El estudiante de Salamanca

ÍNDICE Págs.
   

Autor…………………………………………… 1 Resumen……………………………………… 3 Comentario………………………………….. 4 Crítica………………………………………….. 6 AUTOR José de Espronceda Este poeta y revolucionario fue uno de los más grandes románticos españoles, el más popular del siglo XIX. Su vida integra la rebelión moral y la política, y su estilo se caracteriza por las imágenes arrebatadas y la permanente contradicción de dos estados anímicos: la exaltación y el desaliento. Nació en Almendralejo (Badajoz), en 1808, pero se mudó pronto a Madrid y comenzó con notable aprovechamiento sus estudios, bajo la dirección del famoso don Alberto Lista. A los quince años, el día en que fue ahorcado el general Riego, fundó una sociedad secreta, Los Numantinos, para vengar su muerte. Las actividades de los jóvenes conspiradores fueron descubiertas y ellos, condenados a cinco años de cárcel, que se redujeron a unas semanas en un convento de Guadalajara, donde Espronceda compuso el poema Pelayo. Con dieciocho años se exilió voluntariamente a Lisboa, donde conoció a Teresa Mancha, a quien siguió hasta Londres. Tras un viaje a Holanda en 1828, se instaló en París, donde participó en la revolución de 1830, y entró en España con una expedición de revolucionarios, que fracasó. Fue desterrado y durante ese periodo compuso varias poesías y la tragedia Blanca de Borbón. Raptó a Teresa, a quien había vuelto a encontrar casada y con hijos, y marchó con ella a España (1833). Ella le inspiraría uno de sus poemas más hermosos: Canto a Teresa. Vivió la triple embriaguez romántica del amor, la libertad y la patria. Al regresar, indultado, a España en 1833, tomó parte en otros pronunciamientos que le supusieron nuevas persecuciones. En un banquete pronunció un discurso satírico en verso, que hizo hablar a toda la corte, y fue desterrado a Cuéllar, donde compuso El Estudiante de Salamanca. Posteriormente inició una brillante carrera literaria, diplomática y política. Adquirió fama nacional a partir de 1836, cuando publicóLa canción del pirata que, a pesar de su discutida deuda con Lord Byron, constituye el manifiesto lírico del romanticismo español con su intensa defensa de la libertad, la rebeldía religiosa, social y política. Ese poema y otros ya conocidos se recogieron en Poesías de don José de Espronceda, de 1840, donde junto a poemas que reflexionan filosóficamente sobre el destino humano, aparecen otros políticos y amorosos. Tras la muerte de Teresa (1839), realizó nuevas interpretaciones del amor, como ocurre en el famosísimo poema A Jarifa en una orgía, donde expresa desilusión, hastío, lamentación del placer perdido y rebelión contra la realidad de la vida, con un lirismo contenido que añade ritmos poéticos inéditos que anticipan la versificación modernista.

Se cree que Espronceda trabajó en la redacción de El Estudiante de Salamanca desde 1836. en la segunda parte doña Elvira recibe una carta de don Félix. que es el suyo. Parisina. funde poesía dramática y narrativa. Se ríe de la mujer que intenta enamorar. en su cinismo. Cada paso que avanza detrás de ella le acerca más a la muerte. un extenso poema cuyo protagonista es testigo de excepción de todas las tragedias y los destinos humanos. Sin embargo. no da su brazo a torcer. Pero probablemente se considere a don Félix más terrible que don Juan. . dolor y muerte aparecen en el inconcluso El Diablo Mundo. The Island). El poema comienza con la descripción de Salamanca. El héroe coincide con el Tenorio en su físico. de 1835. fue elegido diputado a Cortes por el Partido Progresista. Varios temas de los usados forman ya parte de la tradición: la locura del protagonista. por su timidez e inocencia. de 1835. Acaba. En la tercera parte don Félix juega una partida de dados y lo pierde todo. que la crítica considera decepcionantes. Esta obra incluye todos las características románticas. crimen. un símbolo. el mismo año de su muerte ocurrida en Madrid. COMENTARIO El estudiante de Salamanca. Mazeppa. como es de esperar muriendo. por lo que es una de las mejores representaciones del Romanticismo español (hay quién lo considera superior a las leyendas del Duque de Rivas y Zorrilla. el relato fantástico La pata de palo. y con la que entabla conversación. que es el hermano de la protagonista. sigue hasta un entierro. en su audacia. la sátira El pastor Clasiquino. RESUMEN Los protagonistas son doña Elvira y don Félix. amor. y que aventaja a veces a los poemas de lord Bayron. Cárcel. La protagonista es un ideal. siguen valorándose por su sinceridad y ritmo y no se considera un demérito que estén inspiradas. Al describir a Elvira la presenta como el prototipo de mujer romántica. Está presente en él lances amorosos y orgías. Se libera del pasado y del futura par a vivir apasionadamente el presente. Espronceda también escribió la novela histórica Sancho Saldaña. Al final doña Elvira acaba convirtiéndose en la imagen de la propia muerte. Es el estudiante de Salamanca el que hace frente Dios para pedirle cuentas y juzgarle. donde dio muestras de una excelente formación política. que incorpora elementos de la novela gótica inglesa. le reta por insultar a su hermana. pero el se muestra arrogante hasta el final. la visión del propio entierro y la mujer transformada en esqueleto. La obra comienza con doña Elvira como el ideal del amor desde el punto de vista de Espronceda.En 1842. La presentación del héroe se produce bajo la advocación del mítico Don Juan. y muchos artículos y obras dramáticas. aunque el final puede dar lugar a varias lecturas. por su irremediable abandono amoroso y por su locura final. de 1840. por sus ojos lánguidos. Manfred. tanto en temas como en ritmos. de don Félix y de doña Elvira. Es posible que el poema está inspirado por la ruptura con Teresa. el estudiante de Salamanca. se cree por encima de Dios y del diablo. incluido en las Poesías. en los mejores poetas románticos europeos. Don Félix encuentra a una extraña mujer toda tapada a la que sin conocer. Este poema representa la intención de romper con las barreras y los límites impuestos enfrentándose a Dios incluso. Don Diego. hasta el retrato de doña Elvira. En la última parte don Diego muere a manos del estudiante. aparecida en 1834. algunas de sus poesías. como las citadas y otras más. pero no de don Félix. la ronda espectral. y es precursor del Don Juan Tenorio de Zorrilla.

con la estructura asindética o polisindética. Sin embargo.Es un impresionante poema de la noche y de la muerte. Los últimos 300 versos se estructuran en escalas métricas ascendentes y descendentes. Un rasgo característico son las enumeraciones. También podemos encontrar lagunas percepciones táctiles: “áspero”. énfasis. Abunda la yuxtaposición de distintas oraciones. de consonancias y asonancias. oscuro. “como el rayo del sol rosa . El momento culminante de las bodas macabras está narrado en serventesios. “tiernos”. como por ejemplo: La vi. En cambio. “blando”. me amó. El nivel léxico de la obra posee una riqueza poco frecuente en la poesía romántica española. por ejemplo: El corazón de Elvira feliz se abría. “raudo”… Los epítetos tradicionales abundan en las partes más tranquilas del poema: “fragantes flores”. Utiliza comparaciones para visualizar la realidad. “flotante”). entre la realidad y el ensueño. Las enumeraciones de los adjetivos aparecen aisladas o se suman a los sustantivos. para el retrato romántico de Elvira prefiere la octava real (ABABABCC). Se murió. “sonido melancólico del arpa”. Podemos ver contrastes entre la sombra y la luz. “altanero y ruiseñor”. El dinámico recorrido por las calles solitarias salta de la breve serie de hexasílabos al romance octosílabo de acentuación aguda. de forma ordenada o no. de simetrías y alternancias. apasionamiento (“alma fiera insolente”. “suave”. “sol radiante”. Utiliza una veintena de estructuras métricas distintas. En los momentos de más tensión los versos son más cortos lo que da la impresión de que la acción transcurre más deprisa. “fiero ademán”). “fugitiva”. la métrica tiende a adaptarse al movimiento del asunto. Es admirable el paralelismo que ese estable entre la forma y el contenido. Espronceda también usa la aliteración. Muestra una romántica concepción del amor. una especial concepción del mundo. “duro”. Espronceda utiliza una forma subjetiva de adjetivar. lo rodean. se anteponen preferentemente al sustantivo. En definitiva. También compara sentimientos humanos con características del paisaje. fúnebre llanto del amor”). no es culpa mía. “recio”… y los adjetivos cinéticos: “rápido”. “temerosas voces”). dinamismo o tensiones. el alejamiento. tristeza y melancolía (“moribundo corazón”. pero siempre aportan plasticidad. horror (“pavorosos fantasmas”. la “fantástica ilusión”. La semblanza de don Félix está compuesta en octavillas (aabb´-ccb´). Tiene una versificación polimétrica que está íntimamente relacionada con las variaciones del tema. “fatídica figura”. el contraste de sonidos oscuros y fuertes. La adjetivación también tiene gran relevancia en este texto. con alunas formas amétricas que no se ajustan a los esquemas acostumbrados. melancolía y la lóbrega danza fúnebre los versos también son diferentes. Predominan en las visualizaciones plásticas de colores blanco. Según Gonzalo Sobejano se puede establecer una escala ascendente de sentimientos: indeterminación o vaguedad (“vago”. los encabalgamientos suaves o más bruscos… A lo largo del poema juega con la vaguedad. la indeterminación objetiva. unos cambios de métrica y ritmo condicionados por el contenido. negro. “veloz”. En los versos se repiten una seria de armonías e inarmonías. el tiempo en el que transcurre se sitúa entre la medianoche y el amanecer. Los adjetivos se acumulan. creció el juego. Otros momentos como los de euforia. entre la personalización y la fantasmagoría. Las sensaciones del entorno se reflejan constantemente a lo largo del poema. “mullido”. en el tenebroso desfile fúnebre utiliza el dodecasílabo. sombrío.

El relato cobra interés con la aparición de la dama misteriosa y se intensifica en su persecución por las calles solitarias hasta el trasmundo. siniestro. para presentar a los personajes. La cuarta parte. Cuando comencé su lectura apenas entendía algunas palabras. pero según fui avanzando me fui “acostumbrando” al lenguaje y la forma en la que está escrito. El protagonista se expresa en sucesivos monólogos. entre la realidad y el sueño de una perdida felicidad inocente. Hasta el último momento mantiene una postura arrogante. a pesar de que no son novedosos. sobre todo al final.temprana”. cuando presencia su propio entierro. El autor rompe con la cronología lineal. propia dela vieja literatura. Después aparece don Diego de Pastrana. la mayor. no cree que haya algo superior a él. le asaltan ciertas dudas que despeja rápidamente para volver a su carácter impetuoso. hermano de la protagonista en la tercera parte. Sobre un fondo siniestro describe a don Félix. La forma de tratar los temas. como por ejemplo. pero don Félix solo pretende embaucarla. En los 179 primeros versos dela primera parte. Utiliza tópicos como horas de ansiedad “en lecho de espinas”. En los 254 versos de la segunda parte narra el abandono. Otra cosa que considero relevante es la actitud que mantiene el protagonista. el aterrador mundo de ultratumba y la muerte. en la comitiva fúnebre.704 versos en los que se juega con la lírica y con la narrativa. Por un momento. desafiante. Algo que me ha llamado la atención ha sido la variación métrica que existe dependiendo del contenido de esa parte. el poeta describe la noche tenebrosa que envuelve las calles de Salamanca. conquistarla. incluso tentándolos y pidiéndoles cuentas a ellos. Por otra parte me parece interesante la figura de doña Elvira. acaba con la secuencia temporal del relato. posee unos 1000 versos es un cambiante poema de noche. y al final de la obra lo leía con ligereza y casi sin esfuerzo. Espronceda desarrolla una formulación romántica del conflicto entre la felicidad y la desdicha. pero la noche del trasmundo infernal termina con la serenidad luminosa del alba. por ejemplo: la misteriosa visión se ilumina como “leve punto de luciente plata”. Despierta la expectación en el lector que prevé que algo va a ocurrir. la locura y la muerte de doña Elvira. CRÍTICA El estudiante de Salamanca es un poema algo complicado de entender. Parece no tener ningún miedo de nada ni de nadie. a pesar del trabajo que me costó comprender el principio. por ejemplo: la luna es en el horizonte “pura virgen solitaria”. Además existen las metáforas para el paisaje y el comportamiento humano. irrespetuosa ante Dios y el diablo. . Comienza el poema en la hora fantasmal de la media noche. en ocasiones aparecen versos muy cortos que hacen que la acción parezca que ocurre más rápido. que pasa a convertirse en un ideal para el autor. El poeta rompe con la ordenación tradicional. El autor crea un ambiente tenebroso. me parece totalmente diferente a todo lo que había leído hasta ahora. Por otra parte también se metaforiza el mundo de pesadilla de la cuarta parte del poema. Estructura: El poema posee 1.

que lanzó vivo reflejo al pasara frente a la cruz. lóbrego eterno capuz la vistiera. 2012by lclcarmen1 Una calle estrecha y alta. y luego si el viento la agita. siempre oscura y de noche sin más luz que la lámpara que alumbra una imagen de Jesús. Cual suele la luna tras lóbrega nube con franjas de plata bordarla en redor. la calle del Ataúd cual si de negro crespón. eso sí. la sube. Es interesante su lectura pero como ya he dicho es muy difícil comenzar a leerla. disuelta a los aires en blanco vapor: . atraviesa el embozado la espada en la mano aún.Es una obra muy corta pero en la que se reúnen multitud de temas y muchos tipos diferentes de expresarlos. hasta que te introduces en la trama. Comentario de texto romántico: El estudiante de Salamanca de José de Espronceda Publicado en 18 enero.

al más maldicente feroz bandolero el rezo a los labios trajera el temor. La temeridad del personaje y el elemento sobrenatural se funden en esta escena. y. que a veces alumbra la imagen sagrada y a veces se esconde la sombra a aumentar. el fantasma terror infundió. el arma en la mano con fuerza empuñada. que enlazará con la parte cuarta de la obra rompiendo la linealidad de la estructura. Se puede dividir el fragmento en tres partes: . Presentación El fragmento pertenece a la primera parte de El estudiante de Salamanca de José de Espronceda. la lámpara triste ya pronta a expirar. al más temerario corazón de acero recelo inspirara. o la esconden las densas tinieblas cual dulce esperanza. osado a su encuentro despacio avanzó. y acaso en las sombras tal vez desaparece. El vago fantasma que acaso aparece. Es un poema narrativo en el que se refunden elementos de la tradición literaria como la leyenda de don Juan. En esta primera parte se dibuja la fisonomía del protagonista. y acaso se acerca con rápido pie. ya brilla. la noche ya entrada. pusiera pavor. el mundo de ultratumba y la visión de su propio entierro. cual ánima en pena del hombre que fue. mística y aérea dudosa visión. cual vana ilusión. Mas no al embozado. Análisis del contenido El tema del fragmento es la recreación de un ambiente tenebroso en el que un embozado audaz y un fantasma van a encontrarse.Así vaga sombra de luz y de nieblas. en un ambiente sombrío y misterioso. La noche sombría. que aún sangre su espada destila.

b) Cinco serventesios. aumentan la sonoridad de la estrofa. etc. 20-24)”. 27). “cual dulce esperanza. cual vana ilusión. “y acaso en las sombras…(v. y abruptos (versos 4 y 5). lóbrega nube. En este sentido se producen también las simetrías binarias o bimembraciones: “ya brilla. riman en asonante los pares y los impares quedan libres.a) Los doce primeros versos son una descripción de una calle en la oscuridad de la noche que es atravesada por un transeúnte embozado. El texto es una muestra típica de construcción romántica en la que podemos analizar los siguientes elementos: a) Recreación de un ambiente nocturno y tenebroso: “calle del Ataúd. aún. capuz. Se observan también encabalgamientos suaves (entre los versos 15 y 16. noche oscura. luz. Aparecen encabalgamientos frecuentes: suaves (entre los versos 7 y 8 o entre los versos 11 y 12). dejando en suspense el desenlace: “osado a su encuentro despacio avanzó. El fragmento termina en un momento clave de la narración. con la particularidad de que tienen rima aguda (ataúd. 19). como en el caso anterior. Los siguientes versos son dodecasílabos y están estructurados en serventesios con rima consonante ABAB. la calle sombría / la noche ya entrada. Jesús. El ritmo marcado que se consigue con esta polimetría y con la rima aguda se refuerza con la utilización de figuras fónicas como la anáfora que producen una reiteración de elementos y un ritmo musical: “y acaso se acerca… (v.26)”. característica del estilo de Espronceda. que a veces alumbra… y a veces se esconde (v. c) El último serventesio anuncia un próximo encuentro entre las dos figuras. Análisis de la forma A pesar de ser una escena breve. vemos ya el uso de la polimetría característico de la obra: Los doce primeros versos de arte menor están estructurados en forma de romance. densas tinieblas”. entre el 31 y 32) y abruptos (entre los versos 29 y 30 y entre el 33 y 34). o la esconden” (v. . cruz…). descripción de una visión fantasmagórica que se pasea también por esa misma calle. También algunos versos terminan en sílaba aguda que. que aparece y desaparece e inspira temor y recelo.

Cabe destacar también la adjetivación que caracteriza al protagonista: “temerario. El sujeto de esta oración aparece en el verso 9. Es especialmente significativa la adjetivación antepuesta y prolija. siempre oscura.” Los dos primeros serventesios forman parte también de una unidad temática y sintáctica. feroz. El tercer serventesio incluye una oración coordinada adversativa con la anterior que podría resumirse así: “mas el fantasma no infundió terror al embozado”. El primer serventesio incluye el sujeto (“el vago fantasma”). vivo reflejo. aérea visión. Con ello se pretende mostrar una escena dinámica e intensa. el primero forma una proposición subordinada comparativa (“cual suele la luna…”) cuyo segundo elemento se encuentra en el segundo serventesio (“así vaga sombra…”). además de contribuir a generar un ambiente netamente romántico donde la noche y el misterio lo envuelven todo. mística y aérea dudosa visión. la calle del Ataúd. (el embozado lleva) la espada en la mano aún. osado…” típicos del héroe romántico. ánima en pena”. densas tinieblas. El texto presenta desajustes sintácticos. El resultado de ordenar el hipérbaton sería: “El embozado atraviesa una calle estrella y alta. blanco vapor. lóbrego eterno capuz. En cuanto al léxico utilizado. en el segundo se encuentra el predicado (“inspira recelo al más temerario corazón de acero”) y una oración yuxtapuesta (“pusiera pavor”).b) Gusto por lo misterioso. La primera oración corresponde a los doce primeros versos. sino curiosidad. aparecen palabras que provocan fuertes imágenes con gran poder evocador y dinamismo. oraciones largas y complejas con un gran hipérbaton. vana ilusión…” Todos estos adjetivos refuerzan la antítesis oscuridad/ luz que atraviesa todo el fragmento. maldiciente. como suele serlo siempre en Espronceda: “negro crespón. vago fantasma. etc. En los tres últimos serventesios también hay una correlación sintáctica. siempre oscura y de noche sin más luz que la lámpara que alumbra la imagen de Jesús. el caballero embozado que acaba de matar a alguien y que descubre una figura fantasmagórica frente a la que no siente miedo. . cual si un lóbrego eterno capuz la vistiera de negro crespón.) c) Retrato del personaje temerario: don Félix de Montemas. dulce esperanza. que lanzó vivo reflejo al pasar frente a la cruz. lóbrega luna. lo fantasmal y lo etéreo (“mística.

versificación polimétrica y tópicos románticos como: profusión de adjetivos. 20) y antítesis (“oscura / luz. simetrías y yuxtaposiciones. Es un poema lleno de énfasis.Los sustantivos del texto giran también en torno a un campo semántico de luz y sombras: noche (“luna. El texto es. nieblas”). luz (“lámpara. nube. la escena tiene un colorido romántico efectista: la noche y el misterio sobrenatural y fantasmagórico unidos en unos versos llenos de recursos retóricos y cambios narrativos. Por último. aparece/ desaparece”). un espíritu rebelde y temerario que se desprende de la temática y continuos cambios de ritmo. muestra representativa del gusto romántico. fantasma”). . luz/ nieblas. reflejo”). sombras (“tinieblas. hay que señalar la utilización de figuras retóricas que presentan el ambiente tenebroso y oscuro a través de comparaciones (“cual si de negro…” (v. sin duda.3). Conclusión En conclusión. “cual dulce esperanza…” (v.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful