Salta, Abril 2013 - Distribución Gratuita

N° 15

Restricted Area

En épocas en que el desencantamiento es moneda corriente, concretar un proyecto, y más todavía en el campo cultural, es una verdadera satisfacción. En nuestra provincia la cultura sigue en evidente retroceso en los presupuestos estatales. Pero, a pesar de la decadencia, de la crisis, del extravío de valores comunitarios, algunas inteligencias trazan caminos posibles y pretenden contagiar esos lazos fraternales a la gran muchedumbre. Entonces sí, debería decirlo. La dirección de esta revista agradece a todos aquellos que nos han confiado sus textos. Aspiramos con este número a un modesto aporte: poder operar sobre la cultura y transformarla.

El Director

2

Escritos de Domingos

Desembarcando en la mesa vacía me desplomo ante un silencio profundo, marrón.

No busco nada. Sé que no voy a encontrar nada.

aunque lo espero sentada mientras transcurre la efímera tarde de domingo.

"el tiempo es arena en mis manos"

Elizabeth Soto

3

El yaguareté Los hechos sucederán alrededor de las 17.30 del Jueves 25 de enero. El Martes anterior, Juanse estará en casa viendo un documental sobre los grandes felinos del África e inconscientemente pero con certeza pensará en los trámites y demás papeleo que no se hicieran esa mañana, sobre todo le preocupará el expediente C87- 105/25, relativo al cuidado y protección del hábitat natural de los yaguaretés. Nunca podrá precisar porqué pero se siente casi poeta cuando piensa en los yaguaretés, a la manera de Borges cuando hablara de los tigres del Asia o más bien del zoológico de Palermo. Por supuesto, Juanse no escribiría ni escribirá jamás algo que sea remotamente literario, el futuro de sus futuros hijos no se lo permitiría, aun cuando su mayor temor sea convertirse en una cucaracha de oficina; hubiere preferido (aunque ahora no está tan seguro) ser catalogado como un ratón de laboratorio o de Biblioteca…al menos así se sentiría más prestigioso y hasta “boheme” pero de hecho hoy como ayer ocupará la misma posición debajo del interminable organigrama del sector público. Juanse sabrá por su posición no privilegiada pero si importante, que ese expediente es muy delicado porque hace algún tiempo se puso de moda nuevamente el uso de los abrigos de piel y de remeras “animal print originales”, un eufemismo para ocultar la caza ilegal del yaguareté. - ¿ya pasó el expediente 105/25? - No, no todavía no me llego nada - Háceme el favor y averigua en donde está y tráelo porque estamos apurados con ese tema. - Si por supuesto…
Juanse también sabrá para ese entonces que entre los motivos de la inusitada importancia de ese expediente estaría la situación crítica de los últimos ejemplares de yaguaretés que quedan vivos en la zona de las Yungas. En el último relevamiento quedarían tan solo 13 ejemplares vivos. - El Director dijo que pasaría el expediente ayer - Pero no puede ser porque no me llego nada y estuve todo el día pendiente de eso. ¿Te podrías fijar si no está en su escritorio? - En su escritorio no hay nada… a lo mejor te llega mañana - Pero es que lo necesito ahora - No, mira discúlpame yo soy una empleada más y no me arriesgaría a husmear en el escritorio del Director además de que tiene un carácter podrido ¿viste? - Bueno no importa…gracias igual.
4

Sin embargo, Juanse estaría casi seguro que de haber estado allí el expediente 105/25 el Director de Animales Protegidos no lo hubiera o hubiese pasado porque era lo que en la jerga se denominase como un ñoqui (y este Director era particularmente gordo y blanco). Era una situación que le habría sucedido y le sucedería otras tantas veces de no ser por la forma en que se dieron los hechos aquel Miércoles 24 y que desembocaría en las noticias del Jueves 25. A Juanse estas situaciones le divertían un poco porque le recordarían las parodias de “bad cop, good cop” que tanto le gustaba de las películas norteamericanas, a estas alturas valdría la pena recuperar algo del pasado de Juanse pero eso entorpecería el tiempo del relato; diríamos entonces que Juanse en el fondo era un hippie y por eso no podía o mejor dicho no podría soportar que un animal tan hermoso como el yaguareté sucumbiera por culpa de la inoperancia de quienes se sentaban en las sillas de los cargos políticos. Así que ese día, decidirá quedarse hasta tarde para “hacer horas extras”, robar el expediente e intentar salvar a los pobres felinos. Naturalmente el control será poco y deficiente así que Juanse ni siquiera necesitará inventar una excusa para entrar a la oficina del Director. Entrará a la oficina, revolverá algunos papeles y ¡eureka! el expediente estará en la mesa, tal como fuera dejado hace ya casi dos semanas. Juanse se sentirá orgulloso por su acción aunque también tendrá algo de miedo porque sabrá (tiempo después) que no desactivará las cámaras y podría ser acusado de robo de información pública. Sin embargo, su decisión resultará insuficiente porque para ese entonces el último yaguareté estará muerto (aproximadamente entre las 21.00 horas del miércoles 24 y las 08:00 horas del jueves 25). El titular del diario local informará de la extinción del último felino en su edición matutina y la gente (el pueblo o la democracia) armara un gran revuelo para decir que la cosa es importante o le importaba. Aproximadamente a las 17:30 una carta documento llegara a la casa de Juanse: “Se lo acusa de incompetencia y robo de información pública”. Además de que en el cuerpo de la noticia podrá leerse “debido al desempeño de este empleado quien estaba acostumbrado a divagar en horarios de trabajo es posible que el último yaguareté de la zona noroeste se haya extinguido”… Juanse irá preso por 10 años y en ese momento pensará en que ciertas cosas jamás cambian y que debería haber previsto todo esto para el martes 23 de enero. Dario Liendro

5

De gatos y todo eso que es así 1 Un gato duerme bajo mi ombligo Un gato preña mi deseo Un gato huye conmigo Un gato conjura pasados Un gato es mi mejor pronóstico 2 Estoy avergonzada de estas noches de no saber contener a este espíritu disléxico que sigue esperando tu señal He olvidado el camino de las bellezas y me cuesta hilvanar trajes para ser yo misma y no copia malsana de la de ayer Busco en pequeños terremotos orgásmicos alejarme de tu recuerdo lumbre de tu miseria de promesas no dichas 3 Vivo arriba de la ola sorteo uno a uno los embates del almanaque mi suero permanente se llama adrenalina Y me gusta, sí, me gustan los rostros y los besos las historias que conoce mi oído adolescente la vida que se me cruza como gato en el camino Transito y veo luces color terciopelo dejo que la ternura sea brújula dorada para mis días grises

6

4 Tengo agenda llena (sin espacios para el dolor) involucro cada segundo en persecuciones delirantes de flores que habitan en un jarrón Afano saberes y quereres en el día non de la salvación pero la garra maligna atrofia mi incipiente bondad Lloro ante mi débil capa de piel y ganas los años me vuelven básica y primaria soy un ala deseosa de lucir bellos colores 5 Olvidaré el abandono y la devaluación con el aroma canela del autobús y esa vieja canción del periodo especial Sé hablar de los días terribles sin que el pulso se me caiga sin que la sonrisa sea cristal roto La pasión es un túnel donde almaceno las tensas cuerdas del corazón Carmen Saavedra

7

Súper Saya Gym Hacía mucho, mucho tiempo que no había nada decente en la televisión por las tardes, después del laburo. De modo que fui a la Balcarce a leer un libro mientras tomaba un cortado. -Es imposible definir la vida. Podemos apenas caracterizarla-soltó Crepúsculo sin preámbulos y a modo de saludo. Yo, acostumbrado a sus entradas, sabía que era inútil preguntarle a mi palidísimo y flacucho conocido a qué venía eso. Debía dejar que siguiera divagando hasta que llegara, en algún momento, al centro del asunto por sí mismo. Había poquísima gente en el bar. Y casi nadie en las mesas de la vereda donde estábamos porque el verano se batía en retirada ante los primeros vientos fríos cuando bajaba el sol. Crepúsculo se sentó en mi mesa y continuaba su perorata mientras yo perdía toda esperanza de continuar la lectura de mi libro. Así que me resigné y fingía escucharlo pero sólo lo veía gesticular y hacer ademanes exagerados. “Ya no se puede balcarcear en paz sin encontrarse a algún pesado como éste, ¡ah que spleen!” Hasta que, después de un largo rato, retomó el inicio de su soliloquio y susurró como si hubiera descubierto la partícula de dios o el Aleph en el fondo del jarro de cerveza que pidió. -…entonces, la principal característica de la vida es el de ser invasora, expansiva.concluyó Crepúsculo satisfecho con sus argumentos. Todo ese preámbulo, no era sino la excusa para invitarme a ir con él al gimnasio Súper Saya Gym. Claro está, yo no entendía que caso tuvo toda esa introducción para que lo acompañara a un gimnasio. No veía cómo hallar el origen y el propósito de la vida en el universo dentro de un gimnasio. - Meta, te hago la gamba. Mensajeáme y arreglamos horarios para ir.-me escuché decir como si mi la frase hubiera sido dicha por alguien más, acto seguido me sumí en la lectura de mi libro. ………………………………………………………………………………………………………………………. A pesar de llevar apenas tres meses yendo al gimnasio, Crepúsculo saludaba a todo el mundo y, aunque tenía la delgadez para consagrarse “Míster Tanzania”, había logrado imitar a la perfección el andar dificultoso y trabado de los Swarzchennegros del lugar. Un muestrario de Narcisos inflados con esteroides que trababan sus músculos ante los infinitos espejos que multiplicaban esa imagen grotesca, todo combinado con un perenne olor a chivo. Igual, no había nada para ver en la tele, me resigné.

8

Después de compartir sudor en las máquinas (Sí, el sudor se comparte en el gimnasio) fui a las duchas. En los vestuarios hay… ¡Más espejos! Dondequiera que mirara, la infinitud de cuerpos ciclópeos, eso sí, sin vellos, se multiplicaba. El tatuaje más chico que ostentaban aquellos sujetos tenía la suficiente tinta para escribir la Ilíada y la Odisea juntas. Al parecer era el “happy hour” en las duchas y no había ninguna libre. Algunos amenizaban la espera inyectándose cócteles de anabólicos. La neblina que formaba el agua caliente y el tamaño de esa gente me recordaba a esa película “Gorilas en la niebla”. Pero entre la bruma, hacia el fondo del pasillo, alcancé a divisar una ducha vacía. Me encaminé hacia allí escuché a una voz gutural entre el vapor:-La ducha del fondo nadie la ocupa nunca…es medio raro ese lugar. Mi definición de “raro” es muy amplia. ¿Saldría agua fría de a ratos? ¿No tendría espejos para admirarse en ellos lo cual equivaldría a un drama para estos tipos? Las charlas y todo el bullicio habían desaparecido. Todos parecían buscar mi cara en medio del vapor. Me parecía que yo había hecho o dicho algo desubicado, como la profanación de un templo o algo así. Bueno, no interferiré con las costumbres de la tribu y esperé mientras se reiniciaba el caos de charlas y ruidos habituales. Que esos mutantes tuvieran miedo de usar un cubículo para bañarse me causaba risa, pero a lo mejor esas sugestiones eran el efecto secundario de mezclar testosterona inyectable con bebidas energizantes. Los días pasaron con su ración de duchas llenas, mientras la del fondo permanecía siempre sin ocupante, me parecía un sin sentido. Hasta que un día, me desocupé tarde, me desencontré con Crepúsculo que había ido a la hora de siempre y, a poco de cerrar el gimnasio, hice la rutina a las apuradas y fui a ducharme justo cuando el último mutante terminaba de vestirse y salió dejándome solo en el vestuario. He allí mi oportunidad. Me envolví en la toalla y me dirigí hacia la famosa ducha del fondo. La verdad, al correr la cortina, sólo halle un matiz de color grisáceo sobre las baldosas. Me metí y dejé correr el agua mientras mezclaba el agua caliente con la fría hasta obtener la temperatura justa. Allí estaba yo y, de puro contento empecé a tararear y taradear una de esas melodías pegajosamente relajantes que suenan en los canales de audio de cualquier telo. ………………………………………………………………………………………………………………………. Ahora, viendo todo en retrospectiva, me enojo conmigo mismo por no haber entrado a las duchas con ojotas. Es algo básico en cuanto a higiene. Pero el mínimo contacto con el suelo o las paredes, con el jabón que cae o la toalla que rozara alguna superficie…ya no importa.

9

La picazón persistente en los pies no me llamó demasiado la atención al principio. Pero en cuanto no podía ni siquiera dormir a causa del ardor en los pies, recurrí a todo funguicida y antimicótico de las farmacias. El tono grisáceo se extendió de las plantas de mis pies hasta avanzar entre los dedos de los pies. No se detuvo allí y prosiguió por los tobillos. Recién entonces acudí al dermatólogo. Debí suponer que algo andaba mal cuando contingentes de especialistas desfilaban ante mi cuerpo cada vez más grisáceo, y ese tono avanzaba ya hasta mi cuello cuando por fin tuve alguna certeza por parte de los médicos. -Nunca habíamos visto un caso de micosis tan aguda y que no responda a ningún tratamiento. Los raspajes que le hicimos a su piel nos informan que se trata de una cepa desconocida hasta el momento. Su agresividad se debe a una mutación producida seguramente por la combinación de esteroides diversos a lo largo del tiempo. Debemos ponerlo en cuarentena y proceder a la clausura y desinfección del lugar probable del contagio. …………………………………………....………………………………………………………………………… La cuarentena lleva ya dos años y me muevo en un espacio reducido con una plancha metálica como todo mobiliario y una bata como vestimenta. Todos los utensilios que empleo para comer son incinerados apenas los desocupo al igual que la bata apenas me la cambio. Mi cuerpo es una masa gris. Me pica todo el cuerpo siempre. Me vigilan mediante una cámara. Sé que el hongo gris ha entrado hasta el interior de mi cuerpo, lo invade todo. Apenas me preocupa el fin, deseo que todo termine de una vez. Soy el Pac man sin las tres vidas ni la esperanza de agarrar los círculos del bonus para destruir a los fantasmitas que quieren devorarme. Por lo menos no hay espejos que me permitan ver el progreso de mi enemigo. Hay que reconocerle su tenacidad. Al final Crepúsculo tenía razón. La vida es invasora y gracias a ello se expandió y sobrevivió durante millones de años. En fin, me consuela el hecho de que yo también seguiré existiendo en el nombre que le pusieron a esta primordial forma de vida. Rafael Caro

10

Muchos insectos (en mi cabeza)

Desenlaces fatales mensuales Re-virginizaciones fallidas Mascotas mutiladas Muñecos semaforizados antibioticados Y Un Museo incompetente que no deja de vomitar mis nombres.

Fabián Mamani

11

Las brujas "Dicen las brujas que habitan el bosque Astharot de la ciudad de las sombras, que la noche del 15 de Febrero es la más peligrosa, para los enamorados ya que dejaron huellas de su amor demostrado el 14 de Febrero y eso es como sangre fresca para las brujas del amor, las que rompen las leyes de los guías del amor. Esa noche antes de que den las doce campanadas de la media noche, obtienen todo los sentimientos que fluyeron con intensidad el 14 y los encierran en pequeños recipientes. La noche del 15 vierten todo lo que han ido juntando en un gran caldero y sí, pueden obtener la tan ansiada poción de amor que verdaderamente funciona, aquella que provoca realmente amor.

¿Pero a costa de qué estarás amando si la bebes?, será solo una conjunción de sentimientos, es decir de quien te enamores, lo amarás pero con sentimientos no propios, tendrás dentro de ti muchos amores que debieron morir, para que tú lo sientas. Los guías del amor tienden a matar a las personas que tienen este amor, por beber la pócima. A las brujas es complicado cazarlas, son escurridizas y unas maestras del disfraz, inimitables. Cuidado dulces parejitas, tengan cuidado que las brujas tomarán su amor en el crepúsculo y si de pronto despiertas sin sentir nada o rompes repentinamente, quizás alguna bruja se llevó todo lo que sentías. "

La Dama del Viento

12

La soledad del calendario

Mis santos sanos Son músicos despiadados Que llegan a casa con bata de baño Vacían los cajones Y lloran cuando acaban.

Almendras y manicomios

Nadie te dice que las almendras Son secas Y que al nacer parecen duraznos Nadie te dice que Los manicomios tienen un olor A masoquismo Hay que salir y experimentar Todo aquello que no te dicen Para que la sorpresa sea Tu revolución humana.

Cecilia Toconás

13

¡Seguí el capítulo…! Esta es una invitación para proseguir este capítulo inicial. Podés enviar tus textos al mail de esta revista sobre cómo seguiría esta escritura colaborativa del modo que se te ocurra, sin restricción alguna. Puede derivar de la ciencia ficción hacia cualquier otro género, según te parezca. La idea surgió de una charla delirante con un compañero de la facu. Retomábamos la idea de Ray Bradbury en “El ruido de un trueno” y que después plagió “Terminator” y un capítulo de Los Simpson. Conjeturábamos sobre cual personaje de la Historia mataríamos y qué cambios se producirían en el presente. La idea era asesinar a Karl Marx antes de que escribiera su célebre manifiesto. Gracias de antemano a todas las colaboraciones. Aquí va: “El último bolchevique” Capítulo I El pequeño grupo de ingenieros y físicos discutían acaloradamente entre sí en el desvencijado tinglado. El invierno patagónico se hacía sentir a través de las chapas de metal. -¡Hace más frío adentro que allá afuera! La calefacción nunca funciona cuando más se necesita-exhaló en una nube de vapor el físico Martínez. -¡Y eso qué carajo importa! Tenemos un problema mucho más grave ahora-bramó, el doctor Musso, jefe de investigación. -Pero no es toda culpa nuestra. Nos recortan cada vez más el presupuesto para investigar. Además, nuestra costumbre de “lo atamo’ con alambre” no contribuye para nada en un experimento de esta magnitud.-retrucó Corbalán, un magister en física cuántica, especialista en curvas temporales. Todos callaron. Sabían que no era el momento de buscar responsables sino de hallar soluciones. Hacía tres días habían logrado enviar a un voluntario a través de una fisura temporal que sólo duró un par de segundos. Lo suficiente para enviar a un joven cabo, más ansioso de gloria que capacidad. La hazaña hizo colapsar todos los sistemas que hacían girar al cilindro “Tipler”, como su inventor. Esa línea de investigación había sido abandonada hacía décadas pero el persistente grupo argentino la retomó y, gracias a la obstinación de su líder pudieron avanzar más allá de lo imaginable en lo que parecía ser un callejón sin salida. Setenta y dos horas después, habían conseguido restablecer la energía en el tinglado en medio de la nada. Los ojos inyectados en sangre revelaban las noches realizando todo tipo de cálculos en papeles y pizarras a la luz de linternas y velas. Algunos sistemas habían comenzado a funcionar pero de manera intermitente y mucha información de las computadoras se había perdido para siempre.
14

-Debimos enviar a un mono tití como les sugerí. Su peso de apenas 500 gramos, nos habría ahorrado una cantidad colosal de energía.-se despabiló Martínez. -¿Y quién habría calculado los algoritmos precisos para regresar?-silabeó Musso. -Daría lo mismo. El Cabo Di Arcangelo no era precisamente un genio en álgebra avanzada ni en entropía…quién sabe en qué fragmento temporal se hallará atrapado ahora. Tal vez haya regresado a un pasado en el cual no existiera nuestra atmósfera aún; o incluso a un futuro tan distante que llegara a presenciar el estallido de nuestro sol…o acaso…-Torres nunca llegó a terminar la frase. -¡Lo tengo! La línea temporal se interrumpió en Bruselas exactamente el 12 de agosto de 1847.-dijo un hombrecito joven pero casi calvo. Las seis eminencias, que hubieran sido reconocidos como tales y beneficiados con todos los recursos necesarios en otro país pero les eran negados en su patria, tuvieron la esperanza de salvar la vida al joven militar (y a sus sabios traseros también), corrieron hasta la luz de la pantalla. Continuará… (Por ustedes)

15

Las imagenes de tapa y contratapa pertenecen a Marzena Ablewska-Lech

Contacto: Mail: sonambula@hotmail.com.ar Blog: saltasonambula.blogspot.com.ar Facebook: Grupo Sonámbula

Declarada de Interés Cultural Resolución N° 242 - Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful