Follaje: siempreverde, hojas palmeadas que pueden medir de 0.70 a 1.0 m de diámetro, limbo dividido hasta la base en segmentos, los pecíolos foliares son poco o nada espinosos, color verde oscuro y brillante por el haz y ceniciento por el envés. Flores: de un bello color amarillo, dispuestas en racimos. Fruto: drupa esférica o arriñonada de 1.2 cm de longitud, de color negro azulado cuando está madura. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: media.

Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. Consiste exclusivamente en eliminar las hojas secas que no caen solas. No despuntar el ápice de crecimiento.

Otros aspectos a considerar
Resiste contaminación urbana. No resiste vientos. Buena respuesta al transplante.

COPA PALMIFORME

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

INTERMEDIO

SEMI SOMBRA

SOL

RIEGO MEDIO

57

58

PALMA DE LAS CANARIAS

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Originaria de las zonas bajas de las islas Canarias, entre los 100 y 700 msnm. Crece en laderas y fondos de quebradas, aprovechando las aguas subterráneas para sobrevivir durante períodos de sequías.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Palma de las Canarias Phoenix canariensis
Nombre científico

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta - 8ºC. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo a medio.

Estado de conservación
No corresponde.

Familia

Arecáceas
Origen

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: avenida. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Puede ser afectado por escamas, conchuelas y roya. Respuesta a la poda: buena. Consiste exclusivamente en eliminar las hojas secas que no caen solas. No despuntar el ápice de crecimiento.

Introducido

Descripción
Forma de la copa: palmiforme. Altura estado adulto: 18 a 20 m. Diámetro de copa, estado adulto: 6 a 8 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 1.0 m. Tipo de sombra: media. Follaje: siempreverde, hojas grandes de 4 a 6 m de longitud, hojas compuestas, palmiforme, pinnadas. Son de color verde oscuro y brillante. Flores: Especie dioica. Flores femeninas pequeñas, blanco amarillentas, reunidas en inflorescencia colgante tipo espádice, de más de 1 m de largo. Aparecen a finales de primavera y principios de verano. Fruto: ovoidal, parecido al dátil, reunidos en grandes racimos amarillo anaranjado, de 2.5 cm de diámetro. Velocidad de crecimiento: lenta. Longevidad: alta.

Otros aspectos a considerar
Produce muchas semillas de fácil germinación, lo que le confiere un carácter invasor. Buena respuesta al transplante. Resiste el viento.

COPA PALMIFORME

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO LENTO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

RIEGO MEDIO

59

60
Gabriela Saldías

PALMERA DE ABÁNICO

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Sureste de California, oeste de Arizona y noroeste de México. Crece en el desierto creando colonias en zonas rocosas y áridas, cerca de cursos de agua. No corresponde.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústica.

Palmera de abánico, washingtonia Washingtonia filifera
Nombre científico

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta - 8º C. Resistencia a sequía: si. Exposición a luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo a medio.

Estado de conservación

Familia

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: avenida. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. Consiste exclusivamente en eliminar las hojas secas que no caen solas. No despuntar el ápice de crecimiento.

Arecáceas
Origen

Introducido

Descripción
Forma de la copa: palmiforme. Altura estado adulto: 15 a 20 m. Diámetro de copa, estado adulto: 5 a 7 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.80 a 1.0 m. Tipo de sombra: ligera. Follaje: siempreverde, de hojas palmeadas que pueden medir más de 2 m de diámetro, se dividen casi hasta la mitad en segmentos con filamentos en la punta, los pecíolos alcanzan hasta 1.5 m de longitud, con los márgenes armados de fuertes dientes. Flores: inflorescencia colgante, tipo espádice, con flores hermafroditas de color crema, aromáticas. Fruto: drupa ovoide, alrededor de 6 mm de diámetro, color negruzco. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: alta.

Otros aspectos a considerar
Produce muchas semillas de fácil germinación, lo que le confiere un carácter invasor. Presencia de espinas en pecíolos foliares. Resiste contaminación urbana. Resiste primera línea de mar. Buena respuesta al transplante.

COPA PALMIFORME

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

61

Sebastián Teillier

62
Mónica Musalem

PEUMO

Mónica Musalem

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Desde provincia de Limarí hasta Valdivia (IV a X Región) en ambas cordilleras y el valle central, hasta los 1.500 msnm. Habita principalmente en quebradas y sitios húmedos.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rusticidad intermedia.

Peumo Cryptocarya alba Lauráceas
Origen Nombre científico

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte. Resistencia a sequía: no. Exposición luz solar: pleno sol y sombra parcial. Requerimientos de riego: medio a alto.

Estado de conservación
Vulnerable en la Región Metropolitana.

Familia

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: avenida. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Vulnerabilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena.

Mónica Musalem

Endémico

Descripción
Forma de la copa: esférica / ovoidal Altura estado adulto: 15 a 25 m. Diámetro de copa, estado adulto: 12 a 15 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 1.0 a 1.2 m. Tipo de sombra: densa. Follaje: siempreverde, hojas simples, tamaño variable, margen entero, coriáceas, aromáticas, de color verde oscuro por el haz y plateado por el envés. Flores: pequeñas, inconspicuas, de color amarillo verdoso. Fruto: drupa ovalada de 1.5 a 2.0 cm, de color rojizo, aromática, destaca en otoño. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: alta.

Otros aspectos a considerar
Resiste la contaminación urbana.

COPA ESFÉRICA

COPA OVOIDAL

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

INTERMEDIO

SEMI SOMBRA

SOL

RIEGO MEDIO

RIEGO ALTO

63

Mónica Musalem

64
Mónica Musalem

PIMIENTO

Nombre común

Distribución y hábitat natural

Pimiento Schinus molle
Familia Nombre científico

Especie de amplia distribución. Originaria de la región andina de Sudamérica, principalmente Perú, y se extiende a Ecuador, Chile y Bolivia. En Chile crece naturalmente desde el límite norte hasta la Región Metropolitana. Crece a pleno sol en terrenos pobres. Fuera de peligro.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: media. Débil, sensible en etapa juvenil. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Estado de conservación

Anacardiáceas
Origen

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: avenida. Área verde: plaza y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. El follaje es atacado por el insecto chupador Calophya schini, causante de las agallas y perforaciones sobre hojas, pecíolos, ramillas y brotes, llegando a causar desfoliación y deformación de hojas en ataques severos. Respuesta a la poda: regular. Presenta problemas de cicatrización en ramas superiores a 5 cm de diámetro, aumentando la incidencia de enfermedades fungosas.

Nativo de Chile y de otros países de América central y del sur (desde México a Chile)

Descripción

Forma de la copa: pendular. Altura estado adulto: 25 m. Diámetro de copa, estado adulto: 12 a 18 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 1.2 m. Tipo de sombra: ligera. Follaje: siempreverde, hojas compuestas divididas en numerosos folíolos estrechos, 25 a 30 cm de largo, aromáticas, color verde ceniciento. Ramas colgantes. Flores: pequeñas, crema verdosas, reunidas en inflorescencias de 20 cm de largo. Fruto: drupas de color rojizo cuando maduran, reunidas en llamativos racimos colgantes que se mantienen en el árbol durante el invierno. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: alta.

Otros aspectos a considerar
Alta capacidad de rebrotar desde el tronco. El riego excesivo y la fertilización favorecen el ataque de insectos chupadores. Resiste contaminación urbana. Resiste viento. Regular respuesta al transplante. Resiste suelos salinos.

COPA PENDULAR

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

65

66
César Hernández César Hernández

PITOSPORO ONDULATA

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Zonas húmedas de la costa oriental de Australia.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Pitosporo ondulata Pittosporum undulatum
Familia Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, débil (sensible en etapa juvenil). Resistencia a sequía: no. Exposición a la luz solar: pleno sol y sombra parcial. Requerimiento de riego: bajo a medio.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: calle. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Pitosporáceas
Origen

Descripción
Forma de la copa: ovoidal / irregular. Altura estado adulto: 6 a 8 m. Diámetro de copa, estado adulto: 5 a 8 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.40 m. Tipo de sombra: densa. Follaje: siempreverde, hojas simples, de 7 a 14 cm de largo, margen entero y ondulado, color verde oscuro por el haz y verde claro por el envés. Flores: pequeñas de 1.3 cm de diámetro, agrupadas en inflorescencia, de color blanco amarillento, muy perfumadas. Florece a inicios de primavera. Fruto: cápsula de color verde variando a amarillo en cuyo interior se encuentran las semillas de color naranjo. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: baja.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Es afectado por insectos chupadores y fumagina. Respuesta a la poda: buena. Requiere poda de formación.

Introducido

Otros aspectos a considerar
Carácter invasor germinación. por semillas de fácil

COPA OVOIDAL

COPA IRREGULAR

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SEMI SOMBRA

SOL

RIEGO BAJO

RIEGO MEDIO

67

68
Br. Alfred Brousseau Internet

Thanks to <ahref=”http://ookaboo. com/o/pictures/source/1722431/

CEREZO SIEMPREVERDE

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Nativa de la costa de California, USA. Crece en laderas de exposición norte.

Adaptación ecológica

Cerezo siempreverde Prunus ilicifolia
Familia Nombre científico

Exigencias de suelo: rústico.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, débil, hasta - 5º C. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo a medio.

Estado de conservación
No corresponde.

Uso urbano sugerido

Rosáceas
Origen

Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena.

Descripción
Forma de la copa: ovoidal / irregular. Altura estado adulto: 6 a 8 m. Diámetro de copa, estado adulto: 3 a 4 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.40 m. Tipo de sombra: media. Follaje: siempreverde, hojas simples, de 1.6 a 12 cm, margen espinoso, coriáceas, aroma suave, verde claro y brillantes cuando nuevas y verde oscuro cuando maduras. Flores: pequeñas, blancas, reunidas en racimos. Florece en primavera. Fruto: drupa de 1.2 a 2.5 cm de diámetro, color rojo oscuro, comestible y dulce. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: media.

Introducido

Otros aspectos a considerar
Frutos cuando maduros manchan el suelo. Resiste la contaminación urbana.

COPA OVOIDAL

COPA IRREGULAR

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

RIEGO MEDIO

69

70

QUILLAY

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Crece desde Coquimbo a Malleco (IV a IX Región), en terrenos y laderas soleadas del valle central, codillera de la costa y precordillera andina. Desde los 30 hasta aproximadamente 1.800 m de altitud.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Quillay Quillaja saponaria
Nombre científico

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: medio.

Estado de conservación
Fuera de peligro.

Familia

Rosáceas
Origen

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: calle y avenida. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Puede ser afectado en forma muy severa por la conchuela blanca y la mosquita blanca del quillay. Respuesta a la poda: buena.

Endémico

Descripción
Forma de la copa: ovoidal - irregular. Altura estado adulto: 15 m. Diámetro de copa, estado adulto: 8 a 10 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 1 m. Tipo de sombra: media. Follaje: siempreverde, hojas simples, de 2 a 5 cm. de largo, casi sesiles, forma elíptica a aovada, borde irregular, dentado, ondulado, de color verde claro lustroso. Flores: pequeñas de 1 a 1.4 cm de diámetro, reunidas en corimbos terminales o solitarias, de forma estrellada, color blanco cremoso. Florece en primavera en forma muy abundante. Fruto: cápsula de forma estrellada con muchas semillas aladas en su interior. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: alta.

Otros aspectos a considerar
Resiste la contaminación urbana. Especie muy melífera. Excelente aptitud para reforestar.

COPA OVOIDAL

COPA IRREGULAR

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO MEDIO

71

Gabriela Saldías

72
Mónica Musalem

CORCOLÉN
Gabriela Saldías

Mónica Musalem

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Crece en ambas cordilleras desde Limarí, en la IV Región, hasta Biobio, en la VIII Región. En quebradas de cordillera de la costa y del litoral.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, débil. Resistencia a sequía: no. Exposición a luz solar: pleno sol y sombra parcial. Requerimiento de riego: medio.

Corcolén Azara celastrina
Nombre científico

Estado de conservación
Fuera de peligro.

Familia

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: pasaje. Área verde: plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido. Plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. Requiere poda de formación arbórea ya que es un arbusto y tiene abundante ramificación desde la base.

Flacourtiáceas
Origen

Endémico

Descripción
Forma de la copa: esférica. Altura estado adulto: 4 a 5 m. Diámetro de copa, estado adulto: 3 a 4 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.30 a 0.40 m. Tipo de sombra: media. Follaje: siempreverde, hojas simples, de 2.5 a 4 cm de largo, borde aserrado, color verde brillante. Flores: pequeñas, amarillas, reunidas en inflorescencias. Fruto: baya color gris perla. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: baja a media.

Otros aspectos a considerar
Atrae aves e insectos benéficos.

Mónica Musalem

Adaptación ecológica

Exigencias de suelo: rusticidad intermedia.

COPA ESFÉRICA

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

INTERMEDIO

SEMI SOMBRA

SOL

RIEGO MEDIO

Mónica Musalem

73

Mónica Musalem

74
Gabriela Saldías

CORCOLÉN BLANCO

Mónica Musalem

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Desde la Región Metropolitana a Valdivia en la X Región. En laderas asoleadas de la precordillera andina. Fuera de peligro.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Corcolén blanco Azara dentata
Familia Nombre científico

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte. Resistencia a sequía prolongada: si. Exposición a luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Estado de conservación

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: pasaje. Área verde: plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido.

Flacourtiáceas
Origen

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. Requiere poda. de formación arbórea ya que es un arbusto y tiene abundante ramificación desde la base.

Endémico

Descripción
Forma de la copa: ovalada / irregular. Altura estado adulto: 2.5 a 4 m. Diámetro de copa, estado adulto: 2 a 3 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.30 m. Tipo de sombra: media. Follaje: siempreverde, hojas simples, hasta 2.5 cm, borde dentado, coriáceas, color verdegrisáceo. Flores: pequeñas, amarillas reunidas en inflorescencias. Fruto: baya esférica de color naranjo. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: baja a media.

Otros aspectos a considerar
Atrae aves e insectos benéficos.

Mónica Musalem

COPA OVOIDAL

COPA IRREGULAR

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

Mónica Musalem

75

76

PITOSPORO TOBIRA

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Japón y China.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Pitosporo tobira Pittosporum tobira
Familia Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte. Resistencia a sequía: si. Exposición a luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: pasaje. Área verde: plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido.

Pitosporáceas
Origen

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Suele ser afectado por plagas de insectos chupadores, especialmente cuando está en condiciones de sombra parcial. Respuesta a la poda: buena. Requiere poda de formación ya que su hábito de crecimiento natural es arbustivo.

Descripción

Introducido

Forma de la copa: esférica. Altura estado adulto: 2 a 4 m. Diámetro de copa, estado adulto: 2 a 4 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.30 a 0.40 m. Tipo de sombra: densa. Follaje: siempreverde, hojas simples, de 5 a 10 cm de longitud y 2 a 3.5 cm de ancho, borde entero, coriáceas, verde oscuro brillante por el haz y un poco más claro por el envés. Flores: pequeñas, de 8 mm de ancho, blancas o amarillentas, agrupadas en inflorescencias terminales, muy aromáticas. Florece en primavera. Fruto: cápsula ovoide de 10 a 12 mm de diámetro, color verde variando a amarillo en otoño. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: baja a media.

Otros aspectos a considerar
Resiste contaminación urbana.

COPA ESFÉRICA

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

77

Sebastián Teillier

78

QUEBRACHO

Sebastián Teillier

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Regiones V, Metropolitana y VI. Crece en terrenos planos o laderas asoleadas. Fuera de peligro.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, débil. Resistencia a sequía: si. Exposición a luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Quebracho Senna candolleana Fabáceas
Origen Nombre científico

Estado de conservación

Uso urbano sugerido Familia
Alineación de árboles: pasaje. Área verde: plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido.

Mantenimiento

Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. Requiere poda de formación ya que su hábito de crecimiento natural es arbustivo.

Descripción
Forma de la copa: esférica. Altura estado adulto: 4 a 6 m. Diámetro de copa, estado adulto: 4 a 5 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.30 a 0.40 m. Tipo de sombra: media. Follaje: siempreverde, hojas compuestas, de 6 a 7 pares de folíolos, borde entero, semicoriáceas, color verde medio. Flores: grandes, vistosas, amarillo oro, reunidas en inflorescencias terminales. Florece desde fines de invierno a mediados de primavera. Fruto: legumbre arqueada que madura en otoño y se mantiene adherida al follaje por largo tiempo. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: baja.

Nativo

Otros aspectos a considerar
Resiste contaminación urbana. Ramas quebradizas.

Sebastián Teillier

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

COPA ESFÉRICA

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

79

Sebastián Saldaña

80
Mónica Musalem

ALGARROBO BLANCO

Sebastián Saldaña

Mónica Musalem

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Se distribuye desde el límite norte, XV Región, a la provincia del Loa, II Región, hasta los 3.000 msnm. Crece en valles y cuencas donde existen napas freáticas de relativa profundidad, y en fondos de quebrada, en zonas de pluviometría menor a 100 mm/año.

Algarrobo blanco Prosopis alba Fabáceas
Origen Nombre científico

Velocidad de crecimiento: rápido Longevidad: alta.

Adaptación ecológica

Exigencias de suelo: rústico.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Mónica Musalem

Familia

Estado de conservación
Vulnerable.

Uso urbano sugerido

Nativo de Chile y otros países de sudamérica (Argentina, Uruguay, Paraguay y Perú)

Alineación de árboles: calle y avenida. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena.

Descripción
Forma de la copa: esférica / extendida. Altura estado adulto: 12 a 15 m. Diámetro de copa, estado adulto: 10 a 15 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.6 a 0.8 m. Tipo de sombra: ligera. Follaje: caduco, hojas compuestas, bipinnadas, de 6 a 12 cm de largo, con pequeños folíolos de margen entero. Flores: pequeñas de color amarillo, reunidas en una inflorescencia de hasta 12 cm de largo. Florece desde noviembre a diciembre. Fruto: legumbre coriácea a subleñosa, amarillo claro, de 12 a 25 cm de largo por 1.5 cm de ancho.

Otros aspectos a considerar
Resiste la contaminación urbana. Muy resistente a condiciones de alta salinidad de suelo y agua de riego. Espinas muy pequeñas o ausentes. No responde bien al transplante. Excelente especie para áreas verdes de baja mantención.

Sebastián Saldaña

COPA ESFÉRICA

COPA EXTENDIDA

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

81

Gabriela Saldías

82

ALMÉZ

Mónica Musalem

Gabriela Saldías

Nombre Común

Distribución y hábitat natural
Se distribuye en el borde sur de la región mediterránea.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Alméz Celtis australis
Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a heladas: si, fuerte, -23°C a -17°C. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: medio.

Uso urbano sugerido
Familia

Ulmáceas
Origen

Alineación de árboles: calle y avenida. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: regular. Presenta problemas de cicatrización al podar ramas de diámetro superior a 5 cm. Suele no requerir poda.

Introducido

Descripción
Forma característica de la especie: ovoidal, de copa amplia. Irregular cuando joven. Altura estado adulto: 20 a 25 m. Diámetro de copa, estado adulto: 10 a 15 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.8 - 1.0 m. Tipo de sombra: media. Follaje: caduco, hojas simples, de 5 a 10 cm de largo, ovales, acuminadas y finamente dentadas, de color verde oscuro en el haz, algo más clara y ligeramente vellosas en el envés. Flores: pequeñas de color amarillo verdoso, poco llamativas. Florece en primavera. Fruto: drupa, colgando de un largo pedúnculo situado en la axila de una hoja, de alrededor de 1 cm de diámetro, primero amarillento y luego violeta-oscuro. Comestible, dulce y de sabor agradable. Velocidad de crecimiento: rápida. Longevidad: muy alta.

Otros aspectos a considerar
Resiste la contaminación urbana; madera muy dura y resistente al desganche; fácil de trasplantar en época de receso vegetativo.

Gabriela Saldías

Mónica Musalem

COPA OVOIDAL

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO MEDIO

Gabriela Saldías

83

84
Alejandro Beytía

ÁRBOL DE JUDEA

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Región mediterránea europea y Asia occidental.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Árbol de Judea, árbol de Judas, árbol del amor Cercis siliquastrum
Familia Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta -10ºC. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: pasaje y calle. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Lo afectan los pulgones y conchuelas. Respuesta a la poda: buena. Requiere cuidadosa poda de formación para tener árboles con tronco recto.

Fabáceas
Origen

Descripción
Forma de la copa: irregular. Altura estado adulto: 5 a 8 m. Diámetro de copa, estado adulto: 5 a 8 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.40 m a 0.60 m. Tipo de sombra: media. Follaje: caduco, hojas simples, redondeadasacorazonadas, de 6 a 10 cm de largo, borde entero, de color verde glauco. Flores: de 1.5 a 2.0 cm de longitud, color rosado- violáceo, solitarias o en inflorescencias. Floración muy densa y llamativa en primavera, incluso en los troncos, antes de la salida de las hojas. Fruto: legumbre larga y aplanada de 8 a 12 cm de longitud, agrupadas en densos racimos. Permanecen adheridas al árbol por largo tiempo. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: baja a media.

Introducido

Otros aspectos a considerar
Resiste la contaminación urbana. No resiste transplante. No resiste el viento. Tendencia a crecer en forma arbustiva y tortuosa. Los ejemplares adultos tienden a inclinarse, necesitando apuntalamiento en las ramas o renovación mediante poda.

COPA IRREGULAR

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

85

86

ACACIA NEGRA

Mónica Musalem

César Hernández

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Gleditsia triacanthos es nativa del sureste de Estados Unidos y norte de México y la variedad Inermis es mejorada y se injerta sobre plantas del tipo espinoso.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Acacia negra sin espinas Gleditsia triacanthos var. Inermis
Familia Nombre científico

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta -10 °C. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo a medio.

Estado de conservación
No corresponde.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: calle. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: regular. Presenta cierto grado de dificultad en la cicatrización; por eso, se recomienda podar en verano.

Cesalpináceas Introducido

César Hernández

Descripción
Forma de la copa: esférica, algo decumbente. Altura estado adulto: 8 a 10 m. Diámetro de copa, estado adulto: 6 a 8 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.40 a 0.60 m. Tipo de sombra: ligera. Follaje: caduco, de hojas compuestas, color verde brillante. Algunas variedades presentan una coloración amarillosa en primavera. Destacan en otoño por el intenso color amarillo de sus hojas antes de caer. Flores: color crema, pequeñas, insconspicuas, agrupadas en inflorescencias terminales colgantes. Muy visitadas por las abejas. Florece en primavera. Fruto: variedades inermis no presentan frutos, son estériles. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: media.

Otros aspectos a considerar
No posee espinas. Árboles jóvenes necesitan poda de formación para formar un solo tronco recto. Se desgancha con cierta facilidad en situaciones de fuertes vientos. Resistente a la contaminación urbana. Tolera condiciones de suelos salinos. Resiste las temperaturas altas extremas. Buena respuesta al transplante (invierno).

Otros
Existe la Gleditsia triacanthos var Inermis “Sunburst” de color amarillo aureo.

COPA ESFÉRICA

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

RIEGO MEDIO

87

88

HIGUERA

Cesar Hernández

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Oeste de Asia, crece en forma espontánea en la cuenca del Mediterráneo.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Higuera Ficus carica
Familia Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta -10ºC. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Uso urbano sugerido

Moráceas
Origen

Área verde: plaza y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. Requiere poda de formación para favorecer la forma arbórea.

Descripción
Forma de la copa: esférica. Altura estado adulto: 6 a 10 m. Diámetro de copa, estado adulto: 8 a 10 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.60 – 0.70 m. Tipo de sombra: densa. Follaje: caduco, hojas simples, forma variada, 3 a 7 lóbulos, 10 a 20 cm de largo y ancho, color verde oscuro por el haz y blanquecino por el envés. Flores: inconspicuas, no visibles. Fruto: infrutescencia o sicono, comestible, de 5 a 10 cm de largo, color morado o verde según la variedad. El fruto se desarrolla en dos épocas del año, fines de primavera – verano (breva) y otoño (higo). Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: media a alta.

Introducido

Cesar Hernández

Otros aspectos a considerar:
Resiste la contaminación urbana. Fruto comestible. Se propaga fácilmente por estacas leñosas de 1 a 2 años. No resiste el viento. Tolera suelos calcáreos y salinos.

COPA ESFÉRICA

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

89

90

JACARANDÁ

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Brasil, Bolivia y noroeste de Argentina. No corresponde.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rusticidad intermedia.

Jacarandá Jacaranda mimosifolia
Familia Nombre científico

Estado de conservación

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, débil (sensible en etapa juvenil). Resistencia a sequía: no. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: medio.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: calle y avenida. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Bignoniáceas
Origen

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Suele ser afectado por plagas de insectos chupadores. Respuesta a la poda: buena.

Descripción
Forma de la copa: irregular. Altura estado adulto: 10 a 15 m. Diámetro de copa, estado adulto: 8 a 10 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.60 a 0.80 m. Tipo de sombra: ligera. Follaje: de hábito semipersistente, en la Región Metropolitana se comporta como caduco por las bajas temperaturas de invierno, hojas compuestas, bipinnadas, de 15 a 30 cm de longitud, de color verde medio. Flores: muy llamativas, de forma tubular, acampanada, de 5 cm de largo, reunidas en racimos al extremo de las ramillas, de color azulvioláceo. Florece de noviembre a diciembre . Fruto: cápsula plana y leñosa en forma de castañuela, de 5 a 7 cm de diámetro con gran cantidad de semillas aladas, pequeñas. Aparecen a finales de otoño y permanecen en el árbol durante todo el año. Velocidad de crecimiento: medio a rápido. Longevidad: media.

Introducido

Otros aspectos a considerar
Especie de lenta lignificación, lo cual obliga a asegurar su conducción a través de un tutor. Resiste contaminación urbana. No tolera el viento. Proteger de heladas fuertes en su estado juvenil.

COPA IRREGULAR

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

INTERMEDIO

SOL

RIEGO MEDIO

91

92
Gabriela Saldías

MELIA

Nombre común

Distribución y hábitat
Norte de la India y China. Crece desde los pies de los Himalaya hasta los 2.000 msnm. Asilvestrada en muchos países.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Melia, árbol del paraíso Melia azedarach
Nombre científico

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta -10°C. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Estado de conservación
No corresponde.

Familia

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: calle. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Meliáceas
Origen

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: Buena, rebrota con mucha facilidad.

Introducido

Descripción
Forma de la copa: esférica / extendida. Altura estado adulto: 8 a 15 m. Diámetro de copa, estado adulto: 7 a 14 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.40 m a 0.60 m. Tipo de sombra: media. Follaje: caduco, hojas compuestas, 15 a 50 cm de largo, verde brillante por el haz y glauco por el envés. Llamativo color amarillo otoñal. Flores: pequeñas, color lila azulado, aromáticas, reunidas en racimos axilares. Florece en primavera. Fruto: drupa, globosa y carnosa, de color amarillo, aproximadamente de 1 a 1.5 cm de diámetro, que permanece en el árbol durante el invierno. Es venenoso. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: media/ baja.

Otros aspectos a considerar:
Resiste contaminación urbana. Frutos carnosos, que caen al suelo y ensucian. Especie que puede transformarse en invasora, semillas germinan con gran facilidad. Produce retoños de raíz. Mediana resistencia a vientos. Buena respuesta al transplante (invierno). Se adapta bien a la sequía y a la baja humedad ambiental. Resiste suelos arcillosos, salinos y alcalinos.

COPA ESFÉRICA

COPA EXTENDIDA

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

93

94

PARKINSONIA

Nombre común

Distribución y hábitat natural Estado de conservación

Parkinsonia, Palo verde
Nombre científico

Desde México al norte de Sudamérica. No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, débil. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Parkinsonia aculeata

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: calle. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento

Familia

Cesalpináceas
Origen

Descripción
Forma de la copa: extendida. Altura estado adulto: 6 a 8 m. Diámetro de copa, estado adulto: 7 a 10 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.30 a 0.50 m. Tipo de sombra: ligera. Follaje: semipersistente, tenue, hojas compuestas de alrededor de 30 cm de largo, color verde claro, ramas largas y flexibles. Flores: llamativas, reunidas en inflorescencia, de color amarillo con pequeñas manchas rojas, de 2 a 4 cm, aromáticas, en racimos de 10 a 15 cm de largo. Florece en primavera y verano. Fruto: legumbre de 8 a 10 cm de largo, color marrón. Permanecen durante el invierno. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: baja.

Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: buena. Requiere una correcta poda de formación para levantar el ramaje.

Otros aspectos a considerar:
Atractivo color verde del tronco. Presencia de espinas. Resiste el viento. Resiste la contaminación urbana. Resiste primera línea de mar. Resiste suelos calcarios y alcalinos.

Introducido

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

COPA EXTENDIDA

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

95

96
Juanita Zunino

SÓFORA JAPÓNICA

Gabriela Saldías

Nombre común

Distribución y hábitat natural
China y Corea, posteriormente introducido al Japón; hasta los 1.100 msnm.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Gabriela Saldías

Sófora japónica, sophora, acacia del Japón Styphnolobyum japonicum (Sophora japonica)
Familia Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte, hasta -25ºC. ejemplares adultos. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: calle y avenida. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Las podas drásticas aumentan las enfermedades causadas por hongos. Respuesta a la poda: regular. No responde bien a las podas drásticas, presenta dificultades para cicatrizar.

Descripción
Forma de la copa: esférica / irregular. Altura estado adulto: 15 a 20 m. Diámetro de copa, estado adulto: 9 a 13 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.40 a 0.60 m. Tipo de sombra: media. Follaje: caduco, hojas compuestas, 15 a 20 cm de largo, color verde brillante por el haz y glauco por el envés. Flores: color blanco cremoso, de 1 a 2 cm de ancho, agrupadas en inflorescencias terminales de 15 a 25 cm de largo. Muy visitadas por las abejas. Florece en verano. Fruto: legumbre colgante con estrangulaciones notorias entre las semillas, de 5 a 8 cm de largo. Permanecen adheridas al árbol hasta el invierno. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: media.

Fabáceas
Origen

Introducido

Otros aspectos a considerar:
Resiste la contaminación urbana. Resiste las temperaturas altas extremas. Tolera suelos arcillosos; calcáreos y cierto nivel de salinidad. Resistencia media al viento. Ramas quebradizas. Buena respuesta al transplante (invierno).

COPA ESFÉRICA

COPA IRREGULAR

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

97

98
Alejandro Beytía

VILCA

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Centro y noroeste argentino.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, débil. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo. Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: regular.

Vilca Acacia visco
Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Uso urbano sugerido
Área verde: plaza y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento

Familia

Fabáceas
Origen

Descripción

Introducido

Forma de la copa: esférica/ extendida. Altura estado adulto: 8 a 12 m. Diámetro estado adulto: 8 a 10 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.60 m. Tipo de sombra: ligera. Follaje: semipersistente, hojas compuestas de 8 a 10 cm de longitud, color verde opaco. Flores: color amarillo claro de 1.5 a 2.5 cm, aromáticas, solitarias o reunidas en cabezuelas esféricas de 1.5 a 2 cm de diámetro. Florece de fines de octubre a diciembre. Fruto: legumbre dehiscente, aplanada de 10 a 17 cm de longitud. Quedan colgando abiertas en el árbol por largo tiempo. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: media.

Otros aspectos a considerar
Resiste la contaminación urbana. Resiste la salinidad de suelo y salinidad de agua.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

COPA ESFÉRICA

COPA EXTENDIDA

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

Gabriela Saldías

99

Gabriela Saldías

100
Gabriela Saldías

HIBISCO

Gabriela Saldías

Gabriela Saldías

Nombre común:

Distribución y hábitat natural
Sur y este de Asia.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte (durante el invierno). Las heladas primaverales lo dañan. Resistencia a sequía: no. Exposición a la luz solar: pleno sol y sombra parcial. Requerimiento de riego: medio.

Hibisco, altea, rosa de Siria Hibiscus syriacus
Familia: Nombre científico:

Estado de conservación
No corresponde.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: pasaje. Área verde: plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido. Plaza, rotonda y espacios de tamaño intermedio.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Puede ser afectado por plagas de insectos chupadores. En ambientes húmedos es susceptible a enfermedades fungosas como Roya spp. y Botritys spp. Respuesta a la poda: buena. Brota con facilidad. Requiere poda de formación para evitar la forma natural arbustiva.

Malváceas
Origen:

Descripción
Forma de la copa: irregular. Altura estado adulto: 2.5 a 3 m. Diámetro máximo de copa: 2 a 3 m. Diámetro de tronco, estado adulto DAC: 0.30 a 0.50 m. Tipo de sombra: densa. Follaje: caduco, hojas simples trilobadas, muy dentadas, de 5 a 8 cm de largo, color verde medio. Flores: grandes y solitarias, de 6 a 10 cm de diámetro, de color blanco, rojo, púrpura o violeta florece en primavera y verano. Fruto: cápsula sin valor ornamental. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: baja.

Introducido

Otros aspectos a considerar
Resiste contaminación urbana.

Gabriela Saldías

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Gabriela Saldías

COPA IRREGULAR

SOMBRA DENSA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

RÚSTICO

SEMI SOMBRA

SOL

RIEGO MEDIO

101

102
Sebastián Saldaño Mónica Musalem

CRESPÓN

Nombre común

Distribución y hábitat natural
China, Corea, Himalaya, India.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rusticidad intermedia.

Crespón, Árbol de Júpiter Lagerstroemia indica
Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte. Resistencia a sequía: no. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: medio.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: pasaje y calle. Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Familia

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media, susceptible a oidio (Erysiphe lagerstroemiae) y manchas, y moteado en hojas producido por Cercospora. Respuesta a la poda: buena. Requiere poda de formación los primeros años.

Litráceas
Origen

Descripción
Forma de la copa: abanico. Altura estado adulto: 3 a 5 m. Diámetro de copa, estado adulto: 3 a 5 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.3 m (cuando son varios troncos, 0.7 m). Tipo de sombra: ligera. Follaje: caduco, hojas simples, cortamente pecioladas, elípticas a oblongas, de 2 a 5 cm de longitud, de color verde y brillantes en el haz. Llamativo color rojo anaranjado en otoño. Flores: color rosa, blanco, lila o fucsia dispuestas en inflorescencias terminales o axilares de 6 a 20 cm de longitud. Florece durante la primavera y verano. Fruto: cápsula dehiscente globosa de 5 a 8 mm de diámetro, de color negro en la madurez, que contiene gran número de semillas aladas. Persiste en el árbol durante el invierno. Velocidad de crecimiento: lento. Longevidad: alta.

Introducido

Otros aspectos a considerar
Resiste la contaminación urbana. Con los años, la corteza se va exfoliando, adquiriendo una textura lisa característica y de color claro. Gran atractivo paisajístico todo el año, brotes nuevos rojizos, floración en verano, hojas rojas en otoño, troncos tortuosos, de textura y color característicos en invierno.

COPA ABANICO

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO LENTO

INTERMEDIO

SOL

RIEGO MEDIO

103

104

ESPINO

Bernardita Zegers

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Regiones III a VIII, desde la costa a la precordillera, en suelos secos y pobres, a pleno sol. Fuera de peligro.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico. Tolera terrenos calcáreos y salinos. Resistencia a helada: si, fuerte. Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Espino Acacia caven
Familia Nombre científico

Estado de conservación

Uso urbano sugerido
Área verde: plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Fabáceas
Origen

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Puede ser atacado por el hongo Ravenelia hieronymi, produciéndose en las ramas el efecto “escoba de bruja”. Tambien es frecuente ver ejemplares parasitados por el quintral, Tristerix tetrandus. El control recomendado es realizar podas de rejuvenecimiento. Respuesta a la poda: buena. Requiere poda de formación para favorecer la forma arbórea y poda de limpieza para eliminar ramillas secas, enfermas o parasitadas.

Bernardita Zegers

Nativo de Chile y otros países sudamericanos
(noroeste de Argentina, sectores de Bolivia, Brasil, Uruguay y Paraguay)

Descripción
Forma de la copa: esférica / extendida. Altura estado adulto: 4 a 6 m. Diámetro de copa, estado adulto: 6 a 8 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.60 m. Tipo de sombra: ligera. Follaje: semicaduco, hojas compuestas, bipinadas, de 2 a 4.5 cm de largo, color verde medio. Flores: vistosas, color amarillo dorado, reunidas en inflorescencias globosas de 1 cm de diámetro, intensamente aromáticas. Aparecen antes que las hojas. Florece en primavera. Fruto: legumbre indehiscente, café oscuro, brillante y gruesa que permanece un largo tiempo adherido al árbol. Velocidad de crecimiento: rápido. Longevidad: media a alta.

Otros aspectos a considerar:
Resiste la contaminación urbana. Valiosa en programas de reforestación de ambientes degradados y en control de erosión en taludes y otros. Presenta espinas. Tolera terrenos calcáreos y salinos.

COPA ESFÉRICA

COPA EXTENDIDA

SOMBRA LIGERA

VELOCIDAD CRECIMIENTO RÁPIDO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

105

106
Gabriela Saldías

GRANADO DE FRUTO Y FLOR

Nombre común

Distribución y hábitat natural
Sudeste de Europa, Oriente hasta el Himalaya.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Granado de fruto y flor Punica granatum
Nombre científico

Estado de conservación
No corresponde.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si fuerte (durante el invierno). Resistencia a sequía: si. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo.

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: pasaje. Área verde: plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido. Plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Familia

Punicáceas
Origen

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: media. Suele ser afectado por plagas de chupadores; especialmente dañinos pueden ser la mosquita blanca y el chanchito blanco. Respuesta a la poda: buena. Brota con facilidad. Requiere poda de formación para evitar la forma arbustiva.

Descripción
Forma de la copa: esférico / irregular. Altura estado adulto: 3 a 4 m. Diámetro de copa, estado adulto: 3 a 4 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.30 m. Tipo de sombra: media. Follaje: caduco, hojas simples, borde entero, de 3 a 8 cm de largo, color verde brillante por el haz. Adquiere bella coloración amarillo otoñal. Flores: color anaranjado brillante, a veces matizadas con blanco, de 3 a 4 cm de ancho, solitarias o en grupos. Muy vistosas en granados de flor. Florece en primavera y verano. Fruto: granada, de 6 a 8 cm de diámetro, color amarillo a rojizo brillante en la madurez. Permanecen adheridos a las ramas hasta el invierno, siendo de gran atractivo. Hay variedades comestibles. Velocidad de crecimiento: medio. Longevidad: baja.

Introducido.

Otros aspectos a considerar:
Las variedades florales presentan flores más llamativas y frutos más pequeños. No resiste el viento. Resiste contaminación urbana.

COPA ESFÉRICA

COPA IRREGULAR

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

107

108

JABONERO DE LA CHINA

Nombre común

Distribución y hábitat natural

Jabonero de la China, árbol de los farolitos Koelreuteria paniculata
Familia Nombre científico

China, naturalizado en Corea y Japón. Habita en zonas montañosas bajas (100 a 1.000 msnm), en laderas pedregosas y suelos pobres. No corresponde.

Adaptación ecológica
Exigencias de suelo: rústico.

Exigencias climáticas
Resistencia a helada: si, fuerte. Resistencia a sequía: moderada. Exposición a la luz solar: pleno sol. Requerimiento de riego: bajo a medio.

Estado de conservación

Uso urbano sugerido
Alineación de árboles: pasaje y calle. Área verde: plazoleta, espacios intersticiales y espacios de tamaño reducido. Plaza, bandejón y espacios de tamaño intermedio. Parque, rotonda y espacios de gran dimensión.

Mantenimiento
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: baja. Respuesta a la poda: regular, presenta problemas de cicatrización. No tolera podas fuertes.

Sapindáceas
Origen

Introducido

Descripción
Forma de la copa: irregular. Altura estado adulto: 6 a 8 m. Diámetro de copa, estado adulto: 5 a 6 m. Diámetro de tronco, estado adulto, DAC: 0.30 a 0.50 m. Tipo de sombra: media. Follaje: caduco, hojas compuestas, 7 a 15 folíolos, de forma oblongo- ovales y de bordes serrados, de color verde oscuro. Destaca por la tonalidad amarilla de otoño. Flores: pequeñas, 1 cm de diámetro, color amarillo, reunidas en una inflorescencia terminal de hasta 30 cm de largo. Florece desde noviembre a diciembre. Fruto: cápsula cónica de 4 a 5 cm, con tres lados, de color marrón claro cuando madura, que permanece adherida al árbol por un tiempo prolongado. Velocidad de crecimiento: media. Longevidad: media.

Otros aspectos a considerar.
Resiste la contaminación urbana, tronco tortuoso que requiere de tutores en los primeros años para guiar su crecimiento. No tolera el viento.

COPA IRREGULAR

SOMBRA MEDIA

VELOCIDAD CRECIMIENTO MEDIO

RÚSTICO

SOL

RIEGO BAJO

RIEGO MEDIO

109

110
Lig gust stro, st tro, Li Lg gus stru t m luci tr luci uc c du dum. dum um.

PROVISIÓN, CALIDAD Y CUIDADOS PREVIOS A LA PLANTACIÓN.
Los árboles deberán provenir de viveros establecidos, que cuenten con registro SAG. Una vez en terreno, el técnico a cargo de la recepción, chequeará el cumplimiento de los requisitos de calidad mínimos exigidos, antes de entregar su conformidad.

Los ejemplares seleccionados deben cumplir con los siguientes requisitos de tamaño:
• Los árboles, tanto nativos como introducidos, tendrán una altura mínima de 2.0 a 2.20 m, y un diámetro de tronco mínimo de 1.0 cm, medido a 0.20 m de altura desde el cuello de la planta. • En caso de existir dificultad de conseguir árboles de esta altura, en alguna especie nativa, se podrá utilizar individuos de menor altura, en ningún caso menor a 1.60 m . • La parte aérea estará en buenas condiciones, sin presentar plagas, enfermedades, daños mecánicos ni stress hídrico. • El tronco será recto a nivel del cuello de la planta. • El pan de tierra debe estar entero y perfectamente adherido a las raíces.

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS DE PLANTACIÓN

Deben llegar en bolsa de polietileno, atado de totora o cualquier otro tipo de contenedor que asegure la cabida completa del cepellón de raíces del árbol. El contenedor debe ser proporcional a la envergadura de la parte aérea del árbol y a su tipo de especie. Es posible aceptar árboles a raíz desnuda, exclusivamente en los meses de junio y julio, siempre que sean especies de hoja caduca. El transporte de las plantas se efectuará en un camión cerrado por los costados y cubierto en la parte superior. Si la cantidad de plantas a utilizar en el proyecto lo amerita, para el acopio de las mismas se puede considerar un sector de sombreadero, con malla tipo raschel 50%. El lugar debe contar con agua de riego permanente, en especial si los trabajos se proyectan realizar en el período de altas temperaturas (octubre a marzo).

Las especies caducifolias que vengan a raíz desnuda deben cumplir con los siguientes requisitos:
• Buena proporción entre la raíz y la parte aérea. • Buen estado fitosanitario del sistema radicular y de la parte aérea. • No presentará heridas en las raíces ni en el cuello de la planta.

111

Tierra fértil

Tierra menos fértil

Ahoyadura
Considerando que es difícil definir un tamaño único de contenedor estándar para las especies arbóreas, la recomendación general es que el tamaño de la ahoyadura sea al menos 0.20 m mayor, en todos los sentidos y en profundidad, del tamaño del pan de tierra que trae el árbol de vivero.

Plantación y relleno de las ahoyaduras
El día anterior a la plantación se riegan las ahoyaduras abundantemente de tal forma de detectar problemas de drenaje. Luego de infiltrar el agua en el per fil, el fondo del hoyo debe quedar húmedo, pero sin agua libre al momento de plantar. Se instala el árbol en la ahoyadura, cuidando de mantener el nivel de cuello que tiene en la bolsa al ras del suelo definitivo, para lo cual es necesario rellenar el fondo hasta alcanzar el nivel suficiente para que el pan de tierra quede sobre el relleno a la altura necesaria, y luego se rellena el resto de la ahoyadura. El relleno del hoyo de plantación se realiza con una mezcla de suelo del lugar con compost de buena calidad. En términos generales, de acuerdo a los niveles de exigencia de la especie, se recomienda la siguiente proporción compost : tierra del lugar.
Compost Especies rústicas Especies de rusticidad media Especies exigentes 1 1 1 Tierra del lugar 3 2 1

Tierra fértil

Tierra menos fértil

Así como el hoyo de plantación variará de acuerdo al tamaño del pan de tierra; para casos de árboles sobre 3.0 m de altura, que vienen en maxi sacos de 0.90 x 0.90 x 0.90 m, el hoyo deberá medir mínimo 1.10 x 1.10 x 1.10 m; esta última medida en referencia a los niveles definitivos de la obra. Se recomienda ser estricto en relación con la profundidad del hoyo de plantación, ya que esto asegura un buen crecimiento y el desarrollo de las raíces profundizadoras, que son las que le dan mayor firmeza y anclaje al terreno. Toda la tierra que se extraiga de la ahoyadura y que contenga áridos menores a 3”, en una proporción no superior al 10 % - de manera que no afecte el futuro desarrollo de las raíces de los árboles -, podrá ser utilizada como tierra de relleno. El resto del material debe ser retirado de la ahoyadura. Al momento de cavar el hoyo, cuando se trate de suelo natural, se debe tener la precaución de separar la tierra en dos partes: la de la parte superior, de mejor calidad, al rellenar la ahoyadura, colocarla al fondo, cerca de las raíces y la de la parte inferior, mezclarla con compost y ubicar alejado de las raíces.

“Corporación de Desarrollo Medioambiental Tú Árbol”

Una vez finalizada la plantación, la tierra de relleno alrededor de la planta se compacta con suavidad, para que el suelo quede bien asentado.

112

Fertilización
Para asegurar un buen conocimiento de las características físicas y químicas de un terreno, es conveniente tomar muestras de suelo y enviarlas a un laboratorio especializado para análisis, el que entrega pautas para especificar enmiendas y fertilizaciones. Cuando no es factible realizar lo anterior, se recomienda alguna de las siguientes alternativas para realizar una fertilización básica de plantación: • Fertilizante fosforado en dosis de 75 gr de P2O5 / árbol. • Fertilizante de liberación controlada, que aporte NPK y algunos microelementos, en dosis de 50 a 70 gr/árbol. En cualquiera de estas alternativas, el fertilizante se aplica en dos parcialidades: una mitad se esparce en el fondo del hoyo de plantación, incorporándolo al suelo, de manera que las raíces de la planta no queden en contacto directo con el fertilizante. Sobre este relleno, se centra la planta, y luego la segunda parcialidad del fertilizante, que se mezcla con la tierra con que se terminará rellenando el hoyo de plantación.

Retirar el contenedor plástico. Contenedores biodegradables, de fibras naturales pueden mantenerse pero es recomendable hacerle cortes para facilitar la expansión de las raices.

El hoyo de plantación debe ser amplio, al menos 20 cm más grande, en todos los sentidos, que el pan de tierra que trae la planta de vivero. Instalar el tutor justo al lado del pan de raíz, enterrándolo a 0.60 m de profundidad. Agregar 2/3 tierra del lugar o vegetal y 1/3 de materia orgánica o compost de tal forma que las raíces encuentren un sustrato suelto y aireado que les permita oxigenarse y expandirse.

Mantener el nivel de tierra que trae en la bolsa. *NNT Nivel Natural de Terreno.

113

ALTERNATIVAS UBICACIÓN TUTORES

• Especies de bajos requerimientos hídricos: 14 lt/m2 a la semana. • Especies de requerimientos hídricos medios: 18 lt /m2 a la semana. • Especies de altos requerimientos hídricos: 26 lt/m2 a la semana.

Tutores
Cada árbol deberá llevar uno o más tutores, de pino o eucalipto impregnado de 1.5 a 2.5” de diámetro y de 2.60 m o más de altura. El tutor debe ser introducido junto con el árbol, pero nunca posterior a la plantación, de manera de no dañar las raíces. Éste se entierra a 0.60 m debiendo quedar perfectamente vertical, dejando una parte aérea de 2.0 m. El árbol se afirma al tutor con cinta plástica, entrelazada en forma de ocho, con tres amarras por árbol a distintas alturas: a los 0.20 m, a 1.0 m y a 1.80 m aprox., cuidando de no ocasionar estrangulamiento. Los tutores deben ir ubicados en el sentido de la circulación para proteger al árbol. En el caso de usar dos o más tutores, en zonas muy ventosas o porque la especie lo requiere, como por ejemplo peralito del Japón, Koelreuteria paniculata, estos se colocan en el perímetro de la copa - equidistantes del tronco - con el fin de no dañar el sistema radicular.

Mantenimiento
Riego Una vez plantado el árbol, se procederá a aplicar un riego profundo, para un buen asentamiento de la mezcla de suelo. Los riegos se deben efectuar evitando las horas de pleno sol, y procurando no provocar acumulaciones de agua alrededor del cuello del árbol, lo que causa pérdidas de agua por evaporación, y aumento de las probabilidades de ingreso de organismos patógenos causantes de enfermedades, respectivamente. Tanto en épocas de verano como de invierno, la frecuencia e intensidad del riego está sujeta a las condiciones climáticas imperantes. En forma referencial, para la ciudad de Santiago se deben considerar los siguientes valores, para los meses de máxima demanda:

Para establecer los criterios de riego, tiempo y frecuencia, es importante considerar, además de las condiciones climáticas, el tipo de suelo (textura y estructura) y su capacidad de retención de humedad. Siempre es recomendable chequear en el lugar, un día después del riego, haciendo una calicata, que el bulbo de mojado abarque efectivamente toda la zona radicular desarrollada por la especie, y cada vez se debe tratar de profundizar más. Los sistemas y elementos de riego que se implementen, se deben mantener en perfectas condiciones de uso, efectuándose las reparaciones y reposiciones de todo elemento en mal estado, hurtado o dañado, en forma oportuna y eficiente. Reposición de especies Reponer especies quebradas o secas por cualquier causa, con ejemplares de la misma especie. Las plantas deben estar bien formadas, robustas y sanas, cumpliendo con todos los parámetros de calidad exigidos.

114

PRINCIPIOS BÁSICOS DE PODA

El corte de poda debe respetar el collar o arruga del cuello, que es el área arrugada ubicada en la base de la rama, donde la rama se encuentra con el tronco o con otra rama. En el caso de existir rama (s) muerta (s) es importante eliminarla, de lo contrario se creará una cavidad en el fuste. Fuente: http://www.arborday.org/media/ilustrations.cfm

Poda de formación Los árboles requieren ser guiados hacia la forma y estructura que se desee conseguir. Es necesario distinguir el uso del árbol, ya que es distinto el manejo requerido para un árbol de alineación, que el de uno en un área verde. Considerando que la mejor forma de un árbol es la natural, en caso que se requiera poda es de vital importancia realizar cortes correctos, es decir cortar en el anillo o arruga del cuello de la rama, de acuerdo a indicaciones del dibujo. Como norma general, no hay que cortar ramas gruesas (diámetro sobre 10 cm).
La definición de altura de formación de la copa va en función del lugar donde va emplazado el árbol y las características de la especie.

115

Época de aplicación Primavera (septiembre) Inicios verano (diciembre) Otoño (marzo)

Objetivo Estimular crecimiento vegetativo, floración y desarrollo radicular Estimular crecimiento vegetativo Resistencia de tejidos, reservas

Composición NPK 18-18-18 25-10-10 13-06-40

Dosis 60gr/árbol 40gr/árbol 60 gr/árbol

Estas dosis son referenciales y se deben ajustar para cada situación particular de suelo y especie.

Fertilización Con el fin de favorecer el buen crecimiento y establecimiento de los árboles, es recomendable realizar 3 aplicaciones de fertilizantes a nivel radicular a lo largo del año, en los meses de septiembre, diciembre y marzo. El fertilizante debe ser granulado de lenta entrega. La forma de aplicación puede ser al voleo, para lo cual se requiere picar la tierra, incorporar el producto y luego regar. Manejo sanitario El manejo sanitario se basará en los principios del MIP - manejo integrado de plagas - para lo cual se considera un área verde como un ecosistema en que todos sus componentes se relacionan e influyen, promoviendo medidas respetuosas con el medio ambiente y la salud de las personas. Para mantener un buen estado sanitario de los árboles, se deben considerar medidas preventivas y medidas curativas. Las medidas preventivas consisten en aportar con un medio de crecimiento óptimo para generar plantas vigorosas y resistentes. Aspectos como suficiente espacio y luz solar, suelos de buena calidad, y riego oportuno y justo, son medidas fundamentales. Las medidas de control deben ser específicas para el problema detectado, y aplicado

exclusivamente a las especies involucradas. El encargado deberá observar la presencia de daños o crecimientos anormales en las plantas, de manera de detectar - en forma oportuna - la presencia de alguna plaga, enfermedad, planta parásita que pudiera estar causando daños. De ser imprescindible la aplicación de algún producto químico, se deben privilegiar los insecticidas y funguicidas en polvo o granulados aplicados e incorporados al suelo, por ser los que causan menos daños al medio ambiente o a las personas, siempre que pertenezcan al grupo de baja toxicidad (franja verde). Cualquier aplicación deberá ser realizada en horario nocturno, en ausencia de público y con las medidas de protección obligatorias para los operarios. Otros cuidados de mantención Los árboles se deben mantener con su tutor y amarra en buen estado, hasta que estén en condiciones de erguirse solos, por lo que será necesario considerar un control y chequeo permanente. Se debe supervisar que las amarras no causen estrangulamiento en los troncos. Asímismo, se debe tener especial cuidado en proteger la corteza de los árboles de los primeros cm de suelo, que comúnmente es dañada por roedores o por las máquinas orilladoras.

116

Acacia bola, Robinia pseudoacacia “Umbraculifera”, especie que presenta posibilidades de conducción sobre el tendido eléctrico.

117

Evaluar las características del lugar donde se desea plantar árboles, y verificar que existan las condiciones espaciales mínimas. De lo contrario, considerar otras alternativas de vegetación (arbustos y/o cubresuelos) u otros tipos de materiales tales como maicillo, carpetas de áridos, chipeado de madera, o corteza de pino, entre otros.

1

2

Al planificar la distribución de las especies arbóreas, superponer los planos de las distintas redes de urbanización para poder tener una visión completa de cuáles son los espacios “libres de obstáculos”, tanto aéreos como subterráneos, para que éstas se desarrollen.

3 4

Considerar la seguridad urbana. No plantar árboles en aquellos puntos que se requiere una buena visibilidad, tales como áreas cercanas a semáforos, luminarias, señalética, postes de luz o teléfono, cruces o esquinas.

Identificar la o las funciones principales que se espera aporten los árboles en esa situación particular, para definir forma de copa o silueta, tamaño, tipo de follaje y características de la sombra proyectada.

118
Me Mel Me elia, ia a, Mel a, Mel Me elia ia a az aze zeda dar d a ar rach ch, h, pod po p od da a en en altu lt t ur ra a.

SÍNTESIS DE RECOMENDACIONES

5

Considerar una población de entre 40 a 60% de árboles siempreverdes, o de hoja perenne, de acuerdo a los requerimientos específicos del proyecto. El límite inferior se aplica a los árboles de alineación (mayor proporción de caducos), y el superior a los de áreas verdes (mayor proporción de siemprevedes).

Compost Especies rústicas Especies de rusticidad media Especies exigentes 1 1 1

Tierra del lugar 3 2 1

6 7

Considerar que el 100% de las especies de árboles seleccionadas se adapten a las condiciones climáticas, a la disponibilidad de agua y a las características de los suelos del lugar. Se recomienda incluir al menos un 50% de especies nativas, originarias del lugar del proyecto, con el fin de lograr sustentabilidad e identidad del lugar. Al momento de construir, proteger el suelo que se destinará a área verde, evitando su compactación. Conservar la tierra vegetal (primeros 0.20 a 0.30 m de suelo) de las zonas que se pavimentarán o edificarán, para ser utilizados posteriormente en la preparación de suelos de las áreas verdes.

10 11

y las redes de agua potable o alcantarillado: 0.7 a 1.0 m, para especies pequeñas, 1.0 a 1.5 m para medianas, 1.5 a 2.5 para especies medias grandes y para las de gran tamaño, 2.0 a 3.0 m de distancia. • Espacio libre de pavimento en el suelo, considerar entre el doble y el triple del espacio que ocupa el cuello del tronco en estado adulto (DAC). La poda de formación de las especies arbóreas, se deberá realizar en terreno en la medida que los árboles vayan creciendo. La altura mínima recomendada para la formación de la copa en el arbolado viario, es de 3.0 m. En el caso de las especies nativas, es difícil formar copa alta en un solo eje; por eso, en casos de especies como quillay, Quillaja saponaria; peumo, Cryptocarya alba; belloto, Beilschmiedia miersii; maitén, Maytenus boaria; pimiento, Schinus molle, se puede formar la copa permitiendo, primero, la división del eje principal en 2 o 3 ramas madres, de las cuales - posteriormente - se va levantando la copa al llegar a la altura mínima deseada.

Verificar la disponibilidad de agua para riego, al momento de plantar, y un sistema de riego eficiente y oportuno. Evitar plantar árboles bajo el tendido eléctrico. Si es el único lugar de plantación disponible, seleccionar especies de baja altura, o bien que permitan poda, sin que ello dañe en forma significativa el valor estético de la especie.

14

12

Asegurar que la especie seleccionada disponga del espacio libre de pavimento, a nivel de suelo, que corresponda a lo indicado para dicha especie en estado adulto (DAC).

8

Preparar hoyos de plantación amplios de acuerdo al tamaño del pan de tierra. Como regla general, se debe considerar que el hoyo de plantación debe ser al menos 0.20 m más grande en todos los sentidos y en profundidad, al pan de tierra de vivero.

Respetar distancias de plantación mínimas: • Distancia entre el tronco del árbol y edificio: mitad del diámetro de la copa. • Distancia árbol – árbol para arbolado de alineación: depende del tamaño del árbol, 4 a 6 m, árboles pequeños; 6 a 8 m, árboles medianos; y 8 o más metros, árboles de gran tamaño. • Distancia mínima entre el hoyo de plantación

13

9

Al momento de plantar, mejorar la tierra del lugar con compost de buena calidad (debe contar con análisis de laboratorio que lo demuestre; la principal dificultad es la existencia de una salinidad muy alta en el sustrato), según requerimientos de la especie en la siguiente proporción:

119

120

Tip Ti Tip puan ua an a na, a, Tip Tip ipua uana ti uan tip ipu ipu p .

GLOSARIO
Arbolado viario: Conjunto de árboles de las vías urbanas de un loteo. Arbolado de calles o árboles de alineación. Avenida: Se utiliza comúnmente para designar a un tipo de vía de transporte que se emplaza en las ciudades pero que suele ser más ancho o amplio que el resto de las calles que surcan una ciudad. Conecta 2 comunas o barrios. Cuenta con una calzada de 3 o 4 pistas, y puede o no tener bandejón de separación. Tiene, a lo menos, 14 m de ancho de calzada, y veredas de ancho superior a los 3.0 m. Acera: Parte de una vía destinada principalmente para circulación de peatones, separada de la circulación de vehículos (OGUC). Está formada por la vereda y la platabanda de plantación. Árbol: Planta de fuste generalmente leñoso que, en su estado adulto y en condiciones normales de hábitat, puede alcanzar a lo menos 5 m. de altura, o una menor en condiciones ambientales que limiten su desarrollo (Ley Nº 20.283 de bosque nativo). Árbol pequeño: Planta leñosa de tallo simple y desnudo en la base, al menos cuando es adulto, pero que no alcanza más de 5.0 m de altura en el estado adulto. Arbusto: Planta leñosa perenne de altura inferior a los 5 m, y que está formada por varios troncos de similar diámetro desde el suelo. Áreas urbanas: Son aquellas áreas donde la gente vive y trabaja (puede ser definido como áreas en donde viven 100 o más personas). Área verde: Espacio de uso colectivo, de propiedad pública o privada, que actúa como regulador del equilibrio ambiental, con predominio de vegetación, destinado a la recreación, deporte, contemplación y esparcimiento de los habitantes y que aporta múltiples beneficios para la salud. Bandejón: Super ficie libre entre las calzadas, que forma parte de la vía a la que pertenece (OGUC). Calzada: Parte de una vía destinada al tránsito de vehículos (OGUC). Calle: Vía de transporte que permite el flujo peatonal y vehicular, de longitud variable, de tal modo que el conjunto de calles cubre la super ficie de determinado barrio o comuna. Cuenta con una calzada de 2 pistas. Tiene un ancho de calzada de 7 m de ancho y las veredas no exceden los 2.5 m de ancho. Cápsula: Tipo de fruto seco, formado por más de un carpelo; cuando madura, se abre espontáneamente por más de una abertura. Conductividad eléctrica: Es una medida que indica el contenido de sales de un suelo. Se expresa en decisiemens por metro (dS/m). Un suelo no salino contiene entre 0 a 2 dS/m. Sobre 2 dS/m, ya se produce una disminución en el crecimiento de las especies muy sensibles, y sobre 4 dS/m se considera salino. Contaminación acústica o ruido ambiental: Sonidos y vibraciones no deseados, o nocivos, generados por la actividad humana. Compost: Producto sanitizado y estabilizado de color pardo oscuro, donde no se reconocen los residuos que le dieron origen, y que es consecuencia de un proceso aeróbico de transformación de residuos orgánicos por acción de los microorganismos del suelo. Copa: Conjunto de ramas y hojas que conforman la parte superior del árbol. Cubresuelo; Planta tapizante, rastrera.

121

DAC: Diámetro del tronco a la altura del cuello del árbol, medido 0.20 m sobre el suelo. Drenaje: Es la capacidad que tiene un suelo para eliminar el exceso de agua de riego o de lluvia, por escurrimiento super ficial y por percolación, hacia las capas más profundas del suelo. Drupa: Fruto carnoso con un hueso duro en su interior. Edafoclimáticas: Hace alusión a las características de suelo y clima que prevalecen en un determinado lugar. Enfermedad: Alteraciones que sufren los árboles debido al ataque de microorganismos parásitos: hongos (el 95% de los casos), bacterias y virus. Esclerénquima: Tejido elástico en las paredes secundarias de algunas plantas, formado por células muertas a la madurez, muy gruesas y duras. Proporciona gran resistencia a las partes de la planta que han dejado de crecer. En algunos casos sirven como medio defensivo, ya que otorgan a la planta resistencia contra los ataques de los insectos. Esclerófilo: Plantas de hojas coriáceas producto del gran desarrollo que alcanza en ellas el esclerenquima.

Espacios intersticiales: Lugares que existen en la trama urbana consolidada que no tienen un uso específico, que tienen una titularidad ambigua o que permanecerán un tiempo sin destino definido. Especie: Grupo de organismos, diferente de cualquier otro grupo, y que es capaz de reproducirse y de tener descendencia fértil. Es la unidad de clasificación más pequeña para plantas y animales. Especie introducida: Especie animal o vegetal que se encuentra fuera de su área de distribución natural o nativa. Especie endémica: Especie animal o vegetal exclusivamente de un país o región. originaria

Especie invasora: Especie con gran capacidad de colonización y dispersión, que ha producido descendencia en áreas diferentes al sitio de introducción original. Especie nativa: Especie que se encuentra dentro de su área de distribución natural u original, acorde con su potencial de dispersión natural, sin la intervención del ser humano.

Plátano oriental, Platanus x acerifolia, tronco.

122

Especie vegetal: Conjunto de individuos pertenecientes al Reino Plantae que proceden de antecesores comunes, y que son capaces de reproducirse entre sí y de dar lugar a una descendencia fértil. Especie vegetal no adaptada: Planta que no alcanza un crecimiento y desarrollo esperado para la especie, debido a que las condiciones ambientales no responden a sus requerimientos. Especie caduca: Especie vegetal que pierde estacionalmente las hojas, generalmente en otoño, y las renueva en primavera. Especie melífera: Planta cuyas flores son ricas en néctar y polen, lo que las hace atractivas para las abejas. Especie perennifolia o siempreverde: Especie vegetal que mantiene sus hojas por un período de tiempo superior a un año, y las renueva en forma parcial. Especificaciones técnicas: Son los documentos en los cuales se definen las normas, exigencias y procedimientos a ser empleados y aplicados en todos los trabajos de construcción de obras, elaboración de estudios, fabricación de equipos, etc. En este caso particular, en los trabajos de construcción de áreas verdes. Fertilizante: Sustancia de origen químico, orgánico o natural que aporta a las plantas elementos nutritivos necesarios para su desarrollo.

Folíolo: Se designa a cada una de las hojuelas articuladas al raquis en las hojas compuestas. Fuste: Eje principal del tallo leñoso de un árbol, desde el punto en que brota del suelo hasta que se interrumpe su desarrollo lineal. Gestión: Proceso emprendido por una o más personas para coordinar actividades. Capacidad de una institución para definir, alcanzar y evaluar sus propósitos, con el adecuado uso de los recursos disponibles. Helada: Fenómeno climático que consiste en un descenso de la temperatura ambiente a niveles inferiores al punto de congelación del agua, bajo 0 ºC. Herbáceas: Corresponde a las plantas provistas de tallos blandos que no forman leña. Hijuelo: Planta obtenida por brotación de yemas adventicias de rizomas y raíces. Hoja compuesta: Aquella en que la lámina foliar está dividida en fragmentos que llegan al nervio central. A cada uno de estos fragmentos se les llama folíolo. Hoja coriácea: Hoja de consistencia dura.

Hoja simple: Aquella en que la lámina foliar no esta partida o, si lo está, estas divisiones no llegan hasta el nervio central. Inconspicua: Que no es claramente visible. Inflorescencia: Conjunto de flores agrupadas en ramificaciones especiales. Legumbre: Tipo de fruto seco, que se abre espontáneamente por la sutura, cuando madura. Lignificar: Se refiere al aspecto leñoso o la consistencia de madera que adquiere una planta. Longevidad: Duración de la vida de un animal o vegetal. Manejo fitosanitario: Aplicación de medidas tendientes a disminuir los daños y pérdidas provocados por plagas, enfermedades y malezas. Mantenimiento: Acción orientada a lograr la durabilidad de un bien, considerando que éste se deteriora con el paso del tiempo. En el caso de un espacio público, las acciones de mantenimiento consideran diversas reparaciones, pago de servicios de infraestructura (electricidad, agua potable), cuidado de la vegetación, limpieza, seguridad ciudadana, salud ambiental, etc.

123

Gabriela Saldías

Materia orgánica: Son los restos de animales y vegetales en estado variable de descomposición. Parque: Espacio verde público de super ficie variable, generalmente superior a 2 hectáreas, que incluye actividades planificadas y espontáneas destinadas a la recreación, la cultura y/o el deporte, que ameritan equipamientos a tal fin y asumen un rol tanto social como ambiental en la ciudad. Pasaje: Vía destinada al tránsito peatonal, con circulación eventual de vehículos, con salida a otras vías o espacios de uso público, y edificada a uno o ambos costados (OGUC). Estas vías cuentan con anchos variables, entre 4 y 6 metros. Platabanda de plantación: Espacio de suelo, entre la vereda y la solera, que está disponible para la plantación. Plaza: Espacio abierto de uso público para la estancia de personas, de super ficie normalmente inferior a 2 hectáreas, orientado a atender demandas de esparcimiento y circulación peatonal, a escala de barrio o ciudad, y que puede incluir algún tipo de equipamiento, dependiendo de su tamaño y su rol. Plazuela o plazoleta: Plaza pequeña.
Jubaea chilensis.

estético, científico y/o medioambiental. Está constituido por las reservas de la biosfera, los elementos naturales, las reservas y parques nacionales y los santuarios de la naturaleza. Ciertos árboles destacados forman parte del patrimonio natural de la comuna o sector donde se localizan. Plaga: Animales o plantas, cuyo crecimiento poblacional ha alcanzado niveles que generan un impacto negativo, significativo sobre los ecosistemas naturales, semi-naturales o sobre las actividades productivas humanas. Poda: Proceso de cortar ramas o raíces (o partes de ellas) de un árbol o arbusto con fines sanitarios, ornamentales o productivos Raíz: Es la parte generalmente subterránea de la planta, que realiza tres funciones importantes: fijación o anclaje del árbol al sustrato, absorción del agua y nutrientes y almacenamiento de productos de reserva. Raquis: 1. Nervio medio de las hojas compuestas, sobre el que se insertan los folíolos; 2. Eje principal de una inflorescencia. Reposición (de especies vegetales): Acción de reemplazar las plantas muertas o deterioradas por otras de la misma especie.

Patrimonio natural: Aquellos monumentos naturales, formaciones geológicas, lugares y paisajes naturales, que tienen un valor relevante desde el punto de vista

124

Resistencia a sequía: Capacidad para resistir un período seco inusual. Riego: Proceso mediante el cual se aplica agua al suelo, para reponer la humedad perdida por evapotranspiración y favorecer el crecimiento de las plantas. Rotonda: Construcción vial diseñada para facilitar los cruces de caminos y reducir el peligro de accidentes; generalmente cuenta con vegetación. Salinidad: Contenido de sales que contiene un suelo. Un contenido anormal de sales puede provocar efectos tóxicos en las plantas que allí crecen o deteriorar las propiedades físicas del suelo. Sequía: Período inusual de ausencia de lluvias. Sustentabilidad ambiental: Está referido a la necesidad de asegurar la satisfacción de las necesidades de las generaciones presentes, sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras. Esto implica proteger y mantener los sistemas vivos de la tierra y los sistemas biofísicos que permiten la mantención de las funciones del planeta, el uso sustentable de la naturaleza y los ecosistemas, y el establecimiento de cambios de conducta, normas, leyes e instrumentos económicos necesarios para asegurar esta sustentabilidad.

Transplante: Cambio de lugar de una especie vegetal por diversas razones. Trastornos fisiológicos (también llamados fisiopatías): Son la mayoría de posibles males del árbol no causados ni por plagas ni enfermedades. Velocidad de crecimiento: Tiempo que tarda una planta en alcanzar su estado adulto. Vereda: Parte pavimentada de la acera. Vulnerable: Categoría de conservación de una especie que indica amenaza de extinción. Fuente: - OGUC: Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, 2010. - Ley 20.283 de bosque nativo.
Magnolio grandiflora, detalle de hojas y flores.

125

Monica Musalem

Resistencia a helada: Capacidad para resistir temperaturas bajo los 0 ºC.

Suelo: Es un sistema heterogéneo trifásico, conformado por elementos sólidos (orgánicos e inorgánicos), líquidos y gaseosos, caracterizado por propiedades adquiridas durante su evolución, confiriéndole la capacidad de poder satisfacer, en mayor o menor medida, las necesidades vitales de crecimiento para las plantas y otros organismos.

BIBLIOGRAFÍA
CHANES, RAFAEL (2000). Deodedron. Editorial Blume. Barcelona, 1era edición año 2000. CONAMA REGION METROPOLITANA (2004). Estrategia para la Conservación de la Biodiversidad en la Región Metropolitana de Santiago. http://www.sinia.cl/1292 articles-37027_pdf_RM.pdf (consultado junio 2011) DONOSO, ALEJANDRO (2006). Propuesta de un plan director del arbolado público de calles para la comuna de La Reina. Memoria de titulación. Facultad de Ciencias Forestales. Universidad de Chile. http://www.cybertesis.cl/tesis/uchile/2006/ donoso_a/sources/donoso_a.pdf (consultado mayo 2011) ESPINOZA, G. & E. HAJEK (1988). Riesgos climáticos: Evidencias en Chile Central. En: Fuentes, E. & S. Prenafeta (editores) Ecología del Paisaje en Chile Central. Estudios sobre sus espacios montañosos. Ediciones Universidad Católica de Chile.125pp GALLEGOS, LORETO (2005). Descripción y manejo de plagas y enfermedades en el arbolado urbano de la comuna de La Reina. Memoria de Titulación. Facultad de Ciencias Forestales. Universidad de Chile. www.cybertesis.cl/tesis/uchile/2005/gallegos_l/ sources/gallegos_l.pdf (consultado mayo 2011). GARCÍA, NICOLÁS. & CÉSAR ORMAZABAL (2008). Árboles Nativos de Chile. Enersis S.A. Santiago, Chile. 196 p. http://www.chilebosque.cl/libroarbolesnativos. html (consultado mayo 2011)

126
Nogal Nog al neg negro, ro Ju ro, ugla gla ans ns ni nig nig gra gra ra. r a

GREEN, DANIEL. (2005). Ventajas y desventajas del uso de especies nativas. Seminario, Uso de especies nativas en paisajismo urbano. Facultad de Arquitectura y Paisaje. Universidad Central de Chile. GREEN, DANIEL (2008). Metodología de selección de árboles urbanos. Primera aproximación a la elaboración de un modelo selección de especies para espacios urbanos. Revista del Jardín Botánico Chagual. Año VI, 6: 5-12 GUTIÉRREZ, PEDR0 (2002). Criterios para selección de árboles urbanos. En: Seminario internacional: funciones y valores del arbolado urbano: 21 y 22 de noviembre de 2002. Santiago. Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Forestales. 196pp. HEIN, ANDREAS Y RAU, MACARENA Estudio Comparado de Políticas de Prevención del Crimen Mediante el Diseño Ambiental “CPTED”. Fundación Paz Ciudadana. http://www. pazciudadana.cl/docs/pub_20100303170834. pdf (consultado mayo 2011). HERNÁNDEZ, CÉSAR (2010). Construcción de áreas verdes y arborización urbana. Nota Técnica, Año 05 Nº01 2010. Ilustre Municipalidad de Peñaflor. Dirección de Aseo y Ornato. HERNÁNDEZ, H. JAIME. La situación del arbolado urbano en Santiago. En: Revista de Urbanismo, N°18, Santiago de Chile, publicación electrónica editada por el Departamento de Urbanismo, F.A.U. de la Universidad de Chile, junio de 2008, I.S.S.N. 0717-5051. http://revistaurbanismo.uchile.cl/CDA/urb_comp lex/0,1311,SCID%253D21177%2526ISID%253D 734%2526IDG%253D2%2526ACT%253D0%2 526PRT%253D21139,00.html (consultado mayo 2011).

HERNÁNDEZ J., BOWN H., DE LA MAZA C. Y RABY D. (2002). La necesidad de inventariar el arbolado urbano: el caso de la comuna de La Reina en Santiago de Chile. En: Seminario Internacional: funciones y valores del arbolado urbano: 21 y 22 de noviembre de 2002. Santiago. Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Forestales. 196pp. HERNÁNDEZ J., BOWN H., DE LA MAZA C. Y RABY D. (2002). Diagnóstico de la gestión municipal del arbolado urbano público en la ciudad de Santiago. En: Seminario Internacional: funciones y valores del arbolado urbano: 21 y 22 de noviembre de 2002. Santiago. Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Forestales. 196pp. HOFFMANN, ADRIANA (1983). El árbol urbano en Chile. Ediciones Fundación Claudio Gay. 255pp. MINVU (1997). Uso paisajístico de la Flora Nativa, Chile Central. NAVÉS V, FRANCESC ET AL. (1995). El árbol en jardinería y paisajismo. Ediciones Omega S.A. – Barcelona. Segunda edición revisada y ampliada. RIEDEMANN, P. & G. ALDUNATE (2001). Flora nativa de valor ornamental. Zona Centro. Editorial Andrés Bello. Santiago de Chile. 566 pp. RIEDEMANN, P. & G. ALDUNATE. (2003). Flora nativa de valor ornamental. Zona Sur. Editorial Andrés Bello. Santiago de Chile. 516 pp. RIEDEMANN, P.; G. ALDUNATE & S. TEILLIER (2006). Flora nativa de valor ornamental. Zona Norte. Ediciones Chagual. Santiago de Chile. 404pp.

RODRIGUEZ R, O. MATTHEI & M. QUEZADA (1983). Flora arbórea de Chile. Editorial Universidad de Concepción. Concepción. 408 pp. SALDÍAS, M. GABRIELA (2011). Jardinería en Chile. Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Paisaje. Universidad Central de Chile. 255pp. SEPÚLVEDA, PATRICIO (2005). Arbolado viario: características y propuestas de especies a utilizar en la Región Metropolitana. Proyecto de título. Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal. Pontificia Universidad Católica de Chile. SINIA. Biodiversidad en la Región Metropolitana www.sinia.cl/1292/articles-39510_pdf_biodiv. pdf (consultado junio 2011) SINIA. Diagnóstico de los Suelos en la Región Metropolitana. www.sinia.cl/1292/articles-39511_pdf_suelo.pdf (consultado junio 2011) TEILLIER, S., R. RODRÍGUEZ & M. T. SERRA (2003). Lista preliminar de plantas leñosas, alóctonas, asilvestradas en Chile Continental. Chloris Chilensis. Año: 6 . Nº: 2. http://www.chlorischile.cl www.ifema.es/agenda/documentos/guiajardin. pdf - Criterios para una jardinería sostenible en la ciudad de Madrid. (consultado junio 2011) Planting Design, Theodore D. Walker, FASLA. Second Edition. Ed. Van Nostrand Reinhold. New York, ISBN 0-442-23780-4 Alcalde Metropolitano de Quito Paco Moncayo Gallegos y otros, “Manual de arborización”, Quito, sin fecha, en http://www.innovar-uio.com/ espaciopublico/ (consultado junio 2011).

127

AGRADECIMIENTOS

Al Sr. Javier Darraidou D., Presidente de Caja Los Andes, quien acogió y confió en nuestra iniciativa. A EMARESA, Ingenieros y Representaciones S.A., división equipos agroforestales y de jardinería, a través de la Sra. Macarena Flores, por su apoyo y aportes. A Un Techo Para Chile, quienes con su red social motivarán y difundirán el uso de esta guía de arborización en aquellos sectores más sensibles y desprovistos de vegetación en la Región Metropolitana y sus alrededores. A la Corporación de Investigación, Estudio y Desarrollo de la Seguridad Social, CIEDESS, por haber acogido esta iniciativa, especialmente a través de sus niveles superiores y directivos. A Iván Serrano A., por su trabajo profesional en el diseño y la diagramación de la guía.

A Francisco Domínguez, Raimundo Otaiza, Juanita Zunino, Bernardita Zegers y Sebastián Teillier, quienes aportaron con sus valiosas fotografías. Sebastián Saldaña, estudiante de diseño de la Pontificia Universidad Católica quien, además de aportar con fotografías, colaboró en las primeras visualizaciones y anteproyectos, tanto de las fichas como en la búsqueda de los íconos para las ilustraciones. A Aurelio Lamas, por su trabajo en la ilustración de los árboles en fichas y láminas que acompañan al texto y Elisa Mahuzier por su colaboración en el desarrollo de éstas.

128

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->