Tus años de margarita Me gustaba contemplar los lirios blancos de tu sonrisa. Acariciar tu piel de aire, dorada y tibia.

Me gustaba oler jazmines de terciopelo; saborear los rojos labios de mis anhelos. Me gustaba ver los nardos volando con la brisa. Amapola del campo, frágil y tierna; pusiste celoso al viento de tu belleza. Sembraste crisantemos amarillos en mi pecho. Hiciste cómplice al tiempo de mis esperas. Me regalaste un ciento de cosas bellas. Y yo, culpable de inocencia, quise ser ladrón de tus veinte años de margarita; vi los blancos lirios, sentí el aire, olí las flores exquisitas;

probé sabores soñados, oí en los silencios delicias. Y ya pasados los años, si me olvido de la prisa de vivir, todavía todo eso siento cuando me miras.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful