UN MARCO DE REFERENCIA PSICOLÓGICO PARA LA EDUCACIÓN ESCOLAR; LA CONCEPCIÓN CONSTRUCTIVISTA DEL APRENDIZAJE Y DE LA ENSEÑANZA.

El volumen de las aportaciones que ofrece actualmente la psicología de la educación a la teoría y la practica educativa es ciertamente considerable y concierne en mayor o menor grado. La manera como se plantean actualmente estas y otras cuestiones es hasta cierto punto tributaria de las aportaciones realizadas desde la psicología de la educación siendo relativamente fácil rastrearse influencia no solo en las diversas alternativas que sobre cada una de ellas se proponen si no también en las propuestas pedagógicas concretas a las que han dado lugar. La toma de conciencia de el análisis psicológico por si solo es incapaz de dar cuenta de la enorme complejidad de los fenómenos educativos, junto con el abandono productivo del reduccionismo psicológico que a caracterizado durante mucho tiempo a la psicología de la educación han generado una mayor sensibilidad a las características propias de las situaciones educativas y de los procesos de cambio que provocan en los alumnos. Sin embargo, el relativo optimismo que traducen los comentarios procedentes debe ser matizado por la evidencia de que todavía no disponemos. En otras palabras, no poseemos una teoría, en el sentido escrito del término, que permita dar cuenta de los procesos de desarrollo y del papel que juegan en los mismos los diferentes tipos de prácticas educativas. El principio más ampliamente compartido es, sin duda, el que se refiere a la importancia de la actividad constructiva del alumno en la realización de los aprendizajes escolares, por otra parte, al integrar un esquema coherente aportaciones relativas a diversos a aspectos de la situación de enseñanza y aprendizaje, ponen al alcance de los profesores y otros profesionales de la educación un conjunto de conocimientos psicoeducativos cuya accesibilidad les seria de otro modo ciertamente difícil. Comenzaremos pues, en un apartado, con unas reflexiones generales sobre la naturaleza social de la educación escolar y su función socializadora, lo que nos llevara a pronunciarnos sobre el controvertido tema de las relaciones entre desarrollo y aprendizaje. LA EDUCACIÓN ESCOLAR COMO PRÁCTICA SOCIAL Y SOCIALIZADORA. Afirman que la educación escolar al igual que otros tipos de actividades educativas presentes en nuestra sociedad por ejemplo la educación familiar, la educación que ejercen los medios de comunicación, etc. El conflicto aparecerá en cambio si añadimos a lo anterior que la educación escolar cumple esta función facilitado a los alumnos el acceso a los saberes y formas culturales del grupo social al que pertenecen; es decir, promoviendo la realización de aprendizajes específicos, la educación escolar en que hemos incurrido los psicólogos durante mucho tiempo, tiene probablemente múltiples causas entre las que nos limitaremos a mencionar dos: En primer lugar la toma de conciencia de que en tanto que instrumento de enculturación de transmisión de la cultura a las nuevas generaciones. En segundo lugar, el rechazo creciente de una concepción del alumno como mero receptor de unos saberes culturales y el rechazo asociado de una concepción del

LA CONSTRUCCIÓN DEL CONOCIMIENTO EN LA ESCUELA. en primer lugar el alumno es el responsable último de su propio proceso de aprendizaje. construir una representación o un modelo mental. en el sentido de que el alumno selecciona y organiza las informaciones que le llegan por diferentes canales. cultura y educación. atribuirle un significado. aprendizaje. El alumno no es solo activo cuando manipula. la concepción constructiva del aprendizaje y de la enseñanza se organiza en torno a tres ideas fundamentales. el profesor entre otros. nadie. La enseñanza esta totalmente mediatizada por la actividad mental constructiva del alumno. Los grupos humanos promueven el desarrollo de los miembros más jóvenes haciéndolos participar en diferentes tipos de actividades educativas y facilitándoles. De este modo. la actividad mental constructiva del alumno se aplica a contenidos que poseen ya un grado considerable de elaboración. el hecho de que la actividad constructiva del alumno se aplique a unos contenidos de aprendizaje preexistentes que ya están en buenas partes construidos y aceptados como saberes culturales antes de iniciar el proceso educativo. a trabes de esta participación el acceso a la experiencia colectiva culturalmente organizada. En estricta continuidad con esta manera de entender las relaciones entre desarrollo. un punto en concreto merece a nuestro juicio una llamada de atención. La construcción del conocimiento en la escuela supone así un verdadero proceso de elaboración. descubre o inventa. La importancia del conocimiento en la realización de nuevos aprendizajes en un principio ampliamente aceptado en la actualidad. estableciendo relaciones entre las mismas. El conocimiento educativo es en gran medida un conocimiento preexistente a su enseñanza y aprendizaje en la escuela. La distinción entre aprendizaje significativo y aprendizaje repetitivo remite a la existencia o no existencia de un vinculo entre el material a aprender y los conocimientos previos. Aprender un contenido implica desde el punto de vista de la psicología cognitiva actual. cuando se cuestionan los planteamientos pedagógicos más tradicionales y conservadores. Sin embargo. condiciona el papel que esta llamado a desempeñar el profesor. ni siquiera el profesor puede hacer en su lugar. ambos factores han tenido también indirectamente otras repercusiones claras sobre el tema que nos ocupa. es decir. que son el resultado de un cierto proceso de construcción a nivel social. En tercer lugar. Se trata de las condiciones necesarias para que el alumno pueda . La alternativa a la pedagogía tradicional se concreta entonces en una serie de propuestas de corte constructivista y cognitiva.desarrollo entendido como pura acumulación de aprendizajes específicos. si no también cuando lee o escucha las explicaciones del profesor. explora. se establece así una frontera neta entre los procesos de desarrollo. En segundo lugar. La importancia prestada a la actividad del alumno no debe interpretarse tanto en el sentido de un acto de descubrimiento o de invención como en el sentido de que es el quien aprende y si el no lo ase. LOS PROCESOS DE CONSTRUCCION DEL CONOCIMIENTO.

que impregnan en su totalidad los esquemas de conocimiento del alumno y condicionan sin duda su actualización en las situaciones de enseñanza y aprendizaje. debe estar motivado para relacionar el nuevo material de aprendizaje con lo que ya sabe.llevar a cabo aprendizajes significativos. En primer lugar proporcionar al alumno un puente entre la información disponible. Y en quinto lugar puede aparecer tanto de forma explícita como implícita en las interacciones habituales entre los adultos y los niños en diferentes conceptos. . En cuanto a la insistencia sobre el aprendizaje de procesos o estrategias la adopción de una perspectiva constructivista aconseja matizar su habitual contraposición al aprendizaje de otros tipos de contenidos. En cuarto lugar hacen intervenir activamente al profesor y al alumno. Como puede comprobarse estas condiciones hacer intervenir elementos que corresponden no solo a los alumnos. por no decir exclusiva. LOS MECANISMOS DE LA INFLUENCIA EDUCATIVA. en otras palabras la adquisición de procesos y estrategias que subraya el objetivo de aprender a aprender no puede contraponerse a la adquisición de otros contenidos (hechos. El aprendizaje del alumno va ha ser más o menos significativo en fusión de las interrelaciones que se establezcan entre estos tres elementos y de lo que aporta cada uno de ellos (el alumno. Cinco principios generales caracterizan las situaciones de enseñanza y aprendizaje en las que se da un proceso de participación guiada. En segundo lugar el alumno debe tener una disposición favorable para aprender significativamente es decir. tanto desde el punto de vista de su estructura interna. y la influencia educativa eficaz en términos de un ajuste constante y sostenido de esta ayuda a las vicisitudes del proceso de construcción que lleva acabo el alumno. una interpretación radicalmente constructivista de la enseñanza y del aprendizaje no puede ignorar estas aportaciones . implicar un traspaso progresivo del control que pasa de ser ejercido casi exclusivamente por el profesor a ser asumido en su práctica totalidad por el alumno. En tercer lugar. de la concepción constructivista en los aspectos estrictamente cognoscitivos de la construcción del conocimiento en la escuela. sino también al contenido del aprendizaje. el contenido y el profesor) al proceso de aprendizaje. De lo dicho hasta aquí podría tal vez inferirse una centración prioritaria. Las consideraciones precedentes sobre la construcción del conocimiento en la escuela conducen a entender la influencia educativa en términos de ayuda prestada a la actividad constructiva del alumno. Para que el aprendizaje sea significativo debe cumplirse dos condiciones: en primer lugar el contenido debe ser potencialmente significativo. En segundo lugar ofrece una estructura de conjunto para el desarrollo de la actividad o la realización de la tarea. Cuando el nivel de conocimiento previo pertinente es elevado el hecho de utilizar uno u otro tipo de tratamiento educativo apenas tiene repercusiones sobre los resultados del aprendizaje. conceptos o valores).

Otros muchos problemas siguen pendientes de una explicación satisfactoria. G . cifrábamos en dos puntos el interés que encierran los intentos de elaborar un esquema explicativo global de los procesos de cambio educativo en la escuela entorno a la concepción constructivista del aprendizaje y de la enseñanza. Queremos por ello terminar este capítulo señalando que a nuestro juicio la concepción constructiva del aprendizaje escolar y de la enseñanza alcanza su máximo interés cuando se utiliza como herramienta de reflexión y análisis cuando se convierte en instrumento de indagación teórica y práctica.LA CONCEPCIÓN COSTRUCTIVISTA Y LA AGENDA DE TRABAJO DE LA PSICOLOGIA DE LA EDUCACIÓN. Universidad Pedagógica de Durango LE 94 E. En los comentarios introductorios este capítulo. R.