P. 1
Que Es Opinar

Que Es Opinar

|Views: 11|Likes:
Publicado porIvan Salazar Toledo

More info:

Published by: Ivan Salazar Toledo on Apr 24, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/20/2014

pdf

text

original

¿Qué es opinar?

Qué
difícil es opinar! Tanto más, cuanto que las innumerables cuestiones que nos asaltan cotidianamente, pidiéndonos opinión, se nos presentan en forma tan suscita, o incompleta, o sesgadas, o incluso manipuladas... Añádase que, para opinar, debemos tener previamente una escala de valores inequívoca, una competencia técnica o científica, según los casos, y por supuesto, un margen de tiempo que nos permita la reflexión. Si consideramos, por otra parte, que nuestros estados de ánimo, que siempre influyen, son mudables como el viento, y que también hay que tener en cuenta las desviaciones inducidas por nuestros intereses, personales o colectivos, confesados o inconfesables, por no hablar de las dudas que sin duda impone nuestra misma percepción de la realidad, siempre luchando entre don Quijote y Sancho, entre gigantes y molinos, la verdad es que el acto de opinar, de opinar con justicia, con una mínima posibilidad de acierto, de acercamiento a la verdad, parece imposible, o cuando menos altamente indeseable. Y sin embargo, opinamos. Opinamos sobre todo, de lo divino y de lo humano, y algunos se hacen incluso, o nos hacemos, profesionales de la opinión, y se reparten mandobles, insultos, loas, sin más ton ni más son que el de saciar la supuesta voracidad de un público que, a falta de poder opinar por sí mismo, buscaría espejos donde reconocerse o donde desmentirse. Y así, vemos a tal o cual individuo emitir sus veredictos, con idéntico aplomo, sobre cuestiones tan dispares como pueden ser los cultivos transgénicos, la violencia doméstica, los penaltis del fin de semana o la recesión rampante, sin olvidar el Trasvase del Ebro, el Hundimiento del Prestige, la inmigración, las dietas para adelgazamiento o los últimos misterios de la egiptología. En resumidas cuentas: si opinar es difícil, abstenerse debe de serlo todavía más. Al fin y al cabo, decir «lo que se piensa», «echar un cuarto a espadas», constituye un extraño, casi morboso placer, una tentación a la que es casi imposible sustraerse, amén de un deber que la sociedad exige no ya a los pensadores y especialistas, sino a cualquiera que pase por ahí, y esté a tiro de una cámara o un micrófono. Somos una sociedad de opinantes, y el resultado es un croar incesante de dictámenes, donde uno no sabe si bajar la cabeza o ponerse a gritar más alto que nadie. ¿Es esto bueno o malo, patológico o saludable? Si quieren que les diga la verdad, me asaltan argumentos en todos los sentidos. Lo siento, no puedo contestar. No tengo, todavía, opinión formada al respecto.

RESUMEN

Que yo sepa, OPINAR, es comentar libremente todo lo que piensas, teniendo en cuenta que no es imponer un criterio. Tu opinión refleja tu postura sobre algún tema y de manera implícita también revela tu forma de pensar y por que no decir, también revela tu forma de vivir y ser.

¿Estas de acuerdo conmigo? ¿Tu que opinas? . son identificadores de cómo soy yo.Por eso creo que cuando alguien me pide mi opinión debo ser muy cuidadosa en dárselo porque no solo son palabras.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->