La Definición de lo Urbano Horacio Capel Uno de los problemas más interesantes ha sido siempre la definición de lo urbano, de la ciudad, lo que

sería sustancialmente diferente a lo rural. El desarrollo de los medios de comunicación (Transporte y transmisión de mensajes e información), la desaparición de las antiguas servidumbres, la homogeneización de muchas pautas de comportamiento, por otro lado, han hecho que muchos países industrializados borren ciertas diferencias entre lo urbano y lo rural, entre ciudad y campo. Las definiciones teóricas La definición de la ciudad y del límite inferior de lo urbano, han sido temas muy debatidos. El problema presenta dos lados. En primer lugar está el problema de la definición teórica del hecho urbano en contraposición a lo rural, y la enumeración de los rasgos esenciales de la ciudad. En segundo lugar, la definición concreta utilizada en cada país para determinar confines estadísticos lo urbano y fijar el límite a partir del cual se puede empezar a hablar de ciudad. Desde el punto de vista teórico las definiciones son de dos tipos. Por un lado las que se basan en una o dos características que resultan esenciales y por otro lado las definiciones eclécticas que intentan dar idea de la complejidad de lo urbano sintetizando diversas características. Los rasgos que con mayor frecuencia se han usado para definir lo urbano son: el tamaño, la densidad, el aspecto del núcleo, la actividad no agrícola y el modo de vida y otras características sociales como la heterogeneidad, la cultura urbana y el grado de interacción social. Dimensión y actividad El tamaño, medido en número de habitantes, es una característica fundamental sobre todo en los primeros momentos del desarrollo de los estudios urbanos. La forma y el aspecto de la aglomeración han sido utilizados como criterios esenciales, sin gran convicción, ni éxito. Ejemplo Dörries, la ciudad se reconoce “por su forma más o menos ordenada, cerrada, agrupada alrededor del núcleo fácil de distinguir y con un aspecto muy variado, acompañada de los elementos más diversos. En cuanto a las funciones económicas, lo que caracteriza a las ciudades es el predominio de actividades no agrícolas. Para RIchofen, una ciudad es “un agrupamiento cuyos medios de existencia normales consisten en la concentración de formas de trabajo que no están consagradas a la agricultura, sino particularmente al comercio y la industria”. Más completa sería la definición de Aurosseau que a la industria y el comercio, incluye otros servicios especializados. “rurales son aquellos sectores de población que se extienden en la región y se dedican a la producción de los artículos primarios que rinde la tierra: los sectores urbanos, en cambio, incluyen a las grandes masas concentradas que no se interesan, por la obtención de materias primas, sino que están vinculadas a los transportes, a las industrias, al comercio, a la instrucción de la población, de la administración de Estado o simplemente a vivir en la ciudad.

secularización. Además la ciudad ofrece libertad. desconocimiento mutuo. La gran ciudad es el lugar del cosmopolitismo. Sombart considera a la ciudad como “un establecimiento de hombres que para su mantenimiento han de recurrir al producto de un trabajo agrícola exterior”. que significa posibilidades de interacción. Lo más usado de este autor para estudios posteriores. segmentación de los roles. Smailes señala “para el objetivo particular un geógrafo debe considerar lo urbano como un tipo particular de paisaje producido por el hombre”. es el hecho de que los ciudadanos no producen sus propios alimentos. es uno de los primeros autores en hablar de a psicología urbana. lo que se refleja en la división del trabajo y de una actividad cada vez más parcelada. Simmel. y competencia entre grupos. con lo que se puede deducir los caracteres fundamentales de la vida urbana.Una forma diferente de presentar esta definición. actitudes y opiniones”. paso de la comunidad a la asociación de masas. “economía monetaria y vida del intelecto están íntimamente ligadas”. y por ello hay una intensificación de la vida nerviosa. y éste debe entenderse como “un sistema específico de normas o valores. son las ideas de que en la ciudad se produce aislamiento social. relaciones sociales caracterizadas por la superficialidad. Algunas críticas a este autor se refieren a que se le da un valor general a lo que no es más que el resultado de un proceso de desarrollo de la sociedad occidental. En la base de las características anteriores se encuentran tres términos: tamaño. espíritu de competencia (frente a la solidaridad de sociedad rurales). el anonimato y el carácter transitorio y utilitario. El concepto de que la economía del dinero estimula la tendencia a la abstracción y favorece el desarrollo de las facultades intelectuales. predominio de relaciones secundarias e impersonales. Estimula la individualización de la personalidad. ya que la vida y el trabajo en común de individuos no tienen lazos sentimentales y emocionales lo que fomenta un espíritu de competencia y mutua explotación. Además que el paso de la vida rural a la vida urbana puede efectuarse sin que desaparezcan los lazos familiares ni los . lo que al mismo tiempo va unido a la soledad. Por lo que podemos entender a la cuidad como relacionada con lo urbano a través de la dependencia. En una gran ciudad la vida es más intelectual. debilitación de la estructura familiar. comportamientos. En cuanto a la forma de vida. Y por último la diversificación y heterogeneidad. el ritmo de vida es más rápido que en las pequeñas ciudades o el campo. movilidad y ascenso social o modificación del estatuto personal. autores como Deffontaines y Brunhes dicen “hay ciudad cuando la mayor parte de los habitantes pasan la mayor parte del tiempo en el interior de la aglomeración” con lo cual se resalta el criterio esencial de la actividad no agrícola de la población. especialización funcional y división del trabajo. normas poco definidas. Por último la ciudad produce una atrofia de la cultura individual. La cultura urbana En base a este concepto se encuentra la contraposición entre rural y urbano. Wirth distingue el modo de vida urbano. que conduce a la segregación. La densidad. la actitud de los ciudadanos hacia sus semejantes es de reserva. provocando una despersonalización de las relaciones humanas. crecimiento de las aglomeraciones urbanas.

lo que le otorga a la ciudad un valor económico. y el tiempo está cada vez más consagrado a los intercambios humanos”. el paisaje urbano que cada ciudad crea. . Por otro lado hay diferencias que se basan en criterios cuantitativos como el número de habitantes. La capacidad de intercambio y el tiempo que dedican las personas a actividades personales y privadas. En general es “un medio privilegiado que estimula la innovación de crecimiento y que facilita la invención y la difusión de valores nuevos”. La facilidad de interrelación social hace a la ciudad atractiva para las industrias y hombres. La ciudad es el lugar de concentración de bienes producidos colectivamente y que deben ser consumidos colectivamente. la ciudad posee “economías de aglomeración relacionadas con la producción de conocimientos y con la toma de decisiones”. la función administrativa. Para Remy. son cosas que diferencian lo urbano de lo rural.hábitos rurales. Para Wirth la ciudad es definida como “una instalación humana relativamente grande. el modo de vida. Además la importancia de la ciudad radica en que es el espacio donde se reúnen los centros de decisión e innovación. de interrelaciones que se pueden crear. lo que da lugar a formas de solidaridad comunitaria. Las definiciones estadísticas Diferencias basadas en criterios cualitativos como el estatuto jurídico. Finalmente cabe decir que los rasgos más importantes para definir una ciudad serían: la gran cantidad de personas. y lo que cuenta realmente es l intensidad de las interrelaciones que se anudan en el interior del espacio urbano. ya que se en las ciudades hay mayor cantidad de intercambio (de información y comerciales) y las personas cuidan más de sí mismos. por el aislamiento en que los grupos se encuentran en el contexto urbano. precisamente porque en la ciudad es donde surgen la mayor cantidad de intercambios. la densidad y la existencia de determinada cifra de trabajadores no agrícolas. Alto potencial de información e interacción El criterio de heterogeneidad ha comenzado a considerarse insuficiente por algunos autores. la importancia de la ciudad radica en su relevancia para el sistema económico. densa y permanente de individuos socialmente heterogéneos”. etc. el aspecto del núcleo y la existencia de determinados servicios. Pero para Castells “la organización social y el sistema cultural dependen de algo más que el número y la heterogeneidad de los individuos: hay que tener también en cuenta la estructura tecno-social. lo que explicaría la aparición de distintos tipos de las mismas. e incluso reforzando a veces estos lazos. En trabajos de autores como Meier. al crear una dependencia difusa respecto a un medio poseído colectivamente. la especialización en el trabajo no agrícola. fundamento organizativo de la sociedad”. “la urbanización lleva consigo una despersonalización del tiempo. Hay que tener en cuenta el contexto en el que surgen las distintas ciudades. se reconoce a la ciudad como un elemento privilegiado desde el punto de vista de las comunicaciones (lugar con mayor riqueza de intercambios). En resumen desde el punto de vista económico. Por lo tanto el sentido de cantidad de relaciones e intercambios es una de las características fundamentales que definiría a la ciudad. la heterogeneidad entre sus miembros. Finalmente para Wirth el rango fundamental y definidor de la ciudad sería la heterogeneidad. e innovación.

entre otros. de cercanía con el núcleo central. y alas de 2 mil a 10 mil habitantes.Criterios cualitativos: En algunas partes la ciudad se define por la existencia de unas funciones administrativas o bien por la concesión oficial de un estatuto jurídico de ciudad. La conferencia de estadística Europea de Estadística de Praga llegó a la conclusión de que se designará como población urbana al conjunto de personas residentes en agrupaciones de viviendas compactas de más de 10 mil habitantes. por ejemplo. como tener una cierta densidad poblacional. expresado en número de habitantes es el criterio más común para definir a una ciudad (la cantidad de habitantes que diferencia entre una zona urbana y una rural. o serían consideradas como ciudades algunas aglomeraciones que presenten características urbanas como abastecimiento de agua. más cercanos a una ciudad nos encontramos). incluyen una o más ciudades de 50 mil habitantes. como tener 2/3 de trabajadores no agrícolas. etc. lo que ha llevado a buscar una forma de medida internacional para definir qué es una ciudad. Las zonas circundantes a estas áreas. si es que la población dedicada al trabajo de la tierra no supera el 25% (definición no aceptada). lo que permitirá hacer comparaciones internacionales. una realidad cambiante que parece haber sufrido modificaciones a lo largo de la historia y sobre todo a partir de la revolución industrial. desagües y electricidad. Las áreas urbanizadas se definieron para todas las aglomeraciones que poseen una ciudad central ed 50 mil habitantes. Serían ciudades las que reúnan ciertas características. capitales de regencia. se definen como urbanas mientras cumplan con ciertos requisitos. La densidad es también un criterio utilizado por algunos países (mientras más habitantes por Km2 hay.. debido a que uno no puede establecer los mismos criterios para un país sudamericano. dependerá del país). como ser capitales de municipio. que para uno europeo. El rechazo de esta propuesta se puede deber a que intenta simplificar la diversidad de contextos en términos de cantidad y de producción económica. Necesidad de un enfoque geográfico específico Una realidad cambiante Lo urbano es ante todo. nos acerca al concepto de ciudad). Conceptos como “urbanización” “suburbano” y “periurbano” nacen para dar cuenta de las nuevas categorías relacionadas a lo urbano (ya que antes se entendía a la ciudad como el espacio rodeado por . Finalmente. Áreas urbanizadas y áreas metropolitanas Para definir estas áreas se utilizan criterios de población. actividad e integración. Nuevas perspectivas Distintos países han evaluado su propia situación. Por último el predominio de actividad no agrícola es otro criterio (tener menos porcentaje de población que se dedique a labores agrícolas. hay que pensar en criterios más móviles que no sean tan rígidos para todas las ciudades. de edificios. densidad. etc. Donde la conformación de una ciudad se deberá a diferentes factores. Para que un área adyacente a un área metropolitana sea considerada dentro de la misma área debe cumplir con requisitos. Criterios cuantitativos: El tamaño del núcleo. Las áreas metropolitanas. que constituyen una unidad económica integrada con un amplio volumen de viajes y comunicaciones entre la ciudad o las ciudades centrales y los espacios exteriores al área.

por el conjunto de las instancias económicas. AL mismo tiempo nuevos términos como “unidad de hábitat” (puntos de concentración de población sedentaria) señalan que ya no se puede hacer tan distinción entre urbano/rural. como todo el espacio. La teoría de los lugares centrales. pone en manifiesto la existencia de grados de jerarquización en los núcleos de poblamiento y permiten distinguir los niveles de complejidad creciente dentro de los sistemas de poblamiento. un producto social. ideológica y jurídico política que la constituyen. actitudes y sistemas de valores semejantes a los de los ciudadanos. dos son fundamentales para una definición de lo urbano: la densidad y la morfología. las que dan paso a ciudades y formas específicas de urbanización. Puede afirmarse que yoda la población sería “urbana”. Es difícil definir a la ciudad en términos geográficos. La instrucción y los medios de comunicación de masas. Además hay que destacar que entre las mismas ciudades existen diferencias de acuerdo a sus funciones económicas o relaciones. contribuye a impregnar todo el espacio de la “cultura urbana. Morfología como reflejo de la densidad y de un tipo de utilización del suelo de carácter no rural. puede constituir el objeto de estudio de una rama de la geografía (de poblamiento). como ya se dijo está condicionad por la estructura social. sino que ahora hay una diversidad de situaciones caracterizadas por una complejidad creciente desde el punto de vista de la organización espacial. en el sentido de que posee pautas de comportamiento. De todos los criterios. el geógrafo debe colaborar necesariamente con otros científicos en el estudio de la realida especial a la que se acostumbra llamar ciudad. por el tipo de relaciones sociales que se establecen entre sus distintos elementos por las relaciones de producción y en definitiva. Los sistemas de poblamiento Aparición de espacios “intermedios” y “semiurbanos”. . y no puede olvidar que es. Lo urbano definido como una forma específica de poblamiento y de organización espacial. Los sociólogos marxistas son quienes han relacionado los modos de producción con formas sociales concretas. Densidad como expresión de la concentración permanente de un cierto número de personas sobre un espacio reducido. O sea que ya no podemos decir que nos encontramos frente a la dicotomía entre urbano/rural. pero esta forma espacial de organización.murallas). Lo urbano como forma de poblamiento La utilización del término de “cultura” para caracterizar lo urbano conduce a dejar sin valor la dicotomía entre población rural y urbana. lo que deberían entrar en la definición de lo urbano por parte de los geógrafos. localizados en la ciudad o controlados por ciudadanos.