Está en la página 1de 4

La cultura nicaraguense LUIS RICARDO AREVALO ARIAS La cultura nicaraguense significa espiritu de supervivencia, muy pocas son las

culturas que saben salir a flote. Lo ha demostrado el gran panida Ruben Dario con su majestuosa vocacion poetica literaria que ha asombrado al mundo entero con su genio.

Los valores culturales nicaraguenses son ingentes, como la Comedia bailete El Gueguense que ha sido declarada como Patrimonio Oral e intangible de la Humanidad, por la UNESCO, las Naciones Unidas han puesto sus ojos en la

tierra pinolera porque posee una gran valia su folklore y tradicion oral.

Ademas del gueguense tenemos otras manifestaciones culturales como la artesania, son muchos los artesanos nicaraguenses qucon su ingenio y teson ha sabido salir adelante sin el apoyo gubernamental, unicamente con el sudor de su frente, esta accion es encomiable desde el contexto cultural de la nacion.

Hace falta el reconocimiento global de estas iniciativas, con un premio a la calidad y excelencia artesanal por parte

delas autoridades culturales, el Instituto Nicaraguense de Cultura tiene la ultima palabra en este sentido.

Honor a quien honor merece, la cultura nicaraguense urge de hombres y mujeres que puedan hacer sus caminos, los caminos dedicados al pueblo y a su futuro.

Porque es la cultura que representara al pais en el exterior, solo la cultura puede ser la actriz de salvar al pueblo ante las adversidades que amenazan al mundo mediante la transculturacion. Propongo a las autoridades del Instituto Nicaraguense Cultura declarar a la Ciudad de Granada como Reserva

Cultural de la Poesia Universal con motivo del magno evento que sera realizado del 17 al 23 de febrero el Festival Internacional de Poesia con la asistencia de 91 poetas de todo el mundo. Esta declaracion tiene que ser firmada por todos los poetas participantes al finalizar este evento. Como poeta, escritor y locutor joven estoy proponiendo esta declaracion interesado en la promocion cultural de mi pais, bajo la egida del gran panida Ruben Dario. HONOR A QUIEN HONOR MERECE.