Está en la página 1de 2

Patria, por Ricardo Mir

Oh patria tan pequea, tendida sobre un istmo donde es ms claro el cielo y es ms vibrante el sol, (1) en m resuena toda tu msica, lo mismo que el mar en la pequea celda del caracol!

Revuelvo la mirada y a veces siento espanto cuando no veo el camino que a ti me ha de tornar... Quiz nunca supiese que te quera tanto, si el Hado no dispone que atravesara el mar!...

La patria es el recuerdo... Pedazos de la vida envueltos en jirones de amor o de dolor; la palma rumorosa, la msica sabida, el huerto ya sin flores, sin hojas, sin verdor.

La patria son los viejos senderos retorcidos que el pie, desde la infancia, sin tregua recorri, en donde son los rboles antiguos conocidos que al alma le conversan de un tiempo que pas. (2)

En vez de estas soberbias torres con urea flecha, en donde un sol cansado se viene a desmayar, dejadme el viejo tronco donde escrib una fecha, donde he robado un beso, donde aprend a soar.

Oh mis vetustas torres, queridas y lejanas, yo siento las nostalgias de vuestro repicar! He visto muchas torres, o muchas campanas, pero ninguna supo, torres mas lejanas!, cantar como vosotras, cantar y sollozar.

La patria es el recuerdo... Pedazos de la vida envueltos en jirones de amor o de dolor; la palma rumorosa, la msica sabida,

el huerto ya sin flores, sin hojas, sin verdor.

Oh patria tan pequea que cabes toda entera debajo de la sombra de nuestro pabelln: quizs fuiste tan chica para que yo pudiera llevarte por doquiera dentro del corazn! (3)

Barcelona, 1909 Publicado en la Revista Nuevos Ritos, N 50, 1 de septiembre de 1909. Versin original aparecida en 1909 (1) Donde es el mar ms verde y es ms vibrante el Sol, (2) que al paso nos conversan de un tiempo que pas. (3) llevarte toda entera dentro del corazn! La versin que aqu publicamos incluye las correcciones introducidas en 1915.

También podría gustarte