P. 1
Administración del capital del trabajo

Administración del capital del trabajo

4.33

|Views: 10.407|Likes:
Publicado pordejavuinverso

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: dejavuinverso on Apr 01, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/18/2013

pdf

text

original

Administración del capital del trabajo. Concepto e importancia.

La administración de capital de trabajo se refiere al manejo de las cuentas corrientes de la empresa, las cuales comprenden los activos circulantes y los pasivos a corto plazo. Es uno de los aspectos más importantes de la administración financiera global. Una empresa debe mantener un nivel satisfactorio de capital de trabajo el activo circulante debe ser lo suficientemente grande para cubrir el pasivo a corto plazo, con el fin de consolidar un margen razonable de seguridad. El objetivo de este tipo de administración consiste manejar cada uno de los activos y pasivos a corto plazo que la empresa de manera que se alcance un nivel aceptable y constante de capital neto trabajo. Los principales activos circulantes son, a saber, y les escribo o cajas en, los valores negociables, las cuentas por cobrar y los inventarios. Cada uno de estos activos deben mantenerse eficientemente para conservar la liquidez de la empresa, observando a nivel que no sea demasiado alto para cualquiera de ellos. El pasivo a corto plazo de mayor importancia comprenden las cuentas por pagar, los documentos por pagar y los pasivos acumulados o acumulaciones, cada uno de estas fuentes de financiamiento a corto plazo deben manejarse con mucho cuidado para asegurar su obtención y su empleo adecuados. Capital neto de trabajo. El empleo del capital neto de trabajo para evaluar la liquidez futura de la empresa es generalmente aceptable, siempre que el activo básico y las estructuras financieras de la empresa no cambien en forma drástica durante el período. La forma más común de definir el capital neto de trabajo es como la diferencia entre los activos circulantes y los pasivos a corto plazo de una empresa. Siempre que los activos superen a los pasivos la empresa tendrá capital neto de trabajo. Casi todas las compañías operan con cierto monto de capital neto de trabajo, el cual depende en gran medida del tipo de industria a la que pertenezca. El motivo del uso de esta capital neto de trabajo (y otras razones de liquidez) para evaluar la liquidez de la empresa, se haya en la idea de que cuanto mayor sea y el margen en el que los activos de una empresa cubren sus obligaciones a corto plazo (pasivos a corto plazo), tanta más capacidad de pago generará para pagar sus deudas en el momento de su vencimiento, no obstante, surge del problema de que un activo circulante y un pasivo a corto plazo presentan diferentes grados de liquidez. Cuanto mayor sea la cantidad de activos circulantes presentes, tanto más probable será que algún activo circulante se convierta en efectivo para pagar una deuda pendiente. Las salidas de efectivo resultantes del pago de pasivos a corto plazo son hasta cierto punto impredecibles. Al contraer una deuda, le empresa sabe desde un principio cuando venciera esta. Por ejemplo, cuando se compran mercancía a crédito, los términos del crédito extendidos a la empresa exigen su pago en un momento determinado. La misma predictibilidad se aplica a los documentos y pasivos acumulados por pagar. No siempre es posible predecir cuándo se

convertirán (a efectivo) los activos corrientes que no sean valores negociables o, incluso, efectivo. Entre más predecibles sean estas entradas a cajas, tanto menos capital neto de trabajo requerirá un empresa. Las empresas con entradas de efectivo más inciertas deben mantener niveles de activos circulantes adecuados para cubrir los pasivos a corto plazo (salidas de dinero programadas).

Determinación e interpretación de capital de trabajo.

Combinación de financiamiento. Una de las decisiones más importantes que deben tomarse con respecto del activo circulante y del pasivo a corto plazo del empresa es la forma cómo deberá emplearse éste para financiar aquél. Se dispone de varios enfoques para este tipo de decisión financiera. Uno de los factores determinantes que se debe tener en cuenta consiste en que sólo se dispone de un monto limitado de financiamiento a corto plazo (pasivo corrientes) para cualquier empresa. El monto de los pasivos a corto plazo disponible está limitado por el monto (en unidades monetarias) de las compras en el caso de las cuentas por pagar por el monto o importe de pasivos acumulados en el caso de las acumulaciones, y por el monto de los préstamos temporales o estacionales considerados como aceptables por los prestamistas en el caso de los documentos por pagar. Los prestamistas realizan préstamos a corto plazo para permitir que la empresa financie pasivos acumulados estacionales de cuentas por cobrar un inventario; por lo regular no prestan dinero a corto plazo para usos a largo plazo. Los requerimientos financieros de la empresa pueden dividirse en una necesidad permanente, estacionales o temporal. La necesidad permanente, que consiste en activos fijos más la parte permanente de los activos circulantes de la empresa, permanece inalterada durante el año, en tanto que la necesidad estacional o temporal, que es atribuible al existencia de ciertos activos circulantes temporales, varía en el año. La relación entre necesidades de activos corrientes y fijos, y fondos permanentes y temporales. Método directo. El método directo exige que el empresa financiera su requerimientos a corto plazo con fondos a corto plazo, y sus necesidades a largo plazo con fondos a largo plazo. Las variaciones temporales de los requerimientos de fondos de las empresas se obtienen a partir de fuentes de fondos a corto plazo, en tanto que las necesidades de financiamiento permanente provienen de fuentes de fondos a largo plazo. La solicitó de préstamos a corto plazo sea para tan al requerimiento real de fondos. . Método conservador. El método conservador consistiría en financiar todos los requerimientos de fondos proyectados con fondos a largo plazo, y emplear los fondos a corto plazo en caso de una emergencia o un desembolso inesperado de dinero. Resulta difícil imaginar

cómo podría ponerse en práctica este método ya que ciertos instrumentos financieros a corto plazo son virtualmente inevitables. Sería complicado para una empresa el mantener en un nivel bajo las cuentas por pagar y los pasivos acumulados. Por lo demás, sería poco inteligente, día que las cuentas por pagar y las acumulaciones surgen de manera natural en el proceso de los negocios. Método alternativo. La mayoría de las empresas emplean en la financiero que se halla entre el enfoque directo de altas utilidades-alto riesgo, y el conservador, de bajas utilidades-bajo riesgo. La relación exacta entre rentabilidad y riesgo depende en gran medida de la iniciativa del encargado de tomar decisiones con respecto al riesgo. En conclusión el capital neto de trabajo se define como la diferencia entre los activos circulantes y los pasivos a corto plazo. El nivel apropiado el capital neto de trabajo dependiente los tipos de flujo de efectivo del empresa. Las empresas mantienen el capital neto de trabajo como reserva entre las salidas y entradas de efectivo. El capital neto de trabajo suele emplearse como medida del riesgo de insolvencia técnica de la empresa. Cuanto más solvente o líquida sea una empresa, tanto menos probable será que no pueda cumplir con sus deudas en el momento de su vencimiento. Como los niveles bajos de capital neto de trabajo indican una mayor probabilidad de liquidez insuficiente, y viceversa, dicho capital representa una medida o pila del pliego. Otra definición del capital neto de trabajo dice que este es la parte del activo circulante de la empresa financiado con fondos a largo plazo. Al evaluar la relación rentabilidad-riesgo asociada a nivel del capital neto de trabajo de una empresa, es posible realizar presupuestos: (1) la empresa en cuestión es una manufacturera; (2) el activo circulante es menos rentable que el activo dijo, y (3) que los fondos a corto plazo son menos costosos que los de largo plazo. Cuanto mayor sea la razón o índice de activo circulante harto hostal, tanto menos rentable será la empresa, y por tanto, menos riesgosa. También puede operarse lo contrario. Cuanto mayor sea la razón de pasivo circulante a activo total, tanto más rentable y más riesgosa será la empresa. También se cumple lo contrario en esta proposición. Tales consideraciones alternativas entre rentabilidad y riesgo deben considerarse al evaluar la posición del capital neto de trabajo. Dado que el capital neto de trabajo puede considerarse como parte del activo circulante de una empresa, financiado con fondos a largo plazo, la combinación entre el financiamiento a corto y largo plazo se asocia directamente a la relación rentabilidad-riesgo y capital neto de trabajo. Al pronosticar los requerimientos de fondos, el administrador puede evaluar las consecuencias de diversos planes de financiamiento ante ese debe decidir que parte del activo circulante debe financiarse con fondos a largo plazo. La necesidad de financiamiento permanente se atribuye a los activos fijos y a la parte permanente del activo circulante, en tanto que el requerimiento estacional o temporal se atribuye a la existencia de ciertos activos circulantes. Existen varios enfoques o métodos para determinar una combinación de financiamiento adecuada. El enfoque directo es un plan de financiamiento de altas

utilidades-alto riesgo, en el que los requerimientos temporales son financiados con fondos a corto plazo, y los permanente es, con fondos a largo plazo. El enfoque conservador es un plan de financiamiento de bajas utilidades-bajo riesgo; todos los requerimientos de fondos-tanto temporales como permanentes-son financiados con fondos a largo plazo. Los fondos a corto plazo se conservan para emergencias. La mayoría de las empresas emplean un método de intercambio alternativo en el que algunos requerimientos temporales son financiados con fondos a largo plazo; este enfoque se halla entre el enfoque directo, de altas utilidades-alto riesgo, y el conservador, de bajas utilidades-bajo riesgo. Administración del efectivo (caja y valores negociables). La administración del efectivo y de los valores negociables es una de las áreas más importantes de la administración del capital de trabajo. Como ambos son los activos más líquidos de la empresa, pueden constituirse a la larga la capacidad de pagar las cuentas en el momento de su vencimiento. En forma colateral, estos activos líquidos pueden funcionar también como una reserva de fondos para cubrir los desembolsos inesperados, reduciendo así el riesgo de una "crisis de solvencia". Dado que otros activos circulantes (cuentas por cobrar e inventarios) se convertirán finalmente en activo mediante la cobranza y las ventas, el dinero efectivo es el común denominador al que pueden reducirse todos los activos líquidos. Los valores negociables son instrumentos de inversión a corto plazo que la empresa utiliza para obtener rendimientos sobre fondos temporalmente ociosos. Cuando una empresa experimenta una acumulación excesiva de efectivo utilizará una parte de él como un instrumento generador de intereses. Aún cuando los bancos comerciales pueden pagar intereses sobre los depósitos a la lista (cuenta de cheques), los clientes perciben generalmente tal compensación por los saldos en sus cuentas, en forma de honorarios reducidos por servicio o tasas menores de interés sobre préstamos, o bien, ambas cosas. Debido a que las tasas de interés que aplican en este caso los bancos suele ser baja, las empresas usan mejor en diversos instrumentos el exceso de los saldos bancarios. ciertos sistemas de obtención de intereses altamente líquidos permiten a la empresa percibir utilidades sobre el efectivo ocioso, sin que por ello sacrifiquen parte de su liquidez. Ciclo de caja. El ciclo de caja de una empresa se define como el lapso que abarcan desde el momento en el que la empresa realiza un desembolso para comprar materia prima , hasta el momento en el que se cobran el efectivo de las ventas del artículo terminado y producido con dicho material. La rotación del efectivo es en número anual de veces en que el numerario sufre una rotación. Efectivo mínimo de operación. Dado que la empresa debe aprovechar las oportunidades que surjan para invertir o pagar sus deudas a fin de mantener un saldo efectivo, la meta debe ser entonces operar de manera que se requieran un mínimo de dinero efectivo. Debe planearse la cantidad de dinero que permitan a la empresa cumplir con los pagos

programados de sus cuentas en el momento de su vencimiento, así como proporcionar un margen de seguridad para realizar pagos no previstos, o bien, pagos programados, cuando se dispongan de las entradas de efectivo esperado. Dicho "efectivo", por supuesto, puede mantenerse en forma de depósito a la vista (saldo en cuenta de cheques) o en algún tipo de valor negociable que produzca intereses. Existen diversas étnicas cuantitativas, al igual que reglas empíricas, para determinar los saldos "óptimos" de caja. El nivel óptimo depende tanto de la entrada esperada o no, así como de los desembolsos de efectivo. El saldo apropiado se establece con frecuencia en un nivel suficiente para cumplir con los requerimientos esperados o inesperados, o para cubrir las necesidades establecidas por los acreedores, cualquiera que sea lo mayor. Costo de oportunidad. Administración de cuentas por cobrar. Las cuentas por cobrar de una empresa representa la extensión de o un crédito a sus clientes en cuenta abierta. Con el fin de mantener a sus clientes habituales y atraer a nuevos, la mayoría de las empresas manufactureras consideran necesario ofrecer crédito. El inventario es por su parte, un activo circulante necesario por qué permite que el proceso de producción-ventas funcione con un mínimo de obstáculos. Se requiere de un acervo de materias primas y trabajo en proceso para asegurar la disponibilidad de los artículos cuando se les demande. Debe contarse con inventarios de artículos terminados para proporcionar un acervo de apoyo que permita a la empresa satisfacer sus demandas a medida que surjan. Las cuentas por cobrar y el inventario están íntimamente relacionados, ya que para los fabricantes, la cantidad adecuada de inventario de artículos terminados se convierte realmente en una cuenta por cobrar en el momento de realizar una venta a crédito. Las cuentas por cobrar y el inventario son los activos circulantes más comunes que mantienen las empresas. Para el fabricante común representan más de 80% de sus activos circulantes. Las cuentas por cobrar y el inventario de representan casi 40% de los activos totales de las corporaciones industriales. Es interesante observar y aún cuando existen diferencias según la industria en el tamaño relativo de dichas cuentas, estos dos activos circulantes son de gran importancia. Dado en la inversión de estos activos es considerable, el administrador debe tratar de minimizar la inversión mientras mantiene un nivel adecuado de servicio. El administrador tiende a ejercer un control directo sobre las cuentas por cobrar, y debe vigilar y asesorar en cuestiones referentes al inventario un activo que tiende a estar bajo control directo del departamento de producción o manufactura. Políticas de crédito. Las políticas de crédito de una empresa establecen los lineamientos para determinar si se otorga un crédito a un cliente y por cuanto se le debe conceder. La empresa no sólo debe ocuparse con establecer las normas de crédito, sino en aplicar correctamente tales normas al tomar decisiones. Además, la empresa en

debe impulsar el desarrollo de las fuentes de información de crédito y los métodos de análisis de dichas informaciones. Cada uno de estos aspectos de la política crediticia es importante para la administración eficaz de las cuentas por cobrar. Una aplicación errónea de una buena política de crédito, o la adecuada instrumentación de una deficiente política, no producirá nunca resultados óptimos. Normas de crédito. Las normas de crédito de una empresa definen los criterios básicos para la concesión de un crédito a un cliente. Aspectos como la reputación créditicia, referencias de crédito, períodos de pago promedio y ciertos índices financieros, proporcionan una base cuantitativa para establecer y reforzar los patrones de crédito. Nuestro interés aquí no no se centra en los componentes individuales de los patrones de crédito, sino en las restricciones o facilidades de la política global de la empresa. El conocimiento de las principales variables que deben considerarse cuando una empresa examina la posibilidad de ampliar o restringir sus normas de crédito, dará a una idea general del tipo de decisiones que esto involucra. Variables fundamentales. La viables más importante es que deben considerarse al evaluar los cambios propuestos en las normas de crédito son: volumen de ventas, inversión en cuentas por cobrar, y gastos por cuentas incobrables. Volumen de ventas. Cabe esperar que el cambio en las normas de crédito modifique el volumen de ventas. Conforme se amplían los patrones de crédito, se esperan que aumenten las ventas; por otro lado, una restricción de tales patrones reducirán las ventas. Los efectos de estos cambios sobre las utilidades netas dependerán de su efecto sobre ingresos y costos. Inversión en cuentas por cobrar. Existe un costo asociado al mantenimiento de las cuentas por cobrar. Cuanto más alto sea el promedio de las cuentas por cobrar de una empresa, tanto más costoso será mantenerla, y viceversa. Si la empresa hace más flexibles sus políticas de crédito, el nivel promedio de cuentas por cobrar se elevará, en tanto que disminuira si las restringe. Por consiguiente, puede esperarse que una flexibilización de las normas de crédito propicie costos más altos de mantenimiento, y lo contrario, una reducción en tales costos. Los cambios en el nivel de cuentas por cobrar como resultado de cambios en las normas de crédito surgen de dos factores: cambios en las ventas y cambios en las cobranzas. Las ventas crecientes darán como resultado mas cuentas por cobrar y las ventas decrecientes producirán menores promedios de cuentas por cobrar. Cuando se amplían los términos crediticios, se otorga crédito a clientes con menor reputación crediticia, quienes quizá tardarán más en pagar sus deudas. Cuando se restringen los patrones, se concederá el otorgamiento de crédito a los clientes con mejor reputación y solvencia, quienes con seguridad, pagarán oportunamente. El

relajamiento de los patrones de crédito propicia clientes morosos y eleva el promedio de cuentas por cobrar: dato que el caso contrario se significa un pago más rápido, se reduce dicho promedio. Gastos cuentas incobrables. Otra variable que se espera se vea afectada por cambios en las normas de crédito son los gastos por cuenta incobrables. La probabilidad (o riesgo) de adquirir una cuenta incobrable aumentan a medida que se suavizan las normas de crédito y se reduce cuando estas se vuelven más estrictas. Toma de la decisión respecto a la norma de crédito. Con el fin de decidír si la empresa debiera suavizar sus normas de crédito, debe comprarse la contribución adicional de utilidades a partir de las ventas con la suma del costo de la inversión marginal en cuentas por cobrar y el costo de las cuentas incobrables marginales. Si la contribucion adicional de utilidades es mayor que los costos marginales, debieran flexibilizarse las normas de crédito: de lo contrario, tales normas deben permanecer inalteradas.. condiciones de crédito. Las condiciones de crédito de una empresa se especifican en los términos de pago estipulados por todos los clientes operan a crédito para este efecto se utiliza, por lo general, una especie de clave, las condiciones de crédito se pueden indicar, por ejemplo como 2/10 neto 30, lo cual significa que el comprador tiene un descuento de dos por ciento si paga dentro de los diez días siguientes a la iniciación del período de crédito: si el cliente no aprovecha el descuento por pronto pago, deberá pagar el monto total dentro de los treinta días siguientes al inicio del periodo citado. Las condiciones de crédito comprenden tres aspectos:1) descuento por pronto pago si se estipula (en éste caso, dos por ciento) 2) el periodo de descuento pronto pago (diez días en este caso), 3) el periodo de crédito (treinta días). Los cambios en cualquier cláusula de las condiciones de crédito de la empresa pueden afectar su rentabilidad total. Políticas de cobranza. Las políticas de cobranza de la empresa son los procedimientos adaptados para cobrar las cuentas cuando éstos vencen, la eficiencia de tales políticas puede evaluarse parcialmente considerando el nivel de gastos por cuentas incobrables. Dicho nivel depende no sólo de las políticas de cobro, sino en aquellas en las que se basa el otorgamiento de un crédito. Ya que el nivel de cuentas incobrables atribuible a las políticas de crédito puede suponerse relativamente constante, es de esperar que el aumento en los gastos de cobranza reduzcan las cuentas incobrables.. Tipos de procedimientos de cobranza.

Por lo regular se emplean diversos procedimientos de cobranza. A medida que una deuda se vence y envejece, la gestión de cobro se toma más persona y más exigente. A continuación se exponen las técnicas o procedimientos básicos de cobranza. Notificaciones por escrito. Después de cierto número de días posteriores al vencimiento de una cuenta por cobrar, la empresa suele enviar una carta en término cortes recordando al cliente su adeudo si se hace caso omiso de dicha carta, envía otra carta más exigente, en caso necesario, puede remitirse otra más. Las notificaciones de cobranza por escrito son el primer paso en el proceso de cobro de cuentas vencidas. Llamadas telefónicas. Si las notificaciones por escrito no dan ningún resultado, el gerente de crédito mismo de la empresa puede llamar al cliente y exigirle el pago inmediato. Si el cliente presenta una explicación adecuada, se puede convenir una prórroga del período de pago una llamada del abogado de la compañía también puede ser útil si los demás recursos no han funcionado. Visitas personales. Esta técnica es mucho más común a nivel de crédito del consumidor, pero también puede utilizarla los principales proveedores industriales. El envío de un cobrador o incluso el vendedor encargado, a requerir el pago al cliente puede ser un procedimiento de cobrar muy eficaz ya que el pago podría realizarse en el acto. Mediante agencias de cobranza. Una empresa puede transferir las cuentas incobrables a una agencia o a un abogado para que éstos se encarguen de ellos normalmente, los honorarios por ésta clase de gestiones son altos ya que la empresa puede recibir menos del 50% del importe de las deudas asi cobradas. Recurso legal. Esta es la medida más estricta en el proceso de cobranza, y representa una opción antes de utilizar una agencia de cobro. Este procedimiento no es solamente oneroso, sino que puede obligar al deudor a declararse en bancarrota reduciendose así la posibilidad de futuros negocios con el sin que garantice el pago final de los adeudos vencidos. Administración de inventarios. ADMINISTRACIÓN DE INVENTARIOS En los negocios existe una realidad reconocida por muchos, pero desafortunadamente racionalizada e implementada por pocos “quien compra bien, vende o produce bien”. El tener una buena política de compras, le va a permitir un manejo fluido a la empresa y disminuir sus costos, lo que obviamente mejorará su rentabilidad. Debido a lo anterior es necesario estudiar los inventarios desde el momento en que se proyecta la compra, es decir involucrarlos en los procesos de planeación de la compañía y en su contrapartida obligatoria, el control. En la acepción más amplia de la palabra, los inventarios son recursos utilizables que se encuentran almacenados para su uso posterior en un momento determinado. Algunos autores los definen simplemente como bienes ociosos almacenados en espera de ser utilizados. Otros autores los definen como un activo corriente de vital importancia para el funcionamiento de la empresa. Existen múltiples argumentos para justificar la

tenencia o no de inventarios, de los cuales mencionaremos tan solo unos pocos. Argumentos a favor:
Prever escasez Es preferible ahorrar productos que plata Permiten obtener ganancias adicionales cuando hay alzas Facilitan desfasar (separar) los diferentes procesos de la empresa.

Argumentos en contra:
Inmovilizan recursos que podrían usarse mejor Esconden los problemas de la empresa Disimulan la ineptitud del tomador de decisiones Facilitan esconder los problemas de calidad.

Los argumentos esgrimidos por los “partidarios” de cada corriente tienen validez relativa, esto es lo que los hace tan peligrosos, ya que al tener indiscutiblemente una parte de realidad son aun más difíciles de rebatir que las verdades verdaderas como diría Fuentes, debido a lo anterior es que debemos ser objetivos en la posición a asumir y no ser maniqueos, es decir no debemos creer que nuestro argumento es acertado y que todos los demás están equivocados. Lo que es indiscutible, es que los inventarios representan un alto porcentaje de los activos en el balance y a las compras les sucede lo mismo con respecto a las utilidades en los estados de resultados, entonces si desde el punto de vista financiero reconocemos esta realidad y no hacemos nada con el objeto de mejorar su manejo estamos siendo irresponsables con nuestra empresa.

Características básicas. Dos aspectos que el inventario requieren explicación. Uno de ellos se refiere a los tipos de inventarios: el otro trata de los diversos puntos de vista respecto del nivel adecuado de extensas que se mantienen en algunas de las áreas funcionales de una empresa. Tipos de inventario. los tipos básicos de inventario son los de materias primas, de productos en proceso, y de productos terminados. Materias primas. El inventario de materias primas comprenden los insumosgeneralmente materiales básicos-que compra la empresa, cómo acero, plásticos o tornillos, en algunos casos, cuando una empresa fabrica productos muy elaborados, con puestos de numerosas partes, el inventario de materias primas puede consistir en artículos manufacturados que se compran a otra empresa, otra división de la misma compañía. Productos en proceso. Este inventario de materias comprenden todos los elementos que se encuentran en el proceso de producción. Por lo general, se trata de producciones parcialmente terminados esto es en una etapa intermedia de su elaboración. Se considera material en proceso las piezas metálicas en las que se ha realizado cierta operación pero que tendrán características adicionales al final del

proceso de producción. La cantidad de material o productos en proceso dependen en gran parte del tiempo y de la complejidad de la manufactura. Si se necesitan 50 operaciones, cada uno de las cuales requiere de casi dos días de producción, para convertir un material en producto terminado, el artículo permanecerá en el inventario de productos en proceso durante un largo período. Aunque sólo se necesitan unas pocas operaciones, su complejidad puede alargar el proceso de fabricación. Lo que origina un inventario alto de material en proceso. Productos terminados. El inventario de productos terminados con ésta de los artículos ya producido, pero que aún no han sido vendidos. Algunas empresas que fabrican sobre pedido mantienen inventarios muy bajos de este tipo, ya que todos los artículos están prácticamente vendidos antes de ser producidos. Aquí se trata sólo de la empresa que produce y vende un grupo diversificado de productos. La mayor parte de la producción se realiza con anticipación a las ventas. El nivel de cantidad de productos terminados los impone en gran parte la demanda de ventas prevista el proceso de manufactura y la inversión requerida en productos terminados. Técnicas de administración de inventarios. Los métodos entre empleados en el manejo de inventarios son: 1) el sistema ABC. 2 ) el modelo básico de cantidad económica de pedido. 3) el punto de reordenación. aún cuando éstos técnicas no son estrictamente financieras, pueden resultar útiles para el administrador de finanzas. El sistema ABC. Una empresa que emplea el llamado sistema ABC divide su inventario en tres grupos en los productos A se ha concentrado la máxima inversión. El grupo B es formado por los artículos que siguen a los A en cuanto a la magnitud de la inversión. Al grupo C lo componen en su mayoría, una gran cantidad de productos que sólo requieren de una pequeña inversión. El control de los productos A debe ser el más cuidadoso debido a la magnitud de la inversión comprendida en tanto que los productos B y C estarían sujetos a procedimientos de control menos estrictos. Modelo básico de cantidad económica de pedido. Uno de los instrumentos más elaborados para determinar la cantidad de pedido óptimo de un artículo de inventario es el modelo básico de cantidad económica de pedido. Este modelo puede utilizarse para controlar los artículos A de las empresas, pues toma en consideración diversos costos operacionales y financieros, y determinan la cantidad de pedido que minimiza los costos de inventario total. El estudio de este modelo abarcará: 1) los costos básicos, 2) un método gráfico, y 3) un método analítico. Costos básicos. Excluyendo el costo real de la mercancía, los costos que origina el inventario pueden dividirse en tres grandes grupos: costos de pedido, costos de

mantenimiento de inventario y costo total. Cada uno de ellos cuenta con algunos elementos y características claves. Costos de pedido. Estos costos incluyen los gastos administrativos fijos para formular y recibir un pedido, esto es, el costo de elaborar una orden de compra, de efectuar los trámites resultantes, y de recibir y cotejar un pedido contra su factura. Los costos de pedido se formulan normalmente en términos de unidades monetarias por pedido. Costos de mantenimiento de inventario. Estos son los costos variables por unidad resultantes de mantener un artículo en inventario durante un periodo específico. Por lo regular, estos costos se formulan en términos de unidades monetarias por unidad y por período. Los costos de este tipo presentan elementos como costos de almacenaje, costos de seguro, desde pedido lo, de obsolescencia, y el más importante,el costo de oportunidad, que surge al inmovilizar los fondos del empresa en el inventario. El costo de oportunidad es el componente de costo financiero, es decir, el valor de los rendimientos de los cuales se ha prescindido (en inversiones de igual riesgo) con el fin de arruinar la inversión en inventario. Una regla empírica que se menciona frecuentemente establece que el costo de mantener un artículo en inventario durante un año representa entre 20% y 25%-e incluso casi 30%-del costo (valor) del artículo. Costos totales. El costo total de inventarios se define como la suma del costo del pedido y del costo de inventario. En el modelo CEP, el costo total es muy importante, ya que su objetivo es determinar el monto de pedido que lo minimice. Financiamiento a corto plazo. Administración de cuentas por pagar. Generalmente las cuentas por pagar se originan la compra de materias primas "en cuenta abierta". Las compras en cuenta abierta son la fuente principal de financiamiento a corto plazo sin garantía para la empresa. Comprenden estas cuentas todas las transacciones en las que se compran mercancía, pero no se firma un documento formal para dejar constancia del adeudo del comprador ante el vendedor. El comprador, al aceptar la mercancía que se le envía, conviene en pagar el proveedor la cantidad requerida según las condiciones de venta. Las condiciones de crédito que se ofrecen en tales transacciones por lo regular se establecen en la factura del proveedor que suele acompañar a la mercancía. Tales cláusulas son de gran importancia para el comprador, y deben tenerse en cuenta para la programación de todas las compras. Aún cuando las obligaciones del comprador para con el proveedor pueden no parecer tan comprometedora legalmente como él afirma de un documento, no existe ninguna diferencia legal entre estos dos convenios. Si una empresa fuera a declararse en bancarrota, el acreedor que hubiera vendido sus bienes en cuenta abierta tendría un derecho legal sobre los activos de la empresa tan auténtico como uno que poseyeran un documento por pagar. La única ventaja de utilizar un documento de este tipo es que resulta más fácil probar, por parte del tenedor, que

realmente vendió la mercancía a la empresa en bancarrota. Esto significa el tenedor un documento puede considerarlo un procedimiento util en caso de que el cliente niegue haber realizado una compra específica. El empleo de documentos de compra de materia prima es poco común, y sólo se les utiliza si el proveedor tiene motivos para creer que la situación o reputación crediticia de su cliente es dudosa. Entre los aspectos más importante de las cuentas por pagar se encuentran los tipos de condiciones de crédito que ofrecen los proveedores, los costos que resultan de prescindir a descuentos en efectivo por pronto pago y, por último, las compensaciones derivadas de retrasar el pago de las cuentas pendientes. Condiciones de crédito. Las condiciones de crédito del empresa establecen el período de crédito, el monto del descuento por pronto pago y la fecha en que se inicia el crédito. cada uno de estos aspectos se abrevian en expresiones como "2/10 neto 30 FM": estos términos contienen la información esencial con respecto a la duración del periodo de crédito (30 días), el descuento por pronto pago (2%), el período para el descuento (10 días) y el momento en el que se inicia el periodo de crédito (fin de mes, FM). Período de crédito. Dicho periodo es el número de días que transcurren hasta que el pago total es requerido pronto no importa que se ofrezca un descuento por pronto pago; debe indicarse siempre el período de crédito asociado a la transacción pronto los periodos de crédito suelen variar de 0 a 120 días, aún cuando en ciertos casos se estipulan periodos de crédito mayores. Período neto. La mayoría de las condiciones de pago en comprenden periodos netos que suelen denominarse "neto a 30 días", "neto a 60 días", etcétera. La palabra neto indica que el importe nominal de la compra se debe pagar dentro del número de días 10 indican en el convenio a partir de la iniciación del periodo de crédito. Descuento por pronto pago. Si en las cláusulas de pago se ofrece un descuento por pronto pago (en efectivo), éste será por lo general de 1% a 5%. Se trata en realidad de un descuento porcentual sobre el precio de compra que se concede al comprador si paga dentro del periodo de descuento por pronto pago. Un descuento de 2% indica que comprador de 100 dólares de mercancía sólo debe pagar 98 dólares dentro del período de descuento. Muchos compradores ajustarán su descuentos por pronto pago aprovechando los así aún después del periodo señalado. Desde el punto de vista del otorgan que de crédito, cuyo objetivo es cobrar rápidamente las cuentas pendientes, un descuento por pronto pago actúan como incentivo para que comprador pague lo más pronto posible. La reducción en utilidades debido al descuento se compensa con los cobros más rápidos. El comprador, cuyo objetó es retrasar las cuentas por pagar lo más posible, debe determinar si le conviene aprovechar el descuento por pronto pago y pagar sin demora.

Período de descuento por pronto pago. Dicho periodo específica en número máximo de días después de la iniciación del periodo de crédito en que puede aprovecharse del descuento por pronto pago (en el activo). Normalmente, el periodo de descuento comprende entre 5 y 20 días. En algunas industrias se ofrece más de un descuento de este tipo. Dicho periodo es más corto para el mayor descuento que se ofrece y más largo para el menor descuento. Con frecuencia, los cliente es más importantes de las empresas menores se valen de su influencia para efectuar una especie de apalancamiento, permitiendo así el empresa haga efectivos los descuentos por pronto pago aún mucho después de haber finalizado el período de descuento. Esta estrategia si bien no es muy fiel al código de ética que impera en los negocios, se realiza constantemente. La tendencia actual es la eliminación de descuentos por pronto pago. Ésta tendencia se debe a dos factores fundamentales pronto el primero es el uso de computadoras para liquidar cuentas por pagar. Cuando los pago se programan mediante una computadora, la mayoría de las empresas toman el descuento por pronto pago independientemente de cuando se efectuó el pago. Una empresa puede terminar de pagar 20 días después de finalizar el periodo de descuento, y aún así aprovecharlo. La segunda causa de la tendencia a prescindir de los descuentos por pronto pago es la dificultad para supervisar los descuentos y cobrar el importe vencido cuando se haya tomado un descuento forma indebida. Por ello, las empresas prefieren ofrecer mejores precios y ningún descuento por pronto pago.

Financiamiento Bancario
Las empresas necesitan mantener un mínimo de efectivo para financiar sus actividades operacionales diarias, la situación financiera de largo plazo puede depender de los recursos que se consigan en el corto plazo es por ello que los administradores financieros deben tomar las medidas necesarias para obtener estos recursos, así ellos deben conocer cuales son las entidades que en algún momento los pueden ayudar a salir de un posible inconveniente de liquidez. Los recursos de la empresa son base fundamental para su funcionamiento, la obtención de efectivo en el corto plazo puede de alguna manera garantizar la vigencia de la empresa en el mercado, es por ello que surgen preguntas como ¿En donde se puede conseguir efectivo rápidamente?, ¿A cuanto asciende el costo del crédito?, ¿Cuales son las entidades de crédito financiero? ¿Que se debe hacer para obtener una mayor beneficio? y muchas otras que con el contenido de este escrito se pretenden aclarar con la presentación general de las principales alternativas de financiación existentes en el mercado financiero. Se pretende analizar y proveer la información necesaria para tener una visión amplia de las fuentes de financiación en América latina y una detallada recopilación de los principales intermediarios financieros y las formas de colocación del efectivo en el cual se fundamenta la línea de crédito que enmarcan las operaciones de financiamiento.

Las corporaciones financieras son conocidas en el lenguaje financiero como “bancos de desarrollo” y están encargados de la intermediación financiera orientada a participar directa y activamente en el proceso de ahorro e inversión de largo plazo, por ello participan dinámicamente en el mercado de capitales y a proveer de recursos de mediano y largo plazo al sector real de la economía. Por lo anterior, estas entidades son el único intermediario autorizado a mantener inversiones permanentes en empresas productivas; esto se logra con aportaciones de capital. Además las corporaciones financieras pueden como los bancos desarrollar operaciones de crédito documentario, créditos en moneda extranjera, otorgar avales y créditos en moneda legal.

Papel comercial.

El llamado papel comercial consiste en pagarés sin garantía a corto plazo emitidos por las empresas que cuentan con un sólido prestigio de crédito. Generalmente, sólo las empresas grandes, de solidez financiera incuestionable, pueden emitir documentos negociables. La mayor parte del papel comercial presenta vencimientos que fluctúan entre tres y 270 días. Aunque no tiene una nominalisación establecida, el papel comercial se emite por lo regular en múltiplos de 100,000 dólares o más. Una gran parte de estos documentos son emitidos por compañías financieras; las empresas manufactureras cuentan sólo con una parte menor de éste tipo de financiamiento.

Factoraje
Factoraje es la venta de cuentas por cobrar haciendo un descuento sobre el valor del documento a cambio de efectivo inmediato. El Factoraje le permite a su empresa convertir sus cuentas por cobrar en efectivo inmediato al concluir una venta de bienes o por servicios rendidos. Cuando proporciona crédito a sus clientes, USTED está financiando el negocio de sus clientes sin cobrar interés. También pierde la oportunidad de utilizar su dinero al estar esperando por el pago de su cliente. Esto se conoce como Costo de Oportunidad. Este problema se puede resolver con el Factoraje. El Factoraje es una forma de financiamiento que utiliza las cuentas por cobrar(facturas) de una empresa para facilitar efectivo inmediato para cubrir gastos de operación y desarrollo. El Factoraje no es un préstamo. No hay pago de deuda, no compromete su estado de cuenta, sin contratos con términos a largo plazo o retrasos asociados con otros métodos de aumento de capital. El Factoraje le permite utilizar el activo arduamente ganado para obtener efectivo y utilizarlo para el desarrollo de su compañía. El Capital adicional que el factoraje provee le permite:

• Cubrir gastos de operación • Tomar ventaja de descuentos comerciales • Controlar las fluctuaciones temporales de flujo de efectivo • Fondos para la nómina • Compra de equipo. • Incremente las ventas y expanda su negocio La forma más común de factoraje cabe en su cartera - la tarjeta de crédito. Un comerciante que acepta tarjetas de crédito como forma de pago, recive una cantidad ya descontada de la compañía de la tarjeta de crédito por el servicio de factoraje en sus ventas.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->